__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

MEMORIAS DE UNA DÉCADA DE INJUSTA PRISIÓN

Agustín Acosta Arístides Vera Basiliano Cardozo Gustavo Lezcano Roque Rodríguez Simeón Bordón


Campaña por la Libertad a los 6 DESDE NUESTRO RINCÓN DE LUCHA MEMORIAS DE UNA DÉCADA DE INJUSTA PRISIÓN Agustín Acosta, Arístides Vera, Basiliano Cardozo, Gustavo Lezcano, Roque Rodríguez, Simeón Bordón

Equipo editorial Maria Cecilia Rodrigues / Argentina Editora. Comunicadora y militante de derechos humanos. Fatima Aguilar Editora. Comunicadora feminista. Conamuri Noelia Cuenca Editora. Comunicadora. Militante del PCP Fotografías Santi Carneri Diseño Juan Heilbron Creación colectiva. Primera edición, marzo 2017 Asunción, Paraguay


DESDE NUESTRO RINCÓN DE LUCHA MEMORIAS DE UNA DÉCADA DE INJUSTA PRISIÓN

Agustín Acosta Arístides Vera Basiliano Cardozo Gustavo Lezcano Roque Rodríguez Simeón Bordón


Memorias de una década de injusta prisión

índice 11 Presentación 13 Libertad a los educadores populares presos en tacumbú. Claudia Korol 17 ¡Grita y no calles! Francisco de Paula Oliva, s.j. En Argentina 22 Carta de los Seis a un año de prisión. Buenos Aires, 11 de mayo del 2007 24 Convocatoria a marcha. Buenos aires, 24 de julio de 2006 27 Carta de los Seis. Penal de devoto, 12 septiembre de 2006 30 Comunicado de prensa. Buenos aires, 13 de diciembre de 2006 32 Carta al juez Ariel Lijo. Dr. Martín Almada 34 Luchadores Paraguayos encarcelados en Argentina. Rina Bertaccini 36 Comunicado de los Seis. Buenos Aires, 27 de mayo de 2007 38 Campesino desaparece en manos de la policía en Vaquería, Caaguazú. Movimiento agrario y popular 39 Sin freno en Paraguay, la ola de plagios y asesinatos de campesinos. Por Stella Calloni 42 Carta a Néstor Kirchner. Buenos aAires, 6 de agosto 2007 46 Carta de los Seis a los trabajadores del hotel Bauen. Buenos Aires, 23 de agosto de 2007 47 Chokokue. Por Osvaldo Bayer 50 Comunicado de los Seis. Marcos Paz, Buenos Aires, 10 de noviembre de 2007 52 Comunicado de los Seis. Marcos Paz, 10 de diciembre de 2007 54 Comunicado de los Seis. Buenos aires, 24 de diciembre de 2007 55 Convocatoria a conferencia de prensa. Buenos aires 13 de marzo de 2008 57 Carta de los Seis. Buenos Aires, 18 de marzo de 2008 61 Carta de los Seis al colectivo Amauta. Buenos Aires, 30 de marzo de 2008 63 Comunicado de los Seis. 13 De abril del 2008 65 Carta a los Seis del colectivo Amauta. 18 De abril del 2008

5


6

Desde nuestro rincón de lucha

67 Carta de los Seis. Buenos Aires, 18 de abril de 2008 69 Comunicado de los Seis. Inicio de huelga de hambre. 15 De agosto del 2008 70 Crónica de la marcha al Ministerio del Interior. 29 De agosto del 2008 72 Comunicado de los Seis. Buenos Aires, 4 de septiembre de 2008 74 Convocatoria a marcha miércoles, 10 de septiembre de 2008 75 Comunicado de los Seis. Buenos aires, 16 de septiembre del 2008 77 Convocatoria acampe por la libertad. Domingo, 21 de septiembre de 2008 79 Convocatoria concentracion por la libertad. Buenos aires, 29 de septiembre de 2008 80 Comunicado de los Seis. 2 octubre de 2008 81 Comunicado de los Seis cárcel de Marcos Paz. Argentina, 10 de octubre del 2008 83 Crónica de la jornada de cortes de ruta por la libertad de los 6 Paraguayos en huelga de hambre. 14 de octubre de 2008 84 Nota a ministros de la Corte. 14 de octubre de 2008 85 Mientras fusilan a Fuentealba, asesinan a cuchillazos a Lázaro Duarte y reprimen las luchas del pueblo. 19 de octubre de 2008 86 Convocatoria. 21 de octubre de 2008 87 Pronunciamiento de la Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos. 22 de octubre de 2008 88 No hay democracia ni derechos humanos con presos políticos. Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos. 22 de octubre de 2008 89 Consagrando la injusticia. Olivier Reboursin. 23 de octubre de 2008 91 Carta de los Seis. Buenos Aires, 3 noviembre de 2008 92 Carta de los Seis. Buenos Aires, 28 de noviembre de 2008 93 Carta de despedida de la Agencia Walsh. 2 de diciembre del 2008 95 Carta de despedida de los compañeros de pabellón


Memorias de una década de injusta prisión

en Paraguay 98 Carta del premio Nobel de la Paz Adolfo Peréz Esquivel al juez Amarilla 99 Comunicado de los Seis ante el inicio la realizacion de la Audiencia Preliminar. Asunción, 15 de octubre de 2009 100 Crónica de la última jornada de audiencia preliminar. 17 De septiembre de 2009 102 Carta de los Seis. Asunción, 1 de junio del 2010 103 Carta de los Seis. Asunción, 2 de agosto de 2010 104 Comunicado de los Seis. Asunción 6 de septiembre de 2010 106 Carta de los Seis. Asunción, 02 de diciembre de 2010 107 Carta de los Seis. Asunción, 1 de marzo de 2011 108 Carta de los Seis. Asunción, 16 de septiembre de 2011 109 Comienzo del juicio a los 6 campesinos paraguayos. Asociación Gremial de Abogados de la República Argentina. 2 de marzo del 2012. 111 Carta de los Seis. Asunción, 2 marzo de 2012 112 Denuncia de irregularidades insalvables en el juicio oral a los Seis dirigentes campesinos. 12 de marzo de 2012 115 Comunicado de los Seis. Asunción, 6 de marzo 2012 116 Comunicado de los Seis. Asunción 9 de marzo de 2012 117 Paraguayos. Por Osvaldo Bayer 120 Llamado a una acción internacional por la seguridad y la justicia para los Seis dirigentes campesinos en juicio en el Paraguay. 25 de junio de 2012 122 Pronunciamiento ante la condena. Asunción, 11 de julio de 2012 123 Carta de los Seis a la Comisión por las Libertades Políticas de Rosario Asunción, 19 de agosto de 2012. 125 Carta de los Seis. Asunción, 9 de septiembre de 2012 126 Carta de Navidad. Asunción, 24 de diciembre de 2012 127 Carta de los Seis. Asunción, 1 de abril del 2013 128 Carta de los Seis. Asunción, 22 de junio de 2013 129 Pronunciamiento caso Curuguaty. Asunción, 19 de octubre de 2013 130 Carta de los Seis 90 días de cartismo. Asunción, 5 de noviembre de 2013 131 Sólo la solidaridad nos hará libres. Néstor Kohan 141 Carta a los Seis. José Schulman

7


8

Desde nuestro rincón de lucha

143 144 145 146 147 148 149 150 151 152 156 157 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 173

Carta de los Seis. 10 de diciembre de 2013 Carta de los Seis. Asunción, 24 de diciembre de 2013 Carta de los Seis. Asunción 11 de enero de 2014 Carta de los Seis a Fernando Esteche y Raúl Lescano. Asunción, 15 de enero de 2014 Carta a los Seis de Raúl Lescano. Quilmes, enero de 2014 Carta de los Seis. Asunción, 18 de febrero de 2014 Carta de los Seis. Asunción, 6 de marzo de 2014 Carta de los Seis. Asunción, 17 de abril de 2014 Carta de los Seis. Asunción, 10 de mayo del 2014 Informe de Codehupy. Violaciones cometidas en el proceso penal contra los Seis campesinos extraditados de Argentina en el caso Cecilia Cubas. 11 de julio del 2014 La Cámara de Apelaciones confirmó la sentencia en el caso de los Seis dirigentes extraditados desde la Argentina en 2008. Cecilia Rodrigues. 26 de julio de 2014 Carta de los Seis al Papa Francisco. Asunción, octubre de 2014 Tiene razón pero marche preso. Cecilia Rodrigues. 2 de octubre de 2014 Pronunciamiento. Asunción, 13 de noviembre de 2014 Carta de los Seis. Asunción, 30 de noviembre del 2014 Carta de los Seis. Asunción, 7 de diciembre de 2014 Carta de los Seis. Asunción, 17 de abril de 2015 Fragmento de la entrevista a Arístides Vera, “Nueve años de prisión preventiva”. Tacumbú, 2 de mayo de 2015 Carta de los Seis al Movimiento Continental Bolivariano. Asunción, 8 de octubre 2015 Carta de los Seis a las compañeras de Conamuri. Asunción, 14 de octubre de 2015 Carta a los Seis del Movimiento Continental Bolivariano. 24 de octubre de 2015 Carta de los Seis al Partido Comunista Paraguayo. Asunción, 19 de febrero de 2016 Se presentó la petición de medidas cautelares ante la cidh. 28 de abril de 2016 El caso de los Seis como precedente del montaje judicial en el caso Curuguaty. Cecilia Rodrigues. 14 de junio de 2016 Diez años de prisión. Fragmento de entrevista realizada a Agustín Acosta. Cecilia Rodrigues y Perla Álvarez


Memorias de una década de injusta prisión

177 182 184 189 191 192 194

Entrevista a Arístides Vera. Perla Álvarez Carta a los Seis. Fabricio Arnella Carta de los Seis. Asunción, 03 de mayo de 2016 La escuela de Soledad. La clase de libertad. Claudia Korol Carta a los Seis. Gregorio Gómez Centurión Carta a Seis. Najeeb Amado Carta abierta de los Seis. Asunción, 6 de enero de 2017 Los Seis presos políticos

199 203 207 211 215 221

Simeón Bordón Gustavo Lezcano Roque Rodríguez Arístides Vera Agustín Acosta Basiliano Cardozo

9


Memorias de una década de injusta prisión

PRESENTACIÓN Agustín Acosta, Simeón Bordón, Basiliano Cardozo, Gustavo Lezcano, Roque Rodríguez y Arístides Luciano Vera, dirigentes campesinos, son algunos de los condenados en la causa por el secuestro y muerte de Cecilia Cubas Gusinky. Todos ellos a excepción de Roque Rodríguez pertenecían al Partido Patria Libre, organización a la que la Fiscalía Antisecuestro atribuyó el crimen de Cecilia Cubas. La acusación en su contra se basa solamente en el testimonio, sumamente controvertido y contradictorio, de un informante policial. En noviembre de 2005 la fiscalía solicitó que sean acusados de “Secuestro, homicidio doloso y asociación criminal”, pedido que fue convalidado por el Tribunal de Apelación a pesar de que la fiscalía no había agregado elementos que lo justificaran. Ante esta decisión judicial, enmarcada en una abierta campaña de demonización y persecución política al Partido Patria Libre, declarada inclusive por el entonces presidente de la República Nicanor Duarte Frutos, los seis campesinos solicitaron refugio político en la Argentina. Una vez allí y en plena gestión de refugio, en mayo de 2006 fueron detenidos en virtud a una orden de detención internacional solicitada por las autoridades judiciales del Paraguay. Dos años y 7 meses después fueron extraditados al Paraguay, donde permanecen detenidos desde entonces en el Penal de Tacumbú. En Paraguay, el Ministerio Público y el Poder Judicial han sometido a estos campesinos a innumerables arbitrariedades que atentan contra el Estado de Derecho, que muestran el carácter político de la persecución judicial a la que fueron sometidos y evidente ensañamiento. Fueron mantenidos en prisión en base a violaciones al Código Procesal Penal, enjuiciados y condenados sin pruebas en 2012 a 35 años de prisión. Desde los primeros meses de cárcel, transcurridos en Buenos Aires, los seis campesinos encontraron en las cartas abiertas la mejor manera de acercarse a las organizaciones populares, de relatar su caso y la situación política del Paraguay. Con el correr de los años mantuvieron la práctica de escribir cartas a diferentes destinatarios: militantes, organizaciones y personalidades. A más de diez años de su encarcelamiento esas misivas constituyen uno de los mejores testimonios acerca de las circunstancias que vivieron en prisión.

11


12

Desde nuestro rincón de lucha

Las compañeras de Conamuri hicieron entonces la propuesta de que las cartas que enviaron en ese período sean publicadas en un libro: es una manera de darles la oportunidad que no tuvieron a lo largo de estos años en Paraguay de que su voz y su mirada sean conocidas por personas que hasta ahora solamente escucharon y leyeron sobre ellos en la crónica policial de los grandes medios, en los cuales su voz estuvo intencionadamente ausente. En las cartas se ven reflejadas la visión sobre la coyuntura política de diferentes momentos y las peripecias de la causa judicial a la que fueron sometidos, las injusticias que cometió contra ellos el Estado argentino y el ensañamiento del que fueron objeto por parte del Estado paraguayo. En medio de esas circunstancias asoman los análisis de situación, su identidad campesina, sus convicciones políticas, la brutal realidad del penal en el que conviven junto a más de 4000 internos. A las cartas escritas por ellos se le han agregado algunas cartas y mensajes que los seis recibieron en prisión, expresiones de solidaridad, peticiones realizadas a las autoridades por su libertad, testimonios sobre visitas que recibieron en la cárcel, algunos artículos que se escribieron sobre el caso. En conjunto, todo ese material cuenta la historia de una batalla desigual: los seis campesinos junto a las organizaciones que los acompañaron en estos años frente al poder casi absoluto del Estado, el Ministerio Público, la Justicia paraguaya y los sectores políticos que operan a través de ellos, que les han impedido defenderse y los sometieron a todo tipo de arbitrariedades con las que los retienen en prisión. En esa situación los seis campesinos no han tenido mucho más recurso que las cartas, el diálogo con algunas organizaciones, la discusión política con quienes los visitan. A través de esas herramientas reafirman su carácter de militantes políticos y sus convicciones, que es lo que los mantiene con la dignidad intacta tras años de abusos e injusticia. Este libro es una ventana que permite mirar muros adentro y encontrar la historia de estos militantes que, demonizados y criminalizados, traen su palabra para contar su historia y reiterar que los abusos por los cuales se los mantiene en prisión no hacen más que reafirmar los motivos que los llevaron al camino de la militancia décadas atrás.


13

Memorias de una década de injusta prisión

libertad a los educadores populares presos en tacumbú

Claudia Korol 2006. 2016. Una década de prisión, primero en la “Argentina de los derechos humanos”, luego en el Paraguay, donde el gobierno de Fernando Lugo prometía terminar con la oscuridad colorada. Una década en la que sucedieron muchas cosas acá y allá. Por ejemplo, la masacre de campesinos en Curuguaty, y el golpe de Estado en Paraguay. El golpe pasó, y los seis campesinos presos siguen penando en Tacumbú, desgarradas sus vidas pero no sus convicciones. Escribo con dolor estas líneas, que más que un prólogo es un grito, una exigencia de libertad. Una década de prisión, sufriendo el castigo por un crimen que no cometieron. Una década viviendo la venganza cruel del poder narcosojero, que los tiene como rehenes para extorsionar la conciencia de lucha popular. Una causa armada, para criminalizar al movimiento campesino y sus luchas históricas. Una década en la que la solidaridad nacional e internacional, ha estado presente, pero no con la fuerza necesaria para lograr la libertad de los compañeros. Una década de prisión. Se escribe rápido, pero se vive intensa, densamente, esa mezcla de dolor, nostalgia, esperanza, desilusión, que conmueve y corroe cada momento. Dice Víctor Jara que “la vida es eterna en cinco minutos”. Diez años, en distintas prisiones, es la eternidad. Sin embargo Gustavo, Agustín, Simeón, Arístides, Roque, Basiliano, viven con entereza esta eternidad, y como educadores populares que son, así actúan. Pedagogos del ejemplo, en las condiciones más adversas han sabido ser nuestros maestros de dignidad, coraje, integridad revolucionaria. Los visité muchas veces en las cárceles de Devoto y Marcos Paz, en Argentina y de Tacumbú en Paraguay. En cada encuentro repetimos el ritual pedagógico y político. Entre tererés que van pasando de mano en mano, como la palabra, analizamos colectivamente la realidad local, nacional e internacional. Pasamos por las noticias inmediatas, para después pensar una lectura estructural más profunda del contexto y de sus tendencias posibles. Como educadores y educadoras populares, compartimos el criterio de que el conocimiento se crea en el diálogo colectivo de saberes, en una


14

Desde nuestro rincón de lucha

estrecha relación de teoría y práctica, en una pedagogía de la pregunta, de la curiosidad, de la indignación, de la rabia, de la esperanza. Por ello en los encuentros, que siempre han sido de enseñanza y aprendizaje, fuimos compartiendo distintos puntos de vista de manera organizada, desde una posición de clase, desde la mirada de los y las trabajadoras, desde su experiencia campesina, desde el proyecto socialista, al que aportamos desde la perspectiva feminista las compañeras de Conamuri que sistemáticamente los visitan, y compas de “Pañuelos en Rebeldía” que lo hacemos cada vez que podemos. El abrazo fraternal, en el encuentro y en la despedida. La escucha atenta. El análisis riguroso. El estudio del marxismo y del feminismo. Para hablar se pide la palabra. No hay interrupciones, aunque existan diferencias. El respeto a la diversidad de criterios, es parte fundamental de la pedagogía del diálogo. En tantas charlas largas, los compas jamás plantearon apoyo para enfrentar sus situaciones personales, a veces muy dolorosas, por el alejamiento en el que se encuentran de sus familias, por la distancia, por la precariedad que viven ellos y sus parejas, sus hijos e hijas, sus padres y madres. Hay que tener mucha confianza, e insistir mucho, para saber de sus necesidades. Cuando se animaron a pedir algo, fueron libros. No entro en los detalles de la causa, ni en las aberraciones jurídicas que el poder está realizando para prolongar su prisión. Quien quiera conocerlos puede leerlos en este libro, a través de las cartas redactadas por ellos mismos en estos diez años, y por los escritos solidarios de las organizaciones de derechos humanos que también están aquí publicadas. Quiero decir sí, que esta prisión, es un chantaje contra todo el movimiento campesino del Paraguay, para escarmentarlo por haber amenazado a la oligarquía, al narcoestado, con sus luchas emblemáticas. ¿Qué dice el mensaje escarmentador? Que no se puede luchar. Que a quien se levante le espera la muerte, o la prisión. Que si no tienen buenas razones para mantenerlos encerrados, las inventan. Que nadie se atreva. Ése es el mensaje del poder. En este libro los compañeros rompen con el chantaje. Las cartas de los seis campesinos rebeldes, traen palabras de hombres que no pudieron ser quebrados en sus sueños, en sus convicciones, en su firmeza y en su ternura. Ellos realizan una nueva acción pedagógica, para que comprendamos cómo funciona el poder judicial, el poder político, instrumentos del poder capitalista, que en un nuevo vuelo del Cóndor ha resuelto su prisión en Argentina, y su extradición y nueva condena en el Paraguay. Muchas veces, desde las organizaciones de derechos humanos solidarias de Argentina y Paraguay, advertimos a los jueces y al gobierno argentino, que la extradición de los compañeros los conduciría a vivir una situación de


Memorias de una década de injusta prisión

abierta injusticia. Que era entregarlos a un régimen de terror. Que Paraguay –y en particular la justicia paraguaya– es una violadora serial de los derechos de los pueblos. El reclamo no fue escuchado. Ahora, con gobierno golpista en Paraguay, y con el continente atravesado por gobiernos conservadores, la batalla se hace más compleja. Esto, lejos de llevarnos a bajar los brazos, nos obliga a intensificar nuestros modos de presión, para lograr su libertad. Porque la prolongada prisión de los seis campesinos, es un golpe a todo el movimiento popular latinoamericano. Es una afrenta para la lucha de nuestros pueblos. Y mirar para otro lado, es legitimar la herida lacerante que el poder nos hace cada día que los compañeros continúan tras los muros de Tacumbú. Leer este libro es doloroso. Las cartas de los seis son ejemplo de trabajo colectivo, de valores compartidos, y testimonio de su entereza. Precisamente por ello resulta más lacerante su prisión, y golpea en nuestras narices como testimonio de la insuficiencia de nuestra fuerza solidaria. A los compas hay que arrancarlos de la cárcel. Para eso no alcanza con presentaciones judiciales nacionales e internacionales. Es importante realizarlas, y es muy relevante el trabajo de los abogados y abogadas que los han acompañado en estos años. Pero como ellos y ellas mismas advierten a cada momento, la libertad será fruto de la movilización y la presión popular, nacional e internacional. Es imprescindible por ello que cada uno, cada una de nosotras, nos miremos en el espejo de los seis, nos pensemos viviendo minutos, horas, días, años en prisión. Que podamos sentir el corazón latiendo acelerado en el abrazo a la hija o al hijo que viene a visitarlos, y el desgarro cuando se despiden. Y después de sentir, de pensar, de mirarnos en ese espejo –leyendo las cartas de los compas que ahora tenemos entre manos– ardamos en indignación, en rebeldía, y en un gesto necesario de sensibilidad. El poder, con su “pedagogía de la crueldad” intenta acallarnos, volvernos indiferentes, llevarnos a que vivamos encerrados en las prisiones de nuestro propio individualismo. Es hora de que esa rabia que nos produce la injusticia, se haga organización, y que los movimientos populares podamos actuar como un cuerpo colectivo para lograr su libertad. No se trata solo de un acto de justicia. Se trata de una urgencia para nuestros pueblos y para nuestras revoluciones. Porque no podemos dejar a los compas en el infierno, y seguir caminando… sin quedar atrapados en la complicidad con el régimen opresor. Liberar a los compañeros es una tarea prioritaria para quienes luchamos por la libertad. Para quienes por la libertad, sangramos, luchamos, vivimos. Para quienes hacemos honor a una historia del movimiento revolucionario que siempre colocó en el primer lugar de su programa, la libertad de los presos políticos. También es tarea nuestra, mientras estos luchadores del pueblo sigan sufriendo la violencia cotidiana de la prisión,

15


16

Desde nuestro rincón de lucha

acompañarlos, aprender con ellos, y generar la fuerza necesaria para pronunciar y lograr su libertad. Queridos Gustavo, Agustín, Simeón, Arístides, Roque, Basiliano: doy gracias a la vida por conocerlos, por aprender junto a ustedes, por saber de sus sueños y de sus proyectos. En estos años no solo supe valorarlos, respetarlos, sino también quererlos. A ustedes, a sus familias, y a tantos y tantas militantes populares que en Paraguay y Argentina, tejemos este puente de solidaridades en el que nos encontramos. Escribo estas líneas cuando termina el año 2016. Quisiera que nuestras luchas próximas estén a la altura de los desafíos que nos esperan, para derrotar a esta ofensiva derechista en nuestros países y en el mundo. Y con el ejemplo de ustedes, nuestro horizonte no es solo resistir, sino pasar a una contraofensiva de revoluciones que abra las puertas de las prisiones, e inaugure un nuevo tiempo para los derechos de los pueblos. Sepan que en todas las circunstancias, estamos cerca. Abriendo la historia con la rabia que genera tanta injusticia, y con la ternura aprendida de ustedes. ¡Hasta la libertad siempre!


17

Memorias de una década de injusta prisión

¡GRITA Y NO CALLES!

Francisco de Paula Oliva s.j. A un ser humano que se siente atropellado en sus derechos de vivir en libertad, es lo único humano que se le puede decir. En mis visitas a Tacumbú me he encontrado y hablado en varias ocasiones con los autores de este libro y les he repetido estas palabras. Por eso cuando ahora que me pidieron redactar el prólogo, no lo dudé un instante. Quiero ser parte de ese grito y de ese silencio roto. I De familias campesinas y obreras ese grito de Arístides, Simeón, Gustavo, Agustín, Roque y Basiliano comenzó desde pequeños. En el Paraguay, desgraciadamente, ser campesino y obrero es ser atropellado. Recuerden lo que cuenta Simeón “mi hermana Sabina recién cumplía 12 años, yo tenía 8. Era media mañana y Sabina no podía respirar. Frente a mí se estaba quedando sin aire y yo no podía hacer nada. Mis hermanos tampoco. Ella tenía asma y murió por falta de remedio. No puedo borrarme esa imagen, la hermosa Sabina frente a mí, ahogándose”. Más tarde, cuando jóvenes y adultos, la vida de militante de la causa de un nuevo Paraguay acumula en demasía abundantes atropellos, injusticias, denuncias y engaños en contra de los que, ante todo, querían Justicia, Verdad y Paz. “Me es muy triste recordar y relatar todo esto que hemos pasado”, remarca de nuevo Simeón. II Sin embargo, en contraste con los golpes recibidos, este libro expresa, ante todo, con mucha fuerza, la alegría, el compañerismo, el empuje de las grandes causas, las luchas y esperanzas, por las que vale la pena luchar y que llenan la vida de estos seis compañeros. Junto a ellos la solidaridad, de los que conociéndolos, los apoyamos.  Un ejemplo: “el campo popular argentino no debe permitir que los luchadores paraguayos sean entregados a las manos del terrorismo de Estado”. Y se presentan cartas y pronunciamientos convocando a la movilización hasta la Cancillería argentina para lograr el refugio de los seis paraguayos y la grandes marchas, días más tarde, por su libertad.


18

Desde nuestro rincón de lucha

Todo esto entretejido con versos, poesías, citas y canciones, entremezcladas con firmeza y cargadas de sentimiento. Muy interesante el fragmento de una carta de Rafael Barrettt a su compañera Francisca López Maíz, desde la prisión en Paraguay, durante la tiranía de Jara, en 1908. “¿Qué más auténtica felicidad, en efecto, que la ganada haciendo mucho bien en torno nuestro? Pero esa genuina felicidad implica lucha, y esta muy duros contragolpes que a veces nos hacen vacilar”. Y juntamente con estos valores de compromiso, solidaridad, testimonios, de los que está lleno el libro, estas páginas también reflejan la historia. Pongo como ejemplo la narración referente a la fundación y asalto a la comunidad de las Ligas en Jejuí en la década de los setenta y, últimamente (2016) con su relación de apoyo a los campesinos presos de Curuguaty en Marinakue. Así se presentan a los seis compañeros enmarcados en toda la lucha campesina en el Paraguay. III Y, por supuesto, una parte especial de estas páginas escritas en Tacumbú, como un eje que sale a menudo, es lo que refiere a la vida de cada uno de los seis, y todo lo referente a la historia del apresamiento de los seis compañeros. Su ida a la Argentina buscando refugio jurídico y su detención allí, dicho con fuerza como esta alusión “Denunciamos nuestra injusta detención que lleva un año y siete meses sin haber cometido ningún delito, el gobierno de la Argentina nos tiene en esta condición en el más absoluto silencio, convirtiéndose en cómplice de la persecución”. La extradición al Paraguay, contra todo el reclamo internacional, acumula documentos de protestas. Los años de prisión en Asunción y el juicio ultra rápido con la condena a 25 años, es narrado a fondo, por ejemplo en este documento:  “El 11 de Julio de 2012, luego de realizarles un juicio lleno de irregularidades, con los tiempos dilatados injustificadamente y habiendo cumplido más de seis años en prisión, el Tribunal de Sentencia condenó a Agustín Acosta, Simeón Bordón, Basiliano Cardozo, Gustavo Lezcano, Roque Rodríguez y Arístides Vera a la pena de 25 años de prisión. Se los declaró culpables de los delitos de “secuestro, asociación criminal y homicidio” en el caso Cecilia Cubas. Entre las numerosas inconsistencias del caso cuenta que la sentencia no estableció la relación de los acusados con los hechos, y que en ella se haya dictado una idéntica pena genérica sin establecer las responsabilidades que supuestamente les cabían a cada uno de los imputados. Esto confirma el carácter político de la persecución judicial a la que fueron sometidos los


Memorias de una década de injusta prisión

presos del caso Cubas, en el cual se violó el derecho a la presunción de inocencia, llevan cumpliendo una injusta condena hace una década. Muchas injusticias, pero también no está ausente la esperanza: “En estos momentos las defensas técnicas trabajan para elevar el caso a la Corte Suprema mientras se preparan a llevar el caso a instancias supranacionales” IV Todo este libro es un grito y ojalá hubiera muchos como él. Cito estos tres.   “No hemos perdido nuestra consciencia de clase, no hemos perdido nuestra visión sobre la nueva sociedad, sobre el nuevo mundo, lo que queremos para nuestros hijos e hijas. Y eso lo estamos trasmitiendo con nuestros compañeros internos en Tacumbú”.    “Esta triste navidad que nos toca vivir a nosotros en injusta e ilegal prisión es muy parecida a la que viven miles de nuestros compatriotas, sin tierra, sin trabajo, sin pan, sin estudios, sin salud, sin futuro, cientos de mendigos por las calles. Porque hemos comprendido que tenemos que luchar por cambiar esto estamos hoy en la cárcel”.   “Por muy difícil que sea esta realidad que nos toca vivir les decimos que estamos con la moral alta y fortalecidos porque entendemos que luchamos por algo digno”.   Todas palabras de los seis.   Mi palabra: Les invito a que gritemos con ellos y como ellos. Y que no nos callemos. Jurídicamente, fue todo una gran farsa. Políticamente, cumplir el mandato de un gobierno corrupto. Venceremos porque la causa de ellos y la nuestra es justa: queremos que el Paraguay sea feliz con Justicia y Libertad.

19


en argentina


22

Desde nuestro rincón de lucha

CARTA DE LOS SEIS A UN AÑO DE PRISIÓN Buenos Aires, 11 de mayo del 2007

Llevamos detenidos un año. Y pensar que vinimos a solicitar refugio al gobierno de los derechos humanos. Un año encerrados como los peores delincuentes porque nos hemos atrevido a luchar por días mejores, mejores para nuestra patria, por considerarnos herederos de las banderas de luchas de aquellos que murieron en manos del tirano Stroessner, por repudiar a los soldados yanquis, a las políticas del FMI, al Banco Mundial, adueñados de nuestro país. El gobierno argentino ha hecho oído sordo a nuestras denuncias de persecución, negándonos el refugio político a 3 días de haberlo solicitado, argumentando que el Paraguay es un país que goza de un Estado de Derecho. Por su parte el Juez Lijo concedió la extradición en primera instancia, asumiendo obedientemente los mandatos del gobierno, antes que reconocer la persecución política vigente en Paraguay, pues sería comprarse un conflicto con un socio del Mercosur. Queremos dejar claro ante la opinión pública que tenemos derecho a ser refugiados, aunque al Juez Lijo no le importe nada, ni el derecho, ni las garantías procesales, ni nuestras vidas, como muestra de estos tiempos en que los gobiernos se declaran democráticos, en donde tienen supremacía los tratados sobre comercio internacional por encima de los derechos fundamentales del hombre. El gobierno de Néstor Kirchner, el de los derechos humanos, nos tiene detenidos desde hace un año, convirtiéndose en cómplice de la persecución de la cual somos víctimas por nuestra posición antiimperialista. No somos delincuentes, integramos el sector que históricamente ha enfrentado a las dictaduras desde el campesinado. Pertenecemos al sector popular que ha sumado más de doscientos mártires desde la caída de la dictadura de Stroessner, muertes que aún siguen impunes. Es duro el sufrimiento de la cárcel, en el extranjero, lejos de nuestras familias, hijos e hijas, esposas, hermanos, hermanas, padres y madres, perseguidos al igual que nosotros. A un año de nuestra injusta detención compartimos con ustedes este dolor.


23

Memorias de una década de injusta prisión

Llevamos un año presos. Presos por pensar, por querer ser libres, por luchar por nuestra patria, por denunciar injusticias y sobre todo por repudiar a los yanquis. El tiempo transcurrido hasta hoy, nos encuentra más firmes en nuestros ideales por la lucha a favor de la vida. Ante la inocultable injusticia, nos dirigimos al pueblo latinoamericano para que nos acompañe en esta digna resistencia del pueblo campesino y pobre que se organiza y lucha por cambiar las cosas en Paraguay. Pedimos solidaridad ferviente, exigiendo el refugio en la Argentina, ante las embajadas de todo el continente, seguros de que no habrá otro modo de alcanzar la libertad que nos arranque por fin de la cárcel, al igual que a los 5 compañeros cubanos en las garras del imperio yanquis. Nos despedimos con un histórico mensaje de Rodolfo Walsh: sin esperanzas de ser escuchados, con la certeza de ser perseguidos, pero fieles al compromiso de dar testimonio en tiempos difíciles, que ojalá aporte a la reflexión sobre el momento histórico que vive nuestra América. Ante tanta agresión y dolor que nos toca vivir, tenemos depositada toda nuestra esperanza en el pueblo consciente y organizado. Les dejamos nuestro abrazo, nuestro cariño y toda nuestra ternura. ¡Sí al refugio! ¡No a la extradición! ¡Hasta la victoria siempre! Agustín Acosta Roque Rodríguez Basiliano Cardozo Arístides Vera Simeón Bordón Gustavo Lezcano


24

Desde nuestro rincón de lucha

CONVOCATORIA A MARCHA Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos Buenos Aires, 24 de julio de 2006

Convocamos el 25 de julio a la movilización por refugio político para los seis presos políticos paraguayos

EN PARAGUAY HAY TERRORISMO DE ESTADO EXIGIMOS REFUGIO EN ARGENTINA PARA LOS 6 CAMPESINOS PARAGUAYOS En el vecino país de Paraguay, las informaciones de violaciones a los derechos, de persecuciones a los luchadores populares, las detenciones arbitrarias de campesinos y referentes sociales, el armado de causas penales, las operaciones de bandas paramilitares, las desapariciones de compañeros y los acribillamientos de militantes, han pasado a ser moneda corriente. Los reportes de distintos organismos internacionales dan cuenta de unos 200 campesinos asesinados desde 1990 y un recrudecimiento de esta situación desde el 2002. En los pasados días, mientras en la reunión del Mercosur del 19 de julio los presidentes, entre ellos Duarte Frutos1, hablaban del progresismo de sus gobiernos, una nueva ola represiva se supo a través de la prensa independiente. Un violento desalojo de un corte de ruta culminó con unos 50 detenidos, entre los que se cuentan niños, media docena de manifestantes heridos de gravedad que debieron ser hospitalizados y al menos 2 desaparecidos. Esto amén de las brutales torturas que sufrieron unos 200 campesinos por parte de los cascos azules y de la policía montada. En este marco, militantes de aquel país, que afrontan las persecuciones descriptas y las amenazas permanentes por parte de las bandas parapoliciales amparadas por el Gobierno y entrenadas y pertrechadas por la estadounidense en la zona, han debido salir de su tierra en busca de refugio político. Ésta es la situación de dos militantes del Partido Patria Libre Paraguay, que están refugiados en Brasil después de que fueran secuestrados y brutalmente torturados por un grupo operativo en el que se desempeñaban hombres del alto mando del Gobierno y de las fuerzas de seguridad paraguayas. Lo mismo en el caso de dos militantes campesinos relacionados con aquella organización, que se internaron en la república hermana de Bolivia, solicitando el mismo trámite de refugio. 1

Nicanor Duarte Frutos, actualmente Senador, es uno de los dirigentes principales y más carismáticos del Partido Colorado. Fue Presidente del Paraguay desde el 15 de agosto de 2003 hasta el 15 de agosto de 2008. Presentó su renuncia al cargo el 23 de junio de ese mismo año, con el objetivo de asumir su banca como Senador de la República. Durante su Gobierno, detrás de un discurso populista se golpeaba brutalmente al movimiento popular, especialmente a las organizaciones campesinas, sobre las cuales se desataba la persecución, represión, encarcelamiento y muerte impune de luchadores.


Memorias de una década de injusta prisión

También, en nuestro país, en donde seis compañeros llegaron en vistas de que una feroz persecución se estaba desatando contra ellos. Estos seis compañeros, que vinieron a la Argentina dándole crédito a la arenga permanente de defensa de derechos humanos que se hace desde el gobierno, debieron enfrentarse sin embargo, con la peor de las predisposiciones a ser escuchados en las órbitas del Gobierno y de la justicia argentina acerca del verdadero Estado terrorista que aflora hoy en el Paraguay. Arístides Luciano Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Simeón Bordón Salinas, Basiliano Cardozo Jiménez, Agustín Acosta González y Gustavo Lezcano Espínola están desde principios de mayo detenidos en la Cárcel de Villa Devoto, pedidos en extradición para ser acusados por el secuestro y asesinato de la hija del ex presidente Cubas Grau, quien salió del Gobierno sospechado de todo tipo de ilícitos; entre ellos, acusado de haber mandado a matar a su propio vicepresidente. En ese contexto, y a vistas de la bochornosa clase política del país vecino, fue sabido desde el principio, y corrió como reguero de pólvora entre los medios y la opinión pública toda, que aquel incidente tenía relaciones con los entramados mafiosos del poder y el gobierno. Pese a todo esto, así como al desparpajo jurídico de la causa penal en Paraguay, armada alrededor de un testigo pagado y de la evidente persecución que sufren los referentes y allegados a la organización Patria Libre Paraguay, con la que se los relaciona a los seis peticionantes de asilo, hoy estos seis compañeros afrontan en prisión el pedido de refugio en el Cepare, dependiente de la Cancillería Argentina y el Juicio de Extradición en manos del Juzgado Federal N° 4 a cargo de Ariel Lijo. Recientemente, en esta causa judicial ha sido contestado el pedido de prueba presentado por la Defensa, denegando todo tipo de testimonio o documental que pueda demostrar la persecución política en aquel país; lo que equivale a decir que el juez Lijo está prácticamente negando la posibilidad de defensa. Esto, en conjunto con la relación que mantiene el ingeniero Blumberg2 con la madre de la joven secuestrada y asesinada en Paraguay, junto con la serie de reuniones que éstos han mantenido con Aníbal Fernández en el Ministerio del Interior, igual que con el propio juez de la causa, así como la pésima actuación del Cepare (lugar donde en vez de ser refugiados, fueron apresados los compañeros paraguayos) que resolvió casi de inmediato el dictamen de reconocimiento de la existencia de Estado de Derecho en aquel país, manifiesta a todas luces, que el gobierno argentino y su 2

Juan Carlos Blumberg es un empresario y político argentino, cuyo hijo, Axel Blumberg, fue secuestrado en del 2004 y posteriormente asesinado por sus captores. Desde este hecho se inserta en el contexto de conflictividad argentina, como principal impulsor de políticas de “seguridad social” referidas a vigilancia policial, aumento y endurecimiento de las penas por ciertos tipos de delitos vinculados sobre todo al resguardo de la propiedad privada, recortes del derecho a libertad condicional, aprobadas en Argentina en el 2004. Triunfo que lo vinculó con importantes organizaciones fundadas por sectores empresariales influyentes en temas de seguridad y políticas públicas especialmente represivas.

25


26

Desde nuestro rincón de lucha

justicia avalan, permiten y facilitan la aplicación del terrorismo de Estado en el vecino país, y que colaboran entregando a seis campesinos a las manos de aquel brutal Estado. En virtud de eso y esperando hacer pública la difícil situación de estos compañeros y buscando torcer la decisión del Gobierno argentino, nos movilizamos a la cancillería para repudiar enérgicamente la situación represiva en el Paraguay, repudiar asimismo la resolución judicial que hace caso omiso al derecho de defensa y de asilo y que ampara la represión en el país vecino y exigir de inmediato el refugio político y la libertad para estos seis compañeros. El campo popular argentino no debe permitir que los luchadores paraguayos sean entregados a las manos del terrorismo de Estado. LA SOLIDARIDAD DE TODAS LAS ORGANIZACIONES ES INDISPENSABLE MARTES 25 DE JULIO MOVILIZACIÓN A LA CANCILLERÍA ARGENTINA PARA EXIGIR EL REFUGIO DE LOS COMPAÑEROS PARAGUAYOS NOS CONCENTRAMOS A LAS 11 HS. EN TORRE DE LOS INGLESES


Memorias de una década de injusta prisión

CARTA DE LOS SEIS Penal de Devoto, Buenos Aires, 12 septiembre de 2006

Somos los 6 presos políticos paraguayos. Desde la cárcel de Devoto nos dirigimos a los compañeros y compañeras del mundo para hacer libre nuestro pensamiento. Paraguay ha venido sufriendo desde 1954 al gobierno de un solo Partido, el Colorado. Este partido político ha hegemonizado el poder político, militar y económico sometiendo al pueblo a la miseria, con la exclusión de la mayoría de la población paraguaya, principalmente campesina. Este sector está postergado en todas sus necesidades básicas, la falta de tierra, salud, educación, asistencia técnica, comunicación, vivienda digna, trabajo. Esta situación de saqueo y miseria fue agravada por la represión sistemática que fuera instalada por la dictadura de Stroessner con la aplicación del Plan Cóndor3: torturas a dirigentes campesinos, trabajadores y estudiantes generando unos 30 mil desaparecidos, 300 mil detenidos torturados y cientos de líderes exiliados. Macabro plan que se extendió de forma abierta hasta 1989. Con la salida de Stroessner del poder, la caída del dictador, se inicia una nueva etapa de gobierno del Partido Colorado. Siempre con la ayuda de los E.E.U.U., ahora con discurso democrático los allegados de la dictadura toman las riendas del país. Se fue Stroessner, pero quedó su entorno para seguir manejando el país con las mafias que financian las campañas electorales del Partido Colorado, a través del tráfico de armas, de drogas, del comercio ilegal. Es en este contexto que se han venido desarrollando las luchas populares, encabezadas históricamente por el campesinado, sumando ya 150 compañeros asesinados desde que se fue Stroessner, y miles de dirigentes torturados en las comisarías. Víctimas de la injusticia social por la falta de tierra, los pequeños productores suman ya unos 350 mil sin tierras en todo el país. Se les explota pagando sumas injustas, miserables, por los productos de la agricultura. Paraguay hoy es considerado prioridad por el Comando Sur del Gobierno de Estados Unidos, dado el acceso a riquísimas fuentes de energía que le 3

Plan de coordinación de operaciones entre los servicios de inteligencia de las dictaduras que gobernaban Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Paraguay y Bolivia, en coordinación directa con Estados Unidos. La operación consistía en el intercambio de información entre los países involucrados sobre supuestos subversivos y eliminar a enemigos políticos para instalar políticas neoliberales. Fue llevada a cabo entre 1970 y 1980, en el marco de la Guerra Fría. Según datos hallados en los Archivos del Terror fueron asesinadas 50.000 personas, 30.000 desaparecidas y 400.000 encarceladas.

27


28

Desde nuestro rincón de lucha

ofrece nuestro territorio en forma alternativa para el futuro, desde la biodiversidad y el agua hasta los cultivos de soja. Estos recursos pueden llegar a sustituir parcialmente al petróleo como fuente de energía. Esta situación es determinante para la política de Comercio y Seguridad diseñada por la Casa Blanca como sustituto de la Doctrina de Seguridad Nacional. En este marco, Paraguay ha venido viviendo una abierta persecución a los líderes sociales y políticos, la que se agudizó desde el 2002 con el secuestro y tortura de los dirigentes del Partido Patria Libre. Ellos fueron secuestrados y torturados por organismos de seguridad del Estado (policía, militares, fiscalía) en una persecución política e ideológica con prácticas de terrorismo de Estado. Con la llegada de Duarte Frutos al poder se agudizaron las políticas neoliberales y mayor ha sido la persecución a las organizaciones con un fuerte respaldo de los E.E.U.U. Hoy día Paraguay vive la militarización interna focalizada en las áreas rurales por el ascenso de los movimientos campesinos y grupos de izquierda. Los militares fueron autorizados por decreto a actuar en tareas de seguridad interna, en colaboración con la policía, en lugares estratégicos. Su presencia es más fuerte donde se encuentran organizaciones campesinas, encarnando la desaparición total del Estado de Derecho. Se han sumado además, las Comisiones de Seguridad Ciudadana, integradas por miembros del Partido Colorado y delincuentes, convirtiéndose en cuerpos paralelos de seguridad, verdaderos grupos paramilitares armados por el Estado, con la tarea de eliminar en forma selectiva a los líderes de las organizaciones campesinas4. El 11 de julio pasado le ha tocado al compañero Luís Martínez de San Pedro. El año pasado fueron asesinados los compañeros Ángel Cristaldo y Leoncio Torres en Vaquería. Por su parte la Fiscalía ha procesado a más de 2.000 dirigentes de diferentes organizaciones en una abierta criminalización de las luchas populares en Paraguay. Es por denunciar estas atrocidades que hoy estamos detenidos, acusados de un delito que no hemos cometido.

4

El 27 de agosto del año 2003, el entonces presidente Duarte Frutos dictó el Decreto 167 «Por el cual se dispone la tarea conjunta de los miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de la Nación, con la finalidad de garantizar la seguridad interna» aprobando la actuación conjunta de fuerzas policiales y militares en tareas de Seguridad Interior. Las Fuerzas Armadas pasan a tener intervención directa en la represión de las luchas sociales, actúan junto a la Policía Nacional en desalojos de ocupaciones campesinas y en la vigilancia de sembradíos de soja, entre otras actividades de “seguridad”. Como parte de esa política se instalan Destacamentos Militares a lo largo del territorio, sobre todo en zonas de conflicto social. En el mismo año, a través de un decreto del Ministerio del Interior se crean oficialmente las Comisiones de Seguridad Ciudadana (CSC), popularmente conocidas como “Comisiones Garrote”. Este decreto vino a legalizar la existencia de estructuras represivas privadas, fuerzas parapoliciales que ya actuaban sobre todo en zonas rurales. Estas organizaciones paraestatales son una parte importante en la política represiva hacia sectores en lucha. En el caso del campesinado, cometieron al menos el 38% de los asesinatos de líderes campesinos ocurridos desde 1989 con absoluta impunidad.


29

Memorias de una década de injusta prisión

Estas son las razones de nuestra lucha. • 25 % de los campesinos viven en la indigencia. • 20 % de los campesinos son expulsados de sus tierras por la pobreza y la extensión de la frontera de la soja. • 600.000 niños desnutridos. • 1.700.000 desocupados. • 350.000 campesinos sin tierra. • 2.200.000 pobres. • 1.000.000 de paraguayos en Buenos Aires. Estas son las razones de nuestra rebeldía. Luchamos por un Paraguay libre, independiente y socialista. Agustín Acosta González Simeón Bordón Salinas Arístides Vera Silguero Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez Gustavo Lezcano Espínola


30

Desde nuestro rincón de lucha

13 de diciembre de 2006

Comunicado de prensa

Sentencia sobre extradición a los seis paraguayos presos en la Argentina JUEVES 14/12 9 HS. TODOS A COMODORO PY PARA EXIGIR QUE NO SE EXTRADITE A LOS COMPAÑEROS PARAGUAYOS PRESOS EN ARGENTINA El próximo jueves 14 de diciembre se reanuda la audiencia de juicio oral de extradición a los patriotas paraguayos detenidos en nuestro país. Quedaron ampliamente demostradas en las jornadas previas, con los contundentes relatos de los seis presos, las persecuciones que en el Paraguay sufren los luchadores populares, los luchadores campesinos, el pueblo que se organiza y resiste. También fueron elocuentes los relatos de los testigos permitidos por el juzgado, que pudieron contar las terribles causas de violaciones a los derechos humanos en aquel país, que heredero del régimen de Stroessner, aún registra casos escandalosos de torturas, registra desapariciones y asesinatos de compañeros, que quedan impunes ante la corrupta justicia paraguaya. Finalmente, en el día de ayer, los alegatos de la defensa pudieron hacer un barrido por la historia de las persecuciones políticas, enmarcando este pedido de extradición dentro de una férrea voluntad del Gobierno paraguayo de acallar a la oposición política. Tal como dijeran testigos y detenidos, Paraguay utiliza el Plan Colombia5 para matar a dirigentes y eliminar organizaciones campesinas. El control social se incrementa día a día en Paraguay, cercenando las libertades públicas, reprimiendo, desapareciendo, torturando y criminalizando a los líderes y demás miembros de la oposición. Por su parte, el alegato de la Fiscalía solo pudo poner el énfasis en que en aquel país existe Estado de Derecho, confundiendo orden jurídico con garantías reales de derecho, quedó ampliamente demostrado que no existen tales cosas para los pobres, los campesinos, y para los luchadores en Paraguay. Mañana, jueves 14 de diciembre, se reanudará el juicio y será el juez al que le toque hablar. A las 9 de la mañana (PUNTUAL) arranca la audiencia donde se escuchará la sentencia. 5

Plan de intervención militar sobre el conflicto armado interno que desgarra hace más de 50 años a la nación caribeña, acordado entre el gobierno colombiano y norteamericano en 1999. Dicho plan incluye financiamiento, capacitación y asesoramiento por parte de militares norteamericanos a las tropas colombianas en tareas de contrainsurgencia, en el marco de los planes estratégicos del imperialismo estadounidense. En el año 2001, durante el Gobierno de Luis Ángel González Macchi se firmó un convenio de cooperación entre Paraguay y Colombia que implicaba asesoramiento por parte de expertos colombianos a tropas paraguayas en tareas de contrainsurgencia, es decir, de conexión de los movimientos campesinos con movimientos armados.


Memorias de una década de injusta prisión

Todos aquellos que estamos comprometidos con la defensa de los Derechos Humanos, con la defensa de los luchadores y de los compañeros que resisten y pelean por un país justo, estaremos presentes; esperando que este juzgado sepa escuchar el pedido desgarrador de justicia que hacen nuestros hermanos paraguayos; y la exigencia de cumplimiento de derecho que todos, paraguayos y argentinos hacemos, para que se refugie en nuestro país a estos seis luchadores. Porque la solidaridad sigue siendo la ternura de los pueblos, este jueves convocamos a todos a hacerse presentes en la audiencia de sentencia para dar apoyo a estos compañeros. LIBERTAD A LOS 6 PATRIOTAS PARAGUAYOS DETENIDOS EN ARGENTINA ¡SÍ AL REFUGIO, NO A LA EXTRADICIÓN! JUEVES 14 /12 9 HS (PUNTUAL) JORNADA DE SENTENCIA EN COMODORO PY TODOS PRESENTES EN SOLIDARIDAD CON LOS COMPAÑEROS FIDELA - FUNDACIÓN INVESTIGACIÓN Y DEFENSA LEGAL ARGENTINA

31


32

Desde nuestro rincón de lucha

carta AL JUEZ ARIEL LIJO

Dr. Martín Almada6

Asunción, 9 de Febrero de 2007

Al Juez Federal Ariel O. Lijo Buenos Aires Apreciado Señor Juez. Muchas gracias por habernos recibido en su despacho el 6 de diciembre de 2006 para tratar el tema de los seis paraguayos, dirigentes campesinos que solicitaron ASILO POLÍTICO y fueron encarcelados arbitrariamente en Buenos Aires, paradójicamente en la Argentina, reconocida mundialmente como TIERRA DE ASILO. Me presenté ante ese Juzgado en calidad de amicuscuriae, figura jurídica que permite a quienes no forman parte de una causa presentarse igualmente en el Tribunal para aportar informaciones como Miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación Americana de Juristas (AAJ). Fui a respaldar a los que nadando contra la corriente se juegan por la justicia. Sin embargo, sus sueños fueron convertidos en pesadilla. EL TERRORISMO DE ESTADO paraguayo lleva hasta hoy impresa las huellas digitales de la dictadura militar de Stroessner y estos compatriotas cometieron la osadía de reclamar el cambio. Y el gobierno de Nicanor Duarte Frutos no sabe interpretar los signos de los tiempos, por eso arremete con furia contra estos valientes compañeros. Ellos reclamaron con justicia, transparencia, participación y mejor distribución de la riqueza. La respuesta fue la persecución política a pesar de haber sido declarados inocentes por el Juez Penal más respetado del Paraguay, por su solvencia moral e intelectual, Dr. Pedro Mayor Martínez. Por la presión política del gobierno la Cámara de Apelación revió la medida del Juzgado de Primera Instancia. Es evidente que algunos jueces son simple apéndice de los otros poderes.

6

Carta enviada al Juez Lijo por Martín Almada ante el fallo judicial que da lugar en primera instancia a la extradición de los 6 compañeros campesinos paraguayos presos en Argentina. Martín Almada es un reconocido luchador por los Derechos Humanos en América Latina y alma esencial del desenmascaramiento del Plan Cóndor, quien hallara los famosos “Archivos del Terror” de la tiranía stronista.


Memorias de una década de injusta prisión

En el Paraguay tenemos hoy un gobierno fascista que no ofrece ninguna garantía a los extraditables líderes campesinos, saca a las calles tanto al Ejército como a la Policía. Le gusta bañarse de sangre y revolverse en el discurso democrático. Penaliza las protestas sociales y legitima la violencia. La obligación de un juez es escuchar a quienes el sistema económico-político excluye o persigue. Su misión es brindarle un debido amparo. Los jueces como usted se convierten en verdugos de los mismos a quienes deben resguardar o proteger. ¡Qué lástima, señor juez! Usted, al conceder la extradición, por lo visto, no tuvo en cuenta nuestros argumentos sino una vez más las razones de los poderosos. Usted, con su resolución hizo mucho daño a la democracia paraguaya, también a la República Argentina, “TIERRA DE ASILO”. Su resolución, insanablemente nula, se encuadra perfectamente en la misma tónica del pacto criminal OPERATIVO CÓNDOR de la década del 70, con el beneplácito de Washington, en donde los militares del Cono Sur de América Latina pretendían amurallar consciencias, torturar y encarcelar a los civiles que reclamaban JUSTICIA Y LIBERTAD. (…) Le saludo a usted respetuosamente.

33


34

Desde nuestro rincón de lucha

Buenos Aires, 30 de marzo de 2007

Artículo publicado en ANRed, Agencia de Noticias Redacción

Luchadores paraguayos encarcelados en Argentina Por Rina Bertaccini7 En la cárcel de Marcos Paz, provincia de Buenos Aires, seis campesinos paraguayos esperan la decisión de la Corte Suprema Nacional ante la cual fue apelada la sentencia del juez argentino Ariel Lijo que resolvió extraditarlos a Paraguay. ¿Quiénes son estos trabajadores? ¿Qué ha hecho esta “gente de la tierra” –según los define el prestigioso escritor Osvaldo Bayer en un conmovedor artículo publicado en el diario Página 12- para permanecer, desde hace más de un año, recluidos bajo el mismo techo que el criminal Etchecolatz y el corrupto empresario Omar Chabán uno de los principales responsables de la muerte de los chicos de Cromagnon? Estos hermanos nuestros, a quienes tan bien retrata Bayer son “gente de campo, de los que plantan semillas, cabalgan distancias, ordeñan lo que siembran (…) que luchan para que la tierra sea de los que trabajan o de la acción mancomunada de la cooperativa” a quienes se acusa de un horrible crimen con el que nada tuvieron que ver. Como a muchos otros campesinos luchadores a los que se persigue, golpea y castiga sin ninguna prueba de que hayan cometido algún delito. En Paraguay, lo reconoce inclusive el mismísimo presidente del Congreso Nacional, hay dos mil campesinos procesados. Y la Misión Internacional de Observación –de la que fui parte- que visitó ese país en julio de 2006, recibió denuncias de 49 asesinados en los últimos años y varios desaparecidos, entre ellos el periodista Enrique Galeano. Cuando el gobierno paraguayo “los acusa de haber secuestrado y luego asesinado a la hija del ex presidente Cubas, un hecho que otras fuentes han atribuido a la lucha entre organizaciones mafiosas del narcotráfico”, los seis compañeros se presentaron ante la embajada argentina en Asunción pidiendo protección. “Porque habían oído –continúa Bayer- que la Argentina, después de la era de la desaparición, se había convertido en la Tierra del Asilo. Se trasladaron a Buenos Aires para, desde esta latitud, demostrar su absoluta inocencia. Pero el Cepare (Comité de Elegibilidad para Refugiados) no atendió sus razones (…) y, en primera instancia, el juez Lijo rechazó el pedido de mane7

Rina Bertaccini fue ingeniera de origen, socióloga e historiadora de vocación. Falleció en el 2016, fue durante toda su vida una destacada militante y dirigente del Partido Comunista Argentino, una de las fundadoras del MOPASSOL, que aglutinó a investigadores de toda América Latina y el Caribe especializados en el estudio de la penetración militar del imperialismo en la región.


Memorias de una década de injusta prisión

ra que los dejó sin defensas para ser extraditados hacia el país que los persigue. El tema está ahora ante la Corte Suprema de Justicia. Ahí está ahora la esperanza de estos luchadores de la tierra. Hasta ahora, la Argentina en vez de refugio les dio cárcel. Vale la pena conocerlos. Gustavo Lezcano Espínola: uno de ocho hermanos de una familia de campesinos sin tierra, trabaja desde los ocho años; nunca perteneció a una agrupación política. Con otros vecinos constituyó un grupo de sin tierra para la ocupación de un campo improductivo de 5000 hectáreas; pero fueron, como otras veces antes, violentamente desalojados. Basiliano Cardozo Jiménez: nacido en Caaguazú de una familia campesina y humilde. Trabaja desde los 10 años. A los 15 se hace catequista y realiza tareas solidarias. Tiene que irse del hogar por las permanentes amenazas de secuestro y muerte por parte de los escuadrones de la muerte del partido del gobierno. Buscando refugio llega a la Argentina. Arístides Vera Silguero: conoce el trabajo campesino desde los 12 años. A los 17 participa del curso de formación para líderes parroquiales. Es casado y tiene seis hijos. Vivieron en la colonia San Carlos, “en donde las necesidades y el abandono son impresionantes”. Se incorpora a las luchas campesinas y sabe de persecuciones. Simeón Bordón Salina: crece en un hogar campesino de 16 hijos. Es catequista católico desde los 16 años. Está casado y tiene cinco hijos. Ahora, como los demás encarcelados, es un perseguido político a quien el juez Lijo niega el asilo. Roque Rodríguez: es agricultor, está casado y tiene nueve hijos. Fundador del Movimiento Agrario Popular y del Frente Nacional por la Soberanía y la Vida, ante el avance de la agricultura empresarial, y la necesidad de defender el medio ambiente y la subsistencia de las comunidades campesinas. Agustín Acosta González, pertenece a una familia campesina de nueve hermanos. Integró el Movimiento Juvenil Franciscano. En 1992 llegó a un asentamiento campesino cercano a la represa de Acaray. El dolor ante la injusticia marcó su vida para siempre. Las organizaciones populares de Argentina tenemos un insoslayable deber de solidaridad hacia estos luchadores. Sabemos de los esfuerzos de la Comisión de Derechos Humanos de Paraguayos residentes en Buenos Aires, de organismos como Fidela y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y del apoyo activo de varios compañeros del MOPASSOL. Hemos incorporado el tema al Informe Final de la Misión Internacional de Observación a Paraguay que hoy recorre el continente. Pero sentimos que todo lo hecho no basta. Tenemos que hacer mucho más para denunciar la tremenda injusticia que se está cometiendo, para expresar nuestra activa solidaridad con las familias de los compañeros y lograr su libertad.

35


36

Desde nuestro rincón de lucha

Buenos Aires, 27 de mayo de 2007

COMUNICADO de los seis Desde la cárcel de Marcos Paz, En nuestro carácter de presos políticos nos dirigimos a la opinión pública internacional para denunciar el terrorismo de Estado que viene profundizándose en Paraguay: 1- Denunciamos la aplicación del Plan Colombia-Plan Paraguay8, financiado por los Estados Unidos de Norteamérica, con activa participación del Gobierno colombiano. 2- Pedimos a la comunidad internacional observar detenidamente los hechos que vienen produciéndose en la continuación de la práctica de represión, violencia y terror en la sociedad civil, orquestado por el gobierno de Paraguay, teniendo en cuenta que el país carece de una tradición democrática. 3- Repudiamos las acciones llevadas adelante por el fiscal Rogelio Ortúzar9 y el juez Manuel Trinidad10, a quienes el Estado les confiere la obligación de proteger la vida y los bienes de los ciudadanos en el marco del estricto respeto a la dignidad de las personas y garantías que confieren la Constitución y las leyes, y que en ningún caso se puede admitir situaciones en que ellos podrían ser interpretados como asesinos o torturadores. 4- El Paraguay carece de un Estado de Derecho que proteja a sus ciudadanos y promueva la defensa de los derechos humanos. Las torturas, persecuciones por razones políticas y ejecuciones, se enmarcan dentro de la 8

En Paraguay, los procesos de militarización han sido constantes y han mantenido su vigencia luego de la caída del stronismo, siempre insertos en el marco de planes estratégicos de control territorial por parte de los Estados Unidos. Así se inserta el Plan Colombia, extendido a Paraguay desde el 2001 durante el Gobierno de González Macchi, reforzado en el de Nicanor Duarte Frutos en el 2007 y luego en el de Fernando Lugo en el 2009 y 2010, con adiestramiento del Gobierno colombiano y estadounidense a militares, jueces y fiscales paraguayos, compra de armas de Israel, y militarización en zonas estratégicas.

9

El fiscal Rogelio Ortúzar fue denunciado por organismos de Derechos Humanos por la matanza de 6 campesinos en Minga Guazú en el 2007. Conocido además por perseguir a organizaciones campesinas, por ir armado y vestido de guerra para encabezar desalojos violentos, y declarar al mismo tiempo, que hablar de “lucha de clases es delito por incitar a la violencia”. Fue uno de los fiscales acusadores del caso Cecilia Cubas. Junto a la fiscal Sandra Quiñónez mantuvieron presos por más de 1 año y 7 meses a 14 campesinos y dirigentes sociales acusados de ser “logística” del Ejercito del Pueblo Paraguayo (EPP), violando leyes nacionales e internacionales en el proceso, según el propio juez de la causa. En esa ocasión, los acusados fueron sobreseído por la inconsistencia de las pruebas, una de las más cuestionadas fue una película de Cantinflas que habían requisado a un acusado (publicado en el Periódico E’a, el 9 de julio de 2012)

10 El criticado juez, Manuel Trinidad, estuvo vinculado a casos de contrabando y narcotráfico, coima por evasiones millonarias de impuesto y tráfico de influencias. Fue procesado en el 2011 por “mal desempeño” y renunció en el 2014, ante su inminente destitución. Trinidad Colmán fue denunciado en reiteradas ocasiones por el Colegio de Abogados del Alto Paraná por resolver a favor de narcotraficantes y por enriquecimiento ilícito (causa pendiente). Según el Gremio fue blanqueado por la Corte Suprema de Justicia.


Memorias de una década de injusta prisión

violencia generada desde las instituciones del Estado, llámese Ministerio del Interior, Fuerzas Armadas, Fiscalías, Juzgados, Policía, Comisión de Seguridad Ciudadana (que no es otra cosa que un grupo parapolicial). Todas estas experiencias vigorizadas por la clara cooperación de los fiscales colombianos y expertos yanquis que operan en Paraguay. 5- Denunciamos que a este estado de cosas el Gobierno argentino nos quiere entregar en extradición, solicitada por este fiscal que se ha convertido en asesino y este tipo de juez, que apaña atropellos a la vida de las personas. 6- Hacemos un llamado a todos los organismos de derechos humanos, y a la comunidad nacional e internacional, a exigir que se nos conceda el refugio en la Argentina. Esperamos ser comprendidos por la mayoría que sufre la opresión y la injusticia. Solo la libertad, la verdad y la justicia traerán la paz. Desde la injusta prisión de Marcos Paz. Atentamente, Los seis paraguayos presos políticos. Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola y Agustín Acosta González.

37


38

Desde nuestro rincón de lucha

COMUNICADO

Campesino desaparece en manos de la Policía en Vaquería, Caaguazú Movimiento Agrario y Popular11 Paraguay, 26 Junio de 2007

El Movimiento Agrario y Popular (MAP), se dirige a la opinión pública nacional e internacional, para denunciar el secuestro y desaparición del compañero Perfecto Irala, dirigente de base, del Movimiento Agrario y Popular, de la Ocupación de Pariri, distrito de Vaquería, departamento de Caaguazú, ocurrido el día de ayer 25 de junio del año en curso. Los compañeros y compañeras han procedido a ocupar estas tierra el día 26 de febrero pasado teniendo en cuenta que las tierras fueron destinada a la Reforma Agraria y que posteriormente fueron vendida por Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), a empresarios extranjeros dedicados a la producción de la soja transgénica. Por las informaciones de algunos testigos, Perfecto Irala, fue secuestrado por un oficial de la Policía Nacional de apellido Vázquez de la Sub Comisaría de la Colonia Santa Clara del distrito de Vaquería. Varios compañeros dirigentes han llegado hasta las Comisarías de Santa Clara y Vaquería en busca de informaciones, sin embargo, no obtuvieron ninguna respuesta en relación al paradero del compañero Perfecto Irala. Ante esta situación, el Movimiento Agrario y Popular responsabiliza de este hecho de secuestro al Gobierno de Nicanor Duarte Frutos, que en forma sistemática recurre a este tipo de hechos ante la incapacidad de dar repuesta a los graves problemas sociales de Paraguay y en especial al problema de la tierra. Exigimos al Gobierno Nacional la inmediata liberación del compañero Perfecto Irala, el castigo ejemplar a los responsables de este hecho, y la entrega inmediata de las tierras a los compañeros sin tierra del MAP. Finalmente recurrimos a las organizaciones fraternas nacionales e internacionales solicitando la solidaridad y la liberación del compañero Perfecto Irala, dirigente de base del Movimiento Agrario y Popular. 11

Organización Campesina a la que pertenecían como miembros fundadores Roque Rodriguez, Basiliano Cardozo. Arìstides Vera y Agustín Acosta.


39

Memorias de una década de injusta prisión

ARTíCULO PERIODíSTICO Publicado en La Jornada, de México

Sin freno en Paraguay, la ola de plagios y asesinatos de campesinos Por Stella Calloni 12 Buenos Aires, 29 de junio. El reciente secuestro, tortura y asesinato de Antonio Almada, del Movimiento Campesino Paraguayo, quien fue sacado de su casa, en el asentamiento Meno Kue, departamento de Canindeyú, en Paraguay, se añade a la larga lista de casos similares que han sido denunciados por organismos humanitarios de ese país. Almada fue llevado con engaños a una emboscada el pasado 26 de mayo, y su cadáver, con señales de tortura, fue encontrado a un kilómetro de su casa. Sus familiares denunciaron que el cuerpo estaba golpeado, “tenía las uñas arrancadas, los genitales reventados y un orificio de bala en el cuello. Varios vecinos comentaron que escucharon gritos esa noche en una casa cercana, que está abandonada, donde se encontraron restos de sangre”, denunció la secretaría de relaciones internacionales del Partido Convergencia Popular Socialista (PCPS). A su vez, el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) Paraguay ha denunciado en años recientes unos 200 asesinatos y desapariciones de campesinos en distintos lugares del país, en los cuales también realizan maniobras las tropas de Estados Unidos, a las que el Congreso paraguayo concedió inmunidad desde mayo de 2005. En abril pasado, el Serpaj dio a conocer que grupos de policías y civiles maniataron y golpearon al niño Blas Argaña, de 11 años de edad, para que les dijera dónde estaba su padre. “Unos 30 policías que intervinieron la tarde del miércoles 18 de abril en la colonia Paraguái Pyahu, distrito de Guajayvi, encabezado por Menelio Orué, encargado de la comisaría local, maniataron, abofetearon y golpearon en la planta de los pies al niño, quien estuvo atado a un árbol cerca de una hora. Luego le dieron algo de dinero y le exigieron silencio. La fiscal Lilian Ruíz, quien había ordenado el proceso para detener a varios campesinos -entre ellos al padre del niño-, terminó pidiendo perdón por esos hechos”, informó el Serpaj. 12

Stella Calloni es una periodista y escritora argentina, destacada investigadora social y luchadora por los Derechos Humanos, Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí en 1986. Fue corresponsal de guerra en América Central, se especializó en Política Internacional. Su obra Operativo Cóndor es central.


40

Desde nuestro rincón de lucha

También mencionó otro procedimiento policial en el distrito de Guajayvi, San Pedro, en el que civiles armados y policías detuvieron y golpearon a cinco campesinos sin razón alguna, a quienes la fiscal Ruíz también ofreció “disculpas”. En este caso los policías fueron acompañados por civiles armados, “que actuaban bajo el mando de los uniformados”, relataron vecinos al promotor jurídico Juan Manuel Avalos, quien visitó la comunidad luego de la intervención. A su vez, la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay ha denunciado desde hace tiempo la tragedia que vive el movimiento campesino en ese país, ante el avance de las trasnacionales que ocupan sus tierras para sembrar transgénicos y utilizan métodos de terror para que los campesinos les dejen sus tierras, utilizando a fuerzas policiacas y grupos civiles armados. Debido a esto, organismos humanitarios de Paraguay han redoblado sus denuncias contra la “ley antiterrorista”, recientemente aprobada en ese país por la Cámara de Diputados, “a instancias y bajo presión de la embajada de Estados Unidos”, al advertir que esa legislación “criminaliza la lucha por la tierra en el país” y será usada como herramienta legal para perseguir” a quienes exigen sus derechos, calificándolos de “terroristas”. Ante la gravedad de esos sucesos, organismos humanitarios de Argentina y el también premio Nobel Alternativo, Martín Almada, descubridor de los “archivos del horror” en Paraguay en 1992, pidieron a la justicia y al gobierno argentino que no extraditen a seis campesinos paraguayos que están presos desde hace más de un año aquí, adonde llegaron en busca de refugio político. La extensa lista de asesinatos, desapariciones y torturas en años recientes, en las zonas rurales de Paraguay, “hace insostenible cualquier decisión que envíe a los campesinos presos en Argentina de regreso a su país, ya que a pesar de que se demostró su inocencia la justicia paraguaya insiste en solicitar su extradición”, expresó Almada recientemente en Buenos Aires. En una carta escrita desde la cárcel de Marcos Paz, los campesinos paraguayos recuerdan que llevan “un año presos por pensar, por querer ser libres, por denunciar injusticias y, sobre todo, por repudiar la presencia de las tropas de Estados Unidos” en su país. Detenidos el 2 de mayo de 2006, cuando llevaban los documentos requeridos por el Comité de Elegibilidad para Refugiados, en esa misma oficina y con inusitada violencia, señalan que se ha “hecho oídos sordos a nuestras denuncias de persecución, negándonos el refugio político a tres días de haberlo solicitado, argumentando que Paraguay es un país que goza de un Estado de Derecho, como dijo el juez (Ariel Lijo) que concedió la extradición en primera instancia”.


Memorias de una década de injusta prisión

También recordaron que pertenecen al “sector del campesinado que históricamente ha enfrentado la dictadura”, y que a los miles que sufrieron muerte y persecución en esos años ahora “se han sumado más de 200 mártires” desde la caída del dictador Alfredo Stroessner, en 1989. Por todo ello decidieron solicitar el apoyo de los pueblos de América Latina, para acompañar “en digna resistencia al pueblo campesino y pobre de Paraguay, y pedimos que la solidaridad exija refugio en Argentina y que miren lo que sucede en nuestro país”.

41


42

Desde nuestro rincón de lucha

CARTA A NéSTOR KIRCHNER Buenos Aires, 6 de agosto 2007

Excmo. Señor Presidente De la Nación Argentina Dr. Néstor Kirchner S / D REF: Situación presos políticos paraguayos De nuestra mayor consideración: Los abajo firmantes, militantes políticos, sociales, profesionales y personalidades de los DDHH, tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. a fin de hacerle saber nuestra preocupación por la situación de los seis campesinos paraguayos presos en nuestro país y con pedido de extradición por la República del Paraguay. (…) Motiva nuestra preocupación el hecho de habernos consustanciado con las actuaciones de las causas que se les imputa y considerar que se trata de personas que revisten el carácter de perseguidos políticos en su país.Estos seis campesinos, militantes ellos de un Partido legalmente reconocido en Paraguay como es el Partido Patria Libre, y del Movimiento Agrario Popular, jamás fueron objeto de llamados a indagatoria por delito alguno en su país.Han sido injustamente imputados por un crimen horrendo y repudiable como es el secuestro y homicidio de la Srta. Cecilia Cubas. Debemos decir que tal imputación estuvo siempre acotada a la prensa y a los acusadores públicos, jamás fue acogida favorablemente por el juez natural del proceso el Dr. Pedro Mayor Martínez. En efecto, Señor Presidente, baste confrontar lo aquí expresado con la causa en cuestión o con las declaraciones públicas del Juez de la causa para comprobar que jamás el magistrado incriminó a los campesinos presos, por los que ahora reclamamos, en la causa del homicidio mencionado. Estas personas se presentaron voluntariamente ante el Juez de la causa tantas veces como lo consideraron oportuno y jamás fueron indagados por el delito que ahora es objeto del pedido de extradición.


Memorias de una década de injusta prisión

(…) Salieron legalmente del Paraguay e ingresaron a la Argentina sin mediar restricción alguna a su desplazamiento, con sus documentos de identidad, y de inmediato se presentaron ante el Comité para la Elegibilidad de los Refugiados (CEPARE) lugar donde hicieron conocer la situación que los agravia. Sin embargo, después de ingresado el pedido de refugio, aparece una orden de procesamiento y detención por parte de una autoridad judicial que no es el Juez natural de la causa y por tanto violatoria de las más elementales normas del Derecho a la Defensa en juicio y virtud tanto de las leyes paraguayas como argentinas. En efecto Señor Presidente, es sabido que nadie –ni aquí ni allá– puede ser procesado si antes no es escuchado en el primer acto de la defensa como es la declaración indagatoria. De modo que se han violado las disposiciones procesales de ambos países. Y por si esto fuera poco, algún miembro del Poder Judicial como del Ejecutivo que Ud. preside, han recibido a abogados particulares paraguayos acompañados por el señor Blumberg solicitando que se apuren los trámites de entrega de los presos. Si así se hiciera ello constituiría a nuestro entender una tremenda injusticia para con estas humildes personas y sus familias puesto que les esperaría en Paraguay un proceso arbitrario, parcial y cargado de preconceptos respecto de la militancia política a la que se encuentran adscriptos. Es prácticamente seguro que de concretarse la extradición, serían sometidos a duras torturas y arbitrariedades, tanto ellos como sus familias, de la misma manera que ha sucedido con otros militantes de su misma organización detenidos en aquel país. Administrativamente la situación de los requeridos se encuentra actualmente en trámite de resolución ante el despacho del señor Ministro del Interior. Sin perjuicio de la existencia de un proceso judicial en vías de apelación ante la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, le recordamos Señor Presidente que las leyes argentinas en este tema admiten que tal proceso se paralice de inmediato y se archive en el supuesto caso de que el Gobierno Argentino acceda a concederles a las personas enjuiciadas el refugio por ellas solicitado. Así pues, Señor Presidente, entendemos que la concesión del refugio constituiría un acto de Justicia y de reparación del daño y los sufrimientos que han venido padeciendo las personas por las que bregamos y sus hambreadas y necesitadas familias.

43


44

Desde nuestro rincón de lucha

Quiera Ud. poder considerar todo lo aquí expuesto a la hora de resolverse definitivamente la situación descripta. Sin más lo saludamos muy atentamente en alta consideración a su investidura. Argentina: Osvaldo Bayer, Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, Mirta Baravalle, Roberto Gargarella, Diana Maffia, Patricia Walsh, Maristella Svampa, Inés Izaguirre, Graciela Zaldúa, Julio Gambina, Claudia Korol, Beatriz Rajland, Daniel Campione, Claudio Katz, Vilma Ripoll, Marcelo Parrilli, Agustín Vanilla, Rita Bertaccini, Carmen Colazo, Ruth Zurbriggen, Graciela Alonso, Gabriela Herczeg, Carlos Ernesto Motto, Pablo Herrero Garisto, Roxana Longo, Natalia Barbieri, Silvia Marta Montalbetti, Pantaleón Esteban Riquelme, Pablo Zisman, Mariano Algava, Mariano Levín, Marcelo Javier Aranda, Julieta Angelino, Martina Violeta Prina, Lucía Forneri, Analía Bruno, Aníbal Mosquera, Patricia Agosto, Mirta Israel, Elsa Rosa Limia, Mirta Isabel Fabre, Liliana Mazzea, Graciela Rosemblum. Víctor De Gennaro, Fernando Cardozo, Ricardo Peidró (Central de Trabajadores Argentinos). Jorge Acedo, Secretario General CTA Rosario. Gustavo Martínez, Secretario General Adjunto ATE Rosario. Eduardo Sorares, Raúl Grieve (Martín Fierro). Fernando Esteche, Raúl Lescano, Lucía Corsiglia, Facundo Lafit, Federico Lopardo, Leticia Rubio (MPR Quebracho). María Damasseno, Presidenta de la FUBA. Carlos Chile (Movimiento Territorial Liberación). Roberto Martino (Movimiento Teresa Rodríguez). Frente Popular Darío Santillán. Equipo de Educación Popular Pañuelos en Rebeldía. Colectiva Feminista La Revuelta. Colectiva Feminista La Caldera. Red Eco Alternativo-colectivo de comunicación y cultura. FISYP (Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas). MST-Nueva Izquierda. Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive. Centro de Abogados por los Derechos Humanos. Comisión por los DD.HH de Paraguayos


Memorias de una década de injusta prisión

Residentes en Buenos Aires. CTA FLORES AUTÉNTICA: Aurora Tumanischwili Penelón, Guillermo López, Domingo Greco, José Salvia. Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos. Silvia Bignami (Familiares de Víctimas de Cromagnon). Ofelia Rosález Giménez, Asistente Social. Ingrid Storgen de Amigos por la Paz en Colombia y en el Mundo. Marta Speroni, activista del Comité por los Cinco. Carlos Loza, Secretario General de ATE Puerto, Administración General de Puertos, CTA. Carlos Pellegrini, Secretario General de CTA Bancarios. Carina Maloberti, Secretaria de Organización de ATE, CTA. Alejandro Cabrera Britos, Delegado General de ATE SENASA, Martínez. Eduardo Espinosa, Delegado General de ATE, Ministerio de Desarrollo Humano, Provincia. de Bs. As. Pepino Fernández, UTD, Gral. Mosconi, Salta. Cristina Castello, poeta y periodista. Ana Sacchi, Presidenta del Movimiento Nacional Oro Negro, CTA. Gabriel Martínez, Secretario de Organización de FETERA (Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina). Paraguay: Marielle Palau, Martín Almada, Raquel Talavera. Brasil: Frei Betto, Ricardo Gebrim, CEPIS (Centro de Educación Popular del Instituto Sedes Sapientiaie), Movimento Consulta Popular, Sindicato dos Advogados do Estado de São Paulo. México: Ana Esther Ceceña. Uruguay: Irma Lentes, Plenaria Memoria y Justicia. Grecia: Anastasia Chepakki. Revista Alana.

45


46

Desde nuestro rincón de lucha

CARTA DE LOS SEIS A LOS TRABAJADORES DEL HOTEL BAUEN Buenos Aires, 23 de agosto de 2007

Compañeros y compañeras del hotel recuperado Bauen13: Un fuerte abrazo de combativos luchadores desde la prisión de Marcos Paz, de los seis campesinos paraguayos presos políticos. Desde este espacio de resistencia les alentamos a defender con firmeza los logros obtenidos. Han protagonizado un gran acto de rebeldía contra el capitalismo, constituyéndose en ejemplo de lucha contra los explotados y explotadas. Queremos hacerles saber que sus ideas son las nuestras, las de la libertad verdadera, que la lucha sea por la Patria Grande y la emancipación de los oprimidos y oprimidas contra sus opresores. Esperamos que se mantengan unidos teniendo presente la dimensión del enemigo y sus intereses. Nuestro deseo es que sigan luchando por la felicidad de los trabajadores, contra el sufrimiento, el dolor en que vive el pueblo pobre y explotado. Les dejamos este mensaje: “LA LIBERTAD VERDADERA ES DE LOS QUE LUCHAN”. Y desde nuestra condición de presos políticos les saludamos. La historia nos exige la unidad de los que luchamos ante el enemigo común, el capitalismo. Les dejamos todo nuestro cariño, nuestro abrazo revolucionario desde esta injusta prisión. Los seis campesinos paraguayos. ¡NO AL DESALOJO DEL BAUEN! Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González y Simeón Bordón Salinas.

13

El Hotel Bauen es una empresa tomada y recuperada por sus trabajadores desde 2003, luego de que los dueños lo cerraron tras la crisis del 2001 dejando a todos ellos sin empleo. Actualmente es administrado colectivamente como una cooperativa de trabajo. Funciona como hotel, centro cultural y de actividades políticas. En marzo de 2003, con la ayuda del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas (MNER), los empleados recuperaron el edificio y mientras luchaban por la propiedad lentamente reabrieron el negocio e iniciaron reparaciones. Desde ese tiempo, la cooperativa Bauen ha contratado 150 trabajadores, inaugurado un café frente a la calle (cuyas baldosas vienen de FaSinPat, una fábrica de cerámica controlada por sus trabajadores) y equipado más de 200 cuartos. Hasta el año pasado, los sucesivos intentos de desalojos, entre ellos el del 2007 al cual hace referencia la carta, fueron respondidos con resistencia, organización y movilización de sus trabajadores. El 26 de noviembre del 2015 fue aprobada su expropiación de forma unánime por el Congreso argentino, medida que fue revertida por el veto del presidente Mauricio Macri, lo que pone nuevamente a los trabajadores en riesgo de desalojo.


47

Memorias de una década de injusta prisión

artículo de contratapa de página 12, 15 de setiembre de 2007

Chokokue Por Osvaldo Bayer14 La realidad supera toda imaginación. Quién iba a pensar que aquella Argentina de donde salieron los ejércitos libertadores de América, después de aquel increíble 25 de Mayo de 1810, hoy tuviera presos políticos paraguayos, hombres que solo cometieron el delito de luchar por algo que les pertenece a los trabajadores de la tierra: precisamente, la tierra. Los he visitado en la cárcel de Marcos Paz y escribí una contratapa de esa causa, mostrando la absoluta injusticia que estábamos llevando a cabo. Pero el silencio de nuestros organismos oficiales de derechos humanos se mantuvo. Los campesinos paraguayos que lucharon por su tierra en Paraguay siguen presos en la Argentina. A todos los responsables de este proceder les presentaría el Informe Chokokue sobre “Ejecuciones y desapariciones en la lucha por la tierra en el Paraguay, 1989-2005”, de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay presentada al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Ahí figuran una por una las víctimas, con fotografía, biografía y lugar y fecha de su asesinato. Impresionante la cantidad de jóvenes asesinados. Chokokue, en guaraní, significa campesino. Los que engendran vida en la tierra con la semilla. El mundo entero lucha por la libertad de los cinco cubanos que mantiene presos Estados Unidos, hasta en nuestras calles se marcha por ellos. Pero la otra realidad es que la Argentina mantiene en cárceles a luchadores de aquí muy cerca, del Paraguay, la misma gente de origen guaraní que nuestros misioneros, correntinos, formoseños y chaqueños. Los norteamericanos, a cinco cubanos; los argentinos a seis paraguayos. He conocido a las esposas de los luchadores presos. Sus rostros, muy tristes. ¿Por qué para la Justicia los culpables son siempre los pobres y no los que tienen el poder y el dinero? Esas mujeres han venido a Buenos Aires, dejando a sus niños de muy corta edad atendidos por sus abuelas, allá, bien en el interior, entre selvas, plantíos y caudalosos ríos. Los seis presos paraguayos me han escrito una carta que me llegó al alma. Me dicen, entre otros párrafos, lo siguiente: “La realidad que nos toca enfrentar, trágica por cierto, nos conduce a una afirmación: que la historia del Paraguay está signada por la fatalidad y la pobreza, pues la corrupción, la exclusión y la discriminación continúan minando la estructura institu14

Osvaldo Bayer es un destacado periodista, escritor e historiador argentino. Reconocido además, por su solidaridad y su pluma, su voz, su trabajo siempre presente en la lucha por las causas justas.


48

Desde nuestro rincón de lucha

cional de la República. Si bien es cierto que se fue el dictador Stroessner, quedó la estructura que se construyó en sus treinta y cuatro años de gobierno autoritario. Aquí tenemos que los propietarios de las tierras malhabidas tienen nombre y apellido, son personas que formaron o siguen formando el entorno del poder político, militar y económico en el Paraguay”. La realidad la denuncian las estadísticas: 1.191.000 de seres humanos viven en condiciones de pobreza extrema. Ya esto bastaría para comprender por qué los labriegos de la tierra dicen basta y se organizan para terminar con la injusticia, el privilegio y las dictaduras “legales” de los dueños de todo. Qué hubieran pensado nuestros Castelli y Moreno, con aquellos profundos escritos sobre la Justicia y el derecho de todos, acerca de que hoy los argentinos protegemos indirectamente las acciones de los miserables dictadores del privilegio paraguayo. Por eso se ha levantado el sacerdote Fernando Lugo en tierras guaraníes contra la cadena de corrupción y antidemocracia que, como decimos, inició Stroessner y ahora continúa Duarte Frutos. El ex obispo Lugo siempre estuvo en las grandes marchas campesinas de reivindicación. Las autoridades argentinas tendrían que preguntar a Lugo quiénes son estos presos paraguayos y no a las “autoridades oficiales” producto del poder del dinero. Me escriben esos presos paraguayos de los argentinos: “Por denunciar nuestra realidad estamos presos, por ser libres, por educar a los humildes, estamos presos porque somos del pueblo, somos la voz de los sin voz, estamos presos porque somos coherentes con nuestro discurso, somos patriotas y pensamos en días mejores para las futuras generaciones”. Para juzgar los hechos debemos tener en cuenta que el Partido Colorado, que gobierna Paraguay desde siempre, colaboró en el Operativo Cóndor, repudiado por todos los organismos de derechos humanos del mundo, que entregó perseguidos políticos con Pinochet y Videla. No podemos los argentinos escondernos en supuestas obligaciones judiciales para mantener presos a estos hombres. Sería volver a los conceptos seudolegales en que se basaron los jueces de la dictadura de la nefasta y cruel época de la desaparición de personas. Y preguntarnos por qué en las falsas denuncias contra estos presos guaraníes intervino el señor Blumberg. Lo único que falta es que se mezclen ahora Bussi, Patti y Rico para dar fuerza “ideológica” a la infame acusación contra estos latinoamericanos que luchan, como en nuestro Chubut resisten los Nahuelquir y los Curiñanco contra el poder del dinero de Benetton. Mientras los campesinos paraguayos Agustín Acosta, Roque Rodríguez, Basiliano Cardozo, Arístides Vera, Simeón Bordón y Gustavo Lezcano están detrás de rejas argentinas, los verdaderos culpables especuladores de


Memorias de una década de injusta prisión

la tierra están libres y manejando fondos con los cuales se podría terminar el hambre en nuestras tierras. Creo que es una cuestión de honor para los argentinos abrir las puertas de la cárcel para los humildes luchadores de la tierra. Debemos organizar una larga marcha por nuestras calles para que esas manos, que hoy están separadas del mundo en la cárcel, vuelvan a arrojar las semillas en sus cálidas tierras mojadas por sus generosas aguas. Debemos encolumnarnos hacia el sol, acompañados por todos los cantores que cantan la poesía de la libertad y el trabajo. Iremos acompañados por la música de guitarras y arpas guaraníes. Sin hierros y sin armas, con las manos abiertas, poniendo el rostro. Una marcha como soñó Salvador Allende cuando antes de morir por la dignidad nos habló de las anchas alamedas por la cual iban a volver los trabajadores en busca de la dignidad. Los generosos de los pueblos no se rinden. Días pasados, en el espléndido acto por los presos políticos argentinos se pidió la libertad de ellos. Pocas horas después se recibió la limpia noticia que los tres estudiantes del Colectivo Amauta, que dirige el intelectual argentino Néstor Kohan, que estaban presos por participar del acto en recuerdo de las jóvenes vidas masacradas en Trelew por la dictadura militar de Lanusse, habían sido dejados en libertad. El acto se hizo frente al Bauen, lugar de encuentro de los que creen en el futuro, los que no se resignan, los que se dan la mano por una sociedad más justa y en paz. También en estos días de septiembre asistimos a un acto enternecedor: cuando las Madres desparramaron por los jardines de la Plaza de Mayo las cenizas de la bella Madre Marta Badillo, quien se fue por los cielos para seguir buscando a su hijo desaparecido. Hubo lágrimas generosas y palabras de despedida llenas de esperanza y noble orgullo. Marta Badillo, sus cenizas están en la Plaza Rebelde, y ella está escalando el paraíso de los que no se rindieron nunca en la búsqueda de la justicia. En cambio, los torturadores estarán ocupados eternamente en intentar liberarse del barro que los cubrirá para siempre. La ética siempre se impone finalmente en la Historia.

49


50

Desde nuestro rincón de lucha

Marcos Paz, Buenos Aires, 10 de noviembre de 2007

COMUNICADO

Los seis campesinos paraguayos presos políticos, nos dirigimos a la opinión pública nacional e internacional para seguir denunciando la situación política de Paraguay, la irresponsabilidad de la administración del Poder Judicial. Ante la resolución por la cual se concede la libertad al general Lino Oviedo15 absolviéndolo sin culpa y pena, después de haberlo condenado a diez años de cárcel, a cinco años de estar preso con sentencia firme, se produjo esta resolución emanada por la corte Suprema de Justicia. Tendríamos que preguntarnos ¿dónde está la seriedad del Poder Judicial en el Paraguay? La actuación de la Corte Suprema de Justicia fue grotesca; lo liberan en el día que se cerraba el plazo para la inscripción en el padrón electoral (Lino fue sacado del padrón por el delito que cometió) y lo más burdo es que el tipo, apenas se sabe del dictamen (a las 22:30 horas más o menos) va y se inscribe media hora después. Ante esta grave realidad quién podría confiar en las resoluciones de los magistrados, quién podrá creer las acusaciones, investigaciones, los procesos generados desde este Poder del Estado, mal llamado de justicia. Queremos dejar claro ante la comunidad internacional que el Paraguay carece de Estado de Derecho. El Poder Judicial se ha convertido en una sec-

15 Lino Oviedo fue un ex general paraguayo (1943 - 2013), uno de los protagonistas del golpe de Estado que destituyó a Alfredo Stroessner en 1989. Era considerado uno de los “hombres fuertes” del proceso posterior al stronismo, estuvo asociado a prácticas conspirativas y golpistas hasta su muerte. En 1996 intentó dar un golpe de Estado contra el entonces presidente Wasmosy, por el cual fue procesado y condenado años más tarde, a 10 años de prisión. En el mismo año formó su propio partido político, la Unión de Colorados Éticos (UNACE), como desprendimiento del Partido Colorado, que llegó a tener cuotas relativamente importantes de representatividad electoral. En 1999 fue acusado como autor moral del crimen de su rival político más importante, el vicepresidente Luis María Argaña, y también se le atribuyó la responsabilidad en la muerte de ocho jóvenes manifestantes que salieron a repudiar el magnicidio como prueba del carácter fascista del oviedismo, hecho conocido como “Marzo Paraguayo”. Dos días después del asesinato de Argaña y dictada la captura en su contra se dirigió a la República Argentina, en donde en menos de 48 hs. las autoridades le concedieron “Asilo político territorial”, siendo alojado en la provincia de Tierra del Fuego. Oviedo permaneció en Argentina hasta principios del año 2000, cuando se dirigió a Brasil donde quedó detenido. Poco después se lo vinculó a un nuevo intento de golpe de Estado, en marzo de 2000, contra el presidente González Macchi. Esa situación fue invocada por el mandatario para declarar Estado de Excepción y militarizar varios Departamentos, que pasaron a ser ocupados por las Fuerzas Armadas. En 2007, Lino Oviedo, fue dejado en libertad. La Corte Suprema de Justicia del Paraguay, con el voto de Óscar Bajac, Sindulfo Blanco y Alicia Pucheta de Correa, resolvió a su favor un Hábeas Corpus presentado en la causa que lo vinculaba al asesinato de Argaña. Poco después fue desvinculado de las demás causas que tenía pendiente.


51

Memorias de una década de injusta prisión

cional colorada16, evidenciando claramente la persecución sistemática que realiza el partido de gobierno desde este Poder del Estado contra sectores que no comulgan con sus prácticas, situando en primer lugar al campesinado que históricamente ha sido postergado, empobrecido y perseguido, principalmente los dirigentes de sus organizaciones. Resaltando la impunidad total en los numerosos asesinatos de dirigentes campesinos que nunca fueron investigados, ni esclarecidos en todos estos años, por esta administración de justicia. Este mismo poder del Estado se ha encargado de acusarnos y perseguirnos por nuestra opinión política y nuestra pertenencia al sector campesino, llevando detenidos un año y seis meses en las cárceles de Argentina. No somos intelectuales, no tenemos títulos universitarios de abogado, doctor ni licenciado. ¿Será porque somos pobres campesinos que no podemos tener derecho a gozar del Refugio Político? Por último, repudiamos enérgicamente las acciones llevadas adelante por el Poder Judicial en Paraguay y pedimos a la comunidad internacional que exija se nos conceda muy pronto el Refugio Político en Argentina, teniendo presente la grave situación política y jurídica que vive el Paraguay. Esperamos seamos comprendidos por la mayoría que sufren la operación y la injusticia. Desde la injusta prisión de Marcos Paz Argentina. Atentamente Los seis campesinos Paraguayos Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas y Arístides Vera Silguero.

16 Seccionales Coloradas, son organizaciones de base pertenecientes al Partido Colorado, que marcan la presencia y control territorial de dicha estructura política. Durante el stronismo las seccionales coloradas pasaron muchas veces a sustituir el rol del Estado en tareas tales como asistencia social y sanidad. A la vez fueron piezas claves en el funcionamiento en la instauración del terror y control sobre la población, convirtiéndose en verdaderos puestos de vigilancia, ya que los seccionaleros eran “pyragues”, informantes acerca del comportamiento de los habitantes de su jurisdicción y de los detractores del gobierno.


52

Desde nuestro rincón de lucha

Marcos Paz, 10 de diciembre de 2007

COMUNICADO de los seis En nuestra condición de presos políticos detenidos en el penal de Marcos Paz, nos dirigimos a la opinión pública para expresar cuanto sigue: 1- Denunciamos nuestra injusta detención que lleva un año y siete meses sin haber cometido ningún delito, el gobierno de la Argentina nos tiene en esta condición en el más absoluto silencio, convirtiéndose en cómplice de la persecución por nuestra opinión política y nuestra pertenencia al sector más perseguido históricamente en el Paraguay, el campesinado. 2- Hemos venido a solicitar protección al gobierno Argentino, ante la persecución por nuestra posición anti-imperialista en el Paraguay del nefasto General Stroessner, por denunciar la continuidad de las prácticas autoritarias, la pobreza, la exclusión, la presencia de marines norteamericanos en el Paraguay, el gobierno paraguayo pone en práctica la política pro yanqui de la guerra preventiva, razón por la cual estamos detenidos. 3- Nos invade la tristeza al recordar a nuestros hijos desnutridos en la pobreza a quienes la oligarquía mafiosa nos ha obligado a abandonar, quienes manejan el Poder Judicial en el Paraguay, un poder semi legal, herramienta de persecución del Partido Colorado. 4- Queremos dejar claro ante el mundo que el Paraguay es un país manejado por las mafias desde 1954 a través del tráfico de drogas, armas, piratería, que cuenta con protección de los órganos del Estado. El Gobierno argentino de concretar nuestra entrega al Paraguay nos estará entregando a la mafia, lo que significa enviarnos al matadero. 5- En esta fecha en que se recuerda la Declaración Universal de los Derechos Humanos, apelamos al Gobierno argentino, que nos conceda nuestra libertad teniendo presente que todo individuo tiene derecho a la vida y a la libertad.


