Issuu on Google+


1


10 16 18 20 22

Publicación Trimestral. Año 3 Número 11 junio - agosto de 2009   Consejo Editorial Directora Editorial Pilar González Corona Director de Arte Ricardo Ham R.

Estimulación Visual Estimulación Auditiva Estimulción Tácti Estimulación Gusto y Olfato

Diseño Gráfico Andrea Vargas Figueras Ricardo Ham R.

Ilustración: Andrea Vargas Figueras Ricardo Ham R.

Colaboradores: Lic. Paty Fernández del Busto, Pilar González Corona,

 www.gymboree.com.mx Servicio de atención al público 01800 00 49626

Fotografías: Gymboree Play & Music®, Gymboree® México, Erika Miranda, Revista Padres e Hijos, Rafael Aguilar.

gymboreecomparte@gymboree.com.mx

(D. R.) © Gymboree Comparte. Marca Registrada. Año 3 Nº 11 Fecha de publicación: junio a agosto de 2009. Revista trimestral, editada y publicada por: Productos Gymboree S.A. de C.V. Prol. Manuel López Cotilla # 1535, Col. del Valle, Deleg. Benito Juárez, C.P. 03100, Tel. 5524 1324. Fecha de impresión: junio de 2009. Impreso por: Péche Impresiones S.A. de C.V. Quetzalcóatl 48, Col. Tlaxpana, Deleg. Miguel Hidalgo, C.P. 11320 Tel. 5705 0204. Tiro: 70,000 ejemplares. Certificado de Reserva de Derechos Nº 04-2003-010812190900-102. Certificado de Licitud de Título Nº 12355. Certificado de Licitud de Contenido Nº 9918. Gymboree® Comparte es una publicación gratuita, distribuida en sus centros Gymboree, consultorios pediátricos y ginecológicos. Prohibida la reproducción parcial o total del material editorial publicado en este número ©.

2


3


T

odo se inició en 1976 con una idea: potenciar el rápido desarrollo de la mente y el cuerpo de un niño y prepararlo para la vida.  En Gymboree®, entendemos que las relaciones y experiencias que los niños tienen durante los primeros años de vida dejan un impacto profundo en su futuro.  De hecho, el cerebro es más activo durante los tres primeros años, etapa en la que crece hasta un 80% de su tamaño.  Es fundamental que los padres fomenten el desarrollo del niño durante esta etapa.   Nuestra experta en desarrollo infantil, Paty Fernández del Busto, ha elegido algunos de sus mejores artículos y los hemos querido compartir con ustedes como un “Especial de Estimulación Temprana”   Debido a que el compromiso de los padres es esencial para el desarrollo del niño, queremos darles nuevas ideas para alentar a sus hijos a resolver problemas, pensar de manera creativa, obtener auto-estima y a crecer como un estudiante independiente.    Así mismo, te ofrecemos información para apoyar a tus hijos en las diferentes etapas de su desarrollo y así compartas con él la aventura de “aprender a aprender”.  Como tú eres el maestro más importante para tu hijo, Gymboree® está comprometido contigo para ayudarte a ser mejor padre. Este especial es una herramienta muy simple pero efectiva para apoyar con ejercicios divertidos el viaje de tu hijo; muy pronto verás el progreso en las habilidades que tu hijo va dominando conforme madura. Esperamos que este ejemplar les sea de utilidad a nuestros lectores y lectoras. Como siempre les invitamos a que nos escriban comentarios y sugerencias a: gymboreecomparte@gymboree.com.mx Les recordamos que ya cuentan con nuestra revista digital sólo necesitan ingresar a la página web: www.gymboree.com.mx

Pilar González Corona Directora Editorial

4


Felicidades a las ganadoras de nuestro concurso “ Cuéntanos tu historia” en breve nos comunicaremos con ustedes para hacer entrega de sus premios en el centro Gymboree mas cercano a sus domicilios, a todas las demás mamás que enviaron su historia les agradecemos su participación y esperamos seguir contando con ustedes para futuras promociones Gracias a todas Las ganadoras son: Gaorgina Romero (Cancún) Gabriela Ortega (Ciudad de México) Gabriela Herrera (Acapulco)

5


6


En la medida en la que las capacidades físicas y motrices van madurando, se va desarrollando en el bebé un sentimiento de independencia y autonomía. Poco a poco el niño va desarrollando las habilidades que le permitirán satisfacer sus necesidades diarias como: alimentarse, vestirse, desvestirse, bañarse, ir al excusado, etc. Sin embargo, estas habilidades están condicionadas por el desarrollo motriz fino y grueso.

El deseo del niño por ser independiente se manifiesta en un principio cuando quiere comer por su cuenta. Primero aceptará que le ayudes a coger la cuchara o la taza, pero muy pronto querrá hacerlo solo y hasta empujará tu mano. Esto se convierte en un batidero: la comida se cae al piso o a la mesita antes de llegar a la boca, el jugo y la leche se derraman por todo el cuerpo. ¿Qué limpiar primero: la mesita, el piso, las manos o su cara? La comida no tiene que ser necesariamente una guerra entre madre e hijo, algunas cosas pueden ayudar para que éste sea un momento agradable para ambos: 1) Darle una cuchara adecuada, que tenga el mango ancho y tan largo como su puño. 2) Paciencia. Dale más tiempo a esta actividad, si lo apresuras será más torpe. 3) La mesita, el babero y la zona donde va a comer deben ser fáciles de limpiar. Será mas fácil que te enojes con él si ensucia tu alfombra. 4) Déjalo que tome la comida, que use sus dedos para comer, que la huela. Acuérdate que está explorando su medio y necesita conocer su textura, temperatura, olor y sabor, para conocerlo todo, dejará de hacerlo en cuando satisfaga su curiosidad. 5) Dale alimentos que tengan colores atractivos, el betabel, la zanahoria y el jitomate te ayudarán. 6) Dale alimentos que tengan una consistencia que le sea fácil manipular por si mismo. Mejor un puré que una sopa aguada.

7) No le des nada entre comidas, lo que importa es que le guste comer. Lo hará cuando sienta hambre. 8) Trata de balancear su dieta de acuerdo con lo que sabes que le gusta. 9) Dale las porciones adecuadas de comida de manera que poco a poco vaya aprendiendo qué cantidades servirse y darse cuenta en qué momento está satisfecho.

7


La Academia de Pediatría Americana recomienda que los niños se sirvan por sí mismos, ya que esto ayuda a que tomen las raciones de comida que ellos necesitan y aprenden las cantidades de comida que deben de ingerir, por lo tanto, es nuestra responsabilidad como padres ofrecer a nuestros hijos comida saludable y balanceada con diferentes opciones para que ellos se sirvan. Un niño debe de comer 4 veces menos que un adulto, es decir, si tú comes 16 nuggets de pollo, debes dar a tu hijo 4 nuggets de pollo. Si tú comes 4 sándwiches de pollo, debes dar a tu hijo 1 sándwich de pollo. Por otro lado, también nos dice que el ambiente que se tiene en el momento de comer es muy importante para el desarrollo de los hábitos alimenticios de tu hijo y para ayudarlo a que aprenda a comer por sí mismo de manera fácil, ya que no es lo mismo que un niño coma solo frente al televisor o enfrente de sus padres hasta que deje el plato limpio; que comer en familia y que el niño tenga la libertad de servirse de acuerdo a sus necesidades hasta que él se sienta satisfecho. Algunos niños a esta edad usan la comida como una herramienta para castigar o controlar a sus padres. Trata de evitar que el horario de comida provoque tensión dentro de la familia.

Evita obligarlo a comer lo que rechaza. Sólo intenta, no fuerces. Ellos deben comer lo que necesitan sin necesidad de que los obligues a comer más de lo que pueden. A pesar de su torpeza, es recomendable motivar ese deseo del niño por comer solo ya que eventualmente, logrará hacerlo sentir bien,

8

satisfecho, feliz y autosuficiente. Para ayudar a que tus hijos comiencen éste proceso existen diferentes utensilios que ayudarán a que desarrolle sus habilidades. Puedes comenzar utilizando vasos entrenadores, cucharas, tenazas, platos con diseños divertidos para tus hijos, de manera que el momento de comer sea atractivo y de esta forma comiencen a aprender de manera fácil. Evenflo ha creado soluciones con productos para cada edad y etapa de niños en desarrollo alimenticio, las cuales comienzan con la primera etapa en donde aprendes qué porciones debes darle de comer a tus hijos, segunda etapa cuando comienzan a explorar la comida por ellos mismos y tercera etapa en donde aprenden a servirse por sí mismos. Con esto, ayudarás a que tus hijos en un futuro tengan hábitos de vida saludables y de bienestar. Sigue los consejos y acuérdate que tu hijo se está conociendo y está buscando su autonomía.


¿Cómo proteger a los niños en época de lluvias? A

partir del mes de junio, da inicio lo que conocemos como la “temporada de lluvias”. En este periodo es común que se presenten algunas alteraciones en el medio ambiente, como son los cambios bruscos de temperatura, que usualmente traen consigo una serie de repercusiones, sobre todo en materia de salud. Si bien es cierto que como resultado de este periodo de lluvias, tanto niños como adultos están expuestos a contraer alguna infección respiratoria, son los pequeños quienes están más vulnerables ante esta posibilidad. Por tal motivo, es importante que los padres de familia estén mejor informados acerca de las medidas de prevención y recomendaciones acerca de cómo proteger a los niños de las enfermedades respiratorias:

Alimentarse sanamente, incluir frutas y verduras ricas en Vitamina A y C, como zanahoria, naranja, mandarina, limón y piña, ya que ayudan a proteger las vías mucosas y respiratorias. Evita exponer a los niños a cambios bruscos de temperatura. Antes de salir a la calle, abriga a los niños procurando proteger nariz y pecho. En caso de que la ropa llegara a mojarse, cambiarla inmediatamente. Evita que tus hijos compartan alimentos, vasos, platos o cubiertos. Contar con una ventilación adecuada, sobre todo en los lugares cerrados. Lavarse las manos frecuentemente.

De cualquier forma, es recomendable hacer una visita al pediatra, en caso de que los niños llegaran a presentar síntomas relacionados con alguna enfermedad respiratoria, como escalofríos, fiebre, dolor de cabeza y garganta, tos, fluido nasal, etc., a fin de que el experto pueda evaluar de una manera más precisa la salud de los pequeños e indicar el tratamiento más adecuado. Por último pero no por eso menos importante, es que los padres tomen las medidas necesarias para no enfermarse y evitar así contagiar a los pequeños.

9


Por: Lic. Paty Fernández del Busto

Directora del Programa Gymboree®

El bebé nace con un rico potencial de desarrollo. Los adultos que están cerca del niño, generalmente los padres, pueden motivar o inhibir este potencial dependiendo de las oportunidades y el ambiente que le ofrezcan. Cuanto más rico sea el ambiente en el que crece un niño y cuanto más le permita recoger experiencias nuevas y diferentes, mejor aprenderá y más se desarrollará su facultad de aprender.

10


l bebé recibe estímulos sensoriales desde el momento de su nacimiento. Cada una de las actividades cotidianas que los padres realizan con él son una fuente importante de estimulación. Durante el baño, por ejemplo, el bebé está recibiendo información sobre la temperatura, la textura de la esponja, el sonido de las gotas que caen, el olor del jabón, la sensación de movimiento y la mirada afectuosa de quien lo baña. Estos estímulos que recibe de manera natural le ayudan al niño en su desarrollo; sin embargo, cuando los padres reconocen el valor de lo que le están aportando a su hijo con actividades tan sencillas como ésta, pueden estimularlo de una manera más efectiva.

niño no sólo le permitirán familiarizarse con su medio ambiente, sino que adquiere también conocimientos acerca de sí mismo y sobre el uso de su cuerpo y sus habilidades. De esta manera, irá ejerciendo mayor control sobre el mundo que le rodea, sintiendo una gran satisfacción al descubrir que puede hacer las cosas por sí mismo.

La estimulación que el niño recibe durante los primeros años de vida constituye la base sobre la cual se dará su desarrollo posterior. Un ambiente estimulante y sobre todo afectuoso, enriquece sus procesos de desarrollo y generan una base sólida que le permite consolidar habilidades previas para dirigirse hacia aprendizajes El término de Estimulación Temprana se utiliza para más complejos y de mayor reto. describir una serie de actividades que los adultos realizan, de manera consciente, con el objetivo de El objetivo de la estimulación no es de ninguna manera enriquecer el desarrollo del niño. La variedad y acelerar el desarrollo; no se trata de forzar al niño para cantidad de estímulos adecuados que se le presentan que haga cosas para las cuales aún no está listo, sino al niño favorecen el desarrollo de sus capacidades en reconocer y promover el potencial de cada niño en cognitivas, emocionales, sociales y motoras. Por lo particular. tanto, se busca el desarrollo de su inteligencia, de su motricidad y de su personalidad. La variedad de experiencias significativas que tenga el

El término de estimulación temprana se utiliza para describir una serie de actividades que los adultos realizan, de manera consciente, con el objetivo de enriquecer el desarrollo del niño.

11


lgunos aspectos que los padres deben tener en cuenta para ofrecerle a su hijo el ambiente y los estímulos adecuados para motivar su desarrollo, son: Todos los niños siguen el mismo patrón de desarrollo El control del cuerpo va de la cabeza a los pies y del centro del cuerpo hacia las extremidades. Es decir que para que un niño pueda caminar tiene que haber desarrollado previamente una serie de habilidades como rodar y sentarse sin apoyo. Es importante conocer cuáles son las etapas del desarrollo de cada una de las áreas para ir poco a poco, reforzando la habilidad recién adquirida y presentando estímulos nuevos que lo acerquen al siguiente reto. Existen en la actualidad varios libros sobre el desarrollo infantil que pueden servir de guía para conocer estas etapas.

Respetar el ritmo individual de desarrollo. El momento en el que cada niño adquiere una habilidad es diferente y depende básicamente de la maduración del Sistema Nervioso. Por ejemplo, hay quienes progresan muy rápido en el área de lenguaje, pero a nivel motriz van más lento. Es importante reconocer el proceso particular del niño, respetarlo y ofrecerle los estímulos adecuados para su propio ritmo de aprendizaje. No lo presiones. Si observas que su ritmo es demasiado lento, debes consultarlo con el pediatra porque puede ser una señal de alerta y, mientras más pronto se detecte, es más fácil la intervención. Cada niño responde de manera diferente ante los estímulos. Las respuestas del niño le dan la pauta al adulto para conocer cuáles son sus necesidades particulares de estimulación. El niño puede mostrar con el llanto, la mirada perdida o la inquietud que la actividad que

12

el adulto está haciendo con él no es la adecuada. Al observar sus respuestas y ser sensibles a ellas, los adultos pueden saber si continuar o detener la actividad. La estimulación debe ser placentera. La mejor forma de estimular al niño es jugando con él y permitiéndole entregarse y participar plenamente en la actividad. Para esto tiene que haber disposición de las dos partes. Hay momentos propicios para realizar juegos que requieren de mucho movimiento y otros para actividades más tranquilas como escuchar música o dibujar. Las experiencias agradables se aprenden mejor y adquieren mayor significado. La repetición es muy importante para el aprendizaje. Cuando el niño tiene la oportunidad de repetir una actividad, adquiere mayor destreza y confianza en sí mismo. La habilidad se va volviendo automática y esto le permite enfrentar nuevos retos. Ofrécele oportunidades para practicar una habilidad aprendida en situaciones diferentes. Cantar la misma canción, escuchar el mismo cuento le dan la confianza al niño para participar, para anticipar, para equivocarse y para crear. El adulto es un facilitador para el aprendizaje. El que aprende es el niño de acuerdo con su grado de madurez y las experiencias previas. El adulto le proporciona el material y las oportunidades para que este aprendizaje pueda darse. El niño necesita libertad para explorar y poner en práctica lo que ha aprendido y el adulto le ofrece el ambiente y las herramientas, siempre teniendo en cuenta su seguridad. El afecto y la comunicación son fundamentales. Cuando los adultos pasan tiempo de calidad con su hijo jugando, platicando y compartiendo, se va estrechando el lazo afectivo entre ellos. Las muestras de cariño, ya sea con besos, caricias, miradas y palabras le hacen saber al niño lo importante que es y que se le reconoce como persona. Esta confianza en sí mismo lo motiva a la aventura de aprender y crecer en un ambiente seguro.


13


Por: Lic. Paty FernĂĄndez del Busto Directora del Programa GymboreeÂŽ

14


Como padres, tenemos varias responsabilidades hacia nuestro hijo, una es cuidar que crezca sano y fuerte proporcionándole los cuidados necesarios como alimentación, vestido y vacunas; otra es crear un entorno estimulante y lleno de amor que le permita un desarrollo pleno e integral

L

os bebés desde que nacen reciben estímulos de manera natural como son: el sentir la temperatura del agua durante el baño, sentir texturas mientras le cambian el pañal, escuchar sonidos cuando alguien platica cerca de él o ver los colores de su habitación. Sin embargo, éstos no son suficientes para favorecer todo su potencial y es aquí donde los papás pueden intervenir ofreciéndole estímulos planeados y dirigidos hacia un objetivo específico para que aprenda de ellos y avance en su desarrollo. Estimular al bebé no se refiere a acelerar su proceso de desarrollo ni forzarlo a hacer cosas para las que aún no está listo, sino en poder reconocer y promover su potencial. Los adultos realizan ejercicios, actividades y juegos para desarrollar las capacidades naturales del niño y que logre el éxito en cada una de las etapas del desarrollo. A lo largo de las siguientes páginas encontrarás varias actividades que te ayudarán a estimular a tu bebé en casa y que seguramente ambos disfrutarán. Para aprender aún más acerca del desarrollo de tu bebé y compartirlo con otras familias, te invitamos a participar en Gymboree donde encontrarás equipo especialmente diseñado para la estimulación temprana y personal capacitado en el área infantil. Visita nuestra página para ubicar el centro más cercano. www.gymboree.com.mx o llama al 01 800 00 49626

15


Por: Lic. Paty Fernández del Busto

La vista, más que un mundo de formas y colores La vista es el sentido que nos permite ver formas y colores, pero además es el sistema sensorial que más nos ayuda a integrar la información que recibimos de los otros órganos y esto nos da la posibilidad de actuar con mayor rapidez y eficiencia sobre el entorno. Lo que simplemente vemos de un objeto tiene poco significado si carece de información sobre la textura, el peso, su olor, su posición con respecto al cuerpo, etc. Es realmente la combinación de todos los estímulos recibidos por los sentidos lo que le da significado a lo que vemos y nos dice qué hacer con eso que vemos.

16

Por ejemplo, una naranja no nos dice mucho si sólo vemos un objeto circular, pero si además la podemos sentir, oler y probar, la naranja adquiere su sentido real y sabemos que podemos comerla. Por lo tanto, un programa de estimulación visual debe tomar en cuenta el trabajo simultáneo con el cuerpo y con los demás sistemas sensoriales del bebé porque es a través de las experiencias que le ofrezcan y la maduración como el niño va logrando relacionar y aprender de ello.


Habilidades visuales: Durante los primeros años el bebé irá desarrollando una serie de habilidades que le permitirán usar sus ojos eficientemente para ver e interpretar su mundo. Éstas son algunas de ellas:

Agudeza Visual El bebé nace con la capacidad de ver con claridad objetos que se encuentran a una distancia de 20 – 25 cm, la distancia natural entre la cara de mamá y él cuando lo está amamantando. Lo que está demasiado cerca o lejos lo ve borroso. En este periodo puede captar la luz y el movimiento y lo atraen más las caras y los objetos con contornos y patrones complejos más que un simple círculo. Poco a poco el niño va logrando enfocar objetos pequeños que se encuentran a mayor o menor distancia. Así nos encontramos un bebé de 10 meses que gateando se puede encontrar un alfiler o hasta un cabello.

Seguimiento visual Es la habilidad de mover con rapidez y precisión los ojos sin tener que mover mucho la cabeza. Durante las primeras semanas, el bebé seguirá el movimiento de un objeto que se encuentra dentro de su rango visual sólo si se le mueve lentamente. Conforme transcurren los meses, esto va mejorando notablemente. La lectura está muy relacionada con esta habilidad.

Orientación y Localización Conforme el bebé adquiere la habilidad de sostener la mirada en un solo objeto durante un tiempo suficiente, también tiene que aprender a localizar las cosas especiales que desea ver más de cerca. El niño va desarrollando la binocularidad que es hacer trabajar al mismo tiempo los dos ojos, lo cual le permite orientarse en el espacio. Esta habilidad está muy relacionada con la orientación espacial, la percepción de profundidad y la visión periférica, ya que dependen de la acción de ambos ojos.

Coordinación visomotora Supone la coordinación entre el ojo y las distintas partes del cuerpo como ojo/boca, ojo/mano y ojo/pie. Hacia los tres meses, el bebé descubre sus manos y a partir de este momento irá aprendiendo a dirigir sus manos bajo la guía de sus ojos, hacia los objetos para explorarlos y aprender más acerca del mundo. La coordinación ojo/mano es fundamental para el aprendizaje de la escritura y también para muchos deportes, al igual que la coordinación ojo/pie.

17


Por: Lic. Paty Fernández del Busto Tu bebé nace con una instintiva necesidad de comunicarse porque tiene que hacerte saber qué es lo que necesita para que lo atiendas. Al principio, lo hace llorando y este llanto adquiere diferentes tonalidades e intensidades de acuerdo con el tipo y la urgencia de lo que lo tiene incómodo: hambre, sueño, aburrimiento, dolor, etc. Poco a poco, tu bebé irá incorporando otros medios para comunicarse, como son gestos, ruidos, sonrisas, sonidos con vocales, sonidos con sílabas, luego empezará a imitar los sonidos del habla que escucha, hasta que hacia los 10 – 12 meses, tu bebé podrá pronunciar su primera palabra con significado. Esa primera palabra que le escuchas

18

decir a tu bebé no sólo representa un hito en el desarrollo infantil, sino que es uno de los momentos de mayor felicidad y orgullo para los padres porque significa que todos esos juegos con sonidos que compartieron, las canciones que le cantaron y el bombardeo de palabras, rimas y pláticas durante todo su primer año, le sirvieron muchísimo. Y es que la estimulación auditiva que le ofrecen los papás, hermanos y otras personas cercanas juega un papel muy importante para el desarrollo del lenguaje.


Para poder hablar y también comprender lo que escucha, es necesario que el niño haya desarrollado una serie de habilidades auditivas que se van aprendiendo a través de la interacción con las personas y también al estar expuesto a un ambiente rico en ritmos y sonidos. Algunas de las habilidades auditivas que irá desarrollando a lo largo de su primer año son:

Discriminación Auditiva Identificar y distinguir diferencias entre los sonidos, tanto los sonidos ambientales como los sonidos del habla. Por ejemplo, reconocer la diferencia entre el sonido del teléfono y el sonido que produce el ladrido del perro; así mismo, la diferencia entre el sonido de la palabra “teléfono” y de la palabra “perro” y más aún, poder distinguir cada uno de los sonidos que forman la palabra “perro”= p-e-rr-o.

Memoria Auditiva Poder recordar lo que escucha. Por ejemplo, tu bebé deja de llorar cuando simplemente escucha tu voz que se está acercando (sin necesidad de verte), ya que la ha escuchado muchas veces y ahora sabe que esa voz eres tú y que representas cariño, atención, seguridad y confianza. Así también, los sonidos y las palabras las reconoce cada vez que las escucha porque se han guardado en su memoria lo que le permite comprender y eventualmente producir. El mejor ejemplo es cuando voltea al escuchar su nombre.

Localizar la fuente de donde viene el sonido De diferentes formas el bebé te puede mostrar no sólo que está escuchando, sino que va siendo capaz de encontrar de dónde viene el sonido. Buscará primero el de los ruidos fuertes y cercanos volteando la cabeza y luego será capaz de localizar sonidos más suaves o lejanos.

Te sugerimos algunos juegos que puedes realizar con tu bebé en la casa para estimular el desarrollo de estas habilidades auditivas. Escuchar a un muñeco platicar y cantar le ayuda a aprender el arte de conversar: uno habla y el otro responde. No te sorprendas si tu bebé empieza a balbucer, a hacer sonidos o trompetillas con él, está en plena conversación.

Comparte con tu bebé el mundo de los libros. Aprovecha su curiosidad y ofrécele libros atractivos con ventanas, colores y texturas. Mientras observa uno, motívalo a jugar haciendo sonidos, platicándole de los personajes y colores o texturas que se pueda encontrar. Estará aprendiendo palabras y también conceptos.

19


Por: Lic. Paty Fernández del Busto

El bebé aprende al tocar y al ser tocado La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y en ella se encuentran los receptores sensoriales que son una de las principales fuentes de información sobre cómo es su cuerpo y el medio exterior. Las zonas del cuerpo más sensibles al tacto son los labios y lengua, las palmas de las manos y yemas de los dedos, así como las plantas de los pies, porque es aquí donde se concentra una gran cantidad de receptores táctiles. Al tocar un objeto, o ser tocado por este, el bebé aprende sobre sus características y propiedades como la

20

textura, la temperatura, la humedad, forma, tamaño, peso, vibración, etc. Va aprendiendo que algunos objetos son suaves, pero que otros son duros, firmes, rugosos, ligeros, etc. También aprende sobre sensaciones agradables y desagradables por lo que está muy relacionado con el área afectiva. El bebé que es abrazado, besado y acariciado vive su mundo como un espacio cálido, amable y muy agradable en donde se siente amado y seguro.


¿Qué aplicaciones tiene el tacto en la vida diaria? Además de constituir un medio esencial de aprendizaje, la exposición frecuente y variada a experiencias táctiles le ayuda al niño a aprender a estar cómodo en el ambiente y con una gran variedad de texturas, por ejemplo: a tolerar el contacto físico y también el contacto inesperado, comer alimentos de diferentes texturas, utilizar ropa de diferente material, a reconocer y ubicar objetos por su forma, estar dispuesto a meter la mano en diferentes texturas como la masita, arena, pegamento y hasta para lavarse las manos. Por otra parte, el tacto tiene una función indispensable para la supervivencia y es la de protección, ya que las sensaciones dolorosas e intensas en la piel provocan una respuesta motora como es quitar la mano de una estufa caliente. Ese quitar la mano nos previene de una quemadura grave. Aprovecha todas las actividades diarias que haces con el bebé para ofrecerle una rica y variada estimulación táctil. Por ejemplo, varía las texturas con las que bañas a tu hijo: un día con esponja, otro con un guante de toalla y otro con el puro jabón, inclusive puedes pasarle un hielo por su brazo para que sienta la diferencia de temperatura, exprime la esponja en su abdomen o usa una regadera para rociar su cuerpo. También la hora de comer puede convertirse en toda una aventura, permítele que explore con sus manos las texturas, con su papilla lo verás hacer grandes diseños en la charola para comer y si además le agregas un poco de cereal encontrará una textura más interesante. ¡Sé creativa!

Las plantas de los pies y las palmas de las manos tienen muchos receptores táctiles. Ayúdalo a descubrir diferentes sensaciones “pintando” con una brocha suave, una mascada, una pelotita de goma o un frasco de plástico.

Otras ideas para estimular el área táctil con tu bebé son: Ver y sentir cómo cae el azúcar, la arena o el agua al vaciar un recipiente es muy divertido. Anímalo a explorar texturas finas como éstas. Dale una tacita, cuchara y colador, pasará momentos muy divertidos y enriquecedores.

Ayúdalo a descubrir su cuerpo rodando muy suavemente una pelota de playa por su abdomen, brazos y piernas. ¿La quiere abrazar o patear? Déjalo, es una excelente forma de practicar la coordinación. Intenta darle también un masaje en su espalda, acostándolo boca abajo.

21


Por: Lic. Paty Fernández del Busto

Gusto Aún antes de que el bebé se alimente con papillas y pruebe diversos alimentos, ya puede percibir una gran variedad de sabores porque la leche materna adquiere el gusto de la comida y de las especias que mamá ha comido. Por los gestos que hace el bebé al probar los alimentos sabemos que desde muy pequeños son capaces de distinguir los sabores básicos que son el dulce, agrio, amargo y salado. Con el sabor dulce como el de la leche, relajan los músculos de la cara, el sabor agrio provoca que frunza los labios y apriete la lengua, mientras que con el sabor amargo abren la boca como si fueran a vomitar.

22

Generalmente los niños reaccionan con sorpresa cuando prueban un nuevo sabor y esto se puede confundir con rechazo por lo que sugiere introducir un solo alimento nuevo cada vez sin variarle mucho la textura y temperatura para que se vaya acostumbrando poco a poco al nuevo sabor. Conforme van pasando los meses y va teniendo más experiencias con diferentes sabores, texturas y temperaturas, el bebé va marcando sus preferencias en su alimentación.


Por: Lic. Paty Fernández del Busto

Olfato El sentido del olfato está muy desarrollado en el bebé desde su nacimiento aunque no es capaz de contener voluntariamente la respiración para evitar oler un aroma desagradable o aspirar con mayor intensidad si el aroma le agrada, lo cual podrá hacer cuando sea mayor. Lo que sí puede hacer es percibir aromas e irlos identificando como lo vemos con el recién nacido que después de sólo unos días de estar en contacto con mamá, puede reconocerla por su perfume o encontrar el pezón por el olor de la leche. El olfato desencadena en nuestro organismo reacciones físicas como abrir el apetito con el aroma de galletas recién horneadas o bien eliminarlo o vomitar si el olor es desagradable.

Este es un sentido que se estimula de manera natural en el bebé porque las partículas aromáticas están en el aire todo el tiempo, pero puedes ampliarle sus experiencias poniéndolo en contacto con ciertos aromas suaves impregnándolos en un algodón y diciéndole el nombre del aroma que le estás ofreciendo. Observa sus gestos para saber qué aromas le gustan y cuáles no.

23


Por: Lic. Paty Fernández del Busto

Como todas las habilidades que el niño irá adquiriendo a lo largo de sus primeros años, el gateo es una oportunidad más para su desarrollo, ya que le permite vivir muchas experiencias que repercuten de manera positiva en su vida. odas las áreas del desarrollo se benefician con el gateo. El impacto que el gateo representa para el desarrollo integral del niño es múltiple, veamos algunos de ellos: Área visual: El tener que enfocar los dos ojos en un mismo punto del suelo y luego enfocarlos en un punto a lo lejos, hacia donde se va a dirigir, favorece la acomodación visual (cerca - lejos) y también la visión periférica que le permite orientarse en el espacio y conocer los límites. Muy importantes para el aprendizaje de la lecto-escritura. Área cognitiva: Al mover simultáneamente el brazo derecho y la pierna izquierda para avanzar, los dos hemisferios cerebrales pasan información creando caminos rápidos y generando nuevas conexiones neurológicas que le permitirán avanzar en el aprendizaje de operaciones mentales más complejas. Además, gatear es un gran ejercicio que aumenta la oxigenación del cerebro. Coordinación ojo–mano: Cuando el bebé gatea, la relación entre el ojo y la mano es similar a la distancia que existe al momento de leer y escribir. Área afectiva: El gateo le da al bebé la posibilidad de seguir a la mamá de un lugar a otro y de esta manera disminuye la angustia de separación que se da en esta etapa. Así también, favorece la independencia y autonomía. Exploración del medio: El bebé puede acercarse de manera independiente a los objetos que le interesan y aprender de ellos sus propiedades y características, lo cual significa un mayor desarrollo intelectual y más experiencias táctiles.

24

equisitos del gateo

Generalmente es hacia los 8-10 meses de edad cuando la mayoría de los bebés gatea, pero como en todas las áreas del desarrollo, cada niño lo hará a su propio ritmo. Lo más importante es reconocer que hay habilidades físicas previas que el bebé debe tener bien afianzadas que lo llevará al gateo. Aunque parezca extraño, la capacidad de gatear, caminar, correr y brincar inician desde que el bebé puede levantar la cabeza y poco a poco va adquiriendo mayor control en sus movimientos.


abilidades previas al gateo: sostener la cabeza, rodar, sentarse sin apoyo y arrastrarse. Estas le permiten al niño adquirir los ingredientes necesarios para desplazarse en 4 puntos y son: fuerza muscular, en cuello, torso, brazos y piernas para sostener su peso; equilibrio para balancear su cuerpo al cambiar el peso del cuerpo de un lado al otro y poder avanzar sin caer, coordinación para mover de manera simultánea ambos lados del cuerpo, así como cada extremidad de manera independiente, y motivación por descubrir y explorar el medio.

Cómo lo puedes ayudar?

A través de los siguientes juegos y actividades puedes estimular cada uno de estos ingredientes básicos que se van desarrollando desde el momento del nacimiento y que apoyan las habilidades previas para el gateo.

sta mecedora promueve el equilibrio y también le ayuda al bebé a alinear su cabeza con el resto de su cuerpo, alargando la columna vertebral. Toma sus pies y manos juntándolos a la altura de su ombligo. Suavemente mécela a un lado y luego al otro cuidando que su cabeza siempre gire en la misma dirección que el cuerpo. Cántale una canción de cuna mientras haces este ejercicio y así estimulas el área auditiva.

yúdalo a adquirir la postura para el gateo utilizando una toalla o cobijita enrollada bajo su abdomen. Así podrá sostener el peso de su cuerpo en cuatro puntos y trabajar el equilibrio para levantar una mano. Ponle un objeto atractivo frente a él y verás cómo se impulsa. partir de los 4 meses puedes realizar este ejercicio que le ayudará a tu bebé a hacer mucha fuerza en brazos y abdomen, pero sobre todo le estarás enseñando cómo acomodar su cuerpo para que aprenda a sentarse. Tómalo de una mano y cruza su brazo al lado contrario al mismo tiempo que lo vas jalando lentamente hacia arriba. Espera hasta que él doble el otro brazo y, cuando empiece a empujarse, jálalo nuevamente ayudándolo así a levantarse. Repítelo del otro lado. ar un paseo en toalla es ideal para trabajar el equilibrio y la fuerza de tu bebé. Si ya se sienta sin ayuda, aprovecha esta posición teniendo cuidado de que su espalda esté frente a ti para que puedas levantar la toalla si pierde el equilibrio y no caiga al piso. Si tu bebé tiene menos de 6 meses, también puedes darle un paseo acostándolo boca abajo sobre la toalla y viéndote de frente. Estos paseos le dan mucha información sobre direcciones y velocidad.

¡Espera más actividades para el gateo en nuestra próxima revista!

25


La ciudad de Monterrey está de fiesta porque muy proonto podrá disfrutar de Gymboree®, que es pionero y líder en programas de estimulación temprana para niños de 0 a 5 años con más de 500 centros alrededor del mundo. Durante más de 30 años, Gymboree® les ha proporcionado a miles de familias un espacio de juego, aprendizaje y convivencia especiamente diseñado y dirigido por profesionales en el área infantil para favorecer el desarrollo de su hijo. Para mayores informes, comunícate al telefono (0181) 83-15-42-00 en Monterrey San Jerónimo.

26


27


28


29


30


Gymboree comparte 11