__MAIN_TEXT__

Page 25

el proceso colectivo en 148 imágenes

01_06-07-09_10:40 h._Montaje de la exposición “PROCESO COLECTIVO DE EXPERIMENTACION CREATIVA”. Centro de Artes Plásticas de Las Palmas de Gran Canaria.

crear el caos.

02_06-07-09_12:39 h._Montaje del banco ReLaja, por Saneamientos del Noroeste, para la exposición.

FERNANDO MASEDA.

A lo largo de este artículo se entrelazan reflexiones con resultados y conclusiones derivadas de la experiencia del IV Campus Guía 2009. No he pretendido hacer una descripción sistemática de sus resultados, ni tampoco presentar una argumentación de conclusiones, tan sólo mostrar algunas ideas y cómo éstas fueron surgiendo. Dado que Campus Guía lo definimos como un “proceso colectivo de experimentación creativa”, a la vista del título del artículo, lo primero que cabe preguntarse es, ¿qué tiene que ver un proceso colectivo de experimentación creativa con el caos? Pregunta que inevitablemente conducirá a otras, como: ¿se trata de un proceso caótico, confuso? ¿es su intención crear caos? ¿el caos representa algún valor positivo, deseable, útil? ¿cuál y por qué?… Intentaré ofrecer alguna respuesta, pero antes, a fin de facilitar un primer acercamiento, empezaremos describiendo qué es Campus Guía y cómo ha llegado hasta aquí. En su corta historia (2006-09), el Campus ha pasado de ofertar dos talleres, uno de Paisaje-Arte y otro de Diseño, desconectados entre si —aunque en convivencia y compartiendo algunas actividades— a convertirse en una tentativa de trabajo colaborativo entre sus talleres1. De manera que, en tan breve periodo, hemos ido de una estructura compartimentada a otra mezclada, de una segmentada a otra mestiza, de un orden establecido a una invitación al “caos” y la improvisación. La definición como “proceso colectivo de experimentación creativa” la formulamos y adoptamos por primera vez en la edición 2008. Luego la hemos mantenido en 2009 y muy probablemente lo seguiremos haciendo en futuras ediciones, ya que nos parece que contiene suficientemente las ideas de “apertura” e “integración” que nos interesan. Otra asunto diferente es el formato y la estructura que el Campus ha ido tomando a lo largo de las ediciones ya celebradas. Tratándose de un proceso abierto, acumulativo, progresivo e integrador, éste tiene en principio la capacidad innata de adaptarse, modularse y desenvolver su potencialidad interno. Por esta razón hemos evitado incluir en la definición el carácter universitario, el ámbito internacional, la modalidad de becas en estancia u otros

aspectos descriptivos que hasta la fecha han caracterizado al evento ya que en el futuro podría adquirir nuevas características sin dejar de ser Campus Guía, siendo el mismo proceso en desarrollo. ¿Qué es lo que determina el desarrollo de este proceso? En primer lugar hay una intencionalidad que como gestores2 imprimimos, pero en general el rumbo está condicionado por la interacción de al menos tres factores: su propia naturaleza, las circunstancias externas y su dinámica de desenvolvimiento interno. Su naturaleza viene conformada por cómo lo definimos y re-definiendo sobre la marcha. Las circunstancias externas son cambiantes y básicamente dependen de los recursos disponibles y de las relaciones institucionales. El desenvolvimiento interno es consecuencia de su propia expresión, una dinámica de retro-alimentación y re-ajuste a partir de la experiencia de cada caso, de cada edición. Nos gusta decir que el Campus es un “experimento cultural” ya que en la práctica responde más a un descubrimiento que a una decisión, es más un encontrar que un programar. En concreto, para el IV Campus hemos obtenido financiación, mediante subvención concursal, de la recién

Profile for red espacioguia

Creatividad social y desarrollo local sostenible  

Catalogo del IV Campus Guia 2009 (Gran Canaria, España): talleres en estancia para jovenes creativos.

Creatividad social y desarrollo local sostenible  

Catalogo del IV Campus Guia 2009 (Gran Canaria, España): talleres en estancia para jovenes creativos.

Advertisement