__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

FUNDACIÓN CENTRO DE ESPIRITUALIDAD JUDÍA

MISHKÁN

‫משכן‬

‫שנה טובה‬ 5781 - ‫תשפ׳א‬

REVISTA DE DISTRIBUCION GRATUITA EN LA FUNDACION C.E.J. MISHKAN AÑO 5781 - 2020


đ&#x;‘†

Hacer clic acĂĄ


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Mishkán

‫ב״ה‬

Fundación Centro de Espiritualidad Judía Congregación del Judaísmo Reformista Fundado por el Rabbí Reuben Nisenbom

Rabinato

Indice

Rabbí Reubén Nisenbom

Principios de Mishkán....................................................................................................... 4

Rabino Adjunto Diego Elman

Mensaje del Presidente y Rabino: Iamim Noraim 5781.......................................... 5 Y serás una bendición....................................................................................................... 7 Los tiempos cambian pero no la esencia................................................................... 8

Comisión Directiva

Foto del rabino entre piedras de jerusalem.............................................................. 9

Presidente Rabbí Reubén Nisenbom

Los textos ocultos............................................................................................................10

Vicepresidente 1° Diana Akawie

Mi vida como alumno del Instituto Rabínico..........................................................12

Vicepresidente 2° Gustavo Goldschein

Nota al Rabino Diego Elman.........................................................................................14

Secretaria Susana Polisecki de Kelmanowicz

Poesías.................................................................................................................................17

Pro Secretaria Carla Goldschmidt Tesorero Ricardo Rotholtz Pro Tesorero Leonardo Cupcham Vocales Daniela Najmias Sandra Graizer

Abrir la mano....................................................................................................................11 Éxitos y fracasos................................................................................................................13 Un día el mundo cambió...............................................................................................16 El Cholo : Historia de gauchadas y de Mitzves!!!!...................................................18 Mejoras edilicias...............................................................................................................21 Si te lo perdiste o queres volver a verlo....................................................................33 Ordenación del Rabino Diego Elman........................................................................34 Cómo Celebrar las Fiestas en Casa..............................................................................36 Agradecimientos Especiales.........................................................................................39 Recetas................................................................................................................................41 LUAJ 5781- 2020/2021 Ritual Reformista...............................................................48

Asesora Legal Liliana Grinberg

Diseño del Anuario Ezequiel Chernitsky

FUNDACION CENTRO DE ESPIRITUALIDAD JUDIA Mcal. Antonio Sucre1420/24 (1428) - Ciudad de Buenos Aires Tel./Fax: 4781-4070/77 e-mail: secretaria@mishkan.org.ar

Un profundo agradecimiento a todos aquellos que han participado con sus ofrendas y artículos para que esta revista sea posible. Las expresiones e ideas de los columnistas de las notas y artículos no reflejan necesariamente la visión ideológica de Mishkán. 3


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Principios de Mishkán El Centro de Espiritualidad Judía Mishkán fue fundado el 4 de Abril de 1992 por el Rabbí Reuben Nisenbom, quien pertenece a la CCAR. Nos definimos como ‫ מבקשי דרך‬, mevakshei derej, buscadores del camino en una Javurah conformada por un maestro y alumnos sin propuestas dogmáticas ni con verdades absolutas. El concepto de Torah aparece como eje y centro inspirador del judaísmo progresista como impactante fuerza espiritual en delicado equilibrio entre la Tradición y la Autonomía. Desde nuestro ritual en nuestro Templo Heijal Hakodesh, inaugurado el 27 de agosto de 2000 con sus servicios de Shabat y Jaguim, y las ceremonias religiosas del ciclo de vida judía, seguimos los lineamientos del judaísmo reformista para dar respuesta a las necesidades de religiosidad y espiritualidad de judíos y matrimonios mixtos disconformes con otras corrientes de pensamiento judío más rígidas y dogmáticas en su concepción religiosa. Mishkán es una fundación con los siguientes objetivos: 1. Promover y reforzar la identidad espiritual y religiosa judía desde la riqueza del Judaísmo Reformista, con una visión humanista pero a su vez trascendente, a través de los valores éticos, el mensaje de la profecía hebrea y las enseñanzas del misticismo judío con sus símbolos y textos sacros que permitan el desarrollo creativo de tal identidad espiritual judía. 2. Hacer que cada participante de Mishkán se sienta actor, copartícipe y servidores del proceso de Tikún Olam para ayudar a la sociedad en el nombre del pueblo judío a crear situaciones de compromiso solidario y ético para los que más necesitan ayuda y en el proceso transformador de una sociedad con ciudadanos, comprometidos con el espíritu al diálogo, justicia, justicia social y paz. 3. Promover nuestro enriquecedor aporte de la cultura y civilización religiosa y espiritual y reformista judía a la sociedad argentina con el objetivo de tomar conciencia de la importancia para todos los ciudadanos de que una sociedad será más libre y democrática cuanto más pluralista sean su accionar y pensamiento. 4. Promover el diálogo ecuménico con otros credos religiosos y con grupos no religiosos afines con la ideología de Mishkán en cuanto a la libertad de pensamiento. 5. Promover el diálogo con otras instituciones hermanas judías que compartan con nosotros el ideal de una dirigencia que sea pluralista respecto de las diferentes corrientes religiosas o laicas del judaísmo en la Argentina; nuestra identificación con los ideales del sionismo y de la centralidad de Medinat Israel como centro cultural, espiritual e histórico del pueblo judío y de la importancia de Jerusalem como foco de irradiación espiritual y el apoyo al desarrollo más pleno del judaísmo progresista (reformista) en Israel.

4


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Mensaje del Presidente y Rabino: Iamim Noraim 5781 El rabbi de Berdichev llamo al sastre, en el Erev (víspera) Yom Kippur y le dijo: Se que anoche tuviste una conversación con Dios, el sastre le contesto q efectivamente así fue. El rabbi le preguntó sobre que habían hablado; el sastre contestó: Yo le dije: Ribbono shel Olam (Señor del Universo) te confieso pecados que he cometido éste año: no siempre me lave las manos ( netilat yadaim ) antes de comer en la casa de no judíos, no siempre devolví los retazos de las telas q me dieron para la confección, varias veces no dije las oraciones con la devoción debida y me distraje con otros pensamientos, ni siempre dije la verdad, y estos son mis pecados. En cambio, Tu dejaste tantas veces hijos sin padres y padres sin hijos, no siempre le otorgaste comida a los hambrientos, ni interviniste para que cesara un pogrom contra nuestro pueblo, y estos son tus pecados. Qué te parece si hacemos un trato: yo te perdono a Ti, y Tu me perdonas a mi. El Rabbi de Berdichev le gritó fuera de si, ”eres un insensato!!! entiendes lo que eres: un insensato!!. Lo retenías a Dios un poco más con tus argumentos y lo obligabas a enviar al Mashiaj para la Redención final!! “El rabbí de Berdichev nos arroja a la palabra Teshuvá como “reconciliación”, es decir, tener el coraje de atreverse a reconciliarse con la vida, que es ese misterio que llamamos Dios. Nos reconciliamos con los otros, no para justificarlos, sino a veces sólo para comprender que no pueden hacer otra cosa en la vida. Para el rabbí de Berdichev la reconciliación se resignifica como “perdón”. Por el perdón desmonto la armadura de mi personalidad y dejo de ser prisionero atrapado por el otro enemigo, real o imaginario, que me envenena, llena mi existencia de odio y amarguras y con eso vacía mi energía creativa y erótica. El rabbí de Berdichev nos arroja también a la palabra de redención o salvación que significa que necesitamos que venga el Mashiaj. Un rebe jasídico va al cielo y llama a la puerta del mesías y le pregunta por qué demora tanto en venir si lo necesitamos. El mesías le responde “No es a mí a quién ustedes esperan, lo que esperan es tener salud, seguridad económica, amores, felicidad”. El rebe enfurece y le dice: si no puedes resolver los problemas humanos, entonces no es a ti a quien estamos esperando. Pero cuando el rebe retorna a la tierra le dice a sus discípulos: “Está prohibido desesperar y a partir de ahora comienza la verdadera espera del Mashiaj”. Si nosotros somos fuertes, humildes, sinceros y con coraje sensitivo el Mesías vendrá cada día ya que el Mashiaj no es otro sino cada uno de nosotros y todos los seres humanos. El Mesías no nos salvará de la muerte. Pero nos salvará del hastío, de la mediocridad y de la rutina. Si nosotros lo esperamos es porque él también nos espera a nosotros. Si él nos salvará será solo porque nosotros también debemos salvarlo, al salvarnos. El Mashiaj es el misterio entre un hombre y otro, el misterio entre un hombre y él mismo. El día que cada uno deje de considerar a su vecino un extraño y a él mismo como otro extraño, será porque le estamos dando la bienvenida al Mesías que todavía no llegó pero que llegará porque lo esperamos cuando nos esperamos, no ya como extraños sino como hermanos en el asombro del misterio de la vida. El rabbí de Berdichev le recrimina al sastre porque no lo retuvo a Dios, porque lo dejó ir. Pero Dios sólo puede ser retenido en el encuentro genuino entre dos seres. Sólo puede ser retenido cuando amar a Dios significa amar a las criaturas de su mundo y al planeta. Dios no puede cumplir su obra sin nosotros. Él nos tiene que retener también a nosotros. Están borrachos y no saben que cada uno es el Mashiaj. No saben como habitar las palabras como perdón y reconciliación. Buber cuenta sobre dos borrachos en una taberna. Uno está llorando y le dice al otro: “ me amas?” “El otro le responde: “ Que pregunta tan tonta me haces!!. Como no te voy a amar si eres mi mejor amigo“. El que lloraba le contesta: “Mientes, desgraciadamente mientes, porque si de verdad me amaras, sabrías que está pasando en este instante en mi alma” El amor entre ambos, que es el amor de Dios expresado a través de los seres humanos, se ve con más claridad cuando hay pasión de artistas para hacer de la vida una obra de arte Yo sé, que el sastre somos cada uno de nosotros, en el me veo, te veo y veo a los otros. Sastre, que somos cada uno de nosotros, te pido que la próxima vez, trata de retener a Dios, para que la redención del Mashiaj llegue, no solo para mi ni para vos sino para Israel y para toda la humanidad, para reconocer que el valor del perdón no es más que la reconciliación con uno mismo, y que es lo que nos permite ni destruirnos a nosotros mismo por el las broncas y odios que nos esclavizan, ni destruir a los otros ni a la naturaleza. Y si no vuelves Sastre, a retener a Dios, te prometo que te señalaré allí donde estes, y hasta no lo dudes porque te llamaré por tu propio nombre que se que es Mashiaj.

