Issuu on Google+

Parroquial Hoja

H

N.º 21 • Solemnidad: Santísima Trinidad / Ciclo C

• 26 de Mayo de 2013 • Fundada el 4 de junio de 1930. Registro postal: IM14-0019, impresos depositados por sus editores o agentes. INDA-04-2007-103013575500-106

Arquidiócesis de Guadalajara, A.R.

Ser Imagen y Semejanza de Dios Uno y Trino

oy celebramos la Solemnidad de la Santísima Trinidad. La revelación que Dios hace del misterio de su ser, no fue sólo para justificar nuestra curiosidad –propia de todo ser humano– de saber cómo es Dios, sino para algo más: para saber cómo tenemos que ser los hechos a su imagen y semejanza. Toda la revelación está en función de las necesidades del ser humano. Para que éste sea lo que tiene que ser. Ser imagen de un Dios que es comunión de palabra y de amor, personificado en el Padre, el Hijo y el Espíritu, quiere decir que nosotros, hechos a su imagen, seremos lo que tenemos que ser, nos realizaremos humanamente –como suele decirse– en la medida que vivimos en comunión de palabra y de amor unos con otros. Diálogo y afecto es lo esencial de

demás, y entendemos que la verdad suprema es la que en el amor somos lo que hemos de ser. Así es el Dios de la Trinidad, del que nuestra vida ha de ser imagen. La Trinidad es el misterio de Dios que nos revela nuestro propio misterio.

nuestro ser: Comunión de verdad y de afecto es lo que nos hace ser semejantes a la Trinidad. Tener fe en ese misterio es aceptar que nuestra vida es realmente humana cuando somos buscadores de la verdad en diálogo con los

Imagen de su Hijo De tal modo ama el Padre al mundo que, para salvarlo, envía a su Hijo que da su vida por nosotros, resucita, sube al Cielo y envía al Espíritu. El Padre traza en nosotros la imagen de su Hijo, de manera que, al vernos, ve en nosotros a su propio Hijo. Esta visión de la Trinidad, denominada “económica”, nos permite situarnos mejor con respecto a ella, haciendo que entendamos más claramente cómo el Bautismo y toda nuestra actividad cristiana nos insertan en esa Trinidad que no es una mera abstracción.

1


ORACIÓN COLECTA Dios Padre, que al enviar al mundo al Verbo de verdad y al Espíritu de santidad, revelaste a los hombres tu misterio admirable, concédenos que al profesar la fe verdadera, reconozcamos la gloria de la eterna Trinidad y adoremos la unidad de su majestad omnipotente. Por nuestro Señor Jesucristo.

SALMO RESPONSORIAL Salmo 8, 4-5. 6-7. 8-9

¡Qué admirable, Señor, es tu poder! Cuando contemplo el cielo, obra de tus manos, la luna y las estrellas, que has creado, me pregunto: ¿Qué es el hombre para que de él te acuerdes, ese pobre ser humano, para que de él te preocupes? ¡Qué admirable, Señor, es tu poder! Sin embargo, lo hiciste un poquito inferior a los ángeles, lo coronaste de gloria y dignidad; le diste el mando sobre las obras de tus manos y todo lo sometiste bajo sus pies. ¡Qué admirable, Señor, es tu poder! Pusiste a su servicio los rebaños y las manadas, todos los animales salvajes, las aves del cielo y los peces del mar, que recorren los caminos de las aguas. ¡Qué admirable, Señor, es tu poder!

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Cfr. Ap 1, 8 R. Aleluya, aleluya. Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Al Dios que es, que era y que vendrá.

R. Aleluya, aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN Que la recepción de este sacramento y nuestra profesión de fe en la Trinidad santa y eterna, y en su unidad indivisible, nos aprovechen, Señor, Dios nuestro, para la salvación del cuerpo y el alma. Por Jesucristo, nuestro Señor.

2

Lectura del libro de los Proverbios 8, 22-31 Esto dice la sabiduría de Dios: “El Señor me poseía desde el principio, antes que sus obras más antiguas. Quedé establecida desde la eternidad, desde el principio, antes de que la tierra existiera. Antes de que existieran los abismos y antes de que brotaran los manantiales de las aguas, fui concebida. Antes de que las montañas y las colinas quedaran asentadas, nací yo. Cuando aún no había hecho el Señor la tierra ni los campos ni el primer polvo del universo, cuando Él afianzaba los cielos, ahí estaba yo. Cuando ceñía con el horizonte la faz del abismo, cuando colgaba las nubes en lo alto, cuando hacía brotar las fuentes del océano, cuando fijó al mar sus límites y mandó a las aguas que no los traspasaran, cuando establecía los cimientos de la tierra, yo estaba junto a Él como arquitecto de sus obras, yo era su encanto cotidiano; todo el tiempo me recreaba en su presencia, jugando con el orbe de la tierra, y mis delicias eran estar con los hijos de los hombres”. Palabra de Dios. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos 5, 1-5 Hermanos: Ya que hemos sido justificados por la fe, mantengámonos en paz con Dios, por mediación de nuestro Señor Jesucristo. Por Él hemos obtenido, con la fe, la entrada al mundo de la gracia, en el cual nos encontramos; por Él, podemos gloriarnos de tener la esperanza de participar en la gloria de Dios. Más aún, nos gloriamos hasta de los sufrimientos, pues sabemos que el sufrimiento engendra la paciencia, la paciencia engendra la virtud sólida, la virtud sólida engendra la esperanza, y la esperanza no defrauda, porque Dios ha infundido su amor en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo, que Él mismo nos ha dado. Palabra de Dios.

EVANGELIO Lectura del santo Evangelio según san Juan 16, 12-15

E

n aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Aún tengo muchas cosas que decirles, pero todavía no las pueden comprender. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, Él los irá guiando hasta la verdad plena, porque no hablará por su cuenta, sino que dirá lo que haya oído y les anunciará las cosas que van a suceder. Él me glorificará, porque primero recibirá de mí lo que les vaya comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho que tomará de lo mío y se lo comunicará a ustedes”. Palabra del Señor.


En este Año de la Fe, aprendamos de memoria el Credo y recitémoslo como oración todos los días

Credo

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del Cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por Quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación, bajó del Cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras; y subió al Cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su Reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo; que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

Gloria a Dios en el Cielo, y en la Tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos; te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial,

Solemne Procesión diocesana del Corpus Christi “Éste es el Sacramento de Nuestra Fe”

L

a Arquidiócesis de Guadalajara te invita a que participes, junto con tu familia, el próximo sábado 1˚ de junio, en la Solemne Procesión Diocesana del Corpus Christi. La celebración tendrá tres momentos: 1. Misa en la Explanada del Templo Expiatorio, 7:00 p.m. 2. Posteriormente, Procesión por las calles con el Santísimo Sacramento. 3. Y la Bendición con el Santísimo, en la Plaza de Armas. La Procesión diocesana por las calles de nuestra ciudad se realizó por vez primera en el marco del 48˚ Congreso Eucarístico Internacional, efectuado en octubre de 2004. Al concluir el Congreso Eucarístico, la Iglesia diocesana se comprometió a “resaltar nuevamente la fiesta y la procesión del Corpus Christi”. Significado de la fiesta. Con la fiesta del Cuerpo y la Sangre del

Gloria

Dios Padre todopoderoso. Señor Hijo único, Jesucristo, Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre. Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica;

Señor, la Iglesia universal quiere, primero, conmemorar la institución de la Eucaristía por Cristo, el Jueves Santo. Desea también reavivar y exaltar la fe en la presencia real de Jesús en la Eucaristía. Y quiere tributar a la Eucaristía un culto público y grandioso de adoración, amor y gratitud, por medio de una solemne procesión. El lema de este año 2013 es: “Éste es el Sacramento de Nuestra Fe”.

Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo Tú eres santo, sólo Tú, Señor, sólo Tú, Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo, en la gloria de Dios Padre. Amén.

3


Junio: Mes del Sagrado Corazón de Jesús

E

n el año 1675, vivía en el monasterio de la Visitación de Paray le Monial (Francia) una religiosa llamada Margarita María de Alacoque, de ardiente caridad, gran pureza y humildad. A esta religiosa se le apareció más de 80 veces Jesús en la Eucaristía, revelándole los secretos de su Sagrado Corazón, despidiendo llamas, coronado de espinas y con una cruz en la parte superior, y que exclamaba: «He aquí el Corazón que ha amado tanto a los hombres y que en retorno no recibe más que ingratitudes y afrentas».

Las promesas del Sagrado Corazón de Jesús Jesús le prometió a Santa Margarita de Alacoque, que si una persona comulga los primeros viernes de mes, durante nueve meses seguidos, le concederá lo siguiente: 1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado casado(a), soltero(a), viudo(a) o consagrado(a) a Dios. 2. Pondré paz en sus familias. 3. Los consolaré en todas las aflicciones. 4. Seré su refugio durante la vida y, sobre todo, a la hora de la muerte. 5. Bendeciré abundantemente sus empresas. 6. Los pecadores hallarán misericordia. 7. Los tibios se harán fervorosos. 8. Los fervorosos se elevarán rápidamente a gran perfección. 9. Bendeciré los lugares donde la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada. 10. Les daré la gracia de mover los corazones más endurecidos. 11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón y jamás será borrado de Él. 12. La gracia de la penitencia final: es decir, no morirán en desgracia y sin haber recibido los Sacramentos.

Jubileo Circular 27, 28 y 29: Lunes, Martes y Miércoles La Asunción de María, Catedral Basílica Ntra. Sra. del Refugio de pecadores Santa Margarita Reina María Madre de la Iglesia San Francisco de Asís, Zalatitán La Lupita Virgen de Guadalupe, Ixtlahuacán del Río Santuario de Guadalupe, Zapotlanejo Sag. Corazón de Jesús, Parques de Zapopan

30, 31 y 1o: Jueves, Viernes y Sábado Cruz Santa, Pintas de Arriba San Alfonso Ma. de Ligorio, Tlaquepaque San Francisco de Asís, Col. Jalisco La Inmaculada Concepción Mártires Mexicanos de Cristo Rey Sagrado Corazón, San José del Castillo Ntra. Sra. del Rosario, Sta. Cruz de las Flores Ntra. Sra. del Refugio, Totatiche El Sagrado Corazón y Sta. María de Guadalupe, El Verde

7, 8 y 9 de Junio 2013

Consulta la Hoja Parroquial: Director Responsable: Pbro. Adalberto González González Redacción: Pbro. Alberto Ávila / Pbro. Juan Javier Padilla www.arquidiocesisgdl.org.mx/publicaciones/hojaparroquial Liceo 17, Guadalajara, Jal. Tel.: 3942-4305 Diseño e Impresión: Centro Católico de Comunicaciones. Administración: Pbro. Rubén Darío Rivera • Alcalde 294, Guad., Jal. Tel. 3614-2746 Tels. 3002-6470 • 3002-6471

4

Boletín semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara, A.R. Tiraje de 200,000 a 300,000. $40.00 ciento


Hoja Parroquial - 26 de Mayo de 2013 - Num. 21