Issuu on Google+

Año LXXVIII Guadalajara, Jal., 8 de mayo de 2011

Núm. 19

Cargando un gran peso

U

n día, dos monjes iban caminando por el campo. Mientras caminaban, vieron a una mujer que estaba sentada en la orilla del río. Ella estaba triste porque no había un puente, y no podía cruzar al otro lado. El primer monje ofreció amablemente: ”Si quieres te podemos cargar hasta el otro lado del río”. “Gracias” contestó ella, aceptando su ayuda. Así que los dos hombres juntaron sus manos, la levantaron entre los dos, y la cargaron hasta el otro lado del río. Cuando llegaron al otro lado, la bajaron, y ella siguió su camino. Después de que los monjes caminaron otro tramo, el segundo monje empezó a quejarse: “Mira mi ropa -dijo-, está toda sucia por haber cruzado a esa mujer por el río. Y mi espalda todavía me duele por haberla cargado. Siento que se me está acalambrando”. El primer monje simplemente sonrió y asintió con su cabeza. Un poco más adelante, el

segundo monje se quejó otra vez: ”Mi espalda me duele tanto, ¡y todo porque tuvimos que cargar a esa loca mujer! No puedo seguir adelante por el dolor”. El primer monje miró a su compañero, que ya estaba tirado en el suelo quejándose, y le dijo: ”¿Te has preguntado por qué yo no me estoy quejando? Tu espalda te duele porque todavía estás cargando a la mujer. Pero yo ya la bajé varios metros atrás”. Así somos muchos de nosotros cuando tratamos con nuestras familias: somos como el segundo monje, que no lo puede dejar ir. Queremos hacerles saber el dolor que todavía sentimos por algo que ellos hicieron en el pasado, y cada vez que podemos se los tratamos de recordar. Hay gente que lleva las cargas del pasado por años, y sus vidas están cansadas de ese peso. Jesús vino a levantar la carga del pasado, y a hacernos libres de todo peso. No cargues más tu amargura, y aligera el peso de tu alma.


Comentario al Evangelio

“QUÉDATE CON NOSOTROS...

p

orque ya es tarde y está oscureciendo…”.

Porque ya en el hogar empieza a caer el sol del amor, y van escaseando las muestras de cariño y comprensión… Porque nos vamos dejando abrumar cada vez más por las preocupaciones sobre qué comeremos, con qué nos vestiremos, con qué pagaremos la renta, qué irá a ser de nosotros y, sobre todo, de nuestros hijos… Porque empezamos a pensar demasiado en nosotros mismos, en

nuestros intereses, en nuestra seguridad, en nuestro porvenir… Porque cada vez nos importa menos lo que les ocurre a los demás… Porque cada vez nos va importando menos lo que dices Tú, lo que dice el Papa y la Iglesia, lo que dice nuestra conciencia; y vamos cada día dándole más crédito a lo que dice la prensa, la radio y la T.V. Porque cada día entendemos menos que Cristo -y por consiguiente, los cristianos- tenía que padecer y morir por entrar en su Reino. ...POR TODO ESTO, ¡QUÉDATE CON NOSOTROS!

Tenemos un espacio disponible para ti Informes en el teléfono:

3613-1421


SAN CAYETANO

N

ació en 1480 en Vicenza, cerca de Venecia, Italia. Su padre, militar, murió defendiendo la ciudad contra un ejército enemigo. El niño quedó huérfano, al cuidado de su santa madre.

Estudió en la Universidad de Padua, donde obtuvo dos doctorados, y allí sobresalía por su presencia venerable y por su bondad exquisita. Se fue después a Roma, y en esa ciudad capital llegó a ser secretario privado del Papa Julio II. A los 33 años, fue ordenado sacerdote. San Cayetano le escribía a un amigo: “Me siento sano del cuerpo pero enfermo del alma, al ver cómo Cristo espera la conversión de todos, y son tan poquitos los que se mueven a convertirse”. Y este era el más grande anhelo de su vida: que las personas empezaran a llevar una vida más de acuerdo con el santo Evangelio. San Cayetano era de familia muy rica, y se desprendió de todos sus bienes, repartiéndolos entre los pobres. En una carta escribió la razón que tuvo para ello: “Veo a mi Cristo pobre, ¿y yo me atreveré a seguir viviendo como rico? Veo a mi Cristo humillado y despreciado, ¿y seguiré deseando que me rindan honores? Oh, qué

ganas siento de llorar al ver que las gentes no sienten deseos de imitar al Redentor Crucificado”. Los ratos libres los dedicaba, donde quiera que estuviera, a atender a los enfermos en los hospitales, especialmente a los más abandonados. Un día, en su casa de religioso, no había nada para comer porque todos habían repartido sus bienes entre los pobres. San Cayetano se fue al altar, y dando unos golpecitos en la puerta del Sagrario donde estaban las Santas Hostias, dijo con toda confianza: “Jesús amado, te recuerdo que no tenemos hoy nada para comer”. Al poco rato, llegaron unas mulas trayendo muy buena cantidad de provisiones, y los arrieros no supieron decir de dónde las enviaban. En su última enfermedad, el médico aconsejó que acostaran a Cayetano sobre un colchón de lana, y el santo exclamó: “Mi Salvador murió sobre una tosca cruz. Por favor permítame a mí, que soy un pobre pecador, morir sobre unas tablas”. Y así murió el 7 de agosto del año 1547, en Nápoles, a la edad de 67 años, desgastado de tanto trabajar por conseguir la santificación de las almas. En seguida de su muerte empezaron a conseguirse milagros por su intercesión, y el Sumo Pontífice en turno lo declaró santo en 1671.


¡YO QUIERO DARLE TODO MI AMOR A MAMÁ!

Amiguitos: este próximo martes será el día de las madres. Yo sé que ustedes ya estarán listos para festejar a mamá, pero no está de más recordárselos. Dispongámonos a festejarla en todos los sentidos. Por ejemplo: desde ya, empecemos a portarnos bien. Dejemos a un lado las travesuras y la flojera, y pongámonos las pilas para ayudarla y obedecerla en todo lo que mande; y si no lo mandara, estar atentos a lo que necesite, aun cuando no lo diga. Además, propongamos al resto de la familia prepararle una deliciosa comida, sin que ella lo sepa, para que sea una sorpresa. Podemos, también, regalarle eso que tanto quiere y no ha podido comprar, pero lo más importante es hacerla sentir todo nuestro amor en estos días.

Regalémosle, por ejemplo, un poema escrito por nosotros mismos, como el siguiente que les presento: Hoy es el día de la madre… ¡Vaya conciencia la nuestra! Te damos un solo día, cuando mereces toda la vida. ¿Qué puedo hacer hoy? ¿Recordar mis deudas hacia ti, eternas e impagables? ¿Evocar tu amor de madre en tantos gestos y situaciones? Quizás únicamente decirte: ¡te quiero mamá!


Amiguitos: ¿Ya están listos para festejar a mamá? ¡Pues a correr para darle un abrazo fuerte y decirle cuánto la queremos! Pasen un día rodeando de amor a mamá, que bien merecido lo tiene…

¡FELICIDADES, MAMÁS!

De: Joanna Paulina Barrera Origel joanapaulina2001@hotmail.com Para: clubdelamiguito@terra.com.mx Asunto: “Pertenecer al Club del Amiguito” Hola me llamo Joanna Paulina y tengo 9 años me gusta mucho dibujar estudiar y bailar, dicen que soy inteligente porque saqué de promedio final 9.9 y quisiera formar parte del Club porque me encantan todas las secciones pero las que más me gustan son la Sección recreativa y la Minihistoria, también formo parte del coro en las misas de niños, en el templo María Madre de la Iglesia en la colonia Jardines de la Paz bueno y quisiera mandar saludos a mis papás y a las familias Barrera y Origel. Bueno, adiós. Hola Joanna, nos enorgullece tener en el Club a una amiga tan estudiosa y aplicada. ¡Bienvenida! Gracias por tus comentarios.

De: Jesús Elías Garibay lourdes1114@hotmail.com Para: clubdelamiguito@terra.com.mx Asunto: “Ser parte del Club Amiguito” Hola! me llamo Jesús Elías, tengo 7 años, y me gustaría ser parte del Club del Amiguito. Pertenezco a la Parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria, me gusta mucho la Sección recreativa y las Mini historias de El Amiguito, estoy muy entusiasmado por hacer mi Primera Comunión, ya voy a pasar a la etapa en donde me van a preparar en el catecismo para hacerla, les quiero mandar un saludo muy grande a mis primitos Fernanda y Rodolfo Garibay. Gracias y que Dios los Bendiga. Jesús, aquí van tus saludos, además te felicitamos por tu próxima Primera Comunión, y porque ya perteneces al Club. ¡Sigue en contacto! De: Cinthia Janette Chávez Rodríguez sexi.diva-2009@hotmail.com Para: clubdelamiguito@terra.com.mx Asunto: “Hola, ¿cómo están?” Hola yo soy Cinthia Janette Chávez Rodríguez, tengo 10 años y mi parroquia se llama El Santo Niño De Atocha, a mí me gusta leer El Amiguito y quisiera unirme al Club. Me gusta mucho toda la información


que dice y todos los domingos los leo en especial las Mini historias que me encantan. Bueno espero con ansias que me acepten, ya les había enviado un mensaje pero no me publicaron. Bueno, yo espero que me acepten y que me publiquen. Bueno, adiós y gracias. Cinthia, como ves, ya pudimos publicar tu correo, y es que son tantos que no pueden salir inmediatamente, pero con un poco de paciencia, aquí los verán todos publicados… bienvenida al Club.

Hola Club del Amiguito, me gusta mucho leer la sección de niños, y quisiera saber si me podrían aceptar en el Club. Pertenezco a la Parroquia Belén de Jesús en Guadalajara, Jalisco. Mi nombre es Ana Belén y tengo 9 años y me estoy preparando para hacer la Primera Comunión. Gracias. Esperaré su respuesta de que me aceptan en el Club. ¡Claro que te aceptamos, Anita! Bienvenida al Club, y prepárate para tener muchos nuevos amigos. Sigue leyendo El Amiguito.

De: Fátima Yadira Barba Rizo faty.yadi@hotmail.com Para: clubdelamiguito@terra.com.mx Asunto: “Ser parte del club” Hola, me llamo Fátima Yadira Barba Rizo, tengo 9 años de edad y quisiera ser parte del Club. Mi sección preferida son las Mini historias. Espero que me acepten. Adiós. Gracias por tus comentarios Fátima, y bienvenida al Club. Esperamos que nos sigas escribiendo.

Y a todos nuestros lectores: ¡a festejar a Mamita! Hasta la próxima semana...

De: Anita Esparza Valdespino anabelen2001@live.com.mx Para: clubdelamiguito@terra.com.mx Asunto: “Ser parte del Club”

clubdelamiguito@terra.com.mx


Encuentra estos 6 oficios:

Bombero, Médico, Panadero, Dentista, Policía, Escritor

Échale COCO pada.

una es rio con urio u a s o in le un d Sale el dinosa acto: Sa . Primer Segundo acto: rche en un ojo ata de palo. p a p n o n c u con dinosaurio ra? l b e o le la a S a cto: llam Tercer a ¿Cómo se la piratería”. a o n “Di-

er ¿Qué razón podría ten rir efe pr ra pa ro ue un peluq cortar el cabello a dos mujeres de pelo negro antes que a una rubia? ¿Qué es lo que necesita una computadora para poder encenderla? R. 1: Con dos clientes ganaría más que con una sola. R. 2: Que esté apagada.

e t s i Ch

DIRECTORIO Fundado por José H. Alba en el año de 1932 Franqueo pagado. Publicación semanal. Permiso SEPOMEX 003 0732. Características 2145522112. Certificados de Licitud de contenido y de Título número 889 y 01119. Registro Reserva 04-2003-070111165300-101. Tiraje 40,000 ejemplares. Costo $40.00 PESOS CIEnTO. Director responsable: Pbro. Antonio Gutiérrez Montaño. Colaboración: Irma Márquez Castro. Ilustrador: Raúl Alonso. Diseño: Creator. Morelos núm. 505, Centro. Tel.: 3613-1421. Horario de oficina: 10:00 a 14:30 hrs. de Lunes a Viernes. Distribución: Morelos núm. 505. Impreso por: Creator Comunicación, S. de R.L. de C.V.; Isla Flores 3344. Col. Jardines de San José. Tels.: 3002-6470 y 71.


El Amiguito - 08 de Mayo de 2011 - Num. 19