Page 1

1


2


3


SUMARIO

Año XXXV - Nº 32 - Enero / Febrero de 2017

Publicación Oficial del Old Christians Club

6

Para Destacar Centro Juvenil y Deportivo Quebracho

4 Club

Lestido: viene un crecimiento exponencial del Club

18 Fútbol

El fútbol del OCC es de la Divisional A

22 Fútbol

14

Primer título a nivel de juveniles de la historia del OCC

24 Hockey

Madres, jugadoras de hockey, amigas y…¡campeonas!

30 Rugby

Presencia azul en el COMCAR

18

24

30


Sede - Campo San Patricio Cno. Gonzalo Rodríguez S/N Tel: 2695.8494 Oficina Máximo Tajes 7357 Tel: 2604.3620 Fax: 2600.5688 oldchristians@oldchristians.org www.oldchristians.org

JUNTA DIRECTIVA Presidente: Julio Lestido Vicepresidente: Alejandro Regules Secretario: Haroldo Gianoli Tesorero: Juan José Pol

Titulares: Rafael Ham Eduardo Lenoble Alejandro Nicolich Agustín Mayer Ignacio Arechavaleta

Suplentes: Luis E. Casaretto Fernando Hareau Daniel de Castro Pía Sarubbi

COMISIÓN FISCAL

6 36 Para Destacar

Chespi y Sembradores

40 Club

La segunda GOCC fue un éxito

42 Para Destacar

“Navidad a su lado”: Una causa “espectacular”

46 Club

Nueva edición de la Copa de la Amistad

50 Ojo al piojo

El verdadero líder

Gustavo Iocco Santiago Lage Eduardo Cerrutti

Coordinador Gral.: Agustín Parodi

REVISTA Producción: DUPLEX Dirección: Julio César 1430 bis / 202 Director: Conrado Ferber Artagaveytia Administración: Gabriela Köncke Editor Periodístico: Juan Samuelle Fotografía: Duplex y Colaboradores Depto. Comercial: Beatriz Rizzi (094 243345) Luis Pesce (099 921141)

Diseño Gráfico y Diagramación: Duplex Informes o publicidad: 2626.1615 / 2626.1195 info@duplex.com.uy - www.duplex.com.uy

Imprenta: Gráfica Mosca D.L. Nº 370960


Para Destacar

6

Centro Juvenil y Deportivo Quebracho: Un verdadero lugar de encuentro El boxeo como herramienta


7 Francisco Méndez tiene 29 años, próximamente se recibirá de contador y tiene un gimnasio de Kick Boxing. Andrés Supervielle tiene 35 años, es abogado y tiene un estudio con un socio. Son ex alumnos del Colegio y siempre han estado muy vinculados al Old Christians Club. Si bien se conocían de vista, la amistad comenzó a forjarse un par de años atrás a través del deporte, cuando Andrés invitó a Francisco a correr una carrera de aventura. Además del gusto por el deporte, ambos compartían la inquietud de “hacer algo por la sociedad, por los demás. Como los dos somos deportistas y nos motiva el deporte, optamos por hacer un centro de deporte para motivar a los jóvenes”, recordó Francisco. El Centro Juvenil y Deportivo Quebracho es una organización sin fines de lucro. Está ubicado en la intersección de las rutas 101 y 102, próximo al aeropuerto, en Colonia Nicolich. Abrió sus puertas en mayo de 2015, tras dos años de arduo trabajo para hallar un lugar apropiado para instalar el gimnasio, crear una perso-

El Centro Juvenil y Deportivo Quebracho, ubicado en la intersección de las rutas 101 y 102, es una organización sin fines de lucro que abrió sus puertas en 2015. Brinda entrenamiento de boxeo, asistencia académica y talleres a 45 jóvenes. Sus fundadores son dos ex alumnos del Colegio, Francisco Méndez y Andrés Supervielle, quienes contaron a la Revista del OCC cómo surgió la idea de crear este espacio para motivar a los adolescentes, apoyarlos en los estudios y formarlos en valores. Además, adelantaron el nuevo desafío que se les planteó: replicar la experiencia.


8 los gimnasios de boxeo, es de lo mejorcito que hay en la vuelta. Son 200 metros cuadrados de gimnasio, con un buen ring, bolsas, buenos espejos. Es muy completo”, agregó Francisco. Además hay aulas para que los chicos puedan estudiar y hacer los talleres y una cocina para darles de comer y que ellos cocinen también. Próximamente se construirán vestuarios, con contenedores.

Deporte y más

El centro, que es mixto, brinda entrenamiento de boxeo a 45 jóvenes.

na jurídica (Cuacua Sporting Club) y recaudar fondos para mantener el lugar. El centro, que es mixto, brinda entrenamiento de boxeo a 45 jóvenes, cuyas edades oscilan entre los 13 y los 18 años. También se les ofrece asistencia académica y talleres.

Manos a la obra “La zona la teníamos identificada como una zona de muchos adolescentes y donde no había mucha actividad o propuestas para jóvenes”, contó Andrés. Recorriendo el lugar vieron una casa con un galpón al fon-

do, que no se usaba mucho y que pertenece a las hermanas de la Congregación de San Vicente de Paul - Siervas de los Pobres de Gijzegem. “Tenemos un comodato, un préstamo gratuito de la Iglesia Católica en ese lugar”, dijo Andrés. “El galpón estaba bastante venido a menos. Si bien la estructura base era fuerte, estaba sin mantenimiento. Lo refaccionamos todo, con varias jornadas de trabajo. Vinieron todos los chicos del Club, de otros clubes, de Old Boys, amigos míos y de Andrés y entre todos armamos un gimnasio que, de

El centro funciona de lunes a viernes. El apoyo liceal es de 14 a 16 horas y el entrenamiento es de 16 a 20 horas (hay dos turnos). Miércoles y viernes se realiza una cena. Los sábados hay un taller de valores, en el que se elige un valor y un invitado da una charla al respecto. Además se organizan otras actividades, como paseos a Piriápolis y Punta del Este, carreras de 5k y de 10k y visitas a museos. Hay tres personas rentadas y voluntarios con distintas funciones y grados de compromiso que hacen posible el funcionamiento diario.

¿Por qué boxeo? Andrés tenía experiencia con el boxeo, entrenando

Para Destacar

Otra forma de ayudar En el Centro Juvenil y Deportivo Quebracho están muy atentos a las aptitudes de los jóvenes. A uno de los chicos, muy esforzado y con ganas de progresar, le están pagando un colegio privado de la zona. A otro lo inscribieron en Talleres de Don Bosco para que estudie mecánica automotriz. “Con el descuento que nos hicieron, nos quedó en nueve mil pesos por mes. Yo firmé como responsable del pago, pero después tratamos de que al-

guien nos ayude en esas cosas y a veces lo conseguimos”, dijo Andrés Supervielle. “Hay gente a la que en vez de dar plata al centro le gusta más ir y pagar la cuota de esta persona en Talleres de Don Bosco. Y con eso da terrible aporte al centro, a la persona y a la familia. El chico pasa a ser ejemplo de la casa, como el mayor de siete hermanos que está tomando una oportunidad de aprender”, agregó.


9 en un barrio carenciado. Allí comprobó que este deporte operaba como una gran herramienta para llegarles a los adolescentes y formarlos en disciplinas y valores.

Además trabajó como profesor de artes marciales en Los Tréboles, donde también apreció los buenos resultados.

Francisco tiene un gimnasio en avenida Italia, llamado Open Gym. “Allí le doy clase a muchos chicos de los colegios de la vuelta y me di cuenta que el boxeo (el Kick Boxing, las artes marciales) generaba cambios de actitud importantes. Los padres me mandaban desde chicos con baja autoestima a chicos con demasiada autoestima, muy agrandados, que tenían que bajar a tierra. Eran chicos conflictivos: los que hacían bullying o los que sufrían de bullying. En todos los casos, el boxeo cambiaba su actitud para bien”, observó.

Los principales objetivos del Centro son “motivar a los chicos para que surjan líderes en este barrio nuevo que es Colonia Nicolich, apoyarlos para que terminen los estudios y puedan aspirar a más de lo que aspira la media del barrio y que salgan muy buenos deportistas, gente a la que le guste el deporte y pueda desarrollarse como deportista”, resumieron los fundadores.

Objetivos claros

La mayoría de los jóvenes concurren al liceo. En caso de que no lo hagan, desde el centro se pone énfasis en reinsertarlos en el sistema

educativo. Para ello trabajan mucho con los liceos de la zona. Si asisten al Quebracho tienen que estar en actividad, ya sea estudiantil o de trabajo. De lo contrario pueden asistir, pero se les exige que en el corto plazo entren en alguna institución educativa o que se pongan a trabajar. En el centro están muy pendientes de los jóvenes, de su realidad y sus necesidades. “Los chicos vienen con problemas. Decís: ‘esto no le puede pasar a nadie, y les pasa a estos chicos’. Entonces hay que darle una atención especial al chico, ver cómo se lo motiva para que siga para adelante y para que quiera seguir apostando a un futuro mejor”, contó Francisco.


10

El boxeo opera como una gran herramienta para acercarse a los adolescentes y formarlos en disciplinas y valores

Bienvenidos los apoyos El centro se sustenta exclusivamente con recursos privados. “Hay empresas que ayudan, son pocas; la gran mayoría son personas físicas que apoyan”, afirmó Andrés. “Hemos buscado fondos del Gobierno, pero no hemos tenido suerte. Nos han elogiado muchas veces desde el INAU, de la Secretaría de Deporte, de KO a las drogas, de una cantidad de lados... lo único que nos han dado hasta ahora son unas bolsas de boxeo, nos las dieron de KO a las drogas, por ahora hasta ahí llegó el apoyo”.

Para Destacar

Las formas de colaborar son más que bienvenidas, desde aportes monetarios hasta quien desee apoyar como voluntario. Andrés y Francisco siguen vinculados al Club, por lo cual resulta fácil contactarlos para ayudar al centro. “Hay mucha gente del Club

que da una mano. Hay un grupo de la generación ‘83 que organiza las cenas de los miércoles, algo que viene saliendo muy bien”, contó Andrés.

Navidad a su lado El pasado año Quebracho fue uno de los destinatarios del beneficio de la movida “Navidad a su lado”, que se organiza desde el Club. La actividad se realizó el 22 de diciembre. Andrés contó que fue mucha gente del Club al centro, así como los jóvenes y sus familias, y que salió todo muy bien. Se pasó un video, el encargado del taller de valores dio una breve charla recordándoles a los chicos que había mucha gente que confiaba en ellos, habló del progreso y de aprovechar las oportunidades. Después el seminarista Juan Andrés “Gordo” Verde, que ya

había visitado el centro, dio un mensaje de la Navidad. Hubo una chorizada y se entregaron las cajas navideñas.

Un nuevo desafío Desde la Intendencia de Canelones les llegó la propuesta de replicar la experiencia de Quebracho en Aeroparque, una zona a 5 kms de distancia. “Fue a pedido del barrio, de los concejales. Tienen un lugar, una casita para este tipo de cosas, pero todo funciona muy poco tiempo. Nos llamaron para hacer algo similar. Es un barrio un poco más complicado que el que estamos. La intendencia asegura fondos por tres meses, después no asegura más, pero resolvimos meternos igual”, afirmó Andrés. Y agregó Francisco: “Es la misma idea, pero en vez de hacerlo enfocado primero en el deporte y que como con-

Cenas y nuevos lazos “Dos veces por semana se hace una cena. Van chicos de nuestro círculo, de los clubes de Carrasco, de empresas de Zonamérica; ellos ponen la comida y nosotros ponemos la cocina. Tres chicos del Club –Haroldo Gianoli, Eugenio Llovet y el Mono Bonomi– organizan esto de traer personas

de empresas o amigos para que hagan esta cena y puedan comer todos juntos con los chicos del Quebracho”, contó Francisco Méndez. “Además, Santiago Paz, que es un argentino que trabaja con nosotros, hace una cena parecida, pero en vez de ser orientada a los chicos es orientada a las familias”.


11


12 a los ojos y ahora sienten que estamos ahí con vocación de quedarnos. Hay un cambio de actitud en el barrio”, aseguró Andrés. Francisco dijo que la mayor satisfacción que le ha dado el centro es ver que los chicos cambian la actitud: “chicos que capaz que ni te miran o sienten desconfianza de que no les van a hablar porque sos diferente a ellos, porque sos más grande, porque venís de otra realidad, porque ellos muchas veces están introvertidos y al poco tiempo ves que te agarran a ti o a cualquiera del centro como referentes”.

Se apoya a los chicos para que terminen los estudios y puedan aspirar a más de lo que aspira la media del barrio y que salgan muy buenos deportistas

secuencia lleguen los otros resultados, que se armen jóvenes líderes y que se tome el lugar como un centro donde poder estar y que los chicos se apropien del lugar, nuestro objetivo principal es formar un centro de barrio, que los chicos lo reconozcan como un lugar donde quieren estar, donde pasar el tiempo, donde encontrar actividades para que no estén en la calle”.

El cambio de actitud Mirando hacia atrás, los fundadores relataron que desde el principio hubo chicos en Quebracho. La mayoría eran reticentes ya que anteriormente habían aparecido muchos proyectos en la zona que duraron poco tiempo. La pregunta era: ¿cuánto durará esto? “Hoy vemos un gran cambio de actitud, iban sin mirar

“Entonces te empiezan a escuchar y generás una amistad, y cambia el vínculo drásticamente. Pasan a ser chicos que se llevan con cualquiera, que aceptan a todo el mundo, que están motivados a ser líderes y a dar más por los demás. Lo más lindo que pasó a largo plazo es ver que los chicos cambian de actitud”, concluyó. Ambos hablan del centro con entusiasmo, orgullo y compromiso. Asumieron una gran responsabilidad, y gracias a su esfuerzo y el de los voluntarios y colaboradores las cosas están saliendo muy bien. ¡Vale la pena apoyarlos!

Para Destacar

“No se quiebra ni llorando” La Asociación Civil (persona jurídica) se llama Cuacua Sporting Club. Cuacua le decían al tío de Francisco Méndez, hermano de Pico, que también está muy involucrado en Quebracho. “Cuacua era cura, se murió joven de una enfermedad. Él se interesó mucho por gente en situaciones complicadas y era un gran deportista. Casualmente era un gran referente de Pedro, uno de mis hermanos que también está muy metido en el Quebracho. Cuando hicimos una de las primeras reuniones para arrancar con el proyecto en su casa, en la entrada, había una estampita de Cuacua, fue como

un vínculo fuerte entre dos familias que estábamos impulsando esto”, recordó Andrés Supervielle. Por motivos de marketing, tras presentar el proyecto en las primeras empresas a las que recurrieron para recaudar fondos, decidieron cambiarle el nombre al centro. “A Pico se le ocurrió Quebracho, porque hay una poesía que dice: ‘el quebracho no se duebla, no se quiebra ni llorando’, que es parte de lo que se pretende inculcar en Quebracho...”, señaló Andrés.


13


14

Se viene un crecimiento exponencial del Club: el denominado “Plan Master”

Club

Julio Lestido, presidente del Old Christians Club En este primer contacto de nuestra revista con los lectores nos pareció trascendente contar con una suerte de “puesta a punto” de parte del presidente de la institución, Julio Lestido. Obviamente, se consideró todo lo relacionado con lo sucedido en 2016 y lo planificado para 2017, especialmente el llamado “Plan Master”, mediante el cual en forma profesional la infraestructura del OCC se incrementará de gran forma para beneficio de todos los socios. Lestido, además, consideró otros temas, como la ya próxima pavimentación del Camino Gonchi Rodríguez, el valor que tiene sumar gente para trabajar y especialmente a las mujeres por su visión y también reflexionó sobre el vínculo del Club y el Colegio: “Pensar el Club sin el Colegio es imposible. Nuestros socios aprender a ser un Old Christian en el Colegio”, afirmó.


15

Considerando el accionamiento global de la institución, no solo en lo deportivo, ¿qué balance realiza de la gestión que realizó la directiva del Old Christians Club en el período que concluyó? “Estamos muy conformes, ya que se lograron los objetivos planteados para el año 2016 y esto ha sido posible gracias a las personas que forman parte de la Comisión Directiva, así como ha sido posible gracias a todos los colaboradores que de alguna u otra forma estuvieron involucrados durante el año en las distintas actividades del Club”. Si bien se concretaron diversos logros, ¿qué les quedó en el debe, por decirlo de algún modo? De paso, en el marco de la

constante actitud de renovar metas, ¿cuáles son los principales lineamientos estratégicos y desafíos trazados para el bienio 2017-2018? “Las metas para el 2016 se cumplieron todas. Para este año, la Comisión Directiva se fijó una serie de metas para algunas de las cuales ya se está en el proceso de ejecución, como ser la recuperación de una de las canchas de fútbol para entrenamiento y el sembrado, limpieza e iluminación de una parte de los terrenos linderos al Club para entrenamiento del rugby. Se compraron dos terrenos linderos al Club, uno de 5.500 metros y el terreno del señor Luis Rospide de 10.000 metros. Además, directivos del Club junto con la gerencia lideraron una

Comisión de Vecinos para pavimentar el Camino Gonchi Rodríguez. Se llevaron a cabo reuniones con la Intendencia Municipal de Canelones y con los vecinos y hoy podemos decir que antes de fin de marzo comenzarán las obras de pavimentación del camino, lo que sin dudas va a mejorar mucho el acceso al Club. También este año comienza la primera etapa del Master Plan fijado por la Comisión Directiva y diseñado por el Estudio Gómez Platero. Este Master Plan plantea la construcción de una cancha de hockey de césped sintético, mejorar el acceso a la sede, la ampliación de la misma y un corredor como eje central para ingreso a las distintas canchas. La Comisión Directiva se propuso finalizar el Plan Master para fines del año 2018”.


16

Club

Lestido explicó que desde sus comienzos el Club ha sido muy activo en materia de responsabilidad social, ya que es parte de la formación que recibieron sus integrantes.

Considerando las tres disciplinas deportivas en las que Old Christians Club compite, en cada una de ellas con equipos masculinos y/o femeninos y en diversas categorías, ¿qué balance realiza de la temporada 2016?

“Tenemos una Comisión Directiva que le abre las puertas a todo socio que quiera trabajar. Para este año queremos que se sumen más mujeres, ya que entendemos que su participación es fundamental para darle al Club una visión más moderna”.

“El balance ha sido muy bueno. En todas las disciplinas estuvimos disputando etapas definitorias de los campeonatos en los que participamos, pero lo más importante para resaltar ha sido la gran cantidad de jugadores que hemos tenido durante todo el año. Una vez más queremos resaltar que lo que busca la Comisión Directiva no es el triunfo deportivo, si no que lo que se busca es que nuestros socios/ jugadores se diviertan, que disfruten lo que hacen”.

En una institución donde lo que se logra afuera de los campos de juego es tan o más relevante que lo estrictamente deportivo, ¿cómo se evolucionó? Se desarrolló una nueva Copa de la Amistad, se cumplió con la segunda edición de “Navidad a su lado”, un equipo del OCC jugó al rugby en una linda convivencia con internos del COMCAR, está el tradicional apoyo al Centro Educativo Los Tréboles, a la Biblioteca Nuestros Hijos, se ha colaborado con otras instituciones de acción social…

¿Cómo se piensa conformar la directiva y las diversas comisiones de trabajo que hay en la institución?

“Desde sus comienzos el

Club ha sido muy activo en materia de responsabilidad social, es parte de nuestra formación. En los últimos años hemos estado más cerca del Centro Educativo Los Tréboles y de la Biblioteca Nuestros Hijos, porque ambas instituciones están muy ligadas al Club; pero siempre estamos atentos para aquellas instituciones que entiendan que podemos estar al lado de ellas”. ¿Qué puede reflexionar sobre el tradicional vínculo entre el OCC y el Colegio? “El Colegio ha sido y es el origen de nuestros socios, fue nuestra primera casa, nuestra razón de ser. Pensar el Club sin el Colegio es imposible. Nuestros socios aprenden a ser un Old Christian en el Colegio. Los alumnos y sus familias juntos como nuestros socios son el motivo de nuestro crecimiento”.


17


18

Con mucho trabajo, dedicación y pasión se consiguió el ascenso La nueva meta del fútbol: afianzarse en la Divisional A Una de las metas que se venían postergando a nivel deportivo en el Old Christians Club, en el tema del fútbol, y felizmente se alcanzó en la temporada 2016 fue lograr el ascenso a la Divisional A en el marco de la Liga Universitaria de Fútbol. “La reflexión que hago sobre eso es que se puso mucho trabajo, dedicación y pasión para conseguir el ascenso. No fue fácil, pero como les dije a los muchachos, lo que viene va a ser importante y hay que ser conscientes de eso, Old Christians debe crecer como institución y debemos afianzarnos en la A. Exigencias compromiso y sobre todo pertenencia es lo que se nos viene en la A”, expresó Pablo Fuentes, director técnico del equipo, en el marco de un diálogo que exponemos a continuación. El campeonato, el título, no quedó tan lejos… fueron pocos puntos… claro que los rivales juegan… ¿qué faltó para la frutilla sobre la torta tras haber logrado la linda y relevante meta de alcanzar el ascenso?

Fútbol

“Lamentablemente la fase regular no fue lo que queríamos, el equipo no siempre fue el mismo y eso a la hora de trabajar se nota. La Liga Universitaria tiene eso, no es profesional, por lo tanto se permiten cosas como viajes, etcétera. Debemos mejorar eso en la Divisional A”. En algún momento del año, por diversos factores, ¿se apreció en “zona de riesgo” alcanzar el objetivo? “Sí. Cuando entramos al octogonal lo hicimos gracias a

otros resultados. A partir de ahí el objetivo fue partido por partido y fue un gran octogonal. Ganamos seis y empatamos uno. Salimos segundos a tres del primero”. ¿Cuáles fueron los partidos más complicados, es decir, cuáles fueron los rivales que plantearon mayor exigencia al equipo? “Complicados fueron todos por lo que te comenté antes, al no tener un equipo estable se hace difícil. Pero los clásicos fueron duros y con Verones fue tremendo. Recuerdo un partido puntual que nos marcó y que fue tremendo, con Peñarol, 4-3 . Al minuto 89 ganábamos 3-2, a los 91’ estábamos 3-3 y a los 93’ llegó el 4-3 para ganar, algo infartante, y fue en los octogonales”.

Cada año es una historia, está claro, y hace tiempo que se buscaba esto que se consiguió en 2016… ¿cuáles fueron las bases para alcanzar el objetivo en esta temporada? “Fue un combo de cosas, desde la directiva que nos apoyó en todo momento, dándonos lo necesario para hacer un buen trabajo, hasta los jugadores que tomaron conciencia y trabajaron mucho y bien por este presente y, por último, mi equipo técnico que estuvo o trató de estar en todos los detalles”. Se viene una temporada, ahora “en el círculo de privilegio”, mucho más exigente desde todo punto de vista… ¿Qué nuevos objetivos están trazados por tu equipo de trabajo?


19

El plantel y el cuerpo técnico para el ascenso a la A Arqueros: Diego Jalma, Martín De León; Zagueros: Eduardo Peirano, Gerardo García Pintos, Juan Uría, Alejandro Ubilla, Joaquín Marques, Juan I. Gorbarán, Ramiro De Vita, Gerardo Calavera, Santiago Suárez; Laterales: Federico Delgado, Javier Sartori, Ignacio Nogueira, José P. Aramendía, Ignacio Pérez Russo, Federico De León, Pedro Saravia, Ignacio Ponte, Mateo Regules; Volantes: Gonzalo Tellería, Gonzalo Naya, Santiago Devitta, Pablo Cristobo, Federico Yoffe, Luis Crisi, Federico Nodar, Matías Crosta, Alberto Booking, Tato Scheck, Mateo Pallares, Federico Chiancone, Tomas Schmidt; Puntas: Felipe

Urioste, Santiago Pallares, Ignacio Muñoz, Juan M. Alonso, Nicolás García Pintos, Felipe Alonso, Felipe Artagaveytia y Santiago López. Cuerpo técnico de primera: entrenador principal, Pablo Fuentes; preparador físico principal, Ramiro Roascio; preparador físico alterno, Diego Deliotti; preparador físico Sub 20 y Sub 18, Mauro Sorrentino. También participaron jugadores de la Sub 20 como Safaroni, Oheler, Long, Artagaveytia y Tatan Regules.


20

Eduardo Peirano: “Creo que como plantel merecíamos estar en la A” Eduardo Peirano, capitán del equipo que logró el anhelado ascenso, comentó que “volver a subir a la A es una alegría tremenda. El último año en que el OCC estuvo en la A fue en el 2007. Fueron 10 años de mucho sacrificio, de años buenos, regulares y malos, en los que estuvimos en la B, en la C y hubo uno que casi bajamos a la D, pero creo que el fútbol en el Club está transitando un proceso de cambios en todas sus categorías que de a poco se está reflejando en los resultados. Creo que como plantel merecíamos estar en la A. Ahora se viene un desafío muy grande, enfrentarnos a los mejores equipos de la Liga Universitaria, que son los que entrenan más y tienen a los mejores jugadores, por eso nos tenemos que preparar bien y redoblar los esfuerzos para poder estar a la altura y que el OCC sea un equipo de la A para siempre, como se merece el Club”. Un aspecto clave: la buena conducta

Fútbol

Consultado sobre los factores que permitieron llegar al ascenso, destacó: “Sabíamos que teníamos un gran plantel y que íbamos a dar pelea por el ascenso y el campeonato, de hecho en el año 2015 no se nos dio por muy poquito. Pienso que los factores fundamentales fueron el compromiso, que viene mejorando muchísimo en todos los planteles del Club, el sacrificio que le pusimos todo el año y sobretodo un plus que tenemos en el OCC que varios equipos de la Liga no tienen, que somos un grupo de amigos que nos conocemos desde muy chicos. Pero me parece que el factor más importante este año y que es un tema que viene muy discutido en la sociedad y la Liga no es ajena a ello es el tema de la violencia. El comportamiento del equipo fue excelente hasta en partidos muy friccionados en donde a equipos rivales les sacaron puntos y nosotros tuvimos un comportamiento destacable; esperemos seguir por ese camino que sin duda para lo que es el deporte es lo más importante”. “También me gustaría destacar que desde el Club nos están apoyando mucho con infraestructura, materiales y profesionales y sé que están haciendo esfuerzos por seguir mejorando aún más. Desde ese punto de vista estamos por encima de muchos otros equipos de la Liga y tenemos que sacar provecho de eso”, reflexionó.

“Seguir acompañando el crecimiento del Old Christians Club y mejorar en todo sentido, con mucha ilusión y compromiso, sabiendo que va a ser duro, pero nadie nos va quitar nuestros sueños y yo tengo uno”. Más allá del logro del equipo principal, ¿qué ba-

Tres partidos memorables Eduardo señaló que “en el año fuimos de menos a más, quedamos entre los ocho de arriba por diferencia de goles y en la segunda ronda, jugando contra los mejores equipos, ganamos seis partidos y empatamos uno y al final quedamos segundos. Los partidos más destacables para mi fueron contra Hebraica, que era flor de equipo y les ganamos 5 a 1, con cinco goles en el primer tiempo. Contra Peñarol fue un partidazo, ganamos 4 a 3 (con cuatro goles de la bestia de Santi Pallares), un partido en el que nos empatan 3 a 3 en los descuentos y metemos el 4 a 3 agónico en la última jugada. Y por supuesto el partido del ascenso que fue contra Colón que ganamos 2 a 1 de atrás y nos quedamos festejando en el Club”. “Nos tenemos que romper el lomo” Se viene un reto mayúsculo, estar a la altura del nivel que significa jugar en la A, entre equipos muy relevantes, con buenas infraestructuras y planteles calificados, ¿cuál es la meta y que perspectiva tienen? A eso Eduardo respondió: “Sí, como te dije anteriormente. La última vez que el OCC subió a la A bajó al año siguiente y nos costó 10 años volver a subir, por lo que el desafío que nos toca es muy grande. Sabemos que en la A hay equipos que entrenan mucho y que los mejores jugadores de la Liga están ahí. Pero tengo una confianza bárbara en el grupo que tenemos y pienso que podemos estar a la altura de la Divisional A. Obviamente que nos tenemos que romper el lomo para conseguirlo, mucho más de lo que venimos haciendo hasta ahora. La meta es que el OCC esté en la A en todas sus categorías y dar pelea siempre, hay que apuntar a eso sin duda, desde abajo vienen pibes con mucha cabeza y con ganas de sumar, así que pienso que el futuro del OCC fútbol va a ser muy bueno”. Finalmente, como siempre piden cada uno de los entrevistados, hay que agradecer “a todos los que dieron algo de sí para lograr esto, jugadores, cuerpo técnico, directivos, juveniles, ex jugadores, gente que nos viene a apoyar, al Pichón que es el hincha número uno, etcétera”.

lance se puede realizar sobre la performance del resto de los equipos que compitieron este año? “El trabajo fue muy bueno y estoy contento y satisfecho con todos los cuerpos técnicos y toda su dedicación y compromiso”.

Has trabajado en el profesionalismo, sigues seguramente atento a ese ámbito, ¿cómo se hace en la Liga Universitaria para preparar partidos contra rivales que de pronto, al menos en una rueda inicial, no son conocidos en cuanto a sus potenciales


21 individuales y colectivo, sobre todo ahora que todos los rivales serán nuevos al acceder el OCC a otra divisional? “No hay otra manera: trabajar, trabajar y trabajar pensando en lo que podemos hacer y estando preparados por lo que nos pueden hacer, no hay mucho misterio, además tengo gente en el equipo que de continuo me pasa información y yo escucho a todos”. Lo último: ¿a quién hay que agradecerle por respaldos y apoyos brindados durante el año que pasó, en el que se alcanzó finalmente con gran esfuerzo un logro muy buscado? “Tengo mucha gente que

apoyó, desde el Lomo Regules pasando por Nepo, Ale, Fede, Nacho y muchos más de mi antiguo pasaje por el Club que siempre estuvieron apoyando. Es difícil nombrarlos a todos, hasta el Lolo Favaro desde

Ecuador estaba pendiente, un fenómeno y amigo. Pero una cosa tengo clara: sin el apoyo de los jugadores es muy difícil lograr nada, así que hacia todos ellos vaya mi agradecimiento”.


22

Otra enorme alegría en fútbol ¡Campeones en la Sub 20! Primer título a nivel de juveniles de la historia del OCC El equipo del fútbol Sub 20 le obsequió a la familia del Club otra tremenda alegría: el título de campeón en 2016. El cuerpo técnico responsable estuvo integrado por el profe Mauro Sorrentino como preparador físico y los entrenadores fueron Nicolás García Pintos, Pedro Saravia, Eduardo Peirano y sobre el final de la campaña se unió el gran Gonchi Tellería, que era uno de los técnicos de la Sub 18, destacó Eduardo Peirano, responsable de informar del logro y hacer el balance para esta edición de la revista del Old Christians Club.

Un título inédito para el Club

Fútbol

“El título que ganamos fue muy importante porque es el primer título a nivel de juveniles en la historia del fútbol en el Club. Además, logramos tener un equipo impresionante, por decirte algunos números: de 22 partidos en el año ganamos 19, con 88 goles a favor (un promedio de cuatro goles por partido) y apenas 27 goles en contra, saliendo campeones con 6 puntos de ventaja sobre el segundo, ¡una campaña tremenda! Además, al igual que en primera, volvimos a poner a la Sub 20 en la A después de varios años”, indicó. Eduardo dijo también que “más allá del título, que es muy importante, lo más lindo del año fue el grupo que se formó. Tuvimos un plantel de 30 jugadores desde que arrancó el año y no se bajó ninguno, se lo tomaron con mucho compromiso y sacrificio, donde a todos les tocó jugar en algún momento del año, y todos respondieron.

Se notó también la mano del Profe Sorrentino, porque físicamente el equipo estaba muy bien preparado”. Por otra parte, “fue nuestra primera experiencia como técnicos en el Club y fue espectacular y eso se lo agradecemos al grupo de jugadores, quienes la mitad de ellos este año pasan a ser compañeros nuestros en el plantel de primera”, complementó.

“Tenemos que subir la vara” Señaló luego que para 2017 “decidimos seguir como técnicos e incorporamos también a Ignacio Muñoz al grupo. Los objetivos para este año son los mismos, intentar formar un gran grupo, lograr transmitirles nuestra idea que es tratar de que los chicos estén comprometidos al máximo con el club, que se lo tomen con la seriedad, el sacrificio y el respeto que exige el deporte y por supuesto lograr que sea un año divertido para todos. Desde el punto de vista deportivo, obvio

que después de ser campeones y subir a la A tenemos que subir la vara y apuntar a pelear el campeonato como siempre tiene que hacer el Club”.

El plantel campeón Conformaron el plantel que logró el ascenso y el título de campeón en Sub 20: Santiago Noguera, Juan Martín Basigaluz, Felipe Buysan, Francisco Torres, Guillermo Vázquez, Guillermo Deal, Hernán Solari, Ignacio Fitipaldo, Jacinto Santanna, Javier Zaffaroni, Joaquín Artagaveytia, Juan Manuel Vigorito, Juan Martín Calabuig, Juan Pablo García, Mateo Blengio, Juan Pedro Calandra, Mateo Long (capitán), Matías Ham, Juan Francisco Noya, Tomás del Castillo, Nicolás Oehler, Nicolás Malet, Franco Crisci, Paul Strauch, Santiago Narancio, Sebastián Regules (sub capitán), Santiago Philipstal, Alfonso Favaro, Santiago Maraffi, Sebastián Ravaschio, Juan Pablo Fernández, Tomás Rodríguez, Juan José Pol y Nicolás Gianoli.


23


24

Madres, jugadoras de hockey, amigas y… ¡campeonas! Las Mami Azules A en el podio Soledad Cardoso, Inés Carrau, Eleonora Rebollo y Lucía Vizintín, integrantes del equipo de Mami Hockey del Old Christians Club (OCC) que obtuvo el Campeonato Uruguayo 2016, repasaron el proceso que las llevó al título, reflexionaron acerca de la experiencia de retomar el deporte que las apasiona y compartieron unas anécdotas imperdibles.

Fotos: Gentileza de Lucía Vizintín

Inés Carrau forma parte del Mami Hockey del Club desde la primera práctica. “Si no me equivoco comenzó en el 2010, cuando Sole Puente tuvo la iniciativa de juntar a las mamis que queríamos volver a jugar al hockey”, contó. Empezaron siendo un poco más de 20 y hoy son unas 60 mujeres jugando. Las más jóvenes tienen alrededor de 32 años mientras que la mayor tiene 51 años.

Hockey

Los partidos son los lunes y las prácticas son los lunes (cuando no hay partido) y los miércoles. Respecto a las entrenadoras, Inés explicó: “Hasta ahora nuestras entrenadoras y quienes nos sacaron campeonas fueron Mica Astigarraga y Clemen Surraco, dos muy buenas jugadoras de primera categoría del OCC”. Pero este año, por razones de estudio y trabajo las chicas no pudieron seguir, por lo cual las mamis quedaron con Diego Pérez como técnico y Nacho Barboza como preparador físico.

De últimas en la tabla a campeonas El torneo se juega en dos rondas; el campeón del Uruguayo se define en una final entre el campeón del Apertura y el del Clausura. Participan siete cuadros en la Divisional A. “Fue un proceso increíble porque empezamos jugando el Apertura muy mal, y no se nos daban las cosas. Tanto es así que terminamos el Apertura en el último lugar. Y en el Clausura nos empezó a salir todo lo que no se nos había dado hasta ahora y terminamos primeras, lo que nos llevó a salir campeonas del Clausura, con lo cual tuvimos que jugar una final contra Anglo, que había sido el campeón del Apertura, para definir el campeón del Uruguayo. Y bueno, ganamos esa final y se nos dio. Nos convertimos en pocos días en campeonas del Clausura y del Uruguayo”, recordó Inés.

Mucha hinchada Azul La final contra Anglo se disputó en noviembre pasado en campo neutral, en la cancha de St. Brendan’s, y

contó con gran apoyo en la tribuna. El partido finalizó 2 a 0 a favor de las mamis del OCC, y de esta forma se consagraron campeonas. “La verdad que habíamos hablado para llevar mucha gente a esa final porque sin dudas era un partido muy difícil e íbamos a precisar mucho ruido, mucha hinchada. Y como era de esperarse, nos acompañó muchísima gente esa noche”, señaló. “Todas nuestras familias, nuestros hijos que son los mejores hinchas que tenemos, muchas amigas, todo el resto de las Mami Hockey Azules que juegan en otras categorías y que, por suerte, son muchas y hacen mucho ruido y que nos acompañaron a lo largo de todo el año, no solo en la final, ¡pero esa noche no faltó ninguna!, (unas genias de verdad; fue importantísimo para nosotras desde adentro de la cancha escucharlas a todas apoyando, alentando, etcétera) y hasta algunas jugadoras del Plantel Superior del OCC”, agregó Inés. Con respecto al resultado,


25


26

La importancia de la actividad social fue resaltada unánimemente por las jugadoras consultadas

Lucía Vizintín comentó: “La final fue un heroico 2 a 0; se sufrió mal. Jugamos como toda final, nerviosas y sin buen hockey, ¡pero fuimos efectivas y superiores!”.

Hockey

Se mantiene y crece Consultada acerca de si el grupo se mantiene este año, si está abierto a que entren otras madres y cuáles son los requisitos para hacerlo, Inés respondió: “Por suerte en principio todas las jugadoras que estábamos seguiremos al firme, y sin dudas que el Mami Hockey Azules está abierto a nuevas incorporaciones. De hecho, esta pretemporada ya contamos con la presencia de varias nuevas jugadoras. Tenés que ser madre del Colegio o ex alumna, mayor de 25 años”.

Además de realizar este repaso de la campaña, les solicitamos a Soledad Cardoso, Inés Carrau, Eleonora Rebollo y Lucía Vizintín, que nos comentaran cómo viven esta experiencia del Mami Hockey y que nos contaran alguna de las miles de anécdotas que atesoran.

“Me encantó la idea de volver a jugar” ¿Nombre? Soledad Cardoso. ¿Edad? 38 años. ¿Puesto? De 5 desde que entré a Mami Hockey, el año pasado jugué más de delantera. Me da lo mismo. ¿Familia? Casada con 4 hijos. ¿Profesión? Contadora. ¿Actividad laboral? Trabajo en una financiera y en una fundación. ¿Desde cuándo jugás al hoc-

key? Jugué toda mi vida en el colegio, dejé 10 a 12 años hasta que volví con el Mami Hockey (¡nunca me imaginé!). ¿Por qué decidiste formar parte del Mami Hockey? Me encantó la idea de volver a jugar, se acababa de estrenar la cancha de sintético, me pareció una buena oportunidad de conocer otras madres. ¿Desde cuándo integrás el grupo? Desde que arrancó, fue en 2010 creo. ¿Cómo toma tu familia y tu ámbito laboral el hecho de que juegues? ¿Sentís el apoyo? ¡En casa el deporte es algo natural, y lo fomentamos a todos las edades! Los varones que ya tienen 10 y 12 años son los que más disfrutan de ir a verme, matan


27 por ir a los partidos y hasta van a las prácticas cuando el tiempo acompaña. Las nenas son chiquitas y recién ahora empezaron a ir a verme alguna vez. Mi marido me apoya 100%, él también juega al Papi Futbol, ¡así que tampoco se va a quejar! ¿Qué es lo que más disfrutás del Mami Hockey? Los partidos me encantan por supuesto, pero lo mejor, sin duda, es la salida a las 7 de la tarde de los lunes pase lo que pase (todo organizado para irme y si no me voy con los que sea). ¡Pero ese desenchufe para ir a correr, charlar, jugar y seguir charlando (¡pobres coaches, hacen lo que pueden para callarnos!) para mí es lo máximo! ¿Una anécdota de esta experiencia en Mami Hockey? ¡Hay miles! ¡Ya van a hacer siete años! Siempre me acuerdo de la reunión al final del primer año, que ni coach teníamos y jugábamos sólo prácticas y algún amistoso contra St. Patrick’s, que era el único que tenía equipo. La cena, que organizaron Sole Puente y Pao Vigorito (como siempre). Fuimos todas y cada una se presentó y contaba sobre su familia, profesión, etcétera, etc. ¡Fue gracioso porque habíamos jugado todo el año juntas y ahí descubríamos profesiones de lo más diversas como fiscal, odontóloga, veterinaria, laboratorista… entre otras!

“Deporte que me fascina, rodeada de amigas” ¿Nombre? Inés Carrau. ¿Edad? 48 años. ¿Puesto? Delantera, Nº 9. ¿Familia? Marido y tres hijos, Delfina de 17 años, Tomás de

15 y Matías de 11. ¿Profesión? Secretariado, Administración de Empresas y Personal Trainer. ¿Desde cuándo jugás al hockey? Jugué toda mi adolescencia en el Ivy Thomas, desde los 12 años. Después dejé de jugarlo por mucho tiempo, pero siempre seguí vinculada a algún deporte, y lo retomé en el 2010 como madre del Colegio. ¿Por qué decidiste formar parte del Mami Hockey? Porque siempre me gustaron los deportes en equipo, porque se sumó mucha gente al grupo original de jugadoras que eran amigas mías o que yo conocía bastante y porque me pareció que me iba a aportar mucho, no sólo en lo deportivo sino también en lo social.

pegamos, parecía el Estadio Centenario… ja, ja, ja. Como no podía ser de otra manera, la responsable de esto fue Amalia Ferber, jugadora de las Azules y gran amiga mía.

“Me desestresa, voy feliz a jugar” ¿Nombre? Eleonora Rebollo. ¿Edad? 37 años. ¿Puesto? Mediocampista. ¿Familia? Marcelo mi marido, mi hija Cocó de 4 años, mi hijo Euge de 2 años y mis perros Popeye y Olivia que los cuido como a mis hijos. ¿Profesión? Médico. ¿Actividad laboral? Médica Emergencista y ahora en abril empiezo el posgrado de Cardiología que son tres años más.

¿Cómo toma tu familia el hecho de que juegues? ¿Van a los partidos? Les divierte a todos, y cuando mis hijos eran más chicos me acompañaban a las prácticas, los días de calor. A la final, obviamente, fueron todos a vernos.

¿Desde cuándo jugás al hockey? Juego desde los ocho años, empecé en el colegio St. Catherine’s, después jugué en varios clubes federada (Polo, Náutico y Yacht) hasta 2014 que tuve mi segundo hijo y no me dieron los tiempos para entrenar. Y estuve en la Selección Mayor del 2000 al 2011.

¿Qué es lo que más disfrutás del Mami Hockey? La verdad que son muchas las cosas. No sólo el poder hacer un deporte que me fascina, rodeada de amigas, siendo parte de un club único, al cual me alegro cada día más de pertenecer, sino también el poder sentir a los 48 años la misma pasión por el deporte que uno sentía cuando era joven y el volver a vivir todos esos momentos tan lindos que te da el deporte.

¿Por qué decidiste formar parte del Mami Hockey? Decidí jugar en mamis de Christian cuando mi hija empezó el Colegio en 2016. Tengo varias amigas que juegan en Azules, Inés Franco y las hermanas Echeverría, que tuvieron mucho que ver porque en realidad yo soy muy tímida y si no fuera por ellas tres que me insistieron no hubiera agarrado viaje, así que gracias a las tres.

¿Alguna anécdota que puedas compartir? En plena final de “Mami Hockey” se escucharon dos bombas brasileras que hizo que casi abandonemos el partido del susto que nos

¿Cómo toma tu familia y tu ámbito laboral el hecho de que juegues? ¿Sentís el apoyo? En mi casa es toda una movida cada vez que me voy a jugar porque tengo que


28 de acá para allá, llegás a la práctica (que no voy mucho, aclaremos) o al partido y te olvidas de todo, es “tu momento”. Y lo más lindo de todo es en los partidos ver y escuchar a todos los hijos orgullosos de sus mamis gritando: “¡Bien mamá!”, y alentando, eso es espectacular.

Hockey

Pamela grita eufórica su gol en instancias decisivas del campeonato

conseguir niñera. Mi marido no dice mucho porque él sigue jugando al fútbol, entonces no le queda otra que bancársela. Además es traumatólogo y yo por lo general ligo bastantes golpes, desde que tuve mi segundo hijo dejé de jugar en federación para jugar más “light” y ya me fracturé la nariz y me luxé el pulgar, entonces no le causa mucha gracia. Mis hijos, por otro lado, copados, pero no los puedo llevar si no me acompaña alguien porque son chicos todavía y se meten en la mitad del parti-

do. En lo laboral no pueden creer que siga jugando y que no esté cansada. La verdad que el hockey me desestresa, voy feliz a jugar, me renueva, me siento de 20 otra vez… je, je, je. Hasta el año pasado también dirigía en el colegio British. Y antes en el Clifton del Pinar, casi 17 años dirigiendo, así que imagínate cómo voy a extrañar eso. ¿Qué es lo que más disfrutás del Mami Hockey? Lo que más disfruto es que aunque estés como loca todo el día trabajando y llevando nenes

¿Una anécdota de esta experiencia en el Mami Hockey? Una anécdota…, hay muchas, pero la que más recuerdo fue una del partido contra Sampa el año pasado, que no podíamos perder sino no pasábamos a la final. Íbamos un gol abajo, no recuerdo bien el tanteador... soy horrible para los resultados... Último minuto del partido, nos cobran corto a favor y termina el tiempo, pero el corto se juega igual. Decidimos entre todas que pegara la Flaca Carrau, pega, le da rebote la arquera y ella mientras se caía al piso tira una guadaña (cabe aclarar que la practicó todo el año) que le sale tipo globito, pasa por arriba de todas y… ¡entra! ¡Un golazo! Lo festejamos como si hubiéramos salido campeonas de América, montaña humana, las de adentro, las de afuera, la hinchada, todos. ¡Fue increíble! El sueño del pibe, pasamos a la final con ese golazo, el mejor festejo de gol que recuerdo.

“A mis hijos les encanta verme jugar” ¿Nombre? Lucía Vizintín. ¿Edad? 37 años. ¿Puesto? Volante. ¿Familia? Casada con Daniel Fresnedo y tres hijos. ¿Profesión? Contadora pública y diseño del paisaje. ¿Actividad laboral? Ambas. ¿Desde cuándo jugás al hoc-


29 key? Jugué de chica en el colegio, el British Schools. Hasta los 17 años jugué ahí. ¿Por qué decidiste formar parte del Mami Hockey? Participé de un torneo a beneficio en el Colegio en 2013 y quedé fascinada de reencontrarme con el hockey después de tanto tiempo. Y ya al año siguiente me sumé al grupo de Mami Hockey del Christian. ¡Hace tres años que estoy y me encanta poder jugar con amigas al hockey y representar al OCC! ¿Cómo toma tu familia y tu ámbito laboral el hecho de que juegues? ¿Sentís el apoyo? El apoyo es total, como jugamos entre semana y de noche no afectás la dinámica laboral ni de los chicos, tenés

que organizarte y tener buen backup en casa. A mis hijos les encanta ir a verme jugar por Christian, y jugar en la cancha de su Colegio. ¡Siempre tenemos mascotitas que van a alentar! Vivimos el hockey en familia también yendo a ver a la primera jugar los fines de semana. ¿Qué es lo que más disfrutás del Mami Hockey? Me encanta haber vuelto a jugar después de tanto tiempo. Se combina deporte, adrenalina, diversión y estar con amigas, ¡que más se puede pedir! ¿Una anécdota de esta experiencia en el Mami Hockey? ¡Heridas varias! Los lunes de partidos se juega de 20 a 22 horas en la cancha del Colegio. Llamamos al Semm bas-

tante y cuando llamamos para pedir un móvil… nos dicen: “¡Otra vez son las chicas de Máximo Tajes… acaba de ir el móvil…”, “No, no, necesitamos otra, ¡la que vino ya se fue! ¡Lo mismo nos pasa en la emergencia de los sanatorios los lunes por la noche! Otra, en el viaje a Chile el año pasado, cuando tuvimos libre nos subimos cinco a un Uber y charlando con el hombre, nos dice: “¿Ustedes son de Uruguay pero son modelos?”… “No, no, estamos en Chile de visita. Vinimos a jugar al hockey”. Y el hombre nos dice: “Qué honor llevar a las chicas de la selección en mi auto”. Por esa semana las Cimarronas estaban jugando en Chile. ¡Creo que por un instante nos la creímos muchooo!


Rugby

30

Equipo del OCC jugó al rugby con presos del COMCAR en apoyo a “Pelota al Medio” Presencia azul en el COMCAR: ayudar a crecer jugando al rugby


31

El año pasado, entre otras actividades que se desarrollaron a nivel deportivo y social, hubo una diferente y especial. Un equipo del Old Christians Club se presentó en el COMCAR para jugar un partido de rugby contra los internos. Incluso, hubo tres tiempos en el juego, con el tercero mezclando jugadores de ambos lados. Una buena experiencia que, como debe ser, se coronó con un “tercer tiempo”. De todo eso hablamos con Juan José Pol, directivo de la institución, y con el capitán de los azules en aquella instancia, Alfonso Calvete. Consultado sobre cómo surgió esta experiencia, que constituye un nuevo ejemplo de aporte a la comunidad del OCC a través en este caso

del rugby, ambientando una positiva convivencia con personas privadas de su libertad que están en el COMCAR, Juan José Pol (directivo de

la institución) señaló que “el partido realizado en el COMCAR fue como consecuencia de una invitación del programa ‘Pelota al Medio’, del


32

Se jugo un tercer tiempo con los equipos mezclados.

Ministerio del Interior, a través de la persona de Agustín Iparraguirre (Director del Programa). La invitación fue realizada al Club, por el

hecho de que el Club es un colaborador del programa en distintas acciones deportivas y sociales que hemos realizado juntos desde sus inicios”.

Equipos mezclados: convivencia total Concretamente, se realizó un partido de rugby de tres

La palabra del capitán de los azules: “Tremenda experiencia” Obviamente, con toda esta actividad del partido en el COMCAR se enriquecen las personas que en estos momentos de sus vidas están privadas de su libertad, los internos. Pero, sin dudas, a los chicos del OCC también esto les aportó. Alfonso Calvete, el capitán de los azules el día del partido, manifestó que “fue tremenda experiencia. Fuimos con un equipos de jugadores de todos los planteles y creo que todos aprovechamos mucho. Salió un buen partido y fue una oportunidad de vivir el rugby de una manera distinta”.

Rugby

Sobre qué les dejó esa instancia, dijo que “creo que ver una realidad tan dura y cómo hay tanta gente laburando para mejorarla es algo muy bueno. Fuimos a jugar un partido, pero también nos sirvió para ver que muchas veces se puede dar una mano a los demás de muchas maneras. En el tercer tiempo los internos se mostraron muy agradecidos, eso nos ayuda a nosotros a aprender que nunca hay que dejar de ayudar a los demás. También sirve para darse cuenta que el deporte no es solo ganar y competir, es una gran herramienta para aprender y ayudar”. En su rol de capitán del equipo en esa jornada, Alfonso Calvete dijo que “fue un honor haber jugado ese partido. Todos nos sentimos orgullosos de haber representado al Club ese día. Es una linda movida para que en el futuro más gente y clubes se sumen a apoyar”.

Luego recordó que “en los primeros dos tiempos jugamos contra ellos y fue un buen partido. Ellos están aprendiendo a jugar y tenían un par de jugadores de la selección que los ordenaban. Capaz que fue un poco desordenado, pero en el momento del contacto, de golpearse, el partido fue de mucha intensidad y en los dos equipos salieron cosas muy buenas. Después jugamos un tiempo mezclados que fue un poco más ordenado y más intenso todavía. Ellos, sin saber jugar mucho, demostraron muchas ganas en todos los partidos”. “Estaban muy contentos por nuestra visita” “El tercer tiempo, donde compartimos el almuerzo con ellos, fue una muy buena experiencia. Todos charlando de igual a igual con ellos. Se abrieron y nos contaron experiencias de todo tipo, de cómo habían llegado ahí, de lo malo que se vive en algunos pabellones. También nos contaron que el rugby es una linda oportunidad de salir de la celda, distraerse y formar parte de un grupo que lo sienten cada vez más unido. Estaban muy contentos por nuestra visita”, destacó Alfonso. Ya que estamos, lo consultamos, en lo personal y en lo colectivo, en relación a qué expectativas tiene para la temporada 2017. Al respecto, expresó que “en lo colectivo, jugar todo el año con cuatro planteles de manera competitiva y buscar los tres campeonatos de vuelta, y en lo personal seguir mejorando en la posición en la que juego y jugar lo más arriba posible”.


33

tiempos durante el cual en los dos primeros tiempos se enfrentaron el Club contra el equipo de internos del COMCAR. El último tiempo se jugó con los equipos mezclados. El partido fue jugado en las instalaciones del COMCAR, en una cancha en donde realizan las actividades deportivas. Se desarrolló el día 4 de noviembre de 2016. La jornada terminó con un tercer tiempo, como corresponde. Acudieron a este partido tan especial todos los profesores del programa ‘Pelota al Medio’, Alejandro Nieto, Matías Benítez, Rodolfo de Mula, Danilo Botta, Álvaro Crovetto y el director del programa Agustín

Iparraguirre, jugadores del primer equipo del Club, directivos del Club y el presidente de la Unión de Rugby del Uruguay (URU) Sebastián Piñeyrúa, informó Pol. Sobre si los internos del COMCAR sabían de rugby o hubo que explicarles las reglas de este deporte, comentó que “desde marzo de 2016 que se viene desarrollando el rugby en el COMCAR los días lunes, miércoles y viernes. Es un convenio entre el Ministerio del Interior y la URU. Para este partido se hizo una selección de jugadores entre los internos en base a compromiso, comportamiento, etcétera. Formaron parte del equipo 30 jugadores”.

Los valores del rugby, que todos nosotros conocemos y promovemos, sin dudas es muy especial exponerlos y divulgarlos en ese ámbito. A propósito de eso, Pol dijo que “lo nuestro como Club fue participar de un partido de rugby y compartir el tercer tiempo. El trabajo que están haciendo todos los profesores de rugby que están en el COMCAR es impresionante y está dando muy buenos resultados. Justamente, desde los principales valores que propone el rugby como el respeto, compañerismo, solidaridad, etcétera se han logrado cambios muy importantes entre los internos que practican este deporte”.

Desde marzo de 2016 que se viene desarrollando el rugby en el COMCAR los días lunes, miércoles y viernes. Es un convenio entre el Ministerio del Interior y la URU.


34

Fútbol

El Old Christians fue el primer club en concurrir a jugar un partido en el COMCAR.

Función más completa Un interrogante que correspondía exponer es por qué el Club, con tanta actividad, con tantos desafíos deportivos y sociales, con una agenda tan cargada, le dedica tiempo a estas actividades, como la del COMCAR. Sobre eso, Pol expresó que “la esencia de nuestro Club es de una formación 100% cristiana, católica. Si desde nuestro lugar no podemos brindar algo de tiempo y dedicación a esta y otras actividades que se vienen realizando en lo social, nuestra función como Club no estaría completa. Desde la directiva fomentamos a toda nuestra comunidad que no tenga solo actividades deportivas, sino que también participe en actividades sociales y haciendo cada vez más énfasis en el compro-

miso e integración con la sociedad. Esta actividad que se realizó es muy buena en ese sentido, ya que vincula lo deportivo con lo social. En un club amateur como el nuestro, los logros más importantes se consiguen afuera de la cancha”. Pol, en otro orden, consideró los comentarios que se han recibido de parte de las autoridades del COMCAR y del Ministerio del Interior. Quedaron todos “muy agradecidos por nuestro aporte y por haber sido el primer Club en concurrir a jugar un partido en el COMCAR. Fue muy fructífero, tanto para todos los que concurrimos, por las experiencias vividas, como también para todos los internos que jugaron y se quedaron en el tercer tiempo. Se vivió una jornada de deporte y camaradería en todo senti-

do. Asimismo, creo que sería muy bueno que puedan algunos de nuestros jugadores de rugby, durante el 2017, integrarse junto al resto de profesores que están enseñando este deporte en el COMCAR”. Finalmente, existe la intención de reiterar esta experiencia en ese mismo ámbito o en otros similares. “La idea es jugar un partido por año. Los profes del COMCAR nos comentaban de lo importante de poder jugar contra equipos, para que luego de tantos entrenamientos ellos se puedan medir y motivar contra rivales en serio. Con el hecho de que el Club pueda ir una vez por año estamos ayudando a través de nuestros jugadores para que puedan aportar su granito de arena en la rehabilitación de los internos”, reflexionó Pol.


35


36

Chespi y Sembradores “Estoy donde Dios me llame a servir” Una siembra de amor digna del mayor elogio y respaldo Gabriel Muscarelli –popularmente conocido como Chespi– lidera Sembradores, un delivery solidario inspirado en el carisma de la Madre Teresa de Calcuta. El grupo, conformado por jóvenes de distintos contextos, se moviliza ante una realidad marcada por la marginación, la pobreza, problemas familiares, enfermedades y abandono, entre otros factores. “Todos los lunes y jueves del año, sin importar las inclemencias del tiempo, salimos al encuentro de las personas que viven en las calles de Montevideo y les llevamos un plato de comida caliente como medio para compartir nuestro tiempo con quienes son los más desamparados entre los pobres”, se afirma en el portal de internet www.sembradores.com.uy. La intención en esta nota es que conozcan mejor a Chespi, un integrante de uno de los planteles de fútbol del Old Christians Club (OCC) y un verdadero ejemplo de vivir haciendo una buena obra, al servicio de los más desamparados. ¿Cuándo y cómo surgió Sembradores? “Sembradores nació en el año 2002, por las misiones de la Iglesia Católica, de evangelización, unido eso a un proyecto de carácter familiar”.

Para Destacar

¿Cuál es el mensaje que quieren dar? “Intentamos promover la buena nueva de Jesús, que los muertos resucitan”. ¿Cómo se organizan para salir a repartir los alimentos y los abrigos? “Por los medios de comunicación nos conectamos y nos encontramos en el recorrido que se hace en una camioneta de Sembradores, unidos a varios autos de los chicos o adultos que salen esa noche. También tenemos presencia en Facebook y en Twitter”.

¿Quién cocina? “Mi madre, Marlene Miranda, que tiene 75 años… y mientras lo hace reza el Rosario”. ¿De dónde sacan el presupuesto para poder hacer realidad esta ayuda? “De donaciones puntuales que recibimos y de un evento que se hace una vez al año para recaudar fondos”. ¿Cuál es la anécdota más linda que recuerdas? “Son miles y de toda índole. Recuerdo el día en que falleció la Santa Madre Teresa de Calcuta, viendo el noticiero se me llenaron los ojos de lágrimas mientras le comentaba a uno de mis hermanos por qué todos los seres humanos no podemos ser como ésta mujer. Unos años más tarde sin siquiera darme cuenta me en-

contré sirviendo a los más necesitados y en mi propia camioneta compartía una noche con las Misioneras de la Caridad, cuatro monjas de la congregación fundada por la Santa Madre Teresa de Calcuta que me acompañaron a recorrer las calles como lo hacen en diferentes países, sobre todo en la India. Eso para mí fue muy fuerte, porque comprendí que en Dios lo que hoy es solo un anhelo mañana es la realidad de nuestra vida”. ¿Cuánto incidió la religión en este proyecto? “Realmente, incidió un 100 %”. ¿Es cierto que también ayudan a la gente a asearse y poder tener un mejor lugar para dormir? “Los llevamos a bañar, a cortar el pelo, a afeitarse y les


37 construimos pequeñas casitas de madera con pallets con un colchón. No es lo ideal, pero es mucho mejor que dormir en el piso bajo una tormenta o una helada que les hace correr riesgo de hipotermia y, por ende, riesgo de muerte”. ¿Cómo es la relación que tienen con las personas que ayudan? “Excelente, muy espiritual, con mucho respeto y amor”. ¿Cómo fue tu primer vínculo con el Colegio Stella Maris? “Fue por intermedio de los chicos que salían a servir con nosotros”. Diferentes momentos de la actividad de Sembradores que contó con el apoyo de cuatro monjas de la congregación fundada por la Santa Madre Teresa de Calcuta

¿Cuándo te integraste al fútbol del Old Christians? “En 2014 aproximadamente, fue un lindo desafío”. ¿Cómo ves al fútbol del club? “Divertido, con un grupo humano muy bueno que es lo principal”. ¿En qué otras actividades te has sumado? “No tengo tiempo para

otra actividad lamentablemente, estoy focalizado en Sembradores”. ¿Cómo surgió tu apodo? “En carnaval mi padre hacía de Chapulín Colorado, uno de los personajes de Chespirito, por eso salió Chespi”.

¿Cómo fue tu infancia y adolescencia? ¿Tuvo algo que ver con el proyecto? “Materialmente, muy pobre, pero con mucho amor que es lo principal. A raíz de eso, de haber pasado la necesidad que tiene un ser humano para poder sobrevivir el día a día,

“No hay palabras para describir tanta generosidad junta” El capitán de la categoría +35 en el fútbol del Old Christians –donde juega Chespi–, Federico Pintos, contó que Gabriel llegó a principios de 2015 y desde que llegó mantuvo la misma posición, delantero. “Como jugador es muy veloz para su edad. Es habilidoso y muy bueno técnicamente”, señaló. Por su parte, agregó que al grupo le aporta buen humor, generosidad y calidad humana: “lamentablemente, por su trabajo no tiene mucho tiempo para compartir actividades extra deportivas y sociales con nosotros, pero de cualquier manera en poco tiempo se ha hecho querer por el grupo”, aseguró. Chespi es bien recibido en el Club y su obra Sembradores obviamente que también. Pintos dijo que es “algo impresionante” lo que hace, porque “esto viene desde hace muchos años sin excepciones. Ellos salen dos veces por semana a la calle a ayudar a gente necesitada, no hay palabras para describir tanta generosidad junta”, mantuvo.

Por otra parte, Ricardo Ferber, quien juega de lateral derecho en la +35 y sale con Chespi a repartir los lunes, expresó que “Sembradores básicamente busca darle amor y cariño a la gente que está necesitada y en situación de calle” y que “los más de 200 platos de comida que se entregan absolutamente todos los lunes y jueves del año son la excusa para poder conversar y tratar de difundir el mensaje de amor de Dios”. “Chespi brinda todo el cariño y esperanza al necesitado tratando de reconfortar y aliviar, por lo menos por un rato, las penurias que está pasando. Es una persona excepcional, con una fe pocas veces vista, que se emociona, se compadece con cada persona que se la acerca y que a partir de su fe entrega todo el amor que puede y sin excepción”, expresó. “Sin lugar a dudas, si cada uno pudiera dar una mínima parte del amor que irradia Gabriel, el mundo sería otro. Como bien dice Fede Pintos, no hay palabras para describir tanta generosidad junta”, finalizó.


38

Sembradores interviene en barrios como Villa Española, La Unión, La Blanqueada, Tres Cruces, Aguada, Centro, Ciudad Vieja.

Para Destacar

es que logré y logro comprender más profundamente la realidad del más necesitado”. Actualmente, ¿Cómo está compuesta tu familia? ¿Te acompañan y apoyan en esta actividad? “Mi señora Valeria y mis cuatro hijos: Nicolás de 24 años, Jimena de 22 años, Fátima de 16 años y Mía de un año; me acompañan con su apoyo afectivo, de otra forma no podría continuar adelante, ya que demanda mucho tiempo de vida”. ¿Quiénes más te ayudan hoy en día? “Muchos jóvenes de la Parroquia San José de la Montaña y

adultos de diferentes lugares”. ¿En qué barrios ayudan? “En Villa Española, La Unión, La Blanqueada, Tres Cruces, Aguada, Centro, Ciudad Vieja, etcétera, en el transcurso de los años hemos estado por todo Montevideo”. ¿A qué te dedicas? ¿Es cierto que tuviste una pizzería y un almacén? “Tuve pizzería, panadería y minimercado, pero ahora ya no. Solo fábrica de pizza y el cattering Pizza Chespi”. ¿Cómo definirías a la esperanza? “Es el profundo anhelo, el sostén del alma, que solo

tiene vida en Dios y esperar confiado en su promesa”. ¿Cómo es la parroquia a la que acudís en Villa Española? “La parroquia a la que acudo es en la que tomé la primera comunión, San Pablo, pertenece a la Parroquia Santos Apóstoles de los Hermanos Palotinos. En Villa Española estuve ocho años aproximadamente, luego frecuenté otra parroquia, San Vicente de Paul, y finalmente volví a San Pablo donde frecuento la misa dominical. No tengo ninguna comunidad específica, estoy donde Dios me llame a servir.


39


40

La comunidad del Old Christian celebró a lo grande La segunda GOCC fue un éxito La fiesta que se realizó en diciembre en las instalaciones del Club, próximo a la Navidad, fue la segunda edición de la GOCC y mostró un notorio crecimiento en relación a la primera que se produjo en 2015, desde todo punto de vista. Todo el mundo ayudó, todo el mundo disfrutó y todo el mundo quedó con ganas de que llegue la tercera edición. Joaquín Pérez, Juan Andrés Dutra y Agustín Parodi fueron quienes, en esta oportunidad, nos ayudaron a reconstruir todo lo que hizo posible la realización de esta linda actividad, ellos nos hablaron de la previa, del disfrute, de cuánto apoyó toda la gente, de la ayuda de los sponsors, de los premios que se entregaron y de mucho más.

Todos sumaron Joaquín Pérez, ex jugador del OCC, muy vinculado a la actividad social del Club, es un experiente empresario en el rubro eventos sociales. Se ocupó junto a un buen grupo de colaboradores del armado de la fiesta (en los temas logística, decoración, proveedores, barras, etcétera).

Club

“Hubo mucha gente trabajando, por suerte, eso es fundamental, todo el mundo le mete para adelante, apoya, con mucha actitud”, comentó. Este año, según se estima, participaron en la fiesta de 1.200 a 1.500 personas, “eso es mucha gente y haber podido organizar todo bien y que haya salido todo bien fue al-

go que se logró porque todos sumaron, la gente del rugby, la del hockey, la del fútbol, apoyó la directiva, estuvieron los veteranos y los chiquilines... todos sumaron”. La idea de esta fiesta surgió en 2015 cuando el rugby logró el tricampeonato del Uruguayo, esa fue, por decirlo de algún modo, “la excusa, fue la motivación especial”, pero la movida funcionó de película y para este año rápidamente se ideó hacer la segunda edición, incluso todo se fue encaminando antes que se diera el nuevo tricampeonato en el Uruguayo de rugby. “Ojalá que podamos seguir saliendo campeones, estaría bueno, pero si no se da igual la fiesta la vamos a seguir haciendo”, adelantó. Por otra parte, se entiende que realizar la fiesta más allá de los resultados está alineado a la política institucional del OCC donde el triunfo no está por delante de todo o guía todo.

Gente sumando Para este informe también dialogamos con otro ex juga-

dor del OCC, Juan Andrés Dutra, otra persona muy vinculada a lo deportivo y social del Club, a la orden cada vez que se lo precisa para dar una mano, por ejemplo conduciendo eventos, para lo cual aprovecha su experiencia para manejarse delante de mucho público (es uno de los principales rematadores del mercado). Juan Andrés se ocupa, en el caso de esta fiesta, de la parte de los premios a los deportistas de cada plantel, hace de nexo entre la fiesta y cada uno de los planteles de las diferentes disciplinas y, por supuesto, es el maestro de ceremonia el día de la fiesta. “El Club, durante muchos años, me entregó muchas cosas, me ayudó a formarme, entonces con estas cosas de pronto uno puede ir devolviéndole cosas al Club y a su gente; en realidad, sinceramente, lo mío no es ni por lejos lo principal, hay mucha más gente que le mete muchas horas y está siempre y a esa gente hay que reconocerle mucho, yo pongo mi granito de arena y de paso me encanta y la paso bárbaro”, expresó.


41 Para Juan Andrés, ahora como ex jugador, aportar desde otro lugar es una manera de seguir teniendo puesta la camiseta azul con el trébol, “incluso, por decir algo, hace como cuatro años que no juego pero sigo en el grupo de WhatsApp de los jugadores, me siento parte, en un grupo en el que hay gurises de 20 años y yo tengo 40... estoy convencido que eso, esa suma de aportes de distintas generaciones, es lo que ha hecho que este Club crezca tanto y sea lo que hoy es, con muchos deportes, con muchas generaciones, que gente sumando adentro y afuera de las canchas”. Luego pidió especialmente mencionar a dos personas que “son el corazón de la fiesta”, uno de ellos el “Brother” Tomy Fonseca, “el alma mater que no deja nada librado al azar”, y otro el “Bucle” Inciarte, que se pone al hombro cuanta cosa se hace en el Club y la fiesta en ese sentido no es la excepción”. En materia de premios, este año se entregaron unas estatuillas que representaban al deporte correspondiente a cada premiación, en una

instancia “que seguro a los premiados les encanta, se llevan un recuerdo precioso de la fiesta”, dijo quien se ha desempeñado como maestro de ceremonias en estas dos fiestas en 2015 y 2016 y en varias actividades más en estos últimos años como el Seven Nocturno, donde se encarga de la mesa de control, por ejemplo. “Esta fiesta no es algo oficial del Club, que la apoya obvio con todo, como siempre, pero fuimos los hinchas desde el rugby los que cuando ganamos todo el otro año le propusimos al Club hacerla, pero ya para este año decidimos crecer, sumar, agregamos a todo el mundo, a la gente del hockey y del fútbol que siempre están apoyando al rugby, un poco también para reconocerles ese apoyo que es infaltable, es tremendo y suma mucho para los planteles del rugby”, explicó Juan Andrés, quien remarcó que “sin dudas esta fiesta ayuda que todos nos podamos seguir integrando más y mejor”.

“Muy linda experiencia” Agustín Parodi, Coordinador General del Club, ofició de nexo entre la orga-

nización de la fiesta y la directiva de la institución, dándole soporte a los organizadores en todo lo que fuese necesario. “La experiencia fue muy positiva, fue una fiesta de todo el Club, porque en su momento fue impulsada y organizada desde el rugby pero que se brindó para todo el Club, integrando a todos los deportes, sumando a todas las generaciones, además se desarrolló cumpliendo con todo lo planificado, lo que habla muy bien de la organización”, reflexionó Agustín. Agustín, tras agradecer especialmente el tradicional apoyo que brindan los sponsors para estas movidas y a toda la gente que contribuyó, pidió extender un agradecimiento especial a todos los socios “que se ponen estos eventos sobre sus hombros y los sacan adelante apuntalando el crecimiento del Club, en este caso con un fiesta espectacular”. “Fue, sin dudas, otra muy linda experiencia en el Club”, sintetizó Agustín.

Todos los premios de la segunda fiesta Destacados en rugby en 2016: M19: Facundo Belo Pre Intermedia: Federico Garbuyo y Martín Cano Intermedia: Patricio “Cato” Cattivelli y Manuel Diana Primera: Santiago “Tato” Bomio y Andrés De León Premio Especial “Canario Azul”: Facundo Artola Premio “Dudu de Oro”: Alfonso “Cuet” Calvete Premio “Dudu de Plata”: Alejandro “Bucle” Inciarte Premio “Espíritu del Rugby”: Manuel “Manteca” Martínez Reconocimiento especial: Carlos Suárez (ex DT Argentino que dirigió entre 2003 y 2006) Destacadas en hockey en 2016: Primera: Magdalena Cristiani Reserva: Inés Fynn

Inter A: Camila Ortega Inter B: Olivia Pereyra Pre: Martina Basso Sub 18 A: Agustina Gómez Platero Sub 18 B: Julieta Rodríguez Mami Hockey: Paola Vigorito Destacados en fútbol en 2016: Primera: Santiago Pallares Sub 23: Fernando Machado Sub 20: Hernán Solari Sub 18: Francisco Guadalupe + 45: Pulún Nogueira (Delegado) + 35: Pato Gastaldi (DT) Fútbol femenino: Sofía Alonso Destacado en golf: Facundo Paladino


42

“Navidad a su lado” quiere llegar a más familias y para eso busca más colaboradores “Navidad a su lado”: Una causa “espectacular” Una vez más recurrimos a la palabra de dos de las personas que mucho trabajan en el Old Christians Club a la hora de emprender acciones que solucionen apoyos a la comunidad. Haroldo Gianoli y Eduardo Lenoble, en este caso, nos dedicaron un tiempo para responder un conjunto de consultas relacionadas con la segunda experiencia de la linda movida denominada “Navidad a su lado”, realizada a fines de 2016 y que, más allá del notorio crecimiento que tuvo tras el debut en 2015, por su sola reiteración establece el logro de un éxito, puesto que instaló definitivamente en el calendario a una acción que es muy enriquecedora para todos los involucrados: el equipo organizador, quienes reciben las cajas y quienes las preparan con tanto amor y las donan. A continuación, el diálogo con Gianoli y Lenoble.

Para Destacar

¿Qué balance se realizó tras esta segunda experiencia de la movida denominada “Navidad a su lado”? Haroldo Gianoli (HG): El balance de este segundo año de “Navidad a su lado” fue muy positivo. Multiplicamos por cinco el número de familias a las que ayudamos con respecto al año anterior y también creció el equipo de colaboradores. ¡Siempre hay cosas para mejorar y creo que todavía podemos llegar a muchas más familias! En el marco de esa actitud de ir tomando lecturas de las experiencias y mejorar, ¿cómo se evolucionó de la edición de 2015 a la de 2016? Eduardo Lenoble (EL): La evolución fue importante, sobre todo porque el año pasado nos apoyamos mucho en la gente de Noche

Buena para Todos Uruguay y este año nos animamos a “tirarnos al agua” solos. Por otro lado, estuvimos más organizados en lo que refiere a la logística de la recepción y entrega de las cajas. De todas formas, siempre hay aspectos a mejorar. En esta segunda edición, ¿a cuántas familias se ayudó a que tuvieran una Navidad más linda y a qué instituciones se involucró? HG: Ayudamos a unas 150 familias de tres centros: Quebracho, Creando Lazos y Unidos por los Niños. Para que quienes leen este informe y no conocen tanto a esas instituciones, ¿dónde están ubicadas y cuáles son sus características? EL: Quebracho es una organización sin fines de lucro que busca mediante el

deporte (concretamente, el boxeo) promover la educación, el trabajo y transmitir valores. Trabajan con unos 40 adolescentes de entre 12 y 19 años y sus familias. Está ubicado entre las rutas 101 y 102, en el municipio de Nicolich, en Canelones, próximo al Aeropuerto de Carrasco. Creando Lazos es un CAIF en el barrio Villa Tato, próximo a los barrios de La Tahona y Carmel. Tiene como objetivo principal garantizar y promover los derechos de los niños desde la concepción hasta los tres años de edad. Si bien tiene cupo para 50 niños, debido a la gran demanda hoy atienden a 70 niños. Unidos por los Niños es un centro educativo ubicado en el barrio Villa Española que atiende a niños de seis a 12 años de bajo nivel socioeconómico y que tiene como objetivo atacar el círculo de pobreza


43


44

En esta oportunidad las cajas fueron entregadas en el Centro Quebracho

Para Destacar

que afecta a las familias de dicha zona. Se brinda apoyo escolar personalizado, un espacio lúdico y de expresión corporal, y se les enseñan los valores fundamentales para su desarrollo integral. Si bien el abanico de obsequios es grande y cada caja además de amor y mensajes de esperanza tenían “un mar de cosas”, ¿básicamente que se le aconsejó a las familias vinculadas al OCC que entreguen? HG: En la caja pedimos que tengan presente que la comida alcance para toda la familia, que no incluyan alimentos perecederos, que incluyan una presentación de la familia (la cual puede ser anónima), que sea personalizada según el detalle que les pasamos de edades y sexo y que este bien decorada. Hacemos énfasis en que no se regale nada que no le regalarías a tu propia familia. Además, les hacemos sugerencias de comidas, bebidas y regalos, como para orientar a los donantes. Todo el club en realidad termina participando, de una u

otra manera, pero… ¿quiénes integraron el equipo de trabajo que acciona específicamente en esta movida? EL: Por suerte este año el equipo creció mucho, lo cual fue fundamental para poder encarar este salto en cantidad de cajas. Las personas que fueron parte del equipo y otros que colaboraron el día de la recepción de cajas son: Cecilia Palma, Fernando Hareau, María Beyhaut, Lucía Aishemberg, Lucía Badano, Sofía Marizcurrena, Diego Lavista, María José Echinope, Paz Olaso, Juan Carlos Pérez, Juan Tafernaberry, Felipe Storace, Haroldo y yo. Una mención especial para Cecilia Cella, ¡que nos acompañó a la distancia! ¿A quién hay que agradecer que todo esto haya sido posible? HG: A todo el equipo que mencionó Eduardo, al Colegio que nos dio un lugar donde recepcionar las cajas, a Agustín Parodi, a Santiago Arocena de PAM quien nos donó los stickers de agradecimiento a los donantes y fundamentalmente a quienes aportaron camiones y chofe-

res para trasladar las cajas a los centros: Algorta S.A. (Daniel de Castro), Carters S.R.L. (Ignacio Inciarte hijo) y Alfredo Pintos. Falta bastante, pero… ¿ya se han puesto a “tirar ideas” para la tercera edición en 2017? EL: Como bien decís, todavía falta, pero siempre surgen ideas o aspectos a corregir luego de terminada cada campaña. No hay nada en concreto que podamos adelantar, pero sí tenemos la intención de poder crecer tanto en la cantidad de familias a colaborar como en la cantidad de colaboradores. Desde el punto de vista de aumentar la cantidad de cajas, no hay duda de que tendría un impacto positivo por el hecho de poder ayudar a más gente en situaciones comprometidas. Y por el lado de aumentar la cantidad de colaboradores, ¡creemos que es una excelente instancia para que los socios y allegados al Club se unan en esta causa que es espectacular


45


46

Una llama imposible de apagar pese al paso de los años Nueva edición de la Copa de la Amistad En el mes de octubre pasado, con la presencia de cuatro de los sobrevivientes del accidente de Los Andes ocurrido en 1972 (Álvaro Mangino, Antonio Vizintín, Gustavo Zerbino y Roy Harley) se realizó, en instalaciones esta vez del chileno Old Grangonian Club, una nueva edición de la Copa de la Amistad que organizan año tras año con sedes alternativas Old Boys y Old Girls de Chile junto al Old Christians Club. Los azules disfrutaron con sus amigos del club Old Boys de una actividad que, además de los tradicionales encuentros de rugby, incluyó fútbol y hockey césped en una extensa jornada final el domingo. Cabe recordar que en 2016 se conmemoraron 44 años del accidente de Los Andes, cuando un vuelo chárter de la Fuerza Aérea Uruguaya se estrelló el 13 de octubre de 1972 en el sector cordillerano argentino entre el cerro El Sosneado y el volcán Tinguiririca. Tras ese recordado suceso, fueron 16 los sobrevivientes rescatados 72 días después por la Fuerza Aérea de Chile, tras una expedición de más de 10 días efectuada por Nando Parrado y Roberto Canessa hasta la pre cordillera de la actual VII región del Maule.

Club

44 años de Amistad Agustín Mayer, ex alumno, socio y actualmente directivo del OCC, contó que la evaluación de la Copa de la Amistad de 2016 fue “altamente positiva desde varios puntos de vista”.

“Concurrimos con una delegación muy numerosa –más de 120 personas– integrada por algunos de los sobrevivientes, los planteles de rugby, de hockey y de fútbol, además de varios socios y familias cercanas al Club y al Colegio”, dijo en primera instancia.

Emociones y experiencias Sobre la recepción de los amigos chilenos, contó que “fue como siempre, espectacular. El cariño y empeño que le ponen cada año que nos toca viajar es impresionante. Da mucho gusto ir y compartir con ellos un fin de semana cargado de emociones y experiencias”. “Es un desafío muy grande mantener viva la copa luego de 44 años de disputa. Todos somos conscientes que no debemos dejar apagar la llama. Por eso la cantidad de gente que logró viajar este año sumado al clima que vivimos durante esos días nos llena de orgullo. Tendremos que seguir trabajando para que la Copa

de la Amistad siga viva por muchos años más”, aseguró.

Por muchos años más Alejandro “Bucle” Inciarte, que ya ha jugado cuatro veces la Copa, coincidió con Mayer afirmando que “nuestros amigos de Old Grangonian nos recibieron de manera espectacular. La jornada en la montaña que hicieron para el plantel de rugby y el día de los partidos en el club estuvieron bárbaros. Además, está bueno viajar con los ‘veteranos’ del Club, los planteles de fútbol y hockey, todos juntos. Definitivamente hay que seguir adelante con esta tradición de la Copa de la Amistad por muchos años más”, agregó.

¿Cómo olvidarlas? Mayer dijo que las historias que quedan tras estos encuentros, se hagan en Chile o en Uruguay, “siempre son muchas y en su mayoría muy divertidas”, pero se detuvo a contar un instante particular: “quiero recordar el momento de la oración


47


48 frente al olivo que se encuentra plantado en un lugar especial dentro del Club, que recuerda la relación y la historia que nos une a ambos clubes. Fue una instancia muy especial donde se recuerda a los fallecidos en el accidente y se celebra la vida y la oportunidad de poder reencontrarnos cada año. Para todos los que estábamos esa mañana soleada en las canchas fue una instancia muy linda, que quedará grabada en nuestras memorias”, expresó.

Fútbol y hockey enriquecieron la Copa Santiago Chude De Vitta recordó que el fútbol en la Copa de la Amistad lo iniciaron los que hoy son papi fútbol. “Ellos generaron una enorme amistad con los más veteranos de fútbol de Chile y de a poco nos fuimos integrando los de primera, ya van varios años, la idea es cada año integrarnos más para que siga este vínculo por muchas generaciones”, expresó.

Club

Lo que más destacó de este viaje Santiago, a diferencia de viajes anteriores, “es que generamos un vínculo los más jóvenes”, lo que “puede ayudar a que esta actividad perdure en el tiempo, ya que los más veteranos (dichos por ellos mismos) no van a estar siempre para hacerse cargo, esto tiene que ir pasando de generaciones”. Luego, destacó la incorporación de los planteles de hockey del Club y las Mami Hockey que representan al Colegio y al Club. “Ya en 2014 se habían sumado al viaje y este año fueron una parte muy grande de la dele-

gación. Nos llena de alegría que los planteles de hockey se hayan sumado y que nuestros teams femeninos ya formen parte de la Copa de la Amistad. Así como los distintos integrantes de los planteles de rugby y fútbol han hecho grandes amigos en Chile, lo mismo sucede y sucederá con los equipos de hockey”, puntualizó.

“En la misma sintonía” Por otra parte, Rafael Ham, integrante del plantel de veteranos, dijo que el viaje estuvo increíble. “En el grupo de veteranos del fútbol éramos 18 personas, algunos participamos desde siempre, otros se reengancharon después de algunos años de ausencia y para otros era su primer viaje. Pero la verdad es que todos en la misma sintonía, buena onda, disfrutando los programas, las charlas en el desayuno o las previas en el hotel”. Para finalizar, dijo que “el año que viene nos toca recibir a la delegación de ellos y eso requiere de mucho laburo y esfuerzo económico para nuestro Club. Ojalá nos de una mano toda la gente que pueda, lo merecen nuestros amigos chilenos”.

El verdadero significado “La Copa de la Amistad tiene un significado muy especial para el Club. Es una instancia especial en el año dónde recordamos especialmente a aquellos que quedaron en la cordillera y a su vez celebramos con nuestros amigos chilenos la alegría de la vida y el reencuentro. Es parte de la esencia del Club, de su historia, de sus recuerdos y de lo que nos

mantiene fuertes para trabajar por el Club que todos queremos”, dijo Mayer. Por su parte, para Bucle, la Copa de la Amistad representa principalmente dos cosas: “homenajear a los que no volvieron de la montaña y compartir con los sobrevivientes que todavía participan de la Copa de la Amistad este encuentro tan significativo para la historia del Club y mantener y fomentar los lazos de amistad que se han generado en todos estos años con nuestros amigos de Old Boys de Chile”. En la misma línea, Rafael Ham aseguró que la Copa de la Amistad “representa muchas cosas” y que “no es sencillo transmitirlo en pocas palabras. Su origen está vinculado con el accidente, una historia de vida que nos marcó a fuego y en cada edición, cuando se conmemora la fecha, no dejamos de emocionarnos y algunas lágrimas se nos siguen cayendo”, aseguró. Este año en el acto protocolar hablaron Gustavo Zerbino, Roy Harley y Álvaro Mangino, además de los presidentes de los clubes (Fernando De Lorenzo y Julio Lestido), Coco Nicolich y algunos veteranos chilenos referentes (Cachula y Chelín) que participaron en la organización ‘del partido que nunca se jugó’, repasaron los momentos vividos cuando se perdió el contacto con el avión, la búsqueda y muchas otras anécdotas y cómo eso terminó forjando esta Copa de la Amistad, algo que no tengo dudas es único”, celebró.


49


50

El verdadero líder El rey recibió como obsequio dos pichones de halcón y los entregó al maestro de cetrería para que los entrenara. Pasados unos meses, el instructor comunicó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente educado, pero que al otro no sabía lo que le sucedía: no se había movido de la rama desde el día de su llegada a palacio, a tal punto que había que llevarle el alimento hasta allí. El rey mandó llamar curanderos y sanadores de todo tipo, pero nadie pudo hacer volar al ave. Encargó entonces la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió. Por la ventana de sus habitaciones, el monarca p o d í a ver que el pájaro continuaba inmóvil. Publicó por fin un bando entre sus súbditos, y, a la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente en los jardines. Traedme al autor de ese milagro, dijo.

Ojo al Piojo

En seguida le presentaron a un campesino ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres mago, acaso? Entre feliz e intimidado, el hombrecito solo explicó: “No fue difícil, Su Alteza: sólo corté la rama. El pájaro se dio cuenta que tenía alas y se largó a volar” ¿Sabes que tenes alas? ¿Sa-

bes que podes volar? ¿A qué estás agarrado? ¿De que no te podes soltar? ¿Qué está esperando tu rama para romperse? ¿Quién o qué la puede cortar? ¿Cuáles son las razones que hoy te impiden levantar vuelo? No puedes descubrir nuevos mares a menos que tengas el coraje de perder de vista la costa. Vivimos dentro de una zona de comodidad donde nos movemos, creemos que eso es lo único que existe. Dentro de esa zona está todo lo que sabemos y todo lo que creemos. Viven nuestros valores, nuestros miedos y nuestras limitaciones. En esa zona reina nuestro pasado y nuestra historia. Todo lo conocido,

cotidiano y fácil. Es nuestra zona de confort y por lo general creemos que es nuestro único lugar y modo de vivir. Tenemos sueños, queremos resultados extraordinarios, buscamos oportunidades pero no siempre estamos dispuestos a correr riesgos, no siempre estamos dispuestos a transitar caminos difíciles o incómodos. Nos conformamos con lo que tenemos, creemos que es lo único y posible y aprendemos a vivir desde la resignación.

El liderazgo es la habilidad que podemos adquirir cuando aprendemos a ampliar nuestra zona de comodidad. Cuando estamos dispuestos a correr riesgos. Cuando aprendemos a caminar en la cuerda floja. Cuando estamos dispuestos a levantar la vara que mide nuestra potencialidad. Un verdadero líder tiene seguridad en sí mismo para permanecer solo, coraje para tomar las decisiones más difíciles, audacia para transitar hacia lo nuevo con pasión y ternura suficiente para escuchar las necesidades de los demás. El hombre no busca ser un líder, se convierte en líder por la calidad de sus acciones y la integridad de sus intentos. Los lideres son como las águilas, no vuelan en bandadas, los encontrás cada tanto y volando solos. Nadie vendrá a rescatarte. Nadie cortará la rama. Tu futuro está en tus manos. Solo necesitas comenzar… Autor desconocido


51


52

Old Christians DX 32  
Old Christians DX 32  
Advertisement