Page 1

CON MATRIZ SALESIANA

URUGUAY / Cuarta época / Año XLIII / Nº 5 / Julio 2021 / www.issuu.com/bsuru


03

CARTA DEL DIRECTOR

04

Un sello del Espíritu para el mundo

¡SÍ, HAY ALGO NUEVO BAJO EL SOL

Talleres Don Bosco: Profesionales para transformar

08

NOS MUEVE LA ESPERANZA

Dayla Sahariana Soarez Reinoso y Ney Correa da Silva

11

ME GUSTA, COMENTO, COMPARTO

Hna. Laura Guisado hma Trabajo…jóvenes…pandemia… Una realidad con muchas aristas

25

SABOR A BUENAS NOCHES

Joaquín Barreto y P. Adrián “Cholo” García sdb “Mi trabajo es ser feliz”

12

VALE LA PENA VIVIR ASÍ

Sebastián Pouso y Francisco Rodríguez Jóvenes emprendedores de matriz salesiana

26

16

CON NOMBRE Y APELLIDO

20

Alejandro Bastos, Gabriel Passeggi, Agustín González y Pierino Rava Fe en el trabajo

DEL ÁRBOL SALESIANO

Javier Bardesio, educador de la Escuela de Oficios Don Bosco La oportunidad de construi un proyecto de vida

28

AQUÍ Y AHORA

El hilo más fino del mercado laboral

UNA MANO AMIGA

John Díaz Cortés El milagro de Minga

Boletín Salesiano Revista de información sobre la Familia Salesiana y de cultura religiosa Director: P. Sebastián Ferreyra sdb Redactora Jefa: Adriana Porteiro

Diseño: gustavo@tanganika.com.uy Impresión: Mosca

Columnistas: Hna. Laura Guisado hma, P. José Adrián García sdb y Mag. Analía Piaggio. Equipo de redacción y responsables de secciones: P. Daniel Bernardoni sdb, Hna. María Baffundo hma, Lic. Natalia Roba, Lic. Marcelo Hernández, Lic. Joaquín Castro, Nicolás Vilche, Ana Inés Rodríguez y Nahuel Durand.

Departamento Comercial: Luis Gómez E­mail: boletinsalesianouruguay@gmail.com Celular: 092 432 286

Fotografía: Sofía Cayota, Santiago Fernández Yurcho sdb, Sebastián Andión, de ANS, Shutterstock, Pixabay, y fotos de archivo. Corrección: Graciela Rodríguez

07

SINTONIZANDO CON DON BOSCO

Don Ángel Fernández Artime “Mucho más que las colinas de Monferrato”

10 FAMILIA EN OBRA Mag. Analía Piaggio “La vocación en el mundo laboral juvenil”

24

SINTONIZANDO CON DON BOSCO

Madre Yvonne Reungoat fma Hacer brillar la solidaridad en la misión educativa

31

GALERÍA DE INSTAGRAM

salesianosuy

Dirección, redacción y administración: Av. Agraciada 3181 CP 11800, Montevideo; tel. 2209 4521 Sitio web: www.issuu.com/bsuru Email: boletinsalesianouruguay@gmail.com Afiliado a la Cámara Uruguaya del Libro. / Depósito Legal: 366.191


P. Sebastián Ferreyra sdb

CARTADELDIRECTOR

UN SELLO DEL ESPÍRITU PARA EL MUNDO Cuántos salesianos religiosos o laicos, exalumnos, educadores, etc. hemos sido testigos de lo que acontece en nuestras vidas y en las vidas de tantos que han pasado por una casa salesiana. Es cierto que muchas veces es necesario un poco de perspec­ tiva o de mirar a la distancia para reconocer cómo nos ha transformado la vida la casa de Don Bosco. Cuando un joven entra a una casa salesiana, hay un mundo de vínculos que se abre; tantos padres, madres, maestros, amigos, una familia que se teje desde la confianza y el amor mutuo, inspirados por Don Bosco y Madre Mazarello. Una casa salesiana ofrece a cada joven caminos para desplegarse, para ser sí mismo, para acoger la vida como viene y enri­ quecerla, para abrir horizontes, abrir las alas, inspi­ rar sueños… sueños que entretejen los impulsos propios y los de Dios. Cuando un joven sale de una casa salesiana no se va. Cada educador va para siempre en la vida de ese joven, en sus aprendizajes, en sus valores, en su modo de encarar la vida, de relacionarse con los demás. Cada experiencia ha sido transformadora y es portadora de novedad al mundo que habitará cada joven, porque tiene la semilla del Evangelio, la potencia del amor que mueve a la obra salesiana y que será siempre sello del don que Espíritu suscitó en Don Bosco para la Iglesia y para el mundo

!

!

Suscribite ¡te vas a encontrar! TU PUENTE CON LA VIDA SALESIANA Completá el cupón con tus datos, Nombre completo: sacale una foto con tu celular y mandalo al celular 092 432 286 Dirección: o llamanos al mismo número.

Cada ejemplar: $140 con envío incluido

Teléfono: Mail:

Consultar por compra de varios ejemplares

3


¡SÍ,HAYALGONUEVO BAJOELSOL!

PROFESIONALES PARA

TRANSFORMAR

Muchos son los jóvenes que pasan por Talleres Don Bosco (TDB) con la intención de adquirir los conocimientos necesarios para insertarse en el mercado laboral. Sin embargo, en este centro de estudios salesiano, encuen‐ tran mucho más que los mejores conocimientos técnicos que les asegurará un buen desempeño profesional. En su “caja de herramientas” no solo cuentan con instrumentos técnicos de calidad sino, además, con valores y habilidades blandas que los capacitan para generar, donde estén, vínculos transformadores. Marta Carpretti, a cargo de los sectores Educación Media Tecnológica y Educación Media Profesional (para jóvenes que buscan continuar con sus estudios de bachillerato y aquellos que desean aprender un oficio para su proyecto de vida), Santiago Murillo, responsable del área de Iniciación Profesional (para jóvenes entre 15 y 18 años que no hayan concluido ciclo básico) y el encargado de Pastoral, Juan Pablo Massimelli, compartieron con el BS los pilares de la formación que se brinda en TDB para que sus alumnos se transformen en profesio‐ nales con valores diferenciales apreciados en el mercado laboral y en sus propias vidas. 4


Carpretti complementa, en este senti­ do, que “las empresas buscan a jóve­ nes que sean cumplidores, que no falten, humildes y que trabajen correctamente. No solo se busca la técnica. Buscan a alguien a quien se le pueda confiar el trabajo. Eso tiene que ver con la metodología de trabajo que se usa en los talleres, las compe­ tencias. Hay competencias que son actitudinales, pueden ser brillantes en la técnica, pero si no sos capaz de respetar a un superior, comunicarte con un par o cuidar una herramienta, la cosa no funciona. Se hace mucho hincapié en eso, no alcanza con que sepan hacer un trabajo, tienen que saber expresarlo, poder explicarle a los demás lo que están haciendo, ahí es donde pesa la parte humana”. Muchas de estas aptitudes se van incorporando en clase y es por eso que Murillo destaca que lo vivencial y el acompañamiento constante son indispensables. “Esto es una casa, entonces acá en casa los conflictos los tenemos que trabajar con diálogo. Si queremos que el chiquilín llegue en

Mucho más que un oficio “Lo primero que trabajamos es en las habilidades de competencias blandas. Hacer de esto un aprendizaje que va más allá del trabajo técnico en sí. Generar en los chiquilines algunas habilidades que van a ser competen­ cias para su futuro como trabajador, como persona y parte de una familia. Esa es la idea principal. Tener habilida­ des comunicacionales, entablar diálo­ gos o resolver conflictos asumiendo las responsabilidades”, inicia comen­ tando Murillo.

hora y que esté preparado con la ropa de trabajo, nosotros también tenemos que hacerlo. Hay cosas que no son explícitas, es un juego de ir mostrando más que diciendo”. “Los educadores van enseñando el oficio y el arte de cómo articular la técnica, lo humano, lo profesional y el cuidado. Aquí es donde está el diferencial, en el com­ promiso de cada área para ir guiándo­ los y darles herramientas para el mañana que, sin dudas, les van a servir para todo”, acota la encargada de los sectores de Educación Media Tecnológica y de Educación Media Profesional. Trascender tu historia Es mucha la diversidad que presentan los chiquilines que forman parte de TDB. Algunos vienen de un contexto familiar muy armado, donde la voca­ ción está muy clara. Pero también hay jóvenes a los que les cuesta encontrar un proceso de maduración y todavía no tienen muy claro qué es lo que quieren para su futuro. Otros llegan porque es la última esperanza que la familia o el Estado tiene para que

Juan Pablo Massimelli

5


salgan adelante. Son realidades muy distintas, totalmente complejas, que desde la pastoral se intenta acompa­ ñar constantemente. Juan Pablo Massimelli, encargado de Pastoral de la casa, resalta que el ambiente es lo más educativo y lo más pastoral que se tiene, y es eso lo que va transformando al chiquilín. “El gurí se enamora y lo toma como propio, quiere a Talleres como si fuera su casa. Acá encuentra a un padre o una madre. Somos hermanos de muchos. Hay un equipo de educadores muy bueno que acompañan esas realida­ des”. Una de los aspectos más fuertes que se trata en el acompañamiento que se hace a los alumnos tiene que ver con la autoestima. Procuramos “hacerle creer y entender al estudiante que él puede, que es una persona capaz y que va a ir adquiriendo todas las herramientas necesarias para poder afrontar lo que el futuro le depare”, puntualiza. “Acá le transmitimos a cada alumno que vale la pena, que 'estamos para vos y te queremos'. 'Valés la pena y vos podés trascender a toda tu histo­

Santiago Murillo

6

Marta Carpretti

ria. Tratá de transformarla desde ahí, dale para delante con tus sueños y proyectos. Sos un ser un humano al que Dios te quiere así y nosotros estamos para mostrártelo´. Todos tratamos de ser agentes pastorales abocados a favorecer que el chiquilín trascienda a su vida y egrese como el mejor mecánico, pero también como

el mejor ser humano y cristiano posi­ ble”, comenta Massimelli. Muchas veces se torna difícil poder hablar o dar a conocer a Dios en forma explícita cuando la experiencia de relación con Él es diversa. No obstante, los educadores procuran acercarlos y mostrarles a Dios a los jóvenes desde la propia enseñanza del oficio. Se les ayuda a tomar conciencia de que el fruto de su trabajo no es solo para ellos, sino que es algo que se comparte y puede ser trascenden­ tal y transformador para el otro. “Les decimos en sus clases: `Tenés esta riqueza que son tus manos, con ellas, con tu cabeza y tu cuerpo podés crear cosas hermosas y preciosas. ¿Qué te parece si esto que vos creaste no te lo guardás para ti y lo compartís con los otros?´”. “Cuando nos vamos de misión, y ayudamos en refacciones de casas de personas en situación muy vulnerable, perciben claramente que lo que hacen es hermoso. Le dan una mano a alguien necesitado, quien les agradece y los hace sentir importan­ tes. Lo que hacen es bueno, aquí es donde entra la noción de Dios. El trabajo dignifica, humaniza y ayuda a construir una sociedad mejor”, conclu­ ye Massimelli.


P. Ángel Fernández Artime / Rector Mayor de los SDB

MUCHO MÁS QUE LAS COLINAS DEL MONFERRATO El 15 de agosto de 2015 estábamos celebrando con 5.200 jóvenes de todo el mundo el Encuentro Juvenil Internacional (SYM DON BOSCO), con motivo de la celebración de los 200 años del nacimiento de nuestro fundador. Iniciamos una marcha en Castelnuo­ vo Don Bosco, la población donde fue bautizado y celebró su primera misa. Esa gran columna de jóvenes caminó ocho kilómetros bajo una lluvia torrencial en todo el camino. Y yo no dejaba de imaginarme a Don Bosco rodeado de sus mucha­ chos, llevando unas canastas con pan para su almuerzo o merienda, e instrumentos de música para ani­ mar allí por donde pasaran. ¿Y saben una cosa? Detrás de todo ello hay una preciosa mirada educa­ tiva y espiritual. Como nos lo recuerda con su extraordinaria pluma mi hermano salesiano José Miguel Núñez, uno de los muchachos de Don Bosco, Anfossi, dejó escrito esto: “Toda la pedagogía de Don Bosco encerrada en estos 'paseos otoña­

les'. La familiaridad y la camarade­ ría, la alegría y la fiesta. Tiempo para caminar, como se avanza por los senderos de la vida, y espacio para conversar y trabar amistad. La presencia de Don Bosco es la del adulto que acompaña en el camino. Una presencia amable y buena. Una palabra para todos y el gesto cóm­ plice y solidario con quien tiene más dificultades en llegar a la meta. La música y la fiesta esponjaban el corazón y desencadenaban las fuerzas de aquellos jóvenes entu­ siastas que se sentían felices por estar junto al padre a quien tanto admiraban y a quien tan agradeci­ dos le estaban. En perfecta forma­ ción, haciendo sonar los instrumen­ tos musicales, la entrada de los muchachos de Don Bosco en aque­ llos pequeños pueblos del Piamonte debía ser todo un acontecimiento. A los muchachos les llenaba de 'maravilla y alegría'. A Don Bosco, le parecía tocar el cielo disfrutando de la sonrisa de sus jóvenes y de sus cantos de fiesta. No faltaban la oración y la bendición con el Santísi­ mo en la Iglesia del pueblo. El afec­ to del padre se hacía confianza en la

familiaridad del camino vital que, sin saberlo, muchos de aquellos jóvenes recorrieron junto a él. Mucho más que las colinas del Monferrato”. A nuestros adolescentes y jóvenes, muchos de ellos inmersos de lleno en el mundo digital podríamos volver a invitarles a vivir las ricas experiencias de encuentro personal, el precioso ejercicio del escuchar­ nos, del reír juntos, de hacer silen­ cio en una sencilla oración, de quedarse maravillado ante una puesta de sol, de experimentar la alegría al saludar a ancianos que están a la puerta de su casa descan­ sando y viendo pasar alguna gente… Me quedo con esas palabras del Papa dirigidas a los salesianos en nuestro Capítulo General: quiero pensar que seguimos siendo muy capaces de soñar y de hacer soñar.

7


Tiene 19 años. Estudia en la Escuela de Hábitos para el Trabajo del Proyecto Caqueiro. Vive en el barrio Magisterial (Rivera) con su mamá, un hermano de 16 años, una hermana de 9 años y su hijo de 4 meses. ¿Qué te hace feliz? Ver reír a mi hijo. ¿Qué música escuchás? Cumbia, pero escucho de todo. ¿Qué es lo primero que pensás cuando te levantás? Un día más de vida, un día más de lucha. ¿Qué cosas te cuesta perdonar? La falta de respeto hacia cualquier persona. ¿Cuál es tu mayor miedo? Agarrar el COVID­19. Si tuvieras que elegir un acontecimiento que te marcó, ¿cuál sería? El nacimiento de mi hijo.

8

¿A quién admirás? A mi mamá. Me arrepiento de… Haber abandonado los estudios. Qué bueno que decidí… Entrar a la Escuela de Hábitos para el Trabajo. ¿Qué te mueve en este 2021? Mi hijo, que es pequeño y me necesita. ¿Qué es el trabajo para vos? Es oportunidades de aprendizajes en todos los sentidos. ¿Sos de las personas que viven para trabajar o trabajan para vivir? Trabajo para vivir. ¿Cuáles son para vos los principales desafíos que plantea el mundo laboral a los jóvenes de Rivera? La falta de oportunidad para una persona sin experiencia. En 10 años te ves trabajando en… En lo que me gusta, que es ser veterinaria. Me encantan los animales.


Tiene 42 años. Es Licenciado en Educación Física y está cursando una maestría en Ciencias Humanas, opción teorías y prácticas educativas. Trabaja como docente en el ISEF (sede Rivera); es educador en la cárcel de Cerro Carancho y coordinador del Proyecto Social Caqueiro. Vive en Rivera, con Sofía. ¿Qué te hace feliz? Las cosas sencillas. Vivir lo simple de la vida. ¿Qué música escuchás? No mucha, algo de rock. ¿Qué es lo primero que pensás cuando te levantás? Generalmente ya sé lo que tengo para hacer ese día, pero lo que hago es buscar estrategias para hacerlas de la manera más simple… ¿Qué cosas te cuesta perdonar? Aquellas que se hacen con mala intención y premedita­ ción. ¿Cuál es tu mayor miedo? Que mañana los pobres sigan siendo pobres, y que creamos que es lo normal. Si tuvieras que elegir un acontecimiento que te marcó, ¿cuál sería? La muerte de papá. ¿A quién admirás? A quienes los lunes de mañana se levantan sin chistar. Me arrepiento de… No haber profundizado en alguna discusión… Qué bueno que decidí…

Hacerme salesiano, dejar de serlo y volver a Rivera… ¿Qué te mueve en este 2021? Los planes que tenemos con Sofía. ¿Qué es el trabajo para vos? Debería ser un lugar donde podamos crecer como seres humanos y realizarnos. ¿Sos de los que viven para trabajar o trabajan para vivir? Segunda opción. ¿Cuáles son para vos los principales desafíos que plantea el mundo laboral a los jóvenes de Rivera? Sin lugar a dudas que el acceso a un empleo digno es el principal desafío. Unido a ello la capacitación y el camino para poder acceder a trabajos dignos y elegidos. Por otro lado, para no caer en las leyes del mercado, por no decir leyes de la selva, hace falta que sean trabajadores con sentido crítico y compromiso social, lo bueno es que eso a veces se encuentra por estas latitudes. En 10 años te ves trabajando en… En lugares que me hagan bien y donde pueda aportar algo que valga la pena, o la alegría.

9


FAMILIAENOBRA

LA VOCACIÓN EN EL MUNDO LABORAL JUVENIL Definir la vocación es un proceso que lleva muchos años, en donde la pasión debería jugar un rol decisivo. En edades tempranas los jóvenes deben tomar una decisión que muchas veces condi­ ciona la elección de la carrera y/o el empleo que tendrán a futuro. ¿La juventud está realmente preparada para dar este paso tan trascendental? El sistema educativo formal no se caracteriza por promover un abordaje multidisciplinario, a nivel de secunda­ ria, que incentive a la reflexión, el análisis y la construcción de opciones claras a la hora de definir la vocación. A su vez, existen distintos factores que influyen y determinan los procesos de elección vocacional, tales como: man­ datos sociales, el sentimiento de perte­ nencia e integración a los centros educativos, tradiciones familiares, la gestión del tiempo, entre otros. Organizaciones como la fundación DESEM Jóvenes Emprendedores – JA Uruguay preparan a los jóvenes para el futuro a través de distintos programas y proyectos educativos gratuitos con foco en el desarrollo de habilidades blandas. Mediante iniciativas como “Socios por un día”, estudiantes de entre 16 y 22

años pueden compartir una jornada laboral, virtual o presencial (condicio­ nado a la situación sanitaria), junto a un profesional de la carrera que pien­ san estudiar o que están evaluando como una posible opción. Esta propuesta lleva a la realidad la idealización de una profesión. La mejor manera de entender qué hace un contador, una ingeniera o un profesio­ nal del área de Marketing, es viéndolo en la cancha. Descubrir las luces y sombras de su profesión y lo que real­ mente implementa en su rutina laboral. Por su parte, la Universidad de la Repú­ blica impulsa el Programa de Respaldo al Aprendizaje (Progresa) donde una de sus líneas de acción tiene que ver con la orientación vocacional. Bajo la moda­ lidad de taller, jóvenes de entre 14 y 17 años, de todos los departamentos del país, pueden acceder a una instancia de aprendizaje e intercambio de una hora y media aproximadamente. A su vez, esta opción, cuya modalidad es online, es una forma de democratizar el acceso a la información de la oferta educativa.

brimiento de la vocación, también es una realidad que el mercado laboral juvenil en los últimos años no ha des­ pertado muchas esperanzas, a juzgar por las estadísticas disponibles. No alcanza con tener una carrera, sino que la especialización continua es lo que aporta valor agregado en un con­ texto tan competitivo. Según el informe de la Organización Internacional del trabajo Tendencias mundiales del empleo juvenil 2020: La tecnología y el futuro de los empleos, los jóvenes que concluyen estudios de grado superior tienen menos probabilidades de que la automatización les sustituya en el trabajo. De todos modos, se enfrentan a otros problemas como que el aumen­ to de sus pares graduados es amplia­ mente superior a la demanda del mercado laboral. La combinación de una elección voca­ cional que para la persona resulte convincente, sumado a la capacitación y actualización permanente parecería ser la clave para mantenerse competiti­ vo.

Si bien son fundamentales todas las herramientas para contribuir al descu­

Referencias. http://www.desem.org.uy/formacion­emprendedora/ https://www.cse.udelar.edu.uy/progresa/talleres­de­orientacion­vocacional/ https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/­­­dgreports/­­­dcomm/­­­publ/documents/publication/wcms_737662.pdf https://www.ilo.org/global/about­the­ilo/newsroom/news/WCMS_737061/lang­­es/index.htm https://negocios.elpais.com.uy/noticias/uruguay­paises­america­latina­subio­desempleo­juvenil.html

10

Analía Piaggio Mag. en Dirección de Comunicación Coordinadora de Comunicación Institucional DESEM Jóvenes Emprendedores ­ JA Uruguay


MEGUSTACOMENTOCOMPARTO

Trabajo jóvenes pandemia

Una realidad con muchas aristas Cuando uno habla de trabajo y los jóvenes hay muchos imaginarios que se despiertan: hay quienes dicen “es una realidad que los jóvenes no quieren trabajar”, “tenemos la generación NI NI..”, “solo pocos lo hacen”… etc. Sin duda las realidades son muchas, y diversos los mo ­ vos y circunstancias, por eso creo que para poder opinar hay que andar en sus zapatos, de otra manera estaremos juzgando parados en un pasado que ya no es, sin entrar en contacto ni comprometernos con la realidad del hoy. Es así que decidí conversar con un joven, que además profundizó en torno a este tema, y de esta forma mirar qué nos dice la realidad más allá de los imaginarios. Acá va lo compar do: “Trabajo y juventudes es un terreno complejo de enor­ mes desigualdades (especialmente en nuestra América La na) en el que sin dudas la pandemia ha impactado profundizando las brechas. Según las estadís cas, los jóvenes están mucho más expuestos a la informalidad y la precarización laboral; siendo además el campo laboral un espacio de 'entrecruzamiento' de desigualdades, donde el ser joven se suma al género, origen étnico, oportunida­ des educa vas, etc. El constante aumento de la produc ­ vidad, marcado por los avances tecnológicos y la moder­ nización del trabajo, no siempre está acompañado de una prosperidad compar da, y esto afecta especialmente a los jóvenes que han tenido menores oportunidades educa vas. Muchos jóvenes, en especial las mujeres, están a cargo de tareas domés cas no remuneradas y de los cuidados familiares, los que no son vistos como un trabajo en sí mismos. Lo que muchas veces les impide con nuar sus

estudios, establecer trayecto­ rias y experiencias laborales 'formales' que les aseguren una seguridad social adecuada y son catalogados muchas veces como “NI/NI” (ni estudio ni traba­ jo)”.¹

Laura Guisado hma

El trabajo está directamente relacionado con la educa­ ción. No es posible pensar en mejorar las condiciones y oportunidades laborales si no se hace lo mismo con las condiciones y oportunidades educa vas (asegurando que las 4 caracterís cas del derecho a la educación sean una realidad para todos: disponibilidad, acceso, aceptabilidad y adaptabilidad). Por otro lado, hay que tener en cuenta que los tulos y cer ficados por sí solos no garan zan el buen desempeño laboral. Es necesaria una buena educación en habilidades y competencias que capacite a los jóvenes para una buena convivencia, comunicación, trabajo en equipo, pensamiento crí co y por sobre todo para el desarrollo y la transformación significa va de la sociedad desde su trabajo. Como Familia Salesiana esta realidad nos reclama fuerte­ mente seguir soñando caminos de educación para los jóvenes, para que se puedan insertar en esta sociedad y en la del mañana. Ayudemos a disminuir las desigualda­ des, construyamos juntos la "sociedad de las oportunida­ des” para todos. Hay muchas experiencias naciendo de jóvenes emprendedores en el campo social, pero se necesitan más. ¿Te sumás?

¹ Joven educador Guillermo Gu érrez 11


VALELAPENAVIVIRASÍ

12


Jóvenes emprendedores de matriz salesiana Empezar un emprendimiento implica esfuerzo y mucho trabajo que conlleva alegrías y desafíos. Así lo vivieron Sebastián Pouso (SP) y Francisco Rodríguez (FR), exalumnos de casas salesianas que decidieron emprender sus propios negocios. Sebastián tiene un taller de mecánica, y explica que “al principio te da un poco de miedo”, por la incertidumbre de lo nuevo, pero que “cuando te tirás al agua las cosas van saliendo”. Francisco tiene un emprendimiento de diseño industrial que complementa con su carrera, Arquitectura. Una de las alegrías que experimenta es terminar el producto, porque son piezas “a las que se le dedica mucho tiempo y amor”. En ambos negocios se ven plasmadas, de muchas maneras, las huellas de haber pasado por una casa salesiana. Te contamos cómo lo hacen…

13


¿Por qué elegiste este rubro? SP Mi padre tenía un taller y me crie en ese entorno desde chiquito. Creo que eso fue lo que me impulsó para estudiar y arrancar con mi propio taller. En Talleres Don Bosco hice los tres años de mecánica. Antes de arrancar con el taller estaba trabajando en Montevideo, en la empresa de Chevrolet. A mi padre le surgió un trabajo y no podía seguir con sus clientes, entonces para no perderlos decidí seguir yo. Me vine para Atlántida, cambié de lugar el taller ­porque mi padre alquilaba y yo ya tenía un lugar­ y me puse a terminarlo y acondicio­ narlo. Entonces sigo con los clientes de mi padre, más algunos que yo conseguí. FR Siempre me gustó hacer cosas y arreglarme con lo que tenía en casa. Desde chico vi a mi abuelo y a mi padre que se dan mucha maña para hacer cosas, y eso lo fui incorporando. También me gusta todo el tema de la arquitectura, estoy estudiando la carrera, y llegó un momento en los estudios en que la parte de diseño y de mobiliario se juntó con las ganas de hacer cosas y empe­ cé a probar. Mi emprendimiento empezó con una lám­ para que le iba a regalar a mi novia en su cumpleaños. Cuando la terminé me gustó mucho como me quedó, y a ella y a mucha gente también. ¿Qué sentiste cuando arrancaste tu emprendimiento? SP Al principio te da un poco de miedo, porque no sabes cómo te puede ir. Además, no es lo mismo trabajar con alguien, porque si tenés alguna duda le podés preguntar, que trabajar solo. Pero después de que te “tirás al agua” las cosas van saliendo. FR Desde un principio no me lo tomé como un empren­ dimiento formal, sino como algo “tranqui”, si me surge algún encargo lo hago. Y así funcionó porque siempre prioricé el estudio. Es un hobby/emprendimiento, algo a lo que le dedico los tiempos libres. ¿Quiénes te acompañaron y apoyaron? SP Y en este proceso, además de mis amigos, me acom­ pañaron mis padres. Siempre me dieron para adelante, en todo lo que les pedía me daban una mano. FR Mi familia, sobre todo mi madre y mi abuelo, que son con los que vivo. Mi novia y parte de su familia, que 14

Francisco Rodríguez

muchas veces me motivan y me preguntan cómo viene el emprendimiento. Mis amigos también me acompaña­ ron y están al tanto del proceso. ¿Cuáles fueron las alegrías más grandes que viviste? SP Tener terminado el taller, porque me llevó mucho trabajo. Trabajaba de día y de noche para acondicionar­ lo. Me costó porque era un galpón al que le faltaba el techo, había que revocar las paredes, y lo fui haciendo


con lo que había empezado mi padre, porque tenía que cuidar los clientes que él había conseguido con los años. Cumplirles a todos. FR El tema de llevar el proyecto de la computadora a la realidad es todo un desafío, porque a veces las cosas no suceden como espero. En muchos casos no existen herramientas o son muy complejas. ¿Qué parte de todo el proceso te gusta más? SP Cuando tengo que reparar algo, cuando está en el banco y empiezo el proceso de arreglarlo. Yo hago la parte de electricidad automotriz, entonces no me gusta tanto sacar las piezas del auto, pero sí arreglarlas para que funcionen bien. FR No te quiero decir todo porque sería la respuesta más fácil, pero termino diciéndolo. Porque cada parte, desde pensar el diseño, la elaboración y la terminación del producto, cada una de esas etapas me da alegrías y me gusta, así como también me da dolores de cabeza. Entonces, el proceso en sí es lo que me gusta. ¿Qué huellas dejó el haber pasado por una casa sale­ siana y ves plasmado en tu negocio? SP La responsabilidad. En Talleres Don Bosco nos ense­ ñan mucho sobre la responsabilidad, la puntualidad, la prolijidad en la manera de vestirse. Son cosas que uno toma y las adapta en su negocio. FR El ser honrado y honesto, siempre trato de hacer las cosas bien y cumplir de la mejor manera. También el esfuerzo y la dedicación.

Sebastián Pouso

de a poco, junto con mis amigos que me ayudaron. FR Cuando termino el producto y digo “ya está”. Porque son piezas a las que se le dedica mucho tiempo y amor para que queden bien. Al entregarlas (porque hasta ese momento las hago como si fueran para mí), es como que me desprendo de algo importante. ¿Cuáles fueron los desafíos? SP Terminar el taller, primero que nada. Después seguir

¿Cuáles son tus sueños a futuro? SP Poder ir creciendo, agregar algo de mecánica ligera. Poder agrandar, tal vez dejar este taller e ir a un punto mejor. FR Mis sueños a futuro se fusionan con la carrera que estoy estudiando. En ese sentido, pasaría a trabajar a diferente escala, como un juguete de un tamaño más grande. Me sirve mucho saber cómo se hace algo, para después saber cómo diseñar o cómo se va a construir. En un futuro, como arquitecto, voy a incorporar a mi trabajo los conocimientos de diseño que estoy adqui­ riendo con este emprendimiento. 15


CONNOMBREYAPELLIDO

16


Fe en el trabajo Alejandro Bastos, Gabriel Passeggi, Agustín González y Pierino Rava soñaron en grande, transformaron su misión en trabajo y formaron mucho más que una comunidad. Doce años después de la fundación del Colegio Salesiano de la Costa Monseñor Jacinto Vera, los cuatro directores repasan el origen de la historia, sus vivencias como equipo, la importancia de la misión y el espíritu salesiano, evocan recuerdos y las dificultades que atravesaron.

17


¿Cómo surgió la idea de fundar un colegio en Ciudad de la Costa? AG: Salió de una tesis de grado que hice con el tema de cómo los laicos iban a ir asumiendo lugares en la congre­ gación salesiana. AB: Después surgió de la disrupción, estábamos en reu­ niones de matrimonio y cada tanto sacaban un tema de costado, que es lo que pasa hoy en día en las reuniones de dirección (risas). AG: En una charla en el grupo de matrimonio le comenté el tema a Pierino y a su esposa, Karina. Defendí la tesis y un día después nos juntamos. Él me dijo que precisábamos a alguien que tuviera una mirada más pastoral, me sugirió a Ale y lo convocamos. Avanzamos más y cuando se lo planteamos a Sturla nos dijo que nos uniéramos con Chavi (Gabriel Passeggi), porque conocía la zona y hacía años que venía hablando del tema. Así conformamos el equipo.

Alejandro Bastos

¿Qué pensaste cuando Agustín te dijo la propuesta? GP: Le venía diciendo a Sturla que tenían que abrir un colegio en Ciudad de la Costa. Daniel me dijo que armara un proyecto, pero solo era muy difícil, así que cuando me invitaron me sorprendió y me encantó. ¿Por qué recomendaste a Alejandro? PR: Porque lo conozco del ambiente salesiano desde antaño. Me parecía que estaba bueno lo que hacía en el área pastoral de Talleres, que podía aportar esa pata y sensibilidad, con la que hasta el día de hoy nos sigue enriqueciendo. ¿Cómo es trabajar en directorio y dirigir entre cuatro un colegio? GP: Es un cuarteto, como en la música cada uno toca con su estilo un instrumento y vamos amalgamando las notas. El sabernos hermanos y poner primero la obra de Don Bosco nos hace tirar para delante, buscando el encuentro. Porque el colegio es de él, nosotros solo asumimos res­ ponsabilidades. AB: A los tres hermanos que tengo acá les pongo el tiem­ po, la dedicación y las ganas de que podamos sentir lo que es disfrutar estando juntos. Por ejemplo, hace un rato les decía que tenemos que tener una reunión más disten­ dida en vacaciones de julio, para seguir disfrutando tener una misión compartida, que es parte del proyecto que Dios tiene para cada uno. AG: Comparto plenamente. De alguna manera el de arri­ ba nos mandó la complementariedad de los roles, desde la diferencia, pero logrando un equilibrio. PR: De ellos aprendo mucho, nos involucramos y lo vivi­ mos intensamente. También resolvemos situaciones de conflictos, pero hemos encontrado mecanismos que nos 18

Agustín González

ayudan a poder acompañarnos, que eso también hace a la vivencia del equipo. ¿Hicieron de la misión el trabajo? AB: Sí, yo si hay algo que esté haciendo que no me res­ ponde a mi vocación, lo dejo. AG: Es que la misión salesiana cuaja en cada uno de noso­ tros. Conociéndonos como hermanos sabemos de distin­ tas renuncias que hemos hecho que tienen que ver con la decisión clara de optar por la casa salesiana. PR: Lo asumimos vocacionalmente, es poder contagiar y compartir el carisma, fundar y llevar adelante una pro­ puesta. Estamos bien guiados, confiados en la Providencia y en María Auxiliadora, que siempre las tenemos muy presentes. No es nuestra ambición tener 100, mil o 2 mil alumnos, sino que nuestro mayor objetivo y satisfacción


AB: Hacíamos de todo y nos repartíamos tareas. Me acuerdo que en la extensión horaria estaba una maestra, una persona que se encargaba de la limpieza del colegio y yo. Una vez nos visitaron unas inspectoras y tuve que pedirle a la gente de limpieza que se encargara de cuidar a los chicos mientras las recibía. AG: El 31 de enero del año 2010 estábamos en la misa de Don Bosco, en Talleres, y me llaman para decirme que se estaba incendiando el colegio. Llegamos y lo que ocurría era que había un cable viejo que con la lluvia hacía fogo­ nazos que se reflejaban en una ventana de arriba. Desde afuera parecía que estaba ardiendo todo el salón. Son anécdotas que uno con el tiempo puede contar y quedar­ se feliz de que no hayan pasado a mayores. Gabriel Passeggi

Pierino Rava

es vivir el espíritu de una casa salesiana. GP: El colegio en sí es misión de Don Bosco, es lugar de la palabra, de carisma, de estar siempre alegre. Es impresio­ nante lo hermoso de la obra, de la comunidad que creció desde el arranque.

Al mirar para atrás ¿Qué sentimientos les trae ver todo lo que lograron? PR: Los primeros años éramos 10 funcionarios, incluidos los cuatro directores, y ahora somos 130. Eso nos impacta y te hace ver la gran familia salesiana en la que nos hemos convertido. AB: Da un sentimiento de gratitud, de agradecimiento a Dios por la posibilidad. Siempre pienso que somos instru­ mentos, que hay que ver las carencias que uno tiene, pero también mirar el don que Dios nos va dando, y todo se transforma en mérito de quien nos lo da. AG: Impresiona aquello que empezó siendo una linda locura que ahora se ve transformado en cientos de fami­ lias y generaciones. Toda una movida muy grande, es una obra en la que sin duda María Auxiliadora nos dio una gran mano. GP: Genera sorpresa y gratitud. Sorpresa porque es nota­ ble lo que se ha producido, con muchísimo trabajo y con el apoyo y confianza de los salesianos. Y gratitud enorme a Dios y a la Virgen. El "Ella lo ha hecho todo", así lo siento y vivo. Más allá del esfuerzo y trabajo, la presencia de María Auxiliadora fue motor para que fuera posible.

¿Qué anécdota recuerdan en el colegio? GP: De muchas oportunidades de dificultad han salido recuerdos de dónde apoyarnos para seguir soñando. Antes de la apertura, éramos nosotros los encargados del mantenimiento. Agustín hacía de electricista, Ale pintaba, Pierino limpiaba, mientras que yo hacía de carpintero. PR: En los primeros años, un día antes de comenzar las clases, con nuestras familias limpiábamos el colegio para tenerlo pronto para el arranque de clases. Ahora tenemos otro apoyo, pero en aquel entonces era todo a pulmón. 19


AQUÍYAHORA

20


El hilo más fino del mercado laboral

21


Entre los jóvenes de 15 a 24 años la tasa de desempleo es el triple de la tasa de desempleo de la población económicamente activa. Así, mientras en julio de 2019 la tasa general de desempleo era de 9.1% entre los menores de 25 años alcanzaba a 27.3% y un año más tarde, en plena pandemia, el desempleo general se ubicaba en 10.6%, mientras que entre los menores de 25 años llegaba al 33.3%. Además, Uruguay tiene una tasa de desempleo juvenil que se ubica entre los cinco países de América Latina con mayor porcentaje.

Estos datos preocupantes están mencionados en exposición de motivos del proyecto de ley que el Ministerio de Trabajo presentó al Parlamento a mediados de junio con el objetivo de incentivar el empleo en determinados sectores vulnerables, entre ellos los jóvenes y las personas con discapacidades. A través de esa iniciativa el gobierno plantea que las políticas públicas intenten revertir los aspectos negativos para lograr que sean incorporados al mercado de trabajo. Para los jóvenes de 15 a 29 años el proyecto establece cinco modalidades de contratación: subsidio temporal para contratación de jóvenes desempleados, contratos de primera experiencia laboral, práctica laboral para egresados, trabajo protegido y prácticas formativas.

Dr. Ariel Cuadro

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, estimó en la comisión de Asuntos Laborales y Seguridad Social del Senado que se “podría alcanzar a subsidiar alrededor de 8.000 puestos de trabajo cada año”. Para dar estos subsidios a las empresas que contraten a esta población, el proyecto destina $ 730 millones (US$ 16,7 millones) para 2021 y $ 704 millones (US$ 16,1 millones) para 2022.

Aparicio Saravia

De todos modos, el ministro aclaró que la ley no crea los puestos de trabajo, sino que promueve que los empleadores utilicen el mecanismo para contratarlos. 22

La actual ley de empleo juvenil ha subsidiado a 8.619 jóvenes en seis años. Esto indica un promedio de 1.436 por año, lo que es “poco” para el ministro. Aparicio Saravia, subdirector del INJU, opinó que esa ley “fracasó” y por eso se dedicaron a promover esta nueva norma en conjunto con el Ministerio de Trabajo. A su juicio, este nuevo proyecto trató de “aprender de los errores del anterior”. En consecuencia, cree que tiene algunas ventajas que suscitan más

interés en aplicarlo. “Se generan más tipos de estímulos económicos. Por ejemplo se promueve la contratación de las mujeres. Por las mujeres el subsidio será de $ 7.500 mientras que por los hombres será de $ 6.000”. “Algo muy novedoso es que exonera luego del primer año los aportes patronales a la jubilación y hasta los 25 años edad del joven”, agregó Saravia. En su opinión es una señal muy importante en la actual situación pensar en la reactivación de la economía y la generación de empleo


YouTube, se la va a valorar más que si no se hubiera hecho nada. La experta consideró que las organi­ zaciones han ido cambiando y que hoy se aprecia de los jóvenes que “aporten valor desde su lugar y trabajar en equipo”. Sobre el tema de la capacitación, en el INJU son conscientes de la importancia que tiene y por eso están trabajando para ofrecer algunas opciones para los jóvenes. Saravia contó que aprove­ chando “el envión” de que el organis­ mo cumple 30 años este 2021 hicieron una nueva apuesta programática.

Cinthia Eliazer

juvenil va a ser importante para salir adelante. Consultado sobre cuál es el motivo por Dra. Marcela Carballo el que los jóvenes tienen más dificultades que el resto de los trabajadores a la hora de buscar empleo, Saravia dijo que “se les exige experiencia y capacitación. La corta edad no nos permite desarrollarnos como el mundo del trabajo exige que estemos preparados”. Por eso desde su cargo en el instituto rector de la juventud, entiende que cabe al Estado estimular y decirle a las empresas que se arriesguen a contra­ tar a jóvenes.

incentiven el empleo en los jóvenes. “Que se dé la opción y se incentive a las empresas a contratar jóvenes siempre es un aporte, porque permite que vayan combinando aspectos más académicos con la experiencia laboral”, consideró. Herramientas Como una herramienta fundamental para conseguir trabajo, la experta recomendó tener un buen currículum, bien organizado, que brinde toda la información de manera sintetizada. Según explicó aquello del CV largo ya no corre. “Es importante que esté la información pero sintetizada”, reiteró.

En ese sentido lanzaron INJU Avanza, un programa destinado a jóvenes de 18 a 22 años en situación de vulnerabilidad que no tienen empleo ni terminaron ciclo básico. El plan apunta a generarle herramientas para el mundo laboral, junto con INEFOP, el programa del Ministerio de Trabajo que ofrece capacitación a personas desempleadas. Además apuntó que el programa pone el foco en el relacionamiento con la comunidad y apuesta a incentivar actividades culturales, en coordinación con el Sodre, y deportivas junto a la Secretaría de Deportes. La idea es llegar a 1.600 jóvenes.

“También es importante a pesar de que se esté cursando la carrera, LA PANDEMIA EN URUGUAYPor otro lado, el INJU lleva a cabo el mantenerse actualizado, realizar programa Jóvenes a Todo Cambio cursos cortos. Por ejemplo, si se trata (ATC), con el apoyo de Unicef, América del área de contador público realizar solidaria y Socialab, destinado a 300 un curso de Excel avanzado”, afirmó. jóvenes, con el objetivo de darles herramientas para que puedan diseñar Y si bien hay cursos que pueden ser y liderar proyectos sociales que costosos, también hay muchas generen cambios en sus comunidades. opciones por internet de cursos Al final se seleccionarán 40 propuestas gratuitos. Eliazer señaló que así se que recibirán un total de $50.000 cada trate de una persona autodidacta, que Por eso valoró como muy positivas las una para que llevarlas adelante. se capacitó a través de videos de iniciativas como las leyes que Cinthia Eliazer, a cargo del departa­ ALGUNOS DATOS DE mento de Capital Humano de la consultora BDO Uruguay, coincidió en que el principal desafío que enfrentan los jóvenes es la falta de experiencia. “Muchas veces están terminando las carreras o cursándolas y lo que repetidas veces piden las empresas es experiencia laboral”, constató.

23


SINTONIZANDO CONDONBOSCO

DEOTROSLARES

Sor Yvonne Reungoat Superiora General de las FMA

HACER BRILLAR LA SOLIDARIDAD EN LA MISIÓN EDUCATIVA En nuestros patios, en las aulas, en los ambientes informales, en las redes sociales, en las calles concu­ rridas, en las periferias en riesgo, en las diversas formas de asocia­ ciones podemos encontrarnos con jóvenes sin esperanza, pero con muchas ganas de vivir. Estoy convencida de que nunca como hoy la misión educativa que se nos ha confiado por carisma ha sido un ancla de salvación para ellos y para el futuro de la humani­ dad. El tiempo de la pandemia ha probado duramente a los jóvenes y su grito de ayuda, a menudo no expresado, nos empuja a unirnos en plena sinergia con quienes se preocupan por el bien de los niños, los jóvenes y las familias. A través de opciones educativas comparti­ das podemos construir una frater­ nidad que abrace a toda la familia humana según el plan de Dios. Es el camino a recorrer para estar hoy, como el Buen Samaritano, dispues­ tos a curar las heridas que, con frecuencia, desfiguran la vida de las nuevas generaciones. Una herida muy grave pero curable, lleva el nombre de pobreza educa­ tiva. El Papa Francisco lo reiteró recien­ temente a un grupo de jóvenes: "La vocación de un joven es soñar" (A los jóvenes del Proyecto Polico­ 24

ro, 5 de junio de 2021). Un sueño fundado en la esperanza que nos habla "de una sed, de una aspira­ ción, de un anhelo de plenitud, de una vida realizada, de medirse con lo grande, con lo que llena el cora­ zón y eleva el espíritu, como la verdad, la bondad y la belleza, la justicia y el amor ”(n. 55). Son las mismas aspiraciones que habitan e inquietan el corazón de muchos jóvenes, incluso en aque­ llos que, por historias personales y familiares, ven extinguirse el deseo de vivir, pero tienen hambre de amor auténtico, de felicidad plena y duradera. Es en esta realidad en la que debe­ mos apostar por la educación. Sentirnos samaritanos con el fuego del da mihi animas en nues­ tros corazones, listos para ser cocreadores de un futuro nuevo. Es un esfuerzo que experimenta­ mos y, a veces, quizás, nos desani­ ma. De hecho, los frutos deseados no siempre maduran según la abundancia de la siembra y, en determinadas situaciones, surge un sentimiento de fracaso educati­ vo. ¡No dejemos de sembrar! ¡Este es el momento de la siembra, para otros la recogida de la cosecha! ¡Da mihi animas cettera tolle!

“Carta de identidad” de la ESA Luego de un proceso de discernimiento y reflexión realizado por el equipo central de la Escuela Salesiana en América (ESA), los conse­ jeros Generales para la Pastoral Juvenil: Hijas de María Auxiliadora (FMA) y Salesianos de Don Bosco (SDB), crearon la "Carta de Identi­ dad” de la ESA. Esta “Carta de Identidad” busca ser un punto de referencia común para la construcción de los proyectos educativo­ pastorales de las escuelas de la Familia Salesia­ na en el continente, ayudando a formar la conciencia crítica y a transformar las socieda­ des a partir de la propuesta de formación integral que nace de Don Bosco. Fuente: ANS

Buenas Prácticas salesianas en Foro de la ONU Conectada digitalmente desde Ambato, Ecua­ dor, Nelly Mariana Soto Guanolusia, de la "Fundación Proyecto Salesiano", presentó el pasado miércoles 7 de julio, la iniciativa de agricultura orgánica con la que su comunidad enfrenta el problema de la pobreza y el ham­ bre, y ha dado su testimonio de cómo este proyecto integra también en sus objetivos fundamentales el trabajo en favor de los niños de la calle. Habló en uno de los más de 250 eventos paralelos oficiales, celebrados en el Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas (HLPF, en inglés) 2021, dedicado al tema de la recuperación sostenible y resiliente ante la pandemia de Covid­19. El evento del 7 de julio, titulado "Rompiendo el círculo de la pobreza y el hambre. Nuestras peticiones" fue organizado por el Comité de las ONG para el desarrollo social, que también incluye “Sale­ sian Missions” de New Rochelle, Estados Unidos. Fuente: ANS


SABORABUENASNOCHES

ser feliz Mi trabajo es

Joven, tú que quieres elegir un buen camino debe estar el oído fino pa escuchar tu corazón. Te hablará de vocación pa que ya de la partida tomes por ti, gran medida, de elegir tu profesión y asumas la decisión que va alegrarte la vida. Nunca elijas tus senderos porque tengan más atajos, no es pena el trabajo si se tiene vocación. Es más linda la canción del que canta con el alma. El que vive siente y ama siempre labra con pasión. Buena leña en el fogón da más calor en su llama. Bien se moja el pescador cuando va por su pescado, aunque hallarlo sea pesado lo que antes fue un sueño, se consigue con empeño. Sin ahorrarse sacrificios

todo lleva compromiso, pa hacer un buen trabajo saliendo desde abajo das mejor en tu oficio.

que por amor a lo nuestro, se entregó en totalidad.

Hacer todo con amor y respeto al compañero ser leal, también sincero, pa mantener la armonía y seguir siempre en la vía que ha marcado el Creador, ser honesto labrador y tener la gratitud, por tener buena salud al empeñar la labor. Todos queremos beber agüita de manantial. Su pureza celestial se traduce en transparencia. Cuando se tiene esa esencia se derrocha honestidad, al procurar lealtad como lo hizo el Maestro,

Un árbol regala frutos buena sombra y buena leña, sin siquiera hacer la seña de que le den una paga. No todo lo que usted haga debe ser pa recibir, qué lindo es poder servir pa ayudar a los hermanos siempre ofreciendo la mano, es más lindo convivir. Al final de la jornada un buen colaborador, agradecerá al Señor por sentirlo tan buen Padre pues su corazón abre en todos lados e instantes, pa mantener rebosante la tolva de gratitud. Gran mezcla de plenitud y de cosecha constante.

Joaquín Barreto y Adrián Cholo García

25


DELÁRBOLSALESIANO

VALLE ESCUELA DE OFICIOS DON BOSCO EN CASA

La oportunidad de construir un proyecto de vida La Escuela de Oficios Don Bosco (EODB) es para los jóvenes del barrio Casavalle mucho más que una oportunidad para abrirse camino en el mundo del trabajo, es una escuela para la vida donde hay lugar para el proyecto personal de cada alumno. Javier Bardesio es un educador de 46 años de edad que, desde hace 16, integra el equipo de docentes que tiene por vocación ayudar a los jóvenes que llegan a la institución a derribar la marca del “no puedo” y a que, en base al esfuer­ zo, se aventuren a soñar un proyecto de vida.

26


¿Cuál es la propuesta de la EODB para los jóvenes del barrio? La propuesta de la EODB supone que los jóvenes que llegan lo hacen con la idea de aprender un oficio para rápidamente insertarse en el mercado laboral. Los gurises pueden entrar tras terminar primaria, y elegir entre hacer Carpintería, Electricidad, Gastronomía o Arte en Tela. La Escuela tiene un buen nombre en el barrio y llegan por el oficio, pero después que están dentro les vamos sumando otras cosas que le van a servir para la vida. Como todo gurí llegan sin la idea de lo que demanda el mundo laboral, como ser llegar en hora, saber comportarse, trabajar en equipo y nosotros los orientamos. Otro aspecto que se trabaja con ellos es la confianza. Al ser de contexto crítico están afectados por diferentes cosas que le han pasado en la vida y muy marcados por el “no puedo”. Recibimos gurises que, por ejemplo, no saben escribir, aunque hayan salido de Educación Primaria. Si bien hay un proyecto general, a medida que los vamos conociendo, vamos armando su propio proyecto. ¿Cuáles son las principales dificultades con las que te encontrás cuando los gurises llegan a la institución? Hay varias, pero entre las principales están el barrio y la familia. Hay algunas familias que están detrás de los gurises, y otras no. Muchas los mandan para seguir cobrando la asignación y sacarlos de la casa. Pero cuando el gurí empieza a avanzar no les gusta ya que, por ejemplo, sus familias se dedican a la venta de drogas o a otros delitos, y el gurí no quiere hacer eso, y ahí se da la puja con la casa. Nosotros los apoyamos y lo saben, pero también le remarcamos que deben poner de su parte. Es un desafío importante para los educadores y los profesionales de la EODB poder mantenerlos enfoca­ dos y apoyarlos. Es un trabajo grande con el gurí y con su familia para lograr el mejor rendimiento. A la luz de tu experiencia de más de dos décadas como docente en la Escuela de Oficios ¿qué ha cambiado? Los chiquilines y los grupos van variando año a año, y está en los equipos de educadores ir modificando la estrategia, los programas, y algunos objetivos, más allá del esencial. También ha cambiado el mercado laboral por lo que no podemos venderles a los gurises espejitos de colores, hay que darles lo que se pide para trabajar hoy. Hemos avanzado en varios aspectos, como en

Javier Bardesio 46 años, oriundo de Montevideo. Por las mañanas es profesor de Matemáticas en la EODB de Casava­ lle desde hace 16 años y también coordina ­junto con una trabajadora social­ la articulación con la UTU para la acreditación del Ciclo Básico. Por las tardes, desde hace 21 años, trabaja y coordina el centro juvenil de PLEMMU “Proyecto Ciempiés” en Casavalle.

articulación con la UTU, que hacien­ do un año más se van con el Ciclo Básico, y no solo se quedan con el oficio. Esto ocurre hace 11 años. Un pasito más lo dimos al lograr pasan­ tías laborales con algunas empresas. Además, desde este año tenemos un convenio con Inefop, por el cual los que terminan el Ciclo Básico puede acceder a una pasantía labo­ ral. ¿Cómo conectan con los jóvenes? Es un ida y vuelta. Coincidimos con los otros docentes en que aprende­ mos todos los días con ellos. El tema es aggiornarse y llegarle a los guri­ ses de la mejor forma. No quedarse con el “viejo librito” de siempre, sino dándoles más posibilidades para lograr una mayor eficacia. Pero igual, la clave es el vínculo que puedas lograr con el gurí. Muchos nos desafían, ya que a veces no podés con ellos, pero buscás la forma, y cuando les entrás los vas ganando. Es un día a día buscando caminos, y cuando te metés por ventanas o puertas que te dejan, lográs cosas chicas al principio, y grandes a medida que pasa el tiem­ po. También hay que manejar nues­ tras propias frustraciones ya que a veces depositamos muchas expecta­ tivas en algunos y no se concretan. En coordinación con la dirección de la Escuela las carreras y programas se van modificando. Se construye, deconstruye, y se vuelve a construir algo nuevo. Es una búsqueda cons­ tante de por dónde entrarles, dán­ doles un plus para que tengan más elementos, pensando en el después de la Escuela de Oficios, buscando siempre su proyecto de vida com­ pleto. En definitiva, paso a paso vamos avanzando para que los jóvenes recuperen el valor del tra­ bajo y logren tener un proyecto de vida basado en el esfuerzo y no en la fácil. 27


UNAMANOAMIGA

“… si estos jóvenes hubieran tenido un amigo que se preocupara por ellos, los acompañara y les mostrase el amor de Dios, quien sabe si no se hubieran alejado de esta vida que llevan…” Don Bosco (MO)

El milagro de Minga Para nosotros el motivo de ser y estar es la gurisada más abandonada de nuestros barrios, y eso debe reflejarse en obras. Obras que reciban con las puertas abiertas, pero que también dignifiquen el pasar y motiven a seguir adelante. Fue un reclamo: " Para nosotros siempre es lo que sobra... El tiempo que sobra, las cosas que sobran, los lugares que sobran, hasta la comida que sobra”. El caminar juntos, nos fue enseñando con hechos concretos esa dolorosa verdad. Así que nos propusi­ mos una simple cosa:

en Minga no va a ser igual 28


En nuestra nueva sede de la calle Santa Rosa, cada espacio fue pensado para su máximo disfrute. Una gran sala multijuegos fue primero, una batería grande de baños y vestuarios donde hay agua caliente para una linda ducha las 24 horas y, por último, una cocina acor­ de a nuestras necesidades, con despensa y cámara de frío para conservar mejor los alimentos, y un comedor que puede recibir juntas a más de 100 personas. Se logró con cientos de manos solidarias, voluntarias y amigas, anónimas. El sudor de las manos de cada obre­ ro, que sabiendo el destino, fue cada día con alegría dispuesto a dar y dejar de sí lo mejor. A veces no es la cantidad de ingredientes, es el amor con el que se hacen las cosas. Basta un pan recién salido del horno para comprobar esta premisa en nuestras bocas. Un patio más amplio, un parquecito arbolado con vista al hipódromo, para nosotros, un sueño más cumplido y para el barrio entero una nueva realidad. Pasamos del galpón viejo con 9 gurises donde un 27 de agosto de 2010 comenzó esta historia, a un movimiento de más de 200 personas.

¿Y el deporte? Nos pusimos una nueva meta: la construcción del Cam­ pus Deportivo "Don Bosco" en honor al santo fundador de la primera época, que no dudó en jugarse la vida por sus predilectos y tampoco en avanzar para mejorar su realidad. Este, junto a los más pobres de su tiempo, es el germen de esta congregación que nos une en fe y espe­ ranza y que no debemos nunca olvidar. La lucha por los terrenos, que siempre fueron potrero para los caballos de carrera y sus desechos nada más. El lograr que esos baldíos que eran un pozo, con charcos de barro y montañas de basura y bosta se conviertan en 29


una cancha linda de pasto para el fútbol, y dos canchas polifuncionales para la práctica de educación física y otros deportes como el basketball, el handball, el volley. Pero además, un espacio abierto a la comunidad, con estación saludable y espacio de recreación para los más chicos. Porque en Minga ya hay familias, hijas e hijos de chiqui­ lines que pasaron por la obra y siguen llegando con alegría cada vez que pueden, sienten o precisan, porque es también de muchas maneras su casa. La Auxiliadora ahí, “al firme, haciendo de las suyas" como dice el Padre Mateo, con esa sólida sabiduría y sencillez que lo caracteriza. Pandemia mundial. Silencio, se cortó la música. De repente, somos vulnerables como especie, lamentable solo ante la alarma. Surgen preguntas, más desafiantes que las de todos los días. Y en este artículo, queridas amigas y amigos del Boletín Salesiano me encantaría compartir con ustedes las mismas, para disfrutar juntos de las respuestas, que no son más que el reflejo de una comunidad educativa 30

comprometida con su tiempo y protegida por una gran guía. ¿Qué hacemos? ¿Paramos o seguimos? ¿Cómo acompa­ ñamos a quienes más precisan? Intuirán la respuesta. Cambiamos todo lo que hubo que cambiar para apoyar con alimentación a las familias, se organizó un comedor diario en la Parroquia que lleva servidas más de 2000 bandejas ricas y calentitas. Esta­ mos iluminando todo el campus deportivo, para poder habilitarlo en las noches y recibir con todos los protoco­ los a muchos más. Triplicamos las horas de Apoyo Peda­ gógico, y celebramos junto a la empresa Overactive, un acuerdo para instalar un Aula Virtual, donde ya disfrutan de sus propias laptos y tablets las gurisas y gurises que están haciendo un esfuerzo enorme por continuar sus estudios formales pese a no tener las condiciones en sus casas garantidas. Y es tan solo una foto, para ponernos al día, y poder transmitirles con confianza desde el lado Minga de la vida, que no habrá pandemia que pueda con el Amor… John Díaz Cortés Coordinador de la Obra


MEGUSTACOMENTOCOMPARTO


Profile for Boletín Salesiano Uruguay

Trabajo con matriz salesiana - Boletín Salesiano - Julio - 2021  

Trabajo con matriz salesiana - Boletín Salesiano - Julio - 2021  

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded