Issuu on Google+

Gazte-mail.com

IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Experiencias de revitalización de la Pastoral de Juventud

nº 4 Mayo 2012

Celebración

ORATOTRIO

Esperiencia de encuentro con Jesús

José Luis Ortiz de Guinea Equipo pastoral Colegio Askartza Claret

Delegación Diocesana de Apostolado Seglar Barria ­ Diócesis de Bibao Plaza Nueva, 4 ­ 2º 48006 ­ BILBAO 944795613 ­ 946790080 das1@barria.net / admin1@barria.net


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración

Gazte-mail.com EXPERIENCIA DE CELEBRACIÓN:

ORATORIO EXPERIENCIA DE ENCUENTRO CON JESUS

Jose Luis Ortiz de Guinea Equipo pastoral Colegio Askartza Claret

1


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración

ORATORIO, experiencia de encuentro con Jesús Anécdota real de hace uno años: Oí a una profesora del colegio comentar que un niño señalando con su dedito el crucifijo en clase preguntó ¿”qué es eso”?. Fue para mi como el sonido de una alarma. “¿Qué está pasando? Hay que moverse”...” Vino nuevo en odres nuevos”…

PRESENTACIÓN A finales de enero de 2001, los Misioneros Claretianos de Euskal Herria tuvimos el primer encuentro con el P. Gonzalo Carbó, escolapio y creador de la experiencia del Oratorio. De la mano del P. José Luis Ortiz de Guinea, Coordinador de la Pastoral Infantil Juvenil Vocacional, se organizaron cuatro cursos sobre el Oratorio; teniendo lugar en el Colegio Larraona de Pamplona, en el Colegio Askartza Claret de Leioa y en el Colegio Mariaren Bihotza (Corazón de María) de San Sebastián y en la Parroquia San Pablo de Vitoria. En la actualidad la experiencia del Oratorio se realiza en los tres centros educativos de la Provincia así como en las parroquias de Bilbao y San Sebastián. De todas nuestras plataformas, el Colegio Askartza Claret, por su envergadura (2.400 alumnos), ha supuesto la mayor apuesta pastoral a la hora de poner en marcha y continuar con la experiencia. En la actualidad, iniciamos la experiencia con nuestros alumnos de 4 años y hemos llegado hasta los 16 años, la intención es seguir con edades más mayores.

2


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración 1. UN ACONTECIMIENTO DE JESÚS El Oratorio se define por ser una experiencia de encuentro con Jesús. Varios son los textos evangélicos que nos recuerdan la preferencia de Jesús por los niños-jóvenes, pero en uno de ellos encontramos el fundamento para esta experiencia: «Dejad que los niños vengan a mí, no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el Reino de Dios. Yo os aseguro: el que no reciba el Reino de Dios como niño, no entrará en él.» (Mc 10,14-15) Nosotros hemos escuchado esta petición del mismo Jesús, y queremos responder a esta llamada, a esta vocación, y acercar a los niños y jóvenes a la fuente de la Palabra, para que puedan beber y saciar la sed de verdad que llevan inscrita en su corazón. Dulce tarea la de conducir a la Palabra para aquellos que, por carisma claretiano, nos definimos como Servidores de la Palabra. Estamos convencidos de que los niños/jóvenes son capaces de entrar en relación directa con el Misterio. No únicamente capaces, sino necesitados de conocer al que es la Vida. Otras experiencias aseguran la transmisión de conocimientos sobre Jesús, la paternidad de Dios, los sacramentos, la Iglesia; y todas ellas fundamentales. Pero el Oratorio no se dirige tanto a la transmisión de conocimientos sino a la vivencia experiencial de esa Buena Noticia que nos acerca la salvación. En el Oratorio nos reunimos en el nombre de Jesús porque sabemos que “donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18,20). Es la primera Palabra que oramos con los niños/adolescentes, ¡y que fácil para entender! Él está en medio de nosotros.

2.- EL ITINERARIO Hay quienes suelen preguntar qué es lo que aprenden los niños/jóvenes en el Oratorio, qué temas desarrollamos, qué programación tenemos. Aunque no es

3


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración una catequesis para aprender contenidos, como ya hemos señalado; sin embargo, se propone un itinerario temático muy sencillo. La experiencia del Oratorio tiene como fundamento conocer, afirmar, creer y confesar las Presencias de Jesús. Son los lugares reales de encuentro con Jesús, y a través de él con el Padre en el Espíritu. Distinguimos las siguientes Presencias de Jesús: • • • • • • • • • •

en el Sagrario (en la Eucaristía) en la Biblia: Jesús nos habla cuando la leemos en medio de nosotros, “reunidos en su nombre” en nuestro corazón, “habitado por la Trinidad” en el Presbítero, que actúa “en la persona de Jesús” en los niños pobres en los enfermos, hambrientos, forasteros... (Cf. Mt 25) en todos los pequeños en la oración de la Reunión o Asamblea en la Iglesia, como grupo de personas que se reúnen en nombre de Jesús y reciben el Espíritu Santo.

Junto con las Presencias vamos presentando los Recuerdos o signos que nos ayudan al encuentro con Jesús. Los fundamentales son: • la Cruz, en la que Jesús murió porque nos ama hasta dar su vida por nosotros • la Vela o Cirio, que recuerda que Jesús ha resucitado y está vivo para siempre • la imagen del Corazón de María con el niño en brazos, que nos recuerda cuando Jesús era niño, cuando su madre le cuidaba, le educaba y le enseñaba a rezar. Las Presencias y los Recuerdos nos van adentrando en las diversas formas de oración, siempre a partir de las palabras evangélicas. Paulatinamente vamos desarrollando las siguientes maneras de orar: • petición • acción de gracias • adoración • bendición, glorificación y alabanza • oración continua Nos acercamos a los diversos Misterios de la fe, con Reuniones específicas para cada uno de ellos: • Paternidad de Dios • Invocación del Espíritu Santo • María, nuestra madre y formadora • Iglesia: comunidad de los que escuchan y cumplen la Palabra

