Page 1

ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH María Vallés, Paco Galiana y Nacho Díez recercle


1 Introducción La reciente crisis del COVID-19 ha mostrado la importancia del sector agroalimentario y la necesidad de valorizar los espacios agrarios que fortalecen la resiliencia de un territorio. L’Horta de Valencia, espacio SIPAM por la FAO durante el pasado año y regulado mediante la Ley de l’Horta y el Plan de Acción Territorial, juega un papel fundamental en el aprovisionamiento de productos a un Área Metropolitana de más de un millón y medio de habitantes.

Ante eventos críticos como el que estamos viviendo surgen diversas preguntas: ¿Cómo se comportan este tipo de paisajes agrarios, con una importante carga cultural y patrimonial, en momentos de cambio? ¿Son espacios agrícolas que presentan una mayor resiliencia? ¿Qué podemos aprender de la respuesta al cambio en situaciones críticas de territorios agrarios con una raíz cultural e identitaria como l’Horta?

Horta d’Almàssera

2

Tratando de hacer una aproximación a estas cuestiones se analizó la evolución de los usos del suelo entre los años 2008 y 2013 para todo el ámbito del Plan de Acción Territorial de la Huerta, una superficie que abarca 11.366,3 has.


María Vallés recercle Paco Galiana Nacho Díez

ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH

A menudo en la diagnosis de los sistemas agrarios se pierde la variable territorial, y del mismo modo, desde el urbanismo convencional, el espacio agrario se percibe como un espacio no urbanizable, una especie de vacío mental. Es necesario avanzar en la monitorización territorial de los paisajes agrarios y su capacidad de respuesta ante perturbaciones como las crisis que enfrenta nuestra sociedad.

Plano de Unidades de Paisaje. PAT de l’Horta.

3


2 ANÁLISIS DE RESILIENCIA PERSISTENCIA Y ADAPTABILIDAD DE LA ACTIVIDAD AGRÍCOLA El análisis de resiliencia se centra en la actividad agrícola, ya que la agricultura ha sido la actividad generatriz en la configuración de Huerta de Valencia. Se consideran dos dimensiones de la resiliencia: persistencia y adaptabilidad. La persistencia se entiende como la capacidad de mantener la actividad agrícola. Evaluamos dos parámetros relacionados con el abandono de la tierra. La tasa de abandono se refiere al porcentaje de tierra abandonada dentro de una unidad de paisaje en el último año (2013) del período considerado. La velocidad de abandono se calcula, para cada unidad de paisaje, como la diferencia entre la tasa de abandono en el año de referencia (2008) y el último año (2013) del período. La adaptabilidad se refiere a acciones humanas que sostienen la

actividad agraria. Es la capacidad de implementar cambios deliberados en anticipación o en reacción a estímulos externos y estrés (Folke 2016). En este estudio de caso, se relaciona con la capacidad de implementar cambios en el manejo del cultivo que impliquen la continuidad de la actividad agrícola. La adaptabilidad se mide con tres indicadores. La incidencia de cambios positivos estima, para cada unidad de paisaje, el porcentaje de tierra que ha experimentado cambios que involucran el mantenimiento de la agricultura durante el período 2008-2013. La incidencia de cambios positivos se desglosa en dos variables: reversión (cambios de tierras abandonadas a tierras cultivadas) y conversión (cambios de cultivo). En este trabajo, la reversión se refiere a cambios de tierras de cultivo abandonadas a huertas de cultivos herbáceos y la conversión a cambios de tierras

4

de cultivo de cítricos a huertas de cultivos herbáceos, que son las principales transformaciones positivas en Huerta de Valencia.


María Vallés recercle Paco Galiana Nacho Díez

ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH

5


3 RESULTADOS El análisis del cambio en los usos del suelo entre 2008 y 2013 indica que el porcentaje de abandono ha aumentado del 11,11 al 15,52% en todo el ámbito. El aumento superficial del abandono se produce principalmente en cítricos y cultivos herbáceos, comúnmente denominados huertas (30.50% y 9.45% del área abandonada total). Al considerar las diferentes UNIDADES DE PAISAJE (UP) que componen la Huerta de Valencia, la heterogeneidad espacial del abandono es evidente. En 2013, la tasa de abandono varió del 2.92% al 41.01% según unidades de paisaje. En cuanto a la incidencia de cambios positivos, afectan solo el 4,61% del área total, y la variación espacial es menos significativa, que varía de 0,28 (UP 9) a 13,65% (UP 18). Estos cambios se deben principalmente a la conversión de cítricos en huertas de cultivos herbáceos y la reversión del abandono a huertas de cultivos herbáceos (57.22% (299.8 ha) y

27.66% (144.9 ha) del área total afectada por cambios positivos, respectivamente (523.95 ha)). La conversión a otros árboles frutales es más remota. Las áreas más abandonadas en 2008 son aquellas con un mayor nivel de abandono en 2013, lo que revela una correlación positiva (0.928) entre las áreas abandonadas en 2008 y 2013. Sin embargo, no existe una correlación significativa entre la tasa de abandono en 2008 y la velocidad de abandono. Por ejemplo, la UP 13, con una baja tasa de abandono (6,18%) en 2008, aumentó la tasa de abandono en un 9,61%. Con respecto a los parámetros de adaptabilidad, como se esperaba, existe una correlación positiva entre la incidencia de cambios positivos y la reversión de tierras de cultivo abandonadas a tierras de regadío con la tasa de abandono en 2008 (0.604, 0.800).

6

El tipo de uso del suelo afecta el porcentaje y la velocidad del abandono. El análisis de los datos derivados del mapa de usos del suelo muestra que el porcentaje de cultivos herbáceos, se correlaciona negativamente con el porcentaje (-0.503) y la velocidad de abandono (-0.417). En contraste, los campos de cítricos están positivamente correlacionados (0.704) con la velocidad de abandono. Al observar los datos sobre la composición de los cultivos herbáceos, encontramos que la tasa de abandono en 2013 se correlaciona positivamente con el porcentaje de cultivo de alcachofas (0.412) y negativamente con los cultivos de chufa (-0.398). La incidencia de cambios positivos y cambios de cítricos a cultivos herbáceos-huertas se correlacionan positivamente con plantas ornamentales (0.492, 0.497) y la chufa se correlaciona negativamente con la incidencia de cambios positivos (-0.344).


María Vallés recercle Paco Galiana Nacho Díez

ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH

Plano de Usos del Suelo 2008. PAT de l’Horta. 7


3 Con respecto a la diversidad de cultivos herbáceos, la falta de correlación entre las variables de persistencia y adaptabilidad con la diversidad de cultivos en 2008 sugiere que una mayor diversidad de cultivos no está relacionada con un comportamiento más resiliente en este área. Sin embargo, en términos de cultivos herbáceos, también se puede observar que la diversidad es baja en el ámbito de estudio. En 2013, se produjeron 50 cultivos diferentes, pero ocho cultivos representaron el 74% de la superficie cubierta con cultivos herbáceos. Al borde de la desaparición, el 60% de los cultivos cubrieron menos de 30 ha (1% de la superficie cubierta con cultivos herbáceos).

La densidad de las viviendas sigue un doble gradiente. Aumenta con la proximidad a la ciudad de Valencia y la costa. La correlación negativa entre la tasa de abandono en 2013 y la densidad de viviendas (-0.503) sugiere que las áreas más habitadas muestran un mayor nivel de persistencia. En cuanto a la incidencia de cambios positivos, no hay correlaciones significativas con la densidad de viviendas.

8


María Vallés recercle Paco Galiana Nacho Díez

ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH

UTGH_01

UTGH_01 UTGH_08 >

UTGH_02

UTGH_02

UTGH_03

UTGH_01

UTGH_05

< 1KM >

UTGH_01

UTGH_03

UTGH_02

04

UTGH_02

UTGH_03

UTGH_04

UTGH_03

UTGH_05

UTGH_05

UTGH_04

UTGH_07

UTGH_04

6

UTGH_06

UTGH_13 UTGH_07

UTGH_07 UTGH_06

UTGH_13

UTGH_12

UTGH_14

UTGH_11

UTGH_15

UTGH_15

UTGH_14

PLANO UNIDADES DE ASENTAMIENTO OCUPADAS_ [ UTGH 08]

UTGH_11 UTGH_10

UTGH_10

UTGH_09

escala 1/5.000

UTGH_08

UTGH_12

UTGH_08

UTGH_12

UTGH_11 UTGH_10

UTGH_06

UTGH_13

UTGH_08

UTGH_09

UTGH_09

UTGH_14

UTGH_16 UTGH_17 UTGH_16

UTGH_17

18

UTGH_19

UTGH_20

UTGH_24

UTGH_23

UTGH_21

UTGH_08 >

UTGH_17 UTGH_20

UTGH_18

UTGH_21

UTGH_23

UTGH_19

UTGH_22

UTGH_22

< 1KM >

TGH_24

UTGH_18

UTGH_21

UTGH_19

UTGH_20

UTGH_24

UTGH_23

UTGH_22

escala 1/5.000

Más de 0,7 viviendas/hectárea

T

0,3 - 0,7 viviendas/hectárea

T

0,1 - 0,3 viviendas/hectárea

T

Menos 0,1 viviendas/hectárea

T

IMPLANTACIÓN ASENTAMIENTO DISPERSO_ [ UTGH 08]

Más de 0,7 viviendas/hectárea 0,3 - 0,7 viviendas/hectárea 0,1 9- 0,3 viviendas/hectárea Menos 0,1 viviendas/hectárea


3 La percepción social también es heterogénea a través de la Huerta. Por un lado, las áreas ubicadas en el norte, adyacentes a la ciudad de Valencia, y el área cubierta por arrozales, que forma parte del Parque Natural de la Albufera, muestran una mayor apreciación y uso público por parte de las personas. Por otro lado, en las áreas ubicadas al suroeste de la ciudad de Valencia, con mayores niveles de fragmentación, lo que provoca el aislamiento de piezas agrícolas más pequeñas, las referencias espaciales son escasas, y la Huerta parece haber desaparecido de la imagen ambiental de las personas. Aquellas unidades con una alta frecuencia de uso se correlacionan negativamente con la tasa de abandono en 2013 (-0,488) y la reversión a tierras de cultivo bajo riego (-0,409). Las áreas olvidadas muestran una correlación positiva con la tasa de abandono en 2013 (0.462) y la incidencia de cambios positivos (0.478). Finalmente, el valor social

se correlaciona negativamente con la tasa de abandono en 2013 (-0.687) y la incidencia de cambios positivos (-0.426) y la reversión de parcelas abandonadas a huertas de cultivos herbáceos(-0.535). Finalmente, al analizar las correlaciones entre los parámetros de persistencia y adaptabilidad, encontramos correlaciones positivas entre la tasa de abandono en 2013 con la incidencia de cambios positivos y la reversión a tierras puestas en cultivo (0.591, 0.697). Este resultado muestra que, en este estudio de caso, se dan menos cambios con respecto al manejo del cultivo en las áreas con mayor persistencia, en términos de menor presencia de abandono. Los cambios son una respuesta para revertir la condición abandonada de las tierras agrícolas o una reacción a la baja rentabilidad de los cítricos.

10


María Vallés recercle Paco Galiana Nacho Díez

ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH

11


4 DISCUSIÓN Los resultados muestran la variación espacial de la resiliencia en la Huerta de Valencia en términos de persistencia y adaptabilidad. El conjunto de unidades de paisaje que componen la Huerta de Valencia muestra diferentes patrones de comportamiento con respecto a la resiliencia. Mientras que la unidad de paisaje ubicada en el Parque Natural de la Albufera (UP 22) y las áreas al norte de la ciudad de Valencia, con predominio de cultivos herbáceos donde destaca la chufa (UP 7, UP 8, UP 9, UP 10, UP 11 y UP 12), muestran un porcentaje muy bajo de abandono (menos del 6%), la mayoría de las otras unidades muestran altas tasas de abandono (entre 15 y 25%). Estas tasas son aún más altas en ciertas áreas, como UP15 y UP16, donde la tasa actual de abandono ha alcanzado el 34.8% y el 41%, respectivamente. Los resultados revelan la importancia del estado inicial del paisaje en términos de abandono, uso del suelo y tipo de cultivo para promover la

persistencia. Con respecto a la influencia del estado existente, el abandono agrícola es más probable que ocurra en unidades de paisaje que ya mostraban una alta tasa de abandono en 2008. Este fenómeno es coherente con otras experiencias (por ejemplo, Levers et al. 2018), quienes sugieren que las condiciones del vecindario pueden desencadenar la aparición de nuevos patrones de abandono. Por ejemplo, algunos efectos secundarios del abandono en la Huerta de Valencia son un aumento de la inseguridad, el vandalismo, la degradación de las infraestructuras esenciales, como los cortes de acequias y el riesgo de proliferación de plagas. Con respecto al uso del suelo y el tipo de cultivo, el análisis de correlación sugiere que las unidades de paisaje donde prevalecen los cultivos herbáceos son más persistentes

12

que las unidades con cítricos. Esta tendencia parece continuar durante los años siguientes. Según los datos sobre tierras cultivadas en los municipios correspondientes de la Huerta de Valencia (Generalitat Valenciana 2014, 2018b), la superficie de cultivos herbáceos aumentó durante el período 20132017 (79,51% en comparación con los datos en 2013) mientras que el área de cítricos ha experimentado una caída del 12,60% durante el mismo período. Hay diferentes razones que pueden explicar este hecho. Primero, los cultivos herbáceos son más flexibles que los árboles frutales, ya que las variedades herbáceas se pueden cambiar fácilmente de un año a otro, mientras que los árboles frutales, para ser rentables, necesitan estar en cultivo varios años (Darnhofer et al.2016). Además, la mayor dependencia de los cítricos de los insumos externos puede ser un inconveniente para la resiliencia (Bergamini et al. 2013). En segundo lugar, la implicación de


María Vallés recercle Paco Galiana Nacho Díez

ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH

13


4 los agricultores es menor en el caso de los campos de cítricos, ya que este cultivo, que requiere menos mano de obra, está vinculado a la agricultura a tiempo parcial. Además, el descenso de los precios de los cítricos ha disminuido el interés en las inversiones agrarias, que originalmente eran atractivas debido a su alta rentabilidad (Besó Ros 2013). De esta manera, la producción de cítricos se ha visto afectada por las políticas de la Unión Europea desarrolladas durante este siglo, que siempre han alentado la orientación al mercado y la liberalización de las frutas y hortalizas. Por un lado, el apoyo financiero de la Política Agrícola Común (PAC) es de menor importancia en comparación con otros productos agrícolas. Se basa principalmente en los Programas Operativos para las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), que son 50%, cofinanciados por las

organizaciones de productores y limitados a un conjunto de intervenciones orientadas hacia el mercado. Para el período 20082011, los programas operativos de apoyo solo representaron el 1,5% del valor total de la producción de frutas y verduras en España (Universitat Politècnica de València y Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación 2012). Por otro lado, la creciente presencia de cítricos de terceros países en los mercados de la Unión Europea, promovida por acuerdos comerciales internacionales, ha aumentado la competencia en el mercado. En particular, hay solapes estacionales entre los cítricos de Valencia y terceros países, especialmente notables para las variedades de pequeños cítricos de la temporada temprana que anteriormente tenían un valor añadido por su precocidad, y también con otros países del hemisferio norte no pertenecientes a la UE, como los países del sur del Mediterráneo (Compés López et

14

al.2019). El nivel de protección del paisaje y el uso de variedades locales acreditadas por certificados de origen también pueden explicar las diferencias entre las áreas. Solo hay dos cultivos con una denominación de origen: el arroz, conectado a UP 22, que también forma parte del Parque Natural de la Albufera, y la chufa, que se cultiva en las áreas adyacentes al norte de la ciudad de Valencia próximas al litoral. Los resultados evidencian que las áreas con mayor presencia de arroz y chufa muestran menores tasas de abandono. Esta tendencia persiste. En particular, la chufa aumentó su superficie cultivada en un 35,08% en los municipios correspondientes a la Huerta de Valencia durante el período 2003-2017 (Generalitat Valenciana 2014, 2018b). La correlación entre la densidad de las viviendas rurales y la apreciación social con el abandono


María Vallés recercle Paco Galiana Nacho Díez

ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH

15


4 de la tierra revela la importancia de las conexiones entre las personas y el lugar en la resiliencia del paisaje (Selman 2012, Walker y Ryan 2012). El hecho de que las áreas más persistentes coincidan con las que muestran más conexiones entre personas y lugares en términos de acceso físico y percepción indica el papel esencial de la planificación del paisaje y la educación ambiental para la provisión de vínculos físicos y sociales que mejoren el apego al lugar (Díez Torrijos 2012). En cuanto a la adaptabilidad, los resultados indican la existencia de procesos de transformación en términos de reversión del abandono o conversión a un tipo diferente de cultivo. Estos procesos son más evidentes en las áreas que muestran una mayor tasa de abandono, ya que la reversión es el proceso de transformación más frecuente. El área que muestra la recuperación del cultivo en tierras abandonadas no es significativa y no compensa la

pérdida de tierras agrícolas debido al abandono, pero indica la existencia de una tendencia. Esta tendencia podría explicarse, en parte, por el crecimiento de las iniciativas agrícolas, que están desarrollando modelos de negocio alternativos a partir de modelos convencionales, que hacen de la agricultura una fuente viable de ingresos. En particular, Cerrada-Serra et al. (2018) describió la existencia de iniciativas en la Huerta de Valencia dirigidas por jóvenes motivados por nuevas oportunidades de negocios alimentarios relacionados con cadenas alimentarias de proximidad y con vocación ecológica y que consideran que la agricultura es una fuente de ingresos y una respuesta al desempleo en el contexto de la crisis económica. Este fenómeno es común en otros espacios periurbanos en el sur de Europa, como lo señala Soulard et al. (2017). Los nuevos agricultores son ampliamente reconocidos como importantes para la vitalidad

16

y competitividad del sector agrícola en las regiones rurales de Europa (Piorr et al.2018). De esta manera, el emprendimiento a través de modelos de negocio alternativos y nuevos agricultores son el foco de las iniciativas europeas (por ejemplo, la red Newbie, “Futuros agricultores en el punto de mira” o La Asociación Europea Innovadora sobre Productividad y Sostenibilidad Agrícola, EIP- Agri). En este sentido, valdría la pena explorar el perfil de los agricultores y las actividades agrícolas que tienen lugar en las áreas recuperadas identificadas y el tipo de factores que promueven la reversión del abandono incluyendo las percepciones de los actores locales. Otro área interesante para futuras investigaciones sería trabajar en la evolución de la recuperación, ya que la situación actual podría alentar este fenómeno con el reciente desarrollo de nuevas herramientas de gestión para la


María Vallés recercle Paco Galiana Nacho Díez

ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH

Huerta de Valencia. En particular, la Ley de Huerta de Valencia recientemente aprobada (Ley 5/2018, de 6 de marzo, de la Huerta de Valéncia) y el Plan de Desarrollo Agrario (Generalitat Valenciana 2018a) hacen especial hincapié en las parcelas abandonadas y definen mecanismos para promover el desarrollo agrícola. Este punto es de especial interés ya que la disponibilidad de tierras abandonadas no siempre implica el acceso a la tierra (Cerrada-Serra et al.2018)

17


5 CONCLUSIONES Este trabajo utilizó UNIDADES DE PAISAJE para evaluar la variación espacial de la resiliencia dentro de un paisaje mediterráneo histórico, la Huerta de Valencia, considerando el período comprendido entre 2008 y 2013. Se han inferido diferentes patrones de comportamiento de la resiliencia, especialmente con respecto a la persistencia. La distribución heterogénea de la tierra abandonada refleja diferentes realidades. En 2013, siendo el 15.52% el promedio de tierras abandonadas en toda el área, el 30.4% del área mostró un alto nivel de estabilidad con menos del 6% de abandono. Con respecto al nivel de adaptabilidad, el porcentaje de tierra afectada por la recuperación de tierra abandonada es de particular interés. En este momento no es significativo, pero muestra una tendencia que podría fortalecerse en el futuro cercano con las leyes y herramientas recientemente aprobadas por el gobierno regional. Se

pueden

aprender

lecciones

del estudio de caso de Huerta de Valencia, que podrían ser útiles para otros paisajes tradicionales integrados en áreas metropolitanas. Primero, la mayor persistencia de las áreas donde prevalecen los cultivos herbáceos y la tendencia de implantación de los cultivos herbáceos en tierras abandonadas muestran dos puntos clave. Por un lado, este dato muestra la importancia de mantener un cierto nivel de diversidad de cultivos simultáneamente con diferentes niveles de flexibilidad y adaptación, que es exactamente lo que caracterizó a la Huerta de Valencia hasta la segunda mitad del siglo XX, cuando ciertas áreas se convirtieron exclusivamente en tierras cítricas. Por lo tanto, no debería repetirse el mismo error, apostando por un monocultivo rentable a corto plazo que pudiera disminuir la resiliencia a largo plazo. Por otra parte, la conexión existente entre el cultivo de cítricos y la agricultura a tiempo parcial indica la importancia del vínculo entre el agricultor y la

18

tierra y la necesidad de potenciar la agricultura a tiempo completo.. Por lo tanto, es necesario proporcionar mecanismos que faciliten el acceso a la tierra para los agricultores nuevos o existentes a tiempo completo y que mejoren la formación profesional de los agricultores, enfatizando sus habilidades comerciales y de redes sociales. Segundo, el hecho de que las áreas más persistentes corresponden a cultivos con certificados de origen indica la importancia de proporcionar visibilidad a las variedades locales. La población debe ser consciente del valor agregado de la calidad y su papel en la preservación de un paisaje tradicional. Tercero, el hecho de que las unidades más persistentes corresponden a aquellas que muestran más vínculos físicos y sociales indican la importancia de alentar el mantenimiento y la mejora de los vínculos existentes entre las personas, incluidos los agricultores y los habitantes urbanos, y el paisaje agrícola.


María Vallés recercle Paco Galiana Nacho Díez

ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH

Nuevas iniciativas como el PLAN DE DESARROLLO AGRARIO DE L’HORTA proponen diversas herramientas para luchas contra el abandono de las huertas históricas de la Vega del Turia.

19


ECOLOGY & SOCIETY AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH María Vallés, Paco Galiana y Nacho Díez recercle

Profile for cercle

AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM  

AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH Evolución de los usos d...

AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM  

AGRICULTURAL ABANDONMENT AND RESILIENCE IN A MEDITERRANEAN PERIURBAN TRADITIONAL AGROECOSYSTEM: A LANDSCAPE APPROACH Evolución de los usos d...

Profile for cercle3
Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded