Page 1


nuve

150

RUSIA


nuve

151 A LA AVENTURA DE ESTUDIAR EN RUSIA

Cada vez son más los jóvenes que deciden comenzar su andadura universitaria fuera de casa. Tradicionalmente, Estados Unidos y Gran Bretaña eran los destinos preferidos por los recién estrenados universitarios, sin embargo, atraídos por la excelente relación coste- beneficio y por el interés que despierta su cultura y modo de vida, Rusia gana terreno como destino universitario por excelencia.


nuve

152

Entre los principales motivos por los que estos jóvenes deciden estudiar en universidades rusas se encuentran:

ESCUELAS DE VERANO EN RUSIA

1. La calidad de los estudios a precios asequibles. En Rusia los estudios son intensos y el nivel académico muy alto.

El verano está para disfrutarlo y hay muchas maneras de hacerlo. La Escuela Politécnica de San Petersburgo oferta una amplia gama de cursos de verano de entre una y 12 semanas con una amplia gama temática. Además, se encargan de ofrecer a sus alumnos alojamiento en residencias de estudiantes y actividades extra para el disfrute de la ciudad.

2. La amplia oferta de carreras universitarias y posgrados de las diferentes ramas de estudio y en las distintas universidades. 3. La facilidad para la obtención del visado universitario. 4. La diversidad geográfica, étnica y cultural de Rusia, que acoge a jóvenes estudiantes de todo el mundo. 5. La posición geográfica de Rusia, bisagra de los grandes mercados de Europa y Asia.

Son múltiples las posibilidades que ofrece Rusia en cuanto a estudios, desde cursos de verano a los mejores grados y posgrados en ciencias, medicina y economía. Aunque sin duda la mejor forma de descubrirlo es la voz de estudiantes de todo el mundo que nos cuentan sus experiencias profesionales y personales en el país.

“Fue una de las mejores experiencias de mi vida”, dice Christian Hufnagel, estudiante alemán de Diseño Gráfico que durante el verano de 2014 asistió al curso Diseño Gráfico y Comunicación Visual. “Aún me ayudo de todo lo que aprendí durante el verano en mis actuales estudios”. La experiencia también fue más que positiva para su compañera Ninh Tran Thi Hang, que dice estar “enamorada de la belleza de la ciudad y de la hospitalidad de la gente”. “Nunca imaginé como un curso de tres semanas puede cambiar tanto a alguien. Definitivamente, no soy la misma persona que llegó a San Petersburgo”, cuenta Marcos, estudiante de la Universidad Politécnica de Madrid. “Fue una experiencia absolutamente única”. Tanto Marcos como la mayoría de jóvenes estudiantes que eligen vivir un verano diferente, recomiendan, sin pensarlo dos veces, hacer las maletas, coger un vuelo y aterrizar en Rusia para disfrutar de unas vivencias que están seguros que no olvidarán jamás.


nuve

153


nuve

154

“AHORA SIENTO QUE MOSCÚ ES MI CIUDAD” Sin embargo, para algunos estudiantes los dos meses de verano no son suficientes. Es el caso del madrileño Juan Sota, que tenía my claro que su futuro estaba en Moscú, donde quería estudiar Historia en la Universidad HSE. Para ello, Juan tuvo que cursar un año de estudios preparatorios antes de comenzar la carrera –Bachelor, como se conoce en Rusia y en la mayoría de países europeos- . En este curso de preparación a la universidad, los alumnos estudian el idioma y comienzan a sentar las bases temáticas de lo que serán sus estudios en los próximos años. “Gracias a al curso preparatorio he vivido un fantástico primer año en Rusia, rodeado de estudiantes de todo el mundo, una de las grandes riquezas de este programa. Además, gracias a la preparación he conseguido un buen nivel de ruso, el suficiente para haber sido admitido en la Universidad de Historia”, cuenta Juan en una entrevista concedida a la escuela preparatoria. A pesar de lo orgulloso que se siente, reconoce que no ha sido fácil. Aprender ruso en ocho meses es todo un reto y Juan admite que en ocasiones sintió que no estaba sirviendo de nada: “Algunos días piensas que nunca aprenderás el idioma, que jamás serás capaz de pronunciar correctamente sus sonidos propios”. Pero como todo esfuerzo, tiene su recompensa: “No digo que tenga absolutamente controlado el idioma, para eso aún tengo que trabajar mucho, pero sí que puedo manejarme en ruso”.

Y es que este curso en Rusia le ha dado a Juan mucho más que la posibilidad de elegir la universidad y sus estudios a miles de kilómetros de su Madrid natal. Rusia le ha brindado todas las herramientas necesarias para interactuar con Rusia. “Ahora siento que Moscú es mi ciudad, ya no camino por las calles como si fuera un turista o como si la capital fuera sólo la ciudad de los rusos. Y lo más importante es que tengo a mi alcance todos los recursos para conocer gente nueva, para hablar con ellos en su idioma y para poder compartir una pequeña parte de su cultura”.


nuve

155

UN PAÍS FRÍO LLENO DE PERSONAS CÁLIDAS La Universidad Federal de los Urales es otra de las instituciones rusas que más extranjeros acoge en su formación. Siendo una de las universidades más antiguas y prestigiosas del país, prepara a sus alumnos en empresariales, educación e investigación, principalmente. Estos jóvenes aventureros, de todas las partes del mundo, nos cuentan por qué eligieron Rusia como centro de sus estudios universitarios y nos hablan de su experiencia durante esos años:


nuve

156 Dafne Dell’Accio, Italia “Siempre me han gustado la cultura y la literatura rusas”. Por eso cuando Dafne tuvo que elegir su futuro se decantó por hacer un intercambio de estudios en Rusia, donde estudiar el idioma y donde practicar otras muchas de sus pasiones: viajar, la música, la ópera. Mientras cursaba sus estudios, Dafne trabajó en su universidad de acogida como profesora de italiano. “Mis alumnos eran fantásticos, no sólo desde el punto de vista profesional, sino también desde el personal. Tanto que la mayoría de ellos se convirtieron en grandes amigos, a los que por cierto echo mucho de menos”, recuerda Dafne con un punto de nostalgia.

Alejandro Jainz, México Cuando Alejandro se fue a Rusia a continuar sus estudios en marketing y comunicación, recordó los conocimientos que su infancia le había dado del país. Sabía algo del baile típico del país, el Kazachok, y que las películas rusas siempre mostraban a sus matemáticos, científicos y astronautas como los mejores del mundo. Un último detalle: también había oído hablar del frío. “Hacía incluso más frío del que yo pensaba, sin embargo, descubrí lo cálidos y simpáticos que son los rusos, sobre todo con los extranjeros. Me sentí como en casa”.

Tio Rosalina, Indonesia “Llevo más de dos año viviendo en ruso. Mi campo de estudio es la psicología infantil”, cuenta Tio, esta estudiante de Indonesia que se mudó a Rusia para ampliar sus estudios en el campo de la psicología. “Hay muchísimas nacionalidades dentro del país, algo que sin duda enriquece mi perspectiva y los estereotipos psicológicos de esta nación”. Otro de los aspectos que más llamó la atención de Tio fue lo preocupados que están los rusos por la salud y el papel tan importante que desempeñan los abuelos en la vida de los niños rusos.


nuve

157 Walid Khuram, Afganistán Walid fue a Rusia a estudiar un curso y se quedó tres años. “Nací en Moscú, pero cuando me fui era demasiado pequeño para recordar nada de Rusia, así que siempre he querido volver”. Walid también asegura que en Rusia hay un perfecto ambiente académico y estudiantil y que él siempre se ha sentido a gusto hablando de sus problemas con todo el mundo.

Vesselina Valcheva, Bulgaria “Lo que más me gusta de la Universidad Federal de Ural es lo internacional que es. Hay estudiantes de prácticamente todas las partes del mundo, y a mi me encanta conocer gente nueva”. Vasselina no tuvo demasiados problemas con el idioma, dado sus raíces eslavas, aunque asegura que se ha esforzado mucho para aprobar los exámenes y profundizar en el idioma. “Aquí tengo la posibilidad de expandir mis horizontes y ganar en experiencia intercultural. Permite a la gente joven juntar su energía, creatividad y nuevas ideas.”

Rogers Sure Oketch, Kenia “Rusia es el primer país que he visitado fuera de África. Hice un curso de idiomas con el fin de entrar al año siguiente a la carrera de ingeniería”, dice este keniata amante de los viajes, pero que hasta ese momento sólo había tenido la oportunidad de viajar en su continente. “Llegué a Rusia sin saber nada del idioma, sólo había conseguido memorizar algunas palabras durante el transbordo del vuelo en Estambul”. Confiesa que llegó sin ninguna expectativa y que, hoy, no cambiaría ni uno solo de los momentos vividos.


nuve

158

Además de con la intención de estudiar el idioma y atraídos por la cultura del país, un gran número de estudiantes se decantan por Rusia, entre una grandísima variedad de ofertas, por su tradicional buena fama en el campo de las ciencias. Yu Zhichao, estudiante de Química “Aquí puedo aspirar a la mejor educación”, dice este estudiante Chino cuyo sueño es convertirse en químico. “Después de terminar la carrera, me gustaría quedarme a hacer un Máster”.

Christian Tantardini, departamento de Ciencias Naturales

“Vine a Rusia con la intención de formar parte del equipo de investigación de Elena V. Boldyreva, una de las químicas más famosas de Europa”, nos cuenta este estudiante italiano que está convencido de que el país está iniciando un boom económico.

Con el paso de los años, Rusia no sólo ha crecido y fortalecido su asignatura estrella, sino que ha ampliado su oferta y calidad a otros ámbitos como el periodismo, el estudio de idiomas o diversas ramas de la ingeniería.


nuve

159

Hussein Abdinoor, de Kenia, se lanzó inmediatamente a las Tecnologías de la Información para hacer más tarde un Máster en Ingeniería de Software, todo ello en Rusia, en la Universidad de Nizhny Novgorod. “Disfruté muchísimo. Obtuve grandes beneficios de la educación facilitada por los profesores y conseguí una grandísima experiencia académica”, dice Abdi recordando aquellos maravillosos años. “Me nutrí de la mente abierta y de la cultura de mis compañeros de clase, todos ellos de diferentes nacionalidades”.

más tarde con estudios superiores, o los que no dieron el paso años atrás se incorporan ahora a un país que los acoge con los brazos abiertos.

Gracias a la calidad de los estudios y de los profesores, muchos estudiantes encuentran becas, o incluso trabajo, con facilidad. Ese fue el caso de Abdi, que dio sus primeros pasos en el mundo laborar, antes de terminar sus estudios, como freelance de una compañía que se encargaba de desarrollo de softwares. ¿Su sueño? Crear su propia consultora de soluciones tecnológicas y de software. “De momento, me siento absolutamente satisfecho de haber formado parte de una universidad como la UNN”.

¿ESTUDIAMOS UN MÁSTER EN RUSIA? Otro de los aspectos que llama la atención de Rusia es su oferta de másteres y estudios de posgrado. Muchos de los estudiantes que terminan el Bachelor en el país, continúan

Alahmad Ali estudió durante un año ruso en la National Research University para acceder después a un prestigioso Máster en Química. A pesar de las buenas palabras de Ali hacia los estudios, los profesores y el país en general, su verdadero objetivo es volver a casa cuanto antes. Su sueño es trabajar en la Comisión de Energía Atómica de Siria pero quería estar seguro que se formaba con los mejores. Por eso eligió la UNN como centro de sus estudios de Máster.


nuve

160 ADEMÁS DE BUENOS ESTUDIOS, DIVERSIÓN ASEGURADA EN RUSIA “Existe el estereotipo de que los rusos no son gente especialmente comunicativa, pero en absoluto es así. Yo estudié en Tomsk, que es una ciudad universitaria desde hace mucho años, al estilo de Boston o Cambridge”. Este hecho tiene un bonito contraste con lo histórico de la ciudad. “Hay muchísimas casas de madera, me encanta caminar entre ellas y respirarlas”, cuenta un profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts. “Es una ciudad única, que mezcla las tradiciones de siempre con los nuevos estudiantes”. Más curiosa es la historia de Indra Prasetya. Trabajador del Gobierno en Indonesia, Indra solicitó dos años sabáticos al ministro para el que trabajaba para poder cursar un Máster en Políticas Públicas en la Universidad HSE de Rusia. “Mi trabajo consiste en llevar la agenda y el horario del Ministro, planear sus visitas y su actividad su actividad social (…) Vi un anuncio sobre el Máster de Análisis y Políticas Públicas y pensé: eso es justo lo que necesito para mi trabajo”.

Cuenta Indra que hay un amplísimo abanico de posibilidades en Rusia para estudiantes extranjeros. “Lo importante es querer hacer uso de ellas. Los estudiantes extranjeros pueden incluso solicitar becas y programas de intercambio”. Además, la HSE ofrece cómodo alojamiento y conexión a internet gratuita. “El departamento de administración es increíble, les estoy muy agradecido. Hacían que me acordara de Indonesia, donde la gente se ayuda y se tratan unos a otros como hermanos”

“Amo Tomsk. Admiro la actitud ante la vida de los habitantes de Tomsk. En mi país lo único que preocupa es tener un buen trabajo y riqueza material, pero aquí se vive con alegría y de la manera que cada uno quiere. Nunca me he sentido tan feliz en ningún sitio como aquí”, escribe una estudiante de la Facultad de Filología en el portal de estudiantes internacionales de la Universidad de Tomsk.


nuve

161

Constance Weill, Francia “Me encanta la universidad porque ofrece muchas conferencias. Siempre hay un buen plan aquí, hay un montón de pubs y fiestas. Además también me encanta la naturaleza. La vida en Rusia es fácil y cómoda. De hecho, me he dado cuenta de que me gustaría seguir viviendo en Rusia después de graduarme”, asegura esta estudiante francesa de Periodismo.

Elisa Setta, Italia “La universidad organiza muchas reuniones de estudiantes internacionales para facilitarte el hecho de hacer tanto amigos rusos como otros de cualquier parte del mundo”, nos cuenta esta estudiante italiana que quiere comenzar sus estudios de Lenguas Extranjeras en Rusia.


nuve

162

“Buscaba nuevas experiencias cuando decidí estudiar en Rusia, pero fue muy difícil para mi explicar por qué había elegido Tomsk frente a Moscú o San Petersburgo, por ejemplo”. Pete, estudiante británico de lenguas extranjeras, cuenta que durante sus aventuras rusas conoció a muchísima gente, algunos de los cuales todavía conserva entre sus amigos por ser gente “interesante, amable y buena”. Pete dice estar seguro de que hay gente buena en todas partes “pero yo nunca he conocido a tanta al mismo tiempo”, asegura. Pete encontró la respuesta a ¿por qué Tomsk? después de terminar su beca: “quizá no tiene unas vistas tan bonitas como Moscú, pero sé que sí tiene a las mejores personas”.

Otra de las estudiantes que habla de las grandes opciones de entretenimiento que ofrece Rusia es Alikhanova Shirirn, natural de Kazajistán, que quedó absolutamente maravillada con los Jardines de Lagernyi: “son majestuosos y encantadores, llenos de energía y de color verde, con sus bonitos monumentos y su luz. En ellos uno se olvida del ajetreo de la gran ciudad y sólo se respira silencio”. Alikhanova habla de la ciudad haciendo suyos cada uno de los rincones que visitó, las increíbles fiestas que vivió, los maravillosos libros que leyó y la cálida gente a la que tuvo el placer de conocer. “Fueron los mejores años de mi vida, Rusia fue un regalo para mí”.

RevistaNUVE La aventura de estudiar en Rusia  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you