4


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración Todo el itinerario se realiza respetando y siguiendo los Misterios que se nos revelan a través del año litúrgico, al que añadimos un ciclo especial de Reuniones en torno a la Familia de Nazaret. De manera especial subrayamos: • Adviento: espera y anuncio del Salvador • Navidad: nacimiento de Jesús – Emmanuel • Epifanía: adoración y entrega de nuestro mejor regalo • Cuaresma: ¿quién es éste que cura y salva? • Semana Santa: adoración de la cruz • Pascua: relatos de las apariciones, Ascensión y Pentecostés. Todas estas líneas van tejiendo armoniosamente la experiencia de oración del Oratorio. Como se trata de presentar pedagógicamente cada una de una de ellas, no agotamos todas las experiencias en el primer año de Oratorio. Estos núcleos se van entrecruzando y se desarrollan a lo largo de todos los años, según el momento del curso y teniendo en cuenta la madurez, capacidad y necesidades de los niños. En cada curso se presenta una programación de Reuniones. Cada semana tiene una Reunión basada en una Palabra apropiada, que en ocasiones será repetida para llevar a los niños a una mayor profundidad en el Misterio. La programación viene determinada por el ritmo del año litúrgico al que se van añadiendo Reuniones de preparación, celebración, sucediéndose el resto de los núcleos en el resto de las semanas disponibles. Aunque no resulta fácil caracterizar cada uno de los cursos, podemos establecer algunos subrayados a tener en cuenta: en los dos primeros cursos, la iniciación a la oración y el misterio de la salvación en las presencias de Jesús; en tercero, la relación con Dios Padre como criaturas, “hijos de Dios”; en cuarto y quinto, discípulos y orantes, iniciación a los Sacramentos y a la Liturgia (vida y celebración); en sexto, iniciación a la lectura y meditación personal del Evangelio, el sentido de cuerpo en Jesús; en lo siguientes curso (secundaria) se profundizan estos mismos núcleos, se subraya la amistad con Jesús, la llamada vocacional. El envío misionero, la comunidad cristiana, el compromiso solidario…

3.- EL LUGAR DE LA REUNIÓN El lugar donde se realizan las Reuniones del Oratorio es un espacio cuidado y destinado a la oración. Vamos a describir ahora el ideal de lo que debiera ser el espacio físico para la Reunión, pero siempre todo ideal tiene sus limitaciones. En ocasiones, al describir las condiciones físicas del lugar hay quien piensa que no puede realizar dicha experiencia por no contar con los elementos básicos. No es

5


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración así. Entre el ideal y la realidad siempre sucede un camino. Cuidemos en que no sea abismo, y será suficiente. Será un lugar tranquilo, y a poder ser silencioso, donde los ruidos externos no estorben ni molesten. Bien es verdad que, cuando en la Reunión entramos en cierto grado de experiencia, los ruidos externos no son llamativos porque el corazón de los niños está enganchado al de Dios. Y tenemos experiencia de ello, ya que no siempre encontramos en los colegios un lugar alejado de la misma vida colegial... ¡y es normal! De lo contrario, podríamos pensar que para hacer oración tenemos que apartarnos de tal manera de la realidad, que nos resultase difícil, si no imposible, acceder a la experiencia con los niños de un colegio. No habrá repeticiones de signos ni símbolos. Los justos y necesarios. Tampoco deberá ser un lugar recargado de objetos que inviten más a la dispersión que a la atención. En el centro del Oratorio o Capilla, que puede estar enmoquetada, colocamos una ALFOMBRA, símbolo de la tierra prometida a la que Dios nos llama. Esta alfombra tiene también un sentido pedagógico de delimitación del espacio. Desde el primer día que accedemos al Oratorio se les recuerda que siempre debe ser rodeada, y nunca pisada, cuando entramos en él. Esta indicación, siempre respetada, les ayuda a delimitar el lugar; de tal manera que cuando entran siguen un orden y no van corriendo para ver quién es el primero que se sienta. Habrá ocasiones en que entremos directamente en la alfombra. Serán momentos de adoración, alabanza, bendición, acción de gracias, ofrenda, oración contemplativa. Entonces, Dios nos llama a una especial relación con él, nos invita a entrar en la tierra prometida, lugar de su encuentro. 1. SAGRARIO. Hemos comprobado que es un elemento fundamental de relación espiritual, una llamada continua a la fe y a la confianza de que Jesús nos espera en el Sagrario, hecho Pan de Vida, para que un día le podemos comer. El saludo al Sagrario se convierte en un momento muy especial, en cada una de las Reuniones, al entrar en el Oratorio.

6


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración 2. BIBLIA. Libro Sagrado, Palabra de Dios. Está colocada dentro de la alfombra sobre un almohadón o cojín, delante del que dirige la oración, de tal manera que esté siempre en el centro y accesible al que va a proclamar la Palabra. Es otra de las Presencias reales de Jesús, porque contiene su Palabra. 3. CRUZ. Está situada en el centro del Oratorio, pero en su parte posterior, detrás de la asamblea. Es una cruz alzada, con el cuerpo del Crucificado, igualmente visible desde cualquier lugar del Oratorio. Es un Recuerdo de que cómo fue el final de Jesús: crucificado por nuestros pecados para regalarnos la salvación de parte de Dios Padre. Para algunas celebraciones o momentos especiales trasladamos esa misma cruz al centro de la alfombra, y la situamos junto a la Biblia. Hoy en día no hay que asustarse por nada, o por casi nada. Nos resultó curioso desde el comienzo observar la poca “cultura” religiosa con la que vienen las nuevas generaciones. Preguntados por la realidad del crucificado pocas cosas sabían decir del mismo. Al principio solíamos evitar también las referencias al sufrimiento, al dolor, a la cruz, por aquello de no “traumatizar” a los niños. Sin embargo, curiosamente, el primer año que por la fiesta del P. Claret nos hicieron unos dibujos a los claretianos, a modo de regalo, en todos ellos aparecía la cruz, y para nuestra sorpresa, con unos buenos “goterotes” de sangre. Hemos entendido que lo que genera “frustración” en los niños no es la experiencia de sufrimiento y dolor, tan habitual en sus mismas vidas, sino la falta de referencia para vivir esa experiencia. En sus cortas vidas llevan ya, por desgracia, muchas heridas internas, miedos, dolor, sufrimiento, incomprensión; y son pocas las ocasiones en que tienen para expresar la necesidad que sienten de consuelo. En el Oratorio, mirando al Crucificado, encuentran la paz y el sosiego de aquel que entregó su vida para salvarnos.

4. VELA – CIRIO PASCUAL. Colocado al lado de la Biblia, dentro de la alfombra, es el Recuerdo de la resurrección de Jesús. Cada vez que encendemos la vela recordamos que no estamos llamados a la muerte, sino a la vida en plenitud que nos alcanza la esperanza en la resurrección. 5. CORAZÓN DE MARÍA, con Jesús en sus brazos. En caso de no contar con una imagen propia del Corazón de María, cualquier otra que sea expresiva y que muestre al niño. La imagen está colocada discretamente, en un segundo plano, detrás de la asamblea.

7


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración Únicamente para algunas oraciones especiales la pondremos en el centro, dentro de la alfombra, junto a la Biblia. Jesús, situado en el regazo de la madre, siente la ternura de su corazón. María, madre y formadora, se ocupa y preocupa por el crecimiento de su hijo “en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres” (Lc 2,52). Los niños se identifican claramente con esta imagen, llamativa para ellos por su cercanía; no hace tanto tiempo que ellos han estado también arropados en el regazo de la madre.. 6. CUADRO DE SAN ANTONIO MARÍA CLARET, en actitud misionera, con el báculo y el hatillo: nos recuerda a un hombre que quiso ser como Jesús, anunciando la Buena Noticia y llevando a todos el mensaje de la salvación. Al Corazón de María, nuestra Madre y Formadora, y a San Antonio María Claret, nuestro fundador, confiamos la experiencia del Oratorio de niños. En cada Reunión suplicamos la gracia de la oración para cada día y, a partir del segundo año, solemos añadir la Oración Apostólica del P. Claret: Señor y Padre mío, que te conozca y te haga conocer, que te ame y te haga amar, que te sirva y te haga servir, que te alabe y te haga alabar por todas las criaturas.

4.- NÚCLEOS DE LA REUNIÓN Cada Reunión del Oratorio consta de tres grandes momentos o núcleos que se van sucediendo de manera natural, y cuya duración dependerá del ritmo que los mismos niños vayan marcando y del tiempo real que tenemos destinado a la sesión. Así distinguimos: A) Oración del corazón: encuentro de intimidad con Jesús por la oración silenciosa. B) Escucha de la Palabra: con una preparación previa, proclamación, meditación y aplicación a la vida. C) Oraciones vocales: sugeridas por el texto que se ha meditado, suelen ser de petición, acción de gracias, bendición, etc. Cada uno de estos momentos suele dar paso al siguiente a través de un canto meditativo. A estos tres grandes núcleos hay que añadir un primer momento breve de inicio y entrada, para finalizar con otro breve espacio para la despedida de la Reunión, y tenemos completo su desarrollo.

8


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración Cada Reunión se recoge en una ficha-guía que nos sirve, a modo de esquema, para dar unidad a la sesión del Oratorio. Como podremos observar la ficha consta de muchos números que van dando una sucesión lógica de lo que pretendemos con cada Reunión. Esto no significa un esquema rígido, inamovible, estricto, sino más bien sirven para una mejor localización de cada una de las partes y su posterior anotación de observaciones y comentarios.

5.- MODELO DE FICHA GUÍA EL MEJOR DON, EL ESPÍRITU SANTO Educación Primaria 1º (107) 1. Gracia de la Reunión • Creer en el Espíritu Santo. Es la mejor entre todas las cosas buenas que podemos pedir, teniendo la seguridad que Dios Padre se lo da a quien lo pide. • Ser introducidos en la invocación del Espíritu Santo. 2. Preparación previa • Para pensar por el camino: ¿qué es lo más importante que le pedirías a Dios? Piensa en algo que sólo Dios puede conceder. 3. Entrada y distribución • Tras el saludo a Jesús en el Sagrario, en secreto, pueden seguir pensando lo que quieren de Dios y, sobre todo, empezar a pedirlo. 4. Oración inicial • En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. • Oración pidiendo la gracia de la Reunión. 5. Memoria del encuentro anterior • Recordar la reunión anterior. • Dos formas de hablar con Dios: Pedirle... Darle gracias... • Jesús nos enseña a orar. Nosotros aprendemos de él. Vamos a hablar ahora con Jesús. 6. Oración del corazón • Oración de acción de gracias: “Señor, enséñame a orar”, “...a pedir lo más importante”.

9


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración 7. Canto meditativo • QUIERO ESTAR A TU LADO. 8. Introducción a la Palabra • Preguntamos: - ¿qué hacéis cuando necesitáis algo en casa? – PEDIR. - ¿qué hacen vuestros padres cuando vosotros pedís algo? – DARLO. - ¿por qué? – NOS QUIEREN. - (se puede poner algunos ejemplos: que los niños vayan diciendo experiencias de pedir y recibir...) • Tenemos un Padre, que es Dios, más bueno que todos los padres de la tierra. Vamos a escuchar a Jesús lo que nos dice de él... Escuchad, habla Jesús... 9. Escucha de la Palabra • Lucas 11,9-13 (Mateo 7,7-11) 10. Comentario de la Palabra 1. Que repitan, por partes... Al menos, completando ellos la frase que nosotros iniciamos: Pedid... Y RECIBIRÉIS / Buscad… Y HALLARÉIS / Llamad… Y OS ABRIRÁN (Resulta muy pedagógico y evangélico este estilo de frases en dos miembros, les gusta mucho a los niños y se introducen muy bien en la lectura). 2. Son muy importantes el pan, la comida, la bebida... El vestido, la casa, los juguetes... La vida, la salud, vivir muchos años... (cf. Mt 6,25-34) Pero más importantes, “la cosa buena, la mejor” es... el ESPÍRITU SANTO - PARA SER COMO JESÚS - PARA CRECER COMO ÉL 3. El Padre del cielo, el papá de Jesús, lo dará a quien se lo pida... ¿Quién lo quiere pedir HOY?... ¿Para qué? (Los niños van respondiendo, y de sus comentarios subrayamos todo lo que se refiera a la relación con Jesús –ser como él, aprender sus Palabras– y lo que entre dentro del Padrenuestro... Si es necesario, abrir a la actitud de “si es tu voluntad”...). 4. Vamos a enseñar a pedirlo: explicamos y lo aprenden: ¡ABBA, PADRE, en nombre de Jesús, envíanos tu Espíritu! (Lo rezan en secreto y se canta) 11. Versículo clave • El Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan.

10


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración 12. Aplicación a la vida • Les invitamos a que lo comenten en casa y a que enseñen a sus padres y hermanos la forma de pedir el Espíritu Santo. • Les recordamos que pueden repetir esta oración alguna vez al día, bien sea a solas o en común con el resto de sus compañeros o en casa. 13. Oraciones en común • Se levantan uno a uno y dicen: “Abba, Padre, en nombre de Jesús, envíame tu Espíritu para...(indican el motivo, el para qué). Todos contestamos a la petición con el canto. 14. Oración final • PADRE NUESTRO. 15. Bendición, despedida y salida • Bendición trinitaria. • Miramos al Sagrario y nos despedimos de Jesús. • Salimos despacio, sin pisar la alfombra. Con orden y respeto. 16. Observaciones • Incluir en la lectura la frase de Mt 7,9: “si le pide PAN, en lugar de pan le da una piedra”. Se puede proclamar en evangelio en tres partes, para que lo recuerden mejor y repitan: 9-10 / 11-12 / 13. • En el tercer trimestre, durante el tiempo Pascual, se retoma la invocación del Espíritu santo con alusión a la Ascensión y a Pentecostés. Aquella Reunión nos recuerda que Jesús nos envía el Espíritu Santo para vivir dentro de nosotros y parecernos a él. Si no podemos hacer ahora esta Reunión, podemos realizarla en Pentecostés o hacer una síntesis de ambas.

TEXTOS PARA LA ORACIÓN En el apartado correspondiente a la presentación de la experiencia del Oratorio se han señalado de manera esquemática cuáles son los núcleos temáticos que se van entretejiendo en las distintas Reuniones. Seguro que muchos de los lectores se preguntan sobre cuáles son los textos más adecuados para hacer oración con los pequeños. La respuesta es sencilla: cualquier texto es apropiado. No hay que olvidar que la Palabra de Dios alegra el corazón del hombre y lo transforma. Así cualquiera de las palabras que encontramos en la Biblia, y especialmente en los Evangelios, pueden ayudarnos a iniciar y profundizar la experiencia creyente. De todas formas, y por querer ayudar y ser más explícitos, presentamos a continuación todo un elenco de textos elegidos que solemos emplear en nuestras

11


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración sesiones. Aparecen divididos en una estructura muy genérica y algunos textos pueden ser utilizados para la oración desde diversos aspectos, dependiendo de cuál sea el acento que se subraya. FORMAS DE ORACIÓN Estos textos pueden ser utilizados en cualquier momento del año. Es conveniente, cuanto más pequeños son los niños, repetirlos de vez en cuando. De esta manera se favorece la práctica concreta de las diversas formas de oración. Oración de petición Mateo 18,19 • Introducir la oración de petición. Dos personas que piden en este mundo, poniéndose de acuerdo, lo reciben de Padre. Oración de acción de gracias Lucas 17,11-19 • Introducir la oración de acción de gracias por todo aquello que recibimos de Dios. El Oración de bendición y glorificación Lucas 17,11-19 • Iniciar en la oración de glorificación fijándose en el regreso del leproso sanado. También se puede utilizar el pasaje de Lucas 2,20. Oración de adoración y acción de gracias Lucas 17,11-19 • Iniciar en la oración de adoración, contemplando la postura del leproso curado a los pies de Jesús. Oración continua Lucas 18,1-5 • Orar sin desfallecer, continuamente. Enseñar el estilo de las jaculatorias. También se puede utilizar el texto de Lucas 11,5-8 Bendición por la creación de las criaturas Mateo 11,25ab • Aprender de Jesús a bendecir a Dios Padre por toda la creación. Bendición por la creación del hombre Mateo 6,25-33 • Aprender a bendecir a Dios Padre porque ha creado al hombre y se cuida de él con amor. Se puede utilizar también el Salmo 8. Bendición a Dios por su revelación Lucas 10,21 • Aprende de Jesús a bendecir a Dios porque revelas sus secretos a los pequeños. Orar en secreto Mateo 6,5-6 • Recibir la invitación para realizar la oración personal en casa. La fuerza de la oración Lucas 22,39-46 • Aprender a aceptar la voluntad del Padre a través de la oración. PRESENCIAS DE JESÚS Uno de los aspectos que más se utilizan en la experiencia del Oratorio es la evocación de las presencias y los recuerdos de Jesús. Los pequeños suelen

12


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración celebrar la escucha de estos pasajes, mientras van descubriendo que la promesa de Jesús se hace realidad en nuestras vidas. En medio de ellos Mateo 18,20 • Presentación de las presencia de Jesús “en la Biblia” y “en medio de nosotros”. Habitados por Dios Juan 14,23bc • Cuando guardamos la palabra de Jesús dentro de nosotros, el Padre y Jesús viven en nuestro interior. Somos casa de Dios. Jesús vivo y presente en la Eucaristía Lucas 22,7-8.1416.19 • Jesús presente en el sacramento de la Eucaristía, que encontramos siempre en el Sagrario. Esta presentación se puede hacer en Navidad o en Pascua. Jesús abraza y bendice Marcos 10,13-16 • Presencia de Jesús en el presbítero. Jesús presente en los niños Marcos 9,36-37 • Presentar la presencia de Jesús en cada uno de los niños. Presencias y recuerdos de Jesús Mateo 28,20b • Recordar que Jesús, según su promesa, sigue presente en medio de nosotros a través de las presencias y de los recuerdos. CICLOS LITÚRGICOS: Navidad, Epifanía y Pascua Todos estos pasajes se pueden repetir año tras año, e ir profundizando en el misterio de fe que nos descubren. A medida que los pequeños van creciendo descubren en ellos nuevos aspectos que al principio les había pasado inadvertidos. En algunos de ellos se propone la forma de narración, para ello es conveniente prepararse un pequeño esquema que nos ayude en el relato. Navidad I: La espera del Salvador Narración • Presentación de la Historia de Salvación: el amor que Dios ha manifestado a lo largo de los tiempos por la humanidad. Ahora también necesitamos un Salvador. Navidad II: La anunciación del Salvador Narración • Dios nos envía a su propio hijo, el Salvador, y se lo anuncia a María y a José. Navidad III: El nacimiento de Jesús – Emmanuel Narración • Celebrar el nacimiento del Salvador, Dios con nosotros. Navidad IV: Memoria de la Navidad Lucas 2,(16-19)20a • Comunicar las experiencias tenidas y unirlas con la vivencia del Salvador. Epifanía I: Ser amigos de Jesús Mateo 2,1-12

13


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración • Reconocer y adorar a Jesús ofreciéndole nuestros mejores regalos. Epifanía II: Celebración de entrega de regalos Mateo 25,31-40 • Ofrecemos el mejor regalo que hemos recibido a los hermanos más pequeños. Pascua de Jesús I: Narración de la última cena Lucas 22 y Juan 13 • Reconocer y admirar el amor de Jesús, y pasar a la acción de gracias e identificación con él, al escuchar y contemplar la narración de su Pascua: subrayar personalmente el gesto y la palabra que ha conmovido. Pascua de Jesús II: Adoración de la cruz Narración • Recuerdo de los últimos días de Jesús, sus gestos y palabras, anunciando ya su resurrección. Pascua de Jesús III. Aparición a María Magdalena Juan 20,11-18 • Partiendo del relato del sepulcro vacío (Marcos 16,1-8), contemplar la aparición a María Magdalena y como le reconoció al pronunciar su nombre con amor. Pascua de Jesús IV: Aparición a los de Emaús Lucas 24,13-34 • Reconocieron al resucitado al partir el pan. Pascua de Jesús V: Aparición a los Once y a Juan 20,19-29 Tomás • Reconocieron al resucitado cuando les mostró las señales de sus heridas, y Tomás confesó su fe: “Señor mío y Dios mío”. Pascua de Jesús VI: Misión Mateo 28,18-20 • Recibir la misión universal de hacer discípulos a todos los pueblos. Pascua de Jesús VII: La Ascensión Lucas 24,50-53 • Jesús nos muestra el camino hacia el Padre. Pascua de Jesús VIII: Pentecostés Hechos 2,1-4 • Celebrar la venida del Espíritu Santo, partiendo del relato de Hechos 1,12-14. FAMILIA DE NAZARET Es un ciclo completo sobre la vida de la familia de Nazaret que nos ayuda a profundizar en nuestra vivencia de la familia. Familia de Nazaret I: La casa de Nazaret Lucas 2,39 • Introducir la vida de la familia de Nazaret y pedir por nuestras familias. Familia de Nazaret II: Jesús crecía Lucas 2,40 • Conocer el crecimiento de Jesús: fortaleza, sabiduría y gracia. Familia de Nazaret III: Jesús aprendía a orar Marcos 12,28-31 • Jesús aprendió de María y José la oración del “Shemâ”, y la llevó a la práctica. Familia de Nazaret IV: Vivir la obediencia a los Lucas 2,51-52 padres

14


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración • Contemplar los primeros años de vida de Jesús siempre en obediencia a sus padres. Familia de Nazaret V: anuncio del sufrimiento de Lucas 2,34-35 Jesús • Anuncio del sufrimiento de Jesús, como señal de contradicción; y del dolor de María, como signo del seguimiento fiel. VIDA DE JESÚS Aquí se proponen unos pocos relatos, pero cualquiera de las palabras y gestos de Jesús se puede utilizar para las sesiones de oración. Jesús ama a los niños Mateo 18,1-5 • Aprender a acoger a los niños, y a hacerse como uno de ellos. También puede utilizarse el texto de Marcos 9,33.37. ¿Quién es éste que cura y salva? Marcos 4,35-41 • Descubrir que el amor de Jesús se traduce en obras concretas que dan Vida. Otros relatos: Marcos 10,46-52; Lucas 7,11-17; Marcos 5,21-24.35-43; Marcos 5,25-34. El bautismo de Jesús Lucas 3,21-22 • Por el bautismo somos hijos del Padre, hermanos del Hijo y casa del Espíritu Santo. Jesús, ocupado en las cosas del Padre Marcos 1,35-39 • Jesús quiere cumplir la voluntad del Padre llevando a todos su Buena Noticia. A los pies de Jesús Lucas 10,38-42 • Aprender a elegir siempre la parte buena, estar a los pies de Jesús y llenarnos de su Palabra. Jesús, buen pastor Juan 10,27-30 • Conoce y llama a sus ovejas, ellas le siguen y confían en él. Creados a imagen de Jesús Mateo 17,1-8 • Contemplar la imagen de Jesús en la Transfiguración como anticipación de la nuestra. MISTERIOS DE FE Hay otros muchos relatos que nos ayudan en la presentación de los Misterios fundamentales de nuestra fe. Se irán presentando a lo largo del año y, a medida que la madurez de los niños vaya creciendo, serán oraciones más profundas. El mejor don, el Espíritu Santo Lucas 11,9-13 • Introducir en la oración de invocación del Espíritu Santo que Dios da a quien se lo pide. También se puede utilizar el texto de Mateo 7,7-11. Jesús nos habla de su Padre y nuestro Padre Lucas 11,1-2ab

15


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración • Aprender a llamar a Dios Abbâ, como lo hacía Jesús, con toda confianza. Alegraos… Lucas 10,17-20 • Compartir el gozo y la alegría de esta gran noticia: nuestros nombres escritos en el corazón de Dios. La Iglesia: nueva familia de Jesús Lucas 8,19-21 • Escuchar y cumplir la Palabra de Dios. María, madre y acompañante de Jesús Lucas 1,46-48 • Iniciar en la vida de María, como fiel seguidora de Jesús. La visitación de María Lucas 1,39-44 • Sentir el gozo de acompañar a María en este camino de la visitación. Felices por haber creído. María, madre preocupada por sus hijos Juan 2,1-8 • Descubrir a María atenta a la necesidad de los que le rodean y pidiendo ayuda a Jesús. La mejor alabanza Mateo 21,12-17 • Dios recibe su mejor alabanza de los sencillos y humildes. El Padre nuestro Mateo 6,7-8.9-15 • Iniciar en el sentido de la oración que nos enseña Jesús. La verdadera felicidad Lucas 11,27-28 • Escuchar y guardar la Palabra de Dios. La vocación de Samuel 1Samuel 1,1-4,1 • Dios nos llama a conocer su voz y a servirle. El mandamiento del amor Lucas 10,25-28 • La verdadera felicidad nos viene del amor a Dios y al prójimo. Amar al prójimo como a uno mismo Lucas 10,29-37 • En la parábola del buen samaritano encontramos un ejemplo concreto de lo que significa amar al prójimo y una invitación a hacer lo mismo. Preparación de la reconciliación Lucas 15,11-24 • Sentir el abrazo del Padre bueno que nos acoge cada vez que regresamos a su presencia. Celebración de la reconciliación Lucas 15,4-7 • Celebrar el gozo de sentirse renovado por el sacramento de la reconciliación.

6.- LOS AGENTES: EL ANIMADOR Y EL ACOMPAÑANTE Aunque los protagonistas de esta experiencia son los niños y jóvenes, para que se realice convenientemente es necesaria la presencia de los adultos con la misión fundamental de facilitar el encuentro de Jesús con los participantes.

16


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración Al responsable de esta maravillosa experiencia le denominamos animador del Oratorio: dirige la oración, marca los pasos, guía los comentarios, proclama la Palabra y está atento a la participación de todos los niños y jóvenes. Será una persona de vivencia espiritual y de asidua oración; ya que haremos oración con los niños y jóvenes en la medida en que nosotros hagamos oración de manera habitual. Señalamos también la necesidad de una formación básica y permanente bíblica, teológica, catequética, psicológica. El animador del Oratorio cuenta con la ayuda y participación de otro adulto, el acompañante. Tiene como función principal ayudar a que los niños y jóvenes estén tranquilos y puedan seguir con atención la oración. Apoyará en todo momento las indicaciones del animador y estará atento al comportamiento de los niños y jóvenes. Así el animador se centrará totalmente en la oración mientras que el acompañante se fijará en las actitudes. En el Oratorio, como en otros aspectos de la enseñanza, los adultos no podemos olvidar que el primer medio para la educación es el ejemplo. De muy poco serviría que el animador del Oratorio se empeñase en hacer oración con los niños y jóvenes si sus palabras y actitudes en el trato personal desdicen todo aquello que está expresando.

7.- EL ANIMADOR DEL ORATORIO DE NIÑOS A lo largo de este escrito ha quedado claro que los protagonistas de esta experiencia son los participantes. Pero, para que se realice convenientemente es necesaria la presencia de los adultos con la misión fundamental de facilitar el encuentro con Jesús. Al responsable de esta maravillosa experiencia le denominamos director. El lector animoso que haya llegado hasta estas líneas seguro que ya entiende cuál es la función principal del director, su identidad, cualidades, preparación, etc., pero no estará de más poder ofrecer algunas observaciones que ayuden a definirle. Aquí distinguimos dos tipos de preparación: a) Preparación ANTERIOR, habitual, que no se puede improvisar. Se trata de la relación personal con Jesús, toda nuestra vida de fe, y de un modo

17


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración específico la experiencia de oración personal. Hacemos oración con los niños en la medida en que nosotros hagamos oración de una manera habitual. b) Preparación INMEDIATA en un doble sentido: material y espiritual. En la primera, tendremos en cuenta el ritmo, las partes y los elementos de la Reunión, así como la preparación de la Asamblea. En la espiritual nos centraremos en hacer oración con la Palabra que se va a proclamar a los niños, pidiendo la misma gracia que queremos vivir en el Oratorio. Señalamos también la necesidad de una formación básica y permanente bíblica, teológica, catequética, psicológica. Trabajar con niños pequeños exige por nuestra parte una acción precisa y delicada. Los pequeños nos van a hacer algunas o muchas preguntas que pondrán en juego nuestras capacidades pedagógicas para decirles la verdad que entiendan y de modo que contenga todo lo que más tarde les vamos a explicar. En el Oratorio, como en otros aspectos de la enseñanza, los adultos no podemos olvidar que el primer medio para la educación es el ejemplo. De muy poco serviría que el director del Oratorio se empeñase en hacer oración con los niños si sus palabras y actitudes en el trato personal desdicen todo aquello que está expresando. Dependiendo del nivel de madurez de los niños vamos evolucionando en las actitudes a trabajar, todas ellas unidas con la vivencia personal y comunitaria de la fe a través de la oración. a) b) c) d) e) f) g) h) i) j) k)

Trato personalizado de cada uno de los niños. Orar con los niños. Ejercitar la paciencia, sin prisas ni agobios. Bendecir, bien-decir. Fijar formas, gestos y posturas. Atención a la realidad. Respeto y escucha. Afirmación de lo que cuentan y expresan. Dejarles que hablen. Ayudarles en la autonomía. Responder a sus cuestiones.

8.- EXPERIENCIAS La vida del ser humano se puede definir como un proceso de descubrimiento, crecimiento y maduración en todas las dimensiones de la persona, y por

18


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración supuesto, en la fe. Es necesario que desde la más tierna infancia se fundamente la experiencia religiosa a través de lo que se llama el “despertar religioso”. Es cierto que todas las actividades educativas colaboran en la maduración de la persona, pero con frecuencia se suele descuidar la dimensión trascendente. En la iniciación de la fe, y desde diversos ámbitos, colaboran las clases de religión, las campañas sobre los valores humanos y el Oratorio como experiencia central que proporciona una experiencia concreta y expresa en la educación de la fe. A lo largo de los años se van dando diversas experiencias que ayudan a la consolidación del proceso de maduración de la vivencia de la fe. Los contenidos conceptuales colaboran en el crecimiento, pero si no existe una verdadera experiencia, si los contenidos no pasan por el corazón, es fácil que el tiempo y las “inclemencias” del entorno vayan apagando la posibilidad de descubrir, crecer y madurar. Dentro de las experiencias que favorecemos en el Oratorio destacamos las siguientes: 1.

2.

3.

4. 5.

6.

Experiencia inicial y creciente de Dios Padre. Los niños se van abriendo al conocimiento y a la relación con Dios como el Padre cercano que acompaña su caminar. Se establece una relación personal entre Dios Padre y el niño. Experiencia de encuentro con Jesucristo, el amigo. A la experiencia de Dios Padre llegamos a través de su hijo Jesucristo. En Jesús encuentran un modelo de vida, es el espejo en que mirarse para saber cómo vivir y actuar. Experiencia de admiración, sorpresa y alabanza. Desde el primer día en que se acercan al Oratorio. Es un lugar especial, bello y armonioso, donde encuentra paz y sosiego. Poco a poco irán descubriendo los “secretos” que Dios les va comunicando. Experiencia de bendición (bien-decir). El trato personal es cuidado y amable. No hay palabras de reproche ni censura. El niño se siente acogido, querido, escuchado, bendecido por las personas. Experiencia de comunicación. El Oratorio ofrece el espacio y el tiempo para poder hablar con tranquilidad. Nos encontramos para compartir nuestras vivencias y experiencias. Allí pueden expresar sus miedos, dudas, alegrías, esperanzas… Experiencia de “confianza básica” y amistad. Saben que se escuchan y afirman sus expresiones y personas. Nadie se equivoca cuando interviene. Las actitudes que afirman a los niños les hacen crecer en confianza y seguridad. Experimentan la amistad del grupo reunido en nombre de Jesús.

19


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración 7.

Experiencia de comunidad-iglesia. Aquellos que escuchan y guardan la Palabra se sienten llamados a formar la nueva familia de Dios. Ya no nos llamamos amigos, somos hermanos y hermanas. 8. Experiencia de oración. Se van iniciando las diversas formas de expresión de la oración: petición, acción de gracias, bendición, alabanza, adoración, etc. 9. Experiencia de conversión e iniciación sacramental de la reconciliación. La Palabra va transformando nuestras actitudes y la vivencia progresiva de las presencias y recuerdos de Jesús nos introducen en la experiencia sacramental. 10. Experiencia vocacional. Dios llama y convoca a cada uno por su nombre. Los pequeños necesitan modelos de vida y en Jesús encuentran al hijo amado del Padre. 11. Experiencia de compromiso. En todas las sesiones aplicamos la Palabra escuchada a la vida concreta, y va creciendo el deseo y el gozo de hacer realidad lo que se guarda en el corazón 12. Experiencia misionera. Lo vivido en el Oratorio debe ser llevado a la familia, al entorno de amigos, al aula, etc. Jesús nos envía a prolongar la misión de los apóstoles. Todo este conjunto de experiencias descritas van tejiendo la vida del Oratorio. Dependiendo de la oración, la edad y el momento se van acentuando cada una de ellas. A medida que avanza el año la Palabra escuchada y guardada en el corazón va creciendo y madurando. Como expresión de esas experiencias parciales, al finalizar el curso escolar solemos realizar las celebraciones de entregas significativas que llamamos experiencias estructurantes: un paso adelante en el proceso de descubrimiento, crecimiento y maduración en la experiencia de fe. Son celebraciones muy preparadas y sentidas por los chavales, que significan un paso de crecimiento.

9. ENTREGAS, SIGNO DE EXPERIENCIA Y DE PASO (CELEBRACIÓN) La celebración de la entrega es precedida de una profunda evaluación por parte de los directores y acompañantes del oratorio. Con los mayores (últimos cursos de Primaria y Secundaria) se tiene conversación personal, evaluación personal varias veces al año, sobre todo en la etapa final, previa a la celebración de las entregas.

20


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración Maila

Hitza

Entrega

Lmh1

Vuestros nombres POSTAL de las están escritos en el cielo. presencias del Oratorio

Lmh 2

“Poztu zuen izenak Kandela+ zeruan idatzirik izena daudelako” (Lk 10,20)

Lmh 3

“Zu zaitut neure Jesusen Irudia Jordan semea, neure maitea, zu ibaian zaitut atsegin”(Mc 1,11)

Lmh 4

“Ogia ezagutu zuten”

zatitzean

(Lk 24,35)

Emausko irudia

afariaren

Lmh 5

“Hauxe dut nire Semea, nik hautatua. Entzun berari”

umearen

(Lk 9,35). “Este es mi hijo amado, mi elegido. Escuchadle (Lc 9,35).

sandaliak

Lmh 6

“Betiko bizitza dute zure irakatsiek (Hitzek)”= Tu tienes palabras de vida eterna” (Jn 6,68); “Zu Mesias zara” = Tu eres el Mesías” (Mt 16,16)

DBH 1

Texto del profeta El alfarero:+Klaret “como el barro en manos aitaren otoitza del alfarero”

DBH2

Jn 15: zarete

DBH3- DEIALDI 1

“He nacido para algo y merece la pena”. Mi vida tiene sentido.

nire

Jauna, norengan joango gara? Betiko bizia

21

lagunak

“Zoriontasunak” pergamino batean idatzita, atletismoan errelebu lehiaketetan moduan testigu hartu eta eraman

Jesús (imagen de J y la barca)+


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración dute zure 6,68)

irakatsiek(Jn

Señor, ¿a quién iremos? Tus palabras son palabras que dan vida eterna (Jn 6,68) Una brújula (irudia): Jesús orienta tu vida (Sin ti no podemos (Jn 15), tú sólo tienes palabras de vida eterna (Jn 6, 68); que perecemos (Mt 8,2327, Mc 4,35-41;Lc 8,2225), en Él vivimos, nos movemos…) DBH4- DEIALDI 2

“Gracias a la vida”. Experiencia de Amor, de gratuidad. El joven está descubriendo la vida como “gracia”, que la ha recibido gratis“agraciado”. Comienza a sentir en profundidad este sentimiento:“Dios te quiere tal como eres”

BATX 1- DEIALDI 3

Hay otra manera de La Barca y las redes” vivir y merece la pena. El (el mástil en forma de joven conoce y se cruz).Puede ser el entrena experiencia de logotipo CES. (Lc 5,1-11) vida alternativa.. La de los que viven al estilo de Jesús. La comunidad cristiana

BATX 2- DEIALDI 4

“Maestro,¿ dónde vives?”. Experiencia de Encuentro con Jesús: de primer seguimiento en serio.Vocación. Paso a la Iniciación cristiana con metodología más responsable.

22

Una foto del propio del joven(con una oración o slogan original) / o la foto de un bebé / o Semillas/ o un tiesto pequeño con árbol germinando

Imagen de Jesus (Ikono), puede ser ikono de la Sma. Trinidad (Jn 14,23-26) , tb imagen “envío” (Mt28,19)


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración

10.- EXPERIENCIA QUE ES GRACIA El encuentro semanal con la Palabra ayuda a la iniciación y crecimiento en la experiencia de fe, no sólo a los niños y jóvenes del colegio sino a todos los adultos que participamos como animadores y acompañantes del Oratorio. Por ello, al final de cada curso celebramos el paso, la experiencia lograda en la celebración de las “entregas”. La Oración Apostólica del Padre Claret se ha convertido en seña de identidad para el Oratorio. Oración que solemos realizar al comienzo de nuestras Reuniones, y que nos ayuda a pedir la gracia especial para cada oración. Esa oración que, como una buena sinfonía, consta de cuatro movimientos: CONOCER, AMAR, SERVIR Y ALABAR. En el mismo desarrollo de esos cuatro movimientos se ofrece el camino de la experiencia espiritual que venimos realizando: no sólo que uno conozca, ame, sirva y alabe a Dios Padre, sino que ese conocimiento, amor, servicio y alabanza me lleve a que los que me rodean conozcan, amen, sirvan y alaben a Dios. Esta es la misión del Oratorio: ser una experiencia de Jesús. Escuchar y guardar la Palabra en la mente y en el corazón para recibir con alegría la misión y el envío de Dios. Todos somos MISIONEROS. ¡Qué gran alegría para los niños y jóvenes! Y ellos llevan la experiencia de Jesús a sus casas, a sus familias, a sus amigos...

Algunos motivos para seguir reflexionando 1. La puesta en práctica del Oratorio en el colegio respondió en primer lugar a la inquietud y preocupación por la iniciación cristiana en la infancia. Los sucesivos cursos tenidos con Gonzalo Carbó nos hicieron verlo como una propuesta excelente. La práctica de doce años nos sigue afianzando en esta apuesta. 2. El Oratorio se ofrece a todos los niños- jóvenes del colegio. Todas las familias conocen este ofrecimiento. No hemos tenido ningún problema de aceptación hasta el momento. Nos hemos encontrado con niños no bautizados, con niños que no están en catequesis, que a partir del oratorio está expresando su deseo de vivir el Bautismo y de también de hacer la primera comunión.

23


IV PDE – ACENTO DIOCESANO 2011 – 2012 Revitalizar la Pastoral de Juventud

Celebración 3. El Oratorio, aunque no pretende ser una alternativa a la catequesis habitual, de hecho lo es porque describe un itinerario de iniciación fundamentado en la Palabra, en la Eucaristía y en la conversión y vida espiritual. Se trabajan de manera experiencial los grandes núcleos de la experiencia cristiana, como se puede ver en la descripción de los núcleos y temas. 4. Para muchos alumnos del oratorio (colegio) esta es la única experiencia de iglesia que viven, pues que no tienen contacto con otras. Sería una pena no poner por nuestra parte todos los medios posibles para que esa experiencia crezca, madure y se consolide en cuanto de nosotros depende. Estamos llamados a ser creativos y buscar alternativas. 5. El Oratorio no queda limitado a la infancia, es un modo nuevo de educación de la fe y sobre todo de cultivar, cuidar y vivir la experiencia religiosa, la fe también en las edades siguientes y en la vida adulta. Por ello, comenzamos a reflexionar y ver las posibilidades y modos de seguir en las etapas siguientes y en los grupos de fe de convocatoria e iniciación cristiana. 6. De hecho estamos convocando a los padres –familia- a las celebraciones con los niños porque creemos importante que los padres conozcan, participen y vivan lo mismo que sus hijos. Lo que a sus hijos ayuda , a ellos también puede ayudarles. De hecho no son pocas la familias que practican la oración en casa gracias la propuesta del mismo niño. 7. Por otra parte, habría que cuidar que el niño no viviese la catequesis de la parroquia como una repetición de lo que ya hace en el colegio, ello aconseja buscar caminos de colaboración y una buena coordinación. Equipo Pastoral Askartza Claret

24


GE-Env4: Celebracion.