Page 1


Boyas Guia Ría de Ferrol (España)

Barcelona, ESPAÑA +34 933 601 101 Cascais, PORTUGAL +351 214 692 024 www.grupolindley.com

Grupo Lindley Ayudas a la Navegación Equipos para Varaderos Equipamiento para Marinas


CLUB UTICO NÁ

A LT E A

EDITORIAL

E

stimados socios, aficionados y amigos del Club Náutico de Altea, de nuevo tengo el placer de saludaros desde nuestra revista ALTEA NÁUTICA. Una reconocida publicación cuatrimestral sobre información deportiva, portuaria, medioambiental y social en el ámbito náutico. Este número 8 destaca por una importante novedad que ya adelantábamos en nuestro número anterior, bajo la marca de Bon Vent nuestro Club inicia un nuevo camino con la gestión directa de su restaurante apostando por la cocina mediterránea y de calidad. Este proyecto se enmarca en la necesidad de buscar nuevas fuentes de financiación de nuestro deporte y contribuir así al mantenimiento de la viabilidad económica y deportiva del CN Altea. Para ello hemos mejorado la cocina, renovado la decoración y mobiliario, y realizado las labores de mantenimiento y conservación para adecuar las instalaciones a la normativa vigente con el propósito de ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes y usuarios náuticos. Todos sabemos que el Club Náutico de Altea está sometido a fuertes presiones por parte de la Administración que comprometen su continuidad y debemos responder con firmeza y responsabilidad al problema económico ocasionado por la reciente subida desmesurada e injusta del canon anual en las mismas condiciones de precariedad concesional, renovaciones administrativas mes a mes, que soportamos desde hace más de 17 años, y las mismas circunstancias de explotación de una instalación portuaria obsoleta y anticuada, sin posibilidad de actualización tal y como sería el deseo de todos. En este número contamos, además, con excelentes colaboraciones divulgativas, destacando un aspecto de la historia de la cultura alteana como son las pinturas murales que aún se pueden apreciar, en algunos casos, en las calles del pueblo antiguo, fruto del movimiento pictórico de los años 60 y 70 en Altea; las palabras del viento en referencia a la nueva marca del restaurante; así como un excelente artículo sobre meteorología y cambio climático. Resaltamos también la problemática del fondeo de barcos en la bahía de Altea que forma parte del entorno litoral protegido en el ámbito del Parque Natural de la Serra Gelada. Y además, cabe destacar una nueva sección denominada “Altea en papel” en la recomendamos libros relacionados con cultura mediterránea y que en este número relata el origen y evolución de nuestra alimentación. Y, por supuesto, resaltamos como aspecto fundamental de esta revista las secciones dedicadas al deporte náutico de la Vela, con el especial a la 32 edición de la regata de invierno 200 millas a2 y los excelentes resultados de nuestros jóvenes regatistas de vela ligera; el Remo, con la buena trayectoria de nuestro equipo de remo femenino; la Pesca deportiva; y los apasionantes relatos náuticos, entrevistas, reportajes y consejos útiles. Sin olvidar las secciones de oficios y a los imprescindibles de la historia de nuestro club náutico. Confío que esta revista sea de vuestro agrado y os recuerdo que el Club Náutico de Altea tiene sus puertas abiertas para todos los que quieran practicar y disfrutar del deporte náutico y de la cocina mediterránea. Sin más, os deseo una feliz primavera. Un afectuoso saludo, José-Román Zurutuza Reigosa Presidente del Club Náutico de Altea

El Club Náutico de Altea colabora con:

El CN ALTEA pertenece a:

1


El Club Náutico de Altea es una asociación fundada en el año 1977, como una entidad social y deportiva sin fines lucrativos. Su objeto exclusivo es el fomento y la práctica del deporte en el ámbito federado y las acciones relacionadas con su entorno marino, cultural y medioambiental. Tiene el fiel compromiso de acercar su gestión hacia la satisfacción de sus socios, clientes y usuarios, velando por el respeto al medio ambiente y al entorno en el que se desarrollan sus actividades náuticas de recreo y deportivas, y garantizar la prestación de unos servicios y gestión portuaria de calidad. Desde sus inicios ha dado su apoyo a miles de deportistas en todas las modalidades náuticas: vela, remo, piragüismo, pesca, motonáutica, natación y submarinismo, contribuyendo decididamente al conocimiento y protección de nuestro entorno natural. Edita: Club Náutico de Altea Entidad social y deportiva sin ánimo de lucro Avenida del Puerto, 50 | Apdo. correos 300 | 03590 ALTEA Teléf.: +34 965841591 | Fax:+34 965841579 E-mail:cnaltea@cnaltea.com | Web: www.cnaltea.com NIF: G-03056090

número ocho, primavera 2018

Registro de Asociaciones de la Comunitat Valenciana Nº 481 (29/10/1977) Registro de Clubs, Federaciones y demás entidades deportivas CV Nº 519, Sección 1ª (12/12/1986) • ¿Qué vale nuestro Club? • Restaurante Bon Vent abre sus puertas • Pinturas murales de Altea • Fondeos ecológicos • Altea en papel • ESPECIAL 200 millas a2 • Vela • Remo • Pesca • Oficios • Los Imprescindibles • Náutica flashback

CLUB UTICO NÁ

Es una publicación cuatrimestral del

A LT E A

PRESIDENTE José-Román Zurutuza Reigosa VICEPRESIDENTE PRIMERO TESORERO y Vocal de Relaciones Públicas Francisco Andrés Buigues VICEPRESIDENTE SEGUNDO INTERVENTOR DE OPERACIONES José-Alberto Gaforio Nebreda SECRETARIO Vocal de PESCA DEPORTIVA I, Protocolo y Actividades Socio-deportivas Joaquín Rodríguez de Vera Chaves Vocal de VELA I: Ligera, Infantil, Cruceros, Escuela de Vela y Vela Radiocontrol José Rius Payá Vocal de VELA II y RELACIONES INTERCLUBS Antonio Escribano Gómez Vocal de REMO, PIRAGÜISMO, RESTAURANTE y COMUNICACIÓN Vicente Ferrer Monerris Vocal de OBRAS, INFRAESTRUCTURAS y PESCA DEPORTIVA II Francisco Fresneda Segura Vocal de MEDIOAMBIENTE, BUCEO y NATACIÓN Patrick Sanden

2

Dirección: Joaquim Such Bañuls Responsable creativo, redacción y producción: Julia Matos Astorgano Administración y publicidad: Mar Herrero Calvo Diseño y maquetación: QC Creativos, S.L. Impresión: Industrias Gráficas Alicante, S.L. Depósito Legal: A-850-2015 EN PORTADA Restaurante Bon Vent - CN Altea Foto: Julia Matos Astorgano AGRADECIMIENTOS: POR LAS FOTOGRAFÍAS. Archivo de imágenes del CN Altea, QC Creativos, Oficina de Turismo de Altea, Juan V. Martín, José Zaragoza, Antonio Belaza, Parque Natural de la Serra Gelada, Pepe Zaragozí, Javier Llorca, Ajuntament d’Altea. POR LAS COLABORACIONES. Alberto Gaforio Nebreda, Vicente Ferrer Monerris, Andrés González Martínez, Francisco Fresneda Segura, Juan V. Martín Devesa, Luís Fuster, PEA 2000, Antonio Belaza Vázquez, Parque Natural de la Serra Gelada, Ana Zaragoza Martí, Alfredo Martínez, Javier Llorca. Envíanos tus cartas o comentarios a: cnaltea@cnaltea.com Siguenos en Twitter en: @cnaltea Hazte fan de nuestra página de Facebook: facebook.com/cnaltea Más información en nuestra página web: www.cnaltea.com Suscríbete a nuestra newsletter semanal en: www.cnaltea.com Sugerencias y reclamaciones: administracion@cnaltea.com El Club Náutico de Altea no asume necesariamente como propias las opiniones de los colaboradores de esta revista. El Club Náutico de Altea se reserva todos los derechos de esta publicación y agradece el excelente trabajo realizado por todos y cada uno de los intervinientes en la revista ALTEA NÁUTICA, sin cuya colaboración nuestra finalidad no sería posible. El Club Náutico de Altea, a los efectos previstos en el artículo 32.1 párrafo segundo del vigente TRLPI, se opone expresamente a que cualquiera de las páginas de esta obra o partes de ella sean utilizadas para la realización de resúmenes de prensa. Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CN Altea si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra (cnaltea@cnaltea.com; +0034 96 584 21 85).

EJEMPLAR GRATUITO. Edición digital disponible en www.cnaltea.com TIRADA: 1350 ejemplares de distribucíon gratuita.


Secciones Editorial 1 Institucional 5 Restaurante 16 Bon Vent

28

Pinturas Murales de Altea

32

Medio ambiente

36

Altea en papel

48

ESPECIAL 200 millas a2

52

Vela 64 Remo 74 Pesca 77

16 EL NUEVO RESTAURANTE DEL CLUB NÁUTICO DE ALTEA ABRE SUS PUERTAS

32 PINTURAS MURALES DE ALTEA Son muchos los pintores que han tenido debilidad por la poderosa luz y el sol de Altea y que han buscado inspiración en su particular paisaje.

52 ESPECIAL 200 MILLAS A2

Oficios 81 Relatos náuticos

84

Los imprescindibles

92

Náutica flashback

95

Shopping 96

64 OPEN BAHÍA DE ALTEA Durante los días 20 y 21 de enero el Club Náutico de Altea celebró el Open Bahía de Altea, un clásico de la vela ligera en su agenda deportiva.

74 DISFRUTA LAS MAÑANAS EN EL MAR… REMANDO

5 ¿QUÉ VALE NUESTRO CLUB? Alberto Gaforio

Una de las grandes equivocaciones supone confundir precio con valor. El primero representa algo tangible, expresión monetaria de un producto o servicio que inicialmente es el mismo para todos. El valor, sin embargo, es algo personal, que basamos en los atributos subjetivos del bien en cuestión, y por tanto algo subyacente en la mente de cada uno.

84 UN RELATO DE LOS MARES DEL SUR Javier Llorca

3


¿QUÉ VALE NUESTRO CLUB? “Todo necio confunde valor y precio” (Antonio Machado) Para nosotros, la utilidad de un velero es muy alta, porque estarán conmigo, que no hay nada más necesario e imprescindible que poder navegar, porque por encima de todo produce felicidad. Para cualquier otra persona que no le guste la mar o se maree, a un barco no le dará ningún valor y su precio sea cual sea, le resultará muy alto, con independencia de su poder adquisitivo.

Alberto Gaforio Nebreda Economista. Socio de Número 943 del CN Altea Vicepresidente Segundo – Interventor de Fondos

U

na de las grandes equivocaciones supone confundir precio con valor. El primero representa algo tangible, expresión monetaria de un producto o servicio que inicialmente es el mismo para todos. El valor, sin embargo, es algo personal, que basamos en los atributos subjetivos del bien en cuestión, y por tanto algo subyacente en la mente de cada uno. El valor tiene que ver con lo que nos aporta algo no solo en términos de utilidad (teoría clásica de Adam Smith), sino también en términos de felicidad o placer (utilitaristas de Stuart Mills).

Por ello, las estrategias de marketing buscan la creación de ese valor intangible que se ancle en la mente del consumidor, y el precio represente un atributo lo más accesorio posible. ¿Y a santo de qué les cuento todo esto?. Porque si no entendemos esos atributos que rodean a nuestro Club Náutico, en términos de responsabilidad social y sostenibilidad, entendida éstas como fuente de utilidad social y deportiva, riqueza económica dentro de su entorno y contexto local, y ejemplo de buena gestión en la vertiente medioambiental, no podremos entender cual ha sido la lucha que hemos venido manteniendo con la Administración en los últimos años en defensa de lo que consideramos justo.

5


Desgraciadamente, la Administración, tan solo está interesada en el precio de la cosa. Básicamente, valemos lo mismo que los m2 de cualquier local comercial o instalación del entorno con los mismos usos, como único criterio para fijar la contraprestación que debemos pagar en forma de tasa o canon, que representa el fin último a cumplir, tratando de maximizarlo a toda costa, sin atender, entender ni valorar qué carajo hacemos, y sobre todo cómo lo hacemos. En términos financieros, para la Administración somos una simple Unidad Generadora de Efectivo, que destina una serie de activos a un fin determinado: capacidad de pago de la tasa. Tratando de ser sucinto, y prescindiendo de tecnicismos jurídicos, fechas y presentando las cifras en números redondos, el relato de los hechos en los últimos años ha sido el siguiente. La administración nos tasó en enero 2014 en 5.793.000€, que aplicando el 5% de repercusión fija (ver numerología), resultaba un canon anual de 290.000€ (más el impuesto del “valor” añadido). Miren por donde, en Junio 2014 se publica la Ley de Puertos de la Generalitat, donde mejoraba en algo los criterios para asegurar la renovación de las concesiones de los Clubes Náuticos. Por supuesto, aunque seguíamos en prórroga, se nos pretendía aplicar este nuevo canon que suponía abocar al Club a no poder desarrollar su función deportiva, a subir cuotas significativamente, o ambas. Es decir, tratando

6

de aplicar lo malo cuanto antes, y ya veremos que hay de lo bueno. Ante esto, el Club presentó un recurso administrativo evidenciando las carencias y errores de esa tasación y, por ello, la Administración tuvo que volver a retasarnos en 2017, valorándolo esta vez en 4.124.000€. Aunque rebaja un 29% el valor de su primera tasación, representaba el valor más alto del resto de los 15 Clubes analizados. Por tomar algún ejemplo representativo con superficies similares, suponía un 25% más que el CN Moraira, o un 51% más que el RCN Torrevieja, Fruto de esta nueva valoración, el canon resultante es de 206.000€ anuales. Me gustaría resaltar que los criterios de valoración de la mencionada Ley, son puramente de mercado, sumando m2 de terrenos y aguas del puerto y el valor de reposición de nuestro edificio más unas instalaciones obsoletas que habrá que “reponer” con la nueva concesión. Permitan que me pare un momento en analizar el origen de la diferencia entre la última tasación de la Administración y el informe pericial encargado por el Club. El Valor Total = (Valor/m2 Agua Interior x M2 Agua Interior) + (Valor/m2 Tierra x M2 Tierra). Pues bien, el Valor Unitario de Agua para el CN Altea, resulta ser un 81% más cara que el RCN Torrevieja, o un 115% superior que el CN Moraira. Me pregunto, si en Altea tenemos los barcos sobre el mismo agua de mar que el resto de Clubes, o su composición salina hace que resulte un agua exclusiva, ¡para embotellarla!.


Con estos criterios, no les quepa ninguna duda que sería más rentable tener una marina seca con un centro comercial, o lo que es lo mismo, un parking de barcos y dedicarse a arrendar locales comerciales. Pasaremos por alto, el pequeño error que en ésta última tasación administrativa no se tuvo la deferencia de considerar el coste de desecar previamente los m2 de agua para efectuar correctamente la comparativa con otros locales o instalaciones del entorno cercano y para los mismos usos, inexistentes, dicho sea de paso. Este pequeño desliz se sumó a otros errores que han motivado nuestra nueva valoración en forma de informe pericial, que concluye que el valor del Club asciende a 3.165.000€, reduciendo así aún más la última valoración administrativa en un 23%, con un canon teórico final de 158.250€, considerado más adecuado a nuestro tipo de instalación náutica y acorde a los valores del resto de clubes náuticos de la Comunitat Valenciana. Recalcar, que cualquier desviación con el canon que consideramos justo, hay que multiplicarlo por 25 estimando que sea la duración del nuevo periodo concesional. Por tanto, una diferencia como la última planteada, supondría 800.000€ a 25 años. Que cada uno reflexione que podemos hacer en el Club con esta cantidad. ¿Que les parecería una Piscina Cubierta con Spa?

Decía el economista austríaco Tomas Sedlaec: “cuando a un organismo vivo se le arranca el alma, lo que queda es un zombi”. Así son los criterios de valoración que sirven para fijar el precio del Club, tratándolo como a un muerto viviente. Con todo este escenario y criterios expuestos, continuaremos en la defensa del mejor precio posible, el más justo. Sin errores ni omisiones, hasta el final, aunque ello suponga dejar atrás el verdadero valor de nuestro Club, su alma.

La Administración va a seguir aplicando criterios economicistas sin querer contemplar el verdadero valor del Club en términos de su objeto social, trayectoria y buena gestión, en definitiva, todos aquellos aspectos que son los que verdaderamente importan. Estos últimos, podrían ser introducidos en la ecuación mediante créditos o bonificaciones que contemplaran dichos intangibles. Lamentablemente, jugamos con un reglamento y en un campo tan embarrado que ha impedido discutir en otros términos. Aún así, seguiremos enfatizando que No distribuimos más beneficio que el que puedan encontrar los niños y niñas que aprenden a navegar y regatear en nuestra escuela de vela, ni capitalizamos más recursos en favor de nuestros socios, que el que podemos invertir en buenas prácticas medioambientales.

7


El Club Náutico de Altea supera el 2017 tras la subida del canon

E

l pasado verano el CN Altea se vio obligado a modificar su presupuesto para lo que restaba de 2017 tras conocerse la fuerte subida del canon anual que el Consell aplicaría a los Clubes Náuticos de la Comunidad. En el caso de Altea esta subida multiplicaba por siete el canon que se venía pagando hasta ahora. La Junta Directiva tuvo entonces que aplicar unas medidas de emergencia. El pasado sábado 3 de febrero la Junta Directiva del Club Náutico de Altea se reunía en sesión ordinaria para evaluar el 2017 y marcar los nuevos objetivos para este año 2018. Durante la reunión se procedió a la aprobación del Presupuesto de Gastos e Ingresos para 2018, unas cuentas que reflejan el gran sacrificio económico de gestión que el Club llevará a cabo en este nuevo año a fin de mantener el área deportiva de la entidad con el mismo nivel que ha tenido en estos 40 años de trayectoria.

Entre las medidas que se van a aplicar para afrontar el canon anual está la subida del 30% en cuotas y tarifas de socios, la búsqueda de patrocinadores de eventos deportivos o la decisión de acometer la gestión directa de su restaurante a fin de obtener mayores recursos.

El Club Náutico de Altea caso de éxito de gestión según JOVEMPA

L

a Federación de Asociaciones de Jóvenes Empresarios de la Provincia de Alicante invitó al Club Náutico de Altea a presentar su modelo de gestión en una ponencia sobre casos de éxito empresarial en su tradicional cena de navidad. El CN Altea mostró durante la ponencia las principales claves de su éxito; tener un programa de gestión de la calidad basado en la mejora continua, certificado por el sello de calidad de AENOR, y una apuesta firme por la comunicación y la innovación tanto en la gestión portuaria como en la deportiva. Una

entidad que promueve el desarrollo económico de Altea apoyando el desarrollo turístico y diversificando su oferta, además de concienciar sobre el medio ambiente, mantener las tradiciones locales y reforzar la identidad local.

9


Transparencia en la gestión del CN Altea

C

omo cada año, la prestigiosa entidad de auditoría contable Auren Auditores ALC, SL, de Alicante, ha auditado las cuentas anuales de la asociación deportiva Club Náutico de Altea, concluyendo que representan la imagen fiel de su Patrimonio Neto. Siendo el resultado de la auditoría totalmente satisfactorio y que se presenta en la Asamblea General Ordinaria de Socios.

Tanto el trámite de auditoria contable como el del registro público de las cuentas anuales no son obligatorios para una entidad social como el Club Náutico de Altea, pero desde 1994, de forma voluntaria se lleva a cabo una completa revisión por expertos contables independientes y se publican las cuentas anuales.

El Club Náutico de Altea “contagia su hospitalidad”

E

l pasado lunes 12 de marzo, el Alcalde de Altea, Jaume Llinares y la edil de Turismo, Anna Alvado, inauguraban en el CEAM la jornada “Hospitalidad Mediterránea, tú eres la diferencia”; puesta en marcha por la Agencia Valenciana del Turismo a través de la campaña “Contagia tu hospitalidad”. A la sesión asistió una amplia representación del sector turístico y empresarial de nuestra localidad. El Club Náutico de Altea ha querido estar presente como entidad de turismo náutico y gastronómico y apoyar las iniciativas para hacer de Altea un destino reconocido por su carácter hospitalario.

10


Vuelve MEDSEA, la feria del sector náutico Por segundo año consecutivo el Club Náutico de Altea ha participado los días 16, 17 y 18 de marzo en el 2º Salón Internacional de Actividades Acuáticas, MEDSEA en la Institución Ferial Alicantina.

E

l stand de Altea ha sido atendido por representantes de 9 empresas del sector náutico de nuestra localidad así como por personal del departamento de Turismo.

Entre ellas estuvo el Club Náutico de Altea con toda su oferta de vela, kayak y windsurf y como referente de las escuelas de verano para adultos y niños de la localidad como escuela homologada por la FVCV. Los visitantes pudieron encontrar material promocional del Club, como un catálogo general de su ocio náutico, folletos informativos sobre sus escuelas de verano, tarifas y servicios portuarios y todos los números de la revista Altea Náutica, la publicación cuatrimestral del CN Altea, donde los usuarios pudieron tener acceso a otro tipo de información más vivencial sobre el mundo de la náutica, con entrevistas y artículos de profesionales del sector. Durante la feria el Club promocionó activamente su nuevo restaurante Bon Vent y la cocina mediterránea que ofrece.

El CN Altea presenta su nuevo restaurante al Consell de Comercio y Turismo

A

l finalizar los puntos del orden del día, Joaquim Such, gerente del Club Náutico de Altea, quiso presentar el nuevo restaurante del CN Altea, que recientemente ha abierto sus puertas al público. Bajo la marca Bon Vent el Club Náutico de Altea inicia esta nueva etapa gastronómica con un restaurante de comida mediterránea centrado en arroces y pescados. Para finalizar alentó a los asistentes a visitar el nuevo restaurante y su nueva decoración, así como a conocer la nueva carta. Recordó a los asistentes y autoridades que el próximo 31 de marzo, coincidiendo con sábado santo, tendrá lugar el vino de honor con motivo de la inauguración de Bon Vent y recalcó que todos estaban invitados.

13


A LT E A

Empresas y profesionales homologados que operan en el varadero del CN Altea

Luaman

Acero Inoxidable - Villajoyosa luaman10@hotmail.com - 96 589 52 05

Pablo Blanco

José María Manzano

Carpintería de Ribera - C.N. Altea info@josemariamanzano.com 615 819 749

Electronaval Altea

Acero inoxidable, jarcia - Altea dunamantenimiento@gmail.com 625 201 587 Electricidad Naval - C.N. Altea electronavalaltea@gmail.com 96 584 16 57 / 639 200 537

Friortiz

Electricidad/ Electrónica - Santa Pola friortiz@hotmail.com - 659 120 826

Servimar

Electrónica Naval - Altea servimar@servimar.com - 607 380 443

Melchor Lloret

Electrónica Naval - Alicante melchorgps@gmail.com 622021056

Rodrigo Álvarez

Jarcia y Vela - Altea e.velaligera@gmail.com - 656 846 874

Acastillajes Cap Prim

Jarcia y mástiles - Javea capprim@hotmail.com - 96 579 49 20

Astilleros Costa

Mecánica - Altea astilleroscosta@gmail.com - 678 519 350

Ancomaro

Mecánica - Calpe / Villajoyosa isi@ancomaro.es 96 583 72 79 / 655 554 403

Euronáutica Calpe

Mantenimiento-Reparación - Calpe info@euronautica.com 96 583 41 47

Diesel Marine

Mecánica - Alicante info@dieselmarine.com - 636 494 950

MJ Náutica

Mecánica - Altea info@mjnautica.com - 637 234 130

Klaus Uhl

Mecánica - Altea nauticklaus@gmail.com - 637 491 699

Náutica La Mar

Mecánica - Campello jsanchez1@me.com

Jacobo García Galera

Mecánica - Alicante mhernandez@nauticaboronad.com 965 658 120 / 661 788 030 Mecánica - Ondara administracion@nauticamarinaalta.com 617 165 087 Mecánica - Benidorm Jet-jacobs@hotmail.com 619 916 948 / 626 023 938

Yachts Diesel

Mecánica - Alicante info@yachtdiesel.com - 96 512 06 73

Náutica Boronad Náutica Marina Alta

Diego Marín Camilo Palacios Emilio López Pináutica

Power Marine Mar i més Prada Yachts

Mecánica - Altea powermarine@telefonica.net 686 222 183 Electrónica naval - Dénia infomarimes@gmail.com 668 95 04 45 Mecánica - Venta - C.N. Altea info@pradayachtsaltea.com 96 584 24 52

Náutica Mike

Mecánica - Venta - Calpe info@nautica-mike.com - 96 583 98 05

Miguel Vañó

Pintura - C.N. Altea info@am-composites.com - 616 450 066

Pintura - Altea nauticadiego@gmail.com 96 583 49 65 / 625 511 868 Pintura - Campello estructurasnauticas@hotmail.com 627 405 154 Pintura - C.N. Altea pinturas.emilio@hotmail.com 96 584 28 12

Proamar Color

Pintura - Dénia info@pinautica.es - 96 578 61 47

Ramón Galera Náutica Santa Ana

Pintura - Alicante atencionalcliente@proamarcolor.com 639 68 02 38 Pintura / Jarcia - Altea indigosailing@hotmail.com 607 291 686 Pintura - Altea rgscampomanes@hotmail.com 655 286 650 Servicio integral / Venta - Santa Pola nauticasantaana@hotmail.com 96 669 33 74

Medimar Yachts

Serv. Integral - Moraira tienda@medimaryacht.es - 96 649 06 20

Náutica Fuerza 7

Serv. Integral nauticafuerza7@yahoo.com - 629 510 350

Nacramar nautica

Serv. Integral / Venta - Campello info@nacramarnautica.es - 607 304 273

Roberto Sevila

Náutica Mengual

Servicio integral / Venta - Valencia admin@nautica-aza.com 663 974 441 Serv. Integral - Altea esther@gespamar.com 96 688 25 07 / 607 487 260 Serv. Integral - Altea info@nauticacampomanes.com 96 688 85 97 Serv. Integral – Venta - Teulada info@nauticamengual.com 96 574 12 11

Diego Mulet (Serv N. DM)

Servicio integral - Altea rigel1968@gmail.com - 617 341 732

Jover Yachts

Servicio Integral/Venta - Alicante/Denia abigail@joveryachts.com 965200650

Náutica Vegamar

Servicio Integral - Almoradí info@nauticavegamar.com 96 678 19 07 / 629 178 051

Kavi Yachts

Servicio Integral / Venta - Altea info@kaviyachts.com - 96 688 21 00

Mantenyachts

Servicio integral / Venta - Villajoyosa mantenyachts@yahoo.es - 667 354 082

Marine Service Ibiza

Francisco Santamaria

Tapicería - Alicante pacoconalsa@msn.com 609600422

Nueva Tapiceria Santa Pola

Servicio Integral - Ibiza tallermarineservice@yahoo.es 619 369 061 Tapiceria - Santa Pola info@nuevatapiceriasantapola.com 965 41 44 53

Tapiceria Los Mellizos

Tapiceria - Altea 607 363 230

Tapizados Santi

Tapiceria / Lonas - Alcoi info@tapizadossanti.com - 96 533 14 59

Náutica Aza Gespamar Náutica Campomanes

14

UTICO NÁ

Varadero

CLUB


RESTAURANTE

El nuevo restaurante del Club Náutico de Altea abre sus puertas

B

ajo la marca Bon Vent el Club Náutico de Altea inicia un nuevo camino con la gestión de su restaurante apostando por la cocina mediterránea y de calidad.

El 31 de diciembre de 2017 finalizaba el contrato de arriendo industrial del bar-restaurante del Club Náutico de Altea a la sociedad mercantil que lo explotaba. De forma voluntaria y por motivos personales, los anteriores gestores comunicaban al Club Náutico de Altea su decisión de no continuar, por lo que la Junta Directiva, después de contemplar distintas alternativas, tomó la decisión de acometer la gestión directa del barrestaurante para 2018 con el fin de sacar un rendimiento extra que pueda financiar el área deportiva.

16

Y es que actualmente El Club Náutico de Altea está sometido a unas circunstancias que comprometen su continuidad; como todos sabemos debe hacer frente a un problema económico ocasionado por una subida desmesurada de las tasas portuarias. Durante los meses de enero y febrero se han realizado distintas labores de mantenimiento y conservación para adecuar las instalaciones del restaurante a la normativa vigente y así poder reabrir el restaurante, remodelando la decoración y dándole un aire nuevo al estableciemiento. Apostando por la cocina mediterránea y con una carta centrada en arroces y pescados, Bon Vent entra fuerte


en el panorama gastronómico alteano. En un entorno privilegiado, con terrazas en el mismo puerto y vistas al mar y a la bahía de Altea, el restaurante del Club Náutico de Altea ofrece la mejor de las gastronomías con precios asequibles y un trato cercano. Las reservas se pueden hacer en el teléfono 96.584.34.76 y el restaurante dispone de menú todos los días. El 31 de marzo a las 13:00 horas tuvo lugar un vino de honor para inaugurar el restaurante y dar paso a esta nueva etapa, cuyo principal objetivo es dar sustento a la actividad deportiva del Club, además de ofrecer el mejor de los espacios para comer a los usuarios y transeúntes del CNA.

17


18


ENTREVISTA Rubén Figueira Piorno, F&B Manager del Club Náutico de Altea

“El nuevo restaurante del Club Náutico de Altea pretende ser un nexo de unión entre el Club y el resto del pueblo de Altea” Rubén Figueira posee una larga trayectoria en la gestión de restaurantes. Inició su carrera profesional como maitre en Ourense en el Hotel Balneario de Lobios**** , para cinco años más tarde incorporarse a la cadena AC, en el Hotel Spa Villa de Allariz****, en el que realizó una intensa labor de comercialización de eventos y congresos. La etapa más madura de su carrera llegó cuando empezó a formar parte de la cadena Eurostars en la que permaneció durante ocho años. En ella dirigió la restauración de diversos hoteles de cinco estrellas en el norte de España, además de realizar aperturas en nuevas zonas como Santander o Cuba. Época en la que tuvo la suerte de atender a grandes personalidades del mundo del arte, el deporte y la política. Durante este etapa fue responsable de F&B del Hotel Monasterio de San Clodio**** y Gran Hotel de La Toja*****. Pero sin duda, el puesto del que más se siente orgulloso ha sido el de estar al servicio de SSMM el Rey Felipe VI y Doña Leticia durante la entrega de los premios Princesa de Asturias en los años 2014 y 2015, época en la que fue también asesor de implantación de sistemas de calidad en restauración en el Hotel de la Reconquista*****, Resort Cayo Santamaría***** (Cuba) y Hotel Real de Santander*****, entre otros.

¿Cuáles son las señas de identidad de Bon Vent? El restaurante Bon Vent nace con la filosofía de ser un punto de encuentro para todo el mundo de la náutica y amantes del mar, así como de cualquier alteano o visitante que guste de la buena comida española y por ende, mediterránea. Pero sin duda, nuestra seña son los trabajadores y la atención al cliente, el gusto por el detalle y la satisfacción del cliente. ¿Qué novedades habéis introducido en el restaurante del Club Náutico de Altea? Novedades hay muchas, una reforma completa de la cocina, la decoración y acondicionamiento del local, la ubicación de una nueva terraza en el paseo del Club. Así mismo, disponemos de un mini carta, la cual esta

operativa desde las 09:00 de la mañana hasta el cierre de la cocina por la noche, en la cual podrán encontrar raciones como chipirones en su tinta, espencat con capellas, pulpo guisado, sepia en salsa verde, etc, lo cual permite disfrutar de un sabroso bocado a cualquier hora del día. ¿Y cuáles tenéis pensado introducir en el futuro? Como novedad para un futuro próximo tenemos la apertura de una nueva terraza en la parte superior del edificio. Un espacio donde poder disfrutar de un buen cocktail, una buena copa, con música en directo y con las que sin duda son una de las mejores vistas de Altea.

19


¿Qué ofrece Bon Vent a sus clientes? Ofrece experiencia, buen trato, unas magnificas instalaciones y un producto de calidad elaborado con cariño y esmero. Cocina de mercado, sin grandes elaboraciones, respetando el producto y los sabores mediterráneos. Y como no, nuestros arroces. Arroces de la mejor calidad, elaborados con caldos tradicionales, sin aditivos ni saborizantes, al estilo de nuestras madres. Existe mucha competencia en el sector hostelero de Altea, ¿cómo vais a marcar la diferencia? Somos humildes y sabemos que estamos en un mercado muy competitivo, pero tenemos la firme convicción de que podemos hacernos un hueco en el sector. No miramos a los lados, solo hacia adelante, esperando que nuestros clientes sean quienes decidan el lugar que nos toca ocupar en la gastronomía Alteana. A la hora de la elección de los nuevos miembros del equipo, ¿cuál ha sido el perfil solicitado? Principalmente nos hemos nutrido de profesionales con ilusión, los cuales sienten este proyecto como suyo propio. Profesionales con vocación de servicio y dedicados al cliente. Habéis cuidado hasta los más pequeños detalles para ofrecer un buen servicio, háblanos de alguno de ellos. Destacaría la introducción de los vinos de calidad por copas. Disponemos de un armario refrigerado el cual dispensa vino por copas haciendo un vació en la botella cada vez que suministramos una copa de vino, lo cual nos permite vender por copas vinos de gran calidad como Pago de Carrovejas Crianza, Emilio Moro Maleollus, Viña Tondonia y otros, estando el vino en perfectas condiciones para su consumo. ¿Cómo afrontas este nuevo reto? Pues de la única manera que se puede afrontar un reto como este, con ilusión, ganas y mucha fuerza. El reto por delante es grande y el esfuerzo para llevarlo a buen puerto también, pero con ilusión, esfuerzo y un buen equipo, seguro conseguiremos sacarlo adelante. ¿Cuál dirías que es tu premisa fundamental a la hora de realizar un buen servicio? Hay que hablar con el cliente, escucharlo, interpretar sus necesidades y sobre todo ser amable y cortes. A dia de hoy creo que uno de los mayores problemas que hay con los clientes es que no se les escucha y no se les habla lo suficiente. Si tu das al cliente cariño y amabilidad, el cliente te devolverá lo mismo.

20


Limpieza profesional de barcos y apartamentos Moquetas, sofรกs, sillones, colchonetas, ropa de cama y ropa personal

+34 667 35 15 63

grupocapnegret@gmail.com

capnegretdelivery.es


RESTAURANTE:

UNA NUEVA ETAPA

Vicente Ferrer Monerris

Licenciado en ADE. Hotelero Socio de Número 1050 del CN Altea

Vocal de Restaurante y Comunicación del CN Altea

C

oincidiendo con nuestra regata 200 Millas A2 hemos puesto en marcha el restaurante Bon Vent del Club Náutico de Altea. Se abre una nueva etapa en el servicio de restauración donde perseguimos varios objetivos genéricos. Control de la oferta gastronómica. Pensamos que hay que ajustarse a lo que se espera en un Club Náutico: cocina mediterránea, pescados y arroces. Pero también ser flexibles en la variedad, presentación y prestación de servicios del restaurante. Por eso hemos adaptado y mejorado tres espacios: terrazas, bar-cafetería y salón-restaurante donde poder tomar desde un aperitivo en traje de baño hasta una agradable cena formal con una carta de género fresco, pasando por el tapeo alegre entre amigos. Sin olvidarnos de una buena variedad en los menús diarios con un precio ajustado o los desayunos. Debemos ser empáticos con los socios y usuarios y no condicionar el uso de una mesa a una rentabilidad económica como ha podido ocurrir en el pasado. Los servicios náuticos que se ofrecen en el Puerto se relacionan íntimamente con la gastronomía, el ocio y el descanso. Queremos interiorizar la prestación de este servicio de restaurante para desarrollar un criterio propio del Club y ser punteros liderando una vía que sin duda se implantará en otros Clubs que nos siguen. Estamos experimentando un aumento de cargas administrativas e incertidumbre y ello nos lleva a defendernos desarrollando todas las vías posibles que permitan un aumento de los ingresos con el objeto de combatir estas amenazas y cimentar el futuro de la concesión del Club.

22

A partir de ahora podemos asegurar unos niveles de calidad, excelencia, procesado de alimentos e higiene necesarios y obligatorios hoy en día que no se pueden pasar por alto. Desde la Junta es una responsabilidad el cumplimiento de estos procedimientos. Es nuestra casa. La explotación propia del restaurante del Club nos permite observar de primera mano las tendencias y las valoraciones de los clientes para mejorar servicios y proponer y aplicar cambios. Por ejemplo, la instalación de mesas en el paseo del Club frente a los barcos: es una zona muy soleada ideal para los meses no estivales y que además invita a entrar a las gentes que pasean por el exterior del recinto. Esta focalización nos permitirá saber con más precisión cómo queremos que sea el Club en el futuro y nos permitirá continuar con los procesos de mejora y acertar tomando decisiones. El Club Náutico de Altea explota el restaurante como un departamento más, integrado plenamente en la estructura general de gestión. Se ha contratado a un director de restauracion (Rubén) y a un jefe de cocina (Andrés) así como el resto de plantilla necesaria de los que esperamos que desarrollen el apego y el sentimiento de pertenencia al Club de la misma manera que ya lo tenemos los otros colaboradores, socios y deportistas. Invitamos a todos ellos a que disfruten de esta nueva etapa y que de esta forma nos indiquen cómo mantener y mejorar nuestro Club Náutico así como los nuevos usos que ahora podemos ir explorando.


23


S

oy un apasionado de la gastronomía y de la buena mesa y tengo la gran suerte de cocinar por pasión y oficio a partes iguales.

Me he formado desde temprana edad a nivel nacional e internacional trabajando siempre en establecimientos de prestigio tanto en hoteles como en restaurantes. Mi cocina la defino como Mediterránea con toques creativos de autor. Tradición y modernidad se funden para elaborar platos que mantienen siempre la esencia de nuestra gastronomía mediterránea intacta. En la base de nuestra carta están los arroces, pescados y carnes acompañados por otros muchos platos que mantienen una misma seña de identidad; la elaboración siempre con materias primas de mercado de gran calidad y productos de cercanía, locales, de nuestra zona.

Andrés González Martínez Jefe de cocina Bon Vent

25


26


Reforma de adaptación Francisco Fresneda Segura

Socio número 685 del CN Altea Vocal de Obras e Infraestructuras

A

finales del año pasado, la Junta Directiva del Club Náutico de Altea, debate diferentes opciones para la continuidad de explotación del negocio del Restaurante.

Manejando las diferentes opciones, siempre se llega a la misma conclusión, “las instalaciones que datan desde la construcción de la sede social, año 1985, están totalmente obsoletas y fuera de cumplimiento de muchas normas y reglamentos hoy exigibles”. Decisión, pues no hay más remedio que atajar con toda prudencia de gasto, la reforma necesaria que técnico competente indique para que las instalaciones existentes se adapten a los reglamentos vigentes. Después del vencimiento del contrato de alquiler a finales de Diciembre 2017, empieza el zafarrancho, hay que adaptar las instalaciones de electricidad, gas, fontanería y saneamiento, climatización, etc. a las normas vigentes, teniendo muy presente que son actuaciones de reparación y adecuación de las construcciones existentes, y que nunca implique desavenencia con la Autoridad Portuaria. Con un plazo de tiempo muy ajustado, y gracias a la buena colaboración de todos, técnicos, proveedores de los diferentes gremios, personal del Club, y demás allegados, las reparaciones y acciones de conservación se han llevado a cabo y para la fecha de la celebración de la emblemática 32 edición de la regata de invierno 200 millas a2 que este Club tiene como evento insignia, la reapertura del restaurante, que se ha denominado “Bon Vent”, ha abierto sus puertas a los usuarios y regatistas. Espero que este esfuerzo de nuestro Club, sirva como una mejora para todos y podamos disfrutar de las instalaciones privilegiadas que disponemos, durante muchos años.

27


Las palabras del viento Juan V. Martín Devesa Historiador

E

l viento es una corriente de aire. Un fenómeno provocado por los cambios de presión propio de la circulación de fluidos y gases. El aire de la atmósfera se desplaza a causa de la diferencia de temperatura, humedad, densidad… y mientras sube crea estas corrientes, como si se tratase de las burbujas de gas carbónico de algunas bebidas. Sin embargo, reducir al viento a su condición física sería como decir que las palabras sólo son los sonidos que produce nuestro aliento al pasar de las cuerdas vocales a la boca. En estas corrientes de aire, el viento o las palabras, también viajan ideas, sueños, deseos y miedos. Y cuando las palabras no se escriben… se las lleva el viento. En esto coincidimos casi todas las civilizaciones cuando usamos el viento como ejemplo de aquello que es fugaz, de aquello que sucede sin dejar huella. Este símil ya aparece en la epopeya de Gilgamesh hace más de 4000 años cuando se dice que todo lo que ha construido la humanidad no es más que viento.

28

A pesar de recordarnos nuestro efímero paso por la vida, envidiamos al viento porque representa la libertad, aquello que no conoce barreras ni ataduras. Tal vez por esto muchas culturas del mundo han atribuido al viento voluntad y también sabiduría. Ya saben, la respuesta está en el viento. Los meteorólogos también bautizan a las borrascas, huracanes y tifones con nombres propios, como si fuesen seres animados, por una cuestión práctica y según una lista preestablecida. Pero cuando las lluvias y vientos que generan son especialmente destructivos eliminan el nombre de la lista, no vaya a ser que renazca la tormenta. Incluso los antiguos griegos los convirtieron en dioses, ya que cada viento tenía su propia personalidad y temperamento. Para este pueblo de navegantes mediterráneos Eolo liberó a los Anemoi, los dioses que gobernaban los cuatro vientos principales: Boreas, Noto, Euro y Céfiro. Esta tradición llegó a la Edad Media. El poema del siglo XV veles e vents es una súplica a los vientos para cumplir el deseo de volver con la amada. El Garbí nos traerá de vuelta a nuestras costas con la ayuda de Xaloc, Llevant y sus amigos Gregal y Migjorn que luchan contra Ponent y Mestral con el permiso de la Tramuntana. Ausias Marc no elige estos vientos al azar. Los enemigos del retorno son los vientos del oeste y el noroeste, mientras que con los otros se puede navegar usando diferentes maniobras. Esta influencia marinera es fundamental para entender la estrecha relación del viento con el azar y la suerte en muchas lenguas. Juntos, el viento y el mar representan aquello que no podemos controlar, lo que el destino nos deparará.


Cuando un asunto va bien, decimos habitualmente que va viento en popa, ya que no hay mejor orientación del viento que esta que nos impulsa sin esfuerzo. Para los antiguos romanos era muy importante tener venti secundi (vientos favorables) en una empresa y, si la suerte continua, decimos que estamos en racha. Para los griegos, más vale buen viento que fuerza de remos, en referencia a que más vale suerte que esfuerzo. Pero cuidado con un mal viento, que es como denominamos a cualquier inexplicable giro de la fortuna. Tal vez de esta precaución nace el dicho castellano a buen viento mucha vela, pero poca tela. La necesidad puso a prueba nuestro ingenio desde la antigüedad, nos obligó a adaptarnos a cualquier viento y a perfeccionar el arte de navegar. Porque la incertidumbre sólo se puede combatir con decisión e ingenio, con la especial capacidad de improvisar aprendida con la experiencia. Por esto Séneca nos recordaba en una de sus frases lapidarias que no hay viento favorable para aquel que no sabe a que puerto se dirige.

29


Sin embargo uno de los mayores peligros para las largas travesías marítimas antes del siglo XIX era la falta de viento. Por ello antes de zarpar las tripulaciones debían proveerse de todo lo necesario para un viaje de duración incierta. Además de los instrumentos de navegación, el bien más preciado era el agua dulce y los alimentos, a pesar de que su conservación a bordo era muy problemática. Otra vez el viento acudía al rescate. El pulpo, la melva, el bonito o la bacaladilla (capellans) se secaban al viento en cubierta para conservarlos. Pero también los embutidos de tierra adentro necesitaban el frio viento de las montañas para curar el jamón, los salchichones o el chorizo. En otros casos se empleaba la salmuera para conservar los alimentos como las anchoas o el sangatxo tal y como la inventaron los navegantes fenicios y la difundieron los romanos desde época antigua. De la misma manera que las lenguas distintas comparten las mismas visiones del viento, también comparten soluciones gastronómicas similares. Con estas conservas, cebollas y algo de arroz, pasta o patatas se obraba el milagro de nuestra gastronomía tradicional. La caldereta de pescado, la fideuá o las distintas variedades de pescado son fruto de la necesidad y la improvisación. Hay quien afirma que la fideuá se inventó en una barca de pesca de Gandía cuando a la hora de comer se dieron cuenta de que habían olvidado el arroz. Lo sustituyeron por fideos y solucionado.

Puerto de Alicante a mediados del siglo XIX

30

Puede parecer un contrasentido que para saber lo que hay que hacer en situaciones adversas, cuando nos falta algo, hay que buscar en lo que uno tiene, pero sabiendo a donde ir. Por ello, improvisar no es innovar. Es saber qué hacer con cada viento, con cada ingrediente. Aunque las velas han sido substituidas por motores, las expresiones relacionadas con el viento han quedado en el habla cotidiana. A pesar de la introducción de refrigeradores seguimos elaborando salazones y seguimos cocinando los guisos básicos producto de la necesidad de la navegación. Visto así, que un restaurante adopte el nombre de Bon Vent es muy marinero y tiene relación con la cocina. Pero, ¿cuándo se usaba esta frase? El origen de esta expresión hay que buscarlo en las diferentes referencias al viento que recorren la cultura popular. En Italia se puede decir Buon vento como bienvenida y en francés Bon vent es una despedida. En castellano se puede usar con ironía invitando a que alguien se marche, similar a la expresión con viento fresco. En Croacia existe una expresión de despedida, deseando buena suerte y dice algo así como que el viento te acompañe. En portugués existe la expresión Bom vento e boa mare similar a la valenciana Bon vent i barca nova, y ambas participan de todos los sentidos anteriores. Al final las palabras, como el viento, también tienen su propia personalidad y depende de donde soplen, tienen su temperamento particular.


PINTURAS MURALES

El auge artístico de Altea

A

ltea ha tenido desde siempre algo mágico en su entorno y paisaje que ha atraído a todo tipo de sensibilidades artísticas. Son muchos los pintores que han tenido debilidad por la poderosa luz y el sol del Mediterráneo en Altea, que han buscado inspiración en el particular paisaje que dibuja la silueta del pueblo en la costa, con sus cuestas infinitas, sus casas blancas y la belleza de su iglesia, la guinda que corona el pastel. Las décadas de los años 60 y 70 fue una época fructífera para Altea. La posguerra había dejado de ensombrecer el paisaje y ahora más que nunca renacía la belleza de un pueblo rodeado de un azul marino intenso, del verde de la huerta y de los gigantes montañosos. Los turistas europeos comenzaban a llegar ante la apertura de España y Altea acogía a numerosos y reconocidos artistas plásticos. Eran los años en que Altea era llamada “Capital Mediterránea de Artistas”.

32

“Yo no había oído hablar de Altea antes, pero supe en seguida que los pintores se volverían locos si se encontraran con este mágico y secreto pueblo hecho sólo para gente con ojos apasionados.” Robert Leight En el marco de las Fiestas Mayores de la Villa de Altea en honor al Cristo del Sagrario y a su Patrón San Blas de 1971, y siendo alcalde de Altea D. Joaquín Pérez Montaner, se convocó el “I Concurso de Pintura Mural Figurativa de Altea” acogiendo la idea de


varios pintores como Alfonso Saura y Toni Miró. Se trataba de trasladar la pintura a la calle, mostrar el arte a los viandantes curiosos. A la llamada de Miró y Saura acudieron un selecto y reducido grupo de artistas plásticos, residentes en Altea, Alicante, Alcoy y otras poblaciones de la provincia, que creyeron en el proyecto. Pocos días antes de la fiesta del Cristo, los vecinos y visitantes de Altea quedaron sorprendidos de ver a los artistas trabajando en plena calle, poniendo imagen y color a sus obras pictóricas sobre las viejas paredes. Durante tres años consecutivos se celebró este concurso que dejó un valioso legado de una época única en Altea, las obras se mantuvieron algunos años pero poco a poco fueron desapareciendo.

“Creo que en aquellos años ya lejanos la gente de Altea aprendió a mirar al pueblo con otros ojos, y empezaron a darse cuenta de lo bello y dramático que era, pero los artistas también aprendieron mucho sobre la dignidad humana y el coraje de los alteanos”. Wolf “El lobo”

33


En la actualidad apenas queda constancia de aquel encuentro, los murales están prácticamente desaparecidos por la falta de labores de conservación, las inclemencias del tiempo y el empleo de materiales poco apropiados para la duración de las obras en exterior. Sólo quedan como testigos las pinturas de

34

Paladini en la fachada lateral de la Iglesia, que da a la calle San Miguel, y la de Marc Abel en la calle Salamanca, junto al Portal Viejo. ART ALS CARRERS. Luis Fuster. PEA 2000, Pintores de todas las partes de Altea. Fotografias proporcionadas por José Zaragoza.


MEDIO AMBIENTE

Sobre Vientos, olas y cambio climático Antonio Belaza Vázquez Ingeniero Naval Socio 873 del CN Altea

Podemos establecer una aproximación a la base de conocimiento sobre el comportamiento de los fenómenos atmosféricos que afectan directamente a la navegación, el viento y las olas, y a continuación tratar de identificar lo que está ocurriendo en los últimos años en el Mediterráneo Occidental, que, según algunos investigadores, presenta síntomas propios de un cierto cambio climático en la zona.

El aire y su influencia en el tiempo atmosférico

Entrando en su análisis físico, el aire es el fluido o mezcla de gases que constituye la atmósfera que rodea la Tierra. Hasta algunos kilómetros de la superficie de ésta, es un gas inodoro, incoloro e insípido, con un 78% de nitrógeno y un 21% de oxígeno, en volumen, y pequeñas cantidades de argón y de los restantes gases inertes; a alturas superiores hay presencia de hidrógeno. Hay una presencia de otros gases, como el dióxido de carbono, el monóxido de carbono, el dióxido de azufre y otros óxidos de nitrógeno además del ozono troposférico y el metano, sobre todo en las ciudades,

36

aunque en pequeñas cantidades. Además hay que añadir partículas sólidas como sal, polvo, humo, hollín, polen y esporas de plantas y pequeños cristales de hielo en las nubes altas, y las partículas que provienen de la quema de combustibles fósiles. Todos estos gases y partículas constituyen el principal problema para la calidad del aire, en las zonas muy contaminadas. Los fenómenos atmosféricos resultan de los cambios en las condiciones físicas del aire debido al calentamiento, a la expansión de los gases, a la disminución de la presión y a los procesos opuestos. Todos estos cambios afectan de manera importante a la presencia del agua en la atmósfera, a su evaporación y a su condensación, a la formación de nubes, a la lluvia y a las tormentas, siendo el ciclo del agua en la atmósfera, un elemento preponderante de todos los fenómenos atmosféricos. El aire es un absorbente energético de la luz y de otras radiaciones de determinadas longitudes de onda y completamente transparente para otras. La atmósfera actúa como un gigantesco sistema de transporte de energía entre las calurosas regiones tropicales y las frías regiones polares, la eficacia de la atmósfera como portadora de calor depende de la cantidad de humedad, de ahí la importancia del conocimiento del ciclo del agua en la atmósfera.


Para cualquier navegante, la preocupación prioritaria es el estado de su nave, la integridad del casco, la disponibilidad del aparejo y el correcto funcionamiento de los equipos a bordo, motor, bombas, equipos de navegación y comunicaciones. Una vez que, aún sin estar todo perfecto, tenemos el convencimiento de que podemos navegar con garantías de mantener segura la nave y sus ocupantes, nuestra preocupación se traslada a la atmósfera, al aire que nos rodea, a sus condiciones de presión, temperatura y humedad, a los vientos que se pueden generar y a sus correspondientes consecuencias, las olas.

La troposfera, es la zona de la atmósfera que se eleva hasta una altura entre 10 y 18 kilómetros sobre la superficie, es donde se desarrollan todos los fenómenos atmosféricos a excepción de algunas nubes altas asociadas a tormentas tropicales.

templadas, creando una superficie de discontinuidad o de separación entre ambas.

Las propiedades físicas de la troposfera, dependen grandemente de las condiciones de la superficie sobre la que el aire se mueve. Así, el aire puede volverse frío y seco como resultado de su paso sobre tierras frías y secas o bien calentarse y humedecerse tras su contacto con un océano cálido. El movimiento de las masas de aire, especialmente en latitudes medias, y las modificaciones impuestas por los cambios del medio influyen considerablemente en el tiempo atmosférico.

Los principios de la meteorología

Los principios de la meteorología tal como la conocemos se establecieron a principios del siglo XX, cuando el físico noruego Bjerknes realizó investigaciones que condujeron a un mejor conocimiento del movimiento de las masas de aire, consideró la concentración de masas de aire frío en las regiones polares y masas de aire caliente en las regiones ecuatoriales y tropicales, unas y otras entran en contacto en la región de los vientos dominantes del Oeste, región que se corresponde aproximadamente con las zonas geográficas comúnmente llamadas

A través de esta línea de desemejanza que Bjerknes llamó frente polar, se produce un cambio súbito en la temperatura y frecuentemente en la humedad del aire. La irregularidad del flujo a lo largo del frente polar origina depresiones barométricas, siendo la energía de las dos masas de aire la que las produce y sostiene. La presión atmosférica se halla sujeta a un continuo cambio, las diferencias se producen en ella diaria, estacional y geográficamente. La principal causa de tales diferencias estriba en el desigual calentamiento del aire por el Sol. Las diferencias de temperatura obligan al aire a moverse para igualar su presión, el desplazamiento de la corriente de aire que pasa de una zona de alta

37


presión a otra de baja presión produce vientos de fuerza proporcional a la diferencia de presiones. Además, existe la influencia de la rotación de la Tierra que desvía hacia el Este al aire que se mueve hacia cualquiera de los polos, y hacia el Oeste al que se dirige hacia el ecuador e impulsa hacia el ecuador al que viaja en dirección Este, y hacia los polos al que avanza en dirección Oeste. Las diferencias de calentamiento y enfriamiento, más pronunciadas cerca de la superficie de la Tierra que en capas algo más superiores tienen como consecuencia los cambios diarios en la dirección de los vientos a lo largo de las costas marinas y los valles de las montañas y, en mayor grado, los vientos de período anual, como los Monzones, que se producen entre los océanos y las altas masas terrestres adyacentes. Las presiones altas y bajas rodean la tierra de Este a Oeste en zonas aproximadamente alternas. En la región ecuatorial predominan las presiones relativamente bajas. A cada lado de esa región se extienden zonas de presión más elevada. Entre éstas y el cinturón ecuatorial se producen los vientos Alisios, los más regulares del globo. Una tercera zona, en este caso de bajas presiones, aparece en las cercanías de los círculos polares. Entre cada zona de bajas presiones próximas a los polos y la correspondiente de presiones mayores, situadas aproximadamente a mitad de camino del ecuador, se halla en cada hemisferio, la faja de los vientos dominantes del Oeste, sujetos a frecuentes interrupciones por las perturbaciones de curso irregular que se producen en la atmósfera. Sobre los casquetes polares, se originan vientos dominantes del Este, que tropiezan con los vientos dominantes del Oeste, a lo largo de los denominados frentes polares, la consecuencia es que los límites de los frentes polares se desplazan continuamente y a menudo invaden las latitudes más templadas provocando considerables descensos de temperatura en las masa de aire.

Los principios de la meteorología

Estos planteamientos generales se complican y confunden a consecuencia de movimientos menores, como el desplazamiento estacional de aire entre los continentes y los océanos, los amplios movimientos del frente polar hacia el Norte y el Sur, los movimientos verticales del aire originados por la circunvolución de sus capas: las más frías y pesadas que ocupan las regiones superiores, y las más calientes y ligeras, próximas a la superficie.

38

Todo ello produce un equilibrio inestable al que se agregan las corrientes estacionales a través del ecuador, que aparecen a causa de la inclinación del eje de la Tierra con respecto al plano de la eclíptica, ya que alternativamente queda más expuesto un hemisferio que otro a la acción de los rayos solares. La fricción superficial y la turbulencia acabarían por detener todos los desplazamientos del aire si no existiera alguna energía que le impulsara a continuar moviéndose. Esta energía tiene su origen en las diferencias de temperatura provocadas por el Sol. Estos movimientos de la masa de aire conforman el viento, que es el movimiento natural del aire en relación con la superficie terrestre en cualquier dirección o a cualquier velocidad. Utilizaremos el criterio que considera el viento como la componente del movimiento del aire paralela a la superficie terrestre. Cualquier otra componente del movimiento del aire distinta a la paralela a la superficie de la tierra se conoce por corriente de aire. Todos estos valores varían con la temperatura, presión atmosférica y humedad, lo que hace que se presenten diferencias apreciables al considerar distintos tipos de masas de aire en movimiento. Esta evidencia puede


apreciarse por simple observación de lo que ocurre en un área determinada, ya que se constatan efectos diferentes cuando los vientos son de origen continental secos y calientes en verano, a cuando son de origen marítimo, en cuyo caso son húmedos y frescos.

El viento está lejos de ser un fenómeno uniforme y constante

Las observaciones habituales sobre el viento, ponen en evidencia su principal característica, el que no es constante, apreciándose ráfagas y rachas causadas por razones meteorológicas, junto con la aparición de remolinos superficiales originados por resistencia friccional a causa del paso del aire sobre la superficie terrestre, pero todo ello explicable de acuerdo con las leyes de la física. Las variaciones en la velocidad del viento vienen acompañadas por modificaciones en su dirección. A nivel superficial, las variaciones pueden observarse en la horizontal pero según se gana en altura, la componente horizontal pierde importancia frente a la aparición de una componente vertical. Realmente, un análisis de las masas del aire en movimiento, es decir, de la estructura del viento real, nos indica que está lejos de ser un movimiento uniforme, y ante esta situación, y a fin de clasificar de alguna manera la relación entre los efectos del viento y su velocidad media, en 1946 se adoptó el acuerdo de medir la velocidad del viento a una altura de 10 m y establecer una correspondencia de estos valores con la escala Beaufort.

Un medio en constante movimiento

A esto hemos de añadir que nuestro medio natural de navegación, la mar, presenta una superficie en constante movimiento que va a influir profundamente en dicha navegación. Las olas, movimientos en la superficie o próximos a ella, se presentan con un rango muy amplio de frecuencias que va desde períodos de varios años a períodos de muy pocos segundos, según cual sea su origen.

superficie de los dos fluidos, se inicia la formación de olas rizándose la superficie del agua. Estas ondas primarias, se extienden y forman otras de mayor longitud de onda por interferencia, pulsaciones, y la misma presión del viento, especialmente en las crestas. Para que puedan formarse olas considerablemente mayores, es necesario un viento fuerte y continuado, aguas profundas y una extensión bastante grande de aguas libres.

Cuando las olas tienen como origen el viento, las partículas de agua próximas a la superficie describen trayectorias cerradas casi circulares en su plano vertical, dichas trayectorias son perpendiculares a la dirección en la que se desplaza la ola. Para que las olas así generadas continúen creciendo el viento ha de tener al menos una velocidad de 4 nudos ya que por debajo de este valor, la tensión superficial del agua impide la propagación de olas. Una vez en movimiento, ambos fluidos, aire y agua, se influencian mutuamente, y esto incrementa el tamaño de las olas; cuando la ola ha adquirido una cierta altura, el flujo de aire se vuelve inestable y se separa

El origen de las olas es muy variado, pueden ser debidas a cambios climáticos, a movimientos sísmicos, a efectos de la plataforma continental, originadas por las mareas, o por efectos meteorológicos, como las debidas al viento. El viento causa perturbación en el equilibrio de la superficie del mar, ya que aunque sea una ligera brisa, cuando sopla a lo largo de una considerable distancia el flujo de aire se vuelve inevitablemente turbulento, y como resultado de las variaciones de presión sobre la

39


velocidad de la ola alcanza las cuatro quintas partes de la velocidad del viento. De este modo, la altura de las olas, ignorando cualquier otro factor externo tal como condicionantes geográficos, corrientes o profundidad, está gobernada por la velocidad del viento y la distancia en aguas libres a lo largo de la cual ha soplado el viento. En resumen, la generación de olas de viento puede explicarse por la transferencia de energía entre el aire y el agua, apoyada en la resistencia de fricción entre los dos fluidos.

Buscando patrones en las olas

Como cualquier otro fenómeno natural del que se tiende a profundizar en su conocimiento y comprensión, se ha buscado una cierta modelización matemática de las olas, y en la actualidad se procede admitiendo que el perfil longitudinal de una sucesión de olas, en un momento dado es una sinusoide, y con ello se establece una relación entre la longitud de la ola, el período, y la velocidad de la ola. De observaciones sistemáticas, se ha venido a concluir que la teoría de la sinusoide da resultados que se hallan en concordancia con la experiencia. Los parámetros con los que se define la ola, son su longitud, o distancia entre dos crestas consecutivas, y su período, que es el intervalo de tiempo entre el paso de dos restas sucesivas por el mismo punto. Además, en todos los análisis en que se estudien olas, se hará referencia a la velocidad a la que viaja la ola, y a la altura de la ola, que es el doble de la amplitud del desplazamiento vertical de las partículas de agua. de la superficie del agua; esto causa un remolino, que se forma a sotavento de la cresta de la ola y se mueve en dirección contraria. Cuando este remolino entra en contacto con la superficie del agua, la fricción acelera el movimiento orbital de las partículas de agua, con lo que se aumenta la longitud de la ola. Las confusas olas pequeñas que se han formado inicialmente, van alcanzando un cierto orden de manera gradual. La velocidad relativa de la más corta de dichas olas difiere más de la velocidad del viento que de la velocidad relativa de la más larga de estas olas; las olas más cortas crecen rápidamente y rompen, desapareciendo y dejando el lugar para las olas más largas. Este proceso continúa al menos durante el tiempo que la energía del viento excede a la energía absorbida por la resistencia de fricción, hasta el punto donde la

40

Por las razones expuestas con anterioridad, y teniendo como origen el viento sólo pueden engendrarse grandes olas en el Océano, habiéndose observado algunas de ellas con alturas de 15 metros, sin embargo, rara vez se presentan, incluso olas de 8 metros no son frecuentes. Las longitudes de ola oscilan entre 10 a 100 veces la altura. Para una intensidad determinada del viento, en mar abierto, la altura de la ola no excede de cierto límite ya que, si el viento es permanente, la energía del viento se emplea en aumentar la longitud de la ola. Por tal motivo, las olas de reciente formación tienen un perfil relativamente brusco, mientras que las que llevan ya cierto recorrido tienen mayor longitud y con ella aumenta el período y la velocidad. Si el viento disminuye, baja inmediatamente la altura de la ola, pero la longitud, la velocidad de propagación y el


período siguen creciendo porque la energía almacenada no se desvanece tan pronto, debido al escaso rozamiento interno del agua. Se forman entonces olas largas de crestas redondas que pueden recorrer grandes extensiones. El oceanógrafo noruego Harald Sverdrup, estableció unas leyes para determinar la altura de las olas en función de estos factores. De sus trabajos se obtienen interesantes conclusiones, como que mientras que una ola alcanza su máxima altura con cierta rapidez tras 25 ó 30 horas, la longitud de las olas continúa aumentando durante un tiempo mucho más largo. Por ejemplo, con un viento de 15 nudos, soplando durante 10 horas, las olas alcanzarán una altura de metro y medio cuando la distancia de aguas libres sea del orden del centenar de kilómetros, pero si dicha distancia está limitada a una quinta parte. la altura de las olas no excederá de noventa centímetros, que se alcanzarán trascurridas cuatro horas. Esto explica el por qué en los mares en latitudes cerca de los 40º S se puede llegar a desarrollar una mar enorme, ya que con independencia de la particulares condiciones de viento y corriente en esas aguas, la distancia de aguas libres es virtualmente ilimitada. Una vez que la ola se ha encrespado lo suficiente por

la acción del viento, definiendo el encrespamiento como la relación altura/longitud, se comienza a crear una importante diferencia de presión entre el frente de la ola y la cara posterior, la cresta se levanta y la relación altura/longitud crece considerablemente hasta el momento en que la cresta rompe, de acuerdo con la dirección y la acción de la resultante de la gravedad, y de la aceleración centrífuga debida al movimiento orbital de las partículas de agua y del viento.

La meteorología no es una ciencia exacta

Todo lo expuesto en los párrafos anteriores pone en evidencia la complejidad de los fenómenos meteorológicos y justifica de alguna manera la incertidumbre constante que acompaña a cualquier predicción meteorológica, aún con los medios matemáticos actuales, que, si los modelos aplicados fueran exactos, dispondríamos de un conocimiento preciso de lo que va a ocurrir en las próximas horas, en el momento de planificar cualquier ruta. Pero lamentablemente, fuera de la navegación de altura, aún contando con múltiples aplicaciones meteorológicas disponibles para navegación de recreo, en las que cada uno de nosotros tenemos más o menos fe, Windgurú, Ventusky, Meteo Marine, Windfinder, PassageWeather, WetterZentrale, MeteoNav etc. etc. etc. Comprobamos con demasiada frecuencia que en

41


lugar de tener una predicción similar entre todas ellas, hay diferencias notables, es decir, ocurre lo habitual en los tiempos actuales del “homo smartphonicus” el exceso de información nos lleva a la confusión.

La prudencia es uno de nuestros mejores valores

Sólo hay una ocasión, que yo conozca, y experimento en carne propia junto con el resto de colaboradores de la Regata 200 millasA2, en la que aciertan todos los programas meteorológicos, y es que todos ellos sin excepción, siempre vaticinan las peores condiciones de mar y viento posibles. Entonces, cuando preparamos una travesía en nuestra embarcación de recreo ¿qué hacer ante la incertidumbre y el desasosiego meteorológico que a buen seguro nos ha creado lo dicho en los párrafos anteriores? ¿debemos hacer desistir a los pasajeros incautos que se han apuntado a un día de navegación, sin saber de los temibles peligros que les acechan en los mares, nada más salir por la bocana? ¿es que sólo podemos navegar con aquellos compañeros que tengan las cualidades de los argonautas que acompañaron a Jasón a la búsqueda del vellocino de oro? Es evidente que la prudencia es uno de nuestros mejores valores, y que, con independencia de que nos fiemos en mayor o menor grado de las previsiones meteorológicas, no está demás el recurrir a la observación “in situ” de las principales variables atmosféricas, que nos permiten estimar la evolución del tiempo en un plazo de varias horas, siguiendo los consejos de los múltiples manuales que para navegación costera están a nuestra disposición, y escuchar las opiniones de aquellos que habitualmente comparten la misma zona de navegación, bien de forma profesional o con experiencia contrastada. Es conveniente observar la evolución de la presión atmosférica, y sobre todo la rapidez de dicha evolución, es decir, el gradiente de presiones. Si la presión baja rápidamente, tendremos vientos de una intensidad notable en poco tiempo. Al viento le sigue la formación de olas, y vientos continuados de cierta intensidad darán lugar a olas de altura importante. Otro factor importante es la temperatura, pues de ella depende la concentración del vapor de agua en la atmósfera. A una determinada temperatura, el aire acepta una cierta cantidad máxima de vapor de agua, se dice que el aire está saturado y se puede presentar el denominado punto de rocío, que es cuando se produce la condensación del exceso de vapor al bajar la temperatura.

42

Las nubes nos pueden ayudar a conocer la evolución de la atmósfera, pues en definitiva están ligadas con la humedad relativa y con el desplazamiento de las masas de aire húmedas con el viento, lo que nos permite observar la tendencia de la estabilidad atmosférica en las próximas horas. Una observación sencilla, no por antigua menos fiable, es recurrir a las chimeneas y a las estelas de los aviones. Si el humo de una chimenea sube próximo a la vertical, la masa de aire es estable en cuanto a la humedad rel ativa, mientras que si se observa un ascenso del humo en forma sinuosa, la masa de aire contiene un grado de humedad próximo a la saturación y el tiempo atmosférico cambiará en pocas horas. De la misma manera, si se ve que la estela de un avión desaparece rápidamente o si se ve sin estela, la humedad relativa de la atmósfera en esa zona es muy baja, por lo que se puede tomar como una señal de que el tiempo permanecerá estable durante unas horas. Si por el contrario, la estela permanece visible, es larga y se extiende, entonces la humedad relativa de la atmósfera superior es alta, por lo que probablemente el tiempo atmosférico cambie pronto.

¿Y qué pasa con el Cambio Climático?

No podemos terminar estas consideraciones sin hacer referencia al cambio climático, que es algo que tenemos continuamente en los medios de comunicación, desde donde se nos vaticinan todo tipo de catástrofes inminentes, pero sin aportar razones suficientemente convincentes. En relación con este asunto, tenemos entre nuestros compatriotas científicos de talla internacional que llevan muchos años de investigación, desde antes de que se pusiera de moda el tema, recogiendo datos y haciendo análisis exhaustivos, mucho antes de que algunos


políticos de relumbrón empezaran a ganar dinero con conferencias y documentales. Es de destacar la investigación recogida en el libro “Historia de los cambios climáticos” de José Luis Comellas, Profesor emérito de la Universidad de Sevilla, donde se hacen referencias a la inquietud actual sobre la evolución del clima, y como nos puede afectar en los próximos años, y cómo ha afectado a la vida sobre el planeta Tierra desde tiempos Arcaicos, conocimientos aportados por diversas técnicas que han dado lugar a la paleo-climatología. Como claramente establece el Profesor Comellas, lo cierto sobre el clima es que está cambiando, pero que siempre ha estado cambiando, y que las causas de dicho cambio no están explicadas claramente, hay muchos factores que afectan a la evolución del clima, tanto externos al planeta Tierra como propios de la evolución de la biosfera, de la actividad humana, y de la propia actividad tectónica, como es el caso de las erupciones volcánicas. En esta línea, El Instituto Español de Oceanografía ha publicado un texto que recoge su investigación sobre el “Cambio Climático en el Mediterráneo Español” texto que resume la recogida de datos en los últimos años, (¡¡desde 1943!!) por una serie de investigadores a cuya cabeza figura Manuel Vargas Yáñez Las conclusiones más relevantes de dicho informe son, y cito textualmente: “Se analizan los datos oceanográficos y atmosféricos desde 1943 o 1948, según los casos. A partir de esta fecha se han alternado dos periodos claramente diferenciados. Desde 1948 hasta mediados de los años 70 se produjo un descenso de la temperatura del aire y la

temperatura superficial del mar. Desde mediados de los 70 hasta la actualidad ha cambiado esta tendencia con un ascenso de las temperaturas. El aumento medio de la temperatura superficial del mar para el periodo 1948-2007 varía, dependiendo de la zona de nuestro litoral mediterráneo, entre 0ºC y 0,5ºC, mientras que la temperatura del aire aumentó entre 0,4ºC y 0,9ºC. En profundidades intermedias, (200 m a 600 m), la temperatura aumentó desde 1948 hasta 2000 entre 0,05ºC y 0,2ºC, y la salinidad se incrementó entre 0,03 y 0,09. En las capas profundas, (1.000 m a 2.000 m) el aumento de temperatura osciló entre 0,03ºC y 0,1ºC y el de salinidad entre 0,05 y 0,06.” El aumento de temperatura de las capas intermedias y profundas puede parecer pequeño, pero hay que tener en cuenta el alto calor específico del mar, por lo que incrementos pequeños de temperatura requieren que el mar absorba enormes cantidades de calor. El aumento de salinidad refleja la disminución de las precipitaciones en el Mediterráneo, así como la disminución del aporte de los ríos debido a las construcciones hidráulicas llevadas a cabo en sus cauces. El nivel del mar disminuyó en el Mediterráneo desde los años 50 hasta mediados de los 90. Ello fue debido a un anómalo ascenso de la presión atmosférica. El descenso de ésta desde mediados de los años 90 y la aceleración del aumento de las temperaturas en la misma década coinciden con un acusado aumento del nivel del mar de entre 2,4 mm/año y 8,7 mm/año. Los datos disponibles sugieren que, además del calentamiento de las aguas, otros factores como el aumento de la cantidad de masa de agua pudieran ser responsables de esta aceleración del ritmo de ascenso del nivel del mar.” En definitiva, el clima cambia y cambia continuamente, la meteorología, que es un poco el clima en períodos más cortos, lo hace según los parámetros expuestos con anterioridad. Es evidente que un aumento de la temperatura como el que estamos viviendo está haciendo que la energía acumulada en la atmósfera sea mayor y el intercambio de dicha energía en períodos relativamente cortos provoquen fenómenos naturales de una intensidad que parece que habíamos olvidado, citando nuevamente al Profesor Comellas, cuyo libro recomiendo encarecidamente, la memoria humana respecto a la evolución meteorológica es enormemente frágil.

43


FONDEOS ECOLÓGICOS

El Parque Natural de la Serra Gelada y su entorno litoral instala boyas de amarre para el fondeo de embarcaciones

C

ada vez un mayor número de personas toman conciencia del la importancia del respeto al medio ambiente y de la herencia que debemos conservar para nuestros hijos. El progreso no debe estar reñido con la conservación y existe una manera de garantizar el uso y disfrute del entorno marino minimizando el impacto provocado en él.

44

En el Parque Natural de la Serra Gelada existe un tipo de planta, la Posidonia oceánica, cuya conservación es de vital importancia para la salud del lecho marino, ya que acoge una enorme cantidad de seres vivos (se pueden encontrar más de 1.400 especies diferentes), además de ser un importante reservorio de CO2. La cantidad secuestrada de CO2 por una pradera de Posidonia es mucho mayor que la realizada por un bosque tropical de la misma superficie. El problema se presenta cuando las zonas de Posidonia son invadidas por embarcaciones de recreo que utilizan sus propios sistemas de fondeo provocando una grave erosión en el fondo marino y


Una cuestión clave en el uso sostenible del litoral y de la preservación de los hábitats marinos es la manera de fondear de las embarcaciones. En ecosistemas sensibles como las praderas de Posidonia, presentes en el Parque Natural de la Serra Gelada, es de vital importancia no fondear usando el ancla, sino utilizar los anclajes ecológicos instalados a tal fin.

BOYAS DE AMARRE 2018 ZONA

agrediendo a esta planta cuyo crecimiento es muy lento, entre uno y dos centímetros por año. Con el fin de compaginar de forma sostenible las actividades lúdico-turísticas, tan importantes en la zona, con la conservación de los recursos ambientales marinos, la Generalitat Valenciana, a través de su Dirección General de Medio Ambiente y Evaluación Ambiental, ha procedido a la revisión y reposición de boyas ecológicas de amarre en las zonas más frecuentadas por embarcaciones de recreo. Tras la revisión y reposición han quedado instaladas un total de 15 boyas distribuidas en l’Illot de Benidorm, Illa Mitjana y Cala la Mina.

Cala La Mina

Illa Mijtana Illa de Benidorm

La Llosa

Nº ESLORA MÁX

PROFUNDIDAD

1

15m

12m

2

15m

12,5m

3

15m

13m

4

15m

12m

5

15m

12,5m

6

10m

10m

7

10m

8,5m

8

10m

6m

10

15m

9m

11

15m

13m

13

15m

31m

16

15m

23,5m

18

10m

7m

19

10m

8,5m

20

10m

10m

45


Mascarat-Morro de Toix

l’Illa Mitjana

l’Illot de Benidorm

ZONAS DE ESPECIAL PROTECCIÓN El entorno marino del Parque Natural de la Serra Gelada cuenta con tres zonas de especial protección que coinciden con l’Illot de Benidorm (una área de un radio de media milla con el centro en el faro), l’Illa Mitjana (una área con un radio de un cuarto de milla) y los fondos de la barra del Mascarat-Morro de Toix (una área de radio de tres cuartos de milla). El resto del entorno marino queda establecido como zona de actividades compatibles a excepción de dos áreas de uso especial (Piscifactorías). Navegación: En el área de actividades compatibles está autorizado la navegación y las actividades náuticas en embarcaciones a motor (incluyendo las submarinas) que no impliquen la navegación a una velocidad superior a 12 nudos. En las áreas de especial protección solamente está permitida la navegación de aproximación a una velocidad de 3 nudos o menor.

Amarre y fondeo: En el área de actividades compatibles y las áreas de especial protección está autorizado el amarre de embarcaciones en las boyas y trenes de fondeo instalados para tal fin y en los periodos de tiempo que en su caso se determinen. En ambas áreas no está permitido el fondeo de embarcaciones fuera de los lugares establecidos para ello.

Recomendaciones de uso de los amarres ecológicos

46

1

Como norma general no se recomienda amarrar más de una embarcación a cada boya

2

En el caso de que no exista boya libre es posible amarrar como máximo otra embarcación a una ya amarrada directamente a una boya siempre que el Patrón de la misma lo permita

3

Debido a las características de las boyas no se recomienda su uso con vientos superiores a 15 nudos y/o con altura de olas superiores a treinta centímetros

4

Se recomienda realizar el amarre con un cabo de la embarcación pasado por la gaza de la boya, no encapillando la gaza a bordo

5

Durante la permanencia en la boya de amarre, el Patrón de la embarcación mantendrá vigilancia continua y seguirá las recomendaciones del servicio de vigilancia del Parque Natural de la Serra Gelada


Pinturas*Pa * r te

tos ien

Manten s * e t im ten

P o l y es * REPARACIONES EN POLYESTER * PATENTES * TRABAJOS DE ÓSMOSIS * PINTURA EN GENERAL PARA BARCOS * DECAPACIÓN CON PROYECCIÓN DE ARENA * REFORMAS

EMILIO LÓPEZ VÁZQUEZ Avda. Puerto nº 50 (Varadero Club Náutico Altea) - 03590 Altea (Alicante) • Tlf: 689 425 498


ALTEA EN PAPEL

HERENCIA MEDITERRÁNEA

Ana Zaragoza Martí Juan V. Martín Devesa

En este nuevo número de Altea Náutica estrenamos sección y lo hacemos para traeros las mejores novedades en literatura náutica y alteana.

Herència mediterrània

Origen y Evolución de nuestra alimentación

Ana Zaragoza Mart es Diplomada y G Nutrición Humana por la Universidad Doctora en nutrició de la salud, espe nutrición clínica y die especial interés en l y promoción de la sa

Existen toda una serie de evidencias científicas de que las gastronomías tradicionales mediterráneas poseen unos valores nutricionales completos y equilibrados desde hace siglos. La formación de esta tradición es el resultado de un largo proceso biológico e histórico que forma una herencia milenaria que se ha transmitido a través de generaciones.

Ha orientado su profesional a l asistencial, a la doc investigación. Actu personal docente e de la Universidad y centra su inves conocer las relacio Dieta Mediterránea

Sirva este libro para explicar los beneficios nutricionales de esta herencia, la mejor que nos han podido dejar nuestros antepasados.

Ana Zaragoza Martí

48

Juan V. Martín Devesa

Herència mediterrània

Autores:

Todos estos valores y costumbres sostenibles estaban basadas en un sistema ecológico y económico, que atendía tanto a las posibilidades agrícolas como a las necesidades nutricionales de las poblaciones. Pero con nuestro estilo de vida moderno, los hábitos de consumo y de preparación de alimentos también están transformándose y nuestra dieta tradicional corre el peligro de desaparecer.

Origen y evolución de nuestra alimentación Ana Zaragoza Martí • Juan V. Martín Devesa

Entre sus publicacio los artículos científico en revistas interna gran impacto como between adherenc Mediterranean diet related quality of satisfaction among (2017), ¿Se relaciona por atracón con la ad Dieta Mediterránea e universitarios? (201 associated with the the Mediterranean elderly (2015), Adhe dieta mediterránea con el estado nu personas mayores (2


E

xisten toda una serie de evidencias científicas de que las gastronomías tradicionales mediterráneas poseen unos valores nutricionales completos y equilibrados desde hace siglos. La formación de esta tradición es el resultado de un largo proceso biológico e histórico que forma una herencia milenaria que se han transmitido a través de generaciones.

Todos estos valores y costumbres sostenibles estaban basadas en un sistema ecológico y económico, que atendía tanto a las posibilidades agrícolas como a las necesidades nutricionales de las poblaciones. Uno de los objetivos de este estudio ha sido analizar qué ingredientes se utilizan en nuestra cocina tradicional, cómo se preparan y por qué, atendiendo tanto a las posibilidades agrícolas como a las necesidades nutricionales a lo largo de la historia. La sorpresa fue descubrir que durante siglos estos ingredientes han sido también objeto de un intenso comercio. Así, las buenas comunicaciones y el clima mediterráneo han favorecido a lo largo de la historia el intercambio de mercancías y la aclimatación de especies de cualquier lugar del mundo. Los campos y huertos de la Marina, como los de tantos otros rincones del Mediterráneo, se convirtieron en auténticos jardines botánicos y

nuestras cocinas se abastecieron de despensas intercontinentales. Con productos de todos los rincones del planeta hemos construido una gastronomía rica y variada. En el siglo XX todo esto cambió. Algunos productos comenzaron a ser mal vistos, como el pan de maíz, las hierbas silvestres o las legumbres, asociadas con cierta visión de “producto miseria”. Esta carga connotativa de algunos alimentos ha favorecido el abandono de su consumo y, con ello, el de la gastronomía tradicional, para aferrarnos a nuevas técnicas y productos suministrados por la industria agroalimentaria. Las consecuencias de esta sustitución ya son visibles en muchas enfermedades y afecciones. Con nuestro estilo de vida moderno, los hábitos de consumo y de preparación de alimentos también están transformándose y nuestra dieta tradicional corre el peligro de desaparecer. Este libro nace con la intención de poner en valor y proteger nuestra herencia culinaria como un conjunto de valores culturales saludables. Además se complementa con toda una serie de actividades mensuales paralelas dentro del proyecto Alimentación y Sostenibilidad, en el que colaboran la Universidad de Alicante y el Ayuntamiento de Altea.

49


Sabías qué....? El restaurante del Club Náutico de Altea acoge una pieza de coleccionista de la Segunda Guerra Mundial Alfredo Martínez Pérez

Marinero de Varadero Club Náutico de Altea

E

l marinero del Club, Alfredo Martínez, fue el encargado de restaurar una pieza decorativa del restaurante, la escafandra de buceador. Durante el proceso descubrió el alto valor que tiene este elemento decorativo y su importante carga histórica que lo convierten en una pieza fundamental y única del Club Náutico de Altea Esta escafandra de buceador modelo Mark V data del año 1941 y fue fabricada en Boston para la Marina de los EEUU. El primer prototipo de Mark V fue producido en 1916, pero no fue hasta los años de la Segunda Guerra Mundial (1939 y 1945) cuando se produjo un verdadero desarrollo de la producción de este modelo de escafandra.

Dentro del US Navy el buzo fue una figura consolidada y tuvo un papel importante en todas las bases navales americanas.

Casi todas las naciones beligerantes utilizaron buzos en operaciones especiales, con equipamientos rudimentarios y prácticamente desarmados

A comienzos de los años 40 la tecnología acelerada por las necesidades de la guerra logró que los buzos tuvieran autonomía absoluta sin depender de la superficie, desarrollando los primeros

50

equipos autónomos de buceo. Nacía entonces una nueva designación para los buzos; el buzo de combate.

Las tareas principales que desempeñaban eran por un lado de reconocimiento, y por otro, de demolición, destruían los obstáculos submarinos naturales o artificiales para facilitar las maniobras militares. Además también trabajaban en la reparación de puentes, de embarcaciones, colocación y retiro de minas, recuperación de objetos sumergidos y un sin fin de trabajos de ingenieria, carpintería y mecanica bajo el agua.

La U.S. Navy comenzó a desarrollar sus propios grupos de buceadores de combate tras el desastre ocurrido en el desembarco de Tarawa en 1943. Todas las fotos de reconocimiento aéreas


fallaron y no detectaron los bajos arrecifes de coral que había en las playas. Los barcos de la armada quedaron atrapados en los arrecifes y las tropas se vieron obligadas a saltar a los botes y comenzar su viaje a tierra bajo el fuego de las ametralladoras japonesas.

Asi la USN vio la necesidad de contar con unidades de reconocimiento y demolición a las que denominaron “Naval Combat Demolition Units”, antecesores directos de los actuales “SEAL”. Estos se organizaron y entrenaron en Fort Pierce, Florida y llevaron a cabo misiones en ambos teatros de la guerra, tanto en el Atlántico como en el Pacifico.

51


ESPECIAL 32 EDICIÓN 200 MILLAS A2 2, 3 y 4 de marzo 2018 52


GANADORES

32 EDICIÓN

200 MILLAS A2

Maverta

28 : 59 : 53

HORAS

MIN

SEG

53


32 edición

regata de invierno

200 milllas a2

U

n total de 37 equipos a2 han participado este año en la 32 edición de la Regata de Invierno 200 millas a2 organizada por el Club Náutico de Altea. Una de las pruebas náuticas veteranas en el calendario regatero nacional que se celebró los días 2, 3 y 4 de marzo de 2018. Se trata de una regata de vela de altura de primer nivel que se ha convertido en referente para regatistas de todo el territorio nacional y que cuenta con los mejores especialistas de a2 de España.

La aventura náutica que propone las 200 millas a2 es especialmente dura en esta regata de invierno que tiene como protagonista las 200 millas que separan la costa levantina de Altea y la isla balear de Ibiza y una modalidad de navegación de crucero con dos tripulantes. Este año, las 200 millas a2 han vuelto a ser Campeonato Autonómico de cruceros a2. Dada la época del año, se trata de una regata dura en la que participan los mejores especialistas a2 del territorio nacional.

“Es necesario seguir recordando la situación en la que se encuentra un club como este, en el que la indefinición de su futuro puede hacer peligrar la salud de un evento tan importante como este, que atrae a gente de todas partes de España, y una regata que tiene una trayectoria de 32 años. La Generalitat Valenciana esperamos que tenga un cauce para despejar esa incertidumbre.” Carlos Torrado, presidente del Comité de Competición de la Federación de Vela de la Comunidad Valenciana.

54


“Es una regata dura que coincide con los idus de marzo, un término que utilizaban los navegantes romanos, griegos y fenicios, quienes consideraban a ésta época del año peligrosa, intentaban eludir estas fechas al navegar por el Mediterráneo. Pero las cosas y las técnicas cambian, nosotros somos ahora los que buscamos estas fechas intentando alcanzar esas grandes emociones”. Vicente Ferrer, miembro del Comité Organizador y vocal de vela de comunicacación del CN Altea.

55


ÁLVARO OLIVAR PÉREZ Agente de Seguros Exclusivo Núm. Registro C007225126186C Mediador profesional con más de 25 años de experiencia en el sector. Trato personalizado. Asesoramiento de situación aseguradora y financiera gratuita.

“Mantenga su patrimonio y su salud en buenas manos” EMBARCACIONES DE RECREO / BOAT INSURANCE SEGUROS HOGAR/ HOME INSURANCE SEGUROS SALUD/ HEALTH INSURANCE SEGURO DE AUTO/ CAR INSURANCE AHORRO-PENSIONES/ SAVINGS-PENSIONS Av. Ejércitos Españoles 4 Local 1 – 03580 Alfaz del Pi Tel.: 966 860 481 - Móvil: 677 455 885 E-mail: a.olivar@generalimediadores.es www.alvaroolivarperez.seguros.generali.es

Hablamos español - Wij spreken Nederlands - We speak English - Wir sprechen Deutsch


36 embarcaciones

inscritas para el procedimiento de Salida

E

l Club Náutico de Altea citaba a todas las embarcaciones la tarde del jueves 1 de marzo, en la víspera de la salida, a una reunión para informar a todos los regatistas de las medidas de seguridad, procedimientos y el parte meteorológico para los tres días de regata. “La predicción que tenemos es un viento variable de suroeste y oeste, con una intensidad que podría alcanzar los 25 nudos y que se dará el viernes noche en el norte de Ibiza” Informaba el meteorólogo Javier Miró de la Universidad de Valencia. Y es que este año, como viene siendo habitual, los partes meteorológicos alertaban de un mar duro al paso por Ibiza de la flota de las 200 millas a2. La vuelta se auguraba como el punto crítico de la regata tal y como anunciaba Marino Gil, presidente del Comité Organizador: “el regreso va a ser un poco mas complicado hasta Altea, va a haber algo mas de mar y un viento de proa. Regata dura desde luego, para eso es una regata de invierno” El día comenzaba lluvioso en la bahía de Altea. A primera hora de la mañana, en los pantalanes del Club Náutico de Altea, los regatistas comenzaban ya con los últimos ajustes antes de la salida de la 32 edición de la Regata de Invierno 200 millas a2. A las 11:00 horas el personal del Club Náutico de Altea comenzaba a remolcar las embarcaciones hasta la línea de salida, y es que como exigen las normas de la regata, los motores de los cruceros se precintan el día anterior para asegurar que no serán utilizados. El poco viento complicaba la tarea al Comité de Regatas. A pocas millas de la línea de salida el viento soplaba con suficiente intensidad, pero la bahía de Altea se mantenía aún en calma. El Comité se veía forzado a eliminar la baliza de desmarque y a hacer una salida directa.

Tras un aplazamiento de salida, finalmente el comité izaba la bandera de atención y se producía la salida a las 12:30 horas. Los cruceros sacaban sus coloridos “spinnaker” a pocos metros de la salida para aprovechar el escaso viento, dibujando una llamativa estampa en las aguas de la bahía de Altea. Aficionados a la náutica, autoridades y simpatizantes disfrutaron de este espectáculo náutico a bordo de un catamarán de 80 plazas habilitado por el CN Altea.

57


La embarcación MAVERTA gana las 200 millas a2 del CN Altea Los regatistas José Ballester y Andrés Manresa del RCN Torrevieja se proclaman vencedores de las 200 millas a2 con un tiempo de 28 horas y 59 minutos.

N

ada más comenzar la prueba la embarcación Maverta se iba en busca del viento que se esperaba por fuera de la bahía y con una buena estrategia conseguía desmarcarse notablemente del resto de la flota. Una distancia que mantuvo hasta pasar el norte de Ibiza, cuando la embarcación Alzira le daba alcance y conseguía posicionarse a la cabeza. El viento sopló de suroeste muy constante durante toda la regata. En la madrugada del viernes al sábado las cosas se complicaron para toda la flota. La intensidad del viento comenzó

58

a aumentar alcanzándose vientos de 30 nudos. El paso por el norte de Ibiza se complicaba y tripulantes y material eran puestos a prueba por la climatología más dura del mediterráneo. Varias embarcaciones se vieron obligadas a abandonar por roturas, teniendo que recalar en los puertos más próximos. Los puertos de San Antonio, Santa Eulalia, Ibiza y Formentera dieron cobijo a los casi diez barcos que sufrieron la dureza del invierno en el mar. Pero aún quedaban muchas millas para el resto de la flota y lo más duro estaba por llegar. La tensión de soportar el mal tiempo y la falta de sueño iban


mermando las fuerzas de los regatistas. La vuelta hacia Altea se presentaba con mucho mar de fondo y viento de proa, las olas sepultaban las cubiertas de los barcos. Llegaba el momento decisivo, las últimas cinco millas, donde la táctica que cada barco iba a tomar marcaría los resultados de la regata. Algunas embarcaciones optaron por rumbos mas directos, mientras que otros se decantaban por ir hacia el sur a la espera de un posible role. El “Alzira Moraira” entraba primero en la línea de llegada a las 16:35 horas del sábado, 40 minutos por delante del Ziving que entraba segundo. Aún las clasificaciones no estaban claras, los tiempos compensados definirían a los ganadores de esta edición. El viento comenzó a descender en picado a partir de las 18:00 horas complicando las últimas tres millas a la mitad de la flota que aún estaba por llegar. La noche del sábado se hizo larga para el personal de marinería del Club Náutico de Altea que hizo guardia para recibir a todas las embarcaciones. Se podía apreciar la dureza de la regata en las caras de los regatistas que llegaban a puerto. Tras aplicar los tiempos compensados la embarcación Maverta de José Ballester y Andrés Manresa se hacía con el primer puesto de la clasificación. Un tiempo de 28 horas y 59 minutos les alzaba ganadores de esta 32 edición. Los regatistas del Club Náutico de Torrevieja además se proclamaban campeones autonómicos de la modalidad de cruceros a2.

59


Por tercer año consecutivo las 200 millas a2 volvieron a entregar el Trofeo por Clubs, un galardón que premia al club cuyo equipo obtenga los mejores resultados. Este año el trofeo se ha quedado en casa, el ganador ha sido el Club Náutico de Altea gracias a las embarcaciones Timoteo, Guaguanco II y Limbo II. La embarcación que conseguía recorrer las 200 millas que separan Altea de Ibiza en menor tiempo y que por lo tanto recogía el premio al ganador en tiempo real fue la embarcación Alzira de Agustín Gregori y Abelardo Graullera del Club Náutico de Moraira, con una marca de 28 horas y 5 minutos. Miguel Sánchez, en representación de la FVCV, entregaba las medallas del campeonato autonómico al tercer clasificado; el Aurora de Javier Lledó y Jesús

60

del Toro del RCN Calpe, y a los subcampeones; el Timoteo, de Rodrigo Alvarez Such y Florian Kreis del CN Altea. Ambos recibían dos lingotes de un cuarto de kilo y medio kilo de plata respectivamente. Con una versión jazz de “We Are the Champions”, y entre aplausos y ovaciones, se entregaba el premio a los ganadores de las 200 millas a2 2018, la embarcación Maverta de José Ballester y Andrés Manresa. José Román Zurutuza, presidente del CN Altea les hacía entrega de dos lingotes de un kilo de plata.


Resultados de la 32 edición Posición

Yate

Participantes

Club RCN TORREVIEJA

1

MAVERTA

Patrón: JOSÉ BALLESTER / Tripulante: ANDRÉS MANRESA

2

TIMOTEO

Patrón: RODRIGO ÁLVAREZ SUCH / Tripulante: FLORIAN KREIS

CN ALTEA

3

AURORA

Patrón: JAVIER LLEDÓ CANO / Tripulante: JESÚS DEL TORO

RCN CALPE

4

GUAGANCO II

Patrón: JUAN LALLEMAND / Tripulante: THIERRY LALLEMAND

CN ALTEA

5

TANIT IV - MEDIVEL

Patrón: IGNACIO CAMPOS / Tripulante: JOAQUÍN VALERO

RCR ALICANTE RCN VALENCIA

6

ZIVING

Patrón: JAVIER ARBONA / Tripulante: JOSÉ IGNACIO PALLARDO

7

SWANY

Patrón: GONZALO INFANTE / Tripulante: JOSÉ INFANTE LLORCA

RCR ALICANTE

8

SOPU DOS

Patrón: JORMA NUUTINEN / Tripulante: KARO HEIKKILA

RCN TORREVIEJA

9

DESPELOTE-ECOGLAS

Patrón: JOSÉ GARCÍA AGUILAR / Tripulante: VICENTE TARAZONA

CN SANTA POLA

10

ALZIRA MORAIRA

Patrón: AGUSTÍN GREGORY BERNABEU / Tripulante: ABELARDO GRAULLERA

CN MORAIRA

11

LIMBO II

Patrón: MIGUEL ÁNGEL GARCÍA FERNÁNDEZ / Tripulante: VICTOR SIMÓN PAZ

CN ALTEA

12

OZU 2

Patrón: ENRIQUE MENA JIMÉNEZ / Tripulante: ISIDORO REBOLLO

RCN TORREVIEJA

13

X MERIT

Patrón: TITO MOURE PORTILLO / Tripulante: JSTEPHANE AZZONI

CN VELES I VELERS

14

RETI

Patrón: XAVIER SANTAMARÍA FERRER / Tripulante: PAU XIRIVELLA

RCN VALENCIA

15

BLADE

Patrón: BARRY McRAE / Tripulante: ISMAEL CABRERA

RCN CALPE

16

VOLAVERUNT

Patrón: PERFECTO BLANES / Tripulante: JESÚS SERRANO SÁNCHEZ

RCR ALICANTE CN SANTA POLA

17

MANUELA II

Patrón: FRANCISCO SARMIENTO / Tripulante: PETER SUTTER

18

NOTENOM

Patrón: FRANCISCO TORNERO VILA / Tripulante: JORGE RUIZ SPETTEL

RCR ALICANTE

19

JUGESCA

Patrón: XAVI TORREDEFLOT / Tripulante: WILLY GARCÍA DEL BLANCO

CN PORT D’ARO

20

PATAPALO III

Patrón: FRANCISCO J. COLILLA / Tripulante: LUIS ALFONSO MALDONADO

CN CAMPOMANES

61


Miembros del tribunal: Diego Zaragozí, Julia Matos, Román Zurutuza, Miguel Lorente y Toni Bru.

A A LT E

Autor: Iván Castellano

El Concurso del Cartel Oficial de las 200 millas a2, dirigido a los alumnos de la Facultad de Bellas Artes de Altea de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), se celebró por primera vez en la anterior edición de la regata buscando traspasar lo deportivo e implicar a las futuras generaciones de diseñadores en Altea. En la edición de 2018 ha vuelto a lanzarse de nuevo, consolidando así una iniciativa que une lazos entre dos importantes entidades de Altea, la UMH y el Club Náutico de Altea. Iván Castellano ha sido el ganador con su propuesta “Silhouette”.

UB CL

UTICO NÁ

II Concurso de diseño del Cartel Oficial de las 200 milas a2

ORGANIZA

Campeonato Autonómico Crucero a2

63


UTICO NÁ

VELA

CLUB

A LT E A

OPEN BAHÍA DE ALTEA Más de 100 regatistas inauguran en Altea el calendario autonómico de vela ligera

D

urante los días 20 y 21 de enero el Club Náutico de Altea celebró el Open Bahía de Altea, un clásico de la vela ligera en su agenda deportiva. Este año además ha sido la encargada de abrir el calendario de regatas autonómicas de la Federación de Vela de la Comunidad Valenciana para las clases Laser Radial, Laser 4.7 y 420. Un total de 102 regatistas venidos de Castellón, Valencia, Alicante y Murcia se han medido en estos dos días de intensa regata. La mañana del sábado el barco comité anunciaba desde el agua viento del sur y 5 nudos de intensidad. La flota de barcos salía al agua a la hora prevista para comenzar la regata, pero el viento bajaba de intensidad teniendo que anular una prueba para los Laser 4.7 y otra para los Laser Radial. Finalmente el día terminaba con dos pruebas para los 420 y una para los Laser 4.7 y otra para los Laser Radial.

64

Las clasificaciones del primer día dejaban dos importantes éxitos para los regatistas del Club Náutico de Altea. Gonzalo Suárez terminaba primero en la clase Laser Radial y la pareja formada por Alejandro Arroyo y Adrián Serrat segundos en la clase 420. El último día de regata comenzaba con muy poco viento. A las 12:00 horas entraba viento del norte que ha durado poco para acabar rolando 180º con una


RESULTADOS Clase Laser 4.7 intensidad entre 7 y 8 nudos. Finalmente han podido realizarse dos pruebas para los 420, dos para los Laser Radial y una prueba para los Laser 4.7. El domingo, Gonzalo Suárez arrancaba la jornada con un nuevo primer puesto en Laser Radial para posteriormente terminar en la 5ª posición en la segunda manga, resultados que le han llevado al primer puesto de la clasificación general. Sabor agridulce para el regatista del CN Altea, ya que una vez en tierra se ha visto descalificado por un incidente en el agua, quedando relegado al onceavo puesto de la general. Por su parte, sus compañeros de Club, Alejandro Arroyo y Adrián Serrat han finalizado la regata con dos trofeos en la clase 420, un segundo puesto en la general y un primero en la categoría sub-17.

1º Guillermo López Martínez RCN Torrevieja 2º Carlos Sánchez Guillén RCN Valencia 3º Andrés Pérez CN Los Nietos

Clase Laser Radial

1º Ángela Andujar CN Campello 2º Manuel García Lorente CN Mar menor 3º Juan Carlos Albelda RCN Calpe

Clase 420

1º Julia Miñana y Silvia Sebastiá CN Javea 2º Alejandro Arroyo y Adrián Serrat CN Altea 3º Diego Lopez Ortiz y Daniel Budia CN Villa de San Pedro

65


Trofeo

Más de 150 regatistas se dan cita en Altea

E

l fin de semana del 10 al 11 de marzo el Club Náutico de Altea celebraba el Trofeo Memorial Presidentes, una regata de vela de crucero que este año ha cumplido veinte años de historia y que como viene siendo habitual a coincidido con la realización de la tercera prueba del Trofeo 5 Clubs. La regata Memorial Presidentes arrancó con su primera prueba a las 12:00 horas del sábado día 10 de marzo, para compartir campo de regatas al día siguiente con la tercera prueba del Trofeo Cinco Clubs. El domingo a las 15:30 horas, tras una comida que compartieron regatistas, acompañantes y organizadores, se celebró la entrega de trofeos.

CUADRO GANADORES Memorial Presidentes

Tercera prueba del TROFEO 5 CLUBS

ORC A

ORC A

ORC B

ORC B

Marina Greenwich de Dominic Luna CN Campomanes

Pajuelín XIII de Miguel Noriega CN Benidorm

Blade de Barry John Mc Crae RCN Calpe

ORC C

Marina Greenwich de Dominic Luna CN Campomanes

Pajuelín XIII de Miguel Noriega CN Benidorm

Isabela de Carlos Momplet RCN Calpe

ORC C

67


Podium internacional en el Eurofliyng Cup 2018

E

l Club Náutico de Altea daba el pistoletazo de salida este jueves 15 de marzo a la Euroflying Cup 2018, una regata para la modalidad Flying Dutchman.

Este año la regata ha reunido a deportistas procedentes de varios países europeos entre los que destacan: España, Alemania y Portugal. En total han participado 16 barcos, de los cuales 5 pertenecen al Club Náutico de Altea. Este año se ha podido navegar los tres días previstos, el tiempo ha permitido realizar 6 de las 9 pruebas que estaban programadas. Los alemanes Samuel Markhof y Lars Stöckmann se han hecho con la primera posición, seguidos por sus compatriotas Greten Ernst y SchliBke Eric. La tercera posición la han ganado los portugueses João Raminhos y João Arco.

69


Jorge Santos tercero en el ranking de la Comunidad Valenciana

E

l regatista del Club Náutico de Altea, Jorge Santos, está realizando una magnífica temporada en Optimist B, se ha subido al podium en varias ocasiones; segundo puesto en la prueba autonómica de Campoamor y primero en la Semana Náutica de Alicante. A tan sólo una prueba para que finalice la temporada el 4 de abril, el pequeño regatista del CN Altea se sitúa tercero en el ranking de la FVCV de Optimist B.

Itaca y Gordi ganan el Trofeo Navidad

Concentración de la FVCV en el Club Náutico de Altea

Las dos embarcaciones del RCN Calpe se hacen con la primera posición en su categoría. Un total de 13 cruceros participaron en la primera jornada del Trofeo Navidad del Club Náutico de Altea que tuvo su culminación el 23 de diciembre con las pruebas para Optimist y vela ligera.

Durante el mes de diciembre y enero la Federación de Vela de la Comunidad Valenciana ha programado, por primera vez, tres concentraciones para la clase sub-13 de Optimist en diferentes sedes del territorio valenciano con el fin de ofrecer un refuerzo de iniciación a la competición a los más jóvenes de la vela. El Club Náutico de Altea ha sido el encargado de cerrar el calendario con una concentración de dos días, en la que han participado un total de 23 regatistas procedentes de Calpe, Altea, Campomanes y Denia.

71


Gonzalo Suárez seleccionado para el europeo de Laser Radial

E

l regatista del Club Náutico de Altea, Gonzalo Suárez, con una espectacular temporada a sus espaldas, viajará a Hungría del 7 al 14 de abril para disputar el Campeonato Europeo de Láser Radial. La Real Federación Española de Vela ha confiado en Suárez para defender a nuestro país en estos europeos, seleccionándolo por sus méritos esta temporada: subcampeón de España sub-17 en 2017 y quinto en el ranking de la Comunidad Valenciana.

Los 420 de Altea seleccionados para el Campeonato de España Los Optimist de Altea copan el podium sub11 en las Navidades Náuticas de Benidorm Las dos parejas formadas por Alejandro Arroyo y Juan Antonio García y Luis Alonso Suárez y Marino Arroyo viajarán a Gran Canarias del 26 al 31 de Marzo para disputar los nacionales de la modalidad de vela ligera 420 y defender los colores de la Comunidad Valenciana.

Un total de 52 regatistas de Optimist A y 123 en Optimist B, de 21 clubes, se dieron cita este fin de semana en las XLVI Navidades Náuticas de Benidorm. Una regata que ha sido la primera prueba del año 2018 puntuable para la comunidad valenciana de vela infantil para la categoría de Optimist B. Carmen García primera en sub11 femenino, Jorge Santos primero en sub11 masculino y Guillermo Suárez segundo. En Optimist A Juan Santos se hace con el tercer puesto de la general.

El CN Altea finaliza la temporada del Trofeo 5 Clubs 2017 con dos platas Tras las nueve pruebas realizadas a lo largo de 2017, el pasado enero se conocían los ganadores del 5 Clubs. Vicente Guijarro con la embarcación Marina VI obtuvo el trofeo al segundo clasificado en ORC C y Ricardo Imaz con Limitless Marina Design obtuvo el mismo galardón en ORC B.

73


¡DISFRUTA LAS MAÑANAS EN EL MAR!

El remo recreativo del CN Altea amplía horarios para ofrecer cursos por las mañanas

A

partir del mes de febrero los interesados en practicar remo de banco fijo pueden hacerlo también por las mañanas. Debido a la creciente demanda de personas que quieren practicar este deporte autóctono de manera lúdica, el Club Náutico de Altea ha decidido ampliar los horarios de remo recreativo. Salir al mar a remar a plena luz del día es todo un disfrute, y sobre todo en el privilegiado entorno de la bahía de Altea, por ello los nuevos grupos que se han creado están saliendo al agua dos veces a la semana, los martes y los jueves, en un turno matutino de 9:15 a 10:15 y otro de 10:15 a 11:15.

74

Las inscripciones están abiertas durante todo el año y según la demanda se irán ampliando los horarios y los grupos.


CLUB UTICO NÁ

A LT E A

REMO

La Liga SUMA de Remo llega al ecuador de la temporada

E Los horarios de las tardes seguirán siendo los mismos que hasta ahora, un grupo los martes y jueves de 18:00 a 19:00 y otro los miércoles y viernes de 18:00 a 19:00. Los cursos de remo recreativo que ofrece el Club Náutico de Altea están limitados a 10 personas con dos salidas semanales de una hora cada una, acompañados por un técnico deportivo titulado y para todas las edades. El precio mensual de esta actividad es de 25 euros más una licencia federativa que se paga anualmente de 25 euros. El Club Náutico de Altea lleva 17 años impulsando la modalidad de remo de banco fijo del Mediterráneo, un deporte autóctono de la Comunidad Valenciana. Acercar esta disciplina náutica, incentivando así el deporte de base y de ocio, es un objetivo principal de la sección de remo del CN Altea.

n noviembre de 2017 el remo del CN Altea arrancaba la liga de la mejor manera posible, el equipo de veteranas subía al podium para recoger el oro en esta primera prueba de la temporada. La segunda prueba se celebraba en febrero en el Náutico de Gandia donde las veteranas volvían a destacar obteniendo un cuarto puesto y los veteranos hacían un segundo puesto en el agua pero el handicap les hacía bajar puestos. Por su parte, el nuevo equipo absoluto femenino del CN Altea se sitúa a mitad de la tabla, una muy buena marca ya que el equipo esta compuesto, en su mayor parte, por juveniles y por tanto compiten en una categoría superior. En 2018 el tiempo no ha acompañado a la liga SUMA y se han tenido que suspender un total de tres pruebas, con lo que el calendario disputado no supera el 50%. A falta de tres pruebas para finalizar la temporada la clasificación general aún no tiene favoritos, los resultados de este año son toda una incertidumbre y los equipos se jugarán la liga en estas últimas pruebas.

75


CLUB UTICO NÁ

A LT E A

PESCA

El León IV gana el Concurso de Pesca al Chambel 2018

C

omo viene siendo ya tradición el mes de febrero es el mes de la pesca al Chambel en el Club Náutico de Altea. Un total de 32 aficionados a la pesca han medido su habilidad en esta Liga de Pesca al Chambel 2018 que ponía su punto y final el domingo 11 de febrero.

Más de 11 kilos de pescado de roca han situado a la embarcación “León IV” a la cabeza del concurso. Sus dos tripulantes, Gustavo Moreno y Alejandro Moreno, son ya casi incondicionales al concurso y varios años han conseguido obtener el primer puesto.

La primera jornada de pesca se celebraba en un día de intenso frío invernal, el pasado sábado 3 de febrero. Pero el domingo el sol se ha dejado ver subiendo las temperaturas y ofreciendo un espléndido día para disfrutar de la pesca en el mar. A las 7:00 horas un total de 14 embarcaciones salían al mar para conseguir su mejor captura. Tras una intensa jornada a las 13:30 horas se daba por finalizado el pesaje y se conocían ya los vencedores de este año.

La segunda posición ha sido para la embarcación “Tatiana” de Miguel Ángel García y Miguel Zaragozí. Por su parte, la pareja Alfredo Martínez y Timoteo Mulet con la embarcación “Carpito Tres” se han hecho con la tercera posición además de ganar también el trofeo a la pieza mayor con un de 980 gramos.   Al finalizar la jornada todos los participantes y organizadores han disfrutado de una comida en el exterior del Club Náutico de Altea que tenía como plato principal un arroz caldoso de marisco. La entrega de trofeos se ha realizado tras la comida a las 16:00 horas.

77


Calendario de eventos deportivos

CLUB

UTICO NÁ

2018 VELA CRUCERO FECHAS Del 2 al 4 de marzo 10 y 11 de marzo 11 de marzo 20 de octubre 21 de octubre 15 y 16 de diciembre

A LT E A

NOMBRE NIVEL CATEGORIAS XXXII REGATA DE INVIERNO 200 MILLAS A2 1 CRUCERO A2 MEMORIAL PRESIDENTES 2 CRUCERO TROFEO 5 CLUBS. PRUEBA DE ALTEA 3 CRUCERO TROFEO LA ALMADRABA DE LA MARINA 2 CRUCERO TROFEO 5 CLUBS. PRUEBA DE ALTEA 3 CRUCERO TROFEO NAVIDAD 3 CRUCERO

VELA LIGERA FECHAS NOMBRE NIVEL CATEGORIAS 20 y 21 de enero OPEN BAHÍA DE ALTEA 1 Vela Ligera Del 15 al 17 de marzo EUROFLYING CUP 0 Vela Ligera FD 27 y 28 de octubre OPEN OPTIMIST ALTEA 1 OPTIMIST B - OPTIMIST OPEN REMO FECHAS NOMBRE NIVEL CATEGORIAS Abril TROFEO CLUB NÀUTIC ALTEA 1 LLAÜT Julio TROFEO SAN PERE 3 LLAÜT PESCA FECHAS NOMBRE CATEGORIAS 3 de febrero CONCURSO PESCA AL CHAMBEL. 1ª Jornada CHAMBEL 11 de febrero CONCURSO PESCA AL CHAMBEL. 2ª Jornada CHAMBEL Agosto CONCURSO PESCA INFANTIL CAÑA. SUB 12 Y SUB 16 Octubre CONCURSO PESCA CURRICAN CURRICAN SUPERFICIE JORNADAS MEDIOAMBIENTE 16 de Junio TRAVESÍA KAYAK, CHARLAS, LIMPIEZA DE FONDOS, RUTA SNORKEL KAYAK DE MAR

TROFEO 5 CLUBES TEMPORADA 2018 1ª Prueba: 27 de enero en el CN Moraira

6ª Prueba: 30 de septiembre en el CN Villajoyosa

2ª Prueba: 24 de febrero en el CN Villajoyosa

7ª Prueba: 21 de octubre en el CN Altea

3ª Prueba: 11 de marzo en el CN Altea

8ª Prueba: 17 de noviembre en el RCN Calpe

4ª Prueba: 28 de abril en el CN Campomanes

9ª Prueba: 8 de diciembre en el CN Campomanes

5ª Prueba: 20 de mayo en el RCN Calpe

78


C/Norai, nº7 - Entrada por Urb. Altea Hills - Altea (Alicante) Telf. 96 584 20 23 ¡ info@grupogardendeco.es


“M.J.O’Neill (Insurances) Ltd t/a Yachtsman euromarine, Yachtsman Marine Insurance, Yachtsman Seguros de Barcos is regulated by the Central Bank of Ireland. A private company limited by shares. Registered in Ireland No 48019. Registered Office: College Road, Clane, Co. Kildare. Ireland.”


OFICIOS Caroline García y Pierre Arbona, Gerentes de Evasión Náutica, empresa especializada en alquiler de barcos

“Lo importante es que el cliente esté siempre contento” Pierre Arbona “Trabajar en contacto directo con gente que lo que busca es ocio y diversión es un regalo” Caroline García

Caroline García y Pierre Arbona cumplieron hace dos años su sueño, poner en marcha una empresa náutica en la Costa Blanca. Procedentes de Burdeos, Francia, llevaban quince años veraneando en la bahía de Altea. Enamorados de su estilo de vida, su paisaje y sus gentes decidieron comenzar con un pequeño negocio de alquiler de barcos con tres embarcaciones. Dos años después la empresa sigue creciendo gracias a su buena gestión, ya poseen siete embarcaciones y nuevos proyectos que empiezan a materializarse. ¿Cómo decidisteis comenzar con este proyecto? Caroline: Yo era profesora deportiva en Francia y Pierre era gerente de un equipo que organizaba eventos en el Ayuntamiento de Burdeos. Ambos teníamos cualidades para montar algo como esto y tras 15 años conociendo esta zona como turistas decidimos que queríamos vivir y trabajar aquí, y hacerlo en contacto con el mar y el sol, así surgió Evasión Náutica. Y ahora, después de dos años tenemos ya siete barcos y recientemente vamos a emplear a cinco personas.

¿Cuáles son los principales servicios de Evasión Náutica? Pierre: Nos dedicamos principalmente al alquiler de barcos tanto con titulación como sin titulacion. Además hacemos eventos en las salidas, comidas, fiestas y todo lo que el cliente nos demande. También hacemos salidas de flyboard. Entonces, ¿es posible alquilar barcos sin titulación? Caroline: Efectivamente, existe una legislación que permite alquilar barcos sin titulación siempre y cuando no superen los cinco metros y tengan un máximo de cinco caballos de potencia. ¿Cuáles son vuestros futuros proyectos? Caroline: Esperamos pronto consolidar una escuela náutica, estamos ya en ello. Queremos preparar a los clientes para obtener los títulos de navegación. En estos casos, ¿la seguridad esta garantizada? Caroline: Por supuesto, nosotros somos muy cuidadosos en este sentido. Antes de la salida los clientes reciben una pequeña formación para saber

81


bien como funciona el barco y siempre hacemos con ellos unas pruebas prácticas dentro del puerto. Pierre: Es muy importante además de formar debidamente al cliente, mirar muy bien la previsión meteorológica, porque una persona sin experiencia no debe salir al mar cuando hay olas y viento. Además recordamos que el mar puede cambiar muy rápido de condiciones por lo que siempre les recomendamos lugares protegidos a donde pueden ir sin problemas. ¿Habéis tenido algún problema en este sentido? Pierre: No, hasta te diría que hay más problemas con los clientes que tienen titulación. Piensa que una persona que coge un barco por

82

primera vez y sin titulación va a ir con muchísima cautela y no va a tomar ningún riesgo, sin embargo, en alguna ocasión nos hemos encontrado con clientes que poseen titulación pero poca práctica en el mar y a veces pecan de osados. ¿Qué es lo que más os gusta de vuestro trabajo? Caroline: Sin duda la relación con el cliente, cuando ellos están contentos tú terminas el día bien. Pierre: El cliente está de vacaciones así que es trabajar en un ambiente agradable, de ocio, donde todo el mundo quiere pasárselo bien.


SERVICIO OFICIAL

Mecánica Naval:

Antifouling:

Solucionamos cualquier problema mecánico que pueda tener tu embarcación.

Recuperamos el casco de tu embarcación haciendo uso de los mejores productos.

Invernaje:

Servicios Náuticos:

Cuidamos tu embarcación en invernaje cubierto, protegido de la climatología.

Además ofrecemos servicios interiores,exteriores y en otros puertos.

Miguel: 679 17 40 02 / Pepe: 600 67 00 29 / Ángel: 678 67 23 73 - info@nauticacampomanes.com Puerto Deportivo Luis Campomanes 13, Altea (03590), Alicante

Además también reparamos todo tipo de motores náuticos de otras marcas


RELATOS NÁUTICOS

Un relato de los Mares del Sur

Javier Llorca - Capitán de pesca

L

as imponentes proas grises de la pareja bacaladera “Urabain-Urizar” ensombrecían más el cielo de una mañana lluviosa en el puerto de Vigo, vacíos tras la descarga de pesca, amarrados en el muelle en pleamar. Su arrogancia se disipaba ante los que conocíamos el “capote” que trajeron tras los doce meses de desastrosa campaña, arañando exiguas copadas de bacalao, insuficientes para colmar sus bodegas. Faenando por todo el septentrión, desde el único rincón accesible del gran banco de Terranova y Labrador, allá en el Flemish Cap, hasta Svalbard, en el mar de Barents, pasando por Groenlandia. Un fracaso memorable, la campaña más larga que nunca una pareja afrontó. ¡Sin sellar[1] las bodegas!. El colapso de la pesca del bacalao y los últimos estertores de la industria del “salado” era una evidencia en la década de los 80, pasando en una docena de años de 119 barcos en activo a sólo 24; mientras que la flota de buques factoría congeladores fue aumentando con destino a los lejanos caladeros australes.

84

El muelle no es lugar para despedidas El tiempo de las parejas había terminado. Era el invierno del 89, veinticuatro años recién cumplidos, con mis credenciales de patrón de pesca de altura junto a la libreta de navegación, cumplimentada con unos cuantos embarques, en el petate. Tras haber finalizado los estudios de Capitán de Pesca meses antes, volvía al puerto de Vigo, en demanda de plaza a bordo de alguno de los grandes arrastreros congeladores, que faenando en los caladeros australes de Sudáfrica y Malvinas no estaban viviendo su época dorada. Pero ávido de formarme a bordo de los más grandes, en los mares más lejanos y necesitado de completar los preceptivos días de mar para la obtención del título de capitán, mi determinación era firme. Una vez firmado mi contrato como Primer Oficial de puente y comprometido con un apretón de manos a una marea[2] de al menos siete meses, cobrando un porcentaje sobre capturas, acudía a reunirme bajo aquellas imponentes moles de acero junto a cuarenta y dos hombres de rostros todavía sin nombre, sin cargo conocido a bordo, cada uno junto a sus abultados equipajes para continuar el invierno


En esta ocasión el empinado portalón que deberíamos subir para embarcar no estaba en este puerto, nuestro barco, nuestra vida para los próximos meses se encontraba a más de 4.500 millas a vuelo de pájaro; fondeado en la dársena Walvis Bay, Namibia, donde quedó, meses atrás, después de mandar su carga por mercante y a su tripulación en avión. ¡No había un minuto que perder! Vigo - Walvis Bay (Namibia), en busca de nuestro barco Lista de tripulantes en mano y 43 a bordo del autobús que ya enfilaba por el muelle para llevarnos al aeropuerto de Oporto, iniciando así un periplo que en una semana nos llevaría a otro continente en el hemisferio opuesto, recorriendo de Johannesburgo unos miles de kilómetros por infames carreteras, atravesando sabanas y desiertos, sufriendo las inevitables averías mecánicas, siendo hostigados por el SWAPO[3].

que terminando aquí comenzaría en el hemisferio sur; algunos forzadamente indiferentes, otros jocosos en animados grupos formados entre los que ya habían navegado juntos, algunos inquietos por la compañía de familiares y allegados, deseosos de romper el vínculo agónico que les retenía a esta tierra; porque ya estábamos en otra cosa, ya éramos la tripulación del buque factoría “Congelador Mar Tres”. Siempre acudí sólo al muelle para embarcar, no es lugar para despedidas, ni para seres queridos. Justamente porque se siente como un hecho de alguna manera trascendente, pienso que se debe afrontar con la indiferencia de lo cotidiano. Es como un purgatorio previo al descenso a los infiernos, o el ascenso a los cielos; un paso que siempre he preferido vivirlo íntimamente en soledad, un instante efímero y perturbador que se volverá a sentir cada vez que se afronte una nueva marea, y que se desvanece en el instante de embarcar a bordo, anclándome en el presente, en el entorno y situación real y tangible de lo que acaecerá en los próximos meses, degradándose singladura a singladura.

En esa semana ya empezamos a conocernos los que íbamos a soportarnos en los próximos meses, sin la obligada y estricta jerarquía que a bordo se establecería entre los distintos estamentos de marinería, maestranza, fonda y oficialidad, incluso relajando, solo un poco, la eterna disputa entre puente y máquinas. Y Mr. Ruiz, nuestro consignatario para África Sur occidental, una voz al otro lado de un hilo telefónico, (porque entonces de los teléfonos colgaba algún hilo) solucionando problemas y allanando nuestro camino. Bañado todo el paisaje africano en colores vivísimos, iluminada la tierra más roja, por ese sol más naranja, a través de un cielo limpio; hasta que ya de tarde, con todo el polvo de África en la carrocería y sin tubo de escape, atronaba la máquina entre las casas amplias, de una planta y techo de chapa que forman las cuadrículas de las calles de una ciudad ficticia creada por y para la flota pesquera internacional, en el único puerto con suficiente calado entre Lobito en Angola y Capetón (como pronuncian familiarmente los marineros gallegos) en el extremo Sur del continente. Walvis Bay, o Walfish Bay, como dicen los afrikaners, etimología derivada de los bivalvos que triturados por el batir del Atlántico forman la arena nacarada de las playas de la “costa de los esqueletos”, cuajadas de huesos de ballena, recuerdo de la caza en tiempos pasados. Majestuosamente decrépito, después de transcurrido casi año y medio desde la última varada en el dique y mucho atlántico deslizado bajo la quilla, se muestra el “Congelador Mar Tres”. Construido en 1974, con un diseño de preciosas líneas estilizadas, no cómo las construcciones más modernas, arrogantemente

85


más toscas. De 81 metros de eslora y un peso muerto de 1600 toneladas, se mostraba majestuoso bajo la diáfana luz del sol africano, a pesar de los chorretes de óxido que tiznaban casco y superestructura. A bordo y resucitando el Mar Tres Así pues, ¡no hay un minuto que perder!, cada cual a ocupar su camarote en su respectiva cubierta, según escalafón a bordo. La principal para marinería en camarotes compartidos, la de entrepuente para maestranza y la superior, bajo el puente, que albergaba los camarotes individuales y la cámara de oficiales, ya estaba siendo atendida por el personal de fonda. Los cocineros, magníficos profesionales, a dejar inmaculado

86

su mundo de fogones, fundamental a bordo, pero no suficiente, para mantener una tripulación satisfecha. Los maquinistas y engrasadores a lo suyo, insuflar vida a un mundo autónomo necesitado de resucitar energéticamente. Contramaestres de cubierta y frío, seres fuera de lo común, creados con una pasta especial, a localizar en los pañoles y planificar con las cuadrillas de marineros las faenas que al alba acometerían para alistar los 4000 metros de cable de acero de 32 mm de diámetro, los artes de arrastre y una lista interminable que jamás terminaría. Y los tres del puente, Capitán, Primer y Segundo Oficial, que entre los tres apenas superábamos los 80 años, al hotel Atlántic, a levantar el meñique, sujetando tazas de té colmadas de Johnnie etiqueta negra, para esquivar la prohibición horaria por el consumo de alcohol que allí impera; mientras filtrábamos la información pesquera, veraz o falseada, que de los capitanes y pilotos de otros barcos allí recalados pudiéramos obtener, intercambiábamos claves de pesca[4] con las cuadrillas afines y planificábamos la frenética actividad de pertrechado y aprovisionamiento que en un par de días tendría que dejar el barco “a son de mar”. HRB 0630 y el enorme y anaranjado sol africano iluminando las cubiertas y el puente del Mar Tres, que desde las cinco ya estaba perfumado con el aroma a pan recién hecho circunstancia que se repetiría con exactitud astronómica cada día de los que quedaban


Los números romanos de las escalas de calados a proa y popa iban hundiéndose en el agua del puerto a medida que se completaban las 650 toneladas que los tanques de gasoil demandaban, cómo un fluido vital y necesario para insuflar vida a todo nuestro mundo. A la puesta del Sol ya latían los 2600 CV del motor principal y vibraban los 4 motores auxiliares en su cadencia regular desde la sala de máquinas, una cubierta por debajo del entrepuente, donde el parque de pesca había cobrado ruidosa vida con el movimiento de las máquinas fileteadoras, peladoras, descabezadoras, y como esquivándolas, el deslizar sinuoso y absurdo de las cintas transportadoras, que desde el pantano de pesca deberían servir su tributo de pescado a cada sección. Más a proa zumbaban los túneles y armarios de congelación, escarchando las juntas de las puertas de acero pulido, demostrando que estaban dispuestos a alimentar la bodega que una cubierta por debajo se esforzaba en alcanzar los -28ºC. En el puente de gobierno, la giroscópica accionada desde la llegada a bordo ya daba muestra de cobrar vida, igual que los testigos luminosos del resto de los arcaicos equipos electrónicos de comunicaciones, ayuda a la navegación y detección pesquera del siglo pasado.

por la proa. Todo un largo día de actividad frenética, recibiendo y estibando en el entrepuente y pañoles toneladas de pertrechos. En las gambuzas secas y refrigeradas las 60 toneladas de víveres, munición de boca necesaria que debería servir para alimentar los cuerpos, sin contar las toneladas de pulpo, grelos y cerdo salado, imprescindibles en la dieta dominical de todo barco gallego, y que desde Vigo venían de camino a bordo de un pesquero amigo, para ser transbordadas en la mar, junto con 25 barriles de aceite lubricante y varias toneladas de paños de red. Especial trato y cuidado se le dio al embarque y trincaje sobre el castillo de proa de los 32 bocoys de vino, que una vez escanciado su contenido día a día en cada servicio, sometido al efecto multiplicador de la adicción de la cantidad justa de agua, serviría cómo sustento de las almas. El segundo cocinero era el oficiante del luctuoso prodigio, o tal vez milagro, pues no era descartable la intervención divina, ya que jamás nadie fue testigo del sacrílego acto; ni en las cubiertas inferiores sospecharon del pecado hasta casi el final de la marea; pues al prolongarse hasta los 9 meses (2 mas de lo previsto) y tener que alternar la fórmula en decremento del vino, para atajar algún conato de motín, hubo que mendigar algún barril por entre la flota mejor provista, o mas recatada, según se mire; mas algún saco de harina para seguir oficiando cada día el milagro del aroma del pan recién horneado.

El Mar Tres ya estaba agónicamente vivo y dispuesto para el cometido que fue concebido; una máquina capaz de pescar, elaborar, congelar, almacenar y transportar hasta su destino 1900 m3 de pescado. ¡No había un minuto que perder! Sólo faltaba recibir a primera hora del día siguiente los “caprichos” que cubrirían las veleidades humanas, el entrepot[5]. Una carrera apresurada hasta la “Casa del Mar” para la última llamada telefónica a casa y vuelta a bordo, dejando una prudente distancia de seguridad al “Natacha”, la única discoteca-cobertizo del Walvis que ofrecía vinilos clásicos, cerveza fría, chicas guapas y taburetes voladores si coincidían más de dos tripulaciones. Diversión asegurada, pues ese mismo día recalaron en puerto el Heroya Tercero y el Estreito de Rande. Empieza el baile Al enfilar la bocana y nada más descender el práctico la escala de gato para embarcar en su falúa comenzó la rutina de a bordo. En el puente guardias de seis horas a repartir entre primer y segundo oficial y el capitán a su criterio o necesidades del servicio, que en la pesca quiere decir, jornadas de más de 15 horas en el puente. Comida a las 12.00, cena a las 19:00. Un mundo ordenado. A HRB 04:00 la ETA al caladero para iniciar el primer

87


lance de los muchos cientos que quedaban por largar en la marea; y que en copadas de 2,6,12 y hasta 53 toneladas tendrían que ir rellenando el enorme vacío de la bodega, esclavizando en el parque de pesca a los hombres que enlazando jornadas una con otra tendrían que elaborar todo aquel pescado en filete con piel, filete sin piel, rodajas, tronquito, stick, tubo de pota ,etc. Y es que Namibia cuando da hay que aprovecharla, echando lances sin tregua, día y noche; para cuando no dé y las caras de autómatas del parque de pesca se vuelvan hoscas y ceñudas al sentarse ociosas y peleonas en el comedor de marinería. Los pájaros (gaviotas, pardelas, paiños, tágalos…no sé, no me gustan), siempre ahí, a millares, volando tras nuestra estela, flotando ahítos alrededor del barco, siguiendo nuestra marcha acompasada de 4 nudos en arrastre, reclamando con su griterío los desperdicios de pescado que no dejan de manar por el trancanil. Las gaviotas tampoco tienen mucho descanso, pues cuando ya saciadas se posan flotando en el mar, siempre el

88

ojo avizor, atentas a remontar el vuelo, porque de la oscuridad del mar puede surgir un lobo con las fauces abiertas, formando un escándalo de sangre y plumas. Si, su rival en la disputa por los despojos, el lobito, o foca de dos pelos, que por millares acuden desde las loberías, a cientos de millas, en la costa; acompañándonos día y noche, juguetones, acróbatas increíbles dotados de unas fauces de colmillos notables. Rutina, guardia de puente, anotación periódica de las siete variables meteorológicas en el Diario de Navegación, comida y sobremesa en la cámara de oficiales, descanso en el camarote y entre medias, cada día, acaecimientos, imprevistos, maniobras, disputas, estrategia por conseguir y mantener la prevalencia en la playa[6], acechar el movimiento del resto de la flota, averiguando y conjeturando cuales son sus pescas. Y de vez en cuando, hasta prodigios, cómo el día que a HRB 09:00 se presentó el camarero en el puente, portando una bandeja con una cerveza fría de mi entrepot y un


bocata rebosante de cocochas de merluza rebozadas; iniciativa que se convirtió en costumbre, excepto cuando el mal estado de la mar, o la complejidad de alguna maniobra desaconsejaban tamaña veleidad. Y otras maravillas más prodigiosas, como la aparición en mitad del océano de rompientes en una longitud de dos millas, donde la carta indicaba 250 brazas de profundidad, y al escrutar con los prismáticos, constatar el portento de miles de toliñas[7] levantando un torrente de espuma al avanzar en chapuzones frenéticos. Y las dificultades convertidas en cotidianas, cómo faenar cerrados en una niebla espesa, con apenas una decena de metros de visibilidad, que se instaló en el banco durante 52 días consecutivos. La intentamos combatir pidiendo, rogando y exigiendo la intervención del “chispas” (2º mecánico), aplicando este de una tacada, conocimientos, voluntad, intuición y suerte, para que de un radar muerto por agotamiento del magnetrón y otro descabezado al perder su antena arrancada por el viento en la campaña anterior, en el caladero de Malvinas, pudiera reconstruir al menos

uno de muy deficiente rendimiento, que aliviara nuestros sentidos desquiciados y agudizados a mirar sin ver, a distinguir el picar de los potentes motores diesel de dos tiempos se rusos y japoneses cuando nos cruzábamos en arrastre; a diferenciar los barcos de la flota por el ladrido de sus mascotas. A anhelar ingenuamente que durante el periodo de descanso en el catre no iba a torturarnos la guardia de puente en una pasadilla perenne. Todo cambia y tras 52 días de solo alcanzar a distinguir el molinete de anclas desde el puente, el sol africano surgiendo por el horizonte. El mismo sol, enorme, naranja, que a los 93 días de marea y obligados a ir a tierra para repostar combustible nos recibía por la proa al enfilar la bocana del puerto de Walvis, iluminando los colores de la arena rojiza, de los elemento terrestres cotidianos, de nuestro rostros ufanos y pretenciosos. Aunque nos sentíamos hermosos y malditos, por recalar ante los mortales terrícolas desde un lugar más allá del horizonte, al que solo tiene acceso los elegidos, gobernando una máquina fabulosa. Eso es lo que se siente en las recaladas a puerto de un pesquero con una buena media de capturas a bordo y que de seguir la racha nos llevaría a rendir viaje de siete meses con la bodega sellada.

“40 rugientes, 50 aullantes y 60 bramadores”: En el lenguaje popular marinero es una manera de hablar de los paralelos del Hemisferio Sur. Allí los vientos del sur soplan con una fiereza tal que se han ganado esta amarga fama. Rumbo al infierno Antártico Una breve escala de 24 horas para completar aguada y combustible se convirtió en un día aciago al recibir a través del consignatario, junto con el correo ordinario y personal, las ordenes del armador de dirigirnos al caladero de Malvinas para completar la campaña. La desazón se extendió por todas la cubiertas del Mar Tres, por lo que sabían unos y por lo que intuían otros del infierno antártico en pleno invierno austral. Pues, de nuevo, no había un minuto que perder, 4500 millas nos separaban de la playa de pesca más próxima, al otro lado del atlántico Siempre sucede que como por ensalmo, toda la angustia y zozobra se fue disipando al largar la última estacha del noray. 14 días de ruta

89


infernal al SSW enfrentando por la proa los peores temporales, atravesando los 40 rugientes, de los que hasta entonces sólo habíamos conocido la enorme mar de leva que nos meció en le caladero africano. Primer lance nocturno “el fondón”, haciéndonos un hueco entre los 430 buques factoría de casi todos los países industrializados, que en una estrechísima franja que a lo largo de 11 millas y por 360 brazas de profundidad antes de descantilar nos disputábamos los “bingos” (de 20 a 50 tn) y las “líneas” (de 8 a 15 tn) de pota, en una macabra lotería que cada día se cobraba su tributo en perdidas de aparejos, calamentos, desquicie personal y colisiones, a veces con resultado de hundimiento, como le ocurrió ese primer día a un ufano pesquero japones, embestido por otro español. Y desde aquí siempre ganado latitud hacia el Sur, intercalando lances con navegaciones apresuradas hasta llegar en Port Stanley, en las Islas Malvinas. Fondeamos y al momento recibimos la inesperada visita de un par de imponentes y cabezones leones marinos, que embarcaron por la rampa de popa, mientras que por el costado se abarloaba la lancha del práctico para llevarme a tierra a recoger la licencia de pesca que nos permitiría faenar dentro de la ZEE de las Falkland; tramite este que se despachó con diligencia británica en un par de minutos sin haber pisado tierra en aquella isla sin árboles, por estar la Fishries Office of Falkland Islands establecida sobre una estructura metálica firmemente sujeta al muelle, en previsión de no salir volando con el viento helador, que el brusco descenso del barómetro nos garantizaba para esa misma noche. Pues, sin un minuto que perder, viramos el hierro y salimos con la última hora de la tarde de aquella ratonera a enfrentar la monstruosa mar arbolada, capeando a través de los 50 aullantes, poniendo distancia de la costa, hasta que tres días después, en un mar agitado y sin viento, sin DECCA, sin LORAN[8], sin satélite recalamos por el Sur de Cabo de Hornos, a las puertas de los 60 bramadores. ¡Arte al agua!, “que mais lexos son mais grandes” para continuar apaciguando la voracidad de la bodega, al tiempo que las ojeras y la delgadez del capitán se acentuaban día a día por la presión de defender la marea, en una sucesión de días de pesca en unas condiciones duras, con montes de mar levantados por el viento del SW, que desde la antártica enviaba casi constantemente su

90

hálito helador, castigando a la tripulación durante las maniobras de cubierta, incluso cuando ya los pájaros y la focas habían desaparecido de nuestra estela renunciando a su festín, para buscar refugio quién sabe dónde, avisándonos así de que en pocas horas la falta de potencia haría necesario interrumpir la pesca para capear el temporal durante unos cuantos días, sirviendo el agitado descanso a la marinería que prontamente repuesta se dedicaría a desbaratar el orden de las cubiertas inferiores, animados por el inevitable desenfreno etílico. Y así, en una sucesión de días de pesca con algún día de capa, los tanques de gasoil volvían a quedar exángües. La pésima relación con el gobierno argentino imposibilitaba la recalada en sus puertos, teniendo tres únicas opciones para repostar, a saber: navegar al SW hasta Punta Arenas (Chile), atravesando la fascinante ruta del estrecho de Magallanes, o poner proa a NW en demanda de Montevideo (Uruguay), en rutas de unos 4 días; y la menos deseable para cualquier tripulación, que fue la que nuestro armador ordenó, la de acudir a un punto de encuentro en mitad del atlántico con un petrolero polaco y abastecernos con diesel bautizado con agua de mar, en una incomoda y tediosa maniobra a remolque que se prolongaría durante dos días. Sobrecalados y comprometida la estabilidad del buque tras la maniobra, afrontábamos el sexto mes de la marea, con más de un tercio de la capacidad de la bodega por completar. Sin tiempo que perder y propulsados por una máquina ya agotada, incapaz de trabajar por encima de los 320º de escape; en los


próximos 55 días, faenado en unas condiciones más amables por la proximidad de la primavera, que traía consigo la exhuberancia del calamar patagónico, en copadas de hasta 50 tn se fueron completando las 1600 tn necesarias para sellar. Rumbo a casa Rumbo a Montevideo, donde en una rápida escala seríamos recibidos y parasitados por un pleyade de autoridades, (sanidad, aduanas, policía de puerto, prefectura naval, etc..) y buscavidas, ataviados con uniformes auténticos e impostados, ataviados con galones, mugre y lamparones, que en sucesivas oleadas llenarían la cámara de oficiales, sentándose a la mesa, buscando sustento en un país azotado por una crisis y devaluación económica galopante. Un vez atendidos por Mr. Barros, nuestro consignatario para el atlántico SW que llevaría al hospital inglés a los tripulantes enfermos y accidentados que buscaban un consuelo que de seguro allí no encontrarían; y que colmarían nuestras demandas de entrepot para la ruta y para llevar a casa, y procuraría el suministro de gasoil necesario para afrontar la ruta que en un mes de navegación, atravesando los dos trópicos, nos había de llevar a casa. Maltrechos, sin electrónica operativa a bordo desde hacía meses, pero ya distendidos y relajados podíamos, ahora sí con la observación de las maravillas que salían a nuestro paso y distraían la monotonía de las guardias de navegación. Como la invasión de pingüinos

adornados con su penacho amarillo a la altura de cabo Polonio, de las grandiosas ballenas jorobadas, por el través de Río de Janeiro, con la única compañía al alejarnos de nuestra ruta de planeo majestuoso de una pareja de albatros, que nos escoltaría de un hemisferio a otro, hasta avistar el Teide, anunciándonos que en poco días habíamos de entrar por la Ría de Vigo, embocando el canal del Sur, entre la Cies y Cabo Silleiro. Arropados por una costa verde avanzamos a 8 nudos, muy por debajo de los 14 habituales que el exhausto motor del “Mar Tres” era capaz de desarrollar en condiciones óptimas, hasta dejarnos el práctico amarrados en el pantalán de descarga de donde habíamos salido nueve meses antes en otro invierno. Más cansado, más curtido, más salado, más confuso por no saber todavía cual de las dos realidades si la terrícola o la marítima era más real. Con la impresión de haber sentido el hálito de Leviatán en la nuca y haber escapado a su abrazo. Ahora han pasado ya 29 años sin querer recordar la imagen imponentemente decrépita del majestuoso barco convertido en una masa de óxido tras haberse enfrentado a todas las olas, rociones y vientos del Atlántico Sur durante más de dos años consecutivos. Mis respetos “Congelador Mar Tres” que con otro nombre y bajo otro pabellón 44 años después de ser concebido por hombres honestos sigues navegando, gobernado con pericia en los lejanos mares australes. ¡Larga vida! [1] sella: llenar una bodega [2] marea: tiempo transcurrido desde que el barco sale a la mar hasta que llega a puerto y descarga la pesca [3] SWAPO: grupo político-militarizado y terrorista que lideraba la lucha por la independencia de Namibia, conseguida un años más tarde [4] Claves de pesca: código secreto utilizado entre oficiales para intercambiar información pesquera relevante y privada [5] Entrepot: Tabaco y alcohol, libre de impuestos que cada tripulante pedía para su consumo personal y que le sería descontado de su nómina al rendir viaje [6] playa: fondo del lecho marino aplacerado y apropiado para la pesca de arrastre [7] toliñas: cetáceo de la familia del delfín, de estómago blanco y lomo negro [8] DECCA, LORAN: antiguos sistemas de navegación que ya están en desuso desde la aparición del GPS

91


LOS IMPRESCINDIBLES Juan Ferrer: “Todo comenzó una mañana en la Cafetería Paola, una reunión entre amigos, y con el paso de los años se ha convertido en algo más grande de lo que podríamos haber imaginado” Hace cuarenta años se fundaba el Club Náutico de Altea, una entidad que en la actualidad es un referente en el mundo del deporte náutico y la gestión portuaria, pero que cuyos comienzos fueron modestos. Un inicio del que Juan Ferrer fue testigo y que además fue una pieza clave para el primer impulso. Gracias a su ayuda desinteresada y a sus conocimientos financieros el Club Náutico de Altea pudo ver la luz y ser lo que es hoy en día. Descendiente de padre marinero, se mantuvo alejado del mar y trabajó como barbero hasta pasada la mitad de su vida profesional, cuando tuvo la oportunidad de cumplir su sueño y trabajar en la banca. ¿Cómo alguien que es barbero acaba trabajando en la banca? Yo creo que esto fue cosa de Dios o de alguien que esta ahí arriba. Siempre me habían apasionado las finanzas y la contabilidad, pero por circunstancias de la vida trabajaba de peluquero, en mi tiempo libre era cuando me preparaba y leía libros sobre el tema. Fue ya a los 35 años cuando me llegó la oportunidad y comencé a trabajar en el Banco Hispano Americano. A partir de ahí mi vida fue de maravilla y me comencé a realizar profesionalmente. Más tarde acabé siendo Director de la oficina de Caixaltea en la Sucursal del Paseo Marítimo. ¿Qué día surgió el Club Náutico de Altea? Era un domingo, y como todos los domingos bajaba a tomar café al Paola. Allí solían estar mis amigos y algunos clientes. Eran las nueve de la

92

mañana y apenas había gente, a la entrada en un lateral estaba Rafael Bellod y Vicente Miró. Me saludaron y me pidieron que me tomara el café con ellos. Ellos estaban con papeles y hablando sobre la creación de un club náutico, yo me mantuve callado escuchando, era la primera noticia que tenía. En un momento de la conversación se introdujo el tema económico y ahí es donde entré yo, no sabían muy bien como hacerlo y me pidieron consejo. Tenían que construir los pantalanes y eso requería de mucho dinero, era necesario que los futuros socios aportaran una importante cantidad inicial. ¿Cuáles fueron los primeros pasos que disteis? Acordamos poner como cuota de alta de socio 25.000 pesetas y para la adquisición de un amarre dependiendo del coste de construcción del pantalán. El problema era reunir todo ese dinero, la mayoría de personas no podrían ponerlo de golpe. Fue entonces cuando entré en juego, como director de la oficina de Caixaltea propuse que cualquier persona interesada podría solicitar un préstamo personal cuyo importe sería el título de socio y la compra de amarre. Y así comenzó todo.


Fuimos a la oficina ese mismo día y abrimos una cuenta para el Club Náutico de Altea, aún no estaba creado así que ellos dos firmaron la apertura de la cuenta y pusieron 25.000 pesetas cada uno. El lunes por la mañana vino Paco Orozco a firmar y así quedó aperturada la primera cuenta del Club Naútico de Altea.

¿Qué vino después de la apertura de la cuenta en Caixa Altea? Fueron a Barcelona para saber cuanto valía construir un pantalán: “cuanto tengamos 4 millones en la cuenta empezaremos por hacer un pantalán y así uno a uno a medida que se vayan dando de alta los socios y comprando amarres”, decía Rafael Bellod.

¿Encontrasteis dificultades al principio? Había quien no quería, la gente que vivía por aquí tenía miedo al ruido y al movimiento que habría tras la creación del Club. Por otro lado, los marineros pensaban que la construcción del club les perjudicaría a su puerto, que habría problemas con las corrientes. Al final no hicieron una oposición firme, el club se pudo hacer y no perjudicó a nadie.

¿Cuándo llegó la construcción del primer pantalán? La mayoría de la gente pedía un préstamo, a todos les di la oportunidad. Tan sólo unos meses después miré la cuenta y había un saldo muy importante. Me faltó tiempo para llamar a Bellod, le dije: “Rafael, ¿cómo está el asunto del pantalán?, y me dice: “vamos a esperar unos meses más a ver si hay dinero”. Y le contesté: “en la cuenta ya hay dinero suficiente”. No podía creerlo. Se vino corriendo a la oficina y esa misma noche lo acordamos todo para pedir el primer pantalán. Después vino otro pantalán, luego otro y otro, fue muy rápido de la forma que lo planteamos para conseguir el dinero.

¿Fue fácil encontrar a socios que quisieran participar? No hizo falta buscar mucho, había mucha gente interesada, la gran mayoría eran de Madrid, querían formar parte de este proyecto.

¿Quién estuvo en estos primeros inicios? Nos reuníamos siempre por la noche, ya tarde, en la Cofradía de pescadores, en el Ayuntamiento y en la casa de Rafael Bravo Morata, el presidente de la cofradía, Paco Orozco, Rafael Bellod, Vicente Miró y yo al principio, y luego cada vez fuimos siendo más gente. Y usted, ¿se hizo socio? Actualmente ya no soy socio, pero si que llegué a serlo en su día. Nunca he tenido barco, pero me hubiera gustado porque mi padre fue armador de pesca. El nunca quiso que me mojara los pies en el mar, antes se padecía mucho trabajando en el mar y el no quería eso para mí. ¿Cree que su papel en esos inicios fue decisivo? Felipe Fuster ya fallecido y Ricardo Miguel con el que sigo manteniendo una muy buena amistad, me llamaban cariñosamente en broma, el director financiero. Yo creo que fui un importante apoyo, no se si decisivo, pero sí porque el asunto de dinero no les faltó al principio y es muy necesario cuando una entidad empieza no tener miedo y tener dinero. ¿Qué recuerda de aquella época? Fue una época muy feliz de mi vida, fue un tiempo de alegrías y de amistades. Éramos amigos de verdad. Ahora veo lo que es el Club, lo grande que es cómo ha cambiado y me emociono mucho.

93


For Singular PEOPLE & Singular MOMENTS... SH VILLA GADEA THALASSO + SPA

Singular HOTELS Partida Villa Gadea_03599 Altea, Alicante, España villa.gadea@sh-hoteles.com_Tel: +34 96 681 71 00

RESERVAS _ 902 45 30 15

sh-hoteles.com


NÁUTICA FLASHBACK

Años 50PUERTO DE ALTEA

Fotografías proporcionadas por José Zaragoza.

95


sugerencias

de shopping... PRENDAS HELLY HANSEN Polar acolchado HELLY HANSEN P.V.P. 169€ (con cupón 139 €) Sudadera HELLY HANSEN P.V.P. 80€ (con cupón 67€) Neceser impermeable HELLY HANSEN P.V.P.25€(con cupón 20€) BOUTIQUE ACTUAL ALTEA Avd. Jaime I, 25 – C/Mare Nostrum, 10, ALTEA www.actual-altea.com

SANDALIAS DE HOMBRE ARA Con plantilla extraíble y ancho especial. Super cómodas, en piel y suela antideslizante. Disponibles en 3 colores. PVP.: 88€ (con cupon 75€) CALZATTI BOUTIQUE C/ Conde de Altea, 15 (N-332) info@calzatti.es / Shop online: www.calzatti.es

GAFAS PRADA SPORT POLARIZADAS Especial para náutica con varillas antideslizantes y protector antivaho PVP. 215€ (con cupón 170€) FELIPE ZARAGOZI OPTICA C/Constitución, 6 local 12 03590 - ALTEA • TLF: 965844460 www.opticaenaltea.es

KIT DE BUCEO PARA BARCO Consta de un arnés regulable con lastre integrado, botella de 2 litros/230 bares, regulador, manómetro, máscara y tubo. PVP. 620€ (con cupón 496€) NORAY SPORT C/Conde de Altea, 9 . 03590 ALTEA. Telf. 966885344 – 649235344 info@noraysport.es – www.noraysport.es

PRENDAS HELLY HANSEN BOUTIQUE ACTUAL ALTEA

DIVERSOS DESCUENTOS

AL PRESENTAR ESTE CUPÓN PARA LA COMPRA DE LOS PRODUCTOS HELLY HANSEN ANUNCIADOS. OFERTA VÁLIDA HASTA 31.06.2018

SANDALIAS DE HOMBRE ARA

CALZATTI BOUTIQUE

15%

AL PRESENTAR ESTE CUPÓN PARA LA COMPRA DE LOS SANDALIAS ARA PARA HOMBRE ANUNCIADAS. OFERTA VÁLIDA HASTA 31.06.2018

GAFAS PRADA SPORT FELIPE ZARAGOZI ÓPTICA

20%

AL PRESENTAR ESTE CUPÓN PARA LA COMPRA DE LAS GAFAS PRADA SPORT MEN ANUNCIADAS OFERTA VÁLIDA HASTA 31.06.2018

KIT DE BUCEO PARA BARCO NORAY SPORT

20%

AL PRESENTAR ESTE CUPÓN PARA LA COMPRA DEL KIT DE BUCEO PARA BARCO ANUNCIADOS. OFERTA VÁLIDA HASTA 31.06.2018


Revista Altea Náutica nº8  
Revista Altea Náutica nº8  
Advertisement