Page 1

Gabriela Clara Pignataro

eso que no se parte es una respuesta difusiona/terna ediciones


gabriela clara pignataro eso que no se parte / es una respuesta, buenos aires, 2014

difusiona/terna.ediciones dirección.general /nadia sol caramella dirección.editorial /cristian j franco prensa.comunicación /joel vargas edición.diseño.diagramación /cristian j franco ilustración.portadilla.colofón /emi breuss ilustración.contratapa /nacho flores aguirre escriturasindie.blogspot.com.ar facebook.com/escrituras.indie facebook.com/escriturasindie.difusionalterna


eso que no se parte es una respuesta Gabriela Clara Pignataro


La intermitencia

I Una hojita seca parece una ratita temblando tibia en la vereda pero no parece pero no es como tantas otras cosas el enga帽o de la apariencia hermosa la alucinaci贸n ante la chispa que no es fuego una hojita seca pisarla duele cruje como las cosas verdaderas cuando se rompen

4


II Hay antenas fijas encendidas toda la noche otras parpadean cada dos cada tres alternando dos tres cuatro dos tres si miro solo u en el apagón hay silencio hay vacío si expando visión 180º siempre hay alguna latiendo rojo rojo rojo el vacío no es más que un momento y ahí también se respira

5


Inside-Outside

Es absurdo que puedas pensarte adentro de algo estamos hechos de agua todo lo que desborda es lo que deja rastros violencia, en la orilla para comprender la forma hay que volverse el contenido Adaptable acuĂĄtico manto elĂŠctrico dirigido la visiĂłn, una flecha las paredes no detienen

6


El agua tiene fuerza voluntad de liberar y esto es siempre asĂ­

7


Las armas cuánticas

Algo estalló no lo vimos venir con los ojos quemados el instinto felino todavía dormido un libro se cayó del estante se abrió en el fondo lo sabía un cuchillo en el humo algo se agitó en la zona más marina las mantarrayas se asustaron cuando brilló el asteroide un misil el tiburón —el miedo a ser amables indefinidamente — Algo se movió nos pusimos a bailar antes de sabernos vivos 8


en la luminaria expansiva de la ciudad con la identidad sobre la mesa de un bar una ventana que mira el parque donde bailan los muertos joy division la contradicción nosotros latimos el neón histérico el cartel de un hotel perdido en la ruta fuera del radar el lenguaje nos desborda objeto-sentido no identificado el track que subyace Pi es un número infinito siempre sonó solo que ahora se escucha fuerte loud hi-fi es un algoritmo delicado la posibilidad de correspondencia 9


de hacer el bien todo el viento tanto el tiempo sople a favor El campo sensorial se agitó ya se conocían, ya se diluían la mejor parte de mí la que confía se prismó la mejor parte de vos la que ilumina respiró hondo pero todavía no pronunciamos: el vacío Si bailar es nuestra cinta de moebius en reversa y otra vez hasta hallar el octavo paso que se vuelva movimiento primal de lo sutil hacia lo denso lo cuántico siempre va como es arriba es abajo tal vez aún no es momento de ver los satélites 10


caer sobre el pasto crecido mientras tanto el aire raro Tu cara es mi hogar a veces porque mi boca es espejo todo lo que digo también viene de vos cristal fotoduplicado de aquel momento en pretérito futuro donde no tememos antes del disparo que despertó a la bestia que huye campotraviesa Somos nosotros volviendo a casa un láser rebotando en las paredes de un agujero negro

11


Transpirar nos vuelve más lúcidos

Si esto es bueno nos va a transformar en algo mejor nadando lento hay movimiento en este silencio que se hace hondo este punto seguido es un lugar sintáctico-sintacto donde podemos descansar la historia se escribe igual el desdoblamiento inconforme de nuestras manos tan jóvenes tan nuevos todo el mal-bien por venir toda la noche por bailar El ritmo nos vuelve más lúcidos transpirar y puedo percibir la tempestad de nuestra especie 12


la violencia de nuestra especie en extinción en expansión la elección el dibujo de nuestros huesos es mapa de re-evolución la sangre nuestra santa savia imperfecta la voluntad de nuestra especie la decisión aprender a desarmar el ritmo nos vuelve más lúcidos la próxima canción quizá no nos salve pero nos haga más grandes madera nueva madera al sol Si el barco alguna vez se hundió supo esperar en la profundidad (saber esperar) el eco de lo que resuena reconstruye madera fresca madera fresca vuelve con la rebelión los peces exiliados vuelven sin preguntar por qué otra vez 13


la orilla nunca duerme mi cabeza es un lugar incómodo pero ahí me gusta estar malevaje malevaje aventura me bato a duelo no muere nadie corte sangro un rato vuelvo a reaccionar cicatrizar savia imperfecta madera fresca madera fresca Si esto es bueno nos va a transformar (en algo mejor) Si esto es bueno nos va a llevar a casa en nuestros pies entre los barrios en nuestras huellas la tierra húmeda nuestro código rupestre para los que están por llegar el agua sobre la tierra la tierra en el mar 14


este mensaje a ojos cerrados es mi mano sobre mi corazón Respiro el amor nos vuelve más lúcidos el dolor nos vuelve más lúcidos quiero mirar aunque tiemble en la tormenta de nuestra especie si es el fin si el fin es un barco abandonado en calma un salvavidas la trinchera y la cachetada guiño universal todo lo que no conozco que aún no puedo nombrar aunque faconazo el miedo lo voy a intentar existo trato de significar el tiempo un poco más un poco más

15


Huracán

La tormenta tiene un tiempo espera magnética para atravesarse con el rayo El pensamiento que respira ocupa un espacio de lo hondo hasta lo liviano —Nunca un paso antes de otro— Estoy ahí un templario de piedra en la Isla de Pascua abro fuego entre las rocas eso que no se parte es una respuesta

16


Cama una plaza la calle se trayecta en el techo Alguien duerme a continuación de mí o eso parece El registro de un cuerpo tibio tiene sonido Algo me cruza el pecho otro auto pasó Lo que desvela es no tener el corazón en el propio corazón la paradoja de estar siendo la maravilla de estar siendo un sufragio privado del voto universal Respiro, tenso, conteo

17


Fue un viaje largo a veces es preciso descansar en otras islas aunque se sientan ruta ajena En un faquir desnudo, mi amor, me convertí Caminé la extensa pampa de lo indecible La piedra caliente es la pregunta peregrinar de adentro hacia fuera Soy la Meca ciega mirándose a sí Tan extraña es la distancia entre las cosas que alguna vez estuvieron cerca 18


La marea brava de verano anticipa lo mejor Las especies brillantes movimientos abisales suben a ver el sol Mientras algo nos lanza al vac铆o: aprende a nadar Subimos al barco y el agua explic贸: hay que soltar el ancla o hundirse con ella Digo un nombre tres veces es como un mantra me saco el vestido me hundo en el mar La ropa blanca flota en la rompiente 19


En la orilla salvaje dejé mis libros y sandalias Voy a nadar hasta sentir la piel como un pez No tengo nada, sabés, nunca lo tuve Me extirpo las palabras la estética de mi comportamiento No tengo nada más que esto: un símbolo encriptado Soy una selva extensa bajo las estrellas Lo único que nos separa es la tempestad

20


Este no es el final Alguien dejó una canoa sin amarras en la orilla de este río La crecida atraviesa la habitación la noche se llena de algas Hay una canción sin escribir debajo de este iceberg que nos oculta En tanto la superficie blanca nos muestra nuestra propia cara Cuando deshiele vamos a quedar de frente Después de tanto huracán casas rotas 21


Saber quiĂŠnes somos darnos la mano juntar los restos Construir dos sillas para mirar presente el tiempo futuro

22


Home Sweet Home

La casa vieja, las articulaciones de la luz sobre sus paredes un esqueleto húmedo que se escurre La casa, vieja, lo que me queda de ella Construcciones que se desarman Material concreto, vigas que se quiebran La casa apenas se sostiene, algo en mí se templa, lo que es inevitable Fortaleza No hay desapego sin dolor Pero también es una llama, fuego Prendo las luces del pasillo antes de irme, para volver día tras día con los ojos cerrados como quien ha nacido ciega y sabe atravesar, ya extranjera, los círculos del desierto la frente en blanco 23


de alguien que a veces no duerme No sucumbiré Me levantaré mil veces Siempre sentí mis huesos de metal pero a veces carne a veces nena a veces papel Lo que se escribe en mí es mi fuerza Voluntad No sucumbiré Me levantaré mil mañanas

24


Madera fresca

No vuelvo al pasado soy el ayer que no se despide a sí mismo cuerda cajita de música El beat girará la retina cuando mis dedos se laxen garritas de un gorrión sosteniéndose en una ramita seca a punto de partirse algún día La jaula es la palabra que anudo voyeur tras mis labios descorridos amuleto de felpa roja sobreprotejo la lengua la duermo como un bebé 25


Aunque eso me salve de abrir puertas desmarcadas que me llevan a enamorarme del muro su falsa grieta apenas humedad no crece la hiedra no es suficiente centrifugar la atmósfera condensarla en el hombro desnudo dejarla correr el verde espera un vendaval de agua para nacer La hiedra no crece Algo se empieza a descascarar esqueleto de hormigón restos de la construcción a veces hay que demoler seco golpe al día seca cachetada prender fuego la raíz perdida para que entonces: 26


madera fresca quiero pararme sobre la lluvia inversa brotarme ciervo calmo que ya no huye ya no Soy el tiempo pasando los dedos livianos en mi pelaje

27


David Lynch sueña conmigo

De tanto pisar el freno clavamos en el km 2 el motor a punto el tanque lleno kodak 36 sin usar el agua del mate todavía caliente la radio zonal pasando la misma música durante horas el espejo retrovisor vacío: nadie viene por acá No sé dónde íbamos de tanto maniobrar se rompió el embrague la marca de las llantas mosquita muerta en el asfalto km 2 paraje rural la radio zonal auspicia alfajores arreglos de plomería empanadas fritas 28


el teléfono de la partera las noticias de carnaval carroza descarriada ovejas tóxicas el espejo retrovisor: vacío nadie viene por acá, sabés, nuestras caras se invisibilizan tras las gotitas de sudor de un feriado regional Hace tiempo que nadie viaja en este auto tan solo una camisa y shorts un vestido floreado ojotas rotas y deformes la heladerita sopa de cubitos icebergs entre el pan y queso tres días encallados km 2 no llegamos a las montañas tres días mareados las fotos sin sacar el agua fría el motor bobeado el radiador caldeado me tiro del auto prefiero llevar la ruta 29


en los codos raspados santiguarme con merthiolate en la salita de emergencias a que la policĂ­a caminera encuentre un auto vacĂ­o y despegue mi cuerpo de la cuerina del asiento sin cabeza y un volante sin jinete

30


escrituras.indie difusiona/terna ediciones 2014


[ d/a ] 2014

Gabriela Clara Pignataro - eso que no se parte / es una respuesta  

plaquette difusionA/terna 2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you