Issuu on Google+

Hoja parroquial Arquidiócesis de Guadalajara, A.R.

N.º 13 • III domingo de Cuaresma, Ciclo A • 27 de Marzo de 2011

Fundado el 4 de junio de 1930. Registro postal IM14-0019, impresos depositados por sus editores o agentes INDA-04-2007-103013575500-106

Jesús, la respuesta a nuestra sed

N

os podemos ver fácilmente reflejados en la historia del pueblo y en la situación personal de la samaritana, en el Evangelio de hoy. También nosotros tenemos sed. Nuestra generación, tanto o más que las anteriores, tiene sed de verdad, de seguridad, de amor, de sentido de la vida. Sin formularlo explícitamente, tenemos sed de salvación. Sentir sed (y saberlo) es una de las condiciones para recorrer con esperanza y sentido el camino hacia la Pascua (el que ya está satisfecho no necesita Pascua). Y la respuesta nos la da Dios. Pablo, en la Segunda Lectura, nos habla del Dios Trino que sale a nuestro encuentro, del amor del Padre que se nos da por su Espíritu en lo más profundo, de un amor que se nos manifiesta sobre todo en que Cristo murió por nosotros, a pesar de que no nos lo merecíamos. La respuesta es misteriosa, pero segura: estamos envueltos en el amor que Dios nos tiene. Y ese amor tiene un nombre concreto: Jesús. En medio de

las múltiples respuestas que el mundo de hoy nos ofrece, ésta es la única creíble. Nuestra sed no quedará nunca satisfecha si acudimos a otras fuentes de agua. El “Yo soy” de Jesús sigue siendo la respuesta más entrañable a

nuestra sed, a nuestra fatiga, a nuestra desesperanza. Dios nos quiere salir al encuentro una vez más. Como Jesús a la samaritana. Sea cual sea nuestro estado personal humano y cristiano. Si Dios diera su agua sólo a los que la merecen... Pablo dice que Cristo murió por nosotros, a pesar de que somos pecadores. A cada uno de nosotros, Cristo nos dice de nuevo: “Yo soy” el Agua, el Salvador, la respuesta. La Pascua nos invita a renovar cada año el camino que empezó en nuestro Bautismo, cuando por primera vez nos unimos a Cristo y entramos en su vida o Él entró en la nuestra. Hoy, con la imagen del agua. En los próximos domingos, con la de la luz o la vida. En la Vigilia Pascual, el Señor, con las tres claves -el agua, la luz y la vida-, nos quiere comunicar su gracia pascual. Y en la Eucaristía de este mismo día concentra esta gracia, dándosenos Él mismo como alimento: “El que come mi Carne y bebe mi Sangre, tendrá vida eterna, y yo le resucitaré el último día”. 1


ANTÍFONA DE ENTRADA Sal 24, 15-16

Tengo los ojos puestos en el Señor, porque Él me libra de todo peligro. Mírame, Dios mío y ten piedad de mí, que estoy solo y afligido.

SALMO RESPONSORIAL del salmo 94

R. Señor, que no seamos sordos a tu voz. Vengan, lancemos vivas al Señor, aclamemos al Dios que nos salva. Acerquémonos a Él, llenos de júbilo, y démosle gracias. R. Señor, que no seamos sordos a tu voz. Vengan, y puestos de rodillas, adoremos y bendigamos al Señor, que nos hizo, pues Él es nuestro Dios y nosotros, su pueblo; Él es nuestro pastor y nosotros, sus ovejas. R. Señor, que no seamos sordos a tu voz. Hagámosle caso al Señor, que nos dice: “No endurezcan su corazón, como el día de la rebelión en el desierto, cuando sus padres dudaron de mí, aunque habían visto mis obras”. R. Señor, que no seamos sordos a tu voz.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Cfr. Jn 4, 42. 15

R. Honor y gloria a ti, Señor Jesús. Señor, Tú eres el Salvador del mundo. Dame de tu agua viva para que no vuelva a tener sed. R. Honor y gloria a ti, Señor Jesús.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Jn 4, 13-14

El que beba del agua que yo le daré -dice el Señor-, nunca más tendrá sed; el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en una fuente que salta hasta la vida eterna.

