3 minute read

María Eugenia Campos Galván

La Gobernadora del Estado platica sobre el liderazgo femenino, quién la inspira y sus logros al frente de Chihuahua

Por Marisol Rodr Guez

Advertisement

FOTOS: ANA KAREN ACOSTA

Una gran oportunidad de hacer una política diferente y el mayor reto que ha tenido en su camino por el servicio público, es lo que representa para María Eugenia Campos Galván ser mujer y estar al frente del estado de Chihuahua.

“Desde el principio, asumí con determinación y con la profunda convicción de que un gobierno cercano y que avanza siempre con miras al bien común, es posible para Chihuahua. Estar al frente es tener la gran oportunidad de cambiar vidas”, expresa.

Ha sido ubicada en el séptimo puesto de popularidad entre gobernadores del país, ¿a qué atribuye este lugar?

Es un honor que sin duda ha sido el fruto de mucho trabajo, no solo de una servidora sino de un gran equipo de personas dispuestas a entregarlo todo para hacer de nuestro Estado un verdadero hogar para todos. Nosotros nos concentramos en lograr resultados palpables para Chihuahua, escuchando las necesidades de la ciudadanía y trabajando al límite de nuestras fuerzas para atenderlas; eso la gente lo percibe y lo aprecia.

En el mundo actual, ¿cómo percibe el rol de la mujer en la sociedad?

Hoy podemos hablar de roles, así en plural; de representaciones importantísimas prácticamente en todos los ámbitos. Las mujeres nos hemos ido incorporando cada vez más a la vida laboral y a la vida pública. Esos roles y, sobre todo, la importancia de la mujer hoy es más visible.

¿Qué mujeres la han inspirado a lo largo de su vida?

Recuerdo muy bien un cuadro que estaba en mi casa cuando era niña y había varios hombres, pero solo una mujer, la única en ese cuadro de destacados científicos; la conocida Marie Curie. Ese contraste llamó mucho mi atención, la considero un ejemplo de vocación, entrega y de una gran inteligencia. Ella, al lado de otras grandes mujeres, han sido de gran inspiración para romper paradigmas y para reafirmar la confianza en que, al margen de todo, las mujeres podemos imprimir grandes cambios. Y por supuesto, mi madre. Fue con su ejem- plo de vida y determinación para siempre salir adelante, que supe que yo también podía trazar mi propio camino de vida. Si hoy soy gobernadora, mucho se lo debo a la mujer que me dio las herramientas para llegar hasta aquí. se fue abriendo la brecha y eso queda más que claro. Los estereotipos están en todos lados, pero las mujeres sí podemos y, hablando concretamente de esa discriminación estereotipada hacia la mujer, creo que nuestra capacidad siempre se ha sobrepuesto. Pero insisto, aún hay camino que recorrer, y es uno que debemos caminar juntas más allá de ciertas posiciones que nos dividen.

¿Cuál considera que es su logro más importante como gobernadora?

En estos 15 meses en el gobierno las acciones emprendidas han sido muchas. Pero podemos decir que el gran logro consiste en haber puesto orden en la casa. El problema más grave fueron los malos manejos financieros que nos dejaron, una gran deuda. Por eso, reordenamos las finanzas, se renegoció la deuda y estamos invirtiendo en más programas y obras para las familias chihuahuenses.

¿Cree que el liderazgo femenino es una tendencia actual o realmente hemos avanzado?

Creo que las mujeres siempre hemos tenido la capacidad de guiar y dirigir. Esa gran capacidad, con esfuerzo, se ha hecho más evidente con el pasar del tiempo y, en la actualidad, lo que ha cambiado son las posibilidades de aplicarlo en otras áreas que antes no se podía. Por ejemplo, ahora estamos en los puestos donde se toman decisiones importantes; tenemos derecho a votar y ser votadas, a que la población nos elija como sus representantes.

¿Cuál considera que es su mayor virtud?

La perseverancia. Es algo que me enseñó mi madre, y que ha sido un factor imprescindible para lograr lo que me propongo. Trato de no quitar el dedo del renglón, siempre haciendo el máximo esfuerzo para dar lo mejor de mí.

En su etapa formativa y experiencia profesional, ¿cuáles son los estereotipos a los que se ha enfrentado?

Bueno, recuerdo que cuando estudié derecho éramos menos mujeres que hombres, y no faltaba quien nos cuestionara si realmente podíamos hacerlo, pero poco a poco

Además, se rescataron obras y programas que son muy necesarios y que fueron abandonados o cerrados. Como el BRT en Ciudad Juárez; la rehabilitación y ampliación de 6 hospitales en las ciudades más grandes del estado y la certificación de 235 estancias infantiles en apoyo a las madres y padres que trabajan.

Y otro gran logro que sigue caminando a paso firme ha sido nuestra estrategia integral de seguridad. Se trata de la plataforma Centinela y de todo el trabajo en conjunto por la dignificación y profesionalización de nuestra policía.

¿Qué mensaje le gustaría dar a las mujeres chihuahuenses?

Que jamás desconfíen de sí mismas, que la mujer chihuahuense es fuerte y valiente, y que juntas estamos saliendo adelante. Porque podemos aportar mucho y porque ya estamos escribiendo nuestra propia historia.

Pero sobre todo les diría: no están solas. Chihuahua tiene gobernadora, y no hay nadie mejor para cuidar de una mujer que otra mujer. Estén seguras de que seguiremos generando políticas públicas para que ustedes y sus familias puedan tener una vida más digna y mayores oportunidades. Las invito a que nuestro liderazgo, nuestra voz y nuestras acciones sean un referente para otras mujeres. ¡Juntas, sí podemos!