Page 1

Relevamiento nacional de asentamientos informales en Uruguay 2018: análisis exploratorio sobre vulnerabilidad del hábitat y la vivienda, estimaciones sobre la extensión del fenómeno

Resumen El presente informe remite a los resultados y análisis de un relevamiento de asentamientos a escala nacional realizado por la Organización de la Sociedad Civil TECHO en el año 2018. El mismo partió de los antecedentes cartográficos administrativos desarrollados por el Programa de Mejoramiento de Barrios (PMB) MVOTMA, aportando un recorrido exhaustivo en terreno donde se replicó el formulario de entornos urbanístico (herramienta generada por el INE en el censo país de 2011) cuadra a cuadra de todos los asentamientos detectados, y se aplicó una entrevista a referentes comunitarios por asentamiento. Los principales hallazgos y resultados obtenidos por este ejercicio consisten en: a) detectar 656 asentamientos en todo el país; b) generar un conjunto de información descriptiva sobre las principales vulnerabilidades y oportunidades que identifican las y los referentes comunitarios de cada asentamiento identificado ; c) realizar un conteo de viviendas y un estimativo de personas cotejando los antecedentes estadísticos existentes; d) crear un índice que permite categorizar a los asentamientos según el grado de vulnerabilidad urbano habitacional en el que se encuentren. En términos formales, el texto se ordena en los siguientes apartados: (1) introducción, (2) desarrollo de antecedentes y marco conceptual, (3) presentación de la metodología empleada y el modo de recolección de datos, (4) principales hallazgos descriptivos, (5) desarrollo de cálculos demográficos, (6) presentación de un índice de vulnerabilidad para categorizar los asentamientos detectados, (7) conclusiones y reflexiones finales.

TECHO Uruguay. Maldonado 1872 | Tel. 24125485 Marzo de 2019. Montevideo, Uruguay monitorasentamientos.org.uy | ​www.techo.org/uruguay Equipo de trabajo: Belén González (directora ejecutiva) | Laura Posada (directora territorial) Ignacio Baldriz (director de investigación) | Eleonora Mas (directora de comunicación) David Buitrago (referente del relevamiento en el interior del país)


1. Introducción El presente texto desarrolla la metodología, análisis y principales resultados del Relevamiento Nacional de Asentamiento Informales realizado por la Organización de la Sociedad Civil TECHO en el año 2018. El proyecto buscó localizar, georreferenciar y caracterizar la totalidad de asentamientos presentes en Uruguay a 2018, actualizando información sobre su ubicación, extensión, composición, dinámicas de poblamiento, dinámica socio-urbana y de poblamiento. El ejercicio se realizó a partir de una metodología de reconocimiento visual con información recabada desde el territorio. Los principales resultados se encuentran en la generación de una plataforma “Sistema de Información Geográfica” (SIG1) digital y de libre acceso, mediante la cual es posible poner en evidencia dimensiones de vulnerabilidad urbano-habitacional, lo que constituye un aporte en tanto que no se encontraba hasta la fecha registrada específicamente para asentamientos informales en el país. Si bien para el contexto uruguayo se cuenta con importantes aportes, como los realizados por el PMB-PIAI, el INE, las respectivas Intendencias departamentales y los Municipios, el grado de informalidad y la dinámica de alta movilidad intrínseca al fenómeno de los asentamientos informales, hace que las bases de datos oficiales sean de limitada información, se encuentren desactualizadas o carezcan del contraste de un registro administrativo con un registro en territorio. Esta propuesta consiste en la última y más actualizada plataforma de georreferenciamiento digital sobre asentamientos informales del país, aportando un insumo clave para la planificación y gestión de políticas sociales a los diversos actores con injerencia en el territorio: Organizaciones de la sociedad civil, planes u organismos estatales, Ministerios, Intendencias, Municipios) y a la ciudadanía en su conjunto (especialmente pobladores y pobladoras de asentamientos informales), en pro de la descentralización territorial y el urbanismo inclusivo.                         1

​www.monitorasentamientos.org.uy


2. Antecedentes, marco conceptual y teórico En términos teóricos y conceptuales, el presente trabajo se enmarca dentro de las corrientes de medición multidimensional de la pobreza, entendiendo la necesidad de continuar extendiendo el enfoque de medición por línea de pobreza o por necesidades básicas insatisfechas. En este sentido, se enfoca en el término de vulnerabilidad social, entendida como el conjunto de condiciones estructurales de desigualdad y vacíos de protección de derechos y oportunidades, los cuales determinan la incapacidad de acceso a las oportunidades socioeconómicas para mejorar situaciones de bienestar​ (​ DINEM, 2013). Específicamente se busca centrar el análisis de la vulnerabilidad en el aspecto urbano y del hábitat de habitantes de asentamientos informales, considerando entre los elementos para un hábitat adecuado la seguridad de la tenencia legal de la tierra, la exposición a riesgos coyunturales, la disponibilidad de servicios básicos y disposiciones urbano geográficas, entre otras (ONU Hábitat, 2010). En términos de antecedentes regionales, la investigación se enmarca en un proyecto de TECHO Internacional en la búsqueda de realizar catastros de los asentamientos presentes en las principales ciudades de América Latina. Los casos como el catastro de TECHO Chile y TECHO Argentina fueron tanto conceptual como metodológicamente grandes insumos para la ejecución en Uruguay (Techo, 2019). En términos de antecedentes locales, la identificación de asentamientos informales a nivel nacional cuenta con seis grandes referencias previas: el censo del INE 2011 filtrado por asentamientos, las ECH (Encuestas Continuas de Hogares) filtradas por asentamientos, el registro cartográfico por parte del PIAI en el marco del censo nacional 2011, los dos catastros de asentamientos irregulares por parte de TECHO en 2008 y 2010 y la actualización del registro cartográfico 2011 por parte del PMB (ex PIAI) publicada en 2018. Si bien estos antecedentes representan aportes significativos para la detección y entendimiento del fenómeno social que representan los asentamientos irregulares a nivel nacional, los mismos presentan también varias limitaciones. Los dos relevamientos realizados previamente por parte de TECHO tienen como punto fuerte haber sido realizados con base a una detección visual de los asentamientos, lo que robustece su veracidad. Por otro lado estos mismos antecedentes de TECHO no cuentan con una plataforma SIG, lo cual no les permite ser herramientas de fácil acceso y utilidad programática. Carece también de una metodología alineada a los registros oficiales, lo que limita su potencial analítico.


