Issuu on Google+


1


���������

4 6

Editorial

Salud

Combate la gripe

6

Depresión o diversión

10

Cambia emociones desagradables por una actitud positiva

14

Reporte Especial

Ponte a tono con tu hijo

Nutrición

Menú navideño

Consejo Editorial Directora Editorial Pilar González Corona Director de Arte Ricardo Ham R. Diseño Gráfico Andrea Vargas Figueras Ricardo Ham R. Director Ventas Jesús Ortiz

Protege a tu familia durante el invierno

Educación

Publicación Trimestral. Año 2 Número 9, noviembre de 2008 - enero de 2009

14

18

Colaboradores: Lic. Paty Fernández del Busto, Psic. Lorena Lobato, Dr. Keiko Imuro, Dr. Allan H. Decherney, Pilar González Corona, Ricardo Ham R. NECBB® México, Evenflo® Fotografías: Gymboree Play & Music®, Gymboree® México, Ricardo Ham, Andrea Vargas Figueras NECBB® México, Erika Miranda, Revista Padres e Hijos

Grandes platillos para bocas pequeños

Lectura

20 24

Cuentos para esta Navidad

Desarrollo

Tips de seguridad

18

Para vivir tranquilos

Novedades

2

26

(D. R.) © Gymboree Comparte. Marca Registrada. Año 2 Nº 9 fecha de publicación: noviembre de 2008 a enero de 2009. Revista trimestral editada y publicada por: Productos Gymboree S.A. de C.V. Prol. Manuel López Cotilla # 1535, Col. del Valle Deleg. Benito Juárez C.P. 03100 Tel. 5524 1324. Fecha de impresión: octubre de 2008. Impreso por: Péche Impresiones S.A. de C.V. Quetzalcóatl 48, Col. Tlaxpana, Deleg. Miguel Hidalgo, C.P. 11320 Tel. 5705 0204. Tiro: 70,000 ejemplares. Certificado de Reserva de Derechos Nº 04-2003-010812190900-102. Certificado de Licitud de Título Nº 12355. Certificado de Licitud de Contenido Nº 9918. Gymboree® Comparte es una publicación gratuita, distribuida en sus centros Gymboree, consultorios pediátricos y ginecológicos. Prohibida la reproducción parcial o total del material editorial publicado en este número ©.

24

www.gymboree.com.mx Servicio de atención al público 01800 00 49626 gymboreecomparte@gymboree.com.mx


3


E

l calendario y nuestra creatividad marcan el momento: terminamos un año y empezamos a planear uno nuevo. Llegan las tan esperadas fiestas; las posadas con el tradicional ponche para entrar en calor, los regalos, las vacaciones y la decoración de nuestro hogar para recibir y agasajar a nuestros seres queridos.

Año con año repito la misma receta de galletas. No pude evitar incluirla así como el menú que disfruté haciendo con mis hijos cuando eran pequeños. Otra bella manera de compartir momentos inolvidables, ideal para el entretenimiento, es la lectura de cuentos Navideños aquí los recomendados clásicos. Paty Fernández del Busto, Directora del Programa Gymboree® nos brinda opciones musicales para los regalos de Navidad además nos indica cómo disfrutar de la música en familia. Con la llegada del invierno y los cambios inevitables de temperatura estamos propensos a contraer la gripe. En este ejemplar te damos algunos consejos para que tu hijo se recupere pronto. En la sección de Educación incluimos un artículo sobre cómo prevenir situaciones que pongan en riesgo la integridad de nuestros hijos. Si esta época te deprime, te recomendamos leer el interesante artículo de la psicóloga Lorena Lobato quien nos apoya con consejos prácticos. Disfruta los preparativos para una ¡Feliz Navidad! Como siempre les invitamos a que nos escriban, compartan comentarios y sugerencias a: gymboreecomparte@gymboree.com.mx Les recordamos que ya cuentan con nuestra revista digital sólo necesitan ingresar a nuestra página web: www.gymboree.com.mx

Pilar González Corona Directora Editorial

4


5


6

�����


Por Ricardo Ham R. Asesor Pediatra Keiko Imuro

Por fin llegó el invierno y con él las fiestas, tantas celebraciones en tan poco tiempo, época de caminar en el frío, cambios de temperatura, de noches largas esperando abrir los regalos. Pero, ¿quién de nosotros no se ha pasado el festejo en casa por culpa de un resfriado?

T

odos sabemos de la angustia y la frustración que como padres, nos provocan los resfriados en nuestros pequeños. ¿Cuántas veces nos hemos quedado fríos pensando en todo lo que se avecina con tan solo escuchar el primer estornudo ? Pero no todo es malo, hay que recordar que la gripe es una enfermedad inherente en los niños y que ésta, además ayuda a su organismo a desarrollar sus defensas. Lo único que podemos hacer, es estar preparados.

7


¿Qué es la gripe? La gripe es una infección viral que afecta las vías respiratorias (nariz, garganta, bronquios, pulmones), altamente contagiosa, que presenta síntomas como: fiebre, tos, dolor de garganta, secreción nasal o nariz congestionada; dolor de cabeza, dolores musculares y cansancio. Este estado se llega a prolongar de 2 a 4 días. La gripe aparece en casos aislados o en forma de brotes que pueden llegar a epidemias principalmente en épocas de invierno. El período de incubación es de 1 a 3 días. En niños pequeños es frecuente encontrar complicaciones como la otitis media aguda y la bronquitis.

¿Quiénes están en riesgo de contraerla? La gripe es contagiosa y se propaga a través de gotitas infectadas por el virus que expulsan las personas enfermas al toser o estornudar. Las personas con gripe son contagiosas mientras presentan síntomas (la mayoría de las veces los síntomas duran aproximadamente una semana en los adultos, pero en los niños pueden durar hasta dos semanas). Básicamente todos estamos expuestos a esta enfermedad, sin embargo hay personas más propensas a contraerla, ya sea por su condición física o por el entorno en el que se desenvuelven, adultos mayores, personas que trabajan en lugares riesgosos como consultorios médicos u hospitales y hablando propiamente de niños pequeños (entre 6 meses y 5 años) el riesgo aumenta si éstos acuden a la guardería o al jardín de niños, pues al estar en un espacio cerrado se contagian fácilmente de otros pequeños.

Mi hijo se contagió, ¿qué tengo que hacer? Siempre que tu hijo se enferma la reacción natural es llamar inmediatamente al médico. Aunque en la mayoría de los casos, la gripe no requiere un tratamiento médico específico en algunos niños con enfermedades crónicas pueden complicarse

8


si la contraen y podrán requerir tratamiento o incluso hospitalización. Por otro lado, la gripe también puede ser peligrosa en los recién nacidos. En estos casos siempre será aconsejable visitar al pediatra para descartar cualquier complicación y/o iniciar algún tratamiento. Si éste no es el caso, aquí te damos algunos consejos para que tu niño se recupere pronto de la gripe:

Prepara alimentos sanos, balanceados y ricos en vitaminas: frutas y verduras de temporada, productos lácteos, cereales enteros y pescado. Reduce las grasas y la carne. Evita la deshidratación dándole de beber muchos líquidos; el agua es lo mejor aunque hay veces que no es fácil que la tomen, si es así puedes recurrir a los jugos de frutas y la leche que en sus componentes tienen agua. Descansar, dormir lo más que se pueda y estar tranquilos: parece imposible en un niño pero es lo mejor y aunque seguramente por el resfriado su cuerpo le exigirá el descanso será complicado que lo tome como haría un adulto, por eso hay que motivarlo en entornos calmados y silenciosos, es imposible pretender que duerma si frente a él hay una fiesta. Controla los síntomas, un poco de acetaminofeno (paracetamol) o ibuprofeno para bajar la fiebre y aliviar los síntomas gripales (consulta la tabla de pesos y dosis y no administres otros medicamentos a menos que lo indique el pediatra). Vístelo inteligentemente, usar varias capas de ropa, con el fin de abrigarse o descubrirse con facilidad, pues la gripe hace que uno pase rápidamente del frío al calor y viceversa. Ambiente adecuado, es conveniente usar en el cuarto del niño un humidificador por algunas horas pues la humedad ayuda a las mucosas a fortalecerse y favorece la descongestión nasal. También hay que ventilar la zona un buen lapso de tiempo antes de ir a dormir y evitar por completo fumar.

Apapáchalos mucho.

La vacuna de la influenza (Fuente kidshealth.org)

Generalmente administrada entre septiembre y mediados de noviembre (aunque se puede administrar en otro momento del año), esta vacuna reduce las probabilidades de que una persona promedio contraiga la influenza. La vacuna de la gripe protege de la infección provocada sólo por un tipo específico de virus que puede provocar una epidemia con síntomas gripales graves. Por lo anterior, el hecho de que una persona se ponga la vacuna no es una garantía de que no vaya a enfermar durante la estación de la gripe. Pero sí se ha observado que, si una persona que se ha puesto

la vacuna contrae la gripe, es muy probable que presente menos síntomas y éstos sean más leves. Administrada en forma de inyección en el brazo, la vacuna de la gripe contiene virus inactivados que no le provocarán la gripe a tu hijo, pero estimularán su sistema inmunológico induciendo la producción de anticuerpos o defensas. Si una persona se pone una vacuna que contiene determinadas cepas del virus de la influenza estará protegida contra esas cepas en particular, en el caso de que entrara en contacto con ellas. Aunque tu hayas vacunado a tu hijo el año pasado, eso no lo protegerá contra el virus de este año, ya que la protección “caduca” porque los virus de la gripe cambian constantemente. Éste es el motivo

de que la vacuna se tenga que actualizar cada año para incluir las cepas más actuales del virus. Para los niños menores de 9 años que se pongan la vacuna por primera vez, ésta se deberá administrar en dos inyecciones separadas entre sí por un período de un mes. Después de la administración de la vacuna, el cuerpo puede tardar entre 1 y 2 semanas en desarrollar la protección contra la gripe. Si la vacuna se administra antes de que la gripe esté en pleno apogeo, el cuerpo tendrá más oportunidades para desarrollar la inmunidad o protección contra el virus. Aunque la vacuna se puede administrar durante el período del año con más gripe, es mejor que se la pongas a tu hijo lo antes posible, siempre y cuando el pediatra lo considere necesario.

9


���������

por Lorena Lobato Psicoterapeuta TREC

Cambia emociones desagradables por una actitud positiva La época navideña representa diferentes aspectos para cada quien. Nos gusta pensar que es un tiempo que nos trae gratos recuerdos, felicidad, ganas de celebrar y de compartir con la familia y los amigos, fiestas, regalos y luces de colores. Sin embargo, y con más frecuencia de la que imaginamos, también puede ser una época en la que se presentan sentimientos de depresión y tristeza, de ansiedad y estrés.

10


A

veces es difícil reconocer que nos sentimos así, pero a la mayor parte de la gente, en alguna etapa de su vida, le ha pasado. Esta es una consecuencia bastante lógica si nos ponemos a pensar que por un lado, es un periodo del año con demasiada actividad, además del trabajo que tenemos dentro o fuera de la casa y las obligaciones cotidianas, tenemos compromisos sociales, compras, adornar la casa, gastar dinero de más y ganar un poco de peso. Por otro lado es un tiempo de memorias y de reflexión ¿qué no hemos logrado? ¿qué hubiéramos cambiado o mejorado? y vienen los recuerdos, sobre todo de personas que ya no están cerca de nosotros y de relaciones que hemos perdido.

Es probable que ni siquiera estemos conscientes de qué nos está sucediendo y porqué nos está sucediendo. Estas emociones desagradables son consecuencia directa de pensamientos negativos e irracionales que tenemos a lo largo del día y que, sin darnos cuenta, pueden provocar cambios de conducta y de estado de ánimo. Lo primero, es tomar el tiempo para observarnos. Para mejorar y regresar a un estado mejor de salud, es importante que seas capaz de reconocer cómo te sientes. El inicio de una depresión o ansiedad no significa que necesites medicamento o una larga terapia. Puede significar, solamente, que aprendas herramientas que te lleven a poner límites, a vivir en el presente, ser más asertivo, tener más organización, enfrentar tus emociones. Desgraciadamente, muchas personas se han acostumbrado a sentirse “mal” cuando se acerca la Navidad y piensan que, como sucede cada año, es lo “normal”.

Pon atención si notas: -Que te sientes más cansada que de costumbre -Que prefieres posponer las compras o la decoración con cualquier pretexto -Que estás más irritable y “saltas” a la menor provocación -Que reaccionas agresivamente -Que sientes ganas de llorar sin razón aparente -Que te sientes desconectado del mundo

Si al inicio de la temporada navideña te das cuenta que te sientes “mal”, habla, comunícalo. Llama a un amigo, a un pariente o a un profesional de tu confianza y cuéntale como te sientes. Hablarlo es el primer paso. Si te quedas todo adentro, lo más probable será que no mejore.

Puntos que te ayudarán a sobrellevar la tristeza o depresión navideña: 1. Si perdiste a un ser querido o una relación importante, es muy normal que te sientas triste, pero trata de recordar los tiempos felices no te focalices en lo negativo. Si necesitas llorar, hazlo, el tiempo es el que te irá ayudando a aceptar. Acércate a la gente que quieres y que tienes cerca y disfruta su compañía.

2.

No caigas en la trampa de la mercadotecnia las tiendas, los comerciales y los anuncios hacen que la Navidad sea sinónimo de comprar, pero la realidad es que es mucho más que eso. Un regalo hecho en casa, un gesto amable, una demostración de cariño sincero, son mucho más que un regalo costoso.

11


3. Continúa con antiguas tradiciones familiares o comienza nuevas, esto te levantará el espíritu. Las tradiciones familiares fortalecen los lazos de familia, unen y ayudan sobrellevar una pena.

4.

Cultiva tu parte espiritual. Haz respiraciones profundas y di una oración. Aprende a meditar.

5. Mantente activo, haz ejercicio, lleva a los niños al parque, haz algún deporte, toma clases de yoga.

6. Date cuenta de las dinámicas de tu familia, irónicamente, puede ser que tu familia y amigos sean parte de la fuente de tu tristeza. No puedes cambiar su modo de ser, pero si te puedes dar cuenta de cómo te afecta y entonces, puedes buscar la manera de eliminar o acortar las experiencias que te hagan sentir mal. Habla con ellos y, en algunos casos, podrás llegar a un acuerdo. No inicies ni continúes discusiones familiares.

7. Pide ayuda, hacerlo es un signo de fortaleza, no de debilidad. Puntos que te ayudarán con el estrés y la ansiedad de la Navidad: 1. Vuélvete práctica: primero date cuenta exactamente de que es lo que te pone nerviosa, ansiosa o estresada y enfréntalo. Si no sabes que les gustaría recibir de regalo a tu familia política, pregúntales. Si te preocupa gastar demasiado dinero, haz algunos regalos (galletas, mermeladas), organiza intercambios, regala tarjetas hechas por ti. Enfrenta el estrés de una manera práctica y honesta, lo que puedes hacer hazlo y lo que no, acéptalo.

2. Planea con anticipación: gran parte del estrés navideño se da cuando se nos viene el tiempo encima, así que trata de no hacer las cosas a última hora.

3. Duerme lo suficiente: asegúrate de dormir tus horas, toma una siesta si es necesario. La falta de sueño incrementa la ansiedad.

4.

No dejes de hacer lo que te gusta: pintar, caminar, leer, etc. Sigue haciendo aquello que te da salud emocional, y busca el tiempo.

5. Pide ayuda: no quieras hacer todo tú, delega parte de tu trabajo, o pide ayuda para que te cuiden a los niños mientras lo haces tú. Y recuerda que no eres perfecta.

6. Acepta que van a haber problemas: alguna discusión familiar, el regalo que no era lo que se esperaba, el pavo seco. Son inevitables, fluye y acéptalo como parte de la vida.

7. Mantén tus expectativas realistas: cuando sabes que no todo va a salir perfecto, el estrés baja.

8. Apapáchate: no te olvides de ti, ve al salón de belleza, métete a la tina con sales aromáticas, regálate algo lindo. Recuerda que no hay Navidad perfecta, trata de cambiar lo que puedas, aceptar lo que no puedas cambiar y reconocer la diferencia entre ambas. Lorena Lobato Psicoterapeuta TREC (Terapia Racional Emotiva Conductual) Maestra de Kundalini Yoga 04455-54523363

12


13


por Paty Fernandez del Busto Directora del Programa Gymboree®

La música ofrece una manera muy divertida, poco costosa y de mucho aprendizaje para disfrutar de esta temporada. Antes de compartir algunas ideas de juegos y actividades, veamos qué significa la música en los primeros años del niño.

14


La Música

El medio ideal para estimular el desarrollo integral del niño El bebé responde de manera natural a la música, ya sea balanceando su cuerpo, golpeando una pala de madera en un recipiente o simplemente sonriendo cuando la abuela le canta su canción favorita. Estas respuestas nos permiten asomarnos a las increíbles oportunidades de aprendizaje que la música ofrece.

¡La música pone a los niños en movimiento! Los beneficios físicos de la música son quizá los más obvios. Participar en juegos de canto y movimiento, así como hacer sonar instrumentos sencillos de percusión, forman experiencias especiales que favorecen el desarrollo de habilidades motrices gruesas y finas, así como la coordinación en general. Incluso antes de que los niños puedan realizar estas actividades por sí mismos, los papás por instinto les cantan, bailan y juegan con la música. Estas actividades ofrecen estimulación importante que favorece el desarrollo de la fuerza en la cabeza, el cuello, el control del torso, equilibrio y la conciencia corporal.

El aspecto social y emocional de la música Para los niños pequeños, la música se vive como parte habitual del tiempo de juego y de las rutinas diarias que sus padres realizan con él. Estos ambientes musicales favorecen la interacción social y el desarrollo del vínculo afectivo con esas personas.

Estimula la creación de ritmos con objetos que pueda golpear mientras escucha música. Las ollas y cucharas funcionan perfecto. Organicen su propia orquesta.

Para los bebés que aún no hablan, la música representa una forma de comunicación que trasciende al lenguaje hablado. Puede sentir el calor y la seguridad de los brazos de su mamá, ver amor en sus ojos y sentirse tranquilo cuando lo arrulla o mece mientras le canta una canción de cuna. En este sentido, la música refuerza la experiencia del vínculo entre padre e hijo y contribuye al desarrollo de la confianza, esencial para el desarrollo emocional.

15


Música y Memoria El impacto de la música sobre el desarrollo cognitivo apunta en áreas como el desarrollo del lenguaje y de la memoria. Desde pequeños, anticipan la palabra o el sonido que se repite en una canción. Algunas investigaciones muestran que los niños tienen memoria para recordar las canciones escuchadas en útero y que pueden percibir y reconocer muchos aspectos de la música incluyendo cambios en la melodía, patrones de tiempo, timbre y tono. Hay investigaciones que reflejan que bebés de 7 meses pueden diferenciar entre una melodía conocida, y una nueva, lo que indica la habilidad para formar memoria a largo plazo de la música que se ha escuchado. Las canciones infantiles tradicionales que los adultos les cantan a los niños, generalmente tienen patrones de ritmo y melodía que son simples y se repiten a lo largo de la canción. “Martinillo”, “Marinero” y “Debajo de un botón” les gustan mucho porque contienen la cantidad exacta de repetición de patrones y secuencias que combinan con la capacidad memorística de los pequeños. Los elementos musicales de estas canciones, combinados con el juego interactivo entre padre e hijo, estimulan la actividad cerebral. Las canciones favorecen el lenguaje y la memoria haciendo más fácil aprender y retener información.

Esta es una excelente postura para calmar al bebé que tiene cólico, está inquieto o simplemente cansado. Si combinas la postura con un movimiento rítmico adelante y atrás mientras le cantas será tranquilizante y algo que guarde en su memoria.

Algunas ideas Mientras lo abrazas y lo meces, platícale lo mucho que lo quieres o lo

que hicieron durante el día, pero ponle música a tus palabras, agregando una música de fondo.

Cántale una canción de cuna antes de dormir; quizás la canción que a ti te cantaron cuando eras pequeño y así compartes una tradición que pasa de generación en generación.

Escribe una canción de cuna para tu hijo. Toma la melodía de una

canción que te guste e invéntale la letra. No te olvides de incluir su nombre pues les gusta mucho escucharlo y además, la hace especial y suya.

A los niños les encanta ver a los papás moverse con la música.

Cuando le cantes, actúa las canciones moviendo las manos, el cuerpo y haciendo gestos. Observa cómo aprende, ¿te imita?, ¿está esperando con atención tu siguiente gesto o sonido? Bailar con tu bebé es una manera muy divertida de aprender sobre el ritmo y música. Cárgalo, siéntalo, páralo para que juntos exploren la experiencia del movimiento al ritmo de la música. ¡Hasta un Rock and Roll les encantará!

16

Comparte canciones que tengan un cierto movimiento o sonido que se repite, invítalo a hacerlo contigo.

Baila con tu hijo siguiendo diferentes ritmos. Bailen de parejas y

jueguen. Por ejemplo, papá baila con el niño y mamá con un muñeco.


Diviértanse un poco más y cambien las parejas, los ritmos o los movimientos.

Los niños disfrutan mucho con las rondas como “La rueda de San

Miguel”, especialmente si hay más personas en casa. Cuando estén los abuelos o los primos, invítalos a compartir. Los juegos musicales como congelarse cuando la música se pare o realizar un desfile en la sala con instrumentos musicales es una gran diversión.

La música es una excelente forma de hacer que las actividades diarias

sean más divertidas y que el niño coopere con entusiasmo. Inventa canciones sencillas para lavarse los dientes, vestirse o ir a comer. No te olvides de acompañar la letra con movimientos y gestos chistosos.

Lee un cuento con tu hijo y agrégale sonidos, integrando instrumentos musicales. Invita a tu hijo a usar la sonaja cuando cambies la página, o cuando aparezca un animal o para hacer sonido de lluvia, etc.

Aprovecha las canciones favoritas para hacerles un cambio en la letra y

despertar la curiosidad de los niños. Por ejemplo, “brilla, brilla el tenedor” en lugar de la estrellita. Invita a tu hijo a inventar otras palabras para esa canción.

Juega “Amo Ato” frente a un espejo, frente a una hilera de sus animales de peluche, frente a un sillón.

Inventen juntos instrumentos musicales, aprovechando material como

cajas de cereal para hacer un tambor, unos rollos de papel de baño para un cuerno, una sonaja con botellas de plástico y semillas. Pon música y acompáñenla con estos instrumentos.

Ten a la mano material como mascadas, pelotas, listones y aros con los que pueden jugar y bailar libremente mientras escuchan la música.

Nada más relajante como mecerse en una hamaca y escuchar música en compañía de mamá y papá. Haz una hamaca casera con una toalla de playa, acuéstalo boca arriba y mécelo suavemente.

17


���������

Por Pilar González Corona Gymboree® Pedregal

a Navidad es una de las fechas más especiales y esperadas por los niños; es el momento ideal para ambientar nuestro hogar, recibir en casa para las fiestas y posadas, estrechar lazos familiares y qué mejor manera de iniciar nuestras tradiciones que con unas delicioso menú infantil hecho en casa. El simple hecho de cocinar resulta de lo más emocionante. Aquí te mostraremos algunas ideas para hacer de esta celebración algo inolvidable para tus hijos.

Te aconsejamos apelar a la creatividad y a la imaginación. La participación de nuestros hijos obliga a la sencillez. Programa una tarde y diviértanse cocinando juntos. Muchos menús infantiles pueden prepararse a lo largo de días previos, de esta forma no estarás estresada el mismo día de la Navidad. Este menú infantil es uno de mis favoritos:

Albóndigas Cocktail Ingredientes: 1 kilo 350 grs. de carne molida 40 galletas saladas pequeñas ½ taza de agua 1 cucharadita de sal 1 cebolla mediana (en trozos pequeños) ¾ de taza de agua 1 botella de salsa de chile ó puré de tomate 1 ½ lata de salsa de arándanos 1 taza de pasitas Preparación: Cocina la cebolla en ¾ de taza de agua durante 5 minutos. Cuela. Remoja las galletas saladas en ½ taza de agua. Agrega la sal a la carne. Mezcla la cebolla con las galletas y la carne y forma albóndigas pequeñas. Combina la salsa de chile (elige la menos picante) o el puré de tomate junto con las pasitas y la salsa de arándano en un sartén y calienta de 5 a 10 minutos. Agrega las albóndigas crudas a esta salsa y cocina. Si son pequeñas, tardarán de 10 a 20 minutos. Recuerda mantener la temperatura baja para que no se peguen y puedas mezclar fácilmente. Se pueden preparar con anterioridad y congelar.

18


Brocheta de papas cambray al romero Ingredientes: 20 ramitas de romero (se retiran todas las hojas excepto por la punta) 60 papas cambray Preparación: Arma las brochetas insertando 3 papas partidas por el medio en cada ramita de romero. Fríe las papas hasta que se doren y lleva a horno moderado para asegurar cocción. Emplata colocando primero las albóndigas y acompaña con 2 brochetas por plato.

Galletas con chispas de chocolate Ingredientes: 2 tazas de mantequilla 4 tazas de harina 2 cucharadas de bicarbonato de sodio 2 tazas de azúcar 5 tazas de avena licuada (mide la avena y luego cuélala hasta convertirla en polvo) 70 grs. de chispas de chocolate 2 tazas de azúcar moscabada 1 cucharada de sal 1 barra de chocolate de 8oz. (rallada) 4 huevos 2 cucharadas de polvo de hornear 2 cucharadas de vainilla 3 tazas de nueces trituradas (si lo deseas) Preparación: Bate hasta hacer una crema con la mantequilla y los dos tipos de azúcar. Añade los huevos y la vainilla. Mézclalos con la harina, la avena, la sal, el polvo de hornear y el bicarbonato de sodio. Agrega las chispas, la barra de chocolate y las nueces. Haz pequeñas pelotillas y colócalas con una separación de cinco centimetros entre sí, sobre una bandeja para hornear galletas. Hornea por 10 minutos a 375 grados. Rinde para 112 galletas. ¡Que las disfruten!

19


�������

por Andrea Vargas Figueras

La lectura de cuentos navideños desde muy temprana edad es accesible y divertida hasta transformarse en un vicio que nos remite a un mundo fantástico y maravilloso de imposibles y posibles, de duendes traviesos y valerosos que preparan los juguetes en el Taller de Santa, juegan, cantan, silban, brincan y riegan polvos mágicos para hacer que los días sean dulces. Los niños se vuelven alegres y se portan especialmente bien esperando la llegada de Santa Claus. Las lecturas de navidad transmiten buenos deseos y de una u otra manera nos enseñan valores, un fuerte sentido de la justicia, tolerancia y la convivencia familiar. Recomendamos hablar sobre la generosidad y enseñarles a compartir con los menos afortunados. Es importante la participación de la familia para mantener las tradiciones de esta época. Los cuentos navideños son tan atractivos que se inculca fácilmente el amor a la lectura, además de ser el entretenimiento ideal para compartir momentos inolvidables. Aquí les recomiendo mis favoritos:

20


Canción de Navidad De: Charles Dickens Editorial: Lectorum Edición: 2ª Año: 2005 País: México

Canción de Navidad es uno de los cuentos más intensos del gran escritor inglés, y tal vez el mejor y más bello relato que se ha escrito sobre el espíritu de la navidad. A través del espectro de Marley, el avaro Scrooge, que tiene el corazón más duro y agrio que alguien pueda imaginarse, comprenderá por qué la navidad es la mejor época del año, un tiempo de reflexión y de profunda alegría; en una palabra, el tiempo por excelencia del amor y la paz entre los humanos.

El Ángel de la Navidad Escrito por: Fiona Watt Editorial:Usborne Publishing Edición: 1ª Año: 2007 País: USA

El ángel de la navidad ha perdido su antiguo resplandor. Averigua cómo logra recuperarlo en las páginas de este divertido libro con texturas para explorar el tacto.

21


Por Dr. Allan H. Decherney David Geffen School of Medicine at UCLA, Los Angeles, California

“La ventana de oportunidad para la recolección de sangre de cordón umbilical es tan ilimitada y el potencial para el uso de las células es tan grande que nosotros, como médicos, tenemos una obligación de educarnos acerca de la tecnología y aconsejar a los pacientes acerca de este recurso médico único.”

E

l campo del almacenamiento de la sangre del cordón umbilical está floreciendo y su crecimiento está siendo reforzado por experiencias clínicas demostradas científicamente con trasplantes y un número siempre creciente de indicaciones para el uso de esta tecnología. Estos avances incentivan el interés de las mujeres, sus familias y sus médicos. En la medida que nuestra experiencia colectiva en cuanto a la sangre del cordón umbilical se amplíe, más justificaciones para la criopreservación e indicadores para trasplantes, emergerán para las familias en anticipación al nacimiento del niño. A diferencia de todas las opciones médicas o productos de consumo y servicio, la recolección de la sangre del cordón umbilical es literalmente una oferta única con una ventana de oportunidad. Esto es uno de los aspectos que más llaman el interés del paciente en la preservación de éstas células únicas. En el futuro, las células madre del cordón umbilical, deben evolucionar, al punto de representar un invaluable recurso para el mantenimiento de la salud, las personas que escojan no almacenar, o aún así, los que hayan sido desalentados a almacenar por otra persona, pueden estar en presencia de una pérdida irrecuperable. “Cuando usted almacena la sangre del cordón umbilical del bebé, usted puede estar salvando la vida de su hijo o la de otros miembros de su familia”. Dr. Allan H. Decherney Es de una importancia crucial, que los obstetras y sus pacientes estén ampliamente informados acerca de las aplicaciones actuales y el potencial médico de las células madre en el momento en que el almacenamiento está siendo discutido y considerado. Más de 70 aplicaciones para el uso de células madre para tratar enfermedades malignas y enfermedades genéticas han sido sugeridas hasta ahora, y en la medida en que las indicaciones aumentan, es importante que los médicos continuamente validen y reevalúen los usos actuales y proyectados de la tecnología. Es igualmente importante reconocer el valor de esos usos actuales.

22

Alzheimer, Diabetes, Enfermedades coronarias, Enfermedades hepáticas, Esclerosis múltiple, Mal de Parkinson, Lesión de médula espinal son solo algunas enfermedades que en un futuro podrán ser tratadas.


“Al momento de dar consejos a los pacientes, podemos discutir las indicaciones actuales para las células madre del cordón umbilical, así como los datos de eficacia y seguridad para el almacenamiento privado y para el uso de las células madre de un donante compatible. Podemos también dar información acerca del uso emergente y las direcciones de investigación para educar al paciente acerca del potencial que algún día pueda llegar a realizarse, aún así, no podemos de manera precisa predecir como esta tecnología crecerá o si otras tecnologías emergerán que puedan sobrepasarlas.” Dr. A.H. Tener congeladas las células madre y listas para el uso familiar provee opciones terapéuticas más amplias, ventajas en el tratamiento en términos de seguridad, eficacia e intervención temprana en algunas enfermedades. Aunque las células madre provenientes del cordón umbilical fueron concebidas en principio como beneficio potencial exclusivo del recién nacido, es ahora evidente que varias de las aplicaciones de esta tecnología pueden ser extendidas a otros miembros de la familia. Las células madre son genéticamente únicas respecto al niño, y al mismo tiempo, genéticamente comunes a los parientes sanguíneos del mismo. La posibilidad de que un niño o familiar necesiten el uso de sus propias células madre, son un punto importante de determinación del valor.

aplicación de células madre en ingeniería de tejidos para reparar corazones dañados y tejido nervioso y en la terapia genética con células madre. La determinación de riesgo y por lo tanto de valor del almacenamiento es altamente subjetiva, como lo es el valor de “la opinión”. “Como médicos, estamos educados para a menudo separar “la necesidad médica” de las opciones electivas, pero eso no hace ni debe hacer que no aceptemos los méritos de la ciencia de células madre ni el derecho de los padres a escoger el almacenamiento de las células madre de sus recién nacidos para el futuro”. El almacenamiento de la sangre del cordón umbilical debe ser recibido como un mundo científico valiente y nuevo a explorar y los padres de familia, estar conscientes que es UNA OPORTUNIDAD ÚNICA EN LA VIDA.

Muchas familias eligen almacenar la sangre del cordón umbilical para su posible uso, en tratamientos de enfermedades hematopoyéticas y desordenes genéticos sanguíneos, pero más y más familias están almacenando con miras a usos clínicos. Las células madre han sido recientemente usadas en las áreas de medicina regenerativa, ingeniería de tejidos y terapia genética, con crecimiento sostenido. Tales usos incluyen trasplantes autólogos para el tratamiento de enfermedades a u t o i n m u n e s ,

23


T ips de

d a d i r u Seg para vivir tranquilos Ahora que formaste una familia, es probable que experimentes temores acerca de la seguridad de tu hijo. Si experimentas este tipo de emociones, es posible convertir la ansiedad irracional, en un nivel apropiado de preocupación. Una parte importante en la educación y cuidado de los hijos es prevenir ciertas situaciones que lo pongan en riesgo. La mejor manera de estar protegido es la información. Aquí te presentamos algunos puntos de seguridad proporcionados por el Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados (National Center of Missing & Exploited Children) de los Estados Unidos.

Enséñale a tu hijo su nombre, el nombre de mamá y de papá y haz que permanezca junto a ti cuando vayas a lugares concurridos. Si tu niño se separa, no permitas que vaya lejos del lugar donde estás y enséñalo a pedir ayuda de algún empleado de la tienda o de alguien con uniforme. Asegúrate de enseñarle que no debe preguntar a alguien desconocido y mucho menos a adultos que “solo quieren ayudar”. Ten bien claro quién se está haciendo cargo de tu bebé: niñeras. Hay dependencias gubernamentales donde puedes investigar si la persona contratada tiene antecedentes penales o bien, pide referencias con otras familias que la hayan contratado. Una vez que hayas escogido a la persona que se encargará de tu hijo, pregúntale cómo le fué y escucha con cuidado sus respuestas. Asegúrate de saber dónde están tus hijos siempre. No dejes toda la responsabilidad en manos de las niñeras. Escucha con cuidado si ellos no quieren estar con alguien o en algún lugar. Esto puede ser una indicación de que algo le esté afectando . Enséñale a tus hijos que ellos tienen el derecho de decir que NO a algo que los incomode, ya sea por acciones o palabras de otros. Enséñalos a avisarte inmediatamente si esto sucede. Aliéntalos a que sepan que tú estás allí para ayudarlos.

24


Si tu hijo está en una guardería, averigua quién supervisa a los niños, especialmente cuando éstos vayan al sanitario o en la hora de la siesta. Pregunta qué otros adultos tienen acceso a él mientras esté en la guardería. Cuando un bebé adquiere movilidad, se convierte en un investigador constante. Evita situaciones de riesgo. Te recomendamos ponerte al nivel del niño y revisar en casa que estén los contactos protegidos, los cables de las computadoras fuera de su alcance, etc.

Los niños requieren supervisión de un adulto siempre que se encuentren cerca del agua. Retira los juguetes y vacía la alberquita de jardín una vez que la hayas usado.

Nunca dejes a los niños desatendidos en un automóvil automóvil, ya sea en marcha o detenido. Los niños nunca deben ser dejados sin supervisión, ni permitir que pasen tiempo solos ni con extraños dentro de un automóvil.

Niños de 4 a 8 años Niños de 4 y 5 años ya pueden aprender su dirección, su número telefónico y cómo utilizarlo. Los niños no deben salir solos y siempre deben ir acompañados de un amigo cuando vayan a algún lugar o estén jugando afuera. Es preferible que siempre estén bajo la supervisión de un adulto. Asegúrate de que tus hijos sepan que hacer en caso de que se pierdan, explícales que ellos nunca te deben buscar por si mismos, que soliciten ayuda con un uniformado. Si están en algún centro comercial, que por ningún motivo salgan a buscarte en el estacionamiento. Enséñalos a decir “No” si alguien trata de tocarlos o tratarlos de una manera que los haga sentir incómodos o asustados. Los niños necesitan saber que cuentan con alguien para decirle como se sienten. Sé sensible a cualquier cambio en la conducta o actitud de tus hijos. Favorece la comunicación abierta y aprende a ser un oyente activo. Mira y escucha indicaciones y/o indicios de que algo puede estar molestando a tus hijos, porque los niños no se sienten cómodos cuando tienen que hablar de algo que les incomoda y esto puede ser por la preocupación a la reacción a sus problemas. Si tus hijos te confían sus problemas, mantén la calma, no critiques y se imparcial. Tú y tu bebé pueden estar más seguros siguiendo estas simples recomendaciones.

25


26


27


28


29


30


Gymboree comparte 9