Page 1

Porque Claret tejió telas, y luego las Buenas Noticias Un vínculo afectivo con la familia claretiana - Año 13 - Nº 45 - Santiago de Chile - Agosto 2010 - Colaboración voluntaria.

1


Emoción por recibir TELAR Hola a todos mis amigos claretianos que trabajan en TELAR. Les escribe una antigua misionera de Curanilahue. Les cuento que aún me llegan los ejemplares de TELAR, gracias a que me mantienen en sus generosas memorias. Y crean que es muy importante para mí. Es la pura verdad. El último número lo recibí acá en mi casa, en Rio Puelo. Casi me pongo a llorar ¡¡¡Fue muy impresionante y maravilloso tenerlos conmigo!!!, visitándome aquí tan lejos. Ya no tienen color sus tapas de tanto hojearlo. Además no lo he sacado de mi mochila. En fin, aprovecho de saludarlos y enviarles mi afecto, y desde mis verdes cumbres un mojado abrazo.

María Andrea Herrera Rocha, Andy Río Puelo, Región de Los Lagos

Desde España.

Cartas

Emoción por recibir TELAR Telar http://claretianos.cl/telar Es una publicación de los Misioneros Claretianos. Director interino: José Agustín Cabré Rufatt, cmf. Editada por ECCLA, Ediciones y Comunicaciones Claretianas Zenteno 764 - Casilla 2989 Santiago-21. Santiago - Chile F. (56-2) 695 34 15, Fx. (56-2) 695 34 07. E-mail: eccla@eccla.cl www.eccla.cl

2

Hola. Estimado Alfredo. Hoy he recibido Telar. Gracias.  ¿ Sigues al frente de Telar ?. Me lo ha hecho llegar una señora de la parroquia porque llegó a una dirección antigua. Ya hace cuatro años que  los claretianos no vivimos en Monte Perdido. (Dirección actual: Gregorio Sanz, 8.  28053 Madrid).  Las imágenes  de Curicó me dan pena. En  los últimos meses he sido visitado por varios chilenos, ( precisamente cinco de ellos de Curicó ), entre ellos el P. Carlos Vargas y me han contado en vivo y en directo lo que fue el terremoto. Veo, en el n. 44, algunos testimonios de claretianos sobre su experiencia en  el Santuario... Me siento reflejado por ellos y más.  Los años más felices de mi vida de claretiano los pasé en Chile.. y ahí están. Lo que hago, lo que pienso y lo que vivo tiene el tamiz propio de haber vivido tanto y tan bien por esas hermosas tierras y con esos maravillosos (as ) chilenos, desde Arica a Punta Arenas. Es mi primera confesión después de una año y cuatro meses y medio que salí de Chile.. Esto me lo ha provocado al leer el Telar n.44. ) Gracias Alfredo y unidos en oración. Saludos a los hermanos y amigos con los que te topas a cada rato. Un abrazo. t Jesús Pastor, cmf.

CARTAS


Editorial

Bicentenario, una oportunidad de reflexión Con cuatro días de jolgorio continuado se apresta el país a celebrar los 200 años de nuestro inicio como nación independiente. Una forma de celebración discutible para muchos que no aprueban semejante festejo colectivo, cuyas consecuencias negativas son fáciles de prever. A pocos meses del segundo mayor terremoto de nuestra historia, el país perderá unos 200 millones de dólares por cada día extra –dos- que se sumarán al fin de semana rojo que dictaba el calendario. Y no hay que ser brujo para predecir las decenas de muertos en accidentes carreteros y otros sucesos violentos que consignará el balance final de los festejos. No es que se deba cohibir el legítimo derecho y conveniencia de celebrar en grande un hito tan significativo como el bicentenario de la república. Festejar así las fechas clave en la vida de las personas y pueblos tiene de partida un sentido tan profundamente religioso como el que mueve a los hijos biennacidos a agradecer con alegría los mayores regalos de su padre. Pero no se es más ni mejor patriota mientras más se brinde y se lance “la casa por la ventana”. Una adecuada celebración del Bicentenario exige

antes que nada tener conciencia de lo que se está festejando. Si se les pregunta a chilenos de mediana cultura, incluidos estudiantes de educación media, es muy probable que se obtenga un abanico de respuestas decepcionantes. Pero mucho más desalentador sería que como país nos quedáramos sólo en la zalagarda y el griterío patriotero, sin intentar una mirada reflexiva a las preguntas cruciales de todo ser racional: quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos. La historia y otras ciencias sociales, iluminadas por la fe, son capaces de orientar las dos primeras respuestas. La última y más trascendente exige, en cambio, analizar los datos más relevantes de nuestra realidad social, económica y política, sumarles las grandes experiencias dulces y amargas que hemos acopiado en casi cinco siglos de historia nacional, y con tal cúmulo de antecedentes saber leer los “signos de los tiempos”, como nos enfatizara el propio Jesús cuando lamentaba la ceguera de sus contemporáneos, quienes mediante los signos naturales sabían predecir la primavera, pero fueron incapaces de reconocer las señales del nuevo tiempo mesiánico.

EDITORIAL

Múltiples antecedentes que saltan a la vista nos anticipan hoy un futuro a lo menos complejo si no enderezamos rumbos esenciales para nuestro porvenir. De partida, es imprescindible que, por encima de nuestras legítimas diferencias, marchemos unidos hacia nuestras grandes metas como país, si no queremos ir a la ruina que espera a todo “reino dividido”, según prevenía el mismo Jesús. Es dramáticamente ilustrativo que a lo largo de dos siglos de independencia hayamos sufrido cada cuatro décadas sendos quiebres violentos que tiñeron de sangre nuestra historia: 1810, 1859, 1891, 1931, 1973. ¿Hay razones para temer ahora que pronto volvamos a tropezar con la misma piedra? Lamentablemente, “triste cosa será, pero posible”. Somos un pueblo avezado en mordernos las frustraciones por largo tiempo…, hasta que perdemos violentamente la paciencia y cargamos a ciegas como el toro agredido. Frustraciones largamente acumuladas amagan nuestra convivencia futura. Injusticias ya endémicas en ámbitos como el trabajo, los salarios, la brecha creciente entre riqueza y pobreza, acceso inequitativo a la salud, a la justicia, a una educación de calidad, son algunos entre múltiples factores profundamente enervantes para las grandes mayorías que –lo hemos señalado no pocas veces- van sumando presión día a día a una caldera social que puede estallar más pronto que tarde. Si el Bicentenario es un hito histórico privilegiado para clarificar como país hacia dónde vamos, ojalá un ejercicio de tanta trascendencia no se nos pase de largo o quede ahogado entre libaciones descomunales, pirotecnias encandilantes y alienaciones seudopatrióticas. t TELAR

3


Andacollo: fiesta mariana y patrimonio cultural

Con votos de 55 diputados de diversas bancadas, incluída la del Partido Comunista, fue aprobado un proyecto para que el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes incluya a la Fiesta de Andacollo dentro del inventario de Patrimonio Cultural Inmaterial de Chile. La idea es también integrarla en la lista representativa del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Según indicaron los legisladores, esta festividad se ha transformado en la segunda de tradición mariana más antigua del continente, y en sus más de cuatrocientos años de tradición ininterrumpida se ha mantenido casi unilateralmente como resultado de la gran valía de su sincretismo histórico entre las tradiciones orales indígenas y las ordenanzas religiosas católicas.

Vida Claretiana Claretianos en el sur de América: nueva organización

El 16 de julio de 2011 fue la fecha acordada por la reciente asamblea de claretianos celebrada en Luque, Paraguay, para el inicio de una nueva organización en el sur del continente. Se trata de abordar un proyecto misionero apropiado para los desafíos del siglo XXI, lo que requiere unir personas, tareas y respuestas constituyendo un solo organismo que agrupe a los misioneros de Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile. Para coordinar la implementación del proyecto en todos sus detalles fue elegido el superior de la comunidad de Temuco, P. Mario Gutiérrez, quien será hasta esa fecha el animador, el brazo ejecutivo y el facilitador que llevará adelante el proceso de acuerdo con los cuatro superiores mayores hasta ahora existentes en la zona. Entre tanto, para apoyar en las tareas pastorales de educación y parroquia en Temuco, se integra a esa comunidad el P. Mario Bussolo, de Argentina, hasta ahora representante legal del Colegio Corazón de María de Alta Córdoba, a quien le damos fraterna bienvenida. t

4

Vida claretiana

Argumentaron además que toda la expresión popular espontánea de fe y devoción que se aprecia en esta festividad ha traspasado las fronteras territoriales, propagándose sus usos y costumbres a otras festividades, en diversas regiones de Chile y el extranjero. t

Joseph Soren

consagrado sacerdote En el templo parroquial de Sokho, obispado de Bhagalpur, India, a las 10 horas del 14 de mayo recibió la ordenación presbiteral nuestro hermano Joseph Soren, destinado desde la India, siendo aún seminarista, a realizar su labor misionera en Chile. El P. Carlos Vargas viajó desde Chile para acompañar a Joe y representar a los claretianos de esta parte del mundo. La primera Eucaristía tuvo lugar el 16 de mayo en la misma parroquia de Sokho. ¡Felicidades, Joe, y que seas un misionero según el corazón de Cristo! t


Niebla: la Fiesta de Los Pescadores En medio de una gran tormenta de lluvia y viento, las comunidades cristianas San Antonio de Padua, en Niebla, y Cristo Peregrino, en Los Molinos, se reunieron para celebrar la Eucaristía en el día que la Iglesia recuerda a los santos apóstoles Pedro y Pablo, y los pescadores de Chile tienen su propia fiesta. Los misioneros Carlos Vargas y Pedro Rojas acompañaron las liturgias. Pedro, el santo patrono de los pescadores, salió en procesión hacia la caleta de Los Molinos, donde entre cantos y vítores se depositó una ofrenda floral en el mar, en memoria de todos aquellos pescadores que ya

no están, pero cuyo recuerdo sigue latente entre los vecinos del lugar. También se oró por la seguridad de quienes siguen ejerciendo el oficio de pescar; por sus familias, por el trabajo y por la fe. Este mismo ejercicio cristiano se repitió en la llamada Caleta El Piojo, en Niebla. Allí, la comunidad cristiana celebró la Eucaristía en el sindicato de pescadores, con buena asistencia y participación. Posteriormente, en ambas caletas se compartió un exquisito ágape fraterno, con ricas empanadas de mariscos y abundante “vino navegao”. t

Antofagasta: Año Centenario del Colegio: 1911 - 2011 Comienza el año centenario del Colegio Corazón de María, somos parte relevante de la historia de Antofagasta al ser el primer colegio evangelizador. Son 100 años de servicio a la formación intelectual, social y espiritual de miles de niños y niñas que han dejado años de sus vidas en nuestras aulas. Para darle la importancia que corresponde a este evento comenzamos con una misa e inauguración el día viernes 20 de agosto del año 2010. Durante el año 2010 – 2011 realizaremos una actividad mensual cuyo

objetivo será mostrar a la comunidad antofagastina el aporte realizado por el colegio a través de los años, su historia y crecimiento, así como su permanente empeño en educar a través del evangelio. En el marco del año centenario nos hemos propuesto innovar en prácticas pedagógicas que permitan enaltecer el espíritu claretiano en nuestros estudiantes a través de programas lectores de la historia del Colegio. Textos con los cuales se trabajará en forma sistemática durante el año centenario.

También pretendemos valorar los aportes literarios e históricos que nos proporcionen nuestros alumnos y ex - alumnos, apoderados y/o profesores, aportes que formarán parte de nuestra colección de la biblioteca a la vez que serán material de consulta y lectura de nuestros estudiantes. Damos infinitas gracias a Dios por permitirnos ser parte de la vida de miles de antofagastinos, y esperamos seguir siendo guías para miles de niños y niñas más. t Equipo Coordinador

t

Vida claretiana

5


Trasciende la figura del Padre Mariano Dos acontecimientos materializados en los últimos meses abrieron sendas vías interesantes para ampliar el conocimiento público del Venerable Padre Mariano Avellana. El primero de ellos concitó el interés de centenares de visitantes de diversa procedencia. El segundo ha hecho realidad una iniciativa de beneficio social para uno de los pueblos más emblemáticos en el vida del Venerable, y mantendrá viva su memoria en una zona donde trabajó sin descanso y rindió finalmente la vida. De ambos acontecimientos ofrecemos aquí una breve reseña.

Padre Mariano Avellana: un claretiano chileno por adopción, camino a los altares. El papa Juan Pablo II lo declaró Venerable en 1987. Sus restos se veneran en la Basílica santiaguina del Corazón de María, a la espera de su glorificación terrena.

El Padre Mariano, en exposición bicentenaria

El Padre Mariano integró la exposición “Custodios del Alma de Chile” que durante un mes presentó la Pontificia Universidad Católica en adhesión al bicentenario de la república. La iniciativa buscaba resaltar las figuras de los dos santos, tres bea-

6

tos y catorce venerables o siervos de Dios que como ramillete de lo mejor de su espíritu ha producido Chile en sus 200 años de vida independiente. En la muestra tuvo su lugar el Padre Mariano como legítimo chileno por adopción, ya que llegó al país en 1873 a sus 29 años, misionó en forma incansable por más de 30 y falleció en un pueblo minero nortino el 14 de mayo de 1904. La muestra resumía la vida y obra de esos chilenos insignes mediante imágenes y textos acompañados de reliquias, objetos personales, docu-

PADRE MARIANO

mentos y escritos que testimoniaban su extraordinario amor a Dios y al prójimo. Con ello se buscaba resaltar ante la comunidad el fruto de la palabra de Dios en tierra chilena a través de un tesonero trabajo espiritual y social realizado por la Iglesia en más de cuatro siglos y medio, que marcó en forma profunda al Chile independiente. El Padre Mariano emergía así como el misionero ejemplar que dejó familia, bienes y patria para entregar su vida en otra tierra a los enfermos, los encarcelados y los más abandonados. La muestra fue una oportunidad privilegiada para ampliar el conocimiento y difusión pública del Venerable.


Centro de salud honra al Padre Mariano Con una festiva participación de la comunidad local, fue inaugurado en Freirina, región de Atacama, y bendecido por el obispo claretiano de Copiapó don Gaspar Quintana el centro de salud Padre Mariano Avellana. Se trata de una iniciativa materializada con gran generosidad y entusiasmo por una esforzada pequeña empresaria minera, doña Ana Puga, quien conoció al Padre Mariano como por casualidad. Mientras realizaba faenas de explotación en una mina de su propiedad cercana a Freirina, doña Ana encontró en el socavón un folleto sucio y arrugado que daba a conocer al Padre Mariano. Impresionada al conocer que se trataba de un venerable misionero que había evangelizado sin descanso hasta dejar su vida cerca de esa mina, terminó convertiéndose en una ferviente impulsora de su Causa. Tras constatar grandes carencias de salud pública entre los 6.000 habitantes de Freirina, doña Ana financió la habilitación de un centro de salud familiar con el nombre del Venerable, dedicado en forma preferente a los adultos mayores. Involucró en el proyecto al director local de Salud, Juan Pablo Rojas, quien pronto se transformó también en un gran devoto del futuro santo claretiano. Ambos lograron de la Municipalidad local la cesión de un edificio en desuso, cuya restauración y equipamiento técnico para el tratamiento y estimulación kinésica de adultos mayores financió doña Ana Puga. t

Para peticiones y agradecimientos Para publicar peticiones o acciones de gracias por favores obtenidos por intercesión del Padre Mariano Avellana, se puede contactar: Por internet, su página: http://www.claretianos.cl/padremariano/peticiones/ Por carta, a: Vicepostulador Causa Padre Mariano: Casilla 2989, Santiago-21. Chile. Al mismo Vicepostulador, por correo electrónico: abarahona@eccla.cl PADRE MARIANO

7


Hermoso testimonio vocacional misionero Invitado por TELAR a contar cómo llegó a transformarse en misionero claretiano, nuestro compatriota Arturo Morales Venegas nos hizo llegar recientemente un hermoso testimonio personal. Lleva 16 años evangelizando en la República de China o Taiwán, la isla “díscola” situada unos 200 kilómetros al oriente del gigante chino continental, del que ha pugnado por independizarsde oficialmente desde que lo practicó de hecho en 1949. Eran entonces tiempos de la “Guerra Fría” entre el Occidente capitalista y un Oriente donde el comunismo se extendía como el aceite. En esta pugna Taiwán fue uno de los importantes peones en disputa. Para asegurarlo como bastión suyo, USA y algunos aliados lo convirtieron en la gran potencia industrial exportadora que es hoy día, con un ingreso por persona superior a los 30.000 dólares anuales. No obstante, perduran en ella sectores sociales fuertemente discriminados y marginados; entre ellos, las etnias aborígenes. A una de ellas, los amis, tan arrinconados como nuestros mapuche, lleva largos años dedicado el claretiano chileno. Tuvo que aprender su lengua, costumbres y tradiciones. Pero pronto se inculturó hasta lograr sentirse y ser considerado un ami más, conocido incluso bajo el nombre aborigen de Kacaw. ¿Cómo inició esta transformación el chilenísimo Arturo Morales Venegas? Nos lo cuenta él mismo.

8

TESTIMONIO VOCACIONAL


Un camino hacia la fidelidad Soy el mayor de seis hermanos, cuatro hombres y dos mujeres. Nacimos en el mineral cuprífero atacameño de Potrerillos, hoy fundición y refinería de la Divisón Salvador de Codelco-Chile, y entonces territorio de los “gringos” de la Andes Copper Mining Company. Vine al mundo el 14 de julio de 1960. Mis padres, Arturo y Aurora, se conocieron en el mineral y se casaron jóvenes. Ambos son muy religiosos, sobre todo mi madre. Ella estuvo siempre muy comprometida con la parroquia, en especial como catequista. Mi padre había ingresado al mineral a los 18 años, cargando sacos de harina para la panadería. Llegó a ser jefe de bodega de la “pulpería”, y nos trasladamos a El Salvador cuando ascendió a supervisor de pulperías de los cuatro campamentos del mineral: Potrerillos, El Salvador, Llanta y Barquito. Allí estábamos cuando vino el golpe de Estado en 1973. *** Mientras estudié secundaria mantuve el compromiso parroquial como catequista; pero al ir a la universidad me desvinculé de todo; sólo cuando volvía a casa de vacaciones acompañaba a mi madre a misa. Estudié tecnología médica en La Serena. Y terminé mi

carrera con un acto de rebeldía: se acababa nuestra sede La Serena de la Universidad de Chile y surgía la Universidad de La Serena. Nos ordenaron ir, todos de uniforme, al acto de traspaso; de lo contrario nos expulsarían. Me negué y no fui; pero no me expulsaron. Repostulé luego, y quedé en Bio-química de la U. de Chile en Santiago, adonde me fui a vivir en casa de una tía. Allí todo iba bien, pero poco a poco fue creciendo dentro de mí un malestar que me llevó al borde de la depresión. La vida universitaria había ido tomando otro cariz: poco a poco se comenzaba a cuestionar, discutir, disentir. Y en una “noche oscura” de mi vida comprendí que era profundamente inconsecuente: por mis convicciones cristianas rechazaba la dictadura militar que nos gobernaba, y quería que las cosas cambiaran; pero esperaba cómodamente sentado que otros las cambiaran. Esa noche oscura fue mi punto de partida para sentir a Cristo de otra forma en mi vida. *** Me puse así a trabajar y estudiar, a participar en la vida social y política de la universidad, e ingresé a la institución de derechos humanos Amnistía Internacional. Continúa >>

TESTIMONIO VOCACIONAL

9


Un día hubo allí gran conmoción: había ingresado a A.I. un sacerdote claretiano con un grupo de seminaristas. Así conocí al P. Agustín Cabré y, entre los seminaristas, a Manuel Puerto. Yo trabajaba en una clínica en Talagante, y un día en que viajajaba hacia allá subió Manuel al bus. Así me enteré de que su seminario estaba a una cuadra de la clínica. Desde entonces pasé muchas veladas en esa casa formativa. Pero sin plantearme problemas vocacionales. Me decía que también se puede seguir a Jesús como laico. Mi sueño era formar una familia, jugar a la pelota en el parque con mi hijo… *** Un día Manuel me invitó a una jornada vocacional. Al final me sentí al borde de un acantilado, donde Dios me decía “¡salta!”. Pero yo estaba estudiando, trabajando... Saltar significaba dejar todo, y tal vez perderlo sin vuelta si luego echaba marcha atrás. Finalmente daría mi gran salto de fe. Pero antes hubo dos signos. En mi adolescencia me preguntaba cómo saber con quién debía casarme; y había hecho un trato con Dios: Él me mostraría el camino mediante un crucifijo. Quien me lo regalara sería el signo de con quién debía casarme. Y yo vivía tranquilo porque nadie me lo había regalado.

10

Un día Manuel me invitó a la misa de envío a unas misiones donde participaría. El Obispo colgó a los misioneros una cruz al cuello como signo del envío. Al final de la misa, Manuel tomó su cruz y me la colgó.“Te la regalo”, me dijo. Yo la rechacé, pero él insistió. Quedé perplejo. Pensé que era coincidencia; pero luego me di cuenta de que Dios actúa en nuestras vidas, pero está en nosotros el aceptar o no sus señales. ¿Aceptaba yo esa cruz como la señal que yo mismo había pedido? El segundo signo fue casi simultáneo. Mi hermano Leonel decidió ingresar a la congregación del Verbo Divino. Cuando mi madre vio que sus intenciones eran serias, nos reveló un hermoso secreto que había guardado por largos años: Mis hermanos mellizos Patricio y Leonel fueron sietemesinos, y al nacer sufrieron un alto riesgo de muerte. El médico le dijo a mi madre: “si es creyente, llame al cura y hágalos bautizar de inmediato, porque tienen muy pocas probabilidades de vida”. Después del bautizo mi madre salió al pasillo del hospital, donde había una imagen de María. A ella se los encomendó, y le “ofreció” uno de sus hijos. Creo sinceramente que en definitiva cumplió su palabra en mí. Porque no me parece coincidencia que la congregación a la que luego ingresé y que conocía como “Misioneros Claretianos”, tenga el nombre oficial de “Hijos del Inmaculado Corazón de María”. t

TESTIMONIO VOCACIONAL


Escuela Especial No 13 Claret de Temuco:

Profesionalismo y amor a toda capacidad En su interior todo respira amor y a trabajo solidario, paciente y de servicio profesional a toda capacidad. Las instalaciones son limpias, espaciosas e iluminadas. Es la maravillosa impresión que se siente al ingresar y recorrer las dependencias de La Escuela Especial Nº13 Claret de Temuco. -Al comienzo eran sólo 16 alumnos, en un espacio muy pequeño -relata el padre Teodoro Arranz, gestor de esta magnífica obra, que se sustenta en los principios de san Antonio Mª Claret . Se le ve orgulloso y emocionado cuando nos invita a recorrer sus dependencias y confirma que la escuela, nacida para atender a niños y jóvenes con necesidades educativas especiales permanentes, cuenta

en la actualidad 125 alumnos cuyas edades van desde los 4 a los 26 años de edad. Zaida Cerda, subdirectora del establecimiento, confirma: -Cuando partimos, hace 21 años, teníamos sólo 16 alumnos y era un recinto muy pequeño. Desde entonces estamos juntos en esta causa con el padre Teodoro, quien confió y pudimos demostrar que sabíamos de este trabajo. El avance fue notable. Cuentan con una magnífica infraestructura ubicada en el centro mismo de Temuco. Allí funcionan 11 cursos, de los niveles prebásico, básico y laboral. Cada curso es atendido por una educadora diferencial, una asistente de la educación,

además de un completo equipo de profesionales, entre ellos un kinesiólogo, sicólogo, terapeuta ocupacional y auxiliar de servicios. -Trabajamos con niños que presentan diferentes déficit tanto intelectuales como físicos -explica la subdirectora-. Desde alumnos con síndrome de Down, pasando por niños autistas, con déficit auditivo y ceguera, hasta deficiencias orgánicas e intelectuales múltiples -agrega Zaida, quien ha visto progresar a sus alumnos gracias a las estrategias e innovaciones metodológicas que la escuela ha ido implementado en sus años de vida. La finalidad es desarrollar motricidad y condiciones que permitan la inclusión social y laboral de los alumnos. Continúa >>

REPORTAJE

11


La escuela por dentro Resulta asombroso ver la dedicación y prolijidad con que ejercitan su labor. Hay una excelente organización de los niveles y diversos programas a los que se integran los alumnos según sus requerimientos. Nos invitan a conocer el gimnasio de “retos múltiples” llamado así por el alto grado de déficit asociado que presentan los alumnos que en su interior encontramos. Cada uno está en su tratamiento. El movimiento ondulante de una hamaca, con el cual se recrea el ambiente uterino, es la técnica que está recibiendo Nicole. Aunque no pueda decirlo, la sonrisa de la joven es elocuente y se ve feliz en este entorno rodeado de amor y entrega profesional. -Esta hamaca simula el vientre materno y es un estímulo para que el alumno amplíe sus sentidos -nos dice en términos simples Loreto Palma, educadora diferencial encargada de esta unidad, en cuyo espacio no hay más de ocho alumnos, por la dedicación que cada cual demanda. La riqueza humana se respira a cada paso. Las actividades arrancan cada día con una reflexión y la lectura de un párrafo de la Biblia. Los niños y jóvenes viven su espiritualidad de modo profundo, y varios de sus padres se incorporan a esta actividad. 12

Pamela Valenzuela, educadora diferencial, dice: -Ellos, sorprenden, ya que, aunque en ciertos casos no tengan lenguaje oral, tienen muchas actitudes que nos hacen sentir la presencia de Jesús entre nosotros. Manejan un modo de orar muy particular; cada mañana hacen un círculo, se recogen y elevan una oración al Padre Nuestro, que la gran mayoría conoce.

REPORTAJE

Queque de zanahoria Mientras los más pequeños dibujan en amplias láminas, otros jóvenes participan en talleres de cocina, madera, lavandería, computación y reciclaje de papeles, entre otros. Nos detenemos un tiempo en cada uno. En la cocina, la actividad es efervescente. Mientras unos lavan y secan loza, otros se dan a la tarea de preparar diariamente platos vegetarianos, además de pan y masas dulces. -Estoy preparando un queque de zanahoria -me detalla un alumno con síndrome de Down, quien llegó de guagüita al establecimiento y ahora muestra habilidades para la cocina y no da tregua al arte de rallar la hortaliza. Los productos son vendidos a los mismos docentes, quienes pueden tener un rico plato naturista impecablemente presentado. Manuel Zúñiga, kinesiólogo, relata que lleva 18 años trabajando en la Escuela Especial y ha visto cómo prosperan los alumnos: -Hay niños que llegaron sin controlar esfínteres y ahora cocinan, van de compras al supermercado, aprenden el uso del dinero, a cruzar la calle, a pagar cuentas y otras muchas habilidades que les permiten asimilarse a la vida real, ya que el objetivo ultimo es la integración social e inserción laboral -recalca.


habitualmente el que menos resiste y abandona el hogar. Así, mientras menos compromiso de uno de los padres, más se debilita la posibilidad de avanzar en la recuperación e integración de los hijos.

Padres: puntales del éxito Los más emocionados son después los padres, quienes llegan con ellos por primera vez al colegio, sin expectativa alguna, desconcertados y llenos de temores sobre del futuro de sus hijos. -Con el tiempo nos vamos relacionando y creando un contacto muy profundo -señala Zúñiga-. El rol que juega la familia es clave. Sin su compromiso no hay avances. La escuela la involucra directamente para alcanzar el ansiado progreso de sus hijos. Cuando ven que comienzan a desarrollar y afianzar conductas, que muestran hábitos de higiene o logran una relación social aceptable y una autonomía insospechada, padres y familia entera se ven tranquilos y felices –precisa el profesional. En efecto, el mayor temor de los padres es que sus hijos no aprendan a ser autónomos, y siempre está el riesgo de retroceder en los tratamientos, porque la sobreprotección que ejercen sobre ellos es uno de los puntos en contra que tienen los educadores de estos jóvenes. Hay mamás que, aunque el joven tenga 20 años, continúan anticipándose a sus requerimientos o necesidades, actuando de una manera sobreprotec-

Un recurso humano competente

tora, aunque el niño o joven presente las capacidades para realizar variadas actividades o rutinas de forma independiente. Incluso lo acuestan en su cama y duermen junto a él. Se presentan situaciones tan difíciles como que en una misma familia nazcan dos o tres miembros con discapacidades múltiples. Allí el riesgo de ruptura de los cónyuges es inminente, porque si es muy duro aceptar la llegada de un hijo con limitaciones, mucho más lo es si son varios, lo que conlleva sentimientos de culpabilidad y reproches mutuos. El padre es

A la inversa, cuando toda la familia está comprometida y se suma al proceso, el resultado es siempre exitoso. -Tenemos cuatro jóvenes contratados en empresas de la ciudad, y son un recurso humano muy competente. Ellos son hoy nuestros íconos de la inserción laboral -señala Juan Denis, profesor a cargo de un programa implementado por el establecimiento que acerca al mundo del trabajo a los jóvenes que desarrollan competencias sociolaborales favorables, las que gradualmente van asimilando a través de su paso por los diferentes niveles de atención. Con orgullo que no puede disimular, relata el caso de un alumno que ingresó a trabajar en una empresa maderera de la zona. Sus evaluaciones anuales han sido tan buenas, que son un referente para los demás empleados. La disciplina, el respeto a los horarios, su presentación y el nivel de productividad que ha mostrado, le permitieron conservar su trabajo Continúa >>

REPORTAJE

13


incluso cuando la empresa, producto de un incendio, se vio obligada a recortar personal. Pero en su caso, por su excelente desempeño, fue vuelto a contratar cuando la maderera, una vez recuperada del siniestro, retomó la actividad industrial. La escuela tiene un programa de inserción laboral que cumplió 10 años de vigencia. Los alumnos se llaman aprendices, van de lunes a viernes a trabajar, y reciben un estímulo económico. -Este programa lo hemos logrado con apoyo de distintas instituciones y empresas de la ciudad, lo que demuestra que ahora hay menos discrimina-

Entrevista radial

ción social hacia los discapacitados -explica Juan Denis-. El día viernes los aprendices se reintegran en la escuela y analizan sus funciones y desafíos para la semana que viene; posteriormente cada uno retorna a su centro de aprendizaje: casinos de universidades, hogar de ancianos, biblioteca, Mutual de Seguridad, entre otros. Ramón Benavente tiene 24 año. Se desempeña diariamente en la Mutual de Seguridad en labores de mantención. También Waldo Nuñez, con 24, años trabaja en el casino de la Universidad Mayor. Está contento, y la más feliz de todo su progreso, nos cuenta, es su abuelita.

nal a todos los niños, y tenemos una visita que es muy importante y que luego vamos a entrevistar -anuncia a los auditores. En la sala contigua otro alumno ejecuta labores de radiocontrolador en una consola de sonidos, mientras una cortina musical da el tiempo para que nos ubiquemos frente a sendos micrófonos. Por esos días la fiebre mundialera se ha tomado por completo los medios informativos en todo el país, y en este caso no ha sido la excepción. Esa tarde Chile enfrentaba a España, y tras saludarme y conocer los motivos de mi visita, hacemos un pronóstico

14

La mañana se ha hecho breve entre tantos programas y talleres visitados. Otra gran sorpresa nos esperaba: los estudios de una radioemisora interna que se creó como parte de la programación metodológica para el desarrollo vocal e intelectual de los niños y niñas. El lluvioso día en Temuco se hace mas cálido y dulce cuando Ricardo, de 13 años, me invita a pasar a la sala de locución, donde me entrevista, haciendo que los roles esta vez se intercambien: ‑Saludamos esta mañana inver-

REPORTAJE

de los resultados, que al final fueron diferentes a los que como chilenos quisimos alcanzar. Pero la entrevista fue exitosa, y no pude evitar felicitar a alumnos y profesores por este trabajo sacrificado cuyos frutos estaban allí, no sólo a la vista, sino a oídos de quienes siguieron con atención la emotiva entrevista radial. Como si lo anterior no fuera suficiente, descubrimos a varios universitarios haciendo su práctica profesional. Es que la Escuela Claret se ha desarrollado además como centro de formación académica para estudiantes de diversas carreras, como kine-

siología, educadores diferenciales y asistentes sociales, entre otros, de las universidades De la Frontera, Mayor, Católica y Autónoma de Chile. Otra razón para que la escuela sea reconocida por la comunidad, pues los alumnos en práctica hacen un trabajo responsable y de alto nivel de exigencia académica. La dignidad humana y el respeto a sus derechos ha sido la fórmula inequívoca aplicada por La Escuela Especial Nº13 Claret, de cuyo interior salimos con la convicción de que, cuando el amor de las personas y de Dios se conjugan a toda capacidad, los frutos se distinguen. t Silvia Yermani V.


“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios los creó, macho y hembra los creó” (Gn 1,27). “Entonces, Yahvé creó al hombre con polvo de La tierra, y sopló en sus narices aliento de vida, y existió el hombre con aliento y vida” ( Gn 2,7).

Discapacidad: largo tránsito a la dignificación La clave de la dignidad del hombre no se encuentra en su autonomía, ni en su razón, ni en su capacidad de decisión, ni en crear su propio universo; más bien se encuentra en esta realidad: el hombre, como persona humana, la única criatura que Dios quiso por sí misma, ha sido “plasmado por las manos de Dios”; “el mismo Dios le infundió su aliento vital”, creándolo a su imagen y semejanza, llamándolo a caminar en comunión con El. Bajo esta luz y cuando Dios creó a un niño (persona) discapacitado, no se “equivocó”; por el contrario, Dios lo ama con especial ternura, disponiendo para él una familia acogedora, fuente de esperanza y amor.

¿Consecuencia de un error? En el inicio de nuestra historia las personas con discapacidad fueron postergadas y “olvidadas” por la sociedad, e incluso por sus familias, relegándolas al cuidado mínimo y a tareas básicas; o de lo contrario, simplemente escondiéndolas. Aun hoy es posible oír a padres de un recién nacido con discapacidad, decir: ¿qué habremos hecho mal?, ¿qué habremos hecho para merecer esto? Nuestras propias limitaciones para comprender ciertos hechos naturales tratan de buscar en las fallas humanas y el castigo divino la respuesta que no encuentran en la ciencia o que de ella no les satisface. A través del tiempo estas personas con discapacidad

han sido objeto de estudio y análisis desde diversas fuentes, pasando de un enfoque médico donde se buscaba dar mejoría a una “enfermedad”, a un enfoque o modelo socioambiental donde se reconoce a la persona con discapacidad como un ser con derechos sociales que debe ser reincorporado al medio; un modelo rehabilitador donde la persona con discapacidad puede adaptarse a las exigencias del medio y vivir en sociedad.

El enfoque integrador Por los años 60 aparece el modelo de integración donde tanto la sociedad como la persona con discapacidad deben encontrar formas para relacionarse y aceptarse. El surgimiento del Principio de Normalización provoca a nivel internacional un cambio en la valorización social de las personas con discapacidad, poniendo énfasis en los procesos de integración y participación en todas las esferas de la vida social y ciudadana. En educación esto significó un nuevo cambio en la forma de concebir la enseñanza de los niños y niñas con discapacidad, caracterizado por ir abandonando el enfoque rehabilitador para centrarse más bien en un marco más educativo, que implicó que alumnos con y sin discapacidad se eduquen juntos, teniendo como referente un currículo común. La instalación del principio de integración y el concepto de Continúa >>

REPORTAJE

15


necesidades educativas especiales plantean que los fines de la educación son los mismos para todos los niños y niñas, cualesquiera sean sus situaciones problemáticas, por lo que debe asegurarse un continuo de recursos para dar respuesta a una diversidad de necesidades educativas. En este sentido la Educación Especial no es un sistema paralelo, sino un conjunto de recursos, ayudas y apoyos para todos los alumnos que lo requieran, contribuyendo así a mejorar la calidad de la educación.

tecnologías de la información, la comunicación, la robótica e informática aplicadas a todas las esferas de la vida, se han generado cambios estructurales de consideración en todos los ámbitos de la sociedad contemporánea, donde la educación viene a desempeñar un rol crucial a la hora de responder a los requerimientos que plantean la vida social y al mundo del trabajo.

Cambios sustanciales

Se advierte en nuestra sociedad una mayor apertura por parte de las instituciones públicas y privadas (redes sociales) al tema de la discapacidad, al abrirse algunos espacios para que las personas que presentan tal condición puedan vivenciar experiencias de trabajo tendientes al afianzamiento, desarrollo de habilidades, conductas y competencias que les garanticen una plena inserción sociolaboral: acogida en universidades, casinos, hogares de ancianos, mutuales, etc., con derechos y deberes. Sin embargo, tal incorporación no se mantiene o perdura en el tiempo si no existe un compromiso permanente (al menos en sus etapas iniciales) del grupo familiar, cuyos miembros deben promover importantes niveles de autonomía e independencia, específicamente respecto de los jóvenes con necesidades educativas especiales permanentes, que les faciliten la apropiación de pautas y normas de higiene, convivencia y desempeño, las que constantemente regularán y evaluarán su rendimiento sociolaboral. Esperamos que las políticas en torno a una mayor integración de las personas con discapacidad a los diferentes medios de acción que por derecho natural les corresponden, sigan encontrando eco en quienes deben dar respuesta a las legítimas demandas y aspiraciones de un valioso segmento de la población.

Los profundos cambios inducidos a partir de esta nueva comprensión de la diversidad humana propician la instauración gradual de un nuevo paradigma centrado en la generación de apoyos para la plena integración social de las personas que presentan necesidades educativas especiales, NEE, admitiendo que su gestión requerirá de la movilización de todos los actores sociales en pos de minimizar, hasta extinguirlas, las barreras provenientes del contexto, y de esta forma favorecer/fortalecer el acceso en igualdad de oportunidades y la activa participación de este universo en todos los ámbitos de la vida social. El nuevo enfoque educativo y curricular de la Educación Especial da cuenta de los importantes avances alcanzados en la instauración de un marco conceptual universal, comprensivo y optimista frente a las diferencias individuales, que asienta sus basamentos en los derechos y libertades humanas. La promoción del derecho a una educación permanente para todas las personas, indistintamente de la diversidad bio-sicosocial y condiciones del o la estudiante, es prueba irrefutable del nivel de madurez alcanzado por la sociedad chilena en materia de equidad e inclusión. Hoy, en plena sociedad del conocimiento y de una economía global digitalizada, marcada por el desarrollo de las

16

Una permanencia que exige compromisos

La diversidad nos une, nos enriquece, nos enseña.

REPORTAJE

t


· Me sorprendió ver cómo los jóvenes están realmente comprometidos con el Señor y se la juegan por él: molestaron por todos lados para conseguir lo necesario y todo resultó porque se dieron tiempo de oración preparatoria y con esperanza y trabajo, nos involucraron a todos, por eso me sumé a trabajar.

· Estoy muy contento porque vi cómo la comunidad parroquial se unió para preparar este servicio a los niños de una zona muy golpeada por la pobreza y el terremoto. Además, los que fuimos a trabajar, que eramos de diversas edades, niños, papás y jóvenes, todos con un mismo entusiasmo, con el corazón lleno de alegría, pudimos realizar el trabajo porque teníamos clarísimo que estábamos haciendo el Reino de Dios. Desde el más chico al mayor, todos muy entregados y solícitos a realizar cuanta tarea se debía hacer. Es cierto que la gran cantidad de niños para atender nos asustaba un poco, porque nos podría sobrepasar la tarea, pero no fue así, asumimos con tal responsabilidad que pudimos superar las dificultades de una actividad tan masiva.

· Jugar, cantar, saltar, era una cosa de no parar, los niños no se cansaban nunca, era tal la alegría que todo resultaba hermoso, todo lo que se proponía se hacía y todos entretenidos. Al final del día quedamos extenuados pero con el corazón pleno, satisfecho de alegría. · El trabajo que hicimos, fue excelente, y además de servir al Señor, nos unió mucho como comunidad. Nos sentimos muy contentos por la labor realizada y también de nuestra propia labor, de nuestra propia entrega y compromiso con Jesús.

Día del Niño en Lebu

Algunas impresiones de quienes participaron que quieren quedar en anónimo. · La fiesta tuvo como gran invitada a la alegría y la cordialidad. Ver tantos rostros llenos de alegría, esperando que les diéramos un abrazo, que jugáramos con ellos… Me emociono al recordar esas caritas de niños llenos de esperanza…

· El trabajo social es difícil, pero hecho con cariño y guiados por el Señor, todo es posible.

· La tarea era enorme, me asusté un poco, pero pude ver que nuestra pastoral juvenil no sólo tiene buena voluntad, también es capaz de hacer grandes cosas. Cada uno dio lo mejor de sí mismo y nos unimos más como hermanos en comunidad cristiana. CEBICLAR

· Me sentí muy contenta porque mis papás me acompañaron. Además todos los papás que fueron se integraron muy bien y estaban felices de poder servir. También me dio gusto ver como las personas de la parroquia nos preguntaban qué nos faltaba para cooperarnos y nos decían que iban a rezar para que ese día no lloviera ni hubiera temblores, porque justo esa semana preparatoria se remeció la tierra muy fuerte y muchas veces que ya me estaba dando sustito ir… Continúa >>   17


El día del niño fue celebrado con mucho cariño por nuestra comunidad parroquial, cada uno a su medida. Se formaron tres grandes grupos, de tareas independientes, pero que unidos al Señor de la vida pudieron realizar el milagro del pan compartido y multiplicado. Fueron a distintos lugares pero llevando el mismo mensaje de amor y paz de Jesús el Señor que recibía con cariño a los niños. Los acólitos y sus papás se fueron a Trovolhue a las 7:30 horas de la mañana, y esto es digno de ser destacado, estamos ante un grupo de niños, sí niños, que se tomaron en serio la invitación del Señor y entusiasmaron a sus papás y partieron a compartir con otros niños que no han tenido tanta buena suerte en estos últimos meses. En cada

niño acólito ya florece la semilla del Reino de Dios, pequeños profetas que anuncian el amor de Dios con hechos. También estoy gratamente sorprendido por el grado de compromiso que tuvieron en la Pastora Juvenil y acompañados de algunos niños con sus padres, y algunos adultos de corazón grande, que llegaron hasta Lebu. Ellos salieron a las 5:00 de la madrugada llenos de alegría ¿Quién dijo que los jóvenes son el futuro? ¡No, los jóvenes son el presente! El otro grupo salió a las 6:00 de la mañana, cargados de entusiasmo por llegar a los niños, a quienes dedicaría todo un día de sus vidas. Y es que quien se siente mirado por Jesús, no queda ileso, tiene la imperiosa necesidad de compartirlo a todo el mundo.- Al celebrar el día del

niño en lugares de pobreza y dolor, considero que se realizó una tarea misionera, experiencia totalmente nueva y desafiante, pero fue cumplida muy bien para gloria de Dios. Además pude ver que hay cristianos que vienen a misa y no pueden participar, pero que colaboran de corazón, acorde a su capacidad. Cómo no valorar al que trajo una bolsa de caramelos o al que nos canceló un bus, también al que rezaba por los voluntarios y su trabajo, al que se dio la tarea de avisarle a otros, al que ayudó a hacer los paquetes, al que adornó los regalos, al que trajo juguetes, en fin, son muchos los que colaboraron y lo hicieron de corazón. A todos y cada uno de ellos les bendiga Dios, con su infinita misericordia les colme de paz y alegría. P.David Quilodrán,cmf

18

REPORTAJE


Algunos necesitamos una zarza ardiente o una voz interior para descubrir el llamado del Señor. Sin embargo, para este nuevo equipo bastó solamente una llamada telefónica para iniciar una vida de amor y servicio. Sin darnos cuenta, rápidamente entramos en este caminar, marcado por varias reuniones, lo que nos sirvió para organizar, estructurar y planificar todas las actividades de este año. Es increíble darnos cuenta de cómo una iniciativa que comenzó hace varios años ya es todo un signo de fe y unidad que nos identifica y nos impulsa a vivir cada día más como una verdadera familia. Este segundo semestre hemos visto con alegría que nuestro trabajo de equipo ha comenzado a dar frutos; y es así como integrantes del equipo central han realizado acompañamientos a distintas comunidades donde se ha visto reflejada la acción del Espíritu de amor, el mismo que animaba a nuestras primeras comunidades. Como cada año nos hemos reunido en Talagante, con los equipos de Andacollo, Zenteno, El Llano, Maipú, Renca, Curicó y Curicó Rural, Linares y Temuco, echando mucho de menos a nuestras hermanas y hermanos de Antofagasta, Copiapó, Niebla y Coronel, que por diferentes motivos no pudieron acompañarnos. La jornada fue de dos días y contó con la participación de 43 personas. Para vivir nuestra formación permanente contamos con la participación del biblista Roberto Sepúlveda, quien con su versatilidad y conocimien-

tos realizó una introducción al libro del Éxodo. Ello seguido del trabajo, valioso y excelente, de diferentes equipos y personas preparándonos para la Semana Bíblica. Además contamos con emotivos momentos de oración en clave de lectura orante, desde nuestra realidad a la luz de la Palabra. Y un momento de relajo compartido, el sábado en la noche. Tuvimos una participación activa y responsable de parte de los miembros de los diferentes equipos trabajando unidos y fortaleciendo la vida en comunidad; mantuvimos un diálogo abierto y honesto logrando la integración que nos pide Jesús, y por último elaboramos y propusimos fechas para: los acompañamientos y semanas bíblicas en nuestras comunidades, la fecha de nuestra próxima jornada formativa en enero del 2011, y nuestra reunión de evaluación anual en mayo de ese mismo año. Como equipo central hemos continuado reuniéndonos, evaluando, planificando y coordinando para seguir apoyando, acompañando y compartiendo la misión con todas las comunidades. No nos queda más que agradecer a cada equipo, a Paulina, Marcelo y Roberto por su apoyo y ayuda en la tarea evangelizadora. Cada uno de nosotros, con sus debilidades y esperanzas, con sus experiencias, preocupaciones y riquezas espirituales, caminaremos juntos, al estilo de san Antonio María Claret, y que el Espíritu Santo haga fecunda nuestra labor. t

Cebiclar:

Testimonio del nuevo Equipo de Animación CEBICLAR

19


Un problema: nuestras liturgias En buena parte los católicos que acuden a los templos el día domingo son adultos mayores. Pueden recordar, por lo tanto, la sorpresa y el alivio que les significaron en su experiencia religiosa, hace más de 40 años, los cambios que el Concilio Vaticano realizó en la liturgia de los sacramentos y de la misa: se les invitó a pasar de “asistentes” a “participantes” en los ritos y el culto. Se pasó de “oír misa” a “celebrar la misa”. Con el paso del tiempo se ha podido comprobar que esas reformas no fueron tan completas como se esperaba. Los católicos siguen asistiendo a misas como a un espectáculo en donde ellos son el público y los actores son otros: el cura, los acólitos, los ministros, los lectores, el coro…Todo distribuido en un espacio acomodado como un teatro: un público que mira a cierta distancia la actuación de unos disfrazados que están en el escenario. De la Eucaristía, la gran acción de gracias a Dios por el don de la vida, mediante la experiencia humana de Jesús de Nazaret, con su vida, pasión, muerte y resurrección…, en realidad queda bien poco.

20

Un lenguaje desconocido Hubo algunos cambios, es cierto: se pasó del latín- que nadie entendía- al idioma de cada país. Pero no se cambió el nefasto sistema de la lectura continuada de la Biblia. En el afán de que el pueblo escuche alguna vez toda la Biblia, se han mantenido en la misa las lecturas (Antiguo y Nuevo Testamento, más evangelios) leyendo casi de corrido desde el Génesis al Apocalipsis en un período de tres años. La idea, si alguna vez fue buena, ha fracasado en la práctica. Con este sistema el pueblo católico tiene que escuchar lo que toque leer ese día, sea cual sea la experiencia vital que esté viviendo. Aún son pocos los pastores que abandonan ese sistema y se atreven a buscar las lecturas más apropiadas para cada ocasión. Esto exige tiempo de preparación, buen criterio de discernimiento y capacidad de diálogo con los equipos laicales. También puede exigir entereza para ir a dar explicaciones al Obispo, quien necesariamente defenderá el otro esquema impuesto desde Roma. Pero no es el único cambio para que la misa sea realmente Eucaristía. Si como dice la catequesis -con más poesía que seguridad-, se trata de una

ORIENTACIONES

comunidad a modo de familia que celebra su fe, alimenta su esperanza y vive la caridad, la misa debiera contar con un ambiente atractivo y con signos entendibles y didácticos. En uno de sus textos incisivos pero veraces, el periodista Raúl Gutiérrez, quien se considera un cristiano de base y de mentalidad amplia y pluralista, dejó escrito en www.creyentes.cl :

Las improvisaciones “La sensación que a uno le queda con frecuencia al salir de alguna misa dominical es la improvisación, como si el sacerdote y los encargados de la ceremonia no estuvieran demasiado convencidos de la importancia y la solemnidad del acto. En pocos templos los fieles son acogidos en la puerta por el sacerdote o laicos que los saluden y entreguen una hoja con los textos bíblicos que se leerán en la celebración. Como la mayoría llega atrasada, es frecuente que la misa se inicie en presencia de una exigua concurrencia, que terminará de engrosarse recién durante la homilía. La improvisación del equipo encargado de la misa se advierte en los cuchicheos entre el guía y los lectores, e incluso entre el celebrante y sus acóli-


tos, actitudes que sumadas a desplazamientos nerviosos y aparatosos de estos personeros en torno al altar y hacia la sacristía, distraen a la comunidad. Dejando de lado toda consideración o exigencia de carácter estético, cabe señalar que la mayoría de los coros maneja un estilístico repertorio de canciones litúrgicas, lo que explica que con frecuencia entone algunas que guardan escasa o ninguna relación con la fiesta que se trata o la enseñanza básica del evangelio de ese domingo. Dejar los coros, por llamarlos de alguna manera piadosa, a la buena de Dios, demuestra una escasa comprensión del significado de la música como medio universal de comunicación, sobre todo en el caso de los jóvenes. Pero lo más lamentable es el desaprovechamiento, en que incurren muchos sacerdotes, de la envidiable oportunidad de evangelizar que se les ofrece a la hora de la homilía.

Predicadores “lateros” El grueso de los fieles de nuestra Iglesia son personas con escasa formación religiosa, que acuden al templo impelidas por su sincero deseo de alabar a Dios, las más de las veces con una visión bastante individualista. La misa constituye, pues, una excelente oportunidad de ayudarlos a crecer en su fe, mediante la articulación entre las enseñanzas del Evangelio y las realidades de la vida cotidiana, y de reforzar en ellos la percepción de que conformamos un Pueblo y el cuerpo místico de Jesús. Se trata de un público que es casi analfabeto funcional, porque se ha olvidado del ejercicio de lectura, debido a la abrumadora exposición a los programas televisivos. No está habituado entonces a seguir razonamientos demasiados complejos, sobre todo de una persona que no apoya con elementos visuales lo que dice con la boca. Su tiem-

po de resistencia a las exposiciones orales es por lo mismo bastante limitado. Es preciso ganarse su atención mediante el recurso a situaciones concretas de su vida. Es aconsejable tomar una idea central y desarrollarla y machacarla con ejemplos, diálogos y anécdotas, echando mano, si es posible, a situaciones de actualidad que susciten el interés directo de la gente. Numerosos sacerdotes parecen ignorar por completo estos rudimentos de la comunicación oral en público. Sus homilías son extensas, como que duran más de 15 minutos; y, peor todavía, provocan bostezos. A veces constituyen disquisiciones de cierto vuelo, pero en exceso intelectuales para la gente que las escucha. Otras veces son muy enredadas, con muchas ideas que se superponen y acumulan, sin una adecuada jerarquización. La gracia sería que la gente abandonara el templo con un par de ideas o hallazgos bien claros, y con la tarea de contrastarlos con su vida cotidiana.

El monopolio de las homilías En medida importante las deficiencias que se advierten en las prédicas de nuestros curas son atribuibles a la escasa formación que han recibido en materias comunicacionales, lo que se agrega al hecho de que hay quienes no tienen aptitud alguna para hablar en público. Por desgracia, se parte del supuesto que todo cura tiene que predicar; en circunstancias que hay algunos que, pese a ser bellísimas personas, no tienen dedos para el piano. También se supone que los curas son los únicos que pueden predicar. El papel de los laicos es escuchar las enseñanzas de un señor que se para allá adelante y les dice a los fieles cómo tienen que vivir su fe en el mundo real, pese a que en muchos casos dicho señor no tiene

ORIENTACIONES

idea de lo que significa ganarse la vida y formar una familia. Quizá cuánto ganaría nuestra Iglesia si también los laicos pudieran comentar los textos bíblicos. En breve plazo, el número de predicadores experimentaría un incremento espectacular. Cabe preguntarse si ese factor no configura una de las explicaciones más significativas del auge de los evangélicos. De otro lado, el hecho de que en una comunidad el sacerdote escuchase la prédica de un laico con alguna preparación, proyectaría la saludable imagen de que también el clérigo debe sentirse interpelado por la Palabra proclamada por uno de sus hermanos en la fe”.

Una liturgia que no convence Resultan interesantes las anotaciones del periodista. Pero, lamentablemente, deberá pasar todavía mucha agua bajo los puentes antes que la liturgia católica se haga comprensible, celebrativa, compartida, santificadora de la vida. Se está hablando de la gran tarea de evangelizar al siglo XXI, de comprometerse con la misión permanente, de hablar un lenguaje de palabras y signos entendibles al mundo de hoy. Pero no se nota cambio alguno hacia delante; más bien se advierten muchos retornos al pasado. Algunos llegan a la paranoia de querer volver al latín, de colocar aun más colgajos en las vestiduras de los clérigos, de incorporar de modo permanente el incienso en las liturgias… El mundo del siglo XXI los mira, se ríe y sigue su camino, buscando, casi a la desesperada, quién lo acompañe en su caminar por la vida. Los grandes valores del Reino de Dios, los que nos humanizan, siguen sin ser descubiertos, porque se les quiere poner demasiados trapos encima. t Agustín Cabré Rufatt

21


Carta de Evo Morales al papa Benedicto En ocasión de la visita que el presidente de Bolivia hizo al Vaticano hace poco tiempo, se dio a conocer la carta que Evo Morales dejó al papa Benedicto. Una carta sencilla y clara que expresa lo que muchas personas piensan. Se trata de un buen tema de análisis y diálogo en el pueblo católico. “Santidad: Fue mi madre quien, cuando yo era muy niño, me decía que rezara cerrando los ojos y agachando la cabeza, pensando en las enseñanzas de vida de la oración del Padrenuestro y del Avemaría. Recordando estas experiencias, como miembro de nuestra Iglesia Católica, reflexiono permanentemente acerca de las lecciones de amor,

22

justicia, igualdad y entrega al prójimo de N.S. Jesucristo. Estas reflexiones me llevan a proponer, muy respetuosamente, la necesidad de superar la crisis de la Iglesia que, como usted dijo, está herida por el pecado; para ello es imprescindible democratizar y humanizar sus estructura clerical. Democratizarla para que a todas las hijas e hijos de Dios, que son iguales ante sus ojos, se les reconozcan los mismos derechos religiosos, y que las mujeres puedan tener las mismas oportunidades que los hombres para ejercer plenamente el sacerdocio. Asimismo, como Jesús que se hizo hombre, se humanizó para estar entre nosotros y entendernos mejor, la Iglesia no tiene que negar una parte

Para el diálogo

fundamental de nuestra naturaleza como seres humanos: se debe abolir el celibato; así habrá menos hijas e hijos no reconocidos por sus padres, así podremos sincerarnos ante la realidad. Del mismo modo y con mucha decisión debemos proteger a nuestros hijos e hijas de quienes, valiéndose de la confianza que debe inspirar un sacerdote, abusen de ellos. Quienes cometen estas atrocidades pecan y también dañan. Estoy seguro que Ud. valorará estas propuestas que quieren humildemente aportar para cerrar las heridas de nuestra Iglesia. De este modo me despido, haciéndole llegar la seguridad de las atenciones más distinguidas. t Evo Morales Ayma, presidente de Bolivia”.


Al cierre de esta edición la esperanza de encontrar con vida a los 33 mineros atrapados en la mina San José comenzaban a desvanecerse. Los trabajos de rescate han sido incesantes, pero hasta el momento infructuosos. Han pasado 11 días desde que ocurrió la tragedia. Todavía hay fuerzas para seguir adelante en la búsqueda. Ha llegado a Chile la tecnología más avanzada en el mundo para hacer sondajes con la mayor precisión. No se han escatimados esfuerzos a todo nivel y la solidaridad ha sido el rasgo característico para sobrellevar esta pesadilla. Desde las autoridades de gobierno, Presidente, Parlamentarios, Intendente, Alcaldes han llegado para estar con los familiares de los mineros atrapados. También los comerciantes en caravanas portando ayuda en alimentos, pescados fritos, golosinas para los niños y agua para el enorme campamento que han montado en torno a la mina y que han llamado Esperanza, porque no la perderán hasta el final. Sin embargo, nadie puede garantizar cual finalmente será el desenlace de la búsqueda. Expertos de Codelco señalaron “tenemos el convencimiento que saldrán con vida”. Las noticias en las últimas horas advierten que los trabajos en el yacimiento demorarán varios días más y

ORIENTACIONES

que el peligro de nuevos derrumbes hace más complejo el rescate. Frente a toda la frustración reinante, está clara la gran lección de este dolor para las familias y para el país entero: Las vidas de los mineros, ni la de otros trabajadores pueden estar por debajo de los afanes de lucro de los empresarios, ni de poder económico alguno. Sus vidas son la mayor fortuna y no pueden nunca más ser tranzadas en el mercado. La dignidad humana no puede estar por debajo de los metas de producción, ni de las ganancias que un empresario aspira alcanzar. El propio Obispo de Copiapó, Gaspar Quintana, exhortó a autoridades, empresarios y trabajadores a dar prioridad a condiciones de seguridad para los mineros y los llamó a que “tomen en serio lo que significa la responsabilidad social del empresario donde hay todo un código en que el trabajo no es considerado como una mercancía más”, y por tanto, “el que entre a la mina sepa que saldrá sano y salvo”. A pesar de este calvario, sabemos que vendrá la resurrección. Como cristianos tenemos confianza en que la lección será aprendida, para que nunca más en Chile vivamos otra vez un episodio de tanto sufrimiento y desazón.

Continúa >>

Entre el dolor y la esperanza de rescatar a los 33 mineros

23


Viene de la pág. anterior>>

ULTIMO MINUTO

¡Vivos los 33!:

Y la fe movió la montaña Y finalmente llegó la más feliz de las noticias. Se logró hacer contacto con los mineros y están VIVOS los 33 en el refugio a 700 metros bajo tierra. La emoción envuelve a todo Chile. Es un milagro que estén sanos y salvos. La noticia da vuelta al mundo. Ese domingo 22 de Agosto ha quedado registrado como una fecha histórica para nuestra patria, razón más que suficiente para querer celebrar este Bicentenario con un regalo tan hermoso para la patria. Han pasado 17 días desde que comenzó la pesadilla. Han sido los propios mineros quienes nos sorprenden con mensajes que dan prueba que están vivos. “Estamos bien en el refugio los 33”. La familia minera expresa con abrazos y llantos contenidos, su infinita alegría. “Nuestras oraciones fueron escuchadas y la fuerza de nuestra fe, hizo el milagro de mover la montaña” fueron algunas de las frases que les oímos decir, mientras cientos de chilenos daban gracias a Dios y nuestra Madre María, por escuchar las plegarias que en silencio elevamos por ellos.

La Plaza Italia se vuelve nuevamente un centro de celebración espontánea, no por La Roja. Esta vez la emoción es saber que nuestros compatriotas han resistido estoicamente esta gigantesca prueba de fortaleza sumergidos en las entrañas de la montaña, buscado el mejor modo de sobrevivir en la oscuridad, mientras llegaran los rescatistas. El ejemplo de unidad, de fortaleza y fe que han mostrado los “viejos” en jerga minera, ha sido otra de las lecciones que los chilenos recibimos de la familia minera en este momento que celebramos el gran cumpleaños 200 de la Patria. Un rol importante lo ha cumplido también el Ministro de Minería Laurence Golborne, cuya presencia en terreno y acompañamiento que ha hecho a los familiares ha significado ganarse el cariño y respeto de todo un pueblo. Ahora las 33 banderas chilenas que flamean a lo alto del cerro en el Campamento Esperanza son el mejor símbolo que tenemos en este Bicentenario para celebrar la vida. La segunda etapa, el rescate en sí de los 33 mineros debe vivirse con la misma unidad, fortaleza y fe que hemos demostrado como pueblo. t Silvia Yermani V.

t

24

Telar 45  

Revista de la Familia Claretiana de Chile

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you