Page 1

N° 61 8-VI-2015

DE 8 A 12 AÑOS: “Charlie Charlie”: ¿un juego inofensivo? MATRIMONIO: Los celos: qué son y cómo afectan el matrimonio

DE 8 A 12 AÑOS:

“Charlie Charlie”: ¿un juego inofensivo? En los últimos días se viralizó en las redes sociales un “juego de invocación de espíritus” denominado “Charlie Charlie” o #CharliecharlieChallenge que para algunos sería una versión simplificada de la Ouija, sin embargo días después, se supo que el famoso juego era la publicidad de una nueva película de terror. Pese a ello, los expertos consideran que el juego sí puede resultar una invocación de espíritus nada inocente. Millones de niños en edad de colegio y jóvenes en todo el mundo aseguran haberlo jugado y hay una ola de preocupación por el presunto riesgo de posesión demoniaca al que se expondrían quienes lo realizan. El “juego de moda” consiste en poner un par de lápices o lapiceros en forma de cruz sobre un papel y se da la invocación a un espíritu llamado “Charlie” que responde con “sí” o “no” a las preguntas que se le plantean.

La opinión de los expertos

"Cada uno de vosotros debería preguntarse: ¿Cuándo fue la última vez que me confesé? Si pasó mucho tiempo, entonces no pierdas ni un día más. ¡Adelante!” Papa Francisco Boletín quincenal de educación familiar de los Colegios Turicará y Vallesol, Algarrobos y Ceibos

La agencia ACI le consultó al famoso exorcista español José Antonio Fortea, quien advirtió que el llamado #CharlieCharlieChallenge sí “supone una invocación de espíritus”, y explicó que “algunos espíritus, a raíz de esa práctica, acosarán a algunos que la hagan”. Aunque considera que por jugar quienes lo practiquen “no quedarán posesos” necesariamente, el espíritu invocado “se quedará alrededor por un tiempo”. Además, advirtió, que la práctica de este supuesto juego “hará que otros se comiencen a introducir en una comu-

nicación ya más frecuente. Sentenció que el aumento en la demanda de este supuesto juego podría originar “consecuencias mucho peores por parte de los demonios” a la persona o personas que lo practiquen.

“No hay tal cosa como "jugar inocentemente con los demonios". Por favor, asegúrese de no participar y anime a otros a evitar la participación también” Por otra parte, en una carta abierta a los alumnos del colegio de secundaria St John Nuemann y Maria Goretti en Filadelfia (Estados Unidos), el Padre Stephen McCarthy advirtió a los jóvenes acerca del peligro de participar en el popular juego: «Quiero recordarles a todos que no hay tal cosa como "jugar inocentemente con los demonios". Por favor, asegúrense de no participar y animen a otros a evitar su participación también». «El problema de abrirse a la actividad demoníaca es que


Matrimonio:

abre una ventana de posibilidades que no se cierra con facilidad» explicó el padre McCarthy en un artículo de Aleteia.org.

Los celos: qué son y cómo afectan el matrimonio

¿Qué hacer como padres? No queda duda del poder que tienen las redes sociales y la influencia que ejercen en los adolescentes, se dice la etiqueta #CharlieCharlieChallenge ya tiene 1,7 millones de menciones en Twitter en cuestión de pocos días. Esto nos debe abrir los ojos a los padres para darnos cuenta que en realidad nuestros hijos pueden verse involucrados en peligros que ni siquiera conocemos. Así que debemos estar más atentos en su actividad en las redes sociales... Es la primera enseñanza que nos deja esta situación.

“Lo más importante es establecer una comunicación directa con los hijos y advertirles con argumentos, los riesgos que éstas les pueden causar. ” En segundo lugar, ante este tipo de modas juveniles (ver también: “Self Cutting”: la nueva moda adolescente), lo más importante es establecer una comunicación directa con los hijos y advertirles con argumentos, los riesgos que éstas les pueden causar. Igualmente, es importante identificar qué es lo que buscan y tal vez revisar si existen vacíos emocionales o inseguridades que llevan a los chicos a estas prácticas.

Y por último, es fundamental escucharlos y no juzgarlos, de modo que se vaya construyendo un vínculo de confianza y afecto que abra canales de comunicación con los hijos. De la misma manera, fortalecer el carácter, brindarles seguridad y fomentar su autoconfianza, son aspectos determinantes que los papás debemos fomentar en los hijos para que en etapas como la adolescencia, desarrollen la capacidad de mantenerse firmes ante la presión grupal que sobre ellos ejercen.

Fuentes: ACI y Aleteia.org

Los celos no son simples reclamos, cuestionamientos, dudas sobre el(la) esposo(a); los celos son solo la punta de un enorme iceberg. Detrás de los celos, se encuentran profundos problemas arraigados a la persona que los padece.

