Page 7

r7FSĂ“OJDB/PFMJB'MPSFT WOWĂĄPSFT!ZBIPPDPNBS

E

l grabado xilogrĂĄfico monocromĂĄtico (heibai muke) fue una invenciĂłn propia de China. Utilizada desde el siglo V para reproducir textos e imĂĄgenes budistas, se mantuvo desde entonces como una forma de representaciĂłn visual vĂĄlida para la difusiĂłn cultural debido a la sencillez de sus procedimientos tĂŠcnicos y a las posibilidades que brindaba para la impresiĂłn seriada a bajo costo. Con la gran expansiĂłn del libro ilustrado durante la dinastĂ­a Ming (1368 –1644), las estampas grabadas tuvieron un auge de desarrollo, articulado a las prĂĄcticas de lectura mĂĄs allĂĄ de los cĂ­rculos de eruditos letrados. No obstante esta larga tradiciĂłn, a principios del siglo XX el grabado habĂ­a caĂ­do en desuso y sobrevivĂ­a sĂłlo a travĂŠs de dos gĂŠneros de la cultura visual popular que circulaban de manera amplia, aunque marginal, sobre todo en las ĂĄreas rurales del paĂ­s: los grabados que ilustraban novelas clĂĄsicas y folklĂłricas (lianhuanhua) y los que ornamentaban los calendarios populares de fin de aĂąo (nianhua). La redefiniciĂłn de este escenario llegarĂ­a con los frutos de la Nueva Cultura promovida por una generaciĂłn de jĂłvenes intelectuales que luego del ocaso del Imperio mirarĂ­a hacia Occidente en busca de referencias. En este marco, el escritor Lu Xun (1881–1936), figura clave del Movimiento del 4 de Mayo de 1919, se interesĂł por la imagen impresa como un “renacimiento modernoâ€? ocurrido en Europa aunque paradĂłjicamente originario de China. Reconociendo la potencialidad narrativa del grabado frente a la necesidad social de acercar el arte a un pĂşblico mĂĄs amplio, Lu Xun se abocĂł desde fines de la dĂŠcada de 1930 a la comprensiĂłn de la teorĂ­a socialista del arte y de las vanguardias grĂĄficas europeas. A travĂŠs de numerosas traducciones y publicaciones de obras chinas y extranjeras, Lu Xun impulsĂł desde Shanghai la revalorizaciĂłn estĂŠtica del grabado entre jĂłvenes estudiantes y artistas. Su difusiĂłn, como una forma de arte propia y con un sentido moderno, fue abrazada por un movimiento de pequeĂąos grupos de grabadores que emprendieron una

etapa de experimentación creativa y formal. Recibieron la influencia del grabado moderno japonÊs (sosakuhanga) y de ciertos referentes de la vanguardia histórica europea involucrados en el arte gråfico social y de protesta, como el expresionismo alemån de Carl Meffert, Max Beckmann y Käthe Kollwitz y del belga Franz Masereel, así como del realismo social de los rusos Vladimir Favorsky, Alexei Kravchenko y Andrey Goncharov. De la inspiración en estas fuentes y de la reflexión crítica para adaptarlas a las circunstancias de su entorno y al caråcter del público chino fue surgiendo una síntesis estÊtica entre los aportes del grabado moderno en Japón y Occidente y los elementos resignificados de la cultura visual propia de China. Lu Xun advirtió la potencialidad creativa del grabado y sus posibilidades de irrupción e intervención en lo público. Surgía a partir de este momento la representación intencionada de la gente común como protagonista de escenas de violencia y conflicto social. De este modo, la clase trabajadora, reconocida como

sujeto polĂ­tico, fue irrumpiendo como un nuevo sujeto social en las composiciones de arte, antes reservadas a la representaciĂłn estable de la vida aristocrĂĄtica, dando lugar a una variedad renovada de temas y referencias a la vida cotidiana del pueblo. A partir de estas primeras experiencias, estos artistas generaron una transformaciĂłn original en el carĂĄcter de las obras, al dotarlas de mayor simplicidad y crudeza en la forma y el contenido para ganar mĂĄs efectividad en el alcance de un pĂşblico mĂĄs amplio. Como testimonio visual, el grabado xilogrĂĄfico sirviĂł de instrumento de representaciĂłn de los acontecimientos sociales y polĂ­ticos mĂĄs apremiantes de la ĂŠpoca, articulando su devenir con las acciones e ideas de izquierda afines al Partido Comunista Chino (PCCh), fundado en 1921. Con esta impronta fue asumiendo un lugar reconocido en la disputa por la producciĂłn de sentidos desde el arte. Durante sus Ăşltimos aĂąos, Lu Xun se esforzĂł por animar a los artistas a generar en el ĂĄmbito de las artes visuales la misma originalidad reflexiva y cosmopolita que ĂŠl habĂ­a defendido tambiĂŠn en el ĂĄmbito de la literatura. AsĂ­,

Grabados para la RevoluciĂłn

ä˝œč€…ĺ‡­ĺ€&#x;ĺŻšä¸­ĺ›˝ĺ…ˆé”‹č‰şćœŻ(1919-1949)ćˇąĺ…Ľç ”çŠś çš„é‡?čŚ ćˆ?ćžœ,ĺœ¨ĺ¸ƒĺŽœčŻşć–Żč‰žĺˆŠć–Żĺ¤§ĺ­Śä¸­ĺ›˝ç ”çŠśä¸“ 业莡垗ĺ?šĺŁŤĺ­Śä˝?。 El grabado xilogrĂĄfico naciĂł en China en el siglo V, pero tuvo su apogeo durante la dinastĂ­a Ming y, sobre todo, durante el proceso revolucionario y de guerra externa en la primera mitad del siglo XX. www.dangdai.com.ar

7

DangDai 23: China en el G-20  

Edición nº23 (Primavera 2018) de la primera revista de intercambio cultural entre Argentina y China

DangDai 23: China en el G-20  

Edición nº23 (Primavera 2018) de la primera revista de intercambio cultural entre Argentina y China

Advertisement