Issuu on Google+

MISIÓN CONTINENTAL EN LA ARQUIDIÓCESIS DE GUADALAJARA

ARQUIDIÓCESIS DE GUADALAJARA, 2009


2


3

Introducción 1. La vocación cristiana es un don recibido de la amorosa gratuidad del Padre. En Jesucristo estamos llamados a ser participes de la vida divina, que es plenitud de vida, de gracia y de amor, y sólo en él podemos tenerla, he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia (Cf. Jn 10,10). 2. La misión que Cristo recibe del Padre de dar vida al mundo, la confía a su Iglesia, que a los pies del Maestro, cautivada por su Palabra y alimentada por su presencia Eucarística, se torna en comunidad de discípulos misioneros, que anuncia y hace presente la vida que en Cristo, el Padre nos da por su Espíritu. 3. Jesús llamó a sus discípulos, los formó y luego los envió a todo el mundo con la misión de predicar el Bautismo de gracia a todos los hombres. La dinámica formativa del Salvador es la de hacer discípulos que sean a la vez misioneros, que se evangelicen para luego evangelizar ellos a sus hermanos. 4. Los obispos de América Latina, reunidos en la V Conferencia General en Aparecida, Brasil, han asumido, con intrépida alegría, el mandato del Señor Jesús que envía a los discípulos a la misión en el hoy de la historia Latinoamericana; un hoy que es una hora de gracia, un kairos del


4 amor divino para nuestros pueblos, a fin de que tengan vida plena en Cristo. 5. En la misma dinámica formativa del Maestro, los obispos latinoamericanos, en comunión con el Papa Benedicto XVI, han invitado a todos los católicos, de este inmenso rebaño1, a reavivar la llama del discipulado que los impulse a emprender una Misión Continental Permanente. y de la misión. 6. La Misión Continental implica una «talante existencial» - un nuevo estilo de vivir la fe – que no consiste, solamente, en realizar una actividad más entre las múltiples actividades eclesiales; sino que se trata de una profunda renovación espiritual, impulsada por el dinamismo del Espíritu Santo, que hace nuevas todas las cosas, aún las de la vida ordinaria y con sus dones y carismas revitaliza las estructuras eclesiales. 7. Se trata de una toma de conciencia, en primer lugar, de los agentes de la pastoral en todos los niveles y, luego, de todos los fieles, de que somos discípulos de Jesucristo, que alimentados con la Palabra y la Eucaristía seamos participes de su vida y la comuniquemos a los demás, primordialmente, a los bautizados que se han alejado de la vida cristiana. Hay por tanto, una unidad indisoluble entre el discipulado y la

1

BENEDICTO XVI, Discurso Inaugural en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, 1.


5 misión, somos discípulos.

misioneros

porque

somos

8. La Arquidiócesis de Guadalajara, en comunión con la Iglesia que peregrina en este vasto Continente, vive ya la Misión Continental. La prioridad fundamental del V Plan Diocesano de Pastoral tiene como fin el que todos los miembros de nuestras familias vivan como discípulos misioneros (Cf. V Plan 13). 9. El Emmo. Sr. Cardenal Juan Sandoval Íñiguez ha inaugurado la Misión en nuestra Diócesis el pasado 31 de mayo, solemnidad de Pentecostés y está atento en el desarrollo de la misma. 10. La Vicaría Episcopal de Pastoral, presenta a todos los miembros de la diócesis este instrumento para ofrecer algunas luces que puedan ayudar a los agentes de pastoral a entrar en la dinámica de la Misión Continental. 11. El folleto trata de recoger el «espíritu» de la Misión Continental y ofrece un marco doctrinal que responde a las grandes preguntas que vienen a la mente cuando escuchamos la frase «Misión Continental». Es evidente que no puede detallar ni programar las acciones que se deberán emprender en las distintas instancias pastorales de la Diócesis: Vicarías, Decanatos, Parroquias, Comisiones, Secciones, Comunidades religiosas, Movimientos, etc. 12. Se trata más bien de una serie de propuestas que faciliten la comprensión, asimilación y


6 puesta en práctica de la Misión Continental, lo que supondrá una planeación y programación en cada instancia pastoral. Sin embargo, se sugieren en este folleto, algunas fechas para incidir con mayor eficacia en toda la comunidad diocesana; no quita que cada comunidad tenga que hacer los pertinentes acomodos en su programación. 13. Esperamos que este instrumento sea de mucha utilidad para animar y orientar a quienes debemos ser los primeros destinatarios de la Misión y los que, siendo discípulos, tenemos la responsabilidad de ser misioneros.

Excmo. Sr. Juan Humberto Gutiérrez Valencia Obispo auxiliar de Guadalajara

HEMOS INICIADO UN CAMINO, NO NOS PODEMOS DETENER


7 1. Identidad misionera de la Iglesia “Como el Padre me ha enviado, así también los envío yo” (Jn 20,21)

14. Con estas palabras, el Cuarto Evangelio nos presenta al Señor Jesús como enviado del Padre. La misión para la que Jesús se declara enviado por el Padre incluye todos los aspectos de su vida y de su ministerio (Cf. EN 6). 15. La carta a los Hebreos consigna que Dios ha elegido a su Hijo Jesucristo para darnos a conocer su proyecto de salvación: “Muchas veces y de muchas maneras habló Dios en el pasado a nuestros padres por medio de los profetas. En estos últimos tiempos nos ha hablado por medio del Hijo” (Hb 1,1-2). 16. El mensaje de la salvación comunicado por el Señor Jesús conduce a los discípulos a la intimidad divina: “a ustedes los he llamado amigos, porque todo lo que le he oído a mi Padre, se lo he dado a conocer” (Jn 15,15). 17. Ante la insistencia de la gente para que permaneciera con ellos, Jesús manifiesta su conciencia misionera con estas palabras: “Vamos a otra parte, a los pueblos vecinos, para predicar también allí; pues para eso he sido enviado” (Mc 1,38). 18. Jesús confía a sus discípulos la misión que Él mismo ha recibido del Padre y tiene la misma fuente y contenido: “como el Padre me ha enviado, así también los envío yo” (Jn 20,21).