Leshana Tova Tikatevu Un abrazo enorme

Rabbí Reubén Nisenbom Presidente

5


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Y serás una bendición "Que puedas vivir para ver tu mundo completo, que tu destino sea para los mundos que aún están por venir. Y que puedas confiar en las generaciones pasadas y en las futuras. Que tu corazón esté lleno de intuición y tus palabras de sabiduría. Que tengas siempre canciones de alabanza en tu boca. Y que tu visión sea un camino derecho que se abre delante tuyo. Que tus ojos brillen con la luz de las palabras sagradas y que en tu cara se refleje el brillo del cielo" Del Talmud, Tratado de Berajot, 17a. Esta hermosa bendición es la que, según nos cuenta la Guemará hace unos mil quinientos años, decían los discípulos de Rabí Ami a aquellas personas que habían visitado la casa de estudios y que regresaban a sus lugares de origen. En primera instancia, podríamos hablar de expresiones de deseos: vida plena, mundo venidero, realización, trascendencia, tradición, legado, luz. Sin embargo, el acto de bendecir implica mucho más que una expresión de deseo: es, fundamentalmente, un acto de fe. Por ejemplo, en todos los momentos importantes del ciclo de vida judío y sus ritos de pasaje está prescripto que haya comida y bebida. En los rituales del nacimiento, como el brit milá o el nombramiento de un hijo o una hija; en el pasaje a la adultez —el bar o bat mitzva—; en el nacimiento de la familia —la jupá— e incluso, en el duelo, siempre debe haber algo para comer y beber. ¿Por qué? En realidad, la comida es una excusa. Un medio para lo más importante: se suele bendecir el alimento antes de llevarlo a la boca. Entonces, no bendecimos para comer, sino que comemos para bendecir. Lo hacemos en las alegrías, para no dar por sentado que si la fortuna golpea nuestra puerta es solo por el propio esfuerzo, sino porque también el Cielo intervino para que eso sucediera. Y también en los momentos tristes nos obligamos a hacerlo porque no son situaciones en las que las brajot fluyan desde nuestro ser como un manantial, sino todo lo contrario. Entonces, bendecir se transforma en una manera de atraer lo bueno hacia nosotros. Sin embargo, la brajá no es solo una carga positiva en los labios para que la energía que nos rodea se transforme para bien. Va más allá. Brajá viene de la raíz B(et) R(eish) K(af ), que significa “rodilla”. Se refiere a la práctica de flexionarla y hacer una reverencia como signo de respeto. Es el ser humano el que bendice, invocando a Dios como fuente. Cuando el ser humano pone en sus labios una brajá lo que hace es expresar asombro y maravilla. Según nuestros Sabios, debemos esforzarnos por decir al menos cien bendiciones al día. Ello significa reconocer, además de la existencia del Creador, la posibilidad, una y otra vez, de transformar lo negativo en positivo, lo exiguo en generoso, la escasez en abundancia. Pero lo esencial no es bendecir. En la Torá leemos que Dios le dice a Abraham: “Y haré de ti una gran nación y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás una bendición”. Lo fundamental no es decirla, sino convertirse uno mismo en ella. Es el desafío más grande y a la vez más accesible. Más grande, porque el efecto que produce en el mundo es gigante. Y más accesible, porque no se trata de acciones impracticables ni de milagros imposibles de alcanzar. Convertirse en brajá implica vivir tratando de hacer lo correcto, de esforzarnos por llenar nuestra vida de luz al encender el mundo con pequeñas pero significativas buenas acciones. “No está en el cielo ni más allá del mar” nos dice la Torá. Está tan cerca de nosotros como lo permitamos. Así, en cada paso estará Dios con su fuerza y su compañía. Del mismo modo en que no podemos verlo directamente, pero sí a través de la huella que deja su paso por el mundo, serán nuestros buenos actos lo que dejaremos como testimonio para las generaciones venideras. Quiera Dios que este nuevo año nos encuentre cada vez más íntegros, más amorosos y con mucha fuerza para reconocer y multiplicar con alegría las bendiciones que recibimos a diario. Tizkú leshanim rabot. Shaná Tová Umetuká.

Diego Elman Rabino Adjunto

7


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Los tiempos cambian pero no la esencia Cuando hace ya tres años nacía el Instituto Iberoamericano de Formación Rabínica Reformista, que tuve el honor de presidir en el primer mandato en nombre de Mishkán, entendimos que al estar sus alumnos y docentes en distintos países, debíamos ser pioneros en desarrollar programas de educación a distancia, poniendo toda nuestra imaginación en cambiar el paradigma de lo supuestamente imprescindible que se suponía era el aprendizaje presencial en un solo edificio. Tal vez la flexibilidad en buscar caminos creativos vinieron de tantos años como miembro de esta comunidad, que como su propio nombre lo indica -y nos lo enseñara nuestro Rabino Fundador y Presidente Reubén Nisenbom-, es una construcción que se arma, se desarma y se rearma con pragmatismo y se adapta a la realidad de los tiempos. Así aprendimos a hacerlo en Mishkán. Cambiando en las formas, según lo que nos proponen los desafíos que se nos presentan, pero no en los valores intactos de un judaísmo humano y trascendente. Con este espíritu es que en los primeros días de marzo, cuando veíamos el avance mundial de la pandemia de covid-19 fuimos tomando inmediatamente nuevos caminos para seguir no solo conectados sino contenidos. Nos pudimos adelantar a las restricciones transmitiendo por redes sociales el Kabalat Shabat antes de las medidas de aislamiento y habilitamos la secretaría en forma remota sin dejar de estar en comunicación ni un solo día. Nuestros cursos comenzaron de manera online, la acción social se transformó en viandas, campañas como la de recolección de juguetes en el día del niño, que nacen a partir de la colaboración de muchos voluntarios desde sus casas o la atención psicológica gratuita tan necesaria para quienes más están sufriendo este tiempo. Fuimos reorganizándonos de acuerdo a cada etapa de este proceso que continuará y que deseamos pronto nos permita reunirnos como más nos gusta y abrazarnos nuevamente no sólo a la distancia. Nuestra gente ha respondido afectuosa y responsablemente para poder sostener Mishkán y todas sus obras y estamos verdaderamente agradecidos. Con todos los desafíos que plantea esta época, sigamos construyendo juntos.

Ricardo Rotholtz Tesorero de Mishkán Secretario IIFRR

8


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Foto del rabino entre piedras de jerusalem me mira el rabino en la foto que miro se nombra -yo soy ese viejo rabino- que posa en pasaje de día entre piedras de jerusalem se mira el rabino en la foto -azul la mirada- extraña las piedras de jerusalem conversa con dios - imán del misterio- pregunta a las piedras que encierran en ese pasaje el cuerpo del viejo rabino en el niño que mira al rabino que posa sus ojos -celeste mirada- pregunta al abismo en las piedras de jerusalem miradas que presienten las piedras que cercan al rabino que mira el pasaje de uno -entre muros- paisaje de piedras de jerusalem la piedra que oculta no olvida -no puede olvidar- el rabino le dice si yo te olvidara mi mano mi lengua recuerdan los días de piedras de todos los días de jerusalem las letras que esconden vocales -matices del misterio- pronuncian el nombre -reubenel rabino entre piedras textura del nombre en arrugas que toca los quiebres que escuchan las piedras de jerusalem las piedras sonoras le hablan con voces lejanas con ecos de voces de padre en relatos de madre en el canto -infancia del chaco entre charcos- las piedras tocan su chaco en jerusalem soledad del rabino -de la piedra- de la vieja jerusalem que respira en en el soplo de un clarinete que cambia los días las horas el instante en la raja –abismo- de luz que captura la imagen helada en la foto que miro - más allá lo real- al rabino entre piedras de jerusalem el rabino regresa a las piedras recuerda de lejos olores de días de verde de dátil de casa en rehavia verde jardín en jerusalem las piedras testigos de dios travestidas en ojos celestes del viejo rabino -mirada en espejo del niño rabino- con piedras arpegios de risas el llanto susurra la melodía habita en los ojos testigos del ritmo del joven rabino en jerusalem las piedras sonoras comparten violines en cuerdas trompetas de viento –shofar- en el cuerpo del rabino –instrumento que captura la cámara- en la sonrisa que sabe -no sabesí sabe- conflictos de hijos que marchan -cine mudo- a la guerra entre piedras el rabino camina mira el tiempo en la imagen fijada entre piedras del tiempo que mueve el eco de voces que evocan construyen el tiempo de piedras en jerusalem entra en escena el rabino –antes del alba- entre sombras -no sabe que posa- sí sabe que alguien un día -hoy- escribe versos que miran escuchan sonidos de voces la voz del rabino de padre en relatos de madre en el canto de chaco lejano de tiempo en miradas foto- ilumina la luz los pies del rabino -versos rabino piedras- que alteran el orden de voces fronteras porosas de solos de scherzo –shofar- entre piedras que ríen al ritmo del alba en jerusalem la sombra preludia tormenta en los graves de vientos de ojos celestes que vibran en cielos de jerusalem ecos de voces de víctimas de verdugos de monstruos de santos que rompen el horizonte que fracturan la danza que esconden al otro en las grietas de piedras que guardan el nombre -entre siete- que nombra el ángel que viaja que lleva a su chaco el mensaje de dios que arranca ese niño –reuben- el angel que nombra al rabino lo trae al paisaje de piedras que danzan el pasaje de instante que ve quiere verse otra vez en la foto que vio jerusalem ese niño que busca que pierde transgrede que inventa un mundo real que se lanza a las piedras que ahora interrogan al rabino que espera se aleja se acerca se ausenta en las almas de letras que detienen su paso en la foto en que posa en jerusalem entre almas el sueño del niño -itaca de ulises- jerusalem canta al rabino el aire que moldea la forma de piedras - foto- momento de encuentro de piedras que mueven el tiempo –eterno- entre letras la mirada del niño que sueña al rabino que invoca entre piedras otra geometría -inmóvil móvil- fragmentos yerushalaim

Lilí Grinberg

9


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Los textos ocultos Hay palabras que, al releerlas, preferiríamos no haber escrito nunca. ¿Cuántas veces nos enfrentamos a un texto propio, de cualquier tenor que sea, y nos preguntamos “¿Cómo puede escribir esto?”. Y es que los textos nos reflejan. Esas mismas palabras que en algún momento nos parecieron significativas y válidas para ser publicadas (sea en un libro, una carta o un simple posteo en redes sociales), hoy quisiéramos borrarlas, esconderlas. De alguna manera, queremos alejarnos de esa imagen que hoy vemos de nosotros mismos. El tiempo, las condiciones, las circunstancias y las experiencias nos hacen ver todo con otra perspectiva, que nos hace cuestionar nuestro antiguo “yo” a través de nuestros escritos. Pero ¿qué nos pasa cuando esas palabras son nuestras, pero no propias? ¿Qué podemos hacer cuando esos textos, de propiedad colectiva y a los que queremos aferrarnos e identificarnos, nos producen rechazo? El Tanaj, nuestro libro central, el que nos marca como individuos y como pueblo, el que nos imprime una marca de identidad, cumple con esta característica. Versículos enteros que hoy los encontramos, por lo menos, problemáticos. ¿Cuál podría ser nuestra postura, como comunidad, ante esos textos? ¿Acaso debemos negarlos? ¿Esconderlos? ¡Imposible! Toda palabra escrita tiene la terrible consecuencia de la perdurabilidad. No puede ser negada o escondida. Por más y mejores esfuerzos que uno haga, ella encuentra la forma de emerger nuevamente a la luz. Entonces… ¿no sería mejor enfrentar esos mismos textos? Releerlos, criticarlos, analizarlos, interpretarlos y reinterpretarlos. Muchas veces este ejercicio está hecho para “hacerle decir al texto lo que no dice”, pero es importante confrontar y pelearse con eso que sí dice, aceptarlo como tal, reconocer que hoy, en nuestros días, con nuestras ideas, no podemos acordar con esas palabras. Y está bien que eso suceda. Es sano, es liberador y es, si lo miramos bien, una teshuvá: un arrepentimiento colectivo. La Torá no se sacraliza manteniéndola intocable. Muy por el contrario, en el hecho de hacerla propia, actual, cuestionada y confrontada, le damos el carácter sagrado de que sea parte de nuestras vidas y de nuestro encuentro –personal, único- con la Divinidad. ¿Podemos seguir tomando a nuestros libros como aquellos que nos representan a pesar de que muchas de las cosas que dicen nos parecen inaceptables? Yo creo que sí y que en el hecho de reconocer esas