*YOUCAT? #2115

Dios puede revelar el porvenir a sus profetas o a otros santos. Sin embargo, la actitud cristiana justa consiste en entregarse con confianza en las manos de la providencia en lo que se refiere al futuro y en abandonar toda curiosidad malsana al respecto. Sin embargo, la imprevisión puede constituir una falta de responsabilidad.

#2116

Todas las formas de adivinación deben rechazarse: el recurso a Satán o a los demonios, la evocación de los muertos, y otras prácticas que equivocadamente se supone “desvelan” el porvenir (cf Dt 18, 10; Jr 29, 8). La consulta de horóscopos, la astrología, la quiromancia, la interpretación de presagios y de suertes, los fenómenos de visión, el recurso a “mediums” encierran una voluntad de poder sobre el tiempo, la historia y, finalmente, los hombres, a la vez que un deseo de granjearse la protección de poderes ocultos. Están en contradicción con el honor y el respeto, mezclados de temor amoroso, que debemos solamente a Dios. *El Youcat es un libro para los jóvenes. Nos lo regaló el Papa Benedicto XVI cuando fue a la JMJ de Madrid 2011.

Los celos son un sentimiento de miedo a perder a la persona amada. Se dice que en pequeñas dosis y de forma controlada, son muestras de afecto que pueden ayudar a mantener vivo el amor. El problema surge cuando se convierten en un sentimiento enfermizo, permanente e intenso que surge sin tener causas justificadas, provocando una crisis en una relación.

La raíz del problema Comúnmente, la persona celosa afirma que el problema está en el otro, pero en realidad es todo lo contrario. Existen varias razones que explican el surgimiento de los celos: Inseguridad: el hombre o la mujer celoso(a) sufre una inmensa inseguridad de lo que es y de lo que posee. En algunos casos, puede deberse a situaciones difíciles del pasado o modelos de educación que han dejado una marca en su forma de ser. Comúnmente, este tipo de personas no solo son inseguros en su relación amorosa, también lo son en los diferentes espacios donde se desarrollan. Además, suelen ser miedosos y retrasados para la toma de decisiones. Baja autoestima: por lo general, el típico celoso siente que no es lo suficientemente atractivo, inteligente, extrovertido, etc. para satisfacer a su esposo(a). Se sienten “menos” y por eso, creen que su esposo(a) está buscando en otras personas lo que ella o él no es. Si uno se ama a sí mismo, la comparación con los otros disminuye y cuando la competencia no existe, se es menos vulnerable a sentir celos. ¿Amor o apego?: es completamente falsa la creencia que afirma que entre más celos, más se ama. A una relación asfixiante, donde la libertad es coaccionada y continuamente hay reclamos sin motivos reales, se le denomina apego. Por el contrario, el amor es libre y busca la felicidad del otro. Egoísmo y necesidad de llamar la atención: pensar que somos la única persona en el mundo, que merecemos toda la atención del esposo(a) es una muestra de egoísmo. El perfil psicológico de la persona celosa se caracteriza por querer ser el centro de atención, captar el interés de los demás, debido a que constantemente necesitan sentir cariño y por ello, requieren la aprobación de los otros.

Sentir poder sobre el otro: así como explica Rebeca Reynaud: “Ninguna persona `pertenece´ como si fuera un objeto. Los hijos no son `propiedad´ de los papás; los esposos no son propiedad uno del otro, pero se pertenecen de un modo mucho más profundo. Los seres humanos no se pertenecen como una posesión, como una cosa, sino en la responsabilidad. Se pertenecen porque aceptan la libertad del otro y se sostienen el uno al otro en el conocerse y amarse”.

¿Cómo liberarse de los celos? Lo primero que hay que hacer es intentar apartar los pensamientos obsesivos. Los celosos dan muchas vueltas a la imaginación, y pueden llegar a convencerse de que lo que pasa en su mente es verdad. Piense que de continuar así puede enfermarse. Intente seguir estos tres pasos importantes: - Aceptar lo que está sintiendo. - Pedir ayuda. - Reforzar la autoestima.

Señales de alarma - Necesitas controlar todos los movimientos de tu esposo(a). - Piensas que tu cónyuge te considera ingenuo(a) y que te puede engañar. - No te gusta que tu esposo(a) salga solo o con amigos(as). - No te gusta que tu esposo(a) lleve cierto tipo de ropa. - Haces sin motivo un drama de celos. - Desconfías de lo que tu esposo(a) te dice.

Reflexiones para una persona celosa - Piensa que tu esposo(a) está contigo porque te quiere como eres. - Si tienes amigos(as), ¿no es lógico que tu esposo(a) también los tenga? - Cuando vengan las dudas, cálmate y luego habla sobre ellas. - No puedes desconfiar de alguien que confía en ti. - Tu esposo(a) es libre de estar a tu lado y te ha escogido a ti. - Tu esposo(a) es una persona y no una propiedad.

Fuentes: hacerfamilia.cl, netdoctor.es, almas.com.mx, catholic.net, pulevasalud.com, vivirenpareja.cl

Fst61  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you