Page 1

México D. F. Invierno de 2012. Año 12 Número 42

Tenemos que aprender a escuchar lo que sucede en el ámbito educativo

Sandra Lorenzano Atención a clientes: 01 800 001 5337 / www.clublectores.com

Sandra

E

n una mañana lluviosa de la ciudad de México entrevistamos a la escritora Sandra Lorenzano, en un espacio muy singular y especial, la librería El Péndulo de Polanco. ¡Gran cantidad de libros!, música de fondo, un péndulo que nos guiaba y el marco enorme y silencioso de los libros que nos cobijaban desde los diferentes estantes y en sus respectivas secciones.


Tenemos que aprender a escuchar lo que sucede en el ámbito educativo por Virginia Krasniansky

Sandra Lorenzano Sandra, me gustaría preguntarte y al mismo tiempo que nos cuentes a mí y a los maestros que son nuestro público mayoritario en Club de lectores: ¿quién eres? Sabemos que eres escritora, lectora, vicerrectora de la Universidad del Claustro de Sor Juana; pero sería mejor que tú te presentes. Primero quiero decir que estoy contenta porque podré decirle a los maestros que yo también soy maestra de corazón y en esta entrevista podré revelar que hace muchos años, casi treinta, que me dedico a la docencia. Vengo de una dinastía de maestros, mi abuela era una maestra de ésas que dejaban la vida en el aula y en la escuela. Yo me formé como educadora y después estudié literatura. Sigo vinculada a la docencia en diferentes niveles y con mucho compromiso desde diversos ángulos. Me encanta contagiar la pasión de lo que me gusta. Dice Gabriel Zaid “que la mejor forma de trasmitir la pasión por la lectura es el contagio”. Uno de los espacios privilegiados e importantes de mayor predominancia para contagiarnos con la literatura es, sin duda, el salón de clases. Seguramente en algún momento de nuestra vida tuvimos algún maestro o maestra que ha determinado nuestro camino en la cultura y en la literatura.

Mi primera maestra fue mi abuela. Yo tenía 5 años y me enseñó a leer y a escribir con un libro que se usaba mucho en Argentina que se llamaba UPA. Luego, en el año 1976 cuando llegué desde Argentina a vivir a México, tuve una maestra en el Colegio Madrid, Luz Fernández Gordillo, quien me hizo sentir en casa a través de la literatura. También ella, como lo hacía mi madre, nos leía entre otros a los poetas del exilio español. Descubrí que la literatura no es sólo lo que uno puede leer en soledad sino que también la palabra literaria me permitía construir un hogar. Luego me formé en la literatura como medio de vida y de expresión artística. En la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM tuve grandes maestros, de ésos que saben contagiar el amor por los libros: Luis Rius, María del Carmen Millán, Margo Glantz, María Luisa Capella, Angelina Muñiz-Huberman. ¿También te dedicas al periodismo cultural? Bueno todo es más o menos parte de lo mismo. Es parte de la obsesión de tener un hogar y a veces algunos libros me resultan más cercanos que las personas. La idea de contagiar esa pasión encuentra distintos caminos: puede ser el salón de clase, el radio o también el trabajo escrito en periódicos y revistas. Hago en un programa de

radio que se llama “En busca del cuento perdido” -parafraseando a Marcel Proust- y es el primer taller literario que se da en radio; lo hacemos en el IMER. También estoy en los medios escritos como El Universal, la Revista de la Universidad, la revista Sin embargo y el periódico Milenio, entre otros. Son los distintos caminos que encuentran la misma vocación, la escritura. Sé que esta entrevista tiene que ver con mi trabajo de escritora, pero soy de la idea que un escritor no se puede encerrar a escribir y punto. Yo siempre he realizado mi trabajo literario haciendo muchas otras cosas que de alguna manera se acompañan y se complementan. Cumplí treinta y seis años de vivir en México y siento que mi gratitud de vivir en este país puedo pagarla con mi trabajo a través de la palabra e integrándome a la realidad circundante. Comparto contigo la parte de “argen-mex” que nos identifica, como un calificativo particular de integración a la realidad mexicana. Veo que tus escritos tienen una gran cuota de nostalgia, de recuerdos, y que los trasmites de manera elocuente en tus libros. La memoria es un tema que te importa mucho. ¿Cómo quisieras rescatar y trasmitir, además de con la poesía? ¿Escribes para niños? Fíjate que nunca había escrito para niños pero ahora lo hice: hay un cuento mío en uno de los libros de lectura de secundaria de la SEP. Ahí aparece un personaje que se llama Rita la punk. Es una niña que en realidad se llama Rosario y odia que su mamá la llame Chaio. Ella conoce a un personaje maravilloso de la cultura del rock, Rita Guerrero, en realidad un homenaje a


a esa cantante de rock ¡tan famosa!, y por eso pide que la llamen Rita. Para el año próximo espero sacar una colección de libros de cuentos para jóvenes que tendrán como personajes a Rita y a Pancho, y ellos descubrirán el valor de la palabra y el valor de la poesía. Quisiera retomar tu pregunta sobre el tema de la memoria. Es uno de los temas que más me interesa a nivel consciente e inconsciente. Sí, me siento una sobreviviente de la dictadura argentina. Muchos de los muertos pertenecían a mi generación. Por lo tanto, creo que tengo una obligación ética de cuidar la memoria para homenajear a las víctimas de los distintos horrores de la historia. Entonces escucho que con los diferentes ejemplos que das tu forma de exiliarte y sentir la libertad es a través del lenguaje; preguntaría: ¿buscas en el lenguaje esa parte dolorosa del exilio? Sí, el lenguaje me ha permitido reunir esa cuestión que no sólo tiene que ver con el exilio sino con las cuestiones de desarraigo, de migraciones, de muchas coincidencias con los que nos hemos tenido que salir de nuestro hogar; más o menos pensamos lo mismo y sentimos igual. Todos tenemos ausencias dentro de nosotros y cuando hablamos de exilio estamos hablando de ausencias. Tenemos que pensar en cómo armamos nuestra memoria. Mis novelas son mis maletas de los recuerdos. Creo que hay que proteger la memoria. ¿Qué podemos cambiar a través de la literatura? Los que somos amantes de los libros y de la literatura es porque algo se ha transformado, algo ha cambiado dentro de nosotros mismos por medio de un poema o una historia. Para mí el tema de la memoria es el cruce o vínculo entre la historia personal y la historia grande compartida con mayúsculas. Pero también hay otro aspecto: el que tiene que ver con la posibilidad de reconstituir los lazos sociales a través del ejercicio de la lectura y la escritura. Hay experiencias maravillosas realizadas en comunidades que han pasado por situaciones de horror. Se trata de experiencias que muestran que es posible ayudar a la reconstrucción social por medio de la palabra literaria. Eso quiere decir que algo se puede cambiar a través de la literatura: en nuestro propio interior y en la relación con nuestros semejantes, y con nuestra realidad.

formación educativa democrática. Ahora, hablando como escritora, tenemos un compromiso ineludible y es aportar en el campo de la educación y escuchar. Debemos aprender a escuchar lo que sucede en el ámbito educativo. Para poder intercambiar hay que aprender a escuchar lo que allí está sucediendo. Respecto a las nuevas tecnologías creo que son herramientas que tenemos que aprender a aprovechar; son instrumentos facilitadores de lectura y de información; no son buenos ni malos por sí mismos. Lo importante es lo que la literatura nos dice, y no el soporte a través del cual recibimos su voz. Gracias por tu mensaje.

¿Qué nos puedes decir de tu última novela Fuga en mi menor? En este nuevo libro hay ausencias, amores, un homenaje a la música, curiosidad por el proceso creativo, y una sombra cuya historia hay que desentrañar. Una sombra que aparece en una vieja fotografía tomada en los años 40. A mí me gusta decir que la novela es la historia de esa sombra. También aparece un poeta que de alguna manera marca una línea a lo largo del texto. Se trata de Cesare Pavese, un poeta italiano cuya vida estuvo marcada por la lucha contra el fascismo. Él se suicidó y a mí ese hecho me conmovió mucho. Yo trabajé la novela con la traducción de Pavese que publicó la UNAM, hecha por un poeta mexicano llamado Guillermo Fernández, el mejor traductor mexicano del idioma italiano. Cuando preparé el texto para la presentación del libro me llegó la noticia de que el traductor había sido asesinado. Un crimen que todavía no se ha aclarado. Es nuevamente la Historia grande la que nos está marcando la vida íntima y la historia personal. Y ésos son algunos de los temas sobre los cuales yo escribo y re-escribo. Esto que me dices me gustaría llevarlo a dos instancias para mensaje a los maestros: las instituciones educativas y las nuevas tecnologías. ¿Crees que los esfuerzos de las instituciones educativas son suficientes para promover la literatura? Y, ¿las nuevas tecnologías apoyan en la formación de los nuevos ciudadanos? Qué bueno que usas la palabra ciudadanos, para mí es clave en esto. Las instituciones y las políticas educativas son imprescindibles pero no suficientes. Creo en la educación pública como un motor de desarrollo y transformación inigualable. Y ésta es la única garantía de

Sandra Lorenzano Fuga en mí menor Relato intenso lleno de imágenes que permitirán leer lo que no dice el texto pero que manifiesta la prosa. 137 págs. Nº 241043 169 puntos


Invierno 2012 Legal

Bienvenido a Club de Lectores Club de Lectores constituye un sistema para la consecución de fines culturales donde se anima a descubrir y compartir el gusto por la lectura, facilitando la adquisición de buenos libros con la intención de formar e incrementar el acervo de las bibliotecas familiares. Club de Lectores trata de acercarse, particularmente, a personas o comunidades que en razón de su situación social, física o cultural no pueden acudir a otras instancias.

Club de Lectores Revista trimestral Año 12 Núm. 42 Diciembre 2012

2

En Club de Lectores trabajamos para procurarle una gran variedad de libros cuyas características se dan a conocer en nuestra revista trimestral y en nuestra página web www. clublectores.com Una vez que seleccione los libros de su agrado comuníquese al 01 800 001 5337 o ingrese a www. clublectores.com y utilice sus puntos para adquirirlos y recibirlos en el siguiente envío mensual. Al solicitar el canje, le sugerimos confirmar la equivalencia en puntos y la existencia de los libros elegidos, ya que ésta puede variar sin previo aviso debido a cambios de políticas en las distintas editoriales que proveen a Club de Lectores. Asimismo, la presentación de los libros que usted reciba puede ser diferente de la que se muestra en esta revista, debido al frecuente lanzamiento de nuevas ediciones. Todo lo ofrecido en esta revista será válido únicamente del 1 de Diciembre de 2012 al 28 de Febrero de 2013. Para cualquier aclaración, o para realizar su canje de puntos, también puede recurrir a la sección “Use sus puntos” en www. clublectores.com Agradecemos su confianza y esperamos que disfrute de las excepcionales facilidades que Club de Lectores ofrece para hacer de la lectura una actividad de deleite familiar.

Información y textos Virginia Krasniansky

Director Ignacio Uribe Ferrari

Corrección de estilo Sara Giambruno Virginia Krasniansky Miguel Echenique

Director Administrativo Miguel Echenique

Diseño y formación Pedro Zúñiga Montes

Coordinadora del fondo editorial Virginia Krasniansky

Fotos Sandra Lorenzano Pedro Zúñiga Montes

Gerente de operaciones Esmeralda Ríos

Editor responsable Nelson Uribe de Barros

El contenido de las colaboraciones es responsabilidad exclusiva de sus autores. ©Club de Lectores es una publicación trimestral editada por Edilar S. A. de C. V. con domicilio fiscal en Av. Juárez No. 97 Altos 604, Col. Centro de la Ciudad de México, Área 7 Deleg. Cuauhtémoc, México, D. F., C. P. 06070, oficinas administrativas en Blvd. Manuel Ávila Camacho 1994, Desp. 103, Torre Ejecutiva Satélite, Tlalnepantla, Edo. de México, C. P. 54055. Teléfonos (01) 55 53 61 96 11, larga distancia sin costo 01 800 001 5337. Fax (01) 55 53 62 08 51. Correo Electrónico: club@clublectores. com, dirección en Internet: www. clublectores. com. Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2002-090919153500-102. Número de Certificado de Licitud de Título: 12203. Número de Certificado de Licitud de Contenido: 8858. RFC: EDI000424HP8. Editor Responsable: Nelson Uribe de Barros. Edición computarizada: Edilar, S. A. de C. V. Impresión: Pressur Corporation S. A. Zona Franca Colonia Suiza, Ruta 53, Km. 120. 500, Nueva Helvecia - Departamento Colonia. Uruguay Teléfonos: 00 598 55 476 70 / 71 • informes@pressur. com


Club de Lectores Nº 42 Editorial

El papel de los padres en la formación de un niño lector

M

uchas veces los padres solicitan de nosotros, los docentes, consejos para incentivar en sus hijos el gusto por la lectura y otras, simplemente, se resignan a decir que a los niños no les interesa leer. Es innegable que en esta época de videojuegos e internet resulta bastante difícil suponer que los alumnos, en especial siendo adolescentes, se refugien en los libros para buscar fuentes de entretenimiento o placer. El hábito de la lectura, como todo hábito, no se adquiere por arte de magia, sino que es el resultado de una serie de factores que interactúan en la creación de un ambiente propicio para la formación del niño lector. Y estos factores o condiciones determinantes, que enumeraré a continuación, deben nacer del seno familiar a) La presencia de libros en los hogares, como también su valoración y uso cotidiano, contribuye a establecer en el niño vínculos intrínsecos con el hábito de leer. Es natural que el pequeño empiece por imitar a sus padres, aunque tome el texto al revés, cuando éstos están leyendo. Los adultos, que dedican poco tiempo a la lectura, se encuentran en desventaja a la hora de exigir a sus hijos que se aboquen a ella. Por lo tanto, el primer paso para los padres es concientizarse sobre el valor del hábito de leer y, una vez logrado esto, tratar de servir de modelo a sus propios hijos. b) Aunque resulte difícil debido al ritmo vertiginoso en que actualmente se vive, es imprescindible que los papás dediquen parte de su tiempo a compartir los momentos de lectura con sus niños. En la infancia es necesario leerles con la mayor expresividad y elocuencia posible para que el pequeño, al escuchar, desarrolle su imaginación; más adelante, cuando el niño ya se ha convertido en un lector independiente bastará con participar o intervenir en comentarios que permitan corroborar si ha comprendido lo leído. Hay que tener siempre presente que la lectura, además de un hábito, es una actividad intelectual que se manifiesta claramente al interpretar el texto y reconstruir su significado. c) Es conveniente, además, destinar en la casa un espacio apropiado para los libros. Éste puede variar desde una valiosa biblioteca a una simple repisa. Lo importante es que los pequeños adviertan que estos huéspedes ilustres tienen su propio sitio en el hogar. d) Seleccionar los libros de acuerdo con el gusto y la maduración del niño es otro de los requisitos a tener en cuenta.

En la etapa preescolar son aconsejables los libros con coloridas y elocuentes ilustraciones, con textos rimados, de los que se desprenda cierta musicalidad y con frases reiteradas que estimulen la memoria del pequeño y le permitan incorporar nuevo vocabulario. Posteriormente, y en la medida en que el educando va creciendo, son apropiados los cuentos maravillosos poblados de hadas, duendes, etc., que despiertan en ellos su capacidad de asombro y su imaginación. Más adelante, entre los siete y once años, cuando el niño ya se desempeña como lector independiente, resultan apropiados los textos narrados, en los que abunda la fantasía mezclada con elementos moralizantes y de humor como las fábulas, los mitos, las leyendas. En la pubertad son recomendables las novelas de aventura, en las que el protagonista es un niño o un animal. También se sienten identificados con aquellas obras que reflejan su propia realidad. A partir de la adolescencia, además de los cuentos fantásticos y de ciencia ficción, otros géneros despiertan el interés de los jóvenes. Artículos, revistas, fascículos referidos a distintos temas se convierten en el centro de sus lecturas. Cabe destacar que en la selección de las obras debe siempre prevalecer el gusto de los niños. La lectura tiene que resultar una actividad formativa y placentera; jamás, en el ámbito hogareño, debe ser tomada como un hecho obligado o impuesto como castigo. e) Deseo dirigir esta última reflexión a todos los papás amigos de internet. Tengan siempre presente que la base del aprendizaje es la lectura. Hay que procurar que internet no cambie el hábito de los niños ni tampoco el de los adultos. Son indiscutibles las ventajas que este medio ofrece, pero también deben advertir que la información que se puede bajar sólo es provechosa si se interpreta correctamente. Un buen lector logra esto fácilmente. Por otra parte, es conveniente que los papás controlen la información a la que puedan acceder sus hijos, ya que no todo lo que se encuentra en la red está destinado a ellos. Susana B. González Autora: Susana B. González, susyg@arnet.com.ar, D.N.I.11650085, Profesora de Enseñanza Media y Superior en Letras, Docente en el Nivel Secundario y Terciario de la Provincia de Mendoza; Argentina. Coordinadora de Talleres de Redacción Administrativa para el personal de empresas en el ámbito estatal y privado.

http://www.educar.org/articulos/roldelospadres.asp

3


Ernesto de la Peña Muñoz (1927 - 2012 )

E

rnesto de la Peña Muñoz fue escritor , lingüista, políglota,

director del Centro de

académico y erudito mexicano.Ingresó a la Facultad de

Estudios de Ciencias

Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de

y Humanidades de la

México (UNAM), en donde cursó la carrera de Letras Clásicas, estudiando a los filósofos presocráticos, filosofía de la ciencia, idioma

Fundación Telmex Fue nombrado miem-

árabe, sánscrito y lingüística indoeuropea. En su alma mater fue

bro de número de la

traductor de griego y latín. Realizó estudios de sánscrito y chino

Academia Mexicana

en El Colegio de México, en la Escuela Monte Sinaí de idioma

de la Lengua el 14 de

hebreo y de forma independiente realizó estudios de lenguas

enero de 1993, e in-

occidentales y orientales para lograr el conocimiento de treinta y

gresó el 18 de junio de

tres idiomas. Fue un estudioso constante de los textos bíblicos.

ese año ocupando la

Fue traductor oficial de la Secretaría de Relaciones Exteriores y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Colaboró como tal, en el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y en el Tribunal Fiscal de la Federación. Incursionó en la televisión cultural participando en varios canales, siendo conductor titular de programas en el Canal 22. Su afición y gusto por la ópera, lo llevó a realizar transmisiones por radio en la estación Opus 94 del Instituto Mexicano de la Radio y a realizar comentarios para el Metropolitan Opera House. Como escritor colaboró con varios diarios y revistas y fue nombrado Premios y distinciones:

• Premio Xavier Villaurrutia, por la obra Las estratagemas de

silla XI. Fue miembro

Ernesto de la Peña

correspondiente de la Real Academia Española desde el 12 de noviembre de 1993. Fue miembro del Consejo de Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes y miembro del Consejo Consultivo del Archivo General de la Nación. El 25 de octubre de 2007, la Academia efectuó una ceremonia en el centro de cultura Casa Lamm para rendir homenaje a sus miembros octogenarios: Guido Gómez de Silva, Margit Frenk, Ernesto de la Peña y Ruy Pérez Tamayo Fue miembro honorario del Seminario de Cultura Mexicana. Falleció el 10 de septiembre de 2012

• Medalla Mozart en 2012. • XXVI Premio Internacional Menéndez Pelayo en 2012.

Dios en 1988.

• Medalla conmemorativa por los 3000 años de Jerusalén otorgada por la embajada de Israel en México.

• Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Lingüística y Literatura otorgado por el gobierno federal de México, en 2003.

• Premio Internacional Alfonso Reyes otorgado por el Conaculta, el INBA, la Sociedad Alfonsina Internacional, el gobierno del estado de Nuevo León, y las editoriales Siglo XXI y Castillo en 2008.

• Medalla al Mérito Ciudadano Benito Juárez García entregada por Convergencia en octubre de 2009.

• Premio Nacional de Periodismo “José Pagés Llergo”, en su modalidad de publicación o programa cultural por radio, por sus programas de radio Al hilo del tiempo, Música para Dios y Testimonio y celebración en 2009. http://es.wikipedia.org/wiki/Ernesto_de_la_Pe%C3%B1a

Entre sus publicaciones se encuentran:

• • • • • •

Las estratagemas de Dios Las máquinas espirituales El indeleble caso de Borelli Kautilya, o el estado como mandala Mineralogía para intrusos Los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan traducción directa del original griego.

• El centro sin orilla • Las controversias de la fe • La rosa transfigurada

Club de Lectores 42 - Invierno 2012  

Sandra Lorenzano

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you