__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


15 de Marzo del 2020 Escrito por: Rodrigo Pellecer Benavides www.emagica.com

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Para Dios, mis padres, mi esposa y futuros hijos, si Dios me los concede; También, mis verdaderos amigos. Serán la fuente de mi alegría; los propulsores que me impulsan a dar lo mejor de mí.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Acerca del libro Al crecer, muchos de nosotros olvidamos los eventos que vivimos de niños. Incluso olvidamos los mundos mágicos a los que nos conectamos. Ahora tendrás la oportunidad de regresar y caminar por un mundo imaginario junto con Charlie. Un mundo mágico donde no querrás volver. Estás a solo minutos de entrar en este maravilloso mundo en el que te gustaría conectarte. Ven, acércate y descúbrelo.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


El Mundo Mágico de Charlie "Las páginas que faltan y los elegidos"

Charlie llega al Salón de los sueños, pero: ¿qué pasa con las páginas que faltan en el libro? ¿Está realmente elegido o no? Encuentre estas respuestas en este libro. Espera y prepárate para este fantástico viaje. Fantasía, imaginación y aventura esperándote.

Segundo Libro del Primer Viaje Mágico

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Capítulo 1 Charlie, Julie y Jack se dan cuenta de que para alcanzar su meta, se requieren nuevos objetivos; la vida es similar. Los desafíos del día traen nuevos desafíos para el día siguiente. Lo importante es encontrar el sabor de la vida en todo lo que hacemos. Muchas veces, los desafíos que tenemos algunos días son como para Charlie y sus amigos: encontrar unos dulces en el jardín de los postres. La vida está llena de días simples y especiales y otros más complicados. Lo importante es ir con la mentalidad de que nuestro día será como recibir los dulces en el jardín de los postres. Seamos siempre positivos.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


El lugar era un edificio antiguo, de unos seis niveles de altura, con un brillo inusual. La puerta de entrada era gigantesca, en sus paredes se proyectaban imágenes de diferentes lugares fantásticos, paisajes nunca antes vistos por ellos. Un vapor de diferentes colores salió del techo, subiendo en espiral hacia el cielo. En todo el lugar se difundió un exquisito aroma a vainilla y chocolate. Charlie, seguido de Julie y Jack, se acercó; cuando la puerta se abrió completamente, vieron un brillo ligero. Pasaron protegiendo sus ojos y escucharon en la distancia una voz que les dijo: -Bienvenido al maravilloso Salón de los Sueños. En la entrada

estaban varias criaturas vestidas de blanco, que

permanecían estáticas; parecían estatuas. Entre ellos estaba un ser diferente, similar a un avestruz, con brazos y manos. La criatura comenzó a moverse, caminó hacia ellos, emitió un sonido extraño, abrió el pico y dijo: -Bienvenido, siéntanse como en casa. Es un placer tenerlos aquí. Me llamo Tosky y trabajo para Agustín. En caso de que no lo sepan, hoy celebramos el Día del Niño. Si leyeron el libro que se les dio ya tienen una idea bastante clara de este lugar y porqué están aquí. Charlie interrumpió y dijo: - Tosky, hay un problema: a nuestro libro le falta cuatro páginas. ¿Sabes lo que les pasó? -Sí, estas páginas fueron

arrancadas por Agustín; y le dio

instrucciones a mi hermano de que se las entregara. Por cierto,

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


deben encontrar a mi hermano, para obtenerlas y deben probar sus habilidades. Pronto sabrán de qué se trata. -Perfecto, pero, dónde encontramos a tu hermano. Tosky sacó un mapa de la bolsa y respondió: -Utiliza este mapa. Mi hermano está en la Sala de las Velas. Buena suerte. Le entregó el mapa a Charlie, después de hacerlo, permaneció estático como cuando lo vieron por primera vez. -Eso es muy extraño… -Sí, súper raro. Charlie tomó el mapa, lo estiró y, en el momento en que iba a analizarlo, sintió

las

vibraciones

del libro

dentro

de su

mochila. Asustado, sacó el libro, lo abrió y se dio cuenta de que había una página adicional escrita que decía: En el área de alimentos, en el sector de postres, hay caramelos con el logotipo de una estrella, que les permitirán ver lo oculto. Tal vez los ayuden. Además, un duende, que se encuentra en el parque de regalos, tiene tres obsequios para darles, les serán útiles en su viaje. Finalmente, en la feria, está un niño alemán, que lleva un sombrero y una pulsera azul. Su nombre es Luk ; porta la llave para entrar a la Sala de las Velas, donde encontrarás al hermano de Tosky. ¡Buena suerte! Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Jack dijo: -Esto se vuelve cada vez más misterioso. ¿Por qué no nos dan la llave

de una vez,

en su lugar de seguir esa serie de

instrucciones? ¡Creo que esto es puro deseo de molestarnos! -No podría decirte Jack; lo único que sé es que este mundo es excepcional. Por cierto, ¿está claro lo que debemos hacer? -Entiendo que debemos hacer cuatro cosas: Encontrar algunos dulces con una estrella en el área de comida, en la sección de postres; encontrar a Luk, el niño alemán; recibir algunos regalos en un parque y encontrar al hermano de Tosky ¿Es esto correcto? -Sí, lo que todavía no entiendo es qué pasa antes de qué. Charlie guardó el libro en la mochila, sacó el mapa, lo estiró y analizándolo con Julie y Jack, dijo: -Bueno, estamos ubicados en la entrada principal. Luego hay un vestíbulo, seguido del área de comida; creo que aquí es donde encontraremos la sección de postres. Más allá de esta área se encuentra la feria, el parque de regalos y un corredor estrecho que conduce a otra área que no se identifica en el mapa. Supongo que es donde el hermano de Tosky se encuentra. ¿Tienen alguna pregunta? -No. -Perfecto, entonces sigamos adelante.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Al

decir

esto,

comenzaron

su

viaje. Tal

como

estaba

identificado en el mapa, vieron un enorme vestíbulo, donde estaban varios niños, que hablaban y bromeaban. La atmósfera estaba llena de brillo de colores, que se lanzaba por medio de tubos de aire ocultos por todas partes. Además del brillo, lanzaban dulces de todo tipo; muchos de los niños disfrutaron de la recolecta. Todo el lugar estaba increíblemente acondicionado, especialmente para que nadie saliera herido. Julie, sorprendida de ver y degustar tantos dulces exquisitos y apetitosos, no dudó en recoger todos los que pudo, como los niños del lugar. Mientras tanto, Charlie y Jack analizaron el sitio. En el vestíbulo

