Page 1

Nº 36 - Este ejemplar integra la edición de revista CHACRA Nº 952 - Marzo 2010

Respetar las señales Editorial

Gestión

Noticias

Que no decaiga ........................pág. 2

Monitoreo posparto.............................pág. 8

Puesta al día......................................pág. 12

Intensificación

Alimentación

Disponibilidad forrajera

Corrales móviles .......................pág. 4

Toxinas peligrosas.............................pág. 10

Sensores activos ................................pág. 14


Una de cal, una de arena

F

ebrero mantuvo la tónica moderadamente al-

En la vereda opuesta, a las pymes queseras les cuesta

cista en los precios pagados al productor en

cada vez más seguir el ritmo. Les ha tocado bailar con la

muchas zonas, incluso hasta por encima de $/l

más fea y continúan acomodándose como pueden.

1,10. Hasta ahí la cosa funciona. Las dudas

No hay razones para alterar al león. El mercado inter-

aparecen cuando se analizan los meses que si-

no está abastecido y, hasta acá, la gente ha aceptado los

guen, porque alguna parte de la industria empieza a dar

nuevos precios lácteos, aunque estaríamos muy cerca

a entender que el techo estaría en torno de $/l 1,15,

del límite de tolerancia. Desde la Cámara de Productores

cuando en la pasada primavera se emitieron señales que

de Leche de la Cuenca Oeste de la provincia de Buenos

presagiaban valores más cercanos a $/l 1,30.

Aires (Caprolecoba) advierten que será necesario verifi-

El punto es que los productores saben que la capacidad de pago de la industria ha mejorado, y las tensiones

de fábrica, muy significativos para los tamberos.

pueden volver a dominar una relación que históricamen-

Por otro lado, fronteras afuera existe un moderado

te no ha sido fácil. Así, desde la Unión General de Tam-

optimismo de que los valores se mantengan en torno de

beros ya surgieron voces denunciando que al productor

las cotizaciones actuales que, como se indica en la pági-

no le llegan los incrementos registrados tanto en los pre-

na 12, son considerablemente superiores a los patéticos

cios internacionales como en las góndolas del país.

precios internacionales de mediados de 2009.

Claro, con un promedio en tranquera estimado en

El clima, en tanto, sigue acompañando, con algún te-

$/l 1, cuesta explicar por qué el público paga más de $ 3

mor referido a los excesos que El Niño podría generar en

por la leche en el comercio minorista. A esto cabe agre-

el otoño. Hoy por hoy los niveles de humedad son bue-

gar que la suba de costos se está haciendo ostensible –es

nos en casi todas las cuencas, salvo en Entre Ríos (con

el mismo recalentamiento inflacionario que siente cual-

excesos) y La Pampa y el sudoeste bonaerense (todavía

quier ciudadano argentino–, y que los tamberos ya no

con balance hídrico en deuda).

tienen más resto y necesitan recomponer su situación.

Los verdeos de verano están rindiendo muy bien, y se

En buen romance, precisan un precio retributivo, pa-

han picado para ensilar maíces y sorgos con un intere-

ra ayer, y no están dispuestos a volver a los padecimien-

sante volumen de materia verde por hectárea. Además,

tos del pasado reciente.

la relación de precios entre la leche y el maíz continúa

Mientras tanto, siguen apareciendo señales de que

2 • TAMBO

car cómo juega esto en relación con los precios en salida

viento en popa y supera los 2,1 kg de grano por litro.

no sobra leche y de que a la industria le interesa asegu-

Si desde el Estado nadie mete la mano, es probable

rar los volúmenes que necesita para mantener activas

que el tambo encare su batalla anual contra la expan-

sus usinas. En este contexto, Mastellone anunció en fe-

sión de la soja en un contexto mucho más competitivo.

brero una suba en la cotización de la proteína (sobre la

A pesar de que el frente primario sigue dividido, to-

que se aplica su sistema de pago) desde $/kg 22 para

das las Cámaras y entidades de la producción –las que se

enero hasta $/kg 23 para marzo. Y a partir del mes pa-

agrupan en la Mesa Nacional de Productores de Leche,

sado rige también un premio al crecimiento, que estipu-

alineadas con la Comisión de Enlace, y las afines al Go-

la 20 centavos adicionales para los litros que superen a

bierno Nacional– volvieron a sentarse después de un lar-

los remitidos en el mismo mes del año anterior. DPA-

go tiempo a una misma mesa, respondiendo a una invi-

Nestlé, por su parte, tiene un esquema similar (el plus es

tación de la Subsecretaría de Lechería del MAGPyA. El

de 22 centavos por litro de crecimiento), lo cual se suma

sector necesita que florezca el diálogo, con el Gobierno

a lo que ya venía haciendo SanCor en ese sentido.

y entre sus propios integrantes. ¡Que así sea!


INTENSIFICACIÓN

Un par de vueltas y al corral El planteo de este productor cordobés para liberar hectáreas con destino a la agricultura y hacer más eficiente el esquema incluye el encierro permanente de las vacas y la instalación de un tambo rotativo.

San Carlos, en el área rural de San BartoloPor la Ing. Agr. Paz Fernández mé, norte de Córdoba, tiene una particulaMoritán ridad que lo distingue: se trata de una explotación lechera manejada en función de un esquema intensivo que utiliza grandes corrales móviles. Cuenta con dos tambos; uno de ellos está equipado con un sistema de ordeño rotativo (calesita) y el otro recurre al esquema conocido como espina de pescado. Los números mejoraron y casi el 25% de la superficie que tenía el tambo es ahora ocupada por cultivos de cosecha, claro, con otra renta. Pero mejor dejemos que lo cuente el propio protagonista. Oscar Bollati es técnico mecánico, y también quien timonea los destinos de esta empresa familiar. Hace 18 años que está en la actividad, en la cual comenzó como tambero, y bien puede decirse que cubrió sus expectativas. “Desde el principio mi objetivo era tener una gran fábrica de leche”, dice convencido. Es decir consolidar una actividad marcada por una fuerte visión empresarial. ¿Cómo llegó a generar este cambio de fondo? En 1991 Bollati puso en marcha su primer tambo y fue creciendo hasta reunir unas 600 vacas en ordeño, escenario cada vez menos compatible con una

Aprovechamiento total de los efluentes. En la foto una estercoladora efectúa una demostración utilizando agua.

Líquidos Una de las principales preocupaciones de Bollati fue poder reutilizar el agua. Para ello armó un diseño especial. El manejo de efluentes se hace por medio de piletones de decantación. En este momento está faltando la estructura de separación del estiércol (extrusador) para recuperar más cantidad de agua. Así, hay que limpiar una vez por semana debido a la cantidad de sólidos que se van acumulando en el fondo. El agua es semidura y se extrae de pozos a 130 m de profundidad. El lavado del tambo consume mucho de este vital fluido: el 80/85% es por inundación, y el resto con bombas a presión. “Cuando podemos y las condiciones se dan, se toma el agua directamente de la fosa y se desparrama por el campo, a excepción del agua que tiene productos químicos, que se desecha”, explica Oscar. Durante la visita, que formó parte del Tour Lechero TodoAgro, se presentó una máquina de distribución de estiércol con una capacidad de 4.500 l. Como dato, la distribución de un tanque de 6.500 l alcanzaría para fertilizar 2,5 a 3 ha.

4 • TAMBO

A estos piletones de decantación llegan los efluentes. Resta colocar el extrusador.

Todas las vacas permanecen encerradas en grandes corrales, en los que reciben el suplemento.


Tambo rotativo que ordeña 40 vacas de forma simultánea.

estructura pequeña como la que tenía entonces, lo que lo llevó inexorablemente a alquilar otro tambo. Cumplida esta etapa, unos años más tarde tomó la decisión de armar un nuevo tambo para 800 animales, con la mira puesta en llegar a 1.200 vacas en ordeño. Por cierto, en menos de un año estaba funcionando. Este exitoso proceso fue posible porque tanto los propietarios como el equipo de profesionales que los asistió se fueron planteando metas con un único norte: superarse día tras día. Y llegó el tiempo de nuevos desafíos. En el año 1997 Oscar comenzó a interesarse por el tambo rotativo. Claro, primero lo primero: procedió a informarse adecuadamente e incluso realizó diversos viajes para visitar otros tambos que ya trabajaban con el sistema. En estos casos nada más valioso que capitalizar la experiencia de quienes ya han andado el mismo camino. En julio de 2006 Bollati inaugura el nuevo sistema de ordeño. El tambo “calesita” se encuentra inserto en una estructura de más de 1.300 m2, y cuenta con una plataforma giratoria a la que suben 40 vacas de forma simultánea para ser ordeñadas. La inversión, que en realidad insumió varias etapas, bordeó finalmente los u$s 700.000. Desde luego no fue soplar y hacer botellas; para completar la cifra nuestro entrevistado solicitó un crédito y estima recuperar la inversión en cuatro años.

Confort animal En septiembre de 2009 comenzaron a aplicar el control de ordeño, ya que tenían muchas vacas que promediaban los 38 l y querían individualizarlas. “También sabemos que a medida que profundizamos la intensificación hay que ajustar muchas cosas y trabajar más en el tema confort. Así incorporamos media sombra y obtuvimos 3 l más de promedio en el rotativo en comparación con el otro tambo, que no contaba con este aditamento. También hay que estar prevenidos para las épocas de grandes lluvias y apuntalar el bienestar de las vacas con levantes y piquetes”, advierte el Med. Vet. Hernán Re, asesor nutricionista del establecimiento. Con todo el sistema en marcha, el rodeo ingresa ahora al tambo por una rampa sobre la que está montado el corral de espera. Las vacas acceden en fila y allí el operario les coloca la garra, que tiene un sistema que estimula la ubre. Otro trabajador regula la velocidad de la vuelta que determina el fin del ordeño.

MARZO 2010 • 5


INTENSIFICACIÓN Así, las lecheras giran y giran un rato, depositando su preciado producto. Luego las vacas van saliendo de una en una, a medida que van terminando la vuelta. Cabe destacar que en cada animal se ha implantado un bolo con chip en el rumen, lo cual permite que sea rápidamente identificado.

Todas presas A fines de 2009 la presión de la agricultura demandaba liberar superficie para la actividad. Los cultivos venían tocando pito y había que encontrar la forma de hacerles lugar. Lo primero que se hizo para ganar área fue encerrar las vaquillonas, es decir que cuando salían de la guachera entraban directamente a los corrales. El segundo paso fue encerrar la vaca fresca, y finalmente fue el turno de la vaca de punta. En buen romance, se coronó otra instancia decisiva: se encerraron todos los animales, con la idea de que no vuelvan más al potrero sino que sea la comida la que va hacia ellos. El proceso fue lento y Bollati y los suyos fueron aprendiendo el manejo, en gran medida sobre la marcha, en el marco de un proceso que siempre estuvo acompañado por una permanente capacitación del personal. ¿El balance? Hasta 2007 las vacas permanecían a campo y la producción rondaba los 6.000 l/ha/año, con un promedio de 19 l/vaca. Con los cambios operados estos números fueron in crescendo. Hacia 2008 el volumen medio quedó muy cerca de los 26 l y un año después se alcanzaron los 28 l de producción individual. Claro, la contracara de este cambio es elocuente: en 2007 las 1.500 ha de los Bollati estaban dedicadas al tambo, actividad que hoy concentra no más de 1.150; el resto se lo quedó la agricultura. Y todavía no terminó; la idea este es traspasar 100 ha más del tambo a la siembra de cultivos comerciales.

No tan fácil Así contado parece un juego de niños. La realidad es muy distinta. Al encerrar las vacas pasaron a producir más pasto, tarea que necesariamente demandó importantes inversiones en la compra de maquinaria para la movilización del recurso forrajero. En San Carlos todo el equipo de picado es propio, para no depender del contratista ya que es conveniente afinar el momento de realización de las tareas. “La productividad dio un gran salto. En alfalfas pastoreadas estábamos en el orden de los 5.000 kg MS/ha de rendimiento y hoy tenemos lotes –en los que no han vuelto a entrar las vacas– que han llegado a darnos 14.000 kg MS/ha. Nuestro objetivo es superar

Primerizas La parición y la guachera de los dos tambos se ubican en el mismo lugar; en otro campo está el feedlot para la recría, que se maneja con grano de maíz entero más un concentrado proteico y rollo hasta los 180 kg. Después se pasa a una alimentación con silaje y luego, a los 14 meses aproximadamente, las vaquillonas vuelven al otro tambo para ser inseminadas, tarea que las encuentra con un peso promedio de 400 kg. Las hembras jóvenes paren con un promedio de 550-570 kg.

6 • CHACRA

Corral de espera. La productividad individual de las vacas de San Carlos ha crecido sobremanera.

Todos los animales llevan un bolo ruminal con chip para su identificación.

los 10.000 kg MS aprovechable por ha –explica el Ing. Hernán Felicioni, asesor del establecimiento–. En cuanto a los maíces, apuntamos a ir más allá de los 40.000 kg de materia verde por ha. De hecho, en la campaña 2008/09, con los materiales tropicales hemos obtenido 60.000 kg. Por último, en los trigos el promedio es de 20.000 kg de materia verde”. La alimentación de las vacas es relativamente simple: se confecciona silaje de maíz, de alfalfa y de trigo, y también se hace algo de rollo. En la dieta se incluye maíz molido, permeado de suero y expeller de soja.

Estratificación Actualmente en ambos tambos hay unas 1.100 vacas en ordeño. El rodeo de vacas frescas está en 39 l, si bien ha sido dividido entre los animales de punta –43 l– y otro grupo menos productivo –35 l–; ambos reciben tres ordeños. El resto está en dos ordeños; las vaquillonas bordean los 25 l, el rodeo del medio se ubica en torno de los 22 y la cola en 20 l. A ellos corresponde sumar el rodeo de vaca renga (26 l). A la hembras del rodeo de punta se les ofrecen aproximadamente 26 kg de MS, mientras que las vaquillonas reciben 23 kg, y el rodeo menos exitoso, la cola, está con 19 kg. Para las vacas preparto se utilizan 14 kg de MS. Según los cálculos que vienen realizando, la vaca en lactancia insume un costo promedio de alimentación que representa entre el 30% y el 32% del ingreso.


GESTIÓN

La responsabilidad es suya El monitoreo de la salud posparto de las vacas ha demostrado ser una herramienta eficaz para diagnosticar enfermedades de forma precoz y disminuir los niveles de rechazo y las pérdidas económicas que afectan su rentabilidad.

Hacen mucho daño a su bolsillo y no siempre se les Por presta la debida atención. En numerosas ediciones Ivana Clich nos hemos referido a las enfermedades del período de transición –hipocalcemia, metritis, cetosis, hígado graso… la lista sigue– y sus consecuencias. También explicamos que los factores nutricionales y de manejo juegan un rol preponderante en el desarrollo de muchos de los desórdenes del periparto. Quizá el que más incide en la aparición de estas enfermedades es la disminución en el consumo de materia seca que ocurre durante la última semana de gestación y hasta un período relativo después del parto.

Paso a paso Para el Med. Vet. MS PhD Pedro Meléndez, de la Universidad de Florida, Estados Unidos, el monitoreo del rodeo en esta etapa crítica reconoce pasos concretos: ● Manejo del parto: esta instancia es de mucho estrés para el animal, por lo tanto la vaca debe parir en una óptima condición corporal (3.25 a 3.75), en un ambiente limpio y tranquilo, y la interven-

8 • TAMBO

ción humana debe ser criteriosa y oportuna. Recuerde capacitar a su gente. Si ellos han trabajado bien y el parto no evoluciona de forma normal dentro de las 2 horas se concluirá que no es posible corregir el problema bajo métodos tradicionales, y se debe llamar inmediatamente al veterinario. Así, el 95% de los partos complicados pueden culminar con una cría viva y una madre con un pronóstico muy favorable durante el período posparto. ● Evaluación y procesamiento de la vaca fresca: después de nacida la cría se la debe separar cuanto antes de la madre y se procederá según las pautas de manejo del ternero neonato. En cuanto a la vaca, es necesario procesarla dentro de las primeras 12 horas de parida sobre la base de una rutina de manejo. Observe la actitud del animal, especialmente si se encuentra atento al ambiente, sin decaimiento, y descarte cuadros de fiebre de leche. También se debe inspeccionar la zona genital para confirmar que no hay traumas o desgarros prevaginales que requieran corrección quirúrgica. Vía palpación vaginal se debe descartar la presencia de otro ternero en el interior del útero, desgarros cervicales o uterinos, hemo-


Soluciones a mano La aplicación de 20 a 30 UI de oxitocina vía endovenosa permitirá una contracción brusca del útero que ayudará a eliminar fluidos uterinos y evitar prolapsos, además de mejorar la bajada de la leche. Si la vaca presenta signos de hipocalcemia clínica se recomienda tratar con calcio endovenoso (500 ml de borogluconato de calcio al 20% o CMPK). Si el cuadro es más solapado y la vaca no permanece echada, se propone la aplicación de calcio vía oral ( 510 g de propionato de calcio y 300 ml de propilen glicol mezclado con 4 l de agua o 300 g de cloruro de calcio en forma de pasta o gel).

rragias y presencia de membranas fetales. Tan pronto como la vaca sea procesada muévala al grupo posparto por lo menos por 15 días y aliméntela con una dieta de lactancia pero con mayor cantidad de fibra efectiva (más de 10% de partículas mayores a 19 mm de largo). La mezcla con pastoreo también puede ser útil.

Puntos críticos Lo que sigue es implementar un programa de monitoreo posparto. Independientemente de si la vaca recién parida está en un grupo de vacas frescas (transición posparto) o en uno de primer tercio de lactancia, se debería chequear su estado de salud de forma más intensa durante los primeros 10 a 14 días posparto. Si no es posible realizarlo diariamente, al menos hágalo día por medio. La vaca debería ser separada inmediatamente después del ordeño y evaluada según los siguientes criterios: ● Producción de leche: es el principal indicador de enfermedad o manejo inadecuado. Una vaca recién parida debería ir aumentando de manera paulatina su producción de leche. De no ser así, esto podría significar que el animal esté experimentando un cuadro agudo. Este tipo de cuadros son los que originan las mayores pérdidas económicas al productor. La actitud y el comportamiento del animal son un indicador muy importante de su estado de salud. Debe preocuparle que no coma, que no esté rumiando, que presente orejas caídas o una mirada de tristeza con ojos hundidos, que se separe del resto del rodeo, que muestre una elevada frecuencia respiratoria o jadeante. Son actitudes anormales que pueden sugerir que el animal se encuentra enfermo.

● Temperatura corporal: se ha demostrado que un aumento de la temperatura corporal (fiebre, mayor a 39,5 °C) se asocia principalmente con cuadros infecciosos tales como metritis o problemas respiratorios. Se ha visto que la fiebre antecede la aparición de signos evidentes de infección (incluso 2 días antes) tales como descargas vaginales de mal olor, leche anormal, tos o aumento de la frecuencia respiratoria. Así, se procederá a tomar la temperatura rectal, y si la misma es mayor a 40 °C se debería instaurar una terapia antibiótica con algún producto que no deje residuos en leche. Puede complementar el tratamiento el uso de aspirinas u otro antiinflamatorio. ● Cuerpos cetónicos: su presencia en fluidos corporales (orina, leche, sangre) indica que el animal está movilizando reservas de forma excesiva con insuficiente nivel de glucosa como para que las grasas sean degradadas eficientemente en el hígado. Obtenga entonces una muestra de orina para la medición de acetoato (uno de los cuerpos cetónicos) por medio de tiras reactivas sobre la base de nitroprusiato (Ketostix). Otro de los cuerpos cetónicos (beta hidroxi butirato) se podría medir en la leche usando otra tira comercial (Ketolac). Si los animales son positivos deberá instaurar una terapia inmediata (200 a 400 ml de propilenglicol vía oral, 510 g de propionato de calcio oral, 500 ml de glucosa intravenosa al 50%). La mayor cantidad de animales positivos se encuentra entre los 10 y 14 días posparto, y alcanzan en promedio al 20% del rodeo. ● Evaluación de la función del rumen: se hace auscultando sus sonidos y movimientos en la fosa paralumbar izquierda. Se deben descartar problemas digestivos como el desplazamiento de abomaso. Cuando se diagnostica este caso de forma precoz, la solución quirúrgica es simple, y la recuperación es evidente a los 3 días de la intervención. ● Palpación rectal: aprovéchela para evaluar la involución uterina, tanto del tamaño del este órgano como de sus contenidos. Si la descarga es abundante y de olor putrefacto característico, lo más probable es que la vaca esté cursando una metritis. Si no hay fiebre se puede instaurar una terapia local con un antiséptico suave o antibióticos locales que no irriten el útero. La palpación puede ayudar, además, a evaluar el tamaño del rumen y su contenido, el resto de las vísceras abdominales potencialmente palpables y la cavidad intrapélvica. Asimismo, parte de este examen consiste en analizar la glándula mamaria y su leche, lo que permitirá identificar cuadros tempranos de mastitis clínica. Fuente: II Congreso Argentino de Nutrición Animal


ALIMENTACIÓN

Comida de alto riesgo La presencia de micotoxinas en los componentes de la dieta de sus vacas no sólo dañará severamente el futuro de sus hembras sino que además puede llegar, en algunos casos, hasta el producto final: la leche.

cotoxinas pueden sufrir un sinnúmero de problemas: ● Crecimiento deficiente. ● Disminución en el nivel de conversión del alimento. ● Baja eficiencia reproductiva. ● Menor resistencia a enfermedades infecciosas. ● Reducción en la eficiencia de las vacunas. ● Daños en órganos como el hígado y los riñones. Claro, todas estas consecuencias traen aparejados, además, importantes perjuicios económicos.

Son ciertamente temibles. Se trata de toxinas producidas por los mohos que crecen sobre algunos alimentos. Estos compuestos causan micotoxicosis, es decir enfermedades que pueden afectar tanto a las personas como a los animales. ¿Las consecuencias? Suelen provocar daños en el hígado, los riñones, el sistema nervioso y los pulmones. Como observa, no se trata de un problema menor, de modo que conviene saber más acerca de ellas.

Peligrosas Comencemos por analizar su modus operandi. Las vías de intoxicación por micotoxicosis son dos: la primaria y la secundaria. La vía primaria ocurre cuando se consume directamente un alimento contaminado, y la secundaria cuando se ingieren residuos de micotoxinas presentes en la carne, vísceras, huevo o leche. Tenga en cuenta que los hongos que producen micotoxinas pueden desarrollarse en vegetales de consumo tanto humano como animal (especialmente los cereales y las oleaginosas); algunos invaden los cultivos antes de la cosecha (hongos del campo) y otros son capaces de crecer en los productos almacenados, en diferentes condiciones ambientales (hongos del almacenamiento). De acuerdo con la especialista de la EEA INTA Rafaela, Mónica Gaggiotti, si los animales comen alimentos contaminados con mi-

Unos y otros Los hongos “del almacenamiento” son relativamente más controlables que los hongos “del campo”. Estos últimos son generalmente del género Fusarium, mientras que los primeros pertenecen a los géneros Aspergillus y Penicillium. Cabe destacar que los hongos del género Aspergillus producen aflatoxinas, que son micotoxinas muy peligrosas, porque tienen poder contaminante incluso en muy bajas concentraciones, y porque en muchos casos el tipo de daño que causan es irreversible. El problema no termina ahí. Además, las aflatoxinas se pueden acumular en productos animales y continuar contaminando la cadena alimentaria de los mismos (leche, carne, huevos).

No más que esto Micotoxina

Efecto

Aflatoxinas

Disminución de la performance animal y el estado general de salud, residuos en leche. Menor consumo de alimento, menor producción de leche, recuento elevado de células somáticas, reducción de la eficiencia reproductiva. Modificaciones en el nivel de estrógeno, aborto (dosis altas), reducción del consumo de alimentos, disminución en la producción de leche, vaginitis, secreción vaginal, menor performance reproductiva. Rechazo del alimento, pérdidas de producción. Gastroenteritis, hemorragias intestinales, muerte, disminución de la respuesta inmunológica en terneros.

DON (Vomitoxina) Zearalenona

Toxina T-2

10 • TAMBO

Límite máximo sugerido en la dieta 25 ppb 300 ppb

250 ppb

100 ppb


Regla de oro Ante cualquier duda, haga analizar los alimentos. La información emergente de dicho análisis le permitirá poner en marcha las medidas más adecuadas para la solución de este problema. Cuanto antes se mueva más tolerables serán las pérdidas, si bien lo ideal es tomar las precauciones para vedar el acceso de estos formidables enemigos a lo que comen sus vacas.

Así, en sus distintas variantes (B1, B2, G1, G2, M1) pueden encontrarse en la leche como resultado del consumo por parte de las vacas de alimentos contaminados. Se refiere, por ejemplo, a heno realizado con pasturas con ataque de hongos, fardos mal conservados que favorecen el crecimiento de hongos en el almacenaje, espigas y panojas de cultivos con ataque de hongos los cuales se utilizan para ensilaje de planta entera o de grano húmedo, ensilajes mal conservados y alimentos comprados (harinas de granos y cereales) que estén contaminados con micotoxinas o que se contaminen en el propio tambo por mal almacenamiento. En la vereda opuesta, las micotoxinas derivadas de hongos “del campo” resultan nocivas para la producción, pero generalmente tienen muy baja tasa de metabolización y de aparición en los productos derivados de animales alimentados con materiales contaminados. Entre los tipos más frecuentes y perjudiciales se encuen-

tran la zearalenona y los tricotecenos (toxina T-2, diacetoxiscipernol o DAS y el deoxinivalenol o DON). En el cuadro de página 10 se observan las micotoxinas más habituales en nuestro medio, los efectos que producen en las vacas lecheras y los límites de aceptación para cada una en la dieta. Gaggiotti destaca que estos umbrales están recomendados para micotoxinas individualmente, pero se debe tener en cuenta cuando actúan de forma conjunta, los efectos dañinos aumentan.

En guardia Las medidas recomendadas por la especialista del INTA para prevenir la contaminación por micotoxinas son: ● Utilizar productos antifúngicos. ● Mantener las condiciones apropiadas durante el procesamiento de los forrajes. ● Almacenar adecuadamente los alimentos. Cuando la contaminación ya existe, una práctica que puede ayudar a disminuir el riesgo consiste en mezclar alimentos de diferentes partidas (con baja contaminación o con ingredientes no contaminados). Sin embargo, la opción más válida para disminuir y prevenir el problema, tanto en ganado lechero como de carne, es la utilización de las sustancias denominadas secuestrantes o absorbentes de toxinas. Estos productos, que se utilizan normalmente en las raciones de cerdos y aves, están disponibles en el mercado, y existen fórmulas muy eficaces para una amplia gama de micotoxinas.


Noticias Megajugador En cuatro meses estarán funcionando las nuevas plantas que adquirió Schreiber Foods en San José, Uruguay, para producir quesos. Los objetivos de la compañía –una de las más grandes del mundo– son emplear unas 100 personas e industrializar 450.000 litros de leche diarios. Los ejecutivos de la estadounidense avisaron que el 98% del producido en la otra orilla tendrá como destino la exportación. Schreiber Foods tiene su sede en Green Bay y factura anualmente unos u$s 4.000 millones.

Confirmado Finalmente Chile eliminó el impuesto adicional del 15% que estaba cobrándose a los lácteos de la Argentina y Uruguay de forma provisoria desde octubre último. Claro, esta decisión no contó con la aprobación de los productores trasandinos. “Lamentamos que la medida no se haya prorrogado. La Federación Nacional de Productores de Leche de Chile (Fedeleche) envió a la Comisión de Distorsiones de Precios todos los antecedentes y pruebas que demostraban la conveniencia de seguir cobrando este impuesto. Aunque fue adoptado de manera tardía valorizábamos su influencia sobre lo que percibe el productor chileno”, afirmó Dieter Konow, presidente de Fedeleche. El directivo volvió a acusar a la Argentina y Uruguay de “mantener sus programas de subsidios a pesar de que los precios internacionales han mejorado”.

Ojos rasgados La neocelandesa Fonterra, dueña del comercio mundial de lácteos, planea invertir en nuevos establecimientos de campo en China, para aumentar su oferta de leche fresca en medio de una demanda sostenida. La empresa espera concretar sus inversiones con el concurso de socios locales y completar arrendamientos de largo plazo hacia mitad de año. Así, Fonterra vuelve a dar un nuevo giro a sus negocios en el coloso asiático, que comenzaron en 2007 y tuvieron un duro traspié con el affaire de la leche contaminada en 2008. Tangshan, el primer campo de la neocelandesa en China, se inició con 3.000 vacas traídas desde Oceanía y hoy cuenta con casi 6.000.

Stand by Al cierre de esta edición los precios de exportación de los productos lácteos mostraban retrocesos en sus cotizaciones, como confirmando que el envión alcista de los últimos meses entrará en una meseta durante el primer trimestre de 2010. En Oceanía la leche en polvo descremada presentó la baja más importante con una quita de casi el 7%, mientras que en Europa Occidental declinaban, además, los precios de la leche en polvo entera y la manteca ante una presión de demanda poco convincente.

12 • TAMBO

El mismo tema La crisis del sector lechero durante el año pasado llevó a la Comisión Europea a crear grupos de trabajo específicos para analizar las causas del problema y las medidas que pueden implementarse. La primera conclusión a la que arribaron es que es imposible evitar la volatilidad de los mercados; como máximo se puede intentar minimizar sus efectos mediante redes de seguridad y compras de intervención. La segunda comprobación es que la cadena no es igual de cabo a rabo, y que los productores constituyen el eslabón más débil, con poca o ninguna capacidad de negociación, situación que se da dentro y fuera de la Unión Europea. Entre las ideas que se lanzaron para atacar este problema se citan la posibilidad de formalizar acuerdos interprofesionales en los que se puedan utilizar los mecanismos de indexación y de gestión de mercados, como el almacenamiento privado, la intervención, y las organizaciones de productores para gerenciar la oferta.

Recuperación En enero de 2010 la Argentina exportó 15.187 toneladas de leche en polvo a granel a un valor medio de u$s/tn 3.302, versus un volumen de 7.946 toneladas en diciembre de 2009. El precio promedio en este último mes había sido de u$s/tn 3.223, mientras que en agosto del mismo año este parámetro se ubicaba en u$s/tn 2.306, lo cual marca un incremento del 43% en cinco meses. Los principales compradores del producto nacional en el primer mes de 2010 fueron Venezuela (53% del total), Brasil (11,1%), Argelia (9,1%) y Nigeria (5,1%).


DISPONIBILIDAD FORRAJERA

Con precisión quirúrgica Los sensores activos miden la cantidad de luz reflejada/absorbida por las pasturas con ventajas sobre sus pares remotos. Permiten detectar y cuantificar sitios georreferenciados de mayor o menor productividad con independencia del momento del día y llevar adelante un manejo diferenciado del pastoreo o la fertilización.

No es nada novedoso afirmar que el manejo eficiente del recurso más accesible en términos de costos –el pasto– es clave en los resultados del tambo. Independientemente de las opciones que elija cada productor, conocer en todo momento la cantidad y la calidad de la materia verde disponible es fundamental para direccionar la toma de decisiones en el camino correcto. En los últimos años se ha echado mano a la evaluación de productividad mediante sensores remotos, tanto en agricultura como en ganadería, de modo de planificar un manejo diferenciado de insumos o estimar el rendimiento de cultivos y pasturas. Estas herramientas incluyen imágenes satelitales, fotografías aéreas, sensores activos y pasivos. Trabajos realizados en nuestro país utilizando imágenes satelitales (Modis) han permitido estimar variaciones intranuales e interanuales de productividad forrajera, de forma mensual, por lote y en grandes extensiones. Dentro de las limitantes que presenta esta tecnología, figuran el nivel de definición de la imagen satelital (relativamente baja resolución espacial), la interferencia debido a la presencia de nubes, la periodicidad y la complejidad en su composición. Particularmente, en

Señas particulares La cantidad de luz que un cultivo refleja, absorbe o transmite depende del verdor de las hojas y del número de hojas que intercepta esa radiación incidente. Medir la luz que un cultivo refleja en el espectro visible (400-700 nm) resulta un buen indicador del contenido de clorofila de las hojas, mientras que medir la reflectancia en el infrarrojo cercano (700-1.400 nm) da una idea de la cobertura del suelo. La combinación de reflectancia en estas fracciones del espectro, por ejemplo el índice verde normalizado (NDVI), es un buen estimador de biomasa. El sensor utilizado en este trabajo, el Crop Circle, emite un haz de luz en el espectro visible (AMBAR~590 nm) y en el infrarrojo cercano (NIR~880 nm). Estos equipos son portátiles y livianos, y permiten censar grandes extensiones, así como georreferenciar de manera eficiente y rápida cada dato tomado por el sensor, y con una resolución espacial muy alta, ya que cada lectura grabada (5 por segundo) es el promedio de 4.000 mediciones.

14 • TAMBO

planteos ganaderos intensivos la periodicidad de las imágenes y la baja resolución limitan la adopción de esta herramienta.

Otra historia En este contexto, María Susana Grigera, María Eugenia del Puerto y Luis Peluffo llevaron adelante un trabajo tendiente a estimar la cantidad de materia seca disponible en dos pasturas consociadas (alfalfa y raigrás) utilizando el sensor activo Crop Circle (Holland Scientific). Éste también mide la luz reflejada/absorbida por el cultivo pero, a diferencia de los sensores remotos, emite su propia fuente de luz, lo que independiza la medición de la cantidad y la calidad de luz del momento del día en que se realiza la misma o del nivel de nubosidad existente. Grigera, Del Puerto y Peluffo concluyeron que el mapeo de cultivos y pasturas posibilitó visualizar y cuantificar (área y volumen) sitios georreferenciados de mayor o menor productividad y llevar adelante un manejo diferenciado del pastoreo o de la fertilización de esa parcela. La curva ajustada entre materia seca e índice verde permitió asimismo estimar la biomasa disponible en una de las parcelas con esta composición forrajera. Este índice de vegetación (calculado sobre la base de imágenes satelitales, fotografías aéreas y sensores remotos activos y pasivos) es utilizado, a menudo, como un buen indicador de la variabilidad temporal y espacial de la estructura y densidad de cultivos y pasturas. Conviene mencionar que la relación entre índice verde y materia seca tiende a saturarse con valores mayores a 4.000 kg/ha o con un índice de área foliar superior a 2. Por lo tanto, si bien en este trabajo se estableció una relación lineal entre índice verde y materia seca, ello se debe, en parte, a los bajos valores de materia seca producidos a raíz de la seca. Si las condiciones de producción fueran mejores, debería ajustarse una nueva curva o incluso utilizar otro índice de vegetación.

La experiencia Las mediciones de Peluffo, Grigera y Del Puerto fueron realizadas en Pergamino, provincia de Buenos Aires, en Tambo Fundación, de Maru y Luis Peluffo, miembros del CREA Castelar, sobre dos praderas implantadas con alfalfa y festuca en 2007 (pastura vieja y pastura vieja crecida), y una tercera implantada en 2009 (pastura nueva). Ellas fueron subdivididas en tres bloques compuestos de ocho parcelas cada uno. Se midió la reflectancia en cada parcela con el sensor Crop


cada medición, con una temperatura base de 5 ºC, como: TT = [(Tmax + T min)/2] - Tbase.

Comprobado

Circle, a una altura de 90-100 centímetros desde el canopeo. Asimismo se calculó el índice verde normalizado (NDVI) como: (NIR - AMBAR) / (NIR + AMBAR). Al cabo de cada medición, se cosechó biomasa vegetal (dejando 3 cm) con un aro de 0,25 m2. La biomasa cortada en cada círculo fue pesada y secada, para estimar materia seca por hectárea. En junio se mapeó la pastura vieja y, utilizando el algoritmo generado en este trabajo, se estimó materia seca para esa parcela. Los datos climáticos fueron tomados de la EEA INTA Pergamino, distante 30 kilómetros en línea recta del campo. A partir de esta información, se calculó el tiempo térmico para

Se observó una relación lineal y directa entre el dato medido con el equipo mencionado y la biomasa cosechada en cada pastura. Es decir, las pasturas implantadas en 2007 y 2009 tuvieron un ajuste similar entre el dato del equipo y la materia seca realmente producida. Las pendientes de ambas rectas no difirieron significativamente, por lo que se generó una curva de ajuste única. A la hora de realizar la primera medición y el corte, se observó que el perfil estaba cercano al punto de marchitez permanente. Esto se debió, en parte, al déficit de precipitaciones durante la segunda mitad de 2008 y parte de 2009, y, por otro lado, a que las temperaturas fueron elevadas durante ese período. El perfil del suelo en enero de 2009 tenía entre un 0 y un 10% de agua útil, y no se observaron precipitaciones de magnitud suficiente para saldar el déficit durante el resto del año. Pese a la gran sequía, se analizó la relación entre el tiempo térmico y la producción de materia seca, y se generó una ecuación lineal con una alta correlación –Materia seca (kg/ha) = 3.6868 * TT + 120.35 r2 = 0.928)–. En condiciones de mayor disponibilidad de agua en el suelo, seguramente la pendiente de esta ecuación sería más pronunciada. Fuente: Aacrea


Tambo Nº 36 - Marzo 2010  

Tambo - Marzo 2010

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you