Page 1

Visión de la Comuna No 4 / Medellín / Edición No 27 /Febrero 2011

DISTRIBUCIÓN GRATUITA

Historia y evolución de los barrios Segunda parte


CONTENIDO

Febrero 2011/ Edición No 27

Recorrido histórico de los barrios de la comuna 4 3. Editorial

10. El Bosque

Un viaje en el tiempo por los barrios de la comuna 4

El barrio donde vivo!

4. Sevilla

11. Brasilia

Una tradición institucional

Ejemplo organizativo de la comuna 4

5. La Maquinita

12. Berlín

Historia de una frontera

Berlín y sus mangas un espacio de encuentro para las familias

6. La Piñuela

13. Calvario

Con un enfoque social

Monumento arquitectonico Nacional

14 -15. Historias

Una tradición de trabajo comunitario

Curiosidades

Una tradición 1920-1986

y curiosidades de nuestros barrios

16. Lovaina histórica

Director

Giovanni Figueroa Jiménez

7. Miranda

8 -9. Álamos

Periódico “La Pupila” una publicación de: Corporación Enlace 4 NIT 900.277.262-7

Coordinadora de Edición Mónica Aguirre Duque

Comité Editorial

Bibiana Marcela Arango Torres Carlos Mario González Medina Carlos Andrés Peláez Ríos Carlos Mario López Correa Carolina Agudelo Monsalve Eliana Hernández Echavarría Falconery Piedrahíta Calle Guillermo Lainez Rodríguez Jean Paul Hernández Ruiz Jennifer Rubio Loaiza Liliana María Rojas Cárdenas Mónica Aguirre Duque Steven Granados Suárez

Diseño y diagramación Omar Gallo Higuita

Interventoría

Diana María Ortega Puerta Dirección General de Comunicaciones Alcaldía de Medellín

Periódico La Pupila Celular: 316-521-84-42 periodicolapupila@gmail.com

Del lupanar al inquilinato

En esta edición, El Periódico La Pupila se apoyó cómo referencia para la construcción y extracción de textos en la siguiente bibliografía: QUIROZ TORRES, Bernardo María. Historia de mi barrio, Historia del barrio Álamos Bermejal. Julio 15 de 1986. Medellín Antioquia. PINEDA ARANGO, John. Historia de mi barrio Campo Valdés. Octubre 12 de 1989. Medellín Antioquia. HINCAPIÉ LÓPEZ, Jaime Hernando. Memoria y Plan de Desarrollo Cultural de la Comuna 4 (Aranjuez).


Febrero 2011/ Edición No 27

EDITORIAL

UN VIAJE EN EL TIEMPO POR LOS BARRIOS DE LA COMUNA 4 Steven Granados Suárez granados1913@hotmail.com uien no conoce la historia, no Hace ya un año, en la edición es- rinconcitos de la comuna, esos otros un documento informativo que Q podrá entender el presente y pecial de febrero de 2010, titulada barrios que también hacen parte de ayude y contribuya a la formación jamás logrará especular sobre el futuro; más aún cuando el panorama actual y el contexto hablan de una comuna, de realidades diferentes, de barrios cargados de historias, de drama, de dolor, de alegría, de superación, de muerte, de desolación, pero también de cambios y trasformaciones, que tan solo son el resultado de la historia, de un proceso de muchos años, de cambios físicos, sociales, políticos y culturales, que dan razón del por qué hoy esta zona de la ciudad está ubicada en el tercer lugar en el escalafón de comunas más violentas de la ciudad, y de igual forma ocupa los primeros lugares, dentro de las comunas urbanísticamente más evoluciónadas.

HISTORIA Y EVOLUCIÓN DE LOS BARRIOS, el Periódico La Pupila quizo recordar esa historia de nuestros arrieros, esa historia que cuenta cómo se fundaron nuestros barrios, cómo llegaron a ser territorial, social y culturalmente lo que son hoy en día, para aquella época 16 páginas fueron insuficientes para tantas historias por contar, para tantas anécdotas, tantos datos importantes, pero sobre todo para tantos barrios.

En este mes, el Periódico La Pupila les presenta una segunda edición especial, titulada HISTORIA Y EVOLUCIÓN DE LOS BARRIOS 2, con la cual se pretende persistir en esa búsqueda de nuestras raíces, con la idea de trascribir nuesLa responsabilidad social, que tra historia, sin histeria, cómo periódico alternativo y comu- ni miseria, y de nitario adquirimos con la Comuna 4 abarcar esos Aranjuez, implica ser partícipes del cambio, la transformación y la renovación de nuestra comuna, su gente, los lugares y sus procesos, pero sin desconocer y sin dejar a un lado la historia de nuestras calles y de nuestros barrios.

esta zona y que por espacio dentro de las páginas del periódico, se quedaron por fuera, pero que de la misma manera son igual de importantes que aquellos que reseñamos aquella vez. Esperamos, cómo periódico, que este material quede en la memoria de todos, que cada una de las historias sirvan de complemento a la hora de hablar de nuestras raíces, y que esta segunda edición de HISTORIA Y Evolución DE LOS BARRIOS sirva en un futuro cómo un documento de consulta histórica,

de todos y cada uno de los habitantes de nuestra comuna.

Aquí está la segunda edición de Historia y Evolución de los Barrios, los invitamos a que junto a nosotros emprendamos ese viaje al pasado, a un recorrido por la historia de algunos de los barrios más representativos de Aranjuez, la Comuna número 4 de Medellín.


HISTORIA DE LOS BARRIOS

Febrero 2011/ Edición No 27

BARRIO SEVILLA, UNA TRADICIÓN INSTITUCIONAL Equipo de redacción la Pupila periodicolapupila@gmail.com finales del siglo XIX, la socie- por su arborización, zonas verdes A dad San Vicente construye en y espacios públicos asociados a la las afueras del centro de Medellín, misma. Se comienza a esbozar el al nororiente, en un sitio llamado El Camellón del Llano, el Cementerio de San Pedro (1842-1882), originalmente llamado San Vicente, con el fin de enterrar allí a personajes de la clase alta de Medellín, y es así cómo se prolonga el trazado de la ciudad hacia el costado norte por la carrera 51 – Bolívar para dar accesos a esta edificación. Frente al cementerio, se construye el Parque de la República, el cual genera un marco de plaza para el desarrollo de las futuras manzanas que lo envolverán (este parque sufrió importantes modificaciones por el paso del viaducto del Metro).

barrio Sevilla desde la calle 67 hacia el norte y desde la carrera 52 Carabobo hacia el oriente.