estaba un gran grupo de niños, de otras

nacionalidades. Al parecer, también eran humanos:

latinos,

chinos, europeos, hindúes, árabes y africanos. Charlie se preguntó: -¿Por qué vienen tantos niños de diferentes nacionalidades? No había visto el pasillo en detalle, cuando lo miró, se dio cuenta de que el techo era tan alto que parecía

la cúpula de una

iglesia. Pudieron ver a través de él y observaron gran cantidad de pájaros de diferentes colores volando sobre el lugar. En las paredes había imágenes de personajes, que al verlos cerraban los ojos. Además, había decoraciones en espiral, que colgaban del techo y otras más que salían de las paredes.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Cerca de la entrada principal, había imágenes de los sueños de muchos de los niños, que habían visitado este salón. También observaron un reloj muy grande; al verlo cuidadosamente, notaron que indicaba cuarenta y ocho números; la aguja marcaba ocho. Al parecer, en este mundo, cada día se componía de cuarenta y ocho horas o quizás noventa y seis… Podían oler un exquisito aroma de pizza recién sacada del horno, que se dispersó y llamó la atención de muchos niños que estaban en el vestíbulo. Cuando intentaron identificar qué era, llegaron a unas puertas de vidrio con imágenes de árboles frutales dibujados en el cristal. Las puertas estaban cerradas, pero al acercarse a ellos, colapsaron automáticamente y entraron en un nuevo sector. Era un área grande donde había varios bufets de comida, eran recetas de varias regiones del Mundo de los Sueños. Los niños felices se dirigían a un comedor fabuloso, donde la mayoría de las mesas estaban ocupadas. A medida que pasaban, sintieron apetito y probaron unos bocadillos que encontraron en el camino; parecían pequeñas pizzas de jamones de diferentes clases y quesos desconocidos; También, probaron refrescos de varias fuentes, posiblemente de frutas nunca vistas por ellos. Para suerte de los tres, pasando el comedor encontraron la sección de los postres. Era un bosque en miniatura hecho de bastones de

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


caramelo y galletas. Incluso había un río miniatura de gelatina de fresa, con un puente forrado con chocolate. Los árboles fueron hechos de chocolate y galletas;

en las

ramas había diferentes tipos de dulces de fruta, que eran recogidos por los niños que se encontraban en el lugar. Además, había un escaparate gigantesco, que mostraba helados de todo tipo. Encima de la vitrina, pequeñas bolsas de dulces con una etiqueta que decía: “Producido por Lusky”. Apareció un cocinero vestido de blanco, con una gorra roja, que al acercarse a ellos, les preguntó: -¿Buscan algo en especial? Charlie respondió: -Sí. Buscamos dulces que tengan el logo de una estrella. ¿Sabes qué dulces son? El cocinero se quedó en silencio por un rato y luego dijo: -Supongo que son los dulces que están en este gabinete. Ten cuidado. Cuando los pruebes podrás observar imágenes extrañas. Dicho esto, el cocinero tomó una bolsa de caramelos y se los entregó. Parecían

canicas. Eran ocho,

de cuatro colores

diferentes: verde, rojo, azul y amarillo. Julie fue quien los recibió y, por no sostenerlos bien, cayeron al suelo. Uno de los dulces, el rojo, salió de la bolsa y Julie corrió en su búsqueda; por curiosidad lo puso a su boca para probarlo. El cocinero les iba a dar una advertencia, pero era demasiado tarde; una Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


forma de burbuja salió de la boca de Julie. Charlie vio que dentro se encontraba el personaje misterioso con cara de calavera y ojos de fuego que vio en el libro. Angustiado les preguntó a sus amigos: -¿Lo observan? -¿Te refieres al duende verde que apareció dentro de la burbuja? Preguntó Julie -¿Ves su cara? Dijo Charlie -Sí, se ve muy feliz. ¡Es adorable! Respondió ella. -No Julie, ¿no es encantador, no ves sus ojos de fuego y una cara de calavera? ¿No lo ves Jack? Jack respondió: -También observo un duende verde que se parece a una felpa rellena. ¿Observas algo diferente? -Sí,

observo

un

ser

con

cara

de

calavera

y

ojos

de

fuego. Es aterrador. -Qué raro, porque observamos un duende verde. ¿Ya has tenido exámenes de la vista? -Sí, mis ojos son normales. Me está sucediendo algo extraño, que todavía no puedo explicarles. Cuando tenga respuestas, se las diré. Buscaron al cocinero para preguntarle, pero no pudieron encontrarlo. Charlie quitó los dulces de las manos de Julie y los colocó en su mochila. De pie, sin saber a dónde ir, observaron que desde el

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


río de gelatina circulaban pequeñas balsas y varios niños se subían a ellas. Lo que no sabían era a dónde los llevarían. Según el mapa, a la feria. . Apresuradamente, fueron al lugar donde estaban las balsas y subieron en una de ellas. La escalada fue fácil, ya que un querubín les dio la mano. Cuando se sentaron, la balsa comenzó a moverse; después

de

diez

minutos

de

avanzar,

cerca

de

algunos gigantes malvaviscos, encontraron un rótulo que decía: "Bienvenidos a la maravillosa Feria del Día del Niño".

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Capítulo 2 Muchas veces tenemos desafíos como Charlie y sus amigos, que tuvieron que encontrar a un niño en una feria, entre más de diez mil niños. La vida está llena de desafíos y, a menudo, tomar una buena decisión marca la diferencia. Busquemos siempre tomar las mejores

decisiones en

la

vida,

con

el

apoyo

de nuestro

equipo. Nuestro equipo puede ser nuestra familia, compañeros de clase o compañeros de trabajo.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


La entrada era un puente de madera que cruzaba una pista de automóviles. Se podían observar miles de niños felices celebrando y animando a sus amigos que competían en carreras de autos. Los vehículos iban a velocidades extremas. Competían

unos doce

vehículos. La pista era enorme, abarcaba toda el área de la feria. Además, había una enorme área de vídeo juegos, quizás la más grande que hayan visto. Las consolas eran muy modernas y daban la sensación de que se podía entrar en la pantalla. También había un patio de recreo donde se ganaban premios. Entregaban boletas que se podían cambiar por premios en un quiosco que se encontraba en el centro de la feria;

los niños

corrían y se divertían. En el fondo había una pista de carros chocones y otras atracciones, como un juego de cohetes electromecánicos, un juego donde se lanzaban varias bolas con participantes dentro, parecía un pinball y un platillo volador, que se elevaba del suelo y giraba a gran velocidad. También observaron a varios niños volando en pequeños aviones, una exposición de juguetes y otra de libros. Todo fue genial, pero, cómo encontrarían a un niño, tal vez entre diez mil, o más. Charlie preguntó: -¿Tienes alguna idea de cómo podemos encontrarlo? -La verdad es que no, esto es más difícil que encontrar el famoso muñeco que aparece en los libros.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


-¿Sabes qué? Uno encuentra al muñeco de los libros, ya que en poco tiempo uno puede visualizar completamente todo lugar. Tengo una idea: ¿Ves la pirámide de chips que se encuentra cerca de la pista de carros chocones? Me he dado cuenta de

que hay varias larga

vistas. Tal vez podamos usarlos y ver todo el lugar... -Excelente idea Charlie, creo que es nuestra mejor alternativa. Julie estaba distraída y fascinada viendo las máquinas que hacían calcomanías, ella estaba a punto de dejarlos. Charlie, antes de irse, la tomó del brazo y le dijo: -Espera, ¿olvidaste que debemos encontrar a Luk? Al decir esto, Charlie caminó y les indicó que lo acompañaran. Los dos

siguieron sus instrucciones; en poco tiempo llegaron a la

pirámide de fichas. Tenía un graderío central, al alcanzar la parte más alta estaban los binoculares. La subida fue fácil, al llegar a la cima, se dieron cuenta de que la mayoría estaba siendo utilizada, excepto uno. Charlie corrió y, viendo a través de los lentes, podía visualizar todo con más facilidad. La ventaja de estos larga vistas era que tenían una excelente resolución, ningún detalle se perdía. Por suerte, otro lente de aumento se desocupó y Jack fue quien lo tomó. Julie tuvo una disputa con Jack para usarlo; finalmente, decidió que era mejor turnarse. Charlie les dijo: -¿Saben algo? Debemos trabajar en equipo. Ustedes miren la zona donde el piso es azul y yo voy a buscar en el amarillo.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


El

piso

del

lugar

era

de

dos

colores:

azul

y

amarillo. Aparentemente, una sección había sido montada antes que la otra, o tal vez representaba algo que aún no entendían. En resumen, hicieron lo que Charlie dijo y, después de mucho tiempo , Jack exclamó feliz y orgulloso por su descubrimiento: -¡Lo encontré! ¡Allí esta! Pienso que es él, Charlie, ¡ven y mira! -¡Déjame ver! -Julie, dejemos de moverlo, que lo perderemos. -¿Lo ves? -Veo un niño con pelo rubio y una gorra azul. -Creo que puedo enfocar su brazalete, es azul. -Entonces seguro que es él. Por cierto, ¿dónde está exactamente? -Está a punto de subirse a los carros chocones. ¡Vámonos! ¿Qué estamos esperando? -Sí, vamos. Diciendo esto, bajaron los escalones de la pirámide lo antes posible y se dirigieron al lugar. Cuando llegaron a los coches de choque, observaron al niño que viajaba en un vehículo y, para su buena suerte, el juego estaba a punto de terminar. Corrieron a la salida para esperarlo; poco después, el juego terminó y el niño se dirigió a la salida. Al verlo de nuevo, identificaron que él era como lo habían descrito. Rasgos europeos y llevaba una gorra azul. Mientras se acercaba, el niño preguntó: -¿Son ustedes los que vienen por la llave? -¡Sí! Respondió Charlie. Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


- ¿Creo que tú la tienes? ¡Sí! -Por cierto, ¿cuáles son sus nombres? -Charlie, Julie y Jack. Es un placer conocerte. -Tú eres Luk, ¿verdad? -¡Sí! -¿También eres del planeta tierra? -Sí, es correcto. -¿Estaremos más de nosotros aquí? -He visto a más de cien de nosotros aquí. Entiendo que quieren que rescatemos un libro mágico atrapado en un castillo rodeado de un laberinto. Suena un poco irreal, pero si estamos aquí todo es posible. -Sí, creo que sí. - ¿Saben algo? Tengo la sensación de que esto se va a poner más feo de lo que esperan estos seres que nos llamaron. He estado teniendo visiones de un monstruo misterioso y aterrador. Lo curioso es que solo yo lo visualizo. Espero equivocarme. Dijo Charlie. Luk asustado respondió: -También tuve un sueño desconocido donde un caballero se enfrentó a un ser con ojos de fuego; este ser se convirtió en un gigante escorpión de tres aguijones; el caballero perforó su pecho con una espada y lucharon. Al final, uno murió, pero no sé quién fue. En el sueño,

este

caballero

llevaba

una armadura

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC

que

decía:


"Charlie". Al final, escuché una voz que me dijo que la batalla final se aproximaba. -Qué misterioso sueño. Dijo Charlie. Lo curioso fue que también había visto que el libro mencionaba una batalla final; lo más sorprendente es que este caballero del sueño de Luk se llamaba Charlie.

-¿Acaso era él? Charlie miró al niño y dijo: -Tenemos que ir al Parque de los Regalos, podrías decirnos dónde está este lugar. ¿Crees que puedes llevarnos? -Te explicaré dónde está, aunque no iré con ustedes, ya que iré al juego de pelota. Dicen que es genial. -Antes de que te olvides, ¿podrías darnos la llave que guardas para nosotros?-Por supuesto. Tomó la llave, se la entregó a Charlie y la guardó en su mochila. Luego los dirigió detrás de la exhibición de juguetes y les mostró el camino que debían seguir. Le dieron las gracias y se fue.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


A medida que avanzaban, se sorprendieron al ver cómo, desde las paredes, hombres altos con piernas gigantescas emergían de los muros. Caminaron lentamente como en cámara lenta. -¡Qué curioso! Pensó Charlie. Sin embargo, a nadie le importaba más que a ellos. -Bueno, tal vez sean parte del personal de seguridad. -Jack, qué piensas de los hombres altos con piernas largas. -No sé, pero no confío en ellos. Creo que debemos apresurarnos e ir a este Parque de Regalos. -Sí, tienes razón.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Capítulo 3

Charlie y sus amigos reciben algunos regalos que les servirán en su viaje. De la misma manera, en la vida se nos presentan regalos que nos servirán a medida que viajamos por ella. Aprovechémoslos al máximo.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


En el camino, observaron varios regalos empacados en papel azul y rojo que parecía que estaban cerca. Los regalos trajeron recuerdos a Charlie de las Navidades en la casa de sus abuelos paternos. Sin embargo, tras la muerte de su padre dejaron de reunirse. Su abuelo se vio muy afectado, su tristeza lo enfermó y murió un año después. Su abuela, desde entonces, vive con su tía Carolina, la única hermana que tuvo su padre. A Charlie le hubiera gustado conocer a la familia de su madre, pero ella era huérfana y vivió en orfanatos desde niña. Prácticamente la única relación que tenía era con su tía Hemelyn, con quien

en

realidad no tenía parentesco. Ella era la mejor amiga de su madre; tenían una relación tan estrecha que se presentaban como hermanas.

Hemelyn era la madrina de Charlie y sus tres hijos

eran considerados sus primos. Desde entonces, la Navidad se había pasado en la casa de su tía. Charlie prestó atención al camino y se dio cuenta de que estaban llegando a un lugar húmedo, donde emanaba vapor del suelo. Al caminar, tenía una sensación extraña, como si alguien lo estuviera siguiendo. Miró a su alrededor y, a cinco metros de donde estaban, vio que se acercaban tres lobos. -¡Cuidado, lobos a la vista! Jack y Julie estaban paralizados. Charlie dijo: -Creo que los lobos me están buscando Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


-¿Por qué dices eso? -Luego les diré. Charlie vio a los lobos y el camino, y dijo: -Iré a la izquierda y estoy seguro de que los lobos me perseguirán. ¡Huyan como puedan! Charlie hizo lo que dijo y, como

imaginó, los lobos lo

persiguieron. Julie y Jack huyeron por el otro lado. Charlie observó una plaza con cientos de chorros y se dirigió hacia ese lugar. Uno de los lobos soltó un fuerte aullido y los otros dos intentaron morderlo. Esquivó los ataques; al hacerlo, resbaló y cayó al suelo. Al estar su cara a cinco pulgadas de uno de los lobos, se cubrió con sus manos y algo insólito sucedió: la letra que se había formado en su mano izquierda ahora decía la palabra " Leikjth " y se resaltó. Los lobos al

ver la mano, huyeron

presurosos

y se

perdieron de vista. Asustado, vio su mano y se dio cuenta de que la escritura estaba impregnada en su piel. Todavía no entendía el significado de esa palabra, menos, por qué los lobos se habían asustado. Al ver su camino, se dio cuenta de que sus amigos estaban al otro lado de los grifos y le gritaban que se diera prisa. Charlie miró a la fuente, identificó el patrón con el que cambiaban los chorros y cruzó. Cuando Jack lo vio, le preguntó: Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


-¿Por qué crees que te atacaron los lobos? -En la calle del carnaval, un duende me habló de una profecía. Tiene que ver conmigo y por alguna razón quieren deshacerse de mí. Algo aún más curioso es la escritura inscrita en mi mano. Charlie les mostró su mano y se sorprendieron. Luego les dijo: -Creo que hay algo importante que aún no sabemos. Julie preguntó: -¿Cómo lo sabremos? - El hermano de Tosky podría tener algo que decirnos. Creo que hemos llegado al Parque de Regalos. Jack y Julie observaron y se dieron cuenta de que era el lugar descrito. Había bancas para sentarse y, en el centro, una gigantesca montaña de regalos. Estaban allí varios niños, muchos de ellos trataron de escalarla. En un momento inesperado, un duende se les acercó y le dio un regalo a cada uno.

Sorprendidos,

dieron las gracias y todos abrieron su regalo. El de Charlie era un espadín; Julie consiguió una flauta y Jack, un arco de flechas en miniatura totalmente equipado. El duende les dijo: -Cuiden de ellos porque les serán muy útiles.

Además, el duende les dio tres regalos adicionales: a Julie un traje para su mascota; a Charlie, una tarjeta autografiada por los mejores practicantes de estilo libre de bicicleta y a Jack, un cómic de una Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


colección discontinuada. Parecía ser que los regalos eran para cumplir algo que ellos genuinamente anhelaban. Cuando Julie le estaba poniendo el traje a su mascota, ella saltó y se acercó a donde Jack estaba sentado. La criatura hizo un ruido raro y dijo: -¿Eres tu Jack, cabeza de huevo? Jack se sorprendió por lo que el animal le dijo y muy preocupado se tocó la cabeza para ver si era cierto. Aparentemente había algo de verdad y Jack derramó algunas lágrimas de furia. El animal se le acercó y repitió varias veces: -No llores cabeza de huevo. Julie avergonzada la tomó y rápidamente la puso en su mochila. Lo último que oyeron fue que el animal dijo: -Te veré hasta luego, labios de yegua. Muy afligida, ella se acercó y se disculpó con Jack, por los comentarios de su mascota. Charlie vio a otro duende acercarse a ellos y pregunto: -Disculpe, ¿sabe dónde está la Sala de las Velas? -Sigue las flechas azules que están pintadas en el suelo, al final la encontrarás. Vieron el suelo y se dieron cuenta de que las flechas iban hacia un túnel donde pudieron observar cantidad de peces. Al parecer, ya habían cumplido tres de sus objetivos y solo necesitaba encontrar al hermano de Tosky. Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Charlie sentía gran curiosidad por saber qué dirían las páginas del libro que habían sido arrancadas. Lo que todavía no entendía era, por qué habían sido cortadas. También tenía otras preguntas como: ¿A qué batalla se referían? ¿Cuál era el significado de la escritura en su mano? ¿Y a qué profecía se refería el elfo encapuchado?

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Capítulo 4

Charlie y sus amigos entraron en un lugar donde se almacenan los sueños de los niños de diez años. Muchas veces almacenamos recuerdos de nuestra infancia, que nunca se borrarán de nuestra mente. Generemos los mejores recuerdos que están a nuestro alcance para todos los niños.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


A un ritmo apresurado ingresaron al túnel. Cerca de este había un cartel que decía: "Museo de los sueños de los niños de diez años". En la entrada se encontraron con varios niños hindúes que sonrieron y, al pasar, uno de ellos les dijo: -No dejes de entrar en el maravilloso sueño de Augusto. -Gracias, veremos de qué trata. Respondió Julie muy feliz. Lo misterioso es que podían oír a los niños hablar. Ellos podían escucharlos y entenderlos; eran de diferentes culturas y hablaban diferentes idiomas. Según notaron, en este mundo, todo era traducido al mismo idioma. En el suelo había una placa que decía: " Arrecife del sueño de Anika". - ¡Que, extraño! -¿Es posible entrar en los sueños? -Aparentemente en este mundo sí. Sorprendidos caminaron por el túnel; era de vidrio y, a través de sus paredes se observaba un acuario con miles de peces de diferentes colores, tipos y tamaños. Julie estaba sorprendida. Cada vez que un

pez

conocido

por

ella

pasaba,

ella

decía

su

nombre. La diversidad de peces y el sentir estar en el fondo del mar, transmitía una paz inexplicable. Charlie, por otro lado, nunca había buceado, pero le dio la impresión de estar en un hermoso arrecife. El viaje duró diez Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


minutos, al final, estaba otra placa que decía: " Anika murió a los diez años de edad de una enfermedad muy grave. Sin embargo, el lugar de sus sueños permaneció protegido en este sitio. " -Debe ser muy triste morir tan joven. -Sí, ya lo creo, y no digamos para sus familias,

Al salir de ese lugar, llegaron a un área que parecía un museo de pinturas: con miles de pinturas y cada pintura guardaba el recuerdo de un niño. Mientras caminaban, observaron que era posible entrar en algunas, ya que vieron a tres niños entrar a una de ellas. La pintura tenía un cartel que decía: "El sueño fantástico de Augusto". Por lo poco que veían, podían observar un paisaje donde había un lago congelado y los niños patinaban. En el fondo, una montaña

nevada

y varios

niños

esquiando

a

altas

velocidades. Cerca de este, había una pintura que atrapó su atención por su sencillez. El lugar soñado de este niño era una casa humilde, había sido su hogar. También encontraron una placa que decía: “Augusto y su familia murieron en un incendio”. -¡Vaya! Qué trágico. -Sí, muy triste. -Lo que me sorprende es el lugar de sus sueños. Es muy sencillo. -Sí, aparentemente, no necesitaba de lujos para ser feliz. Charlie observó la imagen cuidadosamente y algo misterioso sucedió. La pintura cambió en el momento del incendio. Observó Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


cómo el personaje sospechoso incendiaba la casa. También escuchó que su madre lo llamaba desesperadamente por su nombre. El niño pasó a llamarse Charlie. Entonces oyó una voz que venía de la pintura que decía: -¡Tú eres el siguiente! Muy asustado, les preguntó a sus amigos si habían visto la imagen del fuego en la pintura; respondieron que no. Charlie se sorprendió. En el camino, encontraron una pintura de un niño asiático, que se parecía mucho a Jack. Los ojos de Jack se volvieron llorosos y Julie le preguntó: -¿Qué te sucede? -Este niño se parece mucho mi hermano que ya falleció. Alex era mi hermano gemelo y murió a los diez años en un accidente de autobús. Estaba caminando para cambiarse de asiento y un camión chocó la parte de atrás. Mi hermano se golpeó con la puerta y murió. -Lo siento mucho. -Gracias. La verdad fue muy duro, pero Alex aún vive en mis recuerdos. -Como tú, tengo muchos recuerdos de mi padre. Mientras caminaban, encontraron un mural de diez metros de largo con una gran placa que decía: "En este lugar se almacenan los recuerdos de los lugares favoritos de los niños que han muerto a los diez años de edad". Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Los cuatro se sorprendieron. Lo sorprendente es que en el mapa que les dieron, este lugar no fue identificado. Tenían que ir al Cuarto de las Velas; cerca del mural encontraron una criatura que parecía un caracol gigante. Charlie se le acercó y le preguntó: -Disculpe, ¿sabe dónde está el Cuarto de las Velas? La criatura respondió: Sigue las flechas azules y allí lo encontrarás. -Gracias. Vio el suelo y de nuevo pudieron ver las flechas azules. El caracol les dijo: -Cuando

lleguen

al

final

del pasillo

encontrarán

una

puerta. Necesitarán una llave para entrar. Buena suerte. Diciendo esto entró en su caparazón sin decir adiós. Los cuatro siguieron las flechas y los condujo a una puerta pequeña Charlie tomó la llave que Luk le había dado y abrió la puerta. El lugar era un recinto con infinidad de velas de todos los tamaños y colores, todas encendidas. El piso estaba lleno de cera y en la única mesa que no tenía velas estaba una nota en letras cursivas. Charlie tomó la iniciativa para tomarla y leerla. La nota decía: "Ahora es el momento de poner a prueba sus habilidades".

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Dicho esto, la nota se desintegrรณ y todas las velas se apagaron. Charlie logrรณ encender un palo de madera y

descubrieron una

puerta. Entraron rรกpidamente y llegaron a un pasillo que estaba obstruido por una roca gigante.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


CapĂ­tulo 5 Charlie y sus amigos tienen que resolver acertijos para descubrir el contenido de las pĂĄginas arrancadas del libro. Muchas veces la vida es como un rompecabezas tenemos las piezas, pero hay que unirlas. Tengamos paciencia y fe en que uniremos las piezas de nuestra vida de la mejor manera.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


El lugar parecía un sótano. Era oscuro y un olor fétido les daba la bienvenida. La roca bloqueaba completamente el paso, excepto por un espacio donde se observó una luz brillante. A lo lejos oyeron una voz que les dijo: -Bienvenidos. Ahora deben pasar las pruebas de lógica que se presentan

a

continuación. La

roca

que

bloquea

el

camino avanzará una vez que hayas pasado la prueba. Hay tres pruebas, cada vez que avanza la roca, deben introducirse en una puerta ubicada en la pared, donde obtendrán una de las páginas que fueron arrancadas del libro por el que aparecieron en este mundo. La cuarta página será entregada personalmente. Buena suerte y espero verlos pronto. Después de estas palabras, la roca se movió y apareció una puerta en la pared ubicada en el lado izquierdo. Entraron y notaron que era un lugar con paredes, techo y piso blanco. No había nada más que un pergamino, un reloj de arena y una página arrancada de un libro. La página del libro estaba en blanco. Charlie Tomó el pergamino y lo estiró, tenía algo escrito; cuando lo tenía completamente desenrollado, lo leyó. “Deben resolver el acertijo y podrán avanzar y visualizar una de las páginas que faltan”. El acertijo es:

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


“Mencione un espacio de tiempo que aún no ha sucedido, debe suceder, pero cuando suceda no será”. Después de leerlo, la arena del reloj comenzó a caer lentamente… Julie sorprendida dijo: -¡Vaya! Esto está complicado. Charlie respondió: -Sí, pero

si lo

analizamos

un

paso

a

la

vez, será

más

fácil. Pensemos, qué podría ser algo que aún no ha sucedido. -Tiene que ver con el futuro. Respondió Jack. -Correcto. -Sí, pero hay muchas cosas que pueden pasar en el futuro. -Tienes razón, pero es algo que debe suceder. No solo eso, cuando sucede, deja de ser así. Julie rápidamente dijo: -¿Acaso es el día de mañana? Al decir esto, el reloj fue detenido y se escuchó una voz: -Han pasado la primera prueba. La escritura de la página comenzó a aparecer y Charlie leyó con entusiasmo. Origen del mundo de los sueños El mundo de los sueños ha existido durante millones de años. Antes de que naciera el primer ser humano, vivía una especie de seres Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


muy avanzados, con conocimiento y tecnología superior. Uno de estos seres experimentó con los sueños y descubrió que existían otros mundos, pero su acceso no fue a través de los medios físicos y materiales, sino a través del subconsciente. Después de varias pruebas logró conectar con un mundo, pero estaba completamente inhabitado. También notó que al usar su imaginación podía crear cosas y seres de la nada. Parecía que lo imaginable se

hizo

realidad. Invitó

e

instruyó a

otros

seres a ingresar; al conectar, usaron su imaginación y pudieron crear plantas, animales, seres fantásticos, paisajes. De esta manera este mundo se pobló. El que lo descubrió lo nombró: "El Mundo Soñado" y por ser el mundo soñado por muchos, más tarde lo llamaron: "El Mundo de los Sueños". Aquellos que sabían de su existencia y tenían la capacidad de conectarse, lo hicieron; algunos no quisieron regresar: este es lugar secreto y privilegiado para muchos. Después de una guerra, que terminó con estos seres que inicialmente habitaban el planeta Tierra, millones de años más tarde, los seres humanos surgieron. Aunque nadie se conectaba, El Mundo de los Sueños seguía desarrollándose, estaba gobernado por dinastías de reyes, que venían de los descendientes de los seres que inicialmente se conectaban y permanecían. Durante mucho tiempo, nadie más se reconectó, hasta que los niños humanos, generalmente los de ocho años, comenzaron a hacerlo. Ellos usaban su imaginación y se conectaban. Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Los tres estaban sorprendidos. Pronto, sopló un viento intenso y los sacó de la habitación. Al regresar a la entrada bloqueada por la roca gigante, pudieron observar otra puerta. Se acercaron y entraron. Como el primero, era un lugar completamente blanco. Ellos vieron seis vasos en una fila, los cuales el segundo, tercero y cuarto estaban llenos con un líquido verde. También había un pergamino y una página en blanco. Charlie extendió el pergamino y leyó. Este decía: Deben colocar los vasos de tal manera que haya un vaso vacío seguido de uno lleno. Los recipientes deben permanecer en una fila y deben lograrse moviendo un solo vaso.

Jack vio los vasos y dijo: -¡Esto es imposible! -Sí, es posible. Toma el tercer vaso y vierte el líquido en el último vaso y ponlo de nuevo en su lugar. -Buena idea. Al decir esto, Jack tomó el vaso e hizo lo que Charlie había dicho; al hacerlo, la escritura de la página fue visible. Julie Fue quien lo leyó: Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


El Libro del Rey Hurton Este libro materializa todo lo que este rey creó en su imaginación, de acuerdo con su extenso conocimiento de estrategia de guerra y batalla. Hurton fue un maestro guerrero y se imaginó un ejército poderoso. Todo lo que imaginaba estaba almacenado en un libro mágico, conocido como el Libro del Rey Hurton. Se cree que miles de criaturas están escondidas en él. Entre ellos, leones, unicornios, gigantes, elefantes, cuervos, búhos, osos, hombres con patas de resorte, duendes con monopatines voladores y muchos otros. Todos entrenados para el combate. Le llevó casi toda su vida crearlo con el propósito de recurrir a él en un momento de emergencia. El libro estaba escondido en la biblioteca de su palacio, que años más tarde, bajo otro reinado, tuvo un hechizo y se convirtió en un temible laberinto. -Bueno, ahora sabemos por qué quieren que recuperemos este libro Dijo Charlie. -Lo que no entiendo es por qué Agustín y su hermano no resuelven sus problemas de manera pacífica. -Yo creo que Tristán está buscando el poder. No puedes imaginar las cosas que las personas han hecho para tener poder. Si lees un libro de historia te darás cuenta. -Tienes razón.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


De pronto sonó un silbato;

el sonido era tan agudo y exasperante

que decidieron salir lo antes posible. Se dieron cuenta de que la roca se había movido y había otra puerta. Se acercaron y entraron. La puerta los condujo a una habitación blanca, completamente vacía. Como en el primero, había un pergamino, una página en blanco y un reloj de arena. Charlie sacó el pergamino y leyó:

En el siguiente acertijo deberán indicar la edad de los hijos de Alejandro. Alejandro tiene dos hijos, que al sumar el total de sus edades, el resultado es veintiuno. El mayor de ellos es veinte años mayor que el otro. ¿Cuántos años tienen? Julie inmediatamente dijo: -Está fácil. El mayor tiene veinte y el menor uno. Al decir esto, la arena en el reloj comenzó a caer más rápido y avanzó casi a la mitad. Charlie dijo: -Julie, creo que estabas equivocada. Mejor no digas nada hasta que estemos seguros de la respuesta. -No necesito pensar tanto. Dijo Jack: -Si el mayor tiene veinte años y el otro uno, el hijo mayor le llevaría diecinueve años en lugar de veinte. Si dividimos uno en

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


dos, da seis meses. La respuesta es: el hijo mayor tiene veinte años, seis meses; el niño más pequeño tiene seis meses. Al decir esto, el reloj se detuvo y la escritura de la página comenzó a resurgir. Charlie tomó la página y leyó.

El Laberinto del Terror Hace miles de años, vivió un rey que trajo mucho sufrimiento a su pueblo: cobraba impuestos muy altos y se aprovechaba de las criaturas. Las usaba para trabajos forzados y las mantuvo en esclavitud. Quería

una

mujer

y

buscó

entre

las

esposas

de

los

campesinos. Finalmente, encontró una que llenó sus expectativas, la secuestró y la forzó a ser su esposa. La mujer se negó; una vez pensó en escapar, lo intentó, pero el rey fue astuto y se dio cuenta; la castigó y la encerró en una prisión, la ató a una silla; después de unos meses, falleció. El esposo, indignado, buscó la ayuda de un hechicero que de por sí tenía malas relaciones con el rey, y este con el apoyo de otros campesinos que el rey había perjudicado hizo un temible hechizo. En venganza, rodeó el palacio con un espantoso laberinto, evitando así que el rey se fuera y todos los que trabajaban para él. El laberinto hizo realidad los temores de quienes lo atravesaron y, de hecho, el rey y sus aliados quedaron atrapados. El palacio que había pertenecido al rey Hurton, ahora rodeado por el laberinto, Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


estaba escondido en un área de memoria. El reino continuó, se construyó un nuevo palacio y se nombró un nuevo rey, lo que dio origen a la dinastía de los Dimitri. Cuando terminaron de leer, otro fuerte viento los sacó de la habitación y salieron al pasillo obstruido por la roca. Ahora había una puerta adicional, los cuatro, sin pensarlo mucho, entraron. Esta los llevó a una habitación llena de velas con forma de estrellas

doradas, blanco hueso y rojo. También había un

escritorio de madera y sentada en una silla, una criatura similar a la que encontraron al entrar en el Salón de los Sueños. La criatura los vio, se puso de pie, hizo un gesto de felicidad y dijo: -Es un placer conocerlos. Me llamo Drufty y soy el hermano de Tosky. Se acercó a ellos, estiró un brazo, estrecharon la mano con cada uno y dijo: -Sabía que pasarían las pruebas. Fue al escritorio, recogió una página y les dijo que la leyeran. Charlie fue

quien la recibió,

después de estirarlo

comenzó la lectura: Zonas de recuerdo Después de mucho tiempo, ciertos lugares y cosas se almacenan en burbujas conocidas como zonas de recuerdo. Estas solo pueden ser vistas por el creador y por aquellos que tienen la capacidad de imaginarlas. Para poder visualizarlo, es necesario que sean ajenas Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


al mundo de los sueños. El palacio del rey Hurton se encuentra en una zona de recuerdo. Cuando terminó de leer, Drufty dijo: -Ahora ya saben un poco más sobre este mundo y la misión que deben de llevar a cabo. ¡Buena suerte! Charlie antes de irse le preguntó: -¿Tienes idea de lo que significa esta palabra que se formó en mi mano? Le mostró y Drufty respondido: -Estas letras están inscritas en un lenguaje primitivo y dicen: el final se acerca. Puede haber muchos cambios: el fin de una era, de una guerra, o incluso el fin del Mundo de los Sueños. -Por cierto, ¿conoces un ser con cara de calavera y ojos de fuego? Estoy teniendo varias visiones de él. -Hace cientos de miles de años, hemos visto imágenes en las cuevas de criaturas prehistóricas de un ser similar al que mencionas. En ese momento, surgió una guerra que acabó con todas las razas existentes. Los únicos sobrevivientes fueron la realeza y sus sirvientes. Según dicen, se escondieron en un sótano que habían construido en el palacio previendo una situación catastrófica como la presentada y, afortunadamente, lograron pasar desapercibidos. Se necesitaron mil años más para colonizar nuevamente el Mundo de los Sueños y se cree que este ser que mencionas tuvo que ver con esta guerra. Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


De repente, un viento intenso volvió a soplar, apagando todas las velas y sacándolos por una puerta en el otro extremo de la habitación. El viento era tan intenso que ni siquiera dejó que se despidieran de Drufty. Al salir, aparecieron en una sección de la feria. Escucharon un silbido agudo, similar al sonido de una sirena y varios caballeros altos y de piernas largas los rodearon y comenzaron a pedirles que los siguieran. Los señores los llevaban a un recinto gigantesco que no habían visto. Charlie pudo observar cómo los caballeros altos y de piernas largas hicieron todo lo posible por llamar a varios niños que querían seguir jugando. Eran tantos caballeros como niños y todos estaban vestidos con un traje rojo y azul. Dentro del recinto notaron que llegaban más y más niños. Quizás había más de ochocientos, de todas las nacionalidades. Charlie observó a los niños y se le vinieron a la mente más preguntas sin respuesta. ¿Por qué tantos niños? ¿Necesitan a todos? ¿A dónde iremos ahora?

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Capítulo 6 Charlie, Julie y Jack son elegidos para llevar a cabo la importante misión del libro. De la misma manera en que ellos son escogidos, nosotros también tenemos ciertos propósitos por cumplir aquí en la Tierra. Depende de nosotros decidir seguirlos y hacerlos que sucedan.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Después de un tiempo y, a pesar de tener ya cientos de niños en esta sala, todavía había espacio para muchos más. En el centro de exhibición, se podía ver una maqueta gigante

de un lugar que

parecía ser una región del Mundo de los Sueños. En lugar del techo, tenía un cielo con nubes que cambiaban de color: de azul a rojo, de rojo a naranja, de amarillo a verde y, finalmente, de rosa a púrpura. Las paredes estaban decoradas con imágenes de personajes famosos y una breve explicación de lo que habían hecho. Los caballeros altos y de piernas largas comenzaron a desaparecer dentro de la paredes y hubo un ruido y una luz intensa que venían del centro e iluminaban el lugar donde se encontraba la maqueta de una ciudad que parecía ser Coneria. Desde el interior surgió un personaje alto, con barba negra, vestía una gabardina azul que le llegaba a los pies. Charlie reconoció al hombre, ya que era el mismo con quien había soñado la noche anterior. Cuando el caballero sonrió, trató de contar cuántos eran ellos. Después de una inspección visual minuciosa, dijo: -¡Increíble, creo que hay más de lo que imaginé! Permaneció en silencio por un momento y con voz fuerte dijo: -Jóvenes, no saben el gusto que es para mí tenerlos aquí. Sean bienvenidos, espero que se sientan como en casa. Mi nombre es Agustín,

soy el rey, protector y guardián de ambos Lerds y

Warts. Me imagino que algunos de ustedes, después de leer el libro, tendrán idea de quién soy y por qué están aquí. Los he llamado y Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


entre todos elegiremos a veinticuatro para ser quienes realicen la importante misión a la que hace referencia el libro. Para quienes no sean elegidos, su visita es apreciada y espero que la hayan disfrutado. En cuanto a los veinticuatro seleccionados, los veré pronto. Buena suerte.

Agustín terminó de hablar, se despidió y desapareció por donde entró. Después del silencio, un bullicio comenzó a escucharse por todo el salón. Todo el mundo tenía algo que decir. Charlie se preguntó qué le pasaría a él, ¿sería elegido? De las paredes salieron varios caballeros altos de piernas largas, que comenzaron a reunir a los niños alrededor de la maqueta. Jack señaló el cielo y le dijo a Charlie que mirara. En el cielo se habían formado dos

caminos

y un

gigantesco pájaro

con

alas

extendidas dirigía el camino que debían tomar. Comenzó a sentirse viento con brisa fuerte y un ruido similar al de una tormenta. Varios niños se asustaron y se sujetaron unos con otros. La

mayoría

estaba

preocupada

por

saber

qué

les

sucedería. Charlie pensó que si era un sueño, lo más probable es que aquellos que no eran elegidos despertarían y todo terminaría en un abrir y cerrar de ojos.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Él, por un lado, sentía miedo de lo que le pasaría si lo elegían, pero

siempre había querido realizar algo heroico y fuera de lo

común; pensó que si era seleccionado, tendría la oportunidad de hacerlo. Además, el lugar le había parecido asombroso y le gustaría conocerlo aún mejor. Se preguntó: -¿Me elegirán? ¿Podría ser uno de los afortunados?

Una vez que todos los niños se habían reunido en el centro del salón, los caballeros altos con largas piernas, empezaron a subir a los niños al escenario donde estaba la maqueta. Pronto comenzaron a flotar en el aire y hubo una corriente de viento que los estaba dirigiendo a donde el pájaro gigante se encontraba. Este indicó qué camino debían seguir. Diecinueve niños fueron dirigidos al camino de la izquierda, excepto uno que fue enviado a la derecha. Charlie, cuando se dio cuenta, sintió tristeza y, al ver a Jack, se despidió de él en caso de que no lo volviera a ver: -Es un gusto conocerte. Seguramente serás uno de ellos. -Gracias, tú mantén la calma, ya que seguro eres el primero de la lista. -Espero que tengas razón. Dijo Charlie sonriendo. Por cierto ¿Has visto a Julie y Luk? -Creo que están cerca de la maqueta.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Ambos los buscaron sin encontrarlos. De pronto, vieron que Luk estaba arriba en la maqueta, listo para ser enviado a un camino. - ¡Luk! Gritó Charlie. Él giró para verlos y moviendo su mano se despidió de ellos. Al final, se dieron cuenta de que Luk había sido elegido. Muy emocionado, le estrechó la mano a Jack, como si estuviera celebrando. -¡Bien Luk fue elegido! -Pero, dónde está Julie. Al buscarla, se dieron cuenta de que estaba al otro lado de la maqueta. Fueron donde se encontraba y Charlie dijo: -¡Espera! No te subas todavía. ¡Vamos juntos! -Bueno, pero dense prisa. Los señores

con

grandes

indicaciones de subir

a

piernas la

los

llamaron y dieron

maqueta. Charlie Julie y Jack

subieron junto con los otros diecisiete niños. Charlie comenzó a sentir como si una corriente de aire los estuviera levantando del suelo. Pronto fueron volando en una fila; ellos eran los últimos. Charlie se dio cuenta de que todos los niños fueron enviados al camino del lado izquierdo y, al

llegar

su

turno, el pájaro gigante los miró y guardó silencio por un momento, como si los analizase; Entonces dijo: -Miro bastante coraje.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Colocó una de sus alas en sus cabezas y después de hacer un ruido desconocido, dijo: -Definitivamente miro a grandes líderes. Al cabo de un rato preguntó: -¿Aceptan ser uno de los elegidos? Los tres, emocionados, respondieron: -¡Sí, Si aceptamos! -Bueno, entonces, qué estás esperando. Sigan el camino

de la

derecha. Al decirles esto, les abrió el paso. Los tres avanzaron felices. Siguiendo la senda se encontraron con unas gradas que conducían a un corredor, que tenía varias antorchas que iluminaban la ruta y varios soldados festejando, dándoles la bienvenida; el piso estaba pavimentado. Al pasar por una parte donde las paredes cambiaban de color y matices, encontraron un pergamino enrollado. Charlie lo recogió y, al estirarlo, notó que tenía dibujos de figuras que parecían prehistóricas. Parecía una guerra violenta. Luego aparecía un personaje con una cara de calavera seguida por varias criaturas muertas; se repetía varias veces. -Esto es realmente raro. Expresó Charlie. -¿Qué pasa en este mundo? -No lo sé. Respondió Jack. Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


-Lo que no entiendo es por qué se repiten las guerras. Parece que este personaje reaparece. -Es aterrador -¿Por qué crees que no les importa? -No lo sé, tal vez piensen que está muerto. -Sabes algo, estoy seguro de que él vive y está tramando algo muy malo. Espero que cuando decidan reaccionar no sea demasiado tarde. Charlie mantuvo el pergamino y siguió el camino. Al final del pasillo encontraron una puerta que tenía varios ojos, la abrieron y pasaron.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Agradezco a:

 Ana Maria Valdeavellano Pinot correctora de ortografía y estilo  Lizardo Porrez Velázquez corrector de ortografía y estilo  Alvaro Pellecer Cheves, Padre quien me apoyó en los inicios del libro con la redacción de ciertos capítulos.  Marcela Fernandez Overall amiga, maestra de primaria y secundaria por sus valiosos comentarios.  Adela Antillón Gonzalez por sus valiosos comentarios  Mi esposa por motivarme al igual que amigos y familia.

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC


Libros Actuales de la Serie del Mundo Mágico de Charlie: Primer viaje mágico: • LIBRO 1: Encontrar el Salón de los Sueños • LIBRO 2: Las páginas perdidas y los elegidos • LIBRO 3: Encuentro con Agustín y Darkatraff Segundo viaje mágico: (MUY PRONTO) LIBRO 4: Entrenamiento extremo LIBRO 5: El laberinto del terror LIBRO 6: El Rescate del libro del Rey Hurton Tercer viaje mágico: Libro 7: Ejército Imaginario del Rey Hurton Libro 8: Darkatraff se enfrenta al ejército de Tristian Libro 9: Batalla entre Darkatraff y el ejército del Rey Hurton Cuarto viaje mágico: Libro 10: Charlie descubre el misterio del anillo Darkatraff Libro 11: La última batalla Libro 12: El nuevo régimen

Escrito por: Alvaro Rodrigo Pellecer Benavides Certificado de obras literarias no: 2019-00020 DAC

Profile for RodrigoPellecerBenavides

El Mundo Mágico de Charlie: Las Páginas Perdidas y los Elegidos  

El Mundo Mágico de Charlie "Las páginas que faltan y los elegidos" Charlie llega al Salón de los sueños, pero: ¿qué pasa con las páginas qu...

El Mundo Mágico de Charlie: Las Páginas Perdidas y los Elegidos  

El Mundo Mágico de Charlie "Las páginas que faltan y los elegidos" Charlie llega al Salón de los sueños, pero: ¿qué pasa con las páginas qu...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded