Integridad Académica año 6 no. 12. Estrategias docentes para fomentar la integridad académica

Page 1

12 AÑO 6 / NÚM 12

Estrategias docentes para afrontar la ansiedad de los estudiantes ante los exámenes (pág. 06)

Recomendaciones sobre integridad académica al profesor universitario

Técnicas docentes para promover la integridad académica

(pág. 18)

(pág. 22)

ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12

CONSEJO EDITORIAL Rocío Mier y Terán Sierra y María del Carmen García Higuera, Universidad Panamericana campus Ciudad de México; Gonzalo Pizarro Puccio y Cecilia Arce Maillard, Pontificia Universidad Católica de Chile; Jean Gabriel Guerrero Dib, Adriana Lizeth Barberena Cerda y Elmi Salazar Báez, Universidad de Monterrey; María Alejandra Calderón Swain, Universidad Panamericana, campus Guadalajara; Isabel Barreneche Giraldo, Universidad EAFIT; Pablo Ayala Enríquez y Daniela Gallego Salazar María, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; Vanessa de Martínez, Universidad del Istmo y Stephanie Goldberg, Turnitin.

Edición Armando Alemán Juárez aalemanj@up.edu.mx Diseño Arturo E. Becerra Mariscal abecerra@up.edu.mx Centro de profesores Talent mx_talent@up.edu.mx https://talent.up.edu.mx Integridad Académica enero - junio 2022 / Año 6 / Número 12

2

Esta revista es un esfuerzo conjunto de la Universidad Panamericana en alianza con las siguientes universidades:

Universidad Panamericana Jerez 10 Col. Insurgentes Mixcoac 03920. Del. Benito Juárez, CDMX Créditos de recursos gráficos: Freepik.com Pexels.com commons.wikimedia.org

Revista de Integridad Académica © 2022 by Centros Culturales de México A.C. is licensed under CC BY-NC-ND 4.0 INTEGRIDAD ACADÉMICA, año 6, número 12, es una publicación semestral enero - junio 2022 editada por CENTROS CULTURALES DE MÉXICO, A.C. (propietaria de la Universidad Panamericana), con domicilio en calle Jerez No. 10 Col. Insurgentes Mixcoac, Delegación Benito Juárez, Ciudad de México, C.P. 03920, Tel. (55) 54 82 16 00. Editor responsable María del Carmen García Higuera, Reserva de Derechos al Uso Exclusivo 04-2017-121117154000-203, ISSN 2594-0236, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derechos de Autor. Responsable de la última actualización de éste Número, María del Carmen García Higuera. INTEGRIDAD ACADÉMICA. Copyright 2022© Todos los derechos reservados. El contenido de la presente publicación no puede ser reproducido, ni transmitido por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, ni registrado por ningún sistema de recuperación de información, en ninguna forma y por ningún medio, sin la previa autorización por escrito de CENTROS CULTURALES DE MÉXICO, A.C. CENTROS CULTURALES DE MÉXICO, A.C. no tendrá responsabilidad alguna por las lesiones y/o daños sobre personas o bienes que sean el resultado de presuntas declaraciones difamatorias, violaciones de derechos de propiedad intelectual, industrial o privacidad, ni responsabilidad por producto de negligencia. Tampoco asumirán responsabilidad alguna por la aplicación o utilización de los métodos, productos, instrucciones o ideas descritos en el presente material, seguir los consejos y/o recomendaciones, incluidos en ellos es responsabilidad de quien lo hace y de quien lo recomienda. Todas las ideas expresadas en los artículos incluidos en esta publicación, son de cada autor. CENTROS CULTURALES DE MÉXICO, A.C. y el comité editorial no asumen responsabilidad alguna sobre las ideas expresadas en los artículos publicados, toda vez que estos no necesariamente expresan la ideología, opinión ni la interpretación de CENTROS CULTURALES DE MÉXICO, A.C., de sus Directivos, empleados, ni del equipo que dirige esta publicación. Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización de CENTROS CULTURALES DE MÉXICO, A.C.

Agradecemos a nuestro patrocinador:


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA

EDITORIAL

D

e acuerdo con Bertram-Gallant (2008) y a partir de una perspectiva docente, es recomendable impulsar la integridad académica mediante un enfoque basado en la enseñanza y el aprendizaje. Desde esta aproximación, los esfuerzos de los profesores van encaminados a asegurarse de que los estudiantes estén aprendiendo, en lugar de intentar detener la deshonestidad académica solamente a través de castigos o de posibles consecuencias. Siguiendo a Bertram-Gallant (2017), algunas iniciativas docentes que van alineadas con el enfoque de enseñanza y aprendizaje, son: 1) Procurar en la clase un ambiente orientado al aprendizaje, 2) Mejorar la instrucción y 3) Aprovechar la acción deshonesta como un momento de enseñanza. Nos hemos inspirado en el enfoque anterior al elaborar este número de la Revista de Integridad Académica, en donde compartimos artículos y recursos que pueden ser de ayuda para que el profesor implemente estrategias que busquen formar a los estudiantes en honestidad, confianza, justicia, respeto, responsabilidad y valentía. Algunas de las estrategias más atinadas son aquellas que centran sus esfuerzos en reducir la ansiedad estudiantil y de esa forma promover la integridad académica. Esto es justo lo que defiende Daniela Guadarrama en el primer texto de este número, en donde presenta la prevalencia de la ansiedad estudiantil ante los exámenes, explica la influencia que puede tener la ansiedad en el rendimiento académico y comparte algunas estrategias para que el docente apoye al alumno durante los exámenes. En la sección Voces de la Integridad Académica, presentamos la experiencia de Luis Rodrigo, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, de la Universidad del Istmo en Guatemala, al enseñar metodología de la investigación. Luis Rodrigo comparte algunos de los aprendizajes y de los retos actuales de enseñar investigación a estudiantes universitarios, específicamente respecto a cómo enseñar y aprender investigación de manera ética. El Tec de Monterrey ha elaborado una infografía que incluye recomendaciones sobre cómo crear instrumentos de evaluación que contemplen directrices sobre integridad académica; por ejemplo, tener muy claro el objetivo y los elementos del instrumento, apoyarse de la tecnología y actualizar el instrumento cada semestre. La infografía también presenta algunos tips generales para el docente, como el ser muy claro sobre las consecuencias de un acto deshonesto, así como brindar retroalimentación continua. A continuación, Turnitin comparte una conversación con Roslyn Miller y Amanda Major, de la Universidad de Florida Central, sobre cómo diseñar evaluaciones remotas para apoyar la educación con integridad. Roslyn y Amanda mencionan algunos desafíos de la educación superior en los últimos años; por ejemplo, la incertidumbre en la educación remota. También comparten algunas recomendaciones al profesor, como modificar la naturaleza de las evaluaciones. Finalmente, explican el futuro de la evaluación, que será cada vez más flexible. Adriana Barberena hace un llamado a los docentes para que les recuerden a sus estudiantes la importancia de la integridad académica. Entre diversas recomendaciones, Adriana sugiere que los profesores pongan el ejemplo respecto a vivir con integridad, inspiren confianza, se actualicen constantemente y utilicen instrumentos de evaluación adecuados. Roberto Sosa, Director Académico de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Istmo, en Guatemala, comparte algunas recomendaciones para promover la integridad académica y lo hace desde su perspectiva como profesor de arquitectura. Roberto sugiere que el docente elabore actividades que inspiren a los estudiantes y que los impulsen a ser innovadores y creativos, al resolver problemas de diseño arquitectónico. Finalmente, se presenta el póster de Ángela María Jiménez, que fue seleccionado en el 9° Congreso de Integridad Académica de la UDEM, mediante una revisión de expertos en el tema de integridad académica. Ángela comparte una investigación en su institución educativa, en donde rastrea las acciones y acuerdos entre un profesor y sus estudiantes, durante varios años, como estrategia para reducir el plagio.

