__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

AÑO 1 NÚMERO 6

E L E C O L O G I S TA

1


CONTENIDO 04

Equilibrio Ecolรณgico: Lograr Estabilidad Ambiental entre el Hombre y la Naturaleza

13

JUSTICIA EN EL MEDIO AMBIENTE

2

09

Justicia en el trato a los seres vivos y elementos naturales

17

LA IMPORTANCIA DE PERTENECER AL VERDE


E L E C O L O G I S TA

El Ecologista año 1 número 5 Enero - Marzo 2019

Consejo Editorial:

EL ECOLOGISTA

José Alberto Couttolenc Buentello

Periódico Oficial del Partido Verde Ecologista del Estado de México

Francisco Javier Serrano González

Ian Karla Shleske de Ariño

Es una publicación trimestral, editada y distribuida por el Partido Verde Ecologista del Estado de México; con domicilio en República de Belice #109 Colonia Américas C.P. 50103, Toluca de Lerdo, Estado de México. Tel. 01 (722) 9147892 https://partidoverdeedomex.org/, hola@partidoverdedomex.org

3


E L E C O L O G I S TA

Equilibrio Ecológico:

LOGRAR ESTABILIDAD AMBIENTAL ENTRE EL HOMBRE Y LA NATURALEZA

L

a humanidad ha intervenido el medio ambiente con sus actividades que alteran y transforman los recursos naturales, los ecosistemas, los hábitats, las áreas verdes, el agua, el aire, el suelo, la flora y la fauna. El hombre con su desarrollo económico, industrial, científico y tecnológico; está impactando el entorno natural dando origen a cantidades de problemas ambientales globales como la contaminación ambiental, el cambio climático y el calentamiento global que producen desequilibrios ecológicos que afectan la calidad de vida de las sociedades y del planeta tierra. Por esta razón, toda la humanidad está llamada a detener la problemática ambiental y buscar alternativas que permitan lograr un equilibrio entre el hombre y la naturaleza para un desarrollo sostenible que permita satisfacer las necesidades presentes sin comprometer los recursos de las futuras generaciones.

4

El equilibrio ecológico es la estabilidad y relación armónica entre el hombre y los seres vivos con su medio ambiente. Es decir, es lograr que el hombre conviva en paz con todos los elementos del medio ambiente tanto para la supervivencia humana como la de la diversidad de especies que habitan en la tierra. Es el equilibrio de toda la humanidad con los recursos naturales y es mantener la cadena alimenticia de las especies para una estabilidad ecológica. El equilibrio ecológico es la relación entre el subsistema humano, natural y construido, donde el hombre desarrolle sus actividades y proyectos de forma sostenible con los recursos del medio ambiente. Es reducir y minimizar los impactos ambientales que modifican los entornos y producen desequilibrios en el planeta como los fenómenos naturales que repercuten en la calidad del ambiente.


E L E C O L O G I S TA

Las sociedades humanas desde su aparición, tuvieron que interactuar con el medio ambiente en que vivían, y extraían de él los recursos que necesitaban (alimento, energía, ropa, calzado, alojamiento etc.) para sobrevivir. El hombre no sería superior a la naturaleza. Esta interacción, el hombre la llevaba a cabo a través del trabajo. Tuvo a su vez un desarrollo en ciertas etapas relevantes tales como:

Periodo Paleolítico: • En la edad de piedra los hombres eran nómadas, buscaban comida para sobrevivir, y se alojaban cerca de ríos y lagos, la fauna era abundante. • Relación ecológica de “predación”, es decir el hombre era un cazador recolector, y como tal, al alimentarse de otras especies les causaba cierto prejuicio.

Periodo Neolítico: • Se descubre la agricultura y el pastoreo • El hombre pasa en una relación de predación a una relación simbiótica (ambos individuos obtienen beneficios para su supervivencia) • Sedentarismo • Aumento de la población y demanda de recursos • Biocentrismo

5


E L E C O L O G I S TA

Edad Antigua: • Surgimiento y desarrollo de la vida urbana • Poderes políticos centralizados en manos de reyes, de da la conquista • Revolución agrícola • Sociedades marcadas por la estratificación social • Surgimiento de las primeras civilizaciones • Crecimiento de la población • Excedente agrícola • Propietario – esclavo •Pensamiento antropocéntrico del proletariado, comienzan a dominar los recursos naturales

Edad Media: • Caída del imperio romano • Aumento de la población, hambre, epidemias, guerras • Gran Deforestación, sobreexplotación de minería, agricultura y pastoreo

Edad Contemporánea • Consumismo capitalista • Perdida de la biodiversidad, sequias • Perforaciones en la capa de ozono • Emisiones de contaminantes altamente tóxicos a la atmosfera • Pobreza

6


E L E C O L O G I S TA

El equilibrio ecológico es la estabilidad y relación armónica entre el hombre y los seres vivos con su medio ambiente. Es decir, es lograr que el hombre conviva en paz con todos los elementos del medio ambiente tanto para la supervivencia humana como la de la diversidad de especies que habitan en la tierra. Es el equilibrio de toda la humanidad con los recursos naturales y es mantener la cadena alimenticia de las especies para una estabilidad ecológica. Sin duda alguna, se debe conseguir ahora mismo el equilibrio ecológico por medio de medidas y acciones sostenibles con el medio ambiente, donde la humanidad fomente y promueva principalmente: • La educación ambiental de las presentes y futuras generaciones, para conocer, cuidar y valorar el medio ambiente. • El desarrollo de proyectos de conservación y mantenimiento ambiental. • Las evaluaciones de impacto ambiental en todas las actividades humanas. • El saneamiento ambiental de los ecosistemas y espacios urbanos. • La sostenibilidad ambiental. • El uso racional y consciente de los recursos aire, agua, suelo, flora y fauna. • La conservación de la biodiversidad, los ecosistemas, hábitats y ambientes naturales. • Los hábitos y valores ambientales. • La agricultura ecológica. • La tecnología ambiental. • El turismo ecológico. • La movilidad sustentable. • El compostaje.

• El invernadero. • La lumbricultura • Los huertos urbanos y escolares. • Los huertos urbanos y escolares. • La construcción o arquitectura sostenible. • Los productos ecológicos. • Las energías renovables. • La gestión integral de los residuos sólidos. • La gestión y evaluación ambiental. • El reciclaje. • Las 3r como Reducir, reciclar y reutilizar. • Proyectos ecológicos. • Innovaciones ambientales. • La salud y calidad de vida. • El desarrollo económico sostenible. Es sí, son muchas las medidas con la que la humanidad debe comenzar a revertir los daños que le ha causado a la naturaleza y luchar contra la contaminación ambiental, la lluvia ácida, el efecto invernadero, el cambio climático y el calentamiento de la tierra como los mayores problemas ambientales que producen desequilibrios ecológicos. Toda concepción de desarrollo que proponga y oriente la actividad económica y social hacia determinados objetivos, ignorando el contexto ambiental del sistema social, tarde o temprano llevará a un proceso de deterioro del medio natural que, en el largo plazo, frustra el logro de los objetivos socioeconómicos. Por consiguiente, en el largo plazo, las consideraciones de 7


E L E C O L O G I S TA orden ambiental no pueden ser ignoradas so peligro de que el proceso de desarrollo se vea comprometido. Por otra parte, una concepción estrictamente ecologista o ambientalista, que haga abstracción del sistema social, sus conflictos en términos de poder, sus desigualdades y sus desequilibrios, ocasionará también un deterioro del medio ambiente, al no considerar los factores causales de orden social y económico que dan origen a este deterioro y al aplicar criterios de racionalidad ecológica ajenos muchas veces a los objetivos sociales. Así, por un lado, la sociedad opulenta explotará al máximo el medio ambiente para satisfacer necesidades suntuarias o superfluas, mientras que los más necesitados lo deteriorarán en su afán de preverse con el mínimo requerido para subsistir. Los objetivos de desarrollo económico y social deben sustentarse en un manejo adecuado del medio. Más aún, el medio ambiente es el conjunto de recursos que pueden ser explotados con racionalidad económico-social y ambiental, para el logro de objetivos de desarrollo válidos a largo plazo. Aceptando este enfoque, se llega a un concepto de desarrollo que implica la necesidad de un proceso armonioso con el medio ambiente que, al mismo tiempo, no sacrifica sus objetivos sociales fundamentales. Esta concepción de desarrollo exige no sólo una revisión del concepto mismo, con vista a considerar la dimensión ambiental, sino también del alcance de otros conceptos que han sido asimilados al de desarrollo, a fin de poner de manifiesto la ideología implícita en cada uno de ellos y los modos de gestión y acción son siguientes. En ellos se han subrayado --dependiendo de quién utiliza el término-- uno o más aspectos del problema, pero nunca su totalidad. Es importante destacar que cada interpretación del término conlleva una política definida, es decir, 8

la aceptación de un determinado concepto presupone una orientación en la acción futura. De ahí la necesidad de precisar la concepción de desarrollo frente a otros conceptos que pertenecen a cuerpos teóricos diversos. Así, desarrollo y riqueza son conceptos similares para algunos. Para otros, desarrollo equivale a riqueza e industrialización. Otros más identifican desarrollo con riqueza y tienden a definir una política que maximice la riqueza, mientras que los que asocian el desarrollo con la industrialización propiciarán la creación de industrias, y quienes identifican desarrollo y crecimiento promoverán un proceso de expansión económica. Cada uno de estos conceptos tiene sus raíces en interpretaciones económicas elaboradas en determinados momentos históricos, para responder a problemáticas específicas y propias de la coyuntura, y reflejarán además la ideología de quienes teorizaron y racionalizaron una situación dada, con vistas a justificar la acción política. Todos como integrantes, militantes, simpatizantes del Partido Verde Ecologista de México, debemos pugnar para que en nuestro ámbito de ejercicio, actuación profesional o incluso en el hogar, pugnemos diariamente para desarrollar las mejores relaciones con muestro medio ambiente, debemos detener las alteraciones y desequilibrios ecológicos que invariablemente hemos impactado contra el medio ambiente, ya que sólo de esta manera estaremos en posibilidad de detener la problemática ambiental, no para estas épocas, sino pensando en tiempos futuros en los que resultará necesario contar con mejores herramientas ecológicas.


E L E C O L O G I S TA

Justicia en el trato a los seres vivos y elementos naturales La crisis ecológica con efectos a escala planetaria, debería hacernos repensar y reflexionar críticamente, cambiar nuestra actitud y generar un pensamiento distinto en la humanidad, reconociendo una conciencia de especie con una identidad más allá de la raza, nacionalidad, clase económica–social, religión, cultura e ideología, para enfrentar el grave deterioro ambiental mundial (Kinne, 1997; Novo, 1997; Sosa, 1997; Toledo, 1997; Leff, 2000; Rozzi, 2001; Foladori, 2002; Reyes, 2003; Mejía, 2006). Ante esto no se puede dejar de preguntar: ¿Qué hacer para tomar conciencia del respeto que merece la naturaleza? ¿Cómo fomentar valores que fueron parte de antiguas civilizaciones donde prevalecía el respeto y admiración a los elementos naturales? Entre otros, pueden mencionarse el reconocimiento más profundo de la codependencia con la naturaleza, el respeto a la vida en cualquiera de sus manifestaciones, la admiración por la generosidad de la Tierra, la benevolencia de plantas y animales, la

fascinación por la diversidad ecológica y la humildad ante la majestuosidad de los paisajes y recursos naturales. Los pueblos tribales tienen la habilidad de tomar de la naturaleza sin dañarla, aquello que necesitan para vivir, ayudan a mantener las abejas, con alrededor de 19 organizaciones apicultoras y 330 productores adheridos a ellas, se exporta miel del Estado de México a países como Estados Unidos, Canadá y Alemania, ya que la calidad de este producto mexiquense pasa tres certificaciones antes de llegar a este última nación europea, el Estado de México tiene una producción aproximada de mil 100 toneladas al año de miel que se extraen de 40 mil colmenas existentes en todo el territorio estatal. La extracción de este producto la realizan apicultores de municipios como Chalco, Amecameca, Tlalmanalco, Temamatla, Tenango del Aire, Ayapango, Juchitepec,

9


E L E C O L O G I S TA

Ozumba, Tepetlixpa, Ecatzingo, Toluca, Metepec, Calimaya, Tenancingo, Malinalco, Ocuilan, Villa Guerrero, Ixtapan de la Sal, Tejupilco, Luvianos, Amatepec, Tlatlaya, Amanalco, Valle de Bravo, Ixtapan de la Sal, El Oro y Santo Tomás.

naturales, como los bosques y ríos, muchas comunidades indígenas ayudan a mitigar los efectos del cambio climático. Los territorios indígenas tradicionales abarcan el 22 por ciento de la superficie terrestre del mundo, pero el 80 por ciento de la biodiversidad del planeta (FAO). Un tercio de los bosques del mundo, cruciales para reducir las emisiones de carbono, son gestionados principalmente por pueblos indígenas, familias, comunidades y agricultores.

Protegen el crecimiento de ciertos alimentos, cazan de manera sostenible, en México la SEMARNAT es la dependencia encargada de otorgar licencia para caza deportiva que acredite constancia de cacería responsable para quienes tengan interés en este tipo de actividades, Los alimentos cultivados por los indígenas son por supuesto el Partido Verde se manifiesta particularmente nutritivos. Además, son por el respeto a los animales y a su vida, no resilientes al clima y se adaptan muy bien al promueve este ambiente, lo que los tipo de actividades LOS TERRITORIOS INDÍGENAS convierte en una sin embargo para buena fuente de POSEEN EL 80 POR CIENTO todo hay formas nutrientes en zonas DE LA BIODIVERSIDAD DEL por ello citar que la con climas difíciles actividad de cazar (FAO). Actualmente, MUNDO, LA CONSERVACIÓN está reglamentada en el mundo depende DE LA BIODIVERSIDAD ES nuestro país. en gran medida de un ESENCIAL PARA LA SEGURIDAD pequeño conjunto de Los territorios cultivos básicos. ALIMENTARIA Y LA NUTRICIÓN. indígenas poseen el 80 por ciento de la El trigo, el arroz, las biodiversidad del mundo, la conservación de papas y el maíz representan el 50 por ciento de la biodiversidad es esencial para la seguridad las calorías que consumimos diariamente. Con alimentaria y la nutrición. El patrimonio cultivos nativos con alto contenido de nutrientes, fitogenético y de especies animales se encuentra como la quinua, la oca y la moringa, los sistemas en bosques, ríos, lagos y pastos. Al vivir una alimentarios de los pueblos indígenas pueden vida natural sostenible, los pueblos indígenas ayudar al resto de la humanidad a ampliar su preservan estos ambientes, lo que ayuda a limitada base alimentaria (FAO). mantener la biodiversidad de las plantas y los animales en la naturaleza. Muchos pueblos indígenas viven en entornos extremos y por ello han optado por cultivos que Protegen los bosques y su biodiversidad y se adaptan a dichas condiciones. Los pueblos evitan la deforestación, los pueblos indígenas indígenas a menudo cultivan especies nativas se sienten conectados con la naturaleza y se que se adecúan mejor a los contextos locales y sienten parte del sistema en el que viven. Los son más resistentes a las sequías, a la altitud, a recursos naturales son considerados como una las inundaciones o a otras condiciones extremas. propiedad compartida y son respetados como Los pueblos indígenas han adaptado sus formas tal, mediante la protección de los recursos de vida para adaptarse y respetar su medio 10


E L E C O L O G I S TA

ambiente. En las montañas, los sistemas creados por los pueblos indígenas conservan el suelo, reducen la erosión, conservan el agua y logran reducir el riesgo de desastres. En los pastizales, las comunidades de pastores indígenas gestionan el pastoreo de ganado y el cultivo de forma sostenible para que las praderas preserven su biodiversidad. La ética ambiental concierne a las sociedades humanas condicionando su relación con la naturaleza e impacto sobre la misma, y procura el bienestar de ambas; asimismo, esta ética plantea que la crisis ambiental demanda un cuestionamiento acerca de los modos en que habitamos y conocemos el mundo (Rozzi, 2001). Para solucionar la crisis ambiental, se trata de mantener las especies biológicas, y al mismo tiempo impulsar procesos o mecanismos que satisfagan las necesidades de los humanos (Kinne, 1997). Entre la pluralidad de espacios en los que se pueden encontrar marcas, huellas, de los diferentes modos de concebir a la naturaleza, y con un énfasis especial a los animales, se encuentra el campo jurídico. Allí un conjunto de normas de diverso tipo, que luego son interpretadas y aplicadas por los tribunales, traducen las representaciones que las sociedades tienen de la naturaleza y del vínculo entre naturaleza y sociedad. En América Latina, en una renovada centralidad los países de esta región han decidido avanzar en el reconocimiento de la naturaleza como sujeto de derecho, primero Ecuador, con su reforma constitucional de 2008 y, poco más tarde, Bolivia, a través de la Ley no. 71 que reconoce los derechos de la Madre Tierra y de la Ley no. 300 que articula dicho reconocimiento con el vivir bien. El reciente proyecto de ley sobre derechos de la naturaleza presentado en Argentina en

julio de 2015; las resoluciones que desde 2009, la Asamblea General de Naciones Unidas emite bajo el título “Armonía con la Naturaleza”. Es así pues que en algunos de los sistemas jurídicos de América Latina se reconoce a la naturaleza como sujeto de derecho, mientras que otras regulaciones piensan a los animales en tanto seres dotados de sensibilidad. En el Estado de México, de acuerdo con el Capítulo Tercero correspondiente al Maltrato Animal del Código Penal del Estado de México, en el Artículo 235 Bis. “comete el delito de maltrato animal, el que cause lesiones dolosas a cualquier animal que no constituya plaga, con el propósito o no, de causarle la muerte y se le impondrá pena de seis meses a dos años de prisión y de cincuenta a ciento cincuenta días multa”. Las sanciones también aplican para aquéllos que realizan prácticas sexuales con animales y para quienes abandonan a un animal de manera que queda expuesto a vulnerar su seguridad, la de otros animales y las de las personas. En el caso de causar la muerte inmediata o no al animal maltratado, el o los autores se hacen acreedores se les impondrá una pena de seis meses a tres años de prisión y de cien a doscientos días multa, según lo establecido en el Artículo 235. La mayoría de miembros de nuestra sociedad, los animales son objeto de propiedad, instrumentos para los fines humanos, que podemos usar según nos plazca y sin tener que rendir cuentas a nadie. Y en muchos casos, aquellos que utilizan directamente a los animales para obtener de ellos alimento, conocimiento o diversión, se consideran legitimados no sólo para utilizarlos durante toda su vida y finalmente matarlos, sino también para tratarlos con crueldad, puesto que una mera herramienta no posee derechos, 11


E L E C O L O G I S TA

ni autonomía, ni dignidad, ni merece ningún respeto. Y dado que los animales carecen de voz para poner nombre a su dolor y protestar contra él, no es difícil ignorarlos. Los animales no tienen forma de defenderse del mal que les causamos, y es por ello que algunos seres humanos han decidido prestarles su voz y buscar caminos para protegerlos de nosotros mismos. «Una situación extraordinariamente reveladora de la calidad moral de una persona es aquella en la cual puede ejercer poder sobre seres más débiles que ella. […) Quien trata inhumanamente a otro ser sintiente sometido a su poder muestra con ello una naturaleza inhumana.» Jorge Riechmann. Hoy, más que nunca, es necesario hablar de derechos animales, para visibilizar las condiciones miserables a las que los humanos pueden someter a otros seres vivos si no se establece un control mínimo de sus actos en todos los ámbitos sociales y sectores productivos sobre la base de una ética profunda. La crueldad hacia los animales es la manifestación de un total desprecio por la vida y sus diferentes formas. Constituye al mismo tiempo una actitud que asume valores como la intolerancia, la violencia y la legitimidad del comportamiento amoral, aquél no afectado por ninguna distinción entre el bien y el mal, actitudes todas ellas incompatibles con principios democráticos como la tolerancia, la igualdad o la solidaridad.

12


JUSTICIA EN EL MEDIO AMBIENTE La justicia ambiental se inspira en el principio que reconoce a todas las personas los mismos derechos a los beneficios de la oferta ambiental y cultural del planeta. Se expresa mediante la protección e implementación política, social y económica de esos derechos, local y globalmente, asegurando un trato justo sin importar raza, ingresos o cultura, entre otros rasgos personales. Todos los habitantes merecen ser protegidos de la contaminación… todos merecen aire limpio, agua pura, tierras sin contaminación y alimentos que sean saludables. Proteger nuestro medio ambiente significa proteger nuestra salud, la salud de nuestras familias, nuestros vecinos, nuestra economía”, en palabras de Carol Browner, Administradora de la Environmental Protection Agency de EE.UU entre los años 1993 y 2000. También se considera Justicia Ambiental es el tratamiento justo y la participación significativa de todas las personas, independientemente de su raza, color, nacionalidad o ingresos, con respecto al desarrollo, implementación y acatamiento de las leyes, regulaciones y políticas ambientales. (United States Environmental Protection Agency). Para el Partido Verde Ecologista en el Estado de México el “Principio de Justicia Ambiental, que reconoce la diversidad étnica, cultural y religiosa con respecto al desarrollo, implantación, aplicación de las leyes, reglamentos y políticas ambientales. Todos los seres humanos, sin 13


E L E C O L O G I S TA

Ningún grupo de personas debe sobrellevar desproporcionadamente la carga de las consecuencias ambientales negativas como resultado de operaciones industriales, municipales y comerciales o la ejecución de programas ambientales y políticas a nivel federal, estatal, local y tribal”. La primera vez que se comenzó a hablar de una ética orientada al cuidado y respeto del medio ambiente, indicando que el pensamiento moral debería ir más allá del ámbito de los intereses humanos para incluir los intereses de los seres naturales no humanos, fue en las conclusiones del libro de memorias del ingeniero forestal norteamericano, Aldo Leopold, “A Sand County Almanac” (1949). En los años setenta, en el ámbito académico anglosajón, se comienza utilizar la expresión “Environmental Ethics” para referirse a esta nueva área de la ética aplicada. Esta expresión se consolidó a partir de una conferencia de la Universidad de Georgia titulada “Filosofía y crisis medioambiental” (1971), en la que se hacía eco de una preocupación por estos temas ya presente por ese entonces en el debate social, a través de los primeros movimientos ecologistas de los años sesenta, y en el debate político-jurídico internacional. Recordemos que la primera Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente se celebró en Estocolmo en 1972 (“Conferencia de NN.UU sobre Medio Humano”) y que ese mismo año se publicó el Informe del Club de Roma, “Los límites del crecimiento”. El concepto de environmental ethics adquirió carta de nacimiento y se definió como “el estudio ético de las interacciones humanas con y el impacto humano sobre el mundo natural y el sistema natural”, o bien, como “un nuevo campo de la ética filosófica preocupada por la descripción de los valores que posee el mundo natural no humano y por la prescripción de una respuesta ética apropiada para asegurar la preservación o restauración de estos valores”. En 1975, con la publicación del libro “Liberación Animal”, de Peter Singer, se inicia el debate dentro de la environmental ethics sobre los derechos de los animales y el bienestar animal (animal-welfarism), tanto desde la perspectiva utilitarista de la igual consideración de los intereses morales de los seres vivos sintientes (Singer), como desde la perspectiva de los derechos de los animales con conciencia de fines (Regan). La primera obligación ética ecológica es garantizar la supervivencia humana y la dignidad de la vida humana actual y futura, puesto que lo primero en verse afectado por la crisis socioecológica es el proyecto civilizatorio humano, con todos sus logros y riquezas culturales, científicas, éticas y políticas. Ello, por lo demás, teniendo en cuenta que la vida planetaria, pese a los impactos ambientales humanos, seguirá adelante en su proceso evolutivo. La medida en que una vida humana digna en el presente y en el futuro es impensable sin la conservación y cuidado de la biosfera, es necesario precisar que el interés del hombre finalmente coincide con el resto de lo vivo, teniendo en cuenta además que el valor de la Tierra como biosfera significa que es el origen común de ambos y su morada (oikos) en el más sublime de los sentidos.

14


E L E C O L O G I S TA

Como principios de la Justicia Ambiental y ecológica se encuentran: • Principio de responsabilidad como cuidado del ser vulnerable considerando a los seres humanos actuales, futuros y la demás vida planetaria. • El principio de justicia ecológica en sus tres vertientes, la justicia global (las desigualdades socioeconómicas), justicia intergenracional (consideración a las generaciones futuras), justicia interespecífica (principio de hospitalidad biosférica hacia otros seres vivos). • Principios estratégicos, sustentabilidad, precaución, responsabilidad compartida, diferenciada y solidaria. • Ciudadanía ecológica y responsable. El biólogo Barry Commoner, dice que nuestra situación actual, es de un profundo desajuste entre la esfera que nos acoge (biosfera), sujeta a límites biofísicos y hoy saturada ecológicamente por el hombre, y la esfera humana y tecnológica (tecnosfera), compuesta por una población excesiva para los límites naturales y con un acelerado ritmo de producción y consumo, si bien el de unos pocos: los ricos globalizados de los países desarrollados y subdesarrollados.

La estructura modificada de la acción humana en la sociedad tecnológica según Hans Jonas y Günther Anders, se describen en los siguientes puntos: • Abismo entre la acción individual y sus efectos: en una sociedad mecanizada y con una fuerte división del trabajo, desde el trabajador más básico hasta el inventor más genial carecen de conciencia del producto que elaboran y los efectos de sus actividades, aunque este efecto sea la aniquilación de la especie humana. • Efectos ambivalentes de la tecnología: por un lado, la tecnología acrecienta enormemente nuestra calidad de vida, pero, por otro, lo hace a un costo muy alto en daños ecológicos y sociales; llegados a un punto de crecimiento económico, éste no genera bienestar o calidad de vida. • Tendencia acumulativa de los efectos de la acción tecnológica: disminuye la posibilidad de una buena vida para las generaciones futuras y puede generar efectos irreversibles en el medio ambiente. • Enorme extensión espacial y temporal de la acción: las acciones en un lugar pueden repercutir en el planeta entero (por ejemplo, la contaminación por gases de efecto invernadero) y en extensiones de tiempo que van más allá de las generaciones presentes. 15


E L E C O L O G I S TA

• Orientación colectiva de la ética: ahora la ética no solo se orienta a las conductas individuales sino al comportamiento de la humanidad entera frente a sus desafíos planetarios de orden ecológico y social.

El medio ambiente no es un valor moral por sí mismo, sino, por el contrario, es un valor cuya custodia es dependiente de la conducta moral del hombre, por lo que es un deber ético su preservación. Y es un deber ético, porque corresponde en cuanto moral al hombre mismo el preservarlo, y sobre todo porque es condición de posibilidad de su propia existencia.

16


LA IMPORTANCIA DE PERTENECER AL VERDE

P

or principio de cuentas, inicio comentando la definición de militante, quien se define como un activista del ámbito político que se caracteriza por la defensa de una ideología y su supuesta coherencia con ella, lo que le dota de una determinada interpretación de la vida y sociedad. Yendo a los orígenes de nuestro Partido específicamente en la Declaración de Principios, el Verde Ecologista de México representa una corriente de opinión con base social: la ecologista. El PVEM es una organización ecologista política interesada fundamentalmente en el cuidado y conservación de la naturaleza y medio ambiente por ello resulta primordial y requisito indispensable para pertenecer a nuestro partido, que se cuente con la responsabilidad de defender en todo momento el medio ambiente y estar en contra de todas aquellas acciones que vulneren y socaven el equilibrio que debe existir en la naturaleza. Resulta no menos importante recordar que los actos y acciones de los integrantes del Partido se deben ceñir en concordancia con los principios de:

Lo entendemos como el sentimiento afectivo que implica involucrarse, compartir, disfrutar, sufrir, comprender, respetar, colaborar y demás actitudes de sana relación con nuestro semejantes, y con seres diferentes como son los animales y los vegetales. El amor implica paz y concordia en las relaciones entre los seres vivos, y cooperación para emprender acciones comunes y alcanzar sólidos y efectivos beneficios.

A) Amor

Entendemos por justicia la equidad y trato respetuoso, el abstenerse de sacar ventajas de cualquier índole para dañar o perjudicar a seres vivos o al medio ambiente. Acorde con la justicia, el PVEM sostiene la igualdad de oportunidades y trato para mujeres y hombres, el acceso general a la educación, alimento, trabajo, habitación, salud, bienestar e información.

B) Justicia

Apoyamos que cada persona, grupo, sociedad o país, puedan escoger su destino sin ser limitados por presiones o conveniencias ajenas. Que la religión, creencia, trabajo, especialidad, lugar geográfico y educación, sean producto de decisiones independientes, enmarcadas sólo por los intereses del beneficio común.

C) Libertad

Por otra parte, dejando un poco de lado los principios que dentro de nuestra declaración fueron creados hace tiempo con la historia del partido; debemos ahora en estos días, buscar de manera acorde, los principios nuevos y también la recuperación y afianzamiento de los auténticos valores culturales de México; en especial, de la tradición y conocimientos autóctonos, que son profundamente respetuosos de los seres vivientes humanos, animales y vegetales. Dicen que un pueblo no puede ser grande, sino cuenta con amplio respeto a sus orígenes y los pueblos originarios de México han sido culturas ricas en tradiciones; por ello también resulta idóneo que los militantes del partido, conozcan a profundidad las culturas que son la base de nuestra ahora sociedad. 17


E L E C O L O G I S TA

Ahora bien, en este mundo globalizado en donde todos los ciudadanos debemos integrarnos cada vez más a los cambios que se suscitan a nuestro alrededor, debemos tener en cuenta que México no es un país aislado en el mundo, condiciones internas, situaciones externas nos plantean con agudeza la necesidad de renovar para seguir construyendo, lo que nos arroja una capacidad nueva que deben tener quienes pertenezcan al PVEM y es esa capacidad camaleónica, capacidad de renovar esfuerzos cada 3 años tras los resultados de una elección, de construir consensos con quien gobierna en ese momento, porque por encima de nuestros intereses y los del partido, hay unos intereses mucho más amplios que son los de México. Al interior del Partido, la necesidad de la transformación afloró en la conciencia de todos como una respuesta a una situación crítica, pero el análisis de los problemas, de sus causas ciertas y profundas llevó al convencimiento de que enfrentar los retos del presente implica atacar con decisión la tarea de renovar, de desechar estructuras obsoletas, de hacer a un lado y eliminar malos militantes, perversos que solo se mueven por la incitación al poder, pero que no asumen ese papel preponderante que la sociedad nos confía por el hecho de ser una opción política para ellos. No hay modelo preciso de seguir, cada partido tiene que tener la imaginación, la fuerza y la decisión de abrirse en un mundo complejo y encontrar sus propias soluciones, de plegar un proyecto que pueda combinar la fuerza de la organización social, la capacidad de la conducción estatal con la realización plena de las aspiraciones y los valores de la población; tenemos que ponderar con serenidad y objetividad dónde estamos, qué poseemos, hacia dónde tenemos que ir, a qué velocidad y cómo lo vamos hacer.

18

México es un país con recias tradiciones, el apego a la nación nos viene de generaciones cuyo único objetivo inmediato era legarnos unidad e integridad; ensayando, avanzando y retrocediendo a veces, se concibió a la nación como ámbito propicio para el ejercicio de la libertad y la práctica de participación, la organización añeja de nuestra sociedad, fue el sustento para defensa de nuestros valores y costumbres, a la vez que el sostén que permite el surgimiento de nuevas configuraciones y se da paso a nuevas formas de articulación de nuestra estructura social, a eso debemos apostar como militantes, como artífices y estructuradores de un partido político, porque ello nos acercará a nuestra clientela (clientela dicho en un sentido amplio de quienes nos dan su voto de confianza), nos abrirá las puertas de las casas en donde continuamente nos acercamos y nos dará el apoyo que constantemente pedimos. Por otra parte, debemos de hablar no solo del Partido, también de la responsabilidad que tenemos todos sus militantes, no somos servidores públicos en estricto sentido, sin embargo debemos contar con la aceptación de nuestra responsabilidad de servir al interés público. Por lo tanto, la responsabilidad del militante no es exclusivamente satisfacer las necesidades de la institución para la que trabaja o milita. Al servir al interés público, todos debemos comprometernos en que debemos observar y cumplir con la Constitución federal y las leyes que todos nos hemos dado. Yo personalmente, incluso propongo que como militantes debemos cumplir con los siguientes principios fundamentales:


E L E C O L O G I S TA

a)

Integridad. Ser leal, veraz y honrado en todas las acciones que nos sean encomendadas por parte del Partido. Constantemente somos observados por la sociedad y por ciudadanos que en un futuro pueden sumarse o restar para nuestra causa.

Objetividad. Evitar prejuicios, intereses personales o influencia indebida de terceros que causen un daño a nuestro instituto político.

b) c)

Diligencia y competencia profesionales. Si somos parte de esa gran masa que cada 3 años sale a las calles a pedir el voto por nuestro Partido, debes mantener el conocimiento y las habilidades al nivel necesario que aseguren que el cliente reciben o han recibido alguna bondad por estar dentro de nuestro lado (bondad que puede traducirse en algún trámite, la aprobación de alguna ley que hizo mejorar su comunidad, algún apoyo recibido por nuestra labor de gestoría, entre otros.

d)

Confidencialidad. Respetar la confidencialidad de la información obtenida como resultado de las relaciones partidarias, al no revelar dicha información a terceros sin la autorización apropiada y específica, ni usar la información para provecho personal de terceros, dará confianza a nuestros simpatizantes, del uso que damos a su información.

Esta es mi aportación para los militantes comprometidos con el Partido Verde Ecologista de México y que como yo, queremos hacer de este partido la mejor opción de gobierno y que decididamente velaremos por corregir las desviaciones hechas en nuestro medio ambiente. Continuaremos en la función pública o desde la militancia del Partido pero debemos afrontar esa labor con estricto apego a la Doctrina, los Estatutos y la Declaración de principios, nuestro partido cumplió 28 años de vida institucional y hoy más que nunca debemos refrendar sus principios. En últimas fechas, entre los años 2014 y 2015 el partido Verde se posicionó como un organismo político de hechos, no palabras destacando promesas de campañas anteriores convertidas en logros: cadena perpetua a secuestradores, el que contamina paga y repara el daño, no más cuotas escolares obligatorias en escuelas públicas, vales de medicina para todos y circos sin animales separándolo del estereotipo de la figura política que no cumple lo que promete. En el ámbito federal existen un sinnúmero de ejemplos tácitos sobre el camino que ha recorrido el Partido, para mejorar las condiciones ambientales, educativas, de seguridad, de salud, entre otras, y ello no para ahí, también se encuentra un largo listado de leyes y acciones de gobierno, que desde los congresos locales y los ayuntamientos hemos realizado con el fin de mejorar las comunidades en nuestro País.

e)

Comportamiento profesional. Cumplir con las leyes y regulaciones relevantes, y evitar cualquier acción que desacredite directamente al Partido, ya que como ha quedado señalado con antelación, ahora la sociedad está con los ojos puestos en todo lo que realicemos.

19


Instrucciones para colaboradores El Ecologista, Periódico Oficial del Partido Verde Ecologista en el Estado de México, es una publicación trimestral, editado y distribuido por el mismo Partido, cuyo propósito es publicar y difundir trabajos de investigación originales e inéditos en el área de la Ciencias Sociales que contribuyan al avance de la investigación en nuestro país, al tiempo que sean referentes para entender mejor la realidad social y política de México, América Latina y el mundo. Las colaboraciones publicadas serán: 1. Artículos de investigación científica: Productos de investigaciones empíricas con el adecuado fundamento teórico. Deberán tener la siguiente estructura: introducción, metodología empleada, marco conceptual, desarrollo, resultados obtenidos, conclusiones y bibliografía. 2. Novedades: espacio de crítica y revisión bibliográfica de editoriales, nacionales y extranjeras, cuya temática sea de interés y trascendencia. El periódico está dirigido a un amplio y variado público, entre los que destacan: académicos, investigadores, estudiantes universitarios, funcionarios públicos, actores sociales y representantes populares.

Normas de publicación 1.

Sólo se publicarán trabajos originales e inéditos.

2. El envío de colaboraciones implica que el autor confirma que su artículo no ha sido postulado simultáneamente ni aceptado para publicación en otra revista o medio de divulgación impreso o electrónico. 3.

La entrega de colaboraciones irá acompañada de la carta cesión de derechos.

4. Todas las contribuciones se someterán a dictamen por pares académicos, acogiendo la modalidad de doble ciego. El proceso de arbitraje es anónimo y se desarrolla bajo los siguientes aspectos: a) Relevancia, pertinencia y originalidad temática, b), Consistencia y estructura de la exposición de objetivos, d) Coherencia expositiva y e) Cumplimiento de los criterios editoriales de la revista. Los resultados del arbitraje pueden ser: a) admitido sin reserva, b) admitido con reserva o c) no admitido. 5. Los trabajos que hayan obtenido dictamen favorable y que por razones editoriales no alcancen a publicarse en el número progresivo de la revista, se reservarán para el siguiente. 6. En hoja anexa el autor debe indicar su nombre completo, filiación institucional actual y correo electrónico vigente. Así mismo, deberá incluir una reseña curri-cular con extensión no mayor a un párrafo (12 líneas aproximadamente), donde resalte los siguientes aspectos: institución de adscripción, grados académicos, líneas de investigación, premios recibidos, cargos y distinciones académicas, entre otros datos de interés. 7. El idioma oficial de la revista es el español. Las colaboraciones recibidas en otros idiomas (inglés, francés, italiano o portugués) se publicarán tal cual. No obstante, se consideran inéditos los trabajos escritos en idioma diferente al español, pero que hayan sido traducidos por primera vez a éste. 8. Todas las colaboraciones deberán entregarse en versión electrónica bajo las siguientes características: a. Extensión mínima de 5 cuartillas y máxima de 12; escrito con letra Arial de 12 puntos, con interlineado de 1.5; márgenes: izquierdo y derecho de 3 centímetros; superior e inferior de 2 centímetros.

20

E L E C O L O G I S TA


E L E C O L O G I S TA 9. Las colaboraciones, salvo las reseñas, deberán incluir: Título, Resumen, Palabras Claves, Sumario, Introducción, Desarrollo, Conclusiones y Bibliografía. El título debe resumir la idea principal del trabajo de la forma más precisa y menos extensa posible. El resumen será descriptivo del contenido del trabajo con extensión no mayor a un párrafo (12 líneas aproximadamente). Las palabras claves oscilarán entre 3 y 5, y deberán dar cuenta del contenido científico del artículo. El título, resumen y palabras clave deberán traducirse al idioma inglés. 10. Las citas y referencias bibliográficas deberán incluirse en el cuerpo del texto, bajo el estilo de redacción de la American Psychological Association (APA). De manera ilustrativa, se ofrecen los siguientes ejemplos: Entre paréntesis: Apellido(s) del autor(es), año de edición de la obra y número de página. Ejemplo: Sobre la nulidad de las elecciones hay muchos autores que ofrecen argumentos convincentes, sin embargo “es Andreas Von Thur quien ofrece una mejor defini-ción de la naturaleza de la nulidad, alejada de las nociones de sanción o pena, para fines electorales” (Ackerman, 2012:46). Cuando en el cuerpo del texto se mencione algún elemento de la ficha, en la referencia sólo se asentarán los datos complementarios. Ejemplo: Respecto a la democracia, Sartori (2008) ha escrito… También Norberto Bobbio (2000) ha escrito sobre la relación entre democracia y liberalismo.

Respecto a las notas a pie de página, éstas deberán ser exclusivamente explicativas. 11. Al final del texto deberá incorporarse un listado completo de la bibliografía empleada, alfabéticamente ordenada y con sangría francesa, en el siguiente orden: a) Libros: Apellido(s), Nombre(s) (año de publicación). Título de la obra en cursiva, Ciudad de publicación y editorial(es). b) Capítulos de libros: Apellido(s), Nombre(s) (año de publicación). “Título del capítulo entre comillas”, en Nombre(s) (ed. o eds. / comp. o comps.), Título de la obra en cursivas, Ciudad de publicación, editorial(es) y páginas que comprende. c) Artículos en revistas: Apellido(s), Nombre(s) (año de publicación). “Título del artículo entre comillas”, Título de la publicación en cursivas, vol., núm., periodo de la edición y páginas que comprende el artículo. d) Páginas electrónicas: al igual que los artículos en revistas, agregar la fecha de consulta después de la dirección electrónica del sitio consultado. Ejemplo: Müller Creel, Oscar A. (2012). “La responsabilidad civil del servidor público en el combate a la corrupción”, en Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, año LVII, núm. 214, enero-abril de 2012, pp. 165-185. Disponible en http:// http://www.revistas.unam. mx/index.php/rmspys [7 de noviembre de 2012].

Las colaboraciones deberán enviarse al Consejo Editorial, con atención al Lic. Ian Karla Schleske de Ariño, a través del formulario de esta página, indicando que desean ser publicados en El Ecologista.

21


E L E C O L O G I S TA


E L E C O L O G I S TA

Profile for El Ecologista

El Ecologista Vol. 6  

Es una publicación trimestral, editada y distribuida por el Partido Verde Ecologista del Estado de México; con domicilio en República de Bel...

El Ecologista Vol. 6  

Es una publicación trimestral, editada y distribuida por el Partido Verde Ecologista del Estado de México; con domicilio en República de Bel...

Advertisement