Issuu on Google+

Ética y tecnología: el polígrafo o detector de mentiras Sergio Vélez Valarezo

Derecho e informática José Luis Barzallo

¿Tecnología o metodología en educación a distancia? Carlos Correa Granda

Responsabilidad y praxis médica Christian Pais Cedeño

Anomia Francisco Rosales Ramos

Año V

NÚMERO 49 Enero 2013


Capacítese con nosotros “Sumario Administrativo” "Temas de Contratación Pública" "Gestión Efectiva de crédito y cobranza" "Administración y control de inventarios y bodegas" para sector público y privado.


Carta Editorial Que yo recuerde, siempre se ha dicho que todo tiempo pasado fue mejor, que la situación de ahora es insostenible y que el futuro que les espera a nuestros hijos será terrible. No estoy muy de acuerdo con la primera parte, pero sí con la segunda. El cambio climático, muchas ciudades de 20 y más millones de habitantes con una calidad de vida muy deteriorada, el consumismo, la obesidad y China como potencia no sólo económica sino militar (como toda potencia que de lo uno ha pasado a lo otro), situaciones todas ellas que junto al aumento de la esperanza de vida, gracias en buena parte a la eficiencia de la medicina, sí nos dejan vislumbrar un futuro cerca de lo terrible. Ojalá, dilectos lectores, este, su amigo, esté muy-muy equivocado. En la edición 49 que corresponde a un nuevo año, iniciando el quinto para Tribuna Democrática, contamos con importantes colaboraciones: A propósito del XVI Congreso Iberoamericano de Derecho e Informática en Quito, el Doctor José Luis Barzallo resume sus mayores logros y pone énfasis en las nuevas temáticas que deben continuar investigándose: cloud computing, bioinformática, ciberdelitos y el combate a la ciberdelincuencia. El Economista Carlos Correa Granda como docente de la UTPL desarrolla un tema de su dominio: ¿Tecnología o metodología en educación a distancia? Concluye sin inclinarse a ninguna y afirma que las dos deben ir de la mano. Un importante aporte la del médico cirujano Doctor Christian Pais Cedeño, expresa su preocupación frente a las reformas penales sobre la mala praxis médica en el Ecuador. El Doctor Francisco Rosales Ramos llama a nuestra atención la trascendencia que debe merecer el respeto a las leyes por parte de las instituciones de poder, así como de la necesaria y eficiente intervención de los organismos de control, cuya finalidad es el servicio a la sociedad. Ética y tecnología es la propuesta del Sociólogo Sergio Vélez Valarezo, quien con argumentos convincentes propone el empleo del polígrafo en el Ecuador como mecanismo válido de administración de justicia, o de calificación moral y ética, y sobre lo cual no ha habido pronunciamiento; a excepción del Presidente Correa quien en dos o tres ocasiones, se sometió a su aplicación. Seguiremos atentos a sus sugerencias y recomendaciones. Muy atentamente, MANUEL MEJIA DALMAU Presidente del Directorio mmejia@corpmyl.com Corporación MYL / www.corpmyl.com 3


Tribuna Democrática es una sección de Novedades Jurídicas, que incorpora el pensamiento de destacados intelectuales, con el objeto de ilustrar a nuestros lectores sobre temas de variada naturaleza y contribuir al progreso de la sociedad ecuatoriana. En este espacio se respeta la pluralidad de posiciones, aun en temas polémicos con los que podemos discrepar. En resumen, pretendemos poner en práctica la libertad de expresión, derecho fundamental en un Estado Democrático.

NOVEDADES JURÍDICAS es una publicación de EDICIONES LEGALES EDLE S.A. Dirección y Suscripciones: Ambato: Av. Rodrigo Pachano s/n y calle Montalvo esq. Edificio Ficoa Park, oficina No. 209 • PBX: 242-5697 Guayaquil: Circunvalación Sur 504 y Ébanos • PBX: 238-7265 Quito: Los Cipreses N65-149 y Los Eucaliptos • PBX: 248-0800

Director:

Ernesto Albán Gómez

Comité Editorial:

Karina Carrasco V. Manuel Mejía D. Santiago Mejía R. Katty Muñoz V. Eugenia Silva G. Patricia Solano H.

Diseño: Impresión:

Legal & Business Center Quito: Av. 6 de Diciembre N23-49 y Baquedano • PBX: 222-4058 www.edicioneslegales.com novedadesjuridicas@corpmyl.com Las colaboraciones y artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no comprometen a la revista o a sus editores.

Gabriela Chávez Mosquera IMPRESORES MYL

Se permite la reproducción total o parcial de esta revista, con la autorización escrita de NOVEDADES JURÍDICAS. Registro: ISSN No. 13902539

A la Dirección Señores Comité Editorial TRIBUNA DEMOCRÁTICA: Siempre me sorprende gratamente el editorial de la Doctora Inés María Baldeón, quien sabe resumir los avatares del día a día de un profesional del derecho frente a los diversos ámbitos en los que se desarrolla y cómo nuestra formación hace que confiemos en el sentido común de todos, en la razonabilidad de los actos y la eficiencia de las gestiones. Lamentablemente al decir de la autora: no siempre lo lógico resulta ser lo más evidente. Saludos y Feliz Año Doris Mina H.

4

TRIBUNA DEMOCRÁTICA

De mis consideraciones:

Felicito la iniciativa del Doctor Jhon Ojeda Guamán, al escribir sobre su coterránea: Nela Martínez, en el centenario de su nacimiento. Figura destacada en el orden político, especialmente activa en la tutela de los derechos laborales y de la organización de la clase trabajadora. Fue la primera mujer ecuatoriana en ocupar una curul en el Congreso Nacional como legisladora. Felicito también a la publicación por dar estos espacios para recordar personajes e historia de nuestro país. Atentamente, Eduardo Llánez V.


Derecho e informática • José Luis Barzallo Universidad de Salamanca. Especialización en Derecho Administrativo; Universidad de Oxford Inglaterra. Programa en derecho regulatorio y comparado de Medios de Comunicación; Universidad Complutense de Madrid, Master en Derecho Informático; Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Doctor en Jurisprudencia, Abogado y Licenciado en Ciencias Jurídicas; Universidad Andina Simón Bolívar, Curso de especialización en Derecho Tributario; Redactor y Coordinador del proyecto de la Ley Ecuatoriana de Comercio Electrónico; Consultor para la elaboración del reglamento a la ley de Comercio Electrónico; Presidente Asociación Ecuatoriana de Derecho Informático y Telecomunicaciones; Representante ante la ICANN para Nom Com y At Large; Profesor de Derecho Administrativo, Derecho Informático y Telecomunicaciones de la Universidad Católica del Ecuador y de la Universidad San Francisco de Quito; Profesor en la maestría en propiedad intelectual de la Universidad de las Américas; Profesor invitado Universidad Andina Simón Bolívar en derecho informático y de la especialización en Propiedad Intelectual de la Universidad Santiago de Guayaquil. Autor del libro “La Propiedad Intelectual en Internet”; Socio de la firma Barzallo & Barzallo Abogados.

El XVI Congreso Iberoamericano de Derecho e Informática se realizó con todo éxito del 10 al 15 de septiembre del año 2012 dejando una gran satisfacción entre los asistentes.

Las firmas electrónicas y los fedatarios siguen ocupando un espacio importante tanto en lo académico como en el uso práctico que tienen estas herramientas de las tecnologías del derecho.

La oportunidad para recibir conocimientos fue invaluable permitiendo que lo asistentes puedan interactuar con los expertos en la materia.

La libertad de expresión en las redes sociales y en los ámbitos del uso de las tecnologías acaparó un importante espacio de discusión sobre la posibilidad de limitar este derecho de las personas bajo una visión tecnológica y legal. La educación también tuvo un espacio importante dentro de las conferencias dándole importancia a la formación y transmisión de conocimiento mediante el uso de las tecnologías de la información.

Durante el Congreso se analizaron temas como: los títulos cambiarios y el cheque electrónico, los diferentes usos que tienen estos instrumentos el día de hoy; la protección de datos personales desde la perspectiva tecnológica con los datos de georeferenciación en un importante análisis respecto de la legislación de varios países; y, como en el presente y a futuro este avance del derecho va a impactar en las vidas de las personas.

Temas que están a la vanguardia como el cloud computing, redes sociales y bioinformática ocuparon un espacio importante en el Congreso proyectando las 5


tendencias que están penetrando cada día en los usuarios y por consiguiente despertando la necesidad de compartir esos conocimientos entre los asistentes. Análisis muy importantes que formaron parte del Congreso fueron los relacionados con los ciberdelitos y el combate a la ciberdelincuen-

cia atentatoria a los derechos de los niños y adolescentes. Como debía cerrarse el círculo, se trataron temas relacionados con los procedimientos en el mundo digital, abriendo de esta manera la puerta a nuevas prácticas en nuestro país con la planificación que forma parte del impulso que el Gobierno Electrónico quiere dar a estos temas tan relevantes.

“El XVI Congreso Iberoamericano de Derecho e Informática tuvo un gran éxito por la novedad y participación tanto de los expertos como de los asistentes que hicieron que este evento cuente con un destacado nivel de actualidad dejando pendientes muchas nuevas preguntas que nunca terminarán de contestarse con el rápido avance de la tecnología. Esperamos que luego de este Congreso vengan otros que permitan una constante actualización en el Ecuador”.

Nota: Los editoriales se publican en orden alfabético de los colaboradores.

6

TRIBUNA DEMOCRÁTICA


¿Tecnología o metodología en educación a distancia? • Carlos Correa Granda Economista de profesión, graduado en la UTPL, Máster en enseñanza y aprendizajes abiertos y a distancia en la Universidad Nacional de Educación a Distancia, UNED España. Máster en gestión y evaluación de la calidad de centros educativos en la Universidad de Sevilla, España. Actualmente cursa el Doctorado en estadística e investigación operativa en la Universidad de Sevilla, España, en la etapa de investigación. Se desempeña como Docente Investigador de la UTPL desde 1992 y actualmente cumple con las funciones de Director del Instituto de Investigación y Pedagogía para la Educación a Distancia IIPED de la modalidad abierta y a distancia de la UTPL.

La dinámica de la sociedad, y en ello incluyo, el avance en las tecnologías de la comunicación se encuentra presente en todos los ámbitos de la actividad humana. Esto requiere entonces la formación de los nuevos profesionales en los distintos ámbitos, en donde la responsabilidad de las instituciones de educación y, especialmente las de educación superior, no se encuentran al margen de esta realidad. La inclusión de las nuevas tecnologías, tampoco puede considerarse como la solución a la necesidad de formar profesionales que respondan a una realidad social cambiante, si las personas que se encargarán de llevarla a la práctica no se encuentran sintonizadas con estos avances. En un proceso de formación, debe existir ese accionar colegiado en donde intervienen los tres actores principales: el docente, que se constituye en el facilitador de los conocimientos hacia el estudiante, de los avances científicos en cada uno de los órdenes en donde se desempeña; luego el estudiante o discente, que se convierte en el destinatario de aquellos conocimientos que transmite el docente, no solamente

en su contenido sino en su forma; y, por último la institución como tal a través del conjunto de herramientas que facilitan ese proceso de transmisión y recepción de los conocimientos que permiten una formación adecuada. Justamente, podemos tener la mejor herramienta tecnológica, pero si no sabemos utilizarla, si no sabemos llegar a identificar su utilidad y aplicabilidad, no sirve de mucho el avance tecnológico que se podría experimentar. Precisamente en el ámbito de la formación y del proceso enseñanza-aprendizaje de calidad, juega un papel de extrema importancia la forma en la que se operativiza dicho proceso, esto es cómo llegamos al alumno con los conocimientos necesarios, que nos garantice sobre todo que esos conocimientos no son solamente para el momento ni para un examen sino que se han impregnado en la persona en formación y que en cualquier momento será capaz de ponerlos en práctica. Esta disyuntiva que se presenta entre ¿qué será primordial, la tecnología o la metodo7


logía? exactamente creo que no puede haber inclinación a lo uno o a lo otro, las dos deberían ir de la mano, pues si priorizamos el uso de la tecnología sin que sepamos cómo utilizarla, sería como tener un vehículo y no saber conducir, el recurso resultaría inútil. Luego, si no consideramos los avances tecnológicos y las herramientas a nuestra disposición, de igual manera estaríamos manteniendo estados y niveles que no se acoplan a la realidad social actual. Considero importante señalar que el uso de las herramientas tecnológicas no puede insertarse de manera aislada, sino que debe estar acompañado de un proceso de capacitación de sus usuarios, partiendo de la capacitación y formación del personal docente, para que cada uno de los docentes pueda darles el uso adecuado a las herramientas tecnológicas, y así llegar de manera eficiente con el mensaje didáctico. Es importante destacar, el papel que desempeñan los medios tecnológicos en el ámbito de la formación, especialmente en el ámbito de la educación a distancia, puesto que una de las características principales de ésta es la separación física entre el docente y el alumno. El avance de las ciencias ha permitido pasar de la primera generación, en donde únicamente se utilizaba el material impreso y la comunicación estaba limitada a la comunicación postal, a llegar a las últimas generaciones en donde ese sentimiento de soledad que genera este sistema de estudios, se ha disminuido; así pues, encontramos varias herramientas tecnológicas que han mejorado los niveles de comunicación, como por ejemplo: los entornos virtuales de aprendizaje, las videoconferencias, las redes sociales, el material electrónico, etc. Así también, otro aspecto que no se puede dejar de lado es el perfil del estudiante, recordemos que la educación a distancia se consi8

TRIBUNA DEMOCRÁTICA

deraba como la educación para adultos, pues ese era el perfil del estudiante; sin embargo, actualmente ya no es una educación solo para adultos, puesto que la edad promedio de los alumnos, al iniciar sus estudios, es cada vez menor. A ello también vale agregar las diferencias generacionales en cuanto al uso de las herramientas tecnológicas, pues hoy en día el uso de internet se encuentra totalmente generalizado y, en ese sentido el papel del docente ha tenido que también ir cambiando, pasar de los estilos de enseñanza anteriores a involucrarse en el uso de las tecnologías de comunicación, pero considerando que la tecnología es una herramienta y como tal requiere métodos adecuados y pertinentes de uso. El docente del siglo XXI, está llamado a desarrollar nuevas competencias técnicas, pedagógicas, éticas, entre otras. Ahora bien, el papel de las instituciones es preponderante, puesto que deben ser las propiciadoras de los cambios y el uso de las diferentes herramientas, no solo para estar acorde al avance tecnológico, sino que por la responsabilidad social que deben cumplir en la formación de los profesionales, deben mantener planes de formación permanentes para su personal docente, tanto en el ámbito metodológico como en el tecnológico, con el fin de asegurar que los resultados en la formación de los profesionales sea de calidad. En este sentido también es responsabilidad de las instituciones mantener una constante preocupación por la calidad de su accionar, considerando lo que se está desarrollando en el mundo, a través de la conformación de redes, integración de organismos encargados del análisis permanente de la calidad educativa, cito como ejemplos al Instituto Latinoamericano y del Caribe de Calidad en Educación Superior


a Distancia (CALED), al Consorcio Red de Educación a Distancia (CREAD), entre otros, organismos que a través de la discusión y el intercambio de experiencias e ideas van estableciendo el camino de excelencia académica. En el marco de esta constante preocupación, precisamente estos organismos citados han elegido a la Universidad Técnica Particular de Loja, para que en el mes de abril del 2013, sea la sede del IV Congreso CREAD Andes y IV Encuentro Virtual Educa Ecuador, denominado Evaluación y Calidad de la Educación Superior a Distancia en: América, África, Asia y Europa, evento que reunirá a expertos de todo el mundo para analizar y presentar sus opiniones y criterios acerca de la evaluación y de la calidad en educación superior a distancia, en donde justamente se analizarán estos dos aspectos ¿tecnología o metodología en educación a distancia?

9


Responsabilidad y praxis médica • Christian Pais Cedeño Cirujano General- Digestivo/ Cirujano Pediatra. Ex presidente de la Asociación de Ex Becarios de Francia. Ex presidente provincial de Bioética (Imbabura). Miembro de la Sociedad Ecuatoriana de Cirugía; miembro de la Sociedad Ecuatoriana de Cirugía laparoscópica. Miembro de la Sociedad Cubana de Cirugía. Alma Mater: Universidad de la Habana.

La evolución de la medicina en todos sus extensos campos, ha llevado indiscutiblemente, a realizar investigaciones en pro de la humanidad. Las mismas han tenido como panorama favorable el nivel científico del médico, de un lado de este; mientras que del otro, el ser humano lleno de escepticismo, colmado de interrogantes; pero eso sí, decidido a apoyar incondicionalmente al único profesional dispuesto a asumir el reto. Los tiempos van cambiando y ahora, el discurso se vuelve político, el individuo se torna desconfiado y aparece el miedo. El médico comienza a plantearse filosóficamente, el ser o no ser y continuar con su abnegada tarea. Aparece entonces el término “Mala Práctica Médica”, el mismo que ni siquiera es conocido por periodistas, pacientes y peor aún, médicos. Si revisamos el contexto regional acerca de este término, encontraremos que algunos países 10

TRIBUNA DEMOCRÁTICA

lo han adoptado así, mientras que otros hablan de “Responsabilidad Médica”. Establecer la responsabilidad de un médico como conducta “dolosa”, es ya un problema social, el mismo que estigmatiza a un noble profesional como delincuente común. Este razonamiento sería inadmisible para un profesional que ama a la humanidad. Si buscamos controlar de manera razonable la Praxis Médica, existen muchas herramientas. Una de ellas sería un correcto peritaje médico sin sesgos, sin presiones políticas ni sociales. Luego, establecer objetivamente si se incurre en una falta grave en el ejercicio profesional; es decir, sin tapar los errores garrafales y faltos de todo precepto ético médico. Pero eso sí, considerando la pericia, capacidad y experiencia del profesional.


Después está, la consecuencia de la sentencia aplicada. Es decir: primero a la cárcel por seis años, enseguida seis más sin licencia de ejercicio. En otros países no existe la cárcel, pero si la pérdida definitiva de la licencia. Mientras que otros, sólo contemplan la cárcel y luego de cumplida la pena, se reincorpora a su práctica profesional. Lo peor del caso, es que ni siquiera se conceptualiza bien las palabras: daño, lesión, discapacidad, etc. Podemos entonces colegir, que los traumatólogos, los cirujanos por citar especialidades que ofrecen mejorar la calidad de vida de los pacientes, se volverán escasas.

“Sin lugar a dudas esta facturación política y social hacia los médicos, tendrá la peor de las consecuencias. Pero también y de manera firme, sostengo que ahora más que nunca, los médicos no debemos dejar que se nos aplique la máxima romana: “Divide et vinces”. Debemos mantenernos unidos como médicos, en el momento más crucial de nuestra vida profesional. Las leyes fueron creadas como herramientas útiles para la sociedad, mientras que la medicina se creó para cuidar de la misma”.

11


Anomia • Francisco Rosales Ramos Doctor en derecho y abogado por la Pontificia Universidad Católica de Quito. Posición actual: presidente y socio principal de la firma legal Corral & Rosales. Editorialista de planta del diario Hoy. Miembro de los directorios de algunas empresas industriales, comerciales y de servicios, ubicadas en Quito, Guayaquil y Cuenca. Posiciones anteriores: Ministro de Industrias, Comercio e Integración. Presidente del directorio de la Corporación Andina de Fomento, CAF. Presidente de la Comisión del Acuerdo de Cartagena (hoy Comunidad Andina de Naciones). Miembro de la Junta Monetaria designado por la actividad privada.

Cuando el poder irrespeta la ley o la acomoda a sus intereses, la sociedad entra en descomposición, porque la base de su existencia es la aplicación de las normas jurídicas. En los países anglosajones llaman “the rule of law” a la vigencia práctica de la ley porque no es importante dictar leyes, sino que todos los miembros de la sociedad, incluyendo los poderes públicos, se sujeten a ella. En los últimos años, se ha producido una destrucción institucional en niveles que no registra la historia republicana, ni siquiera bajo los gobiernos de facto. Así, desde la desgraciada frase de: “meter mano a la justicia”, con lo cual se eliminó la independencia de los jueces, hasta la actitud insólita de que el gobierno haya recurrido a la acción constitucional de protección (reservada a los ciudadanos contra actos abusivos del poder) para impedir algún acto de la Asamblea Legislativa, constituyen la demostración palpable del irrespeto a la ley. No es legítimo, a título de que el pueblo es soberano, consultarle cuestiones que rompen 12

TRIBUNA DEMOCRÁTICA

la estructura del Estado. De allí que la pregunta de mayo de 2011 que le permitió al gobierno reformar la composición del Consejo de la Judicatura y crear uno transitorio que depende directamente del jefe de Estado, carece de justificativo ético. No se trata, como alguien expresó, de que la división de poderes de Montesquieu no está escrita en piedra ni es ley divina y por tanto se la puede eliminar. Se trata de que en un régimen republicano es de su naturaleza que una función, la Legislativa, expida las leyes, la Ejecutiva las aplique; y, una tercera, la Judicial, administre justicia para reconocer el derecho a quien corresponda. Las continuas declaraciones del estado de excepción decretadas por el presidente de la República, son un manifiesto abuso del poder constitucional. Múltiples sectores de la administración: educación, salud, obras públicas, hidrocarburos, Fuerzas Armadas y hasta para la propia Asamblea Nacional han permanecido en este régimen por largos períodos, cuando la norma constitucio-


nal señala expresamente que “el decreto de estado de excepción tendrá vigencia hasta un plazo máximo de 60 días. Si las causas que la motivaron persisten podrá renovarse hasta por 30 días más”. Pese a ello, la Asamblea Legislativa permanece por más de 2 años en estado de excepción. Igual ocurrió con Petroecuador para la participación de la Marina y con otros sectores declarados en estado de excepción. Esta irregularidad ha sido posible porque una Corte Constitucional que emergió violando la propia Carta Política, se ha doblegado a los intereses del poder. Véase también el reiterado abuso que son las cotidianas cadenas de radio y televisión ordenadas por el Ejecutivo por cualquier motivo y muchas veces para replicar opiniones y conceptos que no han sido del agrado del poder. Se ha llegado al absurdo de ordenar cadenas de una sola radio o un solo canal de televisión, para denostar y llamar mentirosos a quienes la víspera expresaron conceptos que se apartaron de la “verdad oficial”. Y claro, este atropello a la libertad de selección que tiene el ciudadano para escoger los programas que ve y escucha, constituye violación abierta a la Ley de Radiodifusión y Televisión, que dispone que las cadenas serán usadas exclusivamente para la información de las actividades de las respectivas funciones, ministerios u organismos públicos, que su trasmisión se hará en horarios compatibles con la programación regular de las estaciones; y que, salvo las cadenas en las que intervenga el presidente de la República, no podrán darse sino una vez al mes como máximo y no podrán exceder de 10 minutos. Estas violaciones legales y la destrucción de la institucionalidad se ha dado ante la mirada temerosa y cómplice de los organismos de control, incluyendo la propia Asamblea Legislativa, Corte Constitucional, Contraloría, Procuraduría y Superintendencias, que así han dejado desprotegida a la sociedad.

13


Ética y tecnología: el polígrafo o detector de mentiras

1

• Sergio Vélez Valarezo Ha realizado estudios superiores en Sociología y Ciencias Políticas, Universidad Central (68-72); doctorado (86-89) y maestría (2009-2010) en Filosofía, Universidad Católica; y, especializaciones en Administración Cultural, Venezuela, 1975; Historia Andina, FLACSO Ecuador 1984; Planificación Científica y Tecnológica, Brasil, 1985. Ha trabajado como consultor nacional e internacional: Plan Binacional de Desarrollo Ecuador-Perú; BID-UDENOR; PNUD, y algunas instituciones nacionales. Se ha desempeñado como funcionario en varias entidades públicas y privadas. Es autor y coautor de varias publicaciones. En la actualidad labora en la ejecución de proyectos sociales y como vicepresidente de la Corporación Ecuatoriana por el Buen Vivir.

“La medicina y la moral descansan sobre una base común, sobre el conocimiento físico de la naturaleza humana”2 Gran parte de nuestra sociedad ha identificado y destacado como problemas graves y amenazantes de la convivencia ciudadana –consecuentemente del Buen Vivir-, la inseguridad y la corrupción, incluso por sobre el desempleo y otras lacras sociales. A nuestro criterio, tales prioridades obligan al auscultamiento de sus verdaderas causas y, por consiguiente, de las alternativas de corrección, y eliminación, si ello fuera posible en el actual sistema imperante de relaciones sociales, en donde el “culto por el becerro de oro” se ha transfigurado en la obtención “del oro del becerro”, y cuyo exponente actual es el dinero.

14

Descartando los múltiples elementos causales materiales, especialmente la ausencia de medios de subsistencia, pero fundamentalmente la ambición por el acrecentamiento de riqueza, debemos y podemos concordar que, sobre todo, tales problemas radican en la disminución, pérdida o ausencia de valores morales y normas éticas. Para enfrentar y enmendar tal situación se ha propuesto medidas o políticas que atiendan la educación, sobre todo en el seno de la familia, de la escuela, de las instituciones sociales, etc. Concordando con Nietzche cuando sostiene que “El pensamiento moral sigue nuestra conducta, no la dirige”, podríamos afirmar que son las malas prácticas y acciones de los padres, maestros, políticos, funcionarios, personalidades públicas, etc., quienes han orientado, lide-

1

El presente artículo es un resumen del “Proyecto de investigación y propuesta de inclusión del polígrafo para el mejoramiento de la administración de justicia, y recuperación moral y ética de la sociedad ecuatoriana”, del mismo autor.

2

Séneca, Lucio Anneo, http://wwwfrasedehoy.com, Internet.

TRIBUNA DEMOCRÁTICA


rado y determinado la moralidad y ética de la sociedad a la que pertenecemos. Es decir, los mecanismos educativos, individuales o colectivos, aunque se conviertan en “políticas de estado” no podrán lograr resultados satisfactorios y tangibles. En efecto, en nuestra sociedad la práctica moral y ética aceptable sucede en un bajo porcentaje, y probablemente los honestos no seamos más, como cree el Presidente Correa, pues como sostiene Bolívar Echeverría, heredamos una cultura corrupta proveniente del “barroco español”, implantada colonialmente, que aún continúa siendo parte de nuestra “identidad” mestiza. Por lo tanto la degradación continúa en curso, tanto así como la falsificación de firmas por parte de los movimientos y partidos, abocados a cumplir el requisito de demostrar el respaldo ciudadano y calificarse para participar en el gobierno del país. Más aún, los datos que dan cuenta de la creciente impunidad -a pesar de todas las medidas adoptadas-, confirmarían lo aseverado. Siendo así, corresponde recurrir a otros instrumentos, especialmente aquellos creados por la tecnología, como el cardiograma, que desde hace décadas nos permite acceder a un diagnóstico bastante certero del funcionamiento del corazón, y consecuentemente atender de mejor manera sus anomalías. En el campo de la moral y la ética, el desarrollo científico-técnico ha logrado producir el polígrafo o detector de mentiras, actualmente en uso en varios países -que continúan marcando el rumbo del futuro, a pesar de todo-, como Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Holanda, Rusia, Bélgica, Israel, Japón, Australia, entre otros, en donde lo han validado como instrumento idóneo y prueba judicial, pues su fiabilidad oscila entre el 80 y el 95%.

Consideramos que el Ecuador debe proceder a aprobar su aplicación legal como mecanismo válido de administración de justicia, o de calificación moral y ética, y sobre lo cual no ha habido ningún pronunciamiento valedero, con excepción del Presidente Correa quien se ha atrevido, en dos o tres ocasiones, a someterse a la aplicación del mismo, sin que nadie responda al reto o exprese su inconformidad. En términos concretos, y dado el bajo índice de idoneidad y confiabilidad ética de las decisiones de los “operadores de justicia”, que alcanzaría actualmente, como máximo, el 20%, ¿no sería mejor apoyarse o someterse a los resultados del polígrafo o detector de mentiras? Más aún, parece posible y, sobre todo, necesario plantear la creación de una cédula de identidad moral-ética –adicional a la actual cédula de identificación física-, basada en los resultados de la aplicación del polígrafo, voluntaria para todos los ciudadanos, pero obligatoria para quienes aspiren a ejercer una responsabilidad pública o social. Parece que ha llegado el momento de establecer el “conocimiento físico de la naturaleza humana” -como planteó Séneca, hace dos milenios-, en el orden ético, recurriendo a la aplicación del polígrafo que nos brindaría esa posibilidad, de manera confiable. ¿Qué grado de solvencia moral y ética tenemos cada uno de nosotros? ¡Es posible medirla, con un bajo grado de error! Atrevámonos a optar por esta alternativa, como lo ha propuesto prácticamente el Presidente Correa. Tan importante es esta decisión, para dejar de engañarnos socialmente y lograr la transparencia “identitaria”, pues, además, redun15


daría en beneficio del descubrimiento de otros “engaños sociales”3, como debería y podría plantearse para el caso de la ciudadanía de cada individuo, que debería medírsela basada en una prueba de conocimientos o de aprehensión de los derechos, deberes y garantías, contenidos en nuestra Constitución, con el objetivo de promoverla y construirla, y, consecuentemente, contar con una consciente y proactiva participación ciudadana en todos los niveles del ejercicio de la dirección, poder, fiscalización, veeduría, observación, control, solidaridad, etc., más aún cuando, legalmente, tales funciones y

16

responsabilidades buscan asentarse y lograr su “empoderamiento” por parte de las comunidades barriales y parroquiales, para lograr una verdadera democracia, o gobierno del pueblo.4 En conclusión, la transparencia debe asentarse no sólo en el Estado sino, y sobre todo, en la “sociedad civil”, y, especialmente, en quienes estamos dispuestos a construir la sociedad del Buen Vivir, o el Socialismo del Siglo XXI, como alternativa urgente y necesaria frente al capitalismo apocaliptico imperante.

3

Caracterización correcta expresada por el Presidente en su informe semanal realizado el pasado sábado 21 de julio de 2012.

4

“Para muestra un botón”, como decía mi abuela. La ciudadanía para los inmigrantes en USA se la adquiere, o se la otorga, luego de aprobar un cuestionario básico de 100 preguntas, cuyo requisito tendería a contar con personas básicamente enteradas del significado de la ciudadanía en dicho país. Más aún en el nuestro, que ha logrado liderar mundialmente en el campo del derecho constitucional, basado esencialmente en el reconocimiento de los derechos de todos y cada uno, y la garantía de su atención y cumplimiento a cargo del Estado y de la sociedad en su conjunto.

TRIBUNA DEMOCRÁTICA



TD-49