Page 1

Bullying En el Departamento

EQUIPO DE INVESITGACIÓN Directora de la Secretaría de Educación, Cultura, Género y Juventud Gobierno Departamental de Santa Cruz Paola Parada Gutiérrez Autoras, Carrera de Psicología - UPSA: Darlin Viviana Egüez Gutiérrez Marion K. Schulmeyer Coordinador Gobernación: José Sumami Apoyaron con el levantamiento de datos: Rosauro Flores Silva, Provincia Velasco Féliz García Alcobar, Provincia Caballero Jorge Alonzo Guirepagua Cortez, Provincia Ángel Sandoval Ingrid Mendosa Saldías, Provincia Florida Daniela Mollinedo Velarde, Provincia Ñuflo de Chávez Mirian Beby Roca Rivera, Provincia de Ichilo Ruben Hernando Roda Soria, Provincia Obispo Santiestevan Willy Rojas Gutiérrez, Provincia de Vallegrande Maribel Toledo Justiniano, Provincia Germán Busch

Santa Cruz, 2014

de Santa Cruz

La violencia escolar es una problemática que está presente en todos los países del mundo, ha sido estudiada daños 70 en los países escandinavos por Dan Olweus quien inició estudios longitudinales en Noruega. Posteriormente el estudio de ésta problemática se extendió a otros países como Inglaterra, España y Estados Unidos, en éste último se acuñó el término Bullying, haciendo referencia a la violencia que se da entre alumnos (Olweus, 1993). En Santa Cruz la investigación realizada por Voces Vitales, revela que el 57% de los estudiantes recurre a la violencia verbal, 4 de 10 estudiantes recurre a la violencia física y 5 de 10 estudiantes recurre a la violencia social, marginación y/o exclusión (Flores, 2009). Estos son datos generales que reflejan la realidad de hace 4 años, extraídos de una muestra de 11 colegios rurales y 6 urbanos. Por lo expuesto y por las denuncias constantes que se reciben, la Secretaría de Educación, Cultura, Género y Juventud de la Gobernación del Departamento de Santa Cruz y la Carrera de Psicología de la UPSA, se planteó la necesidad de realizar un estudio más exhaustivo, que refleje datos actuales, sobre la realidad de la presencia del bullying en las escuelas del Departamento de Santa Cruz, tomando en cuenta establecimientos educativos públicos, privados y de convenio, en zonas urbanas y rurales, ya que es muy importante saber quiénes están más expuestos a este tipo de problema, y de qué manera se da, para así, en un futuro, poder crear programas y políticas que permitan frenar la incidencia del mismo.

Cuadro 1. Distribución de la muestra por provincia.

Para realizar este estudio, se levantó una muestra de 1610 estudiantes del Departamento de Santa Cruz, que tenían de 12 a 16 años de edad, con una edad promedio de 13 años. 48% varones, 52% mujeres. La mitad de la muestra la conforman estudiantes de colegios públicos (50%) y la otra mitad, estudiantes de colegios privados (21%) y de convenio (29%), haciendo un total de 43 colegios repartidos por el Departamento.

El Bullying Antes de pasar a mostrar cómo se presenta el Bullying en nuestro Departamento, explicaremos un poco de qué se trata. Cuando se habla del hostigamiento o violencia que ocurre entre colegiales, se ha venido utilizando los términos anglosajones “bully” y “bullying”. El término bully, hace referencia a la persona que se convierte en terror para el débil o indefenso, vendría a ser el “matón”, “bravucón”, “abusador”, etc. Mientras que el término “bullying”, hace referencia a la acción cometida por el bully (Yuste, BULLYING en el Departamento de Santa Cruz

01


Bullying En el Departamento

de Santa Cruz

2006). El bullying es un tipo de conducta dirigida a hacer daño, que se repite y, se produce en el seno de una relación interpersonal caracterizada por un desequilibrio de poder entre dos o más alumnos. Es importante mencionar algunas situaciones que no se consideran como bullying, por ejemplo; cuando dos estudiantes de la misma fuerza (física o social) discuten o pelean, o cuando un estudiante molesta a otro en forma de juego. Estas son situaciones que con frecuencia se dan entre los alumnos pero que no pasan de ser conflictos personales sobre un tema en particular (Mora, 2000).

Por qué se da el bullying Existen varias teorías que explican por qué ocurre este problema social. Por ejemplo, la teoría del apego explica que la calidad de la relación entre el niño o niña y sus padres o cuidadores influye en cómo se va a relacionar posteriormente con otros. Es así que los niños y las niñas que han sufrido de abandono, tienen cuidadores impredecibles y/o que los maltratan, desarrollan un estilo de apego inseguro y responden ante los demás con hostilidad y agresión. Desde la teoría del aprendizaje social se explica que las personas aprenden comportamientos de intimidación a través de la observación de sus padres. Por tanto, es de esperar que un niño que presencia violencia en su casa la repita en la escuela. Por otra parte, la teoría cognitiva social explica cómo la forma en que un niño procesa información puede afectar cómo reacciona ante el medio. Por ejemplo, si un niño hace algo y otro le sonríe porque le gustó, esa sonrisa podría ser interpretada como burla, y generar una respuesta agresiva. Por tanto, el procesamiento distorsionado o desviado de la información social da lugar a la agresión. Y se ha visto que los intimidadores no procesan la información social de forma adecuada, son incapaces de realizar juicios realistas sobre las intenciones de los demás (Mora, 2000). 02

BULLYING en el Departamento de Santa Cruz

Finalmente, también se ha encontrado evidencia que apoya la influencia de factores situacionales, como por ejemplo, la cultura de la organización en la que están los niños. Se ha visto que el bullying es mucho más frecuente en organizaciones autoritarias con una jerarquía rígida, y menos frecuente en ambiente democráticos. Así se puede rescatar la presencia de distintos factores que afectan a los niños: la calidad de la relación con sus cuidadores, las conductas agresivas que presentan, cómo interpretan las situaciones sociales y el contexto institucional en el que se encuentran insertos.

Formas de Bullying La Intimidación Física: directa (empujar, patear, agredir con objetos, pelear, golpear, escupir, etc.), indirecta (esconder cosas, robar objetos, romper cosas personales). La Intimidación Verbal: comunicación agresiva (burlarse, insultar, amenazar, poner apodos, humillar y ridiculizar, crear rumores, desprestigiar, etc.). La Intimidación Social: es el maltrato deliberado con el fin de aislar del grupo al individuo (ignorar, aislar, marginar de las actividades y manipular las relaciones de amistad). La Intimidación Sexual: demandas de favores sexuales y/o gestos obscenos. La Intimidación Psicológica: es un maltrato transversal, dentro de esta forma de violencia se incluyen todas las otras formas mencionadas (física, verbal, social, hasta sexual); es una conducta que afecta la autoestima del agredido y reduce su capacidad de relacionarse y expresarse. El Cyberbullying: es la intimidación que se produce por vía electrónica (llamadas telefónicas, mensajes de texto, correos electrónicos o publicaciones en Internet).


Bullying En el Departamento

Participantes del bullying Cuadro 2: Roles en el bullying y corresponsabilidad. (Bostic y Brunt, 2011)

Agresor

Víctima

Observadores

Sistema (Escuela)

En este modelo se observan los roles individuales en este tipo de interacción social (el bully, los observadores y la víctima), pero por las características de la misma, el sistema social en el que se produce la situación de abuso es igualmente significativo (en este caso la escuela), porque proporciona un “conjunto de reglas”, que permiten o no, la presencia de conductas de intimidatorias. Los estudiantes que adoptan el rol de bully suelen tener una personalidad agresiva e impulsiva, deficiencias en habilidades sociales para comunicar y negociar sus deseos; no tienen empatía hacia el sentir de sus víctimas, ni presentan sentimientos de culpabilidad; no pueden controlar su ira, son hostiles, y suelen interpretar sus relaciones con los demás como fuente de provocación hacia su persona. Los agresores por lo tanto, son violentos, autosuficientes, sienten una necesidad de dominar a los demás porque se sienten mejor que ellos. Los agresores suelen ser físicamente más fuertes que sus víctimas. Estos suelen tener un bajo rendimiento escolar ya que le ponen poco interés a sus estudios. Con frecuencia son muy populares y simpáticos, capaces de engañar a los adultos, con un cierto grado de cinismo más o menos disimulado (Avilés, 2002, Ortega, 1998, Yuste, 2006). Las víctimas suelen ser débiles, inseguras, ansiosas, sensibles, tímidas, y con un bajo nivel de autoestima. A menudo tienen una deficiencia física o psíquica, que los convierte en foco de atención de sus compañeros, o tienen problemas conductuales o características particulares (buenas notas, rasgos físicos, etc.) que molestan a los demás y provocan la agresión (Avilés, 2002, Ortega, 1998, Yuste, 2006).

de Santa Cruz

Los observadores, pueden ser pasivos o activos, unos solo miran, otros alientan, otros encubren y otros (los menos frecuentes) se opone a las agresiones, estos suelen ser las chicas o estudiantes de mayor edad (Mellicona, 2009, Ortega, 1998). En las escuelas, la diferencia la hacen algunos aspectos organizativos, las actitudes de los profesores en situaciones de acoso y el grado de supervisión de las actividades libres son de gran importancia, así como la existencia de una política escolar eficaz (Monjes, et al., 2009). Distintas investigaciones citadas por Ramos (2007), han puesto de manifiesto que cuando el profesor se esfuerza por establecer contactos positivos con sus alumnos, les ofrece atención individualizada, les trata con respeto y apoyo, disminuyen los comportamientos agresivos en el aula, mientras que por el contrario, cuando el profesor desatiende a sus alumnos, fomenta actividades competitivas en lugar de actividades cooperativas y se comporta irrespetuosamente con ellos, fomenta la agresividad en el aula.

Consecuencias del bullying Las víctimas del bullying pueden presentar síntomas clínicos como depresión, ansiedad y Trastorno de Estrés Post - Traumático. Ellos tienen sentimientos de indefensión, pierden la confianza en sí mismos, dificultades en la construcción de su identidad, problemas de concentración que derivan en bajo rendimiento escolar. En casos más extremos las víctimas llegan a intentar el suicidio.

Cómo enfrentarse al bullying Enfrentarse al bullying individualmente es difícil y poco exitoso. Por eso, es necesario que las instituciones aborden el tema y desarrollen políticas de prevención y control. Las escuelas deben desarrollar programas para orientar a los alumnos sobre la intimidación, mejorar BULLYING en el Departamento de Santa Cruz

03


Bullying En el Departamento

de Santa Cruz

el clima de la clase, mejorar las relaciones alumnoalumno y las relaciones alumno-profesor, en general. Deben tener programas que enseñen habilidades sociales básicas, habilidades de negociación y resolución de conflictos, y profesores involucrados con una política de acompañamiento y prevención de este tipo de problemáticas (Monjes, et al, 2009). Y sobre todo, deben tener padres de familia comprometidos con la educación de sus hijos y no con socapar sus conductas y evitar que sus hijos agresivos hagan lo que quieran sin tener consecuencias.

El Bullying en Santa Cruz Cuando se preguntó a las víctimas (10% de la muestra total) sobre el tipo de violencia verbal que reciben, el 40% afirmó que hablaban mal de ellos, 37% recibía insultos, y/o apodos 6 de cada 10 estudiantes que les ofendían. En del Departamento de relación a situaciones Santa Cruz, alguna vez de exclusión, el 29% dijo fue víctima de bullying y que no se les dejaba no le avisó a nadie. participar, 22% declaró que era ignorado y/o marginado. En relación a ser coaccionado: el 11% afirmó que recibió amenazas, 5% fue obligado a hacer cosas que no quería hacer y un 3% fue atacado con algún tipo de arma en el colegio. Las víctimas reciben intimidación física indirecta y directa. Entre las agresiones indirectas, al 31% de ellos les escondieron 16% de los estudiantes han cosas, 22% sufrieron sido hostigados a través robos y al 15% le del celular o Internet rompieron sus cosas. (Facebook, e-mail, etc.) Un 9% fue víctima de violencia directa, recibiendo golpes, y 6% ha sido acosada sexualmente. El cyberbullying también está presente en nuestras escuelas. En este sentido, el 16% afirma haber sido hostigado a través El bullying normalmente del celular o Internet se da en el aula, a vista (Facebook, e-mail, etc.). de los profesores.

04

BULLYING en el Departamento de Santa Cruz

Por otra parte, al preguntarles a los agresores (4% de la muestra total) qué tipos de agresiones realizaban, el 33% dijo que insulta, 27% habla mal de alguien, 25% pone apodos que ofenden (esta es la única conducta que se da más en las provincias que en la ciudad), 22% ignora, margina o Los alumnos no confían hace a un lado a sus en que los profesores víctimas, 19% no deja hagan algo para participar, 13% esconde ayudarles. 1% alguna vez cosas, 7% rompe cosas buscó su ayuda y de estos y 5% roba cosas. 9% casi ninguno lo recibió. amenaza, 3% obliga a sus compañeros a hacer cosas que no quieren, 2% amenaza con algún tipo de arma, y 3% acosa sexualmente. El 12% admite agredir físicamente a sus compañeros y el 12% había realizado cyberbullying.

Dónde y Quién El abuso se da, principalmente, de parte de compañeros de curso, dentro del aula. Los ataques graves (con armas) se suelen dar en los pasillos, en el patio y fuera del colegio. Los distintos tipos de bullying están más presentes en los colegios de la ciudad de Santa Cruz que en los colegios de las provincias del departamento, y están más presentes en los colegios privados de provincias y ciudad que en los otros. Pero el abuso no se limita a los compañeros del propio curso, también se da a través de compañeros de cursos mayores y menores, y de parte de los profesores. El 48% de los alumnos afirma haber observado a profesores abusar de algún compañero o compañera. Pero, también el 45% ha observado cómo un alumno o grupo de alumnos se las agarró con un profesor. Por otra parte, el hostigamiento que reciben y realizan las chicas y los chicos varía. Es mucho más frecuente que “hablen mal de una chica” a que le “obliguen a hacer cosas que no quiere hacer”, (por ejemplo, 57% de las víctimas de las que se habla mal es mujer mientras que solo al 17% de las víctimas a las que se les obliga a hacer cosas es mujer).


Bullying En el Departamento

Cuadro 3. Porcentaje de chicos y chicas que admiten ser víctimas de los distintos tipos de bullying.

Asimismo, son muy pocas las chicas que realizan intimidaciones físicas indirectas o directas, en comparación con los chicos, mientras que se tienden a igualar en hostigamiento verbal y conductas de exclusión (hablar mal de alguien, no dejar participar o marginar). Cuadro 4. Tipos de bullying realizado por chicos y chicas.

de Santa Cruz

Lo cual hace dudar acerca del alcance del bullying y cuestionarse si realmente solo un 10% de los estudiantes son víctimas de él (ya que admitir por escrito que uno es “víctima” o “agresor” no fácil para nadie, resulta más aceptable decir que se pidió ayuda a alguien para enfrentar el problema). Tal vez, más de 1 de cada 10 estudiantes sufre de bullying, según esta respuesta 6 de 10 alguna vez tuvo este problema. Sí es interesante notar que los profesores son los últimos a los que los estudiantes recurren por ayuda, cuando se ve que los problemas se dan principalmente dentro del aula. Además, junto con los amigos, los profesores se muestran bastante capaces de ayudar (un 1% le contó al profesor y un 3% recibió su ayuda). Aquí, se hace evidente la necesidad de políticas claras y de capacitación en los colegios que definan quiénes son responsables de evitar estas situaciones y que brinde a los profesores y administrativos habilidades para enseñar a negociar, resolver problemas y conciliar diferencias. Cuadro 5. Con quién hablan sobre las situaciones de bullying y quién les ayuda.

Consecuencias En 5% de los estudiantes afirman haber sentido miedo de ir al colegio por el bullying que reciben de parte de profesores y/o compañeros y para muchos de ellos, el problema es frecuente. Cuando les preguntamos a los estudiantes, a quién contaban sus problemas de bullying, alrededor del 40% afirmó que no tenía ese tipo de problema, el resto mencionó a algún confidente.

Cuando preguntamos a los estudiantes qué hacen los profesores ante situaciones de bullying, 40% no lo sabe, pero entre sus respuestas llama la atención el que los profesores “no se enteran” ¿por qué no se enteran si están en el aula?, 8% dice que “no hacen nada aunque saben qué sucede”, y el 11% afirma que “algunos” profesores intervienen para cortarlo. ¿Y el resto de los profesores qué hace? BULLYING en el Departamento de Santa Cruz

05


Bullying En el Departamento

de Santa Cruz

Cuadro 6. Qué hacen los profesores ante el bullying.

víctimas o agresores, mientras que contestan que los otros tipos de bullying se dan “siempre”). Acerca de la ayuda que reciben los participantes del bullying, en general, las víctimas, acuden a los amigos en primer lugar para contarles sobre lo que les sucede. La familia se ubica como segunda opción, y existe una gran parte de víctimas que prefiere callar y no comentarlo con nadie, esto, unido a la falta de confianza que tienen en los profesores muestra un panorama difícil para que ellos puedan salir del problema.

Conclusiones A pesar de que existen algunas variaciones dependiendo de que el alumnado responda desde el rol de observador, víctima o agresor, se aprecia una pauta general según la cual las formas más frecuentes de bullying tienen que ver con distintas formas de “intimidaciones verbales” que se dan en más del 50 % de la muestra, seguidas por las “intimidaciones físicas indirectas” y las “intimidaciones sociales”. Estos resultados son muy parecidos a los obtenidos por la Asociación Voces Vitales en el año 2009, que reflejó que la forma de acoso escolar más frecuente en Bolivia es la “violencia verbal”. En Santa Cruz los “insultos” son los que se dan con mayor frecuencia, seguido de la “marginación”, las burlas y las amenazas. En cuanto a las características del bullying, se pudo notar que según los estudiantes que se declaran víctima, las agresiones son protagonizadas mayoritariamente por un compañero o compañera de la “misma clase” casi en todas las formas de agresiones. Y un porcentaje menor señala que las agresiones son protagonizadas por alguien de un “curso superior”. Estos resultados concuerdan con los obtenidos por el Defensor del Pueblo (1999), en población española. En cuanto al Cyberbullying, este está presente pero en una frecuencia más baja que otras formas de intimidación (los estudiantes responden con más frecuencia que “a veces”, lo observaron, fueron 06

BULLYING en el Departamento de Santa Cruz

Cuando se les pregunta a los agresores qué hacen sus compañeros cuando ellos están atacando a alguien, responden que sus compañeros permanecen pasivos ante sus acciones, un porcentaje menor les animan o ayudan. Los observadores señalan que intervienen para cortar las situaciones de bullying solo si la víctima es su amigo o amiga. Muy pocos buscan ayuda, en un adulto. Por último, según los observadores, no buscan ayuda porque los profesores no hacen nada ante las situaciones de bullying. Es probable, también, que las intervenciones de los profesores hayan sido inadecuadas y los chicos aprenden que pedir ayuda les trae más problemas que soluciones. A esto le podemos sumar el que un tercio de los y las estudiantes señala que alguna vez un profesor se las agarró con ellos. Los motivos no los sabemos, pero de cualquier modo, se ha comprobado que una relación de mala calidad entre profesor-alumno, falta de respeto, falta de atención, tolerancia de la violencia en el aula, conllevan a la violencia escolar (Ramos, 2007).


Bullying En el Departamento

Un 10% de los estudiantes mencionan la presencia de grupos organizados (pandillas) que les atacan dentro y fuera del colegio, o se enfrentan entre ellos. En los colegios públicos el problema se da más por la presencia de pandillas fuera del colegio. Esto presenta un problema relacionado con el contexto social que rodea algunos establecimientos escolares, pero también exige el que los profesores sepan manejar grupos e intervenir en la dinámica que se da entre ellos dentro de los colegios. QUE DEBEN HACER LOS COLEGIOS Algunas acciones para los Directores: • Enseñen con el ejemplo. Si son autoritarios, no escuchan a su equipo de profesores no van a lograr nada. Los profesores que se involucran en programas de prevención son los que consideran que son valorados como individuos y profesionales. • Entreviste a estudiantes, profesores, padres de familia, y entérese del tipo de abuso que se da en su escuela, para poder dirigir sus esfuerzos de prevención. • Defina el tipo de conductas que se consideran aceptables y las que no, y las consecuencias que conlleva el no cumplir el código de conducta. Entrene a los estudiantes y profesores para que sepan identificar las conductas inapropiadas • Aumente la supervisión en todo el colegio y el espacio fuera de la escuela también. • Organice actividades de prevención del Bullying (asambleas, campañas de comunicación, etc.)

de Santa Cruz

• Realizando actividades que toquen el tema, a través de series de televisión, cuentos, dibujos, pueden discutir el impacto que tiene y cómo puede resolverse, el objetivo es lograr que los estudiantes charlen sobre el problema y sobre cómo afecta las relaciones entre ellos. • Premiando a los estudiantes por su conducta positiva e inclusiva. • Interviniendo inmediatamente cuando observa conductas de hostigamiento de manera consistente, pero no lo haga pegando, gritando y castigando. Ayude a los agresores a darse cuenta de los motivos que los llevan a actuar así, a buscar alternativas para su conducta y a darse cuenta de cómo afecta su conducta. • Escuchando las denuncias de los padres y busque resolver el problema para evitar que el abuso se repita. • En la medida de lo posible, ayudando a los estudiantes víctimas de bullying a encontrar apoyo psicológico, porque las consecuencias a largo plazo son fuertes. • Ayudando a las víctimas a pensar en estrategias para evitar situaciones en las que podrá ser atacada, a desarrollar un plan de seguridad personal. • Educando a los padres de familia sobre el tema.

Algunas acciones para los Profesores: Incluso cuando la escuela no tiene una política de prevención y a los Directores no les interesa el tema, los profesores pueden crear ambientes libres de bullying en sus clases: • Tratando a sus estudiantes con respecto y haciéndoles sabe que está disponible para escucharlos y ayudarlos. BULLYING en el Departamento de Santa Cruz

07


Bullying En el Departamento

de Santa Cruz

Bibliografía 1. Avilés, M. (2002). Intimidación y maltrato entre el alumnado. Castilla-Leon: STEE-EILAS Consultado el 14 de marzo del 2013 en: http://zaharra. steeeilas.org/dok/arloak/lan_osasuna/gaiak/ Bullying/bullyingCAST.pdf 2. Bandura, A. y Walter, R. (1974). Aprendizaje social y desarrollo de la personalidad. Alianza. Madrid 3. Bostic & Brunt (2011). Cornered: An Approach to School Bullying and Cyberbullying, and Forensic Implications. Child and Adolescent Psychiatric Clinics of North America. 20 (3), 447-465 DOI: 10.1016/j.chc.2011.03.004 4. Defensor del Pueblo (1999). Informe del Defensor del Pueblo sobre Violencia Escolar. Madrid. Consultado el 3 de abril del 2013 en:http://www.conflictoescolar.es/wp-content/ uploads/2011/07/INFORME-DEL-DEFENSOR-DELPUEBLO-1999.pdf 5. Defensor del Pueblo (2007). Violencia escolar: el maltrato entre iguales en la Educación Secundaria Obligatoria 1999-2006. Madrid. Consultado el 20 de mayo del 2013 en: http://www.oei.es/oeivirt/ Informeviolencia.pdf 6. Flores, P. (2009). Por el derecho a una vida escolar sin violencia: Asociación Voces Vitales. La Paz, Bolivia. 7. Henández, S., Fernández, C., y Baptista L. (1991). Metodología de La investigación. 5ª edición. México: McGraw-Hill. 8. Mollericona, P. (2011). “Paradorcito eres, ¿no?”. Radiografía de la violencia escolar en La Paz y El Alto. Fundación PIEB. Bolivia. 9. Monjes, C., Smith, P., Naylor, P., Barter., Ch., Irlanda, J., & Coyne., I., (2009). Bullying in different contexts: Commonalities, differences and the role of theory. Aggression and Violent Behavior. 14 (2), 146-15 DOI: 10.1016/j.avb.2009.01.004 10. Mora, M. (2000). El fenómeno del bullying en las escuelas de Sevilla. Tesis Doctoral sin publicar. Universidad de Sevilla. España. 11. Nicole, A. A. M. y Pexman, P. M. (2010). Presenting your Findings (6ta Ed.). Washington D. C: APA. 12. Ortega, R. (1998). La convivencia escolar: qué es y cómo abordarla. Programa Educativo de Prevención de Maltrato entre compañeros y 08

BULLYING en el Departamento de Santa Cruz

compañeras. Consejería de Educación y Ciencia. Junta de Andalucía. ISBN 84-8051-242-3 13. Ramos, C. (2007). Violencia escolar. Un análisis exploratorio. Programa de Doctorado Desigualdades e Intervención Social. Tesis sin publicar. Universidad de Sevilla. España. 14. Stassen, B. (2007). Update on bullying at school: Science forgotten? Developmental Review. 27 (1), 90-126 DOI: 10.1016/j.dr.2006.08.002 15. Yuste, J. (2006). La violencia en los institutos de educación secundaria. Una propuesta de intervención. Tesis Doctoral sin publicar. UNED. Madrid, España.

Investigación "Bullyng" de Gobierno Autónomo Departamental y Universidad UPSA  

Investigación realizada en conjunto por la carrera de Psicología de la UPSA y el Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you