Memorias de una década de injusta prisión

6- Por último agradecemos la solidaridad de los organismos de derechos humanos, personalidades, individualidades, organizaciones políticas, gremios, organizaciones barriales, medios alternativos, que nos han acompañado durante todo este tiempo de injusta detención. Confiamos en la trayectoria de la Argentina como tierra de asilo para los perseguidos políticos. Ante tanta agresión y dolor que nos toca vivir, les dejamos nuestro abrazo y nuestro cariño. Desde la injusta prisión de Marcos Paz, los seis paraguayos presos políticos. Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero y Roque Rodríguez Torales.

53


54

Desde nuestro rincón de lucha

Buenos Aires, 24 de diciembre de 2007

COMUNICADO de los seis En nuestra condición de presos políticos detenidos en el penal de Marcos Paz, nos dirigimos a la opinión pública para desearles a todos y todas felicidades y que estas fiestas encuentren a cada familia reflexionando sobre las injusticias en las que viven hoy millones de personas en el mundo, injusticias contra las que luchó Jesús. Nos pone contentos el posicionamiento antiimperialista del Gobierno argentino, al expresar que este país no es una colonia norteamericana. Paraguay sí es colonia yanqui. Por luchar desde nuestra condición de dirigentes campesinos por la soberanía de nuestro país se nos ha impuesto en este momento histórico la prisión en el extranjero. Nosotros somos y seremos la realidad y la contradicción del discurso del Gobierno argentino, que será responsable de proceder a extraditarnos a una colonia yanqui. Somos prisioneros del imperialismo norteamericano al igual que los cinco compañeros cubanos, estamos presos por repudiar a los yanquis. Por último, si el imperialismo nos llegara a matar y si tuviéramos posibilidad de volver a nacer, seguiríamos siendo antiimperialistas. Les dejamos a todos y todas nuestro cariño, nuestro abrazo y toda nuestra ternura, desde esta triste realidad de un fin de año tras las rejas de la injusticia. Desde la prisión en Argentina, los seis paraguayos presos políticos. Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales y Basiliano Cardozo Jiménez.


55

Memorias de una década de injusta prisión

Buenos Aires 13 de marzo de 2008

convocatoria a Conferencia de prensa por los 6 campesinos paraguayos, presos políticos. Martes 18 de marzo, 11 hs. Piedras 383 2do. Piso. Sede de la Federación Agraria Argentina Ante la inminente decisión de la Corte Suprema, organizaciones sociales, de derechos humanos y personalidades convocan a conferencia de prensa. Piden asilo político para los seis campesinos paraguayos presos en Argentina, detenidos hace dos años en cárceles de nuestro país. Son Agustín Acosta, Roque Rodríguez, Simeón Bordón, Gustavo Lezcano, Basiliano Cardozo y Arístides Vera, que a raíz de una oscura maniobra de la justicia paraguaya afín al Partido de gobierno de dicho país, fue requerida su captura y extradición por un delito que no cometieron. Y que la Justicia argentina impidió arrimar las pruebas que acreditaban la persecución política de ellos en Paraguay, permitiendo así la extradición, hoy apelada a la Corte. Nos consta la falsedad de los cargos que se formulan en su contra, sabemos que están perseguidos por su condición de militantes políticos opuestos al gobierno paraguayo y por su condición de luchadores de las organizaciones campesinas por la tierra, contra el latifundio, por la reforma agraria y otras reivindicaciones. Pedimos a los poderes públicos una resolución que posibilite la libertad de nuestros compañeros, a la Corte Suprema de Justicia que revoque el fallo de extradición y al Poder Ejecutivo que conceda el refugio político requerido, continuando así las mejores tradiciones argentinas de dar asilo a quienes son perseguidos por sus ideas o su accionar político, provenientes de diversos lugares del mundo. POR TODO ESTO, EXIGIMOS LA LIBERTAD DE LOS COMPAÑEROS CAMPESINOS, PRESOS POLÍTICOS PARAGUAYOS. ¡NO A LA EXTRADICIÓN, SÍ AL REFUGIO! Convocan: Federación Agraria Argentina (FAA); Central de Trabajadores de la Argentina (CTA); Mov. Territorial Liberación (MTL); Fund. de Investigación y Defensa Legal Argentina (FIDELA); Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH); Asoc. de


56

Desde nuestro rincón de lucha

Abogados de Buenos Aires (AABA); Mov. Campesino de Liberación (MCL); Organizaciones del Foro Nacional de Agricultura Familiar (FoNAF); Mov. Campesino Santiago del Estero (MOCASE); Asoc. de ex Detenidos y Desaparecidos; Comisión por la Libertad de los 6 Campesinos; Comisión de Derechos Humanos de Paraguayos residentes en Buenos Aires; Pañuelos en Rebeldía; Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos; Mov. por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos (MOPASSOL); Partido Comunista (PC); Libres del Sur; Frente Barrial 19 de Diciembre; Fund. Creciendo al Sur; Cultura Indígena; Mov. Popular Tekojoja; Mov. Patriótico Revolucionario Quebracho; CTD Aníbal Verón; Proyecto Sur; Comisión de Homenaje Permanente a los Combatientes Revolucionarios; Agrup. Martín Fierro; Nono Frondizi (Agrup. Envar el Kadri). ¡TODOS POR UN 2008 SIN PRESOS POLÍTICOS, TERRORISMO DE ESTADO, DESAPARICIONES FORZADAS, EXILIOS, NI LEYES ANTITERRORISTAS!


57

Memorias de una década de injusta prisión

Buenos Aires, 18 de marzo de 2008

CARTA DE LOS SEIS Nosotros, los campesinos pobres, labradores de la tierra, los sin nombre, sin historia, queremos comunicarles nuestra palabra verdadera esperando sea escuchada y tenga un lugar en el corazón de las argentinas y los argentinos, desde nuestro rincón de lucha, la cárcel de Marcos Paz, donde nos ha colocado la historia de nuestro país, Paraguay. Somos del sector históricamente postergado, empobrecido, reprimido: el campesinado. Paraguay viene sufriendo prácticas de gobiernos autoritarios desde 1954, con el acceso al poder del neonazi Alfredo Stroessner con fuerte apoyo de EEUU, con quien llegó a un acuerdo secreto, con ocho puntos estratégicos donde resaltaba la construcción de una poderosa base aérea en el corazón del Chaco Paraguayo, en Mariscal Estigarribia. Dentro de este Gobierno se produjo una feroz persecución a los patriotas paraguayos de diferentes organizaciones políticas, religiosas y campesinas en su mayoría, incluso militares que se opusieron al General Stroessner y fueron prisioneros como el caso del Capitán Ortigosa que estuvo preso durante 25 años. En los 35 años de gobierno de Stroessner, hubo miles de asesinatos, desapariciones, torturas, deportaciones, exilio, detenciones ilegales, en su mayoría a referentes del campesinado paraguayo. El 3 de febrero de 1989 en un golpe de Estado acomodado por los intereses de EEUU, fue desplazado del poder el nefasto general Stroessner, por su consuegro, el General Rodríguez, junto al General Lino Oviedo, los dos considerados capos mafiosos del narcotráfico y el contrabando. Así supuestamente se iniciaba la transición democrática que en realidad fue un cambio de ropajes. A partir de esta realidad surgieron nuevas organizaciones desde el campo popular, pero siguió la represión, la persecución a todos los que se oponían al Partido Colorado, que siguió gobernando con los mismos hombres que acompañaron al tirano. Con la salida de Stroessner del poder no terminaron las prácticas de la dictadura de eliminar a los enemigos políticos y organizaciones que representaban supuestamente un peligro para la estabilidad política en Paraguay, en honor al acuerdo secreto realizado con EEUU en noviembre de 1954. Para demostrar todo esto basta mencionar los asesinatos selectivos de nuestros compañeros campesinos que siguieron al derrocamiento del tira-


58

Desde nuestro rincón de lucha

no. A la fecha alcanza aproximadamente a 200 muertos de varias organizaciones. Muertes que no fueron investigadas, cubiertas con el manto de la impunidad para los efectivos policiales y parapoliciales. El asesinato de nuestros compañeros se produjo en las ocupaciones de latifundios improductivos, en los cortes de ruta en reclamo del legítimo derecho al acceso a la tierra y una mejor condición de vida. En 19 años de supuesta democracia permaneció viva la represión violenta. La criminalización de los medios de expresión surgió como producto de la “democracia”, continuaron las desapariciones de dirigentes y miembros de organizaciones de trabajadores rurales, las detenciones ilegales, el procesamiento en alguna causa criminal de al menos 4000 dirigentes campesinos. Estas graves violaciones a los derechos humanos obedecen a un plan destinado a detener espirales de protestas, atemorizar a comunidades y organizaciones campesinas, ante la extrema pobreza en la que vive más de la mitad de la población del país. Los más afectados somos nosotros, los campesinos sin tierra en lucha contra el latifundio y por la Reforma Agraria. Entendemos que estos hechos son incompatibles con una sociedad democrática y los consideramos como graves violaciones al derecho a la vida, reconocido y garantizado por la Constitución Nacional Paraguaya, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y la Convención Americana de Derechos Humanos, instrumentos jurídicos plenamente vigentes, cuya infracción genera responsabilidad internacional del Estado paraguayo. Como dirigentes campesinos, venimos denunciando al Estado de ser responsable de las graves violaciones a los derechos humanos registradas a lo largo de la historia de nuestro país, dejando claro ante el mundo que Paraguay es un país manejado por las mafias desde 1954 a través del tráfico de drogas, armas, piratería, contrabando, con protección de organismos del Estado. Dentro de este contexto histórico hemos asumido con valentía denunciar los proyectos hegemónicos de los EEUU, como hicieron nuestros pares desde las Ligas Agrarias Cristianas desde 1960, quienes fueron desaparecidos, asesinados y encarcelados en su momento. Hoy nosotros los más pequeños de la tierra, venimos a reafirmar que Paraguay ha sido convertido en un país clandestino generado por los intereses de los EEUU en complicidad con los mafiosos del Partido Colorado, con el propósito del control militar, económico y geopolítico de esta parte del mundo. Somos antiimperialistas, estamos en la defensa de nuestras tierras, de nuestra soberanía y hemos abierto surcos, hemos intentado que el mundo se asome a nuestra realidad. A esto responde esta persecución política e ideológica sistemática de la cual somos víctimas. Nos acusan en forma grotesca, sin el más mínimo


Memorias de una década de injusta prisión

decoro, del secuestro de la hija del ex presidente Cubas. Debemos dejar en claro que ese secuestro respondió a un ajuste de cuentas entre la oligarquía mafiosa paraguaya, que el Partido Colorado con todo el aparato del Estado instaló como un peligro interno, para justificar el atropello a los asentamientos campesinos en todo el país con las Fuerzas Armadas, para detener la ola de protestas desde este sector en el 2004-2005. Abriendo esto la posibilidad para la aplicación del método utilizado por los EEUU en complicidad con el gobierno colombiano en la lucha contra el narcotráfico y la insurgencia en Colombia, denominado en nuestro país Plan Paraguay–Plan Colombia, con fuerte apoyo de fiscales colombianos dirigidos por expertos del Comando Sur. Tenemos que ser justos en decir que no somos los únicos perseguidos por el Partido Colorado (Gobierno paraguayo), y esto se puede constatar en la actual campaña electoral, en su última fase, donde se acusa a candidatos de la oposición paraguaya de secuestradores. Ante esto insistimos que la administración de justicia es la herramienta más fuerte de persecución que tiene el Partido Colorado en estos momentos, que no dudan en utilizar contra todo aquel que se oponga a la política de Estado. Estamos encarcelados porque somos representantes del movimiento campesino y popular que lucha por cambiar la grave situación de injusticia social que impera en Paraguay. Nosotros, los hijos de los más humildes, del pueblo, solo podemos ser acusados por nuestra tenaz voluntad en la construcción de una patria digna. Nos acusan de estar unidos en una organización, porque estamos hartos de ver miseria para nuestros hijos mientras el régimen sirve a los mafiosos y poderosos del Partido Colorado. Somos responsables de la lucha por la tierra, somos responsables de la lucha por la Reforma Agraria. Somos responsables de la lucha por la no extranjerización de nuestras tierras, somos responsables de los cortes de ruta, de las ocupaciones de latifundios improductivos. Responsables de oponernos a la presencia de marines norteamericanos en nuestro país. Somos víctimas de la injusticia generada desde el poder absolutista y por sobre todo de las prácticas mafiosas de jueces y fiscales del Partido Colorado (Gobierno Paraguayo). Nosotros los campesinos paraguayos, les comunicamos a los argentinos de nuestra injusta detención que lleva un año y once meses, sin haber cometido ningún delito, sosteniendo que vuestro Gobierno, de acceder a entregarnos al Gobierno paraguayo, nos envía directamente a la tumba, convirtiéndose en cómplice de la persecución por nuestra opinión política y nuestra pertenencia al sector más perseguido históricamente en Paraguay,

59


60

Desde nuestro rincón de lucha

el campesinado. Por último, agradecemos la solidaridad de los organismos de derechos humanos, personalidades, individualidades, organizaciones políticas, gremios, medios alternativos, que nos han acompañado durante todo este tiempo de injusta detención. Ante tanta agresión y dolor que nos toca vivir, les dejamos nuestro abrazo y nuestro cariño. Desde la injusta prisión de Marcos Paz. Los campesinos paraguayos presos políticos. Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez y Gustavo Lezcano Espínola.


61

Memorias de una década de injusta prisión

Buenos Aires, 30 de marzo de 2008

CARTA DE LOS SEIS AL COLECTIVO AMAUTA Compañeros del Colectivo AMAUTA17: Un afectuoso abrazo de combativos luchadores, desde la injusta prisión de Marcos Paz, de los campesinos paraguayos presos políticos. Nosotros, los campesinos pobres, luchadores de la tierra, los sin nombre, sin historia, les escribimos esta carta para compartir nuestra voz, expresando nuestro dolor por tanta injusticia que estamos viviendo en esta feroz persecución política e ideológica que nos imponen desde la oligarquía mafiosa de nuestro país. Nos causa mucho dolor e impotencia esta situación de estar presos en el extranjero, lejos de nuestras familias, hijos, esposas, hermanos y hermanas, perseguidos al igual que nosotros, dolor que nos imaginamos sabrán entender en su real dimensión, por su claridad ideológica y por el estudio profundo del marxismo a través de uno de sus referentes más importantes en nuestro continente: el Che. Esto nos motiva a escribirles esperando comprendan la difícil situación que nos toca enfrentar como luchadores, a casi dos años de nuestra detención. Pedimos solidaridad tan necesaria en estos momentos, y si cabe en sus posibilidades una visita, que será de mucha ayuda para nosotros, para seguir soportando el sabor amargo de la injusticia. Son estos tiempos tan difíciles en donde los gobiernos se declaran democráticos, con un fuerte componente neoliberal, donde se impone la cultura de esta política con sus pretendidos aprendizajes, destruyendo la búsqueda de la justicia, instalando la lucha de todos contra todos, de los propios excluidos contra los excluidos. Para nosotros estos casi dos años de prisión fueron muy duros. Hemos descubierto la contradicción fundamental en la práctica de nuestras organizaciones, donde se puede observar un fuerte componente de esta cultura neoliberal de todos contra todos. Cuando fuimos detenidos, a los tres días hemos recibido la visita de los abogados de FIDELA (organización de derechos humanos de Argentina que 17 El Colectivo Amauta es un colectivo de formación política formado por compañeras y compañeros de inspiración marxista, guevarista y mariateguiana. Amauta es un término quechua que designaba a los educadores. También se llamó así una influyente revista literaria y política peruana fundada y dirigida por el marxista revolucionario José Carlos Mariátegui. 


62

Desde nuestro rincón de lucha

defiende presos políticos), quienes asumieron con espíritu y compromiso revolucionario nuestra defensa, haciéndonos sentir la solidaridad de la que siempre habla Fidel, la que nos enseñó el Che Guevara y todos los compañeros que construyeron un ejemplo para los pueblos del mundo, la Cuba socialista. Este valor es fundamental. La solidaridad es la base para construir una contracultura al neoliberalismo que nos separa, nos divide, nos excluye, nos destruye. En ocasiones nos pasamos peleando contra los diferentes y dejamos al antagónico dormir en paz. Compañeros, esperamos que nuestras palabras sean bien recibidas desde nuestro rincón de lucha, la cárcel, donde nos ha colocado nuestra pertenencia al campesinado. Como orgullosos herederos de aquellos luchadores que perdieron sus vidas en las garras de la dictadura, enarbolamos hoy sus banderas de lucha contra el hambre y la represión en el Paraguay. Desde este sector nos hemos organizado desde la perspectiva de la historia de nuestro pueblo como expresión de rebeldía, producto de la indignación ante las injusticias contra los desposeídos. Por último, los invitamos a que nos acompañen a nosotros y a nuestro pueblo en esta solitaria lucha que espera justicia hace siglos. Somos producto de la injusticia. Comprendemos que está en manos del pueblo organizado alcanzar la libertad y la justicia que solo será posible con el grito solidario de América. Les dejamos nuestro abrazo revolucionario, nuestro cariño y nuestra ternura. Desde la injusta prisión de Marcos Paz. ¡Hasta la victoria siempre! Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola y Agustín Acosta González.


63

Memorias de una década de injusta prisión

13 de abril del 2008

COMUNICADO de los seis

A la opinión pública En nuestra condición de presos políticos detenidos en el penal de Marcos Paz, nos dirigimos a la opinión pública para expresar cuanto sigue: 1- Denunciamos el asesinato de dirigentes campesinos en Paraguay. Responsabilizamos del atentado ocurrido en la noche del martes 8 de abril en el departamento de Canindeyú, contra el apoderado del Movimiento Popular Tekojoja Alfredo Ávalos. Su esposa resultó muerta y él se encuentra al borde de la muerte a consecuencia del ataque recibido de bandas mafiosas que operan bajo el mando del Partido de gobierno con total impunidad. 2- Esta práctica criminal de la oligarquía mafiosa paraguaya que venimos denunciando hace dos años desde la cárcel, en todo este tiempo ha registrado varios asesinatos como el caso de los compañeros: Luis Martínez, Antonio Almada y Geraldino Rotela, todos dirigentes campesinos y en los últimos tiempos dirigentes del Movimiento Popular Tekojoja. 3- Ante el temor de correr esta misma suerte por las amenazas constantes recibidas de los grupos parapoliciales, hace dos años hemos decidido presentarnos ante el Gobierno argentino peticionando protección por la persecución política sistemática desde el Estado paraguayo. 4- Reiteramos la denuncia de nuestra injusta detención por parte del Gobierno argentino, que desconoce la persecución política puesta en evidencia con los asesinatos selectivos de dirigentes políticos y de los gremios campesinos. Volviendo imposible sostener que Paraguay goza de un Estado de Derecho, argumento del Gobierno argentino para no concedernos el refugio político, a diferencia de los Gobiernos de Brasil y Francia, que lo han concedido a compatriotas nuestros. 5- Cabe preguntarnos, ¿a qué Estado de Derecho se refiere el Gobierno argentino en su argumento para el rechazo de nuestra solicitud de refugio político? No debemos olvidar que la Alemania Nazi fue considerada un Estado de Derecho por sus vecinos.


64

Desde nuestro rincón de lucha

6- Repudiamos enérgicamente las graves violaciones al derecho a la vida, reconocido y garantizado por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y la Convención Americana de Derechos Humanos, cuya infracción genera responsabilidad internacional del Estado paraguayo. 7- Exigimos ante estos hechos al Gobierno de la Argentina nos conceda el refugio político y la libertad. 8- Expresamos nuestra solidaridad con el Movimiento Popular Tekojoja y los familiares de Alfredo Ávalos, y hacemos un llamado a todos a solidarizarse con el pueblo paraguayo reclamando justicia y el pronto esclarecimiento del hecho ocurrido. Ante tanto dolor y tanta agresión esperamos seamos comprendidos por los que sufren la opresión. Desde la injusta prisión de Marcos Paz. Atentamente. Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero.


65

Memorias de una década de injusta prisión

18 de abril del 2008

CARTA A LOS SEIS DEL COLECTIVO AMAUTA Conocimos personalmente a estos compañeros paraguayos el año pasado, en la cárcel de Marcos Paz, cuando fuimos a visitar a Fernando Esteche y Boli Lescano18, otros presos políticos, actualmente en libertad luego de varios meses de prisión y una larga huelga de hambre. En aquella oportunidad tuvimos el honor de regalarles algunos libros sobre el Che Guevara y Antonio Gramsci que habíamos llevado a la cárcel. Poco tiempo después, el Colectivo AMAUTA y la Cátedra Che Guevara que impulsamos organizaron una clase pública (cuando cortamos las avenidas Callao y Corrientes del centro de Buenos Aires) reclamando la libertad de todxs lxs presxs políticxs, incluyendo a los seis compañeros de Paraguay. En aquella iniciativa callejera logramos rodear este reclamo de varias organizaciones populares, sindicales, estudiantiles, piqueteras, barriales y culturales. También se sumaron a la protesta reconocidos intelectuales como Osvaldo Bayer y Vicente Zito Lema, periodistas comprometidos como Herman Schiller y Omar López, la abogada Myriam Bregman y una compañera estudiante presidenta de la FUBA que fueron oradores del acto. Poniendo su pluma y su ética inquebrantable al servicio del reclamo por la libertad de los seis campesinos paraguayos y de todxs lxs presxs políticxs, Osvaldo Bayer escribió entonces una hermosa nota publicada en la contratapa del periódico Página 12. Con esas movilizaciones y campañas públicas logramos arrancar a varios presos de la cárcel. No obstante, los seis campesinos, militantes del 18 Fernando Esteche y Raúl (Boli) Lescano son los principales referentes del MPR Quebracho. Fueron apresados en diferentes circunstancias a causa de la lucha revolucionaria. Compartieron prisión con los 6 en el Penal de Marcos Paz, en ese momento, ambos estaban presos por encabezar manifestaciones y acciones de repudio por el asesinato del docente y militante de izquierda Carlos Fuentealba, muerto en la provincia de Neuquén durante una manifestación docente que terminó con una dura represión ordenada por el gobernador Jorge Sovisch del derechista Movimiento Popular de Neuquino. Fernando y Raúl lograron su libertad en octubre de 2007, luego de seis meses de prisión y 43 días de huelga de hambre. Años después, recibirían condena de prisión efectiva en esa causa, por lo que serían nuevamente encarcelados en diciembre de 2013. En mayo de 2014, Boli Lescano sufrió un ACV en prisión. El Juzgado interviniente le concedió recién en agosto de ese año la prisión domiciliaria debido a su delicado estado de salud. El policía Darío Poblete fue condenado en 2008 a prisión perpetua por haber disparado contra Carlos Fuentealba. Jorge Sobisch fue beneficiado por el cierre de la Causa Fuentealba II que investigaba la responsabilidad política del asesinato del maestro, en septiembre de 2016. El dirigente histórico de Quebracho, Boli Lescano, falleció el 9 de setiembre de 2016.


66

Desde nuestro rincón de lucha

Partido Patria Libre de Paraguay, continúan tras las rejas. En los próximos días, integrantes del Colectivo AMAUTA los iremos a visitar a prisión. Pero las visitas no alcanzan. Hoy en día se torna necesario romper el cerco de la desinformación mediática y el chantaje perverso del macartismo, bases objetivas de la indiferencia y la complicidad con la injusticia. Retomando la herencia olvidada de Silvio Frondizi, Ortega Peña, y tantos otros intelectuales militantes que en otras décadas dieron su vida y su ejemplo por la defensa de los presos políticos, tenemos que tomar esta bandera como parte de todo el movimiento popular. ¡LIBERTAD a los seis compañeros paraguayos! ¡No a su extradición! ¡LIBERTAD a Karina Germano López, la “gallega”! ¡LIBERTAD a los presos de Las Heras! ¡LIBERTAD a los presos internacionalistas chilenos capturados en Argentina! ¡LIBERTAD a todxs lxs presxs POLÍTICXS! Colectivo AMAUTA - Argentina


67

Memorias de una década de injusta prisión

Buenos Aires, 18 de abril de 2008

CARTA DE LOS SEIS Hermano pueblo argentino: Escribimos esta carta desde la cárcel, somos los seis paraguayos detenidos por el caso Cecilia Cubas. Queremos poner a conocimiento de la opinión pública que no conocimos, no secuestramos y menos hemos matado a la señorita Cecilia Cubas, nuestro pecado fue haber participado el 13 de enero del 2005 de una reunión de la conducción del Partido Patria Libre, organización de izquierda. Un testigo falso pagado, Dionisio Olazar, hizo que la Fiscalía nos incluyera, primero por “omisión de aviso”, y con la misma declaración nos acusaría posteriormente de “homicidio y secuestro”. Esta fue la excusa perfecta para militarizar el campo y aumentar la persecución a organizaciones campesinas, dirigido todo esto por marines norteamericanos. Denunciamos ante el pueblo argentino que somos perseguidos por nuestra filiación partidaria, somos presos políticos en las garras de gobiernos pro-imperialistas norteamericanos, en tiempos “democráticos”. Ante esta situación de inseguridad jurídica y la falta de respeto del legítimo derecho de la presunción de inocencia, hemos decidido recurrir al derecho del refugio Político del Tratado de Montevideo que Paraguay suscribió y ratificó. El problema es que Paraguay no respeta los principios del derecho internacional. Es por todo esto que hacemos un llamado a todas las organizaciones políticas de izquierda y progresistas de Argentina a repudiar la expulsión territorial por cuestiones ideológicas y de filiación política. Nos ratificamos en que somos perseguidos políticos por el Terrorismo de Estado vigente en Paraguay. Reiteramos: estamos presos por nuestros ideales y nuestra posición política, somos presos políticos. Queremos denunciar ante la sociedad civil el incumplimiento de la ley 24.660 y demás tratados internacionales sobre las condiciones de detención, que en el artículo 58 se establece que el régimen penitenciario debería asegurar y promover el bienestar psicofísico de los internos, para lo cual se atenderán especialmente las condiciones ambientales y de higiene de los establecimientos y esto no es así.


68

Desde nuestro rincón de lucha

En consecuencia, tenemos serias dificultades, tanto de hacinamiento, problemas de salud y una falta de atención acorde por parte de especialistas y del personal penitenciario. Por último, reconocemos el acierto y gran valor de las políticas de derechos humanos del actual Gobierno argentino y esperamos confiados la resolución del refugio político que hemos solicitado oportunamente. Un fuerte abrazo al pueblo argentino desde esta fría prisión. ¿Cómo entender y adaptarnos a tanto dolor y tanta locura? Atentamente Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González y Simeón Bordón Salinas.


69

Memorias de una década de injusta prisión

Argentina, 15 de agosto del 2008

COMUNICADO

INICIO DE HUELGA DE HAMBRE Los seis campesinos paraguayos presos políticos, nos dirigimos a la opinión pública para expresar cuanto sigue: Que desde hoy nos declaramos en huelga de hambre, por tiempo indefinido desde el penal de Marcos Paz. Hemos tomado esta determinación ante la inacción del Gobierno argentino para resolver nuestra injusta prisión en la que llevamos dos años, tres meses y trece días. Llegamos a la Argentina confiando en las instituciones de este país y su larga trayectoria como tierra de asilo para miles de perseguidos políticos. Reclamamos nuestra Libertad y el Refugio Político, porque somos víctimas de una persecución política. No existe jurídicamente argumento para seguir prisioneros del poder político, teniendo presente lo resuelto por el juez de garantías en Paraguay, que no existe elemento para sostener en grado de probabilidad de sospecha en la comisión del delito que se nos acusa. Nos cuesta comprender ante estas expresiones que sigamos presos en un país reconocido a nivel internacional por el respeto a los Derechos Humanos. Reiteramos nuestro pedido de Solidaridad a todos aquellos que consideren injusta nuestra prisión y les hacemos un llamado a acompañar este justo reclamo, exigiendo al gobierno nos conceda el Refugio Político. Les dejamos a todos y todas nuestro abrazo tierno y todo nuestro cariño. Los seis campesinos paraguayos presos políticos. ¡Refugio Político, Libertad o Muerte! Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas y Arístides Vera Silguero.


70

Desde nuestro rincón de lucha

29 de agosto del 2008

Crónica de la marcha al Ministerio del Interior En el día de ayer jueves, una marcha compuesta por alrededor de 800 compañeros marchamos desde Avenida de Mayo y 9 de julio hasta la casa de gobierno, donde funciona el Ministerio del Interior. Allí una comitiva compuesta por los abogados de la Fundación FIDELA y de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre fueron recibidos por el secretario del ministro del Interior, Marcio Barboza Moreiro, quien comentó que el ministro Randazzo no firmará por ahora el refugio de los compañeros por supuestos informes negativos que provienen de la secretaría de Derechos Humanos y también del Ministerio de Justicia. Hay que recordar que el primero de esos entes es dirigido por el ex defensor de presos políticos, Eduardo Duhalde, y el ministerio de Justicia por el ultra conocido Aníbal Fernández, quien ya había acusado a los campesinos paraguayos de ser autores del crimen de Cecilia Cubas sin prueba alguna apenas iniciada la persecución a los dirigentes campesinos. Aunque era algo presente desde el comienzo de la persecución a los paraguayos, también se supo en la reunión que hay presiones de Estados Unidos y de la justicia paraguaya para que no se otorgue el refugio a los compañeros, claro está, por ser una causa enmarcada en los alcances del Plan Colombia y de la política yanqui en América Latina. Interior se comprometió a contestar las decisiones del caso que según se sabe, serán tomadas entre Cristina Fernández de Kirchner, el presidente paraguayo Lugo y el ministro del Interior de la Argentina Randazzo, por lo cual en estos momentos definitorios, debido a que el estado de salud de los campesinos es cada vez más crítico, instamos a todas las organizaciones a seguir difundiendo, apoyando y militando cuanta actividad surja en el marco de la causa. (…) Finalizada la marcha a Interior, el grueso de los compañeros nos dirigimos a las escalinatas de la catedral de Buenos Aires donde se estaba realizando una radio abierta por la crítica situación de los 23 presos políticos de la Asamblea de San Telmo.


Memorias de una década de injusta prisión

Participaron de la marcha organizada por la Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos, la Fundación FIDELA, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Coordinadora Antirrepresiva del Oeste, Coordinadora Antidepresiva Sur Carlos Petete Almirón, Frente Territorial 26 de Junio, BOP, MTL, MPR Quebracho, Democracia Obrera, PRT Santucho, MAR, FUTRADE y O, Comisión por la Libertad de José Villalba y los presos de Las Heras. Comisión por los DDHH de Paraguayos Residentes en Buenos Aires, Movimiento Nacional de Víctimas de la Dictadura Stronista – Secretaría Internacional.

71


72

Desde nuestro rincón de lucha

Buenos Aires, 4 de Septiembre de 2008

COMUNICADO de los seis

A la opinión pública En nuestra condición de presos políticos desde el penal de Marcos Paz, hoy, a 21 días de haber iniciado nuestra huelga de hambre, nos dirigimos a la opinión pública para expresar cuanto sigue: 1. Nuestro mayor repudio al intento de confabular un golpe de Estado en el Paraguay, de la mano de dos hombres que tienen grandes deudas con todo el pueblo paraguayo, el general golpista Oviedo y el ex presidente Duarte Frutos. 2. Este hecho confirma en forma clara y contundente lo que venimos denunciando desde nuestra injusta prisión, que el Poder Judicial es el brazo más fuerte que tiene el Partido Colorado. 3. Desde este Poder se liberó al general Oviedo después de una condena firme sin culpa y pena, para presentarse como candidato a la presidencia. Así también, se permitió a Duarte Frutos candidatearse al Senado en abierta violación de la Constitución Nacional, que establece que el ex presidente debe ocupar el cargo de senador vitalicio. Además, hay que sumarle a esto, que este Poder del Estado, ha dejado en libertad a los Paiva, propietarios del supermercado siniestrado donde fallecieron aproximadamente 400 personas, tras la nefasta orden de cerrar las puertas para que nadie salga sin pagar. 4. Gracias a este Poder Judicial Colorado hoy estamos presos en la Argentina por el delito de habernos reconocido y organizado como clase, para por cambiar la realidad. 5. Hacemos un llamado desde las oscuridades de esta injusta prisión, a la solidaridad con el proceso paraguayo en defensa del inicio de la democratización del Paraguay.


Memorias de una década de injusta prisión

6. Reiteramos en esta nota nuestro pedido al Gobierno argentino de Libertad y Refugio Político, a pesar de que se busca por todos los medios ocultarnos. Somos una realidad dolorosa que eleva ante el mundo un grito pidiendo justicia. Nos despedimos con el mayor respeto, dejándoles nuestro saludo y nuestro afecto. Los seis campesinos paraguayos. Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero y Roque Rodríguez Torales.

73


74

Desde nuestro rincón de lucha

Miércoles, 10 de septiembre de 2008

CONVOCATORIA A MARCHA

Seis paraguayos llevan 27 días sin comer en una cárcel argentina Comunicado de la Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos responsabiliza al gobierno argentino por las “nefastas consecuencias en la salud de los 6 compañeros”. Llevan dos años y cuatro meses en la cárcel de Marco Paz. Son los seis campesinos acusados por participación en el caso del secuestro y asesinato de Cecilia Cubas. El mismo fiscal general de Estado, en su momento, había declarado no contar con prueba alguna en contra de ellos, sin embargo, cuando fueron a pedir asilo político fueron detenidos y llevados directamente a la cárcel. Los seis son campesinos que tienen inquietudes políticas y sociales, en sus comunidades trabajaban en denuncia contra el sistema impuesto por el Partido Colorado y su gobierno. Mañana jueves, en el día del aniversario del Partido Colorado, nuestros seis compañeros cumplen 27 días en huelga de hambre. Con el espíritu cada vez más fuerte, pero un poco debilitados en salud llegan casi a un mes, sin lograr que la justicia argentina tome resolución en el caso. La justicia argentina debe resolver concederle el “Refugio Político” que implica la libertad de los seis. Las organizaciones sociales de Argentina y la Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos nuevamente convocan para una manifestación en el día de mañana a las 10:30 horas en Viamonte y Libertad, frente a la Cámara de Apelaciones donde justamente se congregarán los familiares de otros 23 presos para acompañar a los abogados que solicitan una apelación para los 23 inquilinos que están en cárcel por un caso acaecido en el barrio San Telmo de Buenos Aires.


75

Memorias de una década de injusta prisión

Buenos Aires, 16 de septiembre del 2008

COMUNICADO de los seis Los seis paraguayos prisioneros políticos en huelga de hambre, desde el penal de Marcos Paz nos dirigimos a la opinión pública para expresar cuanto sigue: 1- Ponemos a conocimiento de todos que llevamos 33 días de Huelga de Hambre sin obtener ninguna respuesta a nuestro pedido de Libertad y Refugio Político. 2- Cada día que transcurre se complica gravemente nuestro estado de salud y compromete nuestro físico a daños irreparables. 3- Hacemos una aclaración sobre una situación en particular, ante las declaraciones públicas del Ministro de Justicia, Aníbal Fernández, a través de una radio local expresando que nuestra situación es un problema jurídico y no político, al ser consultado si van a concedernos el estatus de refugiados políticos. Esta es totalmente contraria a la resolución de la Corte Suprema argentina, que ha suspendido el trámite de apelación sobre la extradición solicitando al Poder Ejecutivo que resuelva sobre nuestro pedido de Refugio Político. 4- Ante esto, sostenemos que somos rehenes del poder político, porque el Gobierno argentino no quiere reconocer la realidad que vive Paraguay en materia de manejo del Poder Judicial, con un sistema heredado de la dictadura, con jueces funcionales a la mafia que operó y sigue operando desde el Partido Colorado con sesenta y un años de persecución y asesinatos a líderes de la oposición. 5- Con nuestra injusta detención el Gobierno argentino se convierte en cómplice de esta realidad y además está violando el Pacto de San José de Costa Rica en su artículo séptimo punto quinto, porque llevamos más de dos años presos sin juicio y sin perspectiva de una pronta solución. 6- Reiteramos que nuestro único delito fue reconocernos como clase y luchar abriendo surcos para que el mundo vea nuestra realidad. 


76

Desde nuestro rincón de lucha

Por último, pedimos a todas las organizaciones políticas, gremios, individualidades, personalidades a elevar su voz de protesta ante los Gobiernos de Paraguay y Argentina que nos tienen de rehenes. En nombre de mis cinco compañeros Roque Rodríguez, Arístides Vera, Simeón Bordón, Gustavo Lezcano, Basiliano Cardozo y en el mío propio, Agustín Acosta, les dejamos todo nuestro cariño y nuestro afecto.


77

Memorias de una década de injusta prisión

Domingo, 21 de septiembre de 2008

CONVOCATORIA ACAMPE POR LA LIBERTAD

Concentración y acampe por la libertad de los presos paraguayos Por Agencia Walsh Este martes, cuando se cumplan 40 días de huelga de hambre de los seis dirigentes campesinos, detenidos políticos en Marcos Paz, instalaremos la Carpa por la Libertad para que se terminen el ensañamiento y la injusticia que sufren estos compañeros a manos del gobierno argentino, campeón verbal de los derechos humanos en el mundo entero. Diversos organismos de derechos humanos, partidos políticos y organizaciones sociales se concentrarán el martes 23 de setiembre en el Obelisco, a las 17, y luego instalarán la Carpa por la libertad en Plaza Lavalle, frente a Tribunales. En la ocasión, reconocidos luchadores y dirigentes populares, junto a los familiares de los compañeros encerrados en el penal de Marcos Paz, realizarán una conferencia de prensa para reclamar ¡Refugio y Libertad! El acampe frente a los tribunales es una medida de lucha en consonancia con las decenas de familiares y amigos de los compas, que están reclamando de idéntico modo en Asunción, Paraguay. Como se sabe, la llamada justicia de ese país aún hoy es un bastión del Partido Colorado, célebre por sus crímenes contra el pueblo y su sometimiento a los Estados Unidos. Por su parte, el Gobierno argentino no da señales de poner fin a esta injusticia y continúa pulverizando la tradición del país de brindar asilo a los perseguidos, al tiempo que sus multimedios amigos invisibilizan el tema. Asimismo, la Suprema Corte, que está en condiciones de excarcelarlos por haber superado ellos el tiempo de cárcel que otorga ese derecho, permanece en un cómplice silencio. (…) Por eso, no dejemos solos a los compañeros, pongamos el cuerpo y toda la fuerza necesaria para liberarlos. Cada día, cada hora que pasa sus organismos se debilitan.


78

Desde nuestro rincón de lucha

Sus vidas corren peligro. Se sabe, todo compañero encarcelado es un pedazo de nuestros sueños. Más allá de las lecturas políticas y de coyuntura que hagamos, pongámonos en la piel del hermano que salió a luchar y reclamar por otros y hoy está esperando que sus pares, nosotros, los rescaten de las manos del enemigo. No permitamos que desaparezcan detrás de las rejas. Su liberación será un triunfo para todo el pueblo y marcará el camino para la libertad de todos los presos políticos. ¡Vamos todos por Refugio y Libertad para Agustín, Roque, Simeón, Gustavo, Arístides y Basiliano!


79

Memorias de una década de injusta prisión

Buenos Aires, 29 de septiembre de 2008

CONVOCATORIA CONCENTRACION POR LA LIBERTAD

A 46 DÍAS DE HUELGA DE HAMBRE DE LOS 6 PRESOS POLÍTICOS PARAGUAYOS CONVOCATORIA A CONCENTRACIÓN EN EL PUENTE PUEYRREDÓN PARA EL 02/10, A LAS 11.00 HORAS Comisión por los DDHH de Paraguayos Residentes en Buenos Aires Movimiento Nacional de Víctimas de la Dictadura Stronista – Secretaría Internacional. Adhiere Movimiento Popular Tekojoja – Departamental Buenos Aires. La situación regional se vuelca día a día, poco a poco, a una polarización con eje en el disciplinamiento de los pueblos que resisten frente a las exigencias crecientes de los intereses económicos imperialistas. Las leyes antiterroristas de Chile y Argentina y el recorrido de Thomas Shannon envalentonaron a los criminales de lesa humanidad y genocidas de la medialuna de Bolivia, los golpistas del Gral. Oviedo en Paraguay, el ataque de Bachelet a los mapuches, la represión y los pagos de la deuda externa claudicantes de Kirchner. Esta situación general explica y da marco a un escenario con presos políticos en Argentina, como los miristas chilenos Fredy y Marcelo, Karina Germano López, los presos de Las Heras, Villalba y el compañero de Asambleas del Pueblo. Todos esperan la libertad. El gobierno argentino hace casi dos años y medio eligió hacer el trabajo sucio de los sectores hegemónicos del régimen paraguayo, la Asociación Nacional Republicana (ANR), sector fascista de las FF. AA., embajada yanqui, representantes de las multinacionales de la burguesía sojera y latifundista. (…) El jueves 2 de octubre convocamos a las 11 hs. a concentrarnos en la estación Avellaneda para marchar al acto en el Puente Pueyrredón organizado por la Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos. Exigiremos al gobierno la libertad de todos los presos políticos, en especial por los 6 presos políticos paraguayos que ya llevan 46 días de huelga de hambre por la libertad.


80

Desde nuestro rincón de lucha

2 octubre de 2008

COMUNICADO DE LOS SEIS Somos prisioneros políticos en huelga de hambre. Nos dirigimos a la opinión pública desde el penal de Marcos Paz, para extender nuestra palabra: 1- Hoy, al cumplirse 49 días de nuestra huelga de hambre, y dos años y cinco meses de nuestra injusta prisión, ratificamos nuestra medida de fuerza y exigimos a los dos Gobiernos que resuelvan nuestra situación política. 2- Expresamos que nuestro delicado estado de salud es producto de esta medida de la cual responsabilizamos al Poder Judicial paraguayo, heredero de la dictadura de Stroessner y sus cómplices, tanto en Paraguay y Argentina desde el poder político. 3- Una vez más nuestro reconocimiento por la solidaridad expresada desde las distintas organizaciones políticas, gremios, organismos de derechos humanos, independientes, personalidades, que acompañan la lucha por la justicia. 4- Por último, pedimos a todas las organizaciones si llegáramos a morir no sea motivo de llanto ni de piedad, porque hemos asumido con dignidad la lucha por nuestro pueblo, por la igualdad y la libertad, más bien sean portadores de nuestra bandera de lucha. Nuestro abrazo tierno de combativos luchadores en nombre de mis cinco compañeros Roque Rodríguez, Basiliano Cardozo, Simeón Bordón, Gustavo Lezcano, Arístides Vera, y el mío propio, Agustín Acosta. 


Memorias de una década de injusta prisión

Cárcel de Marcos Paz, Argentina, 10 de octubre del 2008

COMUNICADO DE LOS SEIS Los seis presos políticos, dirigentes campesinos paraguayos, injustamente detenidos en la cárcel de Marcos Paz, y ante la negativa del Gobierno argentino de concedernos el Refugio Político, nos dirigimos a la opinión pública nacional e internacional para expresar lo siguiente: 1. Repudiamos la actitud hipócrita de la presidenta Cristina Kirchner, que se presenta como defensora de los derechos humanos, pero violó flagrantemente nuestros derechos manteniéndonos en prisión por más de dos años sin ninguna causa. 2. La Sra. Kirchner, al negarnos el refugio político está rompiendo la larga tradición de la Argentina, como tierra de refugio de miles de perseguidos políticos de América Latina y del mundo. Ella quedará en la historia como la responsable de quebrantar esta humanitaria tradición que la Argentina mantuvo incólume. La presidenta no solo viola nuestros derechos, sino también ultraja una limpia tradición argentina. 3. Responsabilizamos también de nuestra suerte a la Corte Suprema de Justicia del Paraguay, nefasta heredera de la dictadura de Strossner, responsable de la muerte y desaparición de miles de compatriotas, de ciudadanos argentinos, brasileños, chilenos y uruguayos a través del vergonzoso “Operativo Cóndor”. 4. En Paraguay, a pesar de la caída del Partido Colorado, que se mantuvo en el poder por más de 61 años y legitimó durante 35 años las atrocidades de la dictadura stronista, sigue teniendo la misma Corte Suprema de Justicia, corrupta y servil a los intereses de la mafia que sigue controlando el país. 5. Agradecemos la solidaridad de organizaciones y personalidades argentinas, que durante nuestros años de cautiverio, nos acompañaron sin abandonarnos un solo día. El Gobierno argentino es indigno de pueblo humanitario y generoso que posee.

81


82

Desde nuestro rincón de lucha

6. Por último, responsabilizamos al Gobierno argentino, que deberá hacerse cargo ante organismos internacionales del daño que nos ha causado.

Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales y Basiliano Cardozo Jiménez.


83

Memorias de una década de injusta prisión

Martes, 14 de octubre de 2008

Crónica

jornada de cortes de ruta por la libertad de los 6 paraguayos en huelga de hambre Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos A partir de las 11 de la mañana se efectuaron cuatro cortes de ruta en los principales accesos de puentes y autopistas en Buenos Aires. El primero se inició en la estación de Avellaneda, donde una semana atrás, también exigiendo el refugio político de los seis campesinos paraguayos, se logró cortar el puente burlando a la patota represiva de Aníbal Fernández, Cristina Kirchner y Randazzo. Esta vez, también hubo un espectacular operativo de gendarmería, prefectura y policía, que ahora sí advirtieron que reprimirían ante el primer movimiento de la columna por intentar alcanzar el puente. Mientras se prendían las primeras gomas de neumáticos en las inmediaciones del Puente Pueyrredón, lo propio hacían compañeros (nucleados en la Coordinadora) en Rivadavia y General Paz, donde no hubo represión porque los compañeros la evitaron dejando un carril libre, y en la Autopista Buenos Aires-La Plata, a la altura de Hudson y de Bernal, donde la policía reprimió y desalojó utilizando balas de plomo. De la misma manera que como fueron asesinados los compañeros aquella jornada del 26 de Junio de 2002, ahora nuevamente la impunidad gorila de la policía, antes de Duhalde ahora de Kirchner, utilizó el plomo para desalojar el piquete. Por milagro no hubo ningún compañero herido, ni tampoco preso, en esta jornada de lucha urgente por los 61 días de huelga de hambre de los compañeros paraguayos. Participaron de los cortes las organizaciones MTR Santucho, CTD Aníbal Verón, MAR, MPR Quebracho, Red de Apoyo a Fredy y Marcelo, Coordinadora Antirrepresiva Sur Petete Almirón, Mov.1º de Mayo, MDVG Ezeiza, Confluencia 1º de Mayo, PRT Santucho, Asamblea de San Telmo, CIBA, Comisión de Paraguayos Residentes en Buenos Aires, Asociación de Refugiados Peruanos Solidaridad y Comisión por los Derechos Humanos chilenos en Argentina. LIBERTAD A LOS PRESOS POLÍTICOS PARAGUAYOS SÍ A LA LIBERTAD, NO A LA EXTRADICIÓN


84

Desde nuestro rincón de lucha

14 de Octubre de 2008

NOTA A MINISTROS DE LA CORTE A los Sres. Ministros Corte Suprema de Justicia: Dr.Lorenzetti, Dra.Higthon de Nolasco, Dr.Zaffaroni, Dra Argibay, Dr.Fayt, DrPetracchi, Dr.Maqueda, S/D Los abajo firmantes solicitamos se atienda la urgente situación por la que atraviesan los 6 campesinos paraguayos presos políticos en la Argentina: Agustín Acosta, Basiliano Cardozo, Simeón Bordón, Gustavo Lezcano, Roque Rodríguez, Arístides Vera, detenidos en nuestro país desde el pasado 2 de Mayo de 2006. Como Uds. saben, estos 6 ciudadanos hace más de sesenta (60) días han iniciado una Huelga de Hambre en reclamo de su libertad, con los gravísimos riesgos de muerte que esto significa. Habida cuenta de que de Uds. depende la resolución de la situación de estas 6 personas, los instamos a que consideren el valor supremo de la vida y la libertad, entendiendo que llevan más de 2 años de detención, y aún no se ha resuelto la cuestión de fondo, es decir, si se los extradita o no, y que actualmente la salud de estos campesinos pende de un hilo. Hacemos por eso un llamado imperioso a Uds, que son quienes tienen la potestad de evitar un desenlace fatal, para que impidan que la Argentina tenga que llorar la muerte de perseguidos políticos en su país. Instamos a que se resuelva a favor de su no extradición. FIDELA (Fundación Investigación y Defensa Legal Argentina)


85

Memorias de una década de injusta prisión

Domingo, 19 de octubre de 2008

CRÓNICA

Mientras fusilan a Fuentealba, asesinan a cuchillazos a Lázaro Duarte y reprimenlas luchas del Pueblo19 Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos En la noche de ayer compañeros de la Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos, fueron a presenciar el programa TVR (Televisión Registrada) programa que ven millones de argentinos con el objetivo de denunciar la gravísima situación de salud que puede llegar a matar a los compañeros paraguayos. Promediando el programa un compañero irrumpió en el piso donde se hace y comenzó a gritar que era responsabilidad del Gobierno y La Corte Suprema la muerte de los compañeros y que era imprescindible que se los dejara en libertad para terminar con más de dos años y medio de detención injusta. Tuvimos que tomar esta forma ya que la concentración de los medio en manos de la burguesía solo así comunica al pueblo estas calamidades de este Gobierno “de los Derecho Humanos”. Cuando hacemos cortes en el puente Pueyrredon o hacemos ayunos en la Catedral porteña, para citar las tantas actividades que se realizaron pidiendo la libertad de los compañeros, no están. Es por eso que se decidió hacer esta acción en el programa TVR no con la intención de perjudicar al programa sino porque nos obligan a cometer “delitos” para que haya una cámara de televisión que cuente que hay compañeros muriéndose de hambre para conseguir su libertad, que hay más de 15 presos por luchar en contra de este Gobierno que levanta la bandera de los Derechos Humanos metiendo preso al Genocida Buzzi en el country de su casa. Mientras fusilan a Fuentealba, asesinan a cuchillazos a Lázaro Duarte y reprimen las luchas del Pueblo con el resultado de más presos políticos. ¡SÍ A LA VIDA, NO A LA EXTRADICIÓN! LIBERTAD INMEDIATA A LOS 6 CAMPESINOS PARAGUAYOS LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS

19

http://coordinadoraxpresospoliticos.blogspot.com


86

Desde nuestro rincón de lucha

21 de octubre de 2008

CONVOCATORIA

URGENTE, CORTE SUPREMA AVALÓ EL FALLO DE EXTRADICIÓN DE LOS 6 COMPATRIOTAS PARAGUAYOS Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos Hoy a las 16 hs. les llegó a los abogados de la fundación FIDELA la noticia que menos queríamos escuchar los jueces de la Corte Suprema de Justicia, Dr. Lorenzetti, Dra. Higthon de Nolasco, Dra. Argibay, Dr. Fayt, Dr. Petracchi, Dr. Maqueda, avalaron el fallo de extradición del Juez Ariel Lijo en una clara obediencia a la presidenta Cristina Kirchner y sus lacayos Aníbal Fernández y Florencio Randazzo. A estos jueces de la servilleta no les importó la cantidad de pruebas presentadas por el Dr. Eduardo Soares (FIDELA) para dar algunos ejemplos. Los testimonios de Martín Almada premio Nobel Alternativo de la Paz y cantidad de compañeros de todas partes del mundo que se solidarizaron con los campesinos paraguayos que llevan adelante una HUELGA DE HAMBRE DE CASI 70 DÍAS o la solidaridad de todos los compañeros que hicieron acampes, ayunos, escraches, infinitas marchas, cortes en todos los accesos de Capital Federal, la intervención del Programa TVR, denunciando esta causa injusta plagada de arbitrariedades y con una clara decisión política desde el primer día de detención de los compañeros paraguayos en cumplir con los deseos de los embajadores yanquis de ambos países, mostrando la obsecuencia del poder político y la justicia argentina. Es por todo esto que la Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos convoca mañana 22 de octubre en el Obelisco a las 11hs para repudiar el fallo de La Corte Suprema de Justicia, contra la impunidad y la injusticia instamos a todas las organizaciones políticas, sociales, estudiantiles y de Derechos Humanos a repudiar al Gobierno de Cristina Kirchner y a la Corte Suprema de Justicia, títere del Gobierno. No hay democracia ni derechos humanos con presos políticos, perseguidos políticos, desaparecidos y fusilados.


87

Memorias de una década de injusta prisión

22 de octubre de 2008

PRONUNCIAMIENTO de la COORDINADORA POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POLÍTICOS Repudiamos enérgicamente la decisión de la Corte Suprema de ordenar la extradición de los campesinos paraguayos, víctimas de una campaña persecutoria por parte de los grupos de Poder que sostuvieron las dictaduras y han impedido hasta ahora, la plena vigencia del Estado de Derecho en el país hermano. Al hacerlo, esta Corte que se pretende garantista y custodia de los derechos humanos rompe con la tradición argentina de refugio político. La institución del refugio político es una conquista de los pueblos y un instrumento de lucha que hasta ahora, ningún Poder Político o Judicial, bajo las normas constitucionales, se había atrevido a cuestionar. Es este, el primer caso en muchos años en que el Estado argentino niega el refugio político y ordena extraditar a militantes populares. Y lo más grave es que el dictamen que posibilita la denegación del asilo haya salido de la Secretaría de DD HH a cargo de Eduardo Luis Duhalde. La llamada Ley Antiterrorista, impulsada por el Gobierno de los EE.UU. y aprobada por el Congreso a propuesta de Néstor Kirchner, plantea como una de sus cuestiones centrales que no se debe otorgar status de refugiado político a los “terroristas”. La Procuración General de la Nación se atreve a afirmar, y la Corte confirma sin mayor sustento la antojadiza aseveración de que los seis militantes campesinos de Patria Libre son “terroristas” Así, sin mencionar al autor intelectual del peculiar enfoque jurídico, el distinguido presidente de los EE.UU. George W. Bush, la Corte Suprema, como antes lo había hecho el Poder Ejecutivo, se suma al coro de quienes sostienen y aplican la doctrina del Acta Patriótica norteamericana en la región. La Corte Suprema tiene como una de sus funciones, velar por la Justicia para todos los habitantes de nuestro suelo; en este caso ha desertado de tal obligación. Es una hora de prueba para la lucha por los derechos humanos en la Argentina y Nuestra América, y nadie debería sentirse excluido de ella.


88

Desde nuestro rincón de lucha

Buenos Aires, 22 de octubre del 2008

PRONUNCIAMIENTO

NO HAY DEMOCRACIA NI DERECHOS HUMANOS CON PRESOS POLÍTICOS Coordinadora por la Libertad de los Presos Políticos Más de 20 detenidos por repudiar la extradición de los presos paraguayos Hoy al mediodía la Coordinadora por los Presos Políticos convocó una marcha y escrache frente a los Tribunales de Justicia, donde funciona la Corte Suprema de Justicia que ayer a las 16 hs. firmó el fallo que extradita a los 6 campesinos paraguayos sin importarle la cantidad de pruebas presentadas por los abogados defensores de la fundación FIDELA, ni el enorme marco solidario, infinidad de marchas, acampes, ayunos, radios abiertas, escraches, y cortes de ruta que se realizaron en defensa de los compañeros. El escrache comenzó cuando compañeros de las distintas fuerzas que había, comenzaron a prender gomas frente a Tribunales, lo que motivó que mandaran a la infantería a reprimir la manifestación, e inundar la zona de policías de civil que detuvieron a más de 20 compañeros. Ahora el gobierno entreguista y fascista suma a su triste historial, además de la extradición de los seis campesinos y de la soga de extradición en el cuello de los militantes chilenos Freddy y Marcelo, 20 nuevos presos políticos por manifestarse. En la Argentina de los DDHH prender gomas, es presos políticos, cortar calles es presos políticos, reclamar justicia es presos políticos, pedir refugio es presos políticos, pedir salario digno para los docentes y demás laburantes es presos políticos. Cabe destacar que el kirchnerismo en los años de gobierno que lleva es, desde la democracia, el gobierno con más presos políticos.


89

Memorias de una década de injusta prisión

23 de octubre de 2008

ARTÍCULO

CONSAGRANDO LA INJUSTICIA Olivier Reboursin, Red Eco La Corte Suprema de Justicia de Argentina otorgó la extradición de los seis presos políticos paraguayos: Arístides Vera, Roque Rodríguez, Simeón Bordón, Basiliano Cardozo, Agustín Acosta y Gustavo Lezcano. Contraviniendo la doctrina y la práctica histórica en nuestro país, y haciendo gala de una celeridad poco vista, la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó el lunes el pronunciamiento del juez Ariel Lijo que otorga la extradición al Paraguay de los seis dirigentes campesinos presos desde hace más de dos años y medio en la Unidad Penitenciaria de Marcos Paz. De esta manera el fallo garantiza la libre acción de un Poder Judicial local –el paraguayo– que ha sido fuertemente cuestionado por diversos organismos nacionales e internacionales de derechos humanos por su vinculación con el poder político económico de su país, vinculado al Partido Colorado. En un fallo que sorprende por su poca extensión, los integrantes de la Corte Lorenzetti, Higthon de Nolasco, Argibay, Petracchi y Maqueda resolvieron hacer caso omiso al igual que su predecesor Lijo, a una serie de elementos probatorios incorporados en la causa. Estos elementos acreditaban “que la justicia paraguaya no es confiable, que existe un conflicto donde no es ajeno el gobierno de Estados Unidos y que los sectores del poder dominantes en el Paraguay no permitirán bajo ningún concepto que se desarrolle una fuerza política de izquierda, antiimperialista y campesina” tal como surge de distintos testimonios de especialistas y personalidades vinculadas a la lucha por los Derechos Humanos presentados por la defensa. Así, haciendo suyos los endebles argumentos del Procurador General González Warcalde –en su dictamen de mayo de 2007– los “supremos” hicieron gala de una inusitada rapidez y confirmaron la sentencia que disponía la extradición dictada por Lijo. El dictamen, además de llamar a obviar los testimonios antes mencionados contraría los más elementales análisis en materia de legalidad y garantías constitucionales que requiere el derecho del “debido proceso” y el acceso a una “justicia independiente”. En propias palabras del Procurador “existen mecanismos de protección nacionales y supranacionales que, a todo evento, podrán ejercer un control


90

Desde nuestro rincón de lucha

acerca de las condiciones que preocupan al extraditado”. Esto implica una negativa del funcionario a pensar en revisar las cuestiones materiales en relación a la discriminación por motivos políticos para apelar meramente a las formalidades legales e institucionales del país. Podría decirse, si se busca un paralelismo, que para diciembre de 1975, se vivía una “situación de pleno derecho en la Argentina” en virtud de contarse con un gobierno democráticamente votado. Otro de los elementos que generan impresión en los argumentos de González Warcalde es el atinente a su calificación de la persecución política, como cuestión constitutiva o requisito para el otorgamiento del consagrado a nivel internacional derecho al refugio. En su dictamen, el funcionario menciona que el carácter de delito común –homicidio de Cecilia Cubas– con el que se imputa a los dirigentes campesinos, no constituye delito político. Cierto es, tan cierto como que fue el propio Juez de Primera Instancia de Paraguay el que desvinculó a los acusados del mismo, y que pese a ello, éstos fueron sometidos a un real acoso de parte de los fiscales vinculados al Partido Colorado y el poder económico en su país así como de los grandes medios que allí operan. En definitiva, el Procurador parece decir que la mera acusación en relación a un delito común, anula la posibilidad de asumirse como perseguido político. Argumento que “hace agua” cuando en este continente tantas veces nos hemos encontrado con causas fraguadas por la Policía u otros componentes del Estado. La decisión de la Corte, tomada en momentos en que los presos paraguayos llevaban más de sesenta días de huelga de hambre (hecho que fue desconocido hasta el paroxismo por las autoridades argentinas de los Poderes Ejecutivo y Judicial, desligándose así de compromisos humanitarios fundamentales) motivó la unánime repulsa de parte de los organismos de derechos humanos, jurídicos solidarios y políticos de distintos espectros que la vincularon a las necesidades norteamericanas en la región y a la doctrina “antiterrorista” iniciada por George W. Bush. La Liga Argentina por los Derechos del Hombre, emitió el mismo día una declaración pública en la que expresa : “Esta Corte que se pretende garantista y custodia de los derechos humanos, ha infringido una grave violación a los derechos de los compañeros y afrenta severamente la tradición argentina de refugio político” señalando en el mismo documento, que con la resolución impugnada, “la Corte Suprema, como antes lo había hecho el Poder Ejecutivo, se suma al coro de quienes sostienen y aplican la doctrina del Acta Patriótica norteamericana en la región”.


91

Memorias de una década de injusta prisión

Buenos Aires, 3 noviembre de 2008

CARTA DE LOS SEIS Solidario pueblo hermano: Primero, lamentamos que el Gobierno de Argentina haya ignorado todas las atrocidades que cometió el Partido Colorado en el Paraguay, durante 61 años en la persecución y asesinato de cientos de campesinos luchadores. Con nuestra extradición al Paraguay, queda evidenciado claramente el peso político que tienen los planes económicos provenientes del imperialismo norteamericano en nuestros países, sometidos por este medio. Nuestra entrega al Paraguay por el Gobierno argentino, obedece plenamente a la “lucha antiterrorista” impulsada por la Casa Blanca en todo el mundo. A pesar de todo, estamos orgullosos porque hemos logrado, gracias a la solidaridad de las organizaciones de la Argentina, hacer pública la realidad de opresión desde hace décadas, que vive nuestro pueblo pobre y hambreado. Vinimos con ilusiones a este país para solicitar protección, pero terminamos en la cárcel. Esto nos permitió pasar del anonimato, a ser reconocidos por una parte de la sociedad. Nos costó muy caro pasar del anonimato a esta realidad. Fueron dos años y seis meses. Sesenta y ocho días de huelga de hambre. Junto al pueblo organizado de la Argentina hemos soportado todo el dolor que representa estar lejos de nuestros hijos e hijas, esposas, hermanos y hermanas, madres y padres, compañeros y compañeras de lucha. Todo esto no nos quebró, sino todo lo contrario. Fortaleció nuestras ganas de continuar luchando por un Paraguay sin clases oprimidas ni clases opresoras. Hemos aprendido que no existen barreras para desarrollar la lucha política. Seguiremos desde el rincón que nos toque ocupar en la sociedad dividida en clases. Esperamos seguir contando con la solidaridad de todos y todas, de las organizaciones, individualidades, para lograr alcanzar que se haga justicia con nuestro caso en el Paraguay, que mucho dependerá de toda la presión internacional que se pueda ejercer. Les dejamos a todos y todas nuestro cariño, nuestro afecto, y toda nuestra ternura. ¡Hasta la victoria siempre! Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez y Gustavo Lezcano Espínola.


92

Desde nuestro rincón de lucha

Buenos Aires, 28 de noviembre de 2008

CARTA DE LOS SEIS Nos dirigimos a los ciudadanos y ciudadanas de todas partes, para expresarles desde nuestro rincón de lucha, la cárcel de Marcos Paz, que nos encontramos en plena etapa de recuperación después de los 68 días de huelga de hambre. Una vez más queremos reiterar nuestra firmeza en la lucha política que hemos emprendido, coherentes con la historia de nuestro pueblo. Estamos dispuestos a no renunciar a nuestra idea: la construcción de un país socialista. Desde esta injusta y dolorosa situación han pasado 2 años y 7 meses de prisión sin la existencia de pruebas de cargo, ni siquiera indicio alguno que nos vincule de manera cierta con el grave delito del que somos acusados. Ante esto solicitamos a todos y todas de todas partes a estar alertas ante la posibilidad de una condena de parte de la mafia colorada desde el Poder Judicial paraguayo. Por todo esto, sostenemos que debemos levantar la bandera de lucha por la inmediata libertad ante el Gobierno paraguayo y principalmente ante el Poder Judicial. Agradecemos a todas las agrupaciones políticas, gremios, medios alternativos, personalidades, individualidades por tanta solidaridad demostrada en la práctica durante todo este tiempo. Les dejamos nuestro abrazo tierno y todo nuestro cariño, en nombre de mis 5 compañeros, Arístides Vera, Roque Rodríguez, Basiliano Cardozo, Simeón Bordón Salinas, Gustavo Lezcano, y en el mío propio, Agustín Acosta. ¡Hasta la victoria siempre! ¡Porque debemos y podemos!


93

Memorias de una década de injusta prisión

2 de diciembre del 2008

CARTA DE DESPEDIDA DE LA AGENCIA WALSH Rosana Trad, Rodolfo Grinberg y Oscar Castelnovo Agencia Rodolfo Walsh

El repudio al poder, la crítica a las organizaciones que esquivaron el bulto, la autocrítica, y el afecto revolucionario a los seis compas son parte de esta nota-despedida a Agustín, Roque, Simeón, Gustavo, Arístides y Basiliano. Ante la versión de que los seis presos políticos paraguayos serían extraditados inminentemente, luego de su conmovedora carta pública desde su encierro en Marcos Paz, creemos necesario expresar algunas reflexiones respecto del tema. Crece nuestra indignación y repudio al Gobierno nacional, campeón verbal de la defensa de los derechos humanos y ejecutor real de las políticas más reaccionarias que pulverizaron el derecho de asilo y refugio a los perseguidos. Vaya también nuestra repulsión a la Corte Suprema con jueces “progresistas” que firmaron la extradición enviando a los compañeros a uno de los principales bastiones del genocida Partido Colorado como es la llamada justicia en el Paraguay. Basta recordar que entre 1990 y 2004 fueron ejecutados más de 200 dirigentes campesinos sin que haya castigo para uno solo de los criminales, sino complicidad represiva por parte de los jueces. Basta saber que el servicio penitenciario sigue siendo stronista hasta la médula, o que durante los pocos meses que lleva la presidencia de Lugo fueron asesinados dos dirigentes campesinos. Una gran derrota para todos. Pero nuestro balance no puede ni quiere abordar solo las políticas del poder en la Argentina o Paraguay. Hace meses atrás, en plena huelga de hambre de los compas, decíamos: “Los presos políticos no son una consigna. Los seis hermanos campesinos detenidos necesitan de nuestra más firme determinación para que se haga justicia. Ellos ya están decididos. Ellos pusieron en juego lo único que les queda: su propia existencia. No alcanzan las adhesiones. Tenemos que poner el cuerpo. Llamamos a deponer sectarismos y a batallar por la libertad de quienes se animaron a pelear por el mundo mejor que todos y todas anhelamos”.


94

Desde nuestro rincón de lucha

Y tenemos que decir que el llamado no fue escuchado. Algunas organizaciones autollamadas populares reciben dinero y favores del Gobierno, y así privilegiaron el crecimiento de la cuenta bancaria a la lucha por la libertad. Otras que, con la tibieza de siempre, apoyaron un poco pero no fueron a fondo para “que no quede como un cuestionamiento al Gobierno nacional”. Otras, autoubicadas a la recontramilizquierda, se limitaron a esporádicas denuncias en sus publicaciones. Otros, pusimos compromiso pero no supimos generar los espacios de unión y rebeldía, y por eso fuimos derrotados una vez más. Sí, la extradición de los paraguayos es una gran derrota para nosotros. Es un momento de gran tristeza, no solo por ellos, no solo por nosotros, sino porque esta decisión enmarcada en la Ley Antiterrorista, abre un camino nefasto si no reaccionamos a tiempo. La existencia de presos políticos constituye una de las más graves ofensas a los sectores que pugnan por cambiar esta sociedad. Es un perverso mecanismo de control social que se ensaña con la entidad humana del que se encuentra privado de su libertad. Rehenes del sistema. Testimonio de cómo el Estado burgués castiga a quienes se atreven a la lucha. En tal sentido, hacemos responsable al gobierno paraguayo de la seguridad de sus vidas, señalamos a los grupos de asesinos armados por el Partido Colorado, advertimos a la Corte de ese país, que todos ellos tendrán que afrontar las consecuencias de los hechos que generen contra los compañeros o sus familias. Por dos años y siete meses los compas paraguayos vivieron tras las rejas de Marcos Paz, y hay que destacarlo: lo hicieron con una dignidad ejemplar. Se ganaron el respeto de la totalidad de los presos sociales. Esperamos que ese ejemplo, nos dé fuerzas para continuar la pelea. Fuimos derrotados pero no vencidos. Aunque los lleven a Paraguay nuestra batalla por su libertad continúa. No hay fronteras para los luchadores. Por último, vaya nuestro abrazo revolucionario a Agustín, Roque, Simeón, Gustavo, Arístides y Basiliano. Hermanos, hemos aprendido mucho de ustedes, hemos establecido lazos indestructibles que no podrán separar límite geográfico alguno. Cuenten con nosotros cada vez que lo necesiten. Y ya llegará el momento del abrazo de este lado de las rejas. Hasta la victoria siempre.


Memorias de una década de injusta prisión

CARTA DE DESPEDIDA DE LOS COMPAÑEROS DE PABELLÓN

Carta para los 6 compañeros “Paraguayos” Módulo 1, Pabellón 5, Marcos Paz, Buenos Aires, Argentina. Después de 70 días de sufrimiento, de familiares y de compatriotas, que siempre están a su lado. Y nosotros a su lado en esta “cárcel” de Marcos Paz. Ellos que vinieron por un asilo político y la justicia de mi tierra los traicionó… Díganme cómo se puede confiar en la justicia de este “país” si son oligarcas y ladrones… que “gobiernan” para sus bolsillos, hablan de pobreza, la cual nunca “vivieron”, y hablan de “lealtad” a la patria, siendo que ellos la están vendiendo día a día. Nosotros como nuestros compañeros Paraguayos también perdimos una “batalla” pero no una “guerra”. Ustedes compañeros sigan su lucha por la libertad y todo llegará. No bajen los brazos… que siempre contarán con nuestro apoyo incondicional. Saludos de 44 pintas que sufren a su lado y a no bajar los brazos.

95


en paraguay


98

Desde nuestro rincón de lucha

CARTA DEL PREMIO NOBEL DE LA PAZ ADOLFO PERÉZ ESQUIVEL AL JUEZ AMARILLA EN OCASIÓN DEL INICIO DE LA AUDIENCIA PRELIMINAR CONTRA LOS SEIS Sr Juez Dr. Gustavo Amarilla. Reciba el fraterno saludo de Paz y Bien. Me dirijo a Ud. a fin de solicitarle tenga en cuenta la situación de los seis campesinos paraguayos, acusados de homicidio de la hija del ex presidente Cubas, quienes fueran apresados en la Argentina y extraditados al Paraguay. La situación de injusticia y tiempo de detención ponen en evidencia las faltas de garantías para los detenidos. Hemos hecho gestiones para que sean liberados por tratarse de una situación de injusticia al acusarlos de dicho delito. Los hemos visitado en la prisión de Marcos Paz y conversado largamente con cada uno de ellos, son personas que buscan lograr sus derechos como campesinos a una vida digna y justa en sus reclamos y no ser confundidos con agitadores o delincuentes que dañan la vida de otras personas. Hoy es importante garantizar a los campesinos la transparencia y justicia que permita poner en evidencia su inocencia y lograr su liberación a fin que se reintegren a sus familias y a la sociedad dignamente y ejerciendo plenamente sus derechos como ciudadanos. Muchas organizaciones en el mundo seguimos la situación de los campesinos en el Paraguay, tenemos confianza en que la justicia paraguaya actuará con equidad y justicia. Por lo tanto, nos dirigimos a Ud., como Magistrado de la causa, para que considere todos los caminos y alternativas para alcanzarla. Sr. Magistrado, le saludo fraternalmente y le deseo mucha fuerza y esperanza. Paz y Bien Adolfo Pérez Esquivel Premio Nobel de la Paz


99

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 15 de octubre de 2009

COMUNICADO DE LOS SEIS ANTE LA REALIZACIÓN DE LA AUDIENCIA PRELIMINAR Nos dirigimos a la opinión pública los seis dirigentes campesinos presos políticos desde la penitenciaría Nacional de Tacumbú, procesados por haber participado en reuniones de un Partido político, llevamos detenidos tres años y cinco meses. Expresamos cuanto sigue: 1- Denunciamos ante la opinión pública que nos hallamos privados de libertad por ejercer nuestro derecho de reunión como establece la Constitución Nacional y los tratados internacionales en materia de derechos humanos. 2- Nos vemos obligados a elevar nuestra voz de repudio ante la actuación de los representantes del Ministerio Público que intervienen en nuestro caso, pretendiendo en forma arbitraria y extemporánea introducir supuestas pruebas en la audiencia preliminar. 3- Demostrándose con esto que los agentes fiscales no dudan en violar las garantías del debido proceso establecido en el código procesal penal, que las pruebas deben ser presentadas con antelación y a disposición de las partes. 4- Confiamos en que el juez de garantías no cederá ante la pretensión del Ministerio Público, o caso contrario nos veremos enfrentados a la violación de las garantías procesales. 5- Aclaramos que no tenemos ninguna participación en el delito que se nos acusa. Pedimos que sean respetados nuestros derechos en la defensa. Nos despedimos respetuosamente Los 6 dirigentes campesinos presos políticos Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola y Agustín Acosta González.


100

Desde nuestro rincón de lucha

17 de Septiembre de 2009

Crónica de la última jornada de Audiencia Preliminar Comisión por la libertad de los Seis Campesinos Paraguayos Presos Políticos. La fría mañana del viernes se inicio con la noticia de un nuevo secuestro en Paraguay, Fidel Zavala, ganadero del departamento de Concepción había sido secuestrado por un grupo comando que se reivindica del E.P.P. (Ejército Popular Paraguayo) justamente la noche anterior que el juez Gustavo Amarilla comunique su decisión sobre la audiencia preliminar de los seis dirigentes campesinos. Los fiscales entraron a la sala de la audiencia con una sonrisa triunfal en su rostro, el regalo no podía haber sido más oportuno, el fiscal-matón Rogelio Ortuzar explica a todos los periodistas presentes la lógica conexión de los seis con el E.P.P., del idéntico modus operandi de los secuestros y declara la necesidad de ser ejemplificadores en las condenas a los “terroristas”, los periodistas cómplices no repreguntan, aunque todos conocen las permanentes contradicciones de estos “servidores públicos”. Mientras tanto en la puerta del Palacio de Justicia las esposas, hijos y compañeros se encadenan en apoyo a los campesinos que por cuarto día son trasladados esposados desde la cárcel de Tacumbú a escuchar el dictamen que esperan desde que hace once meses fueron extraditados por el gobierno Argentino. Policías con cascos palos y escudos rodean el Palacio cosa que no había sucedido los días anteriores, solo permiten el ingreso de cinco compañeros para esperar en el pasillo de la sala de audiencia que éste día aparece custodiado por agentes con perros. Está todo preparado, cinco minutos fue lo que duro la última jornada de la audiencia preliminar, el juez entro a la sala, anuncio que elevaba la causa a juicio oral, que en secretaria estaban las copias de la fundamentación y se fue del salón. En la fundamentación se lee que acepta las nuevas pruebas que propuso fuera de término la fiscalía (donde se incluye una larga lista de


Memorias de una década de injusta prisión

correos electrónicos obtenidos de la infinita computadora de Raúl Reyes) y rechaza la mayoría de los incidentes planteados por la defensa. Raquel Talavera abogada de los seis campesinos declara que el Juez es un cobarde y que ojala le pida sanción por decir esto ya que para ella va a ser una condecoración. Ahora empieza una nueva etapa en esta lucha, preparar con todo el juicio oral, que mientras dure la plaza explote de compañeros, y asumir el compromiso que depende de nosotros arrancar a los seis de la prisión.

101


102

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 1 de junio del 2010

CARTA DE LOS SEIS Queridos compañeros y compañeras Un cordial y afectuoso saludo de los seis presos políticos, desde nuestro rincón de lucha, la cárcel de Tacumbú. Escribimos esta carta para explicar nuestra situación actual, al cumplirse los cuatro años de injusta prisión, a la espera del juicio oral y público, fijado entre febrero y marzo del próximo año. Reiteramos nuestra gratitud a todas las organizaciones políticas, sociales y gremiales que incansablemente nos han venido defendiendo en forma solidaria, desde el 2006 hasta la fecha. Dejamos claro que seguimos soportando con fuerza la prisión, que es consecuencia de la débil democracia que vive el Paraguay, teniendo presente siempre que nos encontramos presos por haber participado en una reunión política. ¿Cómo podrá avanzar la democracia en Paraguay si desde el Poder Judicial se persigue la libertad humana más básica, la libertad de expresión? Nosotros somos presos de consciencia. No podemos ser injustos con nuestro pueblo organizado, que hoy sigue luchando codo a codo para borrar definitivamente esta situación de injusticia social. Observamos un gran ascenso en el nivel de consciencia política de las organizaciones populares y de izquierda. Todo el tiempo transcurrido en esta prisión nos dejó grandes aprendizajes que ponemos al servicio de nuestro pueblo para construir la nueva sociedad, con los valores heredados de nuestros antecesores en la lucha por la dignidad. Solicitamos una vez más a todas las organizaciones de derechos humanos y organizaciones solidarias a reclamar una vez más nuestra pronta libertad al Gobierno paraguayo. Nos despedimos diciéndoles que solo serán libres los que luchan por un mundo mejor. Les dejamos nuestro cariño, nuestra ternura y el coraje de nuestro pueblo. Atentamente Los seis dirigentes campesinos Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González y Simeón Bordón Salinas.


103

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 2 de Agosto de 2010

CARTA DE LOS SEIS Queridos compañeros y compañeras: Un cordial y afectuoso saludo desde nuestro rincón de lucha, la cárcel de Tacumbú. Hoy, al cumplirse cuatro años y tres meses de injusta prisión, elevamos nuestra voz de reclamo ante tanta represión que llevamos soportando. Hacemos público una vez más nuestro repudio al Poder Judicial paraguayo por ser responsable de esta prisión arbitraria que ha quebrado las normativas del derecho positivo internacional. Nos encontramos ante la violación de nuestro derecho a ser juzgados en un tiempo razonable según la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto de San José), ratificado por nuestro país. En relación a este punto existe jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre lo que considera tiempo razonable para que una persona privada de libertad sea juzgada ante jueces imparciales. El tiempo es de cuatro años y dos meses, siendo responsabilidad del Estado el incumplimiento de esta normativa Internacional. Por este medio, solicitamos a todos los organismos de derechos humanos que nos acompañen con fuerza a reclamar nuestra inmediata libertad ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que el caso sea elevado a la Corte Interamericana. Queridos compañeros y compañeras, desde las frías y oscuras celdas de esta prisión reclamamos justicia por medio de ustedes, que son nuestra voz en todo el mundo para seguir luchando y construyendo una nueva patria en libertad, con la dignidad de todos los oprimidos y oprimidas. Nos despedimos dejándoles todo nuestro afecto, nuestro abrazo y toda nuestra ternura. Atentamente Los seis dirigentes campesinos presos políticos Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas y Arístides Vera Silguero.


104

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción 6 de Septiembre de 2010

COMUNICADO DE LOS SEIS Nosotros, los seis dirigentes campesinos presos políticos, denunciamos las violaciones de nuestros derechos, hoy, al cumplirse cuatro años y cuatro meses de nuestra injusta y arbitraria prisión. 1- Responsabilizamos al Estado paraguayo de la persecución política de la que somos víctimas. Estamos soportando esta prisión por haber participado de una reunión de un Partido político reconocido por la ley. En abierta violación al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos en sus artículos 19 y 21, y el artículo 16 de la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica). 2- Estamos presos por ejercer nuestro derecho a la libertad de expresión, por reclamar justicia social en el Paraguay, por reconocernos como clase y reivindicar la historia de lucha del campesinado. 3- Solicitamos al Estado paraguayo nuestra inmediata libertad ante la violación del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos en su art. 9, inc.3 y la violación de la Convención Americana sobre Derechos Humanos art. 8 sobre las garantías judiciales, al haberse superado el plazo razonable estipulado en estos dos tratados internacionales.


Memorias de una década de injusta prisión

4- Reclamamos al Estado la plena vigencia de la garantía constitucional de la igualdad ante las leyes, art.47 inc. 2, donde nos vemos obligados a mencionar un fallo grotesco de la Corte Suprema de Justicia en fecha 8 de agosto de 2009, que blanquea nada más y nada menos que al hijo del ex dictador Stroessner, Gustavo Stroessner, echando por tierra la jurisprudencia existente respecto a la prohibición de litigar desde la clandestinidad, librándolo de una causa abierta en nuestro país. Sin embargo, en nuestro caso la “injusticia Paraguaya” nos declaró en rebeldía estando en prisión en Argentina, esto comprueba la falta de igualdad ante la ley en la práctica. Por último esperamos que todos y todas nos acompañen con fuerza a romper las cadenas de la injusticia que nos impone el Estado paraguayo. Nos despedimos con la gratitud de siempre, dejándoles un fuerte abrazo de combativos luchadores campesinos. Atentamente Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero y Roque Rodríguez Torales.

105


106

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 02 de diciembre de 2010

CARTA DE LOS SEIS Hoy se cumplen dos años de nuestra extradición de la Argentina. En total hace 4 años y siete meses que estamos injustamente presos. El Estado paraguayo nos mantiene prisioneros por nuestra opción política, por nuestra pertenencia de clase. Nos mantienen presos porque somos campesinos pobres. Denunciamos a las autoridades del Poder Judicial, que en lugar de impartir justicia, como le corresponde, ha hecho hasta lo imposible por mantenernos casi por cinco años en prisión por el solo hecho de haber participado de una reunión política. La llamada “transición a la democracia” en nuestro país ha sido esta. Nuestro proceso rebosa de irregularidades y arbitrariedades. No podemos esperar un juicio justo con jueces corruptos, que además tienen la presión del Jurado de Enjuiciamiento20 de Magistrados, cuyo referente más importante es nada más y nada menos que el abogado de la familia Cubas, quien fue el abogado querellante de nuestra causa años atrás. Ningún juez se atreverá a concedernos la absolución en esta injusta causa montada desde el Poder Judicial. Reclamamos el respeto al debido proceso y solicitamos a los organismos de derecho humanos de todos los países a reclamar a la Corte Suprema de Justicia de Paraguay nuestra pronta libertad. Por último, sostenemos con firmeza nuestra inocencia y condición de dirigentes campesinos luchadores por un Paraguay socialista y democrático. Les dejamos nuestro abrazo de combativos luchadores campesinos. Atentamente Los seis dirigentes campesinos Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales y Basiliano Cardozo Jiménez.

20 Según su propia definición “es un órgano creado en la Constitución Nacional, cuya atribución básica y principal consiste en enjuiciar y remover a los Magistrados Judiciales y Agentes Fiscales, por la comisión de delitos o mal desempeño de sus funciones definidos en el Art. 253. Del Enjuiciamiento y la Remoción de Magistrados...”. Enrique Bacchetta, cabeza del equipo jurídico de la parte querellante en el caso Cubas fue integrante del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados desde el año 2007 y lo hacía como miembro del Consejo de la Magistratura, órgano que designa a los jueces en el Paraguay. No se puede soslayar la posición de poder que ambas funciones implican sobre los jueces en las causas en las que litiga. En el año 2012, cuando se inició el juicio oral contra los seis, pidió licencia en el Jurado de Enjuiciamiento para poder asistir al debate, lo cual está vedado en esa función, pero anunció que regresaría a su lugar una vez finalizado el juicio.


107

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 1 de Marzo de 2011

CARTA DE LOS SEIS Queridas compañeras y compañeros: Un cordial y cariñoso saludo de los seis dirigentes campesinos presos políticos. Desde la cárcel de Tacumbú, les hacemos llegar esta carta para exponer nuestra situación de prisión en condiciones muy adversas, en medio de un hacinamiento extremo en una cárcel con capacidad para 1600 reclusos, que hoy día alberga a más de 3000, duplicando su capacidad. A dos años y tres meses de nuestra extradición de la Argentina no hemos sido juzgados ante el Tribunal para poder demostrar nuestra inocencia de los hechos que se nos acusa. Ante esto y las innumerables arbitrariedades cometidas en nuestro proceso, denunciamos al Estado paraguayo de ser responsable de nuestra injusta prisión por nuestra opinión política. Estamos detenidos por haber participado de una reunión política. Queridos compañeros y compañeras, recurrimos a la solidaridad internacionalista para enfrentar tanta injusticia al cumplirse cuatro años y diez meses de prisión. Les dejamos un fuerte abrazo, todo nuestro cariño y nuestra ternura de siempre. Atentamente Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez y Gustavo Lezcano Espínola.


108

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 16 de septiembre de 2011

CARTA DE LOS SEIS Presentamos el Hábeas Corpus21. Necesitamos de todo el apoyo de siempre de todas y todos para romper las cadenas de tanta injusticia. Hacemos responsable al Estado paraguayo de esta injusta prisión que llevamos desde hace cinco años y cuatro meses, y al Estado argentino que nos entregó a un país donde no existe seguridad jurídica. Solicitamos a las organizaciones solidarias reclamar con fuerza nuestra inmediata libertad. Exigimos respeto al debido proceso, respeto a los derechos humanos, el estricto cumplimiento de los tratados internacionales en esta materia. Basta de represión. Queridos compañeros y compañeras, la historia la hacen los pueblos, cumplamos este cometido, ayúdennos a ganar las calles nuevamente para continuar luchando en la construcción del socialismo en el Paraguay, en las manos de todas y todos está hacerlo realidad. Nuestro compromiso es con la historia y con nuestro pueblo. Les dejamos nuestro abrazo, nuestro cariño de siempre. Atte. Los seis dirigentes campesinos presos políticos Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez y Gustavo Lezcano Espínola.

21

Petición presentada por el levantamiento de la prisión preventiva, al cumplirse 5 años y medio de prisión, la cual fue denegada.


109

Memorias de una década de injusta prisión

2 de marzo del 2012

Comienzo del Juicio a los 6 campesinos Paraguayos

Asociación Gremial de Abogados de la República Argentina La Gremial de Abogados de Argentina informa que hoy, 2 de marzo del 2012, comenzó finalmente en Asunción, Paraguay, el juicio a los seis dirigentes campesinos paraguayos extraditados en diciembre de 2008 desde la Argentina. Como no podía ser de otra manera, en un proceso de por sí irregular y de grosera persecución política, que los tiene presos hace cinco años y diez meses sin posibilidad de defensa, las audiencias empezaron en medio de asombrosas arbitrariedades y falta de respeto a los estándares mínimos del Derecho Internacional en cuanto a las garantías que se le deben a quien se encuentre sometido a un proceso legítimo. El principal responsable es el Gobierno argentino que entregó a estos patriotas a una Justicia fascista paraguaya a sabiendas del destino que les esperaba. Grave decisión con la que por primera vez en decenas de años el actual Gobierno rompió con una tradición de solidaridad con los perseguidos políticos de cualquier lugar del mundo. Paraguay es hoy una inmensa base norteamericana cuyos efectivos tienen iniciativa y presencia sobre gran parte de su territorio. Además, las fuerzas de seguridad y sobre todo el Ministerio Público paraguayo (Fiscalía) son asistidos por asesores colombianos en virtud de tratados expresos llevados adelante por el Gobierno de Lugo. Como ya hemos expresado y denunciado, los seis militantes deberían haber concurrido a juicio gozando del beneficio de la excarcelación, la cual le fue negada por la Corte Suprema de Justicia de Paraguay, en abierta violación a las normas del Derecho doméstico y el Derecho Internacional y de los Tratados suscriptos con anterioridad. La Justicia Paraguaya que no acepta, bajo ninguna circunstancia, que nadie pueda estar detenido sin juicio por un espacio de tiempo como el que ellos llevan, viola su propia Constitución, que en teoría impide semejante


110

Desde nuestro rincón de lucha

situación cuando el tiempo de prisión preventiva excede el mínimo de la condena posible, además, pisoteando los compromisos que oportunamente la Justicia paraguaya asumió ante la Argentina, con el silencio y la omisión culpables de nuestro Gobierno. Incluso, se incorporó insólitamente al juicio oral a un séptimo acusado22, al que se lo juzgará por hechos diferentes, lo que reafirma que este juicio es por “pertenencia a” y no por la comisión de actos específicos. Y si faltaran irregularidades, al percatarse el Tribunal juzgador, en la primera audiencia, de que este último acusado no contaba con asistencia jurídica, se procedió a nombrarle una Defensa pública a la cual se le concedió poco más de 72 horas para estudiar una complejísima causa de cientos de cuerpos; convirtiendo en ficción cualquier pretendido derecho a la defensa. Estas aberraciones y otras peores les fue planteado por nuestra Comisión Directiva tanto al Ministro del Interior, como al Secretario de DDHH de la Nación en forma personal, escrita y en comunicaciones fehacientes. Todo lo que aquí decimos es absolutamente conocido por nuestro Gobierno Nacional. Hoy, estos seis patriotas paraguayos del Movimiento Agrario Popular y del Partido Patria Libre se enfrentan a una casi segura condena a reclusión perpetua sin ningún tipo de beneficio. Llamamos a las organizaciones argentinas que tanta experiencia poseen en tareas de solidaridad y que tanto compromiso han demostrado en situaciones similares como los casos del vasco Iosu Laríz Iriondo, del italiano Leonardo Bertulazzi, y de tantos compañeros y compañeras luchadores – muchos de ellos hermanos latinoamericanos– extranjeros e internacionalistas que fueron detenidos en la Argentina. Llamamos a expedirse, manifestarse, tratar de hacerse presente en el Juicio y a utilizar todas las formas posibles de hacerse escuchar acompañando a estos compañeros. Así entonces, no sin antes comprometer el mayor esfuerzo de nuestra Gremial por supervisar las condiciones en que este injusto juicio se desarrolle, en denunciar todas y cada una de las irregularidades que se cometan en el mismo y en acercar toda la solidaridad posible para estos luchadores sociales y militantes políticos injustamente acusados y cuyos derechos y garantías han sido impunemente pisoteados por los Estados de Paraguay y Argentina.

22 Carlos Ramón Espínola era buscado en el marco de la causa Cubas y se entregó a la Justicia en diciembre de 2009. En septiembre de 2010 la Fiscal Sandra Quiñónez pidió que sea llevado a juicio oral. Espínola no podía ser incluido en el juicio oral que se le realizaría a los seis y cuya fecha de inicio se hallaba demorada injustificadamente, especialmente porque ya se había realizado la Audiencia Preliminar que delimita las pruebas a ser exhibidas en el debate y los acusados que serán sometidos a juicio. Sin embargo, el Tribunal, decidió incluirlo en una maniobra ilegal.


111

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 2 marzo de 2012

CARTA DE LOS SEIS Compañeras y compañeros, desde la cárcel de Tacumbú, los seis dirigentes campesinos presos políticos queremos hacerles llegar nuestra palabra, nuestro abrazo fraterno. Hoy se cumplen cinco años y diez meses de nuestra injusta detención, que coincide con el inicio del juicio oral y público que enfrentamos por nuestra participación en reuniones políticas. Llegamos a este juicio con una condena anticipada, ya que el Estado paraguayo no reconoce nuestra detención y posterior extradición de la Argentina, en abierta violación a la Constitución Nacional paraguaya, que establece claramente que ninguna persona procesada deberá superar el tiempo de prisión preventiva a la condena mínima, que en este caso es de cinco años. Este juicio deja un precedente histórico de la débil democracia en el Paraguay, a 23 años de la caída de la dictadura más larga del continente, el régimen de Stroessner, el Poder Judicial conservador y corrupto pretende condenarnos por nuestra participación en reuniones de un partido político. Hacemos un llamado a los organismos de derechos humanos a estar atentos ante tanta injusticia que venimos soportando desde hace casi seis años, exigimos un juicio justo y nuestra inmediata libertad. Les dejamos nuestro cariño, esperando la solidaridad para arrancarnos de esta injusta prisión. Atentamente. Los seis dirigentes campesinos presos políticos. Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola y Agustín Acosta González.


112

Desde nuestro rincón de lucha

12 de marzo de 2012 COMUNICADO DE LA GREMIAL DE ABOGADOS

DENUNCIA DE IRREGULARIDADES INSALVABLES EN EL JUICIO ORAL A LOS 6 DIRIGENTES CAMPESINOS Entre los días 5 y 9 de marzo nuestra Asociación se hizo presente en Asunción, capital de Paraguay, como observadores de lo que debió ser el inicio del Juicio a los seis campesinos paraguayos pertenecientes a las organizaciones Partido Patria Libre y Movimiento Agrario Popular que fueran expulsados en 2008 de nuestro país por orden del Gobierno argentino. Una vez más el debate oral fue suspendido, pero en este caso debido a que las tres defensas de los (ahora) siete imputados recusaron al Tribunal de Juicio. La causa de tal recusación fue la actitud abiertamente parcializada y arbitraria del Tribunal, que pinta la verdadera cara de la Justicia paraguaya. Este mismo Tribunal había dictaminado –entre otras aberraciones– que los seis campesinos “no habían estado detenidos en Argentina, sino alojados en hoteles y pensiones” pese a lo que consta en el respectivo expediente y a que nuestra Asociación envió los correspondientes comprobantes certificados por la Justicia Federal Argentina que dan cuenta de los años que permanecieron en prisión detenidos por el Gobierno Argentino. Ahora, al inicio del debate, e interpuestos incidentes, excepciones y nulidades por parte de las Defensas, el Tribunal les impide la presentación de las pruebas que los sostienen. Se trata de incidentes, basados en arbitrariedades y desconocimiento de las garantías procesales, que –de prosperar al permitirse probarlos– pueden incluso hacer posible la anulación del Juicio y la consecuente libertad de los compañeros. En otros incidentes de la Defensa se oponen, por ejemplo, a que la Acusación introduzca determinados elementos de “prueba”, el más aberrante y flagrante es el que -dicen- surge de la computadora personal secuestrada al comandante de las FARC Raúl Reyes que supuestamente ligaría a esta organización con Patria Libre y, no se sabe cómo, incriminaría a nuestros defendidos. En nuestra Asociación conocemos las leyes y la Constitución paraguayas –como otras legislaciones extranjeras porque hemos defendido a cuanto luchador internacional ha sido detenido en la Argentina–, y por ello pudimos verificar que la actitud de los Tribunales paraguayos viola flagrantemente


Memorias de una década de injusta prisión

las disposiciones del Código Procesal Penal de Paraguay (que tampoco es tan diferente al nuestro) que obligan en este caso a abrir los incidentes a prueba.- De manera que el impedimento de prueba al Defensor incidentista de los compañeros es obligarlo a luchar con las manos atadas. Para que se tenga una idea del marco en que se desarrolla el Debate: los miembros del Tribunal están flanqueados por fuerzas especiales que portan fusiles automáticos de asalto. Nuestro compañero de la Gremial de Abogados fotografió esta circunstancia y el Tribunal lo obligó, mediante la intimación de hombres armados a borrar la imagen de la cámara que la captó. En las fotos que adjuntamos aparece el Fiscal del Juicio participando fuertemente armado de operativos militares. Antes de su ingreso nuestro compañero fue interceptado, interrogado, sacado de los Estrados de Tribunales y conducido a una oficina policial desde donde se pidieron sus datos a INTERPOL Paraguay. Los compañeros/colegas defensores pertenecientes a la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy) son permanentemente acusados a viva voz por la Fiscalía y la querella (la mujer del ex Presidente paraguayo Raúl Cubas) de ser “cómplices del terrorismo”. El abogado a cargo de la Querella declaró ante la Prensa que nuestro enviado es “parte de los Derechos Humanos y de las Madres de Plaza de Mayo”, como si ello fuera una acusación. Así funciona el “Estado de Derecho” paraguayo que el Poder Judicial y el Gobierno argentino invocaron para la extradición de los dirigentes campesinos y la negativa del refugio político. Dentro de lo mucho que podemos relatar, nos limitaremos a decir que la Justicia en general y la Corte Suprema paraguaya en especial se han negado a cumplir con los compromisos contraídos con la Argentina de reconocer el tiempo de prisión sufrido en nuestro país “como si los requeridos hubiesen estado detenidos en el proceso seguido en el Estado requirente” (textual de nuestra legislación que ahora la justicia paraguaya desconoce).- Para que se tenga una idea de la gravedad de este punto: esto solo, absolutamente nada más que esto, obligaría a la inmediata excarcelación de estos compañeros. En el día de ayer, viernes, con una celeridad inusual, el Tribunal de Apelaciones negó la recusación presentada y confirmó al Tribunal Juzgador recusado, con el argumento, que insistimos desconoce el propio Código Procesal Penal de Paraguay, de que “es potestad del tribunal de sentencia decidir si abre la causa a prueba o si resuelve de pleno derecho incidentes de las defensas”. Con este primer informe convocamos una vez más a la histórica tradición de solidaridad internacional de nuestro Pueblo. A las organizaciones,

113


114

Desde nuestro rincón de lucha

partidos y agrupaciones políticas, sindicatos y centrales de trabajadores, organismos de DDHH, a que se movilicen, presionen, concurran a la Embajada, Consulado, Instituciones paraguayas, viajen a Asunción solos o en grupos, visiten a los compañeros. Que todos vean la presencia de la solidaridad argentina como la han visto las organizaciones y compatriotas de otros luchadores extranjeros detenidos acá. Argentina es responsable de la actual detención de los seis dirigentes campesinos, como lo fue del genocidio cometido contra Paraguay en el siglo XIX. No estaremos otros cien años escamoteando esta situación. Estos seis compañeros fueron injustamente detenidos por la Argentina porque se les mintió, porque se les dijo que vinieran porque aquí “se respetan los derechos humanos”.- Y no se los dijimos nosotros –los abogados– sino el embajador argentino en Paraguay ante quien se presentaron solicitando asilo. Estos compañeros vinieron a la Argentina sin estar en situación de rebeldía y sin pedidos de captura, se presentaron ante nuestro Gobierno pidiendo asilo y explicando su carácter de perseguidos políticos, se les iniciaron los trámites de rigor y se les dijo que retornaran en una fecha determinada y cuando volvieron fueron detenidos, sometidos a proceso y finalmente extraditados, expulsados a una Justicia fascista y aristocrática cuyo enemigo principal son los pobres. Obviamente estos compañeros van a una condena segura, van, tal vez, a una reclusión de por vida. Reiteramos nuestro compromiso de concurrir a las instancias internacionales que correspondan y pedir que la Justicia y el Estado argentino (Cancillería, Secretaría de DDHH de la Nación) nos acompañen, y avalen nuestras peticiones porque es su obligación a partir de los recaudos que ellos mismos dijeron haber impuesto como condición de extradición. Todo esto más allá del daño irreparable que ya los argentinos infligimos a estos seis luchadores sociales.


