Issuu on Google+

:■

sencia ORGANO DE DIFUSION DE LA ASOCIACION DE PROFESORES DE LA ESCUELA POLITECNICA NACIONAL

año XXVII • N2 56 • julio 2004

• • • •

La ADEPON frente a los reglamentos Y Ahora... ¿Qué? Breves notas acerca de la pertinencia de la Educación Superior Visiones sobre la problemática institucional (varios autores) Del Vicerrector, Ing. Milton Silva De la Dirección de Recursos Humanos, Ing. Mario Sánchez De los dos representantes de los profesores a Consejo Politécnico más votados: Ing. Jaime Calderón y Dr. Carlos Quevedo. • Perlas para el insomnio


| ste número de Presencia coincide con dos hechos que quisiéramos salu­ dar, el primero es la conmemoración de los 135 años de vida institucional y el segundo es el fin del largo conflicto por el Rectorado, hecho histórico que deberá marcar el inicio de una nueva era para la Politécnica, con una '-------- ' nueva administración a la que le espera un arduo y difícil trabajo de re­ construcción, en el cual deberíamos empeñarnos todos si queremos recuperar los niveles de prestigio y excelencia académica tan venidos a menos en estos últimos cinco años. Desde principios de octubre de 2003, cuando debió ser posesionado el binomio ganador de la elecciones de Rector y Vicerrector hasta principios de julio del 2004, cuando al fin el Banco Central permite el manejo de las cuentas al ingenie­ ro Alfonso Espinosa, han transcurrido nueve largos meses de un conflicto que pu­ do ser resuelto con una simple resolución de Consejo Politécnico aplicando el Re­ glamento de Elecciones y que sin embargo necesitó el pronunciamiento en pleno del Tribunal Constitucional, lo cual evidencia los grandes intereses que estaban en juego. La Politécnica requiere de decisión y liderazgo por parte de las nuevas autorida­ des para lograr que los actores se involucren en el proceso de reconstrucción, y son varios y complejos los aspectos que deben enfrentar, entre los prioritarios es­ tán: el reordenamiento de la vida académica, el nuevo reglamento de carrera do­ cente, el escalafón del sector administrativo, la constitución y financiamiento del fondo de jubilación, la gestión externa para reposicionarnos y concretar la partici­ pación en proyectos grandes como un aporte de la Institución al País y que a su vez permitan ingresos para financiar nuevos laboratorios e infraestructura. Dentro de este proceso, consideramos que es necesario abrir canales para que, todos los profesores y en general los miembros de la comunidad politécnica pue­ dan expresar sus ideas sobre el quehacer institucional. En esta edición se presen­ tan los criterios de los nuevos directivos sobre la perspectiva institucional y las opiniones sobre varios temas que merecen discutirse en la Escuela; se retoman las perlas para el insomnio como una terapia de buen humor. También, y a fin de construir una retrospectiva histórica de las vivencias de los politécnicos, de sus anécdotas, de cómo era la Poli y el País en tiempos pasados, se ha creado una sección especial; invitamos a todos los politécnicos a que nos cuenten sus viven­ cias. Un adelanto de ello aparece en Notas Curiosas. Finalmente reiteramos nuestra filosofía de páginas abiertas en nuestro periódico, necesitamos que se escuche la voz crítica de los miembros de la Institución, por eso los invitamos a escribir, la única condición es querer decir algo, decirlo con ética y con la altura que debe caracterizar a los verdaderos politécnicos.

sencia año XXVII • N9 56 julio 2004

2 Presencia

CONSEJO EDITORIAL:

DISEÑO E IMPRESIÓN:

Luis Naranjo Luis Barajas Pablo Angulo Jorge Loza

PPL Impresores. 2529762 Es una publicación de la Asociación de Profesores de la Escuela Politécnica Nacional -ADEPON-


LA ADEPON FRENTE A LOS

REGLAMENTOS DE ORGANIZACION ACADÉMICA DE IA EPN Por: Pablo Duque

La Escuela Politécnica Nacional ha entrado en una etapa de reordena­ miento de reglamentos y normas que hagan factible la aplicación del nuevo estatuto que fue aprobado en referendo el año pasado. El Consejo Politécnico está discutien­ do en primera, desde hace varias semanas, el reglamento de organi­ zación académica que norma la ac­ tividad de departamentos y faculta­ des. Se han recibido 22 sugeren­ cias de diversos grupos que hacen la Escuela, algunos con visiones contradictorias entre sí. Varios pun­ tos han sido de larga discusión por­ que el estatuto tiene puntos am bi­ guos y su estructura que separa verticalmente las tareas de docen­ cia, investigación y extensión, en muchos casos dificulta un ordena­ miento racional de dichas activida­ des, que son la razón de ser de una universidad. El Proyecto de regla­ mento que se discute falla al tratar de encontrar una relación coherente y

funcional entre departam entos (unidades de investigación que agrupan a profesores) y facultades (agrupam iento de carreras que constituyen programas de estudio). La ADEPON envió a Consejo Poli­ técnico un documento con las su­ gerencias tratadas en Directorio y participa activamente en las discu­ siones del citado reglamento. Las principales sugerencias de la ADEPON se sintetizan en los si­ guientes puntos: • El Estatuto establece que las ca­ rreras integrarán áreas de form a­ ción si tienen al menos el 50% de los créditos son com unes. La ADEPON estima que deben con­ siderarse como comunes única­ mente los créditos correspondien­ tes a las materias de especialización.

• El proyecto de reglamento habla de áreas académicas dentro de los departamentos. Dichas áreas parecen innecesarias y tienden a confundirse con las áreas de for­ mación dentro de las Facultades. • En cada Facultad debe crearse un Consejo de Facultad con fun­ ciones similares a las de los con­ sejos de departamento, que coor­ dine todas las áreas de formación y que tenga la mayoría de debe­ res y atribuciones que en el pro­ yecto de reglamento se asignan a las comisiones académicas de las áreas de formación. Las Facultades que el proyecto de reglamento propone abarcan todas, excepto una, áreas especí­ ficas de conocimiento y se entien­ de que impartirán enseñanza a di­ ferentes niveles del conocimiento. Por tal razón, no debe existir una Facultad de Formación Tecnológica y las carreras de tecnología deben coordinar­ se en las facultades a las que correspondan sus áreas de conocim iento. Por consideraciones simi­ lares, no debe existir la Facultad de Post grado. Las facultades podrán así coordinar adecua­ damente los nexos que deben existir entre las carreras de tecnología, pre grado y post grado, de modo que cada una satisfaga las necesida­ des del país y permita la formación académi­ ca adecuada dentro de cada nivel y entre nive­ les, de ser el caso.

Presencia 3


• En cada facultad, el Decano debe tener capacidad de gestión admi­ nistrativa y financiera en el mane­ jo de su unidad. Sus deberes y atribuciones deben ser, con rela­ ción a la Facultad, al menos las mismas que tiene el Jefe de De­ partamento con relación al Depar­ tamento. • Los Departamentos deben crear­ se siempre que cuenten con la in­ fraestructura necesaria, un núme­ ro mínimo de profesores y los la­ boratorios necesarios para de­ sempeñar sus funciones. De mo­ do que sean unidades robustas que garanticen el desarrollo de la investigación en la Politécnica. Hasta que ello suceda en las áreas en que no existen dichas condiciones, debe posibilitarse que, en situaciones especiales, los profesores puedan adscribirse a las facultades.

• Debe existir un solo curso de ni­ velación ya que el propósito es homogenizar los conocimientos del estudiante al nivel exigido por la Politécnica que es el de Bachi­ ller de la República del Ecuador. • El propuesto Departamento de Ni­ velación y Formación Básica no corresponde a un área específica del conocimiento y no se ajusta a la definición de Departamento da­ da en el Estatuto y en el Regla­ mento de organización académi­ ca; por lo tanto no debe ser trata­ do como tal sino como una unidad que imparte programas de estudio para nivelar a los estudiantes que ingresan a la Politécnica y para darles la instrucción básica común a todas las carreras. En cuanto a la organización de éste debe se­ mejarse más a un área de forma­ ción que a un departamento.

NOTA DE LA REDACCIÓN:

En lo referente a la metodología de discusión que adopte Consejo Poli­ técnico, el Directorio de la A DE­ PON en sesión del jueves 30 de Junio, resolvió solicitar que en la discusión en primera se aprueben todos los artículos en los que exis­ ta consenso y en los puntos en los que existan criterios discrepantes, se propongan los textos completos de las diferentes alternativas; luego de lo cual deberá difundirse amplia­ mente los resultados a fin de que la comunidad politécnica los analice y discuta. Y si,, luego de este proce­ so, Consejo Politécnico censara que en la comunidad persisten po­ siciones comparativa y claramente discrepantes se realice una consul­ ta, para que sea toda la comunidad politécnica la que, vía referendo co­ mo práctica democrática, pueda re­ solver la organización de la Politéc­ nica que quiere.

COMPAÑEROS PROFESORES QUE ESTAN FUERA DEL PAIS REALIZANDO ESTUDIOS DE POST GRADO O PASANTIAS DURACION

FECHA INICIO

Estudios de doctorado en Ciencias Ambientales en Jackson State University Mississipi - USA.

UN AÑO

1 DE SEPTIEMBRE/ 03

Estudios de Doctorado en la State University of New York, at Búfalo - USA.

UN AÑO

1 DE SEPTIEMBRE/ 03

Estudios de Doctorado en Ingeniería de C om unica­ ciones en la Universidad de Cantabria, España.

