Page 1

[1]


[2]


d/A [3]


] EXPANSIVA ]

colección de nueva literatura latinoamericana 2017

] Diseño, edición y diagramación / Nadia Sol Caramella - Juan Manuel Corbera ] Contacto editorial / escrituras.indie@hotmail.com ] Ilustración / Stephanie Reiter [ stephaniereiter.tumblr.com ] [ escriturasindie.blogspot.com.ar ] + facebook.com/escrituras.indie [ issuu.com/escrituras.indie ] + facebook.com/difusionalternaed

difusión a/terna ediciones, la editorial de Escrituras Indie [4]


Flores muertas en jarrones sin agua Pamela Rahn

[5]


A todos los que me han dado poesĂ­a sin saberlo.

[6]


“La rebelión consiste en mirar una rosa hasta pulverizarse los ojos” Alejandra Pizarnik “En el brillo de tu frente, mi latido” Yolanda Pantin

“Ninguno de ellos, sabe que estoy vivo” Charles Bukowski

“El hombre se alimenta de los lazos fatales de sus delirios” Floriano Martins “¿Qué saca el mundo de dos personas que no ven el mundo?” Wislawa Szymborska

[7]


Mi alma tan idiota Se acerca la filosofía a nuestro cuello Los dos  a oscuras en posición vertical a la luz dormimos sobre sábanas blancas    como si la noche terminara    / dentro de nosotros mismos. Una emanación parasitaria Dos cuerpos pasivos que se necesitan para contener el silencio.   Se debe a que padecemos de una infinita pereza    por eso nos concentramos en callar el canto. Ya el silencio dejo de vernos    Se ha vuelto ciego Abatido por las voces asume nuestras palabras como monstruos medievales Derivaciones de una noche borrosa que fue extraña   porque no pudo ser íntima ajustada como un guante a nuestro muñón de alma (citando a Andrade)

[8]


Estamos juntos la cama Es grande demasiado grande Lo sabemos. El espacio vacío apremia algún calor Tus piernas sobre las mías sin rodeo con un descaro infinito tan cálidas que se derriten encima y zumban con todo su poder en mi alma tan idiota.

¡Agárrate fuerte! Si creces te marchitas Se te olvida el poema y no hay vuelta atrás. El lenguaje te deja desnudo bajo la luz blanca. se te olvida la sinfonía del viento [9]


el niño de los pájaros se le seca el canto Envidias su vuelo como envidias todas las cosas pequeñas y maravillosas que ahora no entiendes Porque no eres tú eres la pesadilla ¡Agárrate fuerte! Si te caes pierdes No dejes de conocer las nubes Mastodónticas Bíblicas Crisálidas No dejes que la locura sea una rama seca No dejes que tu voz sea clara Lastímate la garganta Cocina con leña Si te caes eres una flor podrida Si te caes resucitas

[10]


Serás el viejo señor que paga las cuentas Sonreirás dos veces al día Comerás con entusiasmo Dormirás a la hora. Tal vez no sea tan malo.

¿Por qué los hombres necesitan hablar? Un hombre tras una pecera habla y habla Y una muchacha se sienta, distante observando el movimiento de los peces El hombre sigue con su cerveza y su musculo verbal y su emoción. La muchacha tan solo observa aquella calma absurda en el fluir de las aletas Él le ofrece un cigarro y ella lo acepta El movimiento del humo le recuerda a los peces presos en aquel tanque de oxígeno. [11]


El hombre intenta caminar despacio quitarle las arrugas a su franela conversar sobre una montaĂąa o un poema Aferrarse a cualquier lugar que logre contener el silencio. Algunas sombras los persiguen. Un rayo de luz les quema las pupilas. Sin ojos logran mirarse. Nunca hubo mejor conversaciĂłn.

La luz en el hueso No soy una persona de ciudad Soy una persona de cuarto triangular diminuto Sucio en las esquinas con aire artificial de ventana cerrada de flores muertas en jarrones sin agua de mĂşsica que suena encajonada en bocinas llenas de polvo [12]


No soy una persona de ciudad Soy una persona de letras indisolubles en profundos vasos de agua Persona de garganta socavada por límites rurales Persona de cuarto oscuro y luz de lamparita     medio muerta Persona    hilo de luz casi rasguño refractario que afinca todo su brillo en el corazón embrutecido y bajo el sol desgasta el último de sus huesos.

Sobre la vagina Nunca me había dado cuenta de la semejanza Que tiene la vagina con el ojo Y más si sé le ve de forma vertical Parece el clítoris un pequeño iris Por donde no se ve sino se siente La vagina orificio y boca desdentada Que me acompaña siempre Tiene carácter de ojo Un carácter tan apócrifo [13]


Se podría decir que esta muerta y revive por pequeños instantes La vagina que es de mujer porque no puede ser de hombre tiene distintas personalidades Y a veces le da Por enfermarse Por secarse Por agrietarse Por salirle hongos Que a lo mejor son alucinógenos Y le permiten volar La vagina le da por valorar los mecanismos infinitos del dedo y también por ser la sucursal de la lengua cuando se siente llena de vitalidad y de tanto lamer se pone roja como el rojo de los labios finos de un esquimal combinados con la bemba de una mulata mi vagina tan húmeda como siempre me habla y me dice cosas que no entiendo pero estoy segura que debería entender los pelos encrespados le hacen cosquillas a los labios sofocados de calor [14]


que rozan el encaje negro la vagina harta de su tan convencida función maternal a veces le da por rebelarse y se abren las piernas se cierran los ojos se muerden los labios y no se siente nada tan solo ese húmedo pragmatismo del no.

Al borde Estar al borde significa convertir las sobras en alimento Limpiar la casa hasta que quede sin una motica de polvo para que se respire mejor así olvidar el hambre Estar al borde es darte cuenta que todo lo que alguna vez creíste lejano existe El espacio hondo entre un lugar y otro. [15]


Es merodear entre el polvo dejando que te devore Es el grito del golpe Y no el golpe con su grito Es tener las pupilas blancas de tanto pararte a ver lo invisible Incluirte en el silencio buscando la nota que te deje sordo de una buena vez Estar al borde es dolerte con calma convertirte en algo largo y absoluto Conversar con las palmeras Y saber cuando estรกn tristes o no.

[16]


Los otros –Sometimes reality is too complex Alphaville Godard

La boca hacia tu verdad El líquido en mis labios La soledad entre mis dedos El silencio en mis ojos La verdad allí en el medio presa en los espacios vacíos del salero Nuestra ausencia En los pequeños papeles hechos pedazos diminutos en la superficie de la mesa Mis ganas en tu entrepierna En la bolsa de papel marrón un adiós escrito con pintalabios rojo una tragedia mínima convaleciente en la espuma de la cerveza mientras los otros caminan en perfectos círculos a nuestro alrededor abriendo grietas en la tabla de madera completamente inconscientes de que nuestro interior ya está roto. [17]


Los pies sangrantes de las bailarinas iraníes Desde el año 79 las mujeres iraníes observan sus manos débiles tambaleando contra su figura Sus brazos danzan alrededor de ellas reconociendo el aire que las estira y las envuelve Nadie las ve No están lo suficientemente desnudas para mostrar su pecado Sus piernas se contorsionan en una ambición frenética por dejar de reposar Intentan aprender bajo la piel que les pesa pero su movimiento se resiste a habitarlas Lentamente estrechan el vapor de sus maniobras y aprietan su torso contra la barra fría Bailan para aliviar el dolor y la música es un bajo [18]


tras otro tras otro tras otro Es un compás inaudible y no quieren que pare Su movimiento es una mancha una pintura de Degas que acompaña sus demonios es una luz con cualidad de capullo es el caos que esta quieto y les permite volar y es hermoso todo es hermoso la ausencia de sus huesos la sincronía de sus pies en punta sus paredes estáticas hondas y serenas Y el miedo a ver sus pies sangrantes desdibujarse en el reflejo del agua cada vez que giran. [19]


Otra vez felices No quiero escribir sobre mis asociaciones contigo y la ficción. No voy molestarme en pensar como eres Peter Tarnapool y yo soy Maureen, otras Susan y algunas otras Karen. No quiero sentir que gracias a ti al leer de mujeres locas siento miedo de poder ser una. Porque te plantaste ante mí y dijiste No así no es el amor, no no ¡Así no es! Y ya no tengo cara para decirte: tenías razón. No quiero creer que estaba en lo correcto cuando no paraba de pensar en que no debí llevar ese libro de Milan Kundera que habla de una despedida porque todo saldría mal No quiero ser supersticiosa Y creer en esas cosas ingenuas. No quiero leer este poema y recordarte diciendo No tuvimos sexo hicimos EL A-M-O-R [20]


Porque nunca me habían hecho el amor siempre se habían tumbado sobre mí como animales de circo Y mal Y rápido Y corto Y por la mitad No quiero escribir sobre ti E imaginar que te golpean en alguna calle Y me llamas herido casi muerto para que yo vaya a rescatarte No quiero escribir sobre esto porque es un sueño enfermo y malo porque en ese sueño yo soy el héroe y no tú. Y tú caes en mis brazos y somos otra vez

felices.

[21]


La fuente muda La fuente me enmudece es proverbio de agua y purificación que crece derramada en cualquier sueño mundano de la tierra que me vio crecer Pantano agua y suciedad en la palma de mis manos que se oscurecen Y ensucian mi libertad de mujer que muere atropellada todos los sábados al ver correr el mismo caballo en espiral por la avenida muertos de insignia abierta y papagayos blancos que asumen mi visibilidad nocturna al verme volar en mi ángulo mas breve.

[22]


La enfermedad Aparecen y desaparecen son sábanas que se ciñen a mi cuerpo como pájaros negros Son mujeres que me absorben y me susurran que tal vez esto vaya mejor pero nada sucede Son mujeres que vuelven a mí como un grito Son mujeres que se molestan con mi soledad con mi dolor con mi piel cubierta de heridas con la constante descomposición que me hace despegarme de mí misma con el mareo de solo sentir lo que siento [23]


de no buscar nada más de existir de esta forma de volverse algo parecido a un cable a una soga a una cuerda que amarra cosas y solo sirve para quitarle libertad a los párpados Son mujeres que no entienden que cuando comience a amar y decida convertir los pellejos de mis labios en armas mis manos en purulentos círculos rojos mi propio cuerpo en una bonita navaja no seré otra cosa más que carne y corazón.

[24]


] EXPANSIVA ]

colección de nueva literatura latinoamericana 2017 ] La Belle Époque

/ Rita Gonzalez Hesaynes (ARG) ] Los tiempos de una obra

/ Fernando Bogado (ARG) ] Índigo tirando a negro

/ José Villanueva Criales (BLV) ] Motel Ciudad Negra

/ Cristóbal Gaete (CHL) ] Primavera nuclear andina

/ Agustín Guambo (ECU) ] Me llamo Sudor

/ Antonio Chumbile (PER) ] Oh! Yo

/ Willni Dávalos (PER) ] Flores muertas en jarrones sin agua

/ Pamela Rahn (VNZ)

[25]


1ra y 3ra impresión Buenos Aires, enero y abril del año 2017 en los talleres de Dagas del Sur 2da impresión Lima, febrero del año 2017 *siguientes impresiones* en algún lugar de este bello continente disponible y descargable en escriturasindie.blogspot.com

[26]


[27]


[28]

Flores muertas en jarrones sin agua • Pamela Rahn  

Flores muertas en jarrones sin agua • Pamela Rahn • EXPANSIVA • colección de nueva literatura latinoamericana 2017 • Diseño, edición y dia...

Flores muertas en jarrones sin agua • Pamela Rahn  

Flores muertas en jarrones sin agua • Pamela Rahn • EXPANSIVA • colección de nueva literatura latinoamericana 2017 • Diseño, edición y dia...

Advertisement