diferencias, hacemos del nuestro un judaísmo vivo y dinámico. Este ejercicio de aceptar lo que nos molesta en un texto y enfrentarlo, reconociéndolo como algo que ya no nos representa es otra forma de ver el proceso de teshuvá personal. Así como en las palabras, nuestras acciones pueden llegar a incomodarnos, a dolernos. Tampoco en este caso es conveniente ocultar o tapar lo sucedido. Saberlo y reconocerlo, comprendiendo que incluso una acción banal puede herirnos o herir a algún otro, nos da la posibilidad de reparar, de enmendar. Cuando Rambam en su Mishné Torá, nos habla de las normas de Teshuvá (el arrepentimiento), enfatiza la importancia de la sinceridad al reconocer el error. Si bien él habla de que uno debe “distanciarse excesivamente de aquello por lo que pecó, para que su nombre sea cambiado, como diciendo: ‘Ahora soy otra persona, y no la persona que cometió esos pecados’". Creo que podemos interpretar ese cambio de nombre no de forma literal sino como “limpiar nuestro nombre” o adquirir un buen nombre a través de la teshuvá real. Al enumerar quienes bloquean el camino a la teshuvá, hace referencia directa a aquel “…que desprecia la crítica porque él, de hecho, no dejó camino abierto para el arrepentimiento, ya que es la crítica la que engendra arrepentimiento”. La mirada del otro nos condiciona, nos interpela, nos exige. Pero nos cuesta poner nuestra mirada, igual de inquisitiva, sobre nosotros mismos No se repara escondiendo lo sucedido o negando la realidad. La forma más honesta y sincera es reconociendo el error, enfrentando la incomodidad de lo realizado y abriendo el espacio para un sincero pedido de perdón. Que este año que iniciamos, nos encuentre mejor predispuestos a enfrentar nuestras acciones con ojo crítico y espíritu reparador. ¡Shaná Tová!

Regina y Angel Schindel

10

Edy Huberman Estudiante del nivel superior (Rabanut) del Instituto Iberoamericano de Formación Rabínica Reformista


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Abrir la mano El año que estamos dejando fue atravesado transversalmente por una pandemia a nivel global. Esta crisis nos golpeó física y emocionalmente, pero también golpeó la economía de gran cantidad de familias que sufrieron una merma importante en sus fuentes de ingresos que en muchos casos quedaron reducidas a nada. La nueva normalidad nos hizo replantear, modificar y reinventar la forma en que nos movemos, estudiamos, trabajamos pero, principalmente, en cómo nos encontramos unos con otros. Y a pesar de que ese encuentro quedó acotado por medidas de protección variopintas, hubo voluntad de toda la familia de Mishkán en ayudar a quienes están teniendo serias dificultades para ganarse el sustento o poder tener abrigo. ¨Sin embargo, si hay un necesitado entre ustedes, uno de sus hermanos en cualquiera de sus asentamientos en la tierra que el Señor su Dios les da, no endurezcan su corazón y cierren su mano contra su hermano necesitado. Más bien, deben abrir su mano y prestarle lo suficiente para lo que necesite¨ Deuteronomio 15 (7;8) La acción social realizada por todos los voluntarios de la comunidad de Mishkan y los ajenos que se han sumado, aunque no pertenezcan a nuestra comunidad, ya sea cocinando viandas o haciendo aportes de dinero para compra de alimentos, hizo posible que muchas familias pudieran mitigar la necesidad con un plato caliente en sus mesas. Además, recibimos muchas donaciones de ropa. Llegando Rosh Hashana, por lo general, organizamos la típica cena familiar, pensando qué cenaremos, cómo vamos a vestirnos y, hasta antes de la pandemia, también nos preparábamos para recibir invitados. Nuestro patriarca Abraham hizo de la hospitalidad un don distintivo. Para dimensionar el esfuerzo realizado por los voluntarios, es como si cada uno de ellos desde mayo hubiera sentado a su mesa a una persona por día a comer. Se pudieron entregar más de 2500 viandas de comida, cientos de bolsos con ropa de donación y muchos juguetes en la campaña del día del niño. La palabra tzedaká solemos traducirlo como “asistencia social” y la asociamos directamente a caridad. Este término comparte su raíz hebrea con la palabra tzedek ‫צדק‬, que significa “justicia”. Por lo que hacer tzedaká no es hacer “caridad” sino hacer justicia. Una de las formas de escribir la palabra amigo en hebreo es ‫( ייד‬Yadid) dos veces la palabra ‫( די‬mano). Es una linda metáfora de la unión de la mano de quien da y quien recibe. Antiguamente el agricultor para sembrar iba caminando detrás del arado y tomaba las semillas de su alforja y las arrojaba al surco. Tomaba esas semillas y, abriendo su mano, las dejaba caer sin saber quizás si germinarían. En nuestro caso, es dar sin saber exactamente quién recibe y sin saber si esta semilla dará frutos pero, de mí experiencia, les puedo asegurar que sí los da. Quiero agradecer a nuestros queridos Rabinos Reuben Nisembon y Diego Elman la oportunidad de poder ser el nexo entre todos los que tienen el deseo, las ganas y el amor de colaborar y quienes reciben esa muestra de amor hecha vianda, donación, abrigo, etc. Tuve el regalo de ver las caras de felicidad de todos los que se sumaron a los distintos proyectos solidarios. Esa ganas y alegría que transmite todos los que colaboran, son parte fundamental que nos debe motivar a seguir haciendo crecer estos proyectos. Todos los jueves, al entregar las viandas y las distintas donaciones, veo también las muestras de agradecimiento de la gente del comedor, que son los que están todos los días en contacto con quienes necesitan. Desde hace 5 meses, todos los jueves tengo sonrisas multiplicadas a la mañana: de los que dan y los que reciben. Es muy reconfortante y poder actuar de nexo entre unos y otros. Les aseguro que empiezo mucho mejor el día. Nos deseo a todos como comunidad comprometida, que en este año que comienza, sigamos abriendo la mano sin que importe cómo, ni a quién, ni dónde. Este sencillo acto de amor, de guemilut jasadim, de encuentro con el otro, quizás transforme un mal presente en un buen futuro, para nosotros y para quienes nos rodean. Pablo Cancellieri Voluntario Acción Social

Shaná Tová Umetuká!

Shaná Tová Umetuká para la Comunidad Mishkán Familia Cheja

11


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Mi vida como alumno del Instituto Rabínico Hace aproximadamente dos años tome la decisión de inscribirme en el Instituto Iberoamericano de Formación Rabínica Reformista. En un comienzo solo motivado con la idea de encontrar un espacio de estudio acerca de mi tradición; pero, finalmente, convirtiéndose en mucho más que eso. Hoy, luego de casi dos años, puedo decir que comenzar mis estudios rabínicos aquí ha sido una de las mejores decisiones que podría haber tomado; no solo desde el punto de vista académico, motorizado por las materias cursadas como Torá, Profetas, Halajá, Tefilá, Filosofía, Historia, Fuentes o Hebreo, sino también por los docentes y por los compañeros de cursada que me ha tocado tener. Tengo la oportunidad de cursar diariamente con compañeros de distintos lugares del mundo: España, Brasil, Argentina, Chile, Perú e incluso Bélgica, cada uno con su historia, historias y particularidades de este modo haciendo que a las materias teóricas se les sume un rico intercambio entre compañeros acerca de las distintas cuestiones vinculadas al mundo judío en distintos países y regiones, aportando distintas miradas, costumbres, perspectivas e ideas. La modalidad de estudio a distancia de las materias ha permitido que en el contexto mundial actual de pandemia no solo la cursada no se viera interrumpida sino que desde el punto de vista de los alumnos nada de nuestra rutina en relación al Instituto se haya modificado sustancialmente. Ser alumno del Instituto también implica un compromiso constante con el estudio; demanda horas de cursada diarias y además requiere de muchas horas de estudio que necesitan de apoyo familiar para poder cursar desde casa y tener el espacio para poder desarrollar el estudio comprometidamente. Todos los alumnos esperamos que sean los Kinusim (Encuentros presenciales de todos los alumnos del Instituto de los distintos niveles de varios días de duración) que se realizan en forma bianual. En estos encuentros no solo compartimos largas jornadas de clases, estudio y aprendizaje sino que tenemos además la oportunidad de conectar tanto con compañeros como docentes en forma presencial para nutrir aun más nuestra experiencia de estudio desde perspectivas vivenciales concretas. Sin dudas estos encuentros son una fuente de estudio pero también de anécdotas en un tiempo y espacio compartido. Ser alumno del Instituto Reformista me ha permitido ser parte de un grupo de personas con ganas de estudiar pero además dónde se escucha y al mismo tiempo se es escuchado ,donde se abordan aspectos académicos pero al mismo tiempo vivenciales. El Instituto Rabínico Reformista para mí no es solo un lugar donde se dictan clases, es el espacio donde me encuentro diariamente con amigos, compañeros y docentes, un lugar de intercambio de conocimiento y de perspectivas. Por último a pocos meses de los Batei Din donde se determinará el paso o no al siguiente nivel de formación estoy muy contento de todo lo que he aprendido hasta el momento y ansioso por continuar estudiando todo lo que me queda por aprender. Shaná Tová Umetuká.

Martín Pusseto

Flia. Liberman

12


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Éxitos y fracasos En estos días de renovación y balances, de reflexión y propósitos, es una buena oportunidad para pensar el sentido y efecto de nuestros logros y fracasos. Disfrutamos de los primeros y nos derrumbamos ante los fracasos. ¡Qué difícil es superarlos! ¡Qué frustrantes las caídas! ¡Cómo duelen! ¡Cuánto hieren la autoestima! Nadie quiere permanecer en ese territorio penoso y el apuro por escapar, curiosamente, nos obnubila y amenaza con hacernos volver a fracasar. Caídos en guatemala, apurados por huir, terminamos derrumbándonos en guatepeor. Los éxitos, cualquiera que sean, son una consecuencia de nuestra capacidad de recuperación y de lo que pudimos aprender. Recuperación y aprendizaje requieren tiempo, no suceden instantáneamente. Pero no es así como son entendidos habitualmente. Los éxitos, sean científicos, artísticos o de cualquier índole, suelen ser imaginados como si hubieran sido producto de un milagro, de una súbita iluminación, de la suerte, o de algún talento particular que solo tienen algunos. De este modo se suele pasa por alto el arduo trabajo previo, a menudo a lo largo de años, los múltiples ensayos y errores que condujeron a tantos callejones sin salida, los sueños hechos añicos cuando la realidad se empeñaba en refutarlos, las mil y una dificultades que implica concretar un proyecto, probar una idea, hasta incluso lo difícil que es conseguir ser escuchado y convencer a otros de que vale la pena. “Me equivoqué” nos decimos desanimados. ¿Pero qué es el error? ¿Es lícito rebobinar la película y volver al momento en que alguna decisión fue tomada y leerla con el diario del lunes? Es obvio que una vez conocido el resultado advertimos que hubo algo que no habíamos considerado. Recién entonces. Antes no lo sabíamos. Habíamos tomado la decisión con los datos que teníamos a la vista. No sabíamos cuál sería el nuevo dato que nos iba a dar el resultado. Por eso ¿a qué llamamos error? ¿podemos acusarnos de habernos equivocado cuando no sabíamos que sería un fracaso? Y sin embargo, es lo que hacemos: nos acusamos, nos sentimos vencidos y si nos dejamos deslizar por el peligroso tobogán de la derrota perderemos la oportunidad de aprender del error. Pero ¿cómo superar la desilusión y el desánimo que nos cubre?, esos momentos en los que todo pareciera estar mal, cuando no vemos la luz al final del túnel y nos dejamos hundir en la vivencia de un fracaso oscuro y paralizante. Sumergidos en ese barro pringoso se nos apaga la capacidad de pensar y solo queremos huir y terminar con eso. Y ése termina siendo nuestro verdadero y único error. Ningún éxito se consigue huyendo de los fracasos previos que pavimentaron el camino. Bien mirados, los fracasos son los que posibilitan los logros porque cada fracaso da una nueva información, si uno se toma el tiempo de mirar y aprender. Nada nuevo aparece sin un, a veces tortuoso, ejercicio de ensayo y error. Si vemos a los fracasos como ganancia y no como pérdida, en lugar de convertirnos en fracasados nos volveremos expertos. Thomas Alva Edison dijo “nunca fracasé, encontré antes diez mil soluciones que no funcionaron”. Volver a intentar, caer y levantarse luego de haberse detenido a aprender, lleva a alcanzar un logro, como bien lo prueban Walt Disney, Bill Gates, Steve Jobs y tantos otros. Vivimos en la ilusión de que el éxito alcanzado por algunos fluyó naturalmente o que hubo una varita mágica que tocó al exitoso para que naciera sabiendo bailar. Bien lejos de eso, los exitosos llegaron muchas veces a guatemala y en lugar de quedarse allí llorando una triste derrota, abrieron grandes los ojos, tomaron nota, se pusieron de pie y salieron lentamente de la mano de sus sabios maestros, los fracasos. Originalmente publicada en Clarín, 2 de Septiembre 2020 Diana Wang

En memoria de Diana Ester B de Cupcham Z´L Tamara Paula Cupcham Z´L 13


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Nota al Rabino Diego Elman Vis a Vis dialogó con Diego Elman, el Rabino adjunto de la Comunidad Mishkán de Buenos Aires, la institución reformista emblemática de Argentina. Desde hace más de 30 años ocupa posiciones relacionadas a la educación y a la dirección comunitaria y ha estado a cargo del púlpito de importantes instituciones. El Rabino Diego Elman habló sobre cómo atraviesa su comunidad la pandemia, comentó acerca de las actividades realizadas en forma digital que lleva a cabo la institución, los cambios que se viven en estos momentos y se refirió a la experiencia de acompañar espiritualmente en este contexto a una familia que estaba sola en el cementerio enterrando a un ser querido: «Los ayudé a rezar y traté de llevarles consuelo o una recordación con los seres queridos y amigos conectados en Zoom. Si siempre son situaciones difíciles y tristes, no poder dar un abrazo real lo hace aún más complejo». A su vez, Diego Elman es un usuario muy activo en redes sociales, especialmente en Twitter, en donde durante la pandemia se ha hecho común ver intercambios interesantes entre perfiles con diferentes posiciones ideológicas y religiosas. El Rabino cuenta que «podemos tener visiones diferentes, pero si hay respeto, que no significa acordar, sino aceptar que aunque no sea mi forma de ver las cosas la del otro puede ser válida para él o para ella y para los suyos, tenemos otros puntos donde sí coincidimos». «Somos todos parte de una gran familia y, bien usadas, las redes sociales son una herramienta fantástica. A veces en Twitter me siento como sentado en la mesa de mis abuelos compartiendo con hermanos y primos», explicó. ¿Cómo atraviesa la Comunidad Mishkán la pandemia? Mishkán es su gente, con lo cual vivimos este tiempo con las mismas preocupaciones, cuidados, miedos, incertidumbre y también esperanza de que esto pronto pase y salgamos fortalecidos. Como comunidad que mira al Cielo sin dejar de atender lo que pasa en la tierra, estamos haciendo un gran esfuerzo para estar lo más cerca posible de la gente y sus desafíos, que son también los nuestros. ¿Cómo han llevado a cabo cursos, rezos, charlas, actividades y contención durante la pandemia? Rápidamente pudimos pasar a “modo virtual” tanto en los servicios religiosos, los espacios de estudio, el acompañamiento rabínico, la secretaría, e incluso en la actividad solidaria que se trasladó a las casas de nuestros voluntarios. Lo hicimos casi instantáneamente, en parte por la experiencia previa a través de las actividades del Instituto de Formación Rabínica Reformista -del cual somos cofundadores- y que trabaja principalmente con educación a distancia y porque ya desde los inicios y en nuestro propio nombre (Mishkán era el Templo móvil que el Pueblo de Israel armaba y desarmaba en el camino a la Tierra Prometida) el Rabino Reubén Nisenbom creó y guía una institución flexible que se adapta a los tiempos no solo en su concepción ideológica sino en su aplicación práctica. ¿Ha habido más o menos gente conectada que lo que sucede a nivel presencial? Mucha más. Si comparamos con la gente que suele venir a Mishkán, en el Kabalat Shabat que transmitimos en vivo al menos duplicamos la presencia en el momento y llegamos a multiplicarla por quince y más, si tenemos en cuenta quienes acceden después. También nos pasa en otros espacios que se 14

pudieron sumar más personas. ¿Sentís que la gente percibe la ceremonia de la misma manera? Sería imposible. En principio porque no hacemos la misma ceremonia, no se me ocurriría siquiera. Pararnos detrás de un púlpito “como si” la gente estuviera sentada en la sinagoga cuando no lo está, además de una irrealidad lo siento como una simulación. Y no me parece positivo, porque yo estoy en mi casa y la gente en la suya y aceptarlo es un buen primer paso para darle lugar a lo nuevo. Aún si volvemos al formato anterior no será igual porque íntimamente habremos cambiado. Cuando cada semana nos unimos vía internet creamos un espacio común, que es hermoso, pero diferente que el habitual y fingirlo haciendo de cuenta algo que no ocurre lo vivo como una transgresión al principio de “kevod hatzibur”, el respeto por la Comunidad y por su inteligencia. Decidimos aprovechar este tiempo para poder rezar con otra dinámica, interactuando en la medida en que la tecnología lo permite e intentando que quien está del otro lado de la pantalla sienta que sabemos que está ahí. Hay mucha gente sola aún cuando vive con otros y el ritual es también una herramienta para acompañarnos, sentirnos cerca y establecer un vínculo. Reconocer y valorar la presencia del otro son condiciones necesarias para encontrar la presencia de Dios. Hemos vivido shabatot súper emotivos y momentos que la gente valora como muy cercanos a pesar de la distancia y de un dispositivo electrónico de por medio. Hay quienes esperan con muchas ganas que se haga la hora de conectarse y que otros respondan a su deseo de “Shabat Shalom”. ¿Se han generado nuevas actividades virtuales? Si. Entre otras, comenzamos un ciclo de conversaciones con personalidades de la cultura, un curso de Musar, incorporamos otras ceremonias como la havdalá o un servicio especial por el comienzo de un nuevo mes, que por las distancias era imposible de sostener en forma presencial pero de este modo logramos iniciarlo y sostenerlo. ¿Cómo crees que se desarrollará en un futuro? ¿Seguirá todo igual o se incorporará lo digital? Es irreversible la participación a distancia. Nos dimos cuenta que algunos de los cursos tienen un nivel de presencia y de cantidad de gente que en un formato clásico no hubiera sucedido. Por otro lado nuestra concepción reformista, es decir, no normativista y con el foco en el espíritu de nuestra tradición más que en su letra, no nos limita a la hora de transmitir por streaming o lo que creamos necesario para llegar a la comunidad aún siendo Shabat o una festividad. ¿Has tenido que acompañar en un entierro durante la cuarentena? ¿Cómo se maneja esa situación en estos tiempos tan difíciles y al que muy poca gente puede asistir? Acompañé todo tipo de situaciones, desde un sepelio en el que los cuatro familiares autorizados estaban solos en el cementerio y yo a través de una video llamada los ayudé a rezar y traté de llevarles consuelo o una recordación con los seres queridos y amigos conectados en zoom. Si siempre son situaciones difíciles y tristes, no poder dar un abrazo real lo hace aún más complejo. El camino siempre es contener y tratar de facilitar el retorno a la vida. Estamos aprendiendo a hacerlo desde lejos y no es


Mishkán    Altas Fiestas 5781 fácil, pero con amor, respeto y honestidad las distancias se acortan. También lidiamos con momentos difíciles dentro de alegrías, como el nacimiento de un nieto al que todavía no se puede conocer personalmente o bar y bat mitzvá que tienen que cambiar de formato o posponerse. Hay mucha sensibilidad a flor de piel y más que nunca hay que estar todo lo cerca que se puede para que los procesos personales, familiares y comunitarios estén contenidos y vayan por sendas positivas. ¿Cuál es tu pensamiento acerca de lo sucedido con los casamientos judíos llevados a cabo durante la cuarentena? Una falta de respeto en todo sentido. Tanto a la sociedad de la que somos parte como a una comunidad que suele ser muy cuidadosa en sus actos y así se la deja expuesta con total irresponsabilidad. Han pasado por encima de todo tipo de valores judíos milenarios. Es muy grave. Sos una persona activa en redes sociales, en especial en Twitter, en donde durante la pandemia se ha hecho común ver intercambios interesantes entre usuarios con diferentes posiciones ideológicas y religiosas. ¿Crees que las redes permiten ese acercamiento? Gracias a Dios a lo largo de treinta años de vida comunitaria fui encontrando almas con quienes la conexión va más allá de una una posición ideológica. Podemos tener visiones diferentes, pero si hay respeto, que no significa acordar, sino aceptar que aunque no sea mi forma de ver las cosas la del otro puede ser válida para él o para ella y para los suyos, tenemos otros puntos donde sí coincidimos. Somos todos parte de una gran familia y bien usadas, las redes sociales son una herramienta fantástica. A veces en Twitter me siento como sentado en la mesa de mis abuelos compartiendo con hermanos y primos. No es fácil y a veces se sale del cauce pero naturalmente se va ordenando y uno se va acercando a quienes comparten los mismos valores, aunque tal vez no las mismas prácticas. Rabinos conservadores, reformistas y ortodoxos suelen tener diálogos virtuales que permiten reflexionar a los usuarios y generan una interacción positiva. ¿Es una manera de brindar un ejemplo y dar un mensaje? No es nuevo que rabinos de diferentes corrientes dialoguemos, tal vez ahora es más visible y probablemente se haya incrementado. Claro que es un mensaje, porque es encarnar aquello que decimos y no siempre hacemos. Hay un gran desarrollo en el diálogo interreligioso y muy poco en el intrareligioso. Tampoco todos quieren, digámoslo claro también. Pero los que sí creemos en la necesidad de unirnos, naturalmente vamos juntos. Cuando hace ya más de diez años falleció mi papá, la ceremonia la hicieron un rabino ortodoxo y una rabina conservadora. Se puede hacer mucho más si hay vocación de estar juntos y sobre todo si uno está seguro de dónde está parado sin ver al otro como una amenaza y que no sea la preocupación por cómo va a salir la foto o lo que vayan a decir los demás lo que marque la agenda. Compartir y crecer juntos no anula al otro ni desmerece mi posición si creo en ella y estoy tranquilo con la coherencia entre lo que pienso, lo que digo y lo que hago. ¿Crees que se puede trasladar a nivel institucional y dirigencial? Se puede y se hace. Algunas instituciones funcionan como paraguas que nos contienen a todos y hay dirigentes de diversos ámbitos que interactúan positivamente, pero hay mucho

