Page 1

E

l edificio en que se aloja la editorial Artes de México es un núcleo de sol, atraído por sus cristales, metales y piedra pulida hasta el filo del destello. Al subir sus escaleras, ya nos envuelve la metáfora del México ecléctico, colonial, indígena y posmoderno.

Ricardo Garibay (1923-1999)

En medio de esta bruma de tiempos sale a nuestro encuentro el doctor Alberto Ruy Sánchez, autor de Los Jardines secretos de Mogador y de una serie de novelas que están grabadas con el cincel del asombro en el muro del deseo.

Se escribe como se es

Estudió la licenciatura en derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde además ejerció la docencia en literatura. También fue jefe de prensa de la Secretaría de Educación Pública (SEP); conductor del programa Calidoscopio: Temas de Garibay en TV-Imevisión y presidente del Colegio de Ciencias y Artes de Hidalgo, en Pachuca. Ignacio Trejo Fuentes se refirió a la obra de Garibay en estos términos: Pese a la importancia de la obra de Ricardo Garibay, y a que siempre estuvo presente en librerías cobijada por editoriales prominentes, la crítica especializada puso muy poca atención en ella, acaso una reseña por aquí, una nota por allá pero, por ejemplo, no conozco libro dedicado a su análisis. ¿Las razones de ese aislamiento, del ninguneo? Quiero creer que en parte se debió al difícil carácter de Ricardo, quien solía despotricar contra todo, pelearse con todos a la menor provocación o aun sin ella: al final de su vida se quedó con escasísimos amigos —y lo lamentó en algunas entrevistas—: ¿quién quiere ocuparse de los libros de un “enemigo”? Lo mejor es el silencio. Ricardo Garibay —escribió Monsiváis en un periódico nacional— no obtuvo el reconocimiento como escritor, no perteneció a grupos culturales, no creyó en su generación literaria y no admitió la excelencia de otros escritores; sin embargo, fue un escritor en el sentido original del término.

Apuntó que el autor de guiones de cine, novelas, memorias y crónicas; amigo de presidentes de la República y políticos, y comentarista de radio y televisión fue, y lo sigue siendo, un escritor vehemente, desigual, admirable. La fuerza de esto último obliga al placer de leerlo y releerlo. Sin embargo, la mejor descripción de Ricardo Garibay la da él mismo en uno de sus libros autobiográficos, donde apuntó lo siguiente: Se escribe como se es. O sea, se escribe desde el temperamento y el carácter. Un hombre suave, suavemente habrá de escribir; y lo contrario un hombre aristoso. Y tanto, que si algún huracanado escribe con ternura es que la tiene en el alma, y el huracán como mera fachada; y será más fácil conocerlo por su estilo que por su conducta o lo que jure de sí. Colaboró en las revistas Proceso (de la que fue cofundador) y Revista de la Universidad de México, y en los periódicos Novedades y Excélsior. Fue becario del Centro Mexicano de Escritores, de 1952 a 1953, e ingresó al Sistema Nacional de Creadores Artísticos (SNCA), como creador emérito, en 1994.

El asombro es una dimensión de la vida que no tienen por qué negarnos. Nos quieren hacer pensar que lo importante es acumular conocimientos, cuando lo más importante es estar capacitados para reconocer el asombro, utilizarlo creativamente y saber compartirlo con los demás.

Ricardo Garibay

Los libros: extensiones hacia nuestro interior

PREMIOS OBTENIDOS: - Premio Mazatlán 1962, por Beber un cáliz. - Premio Nacional de Periodismo, 1987. - Premio al mejor libro extranjero publicado en Francia, 1975 por La casa que arde de noche.Premio Narrativa de Colima, 1989, por Taíb.

México D.F. Verano de 2007. Año 5 Número 20

E

ste escritor mexicano nació en Tulancingo, Hidalgo, el 18 de enero de 1923; falleció en 1999. Tuvo fama como periodista, guionista y narrador.

¿Qué es el asombro?

Alberto Alberto Ruy Sanchez

Sanchez

Atención a clientes: 01 800 001 5337 / www.clublectores.com

Los libros: hacia nuest


–¿Ya viste allá?–¿Pues qué hay allá? –Mira al fondo. –Ah, sí el argano. Es un árbol que sólo crece en Marruecos, muy importante, etc. E insistí: –No, no los árboles, ¡las cabras! –¿Qué tienen las cabras? –¡Pues están encima de los árboles! –¿Qué tiene? Las cabras siempre están encima de los árboles. Es decir que allá, las cabras siempre están encima de los árboles, pero para nosotros es magia.

El asombro para mí se definió en Marruecos, cuando hace muchos años, en el desierto, en un transporte público, de pronto, a lo lejos aparece una especie de bosquecito de arbustos y es muy curioso, porque no hay plantas en el desierto. Hay piedras en esa parte del desierto de África. Ellos no tienen cactus como nosotros. Estos árboles se llaman arganos. Es un árbol que nunca crece más de dos metros, o dos metros y medio. Pero tiene raíces de veinte metros de profundidad y puede ser verde donde no hay nada.

Entonces me di cuenta de que parte de mi labor de poeta era señalar con la poesía que lo que para unos puede ser cosa de todos los días, para otros puede ser excepcional. Y que parte de la labor en la vida es encontrar las cabras encima de los árboles de mi trabajo, de mi

Tras la huella del Cid Raymundo Martínez Fernández / Ilustraciones de Álvaro Pemper país, de mi vida cotidiana, de mi vida con mi mujer, de mi vida sensual y erótica. Eso es el asombro.

EL CID : EL PERSONAJE Y LA LEYENDA EN LA HISTORIA HISPÁNICA

¿Qué significa Mogador?

Estudio sobre Rodrigo Díaz de Vivar, conocido como el Cid Campeador, más allá de la leyenda. Describe la figura rica, compleja y brillante de un personaje único. Guerrero invicto, combinó la rudeza propia de la época con cualidades de lealtad y generosidad nada comunes entonces. Obra magníficamente ilustrada con un estilo que semeja la estética de su época. Tapa dura. 244 págs.

Mogador es una palabra sobre cuyo origen no se ponen de acuerdo los historiadores. Pero ese nombre comenzó a circular en el siglo primero. En los primeros mapas del Mediterráneo que incluyen la costa del Atlántico, Mogador ya aparece en el mapa. En Mogador, Orson Wells filmó Otelo en la década de 1950. Liam Neeson filmó en 2005 una película sobre las Cruzadas. Ha sido escenario del cine y la literatura durante mucho tiempo.

Desde la distancia, se veían unas manchas negras encima de estos árboles. Le dije a mi esposa: “Mira, parece que está lleno de zopilotes, debe de haber una vaca muerta por ahí”. Entonces, ella, que siempre tiene razón, me dijo: “No creo que sea una vaca, porque aquí no hay vacas, será un camello”.

¿Es una ciudad mítica? Cualquier lugar real, en el momento en que ingresa en la literatura, se convierte en un lugar imaginario. La colonia Roma, que existe porque estamos aquí, en esta entrevista, desde el momento en que entra en la literatura, se convierte en una ciudad mítica, Las batallas del desierto, de José Emilio Pacheco, hacen de la colonia Roma una colonia mítica. Uno de los libros más maravillosos que hay sobre el tema se llama El diccionario de los lugares imaginarios de Alberto Manguel, que en español tiene el nombre de Guía de lugares imaginarios. Ahí incluye a Mogador, citando mis libros, por supuesto.

Nos fuimos acercando y esas manchas tenían cuatro patas. ¡Más misterio aún! Nos acercamos más y vimos que eran cabras encima de los árboles. El bosquecito estaba lleno de cabras. Y el pastor que las cuidaba, miraba hacia arriba en lugar de ver hacia abajo. Entonces, con el asombro y el entusiasmo que se podía derivar de eso, le comenté a mi esposa

¿Por qué sus novelas se desarrollan en Mogador?

–Bueno, esto es maravilloso –estábamos muy entusiasmados y le dije al marroquí que estaba a mi lado.

Porque es una ciudad maravillosa. Posee algo extraordinario que le permite a uno desarrollar la imaginación y el deseo. Tiene que ver el hecho de que esta ciudad

Alberto Ruy Sanchez Alberto Ruy Sánchez

LOS JARDINES SECRETOS DE MOGADOR Ingeniosa novela que explora el deseo. En forma poética se narran historias sobre los placeres del amor. 184 págs.

Mæ 1/3/4/ 008ODRNR . OTMSNR

Los libros: extensiones hacia nuestro interior por Susana Garduño

Nº 101183 190 PESOS/PUNTOS

TRAS LA HUELLA DEL CID / CAJA CON 5 LIBROS Y 1 CD

Valentina Cantón Arjona

Nº 101189 499 PESOS/PUNTOS

EL CID: UN PRETEXTO PEDAGÓGICO La obra del Cantar de Mío Cid vista desde una perspectiva pedagógica. Tapa dura.

Anónimo

Nº 101186 60 PESOS/PUNTOS

CANTAR DE MÍO CID

Cipriano Olmos

DIDÁCTICA SOBRE LA VIDA COTIDIANA EN EL CANTAR DE MÍO CID Estudio del contexto histórico en el que se desenvolvió el personaje histórico de Don Rodrigo Díaz de Vivar, mejor conocido como Mío Cid. Tapa dura. 80 págs.

El Cantar de Mío Cid, en español antiguo y moderno, permite apreciar el estilo y los aspectos significativos de esta obra que señala el paso del mester de juglaría a la literatura escrita en lengua española. Tapa dura. 290 págs.

Nº 101187 70 PESOS/PUNTOS

Nº 101184 60 PESOS/PUNTOS

Francisco Rincón

ESTILO, VERSIFICACIÓN Y DIDÁCTICA EN EL CANTAR DE MÍO CID Análisis de los aspectos gramaticales relevantes para la didáctica de la lengua española que pueden hallarse en el Cantar de Mío Cid. Tapa dura. 80 págs.

Nº 101185 60 PESOS/PUNTOS

Emiliano Valdeolivas

EL CANTAR DE MÍO CID VERSIÓN MUSICALIZADA La versión musicalizada de El Cantar de Mío Cid en una propuesta que se plantea recrear el estilo musical de la época. El CD se acompaña con un libro que contiene las coplas en español antiguo. 36 págs.

Nº 101188 99 PESOS/PUNTOS


fue producto del deseo de una persona, de un sultán, que quiso hacer una ciudad utópica. En mi libro Los jardines secretos de Mogador trato de explorar esos lugares que la gente ha transformado hasta el grado que se convierten en su paraíso. Por ejemplo, un jardín, si lo cuidas realmente y haces algo excepcional, arreglado, pensado, deseado, deseado, deseado… se convierte en tu paraíso. La idea es que la persona que amas, si la cuidas, la cultivas, es tu paraíso todos los días. Que todos los días lo ganas y todos los días lo pierdes. La ciudad de Mogador es el producto del deseo de un sultán, que quiso hacer un puerto en el que –siendo él árabe– hubiera judíos, los que mejor hacían el comercio en esa época, el 80 por ciento de la población eran judíos e hicieron que en Mogador confluyeran las grandes rutas comerciales del Norte y centro de Europa, el Norte de África y las caravanas que atravesaban el Sahara. Hizo que en esa misma población hubiera tres grupos étnicos negros, dos grupos blancos, que incluían a los judíos y los bereberes, las tribus más antiguas del Norte de África antes de que llegaran los árabes. Y que hubiera árabes también. Entonces, Mogador es el producto del deseo de alguien que quiso que ahí hubiera un mestizaje muy profundo, que fuera un centro de comercio importante y hubiera representaciones diplomáticas de todos los países. De hecho, el primer consulado de Estados Unidos se estableció en Mogador, porque Marruecos fue el primer país que reconoció su independencia. Es, entonces, un lugar en donde

confluyeron los deseos de muchas personas, creando un sitio de belleza excepcional. La gente es muy bella, con todas estas mezclas. También es muy rítmica. Incluso hay una combinación de religiones animistas africanas con el Islamismo. Se llama gnawa. Tienen un arte y una música bellísima que se mezcla actualmente con el jazz –hay un festival anual de música gnawa. Se puede llegar a Mogador por tierra o por mar. Cuando se llega por tierra, al pasar la primera puerta, hay una inscripción en árabe que dice: Bienvenidos, ésta es la ciudad del deseo, éste es el lugar donde tus deseos pueden ser realidad. ¿Cómo podía negarme a que fuera el escenario de mis novelas? Cuando llegué empecé a tomar nota sobre lo que la ciudad me decía. Qué mensajes me daba de acuerdo a mis inquietudes. ¿Cómo se comportan las mujeres? ¿Cómo se comportan los hombres? ¿Qué hace la gente con sus deseos? Y fui acumulando los deseos según temas. En Los nombres del aire hablo del deseo femenino, en Los labios del agua del deseo masculino en Los jardines secretos de Mogador o Voces de tierra, de la posibilidad de crear un paraíso y en el cuarto libro, que se va a llamar Las manos del fuego, hablo de ese esfuerzo por tocar la última realidad del amor, que a veces es difícil de expresar. Es decir, hablo de cómo el amor nos quema, nos consume, acabándonos o haciéndonos convertir en otros. Después hay un acompañamiento que se llama Nueve veces el asombro, que habla de la naturaleza de Mogador y del deseo.

todos los sentidos. Mientras el hombre está muy orientado hacia el sentido de las palabras, la mujer es mucho más completa en su cultura, en su sensibilidad. Pero hay muchos hombres sensibles también al conjunto de posibilidades del cuerpo humano. Entonces, más que nada son lectores que estén disponibles a que se abra en ellos una sensibilidad que se ocupe de todos sus sentidos. ¿Y si enviara un mensaje a sus lectores, qué les diría? El consejo mayor que se puede esperar de un escritor o de un maestro es lo que dijo José Lezama Lima el poeta cubano, cuando le preguntaron, ¿qué es lo que más admira en un escritor? Y respondió: Que cuando despierte sea como un recién nacido. Pero cuando se acueste en la noche sea como si tuviera ya mil años. Es decir que adquiera en el día mucha experiencia. Que le guste la granada que nunca ha probado y la guayaba que come todos los días. Que se acerque a las cosas por apetito y se aleje por repugnancia. A los maestros les diría que sepan descubrir y comunicar esta actitud. ¿Qué papel le confiere a los libros en la sociedad actual? Yo pienso que los libros tienen el papel más importante entre todos los instrumentos con que contamos para la continuidad de nuestra civilización, porque el libro es lo único que

¿Cómo definiría el género al que pertenecen sus novelas? Me costaba trabajo encontrar un término porque no son poemas en prosa, no son breves, sino que es una narración de largo aliento pero con una intensidad poética. Entonces, como está hecho de intensidades, lo llamé prosa de intensidades. ¿Para quiénes escribe? No puedo tener una imagen precisa del lector. Pero el tiempo me ha enseñado que mis libros son muy aceptados por mujeres. En gran parte porque he tratado de prestar atención a la naturaleza del deseo femenino pero también porque la mujer es mucho más sensible a lo que proviene d e

abre en el humano las dimensiones que nos hacen diferentes de los animales. No son los instrumentos. Son algo más que instrumentos. Porque los instrumentos son extensiones de nuestro cuerpo hacia fuera y los libros son extensiones de nuestro cuerpo hacia fuera y hacia adentro de nosotros mismos. Son los grandes instrumentos de lo posible, por lo tanto de la imaginación creativa. Sin libros no se demuestra que lo más rico de un país es su cultura. Lo mejor de México no es nuestra posibilidad de tener petróleo, o comercio con China o con Estados Unidos. Lo mejor de México es nuestra cultura. Es de lo que más nos podemos sentir orgullosos y lo que más vale porque nos hace ser distintos.


LEGAL

Bienvenido a Club de Lectores Club de Lectores constituye un sistema para la consecución de fines culturales donde se anima a descubrir y compartir el gusto por la lectura, facilitando la adquisición de buenos libros con la intención de formar e incrementar el acervo de las bibliotecas familiares.

Club de Lectores Revista trimestral Año 5 Núm. 20 Junio 2007

Club de Lectores trata de acercarse, particularmente, a personas o comunidades que en razón de su situación social, física o cultural no pueden acudir a otras instancias.

Director Ignacio Uribe Ferrari

En Club de Lectores trabajamos para procurarle una gran variedad de libros cuyas características —así como nuestras promociones— se dan a conocer en nuestra revista trimestral y en nuestra página web www.clublectores.com

Director Administrativo Miguel Echenique

Una vez que seleccione los libros de su agrado comuníquese al 01 800 001 5337 o ingrese a www. clublectores.com y utilice sus pesos/puntos para adquirirlos y recibirlos en el siguiente envío mensual. Al solicitar el canje, le sugerimos confirmar la equivalencia en pesos/puntos y la existencia de los libros elegidos, ya que éstas pueden variar sin previo aviso debido a cambios de políticas en las distintas editoriales que proveen a Club de Lectores. Asimismo, la presentación de los libros que usted reciba puede ser diferente de la que se muestra en esta revista, debido al frecuente lanzamiento de nuevas ediciones. Todo lo ofrecido en esta revista será válido únicamente del 1 de junio de 2007 al 31 de agosto de 2007. Para cualquier aclaración, o para realizar su canje de pesos/puntos, también puede recurrir a la sección "Use sus pesos/puntos" en www.clublectores.com Agradecemos su confianza y esperamos que disfrute de las excepcionales facilidades que Club de Lectores ofrece para hacer de la lectura una actividad de deleite familiar.

Coordinación del fondo editorial Virginia Krasniansky Corrección de estilo Sara Giambruno Información y textos Susana Garduño Soto Diseño y formación Pedro Zúñiga Montes Fotos Alberto Ruy Sánchez y fotografía digital César Herrera Vergara Editor responsable Nelson Uribe de Barros El contenido de las colaboraciones es responsabilidad exclusiva de sus autores.

HACIENDO MATEMÁTICAS Esta obra de la maestra Pilar Rodríguez es, esencialmente, como dice su Introducción, “un libro de apoyo didáctico para el maestro de primaria, que contiene una serie de actividades para implementar en el aula”. De una manera clara, práctica y sencilla, pero sólidamente fundamentada, hace propuestas metodológicas para abordar con éxito los contenidos programáticos de primaria establecidos por la Secretaría de Educación Pública. Para cada grado escolar, se incluyen también temas que no están en el Programa, lo que enriquece la propuesta. Editada por Signo Editorial, la obra se presenta en tres tomos impresos en tapa dura, papel interior de excelente calidad y a todo color. En el tomo 1, se adjunta un CD que contiene la presentación de la obra por parte de la autora, un breve análisis de cada tomo y el material didáctico empleado; éste, además, puede imprimirse para su uso en el salón de clases. Profesor Miguel Echenique Conti Director Administrativo 2

VERANO 2007

©Club de Lectores es una publicación trimestral editada por Edilar S.A. de C.V. con domicilio en Blvd. Manuel Ávila Camacho 1994, Desp. 403, Torre Ejecutiva Satélite, Tlalnepantla, Edo. de México, C.P. 54055. Teléfonos (01) 55 53 61 96 11, larga distancia sin costo 01 800 001 5337. Fax (01) 55 53 62 08 51. Correo Electrónico: club@clublectores. com, dirección en Internet: www. clublectores.com. Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 042002-090919153500-102. Número de Certificado de Licitud de Título: 12203. Número de Certificado de Licitud de Contenido: 8858. RFC: EDI000424HP8. Editor Responsable: Nelson Uribe de Barros. Edición computarizada: Edilar, S.A. de C.V. Impresión: Pressur Corporation S.A. Zona Franca Colonia Suiza, Ruta 53, Km. 120.500, Nueva Helvecia Departamento Colonia. Uruguay Teléfonos: 00 598 55 476 70 / 71 • informes@pressur.com


EDITORIAL

REFLEXIONES SOBRE LA LECTURA Hay muchas formas de lectura: Por ejemplo, la árabe y hebrea es de derecha a izquierda... La china y japonesa es de arriba abajo en columnas... Hay lecturas de códices diferentes de las lecturas de rollos... En el siglo XVI se desarrollan dos formas diferentes de leer la Biblia entre los eruditos judíos .Una que cultivaron las escuelas sefardíes de España y el Norte de África, que preferían resumir el contenido de un pasaje en vez de tratar de profundizar en los detalles que lo componían, concentrándose en el sentido literal y gramatical. Una vez leí que educar es mucho más que trasmitir conocimientos... Leer es mucho más que juntar letras y hacer oraciones... En una conferencia, la maestra Alma Carrasco comentó “que leer es una conquista que se avanza progresivamente...” Hay diferentes maneras de leer y la mujer, la madre, la maestra iniciadora es la que comienza con esta tarea, actividad, hábito, acompañamiento o goce... La madre, la maestra... las que guían... empiezan con canciones de cuna, con imágenes, con dibujos, con caricaturas e historietas... y así se van haciendo lectores... Michel Petit, otra gran promotora de la lectura, de origen francés, dice “que los lectores se construyen desde la casa con el juego, en la escuela y en la convivencia diaria...” En el libro Historia de la lectura, de Alberto Manguel, publicado por Joaquín Mortiz, leí información que no conocía, y como el autor es muy erudito en la investigación de la lectura y pone infinidad de ejemplos, me ayudó a entender que la historia de la lectura afortunadamente no tiene fin... Comparto los textos que me interesaron. Los ejemplos más tempranos de lectura en la Historia de la humanidad pueden haber sido percepciones auditivas más que visuales. La separación de las letras en palabras y oraciones tuvo lugar de una manera muy gradual. La mayoría de las escrituras muy antiguas, los jeroglíficos egipcios, la escritura cuneiforme sumeria, el sánscrito no usaban divisiones... Hasta bien entrada la Edad Media los escritores suponían que sus lectores oían el texto en vez de limitarse a verlos, de la misma manera que muchos pronunciaban palabras mientras escribían... Además, como eran relativamente escasas las personas que sabían leer, las lecturas públicas eran frecuentes y los textos medievales exhortaban a prestar oídos a un relato...

La otra forma de leer es la de los judíos askenazis, ubicados mayormente en Francia y Polonia; ellos analizaban cada versículo y cada palabra buscando todos los sentidos posibles. Kafka pertenece a esta última tradición... Kafka escribió en 1904 a su amigo Oskar Pollak: “Creo que sólo debemos de leer libros que muerdan y arañen. Si el libro que estamos leyendo no nos despierta como un golpe en el cráneo, ¿para qué molestarnos en leerlo? ¿Para que nos haga felices, como dices tú? ¡Cielo santo!, seríamos igual de felices si no tuviéramos ningún libro; los libros que nos hacen felices también podríamos escribirlos nosotros mismos si no nos quedara otro remedio. Un libro debe ser el hacha que quiebre el mar helado dentro de nosotros mismos”. En un diálogo entre San Agustín y Francisco Petrarca, el primero afirmaba: “Cada vez que leas un libro y encuentres una frase maravillosa que te conmueva o deleite, no confíes exclusivamente en el poder de tu propia inteligencia, sino esfuérzate en aprenderlas de memoria familiarizándote con ellas meditando sobre su contenido de manera que cuando te sobrevenga una aflicción muy profunda, tengas el remedio preparado como si lo llevaras escrito en la mente. Cuando encuentres pasajes que te parezcan de provecho, señálalos con claridad, lo que tal vez te sirva para expresarlos en tu memoria, no sea que de lo contrario se te escapen volando.” Lo que San Agustín sugiere en imaginación de Petrarca es una nueva forma de leer que no consiste en usar el libro como un apoyo para el pensamiento ni confiar en él como se confía en la autoridad de un sabio, sino extraer de él una idea, una frase, una imagen enlazándola con otra tomada de un texto distinto guardado en la memoria, uniendo el todo en reflexiones propias, para producir, de esta manera, un nuevo texto cuyo autor es el lector. Propongo que continuemos leyendo cada día con el fin de construir una sociedad de bienestar... Virginia C. Krasniansky vickyk@clublectores.com

CLUB DE LECTORES 20

3


E

l edificio en que se aloja la editorial Artes de México es un núcleo de sol, atraído por sus cristales, metales y piedra pulida hasta el filo del destello. Al subir sus escaleras, ya nos envuelve la metáfora del México ecléctico, colonial, indígena y posmoderno.

Ricardo Garibay (1923-1999)

En medio de esta bruma de tiempos sale a nuestro encuentro el doctor Alberto Ruy Sánchez, autor de Los Jardines secretos de Mogador y de una serie de novelas que están grabadas con el cincel del asombro en el muro del deseo.

Se escribe como se es

Estudió la licenciatura en derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde además ejerció la docencia en literatura. También fue jefe de prensa de la Secretaría de Educación Pública (SEP); conductor del programa Calidoscopio: Temas de Garibay en TV-Imevisión y presidente del Colegio de Ciencias y Artes de Hidalgo, en Pachuca. Ignacio Trejo Fuentes se refirió a la obra de Garibay en estos términos: Pese a la importancia de la obra de Ricardo Garibay, y a que siempre estuvo presente en librerías cobijada por editoriales prominentes, la crítica especializada puso muy poca atención en ella, acaso una reseña por aquí, una nota por allá pero, por ejemplo, no conozco libro dedicado a su análisis. ¿Las razones de ese aislamiento, del ninguneo? Quiero creer que en parte se debió al difícil carácter de Ricardo, quien solía despotricar contra todo, pelearse con todos a la menor provocación o aun sin ella: al final de su vida se quedó con escasísimos amigos —y lo lamentó en algunas entrevistas—: ¿quién quiere ocuparse de los libros de un “enemigo”? Lo mejor es el silencio. Ricardo Garibay —escribió Monsiváis en un periódico nacional— no obtuvo el reconocimiento como escritor, no perteneció a grupos culturales, no creyó en su generación literaria y no admitió la excelencia de otros escritores; sin embargo, fue un escritor en el sentido original del término.

Apuntó que el autor de guiones de cine, novelas, memorias y crónicas; amigo de presidentes de la República y políticos, y comentarista de radio y televisión fue, y lo sigue siendo, un escritor vehemente, desigual, admirable. La fuerza de esto último obliga al placer de leerlo y releerlo. Sin embargo, la mejor descripción de Ricardo Garibay la da él mismo en uno de sus libros autobiográficos, donde apuntó lo siguiente: Se escribe como se es. O sea, se escribe desde el temperamento y el carácter. Un hombre suave, suavemente habrá de escribir; y lo contrario un hombre aristoso. Y tanto, que si algún huracanado escribe con ternura es que la tiene en el alma, y el huracán como mera fachada; y será más fácil conocerlo por su estilo que por su conducta o lo que jure de sí. Colaboró en las revistas Proceso (de la que fue cofundador) y Revista de la Universidad de México, y en los periódicos Novedades y Excélsior. Fue becario del Centro Mexicano de Escritores, de 1952 a 1953, e ingresó al Sistema Nacional de Creadores Artísticos (SNCA), como creador emérito, en 1994.

El asombro es una dimensión de la vida que no tienen por qué negarnos. Nos quieren hacer pensar que lo importante es acumular conocimientos, cuando lo más importante es estar capacitados para reconocer el asombro, utilizarlo creativamente y saber compartirlo con los demás.

Ricardo Garibay

Los libros: extensiones hacia nuestro interior

PREMIOS OBTENIDOS: - Premio Mazatlán 1962, por Beber un cáliz. - Premio Nacional de Periodismo, 1987. - Premio al mejor libro extranjero publicado en Francia, 1975 por La casa que arde de noche.Premio Narrativa de Colima, 1989, por Taíb.

México D.F. Verano de 2007. Año 5 Número 20

E

ste escritor mexicano nació en Tulancingo, Hidalgo, el 18 de enero de 1923; falleció en 1999. Tuvo fama como periodista, guionista y narrador.

¿Qué es el asombro?

Alberto Alberto Ruy Sanchez

Sanchez

Atención a clientes: 01 800 001 5337 / www.clublectores.com

Los libros: hacia nuest

Club de Lectores 20 - Verano 2007  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you