Page 1


Vuelve de nuevo la Navidad, este tiempo de recogimiento, festividad y familia. Es un tiempo en el que, por si se nos olvida, nos reuniremos con la familia y estaremos obligados a disfrutar de ella, nos guste más o nos guste menos…. Este era el inicio que tenía pensado para esta nueva edición de la revista, pero no me siento con ánimo de hacer una editorial hablando de regalos y familia, cuando hace unos días nos dejó uno de los motores de esta Asociación, y quizá el mejor adjetivo que pueda darle es el de MOTOR, puesto que cuando cierro los ojos, pensando en Victorino, lo veo siempre trabajando. Nuestra Aldea y esta Asociación, han perdido a un hijo y a un padre, respectivamente.

Se ha ido, de repente, sin avisar, de la forma más dura que puede irse una persona, sin darte tiempo a despedirte. A los que lo conocíamos y creo que éramos todos, nos ha dejado con algo que decirle, enganchado en nuestras gargantas. Alguien como él, al que nunca se le ha visto decir una palabra más alta que otra, discreto, trabajador y servicial, ¡se ha ido dando un portazo! Victorino, será imposible olvidarte!! Os deseo a todos que os obliguéis a disfrutar de los vuestros, que no os guardéis un “te quiero” o un beso, que fuera de nosotros son ligeros como el aire, y si se quedan dentro, son pesadísimos.

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!!!


Nacimientos Esto va viento en popa, a toda vela. Tenemos noticia de tres nuevos nacimientos:  Izán, hijo de Abi y Sadrac, nieto de Rosa Mari y Florencio, que nacía el día 4 de agosto.  Idaira, hija de Lorena y Emilio, nieta de Miguel y Herminia, que venía al mundo el día 16 de octubre.  Liam, hijo de Sandra y Alan, nieto de Ana, bisnieto de Elías y Josefa, que llegó al mundo el día 10 de diciembre. Desde aquí, queremos felicitar la llegada de estos bebés rinconeros, a sus padres, familiares y amig@s!!!

Bodas

En este semestre, se han casado Eva y Jordi, el día 9 de diciembre, hija de Jesús y Mari del Puntal. Muchas felicidades a los recién casados!!!!

Defunciones En este apartado tan doloroso y triste, hemos de mencionar dos fallecimientos:  El día 13 de noviembre, fallecía Julián Moya, hijo de la tía Teodosia.  En diciembre, concretamente el día 3, nos dejaba Victorino Sánchez, marido de María Rosa. Desde aquí, queremos dar nuestro más sincero pésame a los familiares y amigos. Descansen en paz. Nos gustaría comunicar a todas las personas que nos leen, que es muy difícil elaborar esta sección sin vuestra colaboración. Es, por ello, que os rogamos nos lo comuniquéis a cualquier persona de la redacción, para así poderlo reflejar. Muchas gracias!!


INFANTILES

MAYORES

Inés Pérez

Enzo Cortés

Mari Carmen Vivó

Eddy Domínguez

Silvia Sánchez

Erik Cortés

Sonia Maraver

Marcos Poza

María Pérez

Enzo Pérez

Vega Domínguez Candela Domínguez Mae Rodríguez


Este año me apunté a un curso: “El trabajo con la familia y la pareja”. La psicología siempre me ha gustado, y la verdad, es que me encantó. Me ayudó a comprender mejor a los demás, tanto en el trabajo como en mi entorno social. Pensé que podría escribir sobre ello y dejaros algunas pinceladas, ya que esta disciplina es extensa en materia. Se trata de un reconocido enfoque psicoterapéutico, dirigido al sistema familiar como unidad social, basado en la Teoría General de Sistemas enunciada por Bertanlanffy. Aplicada a la familia, supone entenderla como un todo organizado en que cada miembro cumple una función, y con sus acciones regula las acciones de los demás, a la vez que se ve afectado por ellas. La noción de sistema implica un todo organizado que es más que la suma de las partes. Éstas forman parte de una danza en el que las acciones de cada miembro son interdependientes de las de los demás.

EL CICLO VITAL DE LA FAMILIA En la psicología tradicional se con-

sidera el ciclo vital del individuo, desde que nace (e incluso como feto) hasta su muerte. Pero el modelo sistémico se centra en la familia como sistema que se transforma con el tiempo. Desde esta perspectiva, el ciclo vital más allá del individuo. El ciclo vital de una familia se concibe como una serie de transiciones fami-

liares en las que ocurre una renegociación de las reglas interaccionales. Para la familia más típica o normativa (padre, madre, hijos) se describen las siguientes etapas: - Cortejo: en esta etapa se da un ajuste entre dos pautas de interacción, dos visiones del mundo, la de cada miembro de la pareja, que representa, en cierto modo, el sistema