Tanto el registro del PIAI en el marco del censo 2011 como la actualización del PMB cuentan con tres virtudes: la presencia de un equipo técnico sobre la temática, el georreferenciamiento de los datos obtenidos por medio de un SIG y la capacidad de registro sobre fuentes administrativas para la detección de asentamientos (entiéndase fuentes administrativas como registros municipales o similares, complementados con detecciones satelitales). Además el registro de los bordes de las zonas censales no fue identificado con la correspondiente calle, lo que imposibilita algunas detecciones urbanas- Sumado esto a la incapacidad de caracterización minuciosa por medios satelitales (el pixelado de la imagen no permite para los asentamientos diferenciar variables como tipo de vivienda, presencia de basurales, alumbrado público, contadores de consumo, estado de las calles, entre otros) es indiscutible la necesidad de complementar los registros administrativos con una identificación física visual (PMB, 2013). Por último, los registros del INE cuentan con la virtud de una importante rigurosidad técnica y abarcativa a nivel censal, así como la actualización anual de la información por ECH. Las limitaciones que presentan se desprenden de no ser la temática asentamientos el principal foco de trabajo del INE, por lo cual aspectos como la falta de georreferenciamiento de todos los datos y la no representatividad a nivel asentamientos de las ECH presentan obstáculos a considerar a la hora de trabajar con estos datos (INE, 2011) (INE, 2011-2017).

3. Metodología y trabajo de campo 3.1 Unidad de análisis y diseño muestral La unidad de análisis utilizada corresponde a los asentamientos informales. Para esta investigación y en búsqueda de una operacionalización del objeto de estudio, se toma la definición estatal de asentamientos para poder establecer el análisis y las comparaciones pertinentes, con la intención también de promover la articulación y diálogo entre los diferentes esfuerzos destinados al levantamiento de información. Se define asentamientos como: “Agrupamiento de (​ 10 o) más de 10 viviendas, ubicadas en terrenos públicos o privados, construidos sin autorización del propietario en condiciones formalmente irregulares, sin respetar la normativa urbanística. A este agrupamiento de viviendas se le suman carencias de todos o algunos servicios de infraestructura urbana básica en la inmensa mayoría de los casos, donde frecuentemente se agregan también carencias o serias dificultades de acceso a servicios sociales.” ​(Informe técnico, Unidad de Evaluación y Monitoreo PMB-PIAI [Proyecto Integración Asentamientos Irregulares] , 2011:2) En lo referido al diseño muestral, el Relevamiento Nacional de Asentamientos Informales -RNAI- es de carácter censal a nivel de asentamientos y cuadras de asentamientos, ya que los


instrumentos de recolección de datos se aplicaron en la totalidad de los asentamientos informales existentes en el territorio nacional y a la totalidad de las cuadras presentes en éstos. Dicho esto se coteja un margen de error por omisión y cobertura en torno a un +/- 5% (alineado a los parámetros generalmente existentes en este tipo de ejercicios).

3.2 Herramientas de recolección de datos FORMULARIO DE ENTORNO URBANÍSTICO En paralelo al Censo 2011 de hogares, viviendas y personas, el INE realizó el censo de entorno urbanístico. Este censo presenta una caracterización por zona censal en relación al estado de las calles y nivel de urbanización general (presencia de basural, iluminación, parada bus, entre otras). La unidad de estudio son los bordes de zonas censales -que, en su mayoría, cada una corresponde a una cuadra-. Esta investigación replicó la metodología implementada por el INE en las cuadras de todos los asentamientos del territorio nacional. Se aprovechó la oportunidad para agregar también un breve apartado de preguntas al formulario (conteo de viviendas, entre otras). ENTREVISTA A REFERENTE COMUNITARIO Además del recorrido cuadra por cuadra, se aplicó en cada asentamiento una entrevista cualitativa estandarizada a un o una referente del asentamiento. Tal referente es un integrante de la forma organizativa identificada en el asentamiento, o en caso de no identificarse tal organización, el poblador o la pobladora que hace más tiempo habita en el lugar. La decisión de aplicación de la entrevista a un o una referente por asentamiento se sostiene en primer lugar, a partir de reconocer y validar el conocimiento único que guarda la o el poblador del asentamiento entendiendo el rol del referente como un ejercicio de ciudadanía activa desde el territorio. En segundo lugar, al tratarse de información de carácter objetiva y general: historicidad, problemáticas, acceso a servicios, entre otros. En tercer lugar, la falta de antecedentes locales sobre la temática, lo que valida la necesidad de investigaciones exploratorias. Finalmente, fue necesario priorizar la aplicación del instrumento por una sola vez por comunidad y no en todos los hogares, o en una muestra representativa de los hogares, en razón de los recursos limitados para el desarrollo de esta investigación. Con la información resultante de la entrevista se profundizó en el acceso al equipamiento urbano, en la precariedad habitacional y el nivel de exposición al riesgo, a modo de ejemplo: cercanía a liceo o UTU, acceso al saneamiento, incendios ocurridos en el último año, entre otros. A partir de estos datos se construye el Índice de Vulnerabilidad Urbano-Habitacional que se presenta más adelante. Para algunos aspectos se realizó una pregunta abierta, como aspectos positivos, negativos y motivo de conformación del asentamientos. A efectos de presentar los


resultados, se realizó un análisis de las respuestas obtenidas, para luego categorizar en las principales temáticas mencionadas.

