__MAIN_TEXT__

Page 1

SUPLEMENTO CULTURAL

NO. 246 /// 16 DE MAYO DE 2016 /// AÑO 5

DIR. JÁNEA ESTRADA LAZARÍN

Francisco Goitia. Paisaje de vecindad (con tres músicos). Pastel sobre papel. 54 x 52 cm. 1928-30. Colección Secretaría de Cultura-INBA-Museo Francisco Goitia.

Este 18 de mayo es el Día de los Museos y para celebrarlo, compartimos con ustedes la imagen de esta obra de Francisco Goitia. Patio de vecindad (con tres músicos) se encuentra en el museo que lleva el nombre de este pintor zacatecano nacido en Fresnillo en 1882, considerado como uno de los grandes pintores del siglo XX de nuestro país. El museo fue inaugurado en 1978; su primer director fue José Álvaro Ortiz Pesquera, quien junto a Federico Sescosse gestionó el préstamo y donación de obra de artistas modernos zacatecanos, alojando así cien años de historia del arte, entre los siglos XIX y XX. ¡Visítalo!

[Más información sobre nuestros museos en páginas centrales]


2

LA GUALDRA NO. 246 /// 16 DE MAYO DE 2016 /// AÑO 5

La Gualdra No. 246

Editorial

H

ay muy pocas ciudades en el país que tienen la fortuna de contar con un acervo artístico tan importante y tan rico por su diversidad y por su calidad, como el que tenemos en los museos de Zacatecas. Recuerdo a propósito de esto, a la Cuidad de México, la de Guadalajara y Oaxaca, ciudades cuyo patrimonio museístico también es envidiable, y que por cierto, tienen programadas actividades especiales para celebrar el Día Internacional de los Museos; generalmente este día muchos de los museos del mundo amplían sus horarios, programan visitas nocturnas, conciertos, visitas guiadas… en Zacatecas no. Por alguna razón el 18 de mayo suele pasar sin pena ni gloria en este lugar que se caracteriza, entre otras muchas cosas por tener un tesoro poco explotado en términos de turismo cultural: sus espacios culturales. Lamentable, si se me permite el término, porque tenemos ahí una oportunidad que no ha sido aprovechada por nuestras autoridades no sólo para promocionar a Zacatecas con los turistas nacionales y extranjeros, sino con sus mismos habitantes. Suelo visitar estos espacios con frecuencia primero porque no dejo de maravillarme con todo lo que estos continentes museológicos tienen; y segundo, porque tan entusiasmada me he sentido con lo que ahí he visto desde la primera vez que los visité, que cuando he tenido la oportunidad de impartir clases llevo, invariablemente, a mis alumnos. Procuro llevarlos por varias razones, porque me parece importantísimo que los zacatecanos conozcan su patrimonio –en el entendido de que no se puede valorar, promover y cuidar lo que se desconoce-, porque tengo la certeza de que el arte puede modificar nuestras estructuras de pensamiento, porque apreciar la belleza implica apreciar la vida y porque el arte y los museos tienen relación con prácticamente todas las carreras profesionales: con la educación, la arquitectura, la mercadotecnia, las ingenierías, la administración, el derecho, la historia y hasta con la medicina. ¿No me cree? Está comprobado que las personas que vistan museos, asisten a conciertos y obras de teatro no sólo mejoran su estado de ánimo, sino que mejoran

considerablemente su salud. Así que ya tiene un motivo más para ir, y si todavía lo duda, consúltelo con su médico. En las últimas semanas hemos compartido con ustedes en nuestra portada gualdreña, diferentes obras que forman parte de las colecciones permanentes del Museo Zacatecano, el Museo Pedro Coronel, el de Arte Abstracto Manuel Felguérez y hoy le toca el turno al Museo Francisco Goitia; lo hemos hecho con la finalidad de sembrar un poco de curiosidad que los motive a destinar la mañana de un domingo para hacer un recorrido por cualquiera de ellos; digo domingo porque ese día la entrada es gratuita para los zacatecanos y porque seguramente entre semana los horarios de trabajo nos pueden impedir llegar antes de las 5 de la tarde, que es cuando estos recintos cierran; este día además puede aprovechar para que lo acompañe su familia. En los museos zacatecanos tenemos colecciones de arte impresionantes, usted puede programar semana con semana la visita a cada uno de ellos. Si le gusta el arte egipcio, si es admirador del arte barroco, si se interesa por la cultura huichola; o bien, quiere conocer las obras de Francisco Goitia, de Pedro y Rafael Coronel, de Julio Ruelas, de Manuel Felguérez, nuestros pintores zacatecanos, aquí encontrará una muestra interesantísima de ellos. ¿Sabía que en nuestra ciudad se exhiben obras de Goya, Picasso, Dalí y Miró? Es curioso, pero hay gente que tiene que realizar viajes muy largos para poder apreciar el trabajo de estos pintores y no se ha dado cuenta de lo que en la ciudad tenemos. En la Gualdra sí celebramos el Día Internacional de los Museos; por eso, en páginas centrales de esta edición, compartimos con ustedes información que esperamos les sea útil para decidir cuál es el siguiente museo que usted visitará en nuestra ciudad. Violeta Tavizón nos hace un recuento de la historia de estos espacios, desde la fundación del primero de ellos, el Museo de Guadalupe, hasta los de más reciente creación. Que disfrute su lectura.

Contenido Las chapuzas Por Alberto Huerta Sólo Dios Por Pilar Alba Nube efímera de mayo, (con arcoíris) Por Roberto Galaviz

3

Un huerto en La Pinta Por Abraham Soriano

4

El partido del siglo Otra vez la guerra Primera de dos partes Por Mauricio Flores*

5

A festejar el Día de los Museos: Los museos de arte de Zacatecas Por Violeta Tavizón

6 7

Glotonería Sociedad Anónima Lenguaje y cocina Por Edgar Khonde Nuestra propia tumba Por Eduardo Campech Miranda Desayuno en Tiffany’s, mon ku Théo y Hugo en el mismo barco Por Evelyne Coutel Castillo de sal si puedes Por Ester Cárdenas

Notas al Margen ¿Trapear o no trapear? No es ésa la cuestión Por José Agustín Solórzano

8 9 11

Jánea Estrada Lazarín lagualdra@hotmail.com

Directorio

Carmen Lira Saade Dir. General Raymundo Cárdenas Vargas Dir. La Jornada de Zacatecas direccion.zac@infodem.com.mx

Jánea Estrada Lazarín Dir. La Gualdra lagualdra@hotmail.com Roberto Castruita y Enrique Martínez Diseño Editorial

La Gualdra es una coproducción de Ediciones Culturales y La Jornada Zacatecas. Publicación semanal, distribuída e impresa por Información para la Democracia S.A. de C.V. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta publicación, por cualquier medio sin permiso de los editores.

Juan Carlos Villegas Ilustraciones jvampiro71@hotmail.com


3

16 DE MAYO DE 2016

Las chapuzas 6 Por Alberto Huerta

or qué no dejas de pistear… eh? Sintió que el cerebro se aguangaba dentro del cráneo. ¿No te dan ganas de tener tu casa, mujer hijos, trabajo? El cuerpo había adquirido una consistencia suave, demasiado flácida, guanga. Ah, no. Mejor, mucho mejor es irte a inflar con tus cuates al jardín Hidalgo. Quedarte bien dormido en una banca, todo lleno de moscas, bien pipa, antes del mediodía. ¡Qué bonito! ¡Qué desperdicio tan grande! La cabeza se le va de un lado para el otro, de adelante hacia atrás, no tiene articulaciones. ¿Qué no piensas? No, qué vas a pensar, si ya las chapuzas y los toros

las escucha… ¡Baboso! ¡Estúpido! Esto ya valió madre, pensó. Yo no sé a quién saliste. ¿Será la güeva? ¿O es que le caigo gordo a Dios? ¿O ya me cargó el payaso? En esta casa, nunca tuviste malos ejemplos. Todos fuimos gente de trabajo… Las ganas de calmar la sed… chancha… cabrona… De buenas costumbres. Y giró la cabeza como gallina… Sabrá Dios qué malas compañías te inculcaron tus vicios… El cuerpo se contorsiona. Los labios cuarteados… No, ya no eres un chamaco irreflexivo… sin experiencia… irresponsable… No, ya eres un viejo cuarentón… Hasta tu pelo está encanecido y ya tienes arrugas… Y se quedó con la boca abierta… ¿Qué será de ti cuando estés solo? ¿Qué habrá sucedido? Tu familia no te va a durar toda la vida. No oigo nada… No quiero oír… No me da la gana…Y empieza a sudar…

(con arcoíris) 6 Por Roberto Galaviz Es tu última oportunidad vete ahora mismo, no hay rastro detrás todavía te será fácil encontrar tu camino los brazos de los que huyes, aún te esperan allá alguien piensa en ti y piensa en una historia en pausa, aquí todavía no hay nada

6 Por Pilar Alba

S

ólo Dios puede verme y de él nadie se esconde. Aunque tape las ventanas con periódicos, o haga una casita por debajo de las sábanas, él me ve. Aunque esté en lo más oscuro, o en lo profundo de la mina, él puede llegar hasta ahí con su presencia. No nada más a mí, él lo ve todo. Por eso se me hace extraño que de esto no se hubiera

Sólo Dios dado cuenta. A pesar de que sabiendo lo que ya dije, no tomé ninguna precaución para esconderme. Salí de la casa, estuve todo el tiempo en despoblado esperando que ella pasara. Cuando me vio se hizo la disimulada, después se

/// Sergio Michilini. Es que somos muy pobres. Juan Rulfo. El llano en llamas. Óleo sobre tela. 2011. Un día como hoy, pero de 1917, nació en Sayula, Jalisco, el escritor Juan Rulfo y así lo recordamos en La Gualdra.

no te detengas, no simularé extrañarte eres hermosa, pero sigues siendo una extraña, una nube efímera en una tarde de mayo, el arcoíris que dura el asombro de un niño

acercó y se sentó a mi lado. Estuvimos platicando largamente, hasta que me animé y le tomé la mano. Por eso sé que Dios no nos estaba viendo, si no, él mismo me hubiera detenido, pero no lo hizo; ni siquiera cuando me volteé para

pasados algún tiempo cuando el hilo rojo de los días se te enrede entre los tobillos y mis manos puede que te sea imposible irte no tendrás plan de escape efectivo, vete ahora, no te detendré, nunca lo haría, no podrás irte jamás, aunque te vayas volverás entre sueños, pesadillas y nostalgia y yo, no estaré.

besarla. Y bien que miré para todos lados para ver si de casualidad nos observaba; pero nada. Luego ya una cosa llevó a la otra y hasta se me olvidó el temor que le tenía a la omnipresente mirada. Cuando acabó todo, por fin lo miré; estaba ahí parado junto a nosotros viéndonos no con cara de enojo, tampoco de desconcierto… estaba satisfecho; ahora lo entiendo, lo estuvo disfrutando, si no, me hubiera detenido con tiempo.

Río de Palabras

¿P

“Tómate esta botella conmigo y en el último trago nos vamos…”. José Alfredo Jiménez

negros te licuaron los sesos. Estás idiotizado. Es como si el cuerpo estuviera hecho de trapo, sin articulaciones, relleno de guata, pachoncito. Qué bueno que nuestros padres ya no están con nosotros. ¡Qué bueno! Si te vieran se volverían a morir nomás de verte, todo chamagoso, jediondo. ¿No te da vergüenza? Los ojos giran para todos lados… y las niñas brincan… a la cuerda… al elástico… al bebeleche… las niñas de los ojos… brincan enloquecidas. Y al cerebro le dan calambres. Gracias a Dios que no te casaste. Qué vida le darías a tu familia. A tu mujer… a tus hijos… Los ojos se hacen redondos, como de pescado, como de muñeco de sololoy… ¿Qué pecado cometimos para merecer semejante castigo? Le costaba trabajo abrir la boca… No te rías. Nada más eso nos faltaba. Tu burla. Pronunciar palabras… le salen distorsionadas… y, de la misma manera,

Nube efímera de mayo,


Testera

4

LA GUALDRA NO. 246

Un huerto en La Pinta

6 Por Abraham Soriano

D

urante marzo y abril de este año, se llevó a cabo el proyecto Exploración, Apropiación e Intervención de Espacio Público: Un huerto en la Pinta, que fue uno de los beneficiarios de TESTERA, programa para intervención de espacios públicos de la Dirección de Arte y Cultura del Municipio de Zacatecas. El proyecto se realizó en dos fases. La primera consistió en talleres que abordaron el tema del espacio público por medio de estrategias de arte contemporáneo impartidos a un grupo de niños y uno de adultos. La segunda fue una etapa práctica, que incluyó un taller de lombricomposta, uno de huertos urbanos y varias sesiones de trabajo colectivo para la creación de un huerto vecinal en el barrio La Pinta. Los primeros talleres fueron diseñados para cambiar la manera de concebir el espacio público como una zona que no es de nadie, para comenzar a pensarlo como un lugar que es de

todos. Es el arraigo el que convierte a un espacio cualquiera en un lugar entrañable. Hubo que despertar este sentimiento en los vecinos, por medio del cariño, haciendo que narraran sucesos específicos importantes en su vida que hubieran transcurrido en el barrio. Las emociones no tardaron en aparecer. Los recuerdos de los juegos de infancia, el nacimiento de los hijos o el primer beso con el esposo, le dieron un nuevo significado a la colonia, convirtiéndolo en ese lugar en el que acontece la vida. Durante la parte práctica, el grupo se fue enfrentando a diferentes contratiempos que sirvieron para fortalecer la unidad. Cambios en la sede del huerto, tardanza en la llegada de las semillas, y un continuo temor de que el huerto fuera saqueado, llevaron a que se tomaran acuerdos en conjunto. El ir venciendo uno a uno estos obstáculos fue incrementando poco a poco la confianza de los integrantes del grupo. Así, se pudo imaginar el huerto como algo posible, realizable con los medios dis-

ponibles. De esta manera cada uno de los integrantes se apropió del proyecto como algo personal, suyo. Por su parte, el compromiso de los niños fue increíble. Armados con su entusiasmo infantil, no pararon de crear durante todo el proceso. Y hay muchas formas de crear: hacer un letrero para el huerto, plantar un árbol, o regar una planta. Es agradable pensar que estas acciones fomentaron que los niños perciban la belleza simple del mundo, que tomen conciencia sobre la vida y se conciban a sí mismos como creadores de algo que va más allá de sus propios intereses. Una gran oportunidad de realizar actos que los sobrepasan y los reafirman como parte –una parte importante- de la comunidad que habitan. Además de terminar el huerto, se aprovechó para reparar dos elementos fundamentales para que el espacio se reactive como un lugar de encuentro e interacción social: las bancas maltrechas y cuatro columpios que estaban atrofiados. Con la ayuda del herrero

local, los juegos fueron reparados, para ser ocupados minutos después por los niños del barrio. Las bancas, restauradas ahora, también son ocupadas constantemente por los vecinos. Es así como se convirtió este lugar de paso, estéril y genérico, en un espacio para ser y estar en él. La verdadera labor de las personas no fue crear un huerto urbano en un espacio público sino, por medio del trabajo, la cooperación y la convivencia, llenarlo de identidad. Se podrían escribir más cosas sobre este proyecto –el trabajo intergeneracional, la festiva kermés con la que se inauguró el huerto, la diligencia con la que las señoras lo cuidan ahora…– pero sin duda es mejor extender una invitación para que conozcan personalmente el huerto y a las personas que lo crearon. Pueden encontrarlas por las tardes en el Centro Social de La Pinta. Ahí pueden encontrar la información que requieran sobre este proceso, sobre los participantes y lo mejor, los datos necesarios para replicarlo en sus respectivas colonias.


5

16 DE MAYO DE 2016

El partido del siglo

Otra vez la guerra 6 Por Mauricio Flores*

Y

a casi al final de Maradona by Kusturica, el filme que el cineasta serbio le dedica al argentino Diego Armando Maradona (1960), quizá el más grande jugador de fútbol de todos los tiempos, éste lo advierte: de no haber sido por los italianos, esa monstruosa empresa de hacer dinero a partir de la explotación de cualquier situación o figura, hubiera sido más grande. Instalado en el sillón del autoconocimiento, sitio que la vida en sociedad nos regatea y demanda a un tiempo, Maradona se imagina mejor. Mejor deportista, mejor goleador, mejor hijo, mejor padre, mejor amante, mejor hombre… De no ser por los italianos, en los tiempos en que el futbolista jugaba para el Nápoli, quienes multiplicaban las presiones de rendimiento, trampolín a inimaginables laberintos. Pero remontémonos unos años atrás, desde este 2016 en el que se cumplen treinta de la mayor actuación del personaje. Acudamos a la invitación que desde El partido (del siglo). Argentina-Inglaterra 1986 nos hace el periodista argentino Andrés Burgo, “Burgo sin ese”, como también firma el autor de Ser de River en las buenas y en la malas y El último Maradona. Cuando a Diego le cortaron las piernas. Periodista que a partir de la claridad de sus recuerdos de lo acontecido el 22 de junio de 1986 en el Estadio Azteca de la Ciudad de México (cuartos de la final del campeonato mundial que ganará la escuadra argentina) y la destacada labor reporteril en numerosas fuentes hemerográficas, bibliográficas y directas, no sólo registra los detalles de un hecho sino que lo reconstruye a partir de la memoria de muchos. Nosotros, sus lectores, incluidos. Porque como bien lo advierte Javier Cercas en Anatomía de un instante —esa otra gran crónica de los años recientes y citado por Burgo—: “anteponemos nuestros recuerdos a lo que realmente sucedió”. “Otra vez la guerra”, evoca el defensa Brown, uno de los once argentinos que se enfrentaron a los ingleses. Partido “del morbo”, es verdad, pero también condensación de los sentimientos de millones de personas que

La vida tómbola Si yo fuera Maradona viviría como él si yo fuera Maradona frente a cualquier portería si yo fuera Maradona nunca me equivocaría si yo fuera Maradona perdido en cualquier lugar.

en este continente mantenían vivas las heridas causadas por la potencia inglesa en la guerra de las Malvinas, de apenas años atrás, y en la que miles de argentinos (veinteañeros en su mayoría) perdieron la vida y, tal vez todos, el honor genuino de pueblo libre, entonces oscurecido por la dictadura militar. De ahí las caracterizaciones de ese “juego” recogidas en el libro de Burgo. “Venganza patriótica…; olor a azufre, como si el partido hubiese sido una ocurrencia del diablo…; triunfo del Ejército de los Andes…; apéndice poético de Las Malvinas”. “Yo tenía 11 años —confiesa Burgo—. Si no, me hubiera tomado un whisky”. Dividido en tres partes, Antes, Durante y Después, El partido (del siglo)… destaca por supuesto las declaraciones que hiciera el protagonista central, Maradona, momentos posteriores al encuentro. Su referencia directa al primero de los dos goles (ambos de él) con los que Argentina venció a Inglaterra (2-1) y caminó a semifinales y al campeonato mismo, ocho días después, ante Alemania. Tras afirmar un “lo siento si hemos decepcionado a personas que creyeron ver en este partido una revancha por Malvinas”, el futbolista confesaría: “…pero fue con la cabeza, no tengan duda. Si hasta me quedó un chichón en la frente. Lo hice con la cabeza de Maradona pero con la Mano de Dios”. Venganza o no. Ese gol, ese partido, ese resultado, quedó registrado en la historia de las leyendas planetarias de

los años recientes. Y cómo no recordar el segundo gol, cuatro minutos después del polémico tanto, también diseccionado y exaltado a diferentes voces por Burgo. Esa carrera hacia la portería contraria que quienes la vieron (la vimos o vuelvan a verla) no podrán olvidar. 52 metros, 10.6 segundos, 14.4 kilómetros por hora, 12 toques con la pierna izquierda, cinco ingleses eliminados y otros dos rivales que quieren acosar a Maradona pero no lo alcanzan. “Alquimia del fútbol…, como si un relámpago de eternidad cayera sobre el Azteca”. Gol de Maradona. El 22 de junio de 1986.

Glosario futbolero de emoción Estadio Azteca: sitio donde Argentina comienza a tejer la telaraña en la que lentamente, casi con sadismo, sofocará a Inglaterra. Inglaterra-Argentina: la historia de cómo un grupo de jugadores hizo enroque entre la ruina y la bienaventuranza, o cómo Maradona y sus copilotos enderezaron un avión que, hasta que el plantel llegó a México, parecía volar hacia el planeta del fracaso… Revancha con botines… Descarga emocional impresionante… Maradona: maestro inspirador de sueños, según la Universidad de Oxford... Argentino que entendió la guerra que habíamos pasado (82)… Dios. Primer gol: el macho alfa de los goles y el más ilegítimo, la deificación de un futbolista en un pu-

La vida es una tómbola... de noche y de día... la vida es una tómbola y arriba y arriba.... Si yo fuera Maradona viviría con él ...mil cohetes... mil amigos y lo que venga a mil por cien... si yo fuera Maradona saldría en mondovision para gritarle a la FIFA ¡Que ellos son el gran ladrón! La vida es una tómbola... de noche y de día... la vida es una tómbola y arriba y arriba.... Si yo fuera Maradona viviría como él porque el mundo es una bola que se vive a flor de piel Si yo fuera Maradona frente a cualquier porquería nunca me equivocaría... Si yo fuera Maradona y un partido que ganar si yo fuera Maradona perdido en cualquier lugar... La vida es una tómbola de noche y de día... la vida es una tómbola y arriba y arriba... Manu Chao

Andrés Burgo, El partido (del siglo). Argentina-Inglaterra 1986, Tusquets, México, 2016, 296 pp. * mauflos@gmail.com

Libros

Primera de dos partes

ñado de minutos, el trasfondo de las llagas de una guerra todavía abiertas, y el contexto deportivo perfecto. Segundo gol: la mayor creación de un hombre con la pelota en los pies… La jugada jamás hecha por un hombre…Detalle imperceptible que quiebra la historia… 22 de junio de 1986: globo aerostático de felicidad futbolística que sobrevuela, sin menoscabarse, por encima de todas esas peleas y debilidades terrenales.


Día de los Museos

6

LA GUALDRA NO. 246

/// Museo de Guadalupe. SECRETARÍA DE CULTURA-INAH

/// Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez. http://www.pueblosmexico.com.mx

A festejar el Día de los Museos: Los museos de arte de Zacatecas 6 Por Violeta Tavizón*

E

sta semana estaremos celebrando a los museos del mundo. El Consejo Internacional de los Museos (ICOM) conmemora el Día de los Museos cada 18 de mayo, es por ello, que todos los museos, incluyendo los zacatecanos, se unirán al festejo. Hay museos con diversas temáticas, e ICOM se ha dado a la tarea de dividirlos. En este sentido y uniéndome a esta celebración, deseo compartir con ustedes algunos datos muy interesantes sobre los museos de arte, en particular, los que tenemos en Zacatecas. Cuando vamos a un museo tenemos que verlo desde dos aristas: el continente, que se refiere al inmueble que acoge el acervo; y por otro lado se observa el contenido, dicho de otra manera, las colecciones que disfrutamos mientras recorremos las salas del museo. De ahí que hablaremos muy brevemente de seis museos. El más antiguo del estado es el Museo de Guadalupe, al cual dediqué el pasado artículo. Fue abierto al público en 1917 y

/// Museo Francisco Goitia. http://mexdesc.impresionesaerea.netdna-cdn.com

su primer director fue el pintor Manuel Pastrana, incluso el libro de registro de visitantes más antiguo data de 1921. Se sabe al día de hoy que el nombramiento del director fue primero estatal en 1917 y

/// Museo Francisco Goitia. http://1.bp.blogspot.com

posteriormente federal en 1919 y otorgado por Venustiano Carranza. El acervo que tiene es uno de los más importantes de pintura virreinal en México. Un personaje que enriqueció a Zaca-

/// Museo Pedro Coronel. http://zacatecasonline.com.mx

tecas con la fundación de varios museos y la protección del de Guadalupe, fue Federico Sescosse, protector incansable del patrimonio del Estado. Entre las décadas de 1980 y 1990, se abrieron en Zacatecas


7

16 DE MAYO DE 2016

cinco museos de arte. El primero de esta camada fue el Museo Francisco Goitia, inaugurado un poco antes en 1978. Sobre el edificio podemos mencionar que es una bella casa construida para ser el hogar del gobernador en turno desde 1948 y hasta la década de 1960. Se levantó la entonces zona residencial de Zacatecas y el arquitecto encargado fue el español Máximo de la Pedraja. Su primer director fue José Álvaro Ortiz Pesquera quien junto a Federico Sescosse gestionó ante el INBA el préstamo y donación de obra de artistas modernos zacatecanos, alojando así cien años de historia del arte, entre los siglos XIX y XX. El siguiente espacio fue el Museo Pedro Coronel. Este inmueble originalmente fue el Colegio jesuita de San Luis Gonzaga. A finales del siglo XIX quedó bajo resguardo del gobierno, teniendo varios usos, entre ellos una cárcel. Pero la visión de Federico Sescosse le permitió ver que éste podía ser el contenedor ideal para un nuevo museo. Producto de ello fue la donación de una gran parte del acervo del coleccionista, anticuario y pintor Pedro Coronel. Su colección es indiscutiblemente una de las más importantes del país en cuanto a historia del arte universal se refiere. Alberga tesoros del arte de los últimos tres mil años de la humanidad. A continuación tenemos el Museo Ra-

/// Museo Rafael Coronel. http://www.lacronica.com/Edicionenlinea

/// Museo Zacatecano. http://s1212.photobucket.com

fael Coronel, abierto al público en 1990. Este inmueble que se encontraba casi en ruinas fue el primer Convento de San Francisco erigido en el antiguo barrio de indios en el siglo XVI. Su reconstrucción comandada por don Federico, tardó tres años, mientras que en conjunto con el artista Rafael Coronel y el museógrafo Alfonso Soto Soria se tejió el guión museográfico. Lo que más distingue a este museo es su vasta colección de máscaras de diferentes regiones de nuestro país. Además de otras colecciones que hacen que este espacio ofrezca al visitante un mosaico de atractivos. En este orden concluimos con los dos últimos museos que surgieron casi a la par, el Museo Zacatecano y el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez.

/// Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez. http://www.mexicoescultura.com

/// Museo de Guadalupe. SECRETARÍA DE CULTURA-INAH

El Museo Zacatecano fue inaugurado en 1995 en un espacio de pocos metros cuadrados. La proyección a largo plazo y la gestión de su directora, la Lic. Julieta Medina, lograron que en 2010 el contenido de este museo se trasladara a un nuevo continente, la antigua Casa de Moneda. Entre sus distintas colecciones sobresale el arte huichol, ya sea en bordados, en mosaicos o en fotografías, el visitante puede tener un amplio panorama de la cosmovisión huichola. Finalmente se encuentra el único museo dedicado al arte abstracto en nuestro país. El inmueble tiene una rica historia que fue aprovechada para poderla integrar al guión museológico. Este museo logra converger el arte contemporáneo con un inmueble decimonónico que fue un Se-

/// Museo Zacatecano. http://museozacatecano.gob.mx

minario Conciliar y que posteriormente se convirtió en un penal. El acervo que actualmente está en exhibición fue resultado de la gestión de Manuel Felguérez y su esposa al lograr la donación y préstamo de numerosas piezas que en su mayoría son icónicas de los distintos procesos que el arte abstracto ha tenido. Esto hace que este museo sea único en nuestro país. Quienes vivimos en Zacatecas debemos sentirnos orgullosos de tener estos tesoros que están al alcance de nuestras manos. Comencemos por conocer el patrimonio y la historia a partir de estos templos de las musas. Aprovechemos la semana dedicada a celebrar los museos para develar la riqueza del pasado y del presente.

/// Museo Pedro Coronel. https://es.wikipedia.org/wiki/Museo_Pedro_Coronel

*Curadora.

Día de los Museos

/// Museo Rafael Coronel. http://fotos.eluniversal.com.mx/web_img/fotogaleria


8

LA GUALDRA NO. 246

6 Por Edgar Khonde

Literatura

H

e estado revisando un par de libros que escribí hace algunos años, los textos de ambos giran alrededor de un tema amoroso, cuasinostálgico. Me pregunto: ¿Qué mierdas pensaba yo en ese instante? Digo esto porque en definitiva, lo que me motiva a escribir no es un sentimiento, no es el sentimentalismo, “sentimentaloidismo”, si es que el término existe, pero si no existe, debería y su descripción sería algo como: “Sentimentaloidismo. Se dice del sentimiento cercano a lo idiota”. En fin. He sentido pena, o vergüenza. No es que esté en contra de los textos que hablan sobre emociones, es que prefiero los textos arquitectónicos, ingenieriles, literarios, que hablan sobre literatura. Mi motivo para escribir en general es el mundo, el lenguaje, la literatura, no los sentimientos. Ahora pienso que me gustaría que no existieran esos libros, si pudiera pedir un deseo sería no haberlos escrito. He tomado algunos fragmentos de los libros para subirlos a Twitter y Facebook, un poco para burlarme de mí mismo. Hacer mofa de mi relato amoroso es una buena terapia y un buen recordatorio

Glotonería Sociedad Anónima

Lenguaje y cocina

/// Literatura y comida. Imagen del periódico El País

para reflexionar sobre lo que escribo. En contraste con el relato sentimentaloide, este día tengo que escribir dos textos de corte gastronómico. La historia de un platillo y una crítica sobre un restaurante. La comida es uno de mis

temas favoritos. Siempre que abordo ello, pienso en literatura, en lenguaje, porque de alguna forma preparar un plato es conversar con el otro, es exponer un conocimiento, es una forma de abrazo.

Cuando escribo sobre comida, imagino la cocina de mi abuela donde docenas de especias se mezclaban para conformar una especie de cuento, de poema, de canción, que luego reposaría en los estómagos de su marido, hijos y nietos. Cuando escribo sobre comida, pienso en una forma de amor más honesta, más libre. Ahora que lo pienso bien, siempre estoy escribiendo sobre literatura, sobre comida, aunque a veces parezca que se trata de sentimientos, me doy cuenta de que no. Siempre se ha tratado de lo mismo: El lenguaje que lo ha transformado todo en materia. Voy a dejarlos con esa reflexión: si no hubiera lenguaje, no habría nada. Voy ir a comer en este momento, provecho, buenas tardes.

Promoción de la Lectura

Nuestra propia tumba 6 Por Eduardo Campech Miranda

U

na de las carencias que más se manifiestan dentro de los profesionistas es la lectura. En algún momento Felipe Garrido aludió a que si todo ese ejército de egresados de las universidades leyera más allá de los textos propios de su formación y ámbito laboral, los indicadores nacionales tendrían un impulso considerable. Hay dos sectores para los cuales el futuro ya los alcanzó: los maestros, quienes padecen en carne propia la llamada Reforma educativa y los bibliotecarios públicos, muchos de los cuales no logran dimensionar lo que está sucediendo. Resulta fácil pensar que la lectura pudo ayudarles a defenderse a los primeros y abrir posibilidades a los segundos. La lectura, aunque no por sí misma, forma ciudadanía. Ciudadanía que idealmente debe ser participativa y crítica. La reforma es algo que se veía venir desde hace años. No podemos pecar de ingenuos. La imposibilidad de analizar el contexto social es resultado de falta de lectura. De eso no me queda duda. Y también lo sabían los líderes sindicales, funcionarios y políticos que la impulsaron. El único obstáculo era la maestra. Una orden judicial fue suficiente para quitarla del camino. Ahora

las consecuencias están a la vista. En el caso de los bibliotecarios la presión, constante evaluación y juicio viene de la sociedad. Es indudable que la concurrencia a las bibliotecas públicas va decreciendo. Lo anterior, visto en forma global, porque hay sus honrosas excepciones. Pero en general estos recintos se convierten en bodegas de libros y los bibliotecarios en sus guardias. Las entidades federativas y los municipios dejan toda la responsabilidad de la actualización bibliográfica a la Secretaría de Cultura del gobierno federal. Es necesario que asuman también esta parte del mantenimiento. Después tienen el descaro de exigir estadísticas y cuentas alegres. Pero la limitante de la actualización del acervo bibliográfico, la competencia que implica el desarrollo tecnológico no son, ni deben ser excusas o argumentos que impidan percibir las deficiencias del personal bibliotecario. Es ahí donde entra en juego una de las habilidades que se desarrollan con la lectura: la creatividad. Ya no se trata sólo de saber qué puede ofrecer la biblioteca a la comunidad, sino qué necesidades de la comunidad puede solventar la biblioteca. En la medida que se responda esta pregunta, las posibilidades de esta institución, de convertirse en polo de desarrollo, se expandirán.

¿Hay dentro del personal o la comunidad alguien que sepa mecánica básica, primeros auxilios, cocinar, etc.?, pues se pueden integrar como talleres gratuitos para brindar información capaz de generar conocimientos en quien acuda, pero también para decirle a la población: lo que tú sabes es importante para muchos. Desde luego que lo anterior tendrá mayor impacto si se

promueven los libros que hay en torno al tema. No es necesario sacar al conejo de la chistera, sino de indagar, tener espíritu de innovación, plantearnos nuevos retos, de experimentar en cabeza ajena lo que sucede con el magisterio. Si seguimos esperando que la población vaya a la biblioteca por el mero hecho de estar ahí, cavamos nuestra propia tumba.


9

16 DE MAYO DE 2016

Desayuno en Tiffany’s, mon ku

Théo y Hugo en el mismo barco 6 Por Evelyne Coutel

Cine

L

os cineastas franceses Olivier Ducastel y Jacques Martineau llevaban seis años sin rodar una película -desde el estreno de El árbol y la selva en 2010- debido a dificultades para financiar sus proyectos. Ahora la pareja vuelve a las salas oscuras con una propuesta que forzosamente dividirá al público. El mismo título de la cinta, así como el cartel que la anuncia, son suficientemente elocuentes para que podamos entroncarla con el cine queer de los años 90 y con una serie de cintas que sin ser pornográficas se proponen representar la sexualidad de manera abierta y sin tapujos. La primera secuencia de la película -que dura como veinte minutos- confirma de entrada las esperas al transcurrir en un burdel parisino, o sea en un lugar que, lejos de connotar la pasión y la sensualidad, se suele vincular más bien a la perversión. Sorprendemente es en esa galería subterránea y en medio de unos cuerpos masculinos desnudos y anónimos donde se produce el encuentro, o más bien la fusión, entre Théo y Hugo. La originalidad de la situación se basa en la dosis de romanticismo que los directores han sido capaces de inyectar en una escena básicamente orgiástica que luego dejará

paso a una sensibilización con respecto al tema de la seropositividad. A la hora de conseguir financiamiento para su película los directores tuvieron que salir de los circuitos habituales para sortear la censura moral y evitar que la cinta estuviera prohibida para menores de 18 años, como lo estipula la ley desde el momento en que se enseña en la pantalla un miembro sexual en estado de excitación. Por lo que a censura se refiere, uno de los obstáculos más temibles y temidos por los cineastas es la asociación católica Promouvoir (en español “Promover”) que vigila con lupa las películas “atrevidas” y que últimamente ha conseguido que la prohibición de La vie d’Adèle para

menores de 12 años sea reexaminada y que Love, incialmente prohibida para menores de 16 años, quede prohibida para menores de 18 años. Hasta el momento la asociación no parece haber arremetido contra Théo y Hugo pero esto no es óbice para que los cineastas dejen de subrayar el conservadurismo que existe en su país con respecto a esta clase de propuestas cinematográficas. En Francia el estreno de la cinta hizo que se les colgara la etiqueta de “radicales gays”1 mientras que en otros países como Alemania (la cinta fue proyectada en la Berlinale 2016 donde recibió el Teddy Award) la prensa no remitió al concepto de “radicalidad” en su valoración del filme. Los directores insisten en que su proyecto era ante todo recordar la importancia de la sexualidad en las

relaciones amorosas, una dimensión generalmente oculta en las artes por el respeto de unas convenciones que imponen el pudor y el recato. Según ellos, el cine tiene que ser una búsqueda de los límites, debe reflexionar sobre las imágenes que se pueden enseñar y las que no, aunque esto implique el riesgo de fracasar. Mientras los más conservadores tacharán a la película de inmoral y no verán en ella más que el retrato de una depravación supuestamente inherente al ámbito gay, otros la considerarán como un himno al amor y la representación convincente del flechazo que brota en un lugar completamente inesperado. 1

http://www.telerama.fr/cinema/ducastel-et-martineau-radicaux-gay,141652.php

Castillo de sal si puedes 6 Por Ester Cárdenas “La cultura es la suma de todas las formas de arte, de amor y de pensamiento, que en el curso de siglos, han permitido al hombre ser menos esclavizado”. André Malraux

E

l Festival Internacional Cervantino Este año el Festival Internacional Cervantino (FIC) cumplirá cuarenta y cuatro años, se dedicará a Cervantes, el país invitado será España y el estado Jalisco. Nunca he estado en el FIC pero he tenido la suerte de ver algunos espectáculos por canal 22 y cada año a través de la prensa enterarme de todo lo refe-

rente a él. Me llama la atención ver como el FIC año con año se ha enriquecido con la presencia de grandes artistas representando todas las disciplinas y géneros. Ahí ha estado la Royal Shakespeare Company; Arvo Pärt; Riccardo Muti, quien ha sido director de la orquesta de la Scala de Milán; y un infinito etcétera de invitados. Durante cuarenta y cuatro años ha habido una formación de público; a diferencia del Festival Cultural Zacatecas los espectáculos no dependen del gusto del gobernante en turno y sus allegados pues hay un patronato que nombra un director cuyo nivel cultural ha quedado más que comprobado a lo largo de cuatro décadas. Es el

festival artístico más importante de América Latina y el cuarto más reconocido en el mundo. El FIC no sólo deja una derrama económica millonaria en el Estado, sino que nutre a los habitantes y todos aquéllos que acuden a él de muy diversas partes del país y del extranjero. Con nostalgia recuerdo la única edición del Hay Festival en Zacatecas, en él, durante algunos días disfrutamos de los conversatorios, funciones de cine y conciertos con escritores, músicos y cineastas de fama nacional e internacional, a los cuales sólo habíamos tenido acceso a través de sus libros, películas y discos. Ojalá el Festival Cultural Zacatecas se fortaleciera con un patronato

que permitiera su trascendencia y consolidación retomando su intención primigenia y dejara de ser un preámbulo (en eso se ha convertido) de la Feria Nacional de Zacatecas. Ojalá…


10

LA GUALDRA NO. 246

AGENDA CULTURAL DE MAYO 2016 MIÉRCOLES 18 y 25 / 18:00 horas Todos al Centro Histórico Miércoles de Danzón Mercado J. Jesús González Ortega Coordina: Casa Municipal de Cultura de Zacatecas JUEVES 19 y 26 / 19:00 horas Tradicional Concierto Banda Sinfónica del Estado de Zacatecas Dir. Salvador García y Ortega Plazuela Goitia VIERNES 20 y 27 / 18:00 horas Concierto Orquesta Típica de Zacatecas Plazuela Goitia Coordina: Casa Municipal de Cultura de Zacatecas DOMINGOS 22 y 29 / 13:00 horas Tradicional Concierto Orquesta Típica de Zacatecas Casa Municipal de Cultura de Zacatecas Entrada libre Coordina: Casa Municipal de Cultura de Zacatecas SÁBADO 21 / 19:00 horas Temporada de Conciertos 2016 Orquesta de Cámara del Estado de Zacatecas Dir. Arturo García Cuéllar Auditorio del Museo de Arte Abstracto “Manuel Felguérez” Admisión $50.00 LUNES 23 / 19:00 horas Muestra Regional de Teatro Centro Occidente Urikubo La Gaviota - Querétaro Fondo Regional para la Cultura y las Artes de la Región Centro Occidente Patio Principal del Centro Cultural Ciudadela del Arte Entrada libre JUEVES 26 / 19:00 horas Bellas Artes Presenta: “¡Leo… luego existo!” Lectura en voz alta con: ARCELIA RAMÍREZ Leyendo: “Ojos de papel volando” de María Luisa Mendoza Patio Central del Museo Zacatecano Entrada libre SÁBADO 28 / 20:00 horas ¡Vive la Ciudad! en el Teatro

Worldmusic Almoraima – España Teatro Fernando Calderón Entrada libre

Caesura Won H. Lee Escultura Permanencia: 26 de junio

MUNICIPIOS

MUSEO DE ARTE ABSTRACTO “MANUEL FELGUÉREZ”

VILLANUEVA DOMINGO 22 / 19:00 horas Muestra Regional de Teatro Centro Occidente Urikubo La Gaviota - Querétaro Fondo Regional para la Cultura y las Artes de la Región Centro Occidente Sala del Instituto Municipal de Cultura Entrada libre JEREZ JUEVES 26 / 12:00 horas Bellas Artes Presenta: “¡Leo… luego existo!” Lectura en voz alta con: ARCELIA RAMÍREZ Leyendo: “Ojos de papel volando” de María Luisa Mendoza Teatro Hinojosa Entrada libre

MUSEOS Y GALERÍAS ANTIGUO TEMPLO DE SAN AGUSTÍN Colección Soledad Pintura de gran formato Fundación Sebastian Colectiva Permanencia: 18 de junio MUSEO FRANCISCO GOITIA

E-8 Escultura Contemporánea, México Colectiva: YvonneDomenge, Pablo Kubli, Ernesto Hume, Pedro Martínez, Ernesto Álvarez, Luz Zaga, María José de la Macorra y Arno Avilés Sala Mayor, Temporal I y II Permanencia: 25 de junio PUERTAS, Jesús Mayagoitia Sala de los Zacatecanos Permanencia: 25 de junio MUSEO ZACATECANO Aves nocturnas Jesús Reyes Cordero Pintura, grabado, dibujo, escultura, arte-objeto e instalación. Salas temporales 1,2 y patio del pozo Permanencia: 31 de julio CENTRO CULTURAL CIUDADELA DEL ARTE Exposición Permanente Sala despacho imperativa “Antonio Aguilar Barraza” Exhibición de fotografías, trofeos, documentales, vestuario y premios recibidos a lo largo de su carrera artística. De martes a domingo, de 10:00 a 17:00 horas Planta Alta / Entrada libre


11

16 DE MAYO DE 2016

Notas al Margen

¿Trapear o no trapear? No es ésa la cuestión 6 Por José Agustín

Solórzano

obstante el planteamiento va hacia la manera en que este nuevo discurso va a modificar las interacciones amorosas. ¿Cambiará el discurso amoroso tal cual lo concebimos? Lo más probable es que sí, al menos en su envoltura. Pero ¿no ha cambiado desde siempre? Nuestra concepción actual del amor es tan susceptible a evolucionar como las anteriores. El amor, al igual que la política y la cultura, es un discurso vivo y, por tanto, en constante cambio. Y entonces, en el sentido más práctico del tema, ¿no tienen derecho las mujeres a sentirse ofendidas, incluso ultrajadas, lastimadas, cuando son objeto, en el menos peor de los casos, de burlas obscenas y en el escenario más extremo, de asesinatos, por el sólo hecho de ser mujeres? ¿No tienen derecho a decirlo, a quejarse, a pedir respeto, a cambiar el discurso hegemónico? Considero que sí. Los más de los detractores de esta postura “feminista” defienden que no es necesario hacer una distinción, que si lo que el feminismo busca es igualdad deberíamos empezar por ahí. Pero ¿podemos empezar desapareciendo las diferencias nominales antes de desaparecer las diferencias ideológicas, las desigualdades sociales y cotidianas que se concretan en cifras altas de feminicidios y crímenes de odio? No se trata de buscar una equivalencia aritmética, ni de equilibrar la balanza laboral como lo han intentado algunos políticos de “buena voluntad” que más bien carecen de cerebro. También hay que decir que he escuchado

defender el feminismo con argumentos vacíos e inestables, al igual que nos he escuchado hablar a los hombres por el pene más que por la boca. De lo que se trata de re-enfocar la manera en la que vemos al otro. A ese otro que a pesar de ser nuestro semejante no es yo. La mujer y el hombre seguramente mantendrán esa necesidad constante el uno por el otro. La convivencia es un acto de interferencia y una invasión necesaria de espacios vitales, precisamente por eso lo que más debemos defender es ese mundo que es perfectamente nuestro y en el que no cabe ningún otro. Nuestro cuerpo, no sólo como espacio físico sino como espacio discursivo, necesita ser defendido y si es necesario luchar por él tendremos que hacerlo, porque nuestra identidad no depende del sexo que ostentemos pero sí del valor con el que nos asimilemos como mujeres, como hombres o como seres vivos. 1

A este tipo de aclaraciones que, en lo personal, con-

sidero inútiles, son a las que me refiero cuando hablo del lenguaje como uno de los tópicos que hay que empezar a replantearnos desde otra perspectiva. Sí, el lenguaje es un arma de control, como lo ha sido desde que surgió. Pero es también una forma de comunicación estética y vital. Tal vez la mejor forma de entenderlo tenga que ver con la función del lenguaje en los diferentes contextos de uso. ¿Quién lo usa y para qué? Aunque, ¿tendríamos que legislar los usos a pesar de que se ha demostrado que es antinatural hablar de límites y normas en el sentido de evolución lingüística?

Notas al Margen

L

os mexicanos acostumbramos a simplificarlo todo. El falso diálogo funciona más fácil cuando se resume en dicotomías. Lo políticamente correcto, dicen, y es fácil afirmar que un tema está de moda cuando no se nos había pasado antes por la cabeza. Los discursos sociales surgen de una necesidad, e incluso las “modas” tienen su pulsión vital. Hacer comentarios irónicos y cargados de un humor violento no crea diálogo, lo reduce a un chiste que, si bien aplauden varios alcahuetes, segmenta y alude a nuestra holgazanería para re-pensar los temas más allá de la broma entre amigos. El hecho de que el acoso a la mujer esté en boca de todos nos invita a reflexionar y a pensar en la evolución del discurso social en el que estamos inmersos. ¿Qué es lo que nos molesta de esto? La pereza mental es el común denominador del mexicano, incluso del mexicano “intelectual” -queda en evidencia en temas como éste-, mismo que a últimas fechas –y lo digo por varios escritores que invierten mucho tiempo en las redes sociales- se ha vuelto un humorista de temas polémicos. ¿En serio? El humor es una forma literaria si lo esgrimimos afilado con el intelecto. Pero no podemos usar el humor y la ironía como comodines para cualquier situación que nos haga sentir incómodos, molestos o ignorantes. Pereza mental e ironía simplona: común denominador del mundo virtual que habitamos hoy. Podemos explicarlo de este otro modo: como no sabemos hablar, preferimos reír. Si vas a contar un chiste, cuéntalo en serio. El humor debe ser una forma de análisis de la realidad, no una de simplificarla hasta el punto de mostrarnos un mundo de dicotomías absurdas. Nada es tan simple para no poder analizarlo, y nada tan complejo como para no poder analizarlo. Los escritores creen (creemos) tener el “permiso” para opinar sobre todo, ahora, con las redes sociales es más fácil y cualquiera puede ser un experto en cualquier tema; pero ¿por qué opinar y lanzar ataques vulgares se han vuelto sinónimos en esta realidad narcisista de la world wide web? El nuevo discurso feminista nos toca a todos y sea o no una moda nos invita a reconfigurar nuestra forma de percibir al sujeto (femenino o masculino), aunque algunos sólo lo tomen como una invitación al chiste y a la pedantería. Si me preguntan si soy machista, tal vez debería contestar que sí. Sí, yo también he participado de bromas misóginas; sí, también he creído que las mujeres tienen ciertos defectos sólo por el hecho de ser mujeres; sí, he sido y probablemente sea machista en alguna situación a futuro. Soy, al igual que todos mis coetáneos, alguien inmerso en una inercia social, histórica, sexual, política, cultural. Pero

eso no me exime de repensar el fenómeno que hoy se nos presenta de una manera tajante y, al parecer, definitiva. Podríamos analizar los tópicos que se ven afectados por este discurso, uno por uno: el lenguaje (¿tod@s, todxs?), las relaciones personales, sobre todo las amorosas, el humorismo, por mencionar algunos. Sin embargo, sería un trabajo complejo y elaborado que no corresponde a una sencilla columna de opinión. A eso deberíamos estarnos dedicando los escritores, a dialogar estos tópicos, sobre todo a través de la literatura, que es la mejor forma de entablar un diálogo y reconfigurar realidades. Ralph Ellison respondió, cuando le preguntaron si sus novelas trataban sobre una minoría, que todas las novelas tratan sobre una minoría: el hombre es una minoría, y lo universal en una novela es hablar de cierto sujeto en específico en una circunstancia en específico. Así que la novela es la historia del hombre (y de la mujer1) frente al mundo. Acudamos a la novela a replantearnos preguntas y a buscar respuestas emergentes. La holgazanería nos invita a despotricar con estados de Facebook, con aseveraciones simplistas en el Twitter, pero está ese otro espacio de reflexión en el que el humor puede volverse realmente un arma y no sólo un montón de patadas berrinchudas: la novela. La literatura. Pero volvamos ahora al humor como discurso. Éste, por naturaleza, es políticamente incorrecto. ¿Se trata entonces de la muerte del humor negro? ¿De la penalización –al menos moral- de la típica “picardía mexicana”? Otro de los temas a plantearnos. ¿Cuál es la función de un buen chiste?: reírnos, amenizar la charla y mostrarnos las situaciones difíciles desde otra perspectiva menos crítica, pero corresponde a nosotros elegir los momentos, los contextos y las finalidades de uso de esta forma discursiva. Hay también quien dice que no es tan divertido reírse cuando no te ríes a espaldas del otro. Eso es un pretexto de los inseguros, de los patanes y de los hipócritas. El humor debe participar de cualquier diálogo serio, siempre y cuando adopte una postura crítica (ahora en un sentido analítico). El hombre es un animal discursivo, simbólico: la palabra lo define y le permite existir. Es a través del lenguaje que el ser humano construye sus relaciones, de amistad, de odio, de amor. El discurso amoroso es otro de los tópicos que nos conciernen en este momento. “El amor”, visto como una necesidad biológica, requiere de una violencia intrínseca que viene inscrita en nuestros restos instintivos. El macho somete a la hembra para llevar a cabo el acto sexual. La cultura nos ha transformado, ya no somos bestias (al menos eso presumimos); sin embargo, el interactuar erótico de una mujer y un hombre siempre tiene algo de salvaje, una violencia inherente a lo amoroso que se hace presente desde el primer contacto visual. No hay mucho tiempo para profundizar en esto, no


12

LA GUALDRA NO. 246 /// 16 DE MAYO DE 2016

Muchacha indĂ­gena con chal bordado es una obra de Francisco Goitia que puede usted apreciar en el museo que lleva su nombre. Se trata de un pastel sobre papel de 73 x 64 cm. y fue realizado por el pintor zacatecano entre 1917-1926. Lo invitamos a que conozca los museos que tenemos en Zacatecas, los domingos la entrada es gratuita para los zacatecanos.

Profile for La Jornada Zacatecas

La Gualdra 246  

La Gualdra 246

La Gualdra 246  

La Gualdra 246

Advertisement