Page 1

5 ideas para administrar tu hogar

N° 65 24-VIII-2015

Administrar un hogar no es cosa sencilla, requiere de un poco de organización y de constancia pero sobre todo, del deseo de hacer de tu casa un hogar. Revisa las siguientes recomendaciones y ponlas en práctica una a la vez, conforme veas tu progreso. Te aseguro que querrás implementar todas a la brevedad posible. 1. Lleva un registro de tus gastos Dinero que gastes, regístralo. No importa si se trata de algunos centimos, anótalo. Hoy en día es más fácil hacer este registro: puede ser desde una hojita de papel que siempre traigas en tu cartera, hasta llevar la nota en tu celular. Te sorprenderás de ver que con frecuencia gastamos mucho dinero en cosas sin valor.

DE 0 A 4 AÑOS: Ideas para estimular la autonomía de los niños

2. Haz un presupuesto de gastos y apégate a tus planes Anota por adelantado los gastos que debes hacer; anótalos en orden de prioridad y organiza un plan de pagos en el caso de tener deudas. Es muy fácil pedirte que gastes menos de lo que ganas cuando la realidad es que el 80% de la población gasta en promedio el doble de lo que gana. Aquí el truco radica en saber cuánto ganas y en el cómo gastas tus ingresos.

3. Comienza un pequeño almacén familiar

MATRIMONIO: Vivir sin quejarse, ¿cómo sería?

Una manera fácil para lograr esta meta consiste en comprar un artículo más cada vez que compres algo de tu despensa; o lo puedes programar para cada quincena o para cada mes según tus ingresos. Compra un producto específico para almacenar.

4. . Aprende técnicas de conservación de alimentos Congelado, deshidratado, envasado, ahumado y tantas maneras más pueden ayudarte a ahorrar o ganar dinero y a administrar mejor tus tiempo.

5. Delega asignaciones de aseo y ayuda en el hogar Aparte de que tendrás más tiempo para dedicarlo a otros proyectos, tu familia se verá beneficiada con el aprendizaje y las oportunidades de servirse los unos a los otros. Usa un calendario grande donde cada miembro de la familia pueda anotar sus actividades y horarios, si a esto le añades una breve reunión familiar cada semana donde puedan organizarse, verás grandes progresos en casa.

DE 0 A 4 AÑOS:

Ideas para estimular la autonomía de los niños Estimular la autonomía de los niños es fácil si los padres tenemos claro que debemos dejarles hacer algunas cosas solos, aunque al principio se manchen, rompan algo o no hagan las cosas bien. Estas ideas que proponemos te ayudarán a fomentar la autonomía del niño desde los 2 años.

Trucos para fomentar la autonomía de los niños sin exigir demasiado al principio Tampoco se trata de exigirle demasiado y, mucho menos, de golpe, porque lo más probable es que se termine desanimando en su camino hacia conseguir la autonomía personal, ante su incapacidad para hacer las cosas perfectamente y a la primera. Es recomendable que le pidas pequeños resultados al principio para luego, una vez que haya aprendido y tenga más confianza en sí mismo, le puedas exigir cada vez un poquito más. Puedes comenzar pidiéndole que haga su cama todos los días. Al principio se demorará un montón y se quejará un poco pero, al cabo de un tiempo, te sorprenderá con su habilidad y rapidez para llevar a cabo este pequeño encargo. No caigas en la costumbre de muchos padres de hacerles las cosas a los hijos porque las haces más rápido, lo haces

mejor, etc. A mediano y largo plazo, obtendrás mejores resultados enseñándole. ¿Qué resulta incómodo al inicio? Sí, pero vale la pena. Por ejemplo, hay que perder el miedo a que se pueda manchar o hacerse daño, invirtiendo en tiempo y paciencia. Utiliza el juego y descubrirás qué fácil aprenden hábitos como jugando.

“No caigas en la costumbre de muchos padres de hacerles las cosas a los hijos porque las haces más rápido, lo haces mejor, etc.” Claves del éxito para estimular la autonomía de tu hijo - Ten paciencia. Al principio, hay que dar tiempo a los niños para que aprendan cómo se deben hacer las cosas. - Evita criticarlo. Sólo lograrás molestar o desanimar a tu hijo. - Exigencia y cariño. Anímalo a hacerlo mejor, sin exigir.


- Fomenta su iniciativa. Dale nuevas oportunidades para demostrar que cada vez puede hacer más cosas él/ella solito. - Anímalo constantemente. Conseguirás motivarlo para continuar por ese camino. - Felicítalo por sus logros. Le agradará saber que cuenta con el reconocimiento de sus padres. - Muéstrale total confianza. Esa confianza debe sentirla plenamente tanto para tu capacidad como para su disposición a la hora de hacer las cosas bien. - Dale nuevas oportunidades continuamente para que pueda ponerse a prueba, situándote siempre en el principio de las tareas suficientemente difíciles para que lo estimulen y de las suficientemente fáciles para que las pueda realizar y lo motiven.

juego desde los dos o tres años. Ponerse cada uno en un extremo, coger el edredón, o las sábanas, y comenzar a hacer olas con él, a miraros por arriba y abajo, y una vez bien sacudido, lo encajan en la cama entre los dos. Poco a poco, jugando, le estarás enseñando a hacer su cama. No te preocupes si queda mejor o peor. - Después de lavar los platos, puedes encargarle que ordene los platos que van en los armarios más bajos, a partir de los dos años; con 3 ó 4 que comience a ordenar los cubiertos; a los 5 ó 6, subido a una escalerita te puede ayudar a colocar en los armarios altos. Sin darte cuenta le estás enseñando a clasificar, a asimilar el concepto del volumen, etc., ideas muy importantes para las primeras matemáticas. - Te sorprenderá lo que le gustará barrer el suelo de la casa. Además, le estarás fortaleciendo su psicomotricidad en mano y muñeca, tan importante después para la escritura.

Autonomía, en el día a día es donde más aprenden Te damos algunas ideas para que vayan haciendo las tareas ellos solos: - Entre los 12 y 18 meses puede empezar a comer solo. Cómprale un babero bien grande y disfruta de este momento. Al principio, gran parte irá fuera, pero paciencia, acabará haciéndolo perfectamente. No te impacientes y le des tú la comida, solo lograrás un retroceso en el desarrollo de su autonomía.

- Puedes convertir el momento de hacer la cama en un

Basta observarnos durante un día corriente para darnos cuenta de que en realidad nos quejamos del calor, del frío, de la inseguridad, del tráfico, de los políticos, de la situación económica, de los altibajos de la salud, del esposo, de casi todo… Sin embargo, las quejas y los lamentos no ayudan en nada, al contrario, pueden hacernos sentir peor. ¿Cómo cambiar la actitud por una más positiva?

Emociones tóxicas Muchas veces pensamos y transmitimos incansablemente los aspectos negativos de los sucesos, de las personas, de las circunstancias. Transformamos todo en tragedia. Lo que desconocemos es que la mala actitud, nubla aún más el panorama, agranda los problemas y esconde las soluciones o los aspectos favorables de cada situación. Además, este tipo de actitud emite un estado mental hostil, que se alimenta cada vez que la persona se queja, juzga y critica. Esto hace que las personas se vuelvan más vulnerables a las enfermedades y a los conflictos.

3. No permita que la conducta sea resultado de su estado de ánimo: cuando no se sienta bien, sonría; cuando las cosas salgan mal, ríase. 4. Estar siempre alegre es el mejor regalo que puede hacerle a los demás: sonría y mire con cariño. 5. El lenguaje anima o desanima. Por eso no hable cosas negativas -críticas, quejas, lamentos-, ni siquiera con el fin de motivar a otros. 6. Haga de la confianza una clave de su vida. El Espíritu Positivo es el resultado de confiar en uno mismo, en los demás y en Dios.

Todo lo contrario sucede cuando hay una actitud positiva de por medio, puesto que ésta brinda fortaleza, empoderamiento, y transforma las dificultades en fuentes de aprendizaje. Otra mirada… “Cambia la forma de ver las cosas, y las cosas cambiarán de forma”. Optar por lo positivo, debe ser una elección que marque nuestro estilo de vida, es decir, nuestro pensar y actuar debe estar en la permanente función de rescatar lo positivo. Al afrontar la vida de esta manera, se deja de lado las emociones que intoxican el cuerpo y el alma, todo se convierte en enseñanza, y esto proporciona las bases para ser feliz.

“Muéstrale total confianza. Esa confianza debe sentirla plenamente tanto para tu capacidad como para su disposición a la hora de hacer las cosas bien”.

- Desde muy pequeño (2/3 años) debe aprender a utilizar el picaporte de las puertas y los pestillos, de manera que evitarás que quede encerrado. Los niños sobreprotegidos son los que tienen la necesidad de experimentar y acaban encerrados sin saber qué hacer.

Vivir sin quejarse, ¿cómo sería?

“La mala actitud, nubla aún más el panorama, agranda los problemas y esconde las soluciones o los aspectos favorables de cada situación”.

- Tu hijo debe tener una escalerita para subirse, de manera que llegue al lavadero, siempre que quiera ayudarte en la cocina. Si es enérgico puede fregar los platos y si es tranquilo que se encargue de secarlos. A partir de 3 o 4 años.

- El cuarto de baño es un lugar muy apropiado para desarrollar su independencia. Enséñale a abrir y cerrar los caños, a utilizar los tapones de la ducha y el lavador, a que primero ponga agua fría en la tina, para añadir después la caliente. Conseguirás que prepare su baño sin quemarse. Mientras, que prepare todas sus cosas: la alfombrita para los pies, la toalla, el pijama... Debe ser responsable de sus cosas. Desde los 3 años.

MATRIMONIO:

Decálogo del Espíritu Positivo - Al vestirse ármate de paciencia y procura que lo haga solo. Abrochar botones desarrolla la psicomotricidad fina, ponerse los zapatos le ayuda a distinguir derecha e izquierda, etc. Llevar a cabo estas pequeñas rutinas diarias cubre la necesidad de tu hijo de independencia, por lo que se quedará absorbido y concentrado en ellas mientras las realiza. *Adaptación al texto de Ana Aznar www.hacerfamilia.com

Del Libro “Trabajar Bien, Vivir Mejor” - Regino Navarro Ribera 1. El Espíritu Positivo es una mezcla de serenidad interior, optimismo, caras amables y buen humor. Cultive estas cuatro plantas. 2. Tenga ojos para lo positivo, no se detenga en lo negativo únicamente. Elimine el pesimismo y el derrotismo, considerando los aspectos positivos de la realidad.

7. Vea las realidades presentes con “ojos de futuro”; así tendrá serenidad. Ahora se ríe de las “tragedias de niño”; después se reirá de las “tragedias de ahora”. 8. No se tome demasiado en serio a sí mismo. No considere los defectos de los demás como ofensas personales. No haga tragedias de cosas sin importancia. Así vivirá alegre. 9. Prefiera entre sus amistades a personas alegres y serenas. Destierre a los “aguafiestas”. 10. Tenga los pies en la tierra y el corazón en un sueño. El entusiasmo es el estado de ánimo resultante de poseer una visión esperanzada de la vida. Por eso impóngase retos. *Adaptación al texto de www.lafamilia.info

Fst65  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you