Page 1

N.º 22 • La Ascensión del Señor, Ciclo A

• 1o de Junio de 2014 •

A donde vas, te seguirá nuestra ESPERANZA

L

as montañas en el paisaje judío, casi siempre, son un lugar de la presencia de Dios, quien sale siempre al encuentro de aquellos que ama para que, a su vez, éstos, saliendo de una rutina rastrera, quieran levantar un poco la vista al cielo y ascender en sus aspiraciones. Es en este monte de Galilea, el día de la Ascensión, donde Jesús congrega a sus discípulos no tanto para despedirse, sino para subrayar la tarea que deja, sin olvidar, por supuesto, la garantía de su presencia. Es una fiesta dentro del tiempo pascual que subraya el quehacer para los creyentes, no sin antes advertir la preocupación de Jesús por estar siempre cercano.

La Ascensión del Señor puede ser nuestra Oficialmente, y en la plática social, casi todos vamos “hacia arriba”. Presumimos de estadísticas muy convenientes. En la vida pública se ostentan datos manipulados, a favor de las convenientes propagandas de los que están en el poder. Quieren, ciertamente, que nuestras esperanzas vayan hacia arriba, pero la realidad lleva un signo doloroso totalmente contrario: “(...) los campesinos –como dijo alguna vez el Papa Paulo VI– adquieren la conciencia de su miseria no merecida (...)”, mientras otros gozan de una civilización altamente refinada, y muchos viven en condiciones de trabajo indignas de cualquier ser humano. Ascender con Jesús es animar nuestra esperanza para poner a prueba las inquietudes más profundas y mejorar nuestra condición de hombres creyentes.

¡«Serán mis testigos»! Jesús es el Señor que domina la muerte, Él ha quedado libre de todo sometimiento; invita a la Iglesia a sentirse enviada a todo el mundo con la libertad y el poder de Jesús Resucitado para transformar las situaciones de muerte, de engaño, en oportunidades de vida de verdad; llamados a ser testigos de la Ascensión de Jesús en el mundo; mejorar cada cual el entorno social, hasta donde nos ajusten las fuerzas y el compromiso de creyentes. La Iglesia nace de las llagas del crucificado y es enviada al mundo como testigo de la libertad, para anunciar y comunicar que Cristo está vivo. Desde Jerusalén hasta los confines en tiempo y en espacio. Moverte es vivir «Como ellos estuvieron mirando fijamente al cielo mientras Él se iba...», dos hombres vestidos de blanco los sacaron de su modorra. Les dijeron: «Este Jesús volverá». La fiesta de la Ascensión es, sobre todo, un momento para fortalecer la esperanza. Lo recuerda también la Carta a los Efesios que hoy leemos: «(...) para que conozcan la esperanza a la cual han sido llamados». En las circunstancias actuales, la esperanza parece derrotada de antemano; Jesús, sin embargo, ilumina los ojos del corazón. Cuestión de seguirlo.

1


ORACIÓN COLECTA Te rogamos nos concedas, Dios todopoderoso, que al reafirmar, en este día, nuestra fe en la ascensión a los cielos de tu Unigénito, nuestro Redentor, nosotros vivamos también con nuestros pensamientos puestos en las cosas celestiales. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios por los siglos de los siglos.

SALMO RESPONSORIAL Sal 46, 2-3. 8-9. 10

R. Entre voces de júbilo, Dios asciende a su trono. Aleluya. Aplaudan, pueblos todos; aclamen al Señor, de gozo llenos; que el Señor, el Altísimo, es terrible y de toda la tierra, rey supremo. R. Entre voces de júbilo, Dios asciende a su trono. Aleluya. Entre voces de júbilo y trompetas, Dios, el Señor, asciende hasta su trono. Cantemos en honor de nuestro Dios, al rey honremos y cantemos todos. R. Entre voces de júbilo, Dios asciende a su trono. Aleluya. Porque Dios es el rey del universo, cantemos el mejor de nuestros cantos. Reina Dios sobre todas las naciones desde su trono santo. R. Entre voces de júbilo, Dios asciende a su trono. Aleluya.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Mt 28, 19. 20

R. Aleluya, aleluya. Vayan y enseñen a todas las naciones –dice el Señor–, y sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo. R. Aleluya, aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dios todopoderoso y eterno, que nos permites participar en la tierra de los misterios divinos, concede que nuestro fervor cristiano nos oriente hacia el Cielo, donde ya nuestra naturaleza humana está contigo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

2

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles 1, 1-11

En mi primer libro, querido Teófilo, escribí acerca de todo lo que Jesús hizo y enseñó, hasta el día en que ascendió al cielo, después de dar sus instrucciones, por medio del Espíritu Santo, a los apóstoles que había elegido. A ellos se les apareció después de la Pasión, les dio numerosas pruebas de que estaba vivo y durante cuarenta días se dejó ver por ellos y les habló del Reino de Dios. Un día, estando con ellos a la mesa, les mandó: “No se alejen de Jerusalén. Aguarden aquí a que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que ya les he hablado: Juan bautizó con agua; dentro de pocos días ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo”. Los ahí reunidos le preguntaban: “Señor, ¿ahora sí vas a restablecer la soberanía de Israel?”. Jesús les contestó: “A ustedes no les toca conocer el tiempo y la hora que el Padre ha determinado con su autoridad; pero cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes, los llenará de fortaleza y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los últimos rincones de la tierra”. Dicho esto, se fue elevando a la vista de ellos, hasta que una nube lo ocultó a sus ojos. Mientras miraban fijamente al cielo, viéndolo alejarse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: “Galileos, ¿qué hacen allí parados, mirando al cielo? Ese mismo Jesús que los ha dejado para subir al cielo, volverá como lo han visto alejarse”. Palabra de Dios.

Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los efesios 1, 17-23

Hermanos: Pido al Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, que les conceda espíritu de sabiduría y de reflexión para conocerlo. Le pido que les ilumine la mente para que comprendan cuál es la esperanza que les da su llamamiento, cuán gloriosa y rica es la herencia que Dios da a los que son suyos y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros, los que confiamos en Él, por la eficacia de su fuerza poderosa. Con esta fuerza resucitó a Cristo de entre los muertos y lo hizo sentar a su derecha en el Cielo, por encima de todos los ángeles, principados, potestades, virtudes y dominaciones, y por encima de cualquier persona, no sólo del mundo actual sino también del futuro. Todo lo puso bajo sus pies y a Él mismo lo constituyó cabeza suprema de la Iglesia, que es su cuerpo, y la plenitud del que lo consuma todo en todo. Palabra de Dios.

EVANGELIO Lectura del santo Evangelio según san Mateo 28, 16-20

E

n aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea y subieron al monte en el que Jesús los había citado. Al ver a Jesús, se postraron, aunque algunos titubeaban. Entonces, Jesús se acercó a ellos y les dijo: “Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y enseñen a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándolas a cumplir todo cuanto yo les he mandado; y sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo”. Palabra del Señor.


150 Aniversario de la Arquidiócesis de Guadalajara

La Profesión de nuestra

Fe

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del Cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por Quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación, bajó del Cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras; y subió al Cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su Reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo; que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

Gloria a Dios en el Cielo, y en la Tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos; te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial,

Se concede Indulgencia Plenaria

C

on motivo del 150 Aniversario de la erección de la Arquidiócesis de Guadalajara, el Emmo. Sr. Cardenal José Francisco Robles ha concedido que los católicos puedan ganar la Indulgencia Plenaria durante el Jubileo del aniversario de la Arquidiócesis, del 19 de abril de 2014 al 5 de abril de 2015. “Tenemos que cumplir con una pena por el mal que causaron nuestros pecados, y las Indulgencias son gracias de Dios y de los Santos que se aplican a esa deuda de pena por nuestros pecados. Y para cumplir con esta Indulgencia, se requiere acatar las condiciones de confesarse, comulgar, rezar un Padre Nuestro y un Ave María por las intenciones del Papa Francisco”, explicó el Cardenal José Francisco Robles. Podrán hacerlo quienes acudan a la Catedral Basílica de La Asunción de María o a los Templos que llegaron a conformar la circunscripción diocesana en 1864, y cuyos nombres son: El Sagrario Metropolitano; San Miguel Arcángel, en Cocula; Santiago Apóstol, en Ameca; Nuestra Señora del Rosario, en Poncitlán; Señor Milagroso, en Magdalena; San Pedro, en Zapopan; San Antonio de Padua, en Tlajomulco; San Francisco de Asís, en Juchipila, Zacatecas; San Francisco de Asís, en Nochistlán, Zac.; Nuestra Señora del Rosario,

Gloria

Dios Padre todopoderoso. Señor Hijo único, Jesucristo, Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre. Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica;

en Zapotlanejo; San Juan Bautista, en El Teúl, Zac.; Santiago Apóstol, en Tequila; La Purísima Concepción, en Etzatlán; La Inmaculada Concepción, en Amatlán de Jora, Nayarit; Santiago Apóstol, en Tonalá; San Francisco, en Ahualulco; San Felipe Apóstol, en Cuquío; San José de Analco, Guadalajara; Nuestra Señora del Favor, en Hostotipaquillo; San Francisco de Asís, en Tala; Nuestra Señora del Rosario, en Mezquital del Oro, Zac.; San Francisco de Asís, en Chapala; San José, en Bolaños; Jesús Nazareno, en Amatlán de Cañas, Nay.; Nuestra Señora del Rosario, en Totatiche; San Pascual Bailón, en Chimaltitán; Señor del Monte, en Jocotepec; Santa Mónica, de La Barca; San Cristóbal de la Barranca; Virgen de Guadalupe, en La Yesca, Nay.; San Juan Bautista, en el Barrio de Mexicaltzingo; Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, Ciudad; Señor de La Misericordia, en Ocotlán; Santiago Apóstol, en Moyahua, Zac.; Virgen de Guadalupe, en Ixtlahuacán del Río; Dulce Nombre de Jesús, Ciudad; Nuestra Señora del Rosario, Toluquilla; San Pedro, Tlaquepaque; Santa Ana, Acatlán; Señor de La Ascensión, Teuchitlán. También podrán obtener Indulgencia Plenaria quienes estén en Gracia y visiten el Santuario de los Mártires de Cristo.

Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo Tú eres santo, sólo Tú, Señor, sólo Tú, Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo, en la gloria de Dios Padre. Amén.

3


Solemne Procesión Diocesana del Corpus Christi 2014

E

l sábado 21 de junio de 2014 se llevará a cabo la celebración de la “Solemne Procesión Diocesana del Corpus Christi”, que dará inicio con la Misa a las 7:00 p.m. en la Explanada del Templo Expiatorio, para después iniciar el recorrido por las calles de nuestra ciudad de Guadalajara con la monumental custodia del Santísimo Sacramento. Este año, el lema de la procesión será: “Denles ustedes de comer” (Lc 9, 13). Este día, dentro de la celebración, se concluirá también el IV Congreso Eucarístico Diocesano, el cual se desarrollará del 16 al 21 de junio en las instalaciones de la Universidad del Valle de Atemajac. La Solemnidad del Corpus Christi es una fiesta que se celebra en toda la Iglesia Universal. Con esta fiesta, la Iglesia quiere, primero, conmemorar la institución de la Eucaristía por Cristo, el Jueves Santo; desea también reavivar y exaltar la fe en la presencia real de Jesús en la Eucaristía; y quiere tributar a la Eucaristía un culto público y grandioso de adoración, amor y gratitud, por medio de una solemne procesión.

Jubileo Circular 2, 3 y 4: Lunes, Martes y Miércoles Cruz Santa, Pintas de Arriba San Alfonso María de Ligorio, Tlaquepaque San Francisco de Asís, Col. Jalisco La Inmaculada Concepción Mártires Mexicanos de Cristo Rey Sagrado Corazón, San José del Castillo Ntra. Sra. del Rosario, Santa Cruz de las Flores Ntra. Sra. del Refugio, Totatiche El Sagrado Corazón y Sta. María de Guadalupe, El Verde

5, 6 y 7: Jueves, Viernes y Sábado San Juan Macías La Transfiguración del Señor Madre de los creyentes La Sagrada Familia, Canal 58 Santa Teresita del Niño Jesús, Dec. San Pedro Santa María Madre y Reina de la Paz Santa Lucía, Tesistán San Miguel, Santa Fe

Consulta la Hoja Parroquial: Director Responsable: Pbro. Adalberto González González www.arquidiocesisgdl.org.mx/publicaciones/hojaparroquial Redacción: Pbro. Alberto Ávila / Pbro. Juan Javier Padilla Diseño e Impresión: Centro Católico de Comunicaciones. Liceo 17, Guadalajara, Jal. Tel.: 3942-4305 Tels. 3002-6470 • 3002-6471 Administración: Pbro. Rubén Darío Rivera • Alcalde 294, Guad., Jal. Tel. 3614-2746

4

Boletín semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara, A.R. Tiraje de 200,000 a 300,000. $40.00 ciento

Hoja Parroquial - 1 de Junio de 2014 - Num. 22  

Boletín Semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you