A partir de 1910 se da un nuevo crecimiento del trazado de la ciudad con la prolongación de las principales vías; la carrera 52 – Carabobo se prolonga hasta los municipios de Bello, Copacabana, Girardota y Barbosa o la zona denominada el Hatillo, vía principal de comunicación entre Medellín y los municipios del norte.

En lo que hoy son los terrenos del Jardín Botánico, funcionó el Bosque de la Independencia, se trataba de un lugar de recreación familiar de propiedad de la sociedad de Mejoras Publicas de Medellín, que llegó a tener 22 cuadras de extensión y entre sus principales atracciones un lago central.

Entre los años de 1915 y 1925, se comienza a construir el Hospital San Vicente de Paúl y se abre un camino hacia el occidente de la ciudad, que posteriormente se llamó la calle 67 - Barranquilla. Hacia 1934, se pone en funcionamiento el Hospital; es así cómo se prolonga la carrera 51d o avenida Juan del Corral, para vincular el centro con la edificación y con el Bosque de la Independencia (Jardín Botánico). Ésta fue una avenida de gran calidad ambiental

Hacia 1929, la urbanización del sector estuvo a cargo de la constructora y urbanizadora Sevilla. El proceso de urbanización fue lento, ya que se presumía que los inmuebles inmediatos, el Hospital San Vicente de Paúl y el Cementerio de San Pedro afectaban las condiciones de ocupación del sector, al igual que los terrenos del Parque Norte, los cuales, según una comisión sanitaria internacional, eran malsanos y cenagosos.

La Clínica León XII es un referente del barrio Sevilla

En 1935 es construida una clínica, que será posteriormente la Clínica León XIII del Instituto del Seguro Social. Esta clínica ocupa tres manzanas completas en el barrio Sevilla. De los años 40 a los años 60, ya en la década del 60 se construye el Estadio Cincuentenario y el Parque Norte frente a los predios del Jardín Botánico. Durante todo este tiempo sigue siendo una constante la poca población que habita este sector durante esta época, y continúa el desarrollo de obras de carácter institucional cómo el Planetario en los años 80, en los años 90 empieza la construcción del Metro y se presenta gran deterioro por las demoliciones. En la actualidad el barrio configura una zona de valor referencial por El barrio Sevilla es la puerta de entrada de la comuna 4 estar rodeado de inmuebles de alto valor para la ciudad, el nivel de habitantes ahora es mayor y Sevilla Comuna por la serie de proyectos remodelación del área institucional muestra un nivel de configuración que viene articulando cada vez más y construcción del Parque Explora un poco más diferente al resto de la al centro, cómo el Paseo Carabobo, entre otros.


Febrero 2011/ Edición No 27

HISTORIA DE LOS BARRIOS

LA MAQUINITA

Un barrio fuera de serie según sus líderes por dos factores: lo pequeño del territorio y el espíritu de la población. Lastimosamente La Maquinita no cuenta con grupos organizados, pero la junta de acción comunal está fuertemente vinculada a otras organizaciones comunales de la zona. Para los vecinos de La Maquinita, la construcción de su junta de acción comunal (JAC) les ha ofrecido autonomía para la búsqueda a la solución de sus problemáticas y el fortalecimiento de los lazaos en su comunidad. Las instituciones educativas son la manera de vinculación más evidente del Estado con la población del barrio, se cuentan cómo propias la Institución Educativa Campo Valdés, la Institución Educativa República del Salvador y la Institución Educativa Presbítero Camilo Torres Restrepo. Hay grandes problemáticas cómo el desempleo, pero las prácticas culturales relevantes dentro del territorio se evidencian y coopera en alternativas para los y las jóvenes cómo lo son la educación, la cual se considera que tiene buena estructura y buena calidad docente. “La idea es mejorar en el nivel educativo,” expresaba la señora Marta, vecina del sector mientras contaba historias del colegio y enrollaba un Periódico La Pupila “para leer mas tarde”. Se presenta alguna debilidad en el acceso de algunos grupos de población a instituciones tanto públicas cómo privadas y no faltan las dificultades con algunas directivas de estos planteles.

l barrio La Maquinita es una ra pública, de servicios públicos y La forma social y comunitaria de pieza del rompecabezas de la la solución de problemáticas am- organización inicia con la junta de E ciudad que se ubica entre Aranjuez bientales. Se destacan las que per- acción comunal (JAC) en 1996; y La Piñuela. Cuenta la historia que los pobladores del barrio conformaron la junta de acción comunal y se organizaron independizándose de las juntas de acción comunal paralelas a esos barrios, Cómo sector, la motivación fundamental fue organizarse y pensar en el desarrollo comunitario y territorial, esas fueron las intenciones para realizar obras importantes de infraestructu-

mitieron su comunicabilidad con el mismo barrio Aranjuez, el mejoramiento del denominado “barrio chino”, un basurero por el mismo sector y la canalización de la quebrada con el mismo nombre. La Maquinita está ubicada entre la calle 83 – 86 a la calle 81 y de la carrera 49 hasta la 47, en la comuna 4 Aranjuez.

entre algunos de sus fundadores originales se encuentra en la primera junta directiva el vecino y presidente Elmer Ramírez, el vicepresidente Edgar Echavarría, el secretario Pedro Nel Rojas y el fiscal llamado Javier Escobar. La gestión de la junta -o sus acciones concretas- se ve comprometida

Según el libro Memoria y Plan de Desarrollo Cultural de la Comuna 4, la creación de instituciones educativas de carácter mixto se considera cómo causante de problemáticas cómo la mala calidad académica y el inicio de relaciones sexuales tempranas entre los y las jóvenes; del otro lado en los ideales de este año 2010 se encuentran algunas capacitaciones en artesanías y baile y la comunidad rescata a y legitima las acciones de la sede de la OSDA cómo un centro de integración barrial.


HISTORIA DE LOS BARRIOS

Febrero 2011/ Edición No 27

LA PIÑUELA

las calles del barrio la Piñuela son testigas de las dinámicas de participación y cultura del barrio ste barrio fue conformado territo- de gran belleza y valor arquitectónico. Persiste la preocupación por el a la comunidad escenarios donde E rialmente muy contrario a cómo Otro referente importante fue la desempleo. La informalidad de se disfruten distintas expresiones y llegó a pasar en la mayoría de los iglesia de San Nicolás que por mucho las ocupaciones es un común manifestaciones culturales así cómo barrios registrados hasta los días de hoy. Sus habitantes recuerdan que en sus orígenes era la manga donde se acostumbraban a jugar muchas de las actividades callejeras de niños y niñas que hoy son quienes relatan esta historia. Se ubican por los años cuarenta y cincuenta del siglo XX, algunos referentes territoriales insignias de la comunidad cómo una escuela reconocida de ciegos y sordos cercana a la ubicación del barrio, esta fue fundada por el señor Luis Fernández Betancourt. Esta escuela se constituye cómo uno de los hitos territoriales de mayor relevancia del barrio y de la comuna en general; su edificación y espacio son

tiempo fue donde asistía la comunidad y sus habitantes; el ordenamiento comunitario cómo la junta de acción comunal es paralelo a una organización: la Corporación Amigos Unidos de Aranjuez. La Piñuela viene fortaleciendo sus relaciones vecinales y se caracteriza por la influencia que tiene con sus vecinos por la cancha y por la institución educativa. La seguridad y orden público es un tema que aparece en las historias de los habitantes, poco a poco las dinámicas de participación comunitaria le apuestan a la transformación y articulación de experiencias con el fin de formar en ciudadanía, compartir y afianzar los lazos de vecindad entre los pobladores.

denominador y son comunes en la se ha venido realizando, pero que son calle los pequeños graneros dedicados poco visibles ante los ojos de muchas a las actividades comerciales. personas de la comunidad. Johana Aguilar -coordinadora de un club En temas de participación y cultura, infantil de La Piñuela- expresa cómo el plan de desarrollo cultural de la el club se ha convertido en su línea comuna cuatro rescata la tradición profesional y el trabajo con los y las de la existencia de una bruja pero niñas se ha tomado su corazón y le no habla de dinámicas particulares ha demarcado un nuevo camino en la de algún grupo, aunque esta junta línea de formación política y ciudadana de acción comunal cuenta con para la infancia. Es importante semilleros de participación infantil pues que no sólo La Piñuela, sino y se tejen dinámicas de inclusión que muchos otros barrios ofrezcan a la población vecina en temas de alternativas para los niños y niñas en recreación, articulación, capacitación la idea de la construcción ciudadana entre otras cosas. Esto manifiesta la desde la participación. invisibilización de actores sociales que trasforman. En este sentido, se debe proponer estimular líderes y ofrecer


Febrero 2011/ Edición No 27

HISTORIA DE LOS BARRIOS

MIRANDA

Un barrio entre la educación, lo residencial y sus talleres aun hoy algunos sectores conservan nombres que responden mas a apodos cómo la calle sapotieso”. (Memoria y Plan de Desarrollo Cultural Comuna 4). La iglesia fue construida con plata de “empanadas” que hacían con Jiménez y Alicia Marín de Flores. En ese entonces, cuentan los vecinos que la vara de tierra valía 7 pesos. Este sector no contaba con servicios públicos que se pudieron conseguir luego con el trabajo comunitario, las tuberías al aire libre que tenían eran las que surtían el agua y estaban pegadas del sistema de acueducto legal de los barrios vecinos.

e cuenta desde la historia y lo S que recopila el plan de desarrollo cultural de la comuna 4, que los

terrenos del hoy barrio Miranda pertenecían a Juan de Dios Cook y sus herederos, quienes a su muerte lotearon el terreno y lo vendieron, cómo fue costumbre familiar a largos tiempos y bajo costos; los hijos de los Cook vendían los terrenos en el edificio la Ceiba del centro de Medellín. “Un familiar que vivía en Aranjuez me

Para los habitantes del sector que hoy ocupan el Jardín Botánico, el Parque Norte y el Parque Explora, ese era el territorio del antiguo bosque de la independencia. El problema de alcantarillado se solucionó mediante la organización comunitaria reforzando a los pobladores a unirse en comuna y ayudó para comprar aquí la tierra me logrando así la intervención necesaria costo $3100, cuando solo existía aquí para mejorar y construir la estructura Juan Bosco y Lourdes que era un or- del barrio. fanato. El barrio tiene por resolver Cuando dejaron el orfanato fundaron una problemática causada por el colegio, (Juan Bosco era la casa de el incremento de talleres y el los Cook) en esa época cambiaron macroproyecto de Moravia. Ha sido el nombre del barrio tomando el de necesario entrar en conciliaciones la Escuela Miranda que ahora es una con espacio público, los talleres están institución educativa de mucho reco- en las vías peatonales. nocimiento en el sector, sin embargo

Las prácticas culturales están signadas en su zona de relevancia. No se olvida la cercanía con el antiguo carretero que conducía hasta bello, fue un barrio agobiado por la violencia en otras épocas. Jorge Andrés Acevedo -joven de un grupo juvenil- dice que el barrio tiene sus cosas negativas y positivas. Resalta lo positivo cómo la Institución Educativa Francisco Miranda -uno de los referentes del barrio- que fue, inaugurada cómo colegio de calidad en el 2007,y se siente orgulloso de esta oportunidad que el Estado entrega con recursos públicos. Jorge fue representante estudiantil del consejo directivo de dicho colegio: “antes que estuviera el colegio se sentía un ambiente rural porque el diseño del colegio era antiguo, era más amañador; el colegio dentro del barrio significa mucho, independientemente sea de calidad o no”. El joven Acevedo cuenta muy orgullosamente y ve “bonito” el hecho de que los y las jóvenes de dicho colegio participaran cómo voluntarios en los Juegos Suramericanos; recuerda además en su barrio cómo Pablo y Ema eran dos personas invidentes, resaltando que fueron muy recordados por su carisma y alegría. Se puede rescatar del barrio la existencia de grupos deportivos, juveniles, scout; además la iglesia tiene un grupo juvenil.


HISTORIA DE LOS BARRIOS

Febrero 2011/ Edición No 27

ÁLAMOS, UNA TRADICIÓN HISTÓRICA 1920-1986 Mónica Yohana Aguirre Duque monicacmj@yahoo.es

La Señora María Moreno, viene de trabajar sacando arena del rió

1920 - 1945 Entre los años 1920 y 1945, el barrio Álamos Bermejal aún no había nacido del todo, solo existían unas 17 casonas con sus respectivas parcelas pertenecientes a los siguientes propietarios: Julio Restrepo Arango, Manuela Cardona (Manuelita), Carlos Fetonti, Blanca Estrada, Emilio Restrepo, Rubén García y Pedro María Gaviria Santamaría.

Las mujeres haciendo empanadas y chorizos para venderlos y recoger, dieron para la compra de picas y palas para abrir las calles en el barrio

En esta época, la zona era llamada “Pareja Bermejal”, incluso existía una plazoleta al frente de la entrada del antiguo manicomio, que todos los habitantes llamaban ¡Plazuela Bermejal! Los ayudantes -fogoneros, cómo se llamaba en ese tiempo a los cobradores del pasaje en camiónpregonaban en el centro de la ciudad y a lo largo del recorrido unas palabras que decían: ¡Aranjuez!, ¡Berlín!, ¡Plazuela Bermejal!, ¡Manicomio!

Para entonces el barrio contaba con iniciativas empresariales y comerciales bastantes vanguardistas para el nivel de desarrollo del barrio cómo lo era una empresa de levadura de cerveza montada por la Familia Restrepo García, un “caney” para secar café y hojas de tabaco, también abrieron un aljibe y construyeron un gran estanque, por medio del cual se le suministraba el servicio de agua a las pocas casas del sector.

El transporte era atendido por camiones de escalera y coches de tracción animal (caballos). Por esta época abundaban las zonas verdes, grandes y pequeñas casonas, con sus respectivas parcelas y mangas, diferentes sembrados y cantidades de árboles que le daban belleza y paisaje. En ese entonces se podía estar y dormir tranquilo. Las casas permanecían abiertas, pues nadie osaba robar, eran muy pocas las noticias de robos y cuando estos sucedían, se convertían en gran noticia que conmovía a toda la sociedad. La primera escuela, entre 1938 a 1945, funcionaba en una casona de propiedad del Señor Julio Restrepo Arango la cual se llamaba de igual forma que al propietario “Escuela Urbana de Niñas Julio Restrepo Arango”. En esta escuela se brindaban cursos de primero a cuarto de primaria.

1945 - 1952 Para esta época empezaron a aparecer los bares y cantinas de entretenimiento cómo el “El Acapulco”, “El Tropical”, Un grupo de hombres que empiezan a trabajar en abrir las vías del barrio Álamos, este sector es lo que hoy conocemos cómo carrera 52 “Las Camelias” entre otros. Cabe anotar que en el tiempo de auge c


Febrero 2011/ Edición No 27

HISTORIA DE LOS BARRIOS

de “Las Camelias” se formaban en las esquinas barras de muchachos entre los 20 y 25 años, estos eran llamados “patos” y en cuyo círculo no admitían menores de 20 años. Es de aclarar que “pato” se les decía en aquel entonces a los jóvenes que se dedicaban solamente a vivir de la charla y la conquista de aquellas mujeres hermosas, que por diversas causas se dedicaban a vivir en este sector, al margen de la sociedad.

Mangas de Álamos Bermejal 1970

Carrea 53 hoy conocida cómo 53 c. Evolución.

Por este tiempo ya era vecino del barrio el respetado Maestro Pedro Nel Gómez a quien todos admiraban por sus hermosas pinturas y por su peculiar forma de vestir, siempre acompañado de un maletín de cuero y una boina cubriendo su despoblada pero erguida y luminosa cabeza. Otro gran acontecimiento es el arribo del tranvía a Medellín, el cual prestaba el servicio desde el centro de la

Años más adelante Carrera 52 c, con capas de arena y gravilla, están preparando la vía para asfaltarla

ciudad hasta Berlín con un costo de 5 centavos. 1952 – 1970

Un niño contribuyendo a la construcción de la carrera 52c

En este periodo empieza a desarrollarse la primera urbanización real del barrio, los primeros proyectos de urbanización fueron realizados por la familia Rodríguez Fernández (Los Pichones); para el 10 de Agosto de 1950 en memorando 209 la oficina del Plano Regulador informa la aceptación de los planos y allí nace el nombre del Barrio Álamos Aranjuez. Durante esta época, el barrio vio pasar grandes líderes cómo María Cano, máxima líder femenina quien murió en casa de los Lotero y Tito Gallo, uno de los corredores que más historia hizo en el ciclismo nacional.

1970-1986 Para esta época empieza la construcción de las calles en el barrio, los habitantes armaron convites y salían a aportar cada uno en la construcción de sus calles. Esta misma dinámica de convites generó organización social y comunitaria en torno a otras problemática cómo la educación, salud, y la problemática sobre las escrituras públicas de los predios.La construcción de calles y cuencas inicia entonces una nueva etapa en la historia del barrio y con él, lo más importante una tradición de organización y participación que hoy consolida al barrio.

Calle 88 con Carrera 52c. Evolución.

1

2

Construcción y desembotellamiento de las aguas negras en la carrera 52 c buscando que les de con la calle 88.

3 1. Carrera 52 c. Evolución, 2. Carrera 52 b. Evolución, 3. Carrera 52 b con calle 89. Evolución.


HISTORIA DE LOS BARRIOS

Febrero 2011/ Edición No 27

EL LUGAR DONDE VIVO BARRIO EL BOSQUE Jennifer Rubio Loaiza jenniru1006@hotmail.com de nuevas infraestructuras, precisamente fueron los mismos habitantes quienes al ver la necesidad de vivir adecuadamente, fueron cambiando cartones y tablas por adobes y cemento”2.

o se trata de una historia de N cuentos de hadas, ni de Caperucita Roja en el bosque, es la historia de cómo pasa el tiempo dentro de un barrio con inicios algo perturbables, que a continuación conocerán.

Haciendo alusión a la famosa frase “caminante no hay camino, se hace camino al andar” del señor Antonio Machado, este artículo será un “abre bocas” a lo que fue y ha sido el barrio El Bosque desde sus inicios, aproximadamente en los años 30’. El Bosque1 hizo parte de Moravia y sus pobladores llegan apropiándose del espacio. Las primeras viviendas construidas aproximadamente en el año de 1953 eran de material desechable, imagínese usted, llegar a un lugar inhabitable, con el afán de construir rápidamente su casa ya que no tiene donde vivir, piense que no tiene nada, que solo cuenta con su familia y el apoyo de ésta y donde sólo encuentra más que unos cartones, tablas, tejas dañadas ó plásticos para construir un lugar donde pueda dormir.. ¿Qué haría? Los primeros pobladores del barrio El Bosque construyeron casas hechas de estos materiales, ¡podrá imaginarse la forma en que vivían! Pero así fue cómo comenzó todo “hasta el año de 1980 cuando se intervino en la construcción

Entre las relaciones con el estado, se vislumbraron diferentes problemáticas que no permitían presentar soluciones a problemas sino agraviarlos más. Piense usted que el gobierno llegue a su casa y le diga “Señor, usted no puede estar en este lugar porque es riesgoso y es un sitio no habitable”, así es, el gobierno veía a los pobladores, cómo ve actualmente a las personas desplazadas: cómo un problema3, pero así cómo usted no dejaría que le quitaran fácilmente su vivienda, aquellos pobladores, en su mayoría chocoanos, evitaron que esto sucediera y a partir de semejante “berraquera” finalmente el gobierno prestó atención a las situaciones allí presentadas y comenzaron a colaborarse mutuamente para beneficio de todos, hasta que el Una vieja frase dice que “recordar barrio se legalizó. es vivir”, pero en este caso conocer Por otro lado, la situación económica la historia del lugar donde usted que se vivía en el barrio, no era muy se encuentra viviendo es llenarse distinta a la actual, “no ha sido fácil de orgullo por todo lo que se hizo para ellos introducirse a la formalidad anteriormente para que precisamente del trabajo y en muchos casos aún prevalecen los negocios propios y el famoso “rebusque”. El rebusque económico es saber que para trabajar no hay que ir todos los días a una empresa y llegar a las 6 ó 7 de la noche cansado y con hambre, el rebusque es tener su propia “empresa” donde sale a la calle los días que quiera, a la hora que desee con una carreta llena de frutas con las cuales diariamente hace las paces para que ellas intenten verse bien y se puedan vender rápidamente, esto con el fin de subsistir frente a las necesidades que la vida ofrezca diariamente. Y así es cómo de generación en generación los trabajos de rebusque han sido uno de los aspectos relevantes y cotidianos en la economía del barrio a lo largo de su historia.

1 Hincapié Lopez, Jaime Fernando. Memoria y plan de desarrollo 2 Ibid p. 83 cultural de la comuna 4 Aranjuez. 3 Ibid.p. 84 Medellín. 2009.p 82

usted se encuentre allí. Las calles, las viejas casas, las casetas de trabajo, las caras de personas que llevan toda su vida viviendo allí, son hechos que marcan el presente.El bosque…. Un lugar con mucho que contar.


Febrero 2011/ Edición No 27

HISTORIA DE LOS BARRIOS

BARRIO BRASILIA

UN EJEMPLO ORGANIZATIVO DE LA COMUNA 4

Sus habitantes son privilegiados de tener en su barrio la plaza mercado y el centro de integración barrial “Las huellas que se dejan desde el pasa- caracterizado por su organización comudo, son frecuentes recuerdos que intervie- nitaria, ésta inclusive tiene uno de los nen en el presente”. En las mangas se mejores Centros de Integración Barrial vislumbraba parte de una ciudad en fuertemente establecido desde 1986, siencreciente desarrollo y cómo parte de do uno de los pocos que todavía quedan. éste, “surge (cómo extensión del barrio El CIB sirve cómo centro de relaciones eny organización del Campo Valdés) el barrio Brasilia”1, un tre los barrios vecinos 3. barrio que frecuentemente ha pre- barrio cómo tal” sentado sobresaltos en cuanto a su infraestructura, es decir, construcción Dentro de los hechos resaltantes en el barrio, se encuentran dos muy espede calles y urbanización de casas. cíficos que sucedieron hace algunos “Aproximadamente en los años 70’ años, el primero dentro de la historia, llega una de las marcas territoriales fue la “ausencia de escuelas en el sector en insfuertes para este barrio con la cons- que obligó a los niños a estudiar 4 , esto de altituciones de otros barrios” trucción de la plaza de mercado, donde inicialmente también funcionó un guna manera ha afectado la formación COMFAMA”2. Por otro lado se inau- académica y los procesos de vinculagura la cancha en 1979, convirtiéndo- ción al estudio, pero a medida que se así en uno de los epicentros más fue pasando el tiempo, los procesos importantes en cuanto a la recreación organizativos del barrio pensaron en y fomentación de grupos. Dentro de soluciones eficaces para dicha probleestos grupos cabe resaltar la corpo- mática. ración Banda Marcial Brasilia, la Defensa Civil que se encuentra ubicada “La segunda fue una problemática de seallí desde hace 34 años aproximada- guridad dentro del barrio, dificultad que se ha presentado a lo largo de la histomente, grupos de la tercera edad, la ria de éste; la conformación de bandas asociación cultural prado Brasilia, etc. delincuenciales que afectaron fuertemente convivencia sana y seguridad de la “Según sus pobladores, Brasilia se ha la comunidad; dicha problemática no permitió ni siquiera que el propio estado 1 Hincapié López, Jaime Herlograra intervenir efectivamente. Se nando. Memoria y plan de desarrollo presentaron bandas cómo El Hueco, El cultural de la comuna 4 Aranjuez. Medellín. 2009. P 74 2 Ibid p,75

3 4

Ibid.p 75 Ibid.p. 79

Brasilia es conocido por sus clásicos torneos de fútbol Chispero, La Deivis y la Terraza, esta última tuvo un gran impacto negativo para la división de territorios no sólo del barrio sino de toda la comuna nororiental”5. Actualmente la Junta de Acción Comunal tiene representante de cada uno de los sectores del barrio, mostrando así la importancia que tienen los procesos de la comuna para cada uno de sus habitantes.

Resaltar la importancia de trabajar en equipo, de luchar por una comunidad y realizar procesos que les convengan a todos, han sido y son propósitos que el Barrio Brasilia siempre ha tenido cómo prioridad.

Bibliografía de los artículos HINCAPIE, López. Jaime Hernando. Memoria y Plan de desarrollo cultural de la comuna 4 Aranjuez. Medellín. 2009. P. 74.75.77.79

Parroquia San Antonio María Claret 5

Ibid. P. 77


HISTORIA DE LOS BARRIOS

LAS MANGAS DE BERLÍN

Febrero 2011/ Edición No 27

LOS JUEGOS EN LAS MANGAS DE BERLÍN:

ntre Campo Valdés y Aranjuez, E existían las famosas mangas de En los mese de enero y agosto por Berlín, la parte de Aranjuez y Berlín

el tiempo de verano y de viento, era con la de Campo Valdés la dividía una común ver en las mangas a la gran quebrada que pasa cerca a la escuela de muchachada del barrio dedicada a ciegos y sordomudos. elevar COMETAS; el espectáculo era hermoso, el firmamento se veía copado Era el lugar donde acudían las familias de cometas de diferentes colores y a sus famosos paseo de olla; padre y diferentes gustos, las había redondas, madre de familia en compañía de sus cuadradas, papagayos, aviones. hijos y muchas veces de sus vecinos llegaban allí los días dominicales, Los juegos en las calles eran muy de la llevando consigo el almuerzo en la época, a cada muchacho no nos podía olla más grande de la casa. No faltaba faltar en el bolsillo un trompo para el envuelto en la olla más grande de la jugar, tampoco podían faltar las bolas casa, ni tampoco el envuelto o tamal en de cristal, éstas eran los tormentos de hoja de plátano. Y mientras los mayores las mamás ya que debido a esto debían dialogaban o jugaban cartas, dominó o remendar los bolsillos frecuentemente, parqués, los muchachos se dedicaban a se jugaba al pipo y cuarta, al ollito y sus juegos, unos a las cometas, otros al quien ganaba pagaba al contendor con juego de balón o de pelota; se jugaba a bolas de cristal. Y no se pueden dejar “la chucha”, al escondite, con lazos se atrás los corozos que también tenían su organizaban e improvisaban columpios puesto principal en la indumentaria las y el famoso trencito amarrados unos y los chicos de la época. Las mangas detrás de otros. de Berlín eran el lugar de referencia de cualquier habitante de la Comuna, Y cuando la tarde iba cayendo se fueran niños jóvenes adultos o viejos, regresaba en completa armonía a las pues este era un espacio de encuentro casa, después de haber disfrutado de un para compartir con su familia, amigos y día de campo en las mangas de Berlín; vecinos, por esto es importante hoy traer porque no existían Comfamas, ni Parque a la memoria los hermosos recuerdos Norte, ni Zoológico, ni Estadio, existían vividos en las mangas de Berlín. únicamente las mangas de Berlín.

LOS CARROS DE BESTIA Paula Andrea Aguirre Duque paulaguirred@gmail.com

uien, que los haya conocido po- o cargar la comida que se le daba en Transportaban toda clase de sentaba en un pescante más amplio y Q drá olvidar los carritos de bestia? los momentos de descanso, que no mercancías, desde que los productos diferente del de los carros de bestia. Eran pequeños, alegres, raudos para eran otros que aquellos de cargue alimenticios cómo mercados para su condición, muy maniobrables. Los había de dos clases, el típico común y corriente de dos ruedas de madera y una plataforma también de madera, que merced a tres compuertas removibles se convertía en una especie de volco, donde viajaba segura la carga que se podía regar por el camino, con el ajetreo del subir y bajar de las faldas y cañadas que tenia la ciudad en ciernes, al suave paso del animal. Entre el volco o la plataforma y el lugar en donde iba el caballo, había instaladas dos tablas con un ancho de unos treinta a unos treinta y cinco centímetros, las cuales servían para llevar al conductor, que en esos tiempos se llamaba carrero, cuando él quería ir sentado, y daba para que fueran hasta otros dos acompañantes. Debajo del carro y colgado al pie del eje que unía los cubos de la ruedas que eran metálicos, se colgaba un balde que servía para bañar al animal

o descargue, o cuando se estaba esperando a algún cliente, lo cual no excluía que el carrero, cuando veía una buena porción de forraje a la vera del camino le permitiera a su bestia el disfrutarla, y él se tomaba la molestia de cortar lo suficiente para llenar el balde, con destino al próximo descanso.

familias, bultos o sacos de arroz, café, harina de trigo , azúcar, hasta materiales de construcción, cómo adobes, arena, tierra de boñiga, escombros, tubos de acero, varilla de hierro, puertas, ventanas, etc. Prácticamente todo lo que hoy se transporta en automotores, era transportado por esos carritos.

Las cargas que llevaban estos carritos eran increíbles. Generalmente los dueños querían a sus animales y solo les obligaban a llevar cargas que no rebasaran los límites de sus fuerzas, y cuando se excedían, el mismo carrero aportaba su musculatura a la del caballo para descansarlo un poco. Pero también había quienes generalmente por no ser los dueños del animalito, los sobrecargaban, y a latigazos los obligaban a tirar y tirar, hasta que caían reventados, pero esto no era lo usual.

El otro tipo de carro era el lechero. Este también era tirado por un caballo y sus carreros, pese a que no era de ellos sino de la empresa, los cuidaban con cariño y no los maltrataban, defendian de los chiquillos que ocasionalmente las tomaban con ellos, más por travesura de la edad que por maldad. La carreta era diferente pues era cubierta y estaba dividida en dos compartimentos separados por una especie de corredor mínimo, que iba de una a otra de las dos puertas que tenía, una a cada lado el conductor se

La capacidad de transporte era mayor pues la carga se distribuía entre cuatro ruedas que, unidas por dos ejes flanqueaban las dos puertas laterales. Estas carretillas estaban provistas de una campanilla que les servía para anunciar su presencia a la clientela, la cual acudía por la leche del día, verdadera leche pasteurizada y sin descremar.


Febrero 2011/ Edición No 27

HISTORIA DE LOS BARRIOS

IGLESIA EL CALVARIO: MONUMENTO ARQUITECTÓNICO NACIONAL a Parroquia El Calvario, reconocida L por sus festividades religiosas, es un templo declarado patrimonio arquitectóni-

iglesia, jugábamos futbol y beisbol; nosotros le decíamos que no teníamos donde jugar” agregó Jaime Herrera del barrio Campo Valdés con su mirada sonriente. La gente recuerda que la iglesia estaba rodeada de mangas al igual que el sector, que habían teatros al frente de la iglesia y que era un lugar muy concurrido por todos los vecinos, más que todo los fines de semana, en el que los niños y las niñas en compañía de sus familias necesitaban recrearse.

co nacional hace 18 años cuando el templo tenía 50 en la época en que gobernaba cómo alcalde Luis Alfredo Ramos. El pastor arzobispo Héctor Rueda en 1992, celebró los 50 años cuando el templo estaba en proyecto de congreso para volverlo patrimonio de la nación. Hoy en día, el templo tiene 68 años y conserva sus festividades, pero lamentablemente esta octava maravilla poco a poco cada vez se deteriora más a medida que el tiempo pasa. Las personas insisten mucho con la restauración de la iglesia y la reconoCon un saludo del Papa Juan Pablo II cen cómo patrimonio nacional: “debepor sus 50 años celebrados en 1992, rían tenerla mejor conservada, el párroco cuando Medellín estaba por termi- recibió una carta del gobernador diciéndole nar su oleada fuerte de violencia, la que había propuesto un presupuesto para majestuosa Iglesia El Calvario hizo arreglarla pero no, lo que se hace es que el historia en sus 50 años. Este templo padre con lo que recoge arregla goteras y eso, hace honor al calvario; se caracteriza pero no, la iglesia no tiene con que” aportó por recibir a toda la población de An- una de las vecinas del barrio mientras tioquia y de otras partes del mundo tocaba su cabello. ¿Será que este patripor sus llamativas procesiones y otras monio algún día verdaderamente va a fiestas que llenan de orgullo no sólo estar en la mira del estado? a quienes habitan cerca, sino a todos los medellinenses que no se pierden de dichos espectáculos de fe. Se considera el segundo templo más grande del mundo construido en ladrillo cocido, después de la Basílica Metropolitana. La influencia de este templo en la martirizada zona nororiental de la ciudad ha sido bien significativa, en la historia de los abuelos que frecuentan los negocios que rodean la parroquia se dice que es la madre de más de 40 iglesias de la ciudad de Medellín. El imponente patrimonio arquitectónico nacional cuenta con majestuosos altares en mármol italiano sobrio que sobresale ante muchos otros monumentos por su belleza. El terreno donde se encuentra el templo fue donado por doña Elisa Arango de Cock, además del sitio donde se encuentra el parque. El primer arzobispo fue el excelentísimo señor Joaquín García Benítez, quien sentó las primeras piedras bases de la fe en la comunidad; los recuerdos en las tertulias callejeras mientras el atardecer cae y los labios saborean el delicioso tinto que cerca se puede conseguir, los habitantes dicen que antes era muy lindo recordar su infancia: “Monseñor Betancourt no nos dejaba jugar, salía con un pito detrás de nosotros y nos echaba la policía diciendo que profanábamos el osario, nos correteaba porque jugábamos al frente, cómo no habían canchas ahí, utilizábamos la mitad de una calle en medio de la

Es famosa por la celebración de la Semana Santa y la vistosidad de sus fiestas religíosas


HISTORIA DE LOS BARRIOS

Febrero 2011/ Edición No 27

Historia y curosidades de nuestros barrios ¿SABÍAS QUE? ¿En los años 40 Medellín se llamaba Sodoma y Gomorra? En los años 40, Medellín se llamaba Sodoma y Gomorra, porque de acuerdo con editoriales de la prensa en la época, de diarios cómo La Defensa o El Colombiano, manifestaban preocupación por asuntos de la moral pública, según ellos, porque Medellín estaba dominada por la vagabundería, debido a las nueve zonas de tolerancia que tenía una ciudad tan pequeña para ese momento, entre ellas, Guayaquil, Lovaina, La Bayadera, La Palma y La Toma.

Medellín era una ciudad pecaminosa, pero absolutamente atractiva para personajes cómo Calibán, cronista de El Tiempo, que decía que a Medellín se entraba por un prostíbulo, asunto que causaba un gran escozor en la sociedad. Ahora, estos sitios también tenían otros atractivos, cómo lo que fue El Ventiadero en Lovaina, donde la gente podía ir a disfrutar de la mejor carne asada o el famoso Patio del Tango de El Gordo Aníbal que, inicialmente, estuvo en la Calle Amador y después en el Barrio Antioquia, con sus picadas, sus asados y su show de Tango, un sitio obligado en los recorridos de Medellín.

¿SABÍAS QUE?

los Pinzón, persona que perteneció al centro cívico Ricardo Olano y quien ¿En Campo Valdés y Manrique existió también se preocupó mucho por el un servicio de Telégrafo y Tipografía? progreso del Barrio. Seguramente hoy son pocas las personas que recuerdan que en Campo Valdés y Manrique existió una oficina de Telégrafo y Correos, gracias en ese tiempo a las gestiones de Don José Bocanumen se pudo contar con ese servicio hasta el año de 1956, fecha en la cual no se sabe el por qué fue levantado este servicio del barrio.

¿SABÍAS QUE? ¿Las calles en sus inicios fueron fundadas por líderes habitantes de los barrios?

En la décadas del 70 fue fundada la carrera 48 por el Señor Carlos Pinzón, conjuntamente con Don José Palacio, Don Pedro Ochoa y Doña Mercedes Tipografía: Campo Valdés contó con Restrepo. una tipografía en la plaza o más bien en el marco de ella, en la calle 78 con ¿SABÍAS QUE? Publicado por Medellín al la carrera 48, propiedad de Don CarDerecho y al Revés. ¿El reconocido ciclista Martín Emilio “Cochise” vivió en la Comuna? Martin Emilio Rodríguez “Cochise”: Este personaje, ex concejal de Medellín y ciclista reconocido mundialmente, vivió desde pequeño en la carrera 47 con calle 80, estudió en la Escuela Miranda y Alfonso López y allí, trabajando en una farmacia cómo ciclista, empezó su vida deportiva.

¿SABÍAS QUE? ¿En el barrio Campo Valdés en el año de 1947, se estrelló un avión? Don Bernardo Vélez, residía en la carrera 50 con calle 76 en el año de 1947, cuando a la una de la tarde se sintió un ruido potente, un avión comercial de Avianca, había caído sobre la casa de Don Bernardo Vélez; el barrio corrió a prestar auxilio, murió un hijo de Don Bernardo, el piloto, el copiloto y quedaron tres hijos del señor Vélez heridos de gravedad, la casa destruida y el pánico, quedó entre los habitantes del barrio Campo Valdés por mucho tiempo.

Tomado de: Historia de mi Barrio Campo Valdés


Febrero 2011/ Edición No 27

HISTORIA DE LOS BARRIOS

¿SABIAS QUE?

Martin Emilio Rodríguez “Cochise”:

de estos lotes. El nombre de Manrique se lo dio don Antonio J. Álvarez ¿En 1947 existía una Unión Femenina en gratitud con el médico bogotano JUAN EVANGELISTA MANRÍQUE, en el barrio de Campo Valdés? quien le había prestado sus servicios En 1947 existió en Campo Valdés una profesionales a él y su familia. Unión Femenina de Campo Váldes que presidía Doña Margarita Jarami- ¿SABÍAS QUE? llo, educadora y líder cívica y política; contaba con 220 integrantes, damas ¿La famosa Bomba de Gasolina de Pade reconocida laboriosidad y espíritu los Verdes era una estación del tranvía emprendedor que pretendían hacer de Medellín? campañas de aseo y fomentar la solidaridad, en procura de darle una me- El tranvía se inauguró en el año 1923, jor imagen a Campo Valdés y rescatar la estación principal estaba localizalos valores que se estaban perdiendo da donde hoy está la denominada por el influjo del vicio, la droga y el “Bomba de gasolina de palos verdes”, poco respeto a la vida. cuando el tranvía llegó al barrio, se convirtió en su alma, además, en un excelente negocio para los urbaniza¿SABÍAS QUE? dores, que veían cómo los precios de los lotes y propiedades subían. ¿El barrio Berlín era un Corregimiento?

¿SABIAS QUE?

Para el año 1917 el Barrio Berlín era un corregimiento, hasta que en el año 1938 el honorable Concejo de Medellín lo declaró barrio de la ciudad.

¿SABÍAS QUE? Representación del avión que se estrello en el barrio Campo Valdés en 1947

¿El nombre del barrio Manrique es un homenaje al apellido de un médico? Para 1923, el barrio Manrique se caracterizaba por sus tierras baldías, sin dueños; luego se fundó la sociedad Cook Hermanos, cuyos integrantes eran Antonio J. Álvarez y Manuel J. Álvarez, quienes se dedicaron a la venta

Este es uno de los tranvías que circulaban por la estación de Palos Verdes

¿El barrio Las Esmeraldas se llamaba Barrio Las Cruces? Lo que hoy es conocido cómo el barrio Las Esmeraldas, hace 50 años eran prados deshabitados, la mayoría de éstos pertenecían a la familia Cook, ellos fueron vendiendo algunos terrenos y otros los regalaron, también era llamado el barrio de Las Cruces, según recuerda doña Aracelly Gutiérrez de Herrera: “al barrio se le conocía cómo Las Cruces, porque no había luz y la gente se pegaba de la energía de otros barrios, entonces hacían cruces de palo y pasaban los cables para que la luz llegara a sus casas.

"Cuando las y los ciudadanos habitantes de un territorio, conocen su historia, crece la posibilidad del desarrollo de este, porque a través del conocimiento y reconocimiento de la historia se generan procesos identitarios que permiten cambios sociales y culturas que generan hitos históricos. Por esto te invitamos a que sigas consultando sobre la historia de tu territorio, tu comuna, tu barrio, para que lo sientas tuyos y luches por ellos"


HISTORIA DE LOS BARRIOS

Febrero Febrero 2011/ 2011/ Edición Edición No 27 No 27

Lovaina Del lupanar al inquilinato Juan Fernando Hernández juferh@yahoo.com

odavía hoy, mencionar la calle T Lovaina, del barrio San Pedro, hace persignarse a las señoras ”bien”

Del lupanar al inquilinato. Los travestis que rondaban en el sector se hicieron más visibles al finalizar la década de los sesenta. No obstante fue en la década de los ochenta que se multiplicaron los burdeles de travestis, en parte porque la clientela de sicarios y traquetos los preferían con frecuencia, antes que a las meretrices. Pequeños narcos crearon lupanares para poder expandir su micro tráfico de alucinógenos entre los clientes.

de Medellín, y ocultar una mal disimulada sonrisa a los señores que buscaron abrigo en la piel de las putas o de los travestis, en aquéllos viejos lupanares iluminados con bombillos rojos, que olían a brandy y a palo santo. 1.850-1920: Sitios de memoria. Entre 1850 y 1920, las familias y parejas de novios pasaban las tardes calurosas en las mangas del sector, al lado de sus charcos y quebradas. Allí se expendía licor de forma ilegal, que por ser artesanal era perseguido por los “serenos”, como se llamaba a la policía hasta finales del siglo XIX. Varias personas de familias pudientes de Medellín, se dieron a la tarea de construir el cementerio San Pedro en esas mangas, el que fue inaugurado en 1845. Años más tarde, en 1913, paralelo a la inauguración del Bosque de la Independencia (hoy Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe), se acrecentó la construcción de viviendas en los alrededores del cementerio, dando origen al barrio Pérez Triana, hoy conocido como el barrio Lovaina, pero cuyo nombre real es el de San Pedro.

prendedoras empezaron a ofrecer el servicio de compañía sexual femenina para señores y señoritos ricos. Como la “La madame” parisina, la emprendedora paisa reclutaba mujeres jóvenes sin hijos, o “caídas en desgracia”; es decir, madres solteras, la mayoría venidas de provincia, y las adiestraba en el fino arte de encoñar a los clienA finales de la segunda década del si- tes. glo XX, la Administración Municipal y la Sociedad de Mejoras Públicas, de- En los burdeles, o casas de citas, las cidieron darle el nombre de Lovaina noches se pintaban de tertulia y de a la vieja calle Tucumán del entonces lectura de poemas. Personajes de la barrio Pérez Triana, quizás porque la vida pública de la ciudad y del país cercanía al nuevo Bosque de La Inde- fueron clientes asiduos de estas casas. pendencia, ameritaba darle un toque francés a la zona. Con la aparición de Este periodo bien puede ser recordaEl Bosque, aumentaron los sitios de do como “la bella época”, esplendor expendio de licor en los alrededores, que popularizó a Lovaina y le trajo un los que eran frecuentados por hom- relativo progreso, fruto de los ingrebres solteros y casados, deseosos de sos obtenidos por los oficios de bajo evadirse de la asfixiante moral bur- vientre de las mujeres. guesa de la naciente ciudad. Algunas casas de placer fueron llama1930-1950: Un pequeño Paris de La Be- das “colegios” atendidas por jovencitas denominadas “colegialas”. En la lle Époque. mayoría de estos burdeles se contraA finales de los años veinte, en algu- taron jóvenes afeminados, los cuales nas de las casas construidas en el ba- contribuían al mantenimiento de las rrio Pérez Triana, en especial las de casas y a los servicios personales de la calle Lovaina, algunas señoras em- las meretrices.

A mediados de los años setenta hizo su aparición el “bazuco” en la ciudad, con su inmenso poder de producir adictos dispuestos a todo para saciar su dependencia, lo que acelero aún más el deterioro de Lovaina.

1950-1975: Bikini y “teta voliada” En 1951 el alcalde de Medellín, el señor Luis Peláez, ordenó el cierre de todas las casas de placer del barrio, y de otros sectores de tolerancia, como Las Camelias y La Bayadera. Mediante el decreto 517 se dispuso que Medellín tuviese un solo lugar de tolerancia al sur de la ciudad, en el barrio Antioquia. Para allá migraron algunas matronas de burdel y su séquito de trabajadoras sexuales; sin embargo, algunas casas siguieron atendiendo a su clientela a puerta cerrada. Pero ni el barrio Antioquia ni Lovaina volverían a ser los mismos. A partir de la década de los cincuenta se incrementaron los conflictos en el sector, debido a la violencia bipartidista que se incrustó en la ciudad. Además, el aumento de la población trajo consigo altas tazas de desempleo. A principios de los años sesenta, la imagen de prostitutas atendiendo la clientela en bikinis o con sus senos al descubierto, anunciaban el ocaso de los tiempos del glamour y el refinamiento de la prostitución de Lovaina.

Hoy el sector es ocupado por lavaderos de taxis, casas de inquilinatos y unos pocos burdeles de travestis. Los lupanares de mujeres cerraron sus puertas en la década de los ochenta y se convirtieron en inquilinatos, administrados por viejas meretrices y travestis arrugados y nostálgicos, cuyos encantos sucumbieron, igual que los bombillos rojos, al paso atronador de las retroexcavadoras que le abrieron paso al Metro de la ciudad.

Fuente: Orozco Guarín Carlos Andrés. Inicio Esplendor y Ocaso de la prostitución en Lovaina. 1925-1950. Tesis de grado para optar el titulo de historiador. Universidad de Antioquia. Medellín 2005. Cortesía Revista Conexión Edición Diciembre de 2010.

Periodico la pupila Edición 27  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you