8 19. El cometido fundamental de la Iglesia, realizado en obediencia y fidelidad al mandato de Cristo a lo largo de su historia, ha sido anunciar con autoridad el Misterio de Cristo y hacer discípulos: “Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo les he mandado y he aquí que yo estoy con ustedes todos los días” (Mt 28,18-20). 20. A la luz de este mandato divino, y en las circunstancias actuales, hemos de reconocer la urgencia inaplazable de la misión, que se impone a la Iglesia como el único camino para fortalecer su identidad. La “evangelización misionera” constituye el primer servicio que la Iglesia puede y debe prestar a cada hombre y a la humanidad entera en el mundo actual (Cf. RM 2). 21. El impulso misionero pertenece a la naturaleza misma de la Iglesia. Evangelizar significa para la Iglesia llevar la Buena Nueva de Jesucristo a todos los ambientes y, con su influjo, transformar desde dentro a la humanidad entera. VAYAN Y HAGAN DISCÍPULOS A TODAS LAS GENTES (Mt 28,18)


9 2. UNA IGLESIA MISIONERA EN EL CONTINENTE 2.1 ¿Por qué la Misión Continental? 22. Los Obispos reunidos en Aparecida, Brasil, al recordar el mandato del Señor de “ir y hacer discípulos a todos los pueblos” (Mt 28,19) y en sintonía con el Papa Benedicto XVI, quien nos ha invitado a “una misión evangelizadora que convoque todas las fuerzas vivas de este inmenso rebaño” (DA 550), han tomado la decisión de despertar en toda la Iglesia de América Latina y el Caribe un gran impulso misionero, con el fin de que la Iglesia se ponga en estado permanente de misión y redescubra, en cada uno de sus miembros, el llamado a ser discípulos misioneros del Señor. La Iglesia está llamada a repensar profundamente y relanzar con fidelidad y audacia su misión en las nuevas circunstancias latinoamericanas y mundiales. 23. Hemos de emprender la misión porque constituye la identidad de la Iglesia y porque el mundo, en su realidad política, económica, social y cultural, tiene necesidad de Cristo; el grave deterioro de la vida social, la violencia creciente, causada por la idolatría del poder y del dinero, el avance de una ideología individualista y utilitarista, el irrespeto a la dignidad de cada persona, la corrupción, incluso en las fuerzas del orden, y la falta de políticas públicas de equidad social (Cf. DA 78), exigen el anuncio transformante del


10 Evangelio, “principal fuerza impulsora del auténtico desarrollo de cada persona y de toda la humanidad” (Caritas in Veritate 1). 24. Al interno de la comunidad de creyentes, la mayor amenaza eclesial “es el gris pragmatismo de la vida cotidiana de la Iglesia en el cual aparentemente todo procede con normalidad, pero en realidad la fe se va desgastando y degenerando en mezquindad”2. A todos nos toca, pues, comenzar desde Cristo (Cf. NMI 28), reconociendo que “no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva” (DCE 1). 25. El reto fundamental de la Iglesia en América Latina y El Caribe consiste hoy en promover y formar discípulos misioneros que respondan a la vocación recibida y comuniquen el gozo del encuentro con Jesucristo. Nuestra mayor dicha es ser instrumentos del Espíritu de Dios para que Jesucristo sea encontrado, seguido, amado, adorado, anunciado y comunicado a todos, no obstante todas las dificultades y resistencias. Este es el mejor servicio que la Iglesia tiene que ofrecer a las personas y a las naciones (Cf. DA 14). 2

Cf. J. RATZINGER, Situación actual de la fe y la

teología.


11 26. Por las razones antes anunciadas los Obispos, a una sola voz afirman: “Asumimos el compromiso de una gran misión en todo el Continente, que nos exigirá profundizar y enriquecer todas las razones y motivaciones que permitan convertir a cada creyente en un discípulo misionero. Necesitamos desarrollar la dimensión misionera de la vida en Cristo” (DA 362). “Por esto, nosotros, como discípulos de Jesús y misioneros, queremos y debemos proclamar el Evangelio, que es Cristo mismo” (DA 30). La Iglesia debe cumplir su misión siguiendo los pasos de Jesús y adoptando sus actitudes (Cf. DA 31). 27. No se puede desaprovechar esta hora de gracia. ¡Se necesita un nuevo Pentecostés! ¡Es necesario salir al encuentro de las personas, las familias, las comunidades y los pueblos para comunicarles y compartir el don del encuentro con Cristo, que ha llenado nuestras vidas de “sentido”, de verdad y amor, de alegría y de esperanza! (Cf. DA 548). 2.2 ¿Qué es la Misión Continental? 28. La Misión Continental es la respuesta que la Iglesia en América Latina y el Caribe ofrece ante la exigencia de su propia identidad y por la apremiante situación anteriormente señalada. Cada comunidad de este inmenso rebaño se pone en estado de misión permanente.


