Page 1


2路


::Balances:: Por Juan María Fernandez Finalmente, tenemos en nuestras manos la edición número 100 de G7. En la redacción, las miradas se cruzan sobre los escritorios, un poco incrédulas, un poco vacías. Por alguna razón, nos sentimos obligados a sacar conclusiones, a repasar la historia, a hacer un balance, como si el fin de año se hubiera adelantado. 100 ediciones: será la redondez de la cifra. Cien ediciones: será la síntesis con aire oriental de la palabra. El instinto nos indica que deberíamos buscar un sentido en estas páginas, en todas las páginas que pasaron, pero no. Es inútil. A esta altura sabemos que G7 tiene una historia. La revista existe más allá de nosotros, de quienes la hacemos y la leemos en estos días. Muchos de nosotros no estuvimos ahí cuando todo comenzó y, seguramente, no estaremos aquí cuando todo termine. En esta historia participaron cientos, miles de lectores, periodistas, fotógrafos, anunciantes, productores, vestuaristas, maquilladoras y amigos que nos impulsaron a llegar hasta aquí. También estuvieron –están– los entrevistados: sus palabras son, después de todo, la sustancia de esta revista. Con nuestras preguntas y sus respuestas, intentamos ver más allá de lo que siempre se ve y comprender no sólo a la persona en particular, sino a las personas en general. De eso se tratan las entrevistas. En las próximas páginas proponemos un repaso por algunas de las notas antológicas que se publicaron en las pasadas 99 ediciones de G7. Aclaramos, desde ya, que no se trata de un balance. Para esas cosas están el fin de año y los contadores.

Hacen e hicieron G7 En redacción: Maru Drozd, Alejandro Grimoldi, María Florencia Sanz, Martín E. Graziano, Felisa Blaquier, Rusky, Victoria Meli, Sergio Cutuli, Paula Yacomuzzi, Luciana De Luca, Santiago Craig, Facundo Di Genova, Jimena Laclau, Alejandro Larre, Esteban Feune de Colombi, Noelia Fuksbrauner, Salvador Biedma, Laura Villamayor, Flor Codagnone, Valentina Vescovi, Aixa Rocca, Javier Moscarola, Yumber Vera Rojas, Vicky Guazzone di Passalacqua, Lucio Valmaggia, Flor Faragó, Virginia Curet, Alina Mazzaferro, Flor Faragó, Tomás Binder, Florencia Falabella, Dolores Curia, Sonia Jaroslavsky, Hernán Siseles, Solange Levinton, Malena Sánchez Moccero, Florencia Incarbone, Gloria Ziegler, Inés Sainz, Solange Levinton, Guillermo Hernández, Magela Demarco, Hernán Javier Fernández, Paula Krizanovic, Dolores Curia y muchos más. En fotografía Andy Cherniavsky (y equipo), Nora Lezano, Gonzalo Lauda, Machado Cicala Morassut, Victoria Egurza, William Kano, Magalí Flack, Gonzalo Corrado, Mariana Gatto, Julia Gutierrez, Eva Coscia, Mariana Tatto, Lujan Agusti, Sebastian Arpesella, Florencia Cosin, Sol Levinas, Camila Miyazono, Gaston Torres, Santiago Rodriguez del Pozo, Eugenio Mazzinghi, Julieta Bigo, Diego Gonzales y muchos más.

Staff Director//Editor: Romina Zollo romina@gruposietecontenidos.com Producción general: Soledad Rodero soledad@gruposietecontenidos.com Jefe de redacción: Juan María Fernández juan@gruposietecontenidos.com Asistente de producción: Melina Nuñez melina@gruposietecontenidos.com Marketing Institucional: Patricio Gandola patricio@gruposietecontenidos.com Departamento comercial: Agustina Barris agustina@gruposietecontenidos.com Irene Condorelli irene@gruposietecontenidos.com Cintia Salas cintia@gruposietecontenidos.com Diseño: Tryö www.tryoweb.com Administración: Miriam Aparicio miriam@gruposietecontenidos.com Revistag7.com: Victoria Meli victoria@gruposietecontenidos.com Suscripciones: suscripciones@gruposietecontenidos.com Catering en exteriores: Bokoto

Gruposiete se comunica con:

Impresión: Área cuatro www.areacuatro.com.ar Asesoría contable: Alberto De Martini (4374-5213) Lavalle 1578, 6to C ; REVISTA G7 Av. Diego Carman 641, Piso 1 Dto3 Lomas de San Isidro Provincia de Buenos Aires (C.P. 1642) Domicilio legal: Lanza 2283 - Ciudad autónoma de Buenos Aires (C.P. 1437) E-mail: info@gruposietecontenidos.com ; Distribución en CABA - Vaccaro/Sánchez S.A. Moreno 794 - 9 Ciudad Autónoma de Buenos Aires Teléfono: 4-342-4031 ; Distribución en el interior - Beltrán Av. Vélez Sársfield 1950 Ciudad Autónoma de Buenos Aires Teléfono: 4-303-1870 G7 es una publicación de REVISTA G7 Se prohíbe la reproducción parcial o total del contenido de esta revista sin previa autorización por escrito del editor. Los anuncios y artículos firmados y las opiniones de los entrevistados no reflejan necesariamente la opinión del editor. ISSN: 1666-5929

Propiedad intelectual: 1992764

·3


Medios Elegidos 28 . Marcelo Tinelli 30 . Matías Martin 31 . Sebastián Wainraich 32 . Fernando Peña 33 . Víctor Hugo Morales Andy Kusnetzoff 34 . Adrián Suar 35 . Mario Pergolini 36 . Jorge Lanata Roberto Pettinato

28 ·


路 29


30 路


Mar celo Tinelli G7 N° 25, diciembre de 2005

¿Sos ambicioso?

¿Sentís que te estás repitiendo?

Cero. Disfruto con lo que hago y a partir de ahí

Uno siempre es exigente con respecto a lo que

viene el éxito, o no. No tengo la ambición de

hace. A Showmatch (y antes, Videomatch) lo

querer más. Como soy culo inquieto no paro

tildaron de repetitivo. A mí me gustaría que

de moverme, busco cosas, pero sé que, cuanto

miráramos los programas que hay en la tele –y

más cosas, más me expongo a que haya bue-

entre ellos, también los más exitosos–: en ge-

nas y malas. No van a ser todas buenas… Y está

neral se repiten mucho. Me sorprende que haya

bien. A mí me gusta hacer. A otros les gusta ver

críticas: es un programa que gusta y que abarca

el partido desde afuera de la cancha. Yo lo jue-

un segmento muy grande de público. Es decir,

go. Esta es mi definición: cuando jugás, te gri-

está abierto a todo y lo mira gente de diferen-

tan “desastre” o “genio”, “la colgaste del án-

tes clases sociales. Nosotros vamos al aire todos

gulo”, y yo soy muy “fobalero”. Cuando vos la

los días y bueno, intentamos cambiar. Tiramos

mirás de acá –y estamos en un país donde hay

ideas, sacamos cosas y ponemos otras. Hay

muchos en la tribuna–, opinar es fácil. Resulta

momentos en que le damos más bola al humor,

que ahora todos saben de tele o de cómo se hace

en otros a los chicos o a la realidad.

un programa… ¿Todavía te dan ganas de estar frente a cámara? ¿O seguís ahí por la necesidad de vender la ‘marca” Tinelli? Yo estoy porque me gusta. Amo lo que hago y lo disfruto como si fuera el primer día. El día que no lo vea así, lo dejo de hacer. Agradezco a Dios el hecho de levantarme todas las mañanas, venir a mi productora y poder hacer cámara.


Matías Martin ¿Lográs abstraerte y olvidarte de las miles de personas que escuchan las conversaciones

G7 N° 96, junio de 2012

que tienen frente al micrófono?

Llega un momento en que no pensás que cada cosa que decís puede llegarle a alguien, pero tampoco te olvidás de que estás al aire. Nunca pienso que del otro lado hay 500 mil personas escuchando. Uno no está hablando frente a un montón de gente. Por el contrario: hago radio en un cuartito con mis amigos, mis auriculares y mi compu. Es como el cuarto de un adolescente, donde uno se siente súper refugiado y pierde todos los miedos. Cuando está en el aire, uno siente un cosquilleo de placer. Me pongo nervioso cuando en el programa se arma una discusión fea, cuando alguien te bardea. En esos momentos percibo más el aire.

32 ·


Sebastián Wainraich G7 N° 52, junio de 2008 ¿El humor siempre parte de la capacidad para reírse de uno mismo? Sí, eso es clave. El que no se ríe de sí mismo la pasa como el orto. Cuando somos chiquitos, no nos reímos de nosotros mismos porque tenemos que aprender un montón de cosas. Si de chico te joden porque sos cabezón o pelirrojo, no te reís. Luego, pasa el tiempo y te das cuenta de que, si presentás todos tus defectos ante los demás, te hacés menos vulnerable. Es un proceso natural. Bueno, tampoco es cuestión de andar por la vida mostrando los defectos, ¿no? Hay que encontrar un equilibrio.


G7 N° 29, Mayo de 2006 ¿Hay algún sentimiento tuyo que quieras erradicar? No, y te explico: yo nunca digo “basta” o “¿cómo paro con esto?”, porque creo que los sentimientos son ingobernables. Hay gente que dice “con esto corté” y, la verdad, a ésos no les creo nada. Nadie tiene esa habilidad de decir: “Hoy soy así; mañana, asá”. Es un gran invento, una mascarada que a veces se usa para no asumir que uno está mal y punto, y que hay que bancársela. Uno no puede cortar con nada, uno se tiene que entregar a los sentimientos y son

Fer nan do Peña los sentimientos los que te dejan a vos.

34 ·


Víctor Hugo Morales G7 N° 43, septiembre de 2007 ¿Cuál debería ser la función del periodismo? Primordialmente, la fiscalía. A partir de eso, todo lo demás. Por ejemplo, un periodista estimula o desvía la formación cultural de la gente, divulga valores positivos o negativos. Hay quienes denigran la profesión y hay quienes la dignifican en la búsqueda de valores que propendan a una mejor sociedad.

Andy Kusnetzoff G7 N° 42, agosto de 2007 Es curioso que seas hijo de sexólogos. Cuando eras chico, ¿cómo era, por ejemplo, una charla en la mesa? Recuerdo haber escuchado de refilón casos de pacientes. Uno se familiariza con términos como “eyaculación precoz”, “pene”, “vagina”, “anorgasmia”…

· 35


Adrián Suar G7 N° 89, septiembre de 2011

En la actualidad hay muchos programas

creo que es una tendencia que de a poco va a

cuyo principal contenido surge de otras

comenzar a declinar.

emisiones. ¿Por qué se da este fenómeno?

Decís que “la tele” expulsa ciertos conteni-

Es sencillo: mientras el formato funcione, la te-

dos, como si se tratara de un ente autónomo.

levisión lo va a aprovechar. En algunos casos,

Es que el poder del público, de la consciencia

además, es una manera de bajar los costos de

colectiva es muy fuerte. Es como si, de alguna

producción. Son modas de la tele. A lo mejor,

manera, todo el mundo se pusiera de acuerdo

dentro de dos o tres años la tele expulsa ese tipo

en qué tipo de programas hay que ver en un

de contenidos. Pero mientras funcione y sea

determinado momento. Es un fenómeno inte-

una moda...

resante. Además, en la mayoría de los casos, el

¿No te parece que en los últimos años se

público tiene razón. Si la gente deja de mirar un

abusó de ese formato?

programa es porque está gastado, porque huele

Personalmente, estoy en contra de que un ca-

a naftalina. Es muy difícil que los televidentes

nal tome recursos de otro. No me molesta que

se aburran de un producto cuando está en su

un programa tome uno o dos minutos de con-

momento álgido. Pero, después de tres o cua-

tenido de otro canal, pero en Argentina se nos

tro años de ver lo mismo, la gente se hincha los

va la mano. En ningún lugar del mundo suce-

huevos. Y eso sucede cada vez más rápido.

de que una señal reproduzca 25 minutos de un programa de otro canal. Debería haber alguna regulación al respecto. De todos modos, reconozco que ciertos programas muestran un muy buen trabajo de edición. Es un formato que fue mutando y que, en los últimos años, dio lugar a algunos proyectos interesantes. Sin embargo,

36 ·


路 37


G7 N° 7, JUNIO DE 2003 ¿Cómo te explicás haber llegado hasta acá? Tuve mucho culo y también me lo rompí para hacer cosas. Hice todo de una manera que me divirtió mucho. El crecimiento en la radio siempre fue desde el placer; a mí me chupaba un huevo si estábamos primeros o segundos. Ni siquiera hacíamos plata. Es más fuerte que yo; no me gusta faltar a la radio. Creo que lo importante fue hacer todo desde el gusto, haberle dicho que no a muchas cosas.

