La Gualdra 548

Page 1

Enrique Barajas Pro. 2022. Foto de Jánea Estrada. “Las piezas más recientes juegan una recuperación del 2008 con la experiencia estética de 14 años. Ese ir y venir del lenguaje que se superpone y se retiene, luego se supera y se desborda en Estereotipos y Arquetipos. La tilde de esta serie es un juego donde todas las pie zas se resuelven dentro de una caja que es agitada. Es un orden y caos vuelta a un orden y caos para tener como única experiencia la unidad y la pulsión lúdica”. Enrique Barajas Pro

SUPLEMENTO CULTURAL
NO.
548 /// 24 DE OCTUBRE DE 2022 /// AÑO 11 DIR. JÁNEA ESTRADA LAZARÍN [Juan Carlos Villegas entrevista a Enrique Barajas Pro, quien inaugura su exposición Estereotipos y Arquetipos en el Museo Francisco Goitia el 27 de octubre]

La Gualdra No.

Editorial

El Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA) es un mecanismo de finan ciamiento que “busca genera condicio nes para la realización de obras artís ticas y fomentar y estimular a aquellos artistas que han realizado contribucio nes significativas a la cultura mexicana. El SNCA es el primer proyecto en México que crea condiciones económicas para que un artista dedique todo su tiempo a su vocación creadora en circunstan cias favorables”,i de ahí que además de cumplir con los requerimientos de 35 años cumplidos y acreditar la naciona lidad mexicana o bien, la residencia le gal en México durante 15 años consecu tivos, los postulantes deben de cumplir con lo siguiente: “1.3 Presentar un pro yecto para desarrollar en un plazo de tres años, mismo que deberá apegarse a los lineamientos de esta convocato ria. I.4 Haber creado obras de calidad en la disciplina en la que postula. I.5 Haber obtenido premios, distinciones y/o reconocimientos locales, munici pales, estatales, nacionales o interna cionales en la disciplina para la que postula. I.6 Tener una trayectoria artís tica comprobable en la disciplina en la que postula. I.7 Cumplir con el proceso de inscripción conforme a las fechas y procedimientos establecidos en la pre sente convocatoria”.ii

Alrededor de 200 proyectos en las distintas disciplinas artísticas que in cluye la convocatoria son elegidos de entre todas las muchísimas solicitudes que se presentan por parte de los ar tistas que se postulan. Los merecedores de este apoyo financiero son seleccio nados por una comisión que se da a la tarea de revisar quiénes son los artis tas que más méritos han acumulado a lo largo de su trayectoria profesional; y quienes obtienen esta distinción inte gran un grupo cuyas “contribuciones a la cultura mexicana” los distinguen pro fesionalmente. Formar parte del SNCA, en este sentido, es motivo de mucho orgullo para quienes reciben este re conocimiento y para los Estados de los que son originarios.

Los resultados del SNCA fueron da dos a conocer la semana pasada y nos llenó de alegría ver en la lista de se leccionados a muchos artistas que han publicado en La Gualdra o que han sido

entrevistados en este espacio gualdre ño. Va nuestra felicitación para todos los afortunados; pero debo mencionar aquí a Saúl Kaminer, en el área de pintura; Bernardo Fernández “BEF”, Miguel Bar quiarena, y Antonio Ramos Revillas, en al área de narrativa; Luis Armenta Mal pica, Balam Rodrigo, Jorge Ortega, Re nato Tinajero y Beatriz Pérez Pereda, en el área de poesía. Beatriz Pérez Pereda es nuestra aliada gualdreña y ha publi cado en tiempos recientes una serie de entrevistas a escritores jóvenes del país; se sumó a este proyecto gracias también a la ayuda de otro poeta (amigo muy querido) que resultó ganador del SNCA el año pasado, el michoacano Armando Salgado,iii así que estamos doblemente contentos por ellos y con ellos.

Quiero felicitar muy especialmen te también, a dos escritores zacate canos que este 2022 forman parte de esta selecta lista del Sistema Nacional de Creadores de Arte: a Javier Acosta (poesía) y a Gonzalo Lizardo (narrati va). Quise mencionarlos aparte porque siempre hemos dicho que en Zacatecas nos llenan de orgullo nuestros artistas y hoy es el momento de reafirmarlo. Hemos seguido la trayectoria de estos dos escritores durante muchos años y noticias como esta son alentadoras, muy bien recibidas y por supuesto, su mamente celebradas. Ojalá que existie ran más noticias así, que nos llenen de gusto, que no nos permitan olvidar que en nuestro Estado hay mucho talento y artistas que, con su trabajo y sus logros, ponen todos los días el ejemplo con sus acciones diarias.

Y a propósito de artistas zacatecanos, cierro este comentario invitándolos a que este 27 de octubre asistan a la in auguración de la exposición Estereotipos y Arquetipos, del artista plástico fresni llense Enrique Barajas Pro, en el Museo Francisco Goitia. En páginas centrales aparece una entrevista que le realizó Juan Carlos Villegas a Enrique, y una selección de las obras que conforman esta muestra.

Que disfrute su lectura.

Jánea Estrada Lazarín lagualdra@hotmail.com

Directorio

Contenido

Los Marcados y el cine en La Quemada Por Carlos Alberto Torreblanca Padilla

“El arte no se equivoca nunca, de ahí su eterna permanencia” [Estereotipos y Arquetipos, de Enrique Ba rajas Pro en el Museo Francisco Goitia] Por Juan Carlos Villegas

Los pasos de López, de Jorge Ibargüengoitia Por Miguel Ángel de Ávila González Arena

Por Pilar Alba

Harold Bloom: la crítica literaria como salvaguarda de la humanidad en la intemperie

Por Sigifredo Esquivel Marín

Desayuno en Tiffany’s, mon ku Maixabel, la nueva película de Icíar Bollaín en el Cinema Utopia [Una historia del perdón de los victimarios de ETA]

Por Carlos Belmonte Grey

2 LA GUALDRA NO. 548 /// 24 DE OCTUBRE DE 2022 /// AÑO 11 548
La Gualdra es una coproducción de Ediciones Culturales y La Jornada Zacatecas. Publicación semanal, distribuída e impresa por Información para la Democracia S.A. de C.V. Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta publicación, por cualquier medio sin permiso de los editores. Carmen Lira Saade Dir. General Raymundo Cárdenas Vargas Dir. La Jornada de Zacatecas direccion.zac@infodem.com.mx Jánea Estrada Lazarín Dir. La Gualdra lagualdra@hotmail.com Sandra Andrade Diseño Editorial Juan Carlos Villegas Ilustraciones jvampiro71@hotmail.com
4 7 8 6 5 3
i Ver: http://www.elem.mx/institucion/datos/1415i i https://fonca.cultura.gob.mx/sacpc/wp-content/uploads/2022/04/BGP_SNCA_2022.pdfi i i Armando ha entrevistado en La Gualdra a Luis Armenta Malpica, Balam Rodrigo, Jorge Ortega, Renato Tinajero y Beatriz Pérez Pereda, entre muchos otros; y publicado aquí también el trabajo de varios escritores mexicanos y extranjeros, como Miguel Barquiarena.

Los Marcados y el cine en La Quemada

Estiempo de preparar las palo mitas y sentarnos a analizar la relación entre el cine y el pa trimonio arqueológico. México tiene una gran cantidad de ciudades prehispánicas las cuales han sido em pleadas como escenarios para recrear hechos históricos en filmes como Re torno a Aztlán o Ulama: juego de la vida y la muerte; así como para documentar el trabajo del arqueólogo, como lo pode mos apreciar en película La excavación, producida por Netflix. También están aquellas películas de carácter fantás tico como El coyote emplumado, o la fa mosa saga de Indiana Jones

Las zonas arqueológicas se en cuentran envueltas en impresionan tes paisajes con un toque de misterio, atrayendo la atención de la industria ci nematográfica. La zona arqueológica de La Quemada no fue la excepción ya que ha sido utilizada como escenografía de varias filmaciones como el western mexicano llamado Los Marcados, escri ta, producida y actuada en el año de 1971 por el cantante y actor mexicano José Pascual Aguilar Márquez Barraza, mejor conocido como Antonio Aguilar, contando con la colaboración de Ricar do Garibay y Mario Hernández. En esta película actuaron Guillermina Jiménez Chabolla (Flor Silvestre), María Teresa Sánchez González (Carmen Montejo), J. Eduardo Eric del Castillo-Negrete Galván (Eric del Castillo), Javier Ruán Jaimes y Juan Carlos Ruiz, entre otros.

Más allá de hacer una crítica de esta controversial película, analizaremos las condiciones de conservación de los edificios prehispánicos que aparecen en escena, al igual que el empleo del patrimonio arqueológico en dicha in dustria.

En el rodaje de Los Marcados se em plearon vistas generales de los vesti gios centrándose en la Acrópolis, es decir, la parte sur del cerro. Las loca ciones particulares fueron en el Salón de Columnas, Juego de Pelota, Pirámi de Votiva y Plaza de los Sacrificios.

Para los años 70´s en, las ruinas de La Quemada, solo se habían realizado trabajos de restauración en la Pirámi de Votiva, el resto del sitio aún se en contraba cubierto por escombros de los propios edificios los cuales dificul taban el tránsito, por lo que se infiere que el primer nivel de los vestigios ar queológicas de La Quemada presentó las condiciones técnicas para llevarse a cabo las grabaciones.

Es interesante ver el uso del patri monio arqueológico y una reinterpre

tación del pasado mezclando un es cenario prehispánico con mobiliario de latón, madera y finas telas al estilo Luis XVI; muestra de ello son las esce nas grabadas en el Salón de Columnas donde se empleó una fina decoración compuesta por un comedor y una recá mara. En este mismo espacio, en otra de las escenas se aprecia un pequeño estanque cerca, en el cual los protago

nistas se duchan fundiendo una ima gen de los baños romanos con vaque ros del viejo oeste.

Otra de las partes destacadas en el rodaje se presentó en la Plaza de los Sacrificios, donde se escenifica un foro para una declamación poética realiza da por el personaje del Niño, quien vis te una sábana blanca y porta un cráneo en su mano extendida evocando un

episodio del teatro griego recreado por Shakespeare. En el Juego de Pelota se reproduce un torneo de caballeros me dievales, que a caballo y con una lanza golpean a un individuo que está col gado de un poste, conservando ciertos aspectos del viejo oeste americano.

Cerca de la derruida plaza principal, el Niño coquetea con uno de los secua ces quien le responde con un erótico gesto. En una cama de latón y espejos forrados con tela roja dentro del Salón de Columnas están recostados, en una relación incestuosa, el Niño y el Pardo Es notorio en toda la película que el patrimonio arqueológico existente en La Quemada solo sirvió de escenogra fía, quizás con la intención de promo ver turísticamente el lugar.

Desde la visión arqueológica, sobre sale el estado de conservación en que se encontraban los edificios, la gran cantidad de escombro dispersos por el lugar producto de la intemperie y el saqueo. La cancha para el juego de pelota se presenta parcialmente libe rada, en cambio en el Salón de Colum nas aún se observan las calas de ex cavación arqueológica que se dejaron abiertas. En cuanto al pórtico y plaza principal se percibe la acumulación de lajas, dispuestas como banco de mate rial para ser retiradas y posteriormen te empleadas en la elaboración de los “lienzos” o para la construcción con temporánea. Una densa nopalera cubre el entorno a la plaza mayor donde se encuentra la calzada principal a la anti gua ciudad prehispánica, por este lugar cabalga sigilosamente el Marcado. Este personaje, una vez de haber aniquila do a la horda de forajidos, pasa con su rostro inexpresivo a un costado de la Pirámide Votiva que es el único monu mento que está en buen estado de con servación. Sin embargo, la escena que impacta en el quehacer arqueológico, es cuando el Marcado ingresa al Salón de Columnas derrumbando un muro, a pe sar de ser este parte de la escenografía, el protagonista corre entre el escombro y calas expuestas, afectando el contexto arqueológico.

La industria cinematográfica tam bién es un importante referente del documento histórico que llega a mos trar las condiciones sociales y cultu rales en un tiempo definido; con esta filmación la zona arqueológica de La Quemada muestra un panorama es tructural de las ruinas en la década de los 70´s, así como una amplia vista paisajística en que se envuelve estos importantes vestigios arqueológicos.

* Director de la Zona de Monumentos Ar queológicos y Museo de Sitio La Quemada, Centro INAH Zacatecas.

Ollin: Memoria en movimiento

24 DE OCTUBRE DE 2022 3
Cartel de la película Los Marcados, 1971. Dir. Alberto Mariscal, Producciones Águila. Fotograma de la película Los Marcados, min. 24.24, 1971, Dir. Alberto Mariscal, Producciones Águila. Fotograma de la película Los Marcados, min. 1.21.47, 1971, Dir. Alberto Mariscal, Producciones Águila Fotograma de la película Los Marcados, min. 1.18.44, 1971, Dir. Alberto Mariscal, Producciones Águila
Juegos de manos, a la sombra de un cine de verano juegos de manos, siempre daban una de romanos. Joaquín Sabina, Una de romanos

Artes plásticas

“El arte no se equivoca nunca, de ahí su eterna permanencia”

[Estereotipos y Arquetipos, de Enrique Barajas Pro en el Museo Francisco Goitia]

EnriqueBarajas Pro nació en Fresnillo, Zacatecas, en 1971. Él es uno de los artistas que se formaron en el Taller de Pintura y Grabado Julio Ruelas, bajo la tutela de Alejandro Nava. A propósito de su próxima exposición, presentamos un diálogo entre él y Juan Carlos Villegas, compañeros en el mismo taller, nacido también en 1971 y originario de Potrero de Gallegos, Valparaíso. Aquí la conversación entre ambos colegas.

Juan Carlos Villegas: En un panorama donde cada vez son más presentes tendencias de vanguardia, enmarca das dentro del llamado arte contem poráneo, ¿es importante seguir pin tando, o la pintura sería ya cosa del pasado?

Enrique Barajas Pro: Las tendencias de vanguardia del arte contemporá neo son una expresión importante de nuestro tiempo. Hay una congruencia que el arte suele mostrar como mani festación del contexto histórico. Si el arte es dogmático, complejo, difícil, bello, vacío o carente de arte, no es el arte per se. Es, se podría decir, el men sajero de aquello que está en desorden o equivocado. El arte no se equivoca nunca, de ahí su eterna permanencia.

JCV: Sí, entiendo que las tendencias de vanguardia son la expresión de los tiempos actuales, pero insisto: ¿la pintura ya no es capaz de eso ahora?, será que ya no es protagonista de los nuevos tiempos y que el arte ahora se manifiesta a través de nuevas mane ras? ¿Cómo entender el papel de los pintores tradicionales dentro de todo este nuevo escenario?

EBP: Intentaré responder, pues es complicado explicar algo que pudie ra tener muchas aristas de causa. En lo personal estoy enfocado en que mi

trabajo -que, aunque lúdico y disperso trata de reflejar los tiempos actualestenga una mirada poética y a la vez con verdad. La evolución de mi con cepto de verdad se fue construyendo a partir de que el pintor Alberto Cas tro Leñero me dijera una vez que es importante el valor (en el sentido de valentía) en alcanzar o expresar has ta aquellos lindes desconocidos. Así lo explico yo, pero él solo se limitó a decirlo así. Otro maestro me enseñó a que es importante expresar la pintu ra desde la pintura (la pintura por la pintura) y cuando se revisa su trabajo hay mucha congruencia. Entonces se suma la congruencia como elemento de verdad y de valor. A partir de ahí es casi sencillo separar o darse cuenta de las franjas que son vidrios de co lores de las que no. Si a esos valores se imprime lo que te decía respecto a la personalidad en sustitución del estilo entonces es posible percibir la vibración al mirar una obra artística. Aquella que da una potente lección, que provoca el estremecimiento de la mente y el alma. Desde ahí resuel vo que la pintura debe tener un sen tido de función. Entonces pienso en Michael Borremans, William Turner, Michel Barceló, Richter (cuya fuerza derivó en algunos imitadores)… o en Freud, Scully o Motherwell. Confieso

LA GUALDRA NO. 5484
Enrique Barajas Pro. Foto de Jánea Estrada Análisis

que no estoy familiarizado con el arte de instalación, pero tuve una grata ex periencia con una exposición de Ga briel Orozco en el MAM. En fin, que el arte no-funcional se resuelve en aquel que imita, pero que con suerte pudiera encontrarse; pero, está el que imita al imitador... pero eso no lo digas…

JCV: Eso me parece muy interesante… ¿Hasta qué punto es válido imitar?

EBP: Solo como práctica técnica. El re sultado de esa práctica es asimilar el lenguaje y transmitirlo con la mayor inteligencia y originalidad posibles.

JCV: ¿Cómo ves tú el panorama ac tual de la pintura zacatecana y de qué manera encaja tu propuesta en tal escenario?

EBP: Hace tiempo reflexionaba con la idea de que nuestros mejores artis tas se están yendo. Aquellos que con su personalidad artística dejaron una huella visible en la historia del arte mexicano… que tal vez quedamos los que no aprendimos cómo dejar esa huella bien impresa. Las redes nos dan cuenta de la pluralidad de expresiones y -así como hay comida chatarra- se vuelcan en satisfacer los sentidos del placer. Por ende, dejamos de pensar, de leer, de mirar, de arriesgarnos, abandonamos la inteligencia.

JCV: Mencionas que nuestros mejores artistas se están yendo, ¿crees que las nuevas generaciones estamos ha ciendo un digno papel para seguir con

una tradición plástica de calidad en Zacatecas?

EBP: Sí, lo creo, ahora es su -nues tro- tiempo y es justo que se adapten a ello, pero sin dejar de lado la tradi ción. La tradición no es en la técnica sino el proceso creativo. El principio de transformación-evolución desde la inteligencia.

JCV: Hay opiniones en favor y/o en contra tanto de tendencias abstrac tas como de figurativas, ¿consideras tú importante esa cuestión o se trata, desde tu punto de vista, de un falso debate?

EBP: Es un falso debate que surge por justificar las limitaciones de una for mación integral. Se pinte abstracción o figuración es la personalidad y no el estilo lo que tiene mayor fuerza. La clave, y volviendo un poco a la pregun ta anterior, es que la expresión artís tica ha dejado en su mayoría de tener fuerza. Afortunadamente para el arte, esas expresiones entran en la catego ría de -no pintura-.

JCV: Platícanos entonces qué presen tas ahora en esta exposición individual Estereotipos y Arquetipos en el Museo Francisco Goitia… es una recopilación de piezas del pasado a manera de re trospectiva, manejas una sola idea, un concepto, o es una nueva serie…

EBP: Presento 53 piezas que compren den dos series expositivas: La Merien da Campestre que presenté en 2011 en Galería Irma Valerio, en su mayo

ría al temple sobre tela. Y Espiración, que presenté en Arroyo de la Plata en 2016, y que comprendieron piezas al óleo y al carbón sobre tela. A piezas de estas dos exposiciones se suman pie zas realizadas a partir de 2016 al 2022. Una vez que el Museo Francisco Goitia me da cuenta de su interés en realizar la muestra, realizo algunas piezas al temple sobre tela en formato grande.

La idea de Estereotipos y Arquetipos es de carácter positivo en el sentido de que las series expositivas juegan en discrepancia; es decir, mientras la serie de 2011 que inicié a trabajar en 2008 experimentó una madurez téc nica y estilística -de la cual me sentí muy a gusto-, Espiración se construyó en un momento de búsqueda impulsa da por la anterior… se pueden apreciar óleos donde exploro el concepto de lo inconcluso como carácter estético y al mismo tiempo una abstracción con creta en la que se plasma la realidad abandonando los planos y la línea y se refina con el expresionismo del con cepto de inconclusión.

Las piezas más recientes juegan una recuperación del 2008 con la ex periencia estética de 14 años. Ese ir y venir del lenguaje que se superpone y se retiene, luego se supera y se des borda en Estereotipos y Arquetipos. La tilde de esta serie es un juego donde todas las piezas se resuelven dentro de una caja que es agitada. Es un orden y caos vuelta a un orden y caos para te ner como única experiencia la unidad y la pulsión lúdica.

Artes plásticas

24 DE OCTUBRE DE 2022 5
La exposición Estereotipos y Arquetipos, de Enrique Barajas Pro, se inau gura este viernes 27 de octubre, a las 19:00 horas, en el Museo Francis co Goitia, en la ciudad de Zacatecas, Zac. Permanencia hasta marzo de 2023. Análisis del augurio. Óleo sobre tela, 2020 Perseo y Andrómeda según Rubens. Óleo sobre tela, 2020 Año uno. Óleo sobre tela, 2021 Un metro cuadrado de tierra mojada. Óleo sobre tela, 2020 Enrique Barajas Pro. Foto de Jánea Estrada

Literatura

Los pasos de López, de Jorge Ibargüengoitia

Lasnovelas históricas se preocupan de los hechos y los personajes que, tanto para el imaginario literario como para el conocimiento histó rico, determinan la configuración política y social de sus pueblos, que articulan los vértices de la realidad histórica de toda una nación o de una comunidad que tie ne íconos y rasgos de identidad comunes entre sus miembros.

Entre las principales novelas histó ricas podemos mencionar: El impostor, de Javier Cercas; Noticias del imperio, de Fernando del Paso; El reino de este mundo y El arpa y la sombra, de Alejo Carpentier; Memorias de Adriano, de Marguerite Your cenar; y, desde luego, Los pasos de López

Esta novela plantea la desacralización del discurso oficialista de la historia. La desmitificación de la historia oficial y sus valores institucionales incólumes es una clara intención que logra verse durante toda la narración. Propone una lectura irreverente de lo que es enunciado con tono solemne en cualquier otro contexto.

Toma como tema y escenario espacio temporal de su narración los hechos que condujeron a la conspiración de Queré taro, encabezada por los corregidores Mi guel Domínguez y su esposa Josefa Ortiz, a adelantar su planeado levantamiento revolucionario en contra de la domina ción española durante el virreinato en México, con el propósito de independizar

a la región de la Nueva España de la Coro na, la cual coartaba en casi todos los as pectos sociales y económicos el desarro llo de la población criolla sin mencionar el de las razas nativas sometidas.

La conspiración contaba con persona les como Ignacio Allende y Juan Aldama.

Es al cura Miguel Hidalgo a quien se le atribuye haber comenzado el primer le

vantamiento insurgente con el conocido Grito de Dolores, la madrugada del 16 de septiembre de 1810.

La novela convierte la historia del le vantamiento independentista en un conjunto de conspiraciones y en una comedia de enredos al menos durante la primera mitad, lo cual no es necesa riamente falso con respecto del discurso

histórico original, pero da lugar a inter pretar hechos concretos donde una pers pectiva esencialmente distinta a la no literaria y radicalmente distanciada de la historia oficial.

La segunda mitad recorre las andan zas de la comitiva insurgente liderada por Miguel Hidalgo hasta que es desban dada por las fuerzas españolas; cuando sus líderes son dispersados e Hidalgo es apresado y ejecutado, hecho con el que termina la narración de la novela.

La intención es convertir la narración histórica en una más emparentada con los géneros de entretenimiento popular una de las herramientas más eficaces para la desmitificación del discurso ins titucional.

El propósito del autor no es ridiculizar sino mostrar a nuestros héroes como se res humanos, proclives al error, el miedo, la duda. Los personajes son capaces de amar, traicionar y tomar decisiones im portantes como cualquier ser humano. Les otorga a los personajes cualidades ja más vistas en el discurso histórico y dota a la historia de una gran dosis de humor e ironía.

La narración pretende dotar a los hé roes de sus peculiaridades y debilidades humanas, tiene el propósito de rescatar a Hidalgo y a los héroes de la indepen dencia de los pedestales de la demagogia oficial para devolvérselos al pueblo.

Río de

Tocómis pies la arena, la humedad en mis plantas me hizo sentir cómoda, tanto tiempo esperando llegar, tan lejos mi casa de este montón de agua que ahora se presentaba ante mis ojos y se perdía en el infinito. Caminé hasta el lugar en donde tocaba la playa, empezó a mojarme los pies, los tobillos, las rodillas, las pantorrillas… cada vez más. En su ir y venir me entró la angustia. Mis ojos de repente también expulsaron agua salada. La angustia se transformó en miedo. Tan grande el mar y tan pequeña yo, pensaba. Tan inmenso y majestuoso, él; tan insignificante e indefensa yo. Retrocedí, me senté en un camastro, me que dé mirándolo desde lejos. Tantos años queriendo estar aquí, tanto tiempo invertido para conseguir cruzar el desierto para por fin llegar a esta inmensidad de agua… esta reflexión me dio valor, corrí a la orilla, dejé una vez más que el mar me mojara, que me arrastrara. Salí con la ropa remojada, con el cabello revuelto y la piel llena de arena. Me recosté una vez más en el camastro, me dejé adormecer por el ruido de las olas. Pensé en mi casa, en mi ciudad, en el desierto. Todo es aparente, dije, en todos lados no somos, ni seremos más que arena. Arena que se pega en la piel, que irrita los ojos y los hace llorar, que se adhiere a los pies a los zapatos; arena en la que quedaremos por fin y para siempre sepultados.

LA GUALDRA NO. 5486
Jorge Ibargüengoitia, Los pasos de López, Editorial Joaquín Mortiz, primera edición en boooket, México, 2006.

Harold Bloom: la crítica literaria como salvaguarda de la humanidad en la intemperie

El canon literario no es únicamente un florilegio de obras con méritos es téticos sino el despliegue de la condi ción humana misma encarnada como obra artística. De ahí su consideración de William Shakespeare como epicen tro del canon humano creador quien –según el crítico– reinventa y singu lariza la condición humana moderna desde una individualidad irreductible en vez de tipos y arquetipos univer sales. Su lectura sobre Shakespeare (Barcelona, Anagrama, 2019) resulta sencillamente deslumbrante y nos muestra a un escritor inglés vigente para entender la condición humana de todos los tiempos, particularmente de los tiempos actuales caóticos. De ahí su recomendación de que: “Tene mos que ejercitarnos y leer a Shakes peare tan tenazmente como podamos, sabiendo a la vez que sus obras nos leerán más enérgicamente aún. Nos leen definitivamente” (p. 18).

Filosofía

Asistimos

a una época de ba nalización de todas las cosas, personas y experiencias. Todo vale lo mismo, lo que significa nada vale y nada importa en realidad, empero el mercado termina por impo ner sus criterios y cánones, así que en esta época de uniformidad gris, las ex cepciones y singularidades tienden a diluirse en un multiculturalismo light ascéptico e incoloro.

En nombre de un falso igualitarismo se cortan cabezas, particularmente la idea de “genio creador” resulta sub versiva y políticamente incorrecta. La corrección política dicta, con su mi cro-fascismo suave, que nada ni nadie puede estar por encima de la media nía estandarizada, por eso sorprende y asusta un crítico literario que hable de la necesidad de regresar a “la idea de genio creador” y que considere que el futuro de la humanidad reside en El futuro de la imaginación creadora (Bar celona, Anagrama, 2002).

Recién fallecido, el norteamericano Harold Bloom ha realizado una pode rosa relectura estético-metafísica de la tradición literaria occidental. Sus afirmaciones autoritarias polémicas, pueden ser exasperantes, pero siem pre están justificadas por una trayec toria vital coherente entregada a la lectura apasionada y a la conservación de los grandes libros de la humanidad,

desde luego que hay ausencias y ses gos notables, en algunos casos apenas justificables o tolerables, pero se trata de un hombre que hizo del amor a los libros su vida, su obra, su legado.

Su búsqueda vital e intelectual está motivada por la voluntad de creación e invención humana: ¿Dónde se encuen tra la sabiduría? (Buenos Aires, Taurus, 2005) es el título de una obra suya fun damental, que también se podría leer como el proyecto de trazar una carto grafía y brújula individual-colectiva para atesorar el arconte del saber hu mano de todos los tiempos bajo tres criterios improrrogables: esplendor esté tico, fuerza intelectual y sabiduría, por des gracia estos criterios de belleza, verdad y discernimiento cada vez resultan más escasos y lejanos en nuestros días.

Su perspectiva sobre ese otro gran erudito de la mística judía Gershom Scholem da cuenta tanto del amigo de Walter Benjamin como del profesor norteamericano: “el trabajo de toda una vida entregada a la recuperación y salvaguarda de la sabiduría antigua”. El canon Occidental. La escuela y los libros de todas las épocas (Barcelona, Anagra ma, 2004) suscita tanto odios como elogios. Una obra que nos invita a re pensar las ideas de canon y de autor clásico, en una época relativista, anticanónica marcada por la desaparición del autor y la autoridad, donde el cla

cisismo es denunciado como elitismo, violencia epistémica e imposición.

Enfatiza: “Un signo de originalidad capaz de otorgar el estatuto canónico a una obra literaria es esa extrañeza que nunca acabamos de asimilar, o que se convierte en algo tan asumi do que permanecemos ciegos a sus características. Dante es el mayor re presentante de la primera posibilidad, y Shakespeare un fenomenal ejemplo de la segunda” (p. 14). Las metáforas e imágenes de las obras maestras definen y redefinen la historia de la humanidad en su conjunto. Las obras originales poderosas se convierten en canónicas porque nos enseñan a ex perimentar, o por lo menos atisbar, el mundo y el ser humano de otra forma. Los grandes maestros de la creación son auténticos revolucionarios, crean arte y literatura ex nihilo.

El catedrático incendiario de Yale nos habla de la literatura con una pa sión al rojo vivo siempre encendida y excedida. Su genio está poseído por el entusiamo creador. Pensar el arte y la literatura desde el canon es asumir la fragilidad, caducidad y finitud del ser humano y sus creaciones. Es tomar partido por una selección siempre arbitraria, sesgada, contingente, pero que busca dar un salto a la dimensión transhistórica y vislumbrar la eterni dad de la creación originaria.

La angustia de las influencias (Caracas, Monte Ávila, 1973) devela la anatomía de las relaciones intertextuales que atra viesan las grandes obras. Nos ayuda a entender y atender la genealogía de la creación y recreación de las obras maes tras de todos los tiempos. Su exégesis del pensamiento gnóstico y religioso nos muestran a un creyente lúcido capaz de entender la tradición ancestral desde un presente desacralizado abierto al por venir. Sus obras periodísticas aportan reflexiones que trascienden la opinión dominante, movilizan a pensarnos.

Resultan memorables las controver sias con sus colegas e interlocutores de Yale como el gran Paul de Man y las polémicas con el mismo padre de la deconstrucción Jacques Derrida que en 1979 se publican bajo el título De construction and criticism (Continuum, London-New York); el debate que re cogen sus memorias es realmente rico, se lee con delicioso placer. Se trata de un texto seminal programático y para digmático que anticipa las discusiones críticas de la contemporaneidad.

Las opiniones de Bloom podrán pa recer totalitarias, pero en realidad son declaraciones de principios de un pen sador auténtico que hizo de la tradi ción literaria y estética la salvaguarda de una condición humana al borde del naufragio. Su evangelio laico consiste en la recuperación de una paideia estéti ca como arconte humano sacro. Harold Bloom es un gran crítico literario que ha hecho de la crítica literaria un au téntico ejercicio intelectual de recrea ción del sentido de lo humano frente a la debacle del mundo y del hombre.

24 DE OCTUBRE DE 2022 7
6 Por Sigifredo Esquivel Marín
Harold Bloom. Foto tomada de @TheLastSisyphus

Cine

Desayuno en Tiffany’s, mon ku Maixabel, la nueva película de Icíar Bollaínen el Cinema Utopia

[Una historia del perdón de los victimarios de ETA]

Icíar

Bollaín es quizás la directora cinema tográfica hispanoamericana más citada como herramienta pedagógica y sensibi lizadora. Sus películas de cine social o compromiso político -según el acer camiento que se prefiera- han recibido una amplia aceptación y discusión en tre los críticos especializados y los pro gramadores.

El pasado viernes 21 de octubre, Bo llaín presentó -invitada por la Asocia ción Contraluz de Aviñón, Francia-, en el Cinema Utopia de Aviñón (ubicado a un costado del inmenso Palacio de los Papas), su más reciente realización: Maixabel, estelarizada por Blanca Portillo y Luis Tosar.

Esta vez Bollaín entró al delicado tema del terrorismo del grupo vasco ETA que durante 50 años estuvo activo con rei vindicaciones comunistas y nacionalis tas contra el estado español, asesinando a personajes vinculados al gobierno o contrarios a sus principios ideológicos.

Pero no filmó una historia de ETA, sino que tomó la historia de Maixabel Lasa, viuda de Juan Mari Jáuregui, asesinado el 29 de julio del 2000 en Tolosa por tres miembros de ETA. Maixabel se convirtió en una de las personas que aceptaron, 10 años más tarde, entrevistarse con un grupo de encarcelados de ETA desde hacía tiempo y que se habían manifes tado arrepentidos de sus asesinatos y deseaban encontrarse con los familia res de sus víctimas para explicar y pedir perdón, “con la consigna de no justificar sus actos, porque eso no ayudaría al per dón”, comentó Bollaín en entrevista.

Estas entrevistas al principio orga nizadas dentro de la cárcel y después, cuando el gobierno de Rajoy las eliminó, en lugares diversos al momento de las permisiones de salida de los prisioneros, tenían el objetivo de ayudar a superar el dolor de atentados que las familias en ocasiones no entendían y nunca habían recibido explicación:

“[…] era fuerte, porque nunca se habían hablado. Así fue la filmación y el cuidado entre los dos actores, Tosar y Portillo, ambos grandes ac tores, sobre todo que Portillo se sentía intimidada por Tosar, yo misma me siento intimidada. Cuidamos que ellos no se encontrarán en ningún momento durante la filmación porque no se conocían, y quería guardar esa emoción del primer encuentro de dos grandes actores. Hicimos sus escenas juntos ya al final del rodaje, y esto permitió tener un poco de esa angustia del primer encuentro”, respondió durante la charla con el público la directora de También la lluvia (2010).

Bollaín tomó ciertas precauciones en la realización del guion tratando de centrarse únicamente en la historia de Maixabel para evitar tocar dos delicados asuntos: el nacionalismo y la política del estado español frente a ETA. Por eso, el paso por las cárceles, el trato dado a los prisioneros y la recreación del atentado se hacen sin dar espacio a diálogos maniqueos.

Los diálogos, escritos con la guionista Isa Campo, se nutren de las entrevistas he chas con los prisioneros y con Maixabel, y mostraron lo terrible que era el momento histórico de una avasalladora ideología y ahora, actualmente, son testimonios de la dura vida de esos exmiembros de ETA co locados entre dos fuegos: de un lado, la denuncia de asesinosvictimarios, y del otro, traidores al grupo por haber aceptado participar en el programa y renegar de ETA.

Ahora, con esta nueva película ¿cómo se puede definir el cine de la directora de Te doy mis ojos (2003) y colaboradora de Ken Loach en Land and freedom (1995), cine de autor, cine comercial, cine popular: de cine político o de cine social? Ella prefiere que se le trate de la manera en que pueda atraer el público a ver sus películas “que me inviten un viernes por la noche a ver una película al cine, y me digan vamos a ver una película de cine social, ‘Uff no dan ganas’, pero depende del país y del contexto. Mi cine funciona porque hace reflexionar, porque provoca emo ciones, y sé que en las escuelas y en la policía se utilizan para sensibilizar”.

LA GUALDRA NO. 548 // 24 DE OCTUBRE DE 20228
Maixabel, de Icíar Bollaín Fotograma de Maixabel. Icíar Bollaín, en Aviñón. Foto de Carlos Belmonte Grey.