12 29. La Misión Continental implica el “envío” (misión) personal y eclesial de todos los bautizados, para anunciar a Jesucristo y compartir su Evangelio con cada persona, empezando por los que se han alejado de la comunidad de la Iglesia, ofreciéndolo también a quienes se confiesan indiferentes, e incluso contrarios a la fe. La Misión desea ser Continental en la medida en que todas las comunidades latinoamericanas y del Caribe participen y tengan algunos tiempos y signos que expresen y enriquezcan la comunión de todas las Iglesias que peregrinan en estas tierras. 2.3

¿Cuál es la novedad de la Misión Continental? 30. Mediante la Misión Continental, la Iglesia se compromete a vivir en un estado permanente de misión, sin término fijo. Sin embargo, el carácter permanente, no impide que se organice un itinerario para implementar el proceso de la misión, tanto a nivel de pastoral territorial, como sectorial, procurando así despertar la conciencia misionera de todo aquel que se llame discípulo de Jesús. 31. Se distingue de las “misiones populares” que se realizan en un período relativamente corto. Las misiones populares, pueden ser una ayuda para llevar adelante la Misión Continental la cual se ha de realizar en un proceso de evangelización de cada persona y de la


13 comunidad, que ha de implicar un itinerario con etapas que se llevarán a cabo en varios años. 32. La Misión Continental considera al “otro”, no como un simple destinatario, sino como un verdadero “interlocutor de la fe”; pero sobre todo tiene una característica propia: pretende suscitar el encuentro vivo, personal y transformante de cada persona con el Señor Jesús, mediante el anuncio del Kerigma. Suscitar, sostener y acompañar este encuentro vivo de fe, constituye la novedad esencial de la Misión Continental. 33. El encuentro con Jesucristo no es un acontecimiento aislado, sino el comienzo del camino del discípulo misionero que incluye otros aspectos: la conversión; el discipulado la comunión y la misión (Cf. DA 278; V Plan 6). 2.4 ¿Quién es el sujeto responsable de la Misión Continental? 34. El Espíritu Santo es el Maestro interior que nos conduce al conocimiento de la verdad plena, formando, en cada creyente, verdaderos discípulos misioneros. Él es, en comunión trinitaria, el principal animador de la Misión. 35. El Obispo es el primer responsable de la misión en cada Iglesia particular y es quien debe convocar a todas las fuerzas vivas de la comunidad diocesana para este gran empeño misionero.


14 36. En comunión con el Obispo compete a los ministros ordenados (párrocos y equipo sacerdotal), la grave responsabilidad misionera. Ellos, en razón de su consagración sacerdotal, están llamados a ser los primeros promotores de todo este impulso misionero. 37. Los miembros de los Institutos de Vida Consagrada, que están llamados a dar un testimonio convincente de su entrega a Cristo, han de ser auténticos discípulos y colaboradores, en este empeño misionero, bajo la guía pastoral del obispo diocesano. 38. La Iglesia no puede cumplir su misión sin la participación activa y comprometida de los fieles laicos. Ellos han de ser parte activa y creativa en la realización de la Misión Continental y en la transformación de las realidades temporales con la fuerza del Evangelio. 2.5 ¿Quiénes son los principales destinatarios (interlocutores) de la Misión Continental? 39. “La Iglesia no puede ser misionera respecto a los no cristianos de otros continentes si antes no se preocupa seriamente de los no cristianos en su propia casa” (V Plan 110), por eso la Misión Continental se dirige, prioritariamente, a los que se han alejado de la comunidad de la Iglesia. Llegar hasta los más alejados debe ser siempre uno de los objetivos de la dimensión


15 misionera de la Iglesia, utilizando los medios adecuados a cada situación. 40. “No podemos quedarnos tranquilos en espera pasiva en nuestros templos, sino urge acudir en todas las direcciones para proclamar que el mal y la muerte no tienen la última palabra, que el amor es más fuerte, que hemos sido liberados y salvados por la victoria pascual del Señor de la historia, que Él nos convoca en Iglesia, y que quiere multiplicar el número de sus discípulos y misioneros en la construcción de su Reino en América Latina” (DA 548). 41. El Obispo, los sacerdotes, los miembros de la vida consagrada y en comunión con los sacerdotes los agentes laicos colaboradores en la acción pastoral de la parroquia, son igualmente destinatarios (interlocutores) privilegiados de la Misión. 42. Un destinatario (interlocutor) prioritario de acuerdo a nuestro V Plan Diocesano es la familia: “porque es la célula madre de la sociedad y de la Iglesia; porque es la única que puede, por el amor, la fidelidad y la educación cristiana de los hijos, remediar la situación en que vivimos” (V Plan 8). 43. No debemos olvidar que el campo específico de la actividad evangelizadora de los laicos es el complejo mundo del trabajo, la cultura, las ciencias y las artes, la política, los medios de comunicación y la economía, así como los


16 ámbitos de la educación, la salud y, en general, la vida profesional (Cf. DA 174). Estos ámbitos también son destinatarios inaplazables de la Misión. 44. Corresponde a las Comisiones Diocesanas de Pastoral, con sus respectivas Secciones, atender los campos y ámbitos de pastoral a ellas encomendados para que les hagan llegar el anuncio transformante del Señor Jesús. 2.6 ¿Cuál es el método a seguir en la Misión? 45. El método a seguir es el mismo de Cristo: busca y llama a todos a que le sigan; a los que aceptan la invitación, los instruye en el misterio del Reino de Dios, los convoca a vivir en comunidad con Él y, después de su muerte y resurrección, los envía a predicar la Buena Noticia con la fuerza del Espíritu Santo (Cf. V Plan 18; DA 276). 46. Este es un verdadero método de encuentro humano: salir en el nombre del Señor Jesús a donde están las personas, con actitud de cercanía afectuosa, con apertura y diálogo hacia todos para invitarlos a vivir en comunión fraterna dentro de la Iglesia.

No podemos quedarnos tranquilos en espera pasiva en nuestros templos, sino urge acudir en todas las direcciones (DA 548)


17 3. CRITERIOS PARA LA MISIÓN CONTINENTAL 47. La Misión Continental no se realiza de manera aislada en cada comunidad, sino en sintonía con la Iglesia, y siguiendo las directrices de nuestra Iglesia Arquidiocesana 48. Criterios: 1) Tener en cuenta el V Plan Arquidiocesano de Pastoral (Cf. V Plan 13). 2) Recordar que el anuncio de Jesús debe ser testimonial, no se puede anunciar lo que no se ha vivido (Cf. DA 278e). 3) Resaltar la presencia de María como discípula misionera. 4) En las distintas etapas de la Misión tener en cuenta los criterios de: simultaneidad; flexibilidad e irradiación. 5) Espíritu eclesial. La misión es de todos (Obispos, sacerdotes, consagrados, laicos). 6) Conversión personal y pastoral3. 7) Atención a los signos culturales4.

3

Quien ha tenido un encuentro profundo con Jesús, emprende un camino de conversión permanente; es capaz de reconocer las estructuras caducas para buscar las nuevas formas que exigen los cambios y se determina a transformar su comunidad pastoral de mera conservación a una comunidad de discípulos misioneros.


18 8) Misión en el contexto de la acción pastoral normal. ”. 9) Emplear nuevos lenguajes5. 10) Aprovechar los medios de comunicación.6

El papa Benedicto XVI nos advierte: nuestra mayor amenaza “es el gris pragmatismo de la vida cotidiana de la Iglesia en el cual aparentemente todo procede con normalidad, pero en realidad la fe se va desgastando y degenerando en mezquindad” (DA 12)

4

Adaptarse para que las nuevas expresiones y valores se enriquezcan con la buena noticia del Evangelio. La misión siendo única, deberá ser al mismo tiempo diversa para que se adapte a cada persona y ambiente. 5 Tener en cuenta la cultura actual, la cual debe ser conocida, evaluada y asumida por la Iglesia, con un lenguaje comprensible por nuestros contemporáneos, de tal manera, que la Iglesia engendre modelos alternativos para la sociedad actual y pueda comunicar los valores del Evangelio de manera positiva y propositiva. Son muchos los que se dicen descontentos, no tanto con el contenido de la doctrina de la Iglesia, sino con la forma como ésta es presentada y vivida (Cf. DA 497). 6 Las nuevas generaciones cada vez más frecuentan los espacios virtuales y tienen contacto con los medios de comunicación, de esto se desprende la necesidad de optimizarlos, haciéndolos más actuantes y eficaces.


19 4. DECÁLOGO DE LA MISIÓN 49. La espiritualidad del evangelizador se concreta en actitudes interiores. Por consiguiente, no se puede hablar de espiritualidad sin una experiencia de Dios o que quede solamente en el ámbito privado o de pequeños grupos; es necesario que sea comunicada con nuevo entusiasmo, nuevos métodos y nuevas expresiones en todos los ambientes en que un cristiano se mueve, vive y se desarrolla (Cf. DA 264). Diez actitudes harán de nosotros discípulos misioneros7: 1) Entusiasmo interior. 2) Confianza plena en el Señor. 3) Continuidad en los procesos. 4) Firmeza ante la adversidad. 5) Constancia para llevar nuestras naves mar adentro. 6) Creatividad, para encontrar respuestas adecuadas a los desafíos. 7) Disponibilidad a repensar y reformar algunas estructuras pastorales. 8) Espiritualidad de la comunión. 9) Audacia misionera. 10) Apertura a la acción del Espíritu Santo.

7

Cf. V Plan Diocesano de Pastoral.


20 5. MISIÓN CONTINENTAL EN LA ARQUIDIÓCESIS Objetivo General de la Misión Continental 50. Abrirse al impulso del Espíritu Santo para promover la conciencia y la acción misionera permanente de los discípulos mediante la Misión Continental. Objetivo de la Arquidiócesis de Guadalajara 51. Abrirnos al impulso del Espíritu Santo, mediante la escucha de la Palabra, la vivencia de la Eucaristía y el ejercicio de la Caridad, para hacer de cada uno de los miembros de nuestras familias cristianas un verdadero discípulo misionero. Objetivos específicos 1) Asegurar en todas las comunidades parroquiales el anuncio del kerigma e implementar itinerarios de iniciación cristiana adaptados a la situación de los no evangelizados o no suficientemente evangelizados, 2) Promover la conversión personal y pastoral, para recomenzar una vida nueva desde Cristo como discípulos misioneros, 3) Hacer de la Eucaristía, fuente y cumbre del ser y quehacer del discípulo misionero, 4) Luchar porque la familia cristiana, célula madre de la sociedad y de la Iglesia, cumpla con su tarea de inculcar con el testimonio, los


21 valores humanos y cristianos a todos sus integrantes, 5) Presentar a los adolescentes y jóvenes a Jesucristo en forma atractiva y con su propio lenguaje, de tal manera, que responda a sus anhelos de realización personal y a sus necesidades de encontrar el sentido de su vida.

LA MISIÓN EN GUADALAJARA DISCÍPULOS MISIONEROS

CARIDAD EUCARISTÍA ORACIÓN CONVERSIÓN PALABRA DE DIOS KERIGMA

Familia


22

¡Se necesita un nuevo Pentecostés! ¡Es necesario salir al encuentro de las personas, las familias, las comunidades y los pueblos para comunicarles y compartir el don del encuentro con Cristo (DA 548) ITINERARIO DE LA MISIÓN 52. La Misión se realizará en cuatro etapas básicas que se proyectan al futuro en una misión permanente; comienzan por un tiempo de preparación y sensibilización, dedicado a acoger y profundizar el mensaje de Aparecida y de nuestro V Plan de Pastoral. 53. Insistimos en que no hay fechas de término sino procesos pastorales que maduran en el tiempo. Así por ejemplo, con la proclamación oficial de la apertura de la Misión Continental en Guadalajara declarada por el Sr. Cardenal Juan Sandoval, la etapa de sensibilización ha iniciado el 31 de Mayo del 2009, pero la sensibilización en sí tiene una proyección ilimitada que se requiere en cada una de las otras etapas. 54. Aunque preferimos hablar de etapas en lugar de años, éstas también se pueden realizar de manera cronológica, pero cuidando que las iniciativas más valiosas se prolonguen en el


23 tiempo para que nos pongan en misión permanente. 55. He aquí las etapas para la realización de la Misión: FECHA Primera etapa Segunda etapa

Tercera etapa

Cuarta etapa

Preparación y sensibilización Misión con agentes pastorales y evangelizadores Misión territorial Evaluación anual de la misión Misiones sectoriales o ambientales

31 de mayoenero 2010 Febrero 2010agosto 2010 Agosto 2010 - agosto 2013

Agosto 2010 - agosto 2013

56. Se sugiere que los misioneros que se vayan formando en cada etapa se sumen a las etapas sucesivas de la misión. Por otra parte, mientras se vive una etapa se debe ir preparando la siguiente. Insistimos en que no hay fechas de término sino procesos que maduran en el


24 tiempo, como quien encuentra una veta y la sigue hasta agotarla. ETAPA DE PREPARACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN (31 de mayo 2009 - enero 2010) 57. Esta Etapa es para informar, motivar y preparar a los actuales agentes de pastoral; buscar nuevos fieles dispuestos a involucrarse en esta misión y darla a conocer a todos los fieles de nuestra Arquidiócesis. Esta etapa comenzó el 31 de Mayo, en la Solemnidad de Pentecostés, cuando el Sr. Cardenal Juan Sandoval realizó la proclamación oficial de la Misión Continental en Guadalajara. 58. Metas para esta etapa: 1) Despertar en todos nosotros el anhelo de encontrarnos más profundamente con el Señor. 2) Difundir, conocer y profundizar el Documento de Aparecida, el V Plan de Pastoral y el folleto de la Misión Continental de la Arquidiócesis de Guadalajara en las Vicarías Episcopales, Decanatos, Parroquias, Comunidades Religiosas y Comisiones Diocesanas. 3) Aprovechar los materiales publicados en el CELAM (Colección “A la luz de Aparecida”), subsidios de las Comisiones diocesanas y de otras Conferencias Episcopales o diócesis.


25 4) Leer e interpretar evangélicamente nuestra realidad diocesana, mediante la encuesta socio pastoral, que se realizará en cada parroquia. 59. Propuestas para esta etapa: 1) Que el sacerdote de cada comunidad dé a conocer y motive entre sus fieles la Misión Continental y la realización de la Encuesta con un sentido pastoral. 2) Motivar una campaña de oración entre todos los miembros de la vida consagrada y entre los fieles en general para pedir por la Misión. 3) Optimizar el uso de los medios de comunicación: boletines parroquiales, mantas, programas de radio, Semanario, páginas en Internet, videos, diapositivas y documentos para concientizar sobre la Misión. 4) Se propone el siguiente cronograma para la realización e interpretación de la Encuesta: a) Capacitación técnica y espiritual de los encuestadores; (septiembre 2009); b) Levantamiento de la Encuesta y captura de datos (octubre y noviembre 2009), teniendo como fecha límite de captura el 15 de diciembre; c) Interpretación de los datos en la Asamblea Parroquial en orden a elaborar los planes pastorales parroquiales (Enero 2010)8.

8

Incluir en los Planes Pastorales las propuestas para la formación de los agentes de la Misión Continental.


26 ETAPA DE PREPARACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN (31 de mayo 2009 - enero 2010) Esquema PROPUESTAS

1) Campaña de oración

MEDIOS

TIEMPO

- Circular para invitar a campaña de oración

Septiembre 2009

- Oración para la Misión Continental y V Plan Diocesano (Estampa de la Virgen de Zapopan),

Durante toda la etapa

- Hora Santa por la Misión - Oración de los fieles en la Eucaristía 2) Lectura e interpretación evangélica de la realidad

Encuesta - Capacitación técnica y espiritual de los encuestadores, - Levantamiento y captura de datos de la encuesta, - Interpretación de

Septiembre 2009 Octubre a 15 de diciemb re 2009 Enero


27

los datos en la Asamblea Parroquial en orden a elaborar los planes pastorales parroquiales 3) Difundir la misión en todos los ámbitos de la diócesis

Optimizar los medios de Comunicación

2010

Durante toda la etapa

- Boletines parroquiales, mantas, programas de radio, Semanario, páginas de Internet, videos, diapositivas y documentos

ORACIÓN

Misión Continental Difundir la noticia de la Misión en toda la diócesis

Ver nuestra realidad: Encuesta


28 MISIÓN CON AGENTES PASTORALES Y EVANGELIZADORES

(Febrero – agosto 2010) 60. Se trata de convocar a todas las personas responsables de la pastoral (sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos) para vivir a fondo la experiencia de un encuentro personal con el Señor, que se proyecte en un discipulado misionero. Es una etapa destinada a una formación y renovación profundas de nuestra vida cristiana, inspirados por la Palabra de Dios, interiorizada mediante la Lectio Divina; fortalecidos por la Eucaristía y animados por el testimonio de la Virgen María, la primera discípula misionera, y de los Santos y Beatos mexicanos. 61. Metas para esta etapa 1) Asumir el camino del discipulado misionero profundizando nuestra conversión personal y pastoral. No es, por lo tanto, una etapa “para los demás” sino que nos incumbe a todos en la misma proporción de nuestras responsabilidades pastorales. 2) Instar a los movimientos y organismos eclesiales diocesanos a que sigan los pasos del proceso formativo del discípulo misionero, que se propone para los agentes de la pastoral, con el fin de que, llegado el momento, se integren a la etapa de la misión territorial.


29 62. Propuestas para esta etapa 1) Dar mayor énfasis a la Lectio Divina para fundamentar el discipulado misionero. Se sugiere el Evangelio de san Marcos. 2) Organizar una tanda especial de ejercicios espirituales en Cuaresma para los agentes de pastoral de las parroquias. 3) En los tiempos litúrgicos fuertes realizar encuentros eclesiales y retiros para sacerdotes, religiosos y laicos, con énfasis kerigmático, a fin de profundizar en la vocación del discípulo misionero. 63. Preparación de los misioneros para las etapas siguientes 1) Partir de las conclusiones del análisis evangélico de la realidad (encuesta) para responder a los desafíos que presenta el contexto socio religioso de la parroquia. 2) Considerar la formación de discípulos misioneros como el eje de apoyo del plan pastoral diocesano, teniendo como prioridad la formación y participación de más bautizados laicos. 3) Seguir el programa de contenidos propuesto por la Vicaría de pastoral acerca de la espiritualidad misionera para utilizarlo en las reuniones ordinarias de los distintos agentes evangelizadores.


30 4) Preparar encuentros por grupos de agentes (ministros ordenados, religiosos, religiosas y laicos) para que, a la luz de la Palabra de Dios, se revise la forma en que está viviendo la propia vocación bautismal y la misión que hemos recibido. ¿Qué Iglesia somos, qué Iglesia nos pide ser el Espíritu? 5) Cuidar el proceso evangelizador de los discípulos misioneros en sus dos primeros tiempos: a) el kerigma9; b) la catequesis para la iniciación o la reiniciación cristiana. 6) Vivir intensamente la Eucaristía y la adoración eucarística en todas sus formas (Cf. V Plan 167-170). 7) Elaborar el programa de formación permanente del clero y seminaristas en consonancia con la Misión Continental. 8) Preparar al grupo de misioneros para la misión territorial: espiritual, doctrinal y pastoralmente. 9) Elaborar en equipo eclesial el itinerario de la misión territorial de acuerdo a la realidad de la parroquia (2010-2013).

9

Los temas del kerigma: 1) El Amor de Dios, 2) El Pecado, 3) Jesucristo y la Salvación, 4) Fe y Conversión, 5) El Espíritu Santo, 6) La comunidad.


31 MISIÓN CON AGENTES PASTORALES Y EVANGELIZADORES (Febrero – agosto 2010) Esquema Propuestas 1. Preparación espiritual

Medios

Tiempos

- Dar énfasis a la lectio divina

Durante toda la misión

- Encuentros y retiros kerigmáticos para los misioneros: sacerdotes, religiosos y laicos

En los tiempos litúrgicos fuertes

- Vivir intensamente la Eucaristía y la adoración en todas sus formas

Durante toda la misión

Cuaresma

- Tanda de ejercicios para agentes de pastoral 2. Formación doctrinal

- Impartir temas de espiritualidad misionera

En las reuniones ordinarias

- Encuentros por grupos de agentes

Programación de las Comisiones


32

- Programa de formaciรณn permanente - Temas de formaciรณn espiritual, doctrinal y pastoral para la misiรณn territorial

3. Preparaciรณn pastoral

Agente de Pastoral

- Programar el itinerario de la misiรณn territorial

Febrero 2010Agosto 2010


33 MISIÓN TERRITORIAL (Agosto 2010 – Agosto 2013) 64. Es el tiempo propicio para que el discípulo misionero, entusiasmado y alegre por haber experimentado un encuentro renovador con Cristo en la Palabra, en la Eucaristía y en el hermano sufriente, se ponga en camino para salir al encuentro de todos los fieles cristianos de la parroquia, especialmente de los bautizados no evangelizados y de los cristianos que viven lejos de la comunidad eclesial. La tarea consistirá en difundir en nuestra Arquidiócesis el amor de Cristo para que todos los miembros de nuestras familias lo conozcan, tengan vida y la tengan en abundancia y lleguen a ser discípulos misioneros. 65. Metas para esta etapa 1) Llevar el Kerigma a todos los hogares. 2) Suscitar y consolidar procesos de iniciación o reiniciación cristiana, favoreciendo la creación de pequeñas comunidades donde se forma el discípulo misionero10. 3) Tomar en cuenta y responder a las necesidades que surgieron en la “encuesta”, especialmente en lo que se refiere a la familia.

10

Tener en cuenta en esta meta los cinco aspectos de la formación del discípulo misionero (Encuentro con Cristo, conversión, discipulado, comunión y misión).


34 4) Renovar o consolidar las estructuras parroquiales para que la parroquia pase de ser centro de servicios a un centro misionero 66. Propuestas para esta etapa 1) Consolidar el equipo permanente de misioneros, con miembros de todos los grupos, movimientos y asociaciones para que realicen y den seguimiento a la misión territorial, se capaciten para dirigir la lectio divina y coordinar una pequeña comunidad. 2) Determinar en cada comunidad una fecha para el inicio de la misión territorial con carácter festivo y el envío de los misioneros. 3) Programar la visita a los hogares y la bendición de las familias. Entregar el tríptico y la estampa con la oración por la Misión, como signo de comunión con la Iglesia en América Latina y el Caribe. 4) Explicitar el Kerigma mediante retiros y encuentros de evangelización para que los que recibieron el primer anuncio se sientan convocados a integrarse en pequeñas comunidades. 5) Iniciar a las pequeñas comunidades en el seguimiento de Cristo, en la vivencia de los Sacramentos y en el sentido de pertenencia a la gran comunidad eclesial. 6) Además de las casas hay que visitar absolutamente todos los lugares en que la


35 gente trabaje en el territorio parroquial: empresas, oficinas, talleres, negocios, almacenes, etc. Y realizar actividades coloridas y de convocación en las plazas y esquinas más concurridas del territorio parroquial, poniendo carteles, pintando bardas, y aprovechando otras formas de expresión artística popular (cantos, teatro, kermés, festivales, concursos, actividades deportivas, concursos de grafiti religioso, etc.). 7) Destacar durante la misión algunos de los rostros sufrientes de Cristo (enfermos, ancianos abandonados, pobres, adictos, etc.) y dar signos de solidaridad cristiana hacia ellos. 8) Preparar el anuncio kerigmático dirigido, prioritariamente, a los adolescentes y jóvenes y darle continuidad mediante su integración a la vida parroquial para que sigan el proceso del discípulo misionero. 9) Tener en cuenta algunos signos comunes de la Misión Continental como: a) La fiesta de Pentecostés como un momento de re-envío misionero y de realizar un gesto común que sea de verdad significativo para todos los creyentes; b) La fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe como acción de gracias y de ofrecimiento del itinerario misionero que se vaya recorriendo. 10) Procurar que todas las acciones misioneras culminen con un signo celebrativo festivo.


36 MISIÓN TERRITORIAL (Agosto 2010 – Agosto 2013) Esquema Propuestas

Medios

Tiempos

1. Consolidar el equipo de misioneros

Formación integral

Agosto 2010 y siguientes años

2. Fecha de inicio de la misión territorial y envío de los misioneros

El equipo de misioneros

A determinar por cada comunidad

3. Visita a hogares y bendición de familias

- Preparar a las personas (espiritual y doctrinalmente)

Sesiones periódicas organizad as en cada comunida d

- Entregar el tríptico y oración por la Misión Continental 4. Explicitar el kerigma

Retiros y encuentros de evangelización

Cada visita Cada comunidad los programa en su plan


37

pastoral 5. Crear pequeñas comunidades

- Retiros y encuentros - Formación integral - Vivencia de los sacramentos

Cada comunida d los programa en su plan pastoral

6. Visitar todos los lugares de la parroquia y realizar actividades festivas

- Llevar el tríptico y la oración por la Misión Continental

Durante la misión territorial

7. Destacar los rostros sufrientes de Cristo

Atención a los ancianos, enfermos, presos, etc.

Durante toda la etapa

8. Atender de manera prioritaria a adolescentes y jóvenes

- Retiros y encuentros de evangelización

Durante toda la etapa

- En lugares de convocación: cantos, teatro, deporte, etc.

- Formación de pequeñas comunidades en las parroquias (formación integral) - Actividades


38

coloridas: canto, deporte, teatro, concursos, campamentos, etc. - Horas santas juveniles y secciones de lectio divina - Actividades a favor de la comunidad - Peregrinaciones 9. Considerar los signos comunes de la Misión

Fiesta de Pentecostés y Nuestra Señora de Guadalupe

DISCÍPULO MISIONERO

En la fecha correspondiente


39 MISIÓN SECTORIAL O AMBIENTAL (AGOSTO 2010-AGOSTO 2013) 67. Cuando hablamos de Misiones sectoriales o ambientales, hacemos referencia a sectores de la sociedad, no ligados a un territorio en que, por su condición, relevancia social u otra razón válida, se estime pertinente hacer presente en ellos la labor evangelizadora de la Iglesia. Por ejemplo: los jóvenes, los educadores y el mundo de la educación, los trabajadores de la salud, el mundo carcelario, los dirigentes sociales, políticos, empresarios, comunicadores sociales, organizaciones medioambientales etc. O tal vez, un sector más amplio formado por un conjunto de actores sociales ligados a un tema relevante, como podría ser la familia, la drogadicción, o la equidad social. 68. Esta forma de evangelizar responde a lo que la Iglesia ha venido madurando desde Gaudium et Spes, reconociendo las semillas del Verbo en la actividad humana, en el trabajo y ejercicio de las profesiones, en la transformación de la sociedad, en la política, la empresa, etc. 69. Se debería tener presente en esta etapa lo que Aparecida propone para el anuncio de Cristo, como Señor de la Vida plena (Cf. DA 353364) y lo que nos enseña sobre la promoción humana integral. 70. Corresponde a las Comisiones diocesanas llevar adelante la misión sectorial en


40 coordinación con la Vicaría Diocesana de Pastoral. 71. Metas para esta etapa: Despertar y fortalecer en los laicos católicos la conciencia de que como discípulos misioneros están llamados a transformar evangélicamente las realidades temporales de su ambiente 72. Propuestas para esta etapa: 1) Clarificar cuáles sectores hay que atender prioritariamente. 2) Elaborar el itinerario de la misión por cada Comisión en diálogo con los líderes de los diversos sectores. 3) Preparar discípulos misioneros que puedan hacer una presencia permanente y específica en los diversos ambientes de la sociedad. 4) Organizar eventos con algunos de los sectores a nivel Vicaría o Diócesis, que concluyan con una peregrinación y misa en el Santuario de los Mártires.


41 MISIÓN SECTORIAL O AMBIENTAL (Agosto 2010-Agosto 2013) Esquema Propuestas

Medios

1. Clarificar los sectores prioritarios a atender

- Resultados de la encuesta,

2. Elaborar el programa de la Misión Continental

- El programa de la Misión Continental propuesto por la Vicaría de Pastoral

- Evaluaciones en Comisiones y Secciones

Tiempos Al inicio de la etapa (agosto 2010)

Agosto 2010

- Darlo a conocer a la Vicaría de Pastoral 3. Formar discípulos misioneros

- Plan de actividades ordinario - Conocimiento del V Plan Pastoral y el Folleto de la Misión Continental

4. Organizar por Comisión o Sección

- Programa de actividades

Conforme a programa ción de cada Comisión y Sección a lo largo de toda la etapa - Anual


42

algunos eventos, a nivel Vicaría o Diócesis, que concluyan con una peregrinació n en el Santuario de los Mártires 5. Colaborar en la misión territorial e impulsar la misión sectorial

ordinario - Elegir la fecha y presentar el programa a la Vicaría de Pastoral para no empalmar eventos

- Formación de agentes - Elaboración de subsidios - Como discípulos misioneros en sus parroquias

Discípulo misionero de las Comisiones y Secciones sale al encuentro de

- Septiembre 2010 - Septiembre 2011 - Septiembre 2012

Durante toda la misión


43

EVALUACIÓN

73. Al culminar cada etapa de la misión, hay que organizar una evaluación en las diversas instancias pastorales para revisar el camino recorrido y planificar cómo se continúa con la misión permanente, avanzando en amplitud y profundidad, o dando atención a sectores o ambientes que no se hayan.


44

AGRADECIMIENTO

Se agradece a todas las personas que colaboraron en la planeación, consulta, elaboración, revisión y redacción de este folleto para la Misión Continental en la Arquidiócesis de Guadalajara: A los Vicarios Episcopales y Coordinadores de Comisiones y Secciones. A los presbíteros: Rafael Hernández Morales, José Castellón, Eduardo Vargas y José Sánchez Montes y demás miembros del equipo de la Vicaría de Pastoral.


45

SIGLAS Y ABREVIATURAS

EN

DA NMI

RM

Exhortación Apostólica Evangelii Nuntiandi, acerca de la evangelización en el mundo contemporáneo, S.S. Pablo VI (8 de diciembre de 1965) Documento de Aparecida (2007) Carta Apostólica Novo Millennio Ineunte, al concluir el Gran Jubileo del año 2000, S.S. Juan Pablo II (6 de enero de 2001) Encíclica Redemptoris Missio, sobre la permanente validez del Mandato Misionero, S.S. Juan Pablo II (7 de diciembre de 1990)


46

ÍNDICE

MISIÓN CONTINENTAL ..................................... 1 Introducción ............................................................ 3 1. Identidad misionera de la Iglesia ........................ 6 2. Una Iglesia misionera en el continente ............... 9 2.1 ¿Por qué la Misión Continental? ............... 9 2.2 ¿Qué es la Misión Continental? ............... 11 2.3 ¿Cuál es la novedad de la Misión Continental? ................................................... 12 2.4 ¿Quién es el sujeto responsable de la Misión Continental? ...................................... 13 2.5 ¿Quiénes son los principales destinatarios de la Misión Continental?.............................. 14 2.6 ¿Cuál es el método a seguir en la Misión? ....................................................................... 16


47 3. Criterios para la Misión Continental ................ 16 4. Decálogo de la Misión ...................................... 19 5. Misión Continental en la Arquidiócesis ........... 20 Objetivo General de la Misión Continental ... 20 Objetivo de la Arquidiócesis de Guadalajara 20 Objetivos específicos ..................................... 20 Itinerario de la Misión .......................................... 21 Etapa de preparación y sensibilización (31 de mayo 2009 - enero 2010)................................................ 24 Misión con agentes pastorales y evangelizadores (febrero – agosto 2010)......................................... 27 Misión territorial (Agosto 2010 – Agosto 2013) .............................. 33 Misión sectorial o ambiental (Agosto 2010-Agosto 2013) ................................. 38 Evaluación (Septiembre 2013) ............................. 43 AGRADECIMIENTO .......................................... 44 SIGLAS Y ABREVIATURAS ............................ 45 ÍNDICE ................................................................. 46


Folleto - Misión Continental en la Arquidiócesis de Guadalajara