Mario Pergolini 38 ·


Jorge Lanata

G7 N° 16, NOVIEMBRE DE 2004 ¿En algún momento te interesaría involucrarte en política? No. Yo soy periodista, sirvo para ver lo que está mal y contarlo. Además, para meterte en política tenés que conocer, por lo menos, 100 tipos honestos que te acompañen, y no conozco tantos.

Roberto Pettinato G7 N° 69, enero de 2010

¿Tenés una mirada pesimista sobre el futuro? Somos parte de una corriente de pesimismo optimista, del revuelto post “el medio es el mensaje”, Lipovetsky, Baudrillard y las yerbas que se te ocurran. Éste es un mundo que ni siquiera puede definirse como difícil porque es tonto, porque perdió el enigma. En mi humilde opinión, seguimos siendo una aldea de aztecas que dejan su religión por un puñado de vidrios de colores. Ya no hay nada que investigar. No hay nada que buscar que la Wikipedia no te diga antes. En la tapa de un diario da lo mismo Ricardo Arjona que 10 mil muertos en Irán. Perdón, me equivoqué: es más importante la eliminación de Wanda Nara.

· 39


Publicidad Elegidos 40 . Fernando Vega Olmos 42 . Pablo Del Campo 43 . Andy Fogwill Carlos Bayala 44 . Martín Mercado Hernán Ponce 45 . Carlos Pérez


G7 N° 72, MAYO DE 2010 ¿Cuál fue la mejor época de la publicidad

¿Qué habría que hacer para conseguir esa

argentina?

profundidad?

Tuvo su década de oro en los ‘60 y después en-

Hay que lograr que la relación de las personas

tró en una zona gris. A principios de los ‘90,

con las marcas sea más que una transacción.

volvió a recuperar terreno. Hoy la publicidad

Soy de los que creen que el mundo puede ser

argentina ocupa un lugar importante en el

un lugar mejor, incluso en términos comercia-

mundo. Ni siquiera el fútbol argentino tiene

les. Las marcas tienen mucho por hacer: ge-

tanta importancia porque no salimos cam-

nerar riqueza, colaborar en una economía más

peones mundiales desde hace más de 20 años.

sana y en el bienestar de las personas… Algunos

Siempre digo que somos los mejores del mundo

dirán que sólo pensamos en el bienestar de los

porque nos la tenemos que creer. Para pensar

dueños de las empresas, pero, a esta altura, me

que la publicidad inglesa es la mejor del mundo

chupa un huevo discutir sobre la sociedad de

están los ingleses. Creo en la publicidad argen-

consumo. Generemos riqueza y después discu-

tina y en su creatividad, aunque me parece que

tamos cómo se reparte. Cada vez que hago una

se está aburguesando y que abusa del tono fres-

campaña, pienso en eso. Me da bronca que un

co y divertido. Hay que calar más hondo.

país tan rico como Argentina sea tan pobre.

Fernando Vega Olmos 42 ·


路 43


G7 N° 73, JUNIO DE 2010 Tenés fama de ser muy exigente. ¿Qué cosas no tolerás en el trabajo diario? La falta de sentido común. Hay temas que no manejo y respeto a quienes los conocen bien. Sin embargo, en términos de comunicación, creo que las agencias deberían tener más terreno para trabajar. Me gustaría que nuestra palabra tuviese más peso para los anunciantes. ¿Esa opinión vale sólo para el mercado argentino o para todo el mundo? Es una cuestión mundial. Cuando los argentinos confían en uno y logran una campaña exitosa, tienen miedo de no mantener la calidad en el proyecto siguiente. Entonces, en vez de mantener una actitud flexible y escuchar a los creativos, se ponen más duros. Tendría que ocurrir al revés. Si contrato a un arquitecto para hacer mi casa, dejo que haga su trabajo. A los anunciantes les pediría que confíen más en las agencias.

44 ·

Pablo Del Campo


Andy Fogwill G7 N° 61, JUNIO DE 2009 ¿Tenés una obsesión por la “modernidad”? “Modernidad” es una palabra muy compleja. Diría, más bien, que me obsesiona lo nuevo, el futuro. Soy “filoneísta”. Quizá esa obsesión resulte un poco frívola, como todas las obsesiones, pero es una suerte de hobby. Por otro lado, pensar hacia dónde van las tendencias, las actitudes, los deseos y las prácticas sociales te mantiene atento. El trabajo de un director radica, justamente, en saber mirar. En publicidad es clave adelantarse a lo que viene y entender hacia dónde se encamina el comportamiento de las personas. Yo padezco una enfermedad característica de nuestro tiempo: me aburro rápido y tengo poca paciencia. Ojo, hablamos del futuro, pero también le doy al pasado el lugar que se merece. Para aprender y no pasar por los mismos caminos, siempre hay que mirar un poco hacia atrás.

Carlos Bayala G7 N° 39, MAYO DE 2007 ¿Cómo te definirías? Soy redactor. Siempre lo fui. Uso el título de “director creativo” porque en este ámbito se entiende más fácil, pero me siento más cómodo cuando digo que soy redactor o publicitario. “Creativo” es un término tonto, que subestima a los demás. ¿Se supone que el resto de la gente no es creativa, que es aburrida? En Madre intentamos llevar a todas las personas a su mejor estado creativo. Para eso, hay que romper la primera barrera: la inhibición.

· 45


Martín Mercado G7 N° 39, MAYO DE 2007 Parecería que hoy los avisos apuntan al segmento de más alto poder adquisitivo. ¿Por qué ocurre eso? Porque los argentinos somos muy pretenciosos. Con un peso en el bolsillo, salimos a gastar. Nos recuperamos demasiado rápido de las crisis. De repente, no tenemos laburo y no tenemos qué comer y, al año, llenamos Mar del Plata. Queremos comprar cosas y darnos gustos; la comunicación aprovecha eso.

Hernán Ponce G7 N° 51, MAYO DE 2008

¿Una marca pone en juego el futuro de su negocio con cada campaña? No. Coca-Cola, una de las empresas que más invierte en publicidad en el mundo, puede hacer campañas malas durante 10 años y no perderá su participación en el mercado. Las empresas deben acertar en sus mensajes sin dejar de lado el riesgo. La mayoría de las personas no tiene en cuenta que los riesgos arrojan más resultados positivos que negativos. A veces, los anunciantes son mucho más arriesgados en sus negocios que en la publicidad. En los ‘80, yo trataba de venderle a un cliente una campaña distinta a la que venía haciendo y el tipo me decía: “¿Por qué voy a cambiar mi comunicación si siempre me fue bien pautando en la contratapa de Clarín?”. Yo le contestaba: “Por la misma razón que te lleva a cambiar tus productos cada año; hoy no producís lo mismo que hace una década”. La campaña del vodka Absolut me pareció genial: era siempre lo mismo, pero diferente. Duró mucho más tiempo que lo que cualquiera hubiese imaginado. La marca logró establecer un juego en el que los consumidores esperaban los nuevos avisos de la campaña.

46 ·


G7 N° 39, MAYO DE 2007 En publicidad, ¿se escribe como se debe? No siempre. Desde un punto de vista gramatical, hay cosas que no están bien escritas porque entran en juego lógicas publicitarias. Eso tiene que ver con la verosimilitud. Recuerdo haber utilizado la palabra “crocancia”, que no existe, y hubo gente que llamó para decir que no existía. El castellano es una lengua viva y la publicidad, mientras quiera reflejar el lenguaje de la gente, se va a fijar en eso y va a generar impacto con las palabras. Es una herramienta tan fuerte como la imagen. En una época, decir “la mejor” estaba de moda y era creíble y lo mismo pasaba con la utilización del modo imperativo; hoy, eso sería inadmisible. La publicidad es, por definición, mainstream (nunca es vanguardista) y abreva de otras fuentes. ¿Y cuando copia…? Si decís “copia”, estás dando por supuesto que la publicidad debe “crear” algo y no me parece que sea así porque implicaría ponerla al mismo nivel que el arte.

Carlos Pérez

· 47


Arte Elegidos 48 . Marta Minuj铆n 50 . Helmut Ditsch 52 . Liniers 53 . Maitena 54 . Guillermo Kuitca 55 . Diego Gravinese 56 . Dalila Puzzovio Milo Lockett 57 . Mondongo

48 路


路 49


50 路


Marta Minujín G7 N° 24, noviembre de 2005

-¿Por qué no me hacés la entrevista por teléfono? -¿Cómo? -Sí, creo que puede ser mejor. Por teléfono me suelto más. Si estamos los dos acá sentados, es más difícil. -¿Te sentís incómoda cara a cara? -Puede ser, me frena. Por teléfono me suelto y te respondo todo. -Bueno, no hay problema. -Igual, ojo, lo que digo es hacerla por teléfono ahora mismo. -Ah, bueno. Por mí está perfecto. -Entonces, hagámoslo así. Me levanto, me vuelvo a sentar. “Está más loca que un plumero”, pienso. -¿Tenés dos líneas telefónicas acá? Si querés, me voy al patio. -No, tengo una sola. -Bueno, entonces voy a un teléfono público. -Dale. Dejá tu grabador ahí, en la mesa. Yo te contesto.

· 51


Helmut Ditsch G7 N° 82, marzo de 2011

¿Decís que podrías prescindir de los críticos? Por eso también me excluyen del circuito: porque dejo sin laburo a los críticos de arte, a los que necesitan explicar qué es una obra desde una posición arrogante y clasista. Querer explicarle al pueblo dónde está la belleza es una falta de respeto. Aunque un trabajador no haya ido nunca a la escuela o no haya buscado información del mundo del arte, tiene un corazón y un mundo sensorial virgen. No está envenenado con modas o ideas.

52 ·


路 53


G7 N° 75, julio de 2010 ¿De dónde surge tu fascinación por los pingüinos? Se cae de maduro: son sudacas, son nuestros. Además, de lejos, se parecen mucho a las personas. Tienen esa elegancia berreta de Chaplin. Es fácil hacerlos actuar. Caminan como borrachos, de un modo absurdo. Los empecé a dibujar hace mucho tiempo, en Bonjour. Hubo un chiste en particular que me hizo encontrar algo en ellos. En la tira aparecía un pingüino con un peinado afro. No sé por qué, pero me resultaba gracioso.

Liniers

54 ·


G7 N° 26, enero-febrero de 2006 ¿Quién era Maitena Burundarena antes de ser Maitena a secas? Yo era dibujante de historieta desde los 18 años. ¿Y cómo llegaste a eso? Nunca supe. Me metí de muy chica. Yo fui madre soltera a los 17 años y me puse a laburar de muy joven. Cuando me quise dar cuenta estaba metida en eso. Hacía ilustraciones para revistas y por otro lado hacía historietas. Después me metí con la historieta erótica: era la época de la revista Fierro, Humor, Sex Humor, Cerdos & Peces. Era una súper época para los dibujantes porque había dónde publicar, no como hoy. Ahí me re-copé. Lo que hacía era totalmente under. Y lo combinaba con ilustraciones. Ilustraba, por ejemplo, manuales de escuela. ¡Hasta ilustré una versión infantil de la Constitución! Vivía de eso. Y un día aparece Pliner [Daniel, en su momento director de la revista Para Ti] –que me conocía– para hacer la página de humor en Para Ti. Y le dije: “¿Qué tengo que ver yo con Para Ti?”. Al final resultó una experiencia buenísima: fui muy feliz en Para Ti.