115

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 6 de marzo 2012

COMUNICADO DE LOS SEIS Un abrazo a todos los compañeros y compañeras desde está injusta prisión de los seis presos políticos. Queremos ponerles al tanto de los últimos detalles ocurridos en el juicio oral y público al que estamos siendo sometidos por el Estado paraguayo. El Tribunal de Sentencia que lleva el juicio hoy fue recusado por la defensa por parcialidad hacia una de las partes, al rechazar las pruebas ofrecidas por nuestros abogados para la resolución de los incidentes a nuestro favor, en abierta violación a las leyes vigentes en Paraguay. Estos hechos confirman todas las denuncias que venimos realizando hace cinco años y diez meses desde la Argentina, que nos entregó al Estado paraguayo bajo el argumento de que en Paraguay existe Estado de Derecho. Siempre nuestras denuncias fueron que los tribunales paraguayos no podrían brindarnos las garantías para un juicio justo con jueces imparciales. Nos ratificamos en todos los términos de nuestras denuncias de que en Paraguay no existe el estado de derecho, y que estamos siendo juzgados por tribunales especiales y leyes excepcionales, con todas las arbitrariedades que rompen el debido proceso. Basta con mencionar que el tribunal realiza la audiencia custodiado por agentes de policía de fuerzas especializadas para combate, con armas de guerra en el pecho. Somos como una suerte de prisioneros de guerra. Hacemos un llamado a todas las organizaciones que nos acompañaron durante estos años a reclamar a la Justicia y Gobierno argentino, a fin de que intervengan ante el Estado Paraguayo, para que de cumplimiento a los recaudos que se plantearon como condición de nuestra extradición. Esperamos que este pedido tenga eco y se pueda llevar el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se respete el debido proceso. Nos despedimos dejándoles a todos/as nuestro cariño y nuestro abrazo. Atentamente, Los seis dirigentes campesinos Presos políticos: Agustín Acosta, Roque Rodríguez, Basíliano Cardozo, Simeón Bordón, Arístides Verá, Gustavo Lezcano.


116

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción 9 de marzo de 2012

COMUNICADO DE LOS SEIS

Queridos compañeros/as. : Nosotros los seis dirigentes campesinos presos políticos les comunicamos desde nuestra prisión que en la fecha la Cámara de Apelaciones resolvió la recusación presentada por nuestra defensa confirmando al tribunal de sentencia parcialista a seguir juzgando nuestro caso, una muestra clara de que todo el poder judicial paraguayo ya nos han condenado anticipadamente. Queridos compañeros/as estamos haciendo historia junto a nuestro pueblo al sufrir está persecución política en forma grosera de una casta de poderosos que se hicieron de fortuna en la dictadura de Stroessner. Reiteramos nuestro pedido de solidaridad internacionalista ante tanta injusticia. Queremos expresar nuestra gratitud a los compañeros de la gremial de abogados de la argentina que envío a Gustavo Franquet para observar el inicio del juicio, que está llevando a la argentina nuestras preocupaciones para que se puedan tomar acciones ante el juzgado que concedió la extradición. Nuestro repudio al poder judicial paraguayo manejado por la mafia corrupta de la mano de los colorados herederos de Stroessner. Nos despedimos dejándoles a todos/as nuestro abrazo, nuestro cariño y toda nuestra ternura. Atentamente. Los seis dirigentes campesinos Presos políticos: Agustín Acosta, Roque Rodríguez, Basíliano Cardozo, Simeón Bordón, Arístides Verá, Gustavo Lezcano.


117

Memorias de una década de injusta prisión

ARTÍCULO Publicado en contratapa de Página12 el Sábado 26 de mayo de 2012

Paraguayos

Por Osvaldo Bayer Los conocí en la cárcel, cuando fui a visitarlos aquí en Buenos Aires. Me dieron la mejor impresión. Bien campesinos, con respuestas claras sobrellevando un destino injusto, pensando en sus familias. Hablé largo con ellos. Sí, me di cuenta ahí, en todos sus sentidos, de lo que significa la palabra injusticia. Se trata de los presos paraguayos, que ya han pasado a la historia de la indignidad humana del ejercicio injusto del poder, es el mismo caso que los presos cubanos que sigue manteniendo Estados Unidos23. Acaba de regresar de Asunción, la capital paraguaya, una delegación de representantes de los organismos de derechos humanos de la Argentina que concurrieron a ese lugar para reunir más información y señalar de viva voz la injusticia increíble que la denominada Justicia paraguaya comete contra esos seis nobles hombres de la tierra. La delegación argentina estuvo presidida nada menos que por Nora Cortiñas, la Madre de Plaza de Mayo que ha dedicado su vida desde 1976 para luchar por la Justicia con mayúscula. Al regresar, sus declaraciones fueron bien claras. Luego de explicar cuánta corrupción oficial hay en el tratamiento de los presos paraguayos en ese país se refirió a las condiciones en las cuales se los mantiene encarcelados. Dijo, con toda la valentía que caracteriza a esa madre, que “los fui a ver y debo decir que la cárcel donde están presos es vergonzosa, ni un chiquero donde habitan los chanchos es como ese lugar donde de ninguna manera se puede aherrojar a seres humanos. Me fui avergonzada de ese país hermano”. Y, por supuesto, explicó cómo se ha falseado la verdad para tratar de mantener presos a esos seis dignos representantes del Partido Patria Libre. Los seis campesinos, Agustín Acosta, Roque Rodríguez, Simón Bordón, Arístides Vera, Basiliano Cardozo y Gustavo Lezcano, fueron acusados de ser los autores del secuestro de Cecilia Cubas, hija del ex presidente de la Nación Raúl Cubas Grau, el 21 de septiembre del 2004. El 16 de febrero del 2005 fue encontrado el cadáver de ella. El fiscal general de Estado Germán Latorre acusó a los seis campesinos de haber resuelto 23 René González fue liberado en el 2011, tras cumplir su condena de 13 años con otros 3 de libertad condicional en los Estados Unidos. Pudo regresar de forma definitiva a Cuba para el funeral de su padre el 22 de abril de 2013. Fernando González fue liberado el 27 de febrero de 2014. El 17 de diciembre de 2014, fueron liberados Antonio Guerrero Rodríguez, Gerardo Hernández Nordelo y Ramón Labañino Salazar.


118

Desde nuestro rincón de lucha

la ejecución de la raptada Cecilia Cubas en una reunión realizada en la casa de Regina Rodas. Para esa acusación se sirvió del testimonio del informante policial Dionisio Olazar, que se había infiltrado en al Partido Patria Libre. Los acusados rechazaron de plano dicha acusación. A continuación, el juez Pedro Mayor Martínez dictó falta de mérito porque no existía otra prueba que la declaración de ese informante, quien además no aportó ningún otro dato fehaciente. La declaración del juez se puede ver en el film documental Chokokue, de Miriam Paz y Guillermo Kohen. A pesar de ese veredicto, los seis campesinos, conociendo cómo se maneja el Poder Judicial en el Paraguay, resolvieron viajar a la Argentina y presentarse aquí a la Justicia pidiendo asilo político. Pero, por pedido del Gobierno paraguayo, son detenidos aquí en la oficina del Cepare donde solicitaron el pedido de asilo. Y fueron extraditados al Paraguay el 2 de diciembre del 2008 y encerrados en la cárcel de Tacumbú. Antes estuvieron cierto tiempo detenidos en una cárcel de aquí, donde tuve oportunidad de visitarlos y reunir datos para su defensa. En Asunción llevan ya cinco años de detención. Por ello, los abogados defensores presentaron un Hábeas Corpus pidiendo su libertad por haberse excedido el tiempo máximo de prisión preventiva sin condena. Pero este recurso fue rechazado por la Justicia paraguaya con el falso argumento de que no hay pruebas de que hayan estado presos en la Argentina. Una falsedad total, porque el autor de esta nota puede demostrar su visita a la cárcel argentina donde estuvieron presos. Pero no solo mi testimonio lo puede probar, sino también la documentación de las autoridades argentinas que al parecer no le interesó a la Justicia paraguaya. El 29 de febrero de este año comenzó el nuevo juicio que es fácil de demostrar que está plagado de irregularidades. Por ejemplo, el soplón policial dijo que Cecilia Cubas fue asesinada el 24 de diciembre del 2004 y se desdice al declarar que la reunión donde se decidió su muerte fue el 13 de enero del 2005. Y también pueden comprobarse otras graves imprecisiones. No se tuvo en cuenta la declaración de otros testigos. Por ejemplo, la de Regina de Rodas, acusada de que en su casa se realizó la citada reunión donde se resolvió el crimen. Esta testigo denunció a la Justicia que la Fiscalía le había ofrecido medio millón de dólares para que declarara que lo del espía policial era verdad, a lo cual ella se negó. Los seis campesinos siguen presos. Es hora de que intervengan todos los organismos latinoamericanos de derechos humanos y todas las organizaciones de esos fines para terminar con esta ignominia. La Madre Nora Cortiñas, a quien llamamos Norita, con todo cariño, se emocionó al hacer estas declaraciones. Y agregó: “Otra injusticia más he podido ver. Pero como finalmente triunfa siempre la Ética veremos libres a los queridos campesinos


Memorias de una década de injusta prisión

presos, y despreciados por el pueblo para siempre los jueces y políticos que permiten esto en tierras del sufrido pueblo paraguayo”. Otro episodio que habla de la falta de conducta democrática es el hecho que denunciamos en una de estas contratapas: la cesantía que sufrió el conocido periodista Herman Schiller, en Radio Ciudad, que depende del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Basta pronunciar la palabra Macri para comprender algo que daña la base democrática que debe tener nuestra Capital de la República. Schiller, a pesar de todas sus denuncias y solicitudes, no obtuvo ninguna explicación a la medida. Pero este hombre de lucha no se da por vencido y prosigue con su denuncia en forma abierta. Y es secundado por decenas de periodistas argentinos y extranjeros. Llama la atención que ninguna radio, de la extensa lista de nuestra ciudad y del país, le haya abierto de inmediato sus puertas a este valioso defensor de la verdadera democracia. Hasta ahora todas miran hacia otro lado y guardan silencio. Por eso, los periodistas que defienden como principio la verdadera libertad de prensa democrática han preparado una concentración para el 7 de junio a las puertas de Radio Ciudad, en la calle Sarmiento entre Montevideo y Paraná, a las 14 horas. A la misma concurrirán representantes de partidos políticos, sindicatos, organizaciones de derechos humanos, escuelas de periodismo y precisamente los oyentes que acompañaron a Schiller en sus profundos programas durante años en Radio Ciudad. Una manera absolutamente democrática de denunciar un gravísimo caso de falta de libertad de prensa. Así el pueblo busca un definitivo respeto por la verdadera democracia.

119


120

Desde nuestro rincón de lucha

25 de junio de 2012

LLAMADO A UNA ACCIÓN INTERNACIONAL POR LA SEGURIDAD Y LA JUSTICIA PARA LOS 6 DIRIGENTES CAMPESINOS EN JUICIO EN EL PARAGUAY

A la opinión pública.

Asunción, 24 de junio de 2012

Los seis dirigentes campesinos presos políticos, desde la cárcel de Tacumbú no dirigimos a todos y todas para expresar cuanto sigue: 1°. Los últimos acontecimientos ocurridos en nuestro país son exclusiva responsabilidad de la oligarquía mafiosa paraguaya. 2°. Sostenemos con firmeza que nosotros venimos denunciando desde nuestra injusta prisión, desde hace seis años, que en el Paraguay no hay Estado de Derecho. 3°. Denunciamos que nosotros estamos soportando un juicio con todas las arbitrariedades; como el “juicio político” que enfrentó el Presidente de la República, sin el mínimo respeto al debido proceso. 4°. Hacemos un llamado a los organismos de Derechos Humanos a actuar en consecuencia de los hechos del quiebre institucional y la ruptura del proceso democrático en el Paraguay, precautelando nuestros derechos fundamentales consagrados en los tratados internacionales.


Memorias de una década de injusta prisión

5°. Una vez más reiteramos que el Estado argentino nos expuso a esta situación al desoír nuestro reclamo de refugio político y al entregarnos en extradición al Estado paraguayo. 6°. Solicitamos a los organismos de Derechos Humanos constituirse in situ en el Paraguay para verificar las condiciones del proceso judicial del que somos víctimas, llevando seis años de prisión preventiva. Nos despedimos de todos/as, esperando sentir la solidaridad internacional en estos momentos difíciles que atraviesa el sufrido pueblo paraguayo. Atentamente, Los seis dirigentes campesinos Presos políticos: Agustín Acosta, Roque Rodríguez, Basíliano Cardozo, Simeón Bordón, Arístides Verá, Gustavo Lezcano.

121


122

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 11 de julio de 2012

PRONUNCIAMIENTO ANTE LA CONDENA A la opinión pública Los seis dirigentes campesinos presos políticos, desde la cárcel de Tacumbú, nos dirigimos a todos y todas para expresar nuestro repudio a la Justicia Paraguaya por la condena que nos imponen por nuestra pertenencia política y por nuestra lucha como campesinos. Hoy, el mundo es testigo de las aberraciones que se cometen en el Paraguay desde el Poder Judicial contra el sector más vulnerable de nuestra sociedad, los campesinos pobres. Hechos de esta naturaleza venimos denunciando desde hace varios años, y nos motivaron a recurrir a la Argentina para solicitar refugio político en el año 2006. Este Poder del Estado nunca se ha preocupado en investigar los asesinatos de cientos de campesinos pobres a lo largo de estos años. Incluso semanas atrás le costara el cargo al presidente de la República del Paraguay de la mano de los representantes de la dictadura stronista que perdura en el país. Desde este Poder no se reconoce la vigencia del tratado de extradición firmado entre la República Argentina y la República del Paraguay en 1997. El tribunal especial desconoce la privación de libertad que hemos sufrido en la Argentina durante 2 años y 7 meses, en violación al art. 11 inciso e) de la Ley de Cooperación Internacional en Materia Penal suscripta entre el Paraguay y la Argentina en el año 2003. Hacemos corresponsables al Estado argentino de esta grave violación al debido proceso y hacemos un llamado a las autoridades de la Argentina a que respondan ante estos hechos gravísimos a la comunidad internacional. En Paraguay está más que probado que no existe Estado de Derecho, muestra de ello es el debate en la OEA, UNASUR y el Mercosur sobre el respeto al debido proceso en el Paraguay. Ratificamos que somos perseguidos políticos y nos condenaron por haber participado en reuniones políticas de un partido de izquierda y por nuestra pertenencia al campesinado pobre. Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González y Simeón Bordón Salinas.


123

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 19 de Agosto de 2012.

CARTA DE LOS SEIS A LA COMISIÓN POR LAS LIBERTADES POLÍTICAS DE ROSARIO Queridos compañeros y compañeras Comisión por las Libertades Políticas de Rosario Nos dirigimos a ustedes con el cariño y el respeto que se merecen, para solicitarles que nos acompañen en esta lucha tan desigual que venimos soportando desde hace seis años y tres meses desde las cárceles de Argentina y Paraguay. Queridos compañeros y compañeras, somos perseguidos políticos por nuestra pertenencia política y nuestra militancia en los movimientos campesinos. El Poder Judicial paraguayo nos armó una causa para desarticular al movimiento agrario y popular. Hemos sido tratados como criminales sin méritos que demuestren la causa con que nos acusa la Fiscalía paraguaya con fiscales que se especializaron en Colombia y Panamá para atender nuestra causa. Este Poder del Estado paraguayo nos ha sometido a una de las peores y arbitrarias condenas en todo el historial del Paraguay, nos han sometido a un juicio oral y público después de seis años de haber sufrido prisión preventiva en abierta violación a los tratados internacionales en materia de derechos humanos y la propia Constitución Nacional paraguaya, al superar largamente el tiempo razonable de la prisión preventiva. El tribunal de sentencia sometido, seleccionado especialmente para realizar nuestro juicio por la propia Corte Suprema de Justicia, fue recusado en dos oportunidades por nuestros defensores por parcialista y falta de independencia, confirmada en las dos oportunidades por las autoridades superiores. Este tribunal de sentencia no permitió a nuestra defensa producir pruebas en el juicio oral y público en abierta violación al debido proceso. Nos han condenado en forma arbitraria a treinta y cinco años de prisión (veinticinco años más diez años de medida de seguridad), sin reconocer los dos años y siete meses de prisión que hemos compurgado en la Argentina y una lista interminable de violaciones al debido proceso.


124

Desde nuestro rincón de lucha

Ante estas barbaridades de injusticia que nos toca soportar; les pedimos que nos acompañen en esta lucha desigual contra la oligarquía paraguaya, formando parte de la Comisión Internacional por la Libertad de los Seis para exigir nuestra inmediata libertad ante los organismos internacionales. Les dejamos nuestro cariño, nuestro afecto y nuestra ternura, esperando nos acompañen en esta lucha contra la injusticia. Atentamente. Los seis dirigentes campesinos presos políticos Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas y Arístides Vera Silguero. Hasta la Victoria siempre. Vencer o morir.


125

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 9 de septiembre de 2012

CARTA DE LOS SEIS Queridos compañeros y compañeras: Un fuerte abrazo de los seis dirigentes campesinos presos políticos desde la cárcel de Tacumbú. Les escribimos estas breves líneas para expresarles nuestra preocupación por el momento histórico que atraviesa nuestro país al enfrentar una clara intención de retroceso al pasado al pretender el rearme de las Fuerzas Armadas para la represión de las luchas populares en el Paraguay, asesorado por un golpista, el ex general Lino Oviedo, quien maneja hoy en día el Ministerio de Defensa. Por otro lado, sentimos la necesidad de que se fortalezca la solidaridad internacionalista con los movimientos populares del Paraguay y de un fuerte reclamo por nuestra libertad inmediata por las innumerables violaciones a nuestros derechos. Compañeros y compañeras, hacemos un llamado a formar parte de la Comisión Internacional por la Libertad de los Seis, junto a Osvaldo Bayer, Nora Cortiñas y Adolfo Pérez Esquivel, desde la Argentina. En estos momentos nos encontramos trabajando para que seamos declarados presos de consciencia ante Amnistía Internacional. Les dejamos un fuerte abrazo, nuestro cariño, nuestra ternura, confiados en la solidaridad internacionalista. El pueblo y la historia nos absolverán. Atentamente, los seis dirigentes campesinos presos políticos. Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero y Roque Rodríguez Torales.


126

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 24 de diciembre de 2012

CARTA DE NAVIDAD Queridos compañeros y compañeras: Los seis dirigentes campesinos presos políticos desde la cárcel de Tacumbú, extendemos nuestra palabra para expresar todo lo que nuestros sentidos nos permitan en esta navidad que nos toca vivir desde nuestro rincón de lucha, la cárcel. Es cierto que la navidad es una fecha donde se hace notar el encuentro familiar con diferentes matices y realidades. Donde unos viven esa fecha en medio de la opulencia y el derroche, mientras otros muchos ni siquiera tienen un pedazo de pan para compartir con sus hijos. Porque hemos interpretado esta realidad hemos decidido luchar por cambiarla. Es por esto que los responsables de esta situación han decidido perseguirnos y mantenernos presos por luchar. No tenemos palabras para explicar lo que representa pasar una navidad en esta prisión, separados de nuestras familias, solamente hay que vivirlo para comprender tanto sufrimiento. Aun así estamos firmes y fortalecidos porque entendemos que luchamos por algo digno. Por último queridos compañeros, les dejamos a todos y todas, nuestro cariño y nuestro abrazo, toda nuestra ternura. ¡Libertad a los presos por luchar! Atentamente Los seis dirigentes campesinos presos políticos Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales y Basiliano Cardozo Jiménez.


127

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 1 de abril del 2013

CARTA DE LOS SEIS

Condenados a 35 años A los queridos compañeros y compañeras de todas las organizaciones: Un fuerte abrazo de los seis dirigentes campesinos, presos políticos de la oligarquía mafiosa paraguaya en el Penal de Tacumbú. Queremos expresarles todo nuestro agradecimiento a las organizaciones como las suyas que fueron parte de la campaña por nuestra libertad en el tiempo en que estuvimos presos en Argentina. Como ustedes sabrán, en julio del año pasado fuimos condenados a 35 años de prisión luego de ser sometidos a una farsa de juicio, totalmente irregular, en el cual quedó demostrado lo que planteamos al solicitar refugio en Argentina: el carácter político de nuestra persecución y la imposibilidad de ser sometidos a un juicio justo en el Paraguay. A poco de cumplir los siete años de nuestra detención en Argentina pedimos a las organizaciones solidarias que nos ayuden en la campaña por nuestra libertad, solicitando a Amnistía Internacional que se expida sobre la injusticia de nuestro caso y nos declare prisioneros de consciencia. Les dejamos nuestro cariño, un abrazo con nuestra ternura y nuestro afecto. ¡Vencer o morir! Hasta la victoria siempre Los seis dirigentes campesinos paraguayos Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez y Gustavo Lezcano Espínola.


128

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 22 de Junio de 2013

CARTA DE LOS SEIS Queridos compañeros y compañeras: Queremos hacer conocer la realidad que nos toca vivir en el Paraguay, dentro de una larga persecución política sistemática desde los poderes fácticos en este país. La comunidad internacional es testigo de las atrocidades que se cometen contra los luchadores campesinos desde hace muchos años, acentuadas en los últimos años con mucha fuerza. Muestra de esto es la masacre ocurrida hace un año atrás en Curuguaty, donde fueron asesinados once compañeros campesinos y seis policías. El Estado paraguayo no investiga quién mató a estos compañeros. Por el contrario, catorce campesinos están siendo acusados por la Fiscalía por la muerte de los seis efectivos policiales en tierras del Estado paraguayo, usurpadas por una familia que forma parte del entorno del dictador Alfredo Stroessner, la familia Riquelme. Dentro de este marco histórico, nosotros denunciamos con fuerza a la oligarquía mafiosa que maneja todos los aparatos del Estado para reprimir a los luchadores que buscan cambiar este estado de cosas. Hacemos un llamado a reclamar ante los organismos internacionales en materia de derechos humanos a exigir al Estado paraguayo respeto a los tratados internacionales en esta materia, y a repudiar la persecución política e ideológica de la que somos víctimas. En este contexto hace un año atrás, en medio del golpe de Estado, fuimos condenados los seis dirigentes campesinos extraditados desde la Argentina. Fuimos condenados en un juicio plagado de irregularidades donde fueron violados 28 artículos centrales del código procesal penal paraguayo. Está más que probado que en nuestro país el Estado de Derecho es letra muerta para los pobres y luchadores, a siete años y dos meses de prisión sin condena firme. Reiteramos nuestro pedido de solidaridad para todos los presos políticos de nuestro país. Atentamente Los seis dirigentes campesinos. Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola y Agustín Acosta González.


129

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 19 de octubre de 2013

PRONUNCIAMIENTO Caso Curuguaty Nos dirigimos a todos y todas para expresar nuestro enérgico repudio al sistema judicial paraguayo. Este Poder del Estado es responsable directo de la persecución política e ideológica a los sectores organizados del campesinado pobre. La audiencia preliminar del caso Curuguaty es la muestra clara y evidente de que existe un poder mafioso que opera dentro del sistema judicial paraguayo y que responde a una minoría privilegiada de nuestro país. Las tierras de Marinakue son del Estado paraguayo y es responsabilidad política de este Poder, restituir estas tierras usurpadas por la familia Riquelme, tan ligada a la dictadura de Stroessner. Estos compañeros campesinos ya están condenados por su pertenencia de clase, al igual que con nosotros, en contra de ellos se están violentando todas las garantías del debido proceso. A nosotros nos condenaron violando cerca de cuarenta artículos del Código Procesal Penal. Hacemos un llamado a la comunidad internacional y nacional a unir fuerzas para exigir la inmediata libertad de estos humildes campesinos perseguidos por reclamar un legítimo derecho, el acceso a la tierra. Ante tanta opresión y dolor que nos toca vivir, les dejamos nuestro abrazo y nuestro cariño. Atentamente Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González y Simeón Bordón Salinas.


130

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 5 de noviembre de 2013

CARTA DE LOS SEIS

90 días de cartismo Nosotros, los seis campesinos presos desde la cárcel de Tacumbú, nos dirigimos a ustedes para expresar nuestra opinión sobre el momento histórico que vive nuestro país. A casi noventa días de la asunción del nuevo gobierno con Cartes a la presidencia, un hombre con una multimillonaria fortuna de dudosa procedencia y con graves antecedentes, encamina al país hacia una nueva colonización después de 200 años. Un claro ejemplo es la aprobación de la modificación de la Ley de Seguridad para el uso de las FFAA en conflictos internos, como refuerzo de la ley “antiterrorista” aprobada en el 2009, para legalizar la represión a cualquier intento de protesta llevado adelante por los sectores populares del país. Se suman a esto, las medidas políticas y económicas estratégicas para profundizar el neoliberalismo con las dos leyes aprobadas de “Responsabilidad Fiscal” y de “Alianza Público-privada”. La primera es para recortar 4% anual de gastos públicos y congelar los salarios del sector público por cuatro años, la segunda representa la entrega de todas las instituciones estatales, toda la infraestructura y servicios públicos. Ante esta feroz oleada de neoliberalismo, hacemos un llamado a la reflexión a todos los compatriotas, porque estamos ante un profundo abismo que solamente podremos sortear si somos capaces de comprender la necesidad imperiosa de unirnos para defender nuestra soberanía e independencia como Nación, siguiendo el ejemplo de nuestros próceres. Queridos compatriotas, estamos llamando a la defensa del país como nación libre y soberana, es el momento de escribir otra página heroica en la historia de nuestro pueblo. Nos despedimos, esperando sean bien acogidas nuestras opiniones, les dejamos nuestro abrazo, nuestro cariño, desde nuestro rincón de lucha en la cárcel. Atentamente, Los seis dirigentes campesinos. Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González y Simeón Bordón Salinas.


131

Memorias de una década de injusta prisión

Buenos Aires, 4 de diciembre de 2013

ARTÍCULO

Sólo la solidaridad nos hará libres A nuestros compañeros presos en Paraguay

Por Néstor Kohan “Carissima mamma, no querría repetirte lo que ya frecuentemente te he escrito para tranquilizarte en cuanto a mis condiciones físicas y morales. Para estar tranquilo yo, querría que tú no te asustaras ni te turbaras demasiado, cualquiera que sea la condena que me pongan. Y que comprendas bien, incluso con el sentimiento, que yo soy un detenido político y seré un condenado político, que no tengo ni tendré nunca que avergonzarme de esta situación. Que, en el fondo, la detención y la condena las he querido yo mismo en cierto modo, porque nunca he querido abandonar mis opiniones, por las cuales estaría dispuesto a dar la vida, y no solo a estar en la cárcel. Y que por eso mismo yo no puedo estar sino tranquilo y contento de mí mismo”. “Yo no hablo nunca del aspecto negativo de mi vida, en primer lugar porque no quiero ser compadecido: era un combatiente que no ha tenido suerte en la lucha inmediata y los combatientes no pueden ni deben ser compadecidos cuando han luchado no por obligación sino porque lo han querido conscientemente”. Antonio Gramsci Cartas desde la cárcel a su mamá ¡Cómo me cuesta escribir estas líneas! A pesar de que la escritura siempre me alivia y me hace sentir bien, esta vez siento una sensación de ahogo en la garganta y de angustia en los ojos que no puedo terminar de entender. Hace más de una semana y media que doy vueltas con los libros subrayados y los materiales en la mano, los llevo, los traigo, los vuelvo a llevar y no puedo escribir. Les había prometido a los familiares de los presos paraguayos publicar sobre el reciente encuentro que tuvimos en la cárcel de Asunción, pero hay algo que me traba. Y encima ayer, mientras intento escribir en solidaridad con mis amigos y compañeros prisioneros en Paraguay, veo a medio metro cómo se lo llevan preso a Fernando Esteche, ante la bronca de su esposa que desesperada golpea el auto policial con los ojos enrojecidos


132

Desde nuestro rincón de lucha

por las lágrimas, rodeados ambos de centenares de militantes argentinos y argentinas de las tribus populares y tendencias políticas más variadas, desde las más institucionales hasta las más radicalizadas. Acá y allá, en Argentina y Paraguay (con todas las diferencias del caso), la militancia popular encarcelada, los ricachones en sus barrios fastuosos y privados ostentando lujos y derrochando impunidad. Familias enteras, hijos e hijas, amigos, novias y madres del pueblo sufriendo mientras la burguesía está muy preocupada y estresada por…sus dólares mugrientos y el porvenir de sus cuentas bancarias. Cuánta mediocridad. Qué mundo cruel nos tocó vivir. Otra vez en la cárcel Conocimos personalmente a nuestros amigos y compañeros paraguayos en la cárcel de Marcos Paz (provincia de Buenos Aires, Argentina) durante junio del año 2007. Sus nombres: Arístides Vera, Agustín Acosta, Gustavo Lezcano, Basiliano Cardozo, Simeón Bordón y Roque Rodríguez. Todos campesinos. En aquella oportunidad, habíamos ido a visitar al penal de Marcos Paz a Fernando Esteche y Raúl BoliLescano, hoy nuevamente encarcelados por el terrible “pecado” de repudiar el asesinato de un maestro. Más tarde fuimos a visitar a Roberto Martino, otro dirigente piquetero. Cada vez que vamos, a los compañeros argentinos les llevamos material de lectura. Aquella vez que los conocimos, cuando en la cárcel nos cruzamos con estos seis entrañables campesinos paraguayos, también a ellos les regalamos libros que recibieron como el tesoro más preciado. Pasan los años… y parece que volvemos a ver la misma película, una y otra vez, en un eterno retorno de la injusticia y la irracionalidad del poder. Los mismos jueces, los mimos presos, la misma perversión de las instituciones. Luego de aquella primera visita a Esteche y Lescano del 2007, el 30 de marzo de 2008, los compañeros paraguayos nos enviaron una hermosa carta de puño y letra. Entonces con la compañera María Victoria Prigione Greco (integrante de HIJOS-La Plata y del Colectivo Amauta) decidimos ir a visitarlos. Hubo que esperar. Había mucha solidaridad del pueblo argentino acumulada. Semana a semana distintas organizaciones y colectivos populares esperaban su turno para conversar con ellos. Nosotros recién pudimos hacerlo en julio del 2008, cuando les realizamos una entrevista (que adjuntamos en los apéndices). Aunque organizamos mil movidas en solidaridad (incluyendo cortes de las avenidas céntricas Callao y Corrientes y clases públicas que salieron en seis canales de televisión, jornadas culturales, exposición de videos y películas, notas periodísticas que le pedimos a Osvaldo


Memorias de una década de injusta prisión

Bayer y otros intelectuales solidarios, que también adjuntamos), no hubo caso. Sin piedad los extraditaron a Paraguay, importándoles un comino su pedido de asilo político. Paraguay, esa herida abierta Como argentino no puedo ocultar mi vergüenza ante estos compañeros humildes y pobres que vinieron a mi patria a pedir asilo político y de manera cruel fueron ilegalmente apresados, mantenidos en cautiverio durante años y luego extraditados, como si fueran delincuentes, a las cárceles paraguayas. Otra vez la injusticia contra el pueblo pobre paraguayo. Como si no hubiera alcanzado la bochornosa guerra de la triple infamia contra ese heroico pueblo (1865-1870, ejecutada sumisamente en el siglo XIX por los ejércitos de Argentina, Uruguay y Brasil, impulsados por la mano pérfida del imperio británico que no toleraba que hubiera ríos, comercios y aduanas que ellos no controlaran). Como si no hubiera sido suficiente esa otra guerra artificial y delirante que entre 1932 y 1935 desangró y enfrentó al pueblo pobre de Paraguay contra el pueblo pobre de Bolivia por los intereses petroleros de las grandes multinacionales. Como si no hubiera sobrepasado todos los límites de lo imaginable esa mugrienta dictadura militar que aplastó y torturó a ese pueblo noble durante más de tres décadas (1954-1989) con abierto e indisimulado apoyo norteamericano. Si acaso todo eso no hubiera sido suficiente castigo para esta gente humilde heredera de la riquísima cultura guaraní, nuestro país, mejor dicho, las autoridades estatales de Argentina, se hicieron cómplices —traicionando el discurso de los derechos humanos que dicen defender— al haber apresado, primero, y al haber extraditado después, a estos seis compañeros que legalmente habían intentado pedir asilo político en Argentina. ¡Qué vergüenza! Y fue el mismo Aníbal Fernández que ahora recibe inexplicablemente como galardón el pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo quien más se movió y quien más energía puso para extraditarlos y entregarlos a la mafiosa “justicia” paraguaya. ¡Qué vergüenza! Alguna vez, cuando de verdad se dé vuelta la tortilla en Argentina, y el pueblo deje de ser simple base de maniobra para convertirse en auténtico sujeto y dueño de su propia historia, no solo habrá justicia. Tendrá que haber una reparación histórica frente a tantos atropellos, bochornos e inmundicias que se han cometido en nombre de “la libertad”, “la legalidad”, “el respeto de las instituciones” y “la democracia”. ¡Qué vergüenza que siento al verlos presos cuando tanto mediocre ricachón, tanto corrupto y tanto represor se pasea con impunidad haciendo compras suntuarias en los pasillos de los shoppings! Pero bueno, tercos y obcecados, los fuimos a visitar nuevamente, ahora en la penitenciaría de Tacumbú, Asunción. Nos hemos reencontrado en

133


134

Desde nuestro rincón de lucha

Paraguay. Tuve que reprimir la emoción y las lágrimas al volver a verlos. A pesar de tantos años prisioneros, nuestros queridos compañeros y amigos siguen como siempre. Dignos. Altivos. Serenos. Firmes. Con la moral intacta, la mirada trasparente y la frente limpia. Convencidos de la absoluta justicia de su causa, la del movimiento campesino y popular paraguayo. Uno de los pueblos más castigados, más pobres y más abnegados de este continente. Más rejas, menos libertad A contramano de tanta retórica humanitaria, en lugar de disminuir la cantidad de presos políticos, va en aumento. En nombre de “la libertad” y “el pluralismo”, las rejas no dejan de generalizarse. Si en el penal de Marcos Paz conocimos a los seis militantes paraguayos detenidos por defender la causa popular, hoy en la cárcel de Tacumbú nos encontramos con una nueva camada de presos políticos: las víctimas de la masacre de Curuguaty (ocurrida el 15 de junio de 2012 en Marinakue), orquestada por la extrema derecha paraguaya y el imperialismo yanqui para avanzar sobre el movimiento campesino y popular mientras ejecutaban el golpe de Estado “constitucional” contra el presidente Lugo. Nuestro encuentro de Asunción se dio entonces con dos núcleos distintos de presos, los de antes, los que venían de Argentina, nuestros viejos amigos y compañeros ya conocidos, y los jóvenes de ahora, los de Curuguaty. Y había más presos políticos que no pudimos ver, acusados de pertenecer al EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo). Como sea y por las razones que sean, cada vez hay más presos políticos. No disminuyen, aumentan. Todos del campo popular. Mientras los yanquis tienen cada día más poder e impunidad (incluso en Asunción vimos, por primera vez, un local abierto de la USAID —una de las tantas fachada “legales” de la CIA, tristemente famosa en los últimos años en Venezuela y Bolivia— de la que tanto habíamos escuchado hablar). Ni siquiera disimulan o esconden su presencia como hacen en otros países. Los nuevos presos políticos paraguayos, sobrevivientes de la masacre de Curuguaty, llevan la marca de la represión en sus cuerpos. Uno de ellos, tremendamente joven, tiene destrozada la boca y la mandíbula por una bala de fusil. ¿Qué campesino paraguayo maneja esa especie sofisticada de armas que deja semejante tipo de marca? Otro tiene pelada media cabeza, pero no por la moda urbana de una nueva tribu punk, sino por una herida de bala de fusil de la policía militarizada. Así marca la represión de los grandes capitales sojeros y el agronegocio a los cuerpos del campo popular: a sangre y fuego. No es metáfora. El que no sale muerto, termina marcado, herido y físicamente destrozado. Para ellos no hay estética, de esa que promueve la televisión siguiendo un patrón yanqui de belleza. Nada de “tolerancia” con


Memorias de una década de injusta prisión

los rebeldes. Palo, garrote y pólvora. Disciplina. Mano de hierro y crueldad extrema con los de abajo; sumisión, servilismo y obediencia con los de arriba. La zorra y el león de los que hablaban Maquiavelo y Gramsci, pero siempre contra los de abajo. Esa es la fórmula de la dominación a escala continental, no solo en Paraguay. ¿De qué se acusó a los seis campesinos (la primera tanda de presos que conocimos en Argentina) pertenecientes al Partido Patria Libre y al Movimiento Agrario y Popular? De haber secuestrado y asesinado a una joven, Cecilia Cubas, hija de un ex presidente de Paraguay. La bota imperial  Estados Unidos necesitaba y necesita instalarse definitivamente en la triple frontera (Argentina, Paraguay, Brasil), mantener la base de operaciones de la CIA que de la mano de la dictadura de Stroessner dirigió el Plan Cóndor y ampliarla como base operacional del Comando Sur de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en la región, apuntando al control de los recursos naturales (el Amazonas, el acuífero Guaraní, la biodiversidad, etc). A su vez, la clase dominante criolla, enriquecida al calor de la sumisión ante Estados Unidos y el gran capital brasileño y argentino, también necesitaba y necesita “pacificar” y domesticar el campo paraguayo para continuar acumulando capital con los agronegocios. La conjunción de esos intereses imperiales y criollos, entremezclados con los periódicos ajustes de cuentas mafiosos, corruptos y narcos (así funcionó y funciona Paraguay durante todo el siglo XX) le costaron la vida a esta pobre joven llamada Cecilia y a muchos otros. Se necesitaba crear un chivo expiatorio. El antiguo fantasma comunista ya no está de moda. Ahora el nuevo espantapájaros es conocido como “narco-terrorismo”. Entonces la clase dominante paraguaya, con asesoramiento gringo y colombiano, inventó un supuesto vínculo entre la insurgencia bolivariana de las FARC-EP y el campesinado paraguayo. El Plan Colombia del imperio se extiende de esta manera como Plan Colombia-Paraguay. Ese libreto inventado por la inteligencia yanqui, colombiana y paraguaya no resiste el menor análisis serio y riguroso. Ni jurídico, ni político ni siquiera... literario. Esa historia parece extraída del guión de una película mala de clase B de Hollywood, de esas que se venden de oferta en la calle y suelen pasarse como relleno y para ocupar el tiempo en los autobuses de larga distancia mientras los pasajeros bostezan aburridos o dormitan. Pero bueno, con esa pantalla ridícula en enero de 2002 comenzó la persecución feroz contra los principales referentes del partido Patria Libre de Paraguay y el encarcelamiento de su dirigencia campesina (en esa fecha fueron torturados Juan Arrom y Anuncio Martí). Más tarde, en 2005, la persecución y represión contra esta organización popular

135


136

Desde nuestro rincón de lucha

se profundizó. Los jueces corruptos del partido Colorado, cómplices activos durante décadas de la sangrienta dictadura del general Stroessner, convalidaron aquel libreto de inteligencia militar y no descansaron hasta encontrar un chivo expiatorio, izquierdista y popular, de ese ajuste de cuentas mafioso. ¿En realidad qué había sucedido? Lo que realmente pasó tiene que ver con los ajustes de cuentas internos a la mafia burguesa y oligárquica de Paraguay. ¿Se acuerdan de la extraña muerte del hijo de Carlos Menem? Fue vox populi que su fallecimiento era una “muerte rara”. En Paraguay sucedió algo similar. Pagaron los platos rotos seis campesinos humildes, seis militantes populares, seis revolucionarios, nacidos del noviazgo y el enamoramiento entre la teología de la liberación y el marxismo latinoamericano. Pero era y es un secreto a voces que ese crimen horrendo de Cecilia Cubas tiene que ver con los golpes entre las mafias políticas de las altas esferas del poder. Fue “la embajada” (la de Estados Unidos, ¿o hay otra?) la que inventó una supuesta conexión entre el movimiento popular paraguayo y movimiento popular insurgente de Colombia. Antes era el “monstruo” de la nieve rusa, ese fantasma tragicómico que supuestamente devoraba niños crudos. En los últimos años aquel “monstruo” de la blanca nieve soviética ha sido reemplazado por la más tropical y verde insurgencia colombiana. Cualquier muchacho, cualquier muchacha que se rebele, que levante su voz reclamando lo que le corresponde o que simplemente se niegue a arrodillarse ante una orden de un burócrata será acusado de ser “agente de las FARC”. Si no fuera trágico daría risa, por lo pueril, por lo infantil, incluso por lo bizarro. Como bien señala uno de los campesinos presos, Agustín Acosta, en su libro Reflexiones políticas desde la cárcel: “Estamos presos por denunciar esta realidad, presos por querer ser libres, por educar a los humildes. Estamos presos porque somos del pueblo, somos la voz del pueblo pobre. Estamos presos porque somos coherentes con nuestro discurso, somos patriotas y pensamos días mejores para las nuevas generaciones [...] Somos prisioneros de la guerra preventiva”. (Agustín Acosta: Reflexiones políticas desde la cárcel. Bs.As., El Colectivo-América Libre, 2008. Páginas 64-65). Su conclusión es extensiva a todos sus compañeros, presos políticos. Están presos por luchar. Ni más, ni menos. Es sencillo, aunque duela, es sencillo. La cárcel como escuela Al reencontrarnos con ellos constatamos que los seis compañeros que habíamos conocido en Argentina, curtidos en la lucha contra la crueldad del sistema, ahora son como los “hermanos mayores” de los nuevos jóvenes presos. Los presentan ante las visitas, los aconsejan, los abrazan y acompañan. La fraternidad revolucionaria a flor de piel, en medio de un régimen carcelario donde sobreviven como si fueran linyeras o mendigos casi 4.000


Memorias de una década de injusta prisión

prisioneros (en un edificio que tiene capacidad física y espacial para no más de 1.400). Miles de muchachos hacinados, descalzos, en patas, durmiendo en el cemento, sin colchón o con solo una manta, mendigando a las visitas una moneda para poder comprar una comida escasamente digerible (en la prensa paraguaya hubo denuncias públicas de que les daban para comer carne de perros). Una gigantesca favela enrejada, una monumental villa miseria enjaulada y con barrotes. Una imagen dantesca e infernal que es la contracara oculta de un mundo mercantil de mugre, vigilancia y control permanente, donde todo se compra y se vende, donde todo tiene un precio, donde la frivolidad de las vidrieras y el espacio plano de la imagen (fragmentada y acelerada como si fuera un video clip) pretende aplastar el tiempo profundo de la historia y la identidad colectiva de los pueblos en lucha. En ese “paisaje” trágico de pobreza extrema, abandono y mendicidad, estos entrañables compañeros, hoy prisioneros del régimen capitalista, nos esperan sonrientes con la joya más codiciada en la mano: un libro sobre la historia del Paraguay. La lectura y el estudio, la formación política ante todo. Entramos a la cárcel llevando de regalo bajo el brazo nuestros libros y nos retiramos... ¡con otros libros! Llevamos lo poco que sabemos y nos vamos sabiendo que sabemos muy poco. Nos retiramos con la tarea de continuar aprendiendo, seguir leyendo y estudiando los materiales que nos regalaron, tratando de seguir reconstruyendo la historia de las luchas de Nuestra América indómita y rebelde. Y dentro de Nuestra América, en particular la historia de Paraguay, un pueblo que no se resigna, heredero de una historia riquísima (mayormente desconocida) para la tradición revolucionaria. Curiosos “terroristas” estos presos políticos que hacen un culto casi religioso y sagrado de la lectura, el estudio y los libros (uno de los compañeros presos nos confiesa que en la cárcel de Marcos Paz leyó y estudió nuestros escritos, un honor que nos llena de orgullo y emoción, eternamente agradecido). ¿Quiénes son los verdaderos terroristas, señores fiscales a sueldo de los poderosos? ¿Quiénes son los violentos, señores periodistas? ¿Quiénes son los incivilizados y los salvajes, señores empresarios, señores policías, señores militares? Porque lo que nosotros vemos y constatamos en la cárcel, en el sótano de la prisión donde nos encontramos con los campesinos paraguayos encarcelados, es gente fraterna, solidaria, altruista, amante de los libros, el estudio y la cultura. ¿No será que los delincuentes, las salvajes y los violentos irracionales están del otro lado, fuera de las rejas de la cárcel?

137


138

Desde nuestro rincón de lucha

Reitero la pregunta: ¿Quiénes son los terroristas, señores embajadores de Estados Unidos en los distintos países del cono sur? Los nuevos presos Señalábamos que los seis campesinos apresados en Argentina tienen nuevos compañeros, una nueva generación de prisioneros políticos, los presos de Curuguaty. El 15 de junio del 2012, una comando de 324 policías armados realizó un desalojo (ilegal, para más datos, pero si fuera legal no cambiaría el asunto) en las tierras públicas de Marinakue, departamento de Canindeyú, Paraguay. En ese momento el territorio se encontraba ocupado por campesinos sin tierra que lo reclamaban para trabajar. Como resultado de la acción represiva de Curuguaty (una verdadera masacre que la oligarquía paraguaya y sus grandes medios llamaron “enfrentamiento”), perdieron la vida once campesinos y seis policías. Esta masacre, fue el alegato principal del Poder Legislativo corrupto, mafioso y conservador para la farsa de juicio político express que se desarrolló días después, entre el 21 y 22 de junio del 2012 y que terminó con la destitución fulminante del presidente constitucional Fernando Lugo, volviendo a la vieja y conocida lógica de los golpes de Estado, ahora “legales” y “constitucionales”. De ahí que Paraguay haya sido sancionado como Estado por la UNASUR y el MERCOSUR. Las tierras en disputa son propiedad del Estado paraguayo, aunque se encuentran usurpadas por la empresa Campos Morombí de la familia del político colorado Blas Riquelme. Esas dos mil (2.000) hectáreas pertenecían a la empresa La Industrial Paraguaya S.A. y fueron donadas al Estado (más precisamente a la Armada Nacional) en 1967, donación que fue aceptada por Decreto Nº 29.366 del 6 de septiembre de aquel mismo año. Actualmente la empresa Campos Morombí arrienda las tierras públicas usurpadas (conocidas como Marinakue) . ¿A quiénes? A empresarios brasileños. ¿Para qué? Para el cultivo de la soja. Garrote, tiros y pólvora para los asentamientos campesinos, guantes de seda y alfombras rojas para los empresarios que viven de rentas rascándose el ombligo. Antigua ecuación por demás conocida. ¿No es cierto? El Poder Judicial paraguayo abrió entonces una “investigación”, por llamarla de alguna manera y para ser elegantes, absolutamente parcial, como no podía ser de otro modo. ¿Su objetivo? Legitimar el golpe y al mismo tiempo incriminar a los campesinos por los supuestos delitos de “invasión de inmueble, asociación criminal y homicidio doloso en grado de tentativa ”. Producto de ese proceso judicial se encarcelaron o se les aplicó arresto domiciliario a Juan Tillería, Alcides Ramírez, Luis Olmedo, Lucía Agüero, María Fani Olmedo, Dolores López, Rubén Villalba, Néstor Castro Benítez,


Memorias de una década de injusta prisión

Adalberto Castro, Arnaldo Quintana, Felipe Benítez, Felipe Nery Urbina, además de una adolescente. Toda gente humilde, todos de abajo, todos sin tierra, sin ningún apellido prestigioso, todos sin dinero. ¿Habrá sido un error? El fiscal de la causa, el doctor Jalil Rachid24 (amigo y pariente político de la familia Riquelme) nunca aportó elementos jurídicos probatorios que justifiquen su acusación, sin embargo ha recibido innumerables denuncias sobre hechos de tortura y ejecuciones extrajudiciales por parte de la policía. ¡Oh casualidad! Esas denuncias… no fueron investigadas. ¿Les suena conocido? Creo que esta película ya la vi muchas veces. Las conclusiones del informe sobre el caso de Marinakue —un voluminoso libro que aporta una cantidad abrumadora de pruebas empíricas y datos estadísticos— no dejan margen a la duda: “En la raíz del conflicto suscitado sobre las tierras de Marinakue, este informe concluye en que existe evidencia documentada que señala por lo menos la posible responsabilidad en la administración de justicia por parte de funcionarios judiciales encargados del trámite de los procedimientos que fueron incoados por la firma Campos Morombí S. A. C. y A. para apropiarse de las 2.000 hectáreas de tierra que fueron donadas por LIPSA al Estado paraguayo en 1967. Esta evidencia es particularmente notoria y fehacientemente documentada en dos momentos procesales determinantes para el nacimiento del conflicto, en los que es posible advertir resoluciones incorrectas e indebidas por parte de jueces en la gestión del litigio judicial y en la observación de una estricta imparcialidad en la conducción del proceso”. (Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay: Informe de derechos humanos sobre el caso Marinakue. Asunción, CODEHUPY, 2012. Página 62). De aquí en más, los seis campesinos paraguayos que nosotros conocimos hace años en Argentina ya no estarán solos. ¿Serán los últimos prisioneros? Todo hace suponer que en la medida en que las luchas sociales y las demandas populares se incrementen, habrá nuevas camadas de presos políticos. Ojalá nos equivoquemos. El “adentro” y el “afuera” Cuando nos despedimos, al apretarnos las manos y darnos un abrazo, tanto con los viejos presos políticos y como con estos nuevos compañeros, cuesta no dejar escapar un lagrimón. Pero qué gran enseñanza nos dejan estos muchachos... En medio de las peores adversidades de la vida y la lucha de clases, no cabe otra alternativa que continuar batallando con tenacidad por lo que consideramos justo, valioso y digno. Agustín Acosta, amigo y compañero, lo sintetiza de esta manera al finalizar su libro, proporcionándonos el secreto del enigma que les permitió a 24 Su padre, Bader Rachid, figura como usurpador de tierras malhabidas en el Informe Final de la Comisión de Verdad y Justicia, junto con el de Riquelme.

139


140

Desde nuestro rincón de lucha

todos ellos sobrevivir tan enteros. La clave está en “la capacidad de aferrarse a la vida, de amar, de soñar de los pueblos” (Agustín Acosta: Reflexiones políticas desde la cárcel. Página 90). Al atravesar la última guardia, el último portón y la última reja de la prisión de Tacumbú, cuando pusimos el primer pie en la calle bajo un sol fuerte, muy fuerte, Daniel, uno de los compañeros comunistas que me acompañó en la visita (a quienes estoy muy agradecido), me dijo, con una mezcla de ironía en los labios y tristeza en la mirada: “Néstor, salimos de una cárcel para entrar en otra”. Lamentablemente tenía razón. Aunque obviamente en el “adentro” todo es peor, más cruel y salvaje, en el “afuera” cada día hay más rejas, control y observación cotidiana de la población, cámaras de filmación que registran cada centímetro, milímetro y segundo de nuestra vida, vigilancia de las llamadas telefónicas y los correos electrónicos y una multiplicación infinita de gente especializada (con uniforme o sin él) en fichar, clasificar, controlar, reprimir, disparar y matar contra los humildes, contra los pobres, contra el mundo de la clase trabajadora. Nuestros amigos, los de antes y los nuevos, quedaron adentro. Aun así son infinitamente más libres que sus tristes carceleros y que la burguesía mafiosa que los mantiene como rehenes del movimiento popular. Quiero terminar estas breves líneas haciendo una invitación a los organismos de derechos humanos y de abogados, a toda la militancia popular en sus diferentes tendencias y corrientes (tanto de Argentina como de Paraguay y de todo el cono sur), a los profesores y periodistas, al movimiento estudiantil y de la cultura, a las agrupaciones sindicales y campesinas, a que visiten a los campesinos paraguayos prisioneros del régimen. También a los presos políticos argentinos. Y si no pueden visitarlos por las razones que sean, que de alguna manera u otra hagan sentir públicamente su solidaridad. Hay que romper la estrategia de aislamiento y demonización a los que el imperialismo y sus socios nativos pretenden condenarlos. Para ellos y ellas, para los presos y presas políticas, es muy importante, repito, muy importante la visita, la solidaridad cotidiana y el abrazo fraterno. Frente a los molinos de viento del capital y sus carceleros, solo la solidaridad popular podrá ayudarlos y al mismo tiempo ayudarnos. Sólo la solidaridad nos hará libres, a los de “adentro” y a los de “afuera”.


141

Memorias de una década de injusta prisión

Buenos Aires, diciembre de 2013

CARTA A LOS SEIS

José Schulman Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH)

A los compañeros campesinos presos de la causa Cecilia Queridos Agustín Acosta, Roque Rodríguez, Basiliano Cardozo, Gustavo Lezcano, Arístides Vera y Simeón Bordón. Había pensado en escribirles desde que volví de Asunción, no sé si les llegó una nota que publiqué en la Argentina sobre la visita a la Cárcel de Tacumbú; por las dudas se las adjunto. Quería contarles que en el día de ayer, mantuve una muy poco diplomática entrevista con el director de derechos humanos de la Cancillería argentina con motivo de hacerle entrega del informe de la Misión Internacional de Observación de los derechos humanos en el Paraguay, realizada recientemente. Relatar la conversación sería muy largo. Digamos, en síntesis, que el Ministro Federico Villegas Beltrán reconocía el conjunto de las violaciones de ddhh que se producen en Paraguay, pero alegaba que su ámbito de acción es más que reducido y que la “diplomacia” imponía los ritmos del “acompañamiento” argentino a Cartes y su banda de forajidos. Puso como ejemplo la recepción de Cristina a Cartes, mientras supuestamente él y su equipo receptaban denuncias sobre los hechos tan conocidos por nosotros. Quería decirles que yo le panteé, con cierta dureza, que no esperaba de ellos una mirada humanista y democrática, pero que aún desde la mirada más egoísta y nacionalista debían comprender que la recomposición de la dictadura en Paraguay, por otras vías más claras que la anterior de Stroessner, atentaba contra los procesos de integración latinoamericana y que debían reconocer su error garrafal en la extradición de los Seis Campesinos, que marcó un punto de viraje en el sistema de control en Paraguay; y que ahora, de nuevo, miraban pero no comprendían lo que está ocurriendo. Puntualmente, le reclamé por el abandono de la tradición liberal del instituto del asilo político y que el Gobierno argentino debía pedirles perdón y agotar todas las posibilidades para lograr vuestra libertad como parte del


142

Desde nuestro rincón de lucha

compromiso declamado con la vigencia de los derechos humanos y que no quería que el Estado argentino esperara ciento cuarenta años para pedir perdón por sus errores, como ocurrió con la Guerra de la Triple Alianza. Puntualmente, el funcionario explicó que la Cancillería paraguaya había nombrado una funcionaria en el mismo cargo que el suyo, y prometió que la próxima vez que ella llegue a la Argentina, armaría un espacio de encuentro para que nosotros le planteemos los reclamos de la Misión Internacional de Observación. Bueno, como imaginarán, la reunión fue larga y dio muchas vueltas; solo quería contarles que intentamos ser coherentes y decir en todos lados lo mismo que dijimos en ese sótano de Tacumbú. Con el afecto y el compromiso de todos los compañeros de la Liga, con especiales saludos de Graciela y todos los que compartieron con ustedes algún tiempo en Marcos Paz, los abrazo fraternalmente.


143

Memorias de una década de injusta prisión

10 de diciembre de 2013

CARTA DE LOS SEIS Queridos compañeros y compañeras25: Les escribimos estas breves líneas desde la cárcel de Tacumbú, los seis dirigentes campesinos presos políticos. Un cordial saludo y fuerte abrazo en esta fecha histórica para los pueblos del mundo. La Declaración Universal de los Derechos Humanos nos convoca hoy ante el momento histórico que vive nuestro país. Reclamamos con fuerza y firmeza sean respetados nuestros derechos consagrados en esta Declaración. Queremos hacer un llamado a todas y todos los paraguayos a luchar con coraje por la defensa de los derechos humanos de los más vulnerables de nuestra sociedad, ante esta realidad de la que somos testigos en donde los Poderes del Estado están al servicio de los ricos y poderosos. Desde nuestra prisión injusta e ilegal desde hace siete años y siete meses por nuestra pertenencia de clase, hoy exigimos sean respetados nuestros derechos violentados por el Estado paraguayo. No queremos dejar de mencionar la injusta situación que viven nuestros compañeros campesinos del caso Curuguaty, presos aquí con nosotros por luchar por un pedazo de tierra, un derecho consagrado en las leyes de nuestro país. Dentro de este mismo caso tenemos que exigir al Estado paraguayo que se investigue a los responsables de la muerte de los once compañeros asesinados. Por último, les dejamos a todos/as nuestro cariño, nuestro abrazo y toda nuestra ternura. Atentamente Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas y Arístides Vera Silguero.

25 La carta fue leída por Mirna Rodríguez, hija de Roque, en la parada frente a la Fiscalía General del Estado de la movilización por del día internacional de los DDHH, el 10 de diciembre de 2013 en Asunción del Paraguay.


144

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 24 de diciembre de 2013

Carta abierta Los seis dirigentes campesinos presos políticos, desde la cárcel de Tacumbú, queremos expresarles todo lo que cabe en nuestros sentidos para explicar una navidad en prisión, la sexta que nos toca pasar en Tacumbú. Nuestros opresores y represores nos mantienen en estas condiciones desde hace siete años y siete meses por ser coherentes con la historia de lucha del heroico pueblo paraguayo. Esta triste navidad que nos toca vivir a nosotros en injusta e ilegal prisión es muy parecida a la que viven miles de nuestros compatriotas, sin tierra, sin trabajo, sin pan, sin estudios, sin salud, sin futuro, cientos de mendigos por las calles. Porque hemos comprendido que tenemos que luchar por cambiar esto estamos hoy en la cárcel. Queremos que sueñen con nosotros una navidad con igualdad, sin excluidos ni explotados. Luchemos por la libertad de todos los oprimidos. Hacemos un llamado desde nuestra condición, a generar un amplio arco de solidaridad por la libertad de todos los presos políticos. Por muy difícil que sea esta realidad que nos toca vivir les decimos que estamos con la moral alta y fortalecidos porque entendemos que luchamos por algo digno. Por último les dejamos nuestro cariño, nuestro abrazo y toda nuestra ternura. ¡Libertad a todos los presos políticos! Atte. Los seis dirigentes campesinos presos políticos Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero y Roque Rodríguez Torales.


145

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción 11 de enero de 2014

CARTA DE LOS SEIS Queridos compañeros y compañeras Un fuerte abrazo combativo de los seis dirigentes campesinos, desde nuestro rincón de lucha, la cárcel, donde nos ha colocado la coherencia en la lucha. Les escribimos estas breves líneas para alentarles a retomar con fuerza la tarea fundamental en este momento histórico e impulsar la unidad política e ideológica desde la perspectiva revolucionaria. Es necesario tener presente la tarea de liberar a todo el pueblo del yugo capitalista. Por el momento no queremos más indicar que solo un Partido dirigido por una teoría de vanguardia puede cumplir la misión de combatiente de vanguardia. Con este mensaje nos hacemos presentes con ustedes en la discusión. Les dejamos a todos un fuerte abrazo, nuestro cariño y toda nuestra fortaleza. ¡Hasta la victoria siempre, socialismo o barbarie! Atte. Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales y Basiliano Cardozo Jiménez.


146

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 15 de enero de 2014

CARTA DE LOS SEIS A FERNANDO ESTECHE Y RAÚL LESCANO26 Queridos compañeros Fernando y Raúl Un fuerte abrazo revolucionario y combativo desde nuestro rincón de lucha, la cárcel de Tacumbú. Les escribimos estas breves líneas para expresarles nuestro cariño, nuestro afecto como compañeros de lucha. Nuestras condenas no son obstáculos para continuar la lucha de clases que nos trajo a la cárcel. Esta claridad debemos sostener frente a nuestros compañeros y compañeras. Nuestros enemigos querrán vernos postrados ante la condena que nos impusieron en forma arbitraria pero están muy equivocados con esta realidad nos han hecho invencibles. Este debe ser nuestro espíritu en este momento histórico que nos toca vivir. Queridos compañeros Fernando y Raúl, no olvidamos todas las tareas que realizaron en solidaridad con nosotros y desde acá expresamos el compromiso de impulsar en Paraguay una campaña de solidaridad por el indulto a ustedes. Nos despedimos dejándoles nuestro abrazo y toda nuestra ternura. Atte Los seis dirigentes campesinos paraguayos presos políticos Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez y Gustavo Lezcano Espínola.

26 Fernando Esteche y Raúl (Boli) Lescano, los principales referentes del MPR Quebracho, con quienes compartieron prisión los 6 en el Penal de Marcos Paz. En diciembre del 2013 fueron encarcelados nuevamente y recibieron condena efectiva por haber encabezado acciones de protesta por el asesinato de Fuentealba. En mayo de 2014, Boli Lescano sufrió un ACV en prisión, por lo que se le concedió prisión domiciliaria, durante la cual falleció en setiembre del 2016.


147

Memorias de una década de injusta prisión

Quilmes, enero de 2014

CARTA A LOS SEIS DE RAÚL LESCANO27 Queridísimos cumpas Agustín, Roque, Simeón, Basiliano, Arístides y Gustavo (mi tocayo Lezcano): Como ya sabrán, compartimos Fernando y yo rejas y prisión. Por la compañera Miriam (la hermosa “Negra”) estamos al tanto de la horrorosa situación de Uds. en lo carcelaria como jurídica. Nos ha tocado bailar con la más fea pero no somos de achicarnos ni Uds. ni nosotros. Me llegan unas líneas de Uds. que agradezco profundamente. Ni a Uds. ni a nosotros nos doblegarán. Los elogios hacia nosotros por la campaña para que no los extraditen los tomamos como de quien viene: los compañeros. En ese momento era (es) nuestro deber como revolucionarios. En eso somos coherentes porque el primer mandamiento para un revolucionario es la Solidaridad, sin preguntar el ADN político-ideológico. Siempre nos quedó el sabor amargo de no poder coronar exitosamente la lucha. Pero no todas las batallas se ganan. Siempre me quedará el sabor amargo de no saber si hice lo necesario o qué más debería haber hecho. Aquí estoy en una clínica recuperándome de una operación de próstata. Preso en una clínica. Quién diría. Me visitan cumpas todos los días. Hasta hicieron un acto pidiendo indulto para Fernando y yo. (…) La condena en mi caso es de 3 años y 6 meses. Bueno cumpas, un fuerte abrazo y siempre adelante. Boli

27 Raúl “Boli” Lescano (1950-2016) fue un militante revolucionario, histórico líder del MPR Quebracho que luchó toda su vida por el fin de la opresión. Sobrevivió en 1974 a la Masacre de Capilla del Rosario perpetrada por el Ejército Argentino en la provincia de Catamarca, fue preso político desde 1974 hasta 1983 por su militancia en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Durante sus largos años en prisión realizó en varias ocasiones huelgas de hambre. Hasta el día de su fallecimiento, rodeado de solidaridad y respeto de toda la militancia popular de Argentina, el Boli no dejó de militar, de cumplir tareas políticas, ni de participar de forma activa y protagónica en todo tipo de actividad de su organización, de la lucha de su pueblo y de solidaridad y acción por los luchadores del mundo. “Murió uno de los mejores de los nuestros, murió un indomable”, expresaba durante su despedida, su compañero Fernando Esteche.


148

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 18 de febrero de 2014

CARTA DE LOS SEIS Los seis dirigentes campesinos presos políticos nos dirigimos a todos y todas desde nuestra prisión, la cárcel de Tacumbú. Queremos expresar nuestra solidaridad con los compañeros campesinos en huelga de hambre del Caso Curuguaty, presos en este penal. Advertimos a todos los paraguayos y paraguayas, que estamos ante un peligro inminente por parte de jueces y fiscales parcialistas que representan solamente los intereses de la clase rica de este país. Estos jueces y fiscales permanentemente ignoran las leyes y la Constitución cuando está involucrada la oligarquía de este país en litigios como el caso Curuguaty, en donde la familia Riquelme, parte de este sector, usurpa las tierras de Marinakue. Este Poder Judicial clasista y oligarca debe resolver la titularidad de las tierras que hasta 1999 estuvieron ocupadas por la Marina paraguaya. El crimen político que se provocó en estas tierras desembocó en el golpe de Estado en junio del año 2012, donde solamente se investigó desde el Poder Judicial la muerte de los ciudadanos de las fuerzas policiales. La muerte de once ciudadanos campesinos sin tierra no fue investigada. El manto de oscuridad nos tiene que llevar a cuestionar con fuerza moral este accionar, para saber quiénes son los responsables de esos crímenes políticos de Marinakue. Hacemos un llamado a todas las organizaciones sociales, gremiales, políticas, medios alternativos nacionales e internacionales, a exigir justicia y brindar la más amplia solidaridad a los presos políticos en huelga de hambre. Nos despedimos con un fuerte abrazo dejándoles nuestra ternura y nuestro cariño. Atte. Los seis dirigentes campesinos presos políticos. Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola y Agustín Acosta González. ¡Libertad a todos los presos por luchar!


149

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 6 de marzo de 2014

CARTA DE LOS SEIS Los seis dirigentes campesinos presos políticos, nos dirigimos a todos y todas desde nuestra prisión, la cárcel de Tacumbú. Escribimos estas breves líneas para expresar toda nuestra indignación por los hechos que se vienen sucediendo en nuestro país. Repudiamos enérgicamente a la Fiscalía General del Estado por la decisión de brindar inmunidad a los parlamentarios además de la impunidad para delinquir de la que gozan. Pedimos a los ciudadanos y ciudadanas de todo el país que salgan a repudiar a los parlamentarios corruptos y sus protectores jueces y fiscales cómplices del robo a la Nación. Hacemos un llamado a las organizaciones políticas de izquierda y organizaciones gremiales a dejar de reclamar migajas y asumir con coraje el desafío de organizar el cambio profundo que necesita nuestro pueblo. Las cárceles de nuestro país están llenas de pobres presos por haber robado una gallina, mientras parlamentarios gozan del privilegio de la impunidad. Estamos llamados, todos y todas las paraguayas, a organizar el futuro que nos merecemos. La Nación está primero, defendamos al Paraguay de los mafiosos y corruptos. Les dejamos nuestro abrazo, nuestro cariño y todo nuestro afecto. Atte. Los seis dirigentes campesinos presos políticos Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González y Simeón Bordón Salinas.


150

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 17 de Abril de 2014

CARTA DE LOS SEIS Nosotros, los presos políticos les escribimos estas breves líneas, los seis campesinos desde la Cárcel de Tacumbú, en el día internacional de los presos políticos y la lucha campesina. Hace prácticamente ocho años que estamos encerrados y hasta hoy no tenemos definida nuestra situación judicial. El Poder Judicial clasista y oligarca manejado por sectores vinculados a la larga dictadura que tuvo nuestro país, nos mantiene en estas condiciones. No podemos dejar de mencionar el papel que jugó el Gobierno argentino para que tengamos que estar escribiendo esta carta desde prisión. Fue decisión de la presidenta Cristina Fernández la de entregarnos a los seguidores del stronismo en el Paraguay. Por medio de esta carta hacemos un llamado a la solidaridad internacionalista para levantar las banderas por la libertad de todos los perseguidos políticos del mundo y en especial por los presos políticos del Paraguay. Está en manos del pueblo organizado nuestra libertad y la libertad de todos los presos políticos. Les dejamos nuestro cariño, nuestro abrazo. Atte. Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas y Arístides Vera Silguero.


151

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 10 de mayo del 2014.

CARTA DE LOS SEIS Desde nuestro rincón de lucha, la cárcel de Tacumbú, nosotros, los seis campesinos presos políticos escribimos estas breves líneas para saludar con el mayor afecto y cariño al Boli. Este compañero que hoy está peleando una dura batalla por la vida en condiciones de prisión, con la coherencia de siempre en la lucha de clases a la que ha dedicado su vida. Sentimos un profundo dolor ante esta gran injusticia de la que es víctima nuestro compañero y en medio de este dolor hacemos un llamado a todos aquellos que se indignan ante la injusticia. Es el momento de elevar nuestro grito de libertad ante el mundo para el compañero de clase y de lucha. Todos somos Boli. Nuestro abrazo, nuestro cariño, nuestra gratitud por el ejemplo al querido Boli. Hasta la victoria siempre, ¡venceremos! Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero y Roque Rodríguez Torales.


152

Desde nuestro rincón de lucha

11 de julio del 2014

Informe de Codehupy ante la Comisión de Derechos Humanos del Parlasur Violaciones cometidas en el proceso penal contra los seis campesinos extraditados de Argentina en el caso Cecilia Cubas El caso de los 6 campesinos extraditados desde Argentina por el secuestro de Cecilia Cubas es otro ejemplo de criminalización y persecución por parte del Estado Paraguayo a dirigentes campesinos. La Codehupy en su carácter de defensor de dos de los seis campesinos, manifiesta su preocupación por las violaciones de derechos humanos que sufrieron y que continúan sufriendo estas personas. AGUSTÍN ACOSTA GONZÁLEZ, SIMEÓN BORDÓN SALINAS, BASILIANO CARDOZO JIMÉNEZ, GUSTAVO LEZCANO ESPÍNOLA, ROQUE RODRÍGUEZ TORALES Y ARÍSTIDES LUCIANO VERA SILGUERO, dirigentes campesinos, fueron inicialmente imputados por “Omisión de aviso de Hecho Punible”. Posteriormente, acusados por el Ministerio Público por “Homicidio Doloso, Secuestro y Asociación Criminal, a fines de 2005”. Sin embargo, el Juez penal Pedro Mayor Martínez rechazó el pedido de prisión preventiva pero esta resolución fue apelada por el Ministerio Público y en abril de 2006 el Tribunal de Apelaciones ordenó la detención de los seis campesinos. (…) Los seis han sufrido y hoy continúan sufriendo innumerables violaciones de derechos humanos durante el proceso penal. Sólo se destacan las más relevantes y comunes a todos los condenados, obviando por una cuestión de tiempo aquellas que afectan a cada uno de manera particular. También es importante destacar que los vicios planteados son únicamente los que nacieron del proceso penal, no se referencia aquellas conculcaciones que derivan del mismo y producen afectaciones a otros derechos que de ninguna manera deben verse vulnerados (derecho de acceso a la salud, a la vida digna, integridad física, a una alimentación adecuada, entre otros). Violación del derecho a la defensa El Ministerio Público en el medio de la investigación cambió los hechos punibles por los cuales estaba investigando a los seis campesinos no brindando la oportunidad concreta para que los mismos pudieran dar su versión de los hechos, ejercer su defensa material.


Memorias de una década de injusta prisión

Esta situación afecta directamente al principio de objetividad que rige la actividad del Ministerio Público, ya que no conociendo el fiscal la versión de los procesados, el mismo no puede buscar elementos de descargo a favor de las personas que se encuentra siendo investigada. En este mismo sentido el Poder Judicial no permitió a la defensa aportar pruebas determinantes de descargo. Más específicamente no permitió realizar careos entre testigos que realizaban afirmaciones contrarias y negó la introducción de una filmación de un canal de aire en la cual el principal testigo del Ministerio Público sostenía una versión completamente distinta a lo declarado en juicio. Violación del principio de legalidad (juicio previo) y la presunción de inocencia. El acta del juicio oral, que debe ser el reflejo de lo que acontece en el Juicio Oral y Público, se refiere en distintas oportunidades a lo que se encuentra plasmado en la sentencia, lo que indica claramente que la sentencia ya se encontraba escrita. La sentencia definitiva debe ser elaborada al finalizar el juicio, luego de haber producido la totalidad de la prueba y valorado la misma en su conjunto. No existe una explicación para que el acta se deje constancia de lo que se utilizaría en la sentencia salvo que esta hubiese sido redactada antes de concluir el juicio de forma simultánea al acta de juicio. La redacción de la sentencia previa a la culminación del juicio no permite la participación real y efectiva de la defensa técnica en el debate previo a la condena. Violación de las garantías del debido proceso La elaboración de una sentencia previa a la culminación de la audiencia de juicio denota claramente que se encuentran viciados los principios de independencia e imparcialidad de los tribunales. Por otra parte, el tribunal, en la sentencia, dio por probados hechos por los que los seis campesinos no fueron acusados, extralimitándose en las atribuciones. Esto viola el principio de congruencia que rige en materia penal. Así, los procesados fueron condenados por hechos no acusados y no sometidos al objeto de ese juicio. Además, el tribunal no explicitó cual fue el criterio para la valoración de las pruebas. La falta de esta aclaración anula la posibilidad de verificación de la logicidad del fallo, lo que plantea la imposibilidad de contradecir la condena. En este sentido, el tribunal tomó como falso un testimonio producido en el juicio, remitió los antecedentes para que la persona sea procesada por

153


154

Desde nuestro rincón de lucha

testimonio falso, pero al momento de redactar la sentencia tomó elementos de este testimonio considerado falso para fundar la sentencia. Ante un medio probatorio, primero el tribunal da por cierta la prueba y líneas más abajo desacredita la misma prueba. Sobre este razonamiento contradictorio, los jueces valoran la misma prueba de dos maneras distintas dándole credibilidad como prueba de cargo y desacreditando la misma como prueba de descargo. Violación al derecho a la libertad. Abuso de la prisión preventiva Los seis campesinos fueron detenidos en Argentina en mayo del 2006 con fines de extradición, a pedido del Juzgado Penal de Garantías del Paraguay. Fueron extraditados al Paraguay en diciembre del 2008, por lo que estuvieron privados de libertad en el sistema penitenciario federal de la República Argentina, DOS AÑOS Y SIETE MESES en total. En diciembre fueron entregados a la Policía paraguaya y hasta hoy se encuentran privados de libertad en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú. La justicia paraguaya en distintas instancias ha desconocido el tiempo de privación de libertad que los seis campesinos han pasado en Argentina, desconociendo así mismo los compromisos asumidos por el Juez penal de Garantías en el momento de la extradición. En este momento, estos compañeros se encuentran privados de libertad sin sentencia firme hace ya OCHO AÑOS Y DOS MESES, violando la legislación paraguaya que establece que el máximo que pueden estar detenidos preventivamente es de CINCO AÑOS. Inclusive, si la justicia paraguaya sigue desconociendo el tiempo de privación de libertad en la República Argentina, los mismos ya han superado el tiempo mínimo, puesto que actualmente se encuentran privados de libertad en Paraguay hace CINCO AÑOS Y 7 MESES, sin que ningún tribunal revea la prisión preventiva de los mismos. Violación al derecho a ser juzgado en un plazo razonable El proceso penal al que están siendo sometidos los seis campesinos mencionados ya tiene por lo menos 9 años desde su inicio y hasta la fecha no poseen sentencia firme. El artículo 7.5 del Pacto de San José de Costa Rica que conforma parte de nuestra legislación positiva establece el derecho que tiene toda persona a ser juzgada en un plazo razonable o puesta en libertad, sin perjuicio de que continúe el proceso.


Memorias de una década de injusta prisión

En julio del 2012 fueron condenados en primera instancia, con todas las vulneraciones de derechos mencionadas, dos años después el Tribunal de Apelación de la Ciudad de San Lorenzo que no ha resuelto la apelación interpuesta por las defensas técnicas. Actualmente los seis campesinos se encuentran privados de libertad hace 8 años y 6 meses sin sentencia firme, sin que se resuelva su apelación. Claramente, hoy su privación de libertad es ILEGAL y ARBITRARIA.

155


156

Desde nuestro rincón de lucha

26 de julio de 2014

ARTÍCULO

LA CÁMARA DE APELACIONES CONFIRMÓ LA SENTENCIA EN EL CASO DE LOS SEIS DIRIGENTES EXTRADITADOS DESDE LA ARGENTINA EN 200828 Por Cecilia Rodrigues (APL) En estos momentos las defensas trabajan para elevar el caso a la Corte Suprema mientras se preparan a llevar el caso a instancias supranacionales. La Cámara confirmó, a dos años de dictada la sentencia en primera instancia, la pena impuesta a los seis dirigentes campesinos que fueran extraditados desde Argentina en el caso Cecilia Cubas. A la causa se le había agregado otro acusado que fue sentenciado a la misma pena. El 11 de Julio de 2012, luego de realizarles un juicio lleno de irregularidades, con los tiempos dilatados injustificadamente y habiendo cumplido más de seis años en prisión, el Tribunal de Sentencia condenó a Agustín Acosta, Simeón Bordón, Basiliano Cardozo, Carlos Espínola, Gustavo Lezcano, Roque Rodríguez y Arístides Vera a la pena de 25 años de prisión. Se los declaró culpables de los delitos de “secuestro, asociación criminal y homicidio” en el caso Cecilia Cubas. Entre las numerosas inconsistencias del caso cuenta que la sentencia no estableció la relación de los acusados con los hechos, y que en ella se haya dictado una idéntica pena genérica sin establecer las responsabilidades que supuestamente les cabían a cada uno de los imputados. Esto confirma el carácter político de la persecución judicial a la que fueron sometidos los presos del caso Cubas, en el cual se violó el derecho a la presunción de inocencia y se los mantiene hace ya más de ocho años en prisión sin sentencia firme. Luego de dictada la sentencia, las defensas presentaron el pedido de extinción de la causa penal, que según la Ley Antimora paraguaya opera a los tres años de prisión proceso sin sentencia firme. La fiscalía solicitó la inconstitucionalidad de esa ley, la cual fue resuelta favorablemente por la Corte Suprema de Justicia de Paraguay el 10 de julio último. Esa resolución habilitaba a la Cámara de Apelaciones a expedirse sobre la apelación a la sentencia, lo cual se produjo tan solo un día después. En estos momentos las defensas técnicas trabajan para elevar el caso a la Corte Suprema mientras se preparan a llevar el caso a instancias supranacionales 28 Artículo publicado originalmente en Agencia Para la Libertad: www.agenciaparalalibertad.org


157

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, octubre de 2014

CARTA DE LOS SEIS al papa francisco Querido Papa Francisco Un afectuoso saludo desde la distancia, que Dios ilumine y bendiga todas sus labores en este momento histórico que vive la Iglesia Católica. Les escribimos esta carta desde la cárcel de Tacumbú, los seis dirigentes campesinos perseguidos políticos. Hace ocho años que estamos presos injustamente. En el año 2006 fuimos a la Argentina a pedir refugio político y nos metieron presos. Después de un largo proceso administrativo fuimos entregados al Estado paraguayo a fines del 2008. Todo este tiempo que estuvimos presos en Argentina hemos recibido la solidaridad de miles de personas que nos visitaban en la cárcel, entre ellos, Adolfo Pérez Esquivel y numerosos compatriotas que viven en la Gran Buenos Aires. Nosotros somos campesinos, dirigentes de organizaciones que luchan por el acceso a la tierra, a una vida digna y por el respeto de los derechos humanos. Todos somos laicos comprometidos dentro de la Iglesia Católica, catequistas, nos consideramos seguidores de los pasos de Jesús en su opción por los pobres. Movidos por nuestras convicciones y nuestra fe hemos acompañado la lucha de nuestro pueblo para dejar de vivir en las condiciones inhumanas que nos imponen nuestras autoridades. Estos compromisos cristianos nos trajeron a la cárcel. Nos acusaron de un crimen que no hemos cometido. Hemos sufrido innúmeras violaciones de derechos humanos durante estos ocho años de injusta prisión. Brevemente vamos a citar las violaciones más relevantes. Primero: Violaron el derecho a la defensa, no nos permitieron aportar pruebas determinantes de descargo. Segundo: Violaron el principio de legalidad y la presunción de inocencia. La redacción de la sentencia previa la culminación del juicio. Tercero: Violación de las garantías del debido proceso.


158

Desde nuestro rincón de lucha

Cuarto: Violación del derecho a la libertad, abuso de la prisión preventiva y por último la violación del derecho de ser juzgado en un plazo razonable. Ya llevamos ocho años desde el inicio de nuestra prisión y hasta la fecha no tenemos sentencia firme. Todos estos hechos nos producen un profundo dolor e indignación porque somos pobres no tenemos siquiera para pagar a los abogados, vivimos lejos de nuestras familias que son todas del interior y pocas veces pueden venir a visitarnos. Estas injusticias nos motivan a escribirle esta carta y queremos pedirle que solicite al Estado que respete nuestros derechos consagrados en los tratados internacionales sobre derechos humanos y nos den nuestra libertad. Pedimos la oración desde la Basílica de San Pedro. Nos despedimos pidiendo a Dios que lo llene de sabiduría, solidaridad y una total entrega a la causa de los pobres del mundo entero. Le dejamos todo nuestro cariño, nuestro afecto. Atentamente Los seis dirigentes campesinos.


159

Memorias de una década de injusta prisión

2 de octubre de 2014

NEGARON EL LEVANTAMIENTO DE LA PRISIÓN PREVENTIVA A ARISTIDES VERA Y BASILIANO CARDOZO

TIENE RAZÓN PERO MARCHE PRESO29 Por Cecilia Rodrigues (APL) En una nueva muestra del desprecio por la legalidad, la Cámara de Apelaciones rechazó el pasado 30 de septiembre el pedido de levantamiento de la prisión preventiva planteado por la defensa de los presos políticos paraguayos Arístides Vera y Basiliano Cardozo. Los abogados actuantes, pertenecientes a la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy), insistieron en el pedido de levantamiento de prisión que realizaran ya en ocasiones anteriores, al cumplirse ya más de cinco años y medios de prisión en el Paraguay sin condena efectiva de sus defendidos. Igual suerte corren sus compañeros de causa, que integran el grupo de los seis dirigentes del Partido Patria Libre que fueran extraditados en 2008 desde Argentina en el marco del caso Cubas. Recientemente en otra resolución, la Cámara interviniente había reiterado su criterio de no tener en cuenta los 2 años y 7 meses de prisión que los seis extraditados cumplieron en Argentina, a pesar de haber asumido ante el Estado argentino el compromiso de hacerlo: “...el acuerdo sobre extradición en principio son reglas para provocar la expatriación de un procesado, por ello son reglas que se estudian ex ante a que se produzca la extradición. Una vez dispuesta y efectivizada la misma ya queda a criterio del país requirente cumplirlas…” Los seis presos políticos extraditados por Argentina llevan presos ya casi 8 años y medio sin sentencia firme. En ocasión de esta última presentación, los camaristas se refirieron a cuestiones ajenas al planteo presentado por la defensa para rechazar el levantamiento de prisión. Habiendo cumplido ya 5 años y 9 meses en prisión efectiva en la república del Paraguay la Cámara reitera su voluntad de mantener al grupo de los seis en prisión sin sentencia firme, habiéndose cumplido largamente el tiempo de condena mínima prevista. Esto torna la detención de los seis, ya claramente arbitraria, en totalmente ilegal. Confirma el ensañamiento con el cual son tratados estos presos por la “Justicia” paraguaya y la violación ya denunciada del principio de inocencia.

29 Artículo publicado originalmente en Agencia Para la Libertad: www.agenciaparalalibertad.org


160

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 13 de noviembre de 2014

PRONUNCIAMIENTO Desde la cárcel de Tacumbú, queremos expresarles nuestra opinión. Hacemos un llamado a la reflexión profunda, racional, sobre el momento histórico que vive nuestra nación, desde los distintos sectores de la sociedad. Debemos interpelarnos, todas y todos los paraguayos, sobre las profundas contradicciones que atraviesa el Estado, desde sus distintos Poderes. La narcopolítica30 paraguaya busca hacer creer a todos los ciudadanos de este país y el mundo que el poder judicial debe renovarse para acabar las relaciones de la política con el narcotráfico. Esto no es más que una verdadera farsa, que busca afianzar un plan estratégico en base a los intereses de la narcoligarquía, toda esta mafia que opera desde los Poderes del Estado, que nosotros venimos denunciando hace más de nueve años desde nuestra prisión. Tenemos ante nuestros ojos y sentimos cómo funcionan verdaderamente los Poderes del Estado paraguayo. Los cambios de cuadros políticos de la narcoligarquía en el seno del Poder Judicial no resolverá las cuestiones de fondo, sino todo lo contrario, podría empeorar la situación de injusticia en el Paraguay. Expresamos nuestro enérgico repudio a la narcoligarquía mafiosa que pretende vendernos gato por liebre. Vemos como única salida ante estos hechos la presión popular organizada para reconstruir los más sanos tejidos sociales y políticos en el Paraguay. Desde nuestro rincón de lucha, donde nos ha colocado la coherencia con la historia de nuestro país, la cárcel de Tacumbú, los saludamos con un fuerte abrazo y un gran cariño al pueblo. Atentamente Los seis dirigentes campesinos presos políticos Gustavo Lezcano Espínola, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales y Basiliano Cardozo Jiménez 30 Se designa con este término al sector político vinculado al narcotráfico, desde autoridades de los tres poderes del Estado directamente relacionadas al tráfico ilegal de drogas, hasta el patrocinio por parte de poderosos narcotraficantes de las carreras políticas de dirigentes. El stronismo abrió las puertas de nuestro país a la narcopolítica, continuaron el ex general Lino Oviedo y el ex Presidente Rodríguez, quienes pasaron de ser parte de los primeros anillos del stronismo a derrocarlo. De igual modo, el Presidente actual, Horacio Cartes, fue investigado por el gobierno norteamericano por lavado de dinero proveniente del narcotráfico, según los archivos revelados de Wikileaks; el Senador liberal Robert Acevedo, los diputados colorados Freddy D’Ecclesiis y Marcial Lezcano, y una cantidad de políticos de los partidos tradicionales, colorado y liberal, han sido involucrados por la prensa nacional e internacional con el narcotráfico, otros como el caso del ex intendente liberal Neneco Acosta, los concejales liberales César Quevedo y Patricio Estigarribia, el intendente liberal Virgilio Portillo, incluso se les ha incautado drogas y han sido imputados.


161

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 30 de noviembre del 2014

CARTA DE LOS SEIS Queridos compañeros y compañeras de todas las organizaciones solidarias de la Argentina Un afectuoso saludo desde nuestro rincón de lucha, la cárcel de Tacumbú. Les escribimos a 6 años de nuestra entrega en extradición perpetrada por el Gobierno argentino. Siempre estaremos agradecidos por la incondicional solidaridad de cientos de compañeras y compañeros, de tantas organizaciones. La profunda crisis nos sitúa en un momento histórico de la lucha de clases en el que los dirigentes debemos instruirnos cada vez más. Estudiar la teoría y corroborarla con la práctica de forma permanente. Debemos estudiar y desembarazarnos cada vez más de la fraseología tradicional propia de la vieja concepción del mundo. El socialismo, desde que se ha hecho ciencia, exige que se lo trate como tal, es decir, que se le estudie y constate. La ciencia cada vez más lúcida, debe ser difundida entre las masas trabajadoras explotadas. A ellas debe ser útil. Nosotros nunca hemos claudicado a nuestros principios. Cada día que pasamos en prisión crece nuestra total entrega al cambio revolucionario. Les invitamos a seguir luchando firmemente por nuestra pronta liberación y la de todo nuestro pueblo, del yugo capitalista. Ustedes nunca nos abandonaron, ni un solo día, fortaleciendo nuestro amor a los pueblos, reafirmando nuestra convicción revolucionaria y la necesidad de asegurar la soberanía y la felicidad para nuestra Patria Grande. Les dejamos nuestro cariño, nuestro abrazo y toda nuestra ternura Los seis dirigentes campesinos presos políticos


162

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 7 de diciembre de 2014

CARTA DE LOS SEIS Queridos compañeros y compañeras: Un afectuoso saludo desde este rincón de lucha donde nos trajo la lucha de clases, de los seis dirigentes campesinos presos políticos. Queremos saludarlos y compartir con ustedes nuestra palabra. Como perseguidos políticos, prisioneros en manos de la narcoligarquía paraguaya, les decimos que en esta profunda crisis del capitalismo global nosotros vemos como única salida para avanzar hacia otro tipo de Estado que no sea capitalista, construir organizaciones con consciencia de clase, organizaciones capaces de unir a toda la clase explotada en cada uno de nuestros países. Estamos llamados a decir NO definitivamente al capitalismo. Y para lograr esto debemos inspirarnos en la historia de lucha de nuestros pueblos. Necesitamos generalizar la formación política de la militancia de base. No solo de los cuadros dirigentes, sino de toda la militancia popular. Se torna imperioso combatir el clientelismo y la práctica de negociantes de la política mediante las prebendas del poder.  En el capitalismo hay dos ideologías: burguesa y socialista, toda concesión que nos aleje del socialismo termina favoreciendo a la burguesía. La crisis profunda del modelo capitalista mundial exige, de todos los luchadores y explotados, a prepararse para construir organizaciones políticas socialistas, y en la agenda de estas organizaciones deben volver a formar parte las tareas internacionalistas de solidaridad. Queridos compañeros y compañeras, les decimos estas palabras desde las garras del enemigo, desde donde seguimos luchando política e ideológicamente. Esperamos toda la solidaridad internacional para arrancarnos de esta injusta prisión. Les dejamos a nuestro abrazo revolucionario, nuestro cariño y toda nuestra ternura. Hasta la victoria ¡Venceremos! Simeón Bordón Salinas, Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales y Basiliano Cardozo Jiménez y Gustavo Lezcano Espínola.


163

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 17 de abril de 2015

CARTA DE LOS SEIS Queridos compañeros y compañeras: Un cordial saludo desde la cárcel de Tacumbú de parte de Rubén Villalba31, Agustín Acosta, Roque Rodríguez, Basiliano Cardozo, Arístides Vera, Simeón Bordón, Gustavo Lezcano en el día internacional de los presos y presas políticos. Con esta carta nos hacemos presentes en este acto para expresar con fuerza que nuestra libertad y la libertad de todos los presos políticos de todas partes,están en manos de las organizaciones en lucha. Dejamos claro ante ustedes que estos años de injusta prisión no doblegaron nuestras convicciones revolucionarias, ni torcieron nuestra voluntad de seguir la lucha hasta la victoria. Estamos llamados a construir el socialismo en cada rincón del mundo, tenemos esa tarea de poner en práctica la solidaridad internacionalista e instalar las bases de la nueva sociedad. Saludamos a todos los presos políticos del mundo desde nuestro rincón de lucha, adonde nos trajo nuestra coherencia en la lucha de clases. Les dejamos a todos y todas, nuestro cariño, nuestro abrazo y toda nuestra ternura. Arístides Vera Silguero, Roque Rodríguez Torales y Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola y Simeón Bordón Salinas.

31

Rubén Villalba, dirigente campesino comunista, preso político sindicado como el líder del colectivo campesino reprimido en la masacre de Curuguaty por luchar por las tierras de Marinakue, a favor de la Reforma Agraria y en contra de la usurpación perpetrada por la empresa Campos Morombi de la familia Riquelme, cuyo propietario principal, Blas N. Riquelme, había sido un conocido político de derecha, presidente del Partido Colorado y primer anillo del stronismo, época desde la cual figuraba como usurpador de tierras malhabidas (Tomo VIII del Informe Final de la Comisión de Verdad y Justicia).


164

Desde nuestro rincón de lucha

Tacumbú, 2 de mayo de 2015

Fragmento de la entrevista a Arístides Vera, “Nueve años de prisión preventiva” Publicada en Agencia para la Libertad 32

¿Cómo es posible que a nueve años de prisión no exista condena firme en el caso? Para nosotros no existe condena firme y ejecutoria por parte de los miembros de la Corte puesto que mayoritariamente la Corte paraguaya está compuesta del Partido en función de Gobierno que es el Partido Colorado, defensor de los intereses de la oligarquía. Por lo tanto, la causa fue política, la decisión fue política por parte de los miembros del sistema, que en su mayoría son del Partido Colorado y los Partidos de derecha en función de Gobierno. En este caso, somos considerados por ellos subversivos, peligrosos para sus intereses, deben sí o sí de cualquier manera lograr que seamos condenados, y les cuesta en el caso nuestro porque existe flagrancia, violaciones a diestra y siniestra, que han demorado muchos años la condena. Entonces, entendemos que responde a una decisión política unánime por parte de las oligarquías, la narcoligarquía que ha dominado en este país desde hace tanto tiempo y que domina en este momento, representada hoy en el gobierno por el Partido Colorado en función y el Partido Liberal. Los miembros de la Corte le responden y son hechos a copia y a medida de los Partidos de gobierno justamente para que respondan al pedido del sistema. No importa cómo, violando o no el derecho nuestro, nosotros debemos estar en cárceles. A esta decisión política, responde la fiscalía, el tribunal, los miembros de la Corte, todo el aparato represivo del sistema. Las órdenes que permanentemente han recibido sobre gente como nosotros, que se revela a este sistema de saqueo, de despojo y de hambre, exigen que debemos estar presos sí o sí. Gente como nosotros debe ser castigada con una condena ejemplificadora, por sobre todo porque se trata de un delito de clase. Por eso hoy día tenemos la moral firme, la decisión firme de seguir siempre en la lucha y que en algún momento el pueblo nos deba absolver y la historia fundamentalmente, porque somos presos políticos, inocentes de los hechos de los que nos acusan.

32

Publicada en Agencia para la Libertad


165

Memorias de una década de injusta prisión

Asunción, 8 de octubre 2015

CARTA DE LOS SEIS AL MOVIMIENTO CONTINENTAL BOLIVARIANO33 Queridos compañeros del Movimiento Continental Bolivariano: Un cordial saludo desde nuestra prisión de Tacumbú. Somos los seis presos políticos. Escribimos estas breves líneas para expresar nuestra visión sobre la profunda crisis del capitalismo y la crisis que viven los movimientos de izquierda en todo el continente. Nos sentimos preocupados porque la derecha nos ha ganado en el terreno de la ideología, el capitalismo global nos impone su dinámica. En nuestro continente se impuso la posición del “progresismo”, que se apropió en gran medida del discurso de los movimientos de izquierda, en algunos países ha llegado incluso al gobierno aplicando algunas medidas para aliviar las fuerzas populares de la pobreza extrema e incluso algunos gobiernos nacionalizaron algunas empresas privadas de energía y minerales. Lo que a muchos se les escapa de vista es que en el progresismo los medios de producción permanecen en manos de la burguesía y que se mantiene el régimen de explotación del hombre por el hombre. Desde nuestra prisión decimos que toda la izquierda de nuestro continente debe profundamente re-discutir sus bases programáticas y la estrategia a desarrollar en este momento histórico para superar su crisis que viene desde hace años. Y debemos estar muy atentos a los acontecimientos que incluyan a nuestros queridos hermanos colombianos, debemos advertir sobre lo sucedido en El Salvador, Guatemala y Nicaragua, tenemos que ser sumamente cautelosos ante la estrategia del enemigo común, el imperialismo yanqui. Queridos compañeros y compañeras, por último, pedimos la solidaridad internacionalista con todos los presos políticos, creemos necesario reinstalar con fuerza en la agenda la solidaridad. Nos despedimos esperando sea bien recibida nuestra carta en este espacio. Le dejamos nuestro abrazo, nuestro cariño y toda nuestra ternura. Atentamente. Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Simeón Bordón Salinas y Arístides Vera Silguero. 33

El Movimiento Continental Bolivariano (MCB) organización que agrupa a centenares de organizaciones y personalidades políticas latinoamericanas surge en Caracas a fines del 2009.


166

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 14 de octubre de 2015

CARTA DE LOS SEIS A LAS COMPAÑERAS DE CONAMURI Queridas compañeras de Conamuri: Un afectuoso saludo por un aniversario más de la organización, de parte de los seis dirigentes presos políticos desde la cárcel de Tacumbú. Escribimos estas breves líneas para saludar la lucha de las mujeres de nuestro país representada por ustedes. Vemos la necesidad histórica de fortalecer la organización de mujeres que luchan por un mundo mejor y diferente al que hoy nos toca vivir en este capitalismo salvaje. Estamos convencidos que el horizonte socialista a la que aspiramos se construye día a día, paso a paso con organización y planificación, instruidas en la teoría necesaria para esta tarea fundamental de parto de una nueva sociedad. Queridas compañeras ustedes representan un eslabón fundamental en el cambio del modelo capitalista y ruptura con el patriarcado como forma de dominación y producción. Les alentamos a seguir con pasos firmes en la construcción de la organización de mujeres anticipando creadoramente las bases de un Estado libre y soberano. Felicitaciones por los 16 años de lucha, de dignidad y de entrega. Esperando que ustedes sean portadoras de la bandera de las Residentas. Le dejamos nuestro abrazo, nuestro cariño y toda nuestra ternura. Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Simeón Bordón Salinas y Arístides Vera Silguero.


167

Memorias de una década de injusta prisión

24 de Octubre de 2015

Carta a los Seis del Movimiento Continental Bolivariano Queridos camaradas: Recibimos con igual cariño y ternura su valiente y enjundiosa carta. Le hacemos llegar toda nuestra solidaridad, decididos a contribuir a su libertad y a la de todas y todos los presos políticos del continente y el mundo. La solidaridad, el internacionalismo, es parte de nuestra razón de ser junto al combate antiimperialista y anticapitalista hasta ver forjada la Patria Grande y triunfante el socialismo. Compartimos sus inquietudes: esta crisis de decadencia del capitalismo nos convoca a repensar las bases programáticas de las izquierdas transformadoras, las nuevas modalidades de la unidad en profundidad de la diversidad revolucionaria, y las estrategias a seguir en estas “horas de los hornos”. En eso estamos y necesitamos contar con luchadores inquietos, valientes y audaces como ustedes. Pronto le haremos llegar nuestras reflexiones y resoluciones más recientes.  Siempre los tendremos presentes. Cuenten con nosotros para todas las peleas por la dignidad humana y la defensa de la Madre Tierra. ¡Patria Grande y Socialismo! ¡Socialismo o Barbarie! ¡Hasta la victoria siempre!

Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Simeón Bordón Salinas y Arístides Vera Silguero.


168

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 19 de febrero de 2016

CARTA DE LOS SEIS AL PARTIDO COMUNISTA PARAGUAYO Queridos compañeros y compañeras del Partido Comunista Paraguayo Un afectuoso saludo de los seis dirigentes campesinos presos políticos desde la cárcel de Tacumbú. Les escribimos estas breves líneas para saludar al Octavo Congreso del Partido y por el aniversario 88 de la lucha revolucionario en nuestro país. Nosotros expresamos desde este rincón de lucha que debemos reivindicar a todos y todas los compañeros y compañeras del Partido que dieron lo mejor de sí en los momentos más difíciles de la historia que les tocó vivir en la lucha de clases en el Paraguay bajo la tiranía de Stroessner. Es importante expresar en este momento histórico que vive nuestro país, que es necesario que el Partido asegure la dirección acertada de la lucha de clases y combinar adecuadamente todas sus formas. El Partido tiene que ser la fuerza superior de organización de todos los explotados y explotadas, y debe buscar cohesionar a todas las demás organizaciones y dirigentes políticamente a la conquista del fin común, el derrocamiento del capitalismo y la creación de la sociedad socialista. El Partido debe ser verdaderamente popular. Agrupar a los mejores representantes del pueblo y tiene que estar vinculado con las amplias masas. Su fuerza debe radicar en la unidad del Pueblo. Para lograr construir un partido así, se debe apostar con firmeza a la formación política e ideológica de cuadros. Queridos compañeros y compañeras con estas palabras saludamos con respeto a la histórica lucha del Partido Comunista Paraguayo, esperando sean bien recibidas nuestras palabras en este Congreso, deseando la mejor deliberación y excelentes resoluciones. Nos despedimos con el afecto y el cariño de siempre dejándoles a todos y todas nuestro abrazo revolucionario. Roque Rodríguez Torales, Basiliano Cardozo Jiménez, Gustavo Lezcano Espínola, Simeón Bordón Salinas y Arístides Vera Silguero.


169

Memorias de una década de injusta prisión

28 de abril de 2016

COMUNICADO DE LA GREMIAL DE ABOGADOS

Se presentó la petición de medidas cautelares ante la CIDH El día 28 de abril de 2016 la Asociación Gremial de Abogados y Abogadas de la República Argentina presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una solicitud de medidas urgentes de amparo a favor de los seis dirigentes campesinos presos políticos, Agustín Acosta González, Simeón Bordón Salinas, Basiliano Cardozo Giménez, Gustavo Lezcano Espínola, Roque Rodríguez Torales y Arístides Vera Silguero, quienes se encuentran privados de su libertad en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, en la República del Paraguay. La solicitud consiste en que se conmine al Estado paraguayo a poner término a los graves e irreparables daños ocasionados por las continuas y reiteradas violaciones a las garantías procesales cometidas en su contra. Como denunciara la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay ante la Comisión de Derechos Humanos del Parlasur, durante el proceso judicial contra los campesinos, durante el juicio y en la redacción de la sentencia se violaron al menos 42 artículos del Código Procesal Penal Paraguayo, de la Constitución Nacional del Paraguay y se contrariaron garantías establecidas en pactos internacionales. Estas numerosas irregularidades fueron fundamentales para dictarles una durísima condena ante la ausencia de pruebas en su contra. Los seis campesinos llevan a la fecha, prácticamente 11 años sometidos a proceso penal; llevan ya 10 años detenidos y aún no tienen sentencia firme. Fueron llevados a juicio más de cinco años después de haber sido detenidos en Argentina.


170

Desde nuestro rincón de lucha

14 de junio de 2016

ARTÍCULO

El Caso de los Seis como precedente del montaje judicial en el Caso Curuguaty34 Por Cecilia Rodrigues Cómo fue el proceso judicial en que se condenó a los seis dirigentes campesinos que fueron vinculados con el caso Cecilia A pocos días de concluir el juicio por la masacre de Curuguaty y cuando quedan expuestas ante la opinión pública las mentiras y falencias ocurridas en el proceso, es bueno recordar que las arbitrariedades cometidas contra los campesinos acusados tienen un antecedente directo, menos conocido tal vez, en el proceso judicial contra los seis dirigentes campesinos acusados por el secuestro y muerte de Cecilia Cubas. Desde el comienzo de tal proceso los dirigentes campesinos rechazaron, y lo siguen haciendo, las acusaciones. Fueron condenados en el año 2012 a 25 años de prisión más 10 años de “medidas de seguridad” en un caso viciado de nulidades y sin pruebas concretas en su contra. Dado lo extenso y complejo que resultó el proceso judicial indicaremos solamente algunos puntos con respecto a la serie de irregularidades en la actuación del Ministerio Público y los tribunales intervinientes en el caso. (…) Esta acusación se basa únicamente en el testimonio de un ex miembro del Partido Patria Libre, Dionisio Olazar, quien admitió ser desde tiempo atrás informante policial. Su testimonio no fue respaldado por prueba alguna y en cambio fue contrariado por 14 testimonios, pero fue dado por válido por el tribunal, que nunca aclaró cuál fue su criterio de valoración de las pruebas. Tres versiones Olazar dio al menos tres versiones diferentes de los hechos, dos de las cuales exculpan a los seis. Sin embargo, y aun contrariando puntos de su testimo34 Artículo publicado originalmente en E´a: www.ea.com.py


Memorias de una década de injusta prisión

nio, tanto el Ministerio Público como los Tribunales consideraron culpables a los seis de tomar la decisión de “punto final” el día 13/01/2005. En una de sus versiones, Olazar afirmó que Cecilia Cubas fue asesinada el 24/12/2004. A su vez, Olazar siempre afirmó que Simeón Bordón no participó de dicha reunión. La Fiscalía nunca formuló acusación alguna contra Bordón, quien sin embargo, fue condenado a la misma pena que los demás acusados. Olazar sostuvo que participó de todas las reuniones en las cuales se planificaron acciones con respecto a la suerte de la víctima, sin embargo, nunca fue imputado ni procesado, solamente tomado como testigo. No existe en Paraguay una figura legal que permita esa situación. Además, a pesar de ser la base de la causa judicial, numerosos puntos de su testimonio y el de otros testigos no son coherentes con la hipótesis fiscal, que es la versión con la que se condenó a todos los acusados en el caso. Persecución ideológica explícita Tanto la Fiscalía como dirigentes políticos enmarcaron la causa judicial en la persecución política e ideológica contra la corriente en la que militaban cinco de los seis campesinos presos en este caso. Como ejemplo, al momento de fundar la declaración de culpabilidad dictada contra los seis, el juez Oscar Rodríguez Massi argumentó que los acusados sostenían en su ideario la lucha de clases, opinando que se trata de una “concepción errónea” que justificaba la declaración de culpabilidad. El Ministerio Público en el medio de la investigación cambió los hechos punibles por los cuales estaba investigando a los seis campesinos no brindando la oportunidad para que los mismos pudieran dar su versión de los hechos y ejercer su defensa material. Solicitó el cambio de acusación de “Omisión de Aviso de Hecho Punible” por el de “Homicidio Doloso, Secuestro y Asociación Criminal” sin aportar pruebas que justifiquen dicho cambio. El Juez de Garantías no convalidó dicha maniobra, pero sí lo hizo la Cámara de Apelaciones. Luego de realizada la Audiencia Preliminar (2009), el Tribunal interviniente permitió a la Fiscalía la introducción de nuevas pruebas en la causa y la incorporación en el año 2010 de un nuevo acusado al caso (maniobra ilegal). Pero cuando el testigo Olazar en 2009 brindó públicamente una versión de los hechos contradictoria con la sostenida en sede judicial impidió a la defensa su introducción como prueba de descargo, que había sido solicitada por considerarse hechos nuevos.

171


172

Desde nuestro rincón de lucha

La sentencia fue escrita antes de la finalización del juicio El acta del juicio oral, que debe ser el reflejo de lo que acontece en el Juicio Oral y Público, se refiere en distintas oportunidades a lo que se encuentra plasmado en la sentencia, lo que indica claramente que la misma ya se encontraba escrita. La redacción de la sentencia previa a la culminación del juicio no permite la participación real y efectiva de la defensa técnica en el debate previo a la condena. (…) Los seis fueron condenados por hechos por los cuales no fueron acusados El tribunal, en la sentencia, dio por probados hechos por los que los seis campesinos no fueron acusados, y no sometidos al objeto de ese juicio. La mayor parte de las pruebas presentadas en el caso lo son sobre hechos y situaciones con las que los seis no fueron vinculados judicialmente, sino mediáticamente, y sobre los cuales la defensa no accedió a su control. Sin embargo, fueron condenados en base a esas pruebas. Nos referimos a las circunstancias del secuestro y cautiverio de la víctima y la forma en que fue asesinada. Esto obedecía al interés de aumentar el impacto mediático del caso, ya que ninguno de ellos fue vinculado a esos hechos. Además, al no explicitar el tribunal cuál fue el criterio para la valoración de las pruebas, anuló la posibilidad de verificación de la logicidad del fallo, lo que plantea la imposibilidad de contradecir la condena. (…) La justicia paraguaya decidió desconocer el tiempo de privación de libertad que los seis campesinos han pasado en Argentina, incumpliendo los compromisos asumidos por el Juez Penal de Garantías en el momento de la extradición. Este desconocimiento basado en la mala fe le permitió cometer abusos y arbitrariedades basándose en un conteo falso del tiempo de prisión con el que justificó la prolongación maliciosa de la prisión preventiva y la dilación del tiempo dentro del cual los seis debían ser llevados a juicio. Permitió también extender ilegalmente el tiempo requerido para la extinción de la causa penal, que se encontraba extinta al momento en que fueron llevados a juicio. El artículo 7.5 del Pacto de San José de Costa Rica, que fue suscrito por Paraguay, establece el derecho que tiene toda persona a ser juzgada en un plazo razonable o puesta en libertad, sin perjuicio de que continúe el proceso. Los seis campesinos fueron llevados a juicio 5 años y 10 meses después de ser detenidos. Fueron mantenidos en prisión durante más de 10 años sin sentencia firme. Recién en mayo de 2016 la Corte Suprema de Justicia del Paraguay confirmó la sentencia de primera instancia, sin atender a ninguno de los planteos de la defensa.


173

Memorias de una década de injusta prisión

Diez años de prisión Fragmento de entrevista realizada a Agustín Acosta 35

Por Cecilia Rodrigues y Perla Álvarez36. Agustín, ¿Cuál sería el balance del proceso vivido en estos diez años de prisión? A 10 años se puede decir con precisión que todo lo que nosotros hemos ido a expresar al Estado argentino a través de la comisión de refugiados que tiene dicho país, el temor que teníamos, se ha confirmado plenamente. Todas las cosas que hemos ido a denunciar, la falta de mínimas garantías para que un ciudadano en este país con una posición política declarada en términos ideológicos pueda tener un juicio como lo establecen las leyes a nivel internacional, se han demostrado en este proceso que estamos viviendo. (…) Realmente nos duele profundamente revivir esos momentos en donde funcionarios del Cepare fueron a hacernos firmar en el propio penal de Devoto, nos hicieron firmar la denegación del Refugio después de haber sido detenidos en abierta contravención de lo que establece el Tratado de las Naciones Unidas sobre el trato que se le debe dar a las personas solicitantes de Refugio Político. A nosotros el Estado argentino nos trató muy pero muy mal realmente. Nos entregaron los funcionarios del Cepare, nos entregaron a la policía, nos convocaron a la oficina del Cepare y ahí nos detienen la Interpol dentro de la oficina. (…) En vez de refugio nos dieron cárcely estuvimos privados de la libertad 2 años y 7 meses; primero en Villa Devoto y después en Marcos Paz. (…) Después de 10 años confirmamos que las instituciones de los Estados dentro del sistema capitalista realmente no brindan garantías a las personas que luchan, que tienen un sueño distinto al sistema vigente a nivel mundial. ¿Por qué actuó el Estado argentino contra nosotros de esa forma? Justamente por la influencia política que tenía la casta de esta familia que forma parte de la burguesía paraguaya. Fueron a entrevistarse con Aníbal Fernández, en aquél entonces ministro del Gobierno de los Kirchner. Nos detienen justamente por las relaciones políticas que tiene esta familia. En la persecución contra nosotros, se van y se reúnen con un empresario influyente de la Argentina que es Blumberg, para presionar por nuestra detención. No van por lo jurídico, violentan un tratado internacional de las Naciones Uni35 Publicada en Voces en lucha/Rebelión 36 Perla Álvarez es luchadora social, militante de la Organizacion de Mujeres Campesinas e Indígenas (Conamuri).


174

Desde nuestro rincón de lucha

das sobre el trato a las personas que solicitan refugio político. (…) Y eso sumado a toda la situación que nos tocó vivir acá en Paraguay, a nosotros nos imputan por un hecho, por omisión de dar aviso de un hecho punible, y después nos acusan de otra cosa, a los seis meses se cambia la versión del testigo estrella de la Fiscalía, cambian los personajes porque se suman más compañeros ahí, y cambian la carátula sin presentar ni una sola prueba de cargo contra nosotros. Por lo tanto, por decisiones tomadas en términos políticos se fue quebrando lo jurídico. La persecución hacia nosotros, no fue como individuos sino como colectivo, como organización, porque acusaban a un Partido. Estamos hablando de un Partido de izquierda, el Partido Patria Libre. Reiteradas violaciones se fueron produciendo en todo el proceso, por ejemplo, para que salga el pedido de extradición y orden de captura se violentaron artículos del Código Procesal Penal. Presionan a la Cámara de Alzada porque la causa nuestra estaba allí. La Cámara de Alzada saca la orden de captura, que tendría que haber hecho el juez de la causa. ¿Y cómo logran eso? Con presión política. Presión política por parte de -la actual senadora, ex primera dama-Gusinky, con su abogado, Enrique Baccheta, que era miembro del Consejo de la Magistratura. Se violentaron todos nuestros derechos procesales desde el marco de lo político. Nos violentaron el derecho a la defensa, no nos permitían acceder a la carpeta fiscal, a los abogados que teníamos en aquel entonces no se les permitía acceder a la carpeta. Nosotros no sabíamos concretamente cuáles eran los motivos sobre los cuales la Fiscalía nos acusaba, no presentaban la acusación. La idea central de todo esto fue desarticular al Partido Patria Libre de forma ejemplar para todas las organizaciones que se planteen realmente luchar por una nueva sociedad en Paraguay. ¿Por qué nos meten presos a nosotros? ¿Por qué nos condenan? Para que no se reactive, que no se recupere, que no se reorganice Patria Libre. Por eso nos metieron presos, por eso nos condenaron, para eso esta familia alquiló al Poder Judicial, para condenarnos. (…) No lo decidieron los jueces, lo decidieron los políticos del Partido Colorado y los que estaban en el poder. ¿Cómo ha sido su relacionamiento con las personas, con las organizaciones, a lo largo de estos 10 años? En relación a las organizaciones en Paraguay, realmente ha sido muy complicado, muy difícil por momentos la relación. Primero porque estuvimos en el ojo de la tormenta prácticamente. Siempre el Partido Colorado se ha encargado de relacionar el caso nuestro con todos los movimientos que realizan reclamos sociales, políticos. Siempre terminan vinculando a dirigentes con el caso Cecilia o el Partido Patria Libre. Es una forma de aislarnos


Memorias de una década de injusta prisión

de las organizaciones, creo que en gran medida lo han logrado. El Partido Colorado, con esa habilidad que tienen de tantos años de dictadura que se mantuvo en el Paraguay, 35 años bajo la tiranía de Stroessner, con una dictadura político militar y los colorados que hoy ocupan espacios de poder son producto de una larga dictadura sobre toda la sociedad. Entonces se especializaron en este sistema de persecución por décadas, para fragmentar y desarticular, generando desconfianza y miedo. (…) Desde el punto de vista del ámbito internacional, tenemos muchas más relaciones con distintas organizaciones de varias partes del mundo, tanto de América Latina como de Europa, que han venido a visitarnos, desde nuestra presión en Argentina han venido siguiendo con la visita acá en el penal de Tacumbú. Y eso realmente nos fortalece para poder seguir sosteniendo nuestra moral, nuestra fuerza, nuestra convicción de luchadores. Para decir al enemigo que no nos han vencido como ellos creen. El hecho de habernos condenado a 35 años no significa una derrota para nosotros. Por el contrario, nos han fortalecido en nuestras posiciones y nos vuelven mucho más libres en nuestra postura. Es necesario que este país cambie las relaciones sociales de producción y nosotros seguimos sosteniendo eso. En estos últimos tiempos se han acercado más organizaciones al caso nuestro, han venido más dirigentes y eso nos alegra mucho, nos fortalece porque el proceso de lucha en el Paraguay sigue tan desigual como hace 10 años atrás. En una evaluación de todo este proceso, para nosotros como presos políticos se ha avanzado en ciertos posicionamientos desde algunas organizaciones, en otras se ha retrocedido. En este proceso también evaluamos el acercamiento de algunos sectores a nuestro caso, como algo muy positivo que nos genera condiciones para creer que esto no va a terminar fácilmente para la burguesía. Nosotros seguimos denunciando a la narco oligarquía paraguaya que sigue dominando este país impunemente. Descaradamente siguen robando los sueños de miles de niños de este país y nosotros seguimos sosteniendo eso. Esto nos ha ido acercando a muchas organizaciones, muchas personas. No nos han vencido ni nos vencerán con la cárcel y ese mensaje también le damos al pueblo y a todos, el pueblo paraguayo y de América Latina, de que no se vence a una persona convencida de sus principios ideológicos con la cárcel ni con la persecución. No sirven, no se vence al pueblo con esto porque la historia de seguro nos colocará en algún sitio. Nosotros estamos formando parte de nuestra historia, de nuestro pueblo, el pueblo de América Latina. Les decimos a todas y todos que se sumen a la lucha, no dejen de luchar por sus ideales. A todos los jóvenes llamamos a que no se dejen llevar por

175


176

Desde nuestro rincón de lucha

las ideas capitalistas que oprimen, que reprimen y que matan a miles de ciudadanos en todo el continente, les decimos fuerza a todos, luchen, luchen, no abandonen el camino que nos conduce a la revolución. Podrías contarnos, Agunstín, cuál es la vivencia de los presos políticos aquí en Tacumbú. Realmente es una situación muy complicada la convivencia porque es un penal que tiene una característica muy particular: somos 4.000 internos en un penal que está diseñado para 1.600 personas. Eso da una idea de qué tipo de condiciones de vida son las que llevamos acá, donde convivimos con muchísima gente, donde todo es promiscuidad, se pierde la dignidad de muchas personas. En condiciones infrahumanas viven las personas privadas de la libertad aquí en este penal. Pero, por sobre todas las cosas, nosotros tratamos de mantenernos unidos como grupo, como compañeros, como luchadores, como pensadores de una nueva sociedad. Y constituimos un ejemplo para muchos dentro del penal por nuestras convicciones, por nuestra moral que sostenemos y las relaciones que mantenemos con los demás internos. Participamos en algunas actividades dentro del penal en el proceso de formación de algunos compañeros internos, nosotros mismos también estamos participando de un espacio de formación de capacitación. O sea, tratamos de formar parte de esta población por más complicada que sea la convivencia. Nosotros decimos que éste es un lugar en donde debemos demostrar nuestros valores como seres humanos, lo que realmente estamos convencidos de que hay que cambiar en todo ámbito de la sociedad y nosotros estamos en eso, estamos en este penal con muchas dificultades pero tratando de sobrellevarlas. Por más que estemos 10 años privados de libertad no hemos perdido nuestro rumbo.Esta es nuestra luz en medio de esta tiniebla de la cárcel: no hemos perdido nuestra consciencia de clase, no hemos perdido nuestra visión sobre la nueva sociedad, sobre el nuevo mundo, lo que queremos para nuestros hijos e hijas. Y eso lo estamos trasmitiendo con nuestros compañeros internos. Estamos ayudando a nuestros niños, a nuestras familias por medio de la posibilidad de trabajo acá, de enviarles algo a nuestras familias en esta situación. Nosotros estamos diciendo lo que queremos para el futuro con nuestro ejemplo, con nuestra vida, con el trabajo que hacemos.


177

Memorias de una década de injusta prisión

Entrevista a Arístides Vera37

Por Perla Álvarez Sobre los temores acerca de la falta de garantía judicial que los llevaron a solicitar refugio político en Argentina ¿cuál podría ser un balance en estos diez años de prisión? Es una larga historia, la trataré de manera resumida. Nosotros hemos sostenido desde un principio que la causa siempre fue política, siempre fue una causa de lucha. Hace más de diez años ya hemos tenido esa reflexión y esa capacidad de entender, por lo menos, a qué nos exponíamos, cuál era la consecuencia de un luchador político, particularmente en nuestro país. Históricamente, teniendo en cuenta la historia de lucha que tuvieron nuestros padres y madres, nuestros abuelos y abuelas, desde la época de la década de los 50, de los 60, del PC paraguayo, de las Ligas Agrarias Cristianas, de la Juventud Cristiana Obrera… Nosotros hemos tenido la osadía de abrazar esas luchas históricas y somos producto de alguna manera de esos grandes padres y madres que tuvimos. Entonces a partir de ahí nos dieron la claridad de que nuestra causa es política, pues nuestra lucha es política y por lo tanto la consecuencia debe ser política. Y particularmente la “justicia” paraguaya siempre ha actuado en contra de los luchadores políticos. Siempre fue atroz, despiadada, violenta, hasta asesina. Muchos de los padres, de compañeros de lucha han sido asesinados en cárceles. Es desde ahí que hemos tenido esa idea de buscar de alguna manera política y diplomática en otro país, en aquél entonces yendo a Argentina, ya desesperados en un momento dado de nuestra situación solicitando asilo político. Y fue ahí, hace diez años, un 2 de mayo, hoy estamos por cumplir esos diez años de lucha, porque nuestra lucha es más intensa aquí en la cárcel que afuera. Sobrevivir, resistir y mantener la convicción viva, la idea clara, no es fácil, sin embargo, estamos más convencidos cada día que pasa. Hoy estamos más firmes que hace diez años.En ese entonces fue mucho más desesperante, mucho más violento, teniendo en cuenta la persecución, cuando eso se estrenaba contra nosotros una nueva forma de perseguir, de violentar, de castigar a los luchadores. Hemos experimentado en carne propia eso. Y fue muy duro pero no estamos arrepentidos. No pedí piedad ni al juez ni al sistema, a nadie; en primer lugar porque estoy convencido de que la lucha fue por una causa justa. No me considero un delincuente, no considero 37

Publicada en Agencia para la Libertad


178

Desde nuestro rincón de lucha

que cometí delito alguno. Y si luchar por una causa justa, por una sociedad diferente, soñar con una sociedad igualitaria de hombres y mujeres libres, si eso es un delito, pues sí soy un delincuente porque sueño hasta ahora. Con mis compañeros soñamos todos los días que pasan que sí es posible una sociedad diferente, no solo desde hace diez años, sino desde que tuvimos uso de razón crítica, capacidad de entender qué significa una sociedad igual y una sociedad desigual. Ahí empezamos a sentir más fuerte la necesidad y la posibilidad de otro tipo de sociedad. No puede ser que un campesino no tenga un pedazo de tierra, ni diez metros, y que ahí al lado alguien tenga unas 35 mil hectáreas y que haya estamentos religiosos que pregonan que “es tu hermano”. No puede ser que un hermano tuyo tenga 10 mil, 50 mil hectáreas y que al lado suyo, uno no tenga un pedazo de tierra para trabajar, para vivir. Es ahí que yo, por mis principios cristianos empecé a pensar: ¿cómo puede ser que un papá tenga un hijo que puede tener todo mientras el otro no tiene nada? Esos fueron mis primeros pasos de rebeldía, de pensar diferente, que sí existe un tipo de sociedad diferente. Y fue ese mi delito, mi causa, mi falta, por eso hace 10 años que estoy preso. Arístides, ¿cuáles son los hechos que demuestran que su causa judicial finalmente era política? Muy sencillo. Primero, nunca se nos ha cruzado por la cabeza en el movimiento, en el Partido que yo milité, que yo tenga que actuar de modo atroz, violento… El hecho ocurrido, por ejemplo, en el que nos involucró de manera tan despiadada el enemigo, es un acto tan delictuoso, tan atroz, tan deleznable para nuestros ideales que jamás se nos cruzó ni pensamos de esa manera. Es más, repudiamos, cualquiera sea la pérdida humana, todos son dignos de vivir, por lo tanto la muerte no justifica nada. Y no han presentado prueba alguna que nos vincule, no han demostrado ninguna conexión con el hecho del cual se nos acusa. Además de las irregularidades del proceso judicial, que desde hace diez años está totalmente quebrado. (…) El abogado nuestro ha demostrado que existe 41 o 42 artículos consagrados por diversos mandatos, la Constitución Nacional, el Código Procesal Penal Paraguayo, y pactos firmados por el Paraguay, por ejemplo el Pacto de San José de Costa Rica, el Tratado de Ginebra, las mismas cláusulas del Mercosur, que han sido rotos. La Constitución Nacional del Paraguay afirma que ningún ciudadano, tanto nacional ni extranjero, puede estar detenido sin juicio más de cuatro años, esto se expresa claramente en el Código Procesal Penal. Lo consagran y reafirman las cláusulas del Mercosur, ningún ciudadano puede estar más de cuatro años con prisión preventiva. Hoy día nosotros estamos próximos a cumplir 10 años.


Memorias de una década de injusta prisión

Creemos que la lucha es necesaria para lograr el cambio y nos organizamos para lograr nuestros derechos. Existen dos clases antagónicas, pues debe existir una lucha. Ha existido y existirá siempre que existanpobres y ricos. El enemigo históricamente ha sido el más fuerte y los más violentados han sido los derechos de los pobres. Y es desde ahí que nosotros hemos instalado esta lucha ideológica, donde la educación es elemental, iniciamos enseñando a los jóvenes sus derechos, hasta religiosos, cristianos, sociales y revolucionarios, que se debe luchar y trabajar constante y permanentemente si realmente queremos, soñamos, alcanzar una sociedad diferente, que se debe ser coherente con los principios. Para el sistema, para el enemigo, todas y todos aquellos que piensan de esta manera son delincuentes y tienen que ser castigados ejemplarmente, el castigo tiene que ser “ejemplificador”. (…) Recurro a esa frase que dijo Sarmiento “Bárbaros, las ideas no se matan…”. El hecho de que nos puedan tener acá 10, 20, 30 o 40 años no va a acabar con nuestras ideas. No las van a matar, porque no son solamente nuestras, sino fueron ideas de abuelos y abuelas, están enraizadas conla historia de lucha de los pueblos. Así dijo también Jesús, “no teman de aquello que solamente puede matar el cuerpo, sino el alma…” Y el alma es el pensamiento, son las ideas. Nosotros los campesinos entendemos de esa manera, y por eso estamos con la moral alta hasta hoy día. Nos sostendremos por mucho tiempo más todavía porque tenemos muy claro el panorama de que la verdadera sociedad diferente que soñamos de mujeres y hombres libres, se está construyendo en la lucha, con las manos de los luchadores y del pueblo consciente. En relación a las organizaciones políticas en Paraguay, cómo se ha dado ese relacionamiento, cómo se da ahora durante estos 10 años. En cuanto a las organizaciones políticas y de clase que realmente reconocen y deben reconocer a los luchadores como tales, en general, realmente en el Paraguay existe una asignatura pendiente. Para nosotros es muy claro que esa es la semilla que sembró la dictadura durante 35 años, la dictadura del Partido Colorado, la dictadura colorada militar, que ha instalado que todos aquellos que osan visitar a luchadores políticos, presos, campesinos, o dirigentes políticos de izquierda, son también de alguna manera señalados, vinculados o marcados como revoltosos, como violentos. Eso es lo que sembró el Partido Colorado a lo largo de 35 años y hasta ahora sigue estando en la gente esa marca. A pesar de ese nefasto legado, creemos que dentro de estos 10 años esto se viene rompiendo, no quiero entrar a citar organizaciones, pero realmente existen y están creciendo constantemente organizaciones con consciencia

179


180

Desde nuestro rincón de lucha

de clase, organizaciones de mujeres, organizaciones sociales, gremiales y revolucionarias. Realmente a esta altura no nos podemos quejar. Estamos muy contentos, porque ese fue uno de nuestros grandes sueños, la capacidad de reconocer a luchadores, a aquellos que osan desafiar al enemigo. Esa famosa frase de “bueno, están allí, algo habrán hecho”, que siempre está latente en las bocas de aquéllos que temen desafiar al enemigo, se ha roto en estos 10 años. Podemos decir tranquilamente que tenemos muy buena relación con muchas organizaciones políticas revolucionarios de izquierda, hasta religiosas, sociales. Somos muy respetuosos de los procesos de lucha, de los y las dirigentes, los reconocemos plenamente. Siento que también nosotros estamos siendo reconocidos por muchas organizaciones de nuestro país. Y por último, Arístides, sobre la actual situación de prisión que ustedes llevan. ¿Cómo se vive en el penal, cómo se sobrelleva en el penal la condición de preso político? Para nosotros, para nuestros sueños, para nuestros ideales, aunque la cárcel sea de oro o bañada en chocolate, sea de lo que sea, los muros son muros. Vivir intramuros, estar en la cárcel, en cualquier parte del mundo es duro. Dentro de esa tesitura, la cárcel en Paraguay es muy particular. Se necesita de mucha capacidad, de mucha convicción, de formación, de mucha coherencia por sobre todas las cosas para poder convivir con estos compañeros, hermanos, destruidos. El 90% son jóvenes. Nosotros debemos convivir, sortear todos los días sus angustias, su violencia, sus maltratos, su marginación. Esta situación ha reforzado las ideas que veníamos construyendo con la formación y la lucha, para llegar a esa sociedad diferente necesariamente debemos organizarnos, educación constante, permanente y profunda, formación ideológica de nuestros jóvenes, partir de nuestros niños, construir con ellos esa idea diferente de sociedad, rescatando los valores y creando. Acá encontramos jóvenes realmente destruidos, carentes de amor, de ternura, chicos de 20, 22 años con aspecto repugnante, muy deteriorados en su salud física y mental, producto de la marginación que tienen afuera y acá adentro también. Convivir con ellos las 24 horas es una cosa muy fuerte pero también al mismo tiempo es una cuestión muy loable para nosotros, puesto que ellos a nosotros nos reconocen como personas, así como nosotros los reconocemos a ellos, a diferencia de los grandes entendidos políticos, los formadores psicológicos, por quienes son negados. Qué psicología se puede emplear, cómo se puede formar, cómo se puede transformar psicológicamente a un joven abandonado cinco o seis años en un lugar como éste, sumido en drogas, desamparo, sin salud.


Memorias de una década de injusta prisión

Así es este lugar, que no se lo deseamos a nadie. Pero un luchador debe tener presente que si realmente sueña y se organiza por una vida digna, una sociedad diferente, tiene que considerar estos tres riesgos: la cárcel, el exilio y hasta la muerte. No para tener miedo es que hay que considerar estos tres aspectos, sino para dimensionar la lucha de clases. Y saber que la victoria final es que nuestra sociedad se trasforme, aunque nosotros estemos muertos. La victoria nos traspasará y al mismo tiempo seremos parte de ella porque la historia reconocerá que fuimos luchadores.

181


182

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 2 de mayo de 2016

CARTA A LOS SEIS De Fabricio Arnella38 Camaradas Hace un par de años, en una de esas largas conversaciones en el sótano, o en alguno de esos rincones donde solíamos sentarnos a debatir, reflexionábamos sobre esta crisis civilizatoria y la manera en que amenaza con arrinconar a las organizaciones populares, progresistas, revolucionarias hacia posiciones reformistas, posibilistas o incluso, conservadoras. Recuerdo, Agustín, que decías que cuando esto vaya pasando, nuestra tarea, la de los militantes y organizaciones que estamos convencidos de una salida humanista y revolucionaria a esta crisis, será sostenernos en el mismo lugar, es decir, con las convicciones firmes. “Habrá que prepararse, porque a veces será incluso doloroso ver ir a compañeros de ruta”. Recuerdo esto último con exactitud. Siempre pienso en esta charla. Creo que entonces no la comprendía como hoy. Voy entendiendo con profundidad esta idea. Enorme y dolorosa tarea es la de mantenerse firme, la de no ceder ante las autocomplacencias, tentaciones e ilusiones sobre posibles y mágicas salidas a esta crisis que nos sacude tan fuerte, en todos los aspectos de nuestras vidas. Y al mismo tiempo, en esta misma crisis general es que uno encuentra día a día las pistas pasa superar juntos el dolor, la frustración e impotencia ante la imposibilidad -aún- de revertir esta miseria. Comienzo por este recuerdo, porque es una síntesis de lo que para mí representan. Ustedes, Arístides, Roque, Basiliano, Simeón, Agustín y Gustavo, son la prueba irrefutable de que organizados, es posible superar cualquier cosa. Es posible quedarse de pie en medio de este enorme torbellino ideológico, cultural, que arrasa con la moral, la consciencia, la ideología de un montón de militantes y organizaciones que en su tránsito por lo que suelen llamar “real politik”, han descuidado e incluso abandonado la base de todo proyector superador del capitalismo: los principios, la ética revolucionaria, la fuerza motriz de nuestra lucha por la trasformación social. ¿Cómo es posible tanta entereza, tanta fuerza moral? ¿De dónde sale ese impulso para incluso bromear sobre la propia pena? Mucho tiempo pensé en esto. Lo sigo haciendo. Muchas veces me sentí morir al ver tanta desgracia y violencia en esos mugrientos pasillos. Muchísimas veces acompañé el 38

Secretario de la Juventud Comunista Paraguaya. Miembro del Comité Central de PCP. Compañero, camarada, hermano de los 6.


dolor de otros militantes de distintos lugares del mundo que los visitaban por primera vez. Y todas, todas las veces los encontré trabajando, estudiando o debatiendo con algún visitante. O simplemente tomando un tereré en medio de algún chiste con la risa encendida. Y no es que no los haya visto flaquear nunca, no. Esto mismo es la humana confirmación de su entereza. Para mí, así como para muchos camaradas de la Juventud Comunista Paraguaya, la relación con ustedes, marcó un antes y un después en nuestra comprensión de la realidad, en nuestra convicción revolucionaria, en nuestra militancia. Pienso que es tarea básica de cualquier espacio de formación ir a la cárcel y de ahí asistir a una sesión de la cámara de Senadores, para entender de qué forma se nos presenta hoy la lucha de clases, con qué crueldad y con qué burocrática hipocresía intentan en vano robarnos la alegría y la fortaleza. Son tiempos muy violentos. En todo sentido. Y ustedes cumplen una tarea fundamental, colaborando con una feroz experiencia, formación y coherencia, armas indispensables para hacer frente a la guerra ideológica de la cultura individualista, conformista que nos viene ganando varias batallas. Están cumpliendo una tarea fundamental en la formación integral de hombres y mujeres de nuevo tipo, conscientes de su rol histórico, profundamente solidarios y solidarias frente a cualquier injusticia. Vienen también cumpliendo, un importante papel articulador de la militancia de distintas organizaciones que luchamos por la revolución, y en la comprensión práctica de que luchamos y trabajamos por la unidad del pueblo honesto y trabajador. Tarea esencial para la construcción de esa poderosa herramienta unificada, de ese gran Partido de la revolución, que será necesariamente síntesis de varias tradiciones de lucha. De tan solo pensar que estas titánicas tareas las están cumpliendo desde la cárcel del enemigo, en semejante condición que les toca, ya se siente más cercana y tangible esa sociedad sin opresores ni oprimidos por la que luchamos y seguiremos haciéndolo, aprendiendo y creciendo juntos. No hay rejas que puedan apagar la fuerza de los pueblos cuando deciden liberarse. Ustedes son una afirmación vital que nos empuja hacia el futuro. Por esto, construir la fuerza para liberarlos del arbitrario e ilegal secuestro que sufren no es tarea secundaria. Cada vez somos más los que estamos conscientes de esto. No me deja de sorprender el cariño y respeto con que los militantes de las más diversas carpas populares de la Argentina se refieren a ustedes. Pocas personas y organizaciones son hoy depositarias de tanto respeto y cariño, justo reconocimiento a la trayectoria militante minuciosa, detallista y consecuente que desplegaron y siguen desplegando hoy. Desde este rincón de lucha, los abrazo fuerte camaradas.


184

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 3 de mayo de 2016

CARTA DE LOS SEIS Nosotros los discriminados, los perseguidos, los olvidados, queremos hacer escuchar nuestra voz. Somos los seis luchadores campesinos presos políticos, desde la cárcel de Tacumbú, a diez años de nuestra prisión. En primer lugar reclamamos la plena vigencia del Estado de Derecho que el Estado paraguayo garantizó al Estado argentino al solicitar nuestra extradición. Segundo, nuestro caso es un tabú para muchos, para otros un cuco, desde este rincón les decimos que nosotros representamos la expresión de la discriminación hacia los pobres de la justicia paraguaya clasista oligárquica. La prisión que sufrimos desnuda claramente el carácter de los Estados capitalistas a quienes no les importa en nada violentar las leyes ni los tratados internacionales, para seguir sosteniendo la miseria, la explotación y el sometimiento. Sostenemos que no hemos sido derrotados por esta casta de la oligarquía paraguaya. Esta prisión arbitraria e ilegal nos fortalece en nuestra posición de que existe otro tipo de sociedad, distinta al capitalismo salvaje que explota, hambrea, empobrece y reprime. Desde este rincón seguimos alentando a todas y todos los trabajadores del mundo y a nuestros compatriotas a continuar luchando con dignidad por una nueva sociedad. Estos diez años de ilegítima, arbitraria prisión nos han llevado a superar el anonimato en que la oligarquía acostumbra mantener a los pobres y principalmente a los campesinos. Esto sostenemos por la cantidad de organizaciones políticas, gremios y organismos de derechos humanos de todas partes del mundo que están al tanto de nuestra situación y nos han visitado en distintos momentos durante estos años de prisión. A través de este comunicado hacemos un llamado a la comunidad internacional a reclamar al Estado paraguayo poner fin a los graves e irreparables daños por la cruel conducta contra nosotros, en la monstruosa acumulación de años sin resolución judicial. Nos despedimos dejándoles nuestro abrazo, nuestro cariño, esperando una buena recepción de nuestra voz. Atentamente

Agustín Acosta, Roque Rodríguez, Basiliano Cardozo, Gustavo Lezcano, Simeón Bordón y Arístides Vera.


Memorias de una dĂŠcada de injusta prisiĂłn

185


Madre, no te apenes si no vuelvo me encontrarás en cada muchacha de pueblo de este pueblo, de aquel, de aquel otro del más acá, del más allá talvez cruce los mares, las sierras las cárceles, los cielos pero, Madre, yo te aseguro, que sí me encontrarás! en la mirada de un niño feliz de un joven que estudia del campesino en su tierra del obrero en su fábrica del traidor en la horca del guerrillero en su puesto siempre, siempre me encontrarás! Mamá, no te pongas triste, Tu hija te quiere. Soledad Barrett


188

Desde nuestro rincรณn de lucha


189

Memorias de una década de injusta prisión

LUNES, 4 DE JULIO DE 2016

CRÓNICA

La escuela de Soledad. La clase de libertad Por Claudia Korol39 El domingo 3 de julio, asistí a una clase en la Escuela de Formación Política Soledad Barrett. Ya había participado el 25 de mayo de su fundación. El territorio en el que realizamos las clases es complejo. Mucho dolor dando vueltas. Mucho olvido. Mucha precariedad. Distintas canciones suenan suena fuerte y simultáneamente en rudimentarios equipos, que aturden y confunden. Nuestra rondita se va apretando para poder escucharnos y concentrarnos en lo que vamos hablando. Quienes quieren tomar la palabra, levantan la mano. Nadie interrumpe a nadie. Hay respeto y cuidado en el encuentro. El tereré va girando en un tejido invisible de afectos. Lxs estudiantes hemos llegado a la cita, después de pasar la requisa, y dejar en la entrada nuestros documentos. Nos sellan la piel como si fuésemos ganado. Las mujeres, para poder entrar, tenemos que disfrazarnos de mujeres. No podemos hacerlo si no es con polleras. Simeón nos da la bienvenida. Cada quien se presenta. Los profes son los seis campesinos, que llevan diez años de injusta prisión política, primero en Argentina y luego en Paraguay. Lxs estudiantes somos compas solidarixs de acá y de allá. La Escuela de Formación Política Soledad Barrett toma hoy el tema del juicio a los campesinos y campesinas que están siendo juzgados como responsables de la Masacre de Curuguaty. Agustín analiza la sucesión de aberraciones legales e ilegales realizadas desde el poder político, militar y judicial. Todo se ha preparado minuciosamente para condenar a los campesinos y campesinas con penas ejemplares. La fiscalía ha pedido que su condena la cumplan en Tacumbú. En otros momentos, aun antes de formar la escuela, los seis campesinos daban clase en el sótano que en los primeros días de junio fue parte de la zona incendiada, y quedó hecho cenizas. En el incendio murieron cinco presos, que eran parte de los alumnos de la escuela. Ahí se destruyeron sus instrumentos de trabajo. Más de 20 máquinas del taller textil, en el que 39

Claudia Korol luchadora argentina, comprometida con las causas populares, referente feminista y miembro del Equipo de Educación Popular Pañuelos en Rebeldía.


190

Desde nuestro rincón de lucha

realizaban trabajos para sostener a sus familias. El sótano tiene historia. En el tiempo de la dictadura de Stroessner, fue lugar de tortura de los presos políticos. El incendio era del todo previsible. El penal está sobrepasado en su estructura (4.000 presos amontonados en un lugar con capacidad para 1.200). Distintos informes de organismos de derechos humanos nacionales e internacionales lo habían alertado. La clase sigue con un repaso de temas de la situación internacional, de las luchas de los pueblos, de los aprendizajes. Preguntas y respuestas sobre Argentina, sobre Colombia, sobre Brasil, sobre Venezuela. El avance de las derechas. Las posibilidades de resistencia. Los aprendizajes de estas experiencias. Un muchacho pregunta por qué eligieron el nombre de Soledad Barrett para la escuela. Le cuenta Arístides que Soledad era una joven paraguaya internacionalista, una luchadora revolucionaria, que estuvo activando en Uruguay, que estudió en Cuba, que fue asesinada en Brasil. Cuenta que fue traicionada y entregada a la policía por quien era su pareja. Soledad fue brutalmente torturada antes de ser matada. Dice Arístides, que lo peor en los seres humanos es la traición. La clase atraviesa los temas de la memoria, de la ética, de la política. Es una clase de dignidad, realizada entre las ruinas de la humanidad. Es una clase de libertad, realizada en el encierro. Es una clase de integridad, realizada bajo la presión de diez años de tortura física y psicológica, con la que pretendieron desintegrarlos. Me acompañan dos compañeras de Conamuri, que además de ser estudiantes en esta oportunidad, han realizado talleres con los seis campesinos presos sobre feminismo. Los presos campesinos me piden libros de feminismo. Alguno llevo siempre bajo la pollera. Ya se sabe los muchos usos que pueden tener esas prendas. Duele la despedida. Los maestros nos dan tarea para el hogar. Escribir un texto para difundir lo que aprendimos. En este mismo momento, lo estoy terminando, mientras un grupo de mujeres se encadena en las puertas del Palacio de Justicia, para pedir la absolución de sus familiares, juzgados por la masacre de Curuguaty. La criminalización de las luchas campesinas, es el modo de acción sistemático de la injusticia colonial paraguaya, que trabaja para el poder narcosojero. Los golpistas, que hicieron la masacre, esperan quedar en las sombras del relato oficial, y condenan a las víctimas, una y otra vez. Me voy con rabia. Las clases continúan. Quiénes estén interesados en asistir, visiten a los presos campesinos... Entre el ruido fuerte y ensordecedor de la música, puede ser que sientan sobrevolar el espíritu libre de Soledad Barrett. Saltando los muros de las prisiones, y de todas las muertes posibles. Soledad, siempre.


