Issuu on Google+

CABAL L E RO S D E C O LÓ N

AGOSTO 2012

COLUMBIA

Un legado que crece Celebrando 130 años de caridad, unidad y fraternidad


N U E S T RO

S Í M B O L O D E F O RTA L E Z A DURANTE CASI UN SIGLO

No hay aseguradora mejor calificada en el Norte de América que Caballeros de Colón. Encuentre un agente en kofc.org o llame al 1-800-345-5632 S EG UR O DE V IDA

SEGURO POR INCAPACIDAD

SEGURO DE CUIDADO A LARGO PLAZO

ANUALIDADES


C A BA L L E RO S D E C O LÓ N AGOSTO 2012 ♦ VOLUMEN 92 ♦ NÚMERO 8

COLUMBIA EDICIÓN ESPECIAL

PUBLICADOR Caballeros de Colón ________ FUNCIONARIOS SUPREMOS CABALLERO SUPREMO Carl A. Anderson CAPELLÁN SUPREMO Mons. William E. Lori, S.T.D. DIPUTADO CABALLERO SUPREMO Dennis A. Savoie SECRETARIO SUPREMO Charles E. Maurer Jr. TESORERO SUPREMO Logan T. Ludwig ABOGADO SUPREMO John A. Marrella ________ EDITORIAL SUBDIRECTOR Alton J. Pelowski alton.pelowski@kofc.org DIRECTOR ASOCIADO Patrick Scalisi patrick.scalisi@kofc.org TRADUCTORES Centro Angloamericano de Cuernavaca S.C. Enid Munõz ________

Miembros del Consejo San Salvador 1, New Haven, alrededor de 1908. Encima se ve un retrato del Padre McGivney.

El Padre Michael J. McGivney (1852-90) — Apóstol de los jóvenes, protector de la vida familiar cristiana y fundador de los Caballeros de Colón, intercede por nosotros. ________ EN CONTACTO CON NOSOTROS CORREO REGULAR: COLUMBIA

2 Un legado que crece Durante 130 años, Caballeros de Colón ha apoyado resueltamente la visión del Padre McGivney. POR LA REDACCIÓN DE COLUMBIA

32 Nuestra historia, nuestro futuro Con la inspiración de nuestros hermanos Caballeros del pasado, nos mantenemos firmes en nuestra fe y nos dedicamos a la caridad y la justicia. POR EL CABALLERO SUPREMO CARL A. ANDERSON

AD DESIGN: Justin Perillo

OFFICIAL AUG. 1, 2012: To owners of Knights of Columbus insurance policies and persons responsible for payment of premiums on such policies: Notice is hereby given that in accordance with the provisions of Section 84 of the Laws of the Order, payment of insurance premiums due on a monthly basis to the Knights of Columbus by check made payable to Knights of Columbus and mailed to same at PO Box 1492, NEW HAVEN, CT 06506-1492, before the expiration of the grace period set forth in the policy. In Canada: Knights of Columbus, Place d’Armes Station, P.O. Box 220, Montreal, QC H2Y 3G7 ALL MANUSCRIPTS, PHOTOS, ARTWORK, EDITORIAL MATTER, AND ADVERTISING INQUIRIES SHOULD BE MAILED TO: COLUMBIA, PO BOX 1670, NEW HAVEN, CT 06507-0901. REJECTED MATERIAL WILL BE RETURNED IF ACCOMPANIED BY A SELF-ADDRESSED ENVELOPE AND RETURN POSTAGE. PURCHASED MATERIAL WILL NOT BE RETURNED. OPINIONS BY WRITERS ARE THEIR OWN AND DO NOT NECESSARILY REPRESENT THE VIEWS OF THE KNIGHTS OF COLUMBUS. SUBSCRIPTION RATES — IN THE U.S.: 1 YEAR, $6; 2 YEARS, $11; 3 YEARS, $15. FOR OTHER COUNTRIES ADD $2 PER YEAR. EXCEPT FOR CANADIAN SUBSCRIPTIONS, PAYMENT IN U.S. CURRENCY ONLY. SEND ORDERS AND CHECKS TO: ACCOUNTING DEPARTMENT, PO BOX 1670, NEW HAVEN, CT 06507-0901. COLUMBIA (ISSN 0010-1869/USPS #123-740) IS PUBLISHED MONTHLY BY THE KNIGHTS OF COLUMBUS, 1 COLUMBUS PLAZA, NEW HAVEN, CT 06510-3326. PHONE: 203-752-4000, www.kofc.org. PRODUCED IN USA. COPYRIGHT © 2012 BY KNIGHTS OF COLUMBUS. ALL RIGHTS RESERVED. REPRODUCTION IN WHOLE OR IN PART WITHOUT PERMISSION IS PROHIBITED. PERIODICALS POSTAGE PAID AT NEW HAVEN, CT AND ADDITIONAL MAILING OFFICES. POSTMASTER: SEND ADDRESS CHANGES TO COLUMBIA, MEMBERSHIP DEPARTMENT, PO BOX 1670, NEW HAVEN, CT 06507-0901. CANADIAN POSTMASTER — PUBLICATIONS MAIL AGREEMENT NO. 1473549. RETURN UNDELIVERABLE CANADIAN ADDRESSES TO: KNIGHTS OF COLUMBUS, 50 MACINTOSH BOULEVARD, CONCORD, ONTARIO L4K 4P3 PHILIPPINES — FOR PHILIPPINES SECOND-CLASS MAIL AT THE MANILA CENTRAL POST OFFICE. SEND RETURN COPIES TO KCFAPI, FRATERNAL SERVICES DEPARTMENT, PO BOX 1511, MANILA.

1 Columbus Plaza New Haven, CT 06510-3326 TELÉFONO: 203.752.4398 FAX 203.752.4109 E-MAIL columbia@kofc.org LA PÁGINA DE INTERNET: www.kofc.org DPTO. DE ATENCIÓN AL CLIENTE: 1.800.380.9995 ________ ¿SE MUDA? Notifique a su Consejo local. Envíe su nueva dirección a: Caballeros de Colón, Dpto. de Registro de Miembros, PO Box 1670 New Haven, CT 06507-0901 ________ Copyright © 2012 Todos los derechos reservados. ________ EN LA PORTADA Un cuadro del Venerable Michael McGivney (12 de agosto de 1852- 14 de agosto de 1890)

AGOSTO 2012

♦ COLUMBIA ♦ 1


Un legado que crece Durante 130 años, Caballeros de Colón ha apoyado resueltamente la visión del Padre McGivney por la Redacción de Columbia

2 ♦ COLUMBIA ♦

AGOSTO 2012


AGOSTO 2012

♦ COLUMBIA ♦ 3


1882-1889 La Fundación A

fines del siglo XIX, Connecticut se caracterizaba por una prevalencia creciente de las sociedades de beneficios fraternales, la hostilidad hacia los inmigrantes católicos y las peligrosas condiciones de trabajo en las fábricas que dejaban a muchas familias sin padre. Al reconocer esta necesidad vital práctica en su comunidad, el Padre Michael J. McGivney, el párroco asistente de 29 años de la Iglesia St. Mary en New Haven, reunió a un grupo de hombres en su parroquia el 2 de octubre de 1881. Propuso que crearan una organización laica, con el objeto de evitar que los hombres católicos ingresaran en sociedades secretas, de unir a los hombres de fe y cuidar de las familias de los miembros difuntos. Como signo de que su lealtad a su país no entraba en conflicto con su lealtad a su fe, los miembros de la organización adoptaron como patrón a Cristóbal Colón, reconocido como católico y celebrado como fundador de América. Gracias a la persistencia del Padre McGivney, los Caballeros de Colón eligieron a sus funcionarios en febrero de 1882 y asumieron el estatus de persona jurídica el 29 de marzo. Además de los beneficios ya mencionados que ofrecía la Orden, los hombres católicos se sintieron atraídos por Caballeros por su énfasis en el servicio a la Iglesia, la comunidad y la familia como hombres de virtud. Edward L. Hearn escribió en The Columbiad en 1898, un año antes de ser elegido Caballero Supremo, que un Caballero debe vivir según las virtudes de lealtad, caridad, cortesía y modestia, así como “generosidad y cuidadoso respeto por los demás”. La Fraternidad y el Patriotismo fueron añadidos a los principios fundadores de caridad y unidad en 1885 y 1900, respectivamente.

Arriba: La edición del 8 de febrero de 1882 del New Haven Morning Journal and Courier menciona la primera reunión de los Caballeros de Colón. En el sentido de las manecillas del reloj: Los Caballeros asisten a la Convención Suprema de 1897. Entre ellos se encuentran cuatro hombres que fueron Caballeros Supremos. • El primer Caballero Supremo de la Orden, James T. Mullen. • La Iglesia St. Mary en New Haven, Conn., a fines del siglo XIX.

Caballeros de Colón nace el 6 de febrero de 1882, cuando los primeros miembros de la Orden eligen a Cristóbal Colón como su patrón. Inmediatamente después de la constitución de la Orden el 28 de marzo, El Padre McGivney hace el primer llamado a toda la diócesis para que los demás sacerdotes consigan nuevos miembros.

4 ♦ COLUMBIA ♦

AGOSTO 2012

Al final de su mandato de cuatro años como Caballero Supremo, James T. Mullen preside personalmente la institución de 22 de los primeros 38 consejos. John J. Phelan es elegido para sucederle, y es el primer Caballero Supremo que percibe el destino de la Orden como una sociedad a nivel nacional.

El Padre McGivney muere el 14 de agosto de 1890. Su Misa luctuosa es celebrada en Thomaston, Conn., cuatro días después.

La Orden aprueba una ley que permite que se le unan miembros no asegurados o asociados.


6,000 Caballeros marchan en el desfile del Día de Colón en New Haven para celebrar el 400 aniversario del descubrimiento del Nuevo Mundo por Colón.

El primer reconocimiento de los Caballeros por el Vaticano se da cuando el Arzobispo Franceso Satolli, delegado apostólico para Estados Unidos, escribe una carta que exalta los “méritos de esta espléndida organización católica” y otorga a la Orden su bendición apostólica.

El 25 de noviembre de 1897, se instituye el primer consejo de Canadá, el Consejo Montreal 284.

AGOSTO 2012

♦ COLUMBIA ♦ 5


1900-1910 Crecimiento en los primeros años J

unto con la adición de “patriotismo” a los principios de Caballeros, vino la primera ejemplificación de Cuarto Grado, que se celebró el 22 de febrero de 1900 en la Ciudad de Nueva York, con la participación de 1,100 Caballeros. Un evento similar tuvo lugar en Boston en el mes de mayo, cuando otros 750 candidatos tomaron el grado patriótico. Para principios del siglo XX, la joven Orden crecía de manera espectacular. Se habían fundado consejos en todo Estados Unidos y Canadá, y continuaba la expansión a México y Filipinas en 1905, junto con Cuba y Panamá en 1909. Los Caballeros también centraron su atención en los campus universitarios, de diversas formas. En 1904, más de 10,000 Caballeros junto con sus familias asistieron a la ceremonia en la Universidad Católica de América en Washington, D.C., durante la cual la Orden entregó a la universidad un fondo dotal de más de $55,000 dólares. Este fondo, que usó para establecer una cátedra de C de C de historia de Estados Unidos, comenzó la larga historia de su apoyo a la UCA. Además, los estudiantes de la Universidad de Notre Dame en Indiana no tardaron en organizar su propio consejo. El Consejo Notre Dame 1477, que recibió su carta constitutiva en 1910, fue el primer consejo universitario de la Orden, inaugurando así un grupo de Caballeros que incluye actualmente consejos en 244 universidades de todo el mundo.

Se celebra la primera ejemplificación del Cuarto Grado el 22 de febrero de 1900 en la Ciudad de Nueva York; 1,100 Caballeros reciben este grado. En mayo siguiente, 750 Caballeros más toman el grado en Boston.

6 ♦ COLUMBIA ♦

AGOSTO 2012

Arriba: La fundación del Consejo 1000 marca la expansión de la orden a Filipinas en 1905. En el sentido de las manecillas del reloj: El Caballero Supremo Edward L. Hearn entrega un cheque de más de $55,000 dólares a la Universidad Católica de América en 1904. Este fondo se usó para establecer una cátedra de C de C de historia de Estados Unidos. • La primera ejemplificación del Cuarto Grado se celebró el 22 de febrero de 1900, en Nueva York. • El edificio del primer consejo de C de C canadiense, Consejo Montreal 284, fotografía de 1930.

Más de 10,000 Caballeros y sus familias asisten a la ceremonia de la Universidad Católica de América en Washington, D.C., durante la cual se entrega a esta institución un cheque de $55,633.79 dólares para el establecimiento de una cátedra C de C de Historia de Estados Unidos. Entre 1909 y 1913, los Caballeros recaudan $500,000 dólares para establecer una dotación permanente para la UCA.

El primer consejo de Filipinas — Consejo Manila 1000 — es fundado por ciudadanos norteamericanos después de la guerra contra España. Ese mismo año, la Orden se expandió a México, estableciendo el Consejo Guadalupe 1050 en la Ciudad de México.


Trabajadores norteamericanos de la Zona del Canal instituyen el Consejo Balboa 1371 en la Ciudad de Panamá. Un equipo de grado de Mobile, Ala., visita luego Cuba e instituye el Consejo San Agustín 1390 en La Habana.

Se informa que 5,000 Caballeros reciben el tren de James A. Flaherty en Philadelphia, donde llega para la convención anual en la que es elegido Caballero Supremo.

El Consejo Notre Dame 1477 recibe su carta constitutiva en 1910, y se convierte en el primero de los casi 250 consejos universitarios en el mundo entero.

AGOSTO 2012

♦ COLUMBIA ♦ 7


1911-1918 “Todos Bienvenidos, Todo Gratis” A

medida que crecía la membresía de Caballeros de Colón, la Orden era cada vez más conocida como una fuerza por el bien público. Tras la ceremonia de dedicación de la Fuente Conmemorativa de Cristóbal Colón en Washington, D.C., en 1912, un reportero del The Washington Star señaló que el gran número de Caballeros de Colón presentes “marcó una vez más la importancia de la posición de Caballeros de Colón como orden en el tejido social de Estados Unidos”. En respuesta a la creciente hostilidad anticatólica y el fortalecimiento del socialismo, dos Caballeros, David Goldstein y Peter W. Collins, emprendieron un amplio recorrido de conferencias de 27,000 millas por todo el Norte de América en 1914. Más tarde en ese mismo año, la Orden estableció la Comisión sobre Prejuicios Religiosos de C de C. Su labor tuvo que concluir en 1917, cuando Estados Unidos entró a la Primera Guerra Mundial. Durante la Gran Guerra, la Orden brindó instalaciones de descanso y recreación, así como servicios sociales a los soldados aliados de cualquier creencia. Más de 100 Cabañas del Ejército de C de C en toda Europa proporcionaron alimento, suministros y entretenimiento con el lema “Todos Bienvenidos, Todo Gratis”. Todos quería decir todos. Cualquiera que fuera su raza o credo, todos eran bienvenidos en las instalaciones de C de C. De hecho, la orden fue alabada por un historiador afroamericano de la Primera Guerra Mundial, porque “a diferencia de otras organizaciones de apoyo social que operaban durante la guerra, nunca estableció una diferencia de color”. El resultado de la labor de la Orden durante la guerra, que se ganó entusiastas felicitaciones por el Papa Benedicto XV, fue que casi 40,000 hombres se unieron a los Caballeros entre 1917 y 1923.

Sup.: Fotografía de un grupo de secretarios de Caballeros de Colón frente a una Cabaña C de C en el Campo Zachary Taylor en Kentucky en 1918. Der.: Unos soldados escriben cartas a sus seres queridos en un salón del centro recreativo de C de C en Camp Gordon, Atlanta. Con el apoyo de Caballeros, se dedica la Fuente Conmemorativa de Cristóbal Colón en Washington, D.C. Unos 20,000 Caballeros asisten a la ceremonia, que es presidida por el Presidente William H. Taft.

8 ♦ COLUMBIA ♦

AGOSTO 2012

Se ponen en circulación decenas de miles de copias de un “juramento falso” para difamar a Caballeros de Colón. Éstos, a su vez, preparan el terreno para una serie de conferencias y programas educativos para combatir la hostilidad anticatólica. Entre 1914 y 1917, el número de publicaciones anticatólicas se desploma de 60 a menos de cinco.

Cuando la Guardia Nacional es enviada a la frontera con México para evitar que el General “Pancho” Villa pille las ciudades de Nuevo México, Arizona y Texas, los consejos de C de C de estos estados responden espontáneamente a las necesidades religiosas y sociales de los soldados en servicio allí.


Izq.: Algunos soldados, oficiales y miembros del personal del campamento en Camp Wheeler en Georgia forman las palabras “K of C”. Abajo, izq.: La Fuente Conmemorativa de Cristóbal Colón en Washington, D.C., fue construida en 1912 con apoyo de la Orden.

Cuando Estados Unidos entra en la Primera Guerra Mundial, el Caballero Supremo James A. Flaherty escribe al Presidente Woodrow Wilson para decirle que la Orden planea establecer centros que brinden a los soldados “alivio recreativo y espiritual”. Los servicios de Caballeros, dice, se ofrecerán “sin importar la creencia”.

Para el verano de 1917, la Orden abre centros de atención, o “Cabañas de C de C”, en los centros de entrenamiento y detrás de las líneas de batalla. Los Caballeros y varias campañas independientes de recaudación de fondos reúnen casi $30 millones de dólares para financiar las cabañas.

AGOSTO 2012

♦ COLUMBIA ♦ 9


1919-1929 En busca de libertad T

ras la Gran Guerra, la Orden prosiguió su labor caritativa, ofreciendo sus servicios de educación y empleo a los soldados que regresaban. En menos de dos años, La Oficina de Empleos de Caballeros de Colón encontró trabajo para unas 100,000 personas. Su presencia en Europa también continuó. En agosto de 1920, cuando una delegación de 235 Caballeros realizó una peregrinación a Roma, El Papa Benedicto XV los invitó a construir varios centros recreativos para la juventud de Roma. En respuesta, los Caballeros construyeron cinco centros recreativos en toda la ciudad. Su arquitecto, el Conde Enrico Galeazzi, fue luego representante de los Caballeros en Roma durante más de seis décadas. Durante la década de 1920, la labor de la Orden en contra de la difamación también prosiguió en varios frentes. Cuando el Klu Klux Klan y otros grupos xenofobicos y anticatólicos lanzaron campañas para volver obligatoria la educación pública, los líderes de la iglesia pidieron el apoyo de los Caballeros. Entre tanto la Comisión Histórica de C de C se esforzaba por vencer los prejuicios raciales de la sociedad norteamericana, publicando libros sobre las aportaciones de los norteamericanos de origen africano, judío y alemán. Finalmente, cuando el gobierno mexicano comenzó a aplicar las medidas anticlericales de su Constitución de 1917, los Caballeros respondieron como un solo hombre. Bajo el Presidente Plutarco Elías Calles, quien tomó el poder en 1924, fueron exilados sacerdotes y religiosos y se prohibió el libre ejercicio de la religión. En su encíclica de 1926 sobre la persecución de la Iglesia en México, el Papa Pío XI alabó la labor incansable de Caballeros, que incluía una gran campaña de información pública, esfuerzos diplomáticos y ayuda caritativa para los refugiados.

Sup.: En respuesta a una solicitud del Papa Benedicto XV, los Caballeros abrieron cinco centros recreativos de C de C para la juventud de Roma entre 1924 y 1927. Der.: Representantes de C de C, incluyendo al Caballero Supremo James A. Flaherty y los futuros Caballeros Supremos Martin Carmody y Luke E. Hart, se reúnen con el Presidente Calvin Coolidge para analizar la persecución de la Iglesia Católica en México en 1926. Dos años después del lanzamiento de programas educativos, vocacionales y de empleo para los veteranos de la Primera Guerra Mundial, más de 50,000 estudiantes se inscriben en los programas escolares vespertinos patrocinados por C de C en todo Estados Unidos y Canadá. La Orden también inicia una escuela por correspondencia.

10 ♦ C O L U M B I A ♦

AGOSTO 2012

235 Caballeros van por barco desde Nueva York hasta Francia. En París, son recibidos por autoridades religiosas y civiles, quienes les agradecen su labor durante la Primera Guerra Mundial. En Metz, se devela una gran estatua ecuestre del patriota francés Lafayette, financiada por los Caballeros. Luego la delegación de C de C continúa hasta Roma, donde es recibida en una audiencia privada por el Papa Benedicto XV el 28 de agosto de 1920.

En respuesta a la aprobación de ciertas leyes en Oregon que prohíben que los niños de menos de 16 años asistan a escuelas privadas, los Caballeros se esfuerzan por que se derroque la ley. En 1925, la Corte Suprema declara inconstitucional la ley de Oregon.

En respuesta a una solicitud del Papa Benedicto XV, los Caballeros abren el Oratorio de San Pedro, el primero de los cinco centros recreativos de C de C para la juventud de Roma que fueron establecidos entre 1924 y 1927.


En el sentido de las manecillas del reloj: Los delegados de C de C frente a la estatua recién develada de Lafayette, en Metz, Francia. • Columbia sustituye a The Columbiad como publicación oficial de la Orden en 1921. • Estudiantes de Memphis, Tenn., asisten a clases en el programa educativo patrocinado por C de C tras la Primera Guerra Mundial.

La labor en contra de la difamación de la Orden reinicia después de la Primera Guerra Mundial. La comisión Histórica de C de C publica la Serie Racial Contributions de Caballeros de Colón. Se publican tres monografías que destacan las aportaciones positivas de los norteamericanos de origen africano, judío y alemán.

La labor de los Caballeros con la juventud de Roma estimula el interés por proyectos similares en el Norte de América, y se establece el programa de los Escuderos de Colón. El Hermano Barnabas McDonald consulta con los Caballeros sobre la creación de los Escuderos. Se instituye el primer círculo durante la reunión del consejo Supremo en Duluth, Minn.

El Caballero Supremo Flaherty, el Diputado Caballero Supremo Martin H. Carmody y otros funcionarios se reúnen con el Presidente Calvin Coolidge para tratar sobre la persecución de la Iglesia Católica en México. La Orden lanza una campaña informativa de $1 millón de dólares para influir en la opinión norteamericana sobre la necesidad de adoptar una postura firme en contra de los ataques del gobierno mexicano en contra de la Iglesia. Tarda más de 10 años en aliviarse la tensión.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 11


1930-1940 Ayundando a nuestro prójimo E

n su inicio, la Depresión del 29 tuvo un efecto negativo sobre la membresía y las finanzas de la Orden, pero también llevó a un renovado sentido del servicio voluntario. El éxito de una amplia campaña de reclutamiento de miembros en 1935, llamada Movilización por la Acción Católica, llevó a la creación el Departamento de Servicios de la Orden, que lanzó a continuación un “Programa de Progreso de Cinco Puntos”. Este programa impulsaba a los consejos a desempeñar un papel más activo en la vida de las parroquias locales y la comunidad, e incluía cinco categorías: actividad católica, actividad de consejo, protección fraternal, publicidad y mantenimiento de los efectivos. También a principios de la década de 1930, resurgió la persecución violenta en México, impulsando a la Orden a que exhortara enérgicamente al gobierno de EE.UU. a la acción. La tensión en México acabó por ceder en 1937, pero crecía la amenaza del comunismo ateo en Europa. En respuesta, los Caballeros organizaron manifestaciones anticomunistas a principios de 1937. Cuando se publicó la encíclica del Papa Pío XI sobre este tema en marzo de ese año, la Orden imprimió y distribuyó millones de ejemplares. Caballeros inició también un nuevo recorrido de conferencias y expandió su programa anticomunista para incluir la Cruzada por la Justicia Social. “La injusticia hacia el hombre es la semilla del crecimiento del comunismo, dijo el Caballero Supremo Martin Carmody. Con la Verdad y la Caridad como armas, prosigamos nuestra cruzada.”

Sup.: El consejo Bishop Molloy 1974 de Freeport, N.Y., patrocina una campaña de donación de sangre en beneficio de la Cruz Roja de Estados Unidos. Der.: Caballeros de Marion, Ind., patrocinan un banquete de padre-hijo el 21 de diciembre de 1936. Se celebra el 50o aniversario de Caballeros con una Semana Conmemorativa, del 24 al 30 de junio de 1932. Entre sus puntos culminantes está la develación en Washington, D.C., de una estatua del Cardenal James Gibbons, uno de los primeros partidarios de los Caballeros, quien también ordenó al Padre McGivney.

12 ♦ C O L U M B I A ♦

AGOSTO 2012

El 8 de Julio de 1935, el Caballero Supremo Martin Carmody y otros funcionarios de C de C se reúnen con el Presidente Franklin D. Roosevelt para analizar los sucesos en México.

El Cardenal Eugenio Pacelli, Secretario de Estado del Vaticano, visita la sede de Caballeros de Colón en New Haven; en 1939, el Cardenal Pacelli se convierte en el Papa Pío XII.


Sup.: Un consejo de C de C patrocina una campaña de juguetes navideños. Arriba: En honor del 50o aniversario de la Orden, los Caballeros develan una estatua del Cardenal James Gibbons en Washington, D.C., el 14 de agosto de 1932. El Cardenal Gibbons ordenó al Padre McGivney y fue uno de los primeros partidarios de los Caballeros. Izq.: El Cardenal Eugenio Pacelli, Secretario de Estado del Vaticano (quien luego sería el Papa Pío XII), visita la oficina del Consejo Supremo en New Haven, Conn., el 13 de octubre de 1936. En respuesta a la solicitud del Papa Pío XII de oraciones por la paz, Caballeros de Colón patrocina un programa internacional de oración por la paz en el Día del Armisticio de 1939, así como una transmisión radiofónica de la oración por la paz el 19 de mayo de 1940.

Menos de dos semanas después de la declaración de la Segunda Guerra Mundial, los Caballeros de Canadá establecen un programa de bienestar para los soldados similar al de las cabañas de C de C que operó durante la primera Guerra Mundial. En un año, los Caballeros de Canadá recaudaron casi $250,000 dólares para apoyar a los soldados.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 13


1941-1950 La Guerra y la Paz P

ara cuando Pearl Harbor fue atacado y Estados Unidos entró a la Segunda Guerra Mundial en 1941, el programa de ayuda de C de C para los soldados había quedado bien establecido por los Caballeros de Canadá, elaborado según el modelo de la asistencia de los Caballeros durante la Primera Guerra Mundial. En Estados Unidos, la ayuda de la Orden para los soldados se canalizó por medio de la organización Servicio Comunitario Católico Nacional, que a su vez tomó como modelo para muchos de sus programas los esfuerzos de Caballeros durante la Primera Guerra Mundial. En la Convención Suprema de 1944, la Orden estableció un fideicomiso de $1 millón de dólares para los hijos de los miembros que murieran o quedaran incapacitados en el Segunda Guerra Mundial. Tras el final de la guerra en 1945, la Orden centró su atención en los crecientes peligros del comunismo y el fascismo. Para enfrentar estos peligros, los Caballeros lanzaron en 1946 una Cruzada por la Preservación y Promoción de los Ideales Norteamericanos, la cual publicó libros y panfletos para informar al público sobre “los peligros del comunismo”. Entretanto, los años de la posguerra fueron testigos del auge de la membresía de la Orden en Filipinas. El Padre Jesuita George J. Willmann visualizó a los Caballeros como la mayor sociedad laica de Filipinas y se dio a la tarea de establecer nuevos consejos y reclutar nuevos miembros. En 1947, solicitó al Consejo Supremo la autorización para establecer tres consejos nuevos en ese país y sirvió como el primer diputado de distrito. Para cuando el Caballero Supremo Luke E. Hart visitó Manila en 1955, la Orden se había expandido hasta incluir a 50 consejos filipinos.

Sup.: Tras ganar la Columbia Mile y establecer una nueva marca mundial de 4:07.3, Gil Dodds recibe el trofeo Arzobispo Francis J. Spellman de (Lt. Cmdr.) Mons. John J. O’Donnell, capellán del Capítulo de Nueva York. Logró esta marca ante más de 16,000 simpatizantes en el Madison Square Garden en 1944. Der.: Durante la Segunda Guerra Mundial, partes del campo de C de C, Oratorio San Pedro, en Roma, sirvieron como oficina central para el programa de distribución de comida del Vaticano para la gente de Roma. Cuando Estados Unidos entra en la Segunda Guerra Mundial, la ayuda de la Orden para los soldados se canaliza a través de la organización Servicio Comunitario Internacional Católico (NCCS). La NCCS diseña muchos de sus programas según los exitosos esfuerzos de la Orden durante la primera Guerra Mundial.

14 ♦ C O L U M B I A ♦

AGOSTO 2012

John E. Swift es elegido Caballero Supremo. Una de sus primeras iniciativas es la autorización del financiamiento de anuncios de página completa en 12 de los principales periódicos de EE.UU. y cinco de los de Canadá para subrayar los peligros de comunismo. El anuncio ofrece un ejemplar gratuito del panfleto de Fulton J. Sheen “Comunismo, el Opio del Pueblo”.

La Orden crea un fondo dotal de $1 millón de dólares para la educación de los hijos de sus miembros muertos durante la Segunda Guerra Mundial. Éste se convierte en el fondo actual de becas para las universidades católicas de Estados Unidos y Canadá.


Arriba: Una cabaña de Caballeros de Colón en Canadá durante la guerra. Cuando Estados Unidos entró a la Segunda Guerra Mundial, una vez más los Caballeros brindaron sus servicios a los soldados. Izq.: El Padre Jesuita George J. Willmann, conocido como el padre de los Caballeros de Colón de Filipinas, fue el primer Diputado de Distrito para los consejos de la Orden en ese país.

La Orden lanza su Cruzada por la Preservación y Promoción de los Ideales Norteamericanos. Se publican y distribuyen panfletos informativos sobre el comunismo y los peligros del secularismo. Para agosto de 1948, existen más de 1,300 grupos de análisis de C de C.

Varias estaciones de radio difunden los programas patrocinados por C de C con el título de “Salvaguardas de Estados Unidos” y “Fundamentos de Nuestros Ideales Norteamericanos”.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 15


1951-1960 “Una Nación al Amparo de Dios” C

aballeros de Colón inició en 1951 una campaña para promover que se adoptara públicamente la frase “al amparo de Dios” en el Juramento de Fidelidad de EE.UU. La Junta de Directores de la Orden había enmendado la forma de recitar este juramento en las reuniones de las asambleas del Cuarto Grado, e impulsó a los congresistas a adoptar este mismo lenguaje en todo el país. Un año después de la toma de posesión del Caballero Supremo Hart en 1953, el Presidente Dwight D. Eisenhower firmó la ley que añadía oficialmente las palabras “al Amparo de Dios” al juramento. Y en los años siguientes, los Caballeros realizaron aportaciones importantes a la Iglesia Católica de Estados Unidos. En 1953, un programa de propaganda católica lanzado por los Caballeros de Missouri fue oficialmente aceptado por la Orden como el Buró de Información Religiosa. Por medio de este buró, que se conoce hoy como Servicio de Información Católica, los Caballeros imprimieron y distribuyeron folletos y panfletos sobre la fe católica. El programa también incluía un curso por correspondencia en el cual los alumnos inscritos podían aprender o aclarar sus conocimientos sobre las enseñanzas de la Iglesia. Finalmente, al final de la década de 1950, quedó terminada la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, D.C. La Orden aportó $1 millón de dólares para completar el campanario, conocido como la Torre de los Caballeros, y más de 1,000 Caballeros formaron una guardia de honor para la dedicación del santuario.

Sup.: Una pancarta con las palabras del Juramento de Fidelidad de EE.UU. cuelga sobre el estrado de la Cena de los Estados en la Convención Suprema de 1955 en Filadelfia, aproximadamente 2,500 personas participaron. Der.: El 10 de mayo de 1959, el Papa Juan XXIII se convierte en el primer Pontífice en visitar uno de los centros recreativos de C de C en Roma. La Orden aprueba por votación el financiamiento para microfilmar los documentos irremplazables de la Librería del Vaticano, algunos de los cuales se remontan a la época precristiana. Se nombra a la biblioteca de la Universidad de St. Louis custodio de los microfilms. Para la inauguración en 1956 de la Biblioteca Fílmica Vaticana de Caballeros de Colón en la Universidad de St. Louis, 9.5 millones de páginas manuscritas han sido microfilmadas y están a disposición de los investigadores.

16 ♦ C O L U M B I A ♦

AGOSTO 2012

Luke E. Hart se convierte en Caballero Supremo; es el primer Caballero Supremo en mudarse a New Haven al asumir sus obligaciones, lo cual refleja el desarrolla de Caballeros como corporación.

Caballeros de Colón adquiere por $2.5 millones de dólares los terrenos donde se construye el Estadio de los Yankees. Cuando salen a la luz las noticias de la adquisición de Caballeros, los consejos y los miembros envían telegramas de felicitación a New Haven.

Un programa de publicidad lanzado por los Caballeros de Missouri en la década de 1940 es adoptado a nivel nacional por la Orden durante la administración de Hart. Los anuncios alientan a los lectores a enterarse más sobre las enseñanzas católicas contactando al Buró de Información Católica, que fue luego el Servicio de Información Católica.


Izq.: La Orden financia la conversión a microfilms de la biblioteca del Vaticano, con lo cual preserva documentos irremplazables, algunos de los cuales tienen varios cientos de años. Abajo, izq.: El Diputado Louis C. Rabaut (D. Mich.) entrega un pergamino con las palabras “al Amparo de Dios” al Diputado de Estado de Michigan Walter Graveline. Rabaut había presentado en 1953 ante el Congreso una resolución para enmendar el Juramento de Fidelidad con las palabras “al Amparo de Dios” a instancias de Caballeros de Colón. Abajo: Los Caballeros aportaron $1 millón de dólares para la construcción del campanario de 329 pies del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, D.C.

El 14 de junio de 1954, el Día de la Bandera, el Presidente Dwight D. Eisenhower firma una ley que añade las palabras “al Amparo de Dios” al Juramento de Fidelidad de EE.UU., con lo cual culminan los esfuerzos que iniciaron los Caballeros tres años antes.

El 10 de mayo de 1959, el Papa Juan XXIII se convierte en el primer Papa en visitar el centro deportivo de C de C en Roma.

El 20 de noviembre de 1959, el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción de Washington, D.C., se dedica con una guardia de honor de más de 1,000 Caballeros. Los Caballeros aportaron más de $1 millón de dólares para la construcción del campanario de 329 pies.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 17


1961-1978 En la corriente predominante E

l inicio de la década de 1960 marcó un periodo de transformación y conmoción para la Iglesia y la sociedad, cuando se reunió el Concilio Vaticano Segundo y emergió con plena fuerza el movimiento de derechos civiles. Tanto el llamado universal a la santidad como el llamado al diálogo y la justicia en la vida cívica despertaron el interés de Caballeros de Colón. Al adoptar el reto de una auténtica reforma eclesiástica y social, al tiempo que permanecían fieles a las verdades intemporales y los valores tradicionales, los Caballeros trascendieron la división política. En la Convención Suprema de 1966, el Caballero Supremo John W. McDevitt dijo que era tiempo de ver a la Orden como algo más que “una fortaleza” para sus miembros en un mundo hostil a la fe católica. Al revisar sus políticas de admisión y apoyar varias iniciativas de justicia social, la Orden tomó medidas positivas para eliminar la discriminación racial entre sus filas y en la sociedad en general. Reconociendo el potencial de compartir el Evangelio por medio de la tecnología moderna, los Caballeros iniciaron también una larga historia de apoyo a las iniciativas de comunicación social de la Iglesia, proporcionando un transmisor de onda corta para la estación de radio del Vaticano y financiando los enlaces satelitales del Vaticano para sus transmisiones a todo el mundo. Durante ese tiempo, el programa de seguros de la Orden también inició un periodo de crecimiento espectacular. La cantidad de seguros vigentes se triplicó al pasar de $1,000 a $3,000 millones de dólares entre 1960 y 1975. Y en 1969, Caballeros construyó su séptima sede nacional, donde se ubica actualmente, para dar mejor servicio a sus miembros y sus familias.

El 11 de octubre de 1961, el Caballero Supremo Hart se entrevista con el Presidente John F. Kennedy — el primer presidente católico — en la Casa Blanca. Se dice que Kennedy, un Caballero del Cuarto Grado, saludó a Hart diciendo “Hola jefe”.

18 ♦ C O L U M B I A ♦

La Orden financia la instalación del carrillón de 56 campanas en el Santuario Nacional.

AGOSTO 2012

El Presidente John F. Kennedy se reúne con el Caballero Supremo Luke E. Hart en la celebración del Día de Colón en Washington, D.C., el 11 de octubre de 1961.

En la primavera de 1963, Hart asiste a la Casa Blanca a una reunión especial de líderes religiosos para analizar los derechos civiles.

Toma posesión el Caballero Supremo John W. McDevitt. Su prioridad es enmendar las políticas de admisión de la Orden para contrarrestar las acusaciones de discriminación racial.


Sup., izq.: El Caballero Supremo John W. McDevitt y el Capellán Supremo Obispo Charles P. Greco de Alexandria, La., con el pítcher de los Yankees Steve Hamilton y el entrenador de los Medias Blancas Eddie Stanky, ambos Caballeros, en el Monument Park del Yankee Stadium en 1966.

SHRIVER: Copyright Bettmann/Corbis / AP Images

Arriba: En la fotografía, Sargent Shriver miembro de los Caballeros, con un mapa de África después de su nombramiento como el primer director del Peace Corps en 1961. Su esposa, Eunice Kennedy Shriver, fundó las Olimpiadas Especiales, que han tenido el apoyo de Caballeros desde que inició la organización en 1968. Izq.: El Arzobispo Patrick O’Boyle de Washington bendice el carrillón de 56 campanas antes de su colocación en la Torre de los Caballeros en el Santuario Nacional en 1963.

Los Caballeros proporcionan financiamiento para el Centro de Investigación Aplicada del Apostolado, que ha realizado una serie de estudios científicos para la Iglesia desde su fundación.

En abril de 1965, la Orden copatrocina junto con la Arquidiócesis de Hartford una Conferencia sobre Derechos Humanos en la Universidad de Yale en New Haven. Asisten más de 2,000 personas a la conferencia sobre justicia interracial.

En las reuniones del Consejo Supremo de 1965 y 1966, McDevitt habla sobre la forma en que los Caballeros van a responder al Concilio Vaticano Segundo y su llamado de renovación y reformas dentro de la Iglesia y sus organizaciones.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 19


Arriba: La sede del Consejo Supremo, que se terminó en 1969 en New Haven Conn., es uno de los edificios más altos de la ciudad. Sus cuatro torres representan los cuatro principios de la Orden. Izq.: El edificio en construcción. El Caballero Supremo McDevitt visita el Centro de Transmisiones del Vaticano para la bendición de un nuevo transmisor de onda corta donado por Caballeros. El Papa Pablo VI bendice el transmisor.

20 ♦ C O L U M B I A ♦

Queda terminada la sede actual del Consejo Supremo. Sus cuatro torres de 320 pies simbolizan los cuatro ideales de los Caballeros: caridad, unidad, fraternidad y patriotismo.

AGOSTO 2012

La Orden contribuye con $75,000 dólares a la Fuerza de Trabajo de la Conferencia Católica de EE.UU. sobre Problemas Urbanos para ayudar a enfrentar la pobreza y la discriminación. La Orden publica un folleto sobre Humanae Vitae, la encíclica de 1968 del Papa Pablo VI que afirma las enseñanzas de la Iglesia sobre el matrimonio y la procreación.

La Orden alcanza la marca de $2,000 millones de dólares en seguros vigentes; actualmente, esta cifra es de casi $86,000 millones.


Arriba: En 1967, la Orden colabora con el Instituto John LaFarge en la Ciudad de Nueva York sobre programas para promover la justicia social y la ayuda ecuménica. El instituto fue nombrado en honor del Padre Jesuita John LaFarge, un líder del movimiento interracial católico. Der.: El Secretario Supremo Virgil C. Dechant, el Caballero Supremo McDevitt y John O’Brien, director de agencias, celebran que Seguros de Caballeros de Colón alcanzó $2,000 millones de dólares en seguros vigentes.

La Orden acuerda financiar los enlaces para las transmisiones por televisión vía satélite más importantes del Vaticano; el programa sigue existiendo actualmente, con audiencias que se calculan en miles de millones para la Misa de Medianoche desde la Basílica de San Pedro.

El Caballero Supremo Virgil C. Dechant comienza su administración con una visita al Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, donde encomienda su labor a la protección de la Virgen María.

A partir de este año, cada nuevo Caballero del Primer Grado recibe un Rosario bendecido por el Capellán Supremo, costumbre que se sigue practicando.

El Papa Juan Pablo I recibe al Caballero Supremo Dechant y otros representantes de Caballeros en su primera audiencia privada después de su elección.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 21


1979-1999 Una sola Familia Cristiana E

n su exhortación apostólica de 1981 Sobre el Papel de la Familia Cristiana en el Mundo Moderno, el Papa Juan Pablo II escribió “El futuro de la humanidad se fragua en la familia” (Familiaris Consortio, 86). El énfasis del Papa en la importancia crucial de la familia para la salud de la Iglesia y de la sociedad reforzó la misión de Caballeros. De la misma forma, cuando Juan Pablo II publicó una exhortación apostólica sobre el papel del laicado en 1988, y una encíclica sobre el Evangelio de la Vida en 1995, la Orden exhortó a los católicos de todo el mundo a adoptar sus enseñanzas e incluso publicó guías de estudio para acompañar los documentos. Durante el pontificado de Juan Pablo II, los Caballeros también estrecharon sus vínculos con la Iglesia universal por medio de un mayor apoyo al Vaticano. En 1981, la Orden estableció el Fondo Vicarius Christi, cuyas ganancias anuales se entregan al Papa para sus obras caritativas personales. Los Caballeros financiaron luego una serie de importantes restauraciones de la Basílica de San Pedro como parte de los preparativos para el Año Jubilar. En Evangelium Vitae, el Papa llamó a la Iglesia “un pueblo por la vida y para la vida”, descripción por la que trataron de vivir los Caballeros por medio de su testimonio personal y sus esfuerzos por construir una cultura provida. La Orden también impulsó la labor de la nueva evangelización dentro de la Iglesia por medio de diversas iniciativas en la educación católica: apoyo a las escuelas católicas, becas para los seminarios y las universidades católicas, así como el establecimiento del campus norteamericano del Instituto Pontificio Juan Pablo II de Estudios sobre el Matrimonio y la Familia. Además de la celebración del quinto centenario de la evangelización del Nuevo Mundo, la Orden honró también a los modelos contemporáneos de santidad. El Caballero Supremo Virgil C. Dechant entregó a la Madre Teresa el primer Premio Gaudium et Spes en 1992, y la Arquidiócesis de Hartford abrió oficialmente la causa para la canonización del padre McGivney, con el apoyo de Caballeros, en 1997.

La Orden celebra su primer programa de Oración de la Hora Mariana. Entre los consejos de la Orden circulan imágenes de Nuestra Señora de Guadalupe.

En cooperación con los obispos de EE.UU., la Orden financia la filmación de la primera visita pastoral del Papa Juan Pablo II a Estados Unidos.

22 ♦ C O L U M B I A ♦

Caballeros establece un Fondo Padre Michael J. McGivney de $1 millón de dólares para las Nuevas Iniciativas en la Educación Católica que será administrado por la Asociación Educativa Católica Nacional. Las ganancias se usan actualmente para financiar programas para mejorar las escuelas católicas.

AGOSTO 2012

Un atleta de las Olimpiadas Especiales canta el Himno Nacional durante los Juegos Mundiales de las Olimpiadas Especiales en Connecticut en 1995.

La Orden establece el Fondo Vicarius Christi, cuyas ganancias anuales se destinan a las obras caritativas personales del Papa.

La Orden inicia la restauración de la Iglesia St. Mary que durará cuatro años; es el lugar donde nació Caballeros. La renovación incluye el órgano, los pisos, las bancas, los techos, las estatuas y más. El proyecto culmina con la colocación de un campanario de 179 pies sobre la iglesia.


Izq.: Miembros de la Junta de Directores y de la familia McGivney portan el ataúd el día en que los restos del Padre McGivney reciben una nueva sepultura en la Iglesia St. Mary en New Haven, el 29 de marzo de 1982. Abajo, izq.: El Caballero Supremo Virgil C. Dechant entrega al Papa Juan Pablo II una unidad móvil de TV vía satélite financiada por Caballeros. Abajo: El Presidente Reagan habla durante la 100a Convención Suprema de la Orden.

Caballeros de Colón celebra su primer centenario. El Presidente Ronald Reagan asiste a la 100ª convención anual de la Orden. Asiste también el Cardenal Agostino Casaroli, enviado por el Papa Juan Pablo II como su representante personal.

La Orden establece varios fondos para ayudar a financiar los estudios de sacerdotes y seminaristas en los colegios pontificios de Roma. Estos fondos se han incrementado a lo largo de los años para apoyar a seminaristas y sacerdotes de Estados Unidos, Canadá, México y Filipinas.

En reconocimiento por su servicio voluntario, el Presidente Ronald Reagan otorga a Caballeros el Premio del Presidente al Voluntariado en una ceremonia en la Casa Blanca.

La Orden entrega una unidad móvil de producción al Centro Televisivo del Vaticano para grabar y transmitir las ceremonias papales. Se usa durante la histórica visita del líder soviético Mikhail Gorbachev al Papa Juan Pablo II ese mismo año.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 23


Arriba: El Papa Juan Pablo II celebra Misa en el Hipódromo Aqueduct durante su visita pastoral a Estados Unidos en 1995. Der.: El Caballero Supremo Virgil C. Dechant entrega a la Madre Teresa el primer Premio Gaudium et Spes de la Orden durante la 100ª Convención Suprema.

La Orden acuerda financiar la restauración de los 65,000 pies cuadrados de la fachada de la Basílica de San Pedro, que se limpia por primera vez en más de 350 años. Posteriormente se han llevado a cabo varios proyectos en San Pedro, incluyendo la restauración de varias capillas y de la Puerta Santa.

24 ♦ C O L U M B I A ♦

AGOSTO 2012

La madre Teresa de Calcuta visita las oficinas del Consejo Supremo. La Orden acuerda imprimir ejemplares de sus Constituciones de las Misioneras de la Caridad, tarjetas de oración y otros artículos religiosos; es un proyecto que continúa actualmente.

El Instituto Pontificio Juan Pablo II de Estudios sobre el Matrimonio y la Familia abre un plantel en Washington, D.C., con financiamiento de Caballeros. Carl A. Anderson es el primer vicepresidente y decano de este instituto.

Se establece el U.S. Hirarchy Fund por el Bicentenario de EE.UU. con la cantidad de $2 millones de dólares en beneficio de la Universidad Católica de América. Las ganancias de este fondo financian diversos proyectos de la universidad cada año.


Izq.: El Caballero Supremo Dechant entrega la Cruz del Quinto Centenario de la Evangelización al Cardenal James Hickey, arzobispo de Washington, durante una Misa en el Santuario Nacional en 1992. Abajo: La fachada de la Basílica de San Pedro brilla tras la restauración financiada por Caballeros.

Caballeros celebra el quinto centenario de la evangelización del Continente Americano. Los Caballeros distribuyen réplicas de la Cruz del Nuevo Mundo que recibió el Papa Juan Pablo II en su visita pastoral a Santo Domingo en 1984, y éstas se usan en los servicios de oración en las diócesis de toda la Orden para enfatizar el tema de la evangelización.

La Madre Teresa recibe el primer Premio Gaudium et Spes de la Orden durante la 110a Convención Suprema en Nueva York, con lo cual se reconocen sus aportaciones a la Iglesia y al mundo.

La Orden copatrocina junto con la Diócesis de Brooklyn, N.Y., la Misa del Papa Juan Pablo II en Aqueduct durante su visita pastoral a Estados Unidos.

La Arquidiócesis de Hartford abre oficialmente la causa por la canonización del Padre Michael J. McGivney con el apoyo de Caballeros de Colón. Se establece el Grupo Padre McGivney para promover esta causa.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 25


2000-2012 El Nuevo Milenio l 21 de mayo de 2000, seis miembros de Caballeros de Colón fueron declarados santos cuando el Papa Juan Pablo II canonizó a 25 mártires de México. Menos de un año después, Carl A. Anderson tomó posesión como 13º Caballero Supremo en la Ciudad de México y dedicó la Orden y su administración a María bajo la advocación de Nuestra Señora de Guadalupe. Como Patrona de las Américas y Estrella de la Nueva Evangelización, Nuestra Señora ha inspirado los esfuerzos de la Orden, al igual que fue la inspiración de la fe inquebrantable de los mártires Caballeros de Colón. En la década pasada, la Orden siguió ampliando su rica tradición de obras caritativas y formación espiritual. Diversas iniciativas caritativas nuevas, así como la larga asociación con organizaciones como las Olimpiadas Especiales, han brindado a Caballeros incontables oportunidades para practicar lo que Juan Pablo II llamó “una caridad que evangeliza”. Organizando una mayor ayuda a los centros de embarazo, la aportación de mayor apoyo espiritual para los hombres y mujeres del ejército, así como su papel significativo en las Jornadas Mundiales de la Juventud son solo algunas de las formas en que la Orden se ha esforzado en años recientes por promover una verdadera cultura de la vida. El Papa Benedicto XVI, en su primera encíclica, Deus Caritas Est, escribió que el cristiano debe poseer “un corazón que ve”, esto es, que “ve dónde se necesita el amor y actúa en consecuencia”. Para Caballeros, esto a menudo significa reconocer dónde están los más necesitados y responder con apoyo material o voluntario. Tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, la Orden brindó una asistencia inmediata a las familias de los miembros del personal de emergencia caídos. Y cuando azotaron los desastres, como el Huracán Katrina de 2005 y el terremoto de Haití en 2011, los Caballeros respondieron de igual manera con ayuda inmediata. Finalmente, al igual que respondieron ante las fuerzas del secularismo y el prejuicio en el pasado, los Caballeros se han mantenido junto a sus obispos y han dado testimonio de la importancia de la religión y la libertad religiosa para la sociedad actual. A medida que avanza la causa de la canonización del Venerable Michael McGivney, así avanzan sus Caballeros, buscando construir una civilización del amor.♦ El Papa Juan Pablo II canoniza a seis sacerdotes miembros de Caballeros de Colón martirizados durante la persecución de la Iglesia en México a principios del siglo XX; desde entonces, tres miembros más de México han sido beatificados y uno canonizado. El año siguiente, Juan Pablo II beatifica a Carlos Rodríguez, un laico de Puerto Rico.

26 ♦ C O L U M B I A ♦

AGOSTO 2012

Se inaugura el Museo de Caballeros de Colón en New Haven. Además de una exposición permanente sobre la historia de la orden, el museo ha presentado varias exposiciones temporales y obras de arte invaluables, como un modelo en madera de 16 pies por Miguel Ángel del domo de la Basílica de San Pedro.

En compañía de trabajadores y miembros del personal de emergencia, el 4 de octubre de 2001, un sacerdote bendice una cruz de 20 pies de altura hecha con vigas de acero recuperadas de los escombros del World Trade Center de Nueva York. El Fondo de los Héroes de Caballeros de Colón fue establecido al día siguiente de los ataques del 11 de septiembre.

En respuesta al ataque terrorista del 11 de septiembre, el día 12, Caballeros establece su Fondo de los Héroes con $1 millón de dólares. Se entregan cheques de $3,000 dólares a las familias de todos los profesionales agentes de la ley, bomberos y miembros del personal médico de emergencia que perdieron la vida en el World Trade Center y el Pentágono. Cuarenta y cinco Caballeros murieron en el ataque.

La Orden establece su fondo de $2 millones de dólares Pacem in Terris para promover la paz y la educación en Tierra Santa y brindar apoyo a la comunidad cristiana de esa zona.

CNS photo from Reuters

E


Arriba: Miles de Caballeros asisten a la Misa del Jubileo 2000 en el Santuario Nacional. Izq.: El Consejo Apóstol 12759 de Luzón, Filipinas, alimenta a los niños que viven en la pobreza en el tiradero de basura de Smokey Mountain en Manila. Según la Encuesta anual de Actividades Fraternales, los Caballeros han aportado $1400 millones de dólares y 653 millones de horas de servicio voluntario a obras caritativas durante los últimos 10 años.

La Orden y la Arquidiócesis para los Servicios Militares de EE.UU. imprimen 100,000 ejemplares de un libro de oraciones de bolsillo para enviarlos a los soldados en Irak y Afganistán, junto con 10,000 rosarios.

Los Caballeros envían 2,000 sillas de ruedas a las víctimas de las minas terrestres y a las personas con discapacidades en Afganistán y otros países. Por medio de su asociación con la Misión Global de Sillas de Ruedas, desde entonces los Caballeros han distribuido casi 25,000 sillas de ruedas en el mundo entero.

Se inaugura Villa María Guadalupe, el centro de retiros de la Orden que operan las Hermanas de la Vida en Stamford, Conn.

En su primera expansión internacional en casi un siglo, la Orden otorga sus estatutos a los primeros consejos en Polonia.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 27


Der.: El Arzobispo Donald W. Wuerl de Washington bendice una estatua del fundador de la Orden durante la inauguración de McGivney Hall en 2008. Este edificio, situado en el campus de la Universidad Católica de América, se convirtió en la nueva sede del Instituto Juan Pablo II de Estudios sobre el Matrimonio y la Familia en Washington, D.C. Abajo: Los emblemas y las banderas de C de C durante la Marcha por la Vida de 2008 en Washington, D.C. Miles de Caballeros de todo el país junto con sus familias asisten a esta marcha en enero de cada año. Abajo, der.: Una Guardia de Honor del Cuarto Grado, en primer plano, en la ceremonia de bienvenida en la Casa Blanca durante la visita pastoral del Papa Benedicto XVI a Estados Unidos en abril de 2008.

Tras el Huracán Katrina en la zona del Golfo de México en EE.UU., los Caballeros donan más de $10 millones de dólares y 100,000 horas de trabajo voluntario para ayudar a reconstruir las iglesias y escuelas católicas.

28 ♦ C O L U M B I A ♦

En la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción se construye el Domo de la Encarnación de Caballeros de Colón, un mosaico de 3,780 pies cuadrados que muestra los misterios de la vida de Cristo.

AGOSTO 2012

Representados por la Fundación Becket para la Libertad Religiosa, los Caballeros de Colón y sus familias se presentan como codemandados en un juicio para suprimir las palabras “al Amparo de Dios” en el Juramento de Fidelidad. Las decisiones de la Corte en 2009 y 2010 ratifican la constitucionalidad de estas palabras.

El 16 de marzo de 2008, el Papa Benedicto XVI aprueba un decreto de virtud heroica para el Padre Michael J. McGivney, declarándolo “Venerable”.


En el sentido de las manecillas del reloj: Miembros del Consejo Santa María 2479, recién reactivado, en Camagüey, Cuba, se reúnen en 2009 con el Arzobispo Juan de la Caridad García Rodríguez (centro) después de la Misa. • El Caballero Supremo Anderson y el Secretario de Estado del Vaticano Tarcisio Bertone agitan unas banderas durante el Banquete de los Estados de la 125a Convención Suprema. • En 2004, el Museo de Caballeros de Colón presenta un modelo en madera de 16 pies hecho por Miguel Ángel para el domo de la Basílica de San Pedro. Se ve también una cruz de cobre de la parte superior de la basílica, donada a los Caballeros por el Papa Juan Pablo II. • El Caballero Supremo Anderson con Caballeros polacos en el Santuario de la Misericordia Divina durante la visita pastoral del Papa Benedicto XVI a Polonia en 2006.

La Orden se encuentra presente durante toda la visita apostólica del Papa Benedicto XVI por Estados Unidos. Una placa hecha por encargo de C de C conmemora la Misa del Papa en el Yankee Stadium. Acompaña a dos placas similares, que conmemoran las Misas que celebraron en ese lugar el Papa Juan Pablo II y el Papa Pablo VI.

El 8 de septiembre se dedica el edificio McGivney Hall, la nueva sede del Instituto Pontificio Juan Pablo II de Estudios sobre el Matrimonio y la Familia en la Universidad Católica de América.

El 22 de junio de 2009, se lanza la Iniciativa de Ultrasonido de Caballeros de Colón. Hasta la fecha, se han adquirido más de 250 aparatos de ultrasonido para los centros de embarazo provida usando las aportaciones paralelas del Fondo de la Cultura de la Vida de la Orden, establecido en 2008.

La Orden es anfitriona de la cumbre “El Prójimo ayuda a su Prójimo” sobre el voluntariado en Nueva York y nombra 2009 el Año del Voluntario. Se lanza el programa de Caballeros de Colón Abrigos para los Niños; hasta ahora, esta iniciativa ha proporcionado más de 45,000 abrigos de invierno para los niños en todo Estados Unidos y Canadá.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 29


Der: Monseñor Eduardo Chávez, postulador de la causa de canonización de San Juan Diego, presenta el Programa de Oración Mariano el 3 de agosto de 2011. Abajo: Los jóvenes llenan el Centro de Amor y Vida, un hogar para los peregrinos de habla inglesa durante la Jornada Mundial de la Juventud de 2011 en Madrid.

Giovanni Alemanno, alcalde de Roma, otorga al Caballero Supremo Carl A. Anderson el premio “Lupa Capitolina” por los 90 años de servicio de la Orden a la Ciudad Eterna. Al año siguiente, la ciudad presenta una exposición sobre los 90 años de esta relación en el Museo Capitolino.

30 ♦ C O L U M B I A ♦

Tras la 127a Convención Suprema en Phoenix, la Orden celebra el primer Congreso Internacional Mariano y Festival Guadalupano, que reúne a unos 20,000 participantes.

AGOSTO 2012

Tras el devastador terremoto del 12 de enero en Haití, la Orden brinda asistencia inmediata a los Servicios Católicos de Auxilio, establece un fondo de ayuda y adquiere 1,000 sillas de ruedas para los haitianos con discapacidades. En asociación con Project Medishare, el programa de Caballeros “Curando a los Niños de Haití” proporciona prótesis y dos años de terapia física a los niños que han perdido algún miembro durante el terremoto.

El Cardenal Jaime Ortega Alamino, Arzobispo de la Habana, recibe el premio Guadium et Spes, y con la ayuda de Caballeros, se abre el primer seminario nuevo en Cuba en más de 50 años. Dos años antes, una delegación de los Caballeros de Cuba asistió a la Convención Suprema por primera vez en 60 años.


Arriba: Por medio de su asociación con la Misión Global de Sillas de Ruedas, los Caballeros han financiado y entregado sillas de ruedas a los necesitados de todos los países del mundo, incluyendo Vietnam (foto).

WHEELCHAIR PHOTO: Randy Hale

Izq.: El Diputado Caballero Supremo Dennis A. Savoie visita a una niña que recibió un abrigo, un gorro y una bufanda durante la distribución de Abrigos para los Niños de Caballeros de Colón en New Haven en 2009. Izq. Inm.: El programa de la Orden “Curando a los Niños de Haití” financió prótesis para los niños que perdieron brazos o piernas a raíz del terremoto de 2010 en Haití. Para atender la grave carencia de capellanes militares, Caballeros establece un nuevo programa de becas para el Programa Copatrocinado de Seminaristas de la Arquidiócesis Militar.

Aprovechando el éxito de su colaboración en la Jornada Mundial de la Juventud de 2008 en Sídney, Australia, los Caballeros y las Hermanas de la Vida copatrocinan el Centro de Amor y Vida, el sitio catequético oficial en lengua inglesa en la Jornada Mundial de la juventud de 2011 en Madrid, España.

La Orden establece el Santuario del Beato Juan Pablo II en Washington, D.C., en el emplazamiento del antiguo Centro Cultural Juan Pablo II. El Caballero Supremo anuncia que la iniciativa incluirá exposiciones permanentes en celebración de la vida y las enseñanzas del Papa y de los 500 años de herencia católica en el Norte de América.

Los Caballeros apoyan los esfuerzos de la Conferencia de Obispos Católicos de EE.UU. y su Comité Ad Hoc sobre Libertad Religiosa, bajo el liderazgo del Capellán Supremo Arzobispo William E. Lori de Baltimore, para enfrentar las amenazas contemporáneas a la libertad religiosa y de conciencia en Estados Unidos.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 31


C O N S T RU Y E N D O U N M U N D O M E J O R

Nuestra historia, nuestro futuro Con la inspiración de nuestros hermanos Caballeros del pasado, nos mantenemos firmes en nuestra fe y nos dedicamos a la caridad y la justicia por el Caballero Supremo Carl A. Anderson

EN 1827, Charles Carroll, el último sobreviviente de los que firmaron la Declaración de Independencia y el único católico entre ellos, escribió sobre las libertades que habían garantizado los fundadores de Estados Unidos: “Dios permita que esta libertad religiosa se preserve en estos Estados hasta el final de los tiempos, y que todos los que creen en la religión de Cristo puedan practicar el principio determinante de la caridad, la base de toda virtud”. Un poco más de medio siglo después, un joven párroco de New Haven, Conn., y un puñado de hombres decididos de la ciudad se reunieron en el sótano de su iglesia para establecer una nueva organización dedicada a los principios de la libertad religiosa y la caridad. Eran hombres que habían experimentado el trauma de una cruel guerra civil y que habían escuchado el conmovedor llamado del Presidente Abraham Lincoln, quien declaró que su nación “al amparo de Dios” debía tener un “nuevo nacimiento de la libertad” y convertirse en un lugar “sin rencor hacia nadie, con caridad para todos”. Y se tomaron a pecho la exhortación de actuar con “firmeza en el derecho que Dios nos otorga de ver lo correcto”. La chispa que encendieron estos hombres en la causa del fraternalismo no tardó en captar la imaginación de una generación de hombres católicos a medida que Caballeros de Colón se expandía por todo Estados Unidos y hasta Canadá, México y Filipinas en sus primeros 25 años. 32 ♦ C O L U M B I A ♦

AGOSTO 2012

Durante, décadas, los católicos de Estados Unidos sufrieron la indignidad de verse privados del derecho a votar o a ocupar cargos públicos. Los “Know Nothings” y otros grupos intolerantes declaraban que los católicos que permanecían fieles al Papa no podían ser ciudadanos leales en una democracia. Fueron los Caballeros de Colón los que finalmente se enfrentaron a esta calumnia, primero con la creación del grado patriótico de la Orden en 1900, y luego con su enorme apoyo y servicio durante la Primera Guerra Mundial. Cuando fue difamada la historia de la Iglesia Católica en Estados Unidos, establecimos la Comisión Histórica de C de C y financiamos una cátedra de historia en la Universidad Católica de América para dejar las cosas claras. Cuando extremistas como el Ku Klux Klan buscaron la prohibición de las escuelas católicas en todo Estados Unidos, nos unimos con la Sociedad de Hermanas del Sagrado Nombre de Jesús y María y las ayudamos a defender su causa impugnando la constitucionalidad de esta ley, hasta la Suprema Corte de Estados Unidos. Cuando muchos norteamericanos alzaban barreras en nombre de la raza y la religión, nosotros alzamos un estandarte que decía “Todos son Bienvenidos”. Y cuando los católicos de México enfrentaron la más terrible persecución de cristianos jamás vivida en el Hemisferio Occidental, lanzamos una campaña nacional para llamar la atención hacia su sufrimiento, en la época misma en que muchos hermanos Caballeros de México sacrificaban su vida para dar testimonio de nuestra fe.

Durante toda nuestra historia, los Caballeros han sido hombres que no se dejaron vencer por la adversidad y la discriminación. Algunos vivieron para ver a sus hijos y nietos convertidos en gobernadores, magistrados, primeros ministros y presidentes. Eran hombres que, en su mayoría, se unieron a Caballeros de Colón, no para participar en las grandes controversias de la época, sino para mejorar la vida de su familia, para proporcionar seguridad económica a sus esposas e hijos, para fortalecer sus parroquias y para mejorar sus comunidades. Pero cuando se presentaban retos y controversias, no se hacían a un lado. En palabras de Lincoln, permanecían firmes en el derecho que Dios les otorgaba de ver lo correcto. Cuando reflexionamos sobre los extraordinarios logros de la Orden durante los últimos 130 años, tendríamos razones para preguntarnos si nuestro fundador, el Venerable Michael McGivney, podría haber imaginado todo lo que lograrían sus hermanos Caballeros. ¿Reconocería incluso a los Caballeros de Colón de hoy? Yo creo que la respuesta a estas preguntas es “Sí”. Creo que el Padre McGivney podía ver en los corazones de los hombres que se reunieron con él en la Iglesia St. Mary. Conocía sus aspiraciones y sabía de lo que eran capaces. Creo que nuestro santo fundador ve exactamente las mismas cualidades en sus hermanos Caballeros de hoy. Y dentro de 100 años, no se sorprenderá por lo que sus hermanos Caballeros sigan logrando. ¡Vivat Jesus!


CABA L L E RO S D E C O LÓ N

Construyendo un mundo mejor un consejo a la vez. Cada día en el mundo entero, se les da a los Caballeros oportunidades para que ellos hagan la diferencia. Sea a través de servicios comunitarios, recaudando dinero para sus parroquias u oración. Elogiamos a todos y cada uno de los Caballeros por su fuerza, su compasión y su dedicación para construir un mundo mejor.

El Padre Paul O. Gaggawala (der.), director de promoción de misiones de los Apóstoles de Jesús, coloca la primera piedra de una escuela financiada por C de C para los huérfanos del SIDA en Uganda, con ayuda de los estudiantes y miembros del personal.

ENVÍA LAS FOTOS DE TU CONSEJO PARA USARLAS EN LA SECCIÓN CABALLEROS DE COLÓN EN ACCIÓN. PUEDES ENVIAR LAS FOTOS VIA E-MAIL A COLUMBIA@KOFC.ORG, O POR CORREO A 1 COLUMBUS PLAZA, NEW HAVEN, CT 06510-3326.

AGOSTO 2012

♦ C O L U M B I A ♦ 33


POR FAVOR, HAGA TODO LO POSIBLE PARA ALENTAR LAS VOCACIONES SACERDOTALES Y RELIGIOSAS. SUS ORACIONES Y SU APOYO SON MUY IMPORTANTES.

MANT E N G A V I VA L A F E

Photo by Marvin Burk Photography

Incredibiliter perspicax saburre Siempre he recibido un gran apoyo deciperet por parte Medusa, semper parsimonia concubine de mi familia conaegre respecto a mi vocación. Al adquireretdeperspicax umbraculi, etiam pessimus principio mi discernimiento, me sentía espeadfabilis agricolae neglegenter quinquencialmente atraída por la vida deiocari la Madre Teresa. nalis apparatus quamquam Pompeii forAl descubrir su bellis, amor por Dios y por los otros, titer deciperet plane concubine, quod deseé entregar mi vidaadfabilis a Cristo de manera radical. quinquennalis celeriter senesceret satis Fue al visitar catelli a las Misioneras de la Caridad saetosus Adlaudabilis matrimonii lien Nuevaossifragi. York como me enteré de la Comunibere de agnascor fragilisLosyrtes, etiam ruresfue praedad San Juan. que me atrajo el muniet concubine. tiempo reservado para el silencio y la adoraSaburre deciperet ción, que me permitíaOctavius. aprender la necesidad de Syrtes Medusa, etenAugustus adquiuna vidafermentet interior auténtica el corazón de reret Octavius, saburre fermentet zothetoda la actividadetiam cristiana. Gracias al apoyo de cas. Bellus catelli praemuniet fragilisy Caballeros de Colón, pude optimus ir a Francia fiducias, utilitas concubine amputat unirme a semper la comunidad. parsimonia Lascivius A menudosuis. resulta difícil agricolae para una pessimus familia y spinosus senesceretcomprender parsimonia saburre, utcunlos seres queridos cuando su hijo imputat perspicax Increoque su suis amigo deciden ofrecermatrimonii. su vida a Dios de dibiliter saetosus ossifragi iocari fragilis oratori. esta forma. Pero he llegado a comprender que Suis frugaliter vocificat oratori. Rures al realizar un acto de fe pretosius y obedecer la voluntad amputat chirographi, quod concubine que Diosadfabilis ha colocado en mi corazón, se abren insec los corazones de los demás. SISTER TERESA IMMACULATE H ERMANA TERESA INMACULADA Community of Comunidad de St. SanJohn Juan Ill. Princeville, Illinois

Photo by Marvin Burk Photography

O‘D RATORI FORTITER ESEÉ ENTREGAR IOCARI MI VIDA CONCUBINE A CRISTO DE, IAM BELLUS CA ’ MANERA RADICAL


Columbia Agosto 2012