Page 1

PEniKI mis PEIIEA RflSElLll

lOí? PEBwnim Y WH imnniHTAH ÜE MAYAGEIEZ

PONCE, PUERTO RICO 1002

•'c-^ -.


FE DE ERRATAS

Se han advertido las siguientes erratas: Página 9

Linea

5

19

última

44

13

45

17

Debe decir

Dice

bosta

hasta

Amado

Arnaldd

Imperial

Imparcial

Eliminar la conjunción y después de Rossy


\ ..

" i"'i'

á

*'• 'l'Á


IMPBBSO SN BSPAÍ^A PRINTHD IN BPAIN


LOS PEfílÚDICOS Y LOS PERIODISTAS DE MAYAGaEZ

. kJj


•C'. <:

íT


PEDRO LUIS PEREA ROSELlR

LOS PERIODICOS Y LOS PERIODISTAS DE MAYAGUEZ

PONCE, PUERTO RICO 1962


Derechos reservados

Imprenta de Aldecoa. â&#x20AC;&#x201D; Burgos (EspaĂąa)

18098


A LA MEMORIA DE MI MADRE

A

MI ESPOSA

ZORAIDA

LUZ


NOTA BIBLIOGRÁFICA

No existe ningún libro sobre el periodismo en Maya-

güez. Sobre el periodismo en Puerto Rico la mejor obra, de conjunto es el magnifico estudio de Don Antonio S. Pe-

dreira, El Periodismo en Puerto Rico, Bosquejo histórico desde su iniciación hosta el 1930 (1941), en el que se basan,

principalmente los apuntes que anteceden. Datos parti culares sobre los periódicos y los periodistas de Mayagüez. se encuentran en los siguientes libros; Lidio Cruz Mon-

clova, Historia de Puerto Rico (Siglo XIX) Tomos I y Ii: (1952 y 1957); Idem, Luis Muñoz Rivera, Los Primeros. Diez Años de su Vida Política (1959); Emilio J. Pasaren,

Orígenes y Desarrollo de la Afición Teatral en Puerto Ri co (1951); Botero Figueroa, Ensayo Biográfico de los que' más han contribuido al progreso de Puerto-Rico (1888); Manuel Fernández Juncos, Antología Puertorriqueña

(1907); Martín Gaudier, Genealogías, Biografías e Historia-, del Mayagüez de Ayer y Hoy (1959); Josefina Rivera de Álvarez, Diccionario de Literatura Puertorriqueña (1956),

y Cayetano CoU y Tosté, Boletín Histórico de Puerto Rico (1914-1927). Pueden consultarse también, con fruto, las.

Bibliografías de Pedreira y de Géigel y Zenón y Morales Ferrer, y la Memoria Oficial de la Feria-Exposición de Ponce celebrada en 1882, redactada por Don José Ramón

Abad y publicada en el Establecimiento Tipográfico "El Comercio»* de la Ciudad del Sur, en el año 1885.


1'


JIjL periodismo en la Villa del Oeste se inició bajo el signo del liberalismo. Quiere esto de

cir que nació en 1848, el año de las conmociones liberales en toda Europa. Desde el primer perió dico mayagüezano de que tenemos noticia, El Im-

'parcial, hasta La Razón, fimdada por Mario Braschi en 1890, que cierra toda una época y toda \ma escuela de periodismo, la prensa de Mayagüez tuvo siempre como programa y como nota definidora la defensa de las reformas liberales.

Mayagüez fue la segimda ciudad de Puerto Ri co que tuvo periódicos. ^ El primero de la Isla fue

La Gaceta de Puerta Rico, órgano oficial, cuyo nú mero más antiguo se conserva en el Archivo de In dias de Sevilla y corresponde al miércoles 17 de agosto de 1808. ^ Publicóse más tarde —en 1814^

El Diario Económico de Puerto Rico, que, no obs tante su nombre, sólo salía los lunes, miércoles y 11


viernes y constaba de ocho páginas en octavo. EL primer número de este periódico no se conserva, pe ro se puede deducir que apareció el 14 de marzo de 1814. El 1 de mayo del mismo año se publicó el ter

cer periódico de Puerto Rico,, llamado El Cigarrón, que fue al poco tiempo suspendido por la censura;, y después de otro periódico Uamado El Investigador, redactado hasta fines de 1821 por Don Pedro To más de Córdoba, secretario de la Capitanía Gene

ral, y autor de las muy conocidas Memorias, co menzó a publicarse el domingo 6 de diciembre de' 1821 el primer diario de la Isla, Uamado Diario Li beral y de Variedades de Puerto Rico, que viene a ser el quinto periódico publicado en Puerto Rico. Dos periódicos, Piedra de Toque (1822), y El Eco, diario noticioso de Puerto Rico (1823), segundo

diario publicado en la Isla, precedieron la funda ción, en 1839, del Boletín Instructivo y Mercantil de Puerto Rico, que salía los sábados y los miérco les, y que en consecuencia viene a ser el octavo pe riódico fundado en Puerto Rico. Todos estos perió

dicos que he mencionado se publicaban en la ciu dad Capital,

El noveno periódico fundado en Puerto Rico y el primero de la ciudad de Mayagüez fue El Imparcial (cuyo título según Don Lidio Cruz Monclova. era El Imparcial Mayagüesano), el cual, según Don Salvador Brau, fue suprimido a los cincuenta días, de haber empezado a publicarse, por orden del Ge neral Don Juan Prim, Gobernador de la Isla a la. 12


sazón. Fueron editores de este periódico, según Cruz Monclova, el Dr. Don José Francisco Basora,

ilustre patriota y literato, y el dominicano Don Jo sé María Serra de Castro, ® maestro y periodista,

que fue el maestro de los periodistas de Mayagüez, donde vivió desterrado por causas políticas. Se comenzó a publicar El Im-parcial el 1 de jimio de 1848.

El segundo periódico que vió la luz en Maya

güez se tituló El Propagador, semanario "dedicado a la Promoción de los Bienes Materiales y Positi vos", que aparecía los miércoles y comenzó a publi carse en agosto de 1848. Fue su editor Don Pablo Simó.

El tercer periódico de Mayagüez, El Semanario Mayagüezano, editado (según Pedreira) por Don Santiago Basora, apareció en 1850 e inicia, según

apunta el mismo autor, los periódicos de la segun da mitad del siglo xix.

Don José María Serra, a quien antes he aludi do, era propietario de una imprenta, en la que co menzó a publicar —en octubre de 1855— El Com

pilador Industrial, cuarto periódico establecido en Mayagüez, el cual fue también un semanario que salía los sábados.

El primer diario que tuvo Mayagüez (y el cuar to de Puerto Rico) fue El Diario de Avisos, que em

pezó a publicarse en enero de 1863 y estaba dedica do a la agricultura, la industria, el comercio, la li teratura y las modas. Este periódico, que se impri13


mía en la Imprenta Militar y Encuademación Machícote, no circulaba los lunes, pero publicaba los

domingos un suplemento literario de ocho páginas. Fue su Director Don José Montero y Fuertes, de

qmen no me ha sido posible obtener otros datos, y se publicó por lo menos hasta el año 1881, en que aún circulaba.

El 12 de febrero del mismo año apareció El Avi sador del Comercio.

14


II

Así llegamos a 1870, fecha en que se iniciar, una verdadera Edad de Oro del periodismo mayagüezano con la aparición de La Razón, diri gida por Don José Ramón Freyre," que comenzó a. publicarse en octubre del mencionado año, el mis mo en que apareció en San Juan El Progreso. * Lo'

Razón, "revista semanal de combate", que salla los*,

sábados, duró alrededor de cuatro años, dejando de publicarse a fines de 1874.

La Razón, escribe Don Sotero Figueroa, "trató' con elevado criterio todas las cuestiones encama

das en el credo liberal sin temor a la intransigen cia reaccionaria". Y añade; "Bastaba a Freyre creeruna causa justa para que la defendiera con energía, si, pero guardando siempre la forma del periodis ta culto".« Y el ilustre investigador Don Antonia>

S. Pedreira, ornamento de nuestras letras, en su admirable estudio sobre el periodismo en Puerto 15*


Jíico, expresa sobre La Razón el juicio siguiente; "Era un valiente semanario de combate en el que

aparecían artículos de su Director, de Manuel Fer nández Juncos, de Mario Braschi, de José María

Monge y de Bonocio Tió Segarra, entre otros". Y continúa; "San Juan con El Progreso y Mayagüez con La Razón, levantaron el entusiasmo cívico de Puerto Rico en momentos trascendentales de nues tra historia".

El periodo desde La Razón de Freyre hasta La Razón de Mario Braschi Rodríguez, i. e., desde 1870

,a 1890, es una época de intenso cultivo del perio dismo en la Ciudad del Oeste, así como en toda la

Isla, favorecido sin duda en sus inicios por el libe ral "Decreto sobre Imprenta" promulgado en 1870, durante la Regencia del Duque de La Torre, por el Gobernador Don Gabriel Baldrich Palau, asi co

mo por el Decreto dictado tres años más tarde, el 30 de abrU de 1873, triunfante ya la primera Repú blica en España,, por el Gobernador Don Rafael Pri mo de Rivera.' El Decreto de Baldrich eliminó la

previa censura, produciendo, no sólo en Mayagüez sino en toda la Isla, un extraordinario auge de la

prensa del país. Alrededor de treinta periódicos co menzaron a publicarse en Mayagüez durante estos veinte años, entre los cuales hay muchos que me recen destacarse.

El Imparcial se inició en julio de 1885 y dejó de

publicarse, tras de varias suspensiones, en 1900. Fue su primer Director Don Francisco Ortea, emiac


grado dominicano, periodista nato que fue más tar aje en San Juan— redactor de La Corresponden cia de Puerto Rico, y escribió novelas que firmaba

con el pseudónimo Dr, Franck. Le sucedió, en 1887, Don Martín Fernández. En distintas épocas redac taron El Imparcial, entre otros, Don Carlos Casanovas Duperroi,« el distinguido escritor Don Eueenio Astol Busatti,'' Don José de Jesús Do^-

ffuez - Don Enrique Vélez Vialís, culto periodista

que ¿ominaba varias lenguas, Don Jovino de la To rre Don Luis Ramirez Casablanca, Don Rafael Bofm' y correa, quien habia sido, al establecerse la

primera República en España, en 1873, Corregidor L Mayagüez, y Don José Contreras Ramos, Este diario se destacó notablemente en las lu

chas políticas de la época. Publicaba también El Imparcial una tirada extraordinaria con el titulo de Los Dcrmingos de El Imparcial (desde 1886). Don Martín Fernández López habia sido antes Director del diario La Tarde," que empezó a pu blicarse el 2 de abril de 1880, y cuya oficina de re dacción estaba ubicada en el número 45 de la calle Méndez Vigo. En 1882 comenzó a dirigir La Tarde el ilustre patricio, hijo de Cabo Rojo, mayagüezano

de adopción, Alcalde de la Ciudad en 1885, Don Sal vador Mestre y Mora.

Al período que reseñamos pertenecen también el semanario titulado igualmente El Imparcial (se

gundo de este nombre que vio la luz en Mayagüez), que se empezó a publicar en noviembre de 1878, di17


rígido por Don Juan R. Terreforte, y que duró poco

tiempo; La Época,"periódico enciclopédico", dirigi do por el ya mencionado Don Carlos Casanovas Du-

perroi, el que duró sólo de julio a noviembre del mencionado año, y La Prensa, semanario "político,

literario, comercial, de noticias y ammcios", que sa lía los jueves, fundado y dirigido por Don Antonio Ruiz Quiñones, y que duró poco más de cinco años, desde marzo de 1875 a noviembre de 1880. (Años más tarde, en 1910, se publicaba en Mayagüez otro periódico con el mismo nombre,"defensor de los in tereses generales del país", del que era Director Don Victoriano Fernández.)

Los periódicos fundados en Mayagüez por el poeta y literato Don Bonocio Tió Segarra fueron El Anunciador Comercial, semanario que circulaba gratuitamente y que empezó a publicarse en febre

ro de 1880, del cual vio Pedreira ejemplares publi cados en 1888; El Diario de Avisos, "pequeño dia

rio", consagrado al comercio, la agricultura, la

industria, ciencias y literatura y anuncios, que co menzó a publicarse a principios de 1880; y La Pa tria, diario de la mañana, menos los lunes, que só lo duró del 1 de agosto de 1880 hasta octubre del mismo año.

El periodista conservador Don Antonio Prida y Díaz, autor del drama histórico La Sombra de Pa dilla, publicó durante esta época tres periódicos, La Nación (dirigido más tarde por Don Carlos Amer Alegre) que se comenzó a publicar el 21 de 18


marzo de 1880 y reapareció en enero de 1892; La Malva, que se comenzó a publicar en noviembre de

1892 y El Criterio Español (con Américo Raldiris) cuyo número inicial apareció en marzo de 1886. Fundó también en esta época Don José María Serra su tercer periódico, de ideología liberal-re formista, El País, que comenzó como trisemanario

y se convirtió luego en diario. Dirigieron también El País en años sucesivos, Don Salvador Mestre y

Mora, Don Julio Enrique Vélez Vialís y Don José Leandro Montalvo. Duró menos de tres años, de

agosto de 1883 a febrero de 1886. También en esta época se publicó, de mayo a

junio de 1884, La Autonomía Colonial, fundada y dirigida por el 'distinguido abogado Don José de Guzmán Benítez, quien, a tono con la política de Celis Aguilera, se manifestó en sus columnas par tidario de la unión de los liberales puertorrique ños con un Partido de la Península que acogiera

el programa autonómico. Dirigió más tarde La Autonomía Colonial el antes mencionado Don Julio Enrique Vélez. Merecen recordarse también dos periódicos li

terarios juveniles de esta época; el primero, La Ju ventud, se publicaba cinco veces al mes, y su pri mer número apareció en noviembre de 1885. Fue su Director el notable jurisconsulto y orador de ex traordinaria cultura, hijo adoptivo de Mayagüez

(había nacido en Yecla, provincia de Murcia, Es paña) Don Alfredo Amado Sevilla. Del segundo, 19


El Pensamiento, se ignoran otros datos, aunque sa bemos que era "redactado por jovencitos aficiona dos a la literatura". Apareció en diciembre de 1885.

Y finalmente mencionaré El Resumen, periódico autonomista, dirigido al principio por Don Manuel Torrellas; desde 1888 por Don Nicolás López de Victoria, y más tarde por Don Luis Magín Raldiris, y en el que colaboraban, además de este último, Don Jovino de la Torre, Don Carlos Casanovas, Don José de Jesús Domínguez, el Dr. Don Benito Gaudier y el prócer sangermeño Don Francisco Maria no Quiñones.

Llegamos así al periódico que marca el fin de esta época, segundo que en Mayagüez llevó el nom bre de La Razón, fundado por el ilustre periodista

puertorriqueño Don Mario Braschi Rodríguez,quien era su Director y propietario, y del que fueron re dactores Don Francisco Ortea, ya nombrado, y Don Luis Magín Raldiris, el notable periodista mayagüezano,fundador muchos años después de El Dilu

vio, de San Juan; y Administrador Don Francisco Llavat. Este periódico, órgano del Partido Autono

mista, se publicaba los martes, jueves y sábados, y duró poco más de un año, del 23 de enero de 1890

a julio de 1891. Con él terminó una época del perio dismo en Puerto Rico y se inició otra de orientación

muy distinta. Con gracia y acierto expresó Don Manuel Fernández Juncos en el siguiente párrafo, citado por Pedreira de la Corona Literaria a la Me moria de Mario Braschi, publicada en Ponce en 20


1894, el contraste entre ambas escuelas de perio dismo: "K1 periódico razonador va cediendo poco

a poco su puesto al informativo; el repórter va in vadiendo los augustos dominios del pensador y los elementos hoy más valiosos de la hoja diaria no se deben tanto al esfuerzo de la mente como al esfuer zo de los pies".

Publicáronse también durante esta época va rias revistas de mérito, como El Liceo, "revista quin

cenal de literatura y ciencias, órgano de la institu ción del mismo nombre" que se comenzó a publi car en marzo de 1888; El Álbum de las Señoritasy

"revista quincenal de literatura, educación y re creo, dedicada al bello sexo" que apareció el 10 de

junio de 1872; La Idea, revista quincenal dirigida y redactada por Don Antonio Ruiz Quiñones, de la

que era Administrador Don José María Serra Con cha, que apareció en noviembre de 1885; y la más interesante, tal vez, de todas, La Almojábana, re vista literaria anual que se publicaba el día de No chebuena, de la que era Directora la excelsa poetisa

puertorriqueña, autora de la letra patriótica de La Borinqueña, Doña Lola Rodríguez de Tíó; Edi

tor, su esposo Don Bonocio Tió Segarra, y redac tores, Don José María Monga, que firmaba sus es critos con el pseudónimo Justo Derecho,"el poeta Don Carlos Peñaranda, distinguido literato anda

luz que residió en Puerto Rico, autor de un intere sante tomo titulado Cartas Puertornqueñas, pu blicado en Madrid en 1885," Don Carlos Casano21


vas, Don José Espinosa y el abnegado periodista Don Mario Braschi, a quien dedicó el gran poeta español Don Salvador Rueda y Gallardo los si guientes emocionados versos: Feliz Braschi, que tuviste en las fibras de tu arpa, látigo contra los vicios, para el bien hojas de palma. De las glorias de la tierra es una de las más altas,

Ihaber tenido una pluma

y haber sabido emplearla!

El primer número de La Almojábana apareció el 24 de diciembre de 1881.

22


III

'b 1890 a 1910 transcurre el tercer período del periodismo mayagüezano, según la cla sificación que vamos haciendo. Durante estas dos décadas —^la final del siglo xix y la inicial del XX— comenzaron a publicarse en Mayagüez no me

nos de veinte nuevos periódicos. De los años ante riores al cambio de soberanía (1898) debe destacar se El Diaño Popular, fundado en abril de 1893 y di

rigido por el notable periodista y político, educado en París, Don Nicolás López de Victoria, quien combatió el Pacto con el Partido Liberal Fusionis-

ta de Sagasta (Ref. de Cruz Monclova). Don Nicolás

López de Victoria había dirigido también, en 1886, El Liberal, del que fue redactor principal Don

Julio Enrique Vélez Vialís. Redactaban El Diario Popular, en cuyas páginas se escucha el eco de las contiendas políticas del tiempo, el distinguido es critor puertorriqueño Don Eugenio Astol Bussati, 23


y el veterano periodista mayagüezano Don Luis Magín Raldiris. También merecen mencionarse La

Publicidad, "semanario político" dirigido por Don Jovino de la Torre, que comenzó a publicarse en agosto de 1894, y El Derecho Regional, que duró poco tiempo (de abril a octubre de 1896) trisemanario que luego se convirtió en diario, fundado, co mo ya dije, por Don Carlos Casanovas y dirigido más tarde por Raldiris.

Durante estos años comenzó a publicarse La Revista Blanca, "semanario de literatura, ciencias y arte, dedicado especialmente al bello sexo", que tuvo años después una segunda épocá, también brillante. Fue su Director en la primera, Don José E. González Quiara, autor, entre otras obras de

teatro, del drama romántico La Perla de Granada, estrenado en el Casino de Mayagüez,"y quien más tarde, en 1898, dirigió, también en Mayagüez, El Vesubio. Dirigió luego La Revista Blanca el apreciable poeta y notario mayagüezano Don Mariano Riera Palmer, Alcalde de la Ciudad y Presidente, en 1908, de la Junta Representativa en Mayagüez, de la Sociedad de Escritores y Artistas de Puerto Rico, fundada el 19 de diciembre de 1905, y Presidente, en 1915, de la sección de Mayagüez de la Asociación de Periodistas de Puerto Rico, fundada el 24 de ma

yo del mismo año (El Tiempo, San Juan, 11 de oc tubre de 1915, citado por Pedreira). Don Mariano Riera Palmer, en 1916, fue designado Académico Correspondiente por Puerto Rico de la Academia 24


Antillana de la Lengua, de la que era Director Don. Manuel Fernández Juncos, al tiempo que era nom

brado Director Honorario por Puerto Rico, el in

mortal poeta y venerado patriota Don José de Diego-

y Martínez (Puerto Rico Ilustrado, Año VII, Núm. 321, de 22 de abril de 1916). Era redactor de La Re vista Blanca Don Eugenio Astol, y colaboraban en

eUa, entre otros, los poetas Don Manuel María Sa ma, Don Carlos Casanovas Duperroi, ya mencio nado, y Don José de Jesús Domínguez. En esta pri mera etapa se publicó La Revista Blanca desde el

12 de julio de 1896, en que apareció el primer nú mero, hasta el año 1902.

En el mismo año que La Revista Blanca comen

zó a publicarse Bl Crematístico, dirigido por Don Arturo Salguero Font, en el que se publicó un ar tículo de Don Fernando J. Matías (quien fue más tarde Director del diario unionista La Voz del Pue

blo, que comenzó a publicarse en Ponce el 4 de no viembre de 1907) contra la disolución del Partido Autonomista (Ref. de Cruz Monclova). En 1897 comenzaron a publicarse el mensuario

El Laboratorio (sucesor de La Verdad Médico-So

cial), dirigido por el Dr. Don Benito Gaudier Texidor. En el mismo año se publicó el semanario sa

batino, luego bisemanario, La Vanguardia, dirigido

por Don Isaac Irizarry Sasport y redactado por el Dr. Don Manuel Guzmán Rodríguez, padre (ilustre

mayagüezano de adopción, que ya había pubücado

en Añasco El Láboratoño) en el que colaboraban, 25^


-entre otros, Don Luis Magín Raldiris, Don Carlos Casanovas y el novelista Don José Elias Levis. En mayo de 1898 comenzó a publicarse El Cablegrama, dirigido por Don Luis Ramírez Casa-

blanca, y en el mismo año se publicaba La Améri ca, dirigida por el ya nombrado Don Nicolás López de Victoria y más tarde, por Don L. R. Gauthier. En el mismo año de 1898 aparecen varios perió dicos que reflejan la nueva situación política. La Bandera Americana, diario de la tarde, que en 1906 5e convirtió en diario de la mañana y que continuó

publicándose hasta 1921, fue fundado por el Lic. Don Pascasio Fajardo Cardona, dirigido por Don Genaro Cortés, y redactado, en épocas distintas, por el Lic. Don Eugenio Lecompte, distinguido po lítico y hombre de letras que hoy reside en la Perla del Sur, Don Rafael Martínez Nadal, Don Zoilo Ruiz García y Don José A. Rivera. En noviembre

del mismo año apareció El Porvenir de Borinquen, "periódico político de intereses generales, noticias

y anuncios", dirigido por Don Nicolás Arana, el cual se publicaba los jueves y domingos.

En junio de 1899 apareció El Republicano, trisemanario dirigido por Don Luis Magín Raldiris, y más tarde por Don Andrés Freyre. En septiembre de 1899 empezó a publicarse El Terruño, "órgano para la propaganda de la Liga de Patriotas Puertorriqueños'\"dirigido por Don Jovino de la Torre, y el 9 de octubre del mismo año se empezó a publi car La Estrella Federal, trisemanario político con 26


el que se inicia en las luchas periodísticas el nota ble actor dramático, Don Pablo Roig, figura cime ra en el teatro puertorriqueño de aquel tiempo. Como redactor figuraba el veterano periodista, tantas veces nombrado en estos apuntes, Don Euge nio Astol Busatti.

27


IV

C'ON la

nueva centuria se inician importan

tes periódicos, entre eEos, dos diarios que son representativos del Mayagüez de principios del actual siglo; el primero, La Voz de la Patria, fue

fundado por el poeta y orador Don Eugenio Bonilla Cuevas, autor, entre otros, de un juguete cómico titulado Mayagüez por Dentro, y dirigido en dis tintas épocas por el propio Bonilla, por el ilustre publicista ponceño Don Félix Matos Bernier, por Don Zoilo Ruiz García, por el poeta Don Juan Pericás Díaz, quien había sido antes Director de ha Voz de la Marina, diario de Ponce, ciudad donde

publicó,, en 1900, un poemario titulado Primavera les (Ref. del Dr. Salvador Arana Soto), por Don Isaac Irizarry Sasport y por el poeta Don Nicolás Rivas. Comenzó a publicarse este diario, que se ini ció como defensor de la política del Partido Liberal, el 14 de diciembre de 1901, y continuó publicándose 29


hasta el 5 de agosto de 1922, en que desapareció. Fue Editor y Administrador de La Voz de la Patria

en sus últimos años, el distinguido hombre de ne

gocios mayagüezano Don Raoul Gómez Pino. El otro periódico que se identiñca con esta épo ca de la historia de Mayagüez es El Diario del Oes

te, cuyo primer número apareció en mayo de 1910. Fue su fundador el caballero asturiano Don José

Moreda, y lo administraba Don José Irizarry Cruz, propietario más tarde de la Tipografía Comercial. Redactaban El Diario del Oeste, los escritores ma-

yagüezanos Don José Escabí, Don Armando Esteva y Don Celedonio Delgado. Hacia 1920, El Diario del Oeste se convirtió en La Nueva Era y en 1932 se lla

mó Ayer y Hoy, para volver poco después a su pri mer nombre. Desde 1922 fue su Director Don Pablo

Roig, quien antes, en 1904, había publicado El Murciélago, y más tarde fue Director Administra

dor de La Revista Blanca, sucesora, en su segunda

época, de La Bruja. La Bruja, periódico dominical (luego diario) apareció el 9 de enero de 1898 y fue dirigido por Don Santiago Otero Quiñones y redactado, entre

otros, por Don Guillermo V. Cintrón ValdejuUy (Bombón), quien en 1909 fundó en Ponce El Diario de Puerto Rico, el que se convirtió luego en. El Día, que aún se publica en la Ciudad del Sur. Unión Obrera, periódico fundado en Ponce en 1902, como semanario, por Don Santiago Iglesias, Don Eugenio Sánchez López y Don Ramón Morel 30


Campos, se trasladó luego a Mayagüez, donde se convirtió en diario y fue dirigido por Don Julia

Aybar. A fines de 1908, Unión Obrera comenzó a publicar otra edición diaria en San Juan, dirigida

asimismo por Don Santiago Iglesias Pantín. Según anota Pedreira, es éste el único caso en Puerto Rica de un periódico que haya publicado dos ediciones diarias en distintos pueblos.

Otros periódicos que se iniciaron en este perío do fueron: La Aurora Social, semanario dirigida

por el notable educador puertorriqueño Don Fran cisco Vincenty, que apareció en enero de 1904; La Independencia, que fundó en abril de 1905 Don Ju lio Medina González; El Combate, periódico repu blicano fundado por el antes mencionado líder po lítico Don Rafael Martínez Nadal, y redactado por

el escritor catalán (nacido en Barcelona) Don Jai me Busquets Soler, quien, a ejemplo del asturianoCepeda, participó en las luchas políticas junto a los liberales puertorriqueños, habiendo sido desig nado, en 1889, miembro del Comité Autonomista de Mayagüez; Gente Nueva, que inició su publica ción el 17 de diciembre de 1908, dirigido por Don Carlos Llauger Díaz, profesor de instrucción públi ca que en 1914 revalidó sus estudios de abogacía ante el Tribunal Supremo de Puerto Rico y fue más tarde distinguido magistrado, y el diario político El Demócrata, "defensor de los ideales del Partido

Demócrata Nacional en Puerto Rico", que apareció en 1909, editado por el Lic. Don Rodolfo Ramírez. 3L


Vigo, en el que se publicaron en el año 1912 unos celebrados editoriales debidos a la atildada pluma

del Dr. Don Arturo Biaggi Sánchez(m. en San Ger mán el 31 de diciembre de 1912).

Grato es consignar que en noviembre de 1905 Don Alejandro Díaz Busquets comenzó a publicar

un periódico apologético con el título La Fe Cató lica. También se fimdaron en Mayagüez periódicos

masónicos como La Adelphia, revista mensual que se empezó a publicar el 1 de julio de 1883, siendo su Administrador Gerente Don Rafael Gauthier.

32


V

Ün 1910 comienza la última etapa en el desarroUo del periodismo mayagúezano, en que el número de publicaciones decrece notablemente.

En enero de ese año apareció la "revista quincenal literaria" Pro-Paiña, dirigida por el poeta Don Ar mando Esteva, editada por Don Angel Manuel

Bellver y administrada por Don José Irizarry Cruz. También en 1910 se publicaba La Tribuna,

periódico republicano, que en 1914 se convirtió en diario, del cual era Director Don Victoriano M. Fer

nández; redactores, Don Luis Torregrosa, Don R. Viterbo Luciano y Don Luis Torres Colón y Admi nistrador, Don Juan Lacourt.

A juzgar por una fotografía aparecida en la por tada interior de la revista Gráfico, había en Mayagüez, en 1912. seis periódicos, a saber: El Diario del Oeste, Director. Don Armando Esteva; Pro-Patria, Director, el mismo; La Voz de la Patria, Director, 33


Don Manuel Gómez Pino; Unión Obrera, Director, Don Julio Aybar; La Tribuna, Director, Don Vic toriano Fernández, y La Bandera Americana, Di rector, Don Genaro Cortés(Gráfico, Año XIII, Núm. 48, del domingo 15 de septiembre de 1912). Inicióse durante el período a que me he referido la segunda época de La Revista Blanca, "magazine literario ilustrado", cuyo primer número apareció el 14 de septiembre de 1917, y que habiendo comen zado como publicación quincenal, convirtióse más tarde en hebdomadario. Fue Director Artístico de

La Revista Blcüica, en esta segunda época, el ya nombrado letrado sangermeño, hijo adoptivo de

Mayagüez, Don Mariano Riera Palmer, y Director Administrador, como ya dije, Don Pablo Roig. La Revista Blanca, en su segunda época, tuvo larga vida, habiéndose publicado sin interrupción hasta el 15 de junio de 1935. En marzo de 1918, Don Zoilo Ruiz García co

menzó a dirigir El Postillón, órgano del comité lo cal del Partido Unionista.

Sólo dos periódicos más es preciso mencionar en esta época final del periodismo en la Ciudad del Oeste. Ambos fueron fundados por Don Vicente

María Bolta, quien firmaba sus escritos con el pseu dónimo Conde Danilo. Me refiero al diario El Sol,

que se comenzó a publicar en 1926, y fue adquirido años más tarde por el distinguido abogado mayagüezano, Lic. Don Juan Alemañy Sosa, y al trisemanario Borinquen, que apareció en 1930. 34


A manera de glosa marginal, mencionaré dos periódicos publicados por estudiantes: Alma Mater, "revista de literatura, artes y ciencias", que se

publicaba en 1914, dirigida por el joven Alejandro Lamour Rivera, redactada por los estudiantes Luis de Celis, Francisco Basora, Francisco Rodríguez, Juan Freixas, Manuel Justo y P. Matos Belvis y de

la que era Administradora la señorita Patria Rodriguez; y Pñsraa, revista literaria mensual, que

apareció el 1 de noviembre de 1922, dirigida por el hoy distinguido letrado Lic. Don Enrique Báez Gar cía, redactada por el autor de esta reseña y admi nistrada por el notable escritor Don Carlos Rosa Guzmán.

Aunque se ignora la fecha en que se publicaba, debo mencionar también, para completar este bos

quejo, el semanario ha Luz,fundado por Don Euge nio Astol y Don Isaac Irizarry Sasport, y La Mar, que apareció en junio de 1873, del cual se ignoran otros datos.

Justo es señalar, al terminar este trabajo, que el brillante desarrollo del periodismo en la Ciudad del Oeste, que a grandes rasgos he reseñado, estuvo

sujeto muchas veces a severas restricciones, hasta el punto de que casi todos los periodistas que he nombrado hubieron de sufrir graves persecuciones

de parte de los gobiernos autoritarios de la época. A manera de ilustración van algunos ejemplos:

El 11 de septiembre de 1881, Don Martín Fer nández fue multado gubernativamente por el Al35 3'


calde de la Ciudad, Don Pedro José Olaguibel, en mil pesetas, por imprimir una hoja suelta titulada A los Electores Liberales sin haber recabado per miso para su circulación.

Don Antonio Prida Díaz fue condenado por la Audiencia de Puerto Rico a tres años, seis meses y veintiún días de destierro y a 625 pesetas de multa y costas por la publicación del artículo Antes que Todo está la Patria, que apareció en La Nación de 3 de septiembre de 1882. Grato es consignar que fue luego indultado nada menos que por Don Gaspar

Núñez de Arce, el admirado poeta español que era a la sazón Ministro de Ultramar (La Gaceta de

Puerto Riop, 21 de agosto de 1883, citada por Pedreira).

En 1885, El Anunciador Comercial fue multado por reproducir una moción presentada al Ayunta miento de Mayagüez por el Concejal Síndico Don Bartolomé Esteva(El Clamor del País, 3 de noviem

bre de 1885, citado por Pedreira). Es curioso mencionar que El Propagador fue

condenado en 1883, a 25 números de suspensión por el Tribunal de Imprenta por el solo hecho de re producir un artículo de un periódico de Madrid, el cual circulaba libremente en la Isla.

El mismo Don Martín Fernández, siendo Direc tor de La Propaganda en 1885, comenzó a cumplir

una condena de cuatro meses y un día de cárcel por un suelto publicado en dicho periódico. 36


El censor de imprenta de la Ciudad llegó al ex tremo de prohibir a La Prensa que publicara el Ar ticulo 13 del Título I de la Constitución Española

de 1876, relativo a la libertad de imprenta (Reís, de Don Antonio S. Pedreira). * *

*

José María Serra, José Ramón Freyre, Martín Fernández, Bonocio Tió, Nicolás López de Victoria,

Julio Enrique Vélez, Eugenio Astol, Luis Magín Raldiris, son los periodistas representativos de Mayagüez, pues otros mayagüezanos de nacimiento o por adopción que se distinguieron en el periodis mo fueron esencialmente poetas o literatos, como Sama, Monge, Domínguez y Riera Palmer, mien tras que otros periodistas ilustres que laboraron en la Ciudad del Oeste, como Braschi, Matos Bernier o

Contreras Ramos, no realizaron en eUa más que

una pequeña parte de su obra periodística, y fueron más bien aves de paso, peregrinos de un ideal. Pero con todos está comprometida la gratitud de Maya-

güez, porque al esfuerzo y al talento de todos debe la Ciudad del Oeste la gloria de haber escrito, en la historia cultural de Puerto Rico, una brillantísima página.

37


.1

NOTAS


1. San Juan, Mayagüez y Ponce han sido siempre los

pueblos donde la prensa puertorriqueña ha echado más hondas raíces. "Durante largas épocas en el siglo xix", dice Don Antonio S. Pedreira, "Mayagüez y Ponce fueron

centros periodísticos más importantes que San Juan, no

sólo por la cantidad y frecuencia de sus periódicos, sino también por la calidad de los mismos..." 2. Era Gobernador el Mariscal de Campo, Don To-

ribio Montes, ilustre introductor de la imprenta en Puer to Rico.

3. Según datos facilitados por el periódico mayagüezano El Resumen a Don Sotero Figueroa, José María Se-

rra fundó y dirigió El Compilador, El Semanario Mayagüezano y El País. Serra fue también profesor en el Liceo

de Mayagüez y escribió (en colaboración con Don Manuel María Arroyo) un Compendio de Gramática para sus dis cípulos, del que se hizo más tarde una segunda edición. En Santo Domingo, Serra se había distinguido en el movi miento emancipador de su patria, sojuzgada por los hai tianos. Murió el 9 de agosto de 1888 (Ref. de Sotero Figue

roa). Según una información publicada en la revista Puerto Rico Ilustrado (Año V, Núm. 250, de 12 de diciem bre de 1914) el 27 de febrero de 1915 arribaría a Mayagüez, en un crucero, una comisión del Gobierno dominicano, con el fin de realizar el traslado a Santo Domingo de los

restos del ilustre patricio, los que habrían de ser deposi tados en el Panteón de los Proceres de la vecina Quisqueya. 41


4. Don José Ramón Freyre y Rivas nació en Mayagüez en 1840, y era nieto del General Freyre, quien com batió contra los franceses en la guerra de Independencia

de España. Escribió poesías que fueron bien acogidas, pe ro su vocación era el periodismo, en el que se inició con Los Gemelos, que se publicaba {hacia 1870) en los días de

función teatral. Freyre murió a los 33 años de edad, el 6 de agosto de 1873. Al pasar el cortejo fúnebre por la im

prenta de La Razón, se descorrió un crespón y apareció una inscripción que leía: El hombre muere, pero la idea no perece.

5. De El Progreso añrma Don Manuel Fernández Jun

cos que era "el periódico de más autoridad entre los que defendían las reformas liberales de Puerto Rico". Fue

fundador de El Progreso Don José Julián Acosta, y fueron directores, en distintas épocas, el propio Don José Julián Don Félix Padial y Don José Ramón Abad.

6. Esto no lo libró de sufrir una prisión por motivos políticos, ni de estar expuesto a sostener un lance de ho nor con el Doctor Raya, el cual logró evitar la interven ción de algunos amigos (Ref. de Sotero Figueroa). El Doc

tor Tomás Raya fue Director de El Centinela Español fundado por Don Carlos F. Navarro en 1871.

7. La libertad de imprenta fue de nuevo restringida por el decreto de 5 de marzo de 1875, dictado por el arbi trario General Don Laureano Sanz y Posse.

8. Don Carlos Casanovas Duperroi, además de perio dista fue poeta y músico distinguido. Nació en Mayagüez el 5 de noviembre de 1836. En los Juegos Florales celebra dos en el Casino de Mayagüez en 1896, obtuvo la Flor Na

tural por su poesía América. Fundó El Derecho Regional. Con Don Enrique San Millán publicó en Arecibo El Ba

luarte. Fue director de El Diario de Ponce, fundado por el veterano periodista ponceño Don Edelmiro J. Lespier. Murió en la Ciudad del Sur el 3 de septiembre de 1904 y 42


süs restos mortales reposan en el antiguo cementerio-

ponceño de la caUe de La Torre. En la obra de Gaudier citada en la Nota Bibliográfica inicial se incluyen imas

interesantes Notas Biográficas suministradas por la luja del notable literato mayagüezano. Doña Cecilia Casanovas de Cintrón.

9. Don Eugenio Astol Busatti, hijo de Don Eugenio-

Astol Figueras, a quien llama Pasaren "la más destacada figura en el teatro puertorriqueño", y nieto de Don Félix Astol Artés, quien dio a conocer en Puerto Rico la melo

día de "La Borinqueña", nació en 1868. Acompañó a sua padres en sus giras artísticas por muchos países de Sur América, y aun se inició en el teatro, pero luego se dedi có de lleno a las tareas periodísticas y literarias, redac tando o fundando distintos periódicos en Mayagüez, Pon-

ce y San Juan. En Puerto Rico Ilustrado, hacia los últimos años de su vida, escribió numerosos artículos biográficos de gran valor histórico. 10. El Dr. Don José de Jesús Domínguez, hijo de Añas

co, nació en 1843. Doctor en Medicina por la Universidad de Barcelona, fue poeta y escritor de valía y colaboró asi duamente con el grupo del Casino de Mayagüez. Fue autor de una conferencia sobre Juan Guttenberg, la que no lle

gó a pronunciarse pero, publicada en la imprenta de Don Martín Fernández López, en forma de folleto, mereció és te, en la Feria-Exposición de Ponce celebrada en 1882, mención honorífica en el ramo de tipografía. 11. Don José Contreras Ramos nació en San Juan en

1865, hijo de Don José Antonio, emigrado venezolano, y Doña Dominga, natural de San Juan. Hizo sus primeros es tudios en el Instituto Civil y durante su época de estu

diante, junto a otros jóvenes, redactó El Palenque de la Juventud. Contreras Ramos se exiló voluntariamente a

Santo Domingo, de donde fue desterrado por sus activida des a favor de la independencia de Cuba, residiendo más 43


tarde en Venezuela y La Habana y regresando a Puerto Rico después del cambio de soberanía. Casó con la dis tinguida dama Doña Josefa Córdova Noa. Fue autor de algunas obras dramáticas, entre ellas el drama Marta, •que se representó con éxito. Murió en Ponce, siendo Di rector de El Aguila de Puerto Rico, a la una de la mañana

del 11 de mayo de 1908, Esa tarde aparecieron las colum nas del periódico orladas de luto en señal de duelo.

12. Este periódico fue el primero que en Puerto Rico se vendió al pregón, voceándolo por las calles. Don Mar tín Fernández estableció en 1899 la primera fundición de tipos que existió en Puerto Rico, y desde el 1 de agosto de ese año apareció El Imperial con tipos nuevos.

13. Este matrimonio ilustre, gloria de las letras puer torriqueñas, contribuyó al extraordinario lucimiento del

periodismo de la Ciudad del Oeste en esta época y ejer ció asimismo profunda influencia en el movimiento Uterario y en la cultura de Mayagüez. Por tradición oral me

consta que la residencia particular de los distinguidos cónyuges radicaba en la esquina noroeste de las calles del Sol y Mirasol, y allí se celebraban tertulias y reuniones literarias y artísticas, a las que concurría lo más selecto <le la intelectualidad puertorriqueña de la época. 14. Don José María Felipe Monge y Arredondo nació

en Mayagüez, el 23 de agosto de 1840 y fue su padrino Don José Freyre (Coll y Tosté ha publicado en el Boletín

VIH, 54, su partida de bautismo). Cultivó, como Sama,' la poesía de tendencia clásica, y aspiró, como los parna sianos franceses, a la perfección. Con el pseudónimo Jus to Derecho, ñrmaba sus escritos y poesías de índole satí rica, género que también cultivó. Con Don Manuel María Sama y Don Antonio Ruiz Quiñones publicó una antolo

gía titulada Poetas Puertorriqueños, editada en Mayagüez en 1879. Durante un viaje a Italia realizado en 1884 (del

que nos legó un bello relato) contrajo una fiebre malaria 44


tjue fue causa de su muerte, acaecida en marzo de 1891. Su viuda recogió en un hermoso tomo la obra poética y literaria del insigne escritor y patriota mayagüezano. 15. Estas Cartas iban dirigidas al poeta Don Ven

tura Ruiz Aguilera. Peñaranda fue también autor de El Cbrero de Maguncia, drama histórico, en tres actos y en

verso, que fue premiado con Medalla de Oro en la FeriaExposición celebrada en Ponce en 1882.

16. El Casino de Mayagüez se fundó en 1874, dos años

antes que el Ateneo Puertorriqueño. A su extraordinario auge como sede cultural contribuyeron en sus inicios Don José María Serra y Don José Ramón Freyre; y más tarde Monge y Sama, entre tantos otros. Para conmemorar la fe cha de su fundación —22 de diciembre— el Casino celebra

ba todos los años Juegos Florales (los que habían sido in troducidos en Puerto Rico por iniciativa del Lic. Don Ma nuel P. Rossy y cuando era Secretario del Ateneo Puer torriqueño hacia el año 1886). o un certamen literario. En el certamen celebrado el año 1914 —cuadragésimo ani

versario— resultó premiado el cuento de costumbres puer torriqueñas titulado Los Dos Compadres, cuyo lema era

Grano a grano pasará la tierra a sus manos. Componían la Comisión del certamen en ese año Don Alfredo Arnal-

do Sevilla, Don Mariano Riera Palmer (quien ese mismo año fue elegido'Presidente de la Institución) y Don Mo desto Cordero; y el Jurado Calificador, los dos últimos mencionados y el Dr. Don Manuel Guzmán Rodríguez. En el certamen literario-musical celebrado en el año 1912 obtuvo el primer premio de poesía por su composición Sueño de Gesta Don Enrique Zorrilla, laureado bardo que también obtuvo Flor Natural y Rosa de Oro por su poesía Amor (cuyo lema era Mientras la antorcha del amor me alumbre, volaré cual condor, de cumbre en cumbre) en los

Juegos Florales que, presididos por el Lic. Don Juan Her nández López, se celebraron con extraordinaria brillantez 45


el domingo 25 de mayo de 1913 en el Teatro Municipal de San Juan. Componían el Jurado Calificador de los Jue

gos Florales celebrados en la Capital, los señores Lic: Don

Antonio Álvarez Nava, Don Luis Sánchez Morales, Lic. Don Epifanio Fernández Vanga y el patriarca de nuestras letras Don Manuel Fernández Juncos. En el segundo te ma, Patria, obtuvo Clavel de Oro por su poesía Canto a la Patria, el inspirado vate aguadillano Don José de Jesús Esteves.

17. El Aguila de Puerto Rico, (Ponce) de 21 de abril de 1908 (Vol. VII, N". 1934) informa la elección de la men

cionada Junta en la nota que a continuación transcribo: "En la residencia particular del señor Don Mariano

Riera Palmer, Alcalde de la ciudad de Mayagüez y dis tinguido escritor, ha tenido lugar una agradable reunión,

para proceder a los nombramientos de la Junta Repre sentativa de la Sociedad de Escritores y Artistas, siendo designados los señores siguientes: Presidente, Don Ma riano Riera Palmer; 1". Vice-Presidente, Don José deDiego; 2°. Vice-Presidente, Ledo. Don Víctor Primo Martí nez; Tesorero, Don Armando Esteva; Secretario de Ac

tas, Don Abraham Peña; Secretario de Correspondencia, Don Victoriano M. Fernández; Vocales natos, Don Gena

ro Cortés, Don Juan Pericás; Vocales, señora Josefa Boix de Gil, señora Francisca Quiñones, Srta. Rosa del Casti llo; Doctor Manuel Guzmán Rodríguez; Ledo. S. Brau

González; Don Francisco Dulievre; Don Isaac Irizarry Sasport; Don Francisco Gaudier; Don Manuel Torrado Martínez.

Junta de Honor: Doctor Elíseo Font y Guillot, doctor Martín Travieso, padre, y el doctor Isaac González Martí nez.

Con elementos tan valiosos, le auguramos gran éxito en la hermosa Ciudad del Oeste, a la Sociedad de Escritorea y Artistas." 46


18. Don Manuel María Sama y Auger nació en Maya■güez, a las seis menos cuarto del día 22 de mayo de 1850, Mjo de Don Manuel María Sama y Doña Josefa Auger

(Coll y Tosté ha publicado en el Boletín, VIII, 188, su par tida de bautismo). Poeta lírico de inspiración neoclásica

—aunque ha sido llamado el Musset puertorriqueño— pe riodista discreto y hombre de letras de extensísima cultu

ra, escribió también para la escena el drama, bien acogido por la critica, Inocente o Culpable, e hizo critica teatral en El Entreacto que publicó entre marzo y abril de 1875 mientras actuaba en Mayagüez la compañía de Valero (Reí. de Pasarell). De su inclinación al estudio es prenda

su valiosa Bibliografía Puertorriqueña, que es gala de nuestras letras. En El Desembarco de Colón se revela co

mo historiador erudito. Sama perteneció al grupo de li

teratos y artistas que hicieron del Casino de Mayagüez una de las principales instituciones de cultura de la Isla.

En el Casino de Mayagüez se celebraban con frecuencia Juegos Florales de extraordinario lucimiento, conferen

cias, representaciones teatrales, veladas, etc. Entre mu

chos otros, y en distintas épocas, contribuyeron al esplen dor del Casino, además de Sama, Serra, Freyre, Monge, Mestre y Mora, Casanovas, Domínguez, Travieso, Riera Palmer, el Dr. Rafael Vera Ithier, etc. En 1882, Sama con currió al Certamen literario celebrado en ocasión de la

Feria-Exposición de Ponce con una inspirada composición titulada Mi Ofrenda a Ponce con motivo de la Feria que actualmente celebra para gloria suya y honor de mi Pa

tria, la cual tenia por lema el verso Que eterna como el sol tu gloria sea, y el Jurado caliñcador le otorgó la Medalla de Oro que el Gabinete de Lectura de la Ciudad del Sur había ofrecido para otro género que se declaró desierto.

De este poema de Sama, muy poco conocido, son las si guientes estrofas: 47


Y hoy sonrisas, y júbilo y contento Tus lábios vierten y tu pecho agita, Y embargando tu voz el sentimiento,

Lleva el amor, de su divino asiento Á tus pupilas, lágrima bendita. Y en blanco mármol y en el duro bronce Entre laurel de gloria, El nombre grabas de la ilustre Ponce

Que página de honor lega a tu historia.

Y tú, Ponce gentil, ciudad que inspira Al que tus triimfos y tu gloria canta. Ciudad que al cielo enamorada mira Y en alas del progreso se levanta; Que siempre briUe la inmortal corona Que fulgura en tu frente.

Que el himno bello que mi patria entona Salve la ardiente Zona

Llevado por las brisas de Occidente; Que en tu ejemplo se inspiren.

Los que hoy aplauden tu fecunda idea, Que los siglos pasar tu nombre miren, Y eterna como el sol tu gloria sea.

Sama es el prototipo del literato puertorriqueño de fines del siglo xix auténtico humanista, que rindió cul to no sólo a la Belleza sino al Bien y a la Verdad. Murió en Santurce, el martes 15 de abril de 1913 (GráUco, Año

XIV, Núm. 16, de 19 de abril de 1913). Don Manuel María Sama residió en la casa número 45 de la antigua calle de

San José. El autor de estas páginas estima como un precia do honor el haber nacido en esa casa donde residió el ilus

tre literato puertorriqueño. 19. La Verdad Médico-Social había sido fundada en

1894 por el Dr. Don Eliseo Font y Guillot, notable médico 48


que representó a Puerto Rico en una conferencia sobre'

tuberculosis celebrada en 1913 en la Isla de Trinidad, más. tarde Alcalde de la Ciudad, y el propio Dr. Gaudier, tam bién médico distinguido.

20. Don Rafael Martínez Nadal se inició en el perio dismo como colaborador (luego Director) de La Bandera.

Americana. Fue crítico de teatro y de deportes del Heral do Español de San Juan, y en 1907 ingresó en la redacción de El Carnaval, también en la Capital. En agosto de 1908 fundó El Combate en Mayagüez, y más tarde fue Director

de El Aguila de Puerto Rico, de Ponce (hasta marzo de 1914).

21. Don Zoilo Ruiz García fue un consecuente perio dista que ejerció en Mayagüez su noble ministerio. Fue

autor de un valioso tomo de apuntes biográficos titula do Nuestros Hombres de Antaño.

22. La Liga de Patriotas Puertorriqueños fue fundada por el insigne educador y sociólogo de universal renom

bre, Don Eugenio María de Hostos, también hijo de Ma yagüez, también periodista, aunque no laboró en la Ciu

dad porque vivió siempre lejos de eUa, como peregrino de un ideal que nunca vio realizado. 23. Don Pablo Roig nació en Mayagüez, el 22 de ma yo de 1866 y murió en la misma ciudad el 6 de junio de 1935 (Ref. de Pasarell). Retirado de las tablas, abrazó el periodismo, al que sirvió con perseverancia, fundando y dirigiendo diversas publicaciones. Don Pablo Roig versi ficaba con facüidad y publicó dos libros que fueron bien acogidos, Mosaicos e Historia de Puerto Rico en Verso. 24. Don Eugenio Bonilla Cuevas fue alumno del Li

ceo de Mayagüez, y estudió en Nueva York la profesión de dentista, que ejerció con éxito por muchos años. 49


25. Don Félix Matos Bemier, poeta, escritor, critico literario y periodista, publicó varios libros, entre ellos. Isla de Arte. Dirigió distintos periódicos, y fundó en 1894,

tal vez el más importante de todos, La Libertad, en cuya imprenta, ubicada en el número 3 de la Calle del Sol, en Ponce, se publicó el primer tomo de Benefactores y Hom bres Notables de Puerto Rico, de Don Eduardo Neumann •Gandía.

.50

íL


EL, T>1A 24 DE JUNIO

DE 1962,

FESTIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA,

SE ACABO DE IMPRIMIR "LOS HESRIODICOS Y LOS PERIODISTAS DE MAYAGÜEZ" DE PEDRO LUIS PEREA ROSELLO, EN LOS TAU-ERES GRAFICOS DE EDICIONES

ALDECOA, DE BURGOS

(ESPAÑA)


■r, ,. . •

■i

.A-Mm.-,.. .

. . 4.


V *i â&#x20AC;¢


;• -J

't

• A

•V , i < •

*' ^

,:f-\'-\' • '■

' -«I

»Jf- ■'

•X }.

.*í

• •f'v •• t -'i" ' i ' •

Y

• .

Profile for Colección Puertorriqueña UPR RP

Los Periódicos y los Periodistas de Mayagüez  

Por Pedro Luis Perea Roselló. Publicado en Ponce, 1962.

Los Periódicos y los Periodistas de Mayagüez  

Por Pedro Luis Perea Roselló. Publicado en Ponce, 1962.