Issuu on Google+

Nº 47 - Este ejemplar integra la edición de revista CHACRA Nº 963 - Febrero 2011

Editorial Precios desfasados ..................................pág.

2

Sistemas ¿Conviene encerrar? ..................................pág.

4

Reproducción Indicadores útiles ..................................pág.

6

Ordeño El predipping ..................................pág.

8

Alimentación Fibra en otoño ................................pág.

10

Noticias Novedades sectoriales ................................pág. 12

Maquinaria Mixers verticales ................................pág.

No alcanza

14


La brecha persiste

L

a sensación generalizada sigue siendo de

da estacional, al punto que los recibos de fábrica

desasosiego. Los productores lecheros de

se mantienen mucho más de lo que se esperaba.

la Cuenca Oeste de Buenos Aires recono-

Esto obedece a que, después de tanta paliza, los

cen pequeñas mejoras en los valores perci-

tamberos han aprendido a manejar la alimenta-

bidos mes tras mes, pero advierten que és-

ción de sus rodeos en condiciones de baja oferta

tas no llegan a cubrir las necesidades actuales de

forrajera. Y, además, al recuperarse el precio en

los tambos. Los federados, menos diplomáticos,

2010, no hicieron otra cosa que convertir sus di-

aceptan que han tenido un primer semestre positi-

neros en sombra, aguadas, ventiladores, asperso-

vo en 2010, pero denuncian que luego se produjo

res y otros elementos destinados a darle una me-

una caída sustancial y posterior congelamiento del

jor vida a la vaca.

precio en tranquera, y piden enfáticamente un valor en torno de $/l 1,7.

obligó a gastar más en suplementación, con el

Unos y otros coinciden en que ha habido dificul-

contrapeso de que los precios de la leche no

tades que no se revierten de un día para el otro, y

acompañaron la suba operada en el valor de los

que el aumento de costos sin un correlato en los

granos. Para colmo quedan pocas dudas de que

precios impacta negativamente sobre la actividad,

tampoco este otoño se podrán guardar los remos.

especialmente sobre los productores más pequeños.

Afuera los mercados se muestran firmes y la

Casi todos debieron manejarse con una base

demanda se proyecta sostenida. En casa, el consu-

forrajera muy cascoteada, un volumen de ración

mo de lácteos se mantiene elevado y con valores

superior al deseado, relaciones de precios por de-

relativamente estables. Por este lado no parece

más ajustadas, gastos que no paran de crecer y

haber nubarrones.

márgenes con los cuales la inflación se está ha-

Seguiremos repitiéndolo por enésima vez: éste

ciendo un verdadero picnic. Este último aspecto

es un barco al que están subidos todos los inte-

configura un problema gravísimo, y lo peor es que

grantes de la cadena, en especial productores e in-

el Gobierno parece no haberse enterado.

dustria. No es tan fácil asegurar lo mismo respecto

Para cerrar el círculo hay que tener en cuenta

de los actores de la comercialización minorista

que las lluvias llegaron recién a mediados de ene-

que, desafortunadamente, siguen siendo los más

ro a gran parte de las cuencas productivas del pa-

reticentes a compartir el pan y el vino.

ís, que venían trenzadas en una dura lucha con-

Es sustancial comprender la necesidad de que

tra la seca. Por cierto, hubo nuevas precipitacio-

unos y otros se apoyen mutuamente, casi tan vi-

nes hacia el final del mes pero los riesgos implíci-

tal como el hecho de contar con una política gu-

tos en La Niña no han desaparecido, al punto

bernamental que no ponga palos en la rueda y

que se habla de un otoño seco, con todo lo que

que genere el escenario para que el productor re-

ello significará.

ciba plenamente los beneficios de mercados que,

Mientras tanto, la producción lechera argentina navega en un contexto de suave y gradual caí-

2 • TAMBO

Pero diciembre fue mezquino con el agua y

por estos días, convalidan buenos precios sin mayores dificultades.


SISTEMAS

Ni tanto ni tan poco Ante la opción de confinar o vivir a pasto, el punto justo, económicamente competitivo, estaría en torno de esquemas que combinan praderas con el uso de raciones totalmente mezcladas.

El confinamiento de las lecheras es un tema en boca de todos, en especial de los que aspiran a liberar superficie para la agricultura. A criterio de los profesionales del INTA, pasar de un escenario a otro requiere un alto grado de reflexión y juicio por parte de quienes deciden el destino del negocio. Advierten que en comparación con el sistema pastoril, un tambo estabulado demanda una gran inversión de capital (instalaciones, maquinaria, sistema de manejo de efluentes y otros) que podría convertirse en dinero perdido si el negocio no funciona y el capital tierra es vendido. El confinamiento impone tareas extras, como por ejemplo limpieza y mantenimiento de las instalaciones para estabulación, recolección y manejo de la bosta de los corrales, preparación y suministro de dos TMR (raciones totalmente mezcladas, según su sigla en ingles) por día. De esta manera, muchos productores ven al tambo estabulado como un sistema con alta demanda de horas-hombre, que reduce el tiempo libre para descanso y recreación que hace a la calidad de vida. Otro esquema de alimentación, que también incluye el uso de praderas, es la combinación de la TMR y el pastoreo (PMR). Este planteo semiconfinado permite que aquellos productores que

Convencidos Los profesionales del INTA consideran que si se busca un sistema de producción que garantice la sustentabilidad de los pequeños y medianos productores y los ayude a mantenerse en el negocio a través del tiempo, y que además optimice la respuesta animal con la mínima inversión posible, entonces el pastoreo no puede quedar de lado.

apostaron por el sistema totalmente estabulado abaraten el costo de la dieta y mejoren la salud del rodeo. Por cierto, en la EEA INTA Rafaela se viene evaluando esta alternativa de alimentación.

Esto ayuda El INTA analizó el impacto del confinamiento del ganado lechero que recibe TMR, en relación con otros sistemas de alimentación, sobre la producción de leche (kg/día), el consumo de materia

Como Boca y River Para unos el confinamiento es la ruta obligada, en tanto otros sostienen que la intensificación extrema mediante el uso de TMR nos haría perder las ventajas competitivas que tiene el pasto para producir leche a bajo costo, además de alejarnos de los potenciales mercados diferenciados que buscan leche y/o productos lácteos de vacas alimentadas sobre pasturas por su mayor contenido de acido linoleico conjugado, el cual es considerado un potente anticancerígeno. Quienes van por el encierro recuerdan que las vacas lecheras de alto mérito genético no pueden alcanzar su máximo potencial de producción únicamente sobre la base del consumo de pasto. Por lo tanto, las mismas requieren de todos modos el suministro diario de concentrado energético para cubrir la demanda nutricional debida a la producción de leche. Estudios realizados por la EEA INTA Rafaela indican preliminarmente que el umbral de suplementación que maximiza la

4 • TAMBO

producción de leche sin afectar la salud del rodeo es de 7 kg de balanceado con una proporción de 70% de maíz. Debido a que por encima de un determinado nivel de balanceado la respuesta productiva por cada unidad adicional de suplemento es menor, niveles muy altos de suplementación podrían no resultar en una mayor rentabilidad. A su vez, entre los amantes del pasto se subraya que la exposición al piso de concreto en el confinamiento incrementa los problemas de locomoción del ganado lechero. Los técnicos del INTA destacan que, en general, el pastoreo es reconocido como un sistema más favorable para la salud de las patas y pezuñas de las hembras del rodeo. Por otro lado, los sistemas pastoriles presentan menor incidencia de mastitis (24,2%) que los esquemas confinados (42,8%). Consecuentemente –concluyen estos profesionales– las pérdidas de vacas por descarte y muerte debido a mastitis se incrementan con el encierro.


seca (CMS, kg MS/vaca/día) y la eficiencia de conversión (EC, kg leche/kg CMS): ● Las vacas lecheras confinadas y alimentadas con TMR incrementaron la producción de leche en un rango del 5 al 55%. En términos generales, este incremento se asoció con un aumento del CMS. ● Respecto del confinamiento, el CMS fue menor (- 3,8 kg a - 6,7 kg) para las vacas alimentadas en sistemas pastoriles con o sin suplementación energética, e igual o menor (- 1,5 kg a - 5,4 kg) para los animales en sistemas semiconfinados alimentados con PMR. ● En general, y en relación con los otros sistemas de alimentación revisados en este trabajo, las TMR mejoraron la EC en un rango de 5,17% a 16,25%. Sin embargo, también se registraron mermas en la EC de hasta 17,1% para las vacas alimentadas con TMR con respecto a aquellas alimentadas con PMR. ● Dentro de cada grupo de comparaciones, se detectó una amplia variación en la respuesta a las TMR. Este fenómeno podría estar relacionado con el potencial productivo de las vacas utilizadas (mérito genético), es decir la capacidad de derivar los nutrientes consumidos principalmente a la producción de leche en lugar de destinarlos a reservas corporales, y/o a la diferente respuesta del animal a una dieta determinada. ● En este sentido, se demostró que en condiciones de pastoreo las vacas Holando de sangre neocelandesa (HN) tuvieron una mayor EC (3,4%) que su contraparte estadounidense (HE), mientras que en condiciones de confinamiento y alimentadas con TMR, las vacas HE fueron más eficientes (2,3%) que las vacas HN.

¿Y entonces? Si bien la producción de leche obtenida bajo pastoreo y con suplementación energética es significativamente menor que la producción de vacas confinadas y alimentadas con una dieta TMR, existen variables que hacen al sistema pastoril económicamente competitivo, especialmente por el menor costo de la dieta base pastura (31%), la menor incidencia de mastitis y la reducción en la mano de obra e instalaciones requeridas (por ejemplo, para el manejo y tratamiento de los efluentes).

Se dio vuelta Desde el Proyecto Lechero destacan que, paradójicamente, en Estados Unidos, donde son muy populares los sistemas estabulados basados en el uso de TMR, miran con creciente simpatía la utilización del pastoreo en la alimentación del ganado lechero. Ello se debe a la necesidad que tienen los productores estadounidenses de reducir los costos de producción, principalmente del alimento y de la mano de obra, que representan en conjunto más del 50% del gasto. Descubrieron que el costo de producir un litro de leche se incrementa significativamente a medida que disminuye la proporción de pastura en la dieta y que, además, los esquemas confinados demandan más mano de obra que los sistemas pastoriles.

Es decir, los menores costos de producción asociados con el pastoreo son más que suficientes para compensar la menor producción de leche y mantener o mejorar la rentabilidad con respeto al sistema confinado basado en TMR. A partir de un análisis de sensibilidad también se demostró que en escenarios de bajo precio de la leche y de alto costo del alimento (situaciones no poco frecuentes), incrementos en la producción de leche de hasta un 36% en vacas de alta producción (45 l/día) confinadas y alimentadas con TMR, no fueron suficientes para revertir la mejor rentabilidad a favor del sistema pastoril. Es importante aclarar que en estos análisis no se tiene en cuenta la posibilidad de liberar superficie para la agricultura que brindarían los sistemas estabulados. La información al respecto es escasa. Resultados preliminares de una experiencia llevada a cabo en el país (Totoras, Santa Fe), indican que este valor rondaría el 25%. Fuente: Gustavo Bretschneider y Eloy Salado - EEA INTA Rafaela, Proyecto Regional Lechero

FEBRERO 2011 • 5


REPRODUCCIÓN

¿Sabecómomarchanlascosas? Inexorablemente se requieren indicadores sencillos pero efectivos, que nos señalen qué está sucediendo con nuestras lecheras en materia de preñez y, por ende, productividad. Aquí encontrará algunas pistas.

El punto es encontrar mediciones simples que puedan explicar los resultados reproductivos de un rodeo lechero. Es decir, que generen números confiables y representativos, fácilmente obtenibles y calculables a partir de los registros del tambo o de la computadora, que puedan relacionarse con la rentabilidad del rodeo y, por último y no menos importante, que sean entendibles y medibles en el día a día por el personal responsable de detectar vacas en celo y preñarlas. Uno de los esquemas más aceptados –se adapta tanto a parición continua como estacionada– es el del Proyecto INCALF, de Australia, liderado por el Dr. John Morton, al frente de un grupo de veterinarios. El mismo divide el análisis en las dos instancias clave que detallaremos seguidamente.

Medidas globales Una vez que las hembras pasaron el período de espera voluntario (PEV) en pariciones continuas o empiezan el período de servicio en sistemas estacionados, es importante determinar la proporción de vacas que quedan preñadas rápidamente. Son las que se detectaron en celo, se inseminaron y concibieron dentro de las 6 semanas, medido como Tasa de preñez en 6 semanas. También la proporción que falló a la preñez en un tiempo de servicio más que adecuado, como pueden ser 21 semanas después de comenzado el servicio o de pasado el PEV, medido como Tasa de no preñez en 21 semanas. En realidad, en rodeos de parición continua es mejor referirse a eventos ocurridos desde el parto. Así, se citan: 1. Tasa de preñez a 100 días posparto: es la proporción de vacas preñadas 100 días después del parto. Lo interesante de este índice es que les dice a los tamberos conservadores en sus parámetros reproductivos, que ésta es la proporción de vacas de su rodeo que va a tener un intervalo entre preñeces (IEP) menor a 12,5 meses. 2. Tasa de no preñez a 200 días posparto: es la proporción de vacas que, 200 días después del parto, no se ha preñado. Estas vacas tendrán un IEP mayor a 16 meses o no se preñarán y, por lo tanto, revisten un alto riesgo de tener largos períodos de baja producción de leche y/o de ser rechazadas. Se trata de un dato claro de interpretar para el productor o las personas que sacan celo y/o inseminan vacas.

Medidas secundarias Paralelamente debe ir monitoreando el comportamiento del rodeo en cada etapa de manejo del ciclo reproductivo: ● Tasa de inseminación artificial (IA): proporción de vacas elegibles inseminadas dentro de las 3 semanas luego del PEV o de inicia-

6 • TAMBO

Hoja de ruta ● La tecnología y los indicadores evolucionan, por lo cual lo que hoy nos entusiasma mañana puede ser mejorado. ● Es necesario tener la mente abierta a nuevas propuestas. Si insistimos en lo que siempre hicimos estaremos permanentemente en el mismo lugar. ● La propuesta de la EEA INTA Rafaela y del INCALF parece clara, coherente, fácil de explicar, y ofrece un efectivo autocontrol de la evolución de la reproducción.

do el período de IA. Normalmente se la conoce como Tasa de IA en 3 semanas en planteos de servicio estacionales o Tasa de IA a los 80 días en planteos de parición continua. Son las vacas inseminadas por lo menos una vez dentro de los 80 días posparto. ● Tasa de concepción: puede evaluarse usando la proporción de vacas preñadas con su primer servicio. La Tasa de preñez a 100 días posparto y la Tasa de no preñez a 200 días posparto, y la Tasa de preñez en 6 semanas y la Tasa de no preñez en 21 semanas, describen los niveles de concepción de rodeos anuales o estacionales, respectivamente. Por otro lado, la tasa de IA a los 80 días posparto o la Tasa de IA en 3 semanas y la Tasa de concepción a primer servicio son las variables más relevantes que definen estos parámetros reproductivos. Cabe citar que en la Argentina ya hay programas comerciales de seguimiento reproductivo de rodeos lecheros que las calculan.

Autoevaluación Para cerrar el círculo debemos sumar elementos de autocontrol para el personal que saca celo e insemina vacas. Entre las cosas por corregir es necesario impulsar la autoevaluación diaria. En este aspecto es mucho lo que ha hecho el Área de Reproducción de la EEA INTA Rafaela a partir de una línea de trabajo que lleva adelante el Dr. Martín Maciel. Entre otras cosas, elaboró planillas de autocontrol de objetivos reproductivos de evaluación periódica para que las use el tambero o las personas responsables de la reproducción. Gran parte de la propuesta del programa INCALF es hoy la base de su acción en pos del mejoramiento de los tambos de esa región. Fuente: Roberto Magnasco Sitio Argentino de Producción Animal


ORDEÑO

Con predipping va mejor Todo indica que la antisepsia de los pezones antes de la extracción de leche tiene un impacto en la producción que no debería desdeñar. Las razones por las cuales aventaja al lavado convencional y, desde luego, a la no preparación de la ubre.

Con la reducción de la mastitis contagiosa producida por Streptococcus agalactiae y Staphylococcus aureus, sumado a la creciente intensificación de los sistemas, se ha incrementado la prevalencia de patógenos ambientales como coliformes (Escherichia coli, Klebsiella spp. y Enterobacter spp.) y estreptococos ambientales (Streptococcus uberis y Streptococcus dysgalactiae), que contaminan los pezones entre ordeños. Por esta razón gana terreno el uso de la antisepsia de los pezones preordeño, práctica conocida como predipping. Se trata de un método de control originado en la Universidad de California, Estados Unidos, cuando los investigadores intentaban prevenir los nuevos casos de mastitis clínica por coliformes. En el cuadro se enumeran las características de un buen predipping. Asimismo se recomienda: ● El uso de productos de rápida acción bactericida con efecto

8 • TAMBO

Allá y aquí Un estudio nacional realizado en Estados Unidos cada cinco años por el Departamento de Agricultura de ese país (USDA) y el Sistema Nacional de Monitoreo de Sanidad Animal (NAHMS), reportó en 2007 que el 73,5% de los tambos utilizaba el predipping. Por su parte, en Canadá se halló que sobre 279 tambos testeados, el 54% de los mismos empleaba esta herramienta. En nuestro país, en un contexto de incremento de la mastitis ambiental y la intensificación de los sistemas en los últimos años, un estudio realizado por Izak, que incluyó 110 tambos, encontró que el predipping era utilizado en el 40,91% de los mismos.


No puede faltar Parámetro Amplio espectro germicida Velocidad bactericida No irritante Promover curación (emoliente agregado) Buena humectación Viscosidad Estabilidad germicida Estabilidad física Eficacia residual Persistencia química Detergencia Residuos en leche

Predipping Crítico Crítico Deseable Beneficioso Crítico Baja Crítico Crítico Indeseable Indeseable Deseable Crítico

verificable en no más de 15 segundos. ● Dejar un tiempo de contacto de 15 a 30 segundos para que actúe el antiséptico. ● Chequear que se sequen bien los pezones, frotando la punta de los mismos con toallas de papel individuales descartables o de género, para colocar la unidad de ordeño sobre pezones limpios, desinfectados y secos. ● La detergencia permite la eliminación de materia orgánica y favorece una mejor actividad del germicida. Los agentes humectantes penetran la piel del pezón, aseguran un contacto efectivo del antiséptico utilizado y maximizan la actividad germicida.

Es otra cosa De hecho, se ha teorizado que el predipping –en reemplazo del lavado de los pezones antes del ordeño– podría ayudar a minimizar la cantidad de agua que queda en la punta de aquéllos y efectivamente reducir el número de bacterias en la superficie del pezón. ¿Qué se verificó en la práctica?: ● El predipping y secado de los pezones fue más efectivo que el lavado de los mismos a la hora de eliminar las bacterias, al originar un descenso del conteo de células somáticas (CCS) y hasta un 80% de reducción de la tasa de nuevas infecciones. ● Estudios posteriores en la Universidad de Cornell mostraron una reducción por parte del predipping en la incidencia de nuevas infecciones intramamarias (IIM) por patógenos ambientales mayores al 50% comparado con el lavado y secado de pezones con toallas de papel individuales. ● Otros investigadores pusieron de relieve la capacidad de esta herramienta para deprimir significativamente el conteo bacteriano en leche y la ocurrencia de mastitis clínica, en comparación con el lavado y secado de pezones. En el Reino Unido se halló que el predipping redujo la ocurrencia de mastitis clínica en un 57% y el conteo bacteriano en un 70%. ● En la República Checa se determinó que esta herramienta achica el conteo bacteriano y de psicrotrofos. Estos últimos son bacterias capaces de desarrollar a 7 ºC o menos (Pseudomonas spp., Bacillus spp.) y producir lipólisis y proteólisis de la leche por las enzimas ter-

moestables, en tanto pueden resistir tratamientos de pasteurización (HTST) e incluso de esterilización (UHT). ● En Irlanda se encontró que el predipping es capaz de reducir la presencia de estafilococos y estreptococos en la piel del pezón comparado con lavado y secado y sin preparación.

Contundente A su vez, en Suecia se trabajó sobre la efectividad de varios métodos de limpieza del pezón en superficies del mismo experimentalmente contaminadas con las bacterias Clostridium tyrobutyricum y Bacillus cereus. La primera de ellas es un clostridio gasógeno que produce hinchazón tardía de ciertos quesos. El nivel de contaminación de la leche por clostridios depende del número de esporas presente en el ensilaje utilizado para la alimentación de las vacas, del ambiente que rodea a la sala de ordeño y de las condiciones de higiene durante el ordeño. Por cierto, las esporas ingeridas por el animal con el ensilaje se eliminan con las heces. Las mismas constituyen una de las principales fuentes de contaminación, y se halló una correlación significativa entre el número de esporas presentes en la leche y las heces. Por su parte, Bacillus cereus es una bacteria formadora de esporas que constituye un factor limitante para la vida útil de la leche pasteurizada y produce intoxicaciones alimentarias. En Suecia se la encuentra en la leche principalmente durante la temporada de pastoreo, cuando el riesgo de contaminación de los pezones es mayor debido a que las esporas están en la tierra. Los resultados obtenidos indican que el 96% de la contaminación del pezón fue removido cuando se usó el método más intensivo de limpieza (20 segundos de limpieza y secado). Los métodos de limpieza de menor agresividad resultaron en sólo un 50% de reducción de esporas comparado con la no preparación del pezón. Fuente: Eial Izak, Sitio Argentino de Producción Animal

Hoja de ruta Se preguntará por qué conviene preparar la ubre previamente al ordeño. Ciertamente hay razones de peso para hacerlo: ● En principio, lograr un nivel aceptable de descontaminación de la piel del pezón, lo cual limita la diseminación de microorganismos y la incidencia de nuevas IIM, al tiempo que minimiza el número de bacterias en la leche de tanque. ● Además, promueve la bajada de la leche, acelera el ordeño y permite la extracción de la leche disponible sin causar daño a los tejidos del pezón. ● Contribuye asimismo a lograr leche de alta calidad y reduce el número de patógenos de mastitis en la punta del pezón y el conteo bacteriano en leche.

FEBRERO 2011 • 9


ALIMENTACIÓN

Una cuestión de fibra Este vital elemento escasea en los rebrotes tiernos y aguachentos del otoño. Al planificar su aporte, recuerde que calidad y tamaño de partícula son fundamentales para producir más leche. Cómo lograr el equilibrio adecuado.

En algo más de un mes comenzará el otoño. Por un lado cambia la calidad de las pasturas y, por el otro, se incorporan al menú los forrajes conservados. La fibra, la proteína y el agua (intra y extracelular) son fundamentalmente los elementos de la dieta que pueden limitar la productividad de sus animales en esta estación del año. Vaya pensando cuál es el balance en el caso de su explotación y qué necesitará para emparejar los tantos.

Aguachentas ¿Cómo vive esta etapa cada componente de la dieta? Empecemos por las pasturas. A partir del cuarto mes del año –si La Niña lo permite– suelen presentar humedad en exceso, lo cual determina un valor energético más bajo y un menor consumo voluntario. Además: ● En los rebrotes otoñales de alfalfa y verdeos invernales se observan elevados niveles de nitrógeno no proteico y proteínas de alta degradabilidad ruminal. Si no se suministra de forma paralela suficiente energía, los excesos de amonio generarán un gasto energé-

Causa y efecto Dependiendo de las características de la dieta y de los distintos niveles de producción, se puede encontrar en la leche: ● Elevada concentración de grasa y baja a media concentración de proteínas: frecuente en vacas de escasa producción, con dietas sobre la base de forrajes de menor calidad, altas proporciones de fibra de lenta tasa de digestión e insuficiente aporte de proteínas y concentrados energéticos. ● Poca grasa y baja proteína: sucede en vacas que disminuyeron su producción al ser alimentadas con forrajes ricos en proteínas muy degradables, que se caracterizan también por estar sujetos a un déficit de fibra. Estas dietas asimismo suelen ser deficitarias en otros nutrientes energéticos de rápida disponibilidad ruminal, como es el caso de ciertos almidones y azúcares presentes en algunos concentrados. ● Inversión en la relación grasa/proteína. Se da cuando la concentración de proteína supera a la de grasa, y es una situación típica de vacas de muy alta producción que reciben elevados niveles de concentrado en relación con los de forraje y, por lo tanto, raciones de menor contenido de fibra.

10 • TAMBO

tico adicional en su transformación a urea. Asimismo, se corre el riesgo de que aparezca urea en leche, reduciendo así su calidad. ● Paralelamente, en los crecimientos tempranos de otoño los forrajes tienen niveles de fibra sumamente bajos. Por lo tanto, la velocidad de tránsito de las partículas es muy rápida y no alcanzan a ser fermentadas en el rumen. Por esta razón, las actividades de masticación y rumia disminuyen significativamente. ● Por último, es probable que retornen los riesgos de empaste en sistemas base alfalfa. Pero hay más. Los forrajes conservados, que representan la principal fuente de fibra para la alimentación otoñal, tampoco están exentos de problemas de calidad: ● Los henos tienen de regular a baja digestibilidad, especialmente aquellos materiales de alfalfa que pierden las hojas, o los de gramíneas con reducida calidad foliar. ● Los silajes (sorgos, maíz, pasturas), a su vez, revisten un valor energético de regular a bajo, con tendencia muchas veces a un picado “demasiado fino”. Asimismo, se observan frecuentes desequilibrios cuando se complementan las praderas con forrajes o granos ensilados que tienen alta humedad y elevada acidez, con silajes de pasturas con fuerte concentración de nitrógeno amoniacal, o bien con henos de baja calidad, en los que predominan componentes muy lignificados, como tallos (alfalfa) o partes de la planta de muy lenta tasa de digestión (por ejemplo, hojas de moha de madurez avanzada). Finalmente, la suplementación con granos en las pasturas de otoño también tiene lo suyo. Hay que ser cuidadoso con el tipo de procesamiento (tamaño de partículas) elegido, sobre todo en el caso de sorgo, de modo que no se produzcan pérdidas de nutrientes importantes (como el almidón) a través de la materia fecal. Recuerde que la vaca no es una máquina y que necesita adaptarse a los cambios. El tránsito rápido de una alimentación de verano –pasturas pasadas (plenas de fibra de baja degradabilidad) con reducidos suministros de concentrado– a una de otoño –pastos muy tiernos y acuosos y brusca incorporación de cantidades elevadas de silajes y/o henos junto con una mayor suplementación con concentrados– puede generar alteraciones metabólicas –patologías podales, laminits– en sus hembras. Estos animales inexorablemente producirán menos.

Fundamental Una cosa es clara: la fibra es el agregado que no puede faltar en el menú de otoño. En principio, para formular raciones pre-


Pruebas al canto Un detenido monitoreo a campo de las bostas en los potreros y corrales de alimentación puede ayudar a interpretar y corregir problemas nutricionales. En términos generales es posible distinguir cuatro tipos de bosta: ● Consistencia firme. Son duras y la deposición tiene forma piramidal. Indican demasiada fibra entera de regular calidad y largo tiempo de retención en rumen, lo cual conduce a menores consumos. Es característico en vacas secas, pero en las de alta producción impacta en el primer tercio de lactancia en una condición de subnutrición y por ende menores rendimientos de leche con alta concentración de grasa. Cuando esta situación es generalizada necesariamente hay que reformular la alimentación. ● Consistencia ideal. La deposición es menos firme que la anterior, suavemente redondeada, con una leve depresión en el centro. Refleja un correcto balance de dieta, con adecuada cantidad y calidad de FDN y suficiente nivel de FDNef. Se relaciona generalmente con buenos consumos y correcta producción y composición química de leche. ● Consistencia blanda. La deposición se presenta con forma aplanada y al caer salpica. Indica déficit de fibra, principalmente FDNef. Se da con frecuencia en vacas de muy alta producción con baja concentración de grasa. Por lo general, el consumo es alto debido a las elevadas tasas de digestión y pasaje de los alimentos. Cuando esta condición aparece en muchas vacas es necesario reformular la dieta implementada. ● Consistencia chirle. Es una deposición totalmente plana, en secciones, muy acuosa y que cae en “chorros”. Esto es producto de un severo desbalance nutricional, con déficit pronunciado de fibra y disturbios en el metabolismo mineral, que provoca graves alteraciones en el balance hídrico corporal. Es frecuente en vacas que pastorean verdeos invernales como principal componente de su dieta. De no mediar las correcciones alimentarias se corre el riesgo concreto de muerte de algunos animales.

cisará conocer cuál es el porcentaje de FDN (fibra detergente neutro) que contiene el material elegido. Asimismo deberá determinar cuáles son las necesidades mínimas y máximas que se deben aportar diariamente para no afectar ni la digestión ni el consumo. Además, importa la calidad –potencial que tiene para ser fermentada en rumen y producir ácidos grasos volátiles (principal fuente de energía para el animal y precursores para la síntesis de leche)– y el tamaño de partícula como resultado de los procesamientos aplicados al forraje (largo, trozado, picado, molido, pelleteado). Con un correcto funcionamiento ruminal es posible optimizar la fermentación y el metabolismo de los nutrientes, prevenir disturbios y aumentar la producción de leche, evitando la caída del contenido de grasa. Desde el punto de vista nutricional son muy importantes las características de la fibra que están relacionadas con su forma física y con los mecanismos que favorecen la motilidad ruminal y las actividades de masticación y rumia, aspectos decididamente básicos para una adecuada producción de saliva, el principal amortiguador de los ácidos producidos en el rumen. Así, los investigadores incorporaron el concepto de fibra efectiva (FDNef) en la nutrición de rumiantes, como otro parámetro de relevancia para el adecuado balance de la dieta: ● La FDNef puede ser cuantificada indirectamente midiendo el tamaño y grado de homogeneidad de las partículas de los alimentos. Para los sistemas TMR se han desarrollado en Estados Unidos métodos que permiten efectuar estas mediciones. Se sustentan en una serie de diferentes tamices, a través de los cuales la muestra debe ir pasando. La proporción de partículas que quedan retenidas en cada tamiz representará de forma indirecta la cantidad de FDNef del alimento o mezcla. ● Como dato orientativo, algunos recomiendan que la mezcla final de alimentos (silaje, henos y concentrados mezclados con mixer) o un alimento fibroso en particular (silaje, heno o pastura fresca picada) debería tener al menos un 20% de partículas mayores a 2,5 cm y el resto no ser inferior a dicha longitud. Otros, en cambio, sugieren que el 10% de las partículas debe bordear los 10 cm de largo, y el remanente ubicarse entre 1,5 y 2,5 cm. ● En la práctica, para vacas de alta producción el suministro de pequeñas cantidades de heno “largo” de buena calidad (1,5 a 2 kg/vaca/día) en las mezclas de silajes y concentrados de partículas muy pequeñas ha demostrado en numerosas ocasiones mejorar sustancialmente la performance animal.

Que todos coman Si bien es corriente ofrecer heno “largo” (rollos), es muy difícil controlar que cada vaca consuma la cantidad de FDNef (y también de FDN) que necesita. Cuando no se dispone de un mixer se deberían implementar estrategias que faciliten el acceso al heno por igual de todos los animales controlando de alguna manera que cada uno consuma lo que realmente requiere. Por último, si es necesario se puede recurrir al suministro de sustancias reguladoras del pH ruminal (buffer), tales como bicarbonato y óxido de magnesio mezclados con el concentrado para mejorar el ambiente ruminal. Fuente: Miriam Gallardo, EEA INTA Rafaela

FEBRERO 2011 • 11


Noticias ¿Socios? Nuevo mercado La Bolsa de Comercio de Rosario analiza la posibilidad de conformar el primer mercado lácteo del país, en el cual será comercializada leche con destino a industria. Se apunta a un intercambio transparente y con mucho volumen, de modo que sirva de referencia para la cadena. Si el estudio de viabilidad es positivo, se pondrá en marcha el proyecto en el menor tiempo posible, e incluso podría contarse con una red de laboratorios que permitiría realizar análisis de calidad independientes.

Récord oriental Las ventas externas de lácteos uruguayos alcanzaron en 2010 valores nunca antes vistos. Por las 164.000 toneladas exportadas se percibieron u$s 528 millones, lo que marca un crecimiento del 41% en divisas respecto de lo cosechado en 2009 (u$s 375 milones) y del 25% en relación con los números de 2008, cuando se produjo el último gran pico de precios. Es cierto, en 2009 se dio una caída en los valores globales y una seca pronunciada en la región, lo que magnifica la diferencia interanual. Eso sí, Venezuela se ha consagrado como el principal comprador de lácteos uruguayos. También han subido los despachos a Brasil, lo que ha generado el desagrado de los productores del miembro mayor del Mercosur.

12 • TAMBO

China está interesada en invertir en la lechería argentina, en busca de una solución a su insaciable demanda interna, que ya proyecta un crecimiento en torno del 14% para los próximos cinco años. El punto es que las procesadoras chinas sólo podrían cubrir el 5% de esa mayor demanda, y la idea es asociarse con productores argentinos para generar y procesar leche. Conviene recordar que el coloso asiático cuenta con una clase media que bordea los 400 millones de personas, que consumen cada vez más proteínas, ya sea como carnes o como lácteos. Se sabe que la empresa Mengniu Dairy ha intercambiado información con sus pares argentinas, con la intención de crear vínculos con factorías de mediana escala dedicadas a la producción de quesos y productos frescos. Actualmente los principales proveedores de China son Australia, Nueva Zelanda y Holanda.

Para arriba Fonterra, el gigante neocelandés que domina el comercio global, aumentó su previsión de precios para el ciclo 2010/11, de u$s 0,4239 por kilo de leche a u$s 0,4428. Henry van der Heyden, presidente de la cooperativa, indicó que la medida busca reflejar la continua suba operada en los valores internacionales, no obstante lo cual consideró que los mercados permanecerán equilibrados para los principales lácteos, con una demanda soportada por cierto crecimiento de la oferta en el hemisferio norte. Paralelamente advirtió, en el caso de su país –también le cabe a la Argentina–, que los costos serán más altos si la seca continúa condicionando a los productores. En Oceanía, las primeras subastas del año arrojaron valores en torno de los u$s 3.730 para la tonelada de leche en polvo entera.

Muy cerca La liquidación única se implementaría desde marzo y sería obligatoria para todas las industrias, según anticipó el subsecretario de Lechería del Ministerio de Agricultura de la Nación, Arturo Videla. Videla, junto con el director de Planificación Estratégica de la Subsecretaría, Roberto Socín, presidió una reunión en Nuevo Torino, Santa Fe, en la que explicaron a tamberos invitados por la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (Meprolsafe) los alcances de esta herramienta. Se exhibieron los tres formularios que habrá que completar y se aseguró que la liquidación única permitirá que los productores cobren su precio de acuerdo con la calidad de leche que entreguen, en vez del modelo actual, que determina el pago por litro. Se tomarán en cuenta cinco factores principales para determinar el valor final: grasa y proteínas, unidades formadoras de colonias (UFC), crioscopía (lo que se denomina aguado), y recuento de células somáticas e inhibidores.


MAQUINARIA

Los verticales tienen la manija Estos mixers mezclan la dieta en menor tiempo, no requieren gran mantenimiento y, según el modelo, posibilitan el uso de fardos y rollos sin procesar. Análisis a fondo de las variantes que ofrece el mercado.

Ciertamente, este tipo de mezclador ha loPor el Ing. Agr. grado una gran difusión durante los últimos Ezequiel Pezzoni ezequielpezzoni años. Claro, presenta una serie de virtudes que @gmail.com conviene enumerar: ● Su diseño es sencillo y el mantenimiento, escaso. ● Requiere un menor tiempo de mezclado para que la ración esté lista y, sobre todo, permite la carga de fardos y rollos enteros sin previo picado o desmenuzado. El mismo mixer realiza el corte de la fibra. ● Pueden confeccionarse raciones completas de forraje seco. Claro, esto tiene un precio: la demanda de potencia en la toma de potencia es más alta. Como fuere, el vertical se ha convertido en un equipo muy adecuado para planteos habituales en tambos exigentes, en los que se necesitan dietas con adecuada fibra efectiva. Cabe destacar que anteriormente estos modelos contaban con una bancada superior del sinfín que reducía el espacio disponible de carga. Pero han evolucionado y actualmente los sinfines se encuentran montados sobre una robusta caja inferior, incluso existen ciertos modelos con espiras angulosas para una mayor eficiencia de picado y mezclado. Para favorecer este efecto de mezclado o trozado del material, algunos equipos traen una caja reductora con cambios de marchas: una lenta para trozado (20 rpm), y una rápida para mezclado (40 rpm). Cuando se retiran los frenos periféricos la acción de trozado cesa, y el sinfín continúa girando a mayor velocidad para efectuar el mezclado, sin cambiar el largo de la fibra.

Cuatro sinfines horizontales Estos mixers, cuyos sinfines inferiores tienen muelas picadoras, ofrecen una gran capacidad de trabajo y muy buen mezclado, pero a la vez se debe prestar especial atención al tiempo empleado principalmente en forrajes muy húmedos, porque la fibra puede ser picada excesivamente. Además, si el silaje húmedo cubre una proporción importante existe el riesgo de falta de mezclado en algunos sectores del mixer. Por otro lado: ● Los nuevos diseños han reemplazado las cuchillas por paletas

Posventa Es muy importante disponer de acoplados mezcladores adecuados para la elaboración y homogeneización de la dieta, y es absolutamente imprescindible que el mixer brinde al usuario confiabilidad a lo largo de su vida útil. Como primer punto, además de la calidad y robustez de construcción, la empresa distribuidora o fabricante de este tipo de implementos debería darle al usuario un buen servicio posventa, con una correcta puesta en marcha de la unidad y disponibilidad de repuestos. Cuando este implemento no trabaja o lo hace de manera defectuosa, las vacas no comen correctamente, obviamente la producción cae y luego cuesta bastante recuperar el nivel productivo anterior.

Fibra efectiva Cuando se equilibran las dietas es importante, en especial para vacas de alta producción o en transición a la lactancia, tener en cuenta un adecuado suministro de fibra larga (fibra efectiva), por dos razones esenciales: ● En primer lugar porque se estimula la rumia y de esa forma la

14 • TAMBO

producción de saliva, la cual neutraliza el pH del rumen. ● Además, ayuda a disminuir la velocidad de pasaje del alimento sobrenadante (porción grosera) a nivel ruminal, para que las bacterias tengan más tiempo de atacar el sustrato y lograr así una mejor fermentación.


y pueden trabajar con un menor régimen en el rotor de fresado. Esto es muy útil en el manejo de rodeos lecheros. ● El requerimiento de potencia es similar al modelo antes mencionado, pero cuando se mezcla más de 50% de heno los requerimientos son menores. ● Si bien no es factible la carga de rollos enteros, sí pueden cargarse fardos de 1,22 m x 2,44 m. ● El equipo de cuatro sinfines es el mejor mixer para usar si se necesita flexibilidad para suministrar raciones con alto o bajo contenido de heno y siempre que no se usen rollos enteros en la mezcla.

Tres sinfines Su diseño es muy eficiente trabajando con fardos o rollos previamente picados con longitudes de fibra que no superen los 5 a 6 cm. Éste es el primer ingrediente que debe incorporarse, luego se tienen que agregar los concentrados y por último el ensilaje picado fino, y después se procede a poner en marcha el sistema de mezclado. Además, conviene saber que: ● Para un óptimo funcionamiento la mezcla resultante debería superar el 60% de MS. ● Con niveles mayores de humedad comienza a dificultarse el mezclado, ya que puede producirse el efecto de “acordonado o empantanado” del sinfín inferior. ● Existe también un modelo de tres sinfines que incorpora cuchillas en el sinfín inferior y, claro está, contracuchillas en el fondo de la batea. Éste es el encargado de picar el material y al mismo tiempo de conducirlo hacia el centro de la batea, y luego los sinfines latera-

Largo controlado Entre las características de calidad de la fibra está su tamaño, es decir el largo promedio con que se la suministra. Se la puede clasificar en: corta (menor de 2 cm), media a larga (de 2 a 10 cm) y muy larga (más de 10 cm). De allí surge la importancia de los mixers desmenuzadores, que permiten incluir el heno en rollos o fardos enteros, trozarlos en una sola operación y luego mezclarlos con el resto de los ingredientes para elaborar la TMR. Actualmente, un solo operario puede efectuar en relativamente poco tiempo las acciones de carga de los ingredientes, el control del peso de cada uno, la ejecución de la mezcla y la dosificación de cada rodeo, a la vez que disponer de tiempo extra para otros trabajos de manejo de la explotación, sin mayores apremios.

les distribuyen el material dentro de la misma. ● En estos modelos también es importante el control del tiempo de desmenuzado y mezclado, para evitar el sobrepicado de la fibra. De ocurrir, puede llegarse a estratificaciones por densidad que producen una ración no homogénea si se deja demasiado tiempo en condiciones operativas. Fuente: Mixer. Mecanización de la alimentación. Giordano, Gallardo, Bragachini, Peiretti, Cattani y Casini. INTA PRECOP.



Tambo Nº 47 - Febrero 2011