de su familia de origen. También existe una parte de duelo, por lo que hemos perdido y otra parte de ganancia. - Primeros años de pareja: es el tiempo en que se forma la alianza conyugal, se establecen las reglas de interacción (distribución de tareas, roles, etc.), y se regula la relación con familias de origen de ambos cónyuges. - Nacimiento y primeros años de los hijos: se reorganizan las tareas y roles, empiezan a aparecer las tríadas (alianzas, coaliciones con alguno de los hijos), se redefinen las relaciones con "abuelos". - Hijos en edad escolar: es la etapa de la socialización de la familia, formación de rituales y se estipula la participación de los hijos en las tareas familiares. - Adolescencia y emancipación de los hijos: se requiere una redefinición de la relación entre los padres y el joven adulto. A partir de 40-50 años, los padres se crean cier-


tas expectativas con los hijos, quizás porque se ven con menos energía, y piensan que los hijos pueden devolver parte de lo que ellos les han dado. Es conveniente fomentar el autocuidado de estos adolescentes, para que se abran camino hacia el entorno que les rodea (subsistema). - Puede ocurrir que los hijos trabajen, tengan independencia económica, pero siguen viviendo en el hogar de los progenitores. Esta relación también es fomentada por los padres. Supone también un cierto reencuentro de la pareja, al mismo tiempo que se convierten en cuidadores de sus familias de origen, de sus propios padres. Puede ocurrir que los adolescentes no deseen visitar a sus abuelos. - Retiro y vejez: una vez los hijos han creado sus propias familias, se produce el llamado síndrome de "nido vacío", los padres deben reorganizar su vida en tareas no laborales, y con la edad pasan de ser cuidadores a precisar cuidados. Claro, que estas etapas hablan de generalidades que hay que ajustar a cada familia en concreto. De hecho, cada día son menos las familias tradicionales y más variadas las formas de convivencia familiar. Algunas de estas variaciones del ciclo vital normativo deben tener en cuenta situaciones como el divorcio (y las familias reconstituidas), las familias monoparentales, la adopción, las parejas inter-étnicas, las

parejas homosexuales y, por supuesto, la muerte, la enfermedad y el duelo. En la consulta nos explicaron que existen dos espacios: - El espacio donde uno de los terapeutas recibe a las personas implicadas, donde a veces se coloca una silla más para ver dónde se sienta cada uno. Esta forma da información sobre alianzas o discrepancias entre unos u otros. - Y otro espacio adyacente al anterior, con una ventana (a la otra parte es un espejo) donde el terapeuta colaborador ve lo acontecido en la consulta desde más lejos y desde otra perspectiva. En función de la información recogida, el terapeuta y su equipo intentan entender el problema como un círculo vicioso en el que la solución exacerba una dificultad, y diseñan una tarea para realizar entre sesión que interrumpa este círculo. Está claro que la tarea supone, en primer lugar, hacer algo distinto, y, en segundo lugar, algo que impida la solución que hasta el momento se aplica. El enfoque no es pedagógico, en el sentido de intentar hacer comprender a la familia los mecanismos que potencian el problema. Su

experiencia, advierten, les hace considerar este esfuerzo como completamente contraindicado. A diferencia de otros enfoques, el cambio no viene del insi gh t

(una clave, la clave que nos permite encontrar la solución a un problema, un camino), de la comprensión de los determinantes del problema, sino que ocurre sin saber muy bien por qué. Simplemente, se desbloquean los procesos autocurativos de la familia, los que le han permitido ir resolviendo las dificultades hasta el momento. Tiene que ver con lo inconsciente, la parte que no entiende de razonamiento, sino de símbología. Ello supone, como decíamos, prescribir tareas que, a menudo, desafían el sentido común o que son directamente paradójicas. Por ello, estas tareas se presentan, a veces, enmarcadas en una reformulación. En cualquier caso, la terapia se centra en la aplicación de estas tareas, revisando su cumplimiento y cambiándolas cuando es necesario. Todo ello con el fin de interrumpir el círculo vicioso, y desbloquear el proceso natural de crecimiento del sistema en su evolución a través del ciclo vital. Se trató también el tema de la Parentalidad y de la Conyugalidad, los genogramas, las triangulaciones…, pero lo dejo para que investiguéis si os interesa. Una frase que me gustó mucho fue: “Más silla y menos pastilla” porque, a veces, dar rodeos es mejor que la línea recta.


Trasnochar.- Era pasar la primera parte de la noche sin dormir, hablando con los vecinos, haciendo roseras, contemplando las llamas de la lumbre, haciendo pique, ganchillo, cerneja o plaita… Pasaban los vecinos a casa del otro. Sin duda, de esta manera, ahorraban leña y aceite del candil, pues la luz eléctrica propiamente no existía. Era, sobre todo, en el invierno que tiene las noches muy largas. En el verano se tomaba el fresco en las puertas de las casas, se contaban chascarrillos mientras los chavales jugaban a la Lunica. Digo era, porque ahora difícilmente se trasnocha lo mismo. La Televisión, que es un gran invento y no diré yo lo contrario, tamién ha cambiao estas costumbres. Y en to caso, el contenío de esta palabra ya no pue ser el mismo.

media tarde. Te comías lo que fuera. “Dame algo que estoy traspellao”.

Trasnochá.- Acción de trasnochar. ¡Cómo recuerdo las trasnochás en casa de la tía Zorrica! Yo ya me caía de sueño y apoyaba la cabeza en un lao de la falda de mi madre, mi hermana en el otro y Joaquín en la de su madre, mientras ellas seguían explicándose sus dramáticas vivencias casi hasta que los gallos cantaban. Las horas de la noche eran mucho más largas que ahora. Traspellao.- Quería decir que tenías mucha hambre. Si te habías pasao toa la mañana regando y entraba poca agua, cuando llegabas a casa, ya era

Traspuesto.- Se ha quedao traspuesto es que se ha quedao dormío. Por la noche, cuando pasaba mi madre a casa de su prima, empezaban a hablar de sus cosas sin parar y yo me quedaba traspuesto.

Trasquilar.- Es como esquilar. Es como cortar el pelo pero a los animales. Trasquilón.- Un corte mal hecho en el pelo, como una muesca, tanto a los animales como a las personas.


Tracero.- El que hace trazas, payasadas. Trazas.- Tonterías, gestos que hacen reír. Tamién se dice que la luz hace trazas cuando se apaga y se enciende…al final solía pasar que te quedabas a oscuras, suele pasar cuando hay tormenta.

Tredes.- Trébedes.- Es un soporte metálico que se coloca en la lumbre pa colocar encima la sartén, la paella, el caldero o la caldera. Es como un taburete, pero hecho de hierro, un aro o triángulo apoyado en tres patas. Hay algunas que tienen un mango con un soporte ande se apoya el mango de la sartén, entonces han de tener una pata más. En la actualidá no se usa en demasía, ni en Las Rinconás, porque en las casas tenemos las cocinas modernas de butano o eléctricas. Las usamos cuando hacemos una paella o una caldereta o gachas pa varios amigos o familiares y encendemos la lumbre. En esos días, si ya no tenemos hogar en la casa, hacemos la lumbre fuera, en un rincón de la calle, en el descubierto, en la terraza… depende de ande esté la casa. Hemos de ir con cuidao pa que no se pegue fuego…o sea no podemos encender fuera si estamos cerca del monte.

Treinteno.- De treinta años. Se solía decir de los machos que tenían esta edá. Trillar.- Separar el grano de la paja. Se hacía extendiendo la mies en la era y dando vueltas y más vueltas con el trillo tirado por el par de machos, con alguien encima, normalmente podía ser la abuela sentá en una silla baja. Mientras, los muchachos se subían al trillo, cogiéndose de las orejas a ver si eran capaces de aguantar sin caerse. La trilla tenía otras muchas acciones, como darle la vuelta a la parva con la horca al principio o con la pala cuando ya la parva estaba más avanzada, cuando la paja estaba bien cortá y el grano suelto; venía después la acción de ablentar: con el aire o con la

ablentadora para separar el grano de la paja: el grano a los sacos y a los atrojes en las casas y la paja, al pajar. Trillo.- Utensilio o herramienta que servía pa trillar. Constaba de una madera ancha formada por varias tablas unidas con muchas piedras puntiagudas de sílex por debajo, algunos tenían como unas serretas metálicas.

Trinquete.- Es el frontón. En Orchova había uno en las casas Quemás. En Higueruelas tenían y todavía lo tienen. En Santa Cruz hubo uno justamente ande ahora está El Salón Polivalente, bajando las escaleras, a la derecha. Ahora hay uno en el Hoyo, en la pista polideportiva. Pero ni en Las Rinconás ni en la Olmeda tenemos ni hemos tenío frontón nunca, que yo sepa. En Las Rinconás esperamos que un día se pueda construir una pista Polideportiva ande por fin tenemos el campo de fútbol Yo he oído decir que se jugaban grandes partidas de pelota en el trinquete de Santa Cruz. Y allí sin duda jugaba aquella mujer que tenía fama de buena jugadora de pelota y de cartas que vivía en nuestra aldea.

Tripera.- Tamién llamada panceta. Carne de la tripa del gorrino, o sea de la barriga. No confundir con la tripa o tripas, o sea los intestinos, que se lavaban bien lavaos y después servían pa embutir las morcillas o las longanizas. La carne de la tripera era más bien de tocino con la piel del gorrino y alguna mancha roja de magro.


CANDILES… Entre viñedos y olivos caminaban polvorientas zapatillas y chaquetones enormes. Unos chaquetones que cubrían sus almas menudas colmadas de frío y dolor. Los mayores sostenían de la mano a los más pequeños y, aun con todo, eran supervivientes a las bombas, hambre y enfermedad. En sus ojos no brillaban los juegos y la ilusión, pues el que menos, a su corta edad, había tenido que entender lo injusto que es el ciclo de la vida en mitad de una guerra, al tener que enterrar a un padre, tío o hermano. Caminaban, sin poder cuestionar nada de lo que les iba sacudiendo sus días. Caminaban sabiendo que todo lo que preparaban hoy, era la comida de mañana. Mañana… qué extraña palabra para quien no le encuentra sentido e ilusión al amanecer, o peor todavía, para quien teme al anochecer. A esa noche se le llama Nochebuena, aunque se sirviera un plato de hervido igual que la noche anterior y la más ambiciosa de la cena, quizá por ser la pequeña, esperaba una tajá de frito que devorar y con la que engrasarse y chupar sus dedos. No se fueron a dormir sin más. Durante un ratito a la luz de los candiles contaron historias a veces tan exageradas que les hacían reír tímidamente, porque en veladas de guerra

no se permite que la risa de un niño pueda distraerte de los ruidos que te advierten que el peligro sigue fuera, y mirando por la ventana, vislumbrando candiles de otras casas lejanas del rento, sabían que no estaban solos en esa noche y, por unos instantes, mantener la mirada fija en aquellos candiles antes de ir a dormir, hacía brotarle un pequeño brillo en sus ojos por complicidad, por compañía… por esperanza. A la mañana siguiente, alguien dejó unos calcetines de lana para cada uno y una cinta de pelo verde. No es preciso decir que a día de hoy, con las manitas arrugadas al recordarlo esbozan una tímida sonrisa con cariño y forman parte de esos recuerdos imborrables en la memoria a los pies de una vida ya bastante larga. Ellos. Cada uno de ellos. Valientes nómadas que se aventuraron a las ciudades para hacer prosperar cada una de nuestras familias tras haber vivido la guerra cuando debían jugar al escondite y competir por quien arrancaba la mayor carcajada. Ellos. Sólo por ellos. Por los que se fueron y viven en nosotros, por los que todavía tienen el placer de ver a sus nietos y bisnietos abrir regalos esta navidad con la misma ilusión y dulzura que un día miraron los candiles.


PRIMER PREMIO DIBUJO INFANTIL 2017

PRIMER PREMIO DIBUJO JUVENIL 2017


Ejemplo de pueblos con

La información relativa a este pueblo proviene de un

uso de “cargos” similares a

origen de los “personajes” (lo cual nos ayuda a ver el

blog, que de manera muy acertada a mi parecer, fija el

los de las fiestas de San

origen de los personajes en nuestro caso), en 1584, rei-

Blas.

les o Provinciales, estas milicias, creadas como ejército

Felices fiestas de nuevo a todos. Parece que fuera ayer cuando en la revista de verano compartí el tema relativo al origen de los personajes o cargos de las fiestas de San Blas: el Capitán, el Paje, el del Chuzo (Sargento con alabarda) y el de la Bandera (Alférez abanderado). La cuestión es que no es un fenómeno único de nuestro pueblo, este se da en más localidades, lo que clara-

nado de Felipe II, con la formación de Milicias Concejide reserva para afrontar posibles amenazas, dado que el grueso del ejército (los tercios) podía encontrarse combatiendo en Flandes o Italia, estaba comandada (emulando al ejército) por hidalgos elegidos para los cargos de Capitán (con su banda), Alférez (con su bandera) y Sargento (con su alabarda). Estos cargos, más los soldados vecinos formantes de la milicia, desfilaban en

mente retrotrae a un origen común pero una evolución ya separada en la que algunos elementos se han perdido, pero otros se han mantenido. Rascando con un poco de precisión en Google aparece alguno que otro, aquí un par de ellos:

- Caudete (Albacete). Fiestas de la Virgen de la Guardia, del 6 al 10 Septiembre. En las fiestas de este pueblo enmarcan a los “personajes” dentro de una comparsa al estilo moros y cristianos desde el año 1880 aproximadamente. Así, la comparsa la abre el “sargento” con su alabarda, seguido del capitán, los arcabuceros, el alférez-abanderado y la banda de música.

Desfile de cargos entrantes y salientes en Caudete. El Capitán "entrante" (la chica de rojo) tiene derecho a ir a continuación del Capitán (hombre del bastón). De igual manera el Alférez "entrante" (la chica de azul) va delante de la Bandera. Flanqueados por los dos Sargentos saliente y entrante.


las fiestas patronales formando la soldadesca. En Caudete la soldadesca evolucionó a la Comparsa en el siglo XIX. - Huélamo (Cuenca). Fiestas de la Virgen del Rosario. 4 Septiembre. En el caso de esta localidad, a los personajes los llaman también “cargos” pero lamentablemente no han conservado en la memoria los nombres de los cargos, cuestión que ha ocasionado que piensen que los objetos que portan representan cada uno a un “poder”, siendo el bastón (bastón de mando y sombrero, el “Capitán” vaya) representante del poder civil, la bandera representante del poder eclesiástico y el “pincho” o alabarda

Cargos de Huélamo (Cuenca) 2016. La bandera, el bastón y la alabarda o “pincho”.

como representante del ejército. Y que crean que su origen se puede remontar al siglo XIII (opción a mi parecer poco factible y desconectada de las similitudes que estas fiestas muestran entre sí). Características en común entre fiestas:

Al igual que en Santa Cruz de Moya, en Huélamo bailan el chuzo y la bandera, y se pasan el cargo de “Capitán” de manera “formal”. En Caudete también bailan la bandera pero en un contexto diferente y más veces. Hablando de banderas, en Huélamo la bandera lleva el motivo de la Virgen, al igual que en Caudete, donde también conservan la cruz de Borgoña/San Andrés (bandera de la España de los Austrias); en Santa Cruz sin embargo, cuya bandera actual es del siglo XX (y cabría buscar las anteriores) se conserva sólo la influencia de la cruz de Borgoña, pero no hay referencia religiosa alguna. Cabe mencionar que en Caudete conservan la bandera de 1661, ¡casi nada!. Conservando tam-

Bandera de Caudete de 1661. Se aprecia la imagen de la Virgen en el centro, las dos aspas de la cruz de San Andrés, y en el "triangulo" inferior se aprecia levemente escrito "AÑO 1661".

bién todas las del siglo XIX. Y más importante de mencionar, entre los motivos que, aparte de la Virgen, apa-

Y hasta aquí por esta ocasión. En estos asuntos nada

recen en la bandera, también aparece San Blas en el

es casualidad, y la verdad que uno va indagando

reverso de la Virgen.

poco a poco y salen cosas interesantes, ¿no es cier-

Respecto a las alabardas, tanto la de Santa Cruz como

to?. Espero disponer de más en la revista de agosto

la de Huélamo parecen ser las originales (aunque dife-

de 2018.

rentes entre sí), sin embargo la de Caudete es un modelo “nuevo” meramente ornamental para la fiesta.

Felices Pascuas y Feliz Año Nuevo

Lo que sí que en ambos casos (Caudete y Huéla-

2018!!

mo) no conservan la figura del “paje”.


EL CONVENTO DE STA. CRUZ DE MOYA Ya hace algún tiempo, una persona de Las Rinconadas contó que él había leído en un periódico que en Sta. Cruz había existido un convento de monjas y que en alguna parte de su casa todavía debía estar aquella información. Pasado un tiempo, nos dijo que no encontraba el mencionado periódico... Con ello, nos quedamos sin lo que podía ser una fuente informativa de una relevante noticia. Pasado un tiempo, oímos comentarios de distintas personas del pueblo... Sí, la memoria oral nos hacía llegar la posibilidad de que era un convento de monjas, muy, muy antiguo y lo situaba allí en la cima, en la calle Altavista, en la casa de Doroteo. Entonces y, tras algunas indagaciones, cayó en nuestras manos el libro: “Agustino en Cuenca” de Teófilo Viñas Román. Allí se habla de monjes Agustinos y Agustinas y dice: “Otro Monasterio agustiniano importante por su antigüedad es el “ Convento de Santa Cruz de Moya”, que habría estado ini-

cialmente ubicado en dicha población, de donde, a finales del siglo XV, la comunidad se habría trasladado a la ciudad de Cuenca. Es este convento el que se cita en las Actas del Capítulo, celebrado en Toledo el año 1504, con el nuevo nombre de “Convento de Sta. Cruz de Cuenca”. Pudimos ver una parte del convento de Sta. Cruz, aquellas antiguas y peculiares vigas, las poco pero todavía visibles cenefas rectilíneas de su fachada, y algunos detalles más, nos ayudan a valorar la certeza de que se trata de un antiguo Convento... Existe alguna duda de si aquellos agustinianos que se instalaron en Sta. Cruz eran monjes o monjas, pero, en todo caso, siempre agustinianos. La memoria oral en nuestro pueblo no tiene dudas: “aquí eran monjas”, pero si el convento quedó vacío a finales del siglo XV, hasta el tiempo actual, bien podría haberse habitado por distintas congregaciones masculinas o femeninas... Eran tiempos en que la nobleza gustaba de crear conventos, ayudar a sufragarlos..., etc ., como si se tratase de un acto de honor.


César Hernández , en su libro “Pequeñeces”, nos habla de “las romerías que recorrían hasta la C/ Altavista, donde la comunidad del convento de Sta .Cruz, con su Prelado en la cabeza...”, pero los ubica en una época muy distante a la Comunidad Agustiniana de la que hablamos. En cambio, la gente mayor de Sta. Cruz habla, sin ninguna duda, del Convento de Monjas, situando en la casa de enfrente, la vivienda del cura... Nos trasladamos a la antigua e importante Biblioteca del Seminario de Cuenca y, después, al Obispado, sin obtener más información. (Curiosamente, vimos unas vigas del techo del Obispado del estilo del Convento de Sta. Cruz).

Nos recomendaron llamar a la Casa de Alba y a la Biblioteca de El Escorial, pero, de momento, no hemos podido ampliar la información... No obstante, seguimos indagando y rogamos a quien pueda darnos más información, nos la facilite. Gracias. Algun@s se preguntarán el por qué de tanta insistencia..., pues es muy sencillo: Un Convento del Siglo XV es un hecho muy importante. Estamos hablando de tiempos muy antiguos, pues nos remontamos a la época de los Reyes Católicos, de los Marqueses de Moya..., etc. Actualmente, aparece una sencilla placa en la puerta del Convento, que da testimonio del lugar.


PRIMER PREMIO ESCRITURA JUVENIL 2017 Había una vez en una final de fútbol que la jugaban los perros contra los gatos, faltaban 10 minutos y todos los aficionados esperando a los jugadores. Ya faltaba menos para que empezara el partido. Estaban todos muy nerviosos, hasta se comían las uñas de los pies. Los jugadores ya empezaban a salir al campo, ya estaba todo preparado para empezar el partido, pero ¿dónde está el árbitro tortuga? Aún no ha venido.

Los jugadores están extrañados, el público enfadado porque no podían ver el partido. Al final los entrenadores decidieron que no se podía empezar sin el árbitro, así que fueron a buscar al árbitro. Tuvieron que ir los jugadores a buscarle a su casa, tuvieron que cruzar el río y subir a lo alto de la montaña, que ahí estaba la casa de la tortuga y resulta que era tan lenta tan lenta, que no se ha-bía ni levantado de la cama. Así que le despertaron y se volvieron todos para el campo para poder PRIMER PREMIO ESCRITURA INFANTIL 2017 jugar el partido. Me gusta mucho las Rinconadas. Sindop, 10 años Me gusta cuando vamos al Puente. Me gusta jugar con mis amigos. Me gusta jugar al fútbol. Fuego, 5 años

PRIMER PREMIO DIBUJO SENIOR 2017


PRIMER PREMIO ESCRITURA SENIOR 2017 Dejó la casa cerrada y bajó todo lo que había preparado al coche. Se había propuesto viajar con lo mínimo pero no lo había conseguido, como de costumbre, el maletero estaba lleno a petar. Arrancó el coche a toda prisa y se sintió aliviado al creer que llevaba todo lo necesario para aquella aventura, aunque en el fondo esa sensación de alegría provenía de dejar atrás esa maldita ciudad, a Marta y todos sus problemas. Pasado el mediodía llegó a Las Rinconadas y buscó la vieja casa familiar, que recordaba vagamente de aquellos veranos lejanos. Pablo no sabía exactamente a qué había venido a aquel lugar remoto, y en esas fechas casi desierto, pero después de la ruptura, pensó que sería positivo estar lo más solo posible y, sin duda, era el lugar perfecto. Además, sus problemas económicos no le permitían ir a otros destinos donde tuviera que pagar por el alojamiento. Buscó la llave en la mochila, abrió la vieja puerta y dejó el equipaje sobre el suelo lleno de polvo. Rápidamente, preparó una mochila con los bocadillos que había preparado por la mañana, una botella de agua, los frontales de luz y su navaja suiza. Se la puso al hombro, cogió su palo de castaño del maletero y comenzó a andar en dirección a Orchova. Recordaba con nitidez las historias que sus abuelos le habían relatado sobre la vida en aquellos rentos, y pensaba que caminar por esas mismas tierras le reportaría conexión con sus orígenes y algún tipo de paz interior. Esa paz interior que tanto ansiaba y necesitaba desde hace tanto tiempo. Cuando dejó atrás el asfalto y entró en el camino, sintió una sensación de tranquilidad y se dijo a sí mismo que empezaría su ruta en la junta de los ríos. Mientras escuchaba el fluir del agua y veía como las claras aguas del Río

de Arcos se fundían con el marronoso Turia, pensó en sus abuelos y en esas vidas de tierra, ganado y guerra. Siguió el curso del río por el valle hasta el Molino y desde allí se envalentonó y puso paso ligero, rumbo al Cerro Moreno. Había pasado ya el Rodeno y caminaba entre pinos cuando, de repente, escuchó lo que creía un animal entre los matorrales. Pablo se asustó y su corazón se aceleró, pero se dijo a sí mismo que sería un corzo. Se aproximó lentamente para intentar ver al animal, había venido a disfrutar de la naturaleza y no iba a dejar perder esta oportunidad. Inesperadamente, una silueta humana salió rápidamente de los matorrales y enfiló monte arriba. Pablo sintió la adrenalina recorrer sus venas y casi por instinto, salió a la carrera detrás de aquel extraño. Aunque Pablo era joven y estaba en forma, le costaba recortar la ventaja que aquel individuo mantenía delante de él. Esquivando pinos, carrascas, matorrales y zarzas a gran velocidad, poco a poco, la distancia entre ellos fue disminuyendo. Pablo miró fijamente a aquel hombre y para su sorpresa, descubrió que su rostro reflejaba el paso de los años. Pese a su agilidad, aquel huidizo personaje era un anciano. De repente, el viejo paró en seco y acto seguido, Pablo hizo lo mismo. En esta posición, pudo observar las viejas ropas que vestía el anciano. Sin previo aviso, aquel extraño personaje sacó una pistola y apuntó a Pablo con firmeza. - No dispare, por favor. - No dudaré en hacerlo, si das un paso más. ¿Quién eres y qué haces aquí? ¿Por qué me sigues? - Soy Pablo y no quiero morir. Sólo venía a caminar por el monte.

- No te creo. Tira ese garrote ahora mismo chaval. Pablo obedeció sin rechistar y, con sus gestos, intentó comunicar al extraño que no tenía nada que temer. El viejo se acercó sin dejar de encañonar a Pablo con aquella vieja y mugrienta pistola, le registró el cuerpo y la mochila. Pablo fue todo lo amable que pudo y explicó quién era con todo lujo de detalles. Esta información tranquilizó al viejo, el cual se presentó: - Soy Jesús. Perdona, no estoy acostumbrado a recibir visitas. - ¿Quién es usted? - Ya te lo he dicho, soy Jesús. - ¿Y qué hace aquí? - Esta es mi casa. El viejo Jesús explicó a Pablo que llevaba largo tiempo por aquellos montes, durmiendo en las cuevas y alimentándose de todo tipo de animales y plantas. Pablo no daba crédito a aquellas palabras, aunque sentía que eran totalmente veraces. Jesús acompañó a su padre cuando se tiró al monte, después de la guerra civil. Su madre había muerto durante el conflicto. Pablo, sorprendido, explicó a Jesús la historia de los años que éste había pasado en la montaña y recordó aquellas películas donde soldados japoneses resistían en pequeñas islas del Pacífico, muchos años después de la Segunda Guerra Mundial. Finalmente, Pablo preguntó a Jesús: - ¿Te gustaría venir conmigo al mundo actual? - No. Este es mi mundo. Aquí me quedaré. Pablo recogió sus pertenencias y empezó a bajar para la Aldea. Atónito pero feliz, decidió regresar a la ciudad y compartir la extraña vivencia con Marta e intentar arreglar lo suyo, ahora creía que todo era posible.


MILLA RINCONERA Infantil Femenina 1º Dunia Leo 2º Nora López 3º Vega Domínguez Infantil Masculina 1º Mario Poza 2º Leo 3º Lucas Moliner

Senior Femenina 1º Imma 2º Alba Adalid 3º Ariadna Pérez Senior Masculina 1º Raúl Domínguez 2º José Jiménez 3º Daniel

REDACCIÓN Infantil 1º Fuego - Mario Poza Juvenil 1º Sindop - Marc Morante 2º Força Barça - Pau Roche Senior 1º Matías - Carlos Valerio 2º Mahou Verde - Alberto Sánchez


BOLOS 1º Luca-Nicola-Raúl-Paco 2º Raúl-Toni-Abilio-Marc

AJEDREZ 1º Luca Mastrojanni 2º David Pérez

GUIÑOTE

PETANCA Juvenil 1º Sam - Carlos 2º Pere - Cristian Senior 1º Eddy - María 2º Joaquín - Demetrio

1º Luca - Antonio 2º Alberto - Toni

DIBUJO Infantil 1º Dino - Marc Iglesias 2º Lluvia - Leo Moliner Juvenil 1º El Tabardo 5- Joel Poza 2º Carla - Gloria Moya Senior 1º Nicole - Anabel Debón 2º Rapuncel - Amparo Mayo

CABALGATA

FÚTBOL 3 Infantil 1º Las Rinconadas 2º Culés Juvenil 1º Rincocracks 2º Tabardos

Premio Familia marina

BIRLOS Infantil 1º Vega Domínguez 2º Mae Rodríguez Juvenil 1º Sam 2º Ariadna Pérez Senior 1º Nicola Mastrojanni 2º Amparo Mayo

PAELLAS 1º Boro Peris

PARCHÍS 1º Ana - Adela 2º Luci - Vane


MUNDO DE CONTRASTES Y TRAGEDIAS Por Adolfo Pastor Está floreciendo mi pumar en la terraza y pronto es Navidad. Mi primer sentimiento es hacer versos que canten la belleza de las flores. Pero mi pensamiento discursivo me lleva a la tristeza de contemplar un mundo que hemos trastocado, un mundo loco y terco, que hace nacer las flores en invierno, hacer frío en verano, secar las primaveras y el otoño, destruir los pueblos con diluvios y transformar las praderas en desiertos. Qué mundo tan dispar y de contrastes: Luchan por la poltrona con trampas y mentiras en vez de servir a nuestros pueblos, incumpliendo las leyes, y nos amenazan que tenemos que cumplirlas o iremos a prisión. Han creado división y han desgarrado los países con sus desigualdades, más ricos cada día los más ricos y mucho más pobres los que son pobres... Dicen que la ley son las fronteras que se han de respetar, si no es el fin del mundo, y se olvidan que la tragedia la están creando ellos dentro del corazón y en nuestras mentes. Pero, a pesar del desespero, la esperanza: Se secarán las flores que han nacido al tuntún, sin dar fruto a su tiempo, y volverán a nacer en primavera las nuevas, y, con fuerza, harán nacer sus frutos en verano... Así esperamos, con fe en los pueblos nuestros: que sean más justos y más libres sin seguir el mal ejemplo de gobiernos, los fuercen a pensar, que se escondan en la niebla del olvido y que nazcan nuevos gobernantes transparentes que luchen con sus gentes y, juntos, den sus frutos a su tiempo. La ACSRR no se hace responsable de las opiniones aquí expresadas por las personas colaboradoras.

TELÉFONOS DE INTERÉS A.C.S.R.Rinconadas Ambulancia Ayuntamiento Biblioteca Centro de Salud Sta. Cruz Centro de Salud Landete Emergencias Farmacia Sta. Cruz Guardia Civil Piscina Sta. Cruz Vivienda Tutelada

969 365 224 969 363 028 969 365 026 969 365 240 969 365 069 969 361 464 112 969 365 074 969 361 002 969 365 051 969 365 181


De nuevo llega la Navidad a Las Rinconadas y a todos sus rincones, también a los rincones más alejados donde todos los rinconeros y rinconeras pasan estas fiestas en compañía de sus seres queridos, pero sin olvidarse de nuestra pequeña aldea. Y para estos días con los peques y no tan peques, os dejo una lista de ideas para poder hacer y disfrutar de la Navidad.


Enjoy your Christmas English!!!

Este año y en esta época tan de familia y amigos… a todos y todas os deseo:

“Que nunca os falte un sueño por el que luchar, una ilusión con la que levantarse cada día y gente que os quiera y os acompañe en vuestro camino.” Rinconeros y Rinconeras…

¡¡¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO 2018!!


6:40 h: es domingo, y estoy despierta, junto a uno de mis sobrinos jugando en el comedor. Y aunque soy de dormir, las personas que me conocen lo saben, estoy feliz, muy muy feliz. Han llegado estas fechas navideñas, fechas en las que nos reunimos la familia “entera”, fechas alegres y felices cuando están correteando por casa los más peques y te contagian su inocencia, su ilusión, su magia.

Seguramente hay muchas más que se podrían incluir, pero si éstas desaparecieran, sería un mundo completamente diferente al que tenemos hoy día. Y es que estamos acostumbrados a tenerlo todo, objetos materiales, para pensar que eso es lo necesario para vivir o ser feliz. Y no es cierto. Estamos equivocados, lo que realmente se necesita para vivir es eso: la vida, y cada minuto que no se disfruta, se ha perdido.

Pero también son fechas tristes, si falta alguien en la familia. Y este año faltará uno más en alguna familia. Faltará una persona de las grandes, faltará Victorino. Estará con sus amigos ya, pero no cenando con su mujer, hijos y nietos. Se notará su ausencia, mucho, muchísimo, porque lo daba todo por todo el mundo, sin pedir nada a cambio. Era hombre de pocas palabras, las justas. Pero siempre ahí, al pie del cañón, para ofrecer toda su energía a quién la necesitara. Se nos hará difícil acostumbrarnos a no tenerte entre nosotros, a no poder contar contigo para tomar alguna decisión, pero como dice el refranero “es ley de vida”. Y tal y como la vida nos enseña, la vida sigue, hemos de seguir adelante, mirando y disfrutando el día a día, aunque sea con dolor.

Una amiga, de las de dentro, de las que quieres como si fuera una hermana, me decía siempre que “hay que lanzarse al vacío, que siempre hay una colchoneta”, a la hora de tomar algunas decisiones que siempre pueden costar más…Y ligado a esta toma de decisiones, quiero mencionar la labor que se está realizando, reinventando lo inventado, por luchar contra viento y marea porque Las Rinconadas y Santa Cruz de Moya vayan de la mano y en dirección hacia arriba, como debe ser. Hay que apoyar este tipo de iniciativas que fomentan cada vez más actividades en nuestro pueblo, ese que al nombrarlo nos llena de orgullo y satisfacción, porque sí, tenemos pueblo, y muy bonito, pero que en determinadas épocas debe ser muy muy duro, y solitario, pero sin dejar de ofrecer opciones, como, por ejemplo, las Jornadas Gastronómicas de Semana Santa o el I Mercado de Productores y Comerciantes Autóctonos, que tuvo lugar en el Puente de diciembre.

Y en este mirar del día a día, me planteo la tarea que le han puesto a Joel para estas fechas: escribir la “anticarta” para los Reyes Magos, la carta en la que pongamos todo lo que se pueden llevar los Reyes Magos. Entonces, pienso: hay tantas cosas que se deberían llevar….

Y recordad: “siempre hay una colchoneta” .

Mi anticarta para los Reyes Magos sería más o menos así: “Queridos Reyes Magos, me gustaría que os llevaseis el mal de este mundo, y dentro del mal entran todas sus acepciones: envidia, injusticia, mentira, avaricia, ira, soberbia, orgullo, pereza…”

Felices Fiestas!!


Profile for acsrrinconadas84

Boletín Navidad 2017  

Aquí os presentamos el Boletín de la ACSRR nº 64 Navidad 2017. Felices Fiestas!!!

Boletín Navidad 2017  

Aquí os presentamos el Boletín de la ACSRR nº 64 Navidad 2017. Felices Fiestas!!!

Advertisement