por delante. En esta pandemia vimos como se tuvieron que tomar decisiones rápidamente que en otros casos hubieran llevado años de idas y vueltas. Si pudiéramos entender que no hace falta una situación como esta para ser más flexibles y ágiles en dar respuestas transformadoras sería un paso enorme y habremos aprendido algo también. ¿Cómo ves a la comunidad hoy en día? Por un lado cuando entra todo en crisis uno trata de contener y cuidar a quienes tiene más cerca, es normal y hace a la naturaleza humana. Por eso no es de extrañar que en un principio todos miramos hacia adentro, pero ya es tiempo de también hacerlo para afuera. Nosotros articulamos y sinergizamos con otras instituciones y entiendo que el camino es potenciar esas alianzas para ayudarnos sin que eso signifique perder las particularidades, que en definitiva es lo que le da color al arco iris de la macro comunidad de la que formamos parte. Tenemos que compartir, hablar y hacer más juntos. ¿Cuál es tu visión acerca de que Sergio Bergman haya sido designado como nuevo presidente de la Unión Mundial del Judaísmo Progresista? Por un lado es un reconocimiento a sus años de trabajo coherente y tenaz. La primera vez que lo escuché en la Comunidad Emanu El en 1997 dijo que si uno no pone el cuerpo y participa, las decisiones y el futuro siempre están en manos de otros y para que eso cambie es necesario comprometerse y hacer. Y con ese lema y su genuina vocación de emprender fue encarando cada puerta que abrió. También la designación habla de la importancia del judaísmo liberal en la región, que siempre fue mirada como marginal y hoy claramente se ve que es generadora de proyectos superadores. Una reflexión que quieras brindar acerca de este momento. Todas las instituciones comunitarias están haciendo un enorme esfuerzo para estar cerca de la gente, que a su vez está inmersa en desafíos enormes y angustias de todo tipo. Son tiempos en los que no hay que perder de vista que también es necesario proteger aquello que nos une, nos acompaña y en definitiva nos sostiene. Quisiera terminar entonces con un pedido y es que cada una, que cada uno, en la medida de sus posibilidades, apoye a su Comunidad. Publicado en https://visavis.com.ar/ Cádena Judía. Las úlimas novedades de la comunidad Judía e Israel en Argentina y el mundo.

15


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Un día el mundo cambió Un virus se apoderó de todos y cada uno, bloqueó nuestros cuerpos, nuestras almas, y nos hizo modificar absolutamente y totalmente nuestra normalidad, nuestras rutinas. Cuando me preguntaba acerca del sentido de comunicar y de enseñar, en un contexto tan adverso, descubría que una cantidad de interrogantes venían a mi mente en forma de inquietudes, no de certezas. Me recordaba a algo conocido, a una sensación instalada ya en mí, no como recuerdo, sino como experiencia física vivida. En mi libro relato los momentos que pasamos como comunidad educativa para llegar a la construcción de un proyecto como el que fue “Convivencias”. Uno de ellos es el de “los interrogantes”. Partir de un hecho atroz, catastrófico que nos había enmudecido para ir hallando el modo de ponerle palabras, sacarlo del estado de shock y llevarlo al encuentro fortuito y necesario con los pares y con los niños en la escuela. En este especial presente, rememoro esa instancia en la que estábamos y me reconozco falta de palabras, atravesando una sensación que tiene resonancias en mí desde el punto de vista de lo que genera la incertidumbre, el miedo, la espesura de un hecho arrasador que se instala para cambiar nuestras vidas de una vez y para siempre. Aparecieron muchísimos dispositivos tecnológicos para seguir comunicándonos, pero una vez más descubro que no hay nada, absolutamente nada, más poderoso que la mirada, que el abrazo, que el estar cerca, que poder compartir ideas en tiempo real, no tecnológico. Es un momento donde nuevamente cobran fuerza el valor de la escuela y de la Comunidad. Tomando en cuenta algunos reportajes que he visto que les hacían a los chicos que habían salido por primera vez, todos decían que lo que más extrañaban era sus amigos, aprender, estar juntos y sobre todo, jugar juntos. Eso habla de la escuela como un espacio contenedor, de escucha, de compañerismo, donde hacer brotar entre chistes, el humor, el buen ánimo compartido. El 2020 era el año para presentar el libro “La escuela como territorio de identidad, crónicas en primera persona y herramientas para educadores en el arte de convivir”. Un momento para sacar afuera todo aquello que durante dos años estuvo encerrado, esas horas de escritura, de lectura y reflexión, de armado, de búsqueda, hasta llegar a finalizar la edición del libro. Frente a la pandemia del COVID 19 la humanidad entera quedó aislada, estupefacta, aturdida, pero fundamentalmente, en la soledad de sus casas. No era un momento para encontrarme con oyentes, docentes, jóvenes en formación, colegas, y personas con las cuales reflexionar sobre este material que aporta herramientas para pensar la educación. Pero sí era el momento para otra cosa, aunque aun inicialmente no sabía descubrir qué ni cómo. Escribir y volcar en la palabra escrita aquello que la mente desordenada advierte era una buena manera de comenzar. ¿Iba a ser igual dar a conocer este libro luego de este episodio? ¿qué cosas hay en esa “caja de herramientas” que pueden servirnos para pensar acerca de la pandemia en la vuelta a la escuela? ¿cómo se vuelve a la escuela? ¿cuál es la influencia fundamental del encuentro cuerpo a cuerpo con otros? Dice Daniel Goleman en Inteligencia Interpersonal “Así como tendemos a separar el cuerpo de la mente, tendemos a asociar la inteligencia con el conocimiento del mundo de las ideas más que con el mundo de las personas. De hecho, no obstante, la habilidad de comprender a otras personas (…) es crucial para sobrevivir y prosperar en cualquier ambiente humano. A esto agregará Gardner: “Incluso en algunos niños muy chicos es evidente una sensibilidad especial hacia los demás. Son aquellos que observan a los otros niños con gran atención o que son capaces de influir en los demás para que se comporten de manera que les resultan deseables a ellos.” Volver a los interrogantes me hacía volver a ese recuerdo anterior, que relato en el libro. Incluso sin tener aún las certezas, sé que interrogándome hay una llave crucial, un aspecto que habla de que no estoy dormida, sino que estoy con la escucha atenta, sensible y necesitada de conectar con toda esa humanidad desconcertada que nos espera. Creo que el libro es lo suficientemente versátil como para entender que de cada situación nueva uno tiene que sentarse, relajarse, aprender, capitalizar qué implicó esto en cada uno de nosotros. Pensar y trabajar cómo se va a abordar esto con los chicos: ya sea con cuentos, con actividades, escuchándolos. Pero creo que cada una de las actividades que propone el libro son valiosas. Porque tanto en el buzón de quejas y sugerencias podemos hablar de la pandemia y del coronavirus, en el magaal o la ronda podemos hablar de todas nuestras emociones, nuestros pensamientos, nuestras inquietudes, todo lo que pasó pasará, sentimos y sentiremos. No me cabe duda que va a ser valioso el aporte de la comunidad de aprendices ya que los abuelos, los padres, ya

16


Mishkán    Altas Fiestas 5781 sean expertos o no, son seres humanos atravesados por una situación inédita, al menos en el siglo veintiuno. Me parece que armar una carpeta de cuentos también va a ser valioso para poder plasmar todo esto que nos está aconteciendo. Y así, cada una de las actividades va a ser valiosas. Quizás jamás pensamos en que iba a pasar esto. Creo que el libro lo que propone siempre son espacios de encuentro, de escucha, espacios de sostén y sobre todo de diálogo. Dialogar, hablar, sacarse de adentro aquello que pesa, aquello que preocupa y sin duda poder compartirlo con los otros. Un día el mundo cambió, eso es cierto, pero lo que aún no sabemos es cómo nos cambiará a nosotros. Laura Steinberg

Poesías Israel Jorge Luis Borges

Jerusalem, Jerusalem Iehuda Amijai

Un hombre encarcelado y hechizado, un hombre condenado a ser la serpiente que guarda un oro infame, un hombre condenado a ser Shylock un hombre que se inclina sobre la tierra y que sabe que estuvo en el Paraíso, un hombre viejo y ciego que ha de romper las columnas del templo, un rostro condenado a ser una máscara, un hombre que a pesar de los nombres es Spinoza y el Baal Shem y los cabalistas, un hombre que es el Libro, una boca que alaba desde el abismo la justicia del firmamento, un procurador o un dentista que dialogó con Dios en una montaña, un hombre condenado a ser el escarnio, la abominación, el judío, un hombre lapidado, incendiado y ahogado en cámaras letales, un hombre que se obstina en ser inmortal y que ahora ha vuelto a su batalla, a la violenta luz de la victoria, hermoso como un león al mediodía.

Jerusalem es una calesita que da vueltas y vueltas De la Ciudad Vieja a través de todos los barrios, y retorna a la parte antigua. Jerusalem es una hamaca: a veces yo bajo A las generaciones pasadas y otras subo hasta el Cielo. ¿Por qué Jerusalem es siempre dos, la de Abajo y la de Arriba? Yo quiero vivir en la Jerusalem del medio Sin golpear mi cabeza Arriba y sin herir mis pies Abajo.

Gracie Diseño floral

Graciela Sosa

(fue escrito una semana después de la Guerra de los Seis Días)

gracieventos@yahoo.com.ar 11-4927-1139

Un afectuoso saludo a todos

En especial a nuestro muy querido e invalorable Reubén Nisenbom y a nuestro Rabino Diego Elman.

Compartiendo la alegría de las Altas Fiestas con toda la comunidad de Mishkan Shana Tova Umetuka

Alicia y Roberto Lang 17


Mishkán    Altas Fiestas 5781

El Cholo : Historia de gauchadas y de Mitzves!!!! Reflejo de los Gaucho Judíos Qué había llevado hacia esos pagos al “Cholo” Gaitán? El hombre ya no recordaba ni el cómo ni el porqué, sólo sabía que ahí estaba y que seguramente ahí terminarían sus huesos al final de la huella Nacido en la zona de Guaminí, criado “a la que me importa”, había crecido “cuerpeando” a la miseria como pudo, de a poco se hizo hombre y empezó a “recorrer pampa” ofreciendo sus servicios como domador, tropero,carneador, y si fuera necesario, se “prendía a la melga” (para arar), aunque eso no lo entusiasmara. Así anduvo muchos soles como “bola sin manija”, hasta que sus huesos fueron a parar por esos parajes secos e inhóspitos, con viento y con frío y a los que no muchos criollos iban a “hacer patria”. Los pobladores del lugar eran en su mayoría “gringos”, no se les entendía casi nada cuando pretendían hablar en castellano, pero no eran mezquinos cuando se trataba de brindar pan, carne o yerba al gaucho desabastecido. Como no eran “duchos” (hábiles) en las labores del campo pese al empeño que ponían en ello, el Cholo les cayó “como anillo al dedo” y pronto se lo convocaba para cuanto trabajo requiriera de sus habilidades. Un día lo llamaron para esquilar ovejas ya que no sabían manejar las tijeras, otro día para “estaquear” cueros, a veces para amansar un potro y otras para “sobar grampa” (curtir cueros). La proverbial bonhomía del Cholo, que siempre se presentaba llevando la diestra hacia el ala de su chambergo diciendo: “Cholo Gaitán, pa´lo que guste mandar” hicieron que su figura fuese habitual en los ranchos de los “gringos” a quienes otros llamaban “los rusos”. Cada vez que el Cholo efectuaba una labor, los rusos agradecidos le preguntaban por el costo de la misma, el criollo no sabía poner precio a su trabajo y entonces decía: “¿Y qué le puedo cobrar por la gauchada? Deje a su gusto nomás” Y entonces los rusos le daban algunos pesos, pero enseguida le agregaban algo de carne salada, un frasco de pepinos y “la patrona” corría a alcanzarle algún trozo de torta de miel a l que pronto se habituó el Cholo. Cuando sinceramente les pedía que no le dieran más cosas pues no podría llevarlas sobre su caballo, le decían que era una mitzve, término que por supuesto era inentendible para el criollo como tantos otros de la jerga del los “rusos”. El Cholo pronto comprendió que estos “rusos” eran gente muy distinta a la que él conociera hasta entonces, no se “mamaban” (emborrachaban) aunque el vino no faltara en sus mesas, no usaban “faca” (daga criolla) ni eran adictos a las peleas. Lo peor es que no acostumbraban a matear, cosa que fueron aprendiendo de a poco; menos mal que él llevaba su “guampa” (cuerno) con yerba y podía zafar de ese té oscuro que tomaban con un terrón de azúcar entre los dientes. No pasó mucho tiempo hasta que los negros ojos de una muchacha del lugar flecharon al pobre gaucho poniéndolo, según su expresión, “más pavote que nunca”. Mercedes 18

trabajaba en lo de Don David, trabajar es un decir, porque en realidad era una más de la casa, pero por ser del lugar conocía mejor los trabajos de una vivienda de chacra y por eso ayudaba a “la patrona” en lo que podía, porque ésta con sus numerosos hijos, carecía de tiempo para atender su hogar. Para Mercedes ya no había misterios en “los rusos”, hasta les entendía la “jeringoza” aunque no la hablaba de corrido, pero era capaz de introducir términos de la jerga extraña en sus conversaciones con el Cholo. Para desgracia del criollo, Mercedes no sólo había incorporado el idioma sino también las costumbres de los rusos, así que cuando el gaucho quiso “llevarla en ancas”, se encontró con una firme resistencia, la chica o se “casoreaba” o no se iba de la casa de Don David, que era su propia casa. Rumiando la bronca, el hombre se veía limitado a las “visitas de cortesía” al rancho o a los ocasionales bailes del pueblo, donde Mercedes siempre estaba al alcance de la vista de alguien (o de todos) y si no, alguno de los párvulos de Don David quedaba de ladero y no se iba aunque lo atiborrara de caramelos. Al Cholo no le quedó más remedio que pensar en “sentar cabeza”. Consiguió un lotecito de campo cerca de la colonia, tenía un molino viejo pero había buena agua, de la casa ya no quedaba casi nada de lo que dejara el ocupante, pues el viento y la arena habían hecho una permanente y efectiva obra de devastación. Los primeros días el joven los pasó “al sereno” (a la intemperie) como siempre había vivido, hasta que pudo conseguir unos pocos tirantes y algunas chapas de segunda. En una de las visitas a Mercedes, hizo saber que iba a empezar a construir un rancho y acordó con Don David para “que le dieran una manito” en la empresa que acometía. El día que empezó a levantar la casa no sabía ni por dónde empezar, hasta que llegó Mercedes con su familia adoptiva. Todos se pusieron a trabajar, al rato llegaron otros “rusos” y no sólo para trabajar, sino que uno trajo unas ventanas que le sobraban, otro unas puertas, un tercero trajo sus caballos para pisar adobe y así, sucesivamente, todos pusieron algo de ellos para erigir la vivienda del Cholo. Cada vez que él agradecía “la gauchada” que le hacían los rusos con su solidaridad, recibía la misma respuesta: “Es una Mitzve”, con lo cual el criollo se quedaba en “ayunas”, pero interpretó que era el equivalente de “una gauchada” y como tal la agradecía. La obra fue avanzando, cada vez que el Cholo iba a un campo para hacer un trabajo, recibía algún elemento que le sería útil en su futura chacra, esto llegó a tal punto que ya no iba a los campos a caballo sino en una volanta que, curiosamente, le diera don Simón (un vecino) porque era “una mitzve” y de esa manera, cada día traía su carro cargado con distintos objetos o materiales que incorporaba en su propiedad. Los viernes a la tardecita se aseaba y se dirigía hacia lo de Mercedes. Sabía que al día siguiente no habría ninguna actividad así que disfrutaba de la cena en la que todos cantaban y aunque no entendía lo que decían, la alegría era contagiosa.


Mishkán    Altas Fiestas 5781 Además, para ese entonces Cholo ya no veía más que por los ojos de su “prenda” y disfrutaba viéndola reír y cantar. Por fin a Cholo Gaitán le llegó el gran día, buscó temprano a su novia y juntos fueron al Registro Civil de donde salieron con la “libreta de casorio”. Luego y por un pedido que don David hiciera a Mercedes, fueron a la capilla pues “el ruso” insistía con que la unión tenía que estar bendecida desde el cielo y aunque no entró a la ceremonia, los estuvo esperando a la salida donde abrazó y besó a la novia a quien despedía como a una hija diciendo “Mazal tov” “Mazal tov” (buena suerte), término que el novio no entendió como tantos otros que usaban los rusos. Llegaron a su rancho blanqueado a la cal, pensaba que por fin tendría a su esposa para sí, no contaba con sus vecinos deseosos de hacer “mitzves”. Los mismos muchachos a los que él había enseñado a carnear y a hacer los asados, les habían preparado uno grande en su honor. No faltó ninguno de los rusos, al pobre Cholo hasta lo hicieron bailar y cada uno dejó algún obsequio útil para la joven pareja, ni se molestaban en agradecer, sabían que eran “mitzves”. Lentamente fue armando su chacra: por unos potros amansados le dieron una vaca lechera, a cambio de una línea de alambrado consiguió semillas y así, de a poco, intentó ser un chacarero para tener querencia fija que los críos (que ya venían en camino) podrían disfrutar, sin ser llevados como lo fuera él de un lado para otro como los “cardos rusos” que arrastra el vendaval. Los “hermanos rusos” de Mercedes venían seguido a visitarlos, siempre traían entre otras cosas la torta de miel a la que el criollo ya se había acostumbrado y como le hablaban en un castellano comprensible, Cholo podía preguntarles cosas que los rusos le contestaban pero él no comprendía. En una sobremesa les preguntó: ¿por qué cuando ustedes hacen un favor a alguien dicen que es una “mitzve”?, no sería más fácil decir que es una “gauchada”? Uno de los muchachos trató de explicarle la diferencia y le dijo: La “mitzve” es obligatoria hacerla, mientras que “la gauchada” es voluntaria -¿Por qué es obligación?-preguntó Cholo -Porque así está ordenado en la Biblia -¿Y para qué hay que cumplirla? -Porque te hace sentir mejor a vos y a quien la recibe -¿Y si no la cumplo? -No serás mejor persona -Pero no tendré castigo -¡Sí! Al no lograr mejorar como ser humano.

Todo esto superaba el entendimiento del pobre criollo, que lo único que sacó en limpio era que “mitzve y gauchada” no eran lo mismo pero eran lo mismo y luego de esta profunda reflexión, dejó de lado el asunto. La panza de Mercedes estaba cada vez más grande. Cholo no sabía nada de partos ni de nacimientos, sólo supo que había llegado el momento cuando su mujer empezó a quejarse de fuertes dolores. Menos mal que “la patrona” de Don David estaba allí junto a otras mujeres de los “rusos” que solícitas se prestaron a colaborar. El se quedó junto a los “hermanos” de Mercedes afuera, cerca del fogón, prendido en interminables rondas de mate alteradas por los gritos de la parturienta. Pasaron varias horas, en medio de la noche salió una de las mujeres y comentó que la cosa venía difícil y que Mercedes había perdido mucha sangre. Por primera vez Cholo pensó que podía perder a “su prenda” y entonces, toda la ilusión de un hogar con ella se iría al diablo. Vio que “los hermanos” de Mercedes y Don David, se orientaron hacia un lado y comenzaron una incomprensible letanía, supuso que estaban rezando y lamentó no poder hacerlo con ellos. Don David fue a buscarlo, lo tomó del brazo y con su dificultoso idioma, trató de hacerse entender diciéndole: ¡Ven conmigo! ¡Piensa en Mercedes, mira hacia el cielo y pide por su salvación, allí tu Dios y mi Dios que son lo mismo, oirán tu pedido y también el mío para que todo salga bien! Así lo hizo Cholo y abrazado a Don David, dirigió su mirada a las alturas e invocó por la salud de su esposa a quien amaba entrañablemente. Un “refusilo” (relámpago) le hizo suponer que su oración había llegado al cielo. Clareaba ya cuando la mujer de Don David se asomó a la puerta del rancho, lucía ojerosa y cansada, pero feliz mostraba a Cholo un crio chiquitito y negrito que atronaba el espacio con sus berridos y le dijo: ¡Es un varón Cholo y tiene tu cara! Las manos ásperas y curtidas del criollo temblaban al tomar el delicado envoltorio, sintió que le asomaban las lágrimas viendo a su primer hijo y quiso contenerse pero no pudo ¡total!, quien iba a pensar que era un flojo porque lo vieran llorar y dio rienda suelta a su contenida emoción. A media mañana empezaron a caer los vecinos “rusos”, pues enterados del parto dificultoso pero con final feliz tanto

Shaná Tová Umetuká 5781 Carlos, Beatriz y Roxana Saul

19


Mishkán    Altas Fiestas 5781 para la madre como para la criatura, querían ser partícipes del acontecimiento. De paso, cada uno se aparecía con algo: uno con una cunita que no usaba, otro con un cochecito, otro con un andador para los primeros pasos, ropa, sonajeros, etc., etc., para qué les iba a agradecer si Cholo sabía que le responderían que es una “mitzve”, y participaban de su felicidad. Se empezaron a retirar del rancho recién por la tarde, los últimos en irse fueron los hijos de Don David, éste mismo y su “patrona”, ninguno de ellos había cerrado un ojo en toda la noche pero el agotamiento y la felicidad se reflejaban en sus rostros. Subida al carro toda la familia, la “patrona” sacó una gran canasta con todo un ajuar de mantillas, acolchados y ropa que, pacientemente, había preparado para el bebé y no se había

animado a dar hasta el feliz desenlace: - ¡Toma Cholo! Esto es para Cholito pues supongo que se llamará como el padre. El criollo duro se emocionó al ver las prendas, se acercó al carro, abrazó a la “patrona” cual si fuera su madre y le dijo - “NO SE VA A LLAMAR CHOLO, OTRO QUIZA, ESTE SE VA A LLAMAR DAVID Y POR FAVOR NO ME LO AGRADEZCAN, LO HAGO PORQUE ES UNA MITZVE” y se alejó riéndose. … A la memoria de Don David Gaitán Autor: Isaías Leo Kremer Publicado por El Mirador Nocturno. Seleccionado para nuestro anuario por Beatriz Saul

Escuela de Formación Actoral Cursos online www.actuartestudio.com

20


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Mejoras edilicias Nuestro agradecimiento a todos quienes hicieron posible que este año Mishkán haya podido hacer reparaciones y mejoras en el techo de nuestra sinagoga. Especialmente nuestro reconocimiento al Arquitecto Alberto Kraviez, al Ingeniero Guillermo Sambresqui y a cada familia que apoyó esta obra.

