Page 1

LOS FORROS

8/21/02

9:00 PM

Page 1

Homenaje a Octavio Paz Un homenaje realizado por reconocidos personajes a uno de los más grandes poetas del siglo XX: Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura 1990.

Pág. 9

Elena Poniatowska La piel del cielo, Premio Alfaguara de Novela 2001, y otros de sus títulos más conocidos.

José Saramago

Mexico D.F. Otoño de 2002. Ano 1 Número 1

Ensayo sobre la ceguera, una “ficción sobre la responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron”. Premio Nobel de Literatura 1998.

Pág. 15

Pág. 4

García Márquez Doce cuentos de su peregrinar por el mundo, germinados y madurados en la pluma de Márquez, Premio Nobel de Literatura 1982.

Pág. 8 01 800 31 222 00 w w w. c l u b l e c t o re s . c o m


Club ok parte 1 y 2

8/21/02

8:33 PM

Page 2

Club de Lectores Revista trimestral Año 1 Núm. 1 • Septiembre 2002 Director Ignacio Uribe Ferrari Redacción Susana Garduño Soto Coordinación del fondo editorial Virginia Krasniansky Butvinovsky

El Club de Lectores constituye un sistema para la consecución de fines culturales donde se anima a descubrir y compartir el gusto por la lectura facilitando la adquisición de buenos libros con la intención de formar e incrementar el acervo de las bibliotecas familiares. El Club de Lectores, particularmente, tratará de acercarse a personas o comunidades que en razón de su situación social, física o cultural no pueden acudir a otras instancias.

México, país de lectores La lectura es un componente fundamental de la educación y el desarrollo humanos. Amplía y profundiza el conocimiento, la forma de ver el mundo e integrarse a él, la comprensión de los procesos sociales; permite ver las necesidades y carencias de un país y de su gente; amplía los horizontes. Por medio de ella, del valor de la palabra escrita, el individuo puede acercarse a todas las disciplinas del conocimiento, a todas las actividades de la creación para su goce y apreciación.(*) (*) Programa Nacional de Cultura 2001-2006. La cultura en tus manos. Consejo Nacional para la Cultura en las Artes, México 2001, pág. 42.

Bienvenido al Club de Lectores Le damos la bienvenida a este sistema mediante el cual, entre otros beneficios, usted y su familia podrán formar una vasta y selecta biblioteca disfrutando de condiciones y facilidades únicas en México. Presentamos a continuación algunos de los beneficios y condiciones especiales que comenzará a disfrutar: a) Recibir mensualmente en su domicilio, por mensajería especializada, un paquete que contiene: 1. Un libro perteneciente a la colección Club de Lectores. 2. El último número de la revista Correo del Maestro. 3. Los libros de su elección obtenidos mediante canje por puntos acumulados. 4. Estado de cuenta de puntos acumulados y sus movimientos. b) Trimestralmente, en los envíos correspondientes a los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año, se incluirá un nuevo ejemplar de la revista Club de Lectores con la información actualizada del fondo editorial: más de 300 títulos, reseñas, características físicas y gráficas de las obras, fotografías, así como biografías y notas de los autores más destacados; todo con el fin de facilitar la selección adecuada de las obras de su interés. c) Elegir, entre tres opciones que se diferencian principalmente por la cantidad de puntos que se acreditan mensualmente en la cuenta:

Básica: Preferencial: Oro:

90 180 280

puntos puntos puntos

d) Atención personalizada por medio de nuestros representantes en las diferentes entidades federales, telefónicamente (sin costo) llamando al 01 800 31 222 00, por correo electrónico club@clublectores.com o por Internet en la página www.clublectores.com

Corrección de estilo María Jesús Arbiza Díaz Virginia Krasniansky Butvinovsky Manuel Munguía Castillo Diseño y formación digital Joaquín Echenique Ponce de León Rosa Elena González Cerón Martha Hernández Aranda Pedro Zúñiga Montes Fotografía digital Amilcar Venegas Cisneros Asistente general Elizabeth Hernández Amado Editor responsable Nelson Uribe de Barros

©Club de Lectores es una publicación trimestral editada por Edilar S.A. de C.V. con domicilio en Blvd. Manuel Ávila Camacho 1994, Desp. 403, Torre Ejecutiva Satélite, Tlalnepantla, Edo. de México, C.P. 54055. Teléfonos (01) 55 53 61 96 11, larga distancia sin costo 01 800 31 222 00. Fax (01) 55 53 62 08 51. Correo Electrónico: club@clublectores.com, dirección en Internet: www.clublectores.com. Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: en trámite. Número de Certificado de Licitud de Título: en trámite. Número de Certificado de Licitud de Contenido: en trámite. Reserva de la Dirección General de Derechos de Autor: en trámite. RFC: EDI940408HPA. Editor Responsable: Nelson Uribe de Barros. Edición computarizada: Edilar S.A. de C.V. Impresión: Gráficas Monte Albán S.A. de C.V., Emiliano Zapata 93, Col. San Juan Ixhuatepec, Tlalnepantla, Edo. de México.


Club ok parte 1 y 2

8/22/02

8:40 AM

Page 3

¿PARA QUÉ LEER?

¿Para qué leer? La transformación de la sociedad mexicana hacia una sociedad más abierta, plural, solidaria y democrática se basa en la clara idea de la necesidad de una mayor participación de sus miembros; una participación que, se espera y se exige, sea cada vez más informada. Por lo anterior, tenemos la certeza de que es imposible referirnos a los procesos de ciudadanización sin referirnos también al óptimo desarrollo de las competencias comunicativas —hablar, escuchar, escribir y leer—, a través de las cuales la ciudadanía expresa y construye sus necesidades, problemas y propuestas de solución. Hoy como ayer, sabemos que las sociedades que alcanzan niveles más altos de bienestar son aquellas en las que su población está incorporada a la cultura escrita, y hace de ésta un mecanismo y un vehículo indispensables para lograr un diálogo social tolerante y respetuoso. De ahí que el Programa Nacional de Educación 2001-2006 se plantee como prioritarios los esfuerzos dirigidos a los procesos de adquisición, desarrollo y fortalecimiento de las competencias comunicativas, enfatizando (al enfatizar la comunicación escrita) los hábitos y capacidades lectoras. Y que, al mismo tiempo, oriente y convoque a los sectores público y privado a confluir en dichos esfuerzos. Entonces, es necesario plantear y proponer estrategias y acciones novedosas que —reconociendo la importancia de la cultura escrita— generen espacios y ambientes dirigidos a la promoción de la lectura y la formación de lectores. Espacios y ambientes que, desde nuestra perspectiva, no habrán de limitarse a lo escolar sino extender sus beneficios a todos los ámbitos de la vida cotidiana de los actores y sujetos de la educación (alumnos, maestros y padres). Entre estas estrategias, destaca como elemento fundamental —por su indispensabilidad y potencial— la construcción de acervos de calidad; es decir, acervos cuya diversificación de contenidos y multiplicidad y pluralidad de temáticas atienda a las distintas áreas de conocimiento, disciplinarias y de interés social. Acervos que, por otra parte se entretejan de tal manera que sean útiles para propiciar el desarrollo de redes de lectores capaces de intercambiar sus búsquedas y experiencias, y cuya constitución nos muestre la incorporación del uso, producción y difusión cotidianos de los materiales escritos. Hoy pues, nos es indispensable crear, animar y participar en espacios tanto públicos como privados que realicen esfuerzos concretos y organizados para la formación —a corto y largo plazo de lectores— y la promoción de la lectura y la escritura. Ya que a tales esfuerzos subyace la respuesta a la pregunta que nos hiciéramos al inicio: ¿para qué leer? Leer, nos respondemos, para escribir, para —al leernos— vivir mejor y más informados, con más altos niveles de bienestar y posibilidades de elección, y con lazos sociales más sólidos y democráticos y posibilidades de encuentro que superen, incluso, nuestras fantasías. Valentina Cantón Arjona

3


LOS FORROS

8/21/02

9:00 PM

Page 4

Jorge Ibargüengoitia: los giros de su vida BASADO EN LA INVESTIGACIÓN DE ALFREDO BÁEZ DEL CASTILLO ...Crecí entre mujeres que me adoraban. Querían que fuera ingeniero: ellas habían tenido dinero, lo habían perdido y esperaban que yo lo recuperara. [...] Faltándome dos años para terminar la carrera, decidí abandonarla para dedicarme a escribir. Las mujeres que había en la casa pasaron quince años lamentando esta decisión [...] Más tarde se acostumbraron, escribió Ibargüengoitia. Se inscribió en la Facultad de Filosofía y Letras en 1951 para tomar las clases de teoría y composición dramática que impartía Rodolfo Usigli, quien lo marcó para siempre como escritor: –Su obra es rudimentaria y no tiene acción, sin embargo es evidente que tiene usted sentido del diálogo y es capaz de escribir comedia. –No sé que hubiera pasado si me dice "esto no sirve” [...] y por su culpa [...] fui escritor de teatro diez años. En 1961, Ibargüengoitia estaba desencantado del teatro. Sus montajes no tenían éxito y, para colmo, en una entrevista que concedió Usigli a Elena Poniatowska en 1961, en donde el dramaturgo cita a sus alumnos favoritos, no lo mencionó a él. El resentimiento de Jorge por no ser mencionado por su maestro fue demasiado. Cansado como estaba, decidió cerrar para siempre su carrera en dramaturgia con la obra El atentado. El atentado me dejó dos beneficios: me cerró las puertas del teatro y me abrió las de la novela. Al documentarme para escribir esta obra encontré un material que me hizo concebir la idea de escribir una novela sobre la última parte de la Revolución Mexicana basándome en una forma que fue común en esa época en

México: las memorias de un general revolucionario. Esta novela, Los relámpagos de agosto, fue escrita en 1963, ganó el premio de novela Casa de las Américas en 1964, fue editada en México en 1965, ha sido traducida a siete idiomas y en la actualidad, diecisiete años después, se vende más que nunca. Jorge Ibargüengoitia por fin había encontrado su medio para desarrollarse como escritor. Decía que él tenía facilidad para el diálogo, pero incapacidad para establecerlo con gente del teatro. A partir de esta fecha ganó todos los premios que existían en México para narrativa. Obtuvo también, dos veces, el premio cubano Casa de las Américas. Refugiado en su casa de Coyoacán, primero, y más tarde en París, se dedicó a escribir novelas. A fines de 1983 recibió una invitación para asistir a un encuentro de escritores en Colombia. Camino a ese destino, ocurrió un accidente fatal. A las ocho de la mañana del domingo 27 de noviembre de 1983, apenas ocurrida la desgracia del vuelo 081, México-Bogotá, de Avianca, se sabía ya que Jorge era uno de los muertos.

Club de lectores 01 - Otoño 2002  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you