Edición 831

Page 1

Edición del 18 de febrero de 2024 Año 116 - N°6.6425

Representante Legal y Director:

Obispo Óscar Blanco Martínez OMD

Editor: Pbro. Fredy Subiabre Matiacha fredysubiabre@gmail.com Impresión:

Patagónica Publicaciones S.A. Diseño Editorial: Jacqueline D.

www.iglesiademagallanes.cl

Semanario fundado por Mons. José Fagnano el 19 de enero de 1908

VOLVER A DIOS DE TODO CORAZÓN

C

Homilía del P. Óscar Blanco en la catedral de Punta Arenas al iniciar la cuaresma el miércoles de ceniza el 14 de febrero de 2024

omo si fuera ayer, cuando estuvimos en nuestro templo catedral, como comunidad cristiana puntarenense, comenzando la cuaresma 2023. Ya estamos de vuelta para volver a vivir la cuaresma de 2024. La Cuaresma es el camino a la Pascua, en el sentido que nos prepara a vivir el misterio más grande en la vida de nuestro Señor. Las semanas que comprende el tiempo de Cuaresma, deben ser días de esperanza y conversión. Existe la expresión “estar hecho polvo”, -disculpen si no he elegido la mejor expresión para comenzar esta reflexión- se entiende cuando la persona está sumamente abatida, cansada física y psicológicamente, por alguna adversidad que ha tenido que enfrentar. Es posible que más de alguno de los que hoy estamos aquí, al final de un día difícil, nos habrá salido del alma esta expresión: “Estoy hecho polvo”. Pensemos y nos preguntamos: ¿cuándo tuve esa sensación?, ¿sé de alguien que hoy se encuentra en esas condiciones? Con seguridad y prontitud se nos vienen a la memoria las imágenes que este mes de febrero hemos visto por los medios, las situaciones límites que viven las personas víctimas de los incendios en la V Región. El fuego convirtió la vida de personas en cenizas, lo mismo que sus bienes materiales, todo está convertido en escombros y cenizas. También en nuestra ciudad de Punta Arenas, el domingo recién pasado, un incendio en una planta acuícola redujo a cenizas la construcción. En

ambas situaciones encontramos personas abatidas, cansadas física y psicológicamente, lo han perdido todo, han perdido vidas, bienes y fuentes de trabajo. Con seguridad pueden sentirse; “estar hecho polvo”. Una vez más una catástrofe recuerda nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto las falsas y superfluas seguridades con las que hemos construido nuestros proyectos y prioridades. El fuego, en esta ocasión, pone al descubierto el maquillaje con los que disfrazamos nuestros egos siempre pretenciosos de querer aparentar; nos hemos dejado absorber por lo material y trastornar por la novedad y lo inmediato. No nos hemos detenido ante los llamados de atención, no hemos despertado ante la guerra, no decimos nada ante la injusticia, no hemos escuchado el clamor de los pobres y de nuestra casa común, el planeta tierra. No hemos aprendido nada de experiencias pasadas. Las cenizas, que hoy recibimos, nos recuerdan que venimos del polvo y al polvo volveremos, que necesitamos creer y convertirnos al evangelio. Necesitamos hacer un cambio, no volver a cometer los mismos errores del pasado. Necesitamos “renacer de nuestras mismas cenizas” y llenarnos de la gracia de Dios. La cuaresma es entrar en un camino que tiene como propósito renovar nuestra vida en Dios. Cada año la cuaresma quiere ser un tiempo para bajar las revoluciones, parar y escuchar el llamado de amor permanente que nos hace Dios: “Vuelvan a mí de todo corazón” y en este tiempo de una manera especial. La conversión no es algo del pasado, es decir: “me convertí”, no, siempre nos estamos convirtiendo, no es algo que queda atrás, garantizado de una manera definitiva. Es verdad que, el bautismo, como forma de vida, es una llamada y una respuesta al Señor, pero luego, bien lo sabemos, a esta opción de vida, le sigue una serie de contradicciones. Y esta es nuestra experiencia cotidiana, la caída, el venir a menos, el no estar a la altura de las circunstancias, con respecto al camino del Señor, que hemos asumido con todo nuestro ser. De ahí la necesidad de la conversión, necesidad de un retorno a Dios, de recuperar la alegría y el entusiasmo del primer amor. La conversión es también, ser consciente de una promesa de parte de Dios, una promesa de vida, que viene de uno que nos ama, esa

promesa de un bien mayor, genera en nosotros el deseo de regresar a Él. Es posible que no hayamos caído en una vida pecaminosa, terrible, de corrupción, no, pero en el fondo de nuestro corazón, palpita el deseo de volver a los brazos de Dios de manera más intensa, y esto es también conversión. No sólo salir de un camino de mal en el que he caído, como puede ser un vicio, una mala relación, un error cometido, vuelvo por amor, por amor a Dios. “Vuelvan a mí de todo corazón, con ayuno, llanto y lamentos., desgarren su corazón y no sus vestiduras y vuelvan al Señor su Dios” (Jl 2,12-13). En la conversión lo esencial es regresar a Dios. El papa Francisco, en su mensaje de cuaresma 2024, nos recuerda que: “Es tiempo de actuar, y en Cuaresma actuar es también detenerse. Detenerse en oración, para acoger la Palabra de Dios, y detenerse como el samaritano, ante el hermano herido. La dimensión contemplativa de la vida, que la Cuaresma nos hará redescubrir, movilizará nuevas energías. Delante de la presencia de Dios nos convertimos en hermanas y hermanos, percibimos a los demás con nueva intensidad; en lugar de amenazas y enemigos encontramos compañeras y compañeros de viaje. Este es el sueño de Dios, la tierra prometida hacia la que marchamos cuando salimos de la esclavitud”. También queremos seguir los consejos del papa Francisco a vivir esta cuaresma en clave sinodal, como lo hemos propuesto en nuestras orientaciones pastorales. “Caminemos juntos, ¡con alegría porque el Señor está contigo!”. Nos sugiere que la cuaresma sea también, “un tiempo de decisiones comunitarias, de pequeñas y grandes decisiones a contracorriente, capaces de cambiar la cotidianeidad

de las personas y la vida de un barrio: los hábitos de compra, el cuidado de la creación, la inclusión de los invisibles o los despreciados. Invito a todas las comunidades cristianas a hacer esto: a ofrecer a sus fieles momentos para reflexionar sobre los estilos de vida; a darse tiempo para verificar su presencia en el barrio y su contribución para mejorarlo. También a nosotros Jesús nos dice: “No pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan” (Mt 6,16). Más bien, que se vea la alegría en los rostros, que se sienta la fragancia de la libertad, que se libere ese amor que hace nuevas todas las cosas, empezando por las más pequeñas y cercanas”. Tenemos motivos y razones para vivir este año 2024 la cuaresma con esperanza y conversión a Dios. La Virgen María Madre de Dios y auxilio de todos los cristianos nos acompañe en el caminar de cada día.


El Amigo de la Familia / Punta Arenas, domingo 18 de febrero de 2024

FRANCISCANOS: MISIONEROS DE LA PRIMERA HORA FRAY DOMINGO PASSOLINI – PIONERO EN FUERTE BULNES Y FUNDADOR DE PUNTA ARENAS

S

an Francisco de Asís mostró un ideal de vida cristiana que no sólo interesó a sus contemporáneos sino que, por el contrario, se ha mantenido vogente por más de siete siglos. La Orden, fundada en 1209 con el único propósito de vivir y testimoniar los valores del Evangelio en medio del mundo, está profundamente ligada a la región de nuestra región de Magallanes. La Iglesia de Magallanes no puede olvidar que fueron misioneros franciscanos los que iniciaron en estas latitudes la tarea evangelizadora, ni que Bernardo O’Higgins, cuando terminaban sus días en Perú y evoca a la región de Magallanes vistiendo el hábito como Hermano de la Orden Tercera. Magallanes contó desde sus albores con la presencia de religiosos franciscanos. Fray Pedro de Valderrama, capellán de la expedición de Hernando de Magallanes presidió la eucaristía -la primera en Chile- en Bahía Fortescue a orillas del Estrecho de Magallanes el 11 de noviembre de 1520. En 1579 los frailes Antonio Guadramiro Sarmiento y Cristóbal Mérida acompañaban a Sarmiento de Gamboa en su primera expedición. Franciscanos fueron también los frailes Antonio Rodríguez y Jerónimo de Montoya quienes quedaron a cargo de las iglesias “La Candelaria” y “La Anunciación” en las dos primeras ciudades fundadas en estas latitudes por Sarmiento de Gamboa en 1584. Al iniciar Chile la tarea colonizadora en el territorio, frailes franciscaron llegaron desde Chiloé y desde 1844 a 1878 fueron los únicos capellanes que ejercieron el ministerio sacerdotal en la Colonia. Inició. La aventura misionera, hace ya 180 años, fray Domingo Passolini el 9 de febrero de 1844 quien llegó a bordo de la “voladora”. Fue el primer capellán de la Misión de San Miguel Arcángel en Fuerte Bulnes.

Fray Domingo Passolini

Después de haber fundado el Fuerte Bulnes, el Intendente de Chiloé Domingo Espiñeira, vio la necesidad de un sacerdote como capellán del nuevo poblado, pidiendo al superior franciscano de las misiones de Chiloé con sede en el Colegio Apostólico de Castro, “un misionero de espíritu apostólico que asista a la nueva colonia y se dedique a la civilización y conversión de aquellos indígenas. Misionero general de las tierras magallánicas y de las tribus patagónicas pertenecientes a la República de Chile”. Este era el carisma que se necesitaba y ese fue el P. Passolini. Construyó la capilla de Fuerte Bulnes, abrió caminos y tendió puentes. Fue pastor, maestro, constructor, expedicionario y durante años ejerció su ministerio evangelizador. Difíciles fueron las circunstancias en que les tocó trabajar, que pueden ser las mismas que vivieron los demás habitantes de la Colonia, por eso no resulta extraño que Fray Domingo Passolini, tuvo que ser vestido por el misionero que lo reemplazaba -Gregorio Acuña-, que traía un par de hábitos, pero que quedó con uno: “tuve que

Puesto caminero “Fray Domingo Passolini” de la Dirección de Vialidad, al sur de Fuerte Bulnes.

darle al P. Domingo un vestuario completo, porque no tenía como presentarse”. Cuando se pide cerrar Fuerte Bulnes, el Gobernador Mardones se ocupó de organizar la expedición que hacía tiempo planeaba realizar a lo largo de la costa de Brunswick, hasta Cabo Negro... El gobernador marchaba acompañado por dos soldados y por el capellán de la colonia, fray Domingo Passolini, quien hacía las veces de baqueano, por haber recorrido la costa con anterioridad hasta las minas de carbón de Sandy Point. Hecha la exploración, y de regreso al Fuerte, por falta de alimentos para el ganado, el activo sacerdote, con 24 hombres, provistos con las herramientas necesarias, construyó un camino precario por medio del bosque, desde la punta de Santa Ana hasta la punta denominada Carrera, y preparó los corrales para su resguardo. Lo ocurrido hubo de considerarse como una real hazaña, cuyo mérito debía acreditarse a la decisión del gobernador y a la generosa colaboración del capellán, como al esfuerzo de los hombres que trabajaron dura y penosamente en la habilitación de la senda salvadora. Fue toda una fortuna para la colonia que el gobernador encontrara, en momentos tan cruciales para su destino, un colaborador entusiasta y eficiente en un hombre cuyo ministerio sagrado bien podía eximirlo de tales preocupaciones y trabajos, pero cuya comprensión cívica y vocación de servicio le llevaron a ser un elemento especialmente útil y eficaz para la labor gubernativa. Passolini tenía fibra y hechuras de pionero, y como tal participó junto al hombre que estaba llamado a salvar y afirmar la fundación chilena en el estrecho de Magallanes. Vemos a Fray Domingo Passolini desplegando muchas de sus capacidades en la construcción de casas, búsqueda de minas, planificación de la ciudad, atención del ganado y, sobre todo, en la preocupación por mantener la fe de los cristianos

y sembrarla en los naturales de la zona. Como capellán del presidio se preocupó de la educación de los prisioneros, enseñándoles a cultivar la tierra y a conseguir el alimento mediante la pesca; como misionero buscó al hombre y recurrió las tierras patagónicas y fueguinas, sin eludir esfuerzo alguno que lo acercara a los destinatarios de su misión. Seis años duró la presencia del primer capellán de la colonia, permaneciendo hasta 1850. En lo personal, el P. Passolini vivió en una pobreza que llenó de asombro a su sucesor, tanto por el lugar donde vivía como por la forma de vestir. Desde que llegó su trabajo fue apreciado, por eso fue merecedor de una carta de reconocimiento del Intendente de Chiloé, que escribe así al Guardián del Colegio: “Su caridad verdaderamente ejemplar para socorrer y atender a los naturales que en algunas épocas han llegado al Fuerte Bulnes, su afanoso anhelo por ser útil al trabajo y progreso de este lugar, su desprendimiento eminentemente evangélico para auxiliar a todas la familias que forman esta población y, en fin, ese conjunto que une un corazón sensible a la moral y a la consoladora religión, han sido su norte. “Me consta que el P. Passolini ha hecho venir en dos ocasiones la mayor parte de sus sueldos empleados en artículos a propósito para favorecer a las mujeres, a los niños, a la tropa y a todos los colonos, en fin, sin distinción alguna; y aún ha hecho comprar en varios buques, con el mismo objeto, y lo ha repartido en el momento, sin reservarse cosa alguna y sin más interés que cumplir con su alma benéfica. Al poner en noticia de S.Sª las virtudes del citado religioso, me complazco en tributar este homenaje a la justicia. Dios guarde a V.S. - Justo de la Rivera” (Tercer Gobernador de Magallanes).


NOTICIAS

El Amigo de la Familia / Punta Arenas, domingo 18 de febrero 2024

INICIO DE LA CUARESMA El miércoles de ceniza, 14 de febrero, se dio inicio al tiempo de cuaresma en Punta Arenas con una eucaristía única en la iglesia Catedral. La jornada se inició a las 18.00 hrs. con la celebración del sacramento de la reconciliación, a las 19.00 hrs. con la celebración de la eucaristía donde también hubo un momento para las confesiones y la imposición de las cenizas como signo penitencial. Se dio inicio a la campaña de cuaresma de fraternidad y la colecta de la celebración se destinó a la Caritas de Valparaíso, aporte que alcanzó la suma de $485.160.

PROCESIÓN DE LA VIRGEN DE LOURDES El domingo 11 de febrero se celebró la tradicional procesión a la Gruta de Lourdes en Miraf lores desde la Parroquia San Miguel. Se celebró la eucaristía y el sacramento de la Unción de los enfermos. En la Iglesia Universal se celebra la Jornada Mundial de Oración por los enfermos y, el padre obispo, invitó a acoger el mensaje del papa Francisco: «No conviene que el hombre esté solo». Cuidar al enfermo cuidando las relaciones, de ahí la importancia de ir al encuentro de los demás. Se realizó una colecta especial para los hermanos que sufren las consecuencias del incendio en la región de Valparaíso, alcanzándose la suma de $460.470.

CARLOS OYARZÚN SEGUIC ¡VIVE EN CRISTO! El miércoles 7 de febrero celebró su encuentro definitivo con el Señor el diácono Carlos Oyarzún Seguic, a la edad de 88 años. El 23 de julio de 20 23 había cumplido 50 años como diácono tras ser ordenado por Mons. Vladimiro Boric en 1973. Trabajó como administrativo en el obispado. Como diácono prestó un valioso servicio en muchas parroquias y comunidades de la ciudad. Fue capellán de ANECAP y del Hogar de Cristo. En el obispado fue notario diocesano y secretario del padre obispo Tomás González cerca de 15 años. Su última misión fue su trabajo en el Tribunal Eclesiástico. Casado con doña Margarita Ujevic Mimica y padre de Marcela y Patricia. Fue velado en la parroquia Catedral y la misa exequial fue presidida por el padre obispo Óscar quien destacó su servicio y generosidad.

CELEBRACIÓN DEL 2º ANIVERSARIO DE LA PASCUA DEL PADRE OBISPO TOMÁS GONZÁLEZ El P. Óscar celebró la eucaristía en la catedral al conmemorar dos años de la pascua del Padre Obispo Tomás González por el cual se hizo memoria agradecida por su ministerio pastoral en medio de los magallánicos. Al terminar la eucaristía se realizó un responso en la cripta de los obispos donde sus restos esperan la resurrección.

IGLESIA CATEDRAL Viernes de Cuaresma después de misa de 19:00 Hrs.


El Amigo de la Familia / Punta Arenas, domingo 18 de febrero 2024

«CONVIÉRTANSE Y CREAN EN LA BUENA NOTICIA» Primer Domingo de Cuaresma B

Al comenzar la Cuaresma, el mensaje urgente que se nos dirige hoy es: “¡Arrepiéntanse! ¡Cambien el corazón, conviértanse!” Pero, ¿a quién le gusta cambiar sus hábitos y costumbres, su mentalidad, su estilo de vida? Preferiríamos quedarnos solos e ir a nuestro aire. Hasta Jesús mismo fue impulsado por el Espíritu al desierto, para allí ser tentado, para percibir con ojos claros su propia identidad, cuál era su tarea y cómo la gente y los acontecimientos tratarían de desviarlo de su misión. Pero Jesús fue más fuerte que la tentación y que el pecado. Que su Espíritu nos convierta a nosotros, para que logremos ser aquello para lo que hemos sido llamados , y para que hagamos lo que tenemos que hacer como cristianos. Que él nos ayude a superar nuestras tentaciones y nos haga más fuertes que el pecado. Tenemos la promesa de Dios de que

nunca destruirá la obra de sus manos. Su Alianza es firme, como nos recuerda el arco iris (PRIMERA LECTURA). Para cristianos desalentados, Pedro escribe: Cristo también ha experimentado sufrimiento y muerte, pero resucitó. Ustedes son uno con él por el bautismo, y les salvará (SEGUNDA LECTURA). Jesús resume su misión en estas palabras: “Se ha cumplido el tiempo y está cerca el reino de Dios. Arrepiéntanse y crean en la Buena Nueva de Salvación”. Él nos repite estas palabras a nosotros hoy (EVANGELIO). PRIMERA LECTURA: Génesis 9,8-15 Dios dijo a Noé y a sus hijos: «Yo establezco mi alianza con ustedes, con sus descendientes, y con todos los seres vivientes que están con ustedes: con los pájaros, el ganado y las fieras salvajes; con todos los animales que salieron del arca, en una palabra, con todos los seres vivientes que hay en la tierra. Yo estableceré mi alianza con ustedes: los mortales ya no volverán a ser exterminados por las aguas del Diluvio, ni habrá otro Diluvio para devastar la tierra». Dios añadió: «Este será el signo de la alianza que establezco con ustedes, y con todos los seres vivientes que los acompañan, para todos los tiempos futuros: yo pongo mi arco en las nubes, como un signo de

mi alianza con la tierra. Cuando cubra de nubes la tierra y aparezca mi arco entre ellas, me acordaré de mi alianza con ustedes y con todos los seres vivientes, y no volverán a precipitarse las aguas del Diluvio para destruir a los mortales». PALABRA DE DIOS SALMO: 24,4-9 R. TUS SENDEROS, SEÑOR, SON AMOR Y FIDELIDAD. Muéstrame, Señor, tus caminos, enséñame tus senderos. Guíame por el camino de tu fidelidad; enséñame, porque Tú eres mi Dios y mi salvador. R. Acuérdate, Señor, de tu compasión y de tu amor, porque son eternos. Por tu bondad, Señor, acuérdate de mí según tu fidelidad. R. El Señor es bondadoso y recto: Por eso muestra el camino a los extraviados; Él guía a los humildes para que obren rectamente y enseña su camino a los pobres. R. SEGUNDA LECTURA: 1 Pedro 3,1822 Queridos hermanos: Cristo murió una vez por nuestros pecados -siendo jus-

to, padeció por los injustos- para llevarnos a Dios. Entregado a la muerte en su carne, fue vivificado en el Espíritu. Y entonces fue a hacer su anuncio a los espíritus que estaban prisioneros, a los que se resistieron a creer cuando Dios esperaba pacientemente, en los días en que Noé construía el arca. En ella, unos pocos -ocho en total- se salvaron a través del agua. Todo esto es figura del bautismo, por el que ahora ustedes son salvados, el cual no consiste en la supresión de una mancha corporal, sino que es el compromiso con Dios de una conciencia pura, por la resurrección de Jesucristo, que está a la derecha de Dios, después de subir al cielo y de habérsele sometido los Ángeles, las Dominaciones y las Potestades. PALABRA DE DIOS EVANGELIO: Marcos 1,12-15 El Espíritu llevó a Jesús al desierto, donde estuvo cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivía entre las fieras, y los ángeles lo servían. Después que Juan Bautista fue arrestado, Jesús se dirigió a Galilea. Allí proclamaba la Buena Noticia de Dios, diciendo: «El tiempo se ha cumplido: el Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia». PALABRA DEL SEÑOR

DIOS HABLA CADA DÍA Lunes 19: Lev 19,1-2.11-18; Sal 18,8-10.15; Mt 25,31-46 Martes 20: Is 55,10-11; Sal 33,4-7.16-19; Mt 6,7-15 Miércoles 21: Jon 3,1-10; Sal 50,3-4.12-13.18-19; Lc 11,29-32 Jueves 22: 1Pe 5,1-4; Sal 22,1-6; Mt 16,13-19 (Fiesta de la Cátedra de San Pedro). Viernes 23: Ez 18,21-28; Sal 129,1-8; Mt 5,20-26 Sábado 24: Dt 26,16-19; Sal 118,1-2.4-5.7-8; Mt 5,43-48


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.