Issuu on Google+

La Gaceta de Chozas Asociación Cultural Chozas de la Sierra JUNIO 2009

Número 18

Ejemplar gratuito

DÉCIMO ANIVERSARIO

¡Cumplimos 10 años y estamos francamente orgullosos de ello!


Asociación Cultural “Chozas de la Sierra” Plaza de la Villa, 18 - primer piso 28791 Soto del Real Equipo de Redacción:

En este número

Ana Aranda Marian Lorenzo Vivi Castañares Barsén Valdecantos Raquel G. Rojas Celia Núñez Irene Regidor Colaboran en este número: Manuel Román Carlos Robledo María Eisenhuth Máximo Aláez José Neila Sol Román Nacho García Alma Neila Daniel Ramos Yanilda Reynauld

3

Editorial

4

Hablemos de asociacionismo

6

Así nació Chozas

8

Lo que fuimos... y lo que somos

11 Vivencias infantiles 13 Velocidad vs. desaceleración: la búsqueda del equilibrio 15 Entrevista a doña Encarnación Rivero (Alcaldesa de Soto del Real)

Inés Trenado

16 Rutas de Campo

Junta directiva

18 El Día del Libro

Ana Aranda Ángeles González Irene Regidor Fernando Romero Ignacio de la Riva Elena Peiró Mª José Bernabé Marisol García Juan Barrado Publicidad en La Gaceta

20 Teatro de Bolsillo 21 Habla, pueblo, habla 22 Entre pucheros 23 Programa de Actividades 24 Concierto Poético y premios del Certamen de Poesía

91 847 73 54 (Vivi) La Gaceta de Chozas no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus colaboradores Nº Depósito Legal: M-30603-2009 Tirada: 600 ejemplares

Imprenta: Grupo MundoPrint Impreso en papel 100% reciclado


Echar la vista atrás...

C

uando comenzamos, la mayoría de nuestros hijos eran muy pequeños, hoy son adolescentes o se van aproximando a esta etapa. En el trayecto han ocurrido muchas cosas buenas, otras no tanto, ausencias, caras nuevas, etc. En definitiva, lo que se espera de una Asociación como ente dinámico que es. Se sabe cuándo comienza, pero no tiene fecha de caducidad mientras los intereses y objetivos de sus miembros actúen de nexo de unión.

Tenemos 10 años y estamos francamente orgullosos de ello porque no es fácil que un grupo de personas que coinciden en un momento determinado de su trayectoria vital (1999) con el objetivo de dinamizar la vida cultural y social de un pequeño municipio, continúen una década después liderando esa misma iniciativa, sumando año tras año nuevos miembros y manteniendo inalterable el germen que la fundó. Desde estas páginas, queremos agradecer sinceramente el entusiasmo y el trabajo desinteresado de los miembros de ese grupo iniciador. Algunos han continuado formando parte de la Asociación hasta hoy y otros lo dejaron por razones diversas, no sin antes haber dejado su huella imborrable como la elaboración de los estatutos, la creación de la lista de correo, los inicios de esta revista que hoy tenéis en vuestras manos, las salidas a la sierra para aprender a conocer, respetar y disfrutar de su entorno, etc. Algunos tan sólo tuvieron una presencia testimonial y puntual, y muchos otros nos hemos ido incorporando con el paso del tiempo, haciendo nuestro ese espíritu activo y participativo que ellos habían plantado, emprendiendo juntos nuevas actividades. Os diré que no siempre es fácil llevar a cabo las iniciativas que surgen. El entusiasmo y el esfuerzo por sacarlas adelante es inquebrantable, pero no basta. Todos podéis entender que para llevar a buen término muchos de los proyectos que habéis visto y en los que habéis podido participar, hay que contar con un presupuesto y por ello son tan importantes las ayudas y subvenciones públicas. El Ayuntamiento de Soto nos concede cada año, previa presentación del proyecto de actividades a realizar, una

subvención que lleva congelada más de 3 años en 2.600 €. Son muchas las actividades que se organizan desde la Asociación que precisan una ayuda suplementaria: concursos literarios (cuentos infantiles, de adultos o de poesía), teatro de bolsillo, los actos en conmemoración del Día del Libro, talleres creativos, etc., y todo ello tiene un coste, no sólo humano sino también económico, que entre todos, y porque es beneficioso para el conjunto de los habitantes de nuestro pueblo, tratamos de sacar adelante. La escasez de medios económicos ha provocado que actividades como el teatro de bolsillo, las exposiciones en torno al Día del Libro o los talleres creativos, como el de cine, hayan dejado de realizarse; y otras pueden comenzar a sufrir estas carencias. Hemos recibido ayudas del Ministerio de Cultura para realizar actividades como el Teatro de Bolsillo1 o las relacionadas con el fomento de la lectura, de la Dirección General del Bibliotecas de la Comunidad de Madrid, y nos las va suprimiendo nuestro Ayuntamiento. Desde hace dos años, por ejemplo, se nos ha denegado la ayuda que recibíamos para poder llevar a cabo los concursos literarios que, como todos sabéis, llevan una trayectoria de varios años y con un éxito de convocatoria en auge. ¿Podremos seguir adelante sólo a fuerza de entusiasmo y dedicación? Será difícil, pero lo seguiremos intentando. Nos queda la satisfacción de que muchas de nuestras iniciativas se han ido asentando en nuestro municipio y así, actividades como las que se desarrollan en torno al Día del Libro y que nosotros pusimos en marcha allá por el año 2002, con nuestro pequeño trueque (celebrado en el único espacio en el que se nos permitió: la entrada a la piscina y a los salones Prado Real), un taller de elaboración de cuentos y una exposición sobre los orígenes de la escritura en el mundo (celebrados ambos en los citados salones), actualmente se han transformado en un evento en el que participan otra asociaciones, las librerías de Soto y el propio Ayuntamiento. Realidad innegable y positiva de nuestra aportación a la vida cultural del municipio. ¡FELIZ ANIVERSARIO!

1. El año pasado tuvimos que rechazarla al no ser suficiente para poder desarrollar la actividad, dado que el Ayuntamiento no pudo aportar lo que venía otorgando para el mismo fin en los años anteriores.

3


Hablemos de asociacionismo…. Las asociaciones constituyen un medio de sumar esfuerzos y compartir ideales a través de las respuestas colectivas. Un instrumento de participación ciudadana con continuidad y proyección en la sociedad al contribuir a crear opinión pública y conciencia colectiva.

E

l concepto de asociacionismo implica la unión voluntaria y libre de personas físicas o jurídicas para orientar su actividad hacia un fin común o hacia la satisfacción de determinadas necesidades sectoriales o territoriales.

Su evolución en España

Una de las claves fundamentales, puesto que determinarán el éxito o el fracaso de una asociación, es la actitud de sus componentes. Si el proyecto se construye desde el inicio sobre la confianza y el compromiso de los miembros, éste tiene muchas posibilidades de prosperar.

El “estado del bienestar”, que se extiende por las democracias europeas después de la Segunda Guerra Mundial, no llega a España hasta finales de los años 70. Así, durante cuatro décadas posteriores a la Guerra Civil se produce una total paralización de las formas de participación “no oficiales”.

Por otra parte, si una asociación pretende tener continuidad en el tiempo, para conseguir los objetivos que se ha propuesto, tiene que abordar la cuestión de su organización (estatutos, registros, reparto de tareas, financiación, etc.).

Hacia los años 60, comienzan a surgir algunos tímidos intentos de participación social y en el año 1964 la Ley de Asociaciones da ciertas posibilidades, aunque muy limitadas, a la constitución de asociaciones.

Las asociaciones reivindican legítimamente las ayudas de las administraciones, pero por otra parte, y de manera igualmente legítima, quieren mantener su libertad para elegir las acciones que realizan. Al mismo tiempo, el Estado intenta que la iniciativa social se convierta en un instrumento de su propia política social.

A mediados del siglo XIX, el asociacionismo pasa a ser un elemento fundamental para la clase obrera y una de sus reivindicaciones más habituales y permanentes.

En los años 70, en un contexto social de fuerte movilización sociopolítica, se registró un gran auge de los movimientos ciudadanos, suponiendo un protagonismo importante de la participación ciudadana. Se participaba en la fábrica, en la escuela, en la universidad, en los barrios… (Colectivo IOE 1989)1. A partir de 1977 se produce una crisis general en los movimientos sociales,

En los años 70 se registró un gran auge de los movimientos ciudadanos.

ya que se vacían de contenido al canalizarse las reivindicaciones sociales a través de los partidos políticos. Los ciudadanos comienzan a sentirse representados por las nuevas instituciones, especialmente a partir de la elección de los primeros ayuntamientos democráticos. En los 90 se produce un rebrote del movimiento asociativo, principalmente debido al ascenso del asociacionismo entre los jóvenes y básicamente por su afiliación a organizaciones deportivas, de carácter social, educativo y artístico. Según López de Aguileta2, descienden las asociaciones creadas para resolver problemas y aumentan aquéllas destinadas a satisfacer los intereses de sus miembros. También emergen con fuerza otros valores sociales alternativos, en torno a los cuales se aglutinan nuevas propuestas colectivas: movimientos verdes o ecologistas, defensa de la paz, movimientos por la objeción de conciencia..., movimientos de solidaridad con las causas más variadas.

La Asociación Cultural “Chozas de la Sierra” Y en este animado contexto, al final de la década de los 90, surgimos nosotros, la Asociación Cultural Chozas de la Sierra, con unas inmensas ganas de cubrir muchos frentes que considerábamos “dormidos” en nuestro pueblo, como se puede observar en los fines que hicimos figurar en nuestros estatutos.

1. COLECTIVO IOE: Participación ciudadana y voluntariado social. Madrid, 1989. 2. LÓPEZ DE AGUILETA DÍAZ: “Estado, Sociedad Civil y Procesos de Participación”. En: El Voluntariado en la Animación sociocultural. Editorial Popular; Madrid, 1990.

4


Desde entonces han transcurrido ya 10 años. Una década entera en la que hemos crecido, se nos han sumado nuevos socios, tanto a nivel individual como familiar, otros nos han dejado por circunstancias diversas..., pero desde luego estamos seguros de haber evolucionado sin perder de vista las nuevas situaciones sociales, políticas y económicas de nuestra realidad más inmediata. Por supuesto, nuestros hijos e hijas han ido creciendo con nosotros y se les han sumado algunos más. De igual manera, la población de Soto del Real también ha crecido en edad y en número (somos un 69% más), y esperamos que la actitud activa, reivindicativa, constructiva y participativa en la sociedad de la Asociación

Cultural Chozas de la Sierra haya contribuido y siga contribuyendo a mejorar en muchos aspectos la sociedad que nos ha tocado vivir. Por: Marian Lorenzo

Algunos fines de la Asociación Cultural Chozas de la Sierra (extracto de los estatutos) A.- Promover el desarrollo perdurable y equilibrado de la zona que incluye el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y su área de influencia. B.- Promover actividades culturales de todos los habitantes del Area, y en especial de los habitantes de Soto del Real. C.- Organizar conferencias, coloquios, cursillos y reuniones de carácter literario, artístico o cultural. D.- Organizar concursos literarios, de pintura, dibujo y otros aspectos de la cultura. E.- Organizar exposiciones artísticas. F.- Organizar actividades de promoción y difusión de la lectura, el libro y las letras españolas, así como del teatro y la música. G.- Promover una revista de carácter cultural y social que recoja las inquietudes de los habitantes del Área.

5


Así nació Chozas Asociacionismo independiente

U

na bolita corre a toda velocidad por el canto de una ruleta, siempre en sentido contrario al giro de los números, la fuerza centrífuga va cediendo y la bolita se precipita al centro, se golpea con fuerza contra cada pieza del endiablado artilugio del azar y… ¡Quince, negro, impar! – ¡Premio! – ¿Cómo que premio? – Quince, negro, impar… – ¡Pero si se te había olvidado apostar! Nuestras vidas suelen estar dominadas por rutinas de las que es difícil salir. Oímos pero no escuchamos, miramos pero no vemos y, sobre todo, andamos en círculos y convivimos con el miedo a desviarnos, no vaya a ser que nos tropecemos con una nueva y desconocida piedra. Preferimos otro batacazo con nuestra vieja piedra de siempre. En algún sitio he oído una frase que dice: “no estás deprimido, estás distraído”.

Chi Kung en medio de la naturaleza era una delicia, pero cuando llegó el invierno, se acercó al Ayuntamiento a demandar una sala para poder practicar. La persona que entonces era Concejala de Cultura le negó la sala porque la solicitaba a título personal y era necesario hacerlo en nombre de una asociación. Ahí atamos cabos: “¡Claro! Había que ser como los enanos de Manhattan si queríamos conseguir algo”. Una palabra empezó a cobrar especial significado: “asociacionismo”.

Manifestación ciudadana en 2004 a favor de la declaración de la Sierra de Guadarrama como parque nacional.

A veces buscada, a veces casual y caprichosa, una realidad desconocida se nos planta en medio del camino. Si la ignoramos, nada cambia, si nos fijamos en ella, nos arrea una sacudida y nos lanza a una órbita superior, a disfrutar de sensaciones nuevas, a enseñarnos a mirar con otra óptica, al menos durante una temporada. En la primavera de 1992 presencié en Manhattan un paro en todos los ascensores de los rascacielos. La asocia-

6

ción de enanos de Nueva York había denunciado a los fabricantes porque, al haber desaparecido la figura del ascensorista, ellos no llegaban a pulsar los botones. La justicia admitió la denuncia por motivos de discriminación y la ciudad se paralizó hasta que cambiaran los ascensores o pusieran ascensoristas. En un día estaba solucionado el conflicto. Me sorprendió la fuerza con la que defendía sus intereses una asociación cívica.

Una palabra empezó a cobrar especial significado: “asociacionismo”.

Años más tarde nos vinimos a vivir a Soto. La vida en un pueblo nos sugería cambios de conducta. Mi mujer empezó a practicar Chi Kung, una disciplina oriental de meditación, con un monitor que conocimos aquí. Durante la primavera y el verano, hacer

Para entonces ya habíamos trabado amistad con otras mentes inquietas del pueblo con las que compartíamos intereses, teníamos hijos de las mismas edades, y veíamos con preocupación las carencias de un municipio que ya sentíamos como nuestro: el colegio público estaba saturado, no había instituto ni centro de salud, la oferta cultural, deportiva y de ocio era precaria o inexistente y lo más preocupante, la pasividad de nuestros gobernantes era manifiesta.

En ese clima nació la Asociación Cultural Chozas de la Sierra en noviembre de 1998, con ganas de cambiar las cosas, con propuestas, con trabajo y sobre todo con el deseo de compartir experiencias aprovechándonos mutuamente de la gran diversidad cultural, profesional e ideológica de sus socios. En un principio, Chozas de la Sierra despertó recelos y dudas entre los grupos políticos y otras asociaciones tradicionales, ya establecidas en el


cuenta de que en nuestra asociación tenía que caber todo y se impuso una máxima que ha pasado a ser la única premisa ideológica que sigue presente.

“A limpiar el mundo ” Actividad de la Asociación en 2003.

pueblo, porque éramos inquietos, buscábamos estar presentes en todos aquellos foros en los que hubiese algo que decidir, ofrecíamos una alternativa y éramos independientes. Se nos tachó de grupo político encubierto y eso provocó que muchos no quisieran acercarse a la asociación y que otros, que estaban dentro, decidieran abandonarla.

guien o de algo: de un dios, de un gurú, de un líder político o de una marca de ropa. Eso son opciones personales. En Chozas de la Sierra lo tenemos claro, dependemos de los socios.

El adjetivo “independiente” resulta molesto e incomprensible para muchos. Parece que, como grupo, estamos en la obligación de depender de al-

Chozas de la Sierra son sus socios, sus doscientos y pico socios, así de simple. Pero al mismo tiempo así de eficaz. Desde el principio nos dimos

Cuando alguien hace una pregunta, por ejemplo: “¿Por qué no hacemos tal o cual actividad?”, se le suele responder a la gallega: “¿Cuándo empiezas? Vamos, busca medios, pide ayuda, organízalo, ponle fecha y seguro que allí habrá un montón de gente dispuesta a disfrutar de tu propuesta”. Eso es precisamente una asociación independiente, la que allana el camino para que los individuos lleven a cabo sus iniciativas por deseo propio, sin tener que rendir cuentas a nadie.

El adjetivo “independiente” resulta molesto e incomprensible para muchos.

Esta apuesta que hicimos en noviembre de 1998 la hemos ganado. No será la última. ¿Qué te apuestas? Por Manuel Román

7


Lo que fuimos... Actividades en nuestros inicios

E

n los inicios de nuestra Asociación, no teníamos un duro para hacer ninguna actividad. No es que ahora tengamos mucho, pero entonces la situación era penosa. Sentíamos la necesidad de hacer actividades de todo tipo: culturales, gastronómicas, lúdicas, ambientales… muchas iniciativas y pocas posibilidades. Pero al mismo tiempo, para que aquello funcionase era necesario contar con una sede. ¡Nuestra ruina económica! La subvención recibida del Ayuntamiento ha sido bien escasa desde el comienzo, si consideramos que teníamos que costearnos un local para poder reunirnos y echar a andar.

: 19 9 9 r i m e r l e p ece r ceta a p A la Ga e d o r núme ozas h de C

Cuando surgía una iniciativa, siempre se preguntaba al tesorero la manera de financiarla y la respuesta era la misma: no hay dinero. Llegamos a la conclusión de que no nos habíamos constituido en una asociación para no poder hacer nada. Las propuestas había que llevarlas a cabo como fuese, con dinero o sin él, y una de las primeras actividades, barata, lúdica e instructiva, fue la de organizar marchas campestres por la zona. Como ya había personas que la conocían más o menos bien, se ofrecieron a hacer de guías y, a partir de ahí, se iniciaron actividades en la naturaleza de todo tipo: senderismo, marchas en bicicleta, sendas micológicas… Estas pro-

8

puestas eran fáciles de llevar a cabo: nuestras patitas para caminar, nuestra bici para rodar y un bocata. Además, y si era necesario, nuestros coches para acercarnos al lugar de partida. También era fácil hacer viajes culturales; utilizando y compartiendo nuestros vehículos privados organizamos salidas de fin de semana a lugares de interés paisajístico o histórico: el Alto Tajo, los Arribes del Duero y Portugal, el valle de la Vera, el hayedo de Tejeda Negra, el Monasterio de Piedra y Alhama de Aragón, Bilbao para ver el Guggenheim, Arnedillo y otros lugares de la Rioja. Esta actividad se ha continuado haciendo hasta el presente. Hicimos cursos de cocina, iniciados en un principio con la ayuda de una socia profesional de la biococina, y continuados después con las aportaciones que cada uno de nosotros tenía a bien enseñar. Entre los miembros de Chozas hay auténticos cocineros amateurs que continúan compartiendo sus artes culinarias, y ahora también sus propios fogones, con los menos duchos. Estábamos abiertos a todas las iniciativas, ya que nuestro lema era y sigue siendo: “el que lo dice, lo hace”. De una necesidad de crear ocio productivo para nuestros pequeños hijos y

Sendas micológicas

otros niños de su edad, y ciñéndonos a esta filosofía, surgieron los talleres de creatividad que organizábamos los propios socios. Tuvimos que echar mano de nuestros conocimientos y habilidades para llenar de contenido aquellos talleres: cocina, cestería, modelado, pintura, títeres, murales colectivos, vídeos, ritmo y movimiento, teñidos, telares… e incluso salimos un par de veces “a limpiar el mundo”, formando parte de un programa ambiental mundial que consistía en mejorar nuestro entorno. Los talleres cesaron cuando agotamos nuestras posibilidades sin repetirnos y sin cansar a los infantes. Hacia el segundo año de nuestro recorrido, montamos conferencias en los salones de Prado Real: “Temas de hoy”, contando con personas que generosamente se ofrecieron a compartir sus experiencias vitales o sus visiones técnicas sobre temas de interés, como Manuel Fernández, sobre los conflictos en Palestina; Silvia Carrasco, sobre La Modernidad y Posmodernidad; Raquel González (de los Servicios Sociales de la Mancomunidad Las Cañadas); Javier Benayas, sobre calentamiento global… Esta actividad se ha dejado de realizar hace unos cuatro años, pero no se descarta que se retome más adelante. Capítulo aparte


merece nuestro certamen teatral “Teatro de Bolsillo”, que nos costó tanto poner en marcha. Algunas actividades que se iniciaron en los comienzos han sido sustituidas por otras que siguen dinamizando la vida social y cultural de la Asociación Chozas de la Sierra y, por ende, la del pueblo, como es el caso de nuestra “Gaceta de Chozas”, que transmite información tanto de nuestras actividades como sobre la vida local.

: 2001 eco mos e c a s h de la o Nos z n e omi uto del c nstit I l e d en rada obras t n e la e la y de nto d e i m a on il. funci nfant I a l Escue Aunque tuvimos intereses literarios desde el comienzo, y los llevamos a cabo con unas tertulias semanales, no ha sido sino hasta la mitad de nuestra andadura cuando la literatura ha ido ganando relevancia en nuestras prioridades. Se empezó muy pronto, convocando un concurso de cuentos infantiles entre los escolares de la localidad, y su éxito fue tal, que nos animó a crear un certamen de relato breve para adultos y, en los dos últimos años, unos encuentros poéticos, todos ellos con sus correspondientes galardones. El Día del Libro se empezó a celebrar en Soto gracias a nuestra organización del Trueque de Libros y de los talleres que impartían generosamente algunos de nuestros socios como Cristina Minguillón, que nos ha brindado también la oportunidad de disfrutar de excelentes exposiciones relativas al mundo de los libros. Aunque ha habido épocas más productivas que otras, este proyecto cultural,

gracias al optimismo y entusiasmo de un amplio grupo de socios que no han dejado que cunda el desánimo ante las vicisitudes, es una realidad hoy día más viva y dinámica que nunca. Por: Vivi Castañares

…y lo que somos. La actualidad de nuestra Asociación Cuando aterricé en la Asociación, allá por 2003, lo hice de una forma peculiar. Enviando un cuento al Primer Certamen de Narrativa. No sólo no me lo premiaron ¡ilusa de mí! sino que, por un traspapeleo, ni siquiera se leyó. Me pidieron disculpas, sintiendo la pérdida de mi maravilloso manuscrito y me aconsejaron que me presentara al siguiente certamen. Sin más. Y esto fue el acicate que me impulsó a hacerme socia. Qué contrasentido ¿no? En realidad fue aquella entrega de premios, sin alharacas ni engreimiento alguno y en un marco de camaradería y buen hacer perfectos, lo que me convenció. Ya tendría ocasión de escribir algo nuevo más adelante.

Taller de telares

surgido otras que llenan la vida de la Asociación. Grosso modo, así están las cosas actualmente. Con las Tertulias quincenales se puede disfrutar de un ilustrado viaje a la Antártida, a las selvas amazónicas o a la Mezquita de Córdoba, llevados de la mano de algunos de nuestros sesudos co-socios que nos hacen vivir sus investigaciones como si camináramos a su lado; catar unos buenos vi-

La literatura ha ido ganando relevancia en nuestras prioridades: concurso de cuentos infantiles, certamen de relato breve para adultos y encuentros poéticos. De entonces al momento presente, la Asociación Cultural Chozas de la Sierra ha pasado a ser una parte importante de mi actividad en este bendito pueblo. Chozas ha crecido, se ha hecho adulta impulsada por ese grupo de entusiastas colaboradores que la atienden, y yo estoy encantada de tener por amigos a esa tropa que me contagia su dinamismo y alegría. Como ha dicho Vivi más arriba, algunas de aquellas actividades no están, de momento, y sí en cambio han

nos recomendados por los mejores enólogos, ¡ave, magíster Carlos!, tomar especialidades culinarias elaboradas por los socios o simplemente reír un rato, que es sanísimo. Las salidas culturales a museos, teatros, conciertos, exposiciones… el Madrid de los Austrias, el Thyssen, el Prado, La Cubana, Boadella, el Auditorio..., te ponen al día de lo que se cuece por ahí fuera.Los viajes te pueden llevar a visitar a los abuelos de Atapuerca, los cerezos del Jerte, Córdoba o La Rioja.

9


2007: En Atapuerca conocimos al: Homo Antecessor, homo heidelbergensis y homo sapiens, nuestros abuelos.

Con los concursos de cocina puedes quedar boquiabierto de cómo cocinan y emplatan algunos. Y aprender con ellos, porque les encanta enseñar. Lo de emplatar se dice mucho últimamente, sobre todo en la tele, ¿verdad? Las marchas, ya sean en bici o senderismo, te oxigenan el cuerpo y el espíritu. Tenemos unos guías muy marchosos y unos andarines que no se arredran ante nada inesperado, ya sean escaladas, fragosidades o contrariedades meteorológicas. Con los campeonatos de tenis o mus, pones a prueba tu temple y poderío. En Chozas hay verdaderos fiebres en ambos deportes. La “Gaceta de Chozas”, ésta que ahora mismo estáis leyendo, va por su número 18 y, en ella, a lo largo de estos diez años, se han tocado muchos y muy variados temas: sociales, de actualidad o de nuestro municipio, escritos por personas que se han prestado a colaborar con nosotros o por los propios socios. La Gaceta está abierta a todos los que vivimos en Soto y desde aquí os invito a participar.

10

Mención especial merece la sección literaria. Esta actividad ha conseguido un auge importante desde que se inició allá por el año 2002. A los Certámenes de Narrativa han concurrido escritores no sólo de Soto sino de diversos puntos de nuestra Comunidad Autónoma y, a día de hoy, algunos de aquéllos son novelistas de éxito que publican y firman en las distintas Ferias del Libro que se celebran a lo largo del año. En noviembre pasado, y en un acto variado y ameno, se falló el V Certamen de Narrativa Chozas de la Sierra, en el transcurso del cual se entregaron los premios a los galardonados.

Hubo música, charlas y una estupenda intervención de la escritora Inma Chacón, que nos deleitó con su conferencia-coloquio “El cuándo, el cómo y el por qué del contador de cuentos”. Terminó la fiesta con un cóctel-cena en los Salones del Hotel Prado Real. Este mes de abril hemos celebrado el VII Concurso Infantil de Cuentos. Cada año aumenta el número de colegiales que concurren a este certamen y para la Asociación es otro motivo de alegría ver cómo los niños saben plasmar en unos cuantos folios su imaginación desbordante con cuentos llenos de fantasía, ingenuidad y, en algunos casos, con una gran carga de realismo actual. El 25 de abril, todos los que formamos Chozas nos volcamos para que, como cada año y ya van siete, con motivo del Día del Libro haya una fiesta general en la Plaza: el Trueque, talleres, lectura y entrega de premios a los alumnos que, a juicio del jurado, escribieron los mejores cuentos, son algunas de las actividades que ofrecemos.

Llevamos tres años editando las historias ganadoras de los distintos Certámenes que organiza Chozas y ¿qué mejor fecha que el Día del Libro para hacer entrega de un ejemplar a los que supieron crearlas? También se celebró nuestro II Certamen de Poesía. Fiesta poética en la que los sonetos y actuaciones musicales llenaron la noche haciendo que todo el público, artistas y profanos, se divirtieran durante las dos horas que duró el acto. Se entregaron los premios a los mejores poetas y sé que muchos de los asistentes se hicieron el buen propósito de ser parte activa del espectáculo el próximo año. Y yo que lo vea.

: 2002 solas a l a s o a lizam oto y S Movi e nes d junto ciacio iento y, am impia ayunt vecinos, l la os e de u q con l r a el P mos eda Fresn

Y para terminar, la pregunta del millón: ¿por qué una Asociación Cultural como la nuestra se mantiene viva a pesar de las dificultades económicas y los contratiempos que han ido surgiendo en su larga trayectoria? Pues muy fácil. Porque tenemos la suerte de contar entre nuestros socios con un grupo de gente entusiasta cuyo leitmotiv es hacer que Chozas sea un referente social y cultural no sólo en Soto sino en toda la zona de la Sierra. Mis mejores saludos. Por Ana Aranda


Vivencias infantiles ¡Cómo hemos crecido! a lo largo de todos estos años fue el taller de cine, cuando hicimos nuestro propio cortometraje. Nos lo pasamos en grande y experimentamos en nuestras propias carnes lo que es grabar una toma veinte veces y que a la número veintiuno te des cuenta de que tenía que llevar un papel en la mano y tengas que grabar la toma veinte veces más. Y también recuerdo una noche que tuvimos que quedarnos hasta muy tarde en la calle grabando una escena, a todos se nos caían los ojos de sueño.

Mural pintado por los niños de la Asociación en el colegio Virgen del Rosario.

E

stamos sentados los chavales en una mesa cercana a la de nuestros padres para cenar con motivo de las fiestas navideñas. – ¡Jo, cuánto tiempo sin reunirnos todos! Parece que somos de nuevo pequeños. ¿Os acordáis de cuántas veces habremos compartido comida y actividades a lo largo de estos años? –dice alguien.

– Sí, y vaya aventuras que hemos vivido. Me acuerdo del día en que fuimos todos con las bicis a Guadalix y a mi madre se le ocurrió coger un atajo. Nos saltamos una valla y nos metimos en una finca para después proseguir todo recto por el camino. Pero resulta que aunque no lo vi-

mos en un principio, dentro de la finca había ganado bravo. Mientras nosotros entramos tranquilamente, éste se alteró y nos hicieron una emboscada. ¡Cómo daban vueltas a nuestro alrededor! Nos quedamos quietos e intentamos que no cundiera el pánico. Y, pese al miedo, cuando se alejaron un poco avanzamos despacito hasta llegar a la valla para poder salir al camino. Finalmente llegamos sanos y salvos a Guadalix, pero a más de uno todavía le tiemblan las piernas al recordar esta experiencia.

– Yo tengo muy buen recuerdo de los talleres de manualidades para niños, fueron muy divertidos y didácticos. Aprendimos a hacer pan, cestas de mimbre, decoración de marcos, cometas y muchas cosas más. Cada domingo por la mañana, durante dos años, estuvimos apren-

– Son tantas que casi no podría recordarlas todas. Aunque una de las cosas que más me ha gustado de todas las actividades que hemos hecho

“En una excursión en bici nos saltamos una valla y nos metimos en una finca donde había ganado bravo”.

En el Taller de Cine rodamos nuestro propio corto: “La huella roja”.

11


gen del Rosario. Cada uno de nosotros tenía que pintar dos caras de niños o niñas a su gusto, tuvimos que subirnos en la escalera para las caras que iban más arriba. Pero el resultado fue fantástico: había niños blancos, negros, amarillos, naranjas e incluso alguno azul, creo recordar. Durante mucho tiempo este mural fue nuestro orgullo y adornó el patio de nuestro colegio hasta que una mano de pintura beige y sosa lo hizo desaparecer.

Algunos de nuestros chavales en la actualidad.

diendo nuevas manualidades ayudados por los mayores. Nos lo pasamos genial. Uno de mis talleres favoritos fue pintar un mural de caras en una pared de mi colegio, el Vir-

12

– Los buenos recuerdos de la Asociación son muchísimos pero, por ejemplo, cuando fuimos a un pueblo cerca de Portugal es uno de los mejores. Hicimos entre bastantes niños que fuimos una cabaña en un pequeño parque del pueblo. Al volver al albergue confundimos a una de las chicas con una estatua, y nos asustamos muchísimo al ver que estaba moviendo el pie. También recordamos las excur-

siones que hicimos allí; cuando estábamos muy cansadas, uno de los mayores nos cogía de la mano y nos distraía cantando con nosotras. O también cuando fuimos a Cuacos de Yuste (Extremadura) que todos los niños nos bañamos en un río y uno se cayó a una parte llena de barro. – Yo, al igual que te pasa a ti, también tengo muy buen recuerdo de aquel taller de cine que hicimos hace unos cuantos años y se lo agradezco mucho a todas las personas que lo hicieron posible. Nos enseñaron una pequeña parte de lo que es ese arte con el cual se ganan la vida, al tiempo que lo disfrutan.

¡GRACIAS CHOZAS! Por: Sol, Nacho, Alma, Daniel, Yanilda e Inés.


Velocidad vs. desaceleración: la búsqueda del equilibrio

E

n este número de nuestro décimo aniversario, me gustaría reflexionar sobre los cambios que ha experimentado la comunicación social, individual y de grupo a lo largo de estos últimos años. Por un lado, en nuestra Asociación, hemos pasado de un grupo reducido de amigos que se comunicaban a través del teléfono y de encuentros directos, a una Asociación muy articulada, con miembros activos, socios e interesados, unidos por una lista extensa de correos electrónicos. Cualquier persona de esta lista puede mandar fácilmente un mensaje a todos los demás. Las actividades las proponen y organizan varias comisiones y la convocatoria se hace a través de la lista de correo. Las fotos de las actividades las pueden ver todos cómodamente en facebook, desde casa, en el momento que más convenga. Es decir, una parte de nuestra comunicación de grupo se ha hecho más rápida y más extensa. La ventajas de estas formas de comunicación son obvias, pero me gustaría no dejar de lado los efectos colaterales de la creciente rapidez en la comunicación y en nuestra vida diaria en general.

La aceleración de la vida diaria (laboral, política, social, etc.) nos exige vivir cada vez más deprisa. Recibimos cada vez más información, tenemos que reaccionar cada vez a más estímulos, tenemos cada vez más deseos materiales que queremos satisfacer y más lugares que todavía no hemos visitado... Según el sociólogo alemán Hartmut Rosa, la aceleración es una consecuencia directa de la secularización. Con la pérdida de la fe en una vida después de la muerte sólo nos queda esta vida, e in-

riencias porque estamos siempre al acecho del próximo evento que promete ser más intenso y maravilloso. La aceleración es, también, una característica inherente a la modernidad, al deseo de poner todo el universo, sea material, social o espiritual, en movimiento. Es un leitmotiv de la modernidad; incluso Goethe, el poeta y científico alemán, habló ya del “carácter velociférico” (esta palabra es una creación que fusiona las palabras “veloz” y “lucifer”) de su tiempo.

Nos da pánico la certeza de la muerte, y la aceleración nos ofrece un sustituto de la vida eterna. tentamos que sea eterna mediante cada vez más experiencias, eventos y velocidad. Quizás por ello espacios como Second Life o los chats y communities ganan cada vez más adeptos, porque nos dan la sensación de vivir más. Nos da verdadero pánico la certeza de la muerte, y la aceleración nos ofrece un sustituto de la vida eterna. El tiempo se ha convertido en un bien escaso y perdemos las verdaderas expe-

Pero, actualmente, estamos llegando a un punto peligroso. Las materias primas se gastan demasiado rápido para poder reponerse, los cambios tecnológicos se producen de forma tan rápida que la gente no puede asimilarlos al mismo ritmo. La presión sobre los seres humanos de estar al corriente se vive con estrés, y muchas personas relatan su sensación de tener que correr cada vez más deprisa sólo para guardar su sitio, sin moverse hacia delante. Los seres humanos nos estamos acelerando, aprendemos a hacer varias cosas a la vez (multitasking), pero no lo suficiente para las exigencias cada vez mayores y de los cambios cada vez más rápidos. Sólo algunas élites llegan a ser lo suficientemente flexibles para poder responder a las exigencias del ser flexible, pero, casi siempre, estas personas tienen un fondo de inestabilidad. Si todos fuéramos flexibles, ya no habría sociedad, porque la sociedad necesita cierta estabilidad, compromiso y constancia.

Página de la Asociación en Facebook.

La organización capitalista de la economía acorta el tiempo: “el tiempo es di-

13


nero”, y con esta lógica, la aceleración y la eficiencia trascienden el ámbito económico y van dominando, cada vez más, todo el ámbito vital (familia, pareja, niños, amigos), imponiendo allí las reglas del aprovechamiento económico. Así, sólo respondemos a lo urgente o a lo más urgente y nos olvidamos de lo importante, tanto en el ámbito del trabajo como en el ámbito privado. Según Hartmut Rosa, la promesa de la modernidad, de que la riqueza y el desarrollo técnico nos harían felices, no se ha cumplido. Los cambios siempre producen estrés, sobre todo si sentimos que no somos los dueños de di-

En la Asociación tratamos de disfrutar de nuestras propias “islas de desaceleración”

como la insistencia y la constancia son contrapuntos frente al cambio perma-

Las amistades y los lazos que se han ido creando a lo largo de todos estos años son muy reales, no sólo virtuales.

chos cambios, sino las víctimas. Si tenemos que cambiar cada vez más deprisa para adaptarnos al mundo que nosotros mismos hemos creado, algo falla. El problema no es que carezcamos de respuestas a estos hechos, sino que ni siquiera nos hacemos preguntas acerca de ello. ¿Qué podemos hacer para contrarrestar esta evolución? Según Hartmut Rosa, hay que crear “islas de desaceleración” en la vida diaria. Características

14

nente. Recomienda deshacerse de la televisión, ya que nos quita mucho tiempo a diario. En nuestra Asociación, se combina la comunicación rápida y moderna con el trabajo de las comisiones, que no prescinden del encuentro directo para preparar actividades, y con el sabio disfrute de las “islas de desaceleración”, por ejemplo, las tertulias, cocinar juntos y excursiones al campo o a la ciudad. Y las amistades

y los lazos que se han ido creando a lo largo de todos estos años son muy reales, no sólo virtuales. Para terminar, un poema de Juan Ramón Jiménez que puede hacernos reflexionar acerca de la velocidad y la aceleración:

¡No corras, ve despacio Que adonde tienes que ir es a ti solo! ¡Ve despacio, no corras, que el niño de tu yo, recién nacido eterno, no te puede seguir! Juan Ramón Jiménez

Por: María Eisenhuth


Entrevista a doña Encarnación Rivero (Alcaldesa de Soto del Real) Como se puede ver, este decimoctavo número de “La Gaceta de Chozas” está dedicado íntegramente a la celebración de los diez años del nacimiento de la Asociación Cultural Chozas de la Sierra. Un monográfico sobre cómo se gestó una primera idea que, desde tiempo atrás, rondaba en la mente de algunos y de cómo, gracias al empeño y dedicación de aquellos pioneros con voluntades creativas y sociales, se pudieron asentar las bases para fundar una asociación que fuera punto de referencia cultural en nuestro pueblo. Son diez años de anhelos, vicisitudes, alegrías, empeño y sobre todo camaradería, los que han hecho que nuestra Asociación esté, a día de hoy, fuerte, joven y con más vigor que nunca.

R

epasando la historia de esos inicios, he encontrado que nuestra alcaldesa, Encarna Rivero, figura entre aquéllos que firmaron los Estatutos de Chozas. Unos Estatutos muy pensados y elaborados, que fueron aprobados el día 5 de febrero de 1999. Estas personas aunaron sus inquietudes con la aspiración de conseguir llevar a cabo unas actividades que hasta ese momento no cubrían las expectativas de un determinado núcleo de población. Hace diez años de todo eso. Hoy la Asociación Chozas de la Sierra es una realidad que sigue creciendo día a día y con un gran peso cultural entre los sotorrealeños. Lo cuento como pura anécdota ya que, en seguida, Encarna Rivero dejó Chozas.

Señora Alcaldesa, ¿qué inquietudes te movieron entonces para asistir a las primeras reuniones en las que se gestó la Asociación Chozas de la Sierra? Como bien decís, fuimos un grupo de personas que aunamos nuestras fuerzas para fundar, entre todos, una asociación cultural cuyo propósito era satisfacer las inquietudes de un determinado núcleo de nuestra población, que fuera capaz de llevar a cabo diferentes actividades que cubrieran

Encarnación Rivero, Alcaldesa de Soto.

unas expectativas sociales y culturales diversas. Personalmente, siempre he sido una persona activa e inquieta y cuando se me presentó la ocasión de formar parte de ese proyecto inicial, me encantó la idea y no lo dudé. Afortunadamente, nuestro primer granito de arena sirvió para mucho y hoy, tras diez años ya, cualquier persona de Soto conoce la Asociación Chozas de la Sierra. ¿Crees que nuestra Asociación ha cumplido las expectativas que se plantearon en el momento de su formación? Una asociación está compuesta por personas y las personas tenemos nues-

Han sido diez años de trabajo, de empeño, de ilusiones y sin duda hoy la Asociación forma parte de la vida social y cultural de nuestro municipio. Ahora, ya desde la Alcaldía ¿qué aspectos de la Chozas actual ves que inciden más en la parte cultural de nuestro pueblo? Creo que es importante que el pueblo cuente con un espacio cultural más en el que, tanto jóvenes como mayores, puedan sentirse identificados y puedan acceder a una variedad de actividades a gusto de todos. La cultura y el ocio saludables son uno de los propósitos más importantes de esta alcaldía. En este sentido, la Asociación ha colaborado con la Concejalía de Cul-

“Chozas se ha convertido en un referente cultural para Soto del Real”. tra personalidad. La diversidad de todas esas personalidades es lo que da riqueza y variedad. Pues bien, después de diez años de vida cargados de eventos y actividades sociales y culturales y de la participación activa de muchas personas a lo largo de estos diez años, Chozas se ha convertido en un referente cultural para Soto del Real.

tura en el fomento de campañas que propicien el hábito de la lectura, en la celebración del Día del Libro, etc… Y para terminar, ¿para cuándo contaremos con un amplio espacio cultural en el que tengan cabida todas aquellas asociaciones de Soto que llevan a cabo las actividades que

15


dinamizan la vida social y cultural del pueblo? Ya está en marcha el proyecto para la creación de nuestro Auditorio. Tenemos ya un espacio localizado para su futura ubicación y, si todo va bien y sigue su curso, pronto nuestro municipio contará con el espacio cultural que merece, un centro moderno, innovador y con mayor capacidad, para todos los ciudadanos de Soto y sus alrededores que quieran disfrutar aún más de la cultura.

Bien es verdad que la época de crisis actual que estamos atravesando hace que proyectos tan costosos como el Auditorio Municipal de Soto del Real exijan que se haga de forma escalonada. Este es un proyecto de la Comunidad de Madrid y, por lo tanto, es el Gobierno Regional quien debe acometerlo. Para finalizar, me gustaría felicitar a la Asociación Chozas de la Sierra por su décimo aniversario y enviar un cariñoso saludo a todas aquellas personas que han colaborado con la Asocia-

ción desde sus inicios hasta la actualidad. Muchas gracias. Señora Alcaldesa, Encarna Rivero, gracias por dedicarme parte de tu valioso tiempo contestando a mis preguntas, surgidas ante la sorpresa que me causó ver tu nombre reflejado en los Estatutos de la Asociación Cultural Chozas de la Sierra, a la que me encanta pertenecer y que, en estos momentos, me toca presidir. Con mis mejores deseos. Ana Aranda

Rutas de campo Del Monasterio de Yuste a Cuacos de Yuste por la falda de Tormantos.

P

or esta vez vamos a dejar nuestra querida Sierra de Guadarrama para trasladar nuestra ruta a las estribaciones de Gredos, exactamente a la Sierra de Tormantos, lugar elegido por el último emperador de Europa para terminar sus días. Carlos V llegó primero a Jarandilla y tres meses después a Yuste, tras haber pronunciado la famosa frase, “No pasaré otro puerto sino el de la muerte”, al alcanzar con muchos dolores el Puerto de Tornavacas en el valle del Jerte.

: 2003 o. c no se Vera ciones ic ua Restr de ag o m u s OS ! al con LVIDEM OO ¡NO L

Nuestra andadura primaveral se inicia en la carretera que va de Cuacos de Yuste al Monasterio del mismo

16

Las rutas por el campo son una de las actividades más antiguas de nuestra Asociación.

nombre, junto a la valla del Cementerio de los Alemanes (curioso cementerio donde están enterrados 182 soldados alemanes muertos en aguas o tierras españolas durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial). Tras una empinada cuesta de unos 500 metros, nos encontramos con una pista que tomaremos a la dere-

cha en dirección a Aldeanueva de la Vera, desde donde iremos divisando el pueblo de Cuacos de Yuste gracias a que las incipientes hojas de los robles no ocultan el horizonte. Caminaremos entre retamas florecidas, genistas blancas y amarillas que nos hacen pensar que estamos en el jardín silvestre de alguna gran finca.


hacia Cuacos de Yuste y, de frente, una aspada señal amarilla y blanca que indica no seguir el camino que traemos. Haciendo caso omiso a la cruzada señal, continuaremos de frente porque nosotros nos dirigimos hacia el siguiente pueblo, para llegar finalmente a Cuacos de Yuste más tarde. Pasaremos el término municipal de Cuacos atravesando una puerta de alambres junto a un tenao (antigua casita para refugio de pastores) derruido.

Un momento en la ruta de Cuacos.

Junto a las retamas encontramos torviscas, gamones, cantueso y algunas matas de brezo que nos harán olvidarnos de la fatiga que suponen las cuestecitas que vamos salvando.

Tras patear otra media hora aproximadamente veremos una pista que baja muy empinada alejándose de la falda de la montaña por la que veníamos. Esta pista nos llevará en otra media hora hasta la carretera EX 301, en un agradable paseo atravesando fincas de cerezos, higueras y

Pasaremos el término municipal de Cuacos atravesando una puerta de alambres junto a un tenao (casita para refugio de pastores) derruido. A los tres cuartos de hora de caminar veremos una indicación a la derecha

castaños, que siguen pareciendo jardines enormes, ahora bien roturados

: 2005 ecinos 00 v de 1.0 con sus s á M onen . se op PGOU l a s firma

y ornamentados con lilos y lirios a lo largo de las veredas. Cruzaremos la carretera y seguiremos de frente por el camino que, sorteando fincas de cerezos, nos sacará a la llamada Ruta del Emperador que viene desde Aldeanueva de la Vera y a la derecha conduce a Cuacos de Yuste, nuestro destino. Siguiendo entre fincas de cerezos y olivos habremos llegado a nuestra meta en otros tres cuartos de hora, tras habernos sentido al igual que quien anduvo por este camino hace cinco siglos, emperadores y emperatrices de nuestros sentidos por el disfrute que nos han proporcionado la olorosa retama, las níveas flores de cerezo, la juguetona brisa, los canturreos de los carboneros y el ulular del búho. Por: Vivi Castañares

17


El Día del Libro Celebración y entrega de premios

D

e nuevo la Asociación Cultural Chozas de la Sierra se puso en marcha. Un año más ese grupo de entusiastas que no dudan en poner todo su empeño en que la fiesta del Día del Libro sea cada vez mejor, inició su labor y tras varios días de intenso trabajo, idas, venidas, acuerdos y buen humor, el pasado veinticinco de abril fue la puesta en escena.

Los protagonistas fueron los libros y los niños. Lógicamente, los protagonistas fueron los libros y los niños; el escenario, como siempre, la Plaza del Pueblo; los decorados, las carpas, unos originales expositores de lapiceros gigantes y carteles que anunciaban la fiesta; de extras, todos aquellos que pululaban por el entorno, contando con la colaboración especial de un grupo de personajes de cuentos infantiles que con sus historietas hicieron las delicias de los más pequeños.

Éxito de público frente a la caseta de la Asociación en la celebración del Día del Libro.

La iluminación corrió a cargo de un espléndido sol mañanero.

pios marcapáginas y libritos para pegar en la nevera. Gracias, chicas.

Bajo las carpas, montones de libros infantiles, juveniles y de adultos esperando cambiar de mano para que otros ocupen su espacio.

Se hizo entrega del tercer volumen recopilatorio a los premiados el año pasado tanto en Narrativa, Poesía o Cuento Infantil. Y, como remate, la

El Trueque, tan unido a la Asociación, cada año congrega más público.

El Trueque, tan unido a la Asociación, cada año congrega más público que, con sus ejemplares bajo el brazo, se acerca deseoso de intercambiarlos por otros. Y lo logran.

Varias actividades organizadas en el Día del libro; arriba: caseta infantil del Trueque; abajo: lectura de cuentos.

18

El “Cuento continuo” y “El libro en blanco” han estado allí para que los asistentes fueran escribiendo en ellos sus historias. Mención honorífica para las Artesanas de Acarte, quienes con sus asombrosas habilidades enseñaron a la chiquillería a crear sus pro-

entrega de premios a los ganadores del VII Concurso Infantil de Cuentos.

: 2002 la amos z n e l Com ón de i c a r celeb l Libro e Día d


Ilustración

: 2003 rso concu os r e m i nt Pr e cue d l i t infan

Han sido muchos los escolares que nos enviaron sus originales. Cada año mejora el nivel de los participantes y cada año es más difícil para el Jurado discernir quiénes serán los premiados. Sin embargo, tras muchas deliberaciones, siempre tenemos que llegar a un acuerdo y, para aquellos que no estuvieron en la fiesta, ahí van los nombres de los agraciados en las distintas categorías: Narrativa •Primer premio: “El caballero solitario”, de Millán Martín Santos. •Segundo premio: “El tesoro de la vida”, de Iosu de la Fuente. •Accésit: “El tesoro del castillo”, de Alejandro Cabana Suárez. •Mención especial: “Ana y la piedra de la vida”, de Henar Martín Santos.

•Primer premio: “Luna nueva”, de Irene Herrero. •Mención especial: “El bosque de tus sueños”, de Alba Montejano. Es de rigor nombrar de forma especial a Manuel del Valle, quien, desde que se inició este certamen de cuentos, ha sido un asiduo concursante, estando siempre sus trabajos entre los tres primeros puestos. Felicitaciones.

Desde aquí nuestro agradecimiento al Ayuntamiento de Soto y a nuestros colaboradores: librería Érase, escuela de hípica El Soto, Acarte y papelería Copial. Gracias a todos. Y hasta aquí la crónica de una fiesta que hace disfrutar a los chavales y nos hace sentir chavales a los que ya no lo somos.

Gracias a la colaboración de Acarte los niños aprendieron a crear marcapáginas y otros bonitos recuerdos.

: 2004 er l prim a e s o cam ativ Convo n de narr e m certa

¡Hasta el próximo Día del Libro! Por: Ana Aranda

19


Teatro de Bolsillo El porqué de su cese

D

urante cinco años, nuestra Asociación ha hecho un laborioso trabajo para poder ofrecer en nuestro pueblo un festival de teatro digno. Lo llamábamos “de bolsillo” por lo limitado de los espacios de los que disponíamos para las representaciones, no por la calidad. Entre las personas que se implicaron en esta aventura, hay que destacar a José Luis Herreros, que fue el creador del proyecto; a Manuel Román, que se convirtió en el alma de éste; e incluso yo mismo ayudé en lo que pude para hacerlo posible.

Juntos nos estrujamos el cerebro, año tras año, para poder ofrecer en Soto del Real una muestra variada del teatro que se hace hoy en día. Nos financiaban la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Soto del Real. La Comunidad empezó fuerte, pero su ayuda fue bajando poco a poco. El Ayuntamiento también empezó fuerte, pero no pudo seguir. Y así, año tras año, tuvimos que ir suprimiendo funciones hasta que el año pasado se nos planteó la duda de dar una sola función o suspender. Se decidió esto último.

Cartel que anunciaba la Primera Muestra de Teatro de Bolsillo en Soto.

No obstante, seguimos creyendo que el proyecto merece la pena. Este año hemos vuelto a pedir subvención a la Comunidad de Madrid. Ya veremos el resultado. El Ayuntamiento no tiene presupuestado nada en este momento, pero estoy seguro de que de alguna manera nos ayudará.

Representación de “El Quijote”.

20

Esperemos que, después de cinco años, no nos veamos obligados a tener que bajar el telón definitiva-

: 2003 de estra illo I Mu bols o de r t a e t

mente y podamos volver a ofrecer a nuestro pueblo un modesto, pero digno, festival teatral. Por : Carlos Robledo


Habla, pueblo, habla Agresión al parque del río vas, la acampada desordenada de los feriantes en julio y agosto, los vertidos para desecar las zonas de humedal, etc., se une ahora la mordida para realizar una ampliación del aparcamiento para vehículos. Un aparcamiento que es: a) innecesario en esa zona; b) agresivo para el parque; y c) contradictorio con las declaraciones de las autoridades. Es innecesario porque existe suficiente espacio de aparcamiento en esa zona del pueblo; a no ser que se pretenda desplazar hacia esta zona los vehículos que proceden de las urbanizaciones o de otros municipios.

El Parque del Río en una foto tomada en 2002.

V

iene a decir un viejo aforismo oriental que aquello que la sabia naturaleza tarda miles de años en edificar o moldear puede ser destruido por la miopía humana en unos pocos días. Y, desgraciadamente, en forma irremediable. Soto es un municipio con un entorno natural que aún puede considerarse envidiable si lo comparamos con otros municipios próximos de la Sierra de Guadarrama. Deberíamos cuidarlo como un espacio privilegiado para el

disfrute y como un patrimonio común a defender. Un ejemplo paradigmático de espacio a proteger es la vieja fresneda del Parque del Río. Por su proximidad al casco urbano o por una falta de conciencia de su valor como espacio natural, la fresneda viene sufriendo agresiones que reducen progresivamente su espacio y van haciendo desaparecer fresnos centenarios. A la ampliación de la escuela infantil, la autorización para realizar dentro del mismo todo tipo de actividades agresi-

La fresneda ve progresivamente reducido su espacio y desaparecen fresnos centenarios. Es agresivo porque el espacio que ahora utilizan los peatones (la acera) va a ser ocupado por los vehículos produciendo un aumento de la contaminación y el ruido en el mismo (y eso si no desaparece ningún fresno, como sí ocurrió con la ampliación de la escuela infantil). Contradice lo aprobado en el Plan de Movilidad Interurbana Sostenible que,

21


según la propia web municipal, representa una nueva política que quiere dar preferencia a peatones y ciclistas frente al vehículo privado, moderar el tráfico rodado en el casco urbano o racionalizar el uso de aparcamientos con el fin de ganar espacio para el peatón (sic). O pensamos desde la óptica del desarrollo de medidas para una movi-

lidad sostenible o pensamos desde la óptica del fomento del vehículo particular. Se mire como se mire, la única lógica de este aparcamiento es la del vehículo privado: más espacio para el coche en el casco urbano. Vecinos de la zona, preocupados al ver que se realizan en el parque intervenciones tan poco meditadas, hemos re-

gistrado escritos en el Ayuntamiento pidiendo que se reconsideren estas obras, sin obtener ninguna respuesta hasta el momento de redactar esta nota. Parece claro pues que, o los vecinos nos movilizamos en su defensa, o podemos ir sacando fotos si queremos recordar dentro de unos años cómo era la fresneda de Soto. Por: Máximo Aláez

Los monolitos del Parque del Río ¿Nadie pensó en que los toboganes (algunos metálicos) balancines, columpios, etc., pueden adquirir altísimas temperaturas si están expuestos a ese sol abrasador de junio, julio y agosto, meses de vacaciones infantiles? Pues creo que ese responsable no lo pensó o tal vez sí, quién sabe. Total ¿qué son un par de años o tres en la vida de un niño si tiene todo el tiempo del mundo para esperar a que crezcan de nuevo las ramas de los hermosos fresnos que tanta sombra les daban?

Los vecinos están preocupados por una tala que consideran abusiva en el Parque del Río.

E

so parecen los fresnos de la zona infantil del parque. Monolitos. Es triste y preocupante comprobar la falta de capacidad de los responsables del cuidado de ese entorno permitiendo una poda tan abusiva. ¿Qué niño podrá soportar esas mañanas o tardes de sol inclemente sin una sombra donde cobijarse?

Ese responsable ha podido pensar que muy bien pueden jugar en otros sitios o arriesgarse, bien untados de crema protectora contra los rayos solares y pertrechados con gorras o salacots, a montar en los cacharros del parque con sus amiguitos, mientras los abuelos, la madre o el padre esperan abanicándose bajo la correspondiente sombrilla.Y otra pregunta: ¿por qué sólo se han podado los del recinto infantil? Sería bueno saberlo¿no? ¡Hay que ver qué poca paciencia tenemos algunos! Por: Ana Aranda

“Alcohólicos Anónimos ® es una Comunidad de hombres y mujeres que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza para resolver su problema comúny ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo. El único requisito para ser miembro de A. A. es el deseo de dejar la bebida. Para ser miembro de A. A. no se pagan honorarios ni cuotas; nos mantenemos con nuestras propias contribuciones. A. A. no está afiliada a ninguna secta, religión, partido político, organización o institución alguna; no desea intervenir en controversias, no respalda ni se opone a ninguna causa. Nuestro objetivo primordial es mantenernos sobrios y ayudar a otros alcohólicos a alcanzar el estado de sobriedad”.

Reuniones e información: Calle del Cura, 1. (Manzanares el Real) Tlf.: 91 341 82 82 Miércoles de 20 a 21h. COPYRIGHT © POR THE A.A. GRAPEVINE, INC. REIMPRESO CON PERMISO.

22


ACTIVIDADES JUNIO 2009 7 de junio: Concurso de cocina y Torneo de Mus. 13 y 14 de junio: Excursión a los pinares de Soria. 28 de junio: Marcha de verano por la sierra y fiesta al finalizar para clausurar las actividades de la Asociación, que se reanudarán en septiembre.

Entre pucheros Ensalada hawaiana: fácil y muy molona

N

ecesitas tener hervido un pollo sin piel. Compra una piña tropical grande y un racimo de uvas negras. Y unos collares de flores de papel ¡Esto es imprescindible! 1.- Parte la piña por la mitad, a lo largo, sacándole toda la pulpa. 2.- Reserva esas dos mitades vacías. 3.- Quita la parte dura de la pulpa y corta el resto en dados. 4.- Trocea el pollo en tiras finas. 5.- A las uvas hay que quitarles las pipas... ¡Coñazo padre! Lo mejor es decirle a algún amigo o amiga que te venga a echar una mano para esa cenita tan especial que estás montando

y le largas las uvas para que las limpie él o ella. 6.- En una fuente honda, mezcla la carne del pollo, los dados de piña y las uvas ya sin pipas. Al que haya limpiado las uvitas, le preparas un whisky para que se relaje. 7.- En un bol aparte mezcla una mayonesa ligera, seis cucharadas de nata, cuatro cucharaditas de zumo de limón, una cucharadita rasa de sal y otra de azúcar y media cucharadita de pimienta blanca. Bate todos estos ingredientes y los mezclas con la ensalada. Tapa la fuente y la metes en el frigorífico durante un buen rato. 8.- Cuando lleguen los que tienen que llegar y vayáis a empezar la cena,

coloca la ensalada en las dos mitades de piña. Es el momento en que cada cual debe colocarse su collar de flores...

¡Un ambientazo! ¿No oyes el ukelele?

23


Concierto Poético y premios del Certamen de Poesía Pequeña crónica virtual

A

l punto, se habrá celebrado el 2º Concierto, que este año es un pequeño recorrido por la poesía desde sus albores en el siglo XV hasta bien mediado el siglo XX. Desde el Marqués de Santillana, Garcilaso, Lope y Góngora, siguiendo con Bécquer, Rosalía, Unamuno, Machado y Juan Ramón Jiménez, para acabar con Salinas, García Lorca, Neruda, Alberti o “la copla”, en un ámbito popular. Música y poesía, otra vez unidas para elevar el tono vital de los asistentes. Y el soneto como hilo conductor del camino recorrido. Un llenazo atisbo a ver, en esa noche templada de mayo en la que también se entregaron los premios del 2º Certamen de Poesía. Felicidades a los ganadores y a todos los demás poetas por hacer suyo este espacio literario. Por: José Neila

Cartel del 2º Concierto Poético organizado por la Asociación el pasado 30 de mayo.


La Gaceta de Chozas n. 18