Lectura del libro del Éxodo 17, 3-7 En aquellos días, el pueblo, torturado por la sed, fue a protestar contra Moisés, diciéndole: “¿Nos has hecho salir de Egipto para hacernos morir de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestro ganado?”. Moisés clamó al Señor y le dijo: “¿Qué puedo hacer con este pueblo? Sólo falta que me apedreen”. Respondió el Señor a Moisés: “Preséntate al pueblo, llevando contigo a algunos de los ancianos de Israel, toma en tu mano el cayado con que golpeaste el Nilo y vete. Yo estaré ante ti, sobre la peña, en Horeb. Golpea la peña y saldrá de ella agua para que beba el pueblo”. Así lo hizo Moisés a la vista de los ancianos de Israel y puso por nombre a aquel lugar Masa y Meribá, por la rebelión de los hijos de Israel y porque habían tentado al Señor, diciendo: “¿Está o no está el Señor en medio de nosotros?”. Palabra de Dios. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos 5, 1-2. 5-8 Hermanos: Ya que hemos sido justificados por la fe, mantengámonos en paz con Dios, por mediación de nuestro Señor Jesucristo. Por Él hemos obtenido, con la fe, la entrada al mundo de la gracia, en el cual nos encontramos; por Él, podemos gloriarnos de tener la esperanza de participar en la gloria de Dios. La esperanza no defrauda, porque Dios ha infundido su amor en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo, que Él mismo nos ha dado. En efecto, cuando todavía no teníamos fuerzas para salir del pecado, Cristo murió por los pecadores en el tiempo señalado. Difícilmente habrá alguien que quiera morir por un justo, aunque puede haber alguno que esté dispuesto a morir por una persona su­mamente buena. Y la prueba de que Dios nos ama está en que Cristo murió por nosotros, cuando aún éramos pecadores. Palabra de Dios.

EVANGELIO Lectura del santo Evangelio según san Juan 4, 5-42 En aquel tiempo, llegó Jesús a un pueblo de Samaria, llamado Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José. Ahí estaba el pozo de Jacob. Jesús, que venía cansado del camino, se sentó sin más en el brocal del pozo. Era cerca del mediodía. Entonces llegó una mujer de Samaria a sacar agua y Jesús le dijo: “Dame de beber” (sus discípulos habían ido al pueblo a comprar comida). La samaritana le contestó: “¿Cómo es que Tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?” (porque los judíos no tratan a los samaritanos). Jesús le dijo: “Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, tú le pedirías a Él, y Él te daría agua viva”. La mujer le respondió: “Señor, ni siquiera tienes con qué sacar agua y el pozo es profundo, ¿cómo vas a darme agua viva? ¿Acaso eres Tú más que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del que bebieron él, sus hijos y sus ganados?”. Jesús le contestó: “El que bebe de esta agua vuelve a tener sed. Pero el que beba del agua que yo le daré, nunca más tendrá sed; el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un manantial capaz de dar la vida eterna”. La mujer le dijo: “Señor, dame de esa agua para que no vuelva a tener sed ni tenga que venir hasta aquí a sacarla”. “Señor, ya veo que eres profeta. Nuestros padres dieron culto en este monte y ustedes dicen que el sitio donde se debe dar culto está en Jerusalén”. Jesús le dijo: “Créeme, mujer, que se acerca la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén adorarán al Padre. Continua en la página 3

2


Ustedes adoran lo que no conocen; nosotros adoramos lo que conocemos. Porque la salvación viene de los judíos. Pero se acerca la hora, y ya está aquí, en que los que quieran dar culto verdadero adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque así es como el Padre quiere que se le dé culto. Dios es espíritu, y los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad”. La mujer le dijo: “Ya sé que va a venir el Mesías (es decir, Cristo). Cuando venga, Él nos dará razón de todo”. Jesús le dijo: “Soy yo, el que habla contigo”. Muchos samaritanos de aquel poblado creyeron en Jesús por el testimonio de la mujer: “Me dijo todo lo que he hecho”. Cuando los samaritanos llegaron a donde Él estaba, le rogaban que se quedara con ellos, y se quedó allí dos días. Muchos más creyeron en Él al oír su palabra. Y decían a la mujer: “Ya no creemos por lo que tú nos has contado, pues nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que Él es, de veras, el salvador del mundo”. Palabra del Señor.

¡Cuántos seminaristas! Casas del Seminario

Núm. de alumnos

Seminario mayor Curso introductorio: 90 Filosofía: 221 Teología: 264

575

Seminario menor (preparatoria y nivelación)

365

Secundaria Anacleto González Flores (Atemajac Del Valle)

170

Seminario Auxiliar De La Barca (Secundaria-Preparatoria)

50

Seminario Auxiliar De Totatiche (Secundaria)

70

Seminario Auxiliar De Cuquío (Secundaria)

18

Seminario Auxiliar De Ahualulco (Secundaria)

21

Total de Alumnos en el Seminario de Guadalajara

1,269

Seminaristas en familia

330 aprox.

Promoción vocacional

90 aprox.

"SOY YO. VEN Y SÍGUEME"

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su Reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén

3 de abril, Día del Seminario Diocesano de Guadalajara

Gloria a Dios en el Cielo, y en la Tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos; te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial,

Dios Padre todopoderoso. Señor Hijo único Jesucristo, Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre; Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica;

Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros, porque sólo Tú eres santo, sólo Tú, Señor, sólo Tú, Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén 3


“…hágase en mí, según tu palabra” El ángel le dijo: "No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios, vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo (...)". Dijo María: "He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra". (Lucas 1, 30-32, 38) Se llama "Anunciación" a la visita del Arcángel Gabriel, enviado por Dios a la Virgen María para pedirle que sea la Madre del Verbo, por la gracia del Espíritu Santo. Ella, consciente de su dignidad y al mismo tiempo de su pequeñez, consintió entregándose sin reservas a la voluntad de Dios. El "Sí" de María Santísima abre el camino a la Encarnación que ocurre en ese momento. En ese instante el Verbo se hizo carne. Dios eterno vino a habitar en ella asumiendo la naturaleza humana. Celebramos la Anunciación el 25 de Marzo, por ser 9 meses antes de la Navidad (Nacimiento del Señor). María Santísima, un 25 de Marzo, le dijo a Bernardita en Lourdes: "Yo soy la Inmaculada Concepción".

Recordamos la Anunciación... • • •

Rezando el Ángelus, al mediodía. Rezando el primer misterio gozoso del Rosario. Celebrando el día del niño por nacer.

El día de la Anunciación, el Verbo se hizo carne: la Segunda Persona de la Trinidad asumió la naturaleza humana y comenzó a vivir en el vientre de María Santísima.

Encuentros para Adolescentes

8, 9 y 10 de abril de 2011 Este encuentro se realizará en la Casa Pastoral“Idelfonso Águila”, en el Deportivo Morelos, frente al Dermatológico.

1, 2 y 3 de abril de 2011

Te invita a escuchar

“MUNDO FAMILIA” Un programa conducido por Lupita Venegas y Meche Covarrubias Lunes a viernes 11:00 hrs.

1480 AM

Pedidos a domicilio al teléfono: 3613 3043

Pabellón • La Gran Plaza • Plaza Patria • Arboledas • Iteso • Galerías

JUBILEO CIRCULAR 28, 29 y 30: Lunes, Martes y Miércoles SAN RAFAEL, Toluquilla NTRA. SRA. DE LA AURORA MARÍA, REINA DE MÉXICO CASTÍSIMO PATRIARCA SEÑOR SAN JOSÉ NTRA. SRA. DE LA SALUD, Huentitán el Bajo CRISTO SALVADOR SAN ANTONIO DE PADUA, Ocotlán SAN ISIDRO LABRADOR, Jamay SAN SABÁS

31, 1.° y 2: Jueves, Viernes y Sábado NTRA. SRA. DE LA ASUNCIÓN, Col. Oblatos EL SEÑOR DEL PERDÓN, Toluquilla EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ, Getsemaní de la Cruz SAN MARCOS EVANGELISTA, La Nogalera NTRA. SRA. DEL SAGRARIO NTRA. SRA. DE LA LUZ MADRE ADMIRABLE, Talpita NTRA. SRA. DE LA PAZ, La Paz de Ordaz SEÑOR SAN JOSÉ, Plan de Barrancas LA SAGRADA FAMILIA DE NAZARET, Col. 27 de septiembre

Boletín semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara, A.R. Tiraje de 200,000 a 300,000. $40.00 ciento Director Responsable: Pbro. Adalberto González González Redacción: Pbro. Alberto Ávila, Pbro. Juan Javier Padilla Liceo 17, Guadalajara, Jal. Tel.: 3942-4305 Administración: Pbro. Rubén Darío Rivera • Alcalde 294, Guadalajara, Jal. Tel.: 3614-2746

4

Consulta la Hoja Parroquial en nuestra página de Internet: www.arquidiocesisgdl.org.mx/publicaciones/hojaparroquial Diseño e Impresión: Centro Católico de Comunicaciones Tels. 3002-6470 • 3002-6471


Hoja Parroquial - 27 de Marzo de 2011 - Num. 13