Armando Alemán Juárez

3


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12

CONTENIDO

06

ESTRATEGIAS DOCENTES PARA AFRONTAR LA ANSIEDAD DE LOS ESTUDIANTES ANTE LOS EXÁMENES

10

VOCES DE LA INTEGRIDAD ACADÉMICA: LA EXPERIENCIA DE UN PROFESOR DE ECONOMÍA AL ENSEÑAR INVESTIGACIÓN

18

RECOMENDACIONES SOBRE INTEGRIDAD ACADÉMICA AL PROFESOR UNIVERSITARIO

22

TÉCNICAS DOCENTES PARA PROMOVER LA INTEGRIDAD ACADÉMICA

La evaluación del aprendizaje para promover la integridad académica La evaluación del aprendizaje es un mecanismo complejo que busca comprobar el avance que cada estudiante tiene en su proceso formativo y no debe limitarse a la emisión de una calificación.

Estrategias para promover la integridad académica

4

Desde los instrumentos de evaluación

Desde las tácticas del docente

Definir qué se evalúa y con qué criterios e indicadores, así como ponderaciones.

Empoderar al estudiante para que se comprometa con su formación.

15

DISEÑA EVALUACIONES REMOTAS CON Dejar claro qué es una falta a la INTEGRIDAD Elevar la objetividad de la integridad en esa materia, tanto en

evaluación incorporando rúbricas con criterios claros.

Alinear el instrumento con la evidencia de aprendizaje, donde se aplican: conocimientos, desempeño, producto.

Acompañar el instrumento de evaluación con estrategias para evitar la deshonestidad, como el uso de software para prevenir plagio.

Incluir leyendas, dentro del instrumento, que comprometan a los alumnos a conducirse con integridad.

21

trabajos individuales como en equipo, y dar a conocer las consecuencias si se incurre en una falta a la integridad académica.

Promover que los estudiantes firmen un código de integridad.

Incorporar nuevas ediciones de sus instrumentos de evaluación en cada periodo.

En el caso de la educación en línea, realizar simulacros de los exámenes para garantizar que el alumno domina las plataformas tecnológicas.

LA EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE PARA Brindar retroalimentación PROMOVER LA INTEGRIDAD ACADÉMICA continua.

24 ABORDANDO LA INTEGRIDAD EN EL AULA


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA

Es mejor merecer honores y no tenerlos, que tenerlos y no merecerlos. –Mark Twain

5


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12

ESTRATEGIAS DOCENTES PARA AFRONTAR LA ANSIEDAD DE LOS ESTUDIANTES ANTE LOS EXÁMENES Daniela Guadarrama Tovar 0245832@up.edu.mx Estudiante de segundo semestre de la licenciatura en Pedagogía, en la Universidad Panamericana.

L 6

a ansiedad, que muchas veces se produce en los alumnos en época de exámenes, es un factor que puede impedirles alcanzar su máximo potencial académico (Onyeizogbo, 2010, citado por Álvarez et ál., 2012). En este texto busco presentar información sobre la ansiedad, como factor que afecta el rendimiento académico de los estudiantes en educación superior, así como algunas estrategias docentes para que los educandos afronten la ansiedad durante los exámenes. Este tipo de ansiedad se define como un grado excesivo de miedo y preocupación antes, durante o después de alguna prueba académica (Hall, 2005). A pesar de que los exámenes tienen una finalidad importante, que es la de poder evaluar el avance y el aprendizaje de cada uno de los alumnos, según Escalona y Miguel-Tobal (1996), la ansiedad durante época de evaluaciones no solo causa trastornos físicos, como dolores de cabeza, insomnio y náuseas, sino que también repercute negativamente en el rendimiento de la misma evaluación. Cuando los estudiantes piensan en los exámenes, generalmente predominan emociones negativas o incluso de preocupación y nerviosismo; y en estas emociones también pueden influir factores como la importancia de la prueba, el tiempo con el que se cuenta para hacerla y el nivel de preparación (Bausela-Herreras, 2005). Pero los efectos que puede tener la ansiedad en el rendimiento académico es algo tan notorio, que incluso en la investigación de

Bausela-Herreras (2005) se demuestra que la causa del fracaso escolar, en un gran porcentaje de alumnos, es debido a altos niveles de ansiedad que terminan por perjudicar el rendimiento ante los exámenes. Los docentes deben tener en cuenta el problema de la ansiedad en época de exámenes, para no solo buscar estrategias de afrontamiento, sino también para crear conciencia de que el problema afecta a muchos estudiantes universitarios. En este artículo se recomienda que el docente aborde el problema desde una perspectiva basada en la empatía. En este sentido, presentaré primero la prevalencia de la ansiedad ante los exámenes en estudiantes universitarios, ya que, de acuerdo con Escalona y Miguel-Tobal (1996), muchos de estos alumnos experimentan altos niveles de ansiedad durante las fechas de exámenes.


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA En seguida, explico la influencia que puede tener la ansiedad en el rendimiento académico. Finalmente, ofrezco algunas estrategias docentes que pueden ayudar para que los estudiantes afronten la ansiedad durante los exámenes.

En la literatura, no solo se ha demostrado la prevalencia de la ansiedad en los estudiantes, sino que también se ha investigado si existe alguna relación entre los niveles de ansiedad y el sexo del alumno, así como variables personales y académicas. En este sentido, se resaltan estudios como el de Álvarez et ál. (2012) y el de Rosário et ál. (2008), que demostraron PREVALENCIA DE LA ANSIEDAD que los niveles de ansiedad pueden ser más altos en ANTE LOS EXÁMENES EN los alumnos de semestres más avanzados. Si no se ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS trata la ansiedad desde que los alumnos ingresan a la universidad, existe una mayor probabilidad de que Existe una prevalencia de la ansiedad en estudian- esta vaya en aumento. El incremento de la ansiedad tes universitarios debido a factores relacionados con en los estudiantes es una de las razones por las la alta exigencia de algunas universidades; tales cuales es preponderante concientizar a las como la insuficiencia de tiempo para completar universidades acerca de esta problemática tareas, la sobrecarga de trabajo, el requerimiende la que muchos alumnos forman parte. to de cumplir con las expectativas de los docenÁlvarez et ál. (2013), encontraron tes, la competencia entre compañeros y, sobre también una relación entre la ansiedad todo, la presión de los exámenes (Díaz y Castro, ante los exámenes y el tiempo de estudio, 2020). donde los sujetos que estudian Si bien la universidad es un por mucho tiempo presentan Altos niveles de espacio que tiene, entre sus finalidauna ansiedad preocupante a ansiedad ante los des, lograr el aprendizaje, además de comparación de quienes lo haimpulsar el desarrollo personal y procen en menor tiempo y tienen exámenes puede fesional de los estudiantes (Casarini baja ansiedad. Según Lancha y y Flores, 2013); frecuentemente, uno reducir la eficiencia Carrasco (2003), una sobrecarga como docente puede olvidarse de lo en la memoria de los estudianen el aprendizaje, que implica alcanzar estos objetivos, tes interfiere con respuestas así como del esfuerzo y la dedicación dirigidas a la resoluporque disminuye cognitivas que el estudiante debe tener. Hay ción de la tarea asignada. Enque considerar también el estrés, los tonces, los estudiantes que se la atención, la nervios y las preocupaciones de los exigen más y dedican un mayor concentración alumnos que, si no son atendidas a tiempo al estudio, pueden sentiempo, pueden repercutir negativatirse más presionados debido a y la capacidad mente en su salud mental y en su renla sobrecarga de información, de retención, lo dimiento académico. que no solo hace que tengan En una investigación realimás preocupaciones por el reque resulta en un zada por Manchado-Porras y Hersultado del examen, sino que vías-Ortega (2021), estos dos autores estas mismas inquietudes son bajo rendimiento aplicaron dos pruebas psicométricas las causantes de la falta de conacadémico. a 201 estudiantes universitarios, en centración o las que les impiden donde el 25.9% reflejó un nivel bajo recordar las respuestas a la hora de ansiedad, el 45.3% un nivel medio y el 28.9% un de realizar la prueba. Si se permite que la ansiedad nivel alto. Aunque los niveles de ansiedad pueden va- vaya en aumento; en lugar de que los estudiantes riar, esta investigación muestra que “mayores niveles progresen, tendrán más preocupaciones antes y dude ansiedad ante los exámenes aparecen conectados rante cualquier prueba académica. con resultados académicos que revelan una menor calificación media” (p. 250). Además, es recomenda- LA INFLUENCIA DE LA ANSIEDAD ble hacer énfasis en que las instituciones educativas EN EL RENDIMIENTO ACADÉMICO deben considerar de igual importancia tanto el rendimiento de los estudiantes como su bienestar integral. Altos niveles de ansiedad ante los exámenes puede reducir la eficiencia en el aprendizaje, porque dismi-

7


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12

8

nuye la atención, la concentración y la capacidad de retención, lo que resulta en un bajo rendimiento académico (Jadue, 2001, citado por Ávila-Toscano et ál., 2011, p. 257). Ávila-Toscano et ál. (2011), afirman que, cuando el rendimiento disminuye, hay consecuencias negativas en las calificaciones y en la autoestima. Por esta razón, es recomendable que los docentes se aseguren no solo del desarrollo de capacidades y habilidades para los trabajos y las evaluaciones académicas, sino también de la valoración de la salud mental de cada estudiante, para poder lograr un aprendizaje más adecuado, el cual les permita obtener mejores resultados. Al realizar una valoración de la salud mental, se puede encaminar al estudiante para mejorar en el aspecto académico. Un estudio realizado por Gutiérrez (1996), citado por Álvarez et ál. (2013. p. 184), concluyó que, en muchos casos, las personas con altos niveles de ansiedad son capaces de lograr los mismos resultados que las personas con bajos niveles de ansiedad, sin embargo, la realización de la tarea requiere más esfuerzo y tiempo por parte del primer grupo. La ansiedad ante los exámenes no solo puede afectar el aspecto psicológico y emocional de los alumnos, sino también la vertiente fisiológica. De acuerdo con Bausela-Herreras (2005), la ansiedad puede presentarse antes, durante o después de un examen, y en el ámbito físico puede haber alteraciones en el sueño y en la alimentación, dolores de estómago y de cabeza. Si en muchos casos los estudiantes con ansiedad ni siquiera se encuentran dispuestos o aptos físicamente para realizar algún tipo de prueba, ¿cómo podría esperarse un rendimiento adecuado en las evaluaciones académicas? Lo alarmante es que estas manifestaciones de la ansiedad pueden pasar desapercibidas en muchos casos; por lo que, evidentemente, uno de los requisitos para la realización de un examen debería ser estar en buen estado de salud física y emocional para lograr el mejor desempeño académico.

Bausela-Herreras (2005) también comparte unos experimentos realizados en una institución educativa en Iowa, que demostraron que el rendimiento académico puede explicarse como la interacción entre el nivel de ansiedad, producido por el estudiante, y la complejidad de la tarea. Es decir, que el nivel de ansiedad afecta el rendimiento académico cuando se trata de evaluaciones más difíciles, pero facilita el rendimiento en las fáciles. Cuando los niveles de ansiedad son bajos, eso puede favorecer al estudiante para anticipar la situación de evaluación, prepararse adecuadamente y prevenir resultados negativos (Furlan et ál., 2014, citado por Manchado-Porras y Hervías-Ortega, 2021). En otras palabras, si se tiene el conocimiento de que la evaluación no será extremadamente difícil, es más probable que el nivel de ansiedad sea bajo; y si el nivel de ansiedad es bajo, probablemente tendrá una función favorecedora en el rendimiento académico.

ESTRATEGIAS DOCENTES PARA LA ANSIEDAD ANTE LOS EXÁMENES Muchos estudiantes universitarios presentan distintos niveles de ansiedad frente a los exámenes, de modo que la ansiedad es un tema preponderante en la agenda de la educación superior. Como se mencionó previamente, quizá la opción más adecuada para reducir la ansiedad y mejorar el rendimiento académico no es que el estudiante utilice recursos y tiempo extra para estudiar, pues estas acciones son las razones por las que muchos universitarios con buen desempeño tienen ansiedad (Gutiérrez-Calvo y García-González, 1999). La intención de disminuir la preocupación con más tiempo de estudio, puede hacer que el alumno se sienta más presionado debido a la sobrecarga de información y esto causa más preocupación a la hora de realizar la prueba, especialmente si se sabe que el grado de dificultad de la evaluación es alta. Por lo tanto, una solución viable no sería el aumento en el tiempo de estudio, sino contar con estrategias de estudio de mayor calidad. Álvarez et ál. (2013), proponen las siguientes


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA recomendaciones que el docente puede dar al estudiante, para afrontar la ansiedad de un examen:

REFERENCIAS Álvarez, J., Aguilar, J., Fernández, J. M. y Salguero, D. (2013). El estrés ante los exámenes en los estudiantes universitarios. Propuesta de intervención. International Journal of Developmental and Educational Psychology, 2(1), 179-187. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/3498/349852173008.pdf

1.

Adoptar hábitos saludables.

2.

Implementar buenas técnicas de estudio.

3.

Tener motivación.

4.

Realizar una preparación mental antes de la prueba.

Ávila-Toscano, J. H., González, S. L. H. P. D. P. y Polo, A. C. (2011). Relación entre ansiedad ante los exámenes, tipos de pruebas y rendimiento académico en estudiantes universitarios. Psicogente, 14(26), 255–268. Recuperado de https:// ebsco.up.elogim.com/login.aspx?direct=true&db=a9h&AN=87310198&lang=es&site=ehost-live

Es importante entender que cada estudiante debe seleccionar las estrategias que le sean más efectivas, en lugar de adaptarse a aquellas que sean las más utilizadas por los compañeros. Desde la perspectiva docente, se recomienda un cambio respecto a la creación de las evaluaciones; es decir, que los educadores elaboren pruebas académicas que tengan como enfoque el aprendizaje del estudiante (Bertram-Gallant, 2008) y que busquen recompensar el esfuerzo y el rendimiento, no solo el resultado final (Bertram-Gallant, 2017); por ejemplo, al reducir el peso de los exámenes y “escalonar” el porcentaje de la calificación final en múltiples actividades durante todo el semestre, o elaborar menos tareas pero de mayor calidad. Que el profesor tenga como primer objetivo lograr los aprendizajes, la comprensión de los temas y el desarrollo de competencias, de acuerdo con los objetivos y las tareas de aprendizaje de la materia. También se sugiere implementar dentro del aula estrategias que faciliten el procesamiento de la información, de manera más eficiente, y que generen seguridad en el estudiante ante una evaluación. Las estrategias de afrontamiento no deben solamente hacer sentir mejor a los alumnos, en un examen, sino también físicamente aptos para lograr sus objetivos académicos.

Bausela-Herreras, E. (2005). Ansiedad ante los exámenes: evaluación e intervención psicopedagógica. La Revista Venezolana de Educación (Educere), 9(31). Recuperado de http://ve.scielo.org/scielo.php?pid=S1316-49102005000400017&script=sci_arttext

Álvarez, J., Aguilar, J. M. y Lorenzo, J. J. (2012). La ansiedad ante los exámenes en estudiantes universitarios: Relaciones con variables personales y académicas. Electronic Journal of Research in Educational Psychology, 10(26), 333-354. Recuperado de http://www.investigacion-psicopedagogica.com/revista/articulos/26/espannol/Art_26_702.pdf

Bertram-Gallant, T. (2008). Academic integrity in the Twenty-First Century: A teaching and learning imperative. ASHE Higher Education Report, 33(5), 1-143. Bertram Gallant, T. (2017). Academic integrity as a teaching & learning issue: From theory to practice. Theory Into Practice, 56(2), 88-94. Casarini, M. B. y Flores, O. (2013). Visiones sobre la universidad que necesitamos. En M. De la Torre (Coord.). La universidad que necesitamos. Reflexiones y debates (pp. 71-90). Juan Pablos Editor. Díaz, L. M. y Castro, J. V. (2020). Influencia de la ansiedad en el rendimiento académico de estudiantes universitarios [Tesis]. Universidad Cooperativa de Colombia. Recuperado de https://repository.ucc.edu.co/bitstream/20.500.12494/18306/3/2020_ansiedad_rendimiento_academico.pdf Escalona, A. y Miguel-Tobal, J. J. (1996). Ansiedad ante los exámenes: evolución histórica y aportaciones prácticas para su tratamiento. Ansiedad y Estrés, 2(2-3), 195-209. Furlan, L. A., Ferrero, M. J. y Gallart, G. (2014). Ansiedad ante los exámenes, procrastinación y síntomas mentales en estudiantes de la Universidad Nacional de Córdoba. Revista Argentina de Ciencias del Comportamiento, 6(3), 31-39. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/3334/333432764005.pdf Gutiérrez, M. (1996). Ansiedad y deterioro cognitivo: incidencia en el rendimiento académico. Ansiedad y Estrés, 2(2-3), 173-194. Gutiérrez-Calvo, M. y García-González, M. D. (1999). Procesos cognitivos y ansiedad en situaciones de evaluación. Ansiedad y Estrés, 5(2-3), 229-245. Hall, T. (2005). Is test anxiety a form of specific social phobia? [Tesis]. Recuperado de https://drum.lib.umd.edu/bitstream/handle/1903/2548/umi-umd-2432.pdf Jadue, G. (2001). Algunos efectos de la ansiedad en el rendimiento escolar. Estudios Pedagógicos, 27, 111-118. Lancha, C. y Carrasco, M. Á. (2003). Intervención en ansiedad a los exámenes, obsesiones y compulsiones contenidas en un Trastorno Obsesivo Compulsivo de la Personalidad. Acción Psicológica, 2(2), 173-190. Manchado Porras, M. y Hervías Ortega, F. (2021). Procrastinación, ansiedad ante los exámenes y rendimiento académico en estudiantes universitarios. Interdisciplinaria: Revista de Psicología y Ciencias Afines, 38(2), 243–258. Recuperado de https://ebsco.up.elogim.com/login.aspx?direct=true&db=fap&AN=150600248&lang=es&site=ehost-live Onyeizogbo, E. U. (2010). Auto-eficacia, sexo y rasgo de ansiedad como moderadores de la ansiedad ante exámenes. Electronic Journal of Research in Educational Psychology, 20(8), 299-312. Rosário et ál. (2008). Ansiedad ante los exámenes: relación con variables personales y familiares. Psicothema, 20(4), 563-570. Recuperado de http://repositorio. esepf.pt/bitstream/20.500.11796/2697/1/3523.pdf

9


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12

VOCES DE LA

INTEGRIDAD ACADÉMICA LA EXPERIENCIA DE UN PROFESOR DE ECONOMÍA AL ENSEÑAR INVESTIGACIÓN

R

especto a la formación de investigadores universitarios, como una tarea docente, la cuestión ética es un punto clave a tomar en cuenta, pues la investigación científica debería implicar el trabajo cooperativo en un ambiente de confianza (Luján y Duberney, 2019). Esta confianza, a su vez, es la que puede facilitar que un trabajo de investigación tenga mayor validez, a partir del esfuerzo honesto y sistemático de los estudiantes.

Bajo el contexto anterior, en este 12° número de la Revista de Integridad Académica, presentamos para la sección Voces de la Integridad Académica, una entrevista realizada a Luis Rodrigo Asturias1, catedrático y director del Centro de Investigación para el Desarrollo Regional (CINDERE), de la Universidad del Istmo, en Guatemala. Luis Rodrigo comparte su experiencia como profesor de investigación en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, así como algunos de los retos relacionados con enseñar de manera ética la disciplina de la investigación.

10

¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN?

Rodrigo es economista con posgrado en Estadística Aplicada, así como en Gestión Pública. Adicionalmente, es candidato a doctor por la Universidad de Navarra. Su línea de investigación se enfoca en el análisis de las series temporales en variables macroeconómicas. Actualmente, es director ejecutivo del Centro de Investigación para el Desarrollo Regional (CINDERE ) de la Universidad del Istmo. Es también docente de varios cursos de investigación dentro de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de esta misma casa de estudios. 1

La importancia de la investigación, está relacionada con la evolución y el crecimiento del pensamiento humano. Retomando el origen de la palabra investigar, significa ir tras las huellas o “indagar para descubrir algo” (Real Academia Española, 2022, definición 1). La definición anterior se refiere a analizar cualquier problema con el propósito de estudiarlo y tratar de plantear una posible respuesta. La investigación se encuentra prácticamente en el día a día de una persona; desde el uso de la pasta de dientes, hasta el desarrollo de un nuevo traje espacial. La investigación científica, a su vez, implica la aplicación de metodologías que cuenten con pasos y procedimientos. La investigación científica aplicada ha colaborado en la supervivencia de la humanidad y en la mejora de la calidad de vida. En síntesis, la investigación es descubrir y evolucionar.


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA

EN TÉRMINOS GENERALES ¿CÓMO SE ENCUENTRA LA INVESTIGACIÓN EN GUATEMALA?

Lamentablemente, al analizar los datos de la UNESCO, en donde se relaciona el número de investigadores por cada millón de habitantes, en Guatemala existen solamente 15 investigadores por cada millón de habitantes; comparado con México (315 investigadores), por ejemplo, y con Costa Rica (380 investigadores) (Instituto de Estadística de la Organización

¿CUÁLES CREES QUE SON LOS PRINCIPALES RETOS EN EL MUNDO DE LA INVESTIGACIÓN?

Desde mi perspectiva como investigador y docente, podría mencionar que uno de los principales retos es la falta de interés y conocimiento respecto a los beneficios de la investigación científica. En muchos casos, he escuchado comentarios sobre la dificultad que implica comenzar en una carrera de investigación. Sin embargo, creo que es momento de reflexionar sobre el impacto que, como investigadores y científicos, podemos lograr para el beneficio de nuestras sociedades, considerando que uno de los principales objetivos de la investigación es tratar de mejorar las condiciones de vida de las personas. Por último, creo que es indispensable conocer y aplicar los procedimientos adecuados sobre indagación y búsqueda de la información, con el fin de que las producciones científicas cuenten con un robusto componente investigativo. Es vital, entonces, comprender la normativa de citación y de referenciación.

de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura [UNESCO], 2015). La brecha se hace más profunda cuando se compara con algunos países europeos; por ejemplo, Suecia (7500 investigadores) o España (3000 investigadores) (UNESCO, 2015). Además, si colocamos el filtro sobre el gasto que se destina como porcentaje del Producto Interno Bruto, en Guatemala no ha superado el 0.028% en los últimos 10 años (UNESCO, 2018); lo cual implica un gran reto para los actuales y futuros investigadores en el país. Las cifras anteriores invitan a reflexionar sobre el escaso apoyo y la limitada importancia que las autoridades, y la sociedad en general, le brindan a la investigación y al impacto que puede tener el trabajo científico en el desarrollo de nuestras comunidades.

PARA LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS, ¿CUÁLES PODRÍAN SER ALGUNOS RETOS AL APRENDER SOBRE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA?

En el caso de los alumnos, puede existir una falta de claridad en torno a la importancia de realizar una investigación que sea de calidad. Existe una práctica común sobre el desconocimiento de las normativas de citación y, en muchos casos, los estudiantes eluden el proceso de citar, lo cual puede conducir al plagio. Es común que el plagio esté relacionado con la falta de conocimiento sobre el proceso investigativo y la forma correcta de llevar a cabo un trabajo de investigación. Creo que las universidades tienen la responsabilidad de enseñar la importancia de la investigación, no solo como un vehículo de asignatura, sino también como una forma de aportar a la sociedad, pues la investigación científica tiene un sinfín de beneficios para los alumnos; como por ejemplo, conocer a profundidad algún tema de la disciplina que se estudia.

11


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12 EN UN MUNDO DIGITALIZADO, ¿CÓMO DEBE SER LA FORMACIÓN DE INVESTIGADORES?

12

Vivimos en un mundo hiperconectado, lo cual implica que tenemos la información a un clic de distancia. Hoy, es posible consultar documentos en distintas bases de datos o ingresar a casi cualquier biblioteca alrededor del mundo, así como acceder a cientos de repositorios científicos. La facilidad de acceso a la información ha colaborado en que la investigación pueda ser un proceso más directo para el investigador y el estudiante. Sin embargo, es importante que el alumno aprenda a desarrollar habilidades de investigación y de alfabetización digital, pues es probable caer en la desinformación o en la selección de información que no es válida o que no cuenta con un sustento científico. Es precisa la edificación de una carrera de investigación, desde los primeros años de la universidad, al poner en práctica la enseñanza y el aprendizaje de métodos de investigación que mejoren la calidad de los programas de investigación, en los centros especializados y en las universidades.

DESDE UNA PERSPECTIVA DE FORMACIÓN UNIVERSITARIA, ¿CUÁL SERÍA UN RETO PARA UN PROFESOR INVESTIGADOR?

Como menciona Muñoz (2015) en su trabajo: “La investigación como forma de desarrollo profesional docente: Retos y perspectivas”, la investigación educativa implica una formación continua. Tomando en consideración el mundo dinámico en el que vivimos actualmente, es recomendable conceptualizar al docente investigador como un analista de la realidad y de los retos sociales actuales. Uno de los desafíos se encuentra en saber imprimir en los estudiantes el rol de investigador, como un elemento de aprendizaje para toda la vida.

¿QUÉ OTRO ASPECTO ES IMPORTANTE CONSIDERAR EN UN DOCENTE INVESTIGADOR ACTUAL?

Como sugiere Julia Blández (2000), hay que considerar al profesor investigador actual bajo el modelo de la investigación – acción, que se ha revelado como uno de los modelos que mejor se ajustan a un enfoque interconectado entre la teoría y la práctica. Y también, que los modelos de investigación universitaria vayan encaminados en transformar a la investigación como parte de la cultura y del desarrollo profesional del estudiante; guiando a este en la tarea, siempre apasionante, del mundo de la investigación.

¿QUÉ PODRÍA CONSIDERARSE VITAL EN LA FORMACIÓN EN INVESTIGACIÓN DE LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS?

Creo que una de las bases de la formación académica en investigación está relacionada con la importancia de aprender a citar y a generar referencias, tomando en cuenta los diferentes manuales de citación, como por ejemplo, el Manual de Publicaciones APA. Es probable que un alumno cometa plagio si desconoce cómo citar o referenciar y esto es considerado una falta grave en el desarrollo profesional del universitario.


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA

¿CÓMO SE PUEDE FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA ENTRE LOS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS?

Creo que una forma es fomentar las buenas prácticas entre estudiantes, a partir de la publicación de sus textos en revistas académicas indexadas. Asimismo, recomiendo incentivar mediante becas o semilleros de investigación para compartir experiencias y resultados de trabajos, con los demás estudiantes. La importancia también radica en la generación de documentos de investigación de calidad, que cuenten con un sistema adecuado de citas y referencias. También se pueden crear foros, paneles y seminarios de investigación para que los estudiantes compartan sus conocimientos y resultados.

REFERENCIAS Blández, J. (2000). La investigación-acción: un reto para el profesorado. Guía práctica para grupos de trabajo, seminarios y equipos de investigación. INDE. Instituto de Estadística de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura [UNESCO]. (2015). Investigadores dedicados a investigación y desarrollo (por cada millón de personas). Recuperado de https://datos.bancomundial.org/indicador/SP.POP.SCIE.RD.P6 Instituto de Estadística de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura [UNESCO]. (2018). Gasto en investigación y desarrollo (% del PIB). Recuperado de https://datos.bancomundial.org/indicator/GB.XPD.RSDV. GD.ZS Luján, B. I. S. y Duberney, M. I. V. (2019). Enseñar a investigar: el reto de docentes, asesores y directores de proyectos de investigación en educación superior. En Procesos formativos en la investigación educativa: Diálogos, reflexiones, convergencias y divergencias (pp. 175-188). Red de Investigadores Educativos Chihuahua A.C. Muñoz, M. (2015). La investigación como forma de desarrollo profesional docente: Retos y perspectivas. Estudios pedagógicos, 41(2). doi:http://dx.doi.org/10.4067/S071807052015000200023 Real Academia Española. (2022). Investigar. En Diccionario de la Lengua Española (edición de tricentenario). Recuperado de https://dle.rae.es/investigar

13


EBOOK

Convierte las faltas académicas en oportunidades pedagógicas Conoce cómo la verificación de similitud y retroalimentación formativa sirven como oportunidades de aprendizaje para encaminar a los estudiantes hacia el éxito académico. Descarga el eBook aquí: go.turnitin.com/ebook-2022 turnitin.com/es


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA

DISEÑA EVALUACIONES REMOTAS CON INTEGRIDAD Turnitin | www.turnitin.com/es

L

Una conversación con dos expertas diseñadoras instruccionales sobre cómo diseñar evaluaciones remotas para apoyar la educación con integridad.

a doctora Roslyn Miller y la doctora Amanda Major son diseñadoras instruccionales en la Universidad de Florida Central (UCF); su trabajo e investigación se enfoca en la instrucción efectiva y la evaluación auténtica del aprendizaje de los estudiantes. Tuvimos el privilegio de conversar con ellas para discutir sobre desafíos educativos, recomendaciones para el contexto actual y el futuro de la evaluación.

DESAFÍOS De acuerdo con lo comentado por Miller y Major, la rápida transición educativa de entornos presenciales a virtuales, en estos dos últimos años, agudizó problemas crónicos y evidenció distintos desafíos, de los cuales se destacan los siguientes: 1.

Los docentes tuvieron que enfrentar sus miedos y reservas sobre la educación a distancia y la tecnología.

2.

Muchas de las malas prácticas en aulas presenciales fueron transferidas al entorno virtual.

3.

Muchos profesores expresaron incertidumbre y preocupación sobre la integridad académica en el aprendizaje remoto.

RECOMENDACIONES A partir de los desafíos anteriores, Miller y Major elaboraron una serie de recomendaciones para evaluar con integridad, que se presentan a continuación:

1

Promover la adopción de tecnología en los profesores.

2

Emplear herramientas digitales que apoyen las mejores prácticas pedagógicas.

3

Mantener la integridad académica utilizando las mejores prácticas pedagógicas en el diseño instruccional. Es muy importante diseñar evaluaciones diferentes. Miller señaló: “Si una evaluación está hecha exactamente de las mismas preguntas semestre tras semestre; esas preguntas están disponibles en línea y se pueden guglear. Esto es una tentación que puede incitar a los estudiantes a hacer trampa, apenas tengan una oportunidad. Recordemos que, en muchos casos, ellos están solos en una evaluación en línea, y tienen el tiempo y la tecnología”. “Creo que uno de los mayores desafíos de integridad académica es que muchos cursos de educación superior tienen dos o tres exámenes principales con opción múltiple, y la calificación total se obtiene del promedio de esas pruebas”, mencionó Roslyn Miller. “Entonces, lo que enciende las alertas de la integridad académica, es que se les da mucho peso a estas evaluaciones, lo cual puede provocar que un estudiante decida tomar el riesgo de ser deshonesto. ‘¿Puedo pasar este examen estudiando por mí mismo o puedo pasarlo más fácilmente tratando de hacer otra cosa?’, se cuestionan los jóvenes”. “Cambiar la naturaleza de las evaluaciones, puede ser una de las claves para abordar las preocupaciones de integridad académica. La idea es que no existan eva-

15


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12 luaciones a las que se les dé mucho peso; de esta manera, el enfoque no está en medir lo que ha sido preguntado una y otra vez (y que puede ser encontrado en línea en segundos), sino en evitar las malas prácticas mediante un enfoque de aprendizaje. Así, en lugar de tratar de encontrar más herramientas tecnológicas que eviten que los estudiantes hagan trampa, necesitamos cambiar la naturaleza de la evaluación. Una forma en que se puede hacer esto, tal como Amanda mencionó, es que, en lugar de tener dos o tres exámenes principales, las evaluaciones se distribuyan y se hagan con más frecuencia. Cuando los exámenes tienen menos importancia en la calificación final, la tentación de hacer trampa es también menor; no vale la pena gastar tanto esfuerzo tratando de hacer trampa, si se puede demostrar el aprendizaje de manera auténtica”. 4

16

Crear ciclos de retroalimentación formativa en evaluaciones, con apoyo de herramientas y del trabajo colaborativo. Major recomendó que “los docentes que estén preocupados por la integridad académica, puedan proponer a los estudiantes subir sus ensayos a través de Turnitin Feedback Studio. Mediante el reporte de similitud que arroja Turnitin, los estudiantes pueden corregir sus trabajos y ver en dónde están citando correctamente y en dónde no. Turnitin también puede funcionar para mejorar la redacción al implementar actividades en donde los estudiantes suban sus trabajos, las veces que sean necesarias. Otras ideas para fomentar la integridad académica son las revisiones entre pares y los debates. En estos

contextos, los profesores pueden observar detenidamente y determinar si el estudiante ha tenido un buen desempeño, mientras que los alumnos también se motivan a ser responsables unos con otros”. “La interactividad y las actividades colaborativas ofrecen a los alumnos una oportunidad de vincularse con otros, en un momento en que el aislamiento es muy real. Los trabajos en grupo son una manera de asegurar que los estudiantes no están haciendo trampa, pues alguno de los miembros del equipo podría mencionar si un compañero no estuviese presente y activo cuando se desarrolló el trabajo. Además, los profesores podrían crear una evaluación en donde los miembros del grupo califiquen las contribuciones de sus compañeros y luego, utilizar esta información para la calificación final de cada uno”, dijo Major.

EL FUTURO DE LA EVALUACIÓN Miller y Major también compartieron algunos aprendizajes sobre evaluación. De acuerdo con Miller, “ciertamente los estudiantes han expresado un deseo de volver al aula. A ellos les gusta interactuar presencialmente con sus profesores y compañeros. De hecho, muchos de ellos realmente sienten que aprenden mejor en un entorno presencial. Entonces, lo que espero, cuando volvamos a las aulas físicas, es que los profesores y los estudiantes (pero especialmente los profesores), hayan aprendido a usar el sistema de gestión del aprendizaje (LMS) de su institución y que puedan seguir utilizándolo como apoyo a la instrucción en el aula”. “Una forma en la que pueden darle uso a los LMS es curando contenido dentro de las plataformas; integrando, por ejemplo, algunos vídeos cortos de conferencias o enlaces a recursos externos, para que los estudiantes puedan procesar el contenido fuera del aula. De esta manera, es posible destinar el tiempo en el aula para un aprendizaje más activo y también desarrollar trabajos colaborativos”. “Sí, estoy completamente de acuerdo con Roslyn. Espero que estemos avanzando hacia una experiencia invertida de aprendizaje. Como menciona el Director Ejecutivo del Centro para el Aprendizaje Distribuido de la Univer-

Imagen: feedback studio ™ de Turnitin ™


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA sidad de Florida Central, Kelvin Thompson: ‘El futuro será una mezcla’”, agregó Major. “Además, los docentes hemos aprendido durante la crisis del COVID-19, que la evaluación puede ocurrir durante sesiones de videoconferencias sincrónicas en vivo; y que la reflexión, así como las actividades de planificación, pueden usarse como evaluaciones. La línea entre actividades y evaluaciones es difusa y pienso que eso es algo bueno”. “Una vez que los objetivos de aprendizaje sean claros, el contenido de los cursos necesitará ser alineado con estos objetivos. Ya sea que estemos en una aula física o virtual, podemos usar el LMS para hacer explícitas estas conexiones entre objetivos y contenido. Podemos utilizar un gráfico, como una matriz, para mostrar qué componentes del contenido están relacionados a cada objetivo de aprendizaje específico. Luego, será útil que en cada actividad de aprendizaje o evaluación, hagamos explícito el objetivo de aprendizaje específico que se pretende alcanzar. Finalmente, las evaluaciones también deben estar alineadas con los objetivos, los contenidos y las actividades. Estas evaluaciones deben parecerse realmente a las actividades que los estudiantes hacen en clases”. Agradecemos a Roslyn Miller y a Amanda Major por compartirnos sus conocimientos sobre evaluación con integridad. Esperamos que estos consejos te hayan ayudado a ampliar tu perspectiva sobre la evaluación en la educación a distancia y presencial.

Amanda Major, Doctora en Educación y Gerente de Manejo de Proyectos, se especializa en desarrollo organizacional, gestión de proyectos y calidad en el campo del aprendizaje en línea, en la educación superior. La doctora Major actualmente lidera y contribuye en proyectos para la Universidad de Florida Central como diseñadora instruccional. Roslyn Miller, Ph.D., es una diseñadora instruccional en el Centro para el Aprendizaje Distribuido de la Universidad de Florida Central, tiene más de 20 años de experiencia como educadora en entornos públicos, privados y universidades.

17


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12

RECOMENDACIONES SOBRE INTEGRIDAD ACADÉMICA AL PROFESOR UNIVERSITARIO1 Adriana Lizeth Barberena Cerda | adriana.barberena@udem.edu.mx

18

Información basada en las recomendaciones elaboradas por Jean Guerrero Dib, Director de Identidad y Principios Institucionales de la Universidad de Monterrey. Adaptado de McCabe, D. y Pavela, G. (2004). Ten(updated) principles of academic integrity. Change, 36(3), 10-15. Recuperado de https://goo.gl/QkTfCq 1

Publicación previa en: https://academicintegrity.org/blog/70-2021/august-2021/286-impulsando-la-integridad-academica-con-el-ejemplo


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA

C

omo profesores, la mayor parte de nuestro tiempo la dedicamos a diseñar nuestras clases, preparar instrumentos de evaluación, revisar tareas y demás actividades académicas que ejercemos como parte de nuestra vocación, pero a veces, dejamos de lado recordar a nuestros estudiantes la importancia de trabajar con integridad, lo cual es pieza clave para lograr su mayor aprovechamiento y excelencia académica. Nos enfocamos en exigirles que cumplan debidamente con sus trabajos académicos, pero no siempre les explicamos cómo hacerlo o no los retroalimentamos oportunamente y ahí perdemos un “momento de enseñanza” (teachable moment) que puede crear la gran diferencia en su paso por la escuela.

Esfuérzate por vivir la integridad. Es importante que, como profesores, cada día busquemos nuestra mejora personal, la cual, se manifestará en nuestra labor docente siendo puntuales, responsables, entusiastas y justos a la hora de evaluar a nuestros estudiantes.

Inspira confianza. Genera un ambiente de confianza escuchándolos y teniendo las puertas abiertas para que te puedan consultar dudas sobre la clase y así, puedas apoyarlos en su aprendizaje.

Capacítate y actualízate. Busca estar siempre a la vanguardia en los temas relacionados con las clases que impartes, así como también con nuevas técnicas pedagógicas y plataformas educativas.

Si queremos que nuestros estudiantes actúen con integridad académica, nosotros debemos ser los primeros en hacerlo y explicarles los beneficios de ser honestos, y de cumplir cada proyecto académico con ética y responsabilidad. Recordemos que, como profesores, somos modelos de inspiración para ellos (aunque a veces no lo parezca o lo demos por sentado) y por esta razón, siempre debemos predicar con el ejemplo. Las siguientes estrategias docentes te ayudarán a impulsar la integridad académica en tus clases; seguramente, algunas ya las llevas a cabo y otras podrán implicar un mayor reto, especialmente ahora con los esquemas híbridos o virtuales, pero, poco a poco, encontrarás la manera adecuada de implementarlas:

Fomenta el gusto por aprender. Despierta en los estudiantes el gusto por aprender con técnicas pedagógicas y didácticas innovadoras, significativas y retadoras que les ayude a desarrollar nuevas habilidades.

Reitera el compromiso con la integridad. Conoce y cumple con la normativa de tu institución, recuerda que esto es un compromiso de todos, no solo de tus estudiantes.

Súmate a las campañas institucionales. Participa en las campañas y eventos de tu escuela que promuevan la integridad académica, y si no hay, atrévete a dar el primer paso y realiza una. De seguro encontrarás colegas y estudiantes comprometidos con este tema que te apoyarán.

19


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12 Haz corresponsables a los estudiantes. Motívalos a levantar la voz ante lo que no es correcto, pues de esta manera, también se construye una comunidad más íntegra. Para ello, es importante que conozcan los canales de reporte institucionales y sean los que utilicen para denunciar los actos de deshonestidad académica y así, se gestionen los debidos procesos.

Recomienda talleres para el desarrollo de habilidades. Revisa los talleres, cursos y/o tutorías para estudiantes con los que cuenta tu escuela, para que se los puedas recomendar para apoyarlos en su aprendizaje.

20

Evítales ocasiones de equivocarse. Aplica protocolos de exámenes, utiliza software para detección de plagio, gestores de referencia y otras herramientas tecnológicas que dificulten el intento de trampa.

Aplica consecuencias y reporta faltas. Reporta las faltas a la integridad y sigue los procedimientos que tu escuela indique para ello, pues de esta manera se busca que los estudiantes que cometan deshonestidad académica aprendan de sus consecuencias y no repitan sus errores en el futuro.

Aclara expectativas y consecuencias. Aclarar las “reglas del juego” desde el primer día de clases: qué esperas de ellos y a qué te comprometes tú. Explícales cómo se va a trabajar durante el semestre y las consecuencias de no cumplir con la clase o de faltar a la integridad académica.

Usa instrumentos de evaluación adecuados. Una manera de evitar la deshonestidad académica es utilizando una acertada evaluación, por lo que es importante que cuentes con un portafolio diverso y robusto de instrumentos de evaluación que actualices cada semestre.

Reconoce los comportamientos honestos. Reconoce a los estudiantes que actúen con integridad, esto motivará a los demás a que sigan el mismo camino.

La integridad académica se construye día con día y es una tarea de todos, no solo de los estudiantes, sino también de profesores, administrativos, directivos e incluso, padres de familia. Solo trabajando de manera colaborativa entre todos, podemos fortalecer la cultura de integridad en la escuela y, por consiguiente, en nuestra sociedad.


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA La evaluación del aprendizaje para promover la integridad académica La evaluación del aprendizaje es un mecanismo complejo que busca comprobar el avance que cada estudiante tiene en su proceso formativo y no debe limitarse a la emisión de una calificación.

Estrategias para promover la integridad académica Desde los instrumentos de evaluación

Desde las tácticas del docente

Definir qué se evalúa y con qué criterios e indicadores, así como ponderaciones.

Empoderar al estudiante para que se comprometa con su formación.

Elevar la objetividad de la evaluación incorporando rúbricas con criterios claros.

Alinear el instrumento con la evidencia de aprendizaje, donde se aplican: conocimientos, desempeño, producto.

Acompañar el instrumento de evaluación con estrategias para evitar la deshonestidad, como el uso de software para prevenir plagio.

Incluir leyendas, dentro del instrumento, que comprometan a los alumnos a conducirse con integridad. Infografía realizada por: MEH Bertha Alicia Rosales Pérez

Líder de Proyectos del Programa de Integridad Académica Vicepresidencia de Inclusión, Impacto Social y Sostenibilidad Tecnológico de Monterrey | brosales@tec.mx

Dejar claro qué es una falta a la integridad en esa materia, tanto en trabajos individuales como en equipo, y dar a conocer las consecuencias si se incurre en una falta a la integridad académica.

Promover que los estudiantes firmen un código de integridad.

Incorporar nuevas ediciones de sus instrumentos de evaluación en cada periodo.

En el caso de la educación en línea, realizar simulacros de los exámenes para garantizar que el alumno domina las plataformas tecnológicas. Brindar retroalimentación continua.

21


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12

TÉCNICAS DOCENTES PARA PROMOVER LA INTEGRIDAD ACADÉMICA Roberto Sosa Arquitecto y Director Académico de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Istmo, en Guatemala.

D 22

urante este año y desde marzo del 2020, con el traslado obligatorio a la virtualidad -como consecuencia de la pandemia- el tema de la integridad académica se volvió a posicionar, junto con las estrategias de pedagogía en línea, como uno de los temas de preocupación por los docentes en los diversos niveles académicos, tanto en el sector público como privado. En este caso particular, como docente de la Universidad del Istmo, inicio citando el punto 8 del ideario de la Universidad: “En la Universidad se busca la verdad y se impulsa al universitario a buscarla y amarla como un ideal que compromete su vida. En esta búsqueda, la Universidad se propone rescatar, acrecentar y transmitir los conocimientos verdaderos comunes a todos, con mentalidad científica, abierta, creativa y responsable, que asegura la libertad de la persona”. Y es que, con base en este punto, se deja en evidencia que en la Universidad es fundamental como parte de su labor académica y de formación de futuros profesionales, la búsqueda de la verdad

como un ideal y compromiso personal que asegure la libertad de cada estudiante, procurando dentro de sus años académicos el desarrollo y afianzamiento de estos valores que le permitan identificar la verdad como un modo de vida; incluyendo por supuesto, la búsqueda de la integridad académica en cada una de las materias que curse. Ahora bien, esta búsqueda de la verdad como ideal personal se encuentra ligado a la actual facilidad de encontrar, disponibles en el Internet, documentos académicos de casi cualquier tipo. Este es un aspecto cada vez más frecuente en las distintas carreras universitarias, ya que existen diversos sitios y plataformas que ponen a disposición investigaciones, ensayos, proyectos en etapa de estudio o completamente terminados, para que el alumno disponga de ellos de forma inmediata. Citando a Mostafá M. 2011: “la integridad académica es fundamental para la calidad de la educación en su papel de producir graduados éticos, moralmente capaces de convertirse en miembros productivos de la fuerza laboral profesional”. Es por


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA ello que ahora que nos encontramos en una sociedad que depende cada vez más de la inmediatez, producto de los avances tecnológicos, tenemos la urgente necesidad de crear conciencia en los alumnos sobre su papel como profesionales que se encontrarán en el ejercicio práctico, en sociedades donde se pondrán a prueba los valores éticos que hayan ido formando durante sus años de estudios, tomando decisiones genuinas que van más allá de un simple clic. Esta disponibilidad de información en la web nos invita como docentes a buscar estrategias que fomenten el análisis crítico en los alumnos y aprovechar los recursos tecnológicos como puntos de partida para que, siendo objetos también de análisis, puedan llegar a sus propias conclusiones y formen criterio propio, en la búsqueda de respuestas innovadoras, creativas y sobre todo auténticas. En el caso de la carrera de Arquitectura hay, desde mi punto de vista, una tarea compartida que puede reducir significativamente la presencia de plagio en propuestas de diseño que manifiesten un genuino nivel de inspiración, innovación y creatividad para resolver problemas de diseño arquitectónico; esto es, mantener una constante investigación de los proyectos de vanguardia que se generan en distintos ámbitos y contextos. En primer lugar, es importante motivar a los alumnos a documentarse e informarse sobre proyectos y casos análogos (los más que se puedan obtener), para que sean objeto de estudio y análisis, aplicando los principios de la ingeniería inversa. Esto les permitirá identificar con claridad cómo se puede resolver un mismo tipo de problema desde distintos puntos de vista y con base en contextos variados. En segundo lugar, esta documentación también se vuelve un instrumento de actualización para el profesor, -quien por cierto debe ir siempre un paso más adelante que los alumnos- y con ello ampliar la base de datos sobre otros proyectos similares que se han desarrollado y así, también reconocer cuando algún alumno empiece a utilizar partes de proyectos o en los casos extremos copiar de forma completa los mismos. Al final, cuando todos se motivan a buscar estas distintas verdades de cómo resolver un problema específico, será más eficiente encontrar respuestas originales y así reducir la posibilidad de plagio.

Además, desde el punto de vista pedagógico de la enseñanza del diseño, considero que existen tres estrategias que deben complementar a esta búsqueda de casos análogos para así reducir o evitar el plagio y elaborar propuestas íntegras: Primero, enseñar y motivar a los alumnos en cómo realizar análisis de contexto efectivos y profundos, de manera que ellos puedan identificar las distintas variables que entran en juego en el proyecto que están desarrollando, pues a partir de estas variables, se puede confirmar que no existen dos respuestas iguales y, por tanto, no debería haber espacio para plagio. Segundo, cuestionar todas las decisiones tomadas, pero no como crítica destructiva, sino como una invitación a que los alumnos realicen un proceso de análisis y reflexión de su toma de decisiones, basadas en el análisis del contexto realizado, además de los aspectos propios de inspiración creativa y conceptual de su propuesta, para que en conjunto se permitan formar argumentos sólidos para su proyecto. Tercero, invitar a los alumnos a elaborar prototipos, maquetas, dibujos a mano de detalles específicos o diagramas de la función o volumetría del proyecto, para que ellos puedan demostrar de forma inmediata, que tienen la idea completa de su propuesta y son capaces de representarlo y explicarlo con facilidad. Todo esto como una estrategia en la que ellos experimenten y cuestionen sobre las decisiones tomadas. En conclusión, la combinación de una constante actualización sobre los últimos proyectos tanto por los alumnos como profesores, el desarrollo de una dinámica pedagógica donde se promueva el espíritu de análisis y reflexión acompañados de un trabajo permanente y el dibujo a mano, permitirán que los alumnos se sientan motivados y capaces de realizar propuestas novedosas, creativas y originales, sin la tentación de replicar soluciones previas. “No creo en las musas, pero si llegan que me pillen trabajando”. –Pablo Picasso

23


INTEGRIDAD ACADÉMICA | AÑO 6 / NÚMERO 12

ABORDANDO LA INTEGRIDAD EN EL AULA1 LOS ACUERDOS ESTUDIANTE - DOCENTE COMO ESTRATEGIA PARA REDUCIR EL PLAGIO

24


ESTRATEGIAS DOCENTES PARA FOMENTAR LA INTEGRIDAD ACADÉMICA

25

1

Esta contribución fue aceptada y presentada en el 9° Congreso de Integridad Académica de la UDEM, el 7 y 8 de octubre del 2021.


Evaluación rápida y eficiente desde cualquier lugar Gradescope te ayuda a administrar tareas y exámenes con eficiencia, ya sea de forma presencial o en línea. • Calificación rápida y flexible con solo un clic • Estadísticas detalladas a nivel de pregunta • Retroalimentación instantánea que ahorra tiempo

Conoce más en: go.turnitin.com/gradescope-2022