Page 1

Suplemento de El Diario NTR

Domingo 12 de Septiembre de 2010 Coordinación: Kutzi Henández

Año 1

Edición: Montserrat Rodríguez

Número 40 Diseño: Andrés Carrillo Castillo

¿Obsesionada por tu dieta? ¡Aguas!

Cómo lograr una autoridad positiva

La vida leve

Cómo se hacen

los c s en nogada h i le


2

NTR

Domingo 12 de Septiembre de 2010

Sazones de tradición Chiles en nogada 12 porciones Tiempo de preparación: 1 hora 30 minutos. Grado de dificultad: media Para los chiles: 3 cucharadas de aceite de maíz 2 dientes de ajo sin piel finamente picados 1 cebolla finamente picada 1 taza de carne de cerdo finamente picada 1 taza de carne de res finamente picada 1 taza de puré de tomate (de preferencia natural) 1/4 taza de pasas 1/4 taza de almendras sin piel picadas 2 piezas de acitrón picadas 2 duraznos cortados en cubitos 2 manzanas golden cortadas en cubitos 2 peras cortadas en cubitos 1 plátano macho maduro cortado en cubitos Sal y pimienta negra molida (en cantidad al gusto) 12 chiles poblanos asados, sin piel y desvenados Para el capeado: 4 huevos (separadas claras y yemas) 1 cucharada de harina 1 taza de aceite de maíz

Para la nogada:

100 nueces de castilla frescas (remojar desde un día antes para quitarles la piel) 1/2 litro de leche 1/2 taza de queso de cabra (puede sustituirse por queso crema) 1 copita de oporto (jerez)

Para decorar:

1 granada limpia Perejil chino picado (en cantidad al gusto)

Preparación: En una sartén con el aceite caliente, freír el ajo y la cebolla. Luego, agregar las carnes. Cuando ya esté bien dorada, incorporar el puré, las pasas, las almendras y el acitrón. Después, añadir el durazno, la manzana y la pera. Una vez cocido todo esto, poner el plátano macho. Es importante seguir ese orden para evitar que se sobrecuezan. Sazonar con sal y pimienta. Retirar del fuego cuando haya espesado y reservar tapado para que repose en su vapor. Una vez algo frío el relleno (se acostumbra hacerlo un día antes para que tome sabor), rellenar los chiles previamente abiertos por un costado. Reservar. Para el capeado, en un tazón batir las claras a punto de nieve y luego mezclar bien con las yemas usando una espátula. Pasar los chiles por un poco de harina y enseguida por el huevo. Introducir en una sartén con el aceite bien caliente para que se doren por todos lados. Escurrir el exceso de aceite colocándolos sobre papel absorbente de cocina. Reservar hasta servir. Para la nogada, en un tazón chico remojar las nueces, ya sin piel, en la leche por unas dos horas para que se suavicen. Después, licuar junto con el lácteo, el queso y el oporto. Para servir, bañar el chile, ya frío, con la nogada y decorar con granos de granada y perejil. Nota: La nogada es muy delicada, por eso se recomienda sólo cocinar la que se va a consumir de inmediato, ya que aun dentro del refrigerador se puede cortar. Receta proporcionada y elaborada por Érika Zambrano Iannilli, chef de los restaurantes Madre Oaxaca y Iannilli.


NTR

Ortorexia: agria obsesión Muchos lo ven como una virtud o un logro de la fuerza de voluntad, otros como un fenómeno de la alimentación o una condición poco saludable que cada día gana más adeptos alrededor del mundo.

Veamos de qué se trata Jessica Castañeda Agencia Reforma

E

l término fue creado en 1996 por el médico estadounidense Steven Bratman. La palabra ortorexia proviene del griego orthos (justo o recto) y exia (apetito), por lo que podría definirse etimológicamente como “apetito correcto”. La ortorexia es una obsesión por una dieta pura y perfecta que interfiere con la vida de las personas, define Eva María Trujillo, directora médica de Comenzar de Nuevo, la fundación que orienta y trata a jóvenes con trastornos de la alimentación.

Luz y sombra

Entre una persona que cuida su alimentación y otra que sufre ortorexia existe una línea divisoria marcada por el nivel de preo cupación por los alimentos que se consumen y la calidad de sus dietas. Estos son aspectos positivos y negativos que hacen la diferencia.

POSITIVO Preocuparse por comer sano. Esto es perfectamente normal y comprensible, incluso es conveniente para el buen funcionamiento del organismo, porque previene algunas enfermedades.

NEGATIVO El problema surge cuando el fin de alimentarse sano se convierte en una auténtica obsesión crónica que afecta el desarrollo personal y la interacción con los demás. POSITIVO Tener una dieta equilibrada, balanceada y suficiente.

NEGATIVO Rechazar alimentos por con-

siderarlos “malos” y provocarse un déficit nutricional. Muchos ortoréxicos se olvidan de incluir en sus dietas carnes o grasas. De esta forma los niveles de equilibro del cuerpo de desploman, se pierde hierro, proteínas y en la mayoría de los casos se empieza por sufrir una fuerte anemia que es el desencadenante de enfermedades.

POSITIVO Cuidar la alimentación porque ésta otorga nutrientes necesarios para el buen desarrollo físico y mental.

NEGATIVO Exa-

gerar en una disciplina malentendida que degenera en alimentación deficiente por considerar que así se protegen de todos los males y suman años de vida.

POSITIVO

Disfrutar de una comida sana.

NEGATIVO Sufrir en la mesa por seguir

una dieta caprichosa. Especialistas en trastornos de la alimentación afirman que, al igual que la anorexia y la bulimia, la ortorexia es una forma inadecuada de manejar la angustia.

Domingo 12 de Septiembre de 2010

3


4

Domingo 12 de Septiembre de 2010

Cómo lograr

NTR

una autoridad positiva ROSA DE SANTIAGO| NTR

T

ener autoridad, es básico para la educación de nuestro hijo. Debemos marcar límites y objetivos claros que le permitan diferenciar qué está bien y qué está mal, pero uno de los errores más frecuentes de padres y madres es excederse en la tolerancia. Y entonces empiezan los problemas. Hay que llegar a un equilibrio, ¿cómo conseguirlo para tener autoridad? Actuaciones paternas y maternas, a veces llenas de buena voluntad, minan la propia autoridad y hacen que los niños primero y los adolescentes después no tengan un desarrollo equilibrado y feliz con la consiguiente angustia para los padres. El padre o la madre que primero reconoce no saber qué hacer ante las conductas disruptivas de su pequeño y que, después, siente que ha perdido a su hijo adolescente, no puede disfrutar de una buena calidad de vida, por muy bien que le vaya económica, laboral y socialmente, porque ha fracasado en el “negocio” más importante: la educación de sus hijos.

Evite errores

Estos son los principales errores que, con más frecuencia, debilitan y disminuyen la autoridad de los padres: La permisividad Es imposible educar sin intervenir. El niño, cuando nace, no tiene conciencia de lo que es bueno ni de lo que es malo. No sabe si se puede rayar en las paredes o no. Los adultos somos los que hemos de decirle lo que está bien o lo que está mal. El dejar que se ponga de pie encima del sofá porque es pequeño, por miedo a frustrarlo o por comodidad es el principio de una mala educación. Un hijo que

hace “fechorías” y su padre no le corrige, piensa que es porque su padre ni lo estima ni lo valora. Los niños necesitan referentes y límites para crecer seguros y felices.

Ceder después de decir no

Una vez que usted se ha decidido a actuar, la primera regla de oro a respetar es la del no. El no es innegociable. Nunca se puede negociar el no, cambiar de opinión es el error más frecuente y que más daño hace a los niños. Cuando esté dispuesto (a) a negarle algo a su hijo, piénselo bien, porque no hay marcha atrás. Si le ha dicho a su hijo que hoy no verá la televisión, porque ayer estuvo más tiempo del que debía y no hizo los deberes, su hijo no puede ver la televisión aunque le pida de rodillas y por favor, con cara suplicante, llena de pena, otra oportunidad. En cambio, el sí, sí se puede negociar. Si piensa que el niño puede ver la televisión esa tarde, negocie con él qué programa y cuanto rato.

El autoritarismo

Es el otro extremo del mismo palo que la permisividad. Es intentar que el niño/a haga todo lo que el padre quiere anulándole su personalidad. El autoritarismo sólo persigue la obediencia por la obediencia. Su objetivo no es una persona equilibrada y con capacidad de autodominio, sino hacer una persona sumisa, esclavo sin iniciativa, que haga todo lo que dice el adulto. Es tan negativo para la educación como la permisividad.


NTR

Domingo 12 de Septiembre de 2010

Falta de coherencia

Ya hemos dicho que los niños han de tener referentes y límites estables. Las reacciones del padre/madre han de ser siempre dentro de una misma línea ante los mismos hechos. Nuestro estado de ánimo ha de influir lo menos posible en la importancia que se da a los hechos. Si hoy está mal rayar en la pared, mañana, también. Igualmente es fundamental la coherencia entre el padre y la madre. Si el padre le dice a su hijo que se ha de comer con los cubiertos, la madre le ha de apoyar, y viceversa. No debe caer en la trampa de: “Déjalo que coma como quiera, lo importante es que coma”.

Gritar. Perder los estribos

A veces es difícil no perderlos. De hecho todo educador sincero reconoce haberlos perdido alguna vez en mayor o menor medida. Perder los estribos supone un abuso de la fuerza que conlleva una humillación y un deterioro de la autoestima para el niño. Además, a todo se acostumbra uno. El

niño también a los gritos a los que cada vez hace menos caso. Al final, para que el niño hiciera caso, habría que gritar tanto que ninguna garganta humana está concebida para alcanzar la potencia de grito necesaria para que el niño reaccione. Gritar conlleva un gran peligro inherente. Cuando los gritos no dan resultado, la ira del adulto puede pasar fácilmente al insulto, la humillación e incluso los malos tratos psíquicos y físicos, lo cual es muy grave. Nunca debemos llegar a este extremo. Si los padres se sienten desbordados, deben pedir ayuda: tutores, psicólogos, escuelas de padres, etc.

Mejora la situación

A un niño no le sirve de nada escuchar “sé bueno”, “pórtate bien” o “come bien”. Estas instrucciones generales no le dicen nada. Lo mejor es darle con cariño instrucciones concretas, por ejemplo, cómo se coge el tenedor y el cuchillo, las primeras veces que las pone en práctica, necesita atención y apoyo mediante ayudas verbales y físicas, si es nece-

5

sario. Son cosas nuevas para él y requiere un tiempo y una práctica guiada. Valora siempre sus intentos y sus esfuerzos por mejorar, resaltando lo que hace bien y pasando por alto lo que hace mal. Pensemos que lo que le sale mal no es por fastidiarnos, sino porque está en proceso de aprendizaje. Al niño, como al adulto, le encanta tener éxito y que se lo reconozcan.

Reconoce tus propios errores

Nadie es perfecto, los padres tampoco. El reconocimiento de un error por parte de los padres da seguridad y tranquilidad al niño/a y le anima a tomar decisiones aunque se pueda equivocar, porque los errores no son fracasos, sino equivocaciones que nos dicen lo que debemos evitar. Los errores enseñan cuando hay espíritu de superación en la familia.


6

NTR

Domingo 12 de Septiembre de 2010

Detectan claves de parejas felices Andrea Menchaca Agencia Reforma

S

i volvieras a nacer y pudieras rehacer tu relación de pareja, ¿te casarías con la misma persona? Hay parejas que han vivido juntos por más de 20 ó 30 años, y que con toda la seguridad contestarían “sí”. Pero, ¿qué es lo que han hecho estas parejas para sentirse así?, fue lo que se preguntó la psicóloga Luz de Lourdes Eguiluz Romo, profesora e investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, al hacer su doctorado en Investigación Psicológica.

Desde hace 33 años Óscar Franco, rotulador de invitaciones de boda por afición, entrega a los futuros esposos que van a su negocio una hoja que tiene como título: “Un consejo simple para un matrimonio estable”. “La clave de la solidez de una matrimonio es no ofenderse”, señala Óscar, de 66 años de edad, refiriéndose al texto. “Las ofensas pueden ser de cuatro tipos: infidelidad, faltas de respeto, golpes y hablar mal de la familia de la pareja”. Tras cuatro décadas juntos, dicen, siguen celebrando con flores cada aniversario y ya hasta se adivinan el pensamiento.

Resolver las diferencias Eguiluz Romo realizó una investigación cualitativa para identificar los elementos de la pareja que mantienen la unión y la satisfacción conyugal. “Si a ti te gusta comer carne y a mí me gusta comer verduras, ¿cómo hacemos para que el comer carne no te cause problemas?”, ejemplificó la autora del libro Dinámica de la Familia. “A lo mejor una vez vamos a un restaurante y otra vez vamos a otro, dándote gusto a ti una vez y dándome gusto a mí otra vez”. En este punto coinciden los médicos Jorge Moreno y Lily Gracia, con 24 años de casados y 19 años de trabajar juntos en su consultorio de dermatología. “Siempre buscamos una solución que nos mantuviera juntos y no soluciones que nos llevaran a separarnos”, cuenta Jorge. “Inicialmente era explotar, cuando estábamos chavos. Ya calmados era el racionamiento del problema y buscar una solución que nos empatara a los dos”.

Llegar a acuerdos

Otros de los aspectos principales que encontró la psicóloga fue que estas parejas saben llegar a acuerdos y saben cuándo pueden hacer que las cosas cambien y cuándo no. “¿Qué es lo que hace la relación? Tú cambias y él cambia. En este cambiar los dos se van acoplando para hacer una mejor relación”, explica. “Cuando son cosas sencillas se puede conciliar, pero hay cosas que son de personalidad o de base que son difíciles de cambiar”, señala. “Tienes que saber cuándo conviene seguir insistiendo para que las cosas sean como yo quiero o cuándo debo darle la vuelta a la hoja y decir: ‘no más’ y me acostumbro a vivir con él”. Mientras Óscar habla sobre cómo es diferente a su esposa, confiesa que él solía ser desordenado. Blanca, con una sonrisa, dice que eso no se le ha quitado del todo. Por su forma de reaccionar, ése ya no es un problema para ellos sino que más bien lo toman con humor.


NTR

Domingo 12 de Septiembre de 2010

7

Perdonar

Para estas parejas el perdón también es muy importante. “A veces resulta muy difícil perdonar porque se piensa que el perdón es igual que el olvido y son dos cosas muy distintas”, señala la investigadora Eguiluz Romo. No conviene olvidar, advierte, porque si se olvida una ofensa grave hay más probabilidades de que vuelva a ocurrir. Compartir actividades La investigadora destaca que las buenas parejas disfrutan de su relación teniendo actividades compartidas que ambos disfrutan y además, acostumbran a reírse juntos. Lily y Jorge, de 50 años de edad y con tres hijos, comentan que desde que se casaron tienen la costumbre de salir solos una vez a la semana.

Valores compartidos

Antes de llegar al primer día de casados, la pareja debió elegir con quién tener una relación de noviazgo y desde ese momento ya hay elementos que impactarán en su relación. El profesor de la Escuela de Medicina del Tecnológico de Monterrey dice que en general la pareja que tiene una relación satisfactoria es de la misma clase social y grado de educación. “Comparten una serie de valores que por convencionales no quiere decir que estén mal, simplemente los comparten o tienen el mismo tipo de aspiraciones desde el punto de vista social”, explica. Estar desnivelados en su nivel de educación, añade, va a generar conflictos de poder y de complementariedad, que a la larga producen resentimiento. Un elemento importante, aunque cada vez menos, es la religión. “La gente que comparte creencias religiosas es más fácil que embone, esto no tanto porque tú seas católica y yo protestante, sino porque tu familia lo es y tiene una serie de valores y mi familia es católica y tiene una serie de valores”, señala Zumaya.

El atractivo entre ambos

Y aunque parezca frívolo, también lo es el grado de atractivo físico. “No tanto el real, sino cómo se siente cada uno de ellos en el sentido de ser más o menos atractivo que su pareja”, explica el también profesor de la UNAM y de la Universidad Iberoamericana. “Yo reconozco que mi esposa es muchísimo más bonita que yo, pero yo me siento atractivo porque ella me escogió, pero hay gente que no lo vive así”. ¿Y la sexualidad?, si bien es muy importante, no es primordial. “El llevarse bien sexualmente es como la culminación de la buena comunicación”, explica Eguiluz Romo, también maestra fundadora de la maestría en Terapia Familiar Sistémica en la UNAM.

El equilibrio de poder

Finalmente, entre los factores también está el establecimiento de los límites y el equilibrio del poder. “La pareja tiene que negociar, una cosa muy complicada al principio de la relación, límites suficientemente porosos para que algunas cosas entren, pero no tan porosos para que todo entre”, advierte. Por ejemplo, hay que cuidar qué tanto influye la familia de origen, los suegros, los cuñados, los amigos, el trabajo y las aficiones. ““Decía un maestro mío, en plan de broma, que uno pasa del enamoramiento a un proceso amoroso y ese proceso toma más o menos 30 años”, cuenta Zumaya. “Uno realmente ama a la persona con la que comparte su vida por ahí del año 30, cuando tienes 50 y tantos. Eso es real”.

Por: Samantha

Mi hijo no supera la muerte de mi madre Hace un mes que falleció mi mamá, y en este tiempo he notado que a mi hijo, de 12 años de edad, le ha sido difícil superar la pérdida. Yo soy madre soltera, por lo cual mi mamá vivía conmigo y con mi hijo; ella siempre lo cuidó mientras yo estaba trabajando y por esta razón él estaba muy apegado a ella. Desde que mi mamá murió, mi hijo está más rebelde, en las noches llora y a veces ni siquiera quiere salir de la casa, se la pasa encerrado y sin hacer nada. Yo ya no se qué hacer, no sé cómo hablar de esto con él, quisiera ayudarlo a superar la pérdida, pero a la vez, yo también me siento mal; aun no supero la muerte de mi mamá. ¿Qué puedo hacer?

Carmen.

Querida amiga:

Superar la muerte de un ser querido requiere de un duelo al que debemos darle el tiempo necesario para poder pasar por todas sus etapas, lo importante es que te des permiso para estar mal, necesitada y vulnerable, tú puedes llegar a creer que es mejor no sentir

dolor, que evitándolo ayudarás a tu hijo, pero en realidad, el momento para llorar y sentir la pérdida es ahora. Es comprensible que tu hijo esté pasando por un momento difícil, ya que para él, su abuela era también su madre, era quien lo cuidaba cuando tú no estabas, y era la persona a la que podía acudir cada vez que necesitaba algo. Entonces en este momento puede sentirse perdido o incluso enojado por no comprender porqué esa compañía que para él era segura, ahora ya no está. Lo que te recomiendo es que trates de comprender su dolor, dale tiempo para sanar, habla con él, pero sin intentar cambiar sus sentimientos, permítele desahogarse, permítele llorar, incluso permítele reprochar y descargar el coraje que puede estar sintiendo. Hazle saber que puede contar contigo, y que estás dispuesta a escuchar cada vez que él necesite consuelo. Si a pesar de todo, tu hijo sigue teniendo el mismo pesar, te aconsejo que acudan a una terapia familiar o tanatológica que les ayude a superar el duelo.

Ánimo y suerte.

Envía tus preguntas a:

suplementos@ntrmedios.com


8

NTR

Domingo 12 de Septiembre de 2010

Perejil siempre fresco

Impermeabilizar parabrisas

U

no de los problemas que se generan al manejar es que la niebla empaña el parabrisas, impidiendo ver con claridad. Para evitarlo, frote el cristal con media papa cruda. Verá cómo con este sencillo truco lo impermeabiliza y logra manejar sin dificultad.

L

ave con cuidado un ramillete de perejil, séquelo entre dos servilletas descartables y envuélvalo en papel de aluminio formando un paquetito compacto bien cerrado. Luego guárdelo en el refrigerador. Cuando lo precise, corte una porción y vuelva a colocar el resto en la heladera de inmediato para evitar que se eche a perder.

Evite los malos olores

Sombras en los ojos

D

ale a tus ojos el efecto que deseas de acuerdo con el tipo de sombras que utilizas. Los tonos perlados iluminan y amplían la zona de los ojos y crean un efecto frío y resplandeciente. Los colores mates crean un efecto uniforme. Los oscuros hunden el ojo y los claros lo destacan. Un toque de sombra perlada sobre una mate da un efecto más audaz.

S

i desea evitar que su microondas se impregne de malos olores, después de usarlo, caliente durante un minuto una taza con agua y unas gotas de jugo de limón.


Dulce Hogar  

Dulce Hogar de El Diario NTR

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you