21


Vid en Comun


da n nidad


!"# %"&'"! ()81

www.marmicoc.com


A la bendita y consagrada memoria de

Henriette Farhi de Perahia Z´L 25-08-1911

1 de Elul 5671

01-05-2001

8 de Iyar 5761

León Perahia Z´L

06-01-1909

13 Tevet 5669

26-08-1989 25 Av 5749


o d a c r e M


l

os de Isra e


A la bendita y sagrada memoria de Manuel Sielecky Z´L y Julia León Z´L Los recordamos con amor sus hijos y nietos sinagoga.pdf 1 3/9/2019 16:30:45

C

M

Y

CM

MY

CY

CMY

K

Dermatología y Estética Integral al cuidado de tu bienestar

@i.bermejo www.irenebermejo.com


In Memoriam

Gloria L. Kramer de Mourahovsky Z´L

Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza. Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma. SEÑOR, líbrame de mis enemigos, porque en ti busco refugio. Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios.

Novelas de Diana Piasek Ejemplares a la venta en Mishkán

Que tu buen Espíritu me guíe por un terreno sin obstáculos Salmo 143:8-10 (enviado por Pablo Rosset)


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Si te lo perdiste o queres volver a verlo Charla junto al actor y director teatral Arturo Puig “Una meditación de Babel” con el filósofo y escritor Santiago Kovadloff Actividad por “Bien Hametzarim” con la Comunidad Benei Israel de Costa Rica “Acompañar en Positivo”. Charla junto a la Lic. Viviana Kelmanowicz y al Dr. Darío Niewiadomski

Ceremonias Desde que se iniciaron las restricciones por la pandemia de covid-19 y los servicios de Kabalat Shabat pasaron a ser en modo virtual, diferentes familias y amigos de Mishkán ofrendaron cada semana a la comunidad la posibilidad de estar conectados. Nuestro agradecimiento a: Lili Grinberg y Ricardo Rotholtz

Daniel Helft

Flia Cancellieri

Susana Polisecki y Natalio Kelmanowicz

Susana Polisecki y Natalio Kelmanowicz

Familia Sucri

Familia Wainstein

Familia Sciemaría

Familia Kaspin

Familia Kraviez

Familia Cohen

Familia Dorfman

Voluntarios de Accion Social

Familia Korsunsky

Familia May

Alicia y Roberto

Familia Wainstein- Santa Clara

Familia Levy

Familia Komarofsky

Familia de Claudia Phillipe

Flia Cancellieri

Familia Kleiman

Familia Sujatovich

Mariana Cister 33


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Ordenación del Rabino Diego Elman El 17 de Diciembre de 2019 se constituyó en Mishkán el Beit Din -Tribunal Rabínico- que a través del Instituto Iberoamericano de Formación Rabínica Reformista decidió otorgar el título de Rabino a Diego Elman, quien es el primer egresado del centro de estudios. El Beit Din lo presidió el Rabino Reubén Nisenbom acompañado de los Rabinos Roberto Graetz, Sergio Bergman y Damián Karo. ¡Mazal Tov!

34


Celebremos las fiestas en casa


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Cómo Celebrar las Fiestas en Casa Bendición de las luces  ‫הדלקת הנרות‬ Te doy gracias, Señor, por todos los dones que nos significan el regocijo de la celebración de la vida. Por el privilegio de los seres que comparten nuestras existencias, y nos fueron dados como bendición: el hogar, la familia y los amigos. Y por el privilegio de los seres que ya no están pero cuyos recuerdos imperecederos iluminan con más fuerza nuestras vidas. Que en esta festividad mi corazón se llene de gozo y alegría y sienta Tu Presencia en la rica experiencia espiritual de nuestra tradición. En Tu luz, oh Señor, veamos la luz.

Baruj Atá Adonai, Eloheinu melej haolam, asher kidshanu bemitzvotav vetzivanu, lehadlik ner shel (Shabat veshel) iom tov. Alabado seas Tú, Señor nuestro Dios, Poder dentro del Universo que nos santificas con preceptos que nos permiten encender las luces (del Shabat y ) de la festividad. En Iom Kipur El día más sagrado del año judío va a comenzar. Que pueda prepararme con humildad para la oración, el arrepentimiento y la reconciliación contigo Señor, con las personas que me ofendieron o he ofendido, de los que me alejé, o se alejaron ofendidos y pueda reparar en mí y en los otros toda herida para que sea curada por el reencuentro, el amor, el diálogo y la paz. Que en este día sagrado sienta Tu Presencia más cercana, junto a mi familia, a mis seres queridos y amigos junto a los seres queridos que fueron unidos a los lazos indisolubles de la vida eterna. En Tu luz, oh Señor, veamos la luz.

Baruj Atá Adonai, Eloheinu melej haolam, asher kidshanu bemitzvotav vetzivanu, lehadlik ner (shel Shabat veshel) iom hakipurim. Alabado seas Tú, Señor nuestro Dios, Poder dentro del Universo que nos santificas con preceptos que nos permiten encender las luces (del Shabat y ) del Día del Perdón. Los padres al bendecir a sus hijos Para un varón:

Que Dios te bendiga como a Efraín y como a Menashé. Iesimja Elohim keEfraím vejiMenashé. Para una mujer:

Que Dios te bendiga como las matriarcas Sara, Rebeca, Raquel y Lea. Iesimej Elohim keSara, Rivka, Rajel veLea.

Ievarejejá Adonai veishmerejá Iaér Adonai panav eléja vijunéka Isá Adonai panav eléja Veiasé lejá shalom

36


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Kidush 

‫קדוש‬

En este simbólico aniversario de la Creación de Tu mundo, danos coraje y fe para afrontar la vida con dignidad, tener sensibilidad para revelar la maravilla de lo invisible, y bendecir Tu Creación a través del servicio a Ti al ayudarte a crear un mundo con más amor, con más paz, con más justicia y con más belleza y armonía.

Baruj Atá, Adonai Eloheinu Melej Haolam, boré peri hagafen. Baruj Atá, Adonai Eloheinu Melej Haolam, asher bajar banu mikol-am, veromemánu mikol lashon, vekidshanu bemitzvotav. Vatiten lanu, Adonai Eloheinu, beahavá et iom (hashabat hazé veet iom) hazikaron hazé, iom teruá mikrá kodesh, zéjer litziat Mitzráim. Ki vanu vajarta, veotanu kidashta mikol haamim usvarjá emet vekaiam laad. Baruj Atá Adonai Melej al kol haáretz, mekadesh (haShabat ve) Israel veiom hazikarón. Baruj ata Adonai Eloheinu Melej Haolam, sheejeianu, vekimanu, vehiguianu lazman haze. Bendito seas Señor, nuestro Dios, Poder dentro del Universo, que nos has llamado vocacionalmente para servirte y nos has santificado con tus preceptos. En Tu amor, oh Señor, nuestro Dios, nos diste este (Shabat y éste) Día de Recordación, para escuchar el sonido del shofar a fin de unirnos en adoración y para recordar el éxodo liberador de Egipto. Al consagrarnos a Tu servicio reconocemos que Tu palabra es verdad eterna. Bendito Seas, Señor nuestro, Dios, que santificas (el Shabat), la Casa de Israel y este Día de Recordación. Bendito seas Tú, oh Señor, Poder dentro del Universo, por darnos la vida, por sostenernos y por darnos la posibilidad de llegar a este sagrado momento que santifica nuestra existencia. Amén.

Un recuerdo para todos nuestros seres queridos que ya no están... y un Shaná Tová Umetuká 5781 para toda la comunidad. Flia Fuks y Flia Tarrab 37


Mishkán    Altas Fiestas 5781 Sobre el pan

Baruj Atá Adonai, Eloheinu Melej Haolam, boré perí haetz. Alabado seas Tú Señor, nuestro Dios, Poder dentro del Universo, Creador de los frutos de la tierra.

 Iheí ratzón milefaneéja, Adonai Eloheinu velohei avoteinu shetejadesh aleinu shaná tová umetuká. Sea Tu voluntad, Señor nuestro Dios y Dios de nuestros padres, renovarnos un año bueno y dulce.

Kidush de la mañana

Tisú bajodesh shofar, bakése leiom jaguénu, ki jok leisrael hu, mishpat leelohei Iaacov. Baruj Atá Adonai Eloheinu melej haolam boré pri hagafen. Haced resonar el shofar, en el día sagrado del nuevo año, como solemne celebración, porque este es un precepto que compromete a Israel y una ley del Dios de Jacob.

Familia Shebar

38

Un 5781 pleno de bendiciones es el deseo de Julián, Magali, Delfina y Martina Lucero


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Agradecimientos Especiales Por las Jalot de todo el año Cecilia Böhm y Susana Jabulij

Por su valioso aporte para mejorar la calidad de las transmisiones por streaming Niran Ganir

Por el vino de todo el año Cecilia Böhm

A todos los profesionales y personalidades que participaron de nuestras “Charlas en Pandemia”

Por la decoración de la Suca Jorge Santa Clara y Liliana Wainstein de Santa Clara

Santiago Kovadloff

Por los arreglos florales de Rosh Hashaná y Yom Kipur Fanny y Oscar Attar Cohen

Arturo Puig

Por el servicio de desinsección Daniela Najmías

Rabino David Laor Lic. Viviana Kelmanowicz

Por la permanente ayuda en los arreglos edilicios Alberto Kraviez y Guillermo Sambresqui

Dr Darío Niewiadomski

Por la valiosa ayuda en la transmisiones por streaming Martin Pusseto

Por la Red de ayuda y escucha Lic Irene Cohen

Por permanente disposición y compromiso de ayuda en todo Pablo Cancellieri

Por su ayuda en la organización de eventos culturales Ivan Romero Sineiro

Agradecimientos En profundo agradecimiento y con las bendiciones del Eterno a todos los que nos apoyan como adherentes y donantes, y a los que dedican tantas horas de su tiempo trabajando para el cumplimiento de nuestros ideales en Mishkán. Como Centro de Espiritualidad Judía, como lugar de Tikún Olam, dedicados a los que nos necesitan para el logro de una sociedad argentina más justa, y como lugar que refleje siempre, como judíos reformistas, el amor incondicional a Dios y a la preservación del espíritu del Pueblo Judío, por doquier y junto a la obra creadora de nuestros hermanos en Israel, para poder hacer nuestro el mensaje del Rabbí Iojanan, el zapatero.

‫רבי יוחנן הסנדלר אומר׃‬ ‫כל כנסיה שהיא לשם שמים סופה להתקים‬ Toda comunidad que haga su obra por el bien del cielo deberá al final dar frutos y permanecerá.

‫בברכת ה׳ יתברך‬ Con las bendiciones del Eterno en el amor y en la paz Vuestro

Rabbí Reuben Nisenbom

Fundador C.E.J. Mishkán 39


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Mazal Tov! 

‫מזל טוב‬ Abuelidad Jorge y Mónica Chernitsky abuelos de Tomás Marta Azar abuela de Mila

Nacimientos Tomás Chernitsky hijo de Agustín y Sofía Tomás Berestovoy Gubel hijo de Grabriela y Matías Emma Sofía Wainstein hija de Laura y Guido Wainstein Mila hija de Melina y Mariano

Con amor tu esposa, hijos y nietos

A la bendita y consagrada memoria de Maria Z´L y Gustav Mariassy Z´L cuyas acciones heroicas salvaron a mi familia de las deportaciones en la Hungría de 1944. Daniel Helft y flia. 40


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Recetas Arroz con Frutos secos y Carne molida Ingredientes: • ¼ de Kilo de carne molida • 2 tazas de arroz • 3 tazas de caldo de verduras • 1 cebolla picadita • 2 cucharadas de nueces picaditas • 2 cucharadas de almendras sin piel • 2 cucharadas de pasitas • Aceite • Sal, canela, nuez moscada, comino y pimienta al gusto Procedimiento 1. En una cazuela se dora en aceite las almendras, las pasitas y las nueces, se sacan, se añade la cebolla picadita y se sofríe hasta dorar, luego se echa la carne molida en el mismo aceite, se echa la sal y la pimienta, luego añadimos el arroz y sofreímos un poco, revolviendolo con la carne, se echa el caldo de verduras, y los condimentos al gusto...se cocina hasta que no quede caldo, se baja el fuego y se tapa, al momento de servir se echan por encima los frutos secos y se revuelve. Se puede servir acompañado de una ensalada fresca de lechugas mixtas, o de varias de las ensaladas típicas nuestras, cocha, zanahoria, remolacha o berenjena. Lengua en Salsa Ingredientes: • 1 Lengua • Hojas de laurel • Cebolla • Ajo entero • Cúrcuma (Poco) •Sal y pimienta al gusto • Vino blanco seco Procedimiento 1. Cocinar la lengua en agua sal y hojas de laurel. 2. Después despellejar la lengua, cortarla en rebanadas finas 3. En una olla con bastante aceite sofreir cebolla en julianas, cuando estén transparentes agregar ajo entero,cúrcuma (poco), sal, pimienta y 2 hojas de laurel 4. Poner las rebanadas de lengua ,vino blanco seco y tapar con poca agua 5. Dejar cocinar de 30 a 45 minutos asta que se consuma un poco y servir

picado, seguir sofriendo. 3. Agregarle pedacitos de carne o tira seguir sofriendo todo 4. Agregar agua hasta cubrir todo y hervir 5. Sazonar con sal y pimienta. 6. Agregar los garbanzos 7. Cocinar todo hasta que la carne este tierna 8. Luego agregar las municiones ya tostadas y dejar secar hasta que estén blandas. Tarta de Mermelada Ingredientes: • 4 huevos • 600 gramos de harina cernida • ½ taza de aceite • ¾ de taza de azúcar • 2 cucharaditas de polvos de hornear • Ralladura de un limón • Mermelada para el relleno, del sabor que les guste.... Procedimiento 1. En un tazón batimos las claras a punto de nieve, echamos el azúcar poco a poco hasta formar un merengue, luego echamos las yemas una por una, la ralladura de limón, el aceite, y por último la harina cernida junto a los polvos de hornear, hacemos una masa y la envolvemos en papel film, la llevamos por media hora a la nevera. 2. La sacamos a la media hora y la extendemos sobre la mesa con un rodillo, la ponemos sobre un molde engrasado y enharinado, dejamos un pedazo de la masa aparte para formar unas tiras, sobre la masa extendida ponemos la mermelada bien extendida y por encima ponemos las tiras que hemos hecho con la masa restante, haciendo una especie de enrejado, se untan estas tiras con yema de huevo batida y se lleva a un horno pre calentado a 350° F hasta que la veamos doradita. El rabino Diego Elman y Gonzi nos enseñan a amasar jala Miralo en Facebook haciendo clic aquí!

Quesquesun (Keskesun) Ingredientes: • 1 paquete de fideos municiones • 1 cebolla picada • Ajo picado • Carne picada en pedacitos • Agua • Sal y Pimienta al gusto • 1 Lata de garbanzos Procedimiento 1. Dorar muy bien los fideos municiones, dejar aparte. 2. A parte Sofreír una cebolla bien picada y agregarle ajo 41


Todos los años nuestra revista tiene una sección con notas de humor. Reírnos de nuestras desgracias y dificultades nos ha hecho, como pueblo, atravesarlas con más fuerza y por eso es que esta edición decidimos compartir algunos de los chistes que vimos estos meses sobre lo que nos pasa a partir de la pandemia que estamos viviendo. Que nos riamos y sobre todo que pase pronto!


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Z’L

‫ברוך דין האמת‬ Miguel Toimaher Z´L Enrique Kaspin Z´L Monica Brull Z`L Oscar Cancellieri Z´L Elizabeth Abraham Jonte Z´L Rafael Abraham Z´L Noemì Raquel Prieto Z’ L Ricardo Levy Z´L Ricardo Elias Landman Z’ L Jerry Tanenbaum Z´L

‫המקום ינחם‬

Nuestras más cálidas condolencias a sus familiares y seres queridos y que Dios los consuele junto a los enlutados por Sión y por Ierushalaim.

Acción Social Un agradecimiento muy profundo a todos aquellos que desde Mishkán sostienen la ayuda a quienes más necesitan a través de acciones amor y de testimonio, sumando a nuestra vocación en pos del Tikún Olam, la reparación del mundo.

A la bendita memoria de Adela Bari de Azar Z´L y Selim Moisés Azar Z´L Familia Azar

A la bendita y consagrada memoria de Jorge Graizer Z´L y Raquel Alfaya Z´L Sus hijas y nietos.

A la bendita y consagrada memoria de León y Lidia Rainstein Z´L Con el amor de siempre Sus hijas Irene, Adriana y flías. A la bendita memoria de

Sara Gubspun de Komarofsky Z´L Moises Komarofsky Z´L Enrique Bryner Z´L

Pupe Rosinov de Bryner Z´L 43


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Placas

Los arcos son una simbolización del Kotel (Muro de los Lamentos) donde se consagran las placas recordatorias de nuestros seres queridos y de ssus nombres, de bendita memoria, ligados a la Vida Eterna. Nosotros nos sentimos continuadores con ellos de la Vida Creadora, de sus proyectos, de sus sueños y de nuestra pertenencia a la cosmovisión religiosa y espiritual de nuestro Pueblo y de su Torah de Vida. La luz está reservada a los justos y la alegría a los rectos del corazón.

Recuerde a sus seres queridos fallecidos Z´L con una placa recordatoria en nuestro Memorial

Para más informes en Secretaría llamar al Tel.: 4781-4070

A la bendita y sagrada memoria de Oscar Cancellieri Z´L, Elizabeth Abraham Jonte Z´L y Rafael Abraham Z´L

44


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Talmud Torá en Mishkán Seguimos estudiando para nuestro Bar y Bat Mitzvah, ahora por Zoom

“No es lo que uno dice, sino lo que uno hace, lo que marca la diferencia en el mundo”

Adaptado de Pirkei Avot 1:17

Aportar para fortalecer la obra de Mishkán significa seguir acercando contención, educación, ayuda solidaria y un marco judío religioso inclusivo, humanista y amoroso. Para muchos somos el único vínculo con nuestra tradición. Valoramos el esfuerzo de quienes sostienen a la Comunidad. Como aprendimos de nuestros padres y abuelos, si cada uno ayuda con lo que su situación le permite, es más fácil y justo para todos. Podés donar ahora de forma segura en: www.mishkan.org.ar/donar o por transferencia o depósito en nuestra cuenta en el Banco Santander 519-000336/8 CBU 0720519420000000033686 Queremos seguir estando acá para vos, para los demás y para los que aún no llegaron. ¡Muchas gracias y sigamos adelante juntos!

Alan, Jorgelina, Chloe, Dana y Sienna Leiser desean a la comunidad Mishkán Shaná Tová Umetuká 5781 45


Mishkán    Altas Fiestas 5781

A la bendita memoria de Alicia Silvana Abadi Z'L Te recordamos con amor Familia Sucri

A la bendita memoria de Adela y Simón Lisman

Werner Sundheimer Z´L Eva Glaser de Sundheimer Z´L

A la bendita memoria de Daniel León Najmias Z´L

Shaná Tová Umetuká

Con amor lo recuerdan Su hija y familia

En memoria de Bernardo Hass Z´L a 10 años de su partida

46

Martin, Cecilia y Lorenzo Pusseto-Wenner

A la comunidad Mishkán Liliana Krichesky y Julieta les desean un Shana Tova Umetuka 5781


Mishkán    Altas Fiestas 5781

Adhesión Familia Chernitsky

LG . RR

N.K. y S.P.

Leticia y Alberto Kravietz

Celebremos juntos con alegría y creatividad en la riqueza de la diversidad. SHANÁ TOVÁ UMETUKÁ 5781 Lili, Jorge, Jimena y Alejandro Muchas gracias a todo Mishkan por acompañar siempre a la comunidad y felicitaciones a Diego Elman por su primer año como Rabino adjunto y por toda su energía positiva que se siente en todo lo que hace. ¡¡Shaná tová!! Augusto Marchak A un año de nuestro casamiento queremos agradecerle a toda la comunidad. Shana tová! Familia Zukierman Okragly

A la bendita memoria de Antonio Belluscio y Haydée Angélica Panelo de Belluscio 47


Mishkán    Altas Fiestas 5781

LUAJ 5781- 2020/2021 Ritual Reformista Erev Rosh Hashana

18/09/20

Erev Pesaj

27/03/21

Rosh Hashaná

19/09/20

Pesaj

28/03/21

Erev Iom Kipur

27/09/20

7º Pesaj

03/04/21

Iom Kipur

28/09/20

8º Pesaj

04/04/21

Erev Sukot

02/10/20

Erev Iom Haatzmaut

16/04/21

Sukot

03/10/20

Iom Haatzmaut

17/04/21

Shemini Atzeret

10/10/20

Lag Baomer

30/04/21

Simjat Torah

11/10/20

Iom Ierushalaim

10/05/21

Erev Januka 1ª vela

11/12/20

Erev Shavuot

16/05/21

Januka 2ª vela

12/12/20

Shavuot

17/05/21

Januka 3ª vela

13/12/20

Ayuno 17 de Tamuz

27/06/21

Januka 4ª vela

14/12/20

Ayuno de Av

18/07/21

Januka 5ª vela

15/12/20

Erev Rosh Hashana

6/09/21

Januka 6ª vela

16/12/20

Rosh Hashana

7/09/21

Januka 7ª vela

17/12/20

Januka 8ª vela

18/12/20

Januka

19/12/20

Ayuno Asara Betevet

25/12/20

Tu Bishevat

28/01/21

48


Profile for CEJ Mishkán

Revista Mishkán Anuario 5781  

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded