Issuu on Google+

El culto a la “santa muerte”, ¿qué es? Inicialmente la devoción a la santa muerte era exclusiva de criminales, incluyendo contrabandistas, pandilleros, ladrones y prostitutas, quienes le hacían peticiones, tales como el librarles de las balas de la policía, o de cualquier otro mal o la cárcel. Ofrenda de humo de mariguana

Hoy día es fácil encontrar a todo tipo de devotos y seguidores, entre ellos militares y policías, quienes piden una bendición a la santa muerte para su pistola y sus balas. La devoción a ‘‘la flaca’’ como le llaman sus seguidores, se ha convertido en algo muy popular. Aquellos que acuden a su altar, la veneran como si fuese una santa, persignándose y rezándole para que se cumplan sus peticiones. Se le conoce también como "Señora" o "Niña blanca", "La Comadre", "La Bonita". Sus adeptos le llevan ofrendas de puros de mariguana, tequila, alhajas, veladoras, y hasta vestidos de novia para conseguir marido. En los últimos 15 años se ha generado una gran multiplicación de centros de veneración, para esta imagen esquelética, casas y templos improvisados, pero sobre todo, un alto consumo de artículos relacionados con la imágenes; fetiches, veladoras, medallas, fragancias, etc, que se venden en mercados populares y en tianguis.

Ahí también se pueden comprar yerbas, y demás artículos relacionados con la magia, para combatir el "mal de ojo" y demás brujerías. En libros y en las revistas y en internet, donde se promueve su culto, los adeptos narran las "intervenciones milagrosas" que han vivido, y en las que supuestamente la santa muerte los ha librado de múltiples peligros, y les ha ayudado a resolver diversos problemas complicados. Sus fundadores, y promotores. Esta falsa devoción la promueve una agrupación no-católica que se auto nombra como: "La Iglesia Católica Tradicional MexUsa, Misioneros del Sagrado Corazón y San Felipe de Jesús". Su líder, es David Romo, quien se viste y se hace pasar como sacerdote católico, mismo que fuera apresado por las autoridades por robo y fraude recientemente. Este grupo religioso no está en comunión con la Iglesia Católica, como podría desprenderse del nombre que ostenta. Ni tampoco son una congregación religiosa católica, como parece sugerir el nombre. Y con este ardid, es como los promotores de este este culto satánico de la Santa Muerte, cada vez mas captan la atención de católicos alejados, políticos, artista, o gente con diversos tipos de problemas personales, que buscan en la superstición, encontrar alguna solución o cura sus problemas personales, de diversa índole.

Consecuencias trágicas El culto a la santa muerte ha estado relacionado con crímenes violentos últimamente, y todo tipo de abusos, entre sus mismos devotos. Por lo tanto prueba en sus creencias ser algo totalmente contrario a la paz social y religiosa, y por eso debe ser rechazado. Bryan Alexis, de dos años de edad, fue asesinado por su padrastro en Junio de 2010, y solo por haberle rotó algunas imágenes de la Santa Muerte. El sujeto lo golpeó en la cabeza y luego los sumergió en una pileta con agua, hasta que lo ahogó. La madre de la víctima fue cómplice de los hechos y encubrió a su amante porque le dijo que tenía mucho miedo de que se lo llevaran a la cárcel, además de que la amenazó con abandonarla, por lo que la mujer accedió a ayudarlo a arrojar el cuerpo del pequeño a un canal. Es contrario a la Biblia El primer mandamiento de la Ley de Dios condena expresamente el politeísmo, y exige al hombre no creer en otros dioses que el Dios verdadero. Y no venerar otras deidades: “No tendrás otros dioses fuera de mí. No te harás escultura ni imagen alguna de lo que hay arriba en los cielos, abajo en la tierra o en las aguas debajo de la tierra.” Éxodo 20:3.


La Escritura recuerda constantemente este rechazo de los ídolos, oro y plata, obra de las manos de los hombres, como la santa muerte, que tienen boca y no hablan, ojos y no ven... (Sal 115, 4-5.8). Estos ídolos vanos hacen vano al que les da culto: (Cf. Isa 44, 9-20; Jer 10,1-16; Dan 14,1- 30; Bar 6; Sab 13,1-15,19). La Biblia habla de dos clases de muerte la física-biológica y la espiritual.

…están destinados sin remedio a sufrir eternamente las consecuencias de su pecado; “Pero los cobardes, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los impuros, los hechiceros, los idólatras y todos los embusteros tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.: (Ap 21:8) La Iglesia condena estas practicas.

a) La muerte física es el fin del hombre en cuanto ser terreno. Se trata de un destino que afecta a todos los hombres: (2ª Sam 14: 14; 1ª Rey 2:1-2; Sal 89:49; 90:3; Sira 8:7; 14:17 Heb 9: 27). Sólo Dios conoce el momento: (Job 14:5; Sir 17:1-2), mientras que el hombre lo ignora por completo: (Lc 12:20; 12:40; Apo 3:3).

"La idolatría no se refiere sólo a los cultos falsos del paganismo. Es una tentación constante de la fe. Consiste en divinizar lo que no es Dios.” (Catecismo # 2113).

La muerte física, es consecuencia del pecado del hombre (Gén 2:17; 3:3; 19; Rom 5:12-17), por tanto es considerada claramente en el AT como castigo por el pecado del primer hombre. Dios destinó al hombre para la vida (árbol de la vida; Gén 2s); si quebrantaba el mandato de Dios, sería castigado con la muerte.

“La muerte pone fin a la vida del hombre como tiempo abierto a la aceptación o rechazo de la gracia divina manifestada en Cristo (cf. 2 Tm 1, 9-10)…. El cristiano que une su propia muerte a la de Jesús ve la muerte como una ida hacia Él y la entrada en la vida eterna.” (Catecismo # 1020-21)

b) La muerte espiritual es la situación de lejanía de Dios en cuanto Dios es vida y fuente de vida. Durante la existencia terrena del hombre, esta muerte espiritual se materializa en el hecho del pecado, que, si no se elimina oportunamente, acarrea la ruptura definitiva de la comunión con Dios o segunda muerte (Ap 2:11; Apo 20:6; 20:14; 21:8). De ahí que los que practican hechicería y esoterismo..

Conclusión.

La muerte es una consecuencia del pecado original (Dz 101 109a 175; DS 413; Dz 788s)

Las personas que rinden culto a La santa muerte y a sus imágenes, están cometiendo un pecado gravísimo, que requiere reparación. Además nadie puede declarar "santo" a alguien, menos a un fenómeno natural como es la muerte. Por tanto: ¡no te dejes confundir!

Respuestas católicas a las sectas. ← ¿Es bueno el culto a la santa muerte? ← ¿Qué dice la Biblia y la Iglesia al respecto? ← ¿Qué consecuencias trae consigo este culto?

Para mayores informes visita: www.conocetufe.blogspot.com


El culto a la santa muerte