Page 1

102

n

[15.10.06]

elpoemaseminal

césar moro, traductor de pierre reverdy (I)

atisbos C VE ER RD DY Y ((II)) CÉ ÉSSA AR RM MO OR RO O,, T TR RA AD DU UC CT TO OR RD DE EP PIIE ER RR RE ER RE EV R Riiccaarrddoo H Heerrnnáánnddeezz E Ecchháávvaarrrrii

P

ara Max Jacob, aún más que Apollinaire con todo y sus fanfarrias bélicas y experimentos caligráficos, es Pierre Reverdy el poeta de la 1a. Gran guerra”, y dice eso a sabiendas que las épocas de guerra son grandes épocas para el arte. Para comprender la relevancia de Reverdy tenemos que pensar en el estado en que se encontraba la poesía antes de la guerra, sobre todo con el defaut del parnasianismo. Entre los descendientes de Laforgue para quienes el pensamiento era el elemento a buscar y los descendientes de Rimbaud que creían en la exaltación lírica, la poesía de Reverdy diversifica los caminos de la nueva sensibilidad: la poesía es arte de creación y no de reproducción o de interpretación. Es Reverdy -y no Huidobro, quien funda su creacionismo a partir de aquella idea axial- el primero que dijo que la poesía “debe huir de la imitación fiel y “con el conocimiento de todos los sentimientos, como elementos, crear una emoción nueva y puramente poética”. En 1917 Pierre Reverdy funda Nord-Sud, emblemática entre las revistas de vanguardia. De modesta presentación, el primer número apenas tiene 6 páginas, el nombre del director no aparece en ninguna parte y solamente se señala que la correspondencia debía dirigirse a “rue Cortot 18” (la dirección de Reverdy). Las proclamas de Nord-Sud eran firmadas por Reverdy y por Dermee (este último escribió el manifiesto literario que apareció en el primer número bajo el título de “Quand le symbolisme fut mort”). La revista reuniría a los pintores cubistas como Pablo Picasso o Juan Gris con los poetas modernos como Max Jacob y Paul Dermee. Iba a reunir también a dos de los grandes poetas modernos: Apollinaire -con su lado luminoso, lúdico, capaz de hacer de lo cotidiano un acontecimiento poético- y Reverdy -oscuro, sumergido en las vivas aguas vitales: “Yo soy oscuro como el sentimiento”. En poesía moderna Reverdy se aleja del simbolismo e inventa el poema plástico. Lo dice Jacob: “él pone aquí un azul, un rojo, allá un ritmo, y una especie de verso, más allá un verso completo (!oh no, un verso clásico, casi tiene el mismo horror!)” y hace un poema como si pintara un cuadro. No es que la enseñanza de Mallarmé no tuviera influencia sobre él, al contrario, como el autor de A coup a des él empleaba las palabras indispensables, no desdeñaba el sistema de blancos y el silencio en torno, pero el poema ya no era un developpement sino una síntesis. Tal poema sólo podía resolverse mediante una especie de collage poético: la imagen y su rotación, la voz y su polifonía, el orden y su fragmentación. En el centro de la poesía de Reverdy está la imagen poética que él ayudó a dilucidar para la poesía moderna: “La imagen es una creación pura del espíritu. Ella no puede nacer de una comparación sino de una aproximación de dos realidades más o menos lejanas”. Tal


imagen la hacen suya los poetas cubistas y un poco más tarde los surrealistas -“Reverdy es surrealista en la imagen”, dice Breton en el segundo manifiesto. Su idea no es sólo el descubrimiento de un procedimiento formal, sino la puesta en escena actual de lo que Octavio Paz llamó la “tradición analógica” que, en la poesía moderna, reúne, entre otras, las voces de Blake, Baudelaire, Rimbaud o Lautreamont.

P PE EQ QU UE EÑ ÑA AA AN NT TO OL LO OG GÍÍA AD DE EP PIIE ER RR RE ER RE EV VE ER RD DY Y C Cééssaarr M Moorroo

E

n el umbral de la poesía la musa aterida alumbra la senda obscura abierta de mano inmemorial en la umbrosa floresta. ¿Es la nuca o la luna? La luna nocturna preside. La luna sangrienta, la luna parda, la luna amarilla. Irrumpe el reino de la melancolía, de la piedra de melancolía, del árbol de melancolía, de la guarida de melancolía. La sangre, el deseo, la acción, el futuro, la vida, la muerte, melancolía. Sin brazos, sin ojos, sin hojas, sin ramas, sin árbol, sin boca, sin dedos, sin tránsito el bosque de melancolía. El ruido, el murmullo, el susurro, el gorjeo, el rescoldo, la torre, la llama, la sombra, las voces, el agua, los días, el reloj, el cierzo, el golfán, la leña de melancolía. La espesa columna de humo, los ojos de sombra, los cendales agobiadores de aquel alarido de hora incalculable, tan de mañana que apenas crecía envuelto en ráfagas de noche recorre la bóveda celeste, la bóveda calcárea del bosque fraticida con los ojos desplumados y caídos sobre el banco perlífero perdido en la herrumbre. El mar invisible, inaudible, ausente baña el orto que el banco perlero proyecta en las manos cortadas del guardián acéfalo que gime en la arboleda y cierra las rejas de melancolía. El más grande poeta viviente, el solitario, el pájaro de la melancolía. * Vano sería invocar la premura del tiempo disponible, la dificultad de la poesía, de esta poesía sobre todo, clara como la luz, sencilla como el aire, para disculpar las imperfecciones fatales inherentes a tan ardua traducción. El encanto de la poesía severa, ascética, de Reverdy es totalmente interno, anímico. Poesía que vive su mundo intransferible casi de una a otra lengua. Quizás equivocadamente preferí aprovechar la oportunidad para dar a conocer a poeta tan excelso, tan señero y particular, al público hispanoamericano. Antes creo que, aisladamente, se haya producido el fenómeno pero, en todo caso, no sé que exista semejante intento ambicioso de pequeña antología; la selección ha sido condicionada, en parte, por la menor o mayor factibilidad de los poemas a una versión española. Que desde su retiro de Solesmes el Poeta simpatice, si

elpoemaseminal 102/ 15 octubre, 2006/2


llega a conocerlo, con este fervoroso homenaje de rendida admiración, de amor filial, es mi mayor aspiración, mi cabal deseo. El milagro que debe de producirse será obra del Poeta. No quiero retardar la taumaturgia. La circulación de la sangre de tan sublime poesía se basta a sí misma para operar las ósmosis, transfusiones y transfiguraciones requeridas. Si el soplo vivificante de Reverdy logra atravesar el follaje de la lengua torpe de mi traducción quedaré ampliamente satisfecho y juzgaré tal acción como parte compensatoria del destierro que vivimos en esta prisión mortal del Perú. Gloria al Poeta en la tierra, en el aire, en el fuego y que el tormento sea con nosotros para poder asimilar los altos alimentos

testimonios LE VENT ET L’ESPRIT C’est une étonnante chimère. La tête, plus haut que cet étage, se place entre deux files de fer et se cale et se tient; rien ne bouge. La tête inconnue parle et je ne comprends aucun mot, je n’entends aucun son -bas contre terre. Je suis toujours sur le trottoir d’en face et je regarde; je regarde les mots qu’emporte le vent; les mots qu’il va jeter plus loin. La tête parle et je n’entends rien, le vent disperse tout. O grand vent, moqueur ou lugubre, j’ai souhaité ta mort. Et je perds mon chapeau que tu m’as pris aussi. Je n’ai plus rien; mais ma haine dure, hélas plus que toi-même. [Poemes en prose, 1915]

EL VIENTO Y EL ESPÍRITU Es una quimera extraordinaria. La cabeza, más alta que aquel piso, se ubica entre los dos alambres y se arrellana y se mantiene, nada se mueve. La cabeza desconocida habla y no comprendo una palabra, no oigo un sonido abajo contra la tierra. Estoy siempre en la acera de enfrente y miro; miro las palabras que va a arrojar más lejos. La cabeza habla y no oigo nada, el viento dispersa todo. Oh gran viento, burlón o lúgubre, he deseado tu muerte. Y pierdo mi sombrero que

también tomaste. Nada tengo ya; pero dura mi odio ¡ay más que tú mismo¡

ENVIE Vision bariolée et delicate dans sa tête, tu fuis la mienne. Il possède les astres et les animaux de la terre, les paysans et les femmes pour s’en servir. L’Ocean l’a bercé, moi la mer, et c’est lui qui a reςu toutes les images. Légerèment, il effleure les dépouilles qu’il relève, tout s’arrange et je sens ma tête lourde qui écrase les frêles tiges. Si tu cru, destin, que je pouvais partir, il fallait me donner des ailes.

Poemes en prose, 1915

ENVIDIA Visión abigarrada y tenue en su cabeza, huyes de la mía. Posee los astros y los animales de la tierra, los campesinos y las mujeres para servirse de ellos. Lo ha mecido el Océano, a mí el mar, y fue él quien recibió todas las estampas. Roza ligeramente los despojos que encuentra, todo se ordena y siento mi cabeza pesada que aplasta los frágiles tallos. Si creíste, destino, que podría partir me hubieras dado alas.

PLUS LOIN QUE LA A la petite fenêtre, sous les tuiles, regarde. Et les lignes de mes yeux et les lignes des siens se croisent. J’aurai l’avantage de la hanteur, se dit-elle. Mais en face on pousse les volets elpoemaseminal 102/ 15 octubre, 2006/3


et l’attention gênante se fixe. J’ai l’avantage des boutiques à regarder. Mais enfin il faudrait monter ou il vaut mieux descendre et, bras dessus, allons ailleurs où plus personne ne regarde. Poemes en prose, 1915

MÁS LEJOS QUE ALLÁ En la ventana pequeña, bajo el tejado, mira. Y las líneas de mis ojos y las líneas de los suyos se cruzan. Tendré la ventaja de la altura, se dice a sí misma. Pero enfrente cierran las persianas y la atención incómoda se inmoviliza. Tengo la ventaja de tiendas que mirar. En fin, sería preciso subir o vale más bajar y, brazo con brazo, vámonos fuera donde nadie nos mire.

DES ÊTRES VAGUES Une honte trop grande a relevé mon front. Je me suis debarrassé de ces encombrantes gueniles et j’attends. Vous attendez aussi mais je ne sais plus quoi. Pourvu que quelque chose arrive, Tous les yeux s’allument aux fenêtres, toute la jalousie de nos rivaux recule au seuil des portes. Pourtant s’il n’allait rien venir. A présent je passe entre les deux trottoirs; je suis seul, avec le vent qui m’accompagne en se moquant de moi. Comment fuir ailleurs que dans la nuit. Mais la table et la lampe sont là qui m’attendent et tout le reste est mort de rage sous la porte. Poemes en prose, 1915

SERES VAGOS Una vergüenza demasiado grande ha erguido mi frente. Me despojé de aquellos embarazosos andrajos y espero. Esperáis también pero no sé ya qué. Con tal de que algo pase. Todos los ojos salen a las ventanas, los celos de nuestros rivales retroceden al umbral de las puertas. Sin embargo, si nada fuera a suceder. Ahora estoy entre las dos aceras; estoy solo, con el viento que me acompaña burlándose de mí. A dónde huir sino en la noche.

Mas la mesa y la lámpara están ahí esperándome y todo lo demás ha muerto de rabia bajo la puerta.

L’AIR MEURTRI Il fait si chaud que l’air vibre et que tout bruit devient assourdissant. Des meutes de chiens féroces aboient. Par les fenêtres ouvertes, les cris des femmes rivalisent avec cette fanfare barbare. Le froid a de la peine à geler ces paroles. Si les oiseaux se taisaient, si les chiens étaient morts… Un moment les jardins sont calmes et tout s’endort; mais bientôt le terrible buit recommence. Ce sont les appels du soleil y chacun y répond avec exuberance. Quelques êtres muets qu’on accable ne peuvent protester ni se venger. Le bruit souverain les opprime. Dans le fumées, par-dessus les toits qui s’en préservent seuls, j’aurais fait tournoyer ma tête comme un grelot sans pois au bout d’une fincelle, La vitesse ouatée jusqu’aux nuages et permettre au ruisseau de murmurer tout seul! Le ciel est descendu, on refermé les fenêtres et les bouches sont closes. Après la chute des feuilles les oiseaux même n’osent plus gazouiller. Il fait si froid. L’hiver c’est l’intervalle du silence. Poemes en prose, 1915]

EL AIRE ADOLORIDO. Hace tanto calor que el aire vibra y que todo ruido se vuelve ensordecedor. Jaurías de perros feroces ladran. Por las ventanas abiertas los gritos de las mujeres rivalizan con la fanfarria bárbara. El frío pena para helar aquellas palabras. Si los pájaros se callaran, si las mujeres se callaran, si los perros estuvieran muertos… Un momento se calman los jardines y todo se duerme; pero pronto el terrible ruido vuelve a empezar. Son los clamores del sol y cada quien responde con exuberancia. Algunos seres mudos son perseguidos y no pueden protestar ni vengarse. El ruido soberano los oprime. Entre los humos, por encima de los techos únicamente libres, hubiera hecho girar mi elpoemaseminal 102/ 15 octubre, 2006/4


cabeza como un cascabel sin semilla al cabo de una cuerda. ¡La velocidad acolchada hasta las nubes y permitir al riachuelo que murmure enteramente solo! El cielo ha bajado, cerraron las ventanas y las bocas enmudecieron. Después de la caída de las hojas ni los pájaros se atreven ya a gorjear. Hace tanto frío. El invierno es el silencio.

NOCTURNE La rue est toute noire et la saison n’a pas laissé de traces. J’aurais voulu sortir et l’on retient ma porte. Pourtant là-haut quelqu’n veille et la lampe est éteinte. Tandis que les becs de gaz ne sont plus que des ombres, les afiches se poursuivent le long des palissades. Ecoute, l’on n’entend le pas d’aucun cheval. Cependant un cavalier géant court sur une danseuse et tout se perd en tournant derrièrre un terrain vague. La nuit seule connâit l’endroit où ils se réunissent . Dès le matin ils auront revêtu leurs couleurs éclatantes. A present tout se tait. Le ciel cligne des yeux et la lune se cache entre les cheminées. Les agents muets et sans rien voir maintennent l’ordre. Poemes en prose, 1915

NOCTURNO La calle enteramente a oscuras y la estación no ha dejado huella. Hubiera querido salir y retienen mi puerta. Sin embargo, allá arriba, alguien vela y la lámpara está apagada. Mientras que los reverberos no son más que sombras, los anuncios continúan a lo largo de las palizadas. Escucha, no se oye el paso de ningún caballo. Sin embargo, un caballero gigantesco se precipita sobre una bailarina y todo se pierde girando, detrás de un terreno baldío. Sólo la noche conoce el lugar donde se reúnen. Cuando llegue la mañana revestirán sus colores resplandecientes. Ahora todo calla. El cielo parpadea y la luna se oculta entre las chimeneas. Los agentes de policía mudos y sin ver nada mantienen el orden.

BATAILLE Dans la poitrine, l’amour d’un drapeau décoloré par les pluies. Dans ma tête, les tambours batten. Mais d’où vient l’enemmi? Si ta foi est morte que répondre à leur commandement? Un ami meurt d’enthousiasme derrière ses canons et sa fatigue est plus fort que tout. Et, dans les champs bordés des rutes, au coin des bois qui ont une autre forme parce qu’il y a des hommes cachés, il se promène, macabre comme la mort, malgré son ventre. Les ruines balancent leurs cadavres et des têtes sans képis. Ce tableau, soldats quand le finiras-tu? Ai-je rêvé que j’y étais encore? Je faisais, en tout cas, un drôle de métier. Quand le soleil, que j’avais pris pour un éclair, darda son rayon sur mon rayon sur mon aoreille sourde, je me désaltérai, sous les saules vert et blanc, dans un ruisseau d’eau rose. J’avais si soif. Poemes en prose, 1915

BATALLA En el pecho, el amor de una bandera descolorida por las lluvias. En mi cabeza, los tambores baten. Pero, ¿de dónde viene el enemigo? ¿Si tu fe ha muerto, qué responder al mandato? Un amigo muere de entusiasmo detrás de sus cañones y su fatiga es más fuerte que todo. Y en los campos bordeados de las carreteras, en el rincón de los bosques que tienen otra forma porque en ellos hay hombres ocultos, se pasea, macabro como la muerte, a pesar de su vientre. Las ruinas balancean sus cadáveres y las cabezas sin kepis. ¿Tú soldado, cuándo terminarás este cuadro? ¿He soñado que estaba ahí todavía? De todos modos, hacía un pícaro oficio. Cuando el sol, que tomé por un relámpago, lanzó su dardo sobre mi oreja sorda, apagué mi sed bajo los sauces verde y blanco, en un arroyo de agua rosa. ¡Tenía tanta sed! elpoemaseminal 102/ 15 octubre, 2006/5


FACE A FACE Il s’avance et la raideur de son pas timide trahit son assurance. Les regards ne quittent pas ses pieds. Tout ce qui luit dans ces yeux, d’où jaillisent de mauvaises pensées, éclaire sa marche hésitante. Il va tomber. Au fond de la salle une image connue se dresse. Sa main tendue va vers la sienne. Il ne voit plus rien que ςà; mais il se heurte, tout à coup, contre lui-même. Poemes en prose, 1915]

CARA A CARA Se adelanta y la rigidez de su paso tímido traiciona su aplomo. Las miradas no abandonan sus pies. Todo lo que brilla en aquellos ojos, de donde brotan malos pensamientos, alumbra su caminar titubeante. Va a caerse. En el fondo del salón una imagen conocida se yergue. Su mano tendida va hacia la suya. Ya no ve sino aquello; pero de pronto, tropieza contra sí mismo.

La musique est mieux Nous sommes trois et je suis au milieu Où allez-vous? Le plaisir et la mort tournent autour de nous

Quelques poemes, 1916]

4y9 Los cuatro pies de los caballos tiemblan delante del horizonte La misma línea me sirve de tapadera El mundo se apagó al toque de queda Las ventanas brillan como ojos Se tienen armas por pura risa Y un corazón para morir El general es un señor Viejo Sin ropas de civil Una broma, una buena broma que hacer A un miembro de la familia Fue él quien tomó para sí todo el heroísmo y el peligro

4 ET 9 Les quatre pieds de chevaux tremblent sur l’horizon La même ligne me sert de couvercle Le monde est éteint sous le couvre-feu Les fenêtres brillent comme des yeux On a des armes pour rire Et un coeur pour mourir

El patio es una prisión sin edificio donde se da vueltas sin fin Queda sólo una hora Traen la sopa y los zapatones La imagen de un rey negro condecorado con la medalla de salvamento Es gratis

Le général est un vieux monsieur Sans habits civils Une blague une bonne blague à faire A un membre de la famille C’est lui qui a pris tout l’héroïsme et le péril La cour est une prision sans étage où l’on tourne sans fin Plus qu’une heure On monte la soupe et les godillots La figure d’un roi nègre décoré de la médaille de sauvetage C’est pour rien

Donde los salvajes La música es mejor Somos tres y estoy al medio ¿Dónde vais? El placer y la muerte giran a nuestro derredor

O Il y a des mains qui passent Quelques chose passé dans le vent Trois têtes au moins se balancent Mes yeux partent à fond de train J’arriverais à temps Mais un poing me retient

Chez les sauvages elpoemaseminal 102/ 15 octubre, 2006/6


Un homme est tombé Quelqu’un est sorti et n’est pas rentré Au cinquième la lampe est toujours allumée

Le numéro tombe à l’eau Elle pase devant la bouche d’égout Le trou Quel dégoût La pendule qui bat dans la maison est comme un coeur Il y a des moments où l’on voudrait être meilleur Ou tuer quelqu’un Là il y a un piège

Un hombre ha caído Alguien salió y no ha regresado En el quinto piso la lámpara está siempre encendida En la noche Bajo la lluvia 18 francos cincuenta de taxi El número cae al agua

Un chat noir file sur la neige Et des gens! Des gens que je crains moins que les agents La lune est fatiguée de regarder la nuit Elle est partie Et je vais m’y mettre La porte ne me sert de rien ni la fenêtre

3 heures 1/4 Dans la vie je me serait toujors levé trop tard Le temps est paseé Je n’ai rien fait Une ombre glisse entre cour et jardin Je serai là encore demain matin Sur le trottoir là-bas

dans

Delante del vertedero pasa ella El agujero Qué asco El péndulo que late en casa es como un corazón Hay momentos en los que quisiera ser mejor O matar a alguien Aquí hay una trampa

Je prie pour émouvoir le concierge du paradis Celui où tu vis

flottent

O Hay manos que pasan Algo pasa en el viento Tres cabezas por lo menos se columpian Mis ojos parten velozmente Llegaría a tiempo Pero un puño me retiene

Dans la nuit Sous la pluie 18 francs cinquante de taxi

Des visages brouillard

Quelques poemes, 1916]

Un gato negro veloz sobre la nieve ¡Y las gentes! Gentes a quienes temo menos que a los polizontes La luna está cansada de mirar la noche Se ha ido Y voy a ponerme en su lugar La puerta no me sirve de nada ni la ventana Rezo para conmover al portero del paraíso Aquel en que tú vives

le

Las 3 y 1/4

elpoemaseminal 102/ 15 octubre, 2006/7


Una sombra se desliza entre patio y jardín Mañana por la mañana todavía estaré allí Sobre la acera

En la vida me habré levantado siempre tarde El tiempo pasó No hice nada

A lo lejos, en la bruma, flotan rostros

zonas MURIÓ EL POETA CHILENO GONZALO MILLÁN M.L.Z. El autor chileno obtuvo, entre otros reconocimientos, el Premio Pablo Neruda 1987 "La poesía de Gonzalo Millán es una de las más consistentes y lúcidas, ya no sólo en el panorama chileno, sino también latinoamericano". Esta elogiosas palabras del fallecido narrador y poeta Roberto Bolaño se incluyeron en la contratapa del volumen Autorretrato de memoria (Ediciones Universidad Diego Portales), por el que Gonzalo Millán obtuvo este año el Premio Altazor. Su amor por las cosas El viernes en la noche y víctima de un cáncer terminal, dejó de existir este reconocido autor chileno, una de las importantes figuras literarias de la década del '60. Nacido en Santiago de Chile, en 1947, Gonzalo Millán estudió literatura en la Universidad de Concepción e integró el grupo Arúspice. La situación política por la que atravesaba el país lo llevó a exiliarse en Canadá, a fines de los '70, donde fundó la editorial Cordillera y obtuvo un master of arts en literatura hispanoamericana, por la Universidad de New Brunswick. Fue autor, entre otros, de los poemarios Relación personal (1968), por el que recibió el Premio Pedro de Oña; La ciudad (l979); Vida (1984); Seudónimos de la muerte (1984); Virus (1987); Cinco poemas eróticos (1990) y Trece

lunas (1997). En 1987, fue el primero en obtener el Premio Pablo Neruda, otorgado por la Fundación que lleva el nombre del Premio Nobel. Paralelamente a su actividad poética y docente, se dedicó a las artes visuales. Millán realizó exposiciones individuales en Chile, Canadá, Estados Unidos, Suecia y Holanda. "Fue parte esencial de los escritores de la década del '60, entre los que se encuentran Omar Lara, Manuel Silva Acevedo y Waldo Rojas, entre otros. Gonzalo Millán fue un poeta de una gran vocación y oficio. Su poesía fue positivista o exteriorista (donde los elementos importan mucho, desde un televisor hasta un automóvil) y estuvo motivada por sus primeras lecturas de Residencia en la tierra, de Pablo Neruda, o Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca. Pero no hay que olvidar que su obra se enriqueció, posteriormente, con la literatura anglosajona, con autores tan importantes como Ezra Pound y T.S. Eliot", señala Jaime Quezada, escritor y presidente de la Fundación Premio Nobel Gabriela Mistral. "Rescato su coherencia, tanto en la vida, como en su poesía", complementa Francisco Véjar, poeta y profesor de literatura de la Universidad del Desarrollo.

El Mercurio, Santiago, 15 de octubre de 2006 http://diario.elmercurio.com/2006/10/15/activid ad_cultural/literatura/noticias/C4D1F25E6A79-4388-BA3D-27DD4DB19559.htm

LA CIUDAD 1.

AMANECE. Se abre el poema. Las aves abren las alas.

elpoemaseminal 102/ 15 octubre, 2006/8


Las aves abren el pico. Cantan los gallos. Se abren las flores. Se abren los ojos. Los oídos se abren. La ciudad despierta. La ciudad se levanta. Se abren llaves. El agua corre. Se abren navajas tijeras. Corren pestillos cortinas. Se abren puertas cartas. Se abren diarios. La herida se abre Sobre las aguas se levanta niebla. Elevados edificios se levantan. Las grúas levantan cosas de peso. El cabrestante levanta el ancla. Días y olas levantan catedrales Corren automóviles por las calles. Los autobuses abarrotados corren. Los autobuses se detienen. Abren las tiendas de abarrotes. Abren los grandes almacenes. Corren los trenes. Corre la pluma. Corre rápida la escritura. Los bancos abren sus cajas de caudales. Los clientes sacan depositan dinero. Dinero hace dinero. El cieno forma depósitos. El cieno se deposita en aguas estancadas. Varios puentes cruzan el río. Los trenes cruzan el puente. El tren corre por los rieles. El puente es de hierro. Corre el tiempo. Corre el viento. Traquetean los trenes.

De las chimeneas sale humo. Corren las aguas del río. Corre agua sucia por las cloacas. Las cloacas desembocan en el río. Las gallinas cloquean. ¡Cloc cloc! hacen las gallinas.

De la cloaca sale un huevo. El río es hondo. El río es ancho. Los ríos tienen afluentes. Los afluentes tienen cascadas. Los afluentes desembocan en el río. Las avenidas son anchas. Las calles desembocan en las avenidas. El río desemboca en el mar. El mar es amplio. www.poesia.com, 16 de octubre, 2006

DYMA EZBAN LUDWING VAN BEETHOVEN A David Huerta

Solitario, Como si hubiera nacido de sí mismo, Deslindado de nacer, Caído en su sangre para fundar la imagen del amor, Llegó un hombre a la Tierra Para unirse a los caminos del temblor, de la tempestad y de todos los himnos. Ludwig van Beethoven, El Ungido, El Emperador de su propio silencio. Situado en la Tierra, Eligió la Naturaleza plena de Ser, Sentir el aroma de las flores Como clamor de los años Y el caminar a la luz de una luna, Libre de la tristeza Por sentir los sonidos del mundo. Pero recibió en cada uno de sus pasos El nombre mudo de las cosas, Lo amargo de la despedida invernal Y la lejanía de los hombres.

elpoemaseminal 102/ 15 octubre, 2006/9


Y la Naturaleza infinita En su fluir sagrado, Le concedió el don de la Música Pura Como estigma de una profecía Que fuera el Advenimiento del Espíritu Absoluto, la Unidad de los Pueblos y la Serenidad del solitario en la Alegría.

Y sintió el poder de vivir, renacer: El Proverbio inicial de Libertad. Pensó que un Dios Verdadero Llegaría a la Tierra para recoger su música y sus mundos, Olvidando su cuerpo, Su idea de creación y su incomprensible fatalidad: Su Mirada. Beethoven, El Ungido, El Emperador

Pero esa misma Naturaleza, Atada al canto de su Novena Sinfonía, Lo alejó de sí mismo, de su música Heroica y de su único destino: La Vida. Situado en su temblor, Caminó por las calles sin existencia plena, Eligió escuchar el eco de una sinfonía Semejante a la exaltación de lo humano

de

su

propio

Silencio, Nos conduzca a la vida eterna. ¡Siempre! Dyma Ezban: poeta guanajuatense, nacido en 1959 en León, Gto., México. Palabras del poeta sinomexicano Óscar Wong

____________________________________________ Comité editorial luis alberto alfaro (costa rica)/ cruz benítez/ fabienne bradu/ sergio cárdenas/ luis cortés bargalló/ miguel jorge castillo/ evodio escalante/ julio césar félix/ alfredo giles-díaz/ jesús gómez morán/ armando gonzález torres/ ricardo hernández echávarri (eu)/ saúl ibargoyen/ josé kozer (eu)/ eduardo langagne/ hernán lavín cerda/ lucía de luna/ floriano martins (brasil)/ josé manuel mateo/ santiago montobbio (españa)/ angelina muñiz-huberman/ jorge ortega (españa)/ armando oviedo/ george reyes (ecuador)/ manuel silva acevedo (chile)/ felipe vázquez/ óscar wong/ elsa zeferino/ editor web: ignacio simal (españa)/ coordinador: leopoldo cervantes-ortiz

____________________________________________ elpoemaseminal es un proyecto independiente de divulgación sin afanes de lucro ni de promoción de una sola línea estética o cultural. no está vinculado a ningún grupo o institución, por lo que abre sus puertas a todos los autores/as de México y de cualquier parte del mundo. reconoce que los espacios para la poesía, con todo y que ahora son muchos dentro y fuera de la red cibernética, siguen siendo reducidos. el criterio de selección es únicamente la calidad poética, debido a lo cual se aceptan aportaciones en todos los sentidos. se citará siempre la fuente original. invitamos a los lectores/as y amigos/as a compartir poemas, libros, presentaciones, novedades y todo lo relacionado con la poesía, así como nuevas direcciones.

http://www.lupaprotestante.es/elpoemaseminal elpoemasem@yahoo.com.mx elpoemaseminal2006@yahoo.com.mx correodepoesia@yahoo.com.mx

elpoemaseminal 102/ 15 octubre, 2006/10

elpoemaseminal 102  

archivo completo