Mai tena · 55


G7 N° 28, abril de 2006 ¿El museo es un lugar que te gusta? ¿Es un espacio sacro? No, sacro no. Hago lo mismo que todo el mundo: voy al baño, a la cafetería. No tengo grandes conflictos con los museos, salvo que algunos me gustan más que otros. Sí tengo, sin embargo, conflictos para ver arte en espacios públicos: me resulta muy difícil de absorber, me aburre, me parece invasivo, innecesario; no las acciones o intervenciones, pero sí las obras. Me molesta que el arte esté, digamos, en todos lados. Por lo tanto, los museos tienen, me parece, algo de predecible, que me gusta. Hoy en día, después de la experiencia del siglo XX, que un cuadro esté en una pared es “tan” absurdo. Esa fila de cosas colgadas y esa gente mirando… Es tan absurdo que tiene casi la fuerza de ser algo que se reinventa cada vez, no tanto como espacio arquitectónico, pero sí como fenómeno. Esa mera cosa de una superficie bidimensional, colgada… es raro. Por eso me parece que sobreviven los museos, porque siguen siendo, por un lado, tremendamente predecibles y, por otro, rarísimos.

Guillermo Kuitca 56 ·


Diego Gravinese G7 N° 78, octubre de 2010 Me da la impresión de que te interesa mucho la figura femenina. Sí. Supongo que tengo un costado voyeur…, pero no pienso mucho en eso. No sé por qué.

· 57


Dalila Puzzovio G7 N° 52, junio de 2008 ¿El arte pop argentino surgió a partir de lo que se hacía en otros países? Marta Minujín, Rubén Santantonín, Federico Peralta Ramos, Emilio Renard y otros artistas jóvenes sentimos la necesidad de romper con lo convencional. Tuvimos la fortuna de encontrarnos con Rafael Squirru, el fundador del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires. Gracias a él, hicimos nuestra primera muestra, llamada El hombre antes del hombre. No teníamos idea de que estaba surgiendo un movimiento llamado “pop art” en Londres y Nueva York. Ninguno de nosotros había viajado. Santantonín llamó “el arte de las cosas” a lo que nosotros hacíamos.

Milo Lockett G7 N° 60, abril de 2009 ¿Cómo lográs explotar tan bien la parte comercial del arte? Elegí el arte como profesión. Es mi medio de vida y lo respeto muchísimo. Entonces, necesito vender mis cuadros para seguir. Hay que terminar, de una vez por todas, con la idea de que el artista debe ser bohemio y pobre. Me parece muy válido que el arte se venda y que la gente pueda consumirlo. En este país, mucha gente –no sólo artistas– vive de este negocio. Por eso, creo que es muy interesante que nuestra sociedad se involucre con el arte.

58 ·


Mondongo G7 N° 25, diciembre de 2005 ¿Por qué ese nombre para el grupo? Antes de encontrarnos, uno de los tres ya tenía ganas de hacer ‘arte mondongo’. A los otros dos les gustó el concepto, porque encierra un montón de cosas que tienen que ver con nosotros. El mondongo es una comida popular, y nuestro motor es que el arte que hacemos sea popular. El mondongo es un guiso y nosotros somos un guiso de cabezas y manos.

· 59


Deporte Elegidos 60 . Luciana Aymar 62 . Agustín Pichot 63 . Marcela Acuña Juan Martín Hernández 64 . Adolfo Cambiaso 65 . José Meolans 66 . David Nalbandian 67 . Matías Rossi Gastón Gaudio 68 . Carlos Tévez

60 ·


路 61


¿Te costó aceptar el título de Mejor Jugadora

El mismísimo Diego Maradona, en su pro-

del Mundo?

grama de televisión, te pregunto qué se sen-

La primera vez que recibí esa distinción, tuve

tía ser la número uno…

miedo de no poder sostener el trofeo; estaba

¡Y yo ni siquiera podía creer que estaba senta-

muy nerviosa. Para ser el número uno, tenés

da a su lado! Cuando era chica, miraba videos

que esforzarte, trabajar psicológicamente y

de sus partidos, de sus goles. De hecho, lo vi

no ponerte un techo. Además, hay que saber

jugar en Rosario con la camiseta de Newell’s.

enfrentar los cambios porque, cuando las co-

En el programa fue un divino, me trató como a

sas salen mal, pasás a ser la peor de todas. Al

un par. Para mí, es el que más cosas transmitió

principio, sentía la carga de estar al frente de

con la camiseta argentina. Más allá de que fue

un equipo y que todos me miraran a mí. Era

el mejor a nivel técnico, jugaba por amor a la

una mochila pesada, pero me la había buscado.

camiseta y al deporte. En ese sentido, trato de

Quería ser la número uno. Por supuesto, nece-

imitarlo. Me desvivo por el deporte, disfruto el

sité mucha ayuda de los entrenadores y de la

juego y me enervo si las cosas no salen bien.

psicóloga del equipo para lidiar con eso.

62 ·

Luciana Aymar

G7 N° 79, NOVIEMBRE DE 2010


路 63


Agustín Pichot G7 N° 31, AGOSTO DE 2006 ¿Soportaste muchas críticas por ser uno de los pioneros en emigrar? El ambiente del rugby es muy especial. Tengo la impresión de que estaba preestablecido que este deporte tenía que empezar y terminar de la misma forma. Todos los cambios, todo lo que implicaba salirse del molde, no estaba bien; por ejemplo, tener el pelo largo o jugar con las medias bajas. Yo, por ahí, entraba en una cancha así y no me daba cuenta de lo que generaba. Después, cuando me fui a jugar afuera, terminé de hacer el clic con respecto a lo que significaba la estructura del rugby. Creo que, con el tiempo, la gente se fue acostumbrando. Incluso mi padre, que era un tipo con un espíritu completamente amateur que vio a su hijo irse a jugar afuera. Tener que asumir que yo me hiciera profesional era difícil para él, que era dirigente y creía que el profesionalismo podía corromper al amateurismo. Luego, las cosas fueron cambiando y hoy casi todos somos profesionales. No es que el tiempo nos dio la razón a los que nos fuimos primero sino que acompañó el sentido del cambio.


Marcela Acuña G7 N° 57, NOVIEMBRE DE 2008

¿Cuál es tu respuesta para los que dicen que el boxeo es un deporte muy agresivo? No se trata de un deporte agresivo sino del arte de pegar y no dejarse pegar. Para combatir, necesitás estar bien entrenado, tener una táctica y una estrategia. A veces, cuando me plantean que el boxeo es un deporte violento, les retruco diciendo que el fútbol también lo es. Ves que, de repente, un jugador golpea a otro en la rodilla. ¿A qué le tenía que pegar, a la pelota o al jugador? En el fútbol hay más muertes que en el boxeo. El tenis, el automovilismo y el rugby también son violentos. ¿Qué deporte no es agresivo? Todos queremos ganar y tenemos un poquito de agresividad.

Juan Martín Hernández G7 N° 74, JUNIO DE 2010

¿Qué diferencia al rugby argentino? Lo que caracteriza a los jugadores argentinos es la capacidad de dar siempre todo, de no regalar nada. Conocemos nuestras limitaciones. Aunque en los Pumas hay varios jugadores que compiten en ligas profesionales, el equipo se basa en la estructura argentina y en el amateurismo. Como siempre nos sentimos en desventaja en ese aspecto, entramos a la cancha súper concentrados. No podemos regalar nada. Estamos más atentos que los demás. Por eso, terminamos súper cansados. Dejamos todo y después nos vamos a casa con la consciencia tranquila.


Adolfo Cambiaso G7 N° 46, DICIEMBRE DE 2007 ¿Pensaste en dejar de competir a nivel profesional? Todavía no. La verdad es que me cagaría de hambre si hoy dejase de jugar al polo. Atrás de mí hay una gran estructura, un circo que depende de que yo juegue en el exterior. Si me quedo un año acá, nos cagamos todos de hambre. Sin embargo, uno creería que estás hecho. No. La única manera de mantener la estructura que está detrás de mí es jugando en el exterior. No digo que no gane plata, pero aún debo salir del país y revolear el taco porque no tengo un patrocinador que me mantenga.

66 ·


G7 N° 11, MARZO DE 2004 ¿En qué pensás mientras está abajo del agua, en una carrera? En una competencia tiene que salir todo con naturalidad, pero igual pienso en nadar bien técnicamente, lo más veloz posible. Trato de concentrarme y de no cometer errores, sobre todo en la largada, en la vuelta y la llegada: ahí tenés el 50 % de la prueba. Esos aspectos son fundamentales.

· 67


David Nalban dian G7 N° 27, MARZO DE 2006

¿Qué significa para vos, dentro de un deporte tan individual y hasta individualista como el tenis, jugar en equipo la Copa Davis? Es único, es otra sensación. Para mí es muy lindo, es como estar en la selección de fútbol. ¿Realmente sentís que representás al país? Sí, totalmente.

68 ·


Matías Rossi G7 N° 56, OCTUBRE DE 2008

¿Cuál es tu respuesta cuando te dicen que el automovilismo no es un deporte? ¡Ufff…! Todo depende de cómo me encaren. Si alguien me dice “sólo se trata de autos”, no sigo la conversación porque, hermano, no voy a gastarme en explicar cosas básicas. Hay cuestiones técnicas y de habilidad que entran en juego. Con el mismo auto que vos, Schumacher te caga a palos. En el automovilismo, la experiencia es fundamental.

Gastón Gaudio G7 N° 54, AGOSTO DE 2008 Son las 13:30. ¿Te despertaste hace mucho? A las 10. Tarde, ¿no? Si no tenés nada que hacer, puede parecer temprano. Ah, ¿sí? Mirá que me quedo en la cama una hora o una hora y media. Me despierto cuando los ojos se abren, a la hora que sea. En mi vida no hay horarios. Siempre tuve que entrenar, así que ahora aprovecho y prendo la compu o la tele y me quedo en la cama hasta que tenga algo que hacer. Tu responsabilidad del día. Claro. Hoy, es esta entrevista y no tengo ganas.

· 69


70 路


Carlos Tévez G7 N° 90, OCTUBRE DE 2011

¿Te costó adaptarte al estilo de vida inglés?

¿Qué te dio el fútbol en todos estos años?

Sí, sobre todo el primer año. Después, uno se

El fútbol me dio muchas cosas. Muchas alegrías

adapta a las nuevas costumbres y eso hace que

y muchas tristezas. Fue muy importante el so-

todo sea más llevadero. Además, ahora estoy

porte económico que me dio. Me ayudó mucho

acompañado por mi familia, así que voy a po-

a mí y a mi familia. Estoy muy agradecido por

der disfrutar más de mis hijas.

eso. No toda la gente tiene la posibilidad de ha-

¿Qué te gustaría dejarles a ellas?

cer lo que le gusta y que le paguen por eso. Me

La educación que me dieron mis viejos. Que

siento un privilegiado.

aprendan a ser buena gente, buenas personas.

¿Y qué fue lo peor que te dio el fútbol?

Eso es lo más importante. Después, ellas elegi-

La fama no me sienta bien [risas]. Uno se pudre

rán su camino, su destino. Uno trata de trans-

un poco de no poder hacer las cosas que hace

mitirles todo lo que sabe. Y también, trato de

cualquier ser humano normal. Uno extraña no

que reconozcan todo el esfuerzo que uno hizo y

poder hacer cosas simples, como pasear con

sigue haciendo para tener lo que tiene.

mis hijas por la calle, ir a un shopping o a una

¿Cuando eras chico soñabas con tener la

plaza.

vida que tenés hoy? Sí, de chico deseaba ser lo que soy. Quería dedicarme al fútbol, ser un gran jugador, tener la oportunidad de jugar en Europa y en la Selección. Por eso, a los 15 años, dejé la escuela para dedicarme sólo a esto. En ese momento decidí que iba a seguir adelante hasta conseguir lo que quería.

· 71


Música Elegidos 72 . Charly García 74 . Juana Molina 75 . León Gieco Gustavo Santaolalla 76 . Fito Páez 77 . Babasónicos 78 . Los Auténticos Decatentes 79 . Jorge Drexler Vicentico 80 . Gustavo Cerati

72 ·


路 73


¿Cuál es el error más recurrente que cometemos los argentinos? No escuchar a Charly García [risas].

74 ·

Charly García

G7 N° 4, NOVIEMBRE DE 2002


路 75


G7 N°18, MARZO DE 2005 ¿Estás conforme con la repercusión que tiene tu música en Argentina? Me parece que es lógico. Yo era una actriz cómica y la gente espera que la haga reír. Entonces, me costó unos años. Empecé a tocar en serio en el 2000, que fue un año muy duro porque la gente me pedía que hiciera otra cosa. Empezaba tocando para 300 personas y al final quedaban 20. Pero a partir de esas 20 personas se fue armando una nueva audiencia, un nuevo público. Ahora no existe que vengan a ver otra cosa. Aunque sean tres personas, vienen a escuchar mi música. Entonces, no creo que importe tanto la cantidad como la calidad.

Juana Molina 76 ·


León Gieco G7 N° 30, JULIO DE 2006 ¿Te interesaría ser político? No. Me invitaron muchas veces, pero no me interesa. Mi misión pasa por otros canales: pasa por lo artístico y no por lo político, que no tiene nada de arte. Imaginate qué diferencia hay entre estar tocando en Córdoba y estar en la Casa Rosada con María Julia Alsogaray; son mundos diferentes. Nunca sería político, aunque hay artistas que ocupan puestos políticos y lo hacen coherentemente, como Gilberto Gil, que es Ministro de Cultura. Tendría que pasarme algo para que hiciera ese tipo de trabajo. Mientras tanto, tengo un compromiso muy grande con la canción.

Gustavo Santaolalla G7 N° 33, OCTUBRE DE 2006 ¿Estás de acuerdo con que, si algo caracteriza tu trabajo como productor, es la reivindicación de la identidad latinoamericana? Aunque vengo con ese plan y esa visión desde chico, empecé a desarrollar ese concepto con Arco Iris, en 1968. En esa época, fui rechazado por “la inteligencia del rock” porque no concebían que uno pudiera, por ejemplo, tocar una chacarera con una guitarra eléctrica. Pasó el tiempo y todos los artistas con los que he trabajado, desde Juanes hasta La Vela Puerca, pudieron expresar, en su música y su arte, el lugar del que vienen.

· 77


G7 N° 38, MAYO DE 2007 ¿Recordás cuándo tocaste el piano por primera vez? Sí, fue un viernes por la noche. Tenía 6 o 7 años. Estaba viendo una serie de Narciso Ibáñez Menta que se llamaba El hombre que volvió de la muerte. Recuerdo que bajé el volumen del televisor y empecé a musicalizar la tira con “clusters” [levanta las manos en el aire, separa los dedos y los aplasta contra un teclado imaginario]. Se ve que ya me inquietaba la idea de relacionar las imágenes con la música. Había algo ahí. Me di cuenta de que podía conectar ambas cosas. ¿Y tenés noción de cuándo elegiste el piano como instrumento? En el ‘76 empecé a tomar clases particulares con la señora Bustos, que tenía un par de tetas importantes…

78 ·

Fito Páez


Babasónicos G7 N° 55, SEPTIEMBRE DE 2008

¿Ha cambiado el modo de pensar el entreteni-

que se le cantaba el orto (se fumaba porro o ta-

miento en los últimos años?

baco, se tomaba alcohol, entraban menores…).

MARIANO ROGER: En cierta forma, sí. Más allá

Creo que hoy no existen lugares así. ¿Creés que

de lo que ocurrió en Cromañón, no sé si hoy

a un pibe de 15 años le gustaría ir a un lugar ho-

podría existir un lugar como Die Schule.

rrible, en ruinas, como Die Schule?

ADRIÁN DÁRGELOS: Debería.

DIEGO RODRÍGUEZ: Hoy, los chicos de 15 ni

ROGER: No me refiero al problema de las habi-

siquiera se atreven a ir a Constitución.

litaciones sino a una cuestión cultural. Actual-

DÁRGELOS: Además, para que existan lugares

mente, hay otros parámetros con respecto a la

como los de antes, tiene que haber una crisis a

seguridad, el cigarrillo, el alcohol… Todo está

raíz de la cual queden desocupados un montón

más controlado. Tal vez la década del ‘90 fue el

de edificios y galpones. Eso se da en momentos

último período en que existieron espacios me-

posteriores a una crisis industrial, como ocurrió

dio descontrolados, en los que la gente hacía lo

en Seattle o Manchester. Éste ya es otro país.

· 79


Los Auténticos Decadentes

G7 N° 49, ABRIL DE 2008 ¿Cómo definen a su público?

El hecho de no tener un público definido, ¿les

JORGE SERRANO: Uno de mis mayores orgu-

jugó en contra a la hora de hacerse un lugar

llos es que en nuestros shows hay gente de to-

en el mundo de la música?

das las edades, estratos sociales y preferencias

SERRANO: Sí, pero yo nunca lo tomé como un

sexuales. No tenemos una tribu de seguidores,

problema. Somos muy afortunados y dichosos

un grupo cerrado con una identidad definida.

por haber conseguido lo que tenemos. Sin des-

A quienes les agrada nuestra música es gente

merecer a nadie, siento que nuestro público es

normal, con el suficiente desprejuicio para de-

tan bueno o mejor que el de otros grupos. Me

cir “me gustan los Decadentes”. Hay muchos

parece muy lindo que mi público no tenga una

grupos que se espantan cuando los niños em-

cara. Eso habla bien de la gente que nos sigue

piezan a escuchar su música, pero a nosotros

porque significa que no es descerebrada. No

nos encanta. Estamos en contra de muchos

son personas uniformadas.

prejuicios rockeros que andan dando vueltas. De alguna manera, somos un grupo folklórico que toca para toda la gente.


Jorge Drexler G7 N° 53, JULIO DE 2008

¿Qué cosas no pueden faltar en tu botiquín cuando viajás? Los medicamentos me gustan mucho; quizá se trate de una desviación profesional. Cuando era médico, tenía todo tipo de remedios en casa. Mucha gente piensa que soy un tipo sano y biológico, pero tengo una gran fe en la farmacología. En mi bolso, siempre llevo analgésicos y benzodiacepinas.

Vicentico

G7 N° 86, JUNIO DE 2011 Podría decirse que sos lo opuesto al rockero demagógico. Incluso en tus recitales mantenés una relación de distancia con el público. No veo por qué un músico debería ser demagógico. Las cosas fáciles no dignifican a nadie, ni al artista ni al público. Nunca me gustó el “a ver esas palmas”. Sin embargo, hay momentos en que se genera un efecto colectivo interesante y el artista y la gente quieren moverse a la vez, como un cardumen. Eso me copa. Sin embargo, decir que el público argentino es el más caliente del mundo, como hace Bono… Un día se va a confundir de guión y, en lugar de decir “soy Carlitos Tévez”, va a gritar “soy Alfredo Astiz” [risas].


82 路


ustavo Cerati

G7 N° 9, OCTUBRE DE 2003 ¿Qué le aporta la música a la vida de la gen-

¿Y qué produce la música en la vida de la

te? Hegel decía que la música es la forma

gente?

más elevada y pura del arte.

La música es una expresión humana muy po-

Hegel llega a eso a partir de su propio análisis,

tente. Debe ser de las primeras cosas que ocu-

por no decir de su propio pajeo filosófico [risas].

rren a partir de observar la naturaleza. Me pa-

Me encanta Hegel; era mi favorito cuando

rece que funciona así. Estar en un lugar, poner

yo iba a la facultad. Me parece un romántico.

un disco, escuchar música… Eso está en todos

Podría coincidir con él, pero creo que es

lados. Genera y ayuda a estados de ánimo, te

relativo. El arte está separado del soporte.

hace la vida mejor o peor. Hay ciertas músi-

La música es un camino, pero si vos tenés un

cas que empeoran mi vida [risas]. No voy a dar

impulso artístico, talento, creatividad, por

nombres, pero hay ciertas músicas que escucho

algún lugar va a salir. En definitiva, eso es lo

y digo: “¡Qué lástima!”.

valioso, más que la clasificación. Yo me siento conmovido por muchos aspectos del arte. Me parece que la música produce un entusiasmo único, que probablemente ningún otro arte produzca. Sobre todo, en la juventud. Es parte de la cultura pop; de los ’50 hacia acá ha sido generadora de modas y de muchas otras cosas. Pero no me parece necesariamente la forma artística más elevada. Muchas veces, la música bastardea y se contagia de formas que vienen de otro lado. Hay muchos movimientos interesantes de ruptura, de pensamiento artístico, que surgieron en otros ámbitos.

· 83


Cine Elegidos 84 . Ricardo Darín 86 . Daniel Hendler 87 . Mercedes Morán 88 . Pablo Trapero 89 . Daniel Burman 90 . Valeria Bertuccelli 91 . Leticia Brédice Leo Sbaraglia 92 . Viggo Mortensen

84 ·


路 85


¿Te sentiste presionado a seguir un mandato? No, no. Nunca sentí ninguna presión. Yo soy un marciano. Tuve mucha suerte desde el minuto cero, una suerte exagerada, desproporcionada. Soy una persona muy afortunada en todo. En algún momento la pagaré por otro lado… ¿Cómo pensás que va a seguir todo? Soy positivo, pero no optimista. Trato de focalizar en lo positivo, si no, no funciono. Pero, a la hora de ser optimista, me cuesta encontrar estímulos. Tenía la esperanza de que en el año 2000 nos miráramos a la jeta y dijéramos: “Dejémonos de joder, no puede haber tantos chicos que se mueren de hambre, mientras en algunos lugares tiran la leche porque no tienen cómo almacenarla”. Pero parece que no interesa eso. Estamos todos ocupados en quién va a ganar en Estados Unidos, en los Oscar, medio distraídos. Entendemos que sería mejor ser más solidarios, pero a la hora de dar el primer paso la cosa cambia porque vemos cómo funciona el sistema y nos da miedo. Y el miedo no es un buen consejero.

86 ·

Ricardo Darín

G7 N° 18, MARZO DE 2005


路 87


G7 N° 34, NOVIEMBRE DE 2006 ¿En Uruguay, 25 watts se convirtió, por decirlo así, en una película de culto? Sí, porque demostró que se podía hacer algo bueno con pocos recursos y mucho rigor. Las óperas primas no suelen contar con esa virtud. En Uruguay, cualquier largometraje nacional que se estrenaba era “la primera película uruguaya”. Entonces, como esos films se convertían en nuestros representantes, debían aparecer el mate, la Rambla, el Palacio Salvo… Creo que 25 watts fue la primera película en la que no aparece el mate, la Rambla ni el Palacio Salvo. Entonces, ¿qué era eso? ¿Un adefesio? Sin embargo, aparecían cosas que tradicionalmente no se reconocían como nuestras, pero con las que los jóvenes se sentían identificados. Fue una forma de romper con lo que se le exigía a cualquier ópera prima. Además, el hecho de que 25 watts se hiciera con un sistema propio, sin pretensiones, impulsó a muchos a creer que era posible. No sé si es casual, pero a partir de entonces se empezaron a filmar, por año, tres o cuatro películas uruguayas.

Daniel Hendler 88 ·


Mercedes Morán G7 N° 54, AGOSTO DE 2008 ¿Con Gasoleros no sufriste la exposición? No. Mi vínculo con el público nunca fue invasivo sino que está basado en el cariño y el respeto. Sí he sufrido el asedio de la prensa. Cuando estaba separándome [de Oscar Martínez], viví el folclore de la prensa chimentera –las persecuciones, las guardias y todo eso–, pero fue la única vez. ¿Cómo viviste ese “asedio”? Fue duro. Recuerdo que, con mis hijas, hicimos un viaje y los periodistas nos siguieron y nos robaron algunas fotos. Entendí que era un precio horrible que debía pagar. ¿Lo entendiste como algo natural? No se trata de algo natural. Lo entiendo, pero no lo acepto (sobre todo, cuando hay menores en el medio). En aquella época, mandé cartas documento a las revistas que estuvieron involucradas en el hecho. Sé que la construcción del vínculo con la prensa –incluso con la prensa sensacionalista– depende de uno. Hasta las personas más despiadadas saben a quién tienen enfrente. Hoy, siento que he logrado establecer una relación satisfactoria con la prensa. Ahora me respetan; no me joden ni se meten conmigo. ¿Por qué se metieron con vos en aquel momento? Porque estaba haciendo un programa que tenía 40 puntos de rating y mi imagen vendía mucho. Hasta una foto mía comprando pan le interesaba a la prensa. Nunca lo viví como algo personal y creo que eso me sirvió para reestablecer, sin resentimientos, mi vínculo con los periodistas. Entiendo que, en ciertos momentos, por determinadas razones, tu imagen vende.


G7 N° 80, DICIEMBRE DE 2010 En la mayoría de tus películas, el mundo aparece como un lugar hostil. ¿De dónde surge esa mirada negativa? ¡Del mundo que me toca vivir! En realidad, no es hostil; las personas lo convertimos en un lugar injusto. Puede ser un sitio hermoso cuando la gente que te rodea lo transforma en un espacio confortable. Eso también se ve en mis películas. El mundo no es abstracto, nosotros lo constituimos. Las historias que cuento muestran que todos somos responsables de nuestro entorno. El mundo puede ser hostil, pero con la ayuda de nuestros afectos podemos hacerlo un poco más confortable. En todas mis películas vas a encontrar personajes con una dosis de solidaridad que a veces parece inverosímil. Lo que nos redime es dar un paso al costado y hacer algo por el otro. Me gusta mostrar que, incluso en situaciones muy duras, es posible encontrar momentos de luz.

Pablo Trapero 90 ·


Daniel Burman G7 N° 83, ABRIL DE 2011 Otro tema recurrente en tus películas es la familia. ¿Por qué? La familia es un tema inagotable. ¿Por qué construimos con tanto afán algo que después nos asfixia y nos da ganas de salir corriendo? Eso no le sucede a ningún otro animal. Pasamos la primera mitad de la vida construyendo algo y después vemos cómo eso se derrumba o lo derrumbamos nosotros mismos. Gastamos energía, tiempo, dinero… Es llamativo [risas]. Incluso parte de la comunidad gay, que siempre representó valores de ruptura, quiere casarse y sacarse una foto con su familia. Al final, todos necesitamos la ilusión de que nunca nos vamos a quedar solos.

· 91


G7 N° 94, MARZO DE 2012 El personaje que más te acercó a la gente, la “Tana” Ferro, tenía muchos rasgos de comedia. ¿Cómo te sienta ese lugar? En la comedia me manejo muy cómoda. Es como jugar. Es más, en la comedia, una vez que arranco, listo, párenme ustedes. No tengo ningún control. Me entusiasmo y me puedo ir al carajo. Hay algo que disfruto mucho en hacer el papel del payaso. Enseguida siento que todos en el set tienen que estar riéndose todo el tiempo.

Valeria Bertuccelli 92 ·


Leticia Brédice G7 N° 13, JULIO DE 2004 ¿Qué te gusta encontrar en los hombres? Talento y buen humor.

Leo Sbaraglia G7 N° 13, JULIO DE 2004 Empezaste a actuar cuando eras muy chico. ¿En qué medida creés que la profesión influyó en la construcción de tu personalidad? Seguramente influyó. Quizás vivir algo repentino me obligó a armarme con más fuerza frente a un mundo que te exige dar algunas batallas. Al terminar el secundario, me hubiese gustado estudiar una carrera o tomarme las cosas con más calma, no empezar a trabajar siendo tan joven. Pero fue así y eso me llevó a vivir muchísimas cosas muy buenas. Todo me lleva a lo mismo: uno tiene que tratar dee estar bien y de hacer de cada momento que uno vive, algo agradable.

· 93


Pasando a un tema más personal, ¿por qué creés que te atrae tanto Argentina? Es probable que los primeros años de tu vida, la primera década, sea la más importante de tu vida. Aunque después pasen cosas interesantes, esos años de formación te marcan mucho. Por eso, pude haberme ido a los 11 del país, pero al volver 25 años después, en 1995, fue como si nunca me hubiese ido. Ya en el avión, y más tarde en Ezeiza, al escuchar a hablar a los argentinos, sentí que no había pasado el tiempo. Por supuesto, el país había cambiado mucho, pero los sonidos, los olores, el ritmo de vida, la manera de ser de los argentinos, eran los mismos. Aunque en Estados Unidos había conocido a muchos latinoamericanos, los argentinos son otra cosa. Cuando estoy acá, mis recuerdos, lo que pienso de mi pasado, se mezcla con la actualidad. Es algo muy especial. Por mucho tiempo que pase afuera hablando otros idiomas, comiendo otra comida, siempre está esa cosa argentina. Cuando estoy en España, siento que sin querer cambio mi forma de hablar. Por eso, les digo a mis amigos españoles: “Ustedes me joden el idioma”. Sin embargo, unos días después de llegar a Argentina, vuelvo a hablar como antes. Vuelvo porque es mi origen. ¿Cuáles son esos recuerdos que surgen cuando llegás al país? Es una sopa, una mezcla de cosas, de sonidos, de olores, de comida. Me acuerdo del ritmo de los comentaristas de fútbol en la radio, de cierta manera de hablar, de poner el énfasis en ciertas palabras. Recuerdo tanto el acento de los porteños como el de Chaco. También me fijo en el clima. Durante el rodaje de Todos tenemos un plan, recordé el frío que sentía por las mañanas cuando iba al colegio.

94 ·

Viggo Mortensen

G7 N° 99, SEPTIEMBRE DE 2012


路 95


Televisión Elegidos

96 . Guillermo Francella 98 . Gastón Pauls 99 . Fabio Alberti y Diego Capusotto 100. Cecilia Roth 101 . Dolores Fonzi 102 . Sebastián Ortega 103 . Julieta Cardinali 104 . Carla Peterson 105 . Julieta Díaz

96 ·


路 97


98 路


Guillermo Francella

G7 N° 78, OCTUBRE DE 2010 En una vieja entrevista dijiste que, como actor, vivís en una especie de irrealidad. ¿A qué te referías? Soy consciente de que no es sencillo que un actor sea exitoso y que tanta gente lo quiera… Entre las decenas de miles de actores que hay en Argentina, sólo a 40 les pasó lo mismo que a mí. Ésta es una profesión muy particular. Uno está siempre esperando un llamado telefónico. No hay continuidad. Un día tenés la dicha de conseguir un papel en la novela que querías, pero, si el programa no tiene rating, lo levantan a los tres meses y quedás en pelotas. Sin embargo, a veces uno tiene la sensación de que las celebridades se olvidan de ese tipo de problemas. No es mi caso porque vengo de una familia trabajadora. Mi padre era un laburante y mi mamá era ama de casa. Mi hermano trabaja como un buey. Hoy en día, si a mi mamá no la mantengo yo, se muere en la indigencia. Por otro lado, la mayoría de mis amigos no pertenecen al ámbito del espectáculo. Son laburantes y profesionales; algunos viven al día, otros están más cómodos. También estoy cerca de mis hijos, que son adolescentes. Sé lo que están viviendo, cuáles son sus preocupaciones, sus dudas sobre el futuro, los problemas que atraviesa la educación…

· 99


Gastón Pauls G7 N° 10, ENERO DE 2004

¿Te interesa usar tu fama para aportar algo a causas sociales? Una de las emociones más increíbles de mi vida la viví cuando se cumplió un año de la carpa blanca de los maestros, frente al Congreso, y se organizó una movilización muy grande a la que fui como uno más. Caminaba entre la gente hasta que alguien me dijo: “Vos tenés que ir adelante porque hay otros famosos”. Al final, fui adelante. Ese día terminé hablando en el escenario de la Plaza de Mayo, leyendo un texto de Galeano frente a las 70 mil personas que había. Me temblaban las gambas. Agradecí ser actor por ese hecho concreto, por tener la posibilidad de hablar ahí, en apoyo a una causa que creo justa: un aumento de sueldo para los maestros. Lo dije cuando agarré el micrófono: yo era la voz de un montón de gente que no la tenía, por lo menos en ese momento. Fue muy emocionante. Yo lo sabía, pero mi viejo estaba entre la gente. Dice que cuando escuchó que dijeron que iba a hablar Gastón Pauls, se le aflojaron las piernas.

100 ·


Diego Capusotto

Fabio Alberti G7 N° 14, AGOSTO DE 2004 ¿Con qué cosas no se meten? CAPUSOTTO: Hay hechos históricos sobre los que uno no hace humor, cosas puntuales. Uno se puede reír de la muerte, de la guerra… Se burla de cosas que duelen, ¿no? Uno también se ríe de una persona que se cae… ALBERTI: ¿Qué dijiste? ¿Que uno se puede reír de una persona que se caga? CAPUSOTTO: Que se cae. ALBERTI: Ah, porque yo de la gente que se caga no me río. Joder con eso… No da.

· 101


Cecilia Roth G7 N° 29, MAYO DE 2006 ¿La música te gusta? Sí, me fascina, pero los músicos, en general, están haciendo todo el tiempo música en la cabeza, entonces es difícil… ¿Enganchar? Es lo más importante que les pasa, me parece, todo el tiempo. ¿Quién no quisiera tener esa capacidad y ese don, por Dios, de hacer música? ¡Qué maravilla! Ah, te da… ¡Una envidia espantosa!

102 ·


Dolores Fonzi G7 N° 28, ABRIL DE 2006 ¿Tenés un lugar en el mundo? Hay algo de eso que me persiguió durante toda la adolescencia, algo de no pertenecer ni al colegio ni a nada…Y ahora, de a poco, me va volviendo lo que me corresponde, de a poco me voy apropiando de lo que es mío. En la vida del actor (que es mi vida), hay que tomar lo que se te da y dejarlo en el momento en que termina. Como en una película. Estás involucrado y, cuando todo se termina, no te pertenecen más ni la película ni el personaje. Volvés a ser una persona normal y lo otro queda ahí. Es un camino de mucho equilibrio. La gente que queda prendida a un rol es la que después no aprende nada más. Cada vez que terminé algo, lo dejé ir, pero, con el tiempo, la experiencia regresa transformada en algo que te da seguridad. Me volví una persona más segura y, a partir de ese cambio, siento que tengo un lugar en el mundo.

· 103


Sebastián Ortega G7 N° 59, MARZO DE 2009 ¿Cómo te acercaste al universo de la televisión? Siempre fui un enfermo de la TV. En 1985, cuando nos instalamos con mi familia en Miami, nos conectaron televisión por cable. Yo estaba acostumbrado a ver los cuatro canales de aire argentinos y, de pronto, me encontré con una inmensa cantidad de señales. Me impactaron las programaciones de HBO, Showtime y MTV, sobre todo. Con el tiempo, Discovery, A&E y otros canales muy interesantes empezaron a jugársela por algo más alternativo y a mostrar, por ejemplo, documentales sobre la vida en las cárceles. Durante el verano, cuando no podía surfear porque no había olas –cosa bastante común en Miami– o porque hacía demasiado calor, me encerraba días enteros a mirar películas y series. Con el cable, el aire acondicionado y un poco de faso, era feliz. No imaginaba que me podía dedicar a esto, pero recuerdo que, en la escuela, no prestaba atención porque me distraía creando historias y personajes.

104 ·


Julieta Cardinali G7 N° 71, ABRIL DE 2010

Cómo te llevás con la mirada del otro? Ahora, mejor. Cuando era adolescente tal vez dependía más de esa mirada. Éste es un trabajo en el que se necesita la mirada ajena, pero no trabajo para complacer a los demás. Con el tiempo entendí que tengo que estar convencida de lo que hago para convencer al público. Eso es fundamental. Si trabajás para la mirada del otro, lo más probable es que la pifies. En la tele, hay algunas actrices que tratan de gustar y creo que es un gran error. Hay muchas actrices maravillosas y muy lindas que no tienen profundidad porque no se animan a mirar para adentro. Yo me concentro en evitarlo.

· 105


Carla Peterson G7 N° 66, OCTUBRE DE 2009 ¿A qué te referís cuando decís que “la televisión es entretenimiento”? Hay gente que está muy sola y necesita prender el televisor, escuchar una voz, dejarse llevar por eso. Trato de que mi trabajo tenga buen gusto y de que, al mismo tiempo, le llegue a esa gente. Cuando era chica, eso me gustaba de la televisión. Entonces se veían cosas muy distintas a las que ofrece la tele hoy… ¿Qué cosas? Cuando era chica, me pasaba los fines de semana en la cama de mis padres viendo películas de cowboys. Creo que nuestra generación estuvo demasiado invadida por lo estadounidense. Nos perdimos el cine europeo, por ejemplo. También veía películas de Disney, El Show de Raffaella Carrá… Había programas infantiles que no eran, como hoy, novelas para adolescentes. En Festilindo y Cantaniño, los chicos bailaban y cantaban como chicos. No veías a una nena de siete bailando lambada semidesnuda. Está todo bien con eso, pero se perdieron algunas cosas y todo termina dando igual. No obstante, uno elige qué ver.

106 ·


Julieta Díaz G7 N° 62, MAYO DE 2009 ¿Por qué, de niña, querías ser bailarina? Cuando me preguntaban a qué me quería dedicar, tenía en la cabeza la idea de ser bailarina. Tomé algunas clases de danza contemporánea antes de empezar a estudiar teatro, pero no fue algo muy relevante. En realidad, me gustaba mucho la expresión que encierra el baile. Cuando empecé teatro, me volqué definitivamente hacia eso. No pudiste escaparle al mandato familiar. ¿La verdad? No. Entiendo por qué los hijos de actores suelen seguir el camino de sus padres. A mi papá, el momento en que más entusiasmado se lo veía era cuando estaba sobre el escenario, cuando ensayaba o cuando repasaba la letra de su personaje. Por mi parte, yo veía la pasión que le ponía a su trabajo. Mamar eso de chica es un ejemplo fuerte. Ver a gente grande disfrazada, jugando a ser otro, resulta conmovedor.

· 107


.Dossier. fotos

producción

peinado

make up

modelos

agradecimientos

Diego Gonzalez

Julieta Ricardo & Cecilia Falcone

Federico Robledo Para Mks

Juli Ric Para Mks Make Up Services

Natalia Cekauskas para Pink

asistente de fotografía

dirección de arte

Diego Mastrangelo

Valkiria

MACBA - Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires Aldo Rubino, director ejecutivo María José Herrera, directora artística María Constanza Cerullo, curadora en jefe

EN OCASIONES COMO ESTA, ESTÁ MUY BIEN MIRAR HACIA ATRÁS. NO TODOS LOS DÍAS UNA REVISTA CUMPLE 100 EDICIONES Y RECORDAR BUENOS MOMENTOS ES UN EJERCICIO QUE SÓLO PUEDE GENERAR PLACER. SIN EMBARGO, LO QUE IMPORTA SIEMPRE ES EL FUTURO. POR ESO, EN ESTE DOSSIER, G7 CONVOCÓ A SEIS DISEÑADORES PARA QUE COMPARTIERAN, A TRAVÉS DE SUS PRENDAS, SU MIRADA DE LO QUE ESTÁ POR VENIR. AQUÍ, ALGUNAS OPCIONES PARA MANTENER EL ESTILO EN LOS PRÓXIMOS 100 NÚMEROS.

El futuro ya llegó 108 ·


Diseño “ Origami Tropical “ por Camila Tolve. Escuela Argentina de Moda. Zapatos: Yamila Pilo.

· 109


Diseño “Lianas Tejidas” por Daniela Bazaga & Gisella Villalva. Escuela Argentina de Moda. Zapatos: Yamila Pilo.

110 ·


路 111


Hojas Engomadas por Juan Pablo Sacco. Escuela Argentina de Moda.

112 路


Perfecta Asimetria por Xenia Molina. Escuela Argentina de Moda.

路 113


Zig zag difuminado por Luciana Cifarelli. Escuela Argentina de Moda. Zapatos: Yamila Pilo. Accesorios: Profetas Style.

114 路


路 115


Calado Transparente por Castro Florencia. Escuela Argentina de Moda.

116 路


Gomitas al color by Candela Mena. Escuela Argentina de Moda. Evento Joven creador, idea Hector Vidal Rivas. Zapatos, Yamila Pilo.

路 117


Teatro Elegidos

118 . Julio Ch谩vez 120 . Julio Bocca 121 . Enrique Pinti 122. Norma Aleandro 123 . Humberto Tortonese 124 . Favio Posca 125 . Javier Daulte 126 . Claudio Tolcachir 127 . Rafael Spregelburd

118 路


路 119


Julio Chávez G7 N° 97, JULIO DE 2012 Cuando recibiste el Martín Fierro por tu tra-

El problema es que uno se olvida de eso.

bajo en El puntero, dijiste que todo el mundo

Claro, es parte de la gran trampa. Cuando uno

tiene derecho a construir su ficción. ¿A qué

mira una obra de teatro o una película, también

te referías?

se olvida de que es ficción.

A que cada uno puede formar su subjetividad.

¿Hubo alguna figura que te llevara a tomar

La verdad es una construcción. Es importante

la decisión de dedicarte a esto?

que el ser humano pueda salirse de la trampa

Silvia Montanari [risas]. Cuando era chico, Sil-

que dice que la verdad es algo establecido, que

via Montanari hacía una telenovela llamada La

las cosas son de una manera determinada. Cada

cruz de Marisa Cruces. Ella era tan hermosa,

cual tiene la posibilidad de hacerse las pre-

tan linda, tan buena madre, tan abnegada…

guntas que quiera y de inaugurar una manera

Entonces, yo pensaba: si para tener una madre

particular de vivir. El problema es que todo lo

así hay que ser actor, quiero ser actor. Y así fue.

hacemos en comunidad y, entonces, aparecen el otro, las miradas de los otros, los limites, las imposiciones, etcétera. ¿Qué otra cosa somos si no constructores de ficción?

120 ·


路 121


G7 N° 15, OCTUBRE DE 2004 Cada vez que hacés un espectáculo, se llena de gente. ¿Cómo se logra que la gente se vuelque de manera masiva al ballet? Quizá sea cuestión de aproximarse a la gente, hacer obras al aire libre o espectáculos gratuitos. También es importante mostrarse, dentro de todo, lo más simple posible. A partir de eso, la gente se fue abriendo al ballet. Muchos vienen a ver un espectáculo por primera vez y, como les gusta, vuelven. Hay que darle menos solemnidad. Sí. Quizá sea una cuestión de educación. La gente imagina que para ver ballet tiene que salir del trabajo, ir a su casa, bañarse y arreglarse. Sin embargo, no es así. La gente fue aprendiendo eso.

Julio Bocca

122 ·


Enrique Pinti G7 N° 10, ENERO DE 2004 ¿Pinti es optimista? El único optimismo posible pasa por la resistencia que cada uno tiene para poder vivir esto. Los artistas, la gente del entretenimiento, la cultura y las ciencias, estamos demostrando una entereza absoluta y produciendo cada vez más. Los médicos, que trabajan con escasísimos medios, los obreros que toman fábricas y las ponen en funcionamiento para generar trabajo… Esa es la parte positiva de Argentina. La que resiste. En general, son esfuerzos individuales. A mayor crisis arriba, mayor movilización abajo. Eso me genera mucho optimismo.

· 123


Norma Aleandro G7 N° 31, AGOSTO DE 2010

¿Te queda algo por aprender de las personas? Lo que tiene esto de bueno es que el actor debe estar continuamente observando a la gente; eso te ayuda, sobre todo, a ver la diversidad, a respetarla y a aceptarla. Además de la observación –que es imprescindible–, el actor tiene que ponerse en el lugar del otro en la vida cotidiana. Cuando sucede algo, hay que tratar de comprenderlo poniéndose en el lugar del otro, que es lo que uno termina haciendo cuando interpreta un personaje. No podés encarnar a Hitler con odio; Hitler no se odiaba. Entonces, ¿cómo hacer eso poniéndote en el lugar del otro, con todo el riesgo que implica? Esa es la parte riesgosa de ser actor, pero te abre mentalmente y vas aceptando al ser humano como es y lo vas entendiendo mejor porque te ayudan Shakespeare, Chéjov o Ibsen. Por suerte, tenemos esa literatura dramática detrás. Desde los clásicos más clásicos hasta hoy, esa literatura maravillosa te ayuda a entender situaciones en las que dirías “eso no lo viví nunca”. El actor tiene que vivir lo que no viviría nunca y eso es lo que tiene de hermoso el juego. “Jugar a ser…”, como cuando éramos chicos.

124 ·


Muchas veces dijiste que te aburre hablar del Parakultural. ¿Por qué? A mí me jode el encasillamiento que se da en este país. Eso hace que, por ejemplo, Federico Luppi pase a ser Luppi para toda la vida y que, después, nadie vea lo que hace porque aburre, porque es Luppi, ¿entendés? Hubo un momento en que todo era “el Parakultural” y “el underground” y yo quería terminar con eso. Aunque la etapa del Parakultural estuvo buenísima, necesitaba cerrarla para despegarme de ese lugar. En un momento, decir “Batato fue esto y Urdarpilleta fue lo otro” me cansó. Recordar está bueno, pero deja de estarlo si se transforma en una constante. Más allá de eso, ¿cómo viviste aquellos años? De manera natural. No fue algo buscado ni preparado; se dio naturalmente. Cuando Omar Viola abrió el Parakultural, él no sabía en qué se iba a convertir ese espacio. En aquel momento, no había tantas ofertas culturales como ahora. Sin embargo, la oferta que hay actualmente no tiene mucho que ver con lo que fue el Parakultural. No, pero las propuestas de ese tipo ya no son necesarias. En aquel momento, lo eran. Los espacios se armaban de manera espontánea, sin grandes estructuras. De ahí salió gente fantástica. ¿Por qué decís que hoy no son necesarias propuestas como ésa? Porque no venimos de sufrir grandes opresiones a nivel político y cultural. Antes, el teatro era el teatro y los espectáculos del off eran más auténticos. Ahora, por ejemplo, en la calle Corrientes, conviven ambas cosas. Creo que las cosas se hacen y se rehacen hasta que se forma una bola; después, esa bola explota y se transforma en algo nuevo. Estoy seguro de que pronto habrá una explosión.

Humberto Tortonese G7 N° 44, OCTUBRE DE 2007

· 125


G7 N° 57, NOVIEMBRE DE 2008 ¿Siempre tenés algo para decir? Sí, pero sin que implique una bajada de línea o un mensaje. No creo en eso. El hombre es como es y la idea de cambiarle la vida a una persona con un show suena medio rara. Los mensajes, de algún modo, están ahí, implícitos. Aunque no me lo proponga, en mis espectáculos hay una bajada de línea, pero, si uno se engolosina con eso, el arte y la espontaneidad de la actuación pierden sentido. Mi idea es que la gente se agarre la panza de risa o espanto. Siempre cabalgué en esa frontera que existe entre la risa, la mueca y la deformidad.

Favio Posca 126 ·


Javier Daulte G7 N° 67, NOVIEMBRE DE 2009

¿Cómo es escribir una obra sabiendo que se va a estrenar en el circuito comercial de la avenida Corrientes? Creo que mi teatro devino comercial por defecto, sin que me diese cuenta. Algunas de mis obras funcionaron comercialmente sin que me lo propusiera. No podría hacer una especulación de ese tipo porque no tengo idea de cómo es el público que va a ver las obras de la avenida Corrientes. Eso me genera una rara excitación. Cuando uno trabaja en teatros alternativos, en general sabe qué tipo de gente va a ver la obra. Cuando empecé a hacer obras en salas más comerciales, pensé: “Uy, acá viene otro tipo de gente. Esto es el público”. Se trata de personas para las cuales el teatro ocupa un lugar muy diferente del que ocupa para mí. Para ellos el teatro quizá sea la excusa para reunirse con un par de matrimonios o un lugar al que van antes de ir a cenar. Las salas de Corrientes nunca fueron mi meta, pero hoy me sorprende gratamente estar ahí. Me interesa el teatro que es para todos, no sólo para algunos.

· 127


G7 N° 72, MAYO DE 2010 ¿Es casual que las obras en las que trabajás giren en torno a familias disfuncionales? Más allá de la familia, creo que la vida es disfuncional, ¿no? La familia es la primera sociedad: alguien pone reglas, ocupás un espacio determinado… En ese ámbito se define la manera en que uno después se mueve en la vida. Cuando hablás de ciertos comportamientos familiares, hablás de una porción de la sociedad. El comportamiento de los Coleman no es raro. Hacen cosas que veo por todas partes. Somos egoístas, individualistas, estamos idiotizados, hacemos lo que podemos para sobrevivir y negamos la posibilidad de cambiar la realidad. Eso me conmueve, me irrita y me enoja. No lo acepto, pero es así.

Claudio Tolcachir 128 ·


Rafael Spregelburd G7 N° 87, SEPTIEMBRE DE 2010 ¿Te sentís más actor, escritor o director? Lo primero siempre fue la actuación. Es raro porque trabajo como escritor gran parte del tiempo. Me gustaría escribir menos y actuar más, pero para actuar tengo que escribir mis propios proyectos. Cuando actúo es cuando me siento más feliz; en la dramaturgia es donde me siento más libre. La dirección es la actividad que más problemas y conflictos me trae. Se trata de un espacio acotado, aunque imprescindible. Si nadie dirige la obra, el proyecto se encamina hacia la nada. Alguien tiene que hacerlo, pero me rompe las pelotas tener que poner límites a la imaginación de los actores, tomar medidas casi disciplinarias, etcétera.

· 129


Diseño Elegidos

130 . Martín Churba 132 . María Cher 133 . Patricio Oliver 134. Clorindo Testa 135 . Diana Cabeza

130 ·


路 131


G7 N° 84, MAYO DE 2011 ¿Sentís que ganaste libertad cuando tu nombre empezó a hacerse conocido? No. Aun cuando nadie sabía quién era, sentía esa libertad. No sé por qué, pero desde el principio me regalé la posibilidad de jugar. Tal vez porque algunos integrantes de mi familia ya lo habían hecho. Nunca pensé que la gente puede mirarme mal por lo que hago. Me importa mucho la opinión del otro, pero, cuando laburo, no siento pudor ni timidez. En el momento en que hago algo, siento que estoy haciéndolo lo mejor que puedo. Confío en mí porque sé que mi trabajo textil es interesante. En otros aspectos, soy mucho más tímido. De todos modos, el trabajo que hiciste en los últimos años te abrió muchas puertas. Sí, pero el trabajo para ser libre es interno. La conquista se da hacia adentro. Cuando el trabajo genera frutos, hay cosas que se facilitan y cosas que se complican. No todo es como uno lo soñó.

Martín Churba 132 ·


路 133


María Cher G7 N° 49, ABRIL DE 2008 ¿Cómo definirías tu estética? Tengo una estética muy clara que se vincula con mi manera de ver. Miro lo que va pasando y elijo: vamos por acá, por acá o por acá. Si veo que la tendencia son los ‘60, puedo tomar ese dato o no. Y, si lo tomo, lo hago desde mi visión, que es muy distinta a la visión de otras marcas. En realidad, mi meta no es únicamente vender. Hago ropa que me gusta. Detesto ver en mis percheros ropa con la que no me identifico. Mi marca es muy personal.

134 ·


Patricio Oliver G7 N° 66, OCTUBRE DE 2009

¿Cómo fue el desembarco de los ilustradores en las galerías de arte? Los argentinos tardamos bastante en entender que los diseñadores o los ilustradores también pueden ser artistas. En Estados Unidos y Europa, ese cambio de mentalidad se dio más rápido. De todos modos, creo que finalmente las galerías locales asimilaron que los artistas no surgen sólo de las escuelas de arte. Por supuesto, eso también generó una peligrosa ola de gente que se autoproclama “artista”. ¿A qué te referís? Es algo que siempre sucedió. No todas las personas que pertenecen a un movimiento artístico son genios. Andy Warhol demostró que a veces lo importante es conocer a la persona indicada. Él formó un ejército de chicos y chicas lindas que le caían bien. No hizo más que poner en evidencia algo que siempre pasó en el mundillo del arte. De todos modos, creo que la apertura que se vivió en Argentina fue muy positiva. ¿Cómo se adaptaron los ilustradores y diseñadores al mundo del arte? Es llamativo que ciertas personas que siempre laburaron con computadoras se obliguen a dibujar a mano cuando tienen que exponer en una galería. Por lo visto, se sienten obligados a demostrar que son artistas de ley. Sin embargo, dibujar a mano no te convierte en un artista. Lo que vale es el resultado, no la herramienta que uses. En la última edición de ArteBA, el Barrio Joven Chandon presentó muchas obras hechas a mano. Me sorprendió ver tan poco arte digital. Las nuevas galerías son más conservadoras que las establecidas.

· 135


G7 N° 46, DICIEMBRE DE 2007 ¿Es cierto que tu papá fue quien más apoyó tu vocación artística? Sí, yo dibujaba mucho y él me motivaba. Recuerdo que, cuando yo tenía 14 años, íbamos caminando y me preguntó qué quería ser cuando fuese grande. Le dije “médico” porque pensaba que él iba a estar feliz de que siguiera sus pasos. Sin embargo, su respuesta fue contundente. “¡De ningunísima manera!”, me dijo.

Clorindo Testa 136 ·


Diana Cabeza G7 N° 75, JULIO DE 2010

¿Te interesa que la gente se reúna en torno a tus objetos? ¡Sí! Que se reúna y haga uso y abuso de los elementos urbanos. Siempre desarrollo croquis para imaginar el uso que se le va a dar al producto. Sin embargo, la gente es muy creativa y se apropia de los objetos urbanos como quiere: duerme y come sobre ellos, los gasta, los escribe, los graffitea… Hay que asumir que son elementos que, una vez que salen del estudio, pasan a ser de la comunidad. A veces, duele, pero a esta altura de mi vida no me molesta. Los elementos cuentan con un determinado nivel de robusticidad o de vulnerabilidad según el lugar en el que se emplacen. Deben tener el potencial de generar coreografías y albergar los ritos y costumbres de distintos grupos o comunidades.

· 137


Literatura Elegidos 138 . Roberto Fontanarrosa 139 . Fernando Vallejo 140 . Alan Pauls 141 . Fabián Casas 142 . Juan Villoro 143 . Guillermo Martínez 144 . Mario Bellatin

138 ·


路 139


G7 N° 27, MARZO DE 2006 ¿Y con la crítica cómo se lleva? Hace un tiempo, le dije a Antonio Carrizo que no me molestaba la crítica injusta. La que me molesta es la crítica justa: cuando a uno le dicen que se mandó una cagada y uno sabe que es cierto [risas].

Roberto Fontanarrosa 140 ·


Fernando Vallejo G7 N° 42, AGOSTO DE 2007 Anunció que dejaría de escribir, pero siguió haciéndolo. ¿Qué hizo que cambiara de parecer? La desocupación y las ganas de molestar a los tartufos, los hipócritas y los mentirosos. Eso me divierte.

· 141


G7 N° 88, AGOSTO DE 2011 ¿Es cierto que comenzaste a escribir porque eras un mentiroso compulsivo? Yo era mentiroso como, en general, todos los chicos lo son. Sin embargo, tenía conciencia de que, para que haya una mentira de verdad, hace falta que haya otra mentira. Uno miente una vez. La otra persona no termina de creerle y vuelve a hacer la pregunta. Entonces hay que seguir mintiendo. Es en esa segunda mentira donde empieza la carrera de un escritor. También podría haber desarrollado una carrera como inventor, tránsfuga, falsificador o estafador. Mentir una vez es fácil, pero sostener una mentira es mucho más complicado. Ése es el momento en que una mentira se convierte en una ficción. Cuando una serie de mentiras empieza a tener cierta consistencia, al punto de reemplazar a la perfección lo que en verdad sucedió, entramos en el terreno de la ficción. Ya no se trata de una mentira, tiene cierta dignidad [risas].

Alan Pauls

142 ·


Fabián Casas G7 N° 72, MAYO DE 2010

¿Te preocupa entrar en el canon de la literatura argentina? Nunca pienso si pertenezco al canon o si soy el anti-canon. Una persona que piense todo el tiempo en esas cosas es como el personaje Derek Zoolander, alguien que se siente observado en forma constante y trata de obrar en consecuencia. Conozco a personas así y no les tengo bronca ni rencor; más bien, me compadezco de ellos porque se transforman en esclavos. No hay que tomarse tan en serio a uno mismo. Darte mucha importancia te liquida en cualquier actividad, no sólo en la literatura. A mí me gusta escribir y me gusta tener lectores, nada más.

· 143


G7 N° 55, SEPTIEMBRE DE 2008 ¿Cuáles fueron tus primeras lecturas “adultas”? La primera fue De perfil, una novela del escritor mexicano José Agustín Ramírez Gómez. El texto habla de las vivencias de un adolescente durante las vacaciones previas al bachillerato y la leí justo durante ese período y en un barrio muy parecido al del protagonista. Él se enamoraba de una cantante de rock, cosa que yo estaba muy dispuesto a hacer, y sus padres se divorciaban, como los míos… Hice una lectura en espejo. Por primera vez, me sentí parte de una trama. Hasta entonces, consideraba que un beso era literario si lo daba un griego del siglo VII a.C. Gracias a la lectura de De perfil, mis días sin rumbo pasaron a formar parte de la literatura. ¿Qué lecturas siguieron a ésa? Leí Rayuela como si fuese un libro de autoayuda. Quería ir a París, enamorarme de la Maga, fumar tabaco oscuro, escuchar jazz… Luego, leí mucho a Borges, Arlt, Bioy Casares, Onetti y Felisberto Hernández. El Río de la Plata me fue ganando. Lo compensé en la otra punta del continente, con Carver, Faulkner, Hemingway, Bellow y Roth. En el medio, siempre estuvieron los rusos. La geografía de la imaginación es caprichosa. De la literatura de mi país me marcaron especialmente Martín Luis Guzmán, Juan Rulfo y Jorge Ibargüengoitia.

Juan Villoro 144 ·


Guillermo Martínez G7 N° 73, ENERO DE 2010

¿Creés que algo de tu literatura molesta? Te voy a dar sólo un dato: todos me querían hasta que mis libros se empezaron a vender. Nadie se molestó ni se preocupó cuando escribí Acerca de Roderer o La mujer del maestro. Empecé a sentir que las cosas cambiaban cuando Crímenes imperceptibles tuvo la fortuna de venderse. ¿Qué experto en marketing podía haberme aconsejado que, antes del “boom Paenza”, escribiera una novela relacionada con la matemática? Inmediatamente quisieron desplazarme del campo literario. De todos modos, tuve esa sensación por un tiempo. Después, todo se calmó y se la agarraron con otra gente.

· 145


Mario Bellatin

G7 N° 60, ABRIL DE 2009 ¿Por qué no estudiaste Letras?

Porque la academia es lo más aburrido que hay. No sé por qué ocurre tal cosa. Las tesis de la academia hacen que los autores se vuelvan aburridos. Para mí, la escuela secundaria fue la peor experiencia del mundo, una tortura. La gente me decía que aprovechara esos años, pero eran horribles. Nunca olvido el primer día de la universidad; de pronto, todas las personas eran buenas.

146 ·


路 147


LA MARTINA

::Elegancia británica

Revista G7

texto

Victoria Meli fotos

Con un estilo sutil y relajado, nace Guards Polo Club by La Martina, una colección realizada por la compañía nacida en Argentina para Guards, el club de polo mejor posicionado de Europa. La presentación se realizó durante un exclusivo cocktail en la residencia del embajador británico en Buenos Aires, uno de esos rincones de la ciudad donde las historias fantásticas suceden, donde los cuentos se escriben. Con la música de fondo a cargo del reconocido DJ Ale Lacroix, los modelos desfilaron la colección entre el público, recorriendo el salón y las grandes escaleras que conducían a un imponente jardín. La paleta de colores de Guards Polo Club by La Martina remite de manera inequívoca al protocolo real británico: azules oscurecidos, blancos ópticos, rubí y detalles en oro y gris. Acompañando, los bordados “guards” y las tradicionales estampas de La Martina avanzan, reinventando de alguna manera los característicos polos y las camisas a rayas de la firma. Los complementos y accesorios son el principal portavoz inglés: zapatos y carteras estilo Oxford completan pantalones con cortes como el “bootcut” y el “skinny”, muy presentes en la colección. También se presentaron chaquetas en piel de oveja, vestidos en pique y el bull blanco –que emula el icónico pantalón que se utiliza para la práctica del polo–, sin dudas, la estrella de la temporada. Así, esta nueva colección de la marca fusiona en armonía el espíritu de la realeza de los Guards, el tradicionalismo de La Martina y el proverbial corte inglés.

148 ·

Julieta Bigo

Empresas


路 149


LA MARTINA

::A la italiana El 19 de septiembre, La Martina presentó sus novedades en el Palazzo Isimbardi, en el marco de la Milano Fashion Week. La primera marca dedicada a la historia del polo, un deporte nacido en Oriente, desarrollado en Gran Bretaña y consagrado en Argentina, aprovechó la ocasión para mostrar la colección femenina primavera / verano 2013, diseñada por Gachi Ferrari, director creativo de la compañía. Durante la velada, el toque argentino estuvo presente no sólo en la colección de La Martina, sino también en la música de un conjunto de tango y en la asistencia de las estrellas del fútbol Maxi López y Hernán Crespo. La fiesta también tuvo un aspecto solidario, ya que contó con la participación de la Fundación P.U.P.I., fundada por Paula y Javier Zanetti, que lleva adelante diversas acciones para ayudar a sectores pobres de Argentina. La Martina contribuyó con la fundación donando camisetas de los equipos nacionales de polo de Italia e Inglaterra, autografiadas por los jugadores. En la colección primavera / verano 2013 de La Martina predominan los colores azul marino, marfil, arena, natural y una serie de tonalidades plenas que van desde el “daiquiri” (rosa cargado) hasta el “lagoon” (verde agua saturado), pasando por el “regatta” (azul real intenso) y al “bellini” (naranja afrutado). Las líneas que componen la colección son: Eventos (camisetas inspiradas en los grandes desafíos de polo internacionales), Guards (que respeta, con auténtico estilo inglés, la atmósfera del tradicional Guards Polo Club, de Windsor), Maserati (dedicada a las competiciones en las que La Martina y Maserati son proveedores oficiales, como el Maserati Miami Beach Polo) y Colección Privada (pensada para quienes no conocen el polo y se acercan por primera vez a este exclusivo deporte).

150 ·

Revista G7

Empresas


::Polo en el lejano oriente El 24 de septiembre concluyó la Royal Salute Gold Cup 2012, el Torneo Abierto de China, realizado en el Tang Polo Club, en el distrito de Tongzhou, Pekín. La competencia fue organizada por la Asociación Ecuestre China y la Oficina Municipal de Deportes de Pekín y contó con el apoyo de La Martina. La reñida final del torneo tuvo como protagonista principal al seleccionado de China, que le ganó a Tailandia por un ajustadísimo 8 a 7. En tercer lugar quedó Australia, mientras que Gran Bretaña y Estados Unidos ocuparon el cuarto y quinto puesto, respectivamente. En la actualidad, el Torneo Abierto de China es el mayor evento vinculado al mundo del polo que se realiza en aquel país. Si bien su objetivo principal es promover el desarrollo de este deporte en Asia y en China en particular, el Abierto se ha convertido también en un importante acontecimiento para fomentar el intercambio internacional en el cosmopolita distrito de Tongzhou, en la zona este de Pekín.

· 151


ADIDAS

::Por el aire El concurso All Originals Represent llegó a su fin y, unas semanas atrás, adidas Argentina presentó al ganador: el grupo de acrobacia Gravitying. El conjunto se destacó por sus habilidades en el trampowall, una disciplina que les permite suspenderse en el aire mediante una red en la que rebotan. A través del concurso All Originals Represent, adidas invitó a personas de todo el mundo a mostrar el talento de su grupo de amigos. Con más de 1.600 votos del público, Gravitying fue elegido como ganador por el jurado, integrado por Julieta Pink, Fernando “Ardilla” Borrello, Nicolás Cota y el equipo de Comunicaciones de adidas Argentina. Así, los chicos de Gravitying obtuvieron el primer premio: protagonizar la próxima campaña de adidas Originals en Argentina, que será presentada en el mes de noviembre. “Funcionamos como grupo porque los logros de uno alientan al resto. Nos motivamos para vencer los miedos y nos acompañamos en la adrenalina de cada giro. Esta es nuestra pasión, esto es Gravitying”, declaran en su video, que puede verse en www.adidas.com. ar/represent/crew/493/gravitying. El concurso contó con el apoyo de celebrities locales como Nicolás Riera, Rocío Igarzábal, María del Cerro, Benjamín Rojas o Manuela Viale, quienes grabaron sus videos motivando a todos los grupos de Argentina a compartir sus pasiones y talentos. La iniciativa All Originals Represent formó parte de la campaña adidas is all in, que contó con la participación de figuras de la talla de la cantante Nicki Minaj, el artista de hip hop Big Sean, el fenómeno del pop coreano 2NE1, el jugador de la NBA Derrick Rose y el exitoso diseñador Jeremy Scott. ·Más información en: Facebook.com/adidasOriginals

152 ·

Revista G7

Empresas


路 153


154 路


TOPPER

Revista G7

Empresas

::Dos potencias A veces, el resultado es mucho más que la suma de las partes. Con esa idea en mente, Topper y Martín Churba se unieron para crear “2”, una línea de indumentaria y calzado deportivo especialmente diseñada para las mujeres que buscan mantener su estilo y personalidad, sin dejar de verse bien a la hora de hacer deporte. En esta novedosa colección, la moda y el deporte se mezclan para ofrecer tecnología especialmente aplicada al running y al training. “Hace tiempo que espero una alianza fuerte entre las ideas de diseño que generamos en Tramando y la industria argentina”, contó el prestigioso diseñador Martín Churba. “Topper es una de las marcas que representan la identidad argentina en lo referido al diseño de indumentaria deportiva. Por eso, es un gran desafío y un enorme privilegio que me hayan convocado”.

Por su parte, Silvia Di Mario, gerente de publicidad de Topper, señaló: “Topper entiende las necesidades de las mujeres y su rol en la sociedad actual, donde se mueven con mucho dinamismo y exigencia, pero también donde el disfrute juega un papel esencial. Ya no sólo buscan cumplir con sus obligaciones y verse bien físicamente, sino también disfrutar y sentirse bien en el proceso”. La nueva propuesta desarrollada por Topper y Martín Churba incluye remeras, calzas, buzos, camperas, shorts y calzado deportivo que permiten a la mujer disfrutar cómodamente de sus actividades sin descuidar la imagen. Texturas, estampados, líneas y colores acompañan la actitud activa y el equilibrio necesario en la búsqueda del bienestar. , La colleción se puede adquirir en locales Topper y Tramando. ·Más información en: www.topper.com.ar.

· 155


CABLEVISIÓN

Revista G7

::A la carta El 25 de octubre, Cablevisión lanzó On Demand, un nuevo servicio que brinda contenidos de video a la carta. Para presentarlo en sociedad y mostrar su funcionamiento en vivo, se realizó un evento en el Salón Perú, donde periodistas e invitados especiales disfrutaron de una puesta al estilo “hollywoodense”, con personajes célebres de películas y alfombra roja incluida. Entre los que no quisieron perderse el lanzamiento exclusivo estuvieron Bárbara Lombardo, Marco Antonio Caponi, Ludovico Di Santo, Juan “Rifle” Varela, Micaela Vázquez, Luz Cipriotta y Alexandra Larsson.

01 02

03

04

01

Marco Antonio Caponi no quiso perderse el lanzamiento de On Demand. 02 “La Sueca” Alexandra Larsson se acercó al Salón Perú para probar el producto nuevo de Cablevisión. 03 Bárbara Lombardo disfrutó del evento junto a sus compañeros de Sos mi Hombre. 04 Luz Cipriota se animó a dejar su huella en el hall de la fama montado para el evento

156 ·

Empresas


路 157


FORD

Revista G7

Empresas

::La experiencia EcoSport CON UN COMBO QUE MEZCLA LA PARTICIPACIÓN EN REDES SOCIALES, UNA VOTACIÓN ONLINE Y LA TRANSMISIÓN EN VIVO DE UN EVENTO, FORD SIGUE POTENCIANDO SU PERFIL INNOVADOR Y TECNOLÓGICO, DE CARA AL LANZAMIENTO DE SU RENOVADO SUV. El flamante Teatro Vorterix fue el escenario elegido por Ford Argentina para presentar su acción Destino EcoSport. Bajo la consigna “¿Qué experiencia te gustaría vivir con la nueva EcoSport?”, la automotriz invitó al público a describir aquella vivencia que imaginaba experimentar con el nuevo SUV compacto global. La iniciativa contó con la participación de la actriz Calu Rivero, el basquetbolista Fabricio Oberto, la DJ y conductora Catarina Spinetta y el periodista de rock Bebe Contepomi, quienes fueron nombrados patrocinadores de las historias que la gente compartió en www.destinoecosport.com.ar. Al cierre de la primera etapa, correspondiente a la presentación de propuestas, se recibieron más de 4.000 experiencias, de las cuales se seleccionarán a los finalistas el 17 de noviembre. Cada uno de los cuatro embajadores seleccionará aquella historia posteada en su perfil que, a su juicio, mejor represente el concepto de “Destino EcoSport”, siempre en sintonía con los pilares del vehículo: diseño, tecnología, seguridad y versatilidad. Las cuatro propuestas serán producidas por Ford y los vi-

158 ·

deos se publicarán en el sitio de la acción para ser sometidos a votación entre los usuarios registrados. Aquellos que participen de la votación tendrán la posibilidad de ganar importantes premios y el creador del video con más votos se llevará una nueva Ford EcoSport 0 km. El evento de Destino EcoSport tuvo como anfitrión a Mario Pergolini y fue transmitido en vivo en forma simultánea por radio Vorterix FM 103.1 y visto por miles de personas a través del sitio www.vorterix.com. El cierre de la gala fue a todo ritmo, con la actuación de Illya Kuryaki and the Valderramas, uno de los principales exponentes del funk y el hip-hop del país, que volvió a unirse el año pasado después de un intervalo de una década. Durante el impresionante show, el dúo formado por Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur sorprendió con un repaso de sus clásicos y dos temas de su nuevo disco, Chances. ·Más información en: www.ford.com.ar/destinoecosport y en @destinoecosport


路 159


Revista G7

160 路

Empresas

FORD


路 161


Revista G7 #100  

Aniversario 100 ediciones