4. Primeros hallazgos, datos descriptivos sobre el fenómeno Con base en las entrevistas realizadas a los referentes de cada asentamiento, fue posible identificar algunos hallazgos descriptivos, que si bien son de carácter exploratorio, permiten indagar tanto sobre algunas de las principales vulnerabilidades y potencialidades presentes en los asentamientos del país. A nivel de tamaño, en el 45% de los asentamientos se contabilizaron menos de 40 viviendas, lo que los categoriza como asentamientos pequeños. En otro extremo, el 9% de los asentamientos califica en lo que puede denominarse como categoría macro (más de 200 viviendas), teniendo una incidencia alta en algunos departamentos del interior del país: Artigas, Canelones, Colonia, Maldonado, Rivera, Paysandú y Salto. En cuanto comprender los posibles procesos de densificación poblacional, se exploró en el destino de los nuevos núcleos familiares; en este sentido las y los referentes que identifican como lo más frecuente que “permanezcan en el mismo terreno donde están ubicadas las viviendas de sus familiares” representa el 79% de los casos para Montevideo, bajando la incidencia en el interior. En relación al acceso a servicios básicos, el 33% de los y las referentes reconocen no acceder al agua potable de forma regular. El 41% de los y las referentes reconocen no acceder a la energía eléctrica de forma segura. En cuanto al saneamiento, el 85% de las y los referentes consultados identifican que su asentamiento no cuenta con conexión regular a estas redes. En relación a los riesgos de incendios, inundaciones y/o desalojos: En el 22% de los asentamientos se afirmó la ocurrencia de un incendio en el último año; el 41% de los y las referentes indica que hubo una inundación en el asentamiento en el último año; el 8,9% declararon declararon haber sufrido riesgos de desalojo en el último año. Los aspectos más positivos detectados refieren a los accesos al equipamiento urbano. En el estudio se constata el acceso amplio a la educación inicial y básica. En el 76% de los asentamientos se encuentra un centro CAIF en el interior del barrio o a menos de 1 kilómetro de distancia. En el caso de la escuela primaria, el 75% de los asentamientos cuentan con una escuela dentro o a 1 kilómetro de distancia. En lo que refiere a la educación secundaria, el 80% de los asentamientos cuentan con un centro de estudio: dentro del barrio (3%), ubicado a 1 km (42%), o entre 1 a 3 km (36%). En la misma línea, es posible identificar la amplia cobertura del transporte público a través de la presencia de paradas de ómnibus en los asentamientos del país. El 16% encuentra una parada al interior del asentamiento y el 74% accederán a una parada a una distancia menor a 1


kilómetro. A su vez el 89,29% de los asentamientos cuenta con un centro de salud al menos a tres kilómetros. Además de la temática accesos, otro aspecto que surgió como positivo del relevamiento fue el alto porcentaje de cohesión barrial y participación comunitaria. Varios antecedentes hacen referencia a la capacidad de esta variable social para potenciar procesos de regularización y diálogo con entes públicos (Techo, 2019). En 1 de cada 3 asentamientos (31%) se registró algún tipo de organización entre los vecinos y vecinas para la gestión de proyectos que impacten en la calidad de vida del vecindario. Este guarismo aumenta a su vez en los asentamientos ubicados en Maldonado, Salto y Paysandú, donde el nivel de organización barrial se ubica cercano al 50%. A su vez, en 9 de cada 10 asentamientos donde se identificaron estas organizaciones (89%) el trabajo estaba enfocado en acciones asociadas a la producción social del hábitat (Romero, S. 2010), lo que impacta en la mejora de la infraestructura y acceso a la tenencia segura de la tierra. Este guarismo aumenta a su vez en los asentamientos ubicados en Maldonado, Salto y Paysandú, donde el nivel de organización barrial se ubica en torno al 50%

5. Estimaciones demográficas Tomando en consideración las recomendaciones expertas en lo referido a cálculos y estimaciones sociodemográficas, se decidió realizar un ejercicio de múltiples escenarios estimativos tanto para viviendas como para personas. La presentación de escenarios de estimación por mínima y máxima permite así cotejar tanto las limitaciones del proceso de levantamiento de información (omisión y sobre enumeración), así como calcular de manera alineada a los antecedentes estadísticos existentes en la temática (Calvo, J. 2011). Para estimar la cantidad de viviendas se partió en todos los asentamientos detectados en terreno de un conteo cuadra por cuadra de todas las edificaciones presentes, excluyendo locales comerciales y edificaciones sin paredes y/o techos. Esta variable conformaba un anexo incluido al formulario de entorno urbanístico. De este conteo se desprende un estimativo de viviendas para el cual se maneja, como sugiere la bibliografía experta, un margen de error por omisión y sobre enumeración (CEPAL, 2009). En este caso se estima de +/- 5%. De este primer ejercicio se conformaron tres escenarios posibles para estimar el número de viviendas por cada asentamiento, departamento y a nivel país, amparando el margen de error mencionado anteriormente: un primer escenario en el cual se considera como perfecto el conteo de viviendas, un segundo escenario de mínima estimación para el cual se extrae un 5% del conteo de las viviendas de cada asentamiento, un tercer escenario de máxima estimación


para el cual se imputa un 5% más del conteo de viviendas de cada asentamiento. A continuación se ilustran matemáticamente estos 3 supuestos, empleados para cada asentamiento detectado:

N° viviendas = Conteo viviendas

​ ​ (Supuesto 1.0)

N° viviendas = Conteo viviendas - (Conteo viviendas * 5 / 100)

​ ​ (Supuesto 2.0)

N° viviendas = Conteo viviendas + (Conteo viviendas * 5 / 100)

​ (​ Supuesto 3.0)

El siguiente paso consistió en partir de estos tres supuestos para realizar luego una estimación de hogares y personas. En tanto el ejercicio no pretendió censar hogares ni personas, se recurrió a la realización de estimaciones estadísticas de población conformando parámetros con base a los antecedentes existentes; específicamente el censo 2011 filtrado por asentamientos y las Encuestas Continuas de Hogares (ECH) filtradas por asentamientos desde 2011 a 2017. Tomando los datos del censo de hogares de 2011 filtrado para cuadras ubicadas en asentamientos informales (para este cálculo fue necesario recurrir a los servicios del banco de datos de la FCS - UdelaR para fusionar la base entorno urbanístico con la de hogares), se calculó para cada departamento del país la cantidad de viviendas con 0 hogares, la cantidad de viviendas con 1 hogar, 2 hogares y 3 o más hogares. Con base en esta información, se procedió a tomar los tres escenarios de vivienda estipulados y para cada uno de ellos extraer a cada asentamiento su porcentaje de viviendas con 0 hogares, aumentar por 1 el porcentaje de viviendas con 2 hogares y por 2 el porcentaje de viviendas con 3 o más hogares. De este cálculo se estima el número de hogares para cada departamento. A continuación se ilustra matemáticamente el cálculo realizado para cada asentamiento de Montevideo, el cual presenta en promedio 8.80% de viviendas con 0 hogares, 1.43% de viviendas con 2 hogares y 0.21% de viviendas con 3 o más hogares:

N° hogs Mont = N° viviendas Mont - (N° viviendas Mont * 8.80 / 100) + (N° viviendas Mont * 1.43 / 100) + (N° viviendas Mont * 0.21 / 100) * 2

Ya en un tercer momento, se calculó en base a los datos de las ECH desde 2011 a 2017 el número de personas por hogar filtrado para asentamientos. Este cálculo no busca observar la tendencia (ya que las muestras por ECH no tienen representatividad a nivel de asentamientos,


y no buscan levantar tendencias anuales representativas para asentamientos), sino servir como parámetro controlado por 7 momentos distintos de levantamiento de información. Si bien estos datos no se pudieron descomponer por cada departamento, sí se logró realizar la descomposición a nivel Montevideo/interior. Con los datos de las ECH se conformaron así 2 supuestos: el primero estipula que en Montevideo la media de personas por hogar en asentamientos es de 3.52 y en el interior es de 3.45 (parámetro de 2017, el más bajo para todos los años); el segundo asume que la media de personas por hogar en asentamientos para Montevideo es de 3.80 y para el resto del país de 3.72 (parámetro de 2012, el más alto para todos los años). Estos dos supuestos se montaron luego sobre los 3 escenarios de viviendas y de hogares, generando así 6 escenarios de estimación de personas. A continuación se ilustra matemáticamente el cálculo realizado para cada asentamiento de Montevideo, el cual bajo el primer supuesto presenta en promedio 3.52 personas por hogar y bajo el segundo supuesto presenta 3.80 personas por hogar:

N° personas Mont = N° hogares Mont * 3.52

​(Supuesto 0.1)

N° personas Mont = N° hogares Mont * 3.80

​ ​(Supuesto 0.2)

Es importante tomar en consideración que el conteo de viviendas fue realizado en cada asentamiento, por lo que es válido a nivel país, departamento y también a nivel de cada asentamiento registrado. El estimativo de hogares toma como parámetro el promedio de hogares por vivienda para cada departamento y lo imputa a todos los asentamientos internos al departamento; por lo que es válido a nivel país y a nivel departamental, pero no a nivel de cada asentamiento. Por último el estimativo de personas monta sobre el supuesto del de hogares un parámetro a nivel Montevideo/interior; por lo que es válido a nivel país y a nivel Montevideo/interior, no siendo válido a nivel departamental ni a nivel de cada asentamiento. Explicitados los supuestos y cálculos realizados, se expone a continuación un cuadro con el conteo de asentamientos y los 3 escenarios de estimativo de viviendas y otro con los 6 escenarios de estimación de personas:


Cuadro 1. N° de asentamientos y estimativos de viviendas por departamento:

Depto

Viviendas Viviendas Viviendas Asentamientos (escenario 2.0) (escenario 1.0) (escenario 3.0)

Montevideo

346

34826,05

36659

38491,95

Canelones

121

8419,85

8863

9306,15

Artigas

36

3484,6

3668

3851,4

Paysandú

33

2097,6

2208

2318,4

Salto

27

2028,25

2135

2241,75

Maldonado

12

2011,15

2117

2222,85

Rivera

23

1124,8

1184

1243,2

Colonia

11

803,7

846

888,3

San José

8

453,15

477

500,85

10

412,3

434

455,7

Rocha

5

306,85

323

339,15

Cerro Largo

6

253,65

267

280,35

Lavalleja

5

226,1

238

249,9

Soriano

5

206,15

217

227,85

Durazno

2

134,9

142

149,1

Treinta y tres

1

57,95

61

64,05

Florida

3

48,45

51

53,55

Río Negro

2

30,4

32

33,6

Tacuarembó

Flores

TOTAL

656

0

0

0

56925,9

59922

62918,1

Si se asume el escenario 1.0 puede observarse que Montevideo, Canelones y Artigas se agrupan con el 82% de las viviendas contabilizadas en asentamientos. En los casos de Montevideo y Canelones, estos agrupan el 61% y 15% de las viviendas totales en asentamientos del país. En el segundo grupo identificamos a Paysandú, Salto, Maldonado y Rivera con más de 1.000 y menos de 3.500 viviendas. En el tercer grupo identificamos a Colonia, Tacuarembó, San José y Rocha. El cuarto grupo identificamos al resto de los


departamentos del país restando Flores que no contienen al presente asentamientos identificados. Cuadro 2. Estimativos de personas por departamento

Depto

Personas (esc 2.1)

Personas (esc 2.2)

Personas (esc 1.1)

Personas (esc 1.2)

Personas (esc 3.1)

Personas (esc 3.2)

Montevideo

114067,9

123141,4

120071,4

129622,6

126971,8

137071,8

Resto del país

68423,96

73778,88

72025,23

77661,98

76449,7

82432,72

182491,86

196920,28

192096,63

207284,58

203421,5

219504,52

Total

En base al ejercicio presentado se puede estimar entonces que la cantidad de personas viviendo en asentamientos a 2018 se encuentra entre 182.492 y 219.505. Este número puede descomponerse a su vez en el rango entre 114.068 y 137.072 para Montevideo y entre 68.424 y 82.433 para el resto del país.      

6. Índices de vulnerabilidad urbano habitacional: un ejercicio de categorización para asentamientos

6.1 Índice de Vulnerabilidad Urbana (IVU) 2011-2018 El primer ejercicio de cuantificación de vulnerabilidad en los asentamientos fue conformado con base en la información levantada por el formulario de entorno urbanístico. Se construyó así un índice de vulnerabilidad urbana para asentamientos tomando un repertorio de variables relevadas por cada cuadra de cada asentamiento detectado. La selección de las variables comprendidas en el índice buscó cumplir con los siguientes criterios: presentar varianza en su distribución por tipología a conformar, presentar independencia conceptual entre la batería de índices seleccionados, presentar robustez en el modo en que se levantó la información en campo para la conformación de la variable (Golovanevsky, L. 2007).


Se seleccionaron así las siguientes 6 variables: -

Presencia de calles precarias en más de la mitad de las cuadras del asentamiento Presencia de materiales precarios o inexistencia de vereda en más de la mitad de las veredas del asentamiento No presencia de alumbrado público en más de la mitad de las cuadras de asentamiento No presencia de placas con nombres de las calles en más de la mitad de las cuadras del asentamiento No presencia de paradas de ómnibus en el asentamiento Presencia de basural en el asentamiento

Las 6 variables fueron tabuladas como variables de carencia y con valores dummy (1carencia en la dimensión relevada 0 - no carencia en la dimensión relevada). Se optó a su vez por no realizar ponderación en las variables, entendiendo no existían antecedentes para justificar pesos distintos a cada dimensión. Así por sumatoria simple el índice clasifica a los asentamientos en 6 grupos de mayor a menor grado de vulnerabilidad urbana.

IVU = V calles + V veredas + V alumbrado + V identificación + V transporte + V basura

El IVU tenía tres pretensiones como herramienta: en primer lugar poder clasificar a los asentamientos según su vulnerabilidad urbana, en segundo realizar una comparación entre los datos de 2011 y los datos de 2018, en tercer lugar y más importante servir como parámetro para testear la sensibilidad de un índice más complejo que se presenta en siguiente apartado. En relación al primer objetivo el índice logra clasificar los asentamientos en 6 tipos según su vulnerabilidad urbana, entendiéndose ésta como una combinación lineal simple de las 6 variables seleccionadas. En relación al segundo objetivo, por discrepancias internas entre las bases 2011 y 2018 en la delimitación de cuadras internas a asentamientos y cuadras con ocupaciones parciales de asentamientos, no se pudo realizar un test comparativo suficientemente robusto como para aportar información concluyente. En relación al tercer objetivo, sí se pudo emplear al IVU como parámetro para testear la sensibilidad en valores de vulnerabilidad alta y baja de un índice más complejo el cual se presenta en el siguiente apartado.

6.2 Índice de Vulnerabilidad Urbano Habitacional (IVUH) 2018 El IVU cuenta con la gran virtud de ser conformado en base al registro por el formulario de entorno urbanístico, herramienta creada y testeada por el INE, que contempla un


relevamiento por detección altamente objetiva y de fácil detección visual de cada variable, sin correr con los sesgos que una entrevista puede acarrear; por esto lo consideramos un índice altamente robusto. Dicho esto, cuenta por otro lado con grandes limitaciones a la hora de hablar de las diferentes dimensiones que comprenden la vulnerabilidad en asentamientos, ya que se limita a 6 variables del aspecto urbano. Dado lo anterior, se decidió generar un segundo índice el cual agrega la información obtenida por medio de la entrevista al referente comunitario, permitiendo tener una visión más integral de la situación de vulnerabilidad en los asentamientos informales. Los antecedentes existentes sobre la temática encuentran que la vulnerabilidad expresada en asentamientos informales comprende una conjunción de aspectos que no se acaban en lo habitacional o lo urbano, sino que remiten también al hábitat comprendido en una definición amplia como el entorno espacial, urbano y social que permite el desarrollo de las comunidades humanas. A esto se incluye también la exposición a riesgos naturales o situaciones coyunturales desventajosas para las personas que habitan en la informalidad (Romero, S. 2010). Partiendo de estos antecedentes, se conformó el índice expandido tomando 3 componentes: el componente urbano, el componentes habitacional y el componente de exposición al riesgo (en el anexo 1 se desarrolla el conjunto de variables por cada dimensión y se expone el sistema de ponderaciones que mostró mejor bondad de ajuste a los test de sensibilidad). El ​componente urbano contempla, además de las variables de IVUC, el acceso a derechos fundamentales a través de la medición de la distancia a los edificios que garantizan el ejercicio de tales derechos; o incluso mediante el acceso a ciertos servicios. Por ejemplo: para el acceso al derecho a la salud, se contempla la distancia entre el asentamiento y el centro de salud (policlínica) más cercano, así como la posibilidad de acceso de una ambulancia en caso de emergencia. El ​componente habitacional ​contempla la materialidad de las viviendas (pisos y paredes), garantía y forma de acceso a servicios básicos (saneamiento, agua potable, energía eléctrica y gestión de los desechos doméstico). El componente exposición a situaciones de riesgo contempla los escenarios potenciales de daño a los que están expuestas las personas habitantes de los asentamientos de nuestro país. De esta forma, se identifican los asentamientos que han sufrido en el último año incendios, inundaciones, daños por injerencias del clima (derrumbamientos, desprendimientos o perforaciones de paredes y techos frente a vientos, lluvias o granizos), incluso el riesgo al desalojo. Este último componente es medido de acuerdo al reconocimiento de siniestros sucedidos y amenazas de desalojo sufridas en el último año.


Es importante entender al índice no como un dato incuestionable de la realidad, sino como un ejercicio analítico para poder abordar el fenómeno, el cual puede presentar un menor o mayor ajuste a la realidad. La bibliografía existente sobre conformación de índices hace especial hincapié en ciertos aspectos a la hora de validar una herramienta de este tipo (Navarro Rodríguez, S. 2006): -

Debe representar una evaluación de cantidad frente a un fenómeno de estudio. Debe partir de antecedentes teóricos para conformar un concepto de estudio, sus dimensiones pertinentes y las variables a seleccionar de ellas. Debe tener la capacidad de diferenciar y clasificar correctamente a su unidad de análisis. La clasificación que se genere a partir de esta herramienta debe ser posible de testeo empírico, a modo de corroborar su bondad de ajuste. Esto se vuelve particularmente importante si el índice cuenta con ponderaciones complejas.

El IVUH consiste en una variable continua que varía entre 0 y 1, donde 0 implica el menor grado de vulnerabilidad y 1 el mayor grado de vulnerabilidad. A su vez este se descompone en tres sub índices por cada uno de los componentes ilustrados (urbano, habitacional y de riesgo), los cuales varían también entre 0 y 1. Para una mejor comunicación de los mismos, se decidió presentarlos en cuatro categorías según el valor observado, estas son: 1. 2. 3. 4.

Vulnerabilidad baja, valores entre 0 y 0.25 Vulnerabilidad media, valores entre 0.26 y 0.45 Vulnerabilidad alta, valores entre 0.46 y 0.65 Vulnerabilidad crítica, valores entre 0.66 y 1

Los puntos de corte para cada tramos fueron seleccionados de manera ​post hoc​, buscando una varianza óptima en la clasificación de los asentamientos tipificados. En busca de la validación del índice se realizó un ejercicio iterativo de testeo y ponderación de cada una de las variables, a modo de culminar con la conformación de la herramienta con mejor ajuste a la realidad. Específicamente se emplearon dos técnicas de test de sensibilidad del índice, una de corte cuantitativo y otra cualitativa. El método cuantitativo seleccionado fue un test de sensibilidad por medio de Curva Roc. Este test desarrollado mayormente en las ciencias médicas corresponde a una representación gráfica de la sensibilidad (verdaderos positivos) frente al inverso de la especificidad (falsos positivos) para un sistema de clasificación binaria (Martínez P. 2007). Tomando como parámetro el IVU (al considerarlo la herramienta más robusta existente en la temática) se generaron dos test de sensibilidad por Curva Roc: uno testeando el IVUH frente a la los valores altos del IVU (1- alta vulnerabilidad 0- no alta vulnerabilidad), y otro


testeando el IVUH frente a los valores bajos del IVU (1- baja vulnerabilidad 0- no baja vulnerabilidad). Así se pudo testear la sensibilidad del IVUH tanto para sus valores más altos como para sus valores más bajos (ver anexo 2). Dentro del marco de abordajes mixtos se plantea la pertinencia de la integración cuantitativa y cualitativa en clave de retroalimentación de múltiples métodos, como modo de brindar mayor robustez a los análisis científicos en ciencias sociales (Salgado, A. 2007) (Gibbs, G. 2007). Partiendo de este paradigma es que se incluyó un método cualitativo de test por ranqueo: el mismo consistió en un ejercicio en el cual se pidió a diferentes referentes del equipo, expertos en la temática asentamientos y que hubieran recorrido durante el relevamiento un mínimo de 50 asentamientos, que clasificasen según su percepción a por lo menos 16 asentamientos en 4 categorías según su grado de vulnerabilidad urbana, habitacional y de exposición a riesgo. Con estos listados se tomó la clasificación elaborada por el índice y se corroboró el grado de ajuste presente. Con estas dos herramientas se testearon 4 sistemas distintos de selección de variables y ponderación: 1. Un formato sin ponderación. 2. Un segundo formato únicamente con ponderación de ajuste según la cantidad de variables en cada dimensión. 3. Un formato con ponderación de ajuste según la cantidad de variables en cada dimensión y otra ponderación calibrada por el peso teórico de cada variable. 4. Una cuarta ponderación con ajuste por cantidad de variables en cada dimensión y peso teórico de cada variable, tomando únicamente a las variables levantadas por ficha de asentamiento (para chequear que la mezcla de variables obtenidas por dos herramientas distintas - entorno urbanístico y ficha de asentamiento - no acarreacen sesgos en la clasificación). De los cuatro sistemas de ponderación, el que mostró mejor ajuste en las Curvas Roc de sus valores máximos y mínimos al parámetro generado por el IVU fueron los modelos 3 y 4 (ver anexo 2). A su vez el modelo 3 fue el modelo que mostró mejor ajuste al listado cualitativo realizado por los diferentes expertos (ver anexo 3). Por lo mismo se concluye que el modelo 3. presenta un buen ajuste a la realidad y comprende una herramienta exploratoria aceptable para medir la vulnerabilidad presente en los 656 asentamientos detectados (ver anexo 1). A continuación se ilustra un ejemplo del listado de asentamientos según su grado de vulnerabilidad general, y su descomposición por los tres componentes (habitacional, de riesgo y urbano, respectivamente) - se recuerda que 4 es mayor vulnerabilidad y 1 menor vulnerabilidad - :


En base a esta tipología, podemos caracterizar que el 10.59 % de los asentamientos del país presentan un grado de vulnerabilidad baja, el 49,76 % se encuentran en una situación de vulnerabilidad media, un 33,07% con vulnerabilidad alta, y un 6,58 % del total presentan una situación de vulnerabilidad crítica. Al diferenciar entre Montevideo y el resto del país (test de hipótesis mediante2), se puede afirmar con más de un 95% de confianza que en promedio los asentamientos del interior (con una media de 2,46) presentan mayores índices de vulnerabilidad que los de la capital (con una media de 2,26). Si descomponemos los datos observamos que en Montevideo el porcentaje de asentamientos con baja vulnerabilidad es del 14%, mientras que en interior de 7%; los valores para asentamientos con vulnerabilidad media son de 51% en la capital y de 49% en el resto del país; cuando pasamos a hablar de vulnerabilidad alta Montevideo presenta un 30% de casos mientras que el interior 36%; por último la capital tiene un 5% de sus asentamientos en situación de vulnerabilidad crítica, mientras que el resto de los departamentos tienen un promedio de 8% de casos en esta situación.

2

El test de hipótesis de medias consiste en uno de los métodos más básicos y robustos que se emplea en investigación cuantitativa a la hora de testear las diferencias entre las medias de dos poblaciones (Wooldbrige, 2000).


7. Conclusiones El principal aspecto a rescatar del presente informe debería ser la necesidad de realizar ejercicios de relevamiento y análisis de información basados en datos levantados en terreno y de manera constructiva con los antecedentes existentes. Sin duda la temática asentamientos, la cual increpa sobre el acceso a los derechos humanos de las personas que allí habitan, es crucial para comprender las problemáticas habitacionales en el país, y el compromiso con la generación de información colectiva de múltiples fuentes es un aporte indispensable a la hora de planificar intervenciones efectivas. En este sentido el presente proyecto partió de herramientas y antecedentes oficiales, buscó replicar la metodología del censo de entorno urbanístico del INE y adaptarla a las cartografías de asentamientos país del PMB-MVOTMA, aportando a los datos administrativos existentes al recorrer todos los asentamientos detectados en el país cuadra por cuadra. La profundidad y el grado de análisis realizado con una vasto repertorio de variables permitió también una comprensión del fenómeno asentamientos que va más allá de la simple detección geográfica. Los principales aportes que la investigación brinda podrían caracterizarse en el siguiente listado: ● Haber recorrido en terreno y cuadra a cuadra todos los asentamientos detectados hasta la fecha. Corroborando y complementando las detecciones oficiales de corte administrativas sobre la ubicación geográfica y extensión espacial de los asentamientos del Uruguay. Registrando similitudes y diferencias que aporten a una comprensión colectiva del fenómeno. ● Presentar un conteo de viviendas y una estimación estadística de personas viviendo en asentamientos informales, calculado exhaustivamente con base en los antecedentes censales y de encuestas continuas de hogares del INE. Esto permite de modo estimativo no solo actualizar las métricas nacionales sobre la extensión de la temática, sino además mejorar la planificación de abordaje investigativo de cara al siguiente censo nacional. ● Construir y testear de manera rigurosa un índice de vulnerabilidad para asentamientos que -en sintonía con los antecedentes teóricos - toma en cuenta las dimensiones habitacionales, de riesgo y de acceso a los componente urbanos. El cual permite clasificar a todos los asentamientos detectados en el país, sirviendo como herramienta de caracterización sobre las problemáticas que implican a cada uno de ellos. ● Ampliar el escenario de hipótesis de investigación en relación con los asentamientos informales, de cara a proponer ejercicios posteriores de profundización en materia de acceso a derechos humanos; organización comunitaria; producción social del hábitat, entre otros.


8. Bibliografìa Calvo, J. J. (2011), ​Uruguay: visión y escenarios demográficos al 2050​, CSP, Montevideo. CEPAL (2009) ​Evaluación y estimación de la cobertura en los censos de población: La experiencia latinoamericana​. Comisión Económica para América Latina y el Caribe. Santiago de Chile, Chile. DINEM-MIDES (2013) ​Avances para la medición multidimensional de la pobreza en Uruguay desde un enfoque de derechos​. Dirección Nacional de Evaluación y Monitoreo, Ministerio de Desarrollo Social. Uruguay. Gibbs, Grahamm (2007) ​El análisis de datos en investigación cualitativa. E ​ diciones Morata. MECD. Madrid. Golovanevsky, Laura (2007). ​Vulnerabilidad social: una propuesta para su medición en Argentina.​ Revista de Economía y Estadística, Cuarta Época, vol. 45, No. 2 (2007), pp.53-94. INE (2011 - 2017) ​Encuestas Continuas de Hogares (ECH).​ Instituto Nacional de Estadística. Montevideo, Uruguay. Recuperado de: ​http://www.ine.gub.uy/ INE (2011) ​Censo de Entorno Urbanístico 2011.​ Instituto Nacional de Estadística. Montevideo, Uruguay. Recuperado de: ​http://www.ine.gub.uy/ Kaztman R. (2000). ​Notas sobre la medición de la vulnerabilidad social.​ ​CEPAL. Activos, vulnerabilidad y estructura de oportunidades​. Enfoque AVEO. En Canudas R. y Lorenzelli M. (coords.) Inclusión social. Una perspectiva para la reducción de la pobreza. Martinez Camlor, Pablo (2007) Comparación de las pruebas diagnósticas desde la Curva Roc. Revista Colombiana de estadística. Volumen 30 No. 2. pp. 163 a 176. Diciembre 2007. Navarro Rodríguez, Susana (2006) ​Indicadores para medir situaciones de vulnerabilidad social. Propuesta realizada en el marco de un proyecto europeo.​ Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Málaga, España. ONU Hábitat (2010). ​El derecho a una vivienda adecuada.​ Recuperado de: http://www.ohchr.org/Documents/Publications/- FS21_rev_1_Housing_sp.pdf PMB (2019), ​INFORME TÉCNICO Asentamientos recientes en Uruguay: un estudio exploratorio​ . Programa de Mejoramiento de Barrios, Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA). Montevideo, Uruguay.


PMB (2019), ​INFORME TÉCNICO Actualización de la cartografía nacional de asentamientos irregulares 2018.​ Programa de Mejoramiento de Barrios, Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA). Montevideo, Uruguay. PMB (2013), ​INFORME TÉCNICO Relevamiento de asentamientos irregulares. Primeros resultados de población y viviendas a partir del censo 2011.​ Programa de Mejoramiento de Barrios, Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA). Montevideo, Uruguay. Romero, Santiago (2010).​La producción social del hábitat: reflexiones sobre su historia, concepciones y propuestas. ​Fomento Solidario de la Vivienda, A.C. (FOSOVI), Ciudad de México, Coalición Hábitat México (CHM). Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Salgado Lévano, Ana Cecilia (2007) ​Investigación cualitativa: diseños. evaluación del rigor metodológico y retos. Techo (2019) Plataforma de Asentamientos. Proyecto Catastro. ONG Techo latinoamérica. Recuperado de: ​https://www.techo.org/plataforma-asentamientos/ Techo (2016) ​Índice de vulnerabilidad territorial. Centro de Investigación Social.​ ONG Techo Argentina. Wooldbridge, Jeffrey (2000) ​Introductory Econometrics: A Modern Aproach​. 4th Edition, Kindle Edition. USA. Consultas temáticas en foros académicos. ResearchGate. Recuperado de: https://www.researchgate.net/post/Do_we_need_to_do_a_hypothesis_test_when_we_reach_t he_population​. Consultas temáticas en foros académicos. ResearchGate. Recuperado de: https://www.researchgate.net/post/Are_p-values_and_significance_tests_still_meaningful_in _census_data_analysis Consultas temáticas en foros académicos. stats.stackexchange. Recuperado de: https://stats.stackexchange.com/questions/63370/are-sample-statistics-relevant-when-compari ng-census-data-across-time-periods


Anexos Anexo 1. IVUH, sistema de ponderación seleccionado. Descomposición por 3 componentes. Todas las variables son de carencia y con valores dummy (1- carencia en la dimensión relevada 0- no carencia en la dimensión relevada):

COMPONENTE HABITACIONAL (0,22) FUENTE DE INFORMACIÓN ENTORNO URBANÍSTICO

FICHA DE ASENTAMIENTO

VARIABLE

VALOR

Presencia de techos precarios en más de la mitad de las viviendas del asentamiento

0,225

Presencia de paredes precarias en má de la mitad de las viviendas del asentamiento

0,225

No presencia de contadores UTE en más de la mitad de las cuadras del asentamiento

0,200

Falta de saneamiento regularizado en la mayoría de las viviendas

0,100

Falta de acceso regular a agua potable en la mayoría de las viviendas del asentamiento

0,200

Falta de recolección de basura regular en más de la mitad de las viviendas del asentamiento

0,050

COMPONENTE DE RIESGO (0,15) FUENTE DE INFORMACI ÓN

VARIABLE

Desalojo/realojo en el último año

Sufrió intento desalojo/realojo en el último año

VALOR

0,25

Acontecimientos en los últimos 12 meses: incendio

0,25

Acontecimientos en los últimos 12 meses: Inundación /desborde de río

0,25

Acontecimientos en los últimos 12 meses: catástrofe climática

0,25


COMPONENTE URBANO (0,63) FUENTE DE INFORMACIÓN

ENTORNO URBANÍSTICO

VARIABLE

CATEGORÍA que SUBCOMPONENTE permite agrupar las VAL VARIABLE variables para OR otorgar un peso

Parada de bus

Ausencia de la variable

0,25

Estado calle

Material calle precarios en más de la mitad de las cuadras del asentamiento

0,25

Materia vereda MANTENIMIENTO precarios o ausencia INFRAESTRUCTUR de vereda en más de A URBANA la mitad de las cuadras del asentamiento

0,25

Ausencia de la variable en más de la mitad de las cuadras del asentamiento

0,25 0,25

Estado Vereda

Alumbrado público

Ingreso al asentamiento en No ingreso del caso de emergencia servicio de: Ambulancia FICHA DE ASENTAMIENTO

Ingreso al asentamiento en No ingreso del caso de emergencia servicio de: Policía

0,33 INGRESO A SERVICIOS INDISPENSABLES

Ingreso al asentamiento en No ingreso del caso de emergencia servicio de: Bomberos

ENTORNO URBANÍSTICO

FICHA DE ASENTAMIENTO

Presencia basural

Presencia de la variable

Placas de calle

Ausencia de la variable en más de la mitad de las cuadras del asentamiento

Cercanía parque

Carencia dentro o a menos de 10 cuadras del

0,33

0,33 0,25 0,25 EQUIPAMIENTO URBANO INFRAESTRUCTUR A

0,25

0,25 0,25


asentamiento

ENTORNO URBANÍSTICO

Zanjas de drenaje

Cercanía Jardín CAIF

Cercanía Escuela

FICHA DE ASENTAMIENTO

Ausencia de la variable en más de la mitad de las cuadras del asentamiento

0,25

Carencia dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento

0,16

Carencia dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento

0,16

Carencia dentro o a menos de 10 Cercanía Liceo-UTU cuadras del asentamiento

Cercanía Policlínica

Cercanía policía

Cercanía CCZ

Carencia dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento

ACCESO A SERVICIOS

0,16

0,16

Carencia dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento

0,16

Carencia dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento

0,16 0,25


Anexo 2. Curvas Roc por sistema de ponderaciรณn:

Test de sensibilidad para valores de alto y bajo IVUH. Modelo 1:

Test de sensibilidad para valores de alto y bajo IVUH. Modelo 2:


Test de sensibilidad para valores de alto y bajo IVUH. Modelo 3:

Test de sensibilidad para valores de alto y bajo IVUH. Modelo 4:


Anexo 3. Test de ranqueo cualitativo


Anexo 4. Descomposición del índice por preguntas

COMPONENTE HABITACIONAL FUENTE DE INFORMACIÓN

VARIABLE

INFORMACIÓN LEVANTADA

Presencia de techos precarios

En más de la mitad de las cuadras, más de la mitad de las viviendas presentan techos precarios (cartón, nylon, plástico y/o chapa): 1-Sí 0-No

Presencia de ENTORNO paredes URBANÍSTICO precarias

En más de la mitad de las cuadras, más de la mitad de las viviendas presentan paredes precarias (plástico, cartón, chapa y/o costanera): 1-Sí 0-No

FICHA DE ASENTAMIENT O

Contadores UTE

En más de la mitad de las cuadras, menos de la mitad de las viviendas presentan contadores de corriente eléctrica : 1-Sí 0-No

Agua potable

Acceso irregular a agua potable en más de la mitad de las viviendas del asentamiento: 1-Sí 0-No

Recolección de basura

Falta de recolección de basura en más de la mitad de las viviendas del asentamiento: 1-Sí 0-No

COMPONENTE DE RIESGO FUENTE DE INFORMACIÓN

VARIABLE

INFORMACIÓN LEVANTADA


Sufrió intento desalojo en el último año: 1-Sí 0-No

Desalojo/realojo en el último año

FICHA DE ASENTAMIENTO Acontecimientos en los últimos 12 meses: incendio

Acontecimientos en los últimos 12 meses: Inundación /desborde de rÍo

Acontecimientos en los últimos 12 meses: catástrofe climática

Ha acontecido en los últimos 12 meses un incendio en el asentamiento: 1-Sí 0-No Ha acontecido en los últimos 12 meses una inundación en el asentamiento: 1-Sí 0-No Ha acontecido en los últimos 12 meses una catástrofe climática en el asentamiento: 1-Sí 0-No

COMPONENTE URBANO FUENTE DE INFORMACIÓN

VARIABLE

CATEGORÍA que permite agrupar las variables para otorgar un peso

Presencia de parada de ómnibus en el asentamiento: 1-Sí 0-No

Parada de bus

Estado calle ENTORNO URBANÍSTICO

INFORMACIÓN LEVANTADA

MANTENIMIENTO INFRAESTRUCTURA URBANA

Más de la mitad de las calles carecen de pavimento o balastro: 1-Sí 0-No


Estado Vereda

Más de la mitad de las cuadras carecen de vereda o presentan veredas de materiales precarios (pastizal, tierra, otros): 1-Sí 0-No Presencia de alumbrado público en más de la mitad de las cuadras del asentamiento: 1-Sí 0-No

Alumbrado público Ingreso al asentamiento en caso de emergencia de: Ambulancia Ingreso al asentamiento en FICHA DE caso de ASENTAMIENTO emergencia de: Policía

En situaciones de emergencia de salud ha ingresado ambulancia al asentamiento: 1-Sí 0-No INGRESO A SERVICIOS INDISPENSABLES

Ingreso al asentamiento en caso de emergencia de: Bomberos

En situaciones de emergencia de incendios ha ingresado bomberos al asentamiento: 1-Sí 0-No

Presencia basural

Presencia de basural en el asentamiento (extensión de basura en un predio equivalente a una vivineda o mayor): 1-Sí 0-No

Placas de calle

Presencia de placas con nombres de calles en más de la mitad de las cuadras del asentamiento: 1-Sí 0-No

ENTORNO URBANÍSTICO

FICHA DE Cercanía parque ASENTAMIENTO

ENTORNO URBANÍSTICO

En situaciones de emergencia de seguridad ha ingresado policía al asentamiento: 1-Sí 0-No

EQUIPAMENTO URBANO INFRAESTRUCTURA

En más de la mitad de las cuadras, más de la mitad de las viviendas presentan cuneta de drenaje para agua pluvial: 1-Sí 0-No

Drenaje

Presencia de jardín o centro Caif dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento: 1-Sí 0-No

Cercanía Jardín CAIF FICHA DE ASENTAMIENTO Cercanía Escuela

Presencia de parque dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento: 1-Sí 0-No

ACCESO A SERVICIOS

Presencia de escuela dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento: 1-Sí 0-No


Cercanía Liceo-UTU

Presencia de liceo o UTU dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento: 1-Sí 0-No

Cercanía Policlínica

Presencia de policlínica dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento: 1-Sí 0-No

Cercanía policía

Cercanía CCZ

Presencia de estación policial dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento: 1-Sí 0-No Presencia de CCZ dentro o a menos de 10 cuadras del asentamiento: 1-Sí 0-No

Profile for TECHO Uruguay

RNA | Informe Metodológico  

RNA | Informe Metodológico  

Advertisement