191

Memorias de una década de injusta prisión

27 de octubre de 2016

CARTA A LOS SEIS

De Gregorio Gómez Centurión40 Estimados compañeros: Agustín, Simeón, Arístides, Roque, Basiliano, Gustavo; para cada uno de ustedes un abrazo fraterno. En particular conozco al papá de Simeón Bordón: Matías Bordón militante de las Ligas de Quiíndy que conformó con nosotros la colonia Ybypé en el distrito de Lima. La colonia Ybypé y posterior conformación de la comunidad San Isidro del Jejuí creada por la Federación Nacional de Ligas Agrarias Cristianas FENALAC en 1959 en el distrito de Lima y finalmente reprimida, desmantelada y sitiada militarmente por orden del General Dictador Alfredo Stroessner en febrero de 1975 ha sido y sigue siendo símbolo y ejemplo de lucha por la Justicia y la vida solidaria y fraternal entre campesinos y campesinas. Con mis 78 acuestas sigo haciendo parte de la conducción de la Asociación Campesina Jejuí, pero a menudo mi forma de lucha se reduce a la fuerza que tiene la poesía que, para mí, es esencialmente una herramienta de lucha social. En ocasión de mi visita creo haber dejado a uno de ustedes al menos un poemario. Ahora, a través de Noelia les hago llegar tres poemas escritos en época de la dictadura stronista. Sepamos todos que la lucha por la libertad y la justicia en Paraguay no será aplacada por Horacio Cartes, aprendiz de dictador que pretende imponer su viejo rumbo. Últimamente incluso imita a su añorado Tiranosaurio “remedando” su voz; ora chillona, ora guturalizada. Incluso su cara va tomando forma de Tiranosaurio. Estoy seguro que, a pesar de los sufrimientos que implica la prisión, ustedes tendrán el coraje de aprovechar su tiempo, sobre todo leyendo libros que valen y aprendiendo algún oficio. Pojopy ha añuã opavavépe

40 Gregorio Gómez Centurión, luchador social, activo miembro de las Ligas Agrarias Cristianas. La poesía es su herramienta de lucha, se destaca su producción literaria en castellano y guaraní.


192

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, noviembre de 2016

CARTA A LOS SEIS

De Najeeb Amado41 Hermanos, Agustín, Arístides, Simeón, Basiliano, Roque y Gustavo, hace unos días, otro hermano, compañero, me recordaba al entrañable Carlos Fonseca, que planteaba “hacer del amigo un militante, del militante un cuadro y del cuadro un hermano”, en alusión a esa verdad empiezo nombrándolos así, sintetizando el respeto y la admiración a la enorme dignidad que tienen, producto de una consciencia con profundas raíces, que se ha venido amasando y agrandando semana tras semana en esta hermosa relación que hemos venido construyendo desde setiembre del 2012, cuando nos encontramos en Tacumbú, tras el apresamiento del camarada Rubén. Aunque la relación es de antes, recuerdo las primeras noticias de ustedes cuando estuve en Buenos Aires y mis camaradas de allá, me comentaban las acciones emprendidas para lograr el asilo político. Luego recuerdo el momento de la extradición, las reuniones del Comité de Resistencia desarrolladas en nuestro local partidario. También me viene a la mente la manifestación en el aeropuerto cuando llegaron y las fuerzas policiales y militares se movilizaron de manera feroz, tratando de transmitir terror a la ciudadanía y a quienes nos manifestábamos solidariamente. Las órdenes de siempre, el esfuerzo para hacerlos ver como peligrosos criminales. Repetido mecanismo del enemigo. En realidad algo de razón tenían, sobre lo peligrosos que son ustedes, pero para los patrones que son los verdaderos criminales. Han intentado desde hace casi una década desmoralizar y derrotar al proyecto histórico revolucionario que defienden imponiéndoles la terrible cárcel. Sin embargo, hermanos, tras los barrotes, con coraje, persistencia y mucha convicción, han estado amasando una poderosa fuerza capaz de ir sintetizando las heroicas luchas de liberación que millones de hermanas y hermanos han venido librando en esta tierra roja. Suelo conversar con camaradas sobre esta terrible y a la vez hermosa realidad que nos toca vivir. Terrible porque no queremos que exista lucha de clases como consecuencia del modo de producción capitalista que, al decir de Marx, ha venido al mundo chorreando sangre y lodo por todos sus poros. Nos indigna que el capitalismo nos imponga esta terrible lucha de clases. Y 41

Najeeb Amado, Secretario General del Partido Comunista Paraguayo.


Memorias de una década de injusta prisión

al mismo tiempo, de vuelta, recordando a Marx, la necesidad-posibilidad de luchar contra toda forma de opresión nos genera una alegría, una felicidad llena de hermosura, pensando en lo estimulante que es formar parte de un proyecto revolucionario con la total decisión de devolver a la humanidad la propiedad colectiva de sus medios para producir y reproducir la vida. Hace unas semanas atrás, me estaba preparando para ir a la cárcel a visitarlos a ustedes y también a Rubén, Néstor, Arnaldo y Luis. Cuando estaba saliendo de casa, mis hijas me preguntaron adónde iba. Le respondí que iba a visitar a nuestros compañeros que estaban presos. “¿Papi, te vas para sacarles de la cárcel?”, me preguntó la mayor, de 8 años. Con cierta desazón le respondí que no, que no podíamos aún sacarlos. Entonces la menor de 4 años, me dijo “Papi, yo sé por qué no podés sacarles de la cárcel a los compañeros”. Curioso le pregunté por qué. Y ella me respondió “porque los malos tienen la llave”, a lo que yo asentí diciendo que sí, que era efectivamente por eso. Ahí nomás, ella me tranquilizó muy confiada diciendo “pero no te preocupes. Andate nomás vos a visitarles. Yo haré un plan para quitarles la llave a los malos”. Y es eso, justamente eso lo que venimos amasando, dándole forma colectivamente, tomando la experiencia y actuando con cada vez mayor claridad en la necesidad de tomar partido en esta no-querida pero impuesta y existente lucha de clases. Como decía Martí: Plan contra Plan. Quienes dominan tienen planes precisos para continuar su dominación. Nosotros venimos ajustando nuestros planes para destruir esta vieja sociedad construyendo la nueva sociedad donde cada ser humano pueda desarrollar su capacidad, su potencialidad, su talento ahí mismo donde nació. Nuestro compromiso con la Patria Nueva tiene tarea diaria, cuenta con un plan compuesto de varios planes y que seguramente se seguirá ajustando en la medida en que nuestra iniciativa creadora invente, pruebe su fuerza y a la vez calibre la iniciativa y la reacción del enemigo. Tenemos una enorme confianza en la victoria porque la clase trabajadora del campo y de la ciudad es abrumadora mayoría en Paraguay y en el mundo. Y tal cual lo siente Fidel, confiamos plenamente en la humanidad trabajadora y en sus ansias de liberación, como confiamos en la teoría y en la práctica revolucionaria. Es gigante el cuerpo que se va gestando al calor de los diez años de prisión que ustedes han sabido sobrellevar. Esta corporización de diez años en estas luchas actuales, se arraiga en toda la riquísima inventiva y el coraje de las históricas luchas que explotadas y explotados desarrollaron a lo largo y ancho de este mundo enfermo de capitalismo, al que millones de caricias revolucionarias se dispondrán, con cada vez mayor precisión y combatividad, para sanarlo.

193


194

Desde nuestro rincón de lucha

Asunción, 6 de enero de 2017

Carta abierta de los seis Un cordial saludo a todas y todos desde nuestro rincón de lucha, la cárcel de Tacumbú. A diez años y nueve meses de esta larga e injusta prisión escribimos esta carta, en primer lugar para repudiar al estado paraguayo por el trato que nos dio durante todos estos años. A través de sus instituciones han violado nuestros derechos sistemáticamente, principalmente el poder judicial, responsable de esta feroz persecución política e ideológica, razón fundamental de nuestra prisión. Estamos privados de libertad por nuestra opción política e ideológica, fuimos condenados por nuestra pertenencia política y nuestra posición de clase. Somos presos políticos, nuestra sentencia fue primeramente mediática, el poder de los medios de comunicación al servicio de los intereses de las minorías fue responsable de mostrarnos como las más despreciables personas, violando nuestros derechos. Es por esa misma razón que entendemos la importancia de fortalecer nuestros medios alternativos de comunicación popular. Necesitamos construir alternativas que permitan acceder a la información y contrarrestar los ataques que el sistema emprende controlando y monopolizando los medios de comunicaciones. La disputa comunicacional es estratégica en la construcción un proyecto político transformador. Estos largos años de prisión hemos resistido con firmeza, nuestras convenciones de lucha por una sociedad solidaria y nuestros ideales nos trajeron a prisión, y el habernos organizado como clase pobre para buscar construir la herramienta política capaz de permitirnos cambiar esta triste y penosa realidad del Paraguay. Son casi once años de mucho dolor, tristeza, soledad y angustia, por momentos. Pero hubo momentos de gesto de solidaridad inmensa de quienes sueñan como nosotros con una sociedad distinta a la que tenemos. Los primeros dos años y siete meses que transcurrieron en las cárceles argentinas, fueron incesantemente acompañados de organizaciones solidarias de carácter político, gremial como así también de organismos de Derechos Humanos. Estos hermanos argentinos nos dieron cátedra de cómo debemos actuar cuando uno de nuestra clase cae en manos del represor estado capitalista, nuestra enorme gratitud a todas y a todos, valiosas compañeras y valiosos compañeros.


195

Memorias de una década de injusta prisión

Queremos también expresar nuestros ideales de organización y unidad de la clase trabajadora. A los jóvenes les decimos sean sembradores de esperanza y estudien mucho, no se cansen de organizar rebeldías, nosotros desde nuestro rincón de lucha seguiremos aportando y estudiando. En sus manos está puesta la esperanza de que la rebeldía firme y organizada nos arrebate de la injusta prisión. Convencidos les aseguramos que cuando volvamos a ver la luz de la libertad volveremos a cultivar la tierra, a producir alimento sano y a seguir aportando con disciplinada militancia a la construcción de un proyecto político que pueda hacer frente al avance de este modelo de muerte y destrucción. Nos parece fundamental resaltar el aporte de las mujeres en la lucha por la liberación de nuestro pueblo. Queremos que las memorias de tantas luchadoras nos inspiren para seguir combatiendo. Las mujeres nos han dado cátedra de resistencia y creemos indispensables que ellas sean protagonistas de la construcción de nuevo capítulo de la historia de nuestro país y de nuestro continente. Con esta carta les decimos a todos y a todas que hacemos un llamado a romper el cerco mediático del miedo que nos han impuesto nuestro nuestros enemigos de clase, todos aquellos que se dedican a superar el miedo pueden venir a visitarnos en nuestro rincón de lucha en la Cárcel de Tacumbú. Somos pequeños campesinos humildes soñadores, luchadores por una sociedad solidaria, equitativa y justa. Les esperamos a todas y a todos para que nos puedan ir arrebatando de a poco de esta injusta prisión. Les dejamos nuestro cariño, nuestro abrazo y toda nuestra ternura. Atentamente Agustín Acosta Roque Rodríguez Basiliano Cardozo Gustavo Lezcano Simeón Bordón Aristides Vera


198

Desde nuestro rincรณn de lucha


199

Simeón Bordón

S

oy Simeón Bordón. Soy campesino, luchador y preso político. La libertad para mí es una sociedad nueva, donde haya igualdad en todo sentido para la humanidad. Hoy, ser libre significa soñar, trabajar y luchar por una sociedad más justa. Recuerdo que mi papá estaba internado en el hospital de Clínicas en Asunción. Mi hermana Sabina recién cumplía 12 años, yo tenía 8. Era media mañana y Sabina no podía respirar. Frente a mí se estaba quedando sin aire y yo no podía hacer nada. Mis hermanos tampoco. Ella tenía asma y murió por falta de remedios. No puedo borrarme esa imagen. Nací el 18 de enero de 1968 en Ybypé, distrito de Lima, San Pedro de Ykua Mandyju. Mis padres son de origen campesino y pobre, oriundos de la zona de Paraguarí, Quiindy, en aquellos tiempos, según me cuentan, no poseían terreno y pertenecían a una organización llamada Ligas Agrarias Cristianas42. Dicha organización, de estructura nacional, reivindicaba la igualdad social y la práctica de la convivencia comunitaria como cristianos y como humanos. Para 1966 se organizó una mudanza para las parejas que estaban sin tierras hacia la zona del Norte de San Pedro, donde la organización adquirió un terreno de 3.600 hectáreas, con fondos propios, de una señora terrateniente de la época llamada Emilia Trapany. En dicho terreno, se asentaban las familias y practicaban la convivencia comunitaria. Desde los 16 años fui catequista en la Iglesia Católica, bajo la tendencia de la Teología de la Liberación, con el padre Braulio Maciel, quien fue perseguido por la dictadura de Stroessner. En 1989, después de 35 años de dictadura militar, por fin cayó el tiranosaurio de 7 cabezas, el 3 de febrero. Lo reemplazó otro militar, consuegro de Stroessner, llamado Andrés Rodríguez. 42

Las Ligas Agrarias Cristianas (LAC) fueron organizaciones campesinas de Paraguay inspiradas por la Teología de la Liberación, que en las décadas del 1960 y 1970, agruparon a miles de personas sobre la base de principios comunitarios de solidaridad, hermandad, conciencia, organización y autonomía, opuestos a los del régimen stronista, por los que fueron brutalmente perseguidos, encarcelados, torturados y asesinados. Durante los 70 estas organizaciones fueron prácticamente aniquiladas por la tiranía stronista.


200

Desde nuestro rincón de lucha

Alentados por la coyuntura política y por la pastoral social, nos organizamos 200 campesinos sin tierra del distrito de Lima. Peticionamos en forma de trámite legal, un latifundio improductivo que estaba frente a nuestras narices. En vista de la negativa total de nuestro trámite, en noviembre del mismo año, ocupamos el inmueble “Sanguina Kue” con el acompañamiento de más de 100 personas y del Padre Braulio Maciel. En menos de 18 horas vino el violento desalojo con más de 300 militares, al mando del Gral. Pedro Concepción Ocampos. A raíz de eso, una compañera que estaba en el último mes de embarazo dio a luz y perdió la vida. Se llamaba Noemí Romero. Nos acampamos en las veras del alambrado durante 4 meses en vista de la desatención de las autoridades a nuestro pedido de expropiación. Se colmó el vaso de la paciencia en marzo del 90. Los 200 sin tierra nos dirigimos a Asunción en 3 colectivos. Llegamos y al amanecer ocupamos el local central del Instituto de Bienestar Rurales. A las 7 de la mañana vino el desalojo. Después de la corrida nos reagrupamos en la Catedral Metropolitana. Con la lucha seguimos desde la Catedral durante 3 meses. Doce compañeros jóvenes hicimos una huelga de hambre de 12 días. Después de eso, el gobierno nos ofreció reubicarnos en otro terreno. Después de la conquista, aceptamos y levantamos la medida. Ahí, formé parte de la comisión que organizaba el nuevo asentamiento. Fui Secretario de Actas y después Tesorero hasta 1995. Del 95 al 96 fui responsable distrital de la Federación Nacional Campesina, y del 96 al 98 Secretario de Organización del MJCC. En el asentamiento nos ocupábamos de la cooperación entre los vecinos, problemas de caminos, de salud, de educación, de gestión de agua. En 1996 fui invitado a participar de un encuentro político en la capital, en un local del Movimiento Patria Libre. Volví al asentamiento convencido, coincidía con la línea política que ahí discutimos. En un período muy corto, ya éramos cerca de 80 simpatizantes, activistas y ya en el 2000 éramos más del 30% del asentamiento los que participábamos en las reuniones distritales. En el 2001 fui elegido Secretario General de la Región. Participé en el 2002 en la discusión que decidió que era necesario que el MPL se convirtiera en Partido y en pleno se aprobó este planteamiento surgido después del secuestro y tortura de nuestros compañeros Arrom y Anuncio Martí. Había ya, por parte del organismo de seguridad de la República, una abierta persecución político-ideológica contra nosotros. Esto fortalecía la discusión sobre conformar el Partido de cara a las elecciones generales del 2003. El Partido Patria Libre fue reconocido para las elecciones de 2003 por la Junta Electoral Central avalado por 17 mil afiliados. Participó en las elecciones del 2003 con candidatura consensuada con Izquierda Unida. El


Memorias de una década de injusta prisión

compañero Arrom era candidato a 1º Senador Nacional; Francisca Andino, Diputada por San Pedro; Simeón Bordón, 1° Suplente para Diputado. El PPL se instala ya en el escenario político paraguayo a partir de las elecciones, como alternativa real para un profundo cambio de la política paraguaya en adelante. Como miembro de la Dirección Política fui muchas veces amenazado por miembros del Partido Colorado. A partir del 2004 y con Nicanor Duarte Frutos, se agudizó más la persecución al PPL a nivel nacional y a otras organizaciones políticas y sociales. Soy Simeón Bordón Salinas. Estoy casado con Valeria Orrego, compañera de lucha por la causa, con quien tenemos 6 hijos. Soy perseguido político, desposeído total y encarcelado desde el 2006.

201


203

Gustavo Lezcano

E

n 1986 hice el servicio militar dos años y dos meses porque era obligación por ley. Entre 1988 y 1989 había unas tierras improductivas de cerca de 5000 hectáreas en nuestra zona de San Pedro de Ykuamandiyú. Veíamos que se sacaban rollos de madera todos los días. Entonces ubicamos a las personas que sacaban los rollos de madera y descubrimos que eran brasileros. Hablamos con ellos y nos confirmaron que esas tierras eran fiscales. Decidimos formar una comisión de sin tierras censando a 200 campesinos y recurrimos al Instituto de Bienestar Rural. Cuando estábamos con las gestiones, aparece un supuesto dueño. Habíamos decidido ocupar estas tierras, sabíamos que eran fiscales. En ese momento el Sr. José Pappalardo43 se adueña de esas tierras para forzar el desalojo encabezado por Aníbal Schupp44, delegado de gobierno de San Pedro. En total, la ocupación duró alrededor de un mes, fuimos desalojados dos veces, una por la policía y la otra por militares, conjuntamente con la policía de la dictadura. Habrá sido uno de los desalojos más crueles de la época. Garrotazos en todas partes del cuerpo, boca para abajo, corriendo encima de nuestras cabezas gritaban: vamos a liquidar a todos estos comunistas, tirando con los fusiles como en la guerra. Había mujeres embarazadas y ellos decían que ahí mismo tenían que parir, con garrotes y machetes. Estuvimos presos un par de días en la comisaría de Santa Rosa del Aguaray. El jefe de zona Ramón Matiauda45, nos hizo pasar por todo tipo de maltrato por luchar por un pedazo de tierra para trabajar. Otra vez éramos cruelmente reprimidos por defender nuestro derecho. 43 Terrateniente invasor de tierras malhabidas, ganadero y uno de los principales referentes de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), de la que fue presidente durante 12 años (desde 1969 a 1979 y de 1981 a 1983). Según aparece en el Informe Final de la Comisión de Verdad y Justicia (CVJ), usurpó cerca de 1300 hectáreas de tierras malhabidas durante el stronismo. 44 Político del Partido Colorado, vinculado al régimen stronista y sus crímenes. Este camaleónico y conocido represor fue intendente de San Carlos del Apa del Departamento de Concepción en el 2009. Es acusado permanentemente de maltratador misógino. Durante el gobierno de Lugo fue uno de los candidatos para Ministro del Interior, aunque actualmente está querellado, procesado y con orden de captura por vincular públicamente al ex Presidente con el Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP). 45 Sobrino de Stroessner, conocido represor y usurpador de más de 4000 hectáreas de tierras malhabidas según el Informe Final de la CVJ.


204

Desde nuestro rincón de lucha

Más tarde en 1990, organizamos otra ocupación con 260 personas en una tierra improductiva de 2800 hectáreas, ya en el gobierno del general Rodríguez. En una lucha frontal soportamos 6 desalojos con todo tipo de procedimientos: maltrato, garrotazos, baleados, muertos. Esa lucha me dio la justa razón de pensar en la injusticia que hemos pasado como pueblo paraguayo. Me di cuenta de la necesidad de organizarnos y me decidí acompañar a la gente en cierres de ruta y ocupación. La experiencia nos da fracasos y aciertos. Después de la caída de la dictadura cuando conformamos la coordinadora de sin tierras desde la parroquia de San Pedro, con el obispo Oscar Páez Garcete, recuerdo que nos juntamos más de 2000 sin tierra. Desde allí nos planteamos en 1990, 91 y 92 la masiva ocupación. La pastoral social se encargó de la parte jurídica con la abogada Elva Recalde. Recuperamos muchísimas tierras malhabidas y se crearon numerosos asentamientos. No me arrepiento de haber luchado por lo que pertenece al pueblo trabajador. Cuando se lucha por una causa justa, la experiencia nos obliga a la autocrítica. Mi familia es de origen campesino. Tengo 8 hermanos. Mi padre se llama Pedro Lezcano y mi madre Sixta Espínola. Es una familia humilde y trabajadora. Mi familia era de creencia religiosa y nunca perteneció a una agrupación política. Mi fecha de nacimiento, el 4 de mayo de 1969. Tengo estudios primarios completos. Comencé a trabajar desde los 8 años en la agricultura con la familia. Luego de las ocupaciones de fines de los 80, de la represión, de los maltratos, de la injusticia y de la experiencia en la lucha, decidí incorporarme al Movimiento Patria Libre en el año 1990. Fui invitado por mi hermano Francisco a esta agrupación política, es decir, desde su fundación. De 1990 al 2002 se han formado allí valiosos líderes para la transformación de la sociedad, ante la injusticia que hemos pasado durante la dictadura, y por qué no decir, después de la caída de la dictadura continuó todo tipo de represalias contra el pueblo oprimido. El pueblo ha levantado su voz de protesta ante la injusticia ya sea por falta de tierra, salud, educación. Hemos emprendido acciones, por ejemplo cortes de ruta, ocupación de tierras, repudiando la actitud de los vende patria. Patria Libre planteó una política clara dentro de las masas: la ideologización del pueblo, desde una visión liberadora y solidaria, para que pueda revertir la realidad a favor de las mayorías.


Memorias de una década de injusta prisión

En el 2002 se produce la persecución directa en contra del Partido. Secuestraron a nuestros líderes para hacerles callar, a Arrom y Martí. Nunca nos hemos cansado de denunciar todos estos atropellos, inclusive organizamos marchas para repudiar con coraje el hecho ocurrido. Desde el 2004, después de la imputación nuestra, decían que teníamos una organización delictiva, que nunca se probó desde los organismos del Estado. La razón era callarnos ante los invasores. Hoy estamos presos por nuestra coherencia, por nuestra ideología, por denunciar injusticias.

205


206

Desde nuestro rincรณn de lucha


207

Roque Rodríguez

C

uando tenía 6 años, entre cinco amigos logramos juntar alguito para comprar para nuestra pelota de cuero. Me acuerdo bien que teníamos que inflar la pelota con la boca, turno a turno, inflábamos y luego jugábamos partido. La pelota estaba hecha de vejiga de vaca. Qué importante que era para nosotros ese momento. Increíble es. Después de inflar la pelota a puro pulmón, por supuesto, quedábamos inflados de orgullo y de alegría. Guardo intacta esa imagen. Cinco niños descalzos jugando partido de fútbol en la arena, sudando, gritando y riendo. La siesta era nuestra. Me llamo Roque. Desde que tengo memoria he sentido que mi tarea es estar con la gente, trabajar con la gente. Luchar por la alegría. Ser libre es eso para mí. Tengo 53 años. Soy un preso político. Sueño con salir de la cárcel para continuar trabajando con la gente pobre, en las comunidades. Cuando salga libre quiero seguir trabajando con los pequeños productores a través de una cooperativa. Mi sueño siempre ha sido producir con la gente, que no le falte alimento a nadie. Esa ha sido mi tarea, mi objetivo y es lo que quiero seguir haciendo estando libre. Quiero aportar a la producción campesina, a perfeccionar la producción empleando la tecnología para enriquecer la alimentación nutricional de nuestro pueblo. Esa ha sido mi preocupación principal, durante toda mi vida, aprovechar los recursos que tenemos en el campo. La tierra, la producción colectiva representa mi objetivo principal. Soy hijo de Cirilo Rodríguez y de Juana Bautista Torales, nací el 17 de agosto de 1953 en Valenzuela, Paraguay. Estoy casado y tengo 9 hijos. De profesión agricultor, con estudios primarios. De origen religioso católico. En 1984 empezaba mi vida como dirigente campesino en SEARCO, Servicio Arquidiocesano de Comercialización, reagrupado después de la violenta represión stronista donde las Ligas Agrarias Cristianas fueron víctimas. Eso me convencía a luchar contra la injusticia, tortura, violación constante de los derechos humanos y por las libertades políticas y públicas.


208

Desde nuestro rincón de lucha

En 1987 fundamos la Coordinación Nacional de Productores Agrícolas (CONAPA) y luego fui socio fundador de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). En 1992, fundador y dirigente de la Federación Nacional Campesina (FNC). En 1993, fundamos la Mesa Coordinadora Nacional, donde un año después organizábamos la primera gran marcha campesina en Asunción. En 1993, fui socio fundador y Presidente durante 4 años de la Asociación Regional de Productores Agrícolas Caaguazú (ARPAC). En 1998, Presidente de la Comisión de Deudores. Luego me tocó participar en la lucha de aquel sangriento Marzo Paraguayo. En el 2004, fui fundador y Secretario General del Movimiento Agrario Popular (MAP). En el mismo año, fundador del Frente Nacional por la Soberanía y la Vida, ante el avance de la agricultura empresarial, que ponía en peligro el medio ambiente, las comunidades y el arraigo como herramienta de lucha y resistencia. En marzo del 2006, abandonaba el país por la persecución política y jurídica, para pedir refugio político. Mucho aprendí en la lucha. Como dirigente campesino me ha tocado vivir experiencias hermosas y también muy dolorosas, victorias y derrotas. Me tocó vivir apresamientos, terribles desalojos, maltratos, asesinato de mis compañeros, cárcel, separación de mis seres amados, desarraigo. En el trabajo comprometido, conocí también mucha dicha, gente honesta, sencilla, inteligente, valientes, tierras recuperadas, construcción de asentamientos modelo, de mejores formas de producir, de sembrar, de enseñar y aprender, de vivir. Mi nombre es Roque Rodríguez. Estoy preso por luchar.


210

Desde nuestro rincรณn de lucha


211

arístides vera

M

i niñez fue solitaria. No fue muy feliz. Mis padres biológicos me abandonaron cuando tenía meses. Me dejaron bajo el cuidado de mis abuelos paternos, don Antonio y doña Nicolaza. Recuerdo la imagen de mi abuelo, combatiente de la Guerra del Chaco, bien campesino, chacrero, kokueséro. Lo recuerdo siempre trabajando, afilando sus herramientas de labranza, su azada. Le quitaba del mango y con un martillo de bola golpeaba el diente de la azada bajo un mazo cabezal de hacha pegado en un tronco. Recuerdo el sonido metálico de ese golpe, y a Lobo, nuestro perro, molestarse con ese sonido. Lobo sollozaba, hacía una especie de lamento que después se convertía en aullido. Recuerdo a Lobo aullando detrás de mi abuelo casi inmutable, concentrado en su trabajo. Don Antonio nunca pudo percibir su merecido sueldo, a raíz y consecuencia de eso murió de una enfermedad estomacal contraída en la guerra. Murió después de 2 años de sufrimiento agónico, a la edad de 62 años, pudiendo haber salvado su vida con un par de tabletas de pastillas si el Estado cumplía su rol como tal. A los 12 años, empecé a conocer los golpes y la fuerza del trabajo campesino. Nuestra chacra quedó con una fuerte deuda por los medicamentos y sepelio del ex combatiente Antonio Luis Vera, mi abuelo y padre a la vez. Mi nombre es Arístides. Mi origen es campesino. Mi sueño de libertad es que el campesinado tenga tierra, techo, salud, educación, accesibilidad a caminos para que sus productos sean más fáciles de comercializar. La libertad para mí es que toda mujer y hombre campesino tenga posibilidad de trabajar y vivir dignamente. Por eso he luchado durante toda mi vida y por eso me han encerrado. Soy un preso político. A los 14 años, a fuerza de mentiras, engaños y amenazas, el Partido Colorado forzó a afiliar a sus filas a este niño inconsciente. A la edad de 15 para 16, me arrearon de mi propia casa hasta el Servicio Militar Obligatorio, impuesto en aquel entonces por la dictadura del Partido Colorado. Doña


212

Desde nuestro rincón de lucha

Nincolaza, tuvo que quedar sola enfrentando las duras tareas rurales para lograr su sobrevivencia. Violada en su derecho de madre, al ser despojada de su único hijo y nieto sostén, como en aquel tiempo contemplaba el código militar. Volví después de 18 meses. A los 17 años participé en cursos de formación para líderes parroquiales durante un año en el Seminario de Caacupé. Abracé de lleno el servicio de catequesis, donde formaban a jóvenes y adultos en sus derechos y obligaciones cristianas y sociales. Me casé a los 24 años con una mujer que era hija de un franciscano, también perseguido por los mismos métodos educativos. Con ella, de nombre Regina Ygnacia Oliva Benítez, hemos tenido 6 hijos. Ya por la persecución de nuestros ideales, y por la pobreza en que vivíamos, decidimos mudarnos al departamento de Caaguazú en el año 90, un año después de la caída de la dictadura. Fuimos a una Colonia llamada San Carlos, en donde las necesidades y el abandono del Estado son impresionantes. Sin calles, sin electrificación, sin puesto de salud, sin agua potable. Los derechos de las personas ni se conocían por las autoridades. Había una tímida comisión vecinal en donde muy pronto se incorporó y logró organizar a la gente. En el 92, nos afiliamos a un órgano social llamado ARPAC, Asociación de Productores Agrícolas de Caaguazú, dependiente de la Federación Nacional Campesina (FNC). En el 94, participé activamente en la primera gran manifestación y movilización popular con más de 50 mil campesinos. Las luchas campesinas se agudizaron a medida que crecían la organización y la pobreza al mismo tiempo. Los gobiernos colorados de turno no encontraron mejor manera de golpear, que criminalizando la lucha y matando gente al mejor estilo de los colorados dictatoriales, que acabó de derrocarse por la propia organización campesina y el pueblo pobre. Son estos los motivos que nos hicieron pensar que es necesario crear una herramienta política para desde ahí continuar la lucha a la par con las organizaciones sociales. Fue entonces que en el año 98 me alisté a las filas del Movimiento Patria Libre, un movimiento basado en los principios ideológicos de defender los derechos violados de las clases marginadas, desde el punto de vista político. En el año 2002 participé como cofundador del Partido Patria Libre, desde donde comencé a sentir la persecución más violenta en propia carne. En el 2001 fueron secuestrados y torturados nuestros principales dirigentes, Juan Francisco Arrom y Anuncio Martí. En el 2003 fui cofundador del Movimiento Agrario y Popular (MAP) y fui electo por la Asamblea como


Memorias de una década de injusta prisión

Secretario de Educación Política. En el 2003 fui candidato de Junta Departamental por la lista 6, representando al Partido Patria Libre y miembro de la Dirección Nacional del Partido. Fui acusado y detenido en ese período, cuando por primera vez la izquierda paraguaya logró el 1% de los votos para el Congreso. Estoy preso por luchar por mejores días para el campesinado. Mi nombre es Arístides Luciano Vera Silguero. Soy preso político.

213


214

Desde nuestro rincรณn de lucha


215

Agustín Acosta

M

e encantaba tomar la leche recién ordeñada por mamá. Tiene un sabor único la leche recién ordeñada. Siempre vuelvo a ese lugar de mi niñez, es de lo más hermoso que tengo. Todos los días juntaba frutas de los árboles que rodeaban nuestra casa. Me trepaba a los árboles de naranja, mandarina y mango. Montones de árboles nos rodeaban. El sol se partía entre las ramas y las hojas. Y al final del día no faltaba la rueda de chistes de mis hermanos mayores. Qué tierra cálida la nuestra, qué fácil es quererla. Desde niño soñaba con ser locutor de radio. Extender la palabra. Ese fue un sueño cumplido. Fui locutor de radio durante 10 años en diferentes lugares. La radio nos transporta con la imaginación generada y estimulada con las palabras, los sonidos, la música. Quiero seguir luchando por mis sueños, por mis ideales de cambio fuera de esta prisión. Estando en libertad me gustaría ayudar a cambiar la conciencia de la sociedad, organizarme con todos aquellos que deseen vivir una sociedad distinta a la que vivimos hoy. Tengo 44 años. Soy paraguayo, nací en el seno de una familia campesina a 176 km. de la capital, al Este, en la ciudad de Caaguazú. Mi padre fue Epifanio Acosta Ojeda, oriundo de Caacupé. Mi madre fue Toribia González también de Caacupé. Mi padre durante la dictadura fue dirigente de base del Partido del dictador, se formó en la lucha contra la insurgencia. Somos una familia numerosa: tengo 9 hermanos, de entre los nueve una sola hermana. Yo soy el décimo. No tuve la oportunidad de terminar mis estudios secundarios por razones económicas, mi padre no podía seguir costeando nuestros estudios. A los 19 años, en 1991, por primera vez fui parte de una organización para jóvenes, fue en el campo religioso, el Movimiento Juvenil Franciscano, en donde me formé para líder grupal y en donde permanentemente discutíamos la realidad nacional.


216

Desde nuestro rincón de lucha

En 1992, a los 20 años, conocí a dos seminaristas que se fueron a formar a Brasil y luego vinieron a trabajar con nosotros. Vinieron muy influenciados por la Teología de la Liberación, muy difundida en Brasil. Junto a estos dos seminaristas organizamos un encuentro para jóvenes en la Semana Santa, ahí conocí a Osmar Martínez que en ese entonces trabajaba en la Pastoral Social Juvenil. Ese mismo año, a fines de noviembre, me invitan a formar parte de una misión pastoral ahí conocí a la hermana religiosa Francisca Andino. Me tocó la oportunidad de llegar por primera vez a un asentamiento campesino en ocupación, en donde teníamos que predicar durante 7 días. Esa fue una de las experiencias que más me conmovió. Experimenté la impotencia frente a tanta injusticia que veía ante mí. Este hecho me dejó marcado. En ese lugar estaba el reflejo de la realidad paraguaya, niños desnudos sin nada que comer, no tenían vivienda, no tenían cama. No había camino, solo selva y agua alrededor, porque estaba ubicado en medio de un lago artificial de la represa de Acaray. Durante los días que estuve en ese lugar no dejaba de asombrarme la pobreza en que vivía esta gente y la impotencia de no poder hacer nada por ellos, me causó tanto dolor. Sentí tanta indignación hacia las autoridades de mi país. Después, a mi regreso le comenté mi experiencia a Don José del Rosario Martínez, un ex miembro de las Ligas Agrarias Cristianas, quien fue brutalmente torturado en la dictadura. Él me explicó cómo funciona la sociedad. Gustoso acepté escucharlo, aprender de él. Me comentó de la existencia de un grupo político que estaba surgiendo en la capital en donde tenía también contactos la hermana Francisca Andino. En febrero de 1993 participé de un curso en la capital donde conocí a Juan Arrom y Anuncio Martí, ellos se encargaban de la formación junto a Bernardo Coronel. En ese entonces se trabajaba solo en la capital, cuando aún era Corriente Patria Libre. Ese mismo año comencé a trabajar con el Frente Estudiantil junto a Camilo Soarez, Rocío Casco y otros. Al mismo tiempo seguí trabajando con el Movimiento Juvenil Religioso. A fines de octubre y comienzo de noviembre se realiza el congreso fundacional del Movimiento Patria Libre donde participé activamente desde el sector juvenil estudiantil, llegando a formar parte de la conducción regional de mi departamento a los 21 años. Al año siguiente, 1994, se organizaba una de las movilizaciones más grandes después de la dictadura. Todas las organizaciones populares llegaban unidas movilizando aproximadamente cuarenta mil personas a la capital. El movimiento decidió que todos debíamos participar desde el Frente


Memorias de una década de injusta prisión

Trabajo que estábamos desarrollando el campesinado, los barrios y el sector estudiantil y juvenil. Me tocó una activa participación en toda la marcha, junto a los principales referentes del departamento de las organizaciones campesinas. Este mismo año se produce nuevamente una movilización nacional el 2 de mayo, con cortes de ruta en varios puntos del país. Me tocó conducir el acto en pleno corte de ruta. En aquella lucha resultó muerto un compañero joven de San Pedro, Sebastián Larrosa, en manos de la policía nacional. Todas estas situaciones me comprometían más en la lucha por la liberación, el corte de ruta se realizó en Caaguazú. Participé activamente con la hermana religiosa Francisca Andino. Con ella y una compañera del sector estudiantil, Sonia López, conducimos el acto. Trabajábamos juntos en el Frente Juvenil dentro del Movimiento Patria Libre. A finales de ese año fui electo coordinador nacional de la Juventud Franciscana (JUFRA), esto me permitió recorrer todo el país trabajando en la formación de los jóvenes desde la teología de la liberación. Al mismo tiempo iba asumiendo una postura política más firme en la tarea de formación. En enero de 1995, a los 23 años, iniciaba mi experiencia como conductor de un programa radial en una radio de mediana cobertura, la FM Centenario de la ciudad de Caaguazú. Esto me permitió generar mis propios ingresos para la tarea que venía desarrollando en el campo popular. Este mismo mes de enero asumía el cargo de Coordinador Nacional de la Juventud Franciscana. En el mes de octubre de 1995 participé de un encuentro latinoamericano de juventudes franciscanas en Chile que fue muy importante en mi proceso de formación, sobre todo por el intercambio de experiencias de lucha de jóvenes de toda Latinoamérica. Toda esta entrega me lleva a un roce con mi padre en el seno de mi familia, generando un alejamiento. Tomé la decisión de mudarme de mi casa a otra ciudad, ejerciendo la profesión de conductor de programas radiales. Representaba una dificultad a la hora de asumir las tareas que venía desarrollando en el campo popular, ya que la organización no contaba con los medios para ayudarme en esos momentos difíciles que me tocaba enfrentar. Como consecuencia, me alejé también de las actividades desde enero de 1996 y dediqué mi tiempo completo a la radio. En el 2001 retomé las actividades del movimiento Patria Libre, alejándome un poco más de las actividades dentro de la radio, no totalmente, sino dedicándole menos tiempo para poder activar nuevamente en el campo popular. Inicié un trabajo en los barrios de la ciudad de Caaguazú en la tarea de formación popular en horas de la noche, dos veces por semana, una

217


218

Desde nuestro rincón de lucha

experiencia muy rica que me fortaleció bastante para comprometerme con ganas nuevamente en la tarea de construcción de la herramienta política. En enero del 2002 fueron secuestrados y torturados Juan Arrom y Anuncio Martí. Esto generó una nueva coyuntura dentro del movimiento Patria Libre. En ese momento me encontraba viviendo en Vaquería, trabajando en una radio comunitaria generando debate permanente sobre temas relacionados a la realidad nacional. En marzo de ese año participé activamente en la Conferencia Nacional del Movimiento Patria Libre donde se decidió la constitución del Partido Patria Libre. Trabajamos desde ese momento para lograr dicho objetivo. Me incorporé a la Dirección Regional de Caaguazú para la campaña de afiliación. Concretamos el objetivo de afiliar a 14 mil personas para el mes de octubre. Me comprometía como miembro fundador del Partido Patria Libre, acompañando a los principales dirigentes al Tribunal Superior de Justicia Electoral de la Capital, Juan Arrom, Anuncio Martí, Osmar Martínez y varios otros. Fui candidato a la Junta Departamental para las elecciones generales del 2003. Asumimos con todo coraje el desafío que teníamos. Dentro de las tareas que me tocó desempeñar desde el 2002, puedo decir que asumí la tarea de construir un espacio de discusión con referentes ex miembros de la Federación Nacional Campesina, para conformar una organización gremial reivindicativa que después de muchos debates se pudo concretar en febrero del 2004 en la ciudad de Caaguazú. Formé parte de la conducción nacional en el área de la formación política e ideológica, tarea que venía desarrollando en estos últimos tiempos dentro del Movimiento Agrario y Popular, del cual soy miembro fundador. Participé activamente en los cortes de ruta en septiembre del 2004 en la conducción de la movilización dentro del Frente Departamental de Lucha por la Vida y la Soberanía durante 5 días en Caaguazú. Ese mismo año, en noviembre, integré otras jornadas de lucha en los cortes de ruta que nuevamente persistieron durante varios días con fuerte represión por parte de los organismos de seguridad. Desde enero del 2005 se inicia una feroz persecución contra los dirigentes del Partido. La Fiscalía General del Estado nos acusa de ser responsables del secuestro de la hija del ex Presidente de la República, Raúl Cubas. Asumí la tarea que me designan los compañeros del Partido de ser vocero de la organización ante la prensa, tarea que desempeñé a la altura de mis posibilidades defendiendo públicamente las actividades que el Partido venía desarrollando.


Memorias de una década de injusta prisión

Todas estas situaciones me han valido para estar hoy acusado de ser dirigente del Partido Patria Libre, porque he asumido con valentía la tarea revolucionaria de enfrentar la farsa y la infamia que ha creado la Fiscalía Paraguaya para hacer desaparecer al Partido Patria Libre. Soy Agustín Acosta González. Estoy muy orgulloso de mi origen campesino. Hemos dejado de vivir arrodillados ante el feroz enemigo que tenemos en frente. Aprendí que la libertad no se compra ni se negocia, se conquista en cada acto, en cada gesto que nos haga más humanos.

219


220

Desde nuestro rincรณn de lucha


Memorias de una década de injusta prisión

Basiliano Cardozo

S

omos nueve hermanos, tres mujeres y seis varones. Cuatro hermanos casi de la misma edad. Con ellos pase mi infancia. Éramos muy felices a pesar de la pobreza que sufríamos. Jugábamos mucho. Compartíamos lo poco que teníamos. Me acuerdo de un arroyo muy hermoso en donde cada verano íbamos a bañarnos, roiseguimi va’erã pe ysyry (teníamos que seguir el agua de la cascada). Ahí jugábamos y también pescábamos pira’i (pececitos) para nuestra cena. A los nueve años ya empecé a trabajar en la chacra con mi papá, éramos pobres y teníamos que ayudarnos entre todos. A los trece años terminé mi sexto grado y ya no pude seguir con mi estudio por problemas económicos. Me llamo Basiliano. Soy dirigente campesino, preso político. Cuando salga de esta cárcel, me gustaría volver a mi tierra, caminar por el campo, recorrer los arroyos, escuchar el canto de los pajaritos, volver a ver a mi familia, a mis amigos, a mis compañeros. Y seguir luchando por mis ideales. Mientras haya desigualdad no puede haber libertad. Solo juntos podemos construir la libertad. Nací el 27 de noviembre de 1969 en la Colonia Genaro Romero del Departamento de Caaguazú, República del Paraguay. Hijo de Modillón Cardozo y de Lucía Jiménez. Nací y crecí en una familia campesina y humilde, labradora de la tierra y muy religiosa. A los 10 años de edad ya conocía las duras tareas del trabajo en la agricultura, por la acuciante situación económica a nivel nacional generada por el poder dictatorial, de la que mi familia era presa. Apenas terminé mis estudios primarios, debí empezar a colaborar con las tareas del trabajo. A los 15 años de edad me incorporé a la tarea religiosa como catequista durante 10 años. Allí reforcé el aprendizaje familiar de ser solidario con los más débiles y de amar a los oprimidos. A los 18 años integré, como dirigente de base, una organización campesina CODAA, con el objetivo de lograr una vida mejor.

221


222

Desde nuestro rincón de lucha

Después de la caída de la dictadura en 1989 se inició la apertura a la democracia. El pueblo paraguayo tenía mucha esperanza de una patria mejor, sin embargo, desde la dictadura hasta hoy los sucesivos gobiernos son solo pseudodemocracias que ha tenido Paraguay. En 1993 pasé a ser miembro de la Federación Nacional Campesina (FNC) y desde 1994 comenzaron grandes movilizaciones campesinas, luchando por varias reivindicaciones, repudiando la política entreguista y vendepatria del gobierno, así sucesivamente hasta 1997. En toda esta lucha, he participado junto a mis compañeros, como dirigente, enfrentando a la fuerza pública de los distintos gobiernos que vinieron a gobernar en contra del pueblo. En 1999 ocurrió la masacre conocida como “Marzo Paraguayo”. Asesinaron primero al Vicepresidente Luis María Argaña y posteriormente a nueve compañeros, en manos del gobierno de Raúl Cubas Grau. En las movilizaciones de aquellos días, también he participado desde mi lugar de dirigente campesino. A pesar de las luchas de todos los sectores sociales y especialmente del campesinado, en este proceso por una sociedad más justa y equitativa, aumentaba la pobreza, la falta de salud pública, la mortandad infantil, la cantidad de campesinos sin tierras, niños que amanecen bajo la intemperie de la ciudad. Esta situación es la que me convence de formar parte como miembro del Movimiento Patria Libre en el año 1999. He comprendido que si no luchamos por un poder político para cambiar la estructura política, económica y social, desde la perspectiva de nuestro pueblo, es imposible revertir la situación. Desde este contexto hemos luchado bastante para construir y consolidar una herramienta política hasta que logramos inscribirnos como Partido en el registro electoral. En el año 2002, sucede el secuestro y tortura de los principales dirigentes de nuestra nucleación, Juan Francisco Arrom y Anuncio Martí. Es porque este Partido ha crecido dentro del seno popular acompañando en todas las luchas a los movimientos sociales, concientizando la necesidad de construir un poder popular, democrático y revolucionario. En el 2004 pasé a conformar la Dirección política nacional del Partido. En el 2005 comenzó una nueva oleada represiva contra los principales referentes de nuestra organización por parte del gobierno fascista de Nicanor Duarte Frutos, con la clara intención de liquidar a nuestro Partido, situación que me obligó a ausentarme de mi hogar durante 2 meses, enero y febrero de 2006, por las permanentes amenazas de secuestro y muerte que hacían los escuadrones de la muerte del Partido de gobierno, y por las amenazas contra nuestra organización del propio Presidente de nuestro país.


Memorias de una década de injusta prisión

Por esta razón he recurrido al tratado internacional, buscando protección a mi integridad física, solicitando refugio político al gobierno de Argentina el 20 de Marzo de 2006. El 2 de Mayo del 2006 fui detenido por la policía Interpol. Y mi detención, creo que solamente puede ser explicada por mi coherencia en la lucha por una sociedad sin oprimidos ni opresores.

223


Profile for Conamuri Kuñanguéra

Desde nuestro rincón de lucha: Memorias de una década de injusta prisión  

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded