Page 1

M ASONERÍA EN ACCIÓN

1

Boletín

MASONERÍA EN ACCIÓN PUBLICACIÓN OFICIAL DE LA GRAN LOGIA DE COLOMBIA

Año II - Número 12

PUBLICACIÓN MENSUAL

Septiembre 2016 e.·.v.·.

la obedieNcia, un pRincipio de L egAlidad

E

s normal escuchar en la Masonería, el aforismo filosófico Hermético “Como es arriba es abajo”, para dar a entender que tanto el cosmos como el ser humano a pesar de la distancia de miles de millones de kilómetros que nos separan, tenemos muchas cosas en común. Tanto el universo como el hombre hemos sido regidos por reglas y leyes que han permitido nuestra supervivencia aparentemente en equilibrio, en medio del caos. En efecto, a través de la historia, podemos establecer que ha sido la humanidad dentro de una organización social pre-establecida la que ha creado normas o reglas de comportamiento social para disminuir la incertidumbre frente a un entorno natural hostil, con el fín de obtener cada día, más posibilidades de supervivencia. Sin embargo, evolutivamente el hombre es en sí mismo un ingrediente esencialmente caótico. Seguramente por ello, es que el ser humano algunas veces rompe el orden establecido, debido a su naturaleza evolutiva, paradójicamente, para sobrevivir. www.granlogiadecolombia.co

Dentro del entorno social creado por la humanidad través del derecho escrito, se han promulgado normas, que tratan de mantener el orden y la armonía de los asociados, así por ejemplo tenemos reglas de comportamiento, de etiqueta, de protección de derechos humanos, reglamentos de propiedad horizontal y en fín, un sinnúmero de códigos que nos indican que el hombre es un ser social por naturaleza y como tal debe estar preparado para cumplir y seguir las reglas, enmarcadas dentro del principio de legalidad que rigen nuestra civilización. Toda asociación tiene sus leyes por las cuales se rige e impone a sus asociados deberes que cumplir. La Masonería como organización ecuménica y universal, no puede ser la excepción, está gobernada por normas de carácter escrito, como los “Landmarks” o antiguos límites, Constituciones, Estatutos, Reglamentos, Decretos, Resoluciones y diversidad de usos y costumbres, cuyo sendero o huella han trazado los masones denominados “hombres libres y de buenas costumbres”. Nosotros, bien lo sabemos, no enseñamos la violación de ley alguna, no olvidamos

M.∙.R.∙.G.∙.M.∙. José Domingo González–Rubio Rodríguez. @josedomingonza1

el respeto debido al orden y límites establecidos. De tal suerte que cuando hablamos de una “obediencia masónica”, nos referimos a una estructura que en– globa administrativa y filosóficamente a varias logias que libremente así lo deciden, son Talleres regidos por la normatividad masónica, cuyos representantes ante la Gran Logia, eligen al Gran Maestro, quien es el que preside la Obediencia. La misión de la obediencia masónica es velar por el cumplimiento de los principios y filosofía de la masoneGran Logia de Colombia


M ASONERÍA EN ACCIÓN

2

marks, la Constitución, leyes y reglamentos, dicho de otra manera ha de pertenecer a una Logia regular y practicar las virtudes sociales. Se hace necesario enfatizar que la palabra "regular", proviene del latín "regularis", que significa regla, es decir, de acuerdo a la norma prevista y por ende en la masonería se entiende por regular, lo que se ajusta a la regla, a la ley, a los usos y prácticas establecidas en ella. Dicho precepto es conocido entre los masones de lengua inglesa como legitimidad, que a justo título equivale a regularidad. Muchas cosas se han dicho sobre la masonería. El hecho de que sus rituales sean secretos, y que muchos sistemas políticos los hayan perseguido, ha ayudado a que esta organización iniciática haya despertado todo tipo de rumores y falsas mitologías.

ría, que lucha contra el dogmatismo, el fanatismo, la superstición y la intolerancia, entre otros problemas que aquejan a la humanidad, eso sí, con fundamento en las normas constitucionales y reglamentarias, que nos rigen. En la masonería universal existen obediencias masculinas, femeninas o mixtas, en nuestro caso la Gran Logia de Colombia está afiliada o confederada, desde su creación a la Gran Logia Unida de Inglaterra, que es un organismo superestructural y soberano que agrupa a Grandes Logias del mundo que aceptan y obedecen sus reglas. Por ende, La Gran Logia Madre y sus Grandes Logias confederadas son una obediencia de carácter masculino y al observar dichos códigos, las Grandes Logias y los masones que la integran obtienen su status de regularidad. Importante es precisar que existen asociaciones de Obediencias que se

llaman Confederaciones, como por ejemplo la Confederación Masónica Interamericana (C.M.I.) y la Confederación Masónica Colombiana (C.M.C.), de las cuales la Gran Logia de Colombia es miembro y las cuales también tienen sus normas y reglamentos para la participación armónica de los organismos y miembros que las integran. Por consiguiente, un masón será regular cuando ha sido iniciado conforme a los principios fundamentales (Landmarks), usos y costumbres de la Orden, cuando integra una Logia regular y satisface legalmente las obligaciones contraídas, estando en pleno goce de la totalidad de sus derechos masónicos. No se podría concebir un masón que no hubiera sido iniciado de acuerdo a las normas preceptuadas en el seno de la Orden, pero además es necesario que ajuste su modo de pensar, de vivir y actuar a los deberes previstos en los Land-

Debemos tener presente que la regularidad masónica, como concepto de derecho masónico, no es otra cosa que la conformación de la conducta a las normas legales aprobadas y vigentes en la Orden, Por ello el masón desde su ingreso y permanencia a la Orden, deberá ajustarse a la exacta observancia de las reglas pre–existentes. Por el contrario, entendemos por irregularidad masónica, los comportamientos y las acciones personales o corporativas contrarios a las normas del Derecho Masónico y a los usos y costumbres de la obediencia, la cual dentro del compromiso libremente adquirido de manera individual y como talleres, nos obliga legal y éticamente al cumplimiento y acatamiento de las normas y reglamentos que nos permiten el desarrollo de nuestro quehacer masónico en paz y armonía. José Domingo González–Rubio R. M.·.R.·.G.·.M.·. Gran Logia De Colombia

Masonería en Acción es una publicación de la Gran Logia de Colombia. – Todos los derechos reservados M.∙.R.∙.G.∙.M.∙. José Domingo González–Rubio Rodríguez – mail: granmaestro@granlogiadecolombia.co Oficina de Comunicaciones y Prensa - Director: Felipe Eljach Campillo – mail: info@granlogiadecolombia.co – Consejo Editorial: Ramiro Muñoz Carvallo, Rafael Camerano, Harold Giovanni González Bustamante, Marco Ruiz. Diseño Prisma Ediciones – Los conceptos emitidos en cada artículo son responsabilidad de sus autores. Para recibir este boletín en formato digital inscríbase a través de la página web: www.granlogiadecolombia.co La Gran Logia de Colombia – Fundada regularmente el 19 de febrero de 1.922

Gran Logia de Colombia

www.granlogiadecolombia.co


M ASONERÍA EN ACCIÓN

3

La Masonería es Paz ! Por: M.·.M.·. Luis A. Fajardo S. – Resp.·. Log.·. Giordano Bruno No. 34

L

a firma del “Acuerdo Final para a Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera” y la convocatoria al plebiscito por la paz, ha generado un gran dinámica en nuestro Orden. El tema de la defensa de la paz es cercano a nuestras más profundas convicciones masónicas por esta razón, varios de los talleres de este Or.·. han realizado conferencias y elaborado trabajos internos en sus respectivas LLog.·. Este proceso de paz fue iniciado por el presidente Juan Manuel Santos Calderón, a quien los principios defendidos por nuestra institución no son ajenos, ilustres familiares suyos han sido miembros de nuestra Orden y son nuestros QQ.·.HH.·. como el presidente liberal Eduardo Santos y su hermano, el columnista de El Tiempo, nuestro Q.·.H.·. Enrique Santos Montejo (Calibán), quien además era abuelo del Sr. Presidente.

el Ciudadano, fruto de la Revolución Francesa de 1789 y en la Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidad el el 10 de diciembre de 1948, proceso en el cual participaron QQ.·.HH.·. de los cinco continentes. Los masones somos, desde los orígenes de nuestra historia, profundos amantes de la paz y de

la búsqueda de salidas negociadas a los conflictos, incluso, a los conflictos armados. Por esta razón, de las múltiples actividades en las cuales los masones han realizado aportes significativos para el progreso de la humanidad, reflejo de ello es el hecho de haber ganando un sinnúmero de premios y condecoraciones. Sin embargo, queremos destacar a

Proceso de paz fue iniciado por el presidente Juan Manuel Santos Calderón.

Sin duda alguna, el proceso de paz con las FARC, la firma del acuerdo final y la convocatoria al plebiscito, han polarizado al país como pocas veces en su historia, las diferentes posiciones, incluso al interior de nuestra augusta institución, defienden con argumentos sus ideas. Es posible hacer una lectura del proceso de paz y posconflicto utilizando nuestros símbolos, muchos de ellos surgidos desde el comienzo de los tiempos. Los Masones hemos defendido nuestras ideas de Libertad, Fraternidad e Igualdad. La defensa de estos principios ha quedado reflejada en documento como la Declaración de Derechos del Hombre y www.granlogiadecolombia.co

Sin duda alguna, el proceso de paz con las FARC, la firma del acuerdo final y la convocatoria al plebiscito, han polarizado al país como pocas veces en su historia.

Gran Logia de Colombia


M ASONERÍA EN ACCIÓN

4

los QQ.·. HH.·. quienes han sido galardonados con el Premio Nobel, de física, química, médicina, literatura, economía, etc., pero el mayor número de estas condecoraciones, 18 Premios Nobel hasta le fecha, han sido concedidos a estos HH.·. por sus grandes contribuciones a la paz nacional e internacional y la búsqueda de la convivencia y el entendimiento universal. El primer Q.·.H.·. en recibir el premio Nobel de la paz fué el Suizo, HENRY DUNANT, en el año 1901, fué fundador del Comité Internacional de La Cruz Roja –CICR– quien es su famosa obra “Recuerdos de Solferino” sentó las bases del Derecho Internacional Humanitario y a pesar de reconocer la existencia de los conflictos humanos y de las guerras, concluyó, que incluso la guerra tiene límites, acabando de una vez por todas con ese viejo aforismo, utilizado para cometer las peores infamias: “en la guerra todo se vale”. Dunant es sin duda uno de los QQ.·.HH.·. más influyentes en la geopolítica de la guerra y la paz. Si, se acepta la existencia de conflictos y guerras pero el Q.·.H.·. Dunant nos enseñó que la conciencia del hombre, ese juez interior, ya no puede aceptar los crímenes de lesa humanidad, los crímenes de guerra y los genocidios cometidos durante ellas. El último masón condecorado con el premio Nobel de la Paz fue el Q.·.H.·. Barak Obama, por su posición respecto de disminución y gradual destrucción de las armas nucleares y las armas de fuego, además por consolidar varios procesos de paz y reconciliación internacional, aún sin éxito. Gran Logia de Colombia

Portada de Justicia Transicional y Construcción de Paz Cuadernos Paz a la Carta de la Fundación Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano, ISSN: 2248-6658 – Primera edición 2013.

Sin duda alguna el proceso de paz con las FARC, la firma de acuerdo final más la convocatoria al plebiscito, han polarizado al país como pocas veces en su historia, las diferentes posiciones, no las podemos calificar de buenas o malas, parecen no tener reconciliación. Sin embargo, por esta razón, queremos hacer una lectura a este proceso, a la luz de nuestra simbología, aquella surgida desde el comienzo de los tiempos y seguramente nos puede ser útil para preguntarnos ¿Cuál es el papel de la masonería en el posconflicto en Colombia? Uno de nuestras antiguas tradiciones es la Alquimia, entendida desde el mundo profano como un arte de antiguos “magos” quienes intentaban transmutar el plomo en oro. Nosotros, los hijos de la viuda, sabemos bien el significado espiritual de la

transformación buscada por nuestros ancestros alquimistas desde los tiempos de Mesopotamia, Egipto, Persia, India, China y América. Nuestro Q.·.H.·. Timothy Hogan, en su obra “Las Claves Alquímicas del Ritual Masónico” nos recuerda las palabras claves de los alquimistas: Unir y Transformar. Unir el plano físico con el espiritual, lograr transformar la piedra bruta en piedra cúbica, eso es la alquimia. Pero también podemos hablar de alquimistas sociales, es decir aquellas personas quienes intentan no solo transformarse a sí mismas sino también trasformar las sociedades, por ejemplo, transformarlas de una condición de guerra y muerte a una condición de Paz y Reconciliación. Esta categoría de hombres y mujeres –los alquimistas sociales– se cuentan por miles en nuestro país, www.granlogiadecolombia.co


M ASONERÍA EN ACCIÓN

Jano (Janus). Sus dos caras son el doble sentido del nombre mismo de “Juan”. Una cara es la plenitud del sol que mira hacia el pasado, y hacia aquello que ha recorrido. La otra es el potencial que ve hacia el futuro y hacia el camino que tiene por delante. Juntas, son equilibrio de transformación entre extremos opuestos: Nacimiento, crecimiento, plenitud, decaimiento, muerte, renacimiento.

nosotros los masones somos parte de ese grupo de personas, somos alquimistas sociales, por esta razón debemos colocar nuestro mejor esfuerzo en esta transformación. Otra de nuestras más queridas y profundas tradiciones nos habla del Dios JANO, EL BIFRONTE, el Dios romano de las dos caras, una de ellas mirando al pasado y la otra mirando al futuro. El dios Jano, es también el dios de las puertas abiertas. Los romanos le atribuían a este dios entre otras cosas, ser el inventor de las leyes y la agricultura. Pero especialmente decían, era el dios de los buenos inicios y de los mejores finales. La leyenda nos narra que el Dios Saturno, tras ser expulsado por su hermano Júpiter y convertido en mortal, fue a refugiarse a las tierras de Jano, rey de Lacio, en la actual Roma. Jano no solo le ofreció refugio al dios caído en desgracia, sino lo trató de manera generosa y cordial. Luego Saturno, el dios del tiempo, una vez recuperado en su divinidad, en agradecimiento, le otorgó a Jano la capacidad de observar al mismo tiempo el pasado y el porvenir para así poder tomar siempre la mejor decisión, por esta razón Jano es también el dios de la sabiduría. www.granlogiadecolombia.co

5

Creemos que podemos utilizar la simbología de Jano del Bifronte para intentar buscar soluciones creativas a este momento tan importante de la historia nacional en la cual los masones tenemos mucho que aportar. Jano es considerado el dios de toda transición, todo cambio pasa por él y debemos entenderlo como un dios que abre tiempos y puertas, también como un dios tejedor de oportunidades. La justicia transicional requiere buscar el equilibrio entre sus aspectos esenciales: la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición. Si utilizamos la simbología de Jano, para lograr este equilibrio, debemos realizar esa doble mirada. En primer lugar, mirar al pasado, para reflexionar sobre todas las muertes ocurridas a lo largo de este conflicto armado interno, compartir el dolor de los millones de víctimas, militares, civiles, niños, mujeres, ancianos, etc. El Informe “Basta ya! Memorias de Guerra y Dignidad” elaborado por el Centro Nacional de Memoria His-

tórica hace una objetiva mirada a ese pasado. Por ejemplo, esa mirada nos recordará que en los últimos cincuenta y cinco años de conflicto armado, 220.000 personas han sido asesinadas de las cuales, 166.069, fueron víctimas civiles. Pero también, en ese preciso instante, debemos mirar igualmente hacia el futuro, es decir, los sueños de una Colombia sin miedo de salir a cultivar la tierra por causa de las minas antipersona, los niños regresando a las escuelas, los empresarios vuelven a invertir en nuestro país, los dineros destinados a la guerra ahora los destinamos a la educación, salud y bienestar. Si la mirada hacia el futuro debe ser optimista pero no ingenua. Esa doble mirada nos permite tomar la más sabia decisión. Jano es el Dios de la sabiduría no por que pueda mirar al pasado y al presente al mismo tiempo, es sabio, mis Queridos Hermanos, porque a partir de esa doble mirada puede tomar las mejores decisiones en el presente, es decir, aquí y ahora. Es en este momento donde se requiere de sa-

“Basta ya! Memorias de Guerra y Dignidad”

Gran Logia de Colombia


M ASONERÍA EN ACCIÓN

6

biduría. ¿Cómo lograr la justicia tan anhelada por las víctimas; la verdad que necesitamos todos, la reparación a los millones de seres humanos quienes sufrieron las consecuencias de esta guerra y como garantizar que estos hechos trágicos no vuelvan a suceder en nuestro país? Justamente para responder a esta pregunta, una de nuestras herramientas más conocidas, nos puede ayudar a encontrar la respuesta, nuestro Compás Masónico, entre muchas de sus simbologías representa el equilibrio y la armonía. La Justicia transicional requiere de una alta dosis de armonía, conjugar de tal manera los cuatro elementos que la conforman para lograr el equilibrio entre ellos. Para lograr una paz estable pero sobre todo sostenible en el tiempo. Otra de nuestras herramientas simbólicas, la Escuadra. Esta es, junto con el Compás, otro de nuestros simbólicos más conocidos en el mundo profano, representa, entre otras muchas cosas, la capacidad, de reconocer que en lo huma-

no no existe la perfección y muchas veces nos equivocamos. Pero la escuadra también significa el deber de rectificar, de enderezar. La escuadra es la jueza de nuestra rectitud y conciencia, su veredicto, pero también de nuestra nobleza para reconocer nuestras equivocaciones. Los miembros de las organizaciones armadas ilegales, algunos empresarios, políticos, etc., quienes participaron de manera directa en esta guerra, tendrán la oportunidad de rectificar, de reconocer sus crímenes, de contarnos la verdad. El rectificar de nuestra escuadra es la posibilidad de pedir perdón a las víctimas, pero también de ser sancionados por estos hechos. Rectificar el camino, ese es un reto humano. Todas las herramientas anteriores deben ser utilizadas, inicialmente en un viaje a nuestro propio ser interior. Para este viaje utilizaremos otro de nuestros más importantes símbolos, el Ojo de Horus, también llamado “el ojo que todo lo ve”. Ese viaje, mis QQ.·.HH.·. es el más peligroso de

El Ojo de Horus se halla en el centro de cada uno de nosotros, es el símbolo de la conciencia del ser, este nos permite, no sólo ver la realidad sino interpretarla por medio de la razón y la inteligencia para tomar las decisiones más justas y equitativas.

Gran Logia de Colombia

El V.·.I.·.T.·.R.·.I.·.O.·.L.·. es un emblema de meditación que apareció en formas diferentes durante la Edad Media Baja.

todos los viajes, porque lo tenemos que hacer a través de nuestros temores, vicios, prejuicios y pasiones. El Ojo de Horus se halla en el centro de cada uno de nosotros, es el símbolo de la conciencia del ser, este nos permite, no solo ver la realidad sino interpretarla por medio de la razón y la inteligencia para tomar las decisiones más justas, equitativas y acertadas. Labor desde luego, nada fácil, en estos momentos tan trascendentales de la historia de nuestro país. Nuestra labor, como masones, hoy más que nunca, es viajar al interior de nuestra conciencia para combatir y rectificar nuestros, prejuicios y temores. Recordemos el significado de V.·.I.·.T.·.R.·.I.·.O.·.L.·., visita el interior de la tierra y rectificando encontrarás la piedra oculta. La Paz puede ser uno de los componentes de esa piedra oculta. La filantropía es una de nuestras permanentes obligaciones, está puede tener su origen, en el mito griego de Prometeo, cuentan que el dios Zeus había creado a unos seres primitivos quienes se negaban a evolucionar, eran perezosos, débiles e incultos. Después de un tiempo, Zeus decidió, con profundo dolor, destruirlas. El titán Prometeo, se enteró de la deciwww.granlogiadecolombia.co


M ASONERÍA EN ACCIÓN

sión del dios e inspirado por el amor más puro a la humanidad decidió desafiar a Zeus y salvar a estas criaturas. Nos entregó entonces dos regalos, uno, el fuego sagrado, el titán lo había hurtado del Olimpo, este representa el conocimiento, las habilidades, la tecnología, las artes y la ciencia; y el otro regalo fue la esperanza ciega, es decir, el optimismo aquel que surge cuando creemos en mejorar las situaciones adversas si nos esforzamos por alcanzarlas. Nada más contrario a los principios de la Filantropía que las barbaries y crímenes cometidos durante las guerras. Muchos masones creemos que ha llegado el momento de hacer uso del otro gran regalo del titán Prometeo, cuando creo la filantropía: La esperanza ciega, el optimismo capaz de lograr Paz en nuestro país. Finalmente, para algunos de nosotros, como masones, es importante otro símbolo, la creación del Egrégor en nuestros trabajos. Retomando uno de los principios herméticos proclamados en el Kybalion: “Todo es mente”, podemos decir, cada pensamiento produce una forma energética, generada por muchos factores algunos tipo emocional, biológicos, psicológicos, físicos, otros racionales y también simbólicos. El Egrégor es una manifestación colectiva de la energía. Nosotros los masones podemos crear un gran Egrégor con el símbolo de la paz. Organizar la realización de cadenas místicas en nuestras Logias donde circulemos la palabra “Paz”. Nunca como hoy, es más necesaria la energía de todos nosotros para el logro de la paz, sin duda alguna, es el mayor acto de filantropía que podemos realizar nosotros los masones en estos momentos. www.granlogiadecolombia.co

7

Chucho' Bejarano: 17 años después Por: Eduardo Bejarano –Respetable Logia Aquileo Parra Gómez, No. 2

Han sido 17 años de silencio, de recuerdos, ... de sentimientos que resultan comunes a quienes hemos tenido que vivir los efectos de la confrontación con las FARC. Era un frío miércoles en Bogotá. A eso de las 6 de la tarde sonó el teléfono. Era una persona cercana que afirmaba haber escuchado una noticia sobre un accidente que habría sufrido mi papá hacía pocos minutos, señalando que fue trasladado de urgencia a la Clínica Palermo. Con mi tía Luz Dary salimos hacia dicha clínica, sin entender que sucedía y tratando de minimizar la situación con mensajes positivos y mutuas palabras de aliento. Al llegar, el panorama no podía ser más desolador: vehículos de policía, el CTI de la fiscalía y diversos medios de comunicación apostados en la entrada de la clínica a la espera de la confirmación de alguna noticia. Y la noticia se confirmó: mi padre, de 53 años para ese entonces, había sido asesinado en la Universidad Nacional de Colombia. Desde ese 15 de septiembre de 1999 han transcurrido ya 17 largos años, en donde además del grato y afectuoso recuerdo de sus amigos y la comunidad académica, he sentido el verdadero significado de la impunidad, pues a pesar que se prometió por parte de las autoridades una “exhaustiva investigación”, a la fecha no hay ningún resultado concreto de dicho ejercicio investigativo, aunque diversas hipótesis y versiones sugieren que las FARC habrían ordenado la muerte de mi padre. Han sido 17 años de silencio, de ausencia, de recuerdos, de rabia, de tristeza, de frustración, sentimientos que resultan comunes a quienes hemos tenido el infortunio de vivir los efectos de la confrontación con las FARC. No ha sido nada fácil adoptar una actitud resiliente en vez de abrazar la violencia o la retaliación como formas de vindicación. Después de tantos años sin respuestas, el perdón consciente ha sido la única opción sensata para poder avanzar y superar este episodio, asumiendo una postura de reconciliación que, entre otras cosas, honre la memoria e independencia de pensamiento de Jesús Antonio Bejarano. En un discurso pronunciado en Ibagué en 1991 mi papá afirmaba: “Colombia ha empezado a transitar el camino de las transformaciones políticas y de los cambios institucionales, y ello ha hecho de la lucha armada un franco anacronismo como proyecto político. Quienes persisten en la violencia han sido notificados ya por la Nación entera que la vía insurreccional no tiene futuro… Es forzoso admitir que este país como está no le sirve a nadie, y por eso el cambio no lo detiene nadie”. Estas palabras describen con sorprendente claridad la coyuntura actual, en donde el país tiene la oportunidad histórica de empezar a construir un futuro distinto. El profesor ‘Chucho‘ Bejarano, como muchos lo conocían, creyó firmemente en el diálogo y la negociación como medios para construir consensos y lograr acuerdos que hicieran posible una solución negociada al conflicto armado. Creo que dadas las circunstancias y la naturaleza del acuerdo alcanzado, mi papá estaría del lado de quienes creemos en que después de tantas vueltas a la paz finalmente le llegó su hora. El próximo 26 de septiembre, con la firma del Acuerdo Final entre el Gobierno y las FARC, Colombia abrirá un nuevo capítulo en su historia y muchos colombianos empezaremos a cerrar nuestra propia historia. Gran Logia de Colombia


M ASONERÍA EN ACCIÓN

8

la paZ y la justicia traNsicional Por: V.·. M.·. Ramiro Borja Ávila – Ex Magistrado Auxiliar del Consejo de Estado – Respetable Logia Giordano Bruno No. 34

L

os colombianos se aprestan a votar el plebiscito para acoger o desechar el acuerdo final que suscriban el Gobierno Nacional y las FARC–EP, como resultado de las negociaciones para alcanzar la paz.

parte la sociedad sigue propiciando el odio, la violencia y la venganza. Hay que ser claros: el proceso de paz no es para alcanzar la justicia. Así la llamen “transicional”. Ese proceso es para alcanzar la paz. No la justicia. Si se tratara de hacer justicia, resultaría

pero impunidad. Y lo que llaman “justicia transicional” no es más que la consagración institucionalizada de la impunidad. Y la impunidad no es justicia. Por este motivo no es posible hablar de “justicia transicional”. La justicia es plena o no es justicia. Y precisamente por este motivo es que jamás debió hacerse ese planteamiento de paz con “justicia transicional”.

Lógicamente, todo el mundo sabe que la paz no es estampar las firmas en un documento, cualquiera que sea su contenido y quien quiera que sea el presidente que lo autorice. La paz es un Vista la realidad, presuproceso, muy complejo, puesto necesario para largo, difícil, que exige no acertar, hay que admitir solo silenciar las armas, que el estado, después de sino también perdonar, remás de medio siglo de hanunciar a la venganza, abrir ber sacrificado la paz para los corazones para darle imponer coercitivamencabida a la generosidad este la justicia y no lograrla piritual y cumplir lealmente (pese a todos los estilos con lo expresamente pacde gobierno), quedó en la tado y con aquello que de disyuntiva de persistir en buena fe favorezca la conlo mismo, o sea seguir sasecución y la consolidación crificando la paz, indefinide la paz. Todo ello a cargo damente, para imponer la de la sociedad en general, justicia, o cambiar ese doque es la que construye, loroso y sangriento propópreserva y disfruta la paz, La paz es un proceso, muy complejo, largo, difícil, que exige no solo silenciar las armas, sino también sito, sacrificando esta vez o la que impide o destruye perdonar, renunciar a la venganza. – Ilustracion tomada de: http://www.elcolombiano.com la justicia para alcanzar la ese proceso. La paz depenpaz. Y después de setenta de del partido o grupo político que absolutamente inadmisible rebajar o años de cientos de miles o de migobierna el país. Pero no exclusiva- sustituir las penas que prevé el orde- llones de muertes, desapariciones, mente. La paz también es la conse- namiento jurídico para castigar los torturas, robos, incendios, cilindros cuencia del comportamiento de los múltiples delitos cometidos dentro bombas y bombardeos, secuestros, partidos o movimientos políticos de las circunstancias del enfrenta- extorsiones, narcotráfico, minería que le hacen la oposición al gobier- miento: es injusto que mientras unos ilegal, lavado de activos, ocultano, pero de modo principal la paz seres tienen que pagar sus delitos miento de riqueza mal habida en depende de la voluntad y leal deci- asumiendo plenamente sus conde- paraísos fiscales, testigos falsos, tessión de los colombianos en general. nas, otros no tengan el mismo tra- tigos asesinados, huérfanos, viudas, No se alcanzará la paz, aunque to- tamiento. Toda rebaja, sustitución o miseria, pobreza, desplazamientos dos los políticos de uno y otro lado exoneración de la pena prevista en forzados, cordones de miseria en la proclamen al unísono, si por otra la ley, es impunidad. Total o parcial, las grandes ciudades, robos, atraGran Logia de Colombia

www.granlogiadecolombia.co


M ASONERÍA EN ACCIÓN

cos, delincuencia común y todo otro tipo de fechorías al amparo de la corrupción y la impunidad, este gobierno, como lo hicieron todos los anteriores, sin una sola excepción, tomó la decisión de luchar por alcanzar la paz, aunque haya que sacrificar la justicia. Tal vez sea muy duro hacer esta afirmación en forma tan simple y clara. Pero es la verdad. Sin embargo se anunció, probablemente como estrategia política, que se buscaría la paz dentro de un esquema de “justicia transicional” y esta última parte es la que ha enredado el proceso, porque dentro de la idea de que habrá paz y además se hará “justicia”, la gente no puede admitir que la expresión “transicional” sea

9

para enfrentar esta lucha fratricida entre hermanos y compatriotas, pues anticipadamente se sabe que no habrá justicia sino impunidad.

La confrontación armada que suscitó frentes legales e ilegales, hasta convertir buena parte de Colombia en un territorio de guerra.

sinónimo de impunidad; y siguiendo la idea de “justicia” la sociedad se niega a aceptar que haya exoneración, rebaja o sustitución de las penas que contempla la legislación penal para quienes delinquen.Si la sociedad comprendiera que para lograr la paz necesariamente hay que sacrificar la justicia, no seguiría discutiendo sobre si deben recibir “su merecido” quienes delinquieron

Lo que sí es evidente es que necesariamente habrá, no “justicia transicional” (pues ya vimos que esta no es “justicia”) sino que habrá un “régimen transicional”, con unas reglas pactadas que permitan posibilitar el incorporación de esa guerrilla a la sociedad. Así podremos convencernos de que es mejor cambiar esa triste y dolorosa historia de setenta años, para que cese el enfrentamiento cruel y caminemos por el sendero de la paz, aunque en el recorrido de este nuevo proceso histórico se encuentren espinas de toda índole.

refL exiones paRa el sí o el No Por: Alvaro R. Younes Arboleda. – Ex-Gran Maestro Gran Logia de Colombia.

"Que hermoso es habitar todos juntos en armonía." Salmo 33, del libro de Salmos.

L

a vida es tan corta, que odiar o cerrar los espacios para una mejor convivencia, consume la tranquilidad de nuestra existencia. Con relación a los acuerdos que han firmado los actores principales de la violencia en el país y con el ánimo de contribuir a la reflexión y discusión de los mismos, quiero expresar unas breves opiniones, sin el ánimo de ofender o criticar a alguien.

Es una cuestión de ideales, raíces iracundas y percepciones de gentes, pero lo seguro es que el dinero detrás de un Sí a la Paz o la continuidad de la guerra continuará fluyendo en las esferas del poder.

1. Los colombianos creemos que la violencia es generada solamente por la guerrilla, no, no es así, la generamos desde el estado, desde las aulas, desde las familias, pero solamente culpamos uno de los actores. Quiero resaltar que el único y ver-

dadero actor de los últimos 60 años en Colombia, se llama VIOLENCIA.... patrocinada por todos los colombianos, no solo por la guerrilla. No nos engañemos, no le coloquemos apellidos o alias, o cualquier otro remoquete que se nos ocurra.

www.granlogiadecolombia.co

2. Quitarle protagonismo a este actor, debe ser lo más importante para todos nosotros. Bajo esta violencia, se han escondido todo los males que tienen postrada a la nación. La corrupción, el narcotráfico, la impunidad, las bacrim y muchos otros facGran Logia de Colombia


M ASONERÍA EN ACCIÓN

10

tores desestabilizantes de la moral, la economía y la sociedad. Hemos dejado que ellos prosperen bajo nuestras narices. 3. Nadie debe exigir que la negociación sea perfecta, pues sería ingenuo que vamos a sentar a la mesa a un grupo que va a aceptar todo lo que queremos, sería muy ingenuo de nuestra parte, pero si es noble buscar que depongan las armas y contribuyan al desarrollo del país. Pensar de antemano que no van a cumplir o que su deseo es otro, es como si ellos pensaran que nosotros queremos desarmarlos para luego acabarlos o desaparecerlos. Cada quien piensa como quiere pero debe existir solo una política para ejecutar desde los objetivos de la convivencia y desarrollo del estado. Entender desde cada ser su visión, es un imposible inalcanzable para ejecutar su desarrollo. En otras palabras, darle gusto a todos, no es posible. 4. La PAZ, no es ausencia de conflictos, es tener un mejor método para

resolverlos. La PAZ no se logra sin el concurso de todos nosotros los colombianos, no es responsabilidad de un gobierno, es la exigencia de ser mas civilizados. Tener menos niños para la guerra y madres sufriendo, dedicar menos recursos al conflicto, y una mayor inversión en salud y educación, no será la paz verdadera, pero si una esperanza para las generaciones venideras y una nación menos violenta. 5. Tener un grupo armado menos, el principal de ellos, nos debiera alegrar y generar confianza. Que no van a pagar cárcel como queremos? que van a hacer política? que les van a dar un sueldo? y tantas otras dádivas, no debiera prevenirnos tanto, debemos involucrarlos para que la guerra sea de palabras y no de balas, irle quitando a los colombianos el uso de la violencia y donde todo se arregla a tiros, es una obligación. para una mejor comprensión les transcribo un mensaje que me llegó. Algunos dicen que si votan SÍ, nos

Nadie debe exigir que la negociación sea perfecta, pues sería ingenuo que vamos a sentar a la mesa a un grupo que va a aceptar todo lo que queremos.

Gran Logia de Colombia

van a poner a comer mier..., Les pregunto a qué sabe la guerra, a Nucita o Alpinito?. 6. Pensar diferente en este país, es peligroso, lo acosa hasta la familia, pero realmente debemos darnos un espacio diferente, debemos refrescar las ideas y la vida, debemos emprender el cambio de actitud para lograr que los demás lo hagan, no solo en esta coyuntura del plebiscito. Existen tantas razones para el sí, como para el no, pero no dejemos que nos apasione tanto el tema que se nos convierta en un remolino del cual no salimos y nos asfixia. 7. Estamos involucrados innecesariamente a que los grupos de opinión nos señalen el camino, estamos enredados en los detalles de la negociación, culpamos y nos asustamos que nos pase igual que a los vecinos, estamos viendo solo el árbol, no estamos apreciando el bosque. No estamos oyendo el clamor y la opinión de las víctimas, porque tanta negación?. 8. Sé que nos hemos polarizado en la opinión y como país, un detalle más que no nos permite la reflexión, se dice SÍ o NO, desde la óptica de un presidente o un expresidente, como si fueran dueños del argumento para la convivencia, no nos dejemos involucrar en esas pasiones, definamos la ruta de país como responsables del futuro de nuestros hijos y de una Colombia maravillosa. Ahora para finalizar, quiero resaltar que los últimos 12 presidentes de la república intentaron hacer la paz. Nunca hubo confianza entre las partes, ahora sí, con condiciones, pero la hay. Debemos aprovechar esta circunstancia o debemos dejar pasarla?. En sus decisiones estaremos inmersos.

www.granlogiadecolombia.co


M ASONERÍA EN ACCIÓN

11

la difeRencia coMo coMplemento Por: Elquin A. Infante Martínez – Ven.·. Maest.·. Resp.·. Log.·. Galileo Galilei No. 23

E

n el transcurso de su historia, la humanidad ha pasado por diferentes acontecimientos que reflejan una dualidad de extremos. De esta forma hemos visto a los hombres divididos en diversas ocasiones por razones políticas, religiosas, económicas, sexuales, de raza, entre muchas otras. Estas divisiones han encontrado cabida constantemente en el desarrollo de la raza humana y Colombia no ha sido ajena a ellas. Vemos entonces como desde el comienzo mismo de la historia colombiana, ésta se escribe con la tinta del conflicto. Patriotas y Realistas en el momento de la independencia de Colombia, Centralistas y Federalistas en la etapa de la Patria Boba, Santanderistas y Bolivarianos (o Bolivaristas) en la etapa postconstitucionalista de Colombia, Conservadores y Liberales en la guerra de los mil días, entre otras; y actualmente partidarios del SÍ y del NO al plebiscito de “refrendación” de los acuerdos de la Habana entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC.

Patriotas y Realistas en el momento de la independencia de Colombia, Centralistas y Federalistas en la etapa de la Patria Boba, Santanderistas y Bolivarianos.

Estos y otros conflictos, a mí parecer, se generan en la medida que se entiende la diferencia como una afrenta. En el momento en que consideramos como enemigo a aquél que tiene una postura política, religiosa o cualquier otra distinta a la nuestra, nos cerramos a cualquier conocimiento o sabiduría que podríamos

La diversidad e intercambio de ideas no genera por sí misma la violencia y el conflicto, dicho conflicto se genera cuando se produce el fanatismo. www.granlogiadecolombia.co

obtener de él, y determinamos como única opción su sometimiento a lo uniforme. De esta forma eliminamos la diferencia y con ello al enemigo. Pero la diferencia no es el enemigo, sino por el contrario, el motor de la evolución. Es precisamente por haber existido en la historia personas y sociedades con un pensamiento diferente a los de su época, que la humanidad en conjunto ha podido evolucionar. Sin un Galileo Galilei que estudiara el movimiento de la tierra alrededor del sol, cuando en su época no había lugar a un pensamiento en contra, continuaríamos creyendo que el sol gira alrededor de la tierra. Sin todos aquellos motores de evolución que se arriesgaron a ser diferentes, la historia de la humanidad sería uniforme y estática. Posiblemente seguiríamos creyendo que las personas de color no tienen alma o que las mujeres son seres incapaces. Gran Logia de Colombia


12

M ASONERÍA EN ACCIÓN

En este sentido, la diferencia no es razón y los argumentos, y se convier- Cuando nuestras opiniones dejan de el enemigo, sino el complemento. te en un asunto de fé. estar fundadas en la razón y en los arNo podría existir la izquierda sin su Efectivamente, en la defensa de nues- gumentos, las opiniones en contrario opuesto, la derecha, al igual que no tras opiniones, podemos creer tan dejan de ser un insumo para el crecipodríamos hablar de “arriba” sin que fuertemente que llevamos la razón, miento intelectual y se convierten en existiera un “abajo”. En la misma línea que incluso argumentos y pruebas ra- un ataque personal. En efecto, la dede pensamiento, la suma de todas zonables de nuestro error no son su- fensa de una opinión puede generar las fuerzas en la naturaleza es igual ficientes para hacernos reflexionar. A en su autor un apego emocional, a tal a cero y la tercera Ley de Newton manera de ejemplo, la Iglesia Católica punto que un argumento en contranos dice que a cada acrio no se percibe como una ción siempre se opone oportunidad de reflexión y una reacción igual pero crecimiento, sino como un de sentido contrario. En ataque a su autor. El abaneste orden de ideas, para dono de la razón y el abraque algo exista es necesazo a la creencia, hace que rio que también exista su el autor pierda la distancia contrario. Así, quien tiene entre su opinión y su idenuna opinión diferente a la tidad. Es en este momento nuestra no es nuestro eneen el que el diferente se migo, sino el complemento vuelve enemigo. de nuestro pensamiento, En la coyuntura nacional cuya comprensión del priactual, encontramos al país mero nos permite entendividido en dos posturas: der mejor el segundo. Sin Como masones repetimos en diferentes ocasiones que defendemos el libre pensamiento y el una que apoya los acuerdos entender su opuesto, no respeto por la opinión opuesta. concertados en la Habana podríamos comprender un entre el Gobierno y las FARC determinado concepto en y otra que rechaza los missu totalidad. mos. No obstante ambas Así, quien tiene una postura distinta a la de un determinado grupo de personas, no por ello tiene intención de hacer daño a dicho grupo. La diversidad e intercambio de ideas no genera por sí misma la violencia y el conflicto, este se genera cuando se produce el fanatismo. Es decir, cuando hay un apasiona- Caricatura tomada de:http://www.las2orillas.co miento desmedido en la defensa de opiniones y rechazamos de antaño tenía tanta seguridad en su cualquier planteamiento en contra- creencia de que el sol giraba alrederio, por más razonable que este sea. dor de la tierra, que obligó a Galileo El apasionamiento, en principio no Galilei a retractarse de su opinión es perjudicial, se vuelve desmedido científica. Ejemplos como este podey dañino cuando la defensa de una mos encontrar a lo largo de la historia opinión deja de estar forjada por la y geografía mundial. Gran Logia de Colombia

posturas están compuestas por colombianos de bien que quieren lo mejor para su estado. De igual forma, ambas opiniones tienen argumentos que invitan a la reflexión y que permiten tomar una decisión informada. Son dos opiniones diferentes que mientras se basen en argumentos y en la razón, alejadas del sentimiento y el fanatismo, son complementarias y que en conjunto permiten la consecución del objetivo común. Como hombres libres y de buenas costumbres, debemos acudir a las urnas y votar por la opción que razonablemente encontremos adecuada. Dewww.granlogiadecolombia.co


M ASONERÍA EN ACCIÓN

bemos informarnos y dejar a un lado prejuicios fanáticos que nos inclinan por el sentimiento hacia una postura u otra. El control de esos sentimientos y el respeto por la razón basada en argumentos nos permitirá llegar a una decisión informada y objetiva. Como masones, debemos ser agentes del respeto en los diferentes debates, no solo a través de nuestro ejemplo, sino también exigiendo el mismo. Si la masonería esgrimiera una bandera en la coyuntura nacional, considero que debería ser la del respeto por la opinión ajena. Debemos defender el derecho de expresar la voz contraria como elemento esencial de la evolución. Si bien no tenemos obligación de cambiar nuestra opinión, masónicamente tenemos la obligación de escuchar la postura opuesta y asimismo –recurriendo al símbolo del cáliz amargo y el cáliz dulce– es nuestro deber encontrar lo útil en las opiniones contrarias. Bien lo dijo Galileo Galieli, “nunca he conocido a una persona tan ignorante que me resultase imposible aprender algo de ella”. Así, tomando conciencia de lo necesario de la existencia de la postura del SÍ y del NO, independientemente del resultado del plebiscito, si al mismo se llega a través del respeto e igualdad de oportunidades entre las diferentes posturas, habremos evolucionado. Finalmente quisiera invitar a una reflexión, como masones repetimos en diferentes ocasiones que defendemos el libre pensamiento y el respeto por la opinión opuesta. Para ello, parafraseamos la celebre máxima atribuida a Voltaire: no comparto tu opinión, pero daría mi vida por defender tu derecho a expresarlo. Frente a esta máxima ¿Cuántos hermanos partidarios del Sí o del No en el plebiscito, estarían dispuestos a dar su vida para que su opuesto pueda expresar su opinión? www.granlogiadecolombia.co

13

Verdad, justiciA y reparacióN Por: Mauricio Fabián Otero S. – Gran Orador Fiscal – Gran Logia de Colombia

E

scribir acerca de una oportunidad democrática para tomar decisiones que nos afectan como país, podría significar un tema fácil de abordar, sin embargo hacerlo desde los principios masónicos pasa de ser delicado y lleno de exigencias. La tolerancia a las ideas de los demás y en especial a las ideas con las que no se está de acuerdo, resulta un imperativo para la razón, para el análisis y sobre todo para la construcción de la verdad, no como imposición sino como el resultado del ejercicio de la inteligencia. Qué tan apasionado, cuando no imprudente, resultaría adherir a la propuesta del plebiscito sin antes realizar un análisis, que necesariamente debe comenzar verificando la idoneidad de ese mecanismo constitucional como herramienta para la reforma que promueve el actual gobierno, y luego si, adentrarse en los detalles de lo acordado en La Habana. La idea de acudir al “Pueblo Soberano” con el propósito de que decida con un simple monosílabo lo que fue decidido ya, por dos partes, en cuatro

La tolerancia a las ideas de los demás y en especial a las ideas con las que no se está de acuerdo, resulta un imperativo para la razón.

años de discusiones privadas, no deja de ser una manera más de demostrar la increíble desconfianza que le tenemos a la voluntad popular y de cómo preferimos su autorización a su opinión, y esta última siempre y cuando sea entregada de la manera más breve posible: SÍ o NO. En contraposición, la Masonería en Colombia, se ha preocupado por la construcción de la sociedad desde sus bases, prueba de ello es la materialización de sus principios en proyectos pedagógicos como el de la Universidad Nacional o la Universidad Libre, que sin ser los únicos, si resultan de suma importancia por su antigüedad y cobertura. Sabemos que la dignidad humana pasa necesariamente por la dignidad de los pueblos y que su ignorancia sigue siendo una excusa, que se mantiene perversamente en el tiempo, fomentada hoy por la desinformación, como una manera moderna, para darle vida artificial a los autoritarismos y las ideologías de extrema. Desde el punto de vista del plebiscito como mecanismo de reforma constitucional, se hace pues necesario dejar una constancia histórica, consistente con la desconfianza como forma de interrelación del statu quo hacia una parte de la sociedad que es irónicamente, la que paga el grueso de los impuestos, manda a sus hijos a prestar servicio militar, invierte sus energías en el trabajo honesto como elemento primordial en la construcción de una sociedad justa, y que es la misma que hoy lidera el perdón desde el ejemplo de la reconciliación. Nótese que han sido quienes padecieron el flagelo del secuestro en carne propia o el de sus seres queridos, o los que han tenido que enterrar a sus familiares; en fin, las verdaderas Gran Logia de Colombia


M ASONERÍA EN ACCIÓN

14

víctimas del conflicto en Colombia, quienes han salido, ante esta coyuntura, a dar ejemplo de perdón. Algunos nombres como el de Clara Rojas, la madre de Emanuel, Alan Jara el ex gobernador, Fabiola Perdomo, esposa de Juan Carlos Narváez ex diputado del Valle fallecido; todos ellos, desde sus vivencias, desde su dolor, han dado ejemplo al gritar a viva voz :“ La Venganza no es el camino”. En un espacio limitado como el de esta columna, resulta razonable sugerir y resaltar puntos de vista de personalidades políticas del talante de Martin Schulz Presidente del Parlamento Europeo, Ban Ki-moon Secretario General de la ONU, académicos de la talla de Juan Carlos Henao Rector de la Universidad Externado de Colombia o intelectuales como Mario Vargas Llosa Premio Novel de Literatura, quienes se han unido a voces como las del General Mora o la del General Naranjo, ambos antaño valientes adversarios de las FARC; o las de empresarios como Sarmiento Angulo quien representa legítimamente al sistema financiero colombiano, o las de infinidad de otros Colombianos que lejos de ser “Castro Chavistas”, se han tomado el trabajo de mostrar, desde sus puntos de vista y con argumentos que vale la pena revisar; como la aprobación de los Acuerdos de Paz con las FARC, son una necesidad apremiante para el fortalecimiento de nuestra sociedad. Indudablemente el plebiscito es una imposición y el mecanismo menos democrático para acabar con el conflicto armado interno, y es precisamente por esta razón por la que solo cobija a las FARC como su actor más importante pero no el único; sin embargo resulta ser un mecanismo al fín y al cabo, y el único en el que la institucionalidad ha convergido en el propósito de repensarse de forma voluntaria y pacífica. Gran Logia de Colombia

Trasladar el campo de batalla a la arena política y, al menos 15 mil fusiles en igual número de argumentos sobre los que debemos pensar un país incluyente, resulta ser simplemente civilizado y esto más allá del temor que genera en algunos sectores, el brindar condiciones electorales transparentes o que por fin se conozcan los pormenores de una guerra, sin que diferentes versiones sobre lo acontecido puedan ser extraditadas o silenciadas. Pretender que la justicia necesariamente implique cárcel y su ausencia impunidad, no supera la prueba de la realidad que se constata todos los días en lugares que son palacetes para quienes cuentan con los botines saqueados al erario y pueden comprar la servidumbre de otros tantos sometidos al hacinamiento y la humillación. La angustiosa situación carcelaria del país y su franca incapacidad para rehabilitar la población delincuencial

es, no solo una verdad a gritos, sino una problemática que reclama del Estado un enfoque orientado a las causas y no solamente a los efectos. Por último, la reparación inicia con el cese de las actividades que victimizan al pueblo colombiano y esta realidad se ha venido constatando en las cifras que ya arrojó el cese al fuego unilateral, luego el desescalamiento de la violencia y ahora el cese bilateral de las hostilidades, todos estos resultados indudablemente nos han generado seguridad, sin que para ello tuviéramos necesariamente que pasar por los desplazamientos y el ruido de las motosierras. Hoy, más que siempre se hace necesario que sigamos buscando la verdad, la justicia y la reparación, que seamos generadores de conciencia, identidad y cultura en la sociedad y que aportemos en la construcción de espacios de libertad, igualdad y fraternidad que promuevan la dignidad de los colombianos… en PAZ.

Hoy, más que siempre se hace necesario que sigamos buscando la verdad, la justicia y la reparación, que seamos generadores de conciencia, identidad y cultura en la sociedad y que aportemos en la construcción de espacios de libertad, igualdad y fraternidad. www.granlogiadecolombia.co


M ASONERÍA EN ACCIÓN

15

Actividades Masónicas La Venerable Matrona, Amanda Torres Villamil del Capítulo Santafé de Bogotá No. 1 de la Orden de la Estrella de Oriente, invita a los QQ.·.HH.·. cuñadas y sobrinos al Recital Poético Musical, con reconocidos artistas, para la recolección de fondos, el valor del bono es de $ 25.000, los cuales van a ser utilizados en darle continuidad a las obras benéficas que la Orden ha venido desarrollando desde su establecimiento en Colombia en el año 1999 y que se presentará el día 29 de septiembre, en la Gran Logia de Colombia a las 7:00 pm. Mayor información en la página web www.granlogiadecolombia.co.

Esta Gran Maestría ha conformado una comisión para la planeación de la celebración de los 300 años de la Masonería Universal en la Gran Logia de Colombia, la cual transcurrirá a lo largo de todo el año de 2017, mediante una circular se invitarán a todos los Talleres, VV.·.MM.·. y miembros de este Gran Oriente a participar y unirse a esta gran celebración con ideas y actividades que se puedan realizar durante este acontecimiento, deberán dirigirse a la oficina del Gran Secretario V.·.H.·. Marco Fidel Gélvez Acevedo para coordinar con la comisión la logística a seguir.

Con gran éxito se ha venido adelantando la realización de los trabajos conjuntos de los diferentes talleres que trabajan los días miércoles y jueves, cuyos trabajos se han visto enriquecidos con la participación de todos los miembros y la lecturas de los trazados presentados en las tenidas, se invita a las logias que trabajan los días lunes y martes se unan a esta iniciativa.

www.granlogiadecolombia.co

la paz cansada Luis Florez Berrío

La paz no tiene paz, nació cansada, Creció enfermiza y navegó en la sombra, Dios que la quiso tanto no la nombra Y en sus milagros la dejo olvidada. Todos la piden blanca y es morena.... Desconoce la voz de los pastores; No ha podido apoyarse en los amores Ni desprenderse de su propia pena. La paz ni en los ministros parroquiales Con su bíblico símil de paloma; La paz ni en la penumbra que se asoma Callará sus lamentos desiguales. No la tiene el poeta ni el gitano, Ni el mago ni el monarca ni el coloso; Ni siquiera la tiene el perezoso... O el enfermo... o el triste... o el profano. ¿Qué ha sido nuestra paz...? ¡Puerto sitiado! barandal de impresión, Fragmento raro, trapecio de crueldad, costa sin faro y efímero capricho desvirtuado! La paz en su desplante de querella, Fingiose catedral de fantasía; Y el hombre dios que de la paz venía Nació sin paz y falleció sin ella.

Gran Logia de Colombia


M ASONERÍA EN ACCIÓN

16

Actividades Masónicas Con gran alborozo recibimos a los nuevos aprendices, compañeros y maestros de las Respetables Logias Aquileo Parra Gómez No. 2 y Arte y Cultura No. 52, que en ceremonia solemne, celebraron este acontecimiento. En total fueron 6 iniciaciones de la Logia Artey Cultura No. 52 y 9 iniciaciones, 6 aumentos de salario y 2 exaltaciones de la resptable Logia Aquileo Parra Gómez No. 2.

El Q.·.H.·. Rafael Camerano Fuentes de la Respetable Logia Pitágoras No. 28, ha empezado a dictar el Taller “La Arqueoastronomía y los Símbolos Masónicos” todos los jueves a partir de las 6 de la tarde en la Mansión Kopp, sede de la Gran Logia de Colombia, el taller es abierto a todo el público interesado en el tema. Mayor información en la página www.granlogiadecolombia.co

La Respetable y Benemérita Logia Luz del Medio No. 357, está en el proceso del levantamiento de sus columnas, con el apoyo de la Gran Maestría, está conformada por VV.·.HH.·. que se les dificulta llegar a este punto geométrico por las condiciones de salud, problemas de desplazamiento y seguridad, debido a la hora de salida de los trabajos de sus logias madres, por lo tanto como su nombre lo indica empezarán sus trabajos a mediodía.

Por medio de la escritura pública número 3656 del 8 de sept. de 2016, se firmó en la Notaría 1a, el documento dónde se adquirió el 33% faltante del predio (la muela), quedando la Gran Logia de Colombia en posesión del 100% del mismo. Gran Logia de Colombia

El día 15 de Septiembre, El M.·.R.·.G.·.M.·. de la Gr.·. Log.·. de Colombia José Domingo González–Rubio Rodríguez, convocó a todos los VV.·.MM.·. de las Respetables Logias y a los miembros del Concejo de Luces a una reunión, con la asistencia masiva de más del 90% de las logias que conforman este Oriente, para tratar los siguiente temas: Informe de la adquisición total del predio (muela), informe de la tesorería, preparativos para la celebración de los 300 años de la Masonería en este Or.·., coordinar una conferencia magistral sobre la paz, entre otros temas.

El día sábado 24 de septiembre, durante la celebración del quincuagésimo aniversario del levantamiento de columnas de la Respetable Logia José Hilario López No. 20 y con el acompañamiento de las Respetables Logias Estrella del Huila No. 31 y Galileo Galilei No. 23, hicieron un homenaje al General Colombiano José Hilario López, quien fuera presidente de la República entre 1849 y 1853, en el municipio de Campoalegre (Huila) sitio de su fallecimiento. El M.·.R.·.G.·.M.·. de la Gr.·. Logia de Colombia, José Domingo González–Rubio Rodríguez en compañía del Diputado Gran Maestro Harold González Bustamante, el Gr.·. Ecónomo Carlos Rueda y el Gr.·. Tesorero Carlos Forero, le fué entregada una placa al V.·.H.·. Néstor Raúl Sánchez Baptista, en reconocimiento a la excelente trayectoria en su vida académica. www.granlogiadecolombia.co

Boletin Masonería en Acción No. 12  

Publicación Oficial de la Gran Logia de Colombia con sede en Bogotá. Esta publicación es mensual.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you