UN AÑO

14 DE O C T U B R E /03

SINCHÉ MAITA SORAYA LUCIA

Estudios de Post Grado en la Politécnica de Turin, Italia.

UN AÑO

22 DE SEPTIEMBRE/ 03

BASILE LEONARDO

Estudios de Doctorado en la Universidad de llinois - USA

RUIZ MARIO

Estudios de Doctorado en la Universidad de North Carolina - USA

NOMBRE BALAREZO AGUI LAR ANA LUCÍA GUERRERO BARRAGÁN VICTOR HUGO JARAMILLO ECHEVERRIA RICHARD WILLIAM

ALDAS PALACIOS HERNAN OSWALDO DIAZ REINOSO XIMENA DE LAS MERCEDES

4 Presencia

LUGAR

SEPTIEMBRE/ 04

UN AÑO

Postdoctorado en Química. Investigación sobre nanomateriales en la universidad de UTAH

UN AÑO

Postgrado en metalurgia en la universidad de UTAH - Salt Lake City - USA

UN AÑO

17 DE E N E R O /2004

OCTUBRE / 2003

O C T U B R E /2 0 0 3


Y AHORA- ¿QUE? Por: Pablo Angulo

Dos ex vicepresidentes desconcer­ tados por los comportamientos tor­ cidos con que se encontraron en el ejercicio de sus funciones, acuña­ ron frases que tratan de explicar los motivos que impulsan al ser hu­ mano para actuar, al parecer sin ra­ zón y contra toda lógica. Carlos Ju­ lio Arosemena los calificó de “enlo­ quecidos por el dinero” ; Blasco Peñaherrera los llamó “entontecidos por el dinero” y Pedro Jorge Vera ti­ tuló una de sus obras “Por la plata baila el perro, por el oro perro y pe­ rra” ; algo de esto puede explicar lo sucedido en Politécnica en los últi­ mos siete meses que ha durado el conflicto por el rectorado y siendo más exactos en los cinco años de la desadministración Baquero Jaramillo Suárez. Luego de que ha pasado el venda­ val, corresponde a las autoridades guiar la reconstrucción de esta em­ barcación llamada Politécnica en la cual navegamos todos: los entonte­ cidos y los que no lo están, los en­ loquecidos y los que se consideran cuerdos, los que están a favor y los que están en contra y también los que no son ni chicha ni limonada. Se debe fijar el rumbo y conseguir que todos rememos para el mismo lado, dura y compleja tarea dada la conflictiva composición de la com u­ nidad politécnica. Y ahora... ¿qué?, ¿Por dónde em­ pezar? La soluciones de los múlti­ ples problemas no son fáciles re­ quieren decisión, dedicación y tiem­ po. Permítanme sugerir tres aspec­ tos fundamentales en los que consi­ dero se debe trabajar, los cuales voy a señalarlos y comentarlos: El primero establecer responsabilida-

Permítanme sugerir tres aspectos fundamentales en los que considero se debe trabajar, los cuales voy a señalarlos y comentarlos: El primero establecer responsabilidades, el segundo transparentar la administración y por último emprender la reconstrucción académica.

des, el segundo transparentar la administración y por último empren­ der la reconstrucción académica. En lo establecer responsabilidades se requiere la intervención de Contraloría y también fiscalización in­ terna; al respecto ya Consejo Poli­ técnico ha dado los primeros pa­ sos. Es de esperar que se profundi­ cen y concreten las acciones para determinar si las infracciones de las personas que manejaron dinero sin estar autorizadas, o se arroga­ ron funciones, o no concurrieron a su trabajo o boicotearon el normal desenvolvim iento adm inistrativo son de carácter administrativo, civil o penal. Sin que se trate de una ca­ cería de brujas ni mucho menos, las autoridades deben actuar con firmeza pues, una cosa es la tole­ rancia y el respeto democrático a las ¡deas y otra es que a titulo de disentir se actúe con mala fe, aten­ tando contra la Institución. Sin embargo, esperar únicamente la intervención de Contraloría no es suficiente, debemos admitir que es­ tamos tratando con ese tipo de co­ rrupción que carcome el mundo pe­ ro que no es ilegal a pesar de estar reñida con la ética, de allí lo difícil de erradicar. Es necesario un baño de verdad, las autoridades deben transparentar la institución para que la comunidad conozca como se compraron conciencias otorgando canonjías, o concediendo anticipos de sueldo y préstamos. Se debería publicar la lista de las personas que percibieron los cincuenta mejores ingresos en los tres últimos años con los respectivos justificativos, así como la lista de los que recibie­ ron o están recibiendo bonificacio­ nes y el cargo que desempeñan. También se podría explicar que hizo

Presencia 5


la anterior administración con el mi­ llón y pico de dólares que debería existir en el fondo de jubilación y có­ mo se piensa reponerlo. Dentro de la misma línea de trans­ parencia y sin demoras se debe desburocratizar la Politécnica, eli­ minando las jefaturas, direcciones y coordinaciones innecesarias y sus­ pender inmediatamente el pago de bonificaciones y demás canonjías a la burocracia dorada. Sería saluda­ ble también establecer los costos que tuvo para la Politécnica este baile de perro y perra organizado por la administración anterior y que tantos males nos ha causado. Considero que en estos dos prime­ ros aspectos las autoridades no necesitan otra cosa que decisión para hacerlo, pues estoy seguro que cuentan con el apoyo de la co­ munidad politécnica, que está har­ ta de ser burlada. Recordemos que incluso Jesucristo, quien más amante de la paz y la concordia que él, decidió desalojar con látigo a los mercaderes del templo. Y nos queda la tarea principal que es la reconstrucción académica de la Politécnica y esta es la más ar-

6 Presencia

...sin demoras se debe desburocratizar la Politécnica, eliminando las jefaturas, direcciones y coordinaciones innecesarias y suspender inmediatamente el pago de bonificaciones y demás canonjías a la burocracia dorada. dua y difícil, pues existen serias discrepancias sobre los cimientos de esta reconstrucción, debido a que el estatuto que nos rige adole­ ce de graves vacíos y se presta va­ rias interpretaciones, algunas con­ tradictorias, que se han evidencia­ do aun más al tratar de reglamen­ tarlo. Daría la impresión de que un esforzado grupo de albañiles está tratando de levantar una pared a plomada soportada por columnas que tiene un desvío de varios gra­ dos con respecto a la vertical. Si bien es verdad que el estatuto es el resultado de la voluntad demo­

crática de la comunidad es posible que no sea el cimiento más idóneo. Solamente pensemos lo que ha pa­ sado con las elecciones democráti­ cas de los tres últimos presidentes, ¿no es verdad que se escucharon y se escuchan numerosas voces diciendo que el pueblo se equivo­ có?, y ¿no es verdad que tanto Bucaram como Mahuad no termina­ ron sus períodos?, lo cual eviden­ cia que existen las equivocaciones pero que pueden remediarse. Entonces, a grandes equivocacio­ nes democráticas, grandes reme­ dios democráticos: ¿Qué tal si se plantea un referendo para reformar el estatuto y corregimos los proble­ mas de raíz?. Claro que después de todo lo que ha pasado en la Po­ litécnica, estamos curados de es­ panto y desencantados y muchos dirán ¡otra vez¡ y calificarán esta propuesta de ilusoria; sin embargo les invito a pensarlo... tal vez vale la pena. También podemos esperar a que los esforzados albañiles ter­ minen su construcción para que al menor temblor se venga abajo, y luego emprender nuevamente la reconstrucción, ahora si con bue­ nos cimientos.


LA APEPON ASUME LA ADMINISTRACION DIRECTA DEL SEGURO DE VIDA En el mes de enero del presente año, la ADEPON se atrasó en el pago de la prima por el Seguro de Vida para sus asociados, debido a que la Politécnica no realizó las transferencias correspondientes. La compañía de seguros EQUIVIDA dio por terminado unilateralmente el contrato, arguyendo que el número de siniestros había superado a la prima en los dieciocho meses transcurridos; efectivamente, el monto entregado por siniestros superaba en un 10% el monto de la prima. Posteriormente, EQUIVIDA presentó una nueva oferta con ¡guales coberturas pero con un aumento del aporte por asociado de $13 a $44 (in­ cremento del 338%). Y como otra alternativa, para mantener el mismo valor de aportación, se proponía la no cobertura de los progenitores. El Directorio de la ADEPON consideró inconvenientes las propuestas de EQUIVIDA y buscó nuevas propuestas de otras compañías de seguros. Sin embargo, ninguna de las ofertas recibidas fue aceptable. En tal virtud, decidió administrar directamente el seguro. En consecuencia, el descuento mensual que se hace a los asociados se conserva en la misma cantidad; el dinero se deposita en una cuenta exclusiva y los montos de ayuda por fallecim iento del afiliado, su cónyuge, sus padres y/o sus hijos se

mantienen. En el caso de que en un momento dado la cantidad pagada por siniestros supere a la recuperada por los aportes mensuales, se pedirá una cuota extraordinaria para solventar la diferencia. Al momento ya se han efectivizado pagos correspondientes a decesos ocurridos en las familias de compañeros profesores en lo que va del año. El respaldo financiero que existe en una cuenta especial creada para el efecto, hace presum ir que al menos en lo que resta del 2004 no se­ rá necesario recurrir a cuotas extraordinarias. En el Directorio consideramos que la decisión tom ada es la mejor en las actuales circunstancias; cualquier aclaración o sugerencia al respecto puede hacérsela al Presidente de la Asociación.

HOMENAJE A LOS SERVIDORES DE LA INSTITUCIÓN POR LOS VEINTICINCO AÑOS

LANZAMIENTO DEL LIBRO “PORQUE LA MEMORIA ES FRÁGIL” El 14 de mayo del 2004 se efectuó el Acto de lanzamiento del libro “ Porque la memoria es frágil” de los compañeros Pablo Angulo y Jorge Loza, que tuvo el auspicio de la ADEPON y cuya presentación estuvo a cargo del Dr. Simón Espinosa. Tal como se señala en su contraportada: “En este libro se describen los diferentes acontecimientos que han sucedido a lo largo de estos últimos cinco años y narra la confrontación entre quienes pretenden privatizar la Politécnica y quienes se oponen a ello, porque consideran que una universidad estatal no puede ser usada para hacer negocios particulares. Se lo ha escrito con el afán de mantener la memoria de lo ocurrido, alertar sobre los peligros que la amenazan y despertar la conciencia de que es necesaria la unión de todos los hombres, con pensamiento universitario, para defenderla” .

Debido a los acontecimientos que son de dominio público, el tradicional homenaje que la Institución hace a los servidores que han cumplido 25 años de servicio, no será posible realizarlo durante las fiestas de la Escuela; habiéndose postergado la realización de dicho acto para la Sesión Solemne que Consejo Politécnico tiene previsto realizar con motivo de la conmemoración del CXXXV año de su fundación, en el mes de agosto del presente año.

Expresamos nuestros sentimientos de pesar a los siguientes colegas por el falle­ cimiento de sus seres queridos • Al ingeniero Marco Torres Navarro, por su esposa Sra. Magdalena Rosas (4 de enero del 2004) • Al ingeniero Germán Castro Macancela, por su padre Sr. Luis Enrique Castro (20 de junio del 2004)

Presencia 7


BREVES NOTAS ACERCA DE LA PERTINENCIA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR Jorge Loza Cedeño

“...en décadas pasadas, las refor­ mas universitarias se referían a mo­ vimientos en contra de un estado hostil y una sociedad indiferente, que se traducían en democratizar la universidad y en intentos de cam­ biar la sociedad desde la universi­ dad; hoy, encontramos una socie­ dad que critica a la universidad, una universidad que debe rendir cuen­ tas frente a públicos externos, y un sistema de educación superior don­ de actores tradicionalmente exclui­ dos (bajo el concepto de autono­ mía) ahora son copartícipes o hasta protagonistas del cambio”. Rolling Kent

El de la pertinencia de la educación superior es uno de los temas prin­ cipales en el debate actual. Cuan­ do se aborda la significación de pertinencia o relevancia de la edu­ cación superior, existe a veces la tendencia a reducir el concepto a la respuesta que ésta debe dar a las demandas de la economía o del sector laboral o profesional, lo cual resulta un sesgo peligroso. Cierta­ mente, la educación superior debe atender esas demandas, pero su pertinencia trasciende a estas, por lo que su análisis debe hacérselo desde una perspectiva más amplia; hay que tom ar en cuenta los desa­ fíos, retos y demandas que al siste­ ma de educación superior (y las instituciones que lo integran), impo­ ne la sociedad en su conjunto. Así entonces, el concepto de perti­ nencia comprende el papel que la educación superior desempeña en la sociedad y lo que ésta espera de aquella. La época actual, caracteri­

8 Presencia

zada por el conocimiento y la infor­ mación, obliga a que se replanteen creativamente la misión, los objeti­ vos y las funciones de la educación superior. El punto clave consiste en traducir las metas y objetivos globales en términos de las tareas que incum­ ben a la educación superior, tanto en sus aspectos cuantitativos como cualitativos: formación de profesio­ nales de alto nivel, identificación del tipo de investigaciones a reali­ zar, programación de las tareas de extensión, promoción de activida­ des culturales, etc. Sin embargo, el asunto no se reduce a una simple cuantificación de los recursos hu­ manos necesarios para el logro de esas metas, sino que debe esti­ marse también la contribución glo­ bal que el sistema de educación superior aporta a la ejecución de los planes nacionales. Es necesario superar los enfoques puramente economicistas y/o par­ ciales, procurando encontrar pun­ tos de equilibrio entre las necesida­ des del sector productivo y de la economía, las necesidades de la sociedad en su conjunto y las necesidades del individuo como ser humano, dentro de un determinado contexto so­ ciocultural.

La valoración de la pertinencia de las instituciones de educación su­ perior exige examinar su trabajo académico en función de los objeti­ vos y la misión que éstas deben cumplir en el seno de la sociedad contemporánea. Los especialistas en el tema hablan de una aprecia­ ción interna de la pertinencia, que se ciñe al quehacer de su misión de docencia, investigación y exten­ sión, y la valoración externa, que se refiere a la proyección de ese que­ hacer en el seno de la sociedad. Algunos aspectos que deben ser considerados en la evaluación de la pertinencia de los sistemas de educación superior son: * El proyecto educativo, enunciado en los objetivos y en la misión institucional. Las tareas de las instituciones de educación supe­ rior deben ser coherentes con esos enunciados. Pero, ¿quién define la pertinencia? En otros términos, quien da respuesta a las preguntas: ¿Educación supe­


rior para qué? ¿Para qué socie­ dad? ¿Para qué tipo de ciudada­ nos? Eso requiere un acuerdo de la com unidad universitaria, el mismo que sólo es posible lograr­ lo mediante la más amplia partici­ pación que defina una posición institucional colectiva. • Hoy en día la pertinencia exige flexibilidad curricular, desplazan­ do el énfasis -en la transmisión del conocimiento- de los proce­ sos de enseñanza a los de aprendizaje, centrándolos en el estudiante. Los profesores deben ser diseñadores de ambientes de aprendizaje y “co-aprendices” con sus alumnos, inculcando en ellos la afición al estudio y un es­ píritu crítico e indagador, de tal suerte de propiciar el aprendizaje de por vida y la educación per­ manente. • Los cuatro pilares de la educa­ ción, según el Informe Delors (Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI, de la UNESCO), serían: aprender a saber, aprender a hacer, apren­ der a ser y aprender a convivir. Y las tres dimensiones de la educa­ ción: la dimensión ética y cultural, la dimensión científica y tecnoló­ gica y la dimensión social y eco­ nómica. • La pertinencia también guarda re­ lación con las responsabilidades de la educación superior con el resto del sistema educativo, del cual debe ser cabeza y no sim­ plemente corona. A más de la for­ mación del personal de los nive­ les precedentes, debe propiciar investigaciones socioeducativas e identificar en las nuevas tecno­ logías los medios para ampliar y mejorar los servicios educativos; asimismo debe form ular propues­ tas para elevar la calidad de la educación y transformar sus mé­ todos de enseñanza. Como lo su­ giere la UNESCO: “La educación superior debe asumir su papel conductor en la renovación de to­ do el sistema educativo” .

la educación superior debería apuntar a crear una nueva sociedad no violenta y de la que esté excluida la explotación; sociedad formada por personas muy cultas, motivadas e integradas, movidas por el amor a la humanidad y guiadas por la sabiduría • La interdependencia entre las dis­ ciplinas científicas, que caracteri­ za en la actualidad al conoci­ miento, hace imperativo aumen­ tar el contenido interdisciplinario y multidisciplinario de los estu­ dios, pasando de los estudios unidireccionales a los multidireccionales. Esto supone la necesi­ dad de prom over estructuras académicas y programas de es­ tudio flexibles, así como dar el debido valor y reconocimiento académico que merece la expe­ riencia laboral De suma importancia resulta trans­ cribir la Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción que, en rela­ ción a la pertinencia, incluyó los si­ guientes conceptos: 1. “La pertinencia de la educación superior debe evaluarse en fun­ ción de la adecuación entre lo que la sociedad espera de las instituciones y lo que éstas ha­ cen. Ello requiere normas ética, imparcialidad política y, al mismo tiempo, una mejor articulación con los problemas de la socie­ dad y del mundo del trabajo, fun­ dando las orientaciones a largo plazo en objetivos y necesida­ des sociales, comprendidos el respeto de las culturas y el me­ dio ambiente. El objetivo es faci­ litar el acceso a una educación

general amplia, y también a una educación especializada y para determinadas carreras, a menu­ do interdisciplinarias, centradas en las competencias y aptitudes, pues ambas preparan a los indi­ viduos para vivir en situaciones diversas y poder cambiar de ac­ tividad. 2. La educación superior debe re­ forzar sus funciones de servicio a la sociedad y más concreta­ mente sus actividades encami­ nadas a erradicar la pobreza, la intolerancia, la violencia, el anal­ fabetismo, el hambre, el deterio­ ro del medio ambiente y las en­ fermedades, principalmente me­ diante un planteamiento interdis­ ciplinario y transdisciplinario pa­ ra analizar los problemas y las cuestiones planteados. 3. La educación superior debe au­ mentar su contribución al desa­ rrollo del conjunto del sistema educativo, sobre todo mejorando la formación del personal docen­ te, la elaboración de los planes de estudio y las investigaciones sobre la educación. 4. En última instancia, la educación superior debería apuntar a crear una nueva sociedad no violenta y de la que esté excluida la ex­ plotación, sociedad formada por personas muy cultas, motivadas e integradas, movidas por el amor a la humanidad y guiadas por la sabiduría.”

Bibliografía: * Tunnerman Bernheim, Carlos. La uni­ versidad latinoamericana ante los re­ tos del siglo XXI, México 2003 * Tunnerman Bernheim, Carlos y López Segrera, Francisco. La educación en el horizonte del siglo XXI, Caracas

2000 * Carmen García Guardilla. Situación y principales dinámicas de transform a­ ción de la educación superior en Am érica Latina. C RESALC -U NESCO, 1996

Presencia 9


VISIONES SOBRE LA PROBLEMÁTICA INSTITUCIONAL

Y SU S PERSPECTIVAS Tal como se señaló en el editorial, en esta sección se van a presentar los criterios que sobre el quehacer institucional tienen los diversos actores que hacen la Escuela Politécnica Nacional. En la edición anterior se presentó una entrevista al ingeniero Alfonso Espinosa, Rector de la Institución; ahora presentamos las visiones que sobre la problemática actual y las perspectivas que tienen sobre sus gestiones, el ingeniero Milton Silva, Vicerrector de la EPN, ingeniero Jaime Sánchez, Director de Recursos Humanos, y los dos representantes de los profesores a Consejo Politécnico que obtuvieron mayor votación, ingeniero Jaime Calderón y doctor Carlos Quevedo, respectivamente. 10 Presencia

INGENIERO MILTON SILVA Vicerrector de la Escuela Politécnica Nacional

PONER LA CASA EN ORDEN El idealismo y la mística de trabajo de quienes hemos laborado en la Escuela Politécnica Nacional, ha permitido alcanzar niveles de exce­ lencia tanto en su aspecto acadé­ mico como investigativo, logrando un reconocimiento de sus labores a través de un bien ganado prestigio tanto a nivel nacional como interna­ cional, constituyéndose en estos campos como el referencial nacio­ nal y conformando los mejores gru­ pos de trabajo e investigación en todas las áreas tecnológicas. Por estas razones ha sido la institu­ ción que permanentemente ha lo­ grado captar a nivel nacional la ma­ yor cantidad de proyectos, tanto de infraestructura como de transferen­ cia inmediata, convirtiéndose en la pionera de las universidades en el campo investigativo.

que permitan recuperar el recono­ cimiento y la confianza a la que siempre se hizo merecedora. Es conocido por todos, que durante el último lustro, los cambios de di­ rección tomados, al querer transfor­ mar una universidad pública donde siempre se fomentó la excelencia académica y la de investigación, en una universidad donde primaba el aspecto económico, hizo que sus metas cambiaran, dando paso a otro tipo de intereses particulares y mercantilistas, permitiendo la dis­ torsión en el ámbito académico y una excesiva labor administrativa que desembocó en un profundo de­ terioro académico e investigativo.

Los logros alcanzados por nuestros estudiantes y profesionales, ya sea en el campo académico como in­ vestigativo a nivel nacional como internacional, han destacado la ca­ lidad educativa de la Politécnica.

Por lo que la labor fundamental y prioritaria de las actuales autorida­ des es la de “poner la casa en or­ den”, fomentando la mística y res­ ponsabilidad de trabajo de todos quienes hacemos la Politécnica, esto es: profesores, estudiantes y trabajadores. Mística que siempre fue la razón de ser de toda la co­ munidad politécnica.

Todo esto constituye un reto para las actuales autoridades, cuya la­ bor principal será la de impulsar a la Politécnica a niveles que le per­ tenecen, retomando los de exce­ lencia académica e investigativa

Dar paso a la organización de la Escuela Politécnica Nacional ha si­ do la labor prioritaria, conformán­ dola de acuerdo a su nueva estruc­ tura sobre la base del Estatuto vi­ gente, ha sido una preocupación


permanente del Consejo Politécni­ co, es así que en primer lugar se preparó y publicó un proyecto de reestructuración de la Escuela Poli­ técnica Nacional, en lo referente a los siguientes reglamentos: - De organización académica de los Departamentos y Facultades, - De Departamento de Nivelación y Formación Básica, y que, previo a la discusión en pri­ mera por parte del Consejo Politéc­ nico, fueron sometidos a conside­ ración de toda la comunidad, re­ ceptándose un total de 22 docu­ mentos con sugerencias realizadas por: Miembros del Consejo Politéc­ nico que no participaron en la ela­ boración de los documentos de dis­ cusión, Departamentos, Directores de Escuela, Coordinadores, Aso­ ciación de Profesores, áreas aca­ démicas y profesores en forma in­ dividual. Observaciones que luego de ser ordenadas fueron entrega­ das a miembros del Consejo Poli­ técnico, Jefes de Departamentos, Coordinadores de Carrera, para conocimiento general del pensa­ miento de los sectores que envia­ ron las observaciones. Se ha iniciado la primera discusión en Consejo Politécnico, y una vez concluida, previo a la segunda dis­ cusión, el documento que resulte de la aprobación en primera, se pondrá en consideración de toda la comunidad politécnica para que mediante mesas redondas con los diferentes sectores se pueda ob­ servar elementos comunes y poder encontrar la forma de alcanzar con­ sensos o determinar el camino que desea seguir la mayoría de quie­ nes conformamos la Escuela Poli­ técnica Nacional. Una de las principales preocupa­ ciones de este Vicerrectorado es atender una gran cantidad de soli­ citudes de ascenso del Personal Docente, represadas desde hace varios años, y que con justa razón el personal docente ha levantado su voz de protesta reclamando sus justos derechos.

Si bien hasta la fecha, casi se ha concluido con todos los ascensos acumulados; sin embargo, la labor debe continuar, pues muchos de los profesores tenían ya derecho no solo a uno sino a dos o tres as­ censos, en estos momentos se ha cumplido la primera etapa, pero es­ ta labor será continua hasta que to­ dos los profesores se encuentren en el nivel escalafonario que les corresponda. Paralelamente y en concordancia con el actual estatuto, se modifica­ rá y reemplazarán las unidades, dependencias y decanatos que hasta la fecha han venido actuando en funciones prorrogadas, por lo que el Vicerrectorado en los próxi­ mos días implementará las siguien­ tes unidades a su cargo: - Unidad ción - Unidad - Unidad - Unidad Social

de Gestión de la Informa­ de Admisión de Desarrollo Curricular de Bienestar Estudiantil y

que permitirán en cada una de las áreas, reforzar la actual administra­ ción. Las otras unidades como el Conse­ jo Académico y las Comisiones de: Investigación y Extensión y de Do­ cencia, se podrán integrar tan solo cuando se conforme la nueva es­ tructura de la Escuela Politécnica Nacional, esto es: Departamentos y Facultades. Con el cambio de estructura será indispensable la actualización de reglamentos para normar la vida de la Institución, lo que constituye una labor muy ardua puesto que prime­ ramente se debe codificar todas las reformas existentes que no cons­ tan en los actuales reglamentos, actividad que se iniciará una vez que esté conformada la estructura básica de la Escuela Politécnica Nacional; sin embargo, se han to­ mado varias resoluciones y emitido normativos que permitirán ordenar el ámbito académico como son:

- Ratificación de que ningún Centro de Transferencia Tecnológica puede tener actividades docentes a su cargo. - Normativo para la contratación de acuerdos de conducción acadé­ mica para profesores a tiempo completo y de contratos de servi­ cios profesionales para ingenieros que laboran en forma provisional en actividades docentes. - Reordenamiento en las activida­ des de matriculación de estudian­ tes. Se encuentra en estudio el proceso de graduación de estu­ diantes de pregrado y postgrado. La elaboración del reglamento que permita el manejo de los fondos de jubilación, es labor continua y per­ manente del Consejo de Adminis­ tración de Fondos de Jubilación, presidido por el Vicerrector, para lo cual se está culminando un estudio actuarial que permita conocer las reales condiciones de jubilación complementaria del personal que labora en la Escuela Politécnica Nacional. Una vez que esté con­ cluido todo este estudio, pasará al Consejo Politécnico para su análi­ sis y decisiones correspondientes. Respecto a la contratación del se­ guro médico, que por problemas ampliamente conocidos por todos durante los últimos meses fue muy irregular, se ha llegado a acuerdos con la compañía aseguradora. La institución ha resuelto ampliar con la compañía aseguradora la reno­ vación del servicio por un año adi­ cional, en las mismas condiciones con el compromiso de que en los próximos días se normalicen las devoluciones de los servicios am ­ bulatorios de este seguro. Como se podrá observar, estas son algunas actividades que se en­ cuentran llevándose a cabo por parte de este Vicerrectorado, todo esto en la búsqueda permanente de una mayor calidad y eficiente servicio, que permita impulsar un alto nivel educativo dentro de la Es­ cuela Politécnica Nacional.

Presencia 11


INGENIERO JAIME SÁNCHEZ Director de Recursos Humanos

ACCIONES TENDIENTES A MEJORAR LA DIRECCIÓN DE RECURSOS HUMANOS DE LA INSTITUCIÓN 1. Generalidades El artículo primero de la Ley Orgá­ nica de Servicio Civil y Carrera Ad­ ministrativa y de Unificación y Ho­ mologación de las Remuneracio­ nes del Sector Público, establece como objetivo, propender al desa­ rrollo profesional y personal de los servidores públicos, en búsqueda de lograr el permanente mejora­ miento de la eficiencia, eficacia y productividad del Estado y sus Ins­ tituciones, mediante el estableci­ miento, funcionamiento y desarro­ llo de un Sistema Técnico de Admi­ nistración de Recursos Humanos, que sustente los principios de uni­ cidad, transparencia, igualdad, equidad, lealtad, racionalidad, des­ centralización y desconcentración, productividad, eficiencia, competitividad y responsabilidad. La creación y mantenimiento de la calidad educativa en una institución politécnica depende de un enfoque moderno de la gestión de la calidad dirigido a asegurar que las necesi­ dades que demanda el país y el sector estudiantil sean atendidas y satisfechas. El logro de la calidad académica requiere de un compro­ miso con los principios y técnicas para aplicar la calidad a todos los niveles de la institución y de una re­ visión y mejora continua, para esta­ blecer nuevos modelos organizacionales que permitan el buen de­ sempeño de las áreas administrati­ vas y docentes. La Escuela Politécnica Nacional como organización, esta constitui­ da por componentes humanos que se diferencian por las funciones que cumplen en las tareas directi­ vas, docentes, ejecutivas y operati­ vas. Las características y relacio­ nes que se establecen entre estos grupos tienen un marco jurídico en

12 Presencia

el que convergen la Ley de Educa­ ción Superior, la Ley Orgánica de Servicio Civil y Carrera Adm inistra­ tiva, el Código del Trabajo y el Có­ digo Civil. 2. Principales problemas que se deben afrontar Durante el corto tiempo de haber aceptado la responsabilidad de lle­ var adelante la administración de los recursos humanos de la Institu­ ción, se han detectado problemas de diferente índole, siendo el más crítico el que hace relación con el comportamiento del personal en to­ dos sus niveles: docente, adminis­ trativo y de servicios. Por más de 130 años la Politécnica ha sido el referente de la Educación Superior del País, debido principal­ mente al recurso humano que des­ de el tiempo de los científicos euro­ peos supieron entregar a la Institu­ ción todo su esfuerzo, toda su ca­ pacidad, sin esperar ninguna retri­ bución, creando un ambiente aca­ démico estimulante, de estabilidad y exigencia científica y tecnológica. Lamentablemente durante estos úl­ timos tiempos se han trastocado estos valores, llevando a la Politéc­ nica a convertirse en tierra de na­ die, donde no hay disciplina, donde no hay respeto a la autoridad, don­ de se cree que por ser una entidad del estado hay que esquilmarla, ac­ titudes estas que han deteriorado su prestigio y su buen nombre. Los problemas de carácter técnico han sido detectados durante una auditoria de gestión de la Contraloría, practicada en la Institución du­ rante el período Julio/2001 y Marzo 2002. Las siguientes fueron las de­ ficiencias administrativas:

- La ausencia de normatividad bá­ sica, de planificación operativa, estadísticas e información, ha li­ mitado la optimización de los re­ cursos humanos disponibles, y la carencia de parám etros para evaluar eficiencia y efectividad de la gestión cumplida. - La limitada participación de la Di­ rección de Recursos Humanos en la administración del personal, ha generado un significativo nú­ mero de niveles y categorías pa­ ra actividades similares, un alto número de contratos que son continuam ente renovados, así como la escasa capacitación y promoción del personal. - La inexistencia: de políticas y pro­ cedim ientos form ales para la contratación de personal, de un plan de recursos humanos, de un Orgánico Funcional, de un siste­ ma y Manual de Clasificación de Puestos, de consistencia en la aplicación de las escalas salaria­ les, y de un plan de capacitación, ha generado que se apliquen di­ ferentes denominaciones de los contratos para cargos y funcio­ nes iguales o similares, que se carezca de una técnica de clasifi­ cación de los cargos, que no se lleve una correcta administración salarial, y una racional distribu­ ción de funciones. - La inexistencia de un sistema de evaluación de desempeño del personal de la Politécnica, no perm ite optim izar sus conoci­ mientos, experiencias y potencia­ lidades; así como propiciar un ambiente de equidad, eficiencia y control; mejorar las relaciones in­ terpersonales y generar mayor rendimiento y productividad. - La falta de medios económicos, de una infraestructura tecnológi­ ca adecuada de la Dirección, y la poca importancia que las Institu­ ciones dan al área de recursos


humanos, son escollos que hay que superarlos para mejorar la administración del personal. 3. Acciones concretas a ejecu­ tarse para coadyuvar al desa­ rrollo institucional. La acción prioritaria que intentare­ mos ejecutarla, será la de reim­ plantar en la comunidad politécnica aquellos valores éticos y morales que se han perdido, para crear un am biente adecuado de trabajo, donde haya respeto, honestidad, sinceridad, participación. Que se considere a nuestra Institución co­ mo un segundo hogar y por lo mis­ mo sacarla adelante con el lema ‘Todos todo el tiempo” . Debemos darnos cuenta de que nuestra futura prosperidad depen­ de de nuestras aptitudes y actitu­ des, por lo cual tendremos que es­ tar continuamente desarrollando y poniendo al día nuestras habilida­ des, que es una tarea de nunca acabar si queremos ser útiles a la organización y a la sociedad.

Debemos creer que las personas son los activos organizacionales más valiosos que existen y que son capaces de grandes logros, conse­ cuentemente llevaremos adelante políticas que permitan ayudarles a encontrar un significado y una rea­ lización personal en lo que hacen. El objetivo planteado lo consegui­ remos mediante la preparación y el adoctrinamiento. Con la prepara­ ción, mediante cursos continuos de entrenamiento, se desarrollarán las habilidades y los conocimientos re­ lacionados con el puesto, mientras que el adoctrinamiento les incorpo­ ra a los empleados y profesores a las normas de comportamiento que exige la cultura organizacional de la Politécnica. Los problemas de carácter técnico se solucionarán mediante la apro­ bación por parte de las autoridades y luego la implantación de un siste­ ma integrado de Administración y Desarrollo de Recursos Humanos con los siguientes subsistemas téc­ nicos:

- Planificación de recursos huma­ nos - Selección y reclutamiento, suge­ rencia de políticas y procedimiento - Series ocupacionales, de remune­ raciones y de salarios - Elaboración del distributivo presu­ puestario de personal - C la s ific a c ió n y v a lo ra c ió n de puestos - Manual de clasificación de pues­ tos - Capacitación - Evaluación de desempeño - Registros manuales e informáti­ cos del personal - Base de datos sobre los recursos humanos institucionales Adicionalmente se desarrollará el área de Higiene y Seguridad Indus­ trial, con la implantación de nor­ mas, procedimientos y programas que garanticen la salud y bienestar de los diferentes estamentos de la Institución.

INGENIERO JAIME CALDERÓN Representante de los Profesores a Consejo Politécnico

LA POLITÉCNICA DE EXCELENCIA QUE TODOS QUEREMOS, SÍ ES POSIBLE Ciertamente toda institución nece­ sita cam biar para adaptarse a los permanentes desafíos de la nueva era caracterizada por la prevalencia del conocimiento y los extraor­ dinarios avances tecnológicos, to­ do lo cual debe significar en lo fun­ damental: ordenarse, disciplinarse y comprometerse con la visión de futuro y la misión institucional. En síntesis, cabe preguntarse: qué so­ mos y hacia dónde debemos enca­ minar nuestras acciones para inci­ dir en beneficio de la colectividad. Los últimos cinco años si bien estu­ vieron marcados por el discurso del cambio institucional, es necesario

evaluar lo que se hizo en concreto para organizar dicho cambio. En la perspectiva de sus mentalizadores: utilizar el prestigio institucional co­ mo plataforma de propias aspiracio­ nes, basta con mirar dónde están hoy los que iniciaron la propuesta de dicho cambio. Los más conspi­ cuos seguidores internos de esta política disgregadora han acumula­ do una serie de mecanismos para evitar la rendición de cuentas, al­ canzar la mayor cantidad de privile­ gios y lo que es aún más peligroso, incitar a los demás a buscar el rédi­ to inmediato sin importar ni princi­ pios ni valores, en franca contrapo­ sición con lo que significa la misión

de la Politécnica y para lo cual no se escatimó ninguna acción perse­ cutoria para quienes no comparti­ mos su limitada visión del futuro. Al imponerse tras una larga lucha la tesis de que en una institución de educación superior, como la Poli­ técnica Nacional, los cambios de­ ben partir de elementales consen­ sos y de la discusión más amplia de los problemas que nos atañen a todos, se ha iniciado el proceso de reorganización académica como el pilar fundamental de nuestro que­ hacer y alrededor del cual se nor­ marán las demás actividades de la comunidad.

Presencia 13


Esta lucha también ha dejado en evidencia para la Politécnica, el ex­ traordinario compromiso de la ma­ yoría de la comunidad, lo que ha permitido que se reinstale la dem o­ cracia institucional, se consolide la participación de docentes, estu­ diantes y trabajadores, y que hoy exista la convicción de entregar los mejores esfuerzos para detener su deterioro académico; desechar el facilismo y los privilegios y se corri­ jan, definitivamente, las distorsio­ nes y el mal uso de los recursos de que disponemos. En otro hecho histórico, la discusión y posterior aprobación del nuevo Estatuto de la Politécnica, en la que participamos profesores, estudian­ tes y trabajadores, marcó la rever­ sión de la tendencia autoritaria de imponer criterios en una institución donde la inteligencia, la buena fe y el respeto irrestricto a los principios éticos y a las diferencias, siempre fue su denominador común. Los problemas institucionales, en algunos casos debidos a la equivo­ cada concepción de lo que debe hacer la universidad pública y otros de carácter histórico, se encuen­ tran en permanente debate para buscar las soluciones pertinentes a cada uno de ellos. Hace falta en­ tonces, la decisión y el compromiso diario de la comunidad politécnica para hacer viables dichas solucio­ nes en el tiempo más corto posible. Entendemos asimismo que el tra­ bajo de reconstituir a la Politécnica como el referente científico y técni­ co del país, pasa por la definición de políticas institucionales que su­ peren el corto plazo y nos permitan mejorar lo que se ha estado ha­ ciendo bien y eliminar en forma de­ finitiva las distorsiones. Como representante de los docen­ tes ante el Consejo Politécnico, considero que deben discutirse, entre otras, las siguientes políticas institucionales: * Excelencia Académica.

14 Presencia

Esta lucha también ha dejado en evidencia para la Politécnica, el extraordinario compromiso de la mayoría de la comunidad, lo que ha permitido que se reinstale la democracia institucional, se consolide la participación de docentes, estudiantes y trabajadores... * F in a n c ia m ie n to y A u to fin a n ­ ciam iento. * Mejoramiento de la infraestructura. * Bienestar Social; y, * Evaluación y rendición de cuen­ tas. La Excelencia Académica, entendi­ da como un proceso que arranca con la reorganización de departa­ mentos y facultades; la revisión cu­ rricular; la optimización de tiempo y recursos; la evaluación y la acredita­ ción; el mejoramiento de bibliotecas; el apropiado equilibrio entre la carga docente, la investigación para la do­ cencia y la prestación de servicios tanto internos como externos. La política de financiamiento que resulta de la combinación de es­ fuerzos de autoridades y docentes que en el ámbito de su competen­ cia propicien las recaudaciones del presupuesto del Estado, reordenen el gasto y privilegien el ahorro de recursos. La búsqueda de nuevas fuentes de ingresos, como la dona­ ción del 25% del Impuesto a la Renta, debe ser una política institu­ cional permanente para el equipa­ miento de laboratorios y el mejora­ miento de la infraestructura. Es ne­ cesario también revisar la política de participación de la Politécnica

en los proyectos de autogestión, que permita reconocer adecuada­ mente el esfuerzo de quienes ge­ neran recursos extras, sin olvidar que son rentas de la institución, las que produzcan sus bienes patrimo­ niales. El mejoramiento de la infraestructu­ ra debe entenderse como una polí­ tica de mediano plazo y debe apun­ tar a la dotación de mejores condi­ ciones de estudio y trabajo para to­ dos, a través de la generación de proyectos específicos y la financia­ ción externa. Una política de Bienestar Social entendida como la supervisión per­ manente de las prestaciones para los miembros de la comunidad y el mejoramiento continuo de las mis­ mas. Finalmente, en la Escuela Politécni­ ca Nacional como entidad del sec­ tor público, debe recuperarse una política inscrita en el bien colectivo, que consiste en la constante rendi­ ción de cuentas y que todos nos so­ metamos permanentemente a la evaluación de nuestra actividad. La fijación de éstas y otras políti­ cas, las estrategias y directrices institucionales, así como la fiscali­ zación de su cumplimiento, es una de las obligaciones del Consejo Politécnico estipulado en el Estatu­ to. Con la elección de las nuevas autoridades, las tareas de legislar y fiscalizar se están realizando en forma permanente. Estamos en el inicio de la reintegra­ ción institucional y es nuestra im­ postergable responsabilidad recu­ perar el prestigio de la Politécnica venido a menos, ya sea por la pasi­ vidad e indolencia en unos casos y en otros por el desmedido afán de buscar réditos personales. Debe­ mos recuperar la mística de trabajo politécnico con la excelencia que siempre nos caracterizó y por la que optamos ya sea para estudiar o para trabajar en función de los más grandes intereses nacionales.


DOCTOR CARLOS E. QUEVEDO T. Representante de los Profesores a Consejo Politécnico

LA POLITECNICA Y SUS AUTORIDADES EN LA HORA ACTUAL La Politécnica de la que estamos orgullosos de form ar parte, se fue construyendo alrededor de un nú­ cleo de mística y ética, fundado en el ejemplo del Ing. J. Rubén Orella­ na R. El núcleo va ampliándose con las huellas, de los quehaceres y visiones, de todos quienes con­ formamos la Escuela y con las que dejaron otros, que ahora ya no es­ tán. El entretejido de las acciones cotidianas de todos (profesores, estudiantes y trabajadores), consti­ tuye el comportamiento institucio­ nal, que además influye en los componentes de su cultura, conso­ lida mecanismos de actuación y modula las predisposiciones de ac­ ción futura. Recordando a F. Sabater, cada uno de nosotros somos una individuali­ dad irrepetible, surgida del azar. C onsecuentem ente, las huellas que vamos dejando y las visiones del mundo (y de la institución) que vamos construyendo son únicas, aportando de esa forma a la diver­ sidad institucional ampliando, tanto su potencial de actuación como su sustentabilidad (requisito de varie­ dad mínima de Ashby). La capacidad institucional y sus lo­ gros, de los que estamos complaci­ dos, son resultado del trabajo coti­ diano, sacrificado, paciente y mu­ chas veces silencioso de los poli­ técnicos. Sin ellos, sin su compro­ miso, el sistema politécnico dejaría de funcionar. Un ejemplo de la im­ portancia de sus aportes es el de­ senvolvimiento y la continuidad de las actividades, durante la larga cri­ sis. Esta última surgida por la polé­ mica alrededor de la legitimidad de las autoridades y empeorada con la judicialización del problema. La continuidad de las actividades

institucionales, es una m uestra contundente del compromiso, pa­ ciencia e ingenio de los politécni­ cos para salvar escollos, sin inte­ rrumpir tareas ni proyectos. La cali­ dad de tal respuesta ha sorprendi­ do a muchas personas fuera de la Escuela. También es una manifes­ tación de la contingencia de las au­ toridades. Un aprendizaje de esa experiencia sugiere, que el rol principal de las autoridades, Consejo Politécnico entre otros, es asegurar condicio­ nes que faciliten y promuevan un clima adecuado para el surgimien­ to, estímulo, desenvolvimiento y realización de iniciativas y luego, coordinarlas de modo transparente. Tanto por un imperativo de progre­ so y liderazgo institucional, como por el dinamismo del entorno ac­ tual, donde no avanzar es rezagar­ se, así como por responsabilidad social; es preciso que la Politécnica prom ueva su perfeccionamiento,

La capacidad institucional y sus logros, de los que estamos complacidos, son resultado del trabajo cotidiano, sacrificado, paciente y muchas veces silencioso de los politécnicos. Sin ellos, sin su compromiso, el sistema politécnico dejaría de funcionar.

especialmente a través de una par­ ticipación creciente, tanto en volu­ men como en calidad, en nuevas actividades de ciencia y tecnología (CyT), más allá del excelente tra­ bajo que realiza en los varios nive­ les de formación y actualización profesional, en investigación y ser­ vicios técnicos. Diversas iniciativas se han plantea­ do a través del tiempo con este propósito (en lo que a mi respecta, varias publicaciones como las de la Universidad de Cuenca -2003, de la Laica Vicente Rocafuerte - 1995, de FUNDACYT - 1996, del CONESUP - 2002, del Departamento de Diseño y Procesos - 2003, etc. dan cuenta del modelo y de las estrate­ gias para llevarlo adelante). Dadas las dificultades de financiar grandes proyectos a corto plazo, el mecanismo más expedito de llevar­ lo adelante es la potenciación de las capacidades actuales a través de la sinergia, que surge de la acti­ vidad cooperativa de actores dife­ rentes que se complem entan y convergen sus acciones en el trata­ miento de proyectos, programas y problemas CyT. Cabe distinguir sinergias internas y externas. La promoción de la primera, de­ pende de al menos dos requisitos. Primero, disponer de personal competente, dotado de visiones, conceptos, conocimientos y destre­ zas variadas. Este es ciertamente el caso de la Escuela, quizá debe­ rían perfeccionarse actitudes, a fin de evitar mirar las diferencias con recelo y por el contrario, que se va­ lore y estimule la diversidad como fortaleza estratégica. Obviamente, cualquier tentación homogeneizan-

Presencia 15


te o dominadora por parte de algún grupo, no sólo que sería contrapro­ ducente sino que impediría el de­ sarrollo de un verdadero “mundo de lo público” , que comprende una com unidad de cosas que tanto unen como separan, a través de re­ laciones que no suponen fusión, manteniendo una pluralidad irre­ ductible, como lo entendía Hanna Arendt, y que es el fundamento de cualquier institucionalidad dem o­ crática.

Consejo Politécnico. Esta se distri­ buyó a Jefes departamentales a fin de contar con los puntos de vista de los actores directos.

Es verdad que trabajar entre perso­ nas diversas es más difícil que ha­ cerlo entre clones, que requiere vi­ siones más elaboradas, respeto y paciencia. Pero, si esto no lo hace­ mos, no estaríamos dando ejem­ plos de ciudadanía, que son parte im portante de la educación de nuestros estudiantes.

En cuanto a sinergia externa, se re­ quiere relacionamiento efectivo con el entorno y con los centros mun­ diales de CyT. Durante los últimos años se ha progresado, a través de una actitud de mayor apertura y con las vinculaciones desarrolladas a través de ciertas unidades de in­ vestigación que han alcanzado ni­ veles de excelencia y a través del dinamismo de ciertos centros. Mis recomendaciones al respecto for­ man parte de ponencias bien reci­ bidas internacionalmente (III En­ cuentro Latinoamericano de Res­ ponsables de Investigación y IV Sem inario Latinoam ericano de Postgrado).

Segundo, configurar una organiza­ ción adecuada para el trabajo en equipo. La departamental, en la forma estipulada en el Estatuto, cumple tal requisito y para su apli­ cación hemos concretado una pro­ puesta reglam entaria, conjunta­ mente con los ingenieros Fierro y De la Torre, miembros titulares del

Por otra parte y para que la Politéc­ nica pueda convalecer de la crisis, que exacerbó posiciones y exaltó pasiones, es preciso que las autori­ dades actúen con madurez y sere­ nidad, para cicatrizar heridas y res­ taurar una atmósfera de tranquili­ dad, evitando revanchismos y re­ presalias. El reconocimiento del va­

16 Presencia

lor estratégico de la diversidad, también constituye un factor para optar por actitudes responsables. En conclusión, tanto por la coyun­ tura como por objetivos permanen­ tes, es preciso que quienes deten­ tamos cualquier posición de autori­ dad actuemos con alta responsabi­ lidad, considerando el tan reiterado interés institucional por encima de cualquier otro. En tal virtud se reco­ mienda, especialmente en el corto plazo, lo siguiente: • Reconocer la diversidad y varie­ dad de la gente, como un valor estratégico de la institución. • Actuar respetuosamente respecto a los otros por principio, para po­ tenciar la diversidad a través de sinergias y como un medio para ir saliendo del largo período de cri­ sis. • Establecer una organización aca­ démica y otras, ajustadas a las disposiciones Estatutarias y que sean funcionales para el progreso institucional.


NOTAS CURIOSAS El Consejo de Redacción del periódico PRESENCIA se encuentra preparando una sección especial donde se recreen algunos de los hechos más relevantes de nuestra querida Escuela Politécnica Nacional, tanto a nivel institucional como gremial. Invitamos a todos los profesores que tengan información de interés sobre las distintas actividades que la Politécnica desarrolló en décadas anteriores, a fin de que la compartan; se trata de colectivizar situaciones, acon­ tecimientos, sucesos, anécdotas, escenarios, circunstancias, contextos, ambientes, entornos, realidades, semblanzas, etc., que den cuenta de la historia institucional. Es importante que recuperemos colectivam ente nuestra rica historia, puesto que ello nos ayudará a afirm ar más nuestra identidad, que ciertam ente nos sitúa como la mejor universidad técnica del país. A manera de introducción, presentamos algunas notas sueltas:

Sabía usted que... • La Escuela Politécnica Nacional (EPN), fue crea­ da en 1869 por Decreto del Presidente Gabriel García Moreno, luego de varios contactos que es­ tableció en su gira por Europa. Para su funda­ ción, trajo a algunos de los mejores técnicos e in­ vestigadores europeos, como Teodoro Wolf, Luis Sodiro, Heeiss, Kolberg, Epping, entre otros. Las primeras cátedras que se dictaron fueron de Tecno­ logía, Ingeniería Civil, In­ geniería en Minas, Maqui­ nistas y Ciencias. ¡Este año entonces celebramos 135 años de fundación! • El primer graduado en Eléctrica fue César Poveda Muñoz el 23 de di­ ciembre de 1953 y se le dio el título de Ingeniero Electrotécnico. ¿No será

BUENOS DÍA5,VENñO POR UN CASO DE. CORRUPCÍq' n .

las 10hOO junto a otros dos Generales de las Fuerzas Armadas, anun­ ciando el golpe militar que derrocó al Presidente Carlos Julio Arosemena. ¡El cumplimiento del de­ ber, era lo primero!

Gabriel García Moreno, bajo cuya presidencia se creó la Escuela Politécnica Nacional

conveniente pensar en crear nuevamente esa carrera • En junio de 1963, el Ge­ neral Marco Gándara, en­ tonces profesor de la Ins­ titución, luego de tomar un examen de Hidráulica entre 7h00 y 9h00, apare­ ció en los medios de co­ municación alrededor de

ESO ES M U Y GRAVE, AM'lSO, ¿CÓMO ESTA' DISPUESTO A ARR EG LARLO ?

• En noviembre de 1965 se inauguran los edificios de las facultades de inge­ niería Eléctrica, Química y Mecánica ya en el nue­ vo campus, equipados gracias a un préstamo especial de la UNESCO. En el edificio viejo de Eléctrica funcionaba toda la administración: Recto­ rado, Vicerrectorado, De­ canato, Departamento Fi­ nanciero, Servicio Médi­ co, Biblioteca, Librería, Asociación de Estudian­ tes, etc. ¿Se imagina us­ ted, estimado lector, la di­ mensión que tenía la Po­ litécnica en aquella épo­ ca?

-A ARRE öLAR

q u e , d is c u l p e

Ì)

QUE DEMOS POR CERRADO EL CASO.

• La pantalla para el Tea­ tro Politécnico vino plizada en una caja de 100x50x30 cm. Cuentan que desapareció misterio­ samente por algunas se­ manas, misterio que has­ ta la presente ha sido de­ sentrañado. Al final, fue repuesta para su inaugu­ ración en 1978.

Teodoro Wolf, científico alemán, uno de los primeros catedráticos de la Politécnica

P E R D O N ,y o QUIERO OÜE EL CASO SE A&RAjMO QOE SE CÍELRRE.

Presencia 17


EL IN S ^M N lñ Gracias a todos nuestros ávidos lectores que en sus innumerables cartas se quejaban de que padecen de insomnio por los males de la Poli, pero que gracias a nuestra columna es me­ nos penoso su mal y nos han pedido que la reanu­ demos. Los meses de au­ sencia se deben a que es­ tuvimos cursando estudios de postgrado en Sicología Parvularia, carrera que la­ mentablemente no pudi­ mos seguir en la Poli pues el CTT que promocionaba cuanta carrera le solicita­ ban a ésta, misteriosamen­ te, la descontinuo. Estamos trabajando en el proyecto de tesis titulado “motivos ocultos del com­ portamiento humano”, orientada a establecer la relación que existe entre el nombre de una persona y su comportamiento y se basa en la siguiente teoría: Cuando nos bautizaron co­ mo Juan, Pedro, María, Pablo, Rosa, Margarita, Geovany, Luis, Jorge, Fausto, Milton, Antonio, Ni­ dia, Yolanda, Ligia, Alfon­ so, Marcelo, VinicioÓ etc., posiblemente nuestros pa­ dres no nos estaban legan­ do ninguna responsabili­ dad futura de honrar el di­ choso nombre que nos ha­ bía tocado en suerte, quizá por ser tan común. Sin em­ E H T iE N D O ,U S T E D R ECIBIO M ENOSJDíNERO D E LO C O N V E MitiO Y Q U ISIER A A R R E G L A R C U E N TA N .

18 Presencia

bargo, nuestra teoría apun­ ta a que, en algunos ca­ sos, la intención del proge­ nitor al bautizar a su vástago era co'mprometerlo a que en el futuro haga ho­ nor al historial de su ilustre nombre y el pobre indivi­ duo, tratando de cumplir los deseos paternos, se esfuerza por ser famoso haciendo cualquier cosa y a como de lugar. La aplicación práctica la estamos realizando con un personaje “de cuyo nombre no quisiéramos acordar­ nos” pero que sin lugar a dudas pasará a la historia. Se trata de Stalin Atahualpa, cuyas hazañas son in­ signes perlas que, a más de servir de material para esta columna, nos ayuda­ rán a sustentar nuestra te­ sis; y, como son tantas, las seguiremos usando hasta el post-doctorado. El susodicho patentó la fra­ se “nosotros somos inge­ nieros, no somos aboga­ dos, por lo que no pode­ mos interpretar los regla­ mentos y leyes”; y, consi­ derando que la globalización exige apertura (a la finaló que diablos la auto­ nomía) llevó su famosa du­ da sobre cual esta sobre quien, ¿el estatuto sobre el reglamento? o ¿el regla­ mento sobre la duda? a que sea tratada en la Pro­ ;V O NO ■RECÍBl N A D A D E . NAT>¡E. / / / NO S O V UN SU C IO C O R R U P T O //

curaduría, en la Contraloría, en el Banco Central para que finalmente sea resuelta al nivel judicial más alto del País, el Tribu­ nal Constitucional, (sin em­ bargo en la cabecita de Stalin Atahualpa las dudas se mantienen). La cosa no fue fácil, por lo complicado de la duda, hu­ bieron numerosas batallas, amparos y desamparos, resoluciones y apelaciones donde poco faltó para pe­ dir el amparo divino. Para su información hacemos una síntesis: 1.-Amparo Constitucional propuesto por el conoci­ do psicólogo parvulario, pretendiendo que se anule la convocatoria a elecciones de Rector y Vicerrector, porque que­ ría que votaran también todos los profesores a contrato. 2.-Amparo Constitucional propuesto por el Churos para que el Stalin lo po­ sesione en su cargo de­ mocráticamente ganado. 3.-Amparo Constitucional propuesto por el Churos para que el Banco Cen­ tral le permita manejar la platica, pues es bien sabido que el que tiene el cushqui es el que manda. 4.-Amparo Constitucional propuesto por Ariosto el alegón, quien asegura AH, ENTONCES,..EEBio PASAR

/A A'SDE LO ARRE.6 LADO, ¿ S Í ?

que aunque perdió en las elecciones, si el Churos no era posesio­ nado podía tener chan­ ce de ganar en un nue­ vo proceso. Ojo con lo de Ariosto, pues quien sabe si de acuerdo a nuestra teoría de la res­ ponsabilidad del nom­ bre, pretenda continuar las hazañas de nuestro Atahualpa. 5.-Amparo Constitucional propuesto por Natalia quien dice que no asis­ tió a Consejo Politécnico porque los que sabemos no la dejaron pero que su suplente, electo jus­ tamente para suplirla, tampoco debía asistir 6.- Denuncia (en la brigada de homicidios) por inti­ midación a nuestro sufri­ do psicólogo parvulario, cuyos principales sospe­ chosos eran el Churos, El Man, el Ing. Mac Gi­ ber y otros vagos que participaron en el paro. NOTA: Esto no es invento como pensarán algunitos, sino pregúntenle a nuestro Vicerrector, tan prudente y calladito, de quien nadie podrá decir que actúa con fines políticos. A propósito de demandas, dicen por allí que Atahual­ pa, el original, está prepa­ rando una demanda por el mal uso de su nombre; A’T A / W P O C O .'/// NO S O Y UN A SQ U ER O S O CO R R U P TO R


pues él, en sus tiempos in­ caicos y a pesar de todo el oro que existía, nunca ha­ bía demostrado tal “amor” por ese bendito metal. Tratando de imitar la estra­ tegia de Stalin (el Bolchevi­ que), el nuestro -a fin de impedir reuniones subver­ sivas y/o movilizaciones masivas- ordenó cerrar las puertas de la Poli y hasta decretó vacación por el día de la madre, lástima que los descariñados hijos poli­ técnicos prefirieron traba­ jar, frustrando su gran es­ trategia desmovilizadora. Tan metódico es en sus dudas nuestro Stalin que luego de que un guaytambo ilustre, por mas señas diputado, manifestara que no hay duda que el Churos es el Rector y que ya se posesionó hace fuuuu, él aun duda y exclama horro­ rizado “que palanca habrá tenido este chugchucara para haber convencido a este paisano de los Jua­ nes, que me dijeron estaba de nuestro lado”. Estos son algunos de los hechos que sustentan nuestra tesis sobre el peso del nombre en el compor­ tamiento de la persona y para que no nos digan que nos estamos cargando só­ lo contra el susodicho, he­ mos pedido al Consejo de Redacción de Presencia que nos permita alargarnos un poquito y aquí van otras perlas, en las que inevita­ blemente otra vez aparece el susodicho.

¿P R E T E N D E ENTONCES D EN U N -

Si bien es verdad que en la Poli no somos aboga­ dos, con todas las deman­ das, amparos, apelaciones y recursos tenemos la sufi­ ciente experiencia para crear una maestría en Am­ paros Constitucionales es­ pecialidad “triquiñuelas y maniobras”. Y si por si acaso el cow boy mayor no quiera aprobarla en el CONESUP, porque dudase de nuestra experiencia, debe­ mos decirle que contamos con numerosos y connota­ dos profesores y que inclu­ so nos comprometemos a invitarlo a la ceremonia de graduación. Entre la nómina de la plan­ ta docente que enviaremos al CONESUP están cate­ dráticos de prestigio como un director ejecutivo, el único manaba quejudo (agredido dizque por una dama), un psicólogo parvu­ lario (experto en pasqui­ nes) y algunos abogados del Banco Central (que con seguridad ganan jugosos sueldos). Dentro del cua­ dro administrativo constan un tal Naranjo (no el Vice de la ADEPON) y, un pa­ riente del cow, el master secretario Sant Collar, últi­ mas adquisiciones del su­ sodicho. Para la carrera propuesta tenemos ya el test de apti­ tud, que tiene que ver con el perfil del aspirante a po­ litécnico y es el siguiente:

MiRE QUE LOS CORROP TOS SASEM ARRESTASELAS TARA DAR VUELTA TQDQv'ÜSTEDpqdriX s e r d e n u n ­ c ia d o POR CALUM NIAS./

ESCUELA POLITECNICA NACIONAL ESCUELA DE POSGRADO CARRERA DE DUDA METODICA TEST DE APTITUD PARA INGRESO Introducción:

Los que conocieron a Stalin, no el ruso sino el criollo, di­ cen que no siempre fue así, y que seguramente fueron las malas compañías las que lo afectaron hasta extraviarlo de esa manera, les solicitamos que respondan en forma indi­ vidual al siguiente cuestionario, cuidando de no pasar al si­ guiente bloque de preguntas mientras no haya agotado las opciones dadas. Bloque A

a) Las malas compañías, datan desde el jardín, b) Las malas compañías se le pegaron en su juventud; o c) Las malas compañías aparecieron en la escuela. Si usted escogió la alternativa c), se perfila como politécni­ co. Para establecer de cuál escuela se trata, favor elija en­ tre las opciones que se detallan en el siguiente bloque: Bloque B

1.-La escuela primaria que cursó en su niñez, 2.-La escuela de padres a la que obligadamente debió asistir, 3.-Nuestra Escuela, la Politécnica Nacional Si usted se inclina por la tercera alternativa es casi politéc­ nico. Ahora, para determinar desde cuándo tiene este pro­ blema el susodicho, considere lo siguiente: 1) Fue antes del año 1999, cuando dirigía una desapareci­ da facultad, 2) Aparecieron cuando un Rector con síndrome de “sabo­ taje” lo patrocinó en la terna para que sea elegido su Vi­ cerrector, o 3) En algún CTT que cree hacerle la competencia a Tony el Suizo Si usted llegó hasta aquí y tiene la corazonada de que la respuesta correcta está entre 2) y 3), ¡bingo!, ya es politéc­ nico y se ha hecho acreedor a un premio, el mismo que puede reclamarlo al Sir Ferdinand Cebolletas, a quien, se­ gún Rodolfo el “malo”, todos le tienen envidia por su ex­ traordinaria capacidad de generación de recursos financie­ ros, cualidad que había permanecido adormecida por cer­ ca de 25 años en su apacible vida privada.

V ESO SERIA M U Y GRAVE PARA U S T E D ,A M IG O .P E R O em f i n

s ie m p r e p o d r ía m o s

AR R EGLARLO .

/¡E S ro E S ftP U fflM T E f-' //A L CUBRIO USTED V SUS COCHINOS A R R E 6 L 0S //

Presencia 19


Se dice por allí que algu­ nos de los que están pade­ ciendo insomnio son cier­ tos despreocupados bene­ ficiarios de bonificaciones, que no advirtieron a tiempo que les seguían pagando aunque ya dejaron el car­ go. Obviamente es de es­ perarse que los nuevos je­ ques churosos no sólo exi­ jan la devolución de las es­ terlinas, sino que también les caigan a los que, por negligentes o por mantener adeptos, no corrigieran a tiempo esta situación.

Sobre la bronca que se ar­ mó por la duda del susodi­ cho y que tuvo en jaque a la institución por más de medio año, un amigo nos decía: “Si con la resolución del Tribunal Constitucional, ellos insisten en su posi­ ción de hacerse los santos, ¿por qué mejor no acudir al Vaticano o a la Corte de La Haya?”. Parece que esa idea llegó a oídos de algunos “comedidos” de la Escuela de Ciencias, quie­ nes prestos hicieron un lla­ mado a la conciliación, ba­ jo la supervisión de una tal Comisión de Conciliación y Arbitraje de la Cámara de Comercio, seguramente porque dudaban, como lo hubiera hecho Stalin el ru­ so, no el nuestro, de la probidad del Vaticano o de la Corte de La Haya. Seguramente la nueva ad­ ministración encontrará maravillas que esperamos que poco a poco salgan a la luz, como aquella descu­ bierta por los espúreos: la desaparición, ventajosa­ mente transitoria, de las escarapelas destinadas a varios profesores homena­

jeados por los 25 años de docencia, que no habían asistido al acto porque se “olvidaron” de avisarles a tiempo. La filosofía que im­ peraba en aquella época era: Si tu eres mi amigo, te aviso; de lo contrario mejor que no te enteres. ¡Así se manejaron las relaciones institucionales en tiempos del cenizo! Una joya de los tiempos del paro del 2002: Un in­ signe cibernauta comenta­ ba sobre el desencuentro entre dos colegas, el uno, pretendiendo definirse in­ maculadamente indepen­ diente, decía que el con­ flicto se originaba porque en un lado estaban los va­ gos y en el otro los pillos; entonces el segundo le preguntó: ¿y tu, de que la­ do estás?; presuroso el pri­ mero le respondió: yo no estoy ni con los unos ni con los otros, estoy en la mitad. Entonces el segun­ do sabiamente lo senten­ ció: o sea que tu eres me­ dio vago y medio pillo... ¡La chispa que tenían los “vagos” en esa época!.

Y para despedirnos (pero transitoriamente... no se harán ilusiones), agradece­ mos a Quino por la cari­ catura que presentarnos en estas páginas, inspirada en los hechos ocurridos en la Politécnica en los últi­ mos tiempos, y, les reco­ mendamos la lectura del li­ bro de P. Angulo y J. Loza que recopila las abundan­ tes perlas cultivadas du­ rante la administración pa­ sada. Posiblemente les causará insomnio, pero co­ mo la memoria es frágil, no importa pronto se les pasa­ rá.

¿ YA LO LEYÓ? ¿QUÉ ESPERA?

El informativo PRESENCIA es la voz de los profesores de la Escuela Politécnica Nacional, y como tal, sus páginas están abiertas para recibir sus opiniones, críticas y comentarios; todos serán bienvenidos y fundamentales para mantener nuestro medio de expresión y difusión y recuperar el rol protagónico que los profesores debemos tener al interior de la Escuela.

//•CUANTO ESOlSMOjDiOS MIO " CON SEN TE Q UE NO Q U IE R E A R R EG LAR NADA..•. C UA'NJD O S E V A A

2 0 Presencia


2004 julio no56