Issuu on Google+

Nº 42 su pose. ¿Cuáles son sus ideas, sus convicciones? No se sabe, porque lo que interesa es su música. ¿Los adolescentes quieren parecerse en todo a Messi? No; sólo sueñan con jugar como él y ser aclamados en los estadios. Su influencia se centra en niveles poco profundos; sin embargo, la influencia de sus papás y de sus amigos más cercanos (aunque no los consideren héroes) será mucho más duradera y consistente. El tes monio y la coherencia (tanto del adulto como de los compañeros de su edad; tanto de los famosos, como de los simples conocidos) cons tuyen en esta edad el verdadero modelo de referencia y uno de los medios más importantes de educación, sin olvidar el influjo del grupo y del ambiente social. Aún en estos momentos de emancipación de la familia y del mundo de los adultos, el adolescente los mira como "expertos de vida" y, aunque sea tácitamente, los interroga y aprende su vida. Por ejemplo, también es fácil que exista un profesor o profesora con el que conectan y que se convierta en modelo... Los padres… ¿héroes? No somos famosos, pero los papás también podemos conver rnos en héroes de nuestros hijos adolescentes. Siempre y cuando nos presentemos a ellos no como perfectos, a los que enen que admirar, sino imitables. Nos equivocamos, por supuesto, pero mantenemos una coherencia en nuestras actuaciones, a veces de manera verdaderamente heroica.

12-V-2014

Chicas y príncipes azules En la adolescencia es muy frecuente entre las chicas volcar el amor en seres imaginarios y casi siempre imposibles de alcanzar: cantantes, héroes, “príncipes azules”, personajes de leyenda a los que se habla con desbordante imaginación y con los que se sueña cada noche. Se trata de un amor puramente sen mental, centrado en un hombre idealizado. Hay que considerar bastante normal esta situación, ya que esta fase román ca no es sino un paso más hacia la afirmación de su personalidad y a la sociabilidad. Por ello necesitan salir de sí mismas, necesitan una ventana abierta a la vida, no un espejo en el que mirarse con nuamente.

Día de la Madre: ¡Súper mamás! Así son las madres de hoy

El mundo no existe para ellas más que en función de su propia imaginación y de su pasión. Están en una fase del desarrollo de su personalidad en la que siguen tomando posesión del mundo mediante impulsos apasionados, convir éndose en el centro del mismo. Poco a poco volverán a entrar en contacto con la realidad obje va, en cuanto aparezca en su vida, casi sin esperarlo, un hombre de carne y hueso que se convierta en una dulce y sen da, presen da, realidad amorosa que hará desaparecer, en un dos por tres, sus actuales desventuras e imaginación. El empo y la vida misma trabajarán a su favor.

De 14 a 17 años: Ídolos quinceañeros

*Adaptación al texto de Ricardo Regidor

Día de la Madre:

¡Súper mamás! Así son las madres de hoy

Mes de Mayo... ¡Mes de María! ¿Cómo se comportan un hijo con su madre? De mil maneras, pero siempre con cariño y con confianza. Con un cariño que discurrirá en cada caso por cauces determinados, nacidos de la vida misma, que no son nunca algo frío, sino costumbres entrañables de hogar, pequeños detalles diarios, que el hijo necesita tener con su madre y que la madre echa de menos si el hijo alguna vez los olvida: un beso o una caricia al salir o al volver a casa, un pequeño obsequio, unas palabras expresivas. En nuestras relaciones con Nuestra Madre del Cielo hay también esas normas de piedad filial, que son el cauce de nuestro comportamiento habitual con Ella. Muchos cristianos viven esa oración maravillosa que es el santo rosario, en el que el alma no se cansa de decir siempre las mismas cosas, como no se cansan los enamorados cuando se quiere; u ofreciéndole alguna pequeña delicadeza y meditando más especialmente en su maternidad.

San Josemaría Escrivá B o l e n q u i n c e n a l d e e d u c a c i ó n fa m i l i a r d e l o s C o l e g i o s Tu r i c a rá y Va l l e s o l , A l ga r r o b o s y C e i b o s Edición: Padre Luis Andrés Carpio Sardón I Diagramación: Chiara Mavila Ojeda chiara.mavila@pregrado.udep.edu.pe

Madres dedicadas, esposas amorosas, trabajadoras competentes, administradoras del hogar, femeninas y saludables; la sociedad actual refleja que las mujeres son “súper mamás”. Para nadie es un secreto que la vida moderna ha puesto a la mujer en un escenario exigente al tener que desempeñarse de forma simultánea en varios roles, los cuales son compa bles si hay organización, disciplina, voluntad y amor. De no ser así, el agotamiento sico y mental no tardará en llegar. Las siguientes son algunas claves para lograr este equilibrio. Trabajo y familia. Primero lo primero “Ningún éxito profesional jus fica un fracaso familiar”. El trabajo más importante para una mujer es el de ser madre y de allí deben par r todas las decisiones. Intentar no dejar trabajo para la casa, aprender a llevar

tantos compromisos que se presentan, evitar trabajar los fines de semana… Son algunas de las cosas con las que mamá debe aprender a lidiar para proteger los espacios personales; el empo de la familia, en la medida de lo posible, no debe ser negociable. “El trabajo más importante para una mujer es el de ser madre y de allí deben par r todas las decisiones” Tareas compar das Las condiciones actuales han ido transformando también la labor del papá en el hogar, el cual es cada vez


Familia: ¡ sé tú!

Familia: ¡ sé tú! más ac vo e involucrado en la dinámica familiar. Sin embargo, cuando esto no sucede, la mamá, por obvias razones, llega a un punto en que se agota y el matrimonio entra en crisis. De ahí, la necesidad de que los esposos sean conscientes de trabajar en equipo y de apoyarse mutuamente. Cuando las esposas ven que sus esposos se preocupan por compar r con ellas el “trabajo pesado”, les están demostrando que las aman, sería como una regla: “si quieres enamorar a tu esposa, sé un buen papá”. De otro lado, la mujer debe aprender a delegar ciertas tareas en otras personas, como los abuelos, familiares, vecinos o una ayuda en el servicio domés co si es posible. La realización de la mujer Lucrecia Rego de Planas, Directora de Catholic.net habla de la verdadera realización de la mujer, puesto que se ha observado que tanto la mujer que trabaja como la que se queda en casa con los hijos, están insa sfechas. Lo expresa de la siguiente manera: “La mujer plenamente realizada no es aquella que ob ene grandes éxitos profesionales a costa del descuido de su familia. Tampoco aquella que se queda en casa de una manera egoísta, cómoda e insa sfecha. La mujer que se siente realizada, es la que ama y se siente amada, la que se entrega de manera plena, a su esposo, a sus hijos y a la sociedad. “Si quieres enamorar a tu esposa, sé un buen papá” (…)Los hijos se darán perfecta cuenta de las intenciones de su mamá. Así como aborrecerán a una madre egoísta que los abandona sólo por buscar su propia sa sfacción, la admirarán en cambio, si saben que los deja un rato por ir a hacer el bien en un mundo urgido de su sabiduría, ternura y cariño.”

Al llegar a casa, es importante estar de “cuerpo y alma” para asumir el rol de mamá y esposa, aunque muchas veces no es fácil pues se ha tenido una dura jornada laboral, pero está en juego la mayor mo vación que toda mujer puede tener: la familia. Regalarse empo

“Al llegar a casa, es importante estar de “cuerpo y alma” para asumir el rol de mamá y esposa” Estos espacios son fundamentales, pues la hacen encontrarse nuevamente con su esencia femenina y le proporciona el descanso mental que tanto necesita. La estabilidad emocional de una mamá repercute directamente en el bienestar de toda la familia. La mujer es polifacé ca y en su naturaleza está la capacidad para hacerlo. Es cues ón de buscar un equilibrio a través de la organización, el esfuerzo, la voluntad, y lo más importante, el amor, que es la fuerza más poderosa que bien conocen las mamás. *Adaptación de www.lafamilia.info

Chimoc y el súper traje

Nuestros hijos, ¿en quién se fijan? Lamentablemente, la respuesta no es otra que en los que presentan los medios de comunicación, en especial la televisión. Con una simple campaña de marke ng ciertos personajes pueden hacerse muy populares. Y, sin embargo, queda la sospecha de si ese ar sta, ese depor sta, puede ser de verdad el héroe de alguien. ¿No se tratará de héroes del momento, tan superficiales como la moda que representan? El fenómeno de los héroes y de los modelos no es exclusivo de la adolescencia. Chicos y chicas necesitan, a cualquier edad, personas en las que fijarse y con las que compararse, modelos de referencia, ya que una de las bases del aprendizaje es la imitación. Sin embargo, a par r de la adolescencia los chicos y chicas forman su propia personalidad y establecen las bases de su iden dad... Por lo tanto, lo que resulta significa vo durante esta época es ver qué po de modelos asumen y cuáles no, porque hoy en día afectará más a sus vidas que en épocas precedentes. Héroes adolescentes

Día: Sábado 17 de mayo Hora: 5:oo pm Lugar: Teatro Municipal de Piura Informes: Colegio Vallesol. Telfs. 301715 ‐ RPM #240443

habilidad; les parecen guapos... No podemos convencer a nuestro hijo con argumentos de que ene que intentar parecerse a, por ejemplo, el Papa Francisco u otro personaje con buenos valores. Además, los adolescentes son muy vitalistas. En los libros que leen, por ejemplo, buscan iden ficarse con el personaje, vivir lo que él vive. De ahí que la literatura preferida a esta edad se trate de historias de grupo, realistas y, generalmente, urbanas. Porque les interesa comprobar cómo otros solucionan los mismos problemas que enen ellos.

Tantos frentes de trabajo pueden afectar el desempeño como mamá, esposa y trabajadora. La mujer necesita tener un espacio privado para hacer lo que más le gusta, lo que la llena de energía y la hace encontrarse con ella misma. Por lo menos una vez a la semana, debe darse ese empo, ya sea reunirse con sus amigas, hacer deporte, dormir, ir a la peluquería...

Ojo con el estrés laboral Los mayores enemigos de las mamás modernas, son el cansancio y el estrés del trabajo, los cuales pueden producir mal humor, provocando así poca disposición para compar r su empo con el esposo y los hijos. Si esto sucede, será conveniente plantearse la forma de asumir el trabajo y buscar soluciones al respecto.

De 14 a 17 años: Ídolos quinceañeros

En la percepción del modelo hay mucho de afec vo, en contraposición a lo intelectual. No es que se den cuenta de que ese depor sta o actor “es bueno”, que lo que hace es imitable, etc. Lo que les une a ese modelo es algo afec vo, más relacionado con los sen mientos. Es decir, "sienten" su música y lo que transmiten; “conectan” con ese personaje; admiran su

“Chicos y chicas necesitan, a cualquier edad, personas en las que fijarse y con las que compararse” Durante esta época, paradójicamente, también entra en juego cierto idealismo que, a veces, puede hacerles vivir en un mundo sin conexión con la realidad. Lo que se les impone es su yo, sus problemas, y creen que el universo se de ene cuando ellos enen un problema. Evidentemente, idealizan a ese cantante: ven en él o ella, y en los sen mientos que transmiten sus canciones, una respuesta a sus sueños. Creen que él/ella los comprendería, sabría cómo solucionar lo que le pasa... También suele darse la idealización de los chicos y chicas más cercanos, convir éndolos en amores platónicos, ejemplos de todas las virtudes. Sin embargo, en cuanto los conocen comprueban que son tan normales como cualquiera. ¿Héroes o modelos? Más que héroes o heroínas, los personajes famosos son personajes a los que admirar... no a los que imitar. Las personas verdaderamente modélicas para ellos son mucho menos famosas. La influencia de los personajes populares y famosos suele quedarse, normalmente, a un nivel b a sta n te s u p e r fi c i a l : s u s p i ro s , p o ste rs , conversaciones, ropas... Si admira a cierto cantante, tendrá sus discos, sus fotos, leerá sobre él; es decir, le seguirá el juego a los responsables de marke ng. Sin embargo, poco podrá imitar un adolescente del líder de cualquier grupo, por ejemplo, más que


¡Súper mamás! Así son las madres de hoy