Page 1

N.º 25 • XII DOMINGO TIEMPO ORDINARIO CICLO A

N

• 22 de Junio de 2014 •

«NO tengan miedo»

os exhorta Jesús –en el Evangelio de este Domingo– a no temer nada, excepto al pecado, que quita la amistad con Dios y conduce a la eterna condenación. Ante las dificultades, debemos ser fuertes y valerosos, como corresponde a hijos de Dios: «No tengan miedo a los que matan el cuerpo – nos dice el Señor–, pero no pueden matar el alma; teman ante todo al que puede hacer perder alma y cuerpo en el infierno». El santo temor de Dios es un don del Espíritu Santo que facilita la lucha decidida contra el pecado, contra aquello que separe de Él, y nos mueve a huir de las ocasiones de pecar, a no fiarnos de nosotros mismos, a tener presente en todo momento que tenemos los "pies de barro", frágiles y quebradizos. Los males corporales, incluida la muerte,

no son nada en comparación con los males del alma: el pecado. Fuera del temor de perder a Dios –que es cuidado filial, precaución de no ofenderle–, nada debe inquietarnos. En determinados momentos de nuestro caminar, podrán ser grandes las tribulaciones que padezcamos, y el Señor nos dará, entonces, las gracias necesarias para sobrellevarlas y crecer en la vida interior: «Te basta mi gracia» (2 Cor 12, 9), nos dirá Jesús. El que asistió a Pablo nos sacará adelante a nosotros. En esos momentos invocaremos al Señor con fe y con humildad… De ordinario, sin embargo, será en lo pequeño donde manifestaremos la fortaleza y la valentía: al rechazar una invitación, con educación, pero con firmeza, para concurrir a un lugar o asistir a un espectáculo en el que un buen cristiano debe sentirse incómodo; a la hora de

manifestar el acuerdo o desacuerdo ante la orientación que los profesores quieren dar a la educación de los hijos; a la hora de cortar esa conversación menos limpia, o en el momento de invitar a un amigo a unas clases de formación, o de provocar esa conversación que puede desembocar en el consejo delicado y oportuno que le acerque a la Confesión sacramental... Son con frecuencia las pequeñas cobardías las que frenan o impiden un misión de horizontes grandes. Son también las "pequeñas valentías" las que hacen eficaz una vida. "A la hora del desprecio de la Cruz, la Virgen está allá, cerca de su Hijo, decidida a correr su misma suerte. Perdamos el miedo a conducirnos como cristianos responsables, cuando no resulta cómodo en el ambiente donde nos desenvolvemos: Ella nos ayudará".

1


Lectura del libro del profeta Jeremías 20, 10-13

ORACIÓN COLECTA

Señor, concédenos vivir siempre en el amor y respeto a tu santo nombre, ya que jamás dejas de proteger a quienes estableces en el sólido fundamento de tu amor. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos.

SALMO RESPONSORIAL Sal 68, 8-1014 y 17.33-35

R. Escúchame, Señor, porque eres bueno. Por ti he sufrido oprobios y la vergüenza cubre mi semblante. Extraño soy y advenedizo, aun para aquellos de mi propia sangre; pues me devora el celo de tu casa, el odio del que te odia, en mí recae. R. Escúchame, Señor, porque eres bueno. A ti, Señor, elevo mi plegaria, ven en mi ayuda pronto; escúchame conforme a tu clemencia, Dios fiel en el socorro. Escúchame, Señor, pues eres bueno y en tu ternura vuelve a mí tus ojos. R. Escúchame, Señor, porque eres bueno. Se alegrarán, al verlo, los que sufren; quienes buscan a Dios tendrán más ánimo, porque el Señor jamás desoye al pobre ni olvida al que se encuentra encadenado. Que lo alaben por esto cielo y tierra, el mar y cuanto en él habita. R. Escúchame, Señor, porque eres bueno.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Cfr. Ap 1, 8

R. Aleluya, aleluya. El Espíritu de verdad dará testimonio de mí –dice el Señor– y también ustedes serán mis testigos.

R. Aleluya, aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que la recepción de este sacramento y nuestra profesión de fe en la Trinidad santa y eterna, y en su Unidad indivisible, nos aprovechen, Señor, Dios nuestro, para la salvación de cuerpo y alma. Por Jesucristo, nuestro Señor.

2

En aquel tiempo, dijo Jeremías: “Yo oía el cuchicheo de la gente que decía: ‘Denunciemos a Jeremías, denunciemos al profeta del terror’. Todos los que eran mis amigos espiaban mis pasos, esperaban que tropezara y me cayera, diciendo: ‘Si se tropieza y se cae, lo venceremos y podremos vengarnos de él’. Pero el Señor, guerrero poderoso, está a mi lado; por eso mis perseguidores caerán por tierra y no podrán conmigo; quedarán avergonzados de su fracaso y su ignominia será eterna e inolvidable. Señor de los ejércitos, que pones a prueba al justo y conoces lo más profundo de los corazones, haz que yo vea tu venganza contra ellos, porque a ti he encomendado mi causa. Canten y alaben al Señor, porque Él ha salvado la vida de su pobre de la mano de los malvados”. Palabra de Dios.

Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los romanos 5, 12-15

Hermanos: Por un solo hombre entró el pecado en el mundo y por el pecado entró la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres, porque todos pecaron. Antes de la ley de Moisés ya existía el pecado en el mundo y, si bien es cierto que el pecado no se castiga cuando no hay ley, sin embargo, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, aun sobre aquellos que no pecaron como pecó Adán, cuando desobedeció un mandato directo de Dios. Por lo demás, Adán era figura de Cristo, el que había de venir. Ahora bien, el don de Dios supera con mucho al delito. Pues si por el pecado de un solo hombre todos fueron castigados con la muerte, por el don de un solo hombre, Jesucristo, se ha desbordado sobre todos la abundancia de la vida y la gracia de Dios. Palabra de Dios.

EVANGELIO Lectura del santo Evangelio según san Juan 3, 16-18

E

n aquel tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles: “No teman a los hombres. No hay nada oculto que no llegue a descubrirse; no hay nada secreto que no llegue a saberse. Lo que les digo de noche, repítanlo en pleno día, y lo que les digo al oído, pregónenlo desde las azoteas. No tengan miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman, más bien, a quien puede arrojar al lugar de castigo el alma y el cuerpo. ¿No es verdad que se venden dos pajarillos por una moneda? Sin embargo, ni uno solo de ellos cae por tierra si no lo permite el Padre. En cuanto a ustedes, hasta los cabellos de su cabeza están contados. Por lo tanto, no tengan miedo, porque ustedes valen mucho más que todos los pájaros del mundo. A quien me reconozca delante de los hombres, yo también lo reconoceré ante mi Padre, que está en los Cielos; pero al que me niegue delante de los hombres, yo también lo negaré ante mi

Padre, que está en los Cielos”. Palabra del Señor.


Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

La Profesión de nuestra

Fe

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del Cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por Quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación, bajó del Cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras; y subió al Cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su Reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo; que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

Gloria a Dios en el Cielo, y en la Tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos; te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial,

E

l próximo 27 de junio, la Iglesia, con gran Solemnidad, celebra esta fiesta. Estas son las promesas principales hechas por el Sagrado Corazón de Jesús a Santa Margarita de Alacoque: 1.

A las almas consagradas a mi Corazón, les daré las gracias necesarias para su estado. 2. Daré paz a sus familias. 3. Las consolaré en todas sus aflicciones. 4. Seré su amparo y refugio seguro durante la vida, y principalmente en la hora de la muerte. 5. Derramaré bendiciones abundantes sobre sus empresas. 6. Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente y el océano infinito de la misericordia. 7. Las almas tibias se harán fervorosas. 8. Las almas fervorosas se elevarán rápidamente a gran perfección. 9. Bendeciré las casas en donde la imagen de mi Sagrado Corazón esté expuesta y sea honrada. 10. Daré a los sacerdotes la gracia de mover los corazones empedernidos.

Gloria

Dios Padre todopoderoso. Señor Hijo único, Jesucristo, Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre. Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica;

11. Las personas que propaguen esta devoción, tendrán escrito su nombre en mi Corazón y jamás será borrado de él. 12. A todos los que comulguen nueve primeros viernes de mes continuos, el amor omnipotente de mi Corazón les concederá la gracia de la perseverancia final.

Las condiciones para ganar esta gracia son tres: •

Recibir la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes de mes de forma consecutiva y sin ninguna interrupción. Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final. Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.

Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo Tú eres santo, sólo Tú, Señor, sólo Tú, Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo, en la gloria de Dios Padre. Amén.

3


L

OREMOS por la Asamblea Diocesana de Pastoral

os días 25, 26 y 27 de junio de 2014 se realizará, en nuestra ciudad de Guadalajara, la Asamblea Diocesana de Pastoral. “Una Asamblea Diocesana, aunque no tiene la fuerza y legislación de un Sínodo Diocesano, sí es importante porque pone en marcha y actualiza la tarea evangelizadora según las necesidades que van surgiendo en la sociedad y en la Iglesia”.

ORACIÓN Padre lleno de bondad, acudimos confiados a tu misericordia, Tú que dispones de todas las cosas para bien de los que amas, escucha nuestras súplicas a favor de la Asamblea Diocesana de Guadalajara, acompaña a nuestra Iglesia en su discernimiento pastoral para elegir el mejor camino que haga presente entre nosotros a tu Hijo Jesucristo y su Evangelio. Señor Jesús, Hijo consustancial del Padre, conduce los caminos de esta Iglesia de Guadalajara hacia las fuentes de agua viva que brotan de tu palabra y de la Eucaristía. Espíritu Santo, Maestro interior de las almas, ilumina con tus siete dones a esta Iglesia de Guadalajara, haciéndola crecer en comunión, participación y misión para que las comunidades cristianas encuentren nuevos caminos de vida y santidad. Virgen Santísima de Zapopan, Estrella de la Nueva Evangelización, Tú que desde el nacimiento de nuestra Iglesia has alentado las tareas evangelizadoras en estas tierras, acompáñanos e intercede por nosotros para que nuestra Iglesia de Guadalajara, en comunión con nuestros Santos y Beatos Mártires, haga sólo y siempre lo que tu Hijo nos diga. Amén.

JUBILEO CIRCULAR 23, 24 y 25: Lunes, Martes y Miércoles

SANTA TERESA CORPUS CHRISTI SAN ENRIQUE EMPERADOR VILLA DE GUADALUPE, Atemajac SAN AMBROSIO, Polanco SAN FRANCISCO DE ASÍS, Tala NTRA. SRA. DE LA ESPERANZA, Cuquío SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, Bosques de Tonalá

26, 27 y 28: Jueves, Viernes y Sábado MARÍA MADRE DE CRISTO SEÑOR DEL PERDÓN SAN JUAN BAUTISTA, San Juan de Ocotán LA MEDALLA MILAGROSA, Lomas de Tabachines JESÚS NAZARENO, Amatlán de Cañas SAN LORENZO, Tesistán JESÚS NAZARENO, Amatlán de Cañas DULCE CORAZÓN DE MARÍA, Arenales Tapatíos SAN IGNACIO DE LOYOLA, Ahualulco AHUATLÁN, Ocotlán

CONSULTA LA HOJA PARROQUIAL: DIRECTOR RESPONSABLE: Pbro. Adalberto González González www.arquidiocesisgdl.org.mx/publicaciones/hojaparroquial REDACCIÓN: Pbro. Alberto Ávila / Pbro. Juan Javier Padilla DISEÑO E IMPRESIÓN: Centro Católico de Comunicaciones. Liceo 17, Guadalajara, Jal. Tel.: 3942-4305 Tels. 3002-6470 • 3002-6471 ADMINISTRACIÓN: Pbro. Rubén Darío Rivera • Alcalde 294, Guad., Jal. Tel. 3614-2746

4

Boletín semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara, A.R. Tiraje de 200,000 a 300,000. $40.00 ciento

Hoja Parroquial - 22 de Junio de 2014 - Num